Susan Lee Tohn y Jordan a. Oshlag. Terapia Centrada en Soluciones con clientes obligados
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Susan Lee Tohn y Jordan a. Oshlag. Terapia Centrada en Soluciones con clientes obligados

on

  • 1,297 views

Trabajar desde un modelo de Terapia Centrado en soluciones hace que el trabajo con clientes obligados a acudir a terapia sea más simple,gratificante y eficaz.

Trabajar desde un modelo de Terapia Centrado en soluciones hace que el trabajo con clientes obligados a acudir a terapia sea más simple,gratificante y eficaz.

Statistics

Views

Total Views
1,297
Views on SlideShare
1,297
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
27
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Susan Lee Tohn y Jordan a. Oshlag. Terapia Centrada en Soluciones con clientes obligados Susan Lee Tohn y Jordan a. Oshlag. Terapia Centrada en Soluciones con clientes obligados Document Transcript

  • ORGANO NO OFICIAL DE LA ASOCIACION DE INSTITUTOS Y CENTROS MILTON H. ERICKSON DE AMERICA LATINA Año 5, Nº 1, Nueva Era, MARZO de 2007 Preparado para el Efecto 2000 Editor Responsable: Antonius Mesméricus "Salvando fronteras, uniendo espíritus y corazones" Creado en los Talleres de Godoy Cruz, Mendoza, Rep. Argentina; y editado en Santiago de Chile EDITORIAL IDEAS PARA AFRONTAR UN PROBLEMA CRECIENTE CONTENIDOS Los más grandes (léase de “más edad”, por no decir “viejos”) somos testigos de los desafíos realmente dramáticos que EN ESTE NUMERO enfrentan en la actualidad los profesionales de la salud mental que trabajan con adolescentes y jóvenes: consumo problemático Artículo de Fondo de sustancias psicoactivas ilegales y legales, violencia en la «Terapia Centrada en Soluciones escuela contra los maestros y los condiscípulos, trastornos de la con Clientes Obligados» Susan Lee alimentación, auto-mutilaciones… entre otras cosas. Thon y Jordan A. Oshlag (p. 2) Esos desafíos no solamente tienen relación con los tipos de problemas presentados por los/las adolescentes, sino que Cartas al Editor (p. 27) especialmente con el hecho que en general esos “consultantes” son obligados a acudir a entrevistas con profesionales de la salud Artículo Tangencial mental… Y como en general, éstos se han formado en estrategias «Steve de Shazer y el futuro de la diseñadas para ser aplicadas con consultantes que acuden terapia centrada en soluciones» F. voluntariamente a terapia, no es infrecuente encontrar que los Trepper, Y. Dolan, E. McCollum y profesionales individuales o los equipos de trabajo sean T. Nelson (p. 28) colocados en jaque por esas demandas de tratamiento que hacen los sistemas educacional, judicial o los mismos padres. Compartimos con ustedes un artículo con ideas acerca de cómo enfrentar esa dificultad en el marco del Enfoque Centrado en Soluciones. Para honrar la memoria de Steve de Shazer y de Insoo Kim Berg, hemos dedicado la Sección “Artículo Tangencial” a la Protéjase traducción de un artículo publicado en 2006 en donde se explora Preservatiivos Preser vat v os el estado del arte de la Terapia Breve Centrada en Soluciones. Como pueden percatarse, a pesar de la pena por la partida Ell Camaleón E Camal eón de Insoo, tan cercana a la de su esposo Steve, en Hipnópolis Exportation Type tenemos bastante energía para contribuir al desarrollo de la CIDAL, Ind. Argentina terapia breve en los pagos del sur del Cono Sur… y a la Aut. M. de Salud y A. Social, diseminación de ideas útiles, como las de Shazer, Berg y otras Cert. N° 019, Empresa N° 0002 buenas personas. Hasta el próximo mes…
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 2 ARTICULO DE FONDO Terapia Centrada en Soluciones con Clientes Obligados1 Susan Lee Tohn y Jordan A. OshlagTom es un adolescente de diecisiete años traído a tratamiento por sus padres. Cuando se le pregunta por qué está aquí,afirma que sus padres están obligándolo a acudir a terapia. Dice que no quiere estar en terapia. Cuando se les preguntaa sus padres por qué vienen, afirman que quieren que el terapeuta convenza a Tom que él tiene un problema con labebida. Los profesionales de la salud mental trabajan todo el tiempo con clientes obligados o “resistentes”.Trabajar con clientes que están siendo obligados a acudir a terapia es un proceso complicado y confrecuencia frustrante. Sin embargo, el uso del modelo centrado en soluciones hace que este trabajoobligado con clientes obligados sea más simple y más gratificante. Para nuestros propósitos, “obligado” serefiere a clientes que han sido enviados por otras personas a tratamiento. Esta definición incluye a losclientes referidos por una variedad de fuentes, incluyendo al sistema judicial, a las agencia de servicios deprotección, empleadores, programas de asistencia de empleo, escuelas, padres y otros significativos. Losclientes obligados generalmente pueden ser identificados muy rápidamente durante el contacto inicial; lamayoría de los terapeutas pueden detectarlos desde lejos. Cuando se les pregunta por qué vienen a terapia,los clientes replican en forma típica, “Mi [padre, pareja, jefe, delegado de libertad] me hizo venir”. No esinfrecuente que cuando los terapeutas escuchan esto, cambian su disposición y se preparan para un largo ydifícil episodio de tratamiento. Sin embargo, un enfoque centrado en soluciones permite que los terapeutas trabajen con losclientes obligados en la misma forma con la cual trabajan con clientes no obligados: cooperando. Laaplicación del modelo centrado en soluciones para el trabajo con clientes obligados implica tres pasos: (1)revisar los conceptos de resistencia y negación, (2) adoptar los seis componentes esenciales para cooperarcon clientes obligados, y (3) integrar los seis componentes en las técnicas orientadas a la solución (talescomo la pregunta milagro y las preguntas de escala).1 Solution-Focused Therapy with Mandated ClientsPublicado aquí sin autorización de, Scott D. Miller, Mark A. Hubble and Barry L. Duncan (Eds.) (1996) Handbook of Solution-Focused Brief Therapy. San Francisco: Jossey-Bass Publishers, pp. 152-183Traductor: Lic. Pacheco Pereda
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 3Paso 1: Evitación de la Resistencia y la Negación Las terapias tradicionales tienden a ver a los clientes como “negadores” y/o “resistentes” altratamiento. Las discusiones acerca de la resistencia y la negación aun pueden escucharse en lasconferencias de casos clínicos. Considérese, por ejemplo, la siguiente conversación:Terapeuta 1: Stan tiene 45 años, ha estado casado dos veces, y tiene problemas para mantener un trabajo. Me fue derivado por su supervisor por haber faltado mucho al trabajo. El dice que el jefe lo quiere perjudicar debido a un “incidente” que ocurrió fuera del trabajo. Lo he visto cuatro veces, y creo que tiene problemas con la bebida [el terapeuta etiqueta el problema].Terapeuta 2: ¿Le has preguntado respecto a su consumo de alcohol? [el segundo terapeuta considera a esta etiqueta como la “realidad”].Terapeuta 1: Sí, en la sesión de ingreso y la última. El niega totalmente que tenga algún problema con la bebida u otras drogas.Terapeuta 2: Quizá las cosas no se han vuelto lo suficientemente malas para que él quiera o necesite abordar su abuso de sustancias.2Terapeuta 1: Quizá. Cuando los clientes son vistos como “negadores” de un problema, la primera tarea que a menudoasume el terapeuta es convencer al cliente que existe el problema, que es real y que necesita ser tratado.Esta es la situación en la que el terapeuta, actuando en base a ese supuesto, intenta convencer al cliente yse encuentra con resistencia. Puede aumentar el rapport con la fuente de derivación (la esposa, el oficial delibertad condicional, o el supervisor), pero intentar convencer al cliente que existe un problema favorecepoco el rapport con el cliente. El terapeuta en esencia se ha enrolado en la fila de muchos otros en elmundo del cliente, al afirmar que hay un problema e intentar obligar al cliente a ver el problema y haceralgo al respecto. El resultado puede ser rápido e inmediato: el cliente “huye” del terapeuta y no regresa aterapia. Para aumentar la cooperación con clientes obligados, el terapeuta debe considerar en formadiferente a la resistencia y a la negación. Un primer paso cuando se coopera con clientes obligados es adoptar la concepción de la resistenciapropuesta por de Shazer en su artículo de 1989, “La resistencia revisitada”. De Shazer concibe a laresistencia como una metáfora que se ha vuelto inútil: «Ocurre una cosa divertida con los conceptos a través del tiempo. Independientemente de lo útil que puedehaber sido un concepto al comienzo, eventualmente todos serán cosificados. En lugar de permanecer como una metáforaexplicativa, se convierten en hechos. Es decir, más que afirmar “es como si el cliente estuviera resistiendo el cambio”,una vez que se cosificado, las personas dicen cosas como “el cliente es resistente” y eventualmente comienzan a decirque la “resistencia existe y debe ser abordada”» (p. 228)2 [N. del T.] Prochaska diría que el Terapeuta 2 representa la posición tradicional sostenida en el campo de la psicoterapia yla psiquiatría respecto a los comportamientos adictivos: las personas estarán motivadas a tratarse cuando hayan tocadofondo en su problema. Posición que Prochaska encuentra absurda. (Véase el trabajo de Miller y Rollnick acerca de laEntrevista Motivacional [Hipnópolis, Año 3, Nº 7 y Año 4, N° 12]).
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 4 Cuando la resistencia es vista como una metáfora, es fácil ver cómo es el terapeuta y no el clientequien crea la resistencia. Los clientes no llevan la resistencia al acudir a terapia; se la llevan consigodespués del encuentro terapéutico. Al prestar atención a su propia creación de la resistencia, y cambiar a laresponsabilidad de cooperar con los clientes, los terapeutas pueden reducir mucho el número de clientesresistentes con los cuales entran en contacto. Se necesita otro cambio conceptual respecto a la resistencia si el terapeuta asume un enfoque másorientado a la solución al trabajar con clientes obligados. Es esencial que el terapeuta se aparte de la visiónde clientes resistentes o negadores, y conciba a los clientes como poseedores de múltiples metas. La clavees cambiar para que el terapeuta coopere con el cliente respecto a cada una de las metas de éste. Porejemplo, un adolescente obligado podría hablar de su meta como sigue: “Quiero sacarme a los profesores deencima, que mis padres dejen de gritarme, y no tener que venir a terapia.” Cuando el terapeuta trabaja conlas metas que el cliente desea trabajar, el terapeuta está cooperando. No cooperar con el cliente seríatrabajar con las metas de la fuente de derivación –cambiar la actitud del cliente, hacer que escuche más asus padres y siga las reglas. Hemos encontrado que al cooperar con el cliente obligado a través del enfoqueorientado a la solución, posibilita acoger las metas del cliente y de la fuente de derivación.Paso 2: Aplicación de los seis componentes esenciales Hay seis componentes para trabajar con clientes obligados en un modo centrado en soluciones: (1)honrar la visión de mundo del cliente, (2) establecer con el cliente metas de tratamiento bien formuladas,(3) utilizar a la fuente de derivación para establecer metas de tratamiento bien formuladas, (4) utilizar a lafuente de derivación para asegurar el progreso del tratamiento, (5) identificar y utilizar la relación cliente–terapeuta–meta, y (6) ayudar a los clientes a movilizarse hacia sus propias metas.Honrar la visión de mundo del cliente Los estudios indican que el tratamiento con conductores infraccionados por conducir en estado deembriaguez, cuando no se trabaja con las metas de los clientes no se produce el resultado esperado3(Bradley, 1988; Ditman, Crawford, Forgy, Moskowitz y MacAndrew, 1967; O’Callaghan, 1990; Ogborne yGlaser, 1981). Además, en nuestra propia experiencia, cuando intentamos convencer a los clientes quetienen un problema (ya sea un problema con la bebida, el control de impulsos o en sus actitudes), condemasiada frecuencia “huyen” después de unas pocas sesiones y no regresan a terapia. Para cooperar consus clientes, los terapeutas centrados en soluciones deben explorar las metas del cliente para eltratamiento. Esto significa que no es el terapeuta quien define el “problema”; sino que el terapeuta sigue alcliente y ve hacia dónde va el tratamiento según los deseos del cliente. Comenzar el tratamiento desde lavisión de mundo del cliente aumenta el rapport. Desde el principio de una sesión centrada en soluciones, los clientes son estimulados a contarle alterapeuta cómo se sienten, quién los envió y qué creen que necesitan cambiar. Esto es muy diferente apreguntarles a los clientes obligados cuál es su problema. Cuando se les permite, los clientes nos cuentan suverdad, la cual generalmente es opuesta a la de quienes los derivan. Al principio los clientes pueden3 [N. del T.] En Estados Unidos, cuando un conductor es sorprendido conduciendo en estado de ebriedad, se le multa y sele retiene la licencia de conducir, la cual podrá recuperar siempre y cuando asista a terapia.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 5sospechar si en las interacciones previas con otros servicios sienten que han sido juzgados por la sociedad,los amigos, la familia y los empleadores. Sin embargo, después que el terapeuta muestra un interés genuinoen la visión que posee el cliente de la situación, el cliente comenzará a relatar incluso aquellos detalles queellos saben que pueden no ser populares. Este enfoque aumenta la cooperación. Esta puede ser la primera vez en que el cliente no estásiendo juzgado (Tohn y Oshlag, 1995). Puede tomar algunos intercambios de esta naturaleza para que losclientes comiencen a confiar que el terapeuta realmente no los quiere curar de sus puntos de vista. Losclientes también están esperando ver si el terapeuta intentará convencerlos que cambien. Cuando losterapeutas no hacen esto, y de hecho validan la visión de mundo de los clientes, éstos se sientenempoderados. Uno de los aspectos de cooperar es que el terapeuta valide lo difícil que debe ser para elcliente que lo hayan obligado a venir a terapia.Caso Ejemplo. Joe es un hombre de treinta y un años con un hijo. El y su esposa han estado casadosdurante tres años. Es el primer matrimonio de ambos. Joe parece agitado e impaciente durante el comienzode la entrevista, mientras es revisada la confidencialidad. Afirma que es gerente de una planta de plásticos,y trabaja muchas horas.Terapeuta: ¿Qué lo trae acá hoy?Cliente: Mi esposa dijo que viniera. Dice que tengo problemas con la rabia.Terapeuta: ¿No fue su idea venir? [Esto ayuda a validar la perspectiva que tiene el cliente de la situación. Indagar acerca de la rabia no habría validado su estatus de cliente obligado.]Cliente: No, sin ofender. No creo que necesite esto. Yo no golpeó a mi esposa. Ella pidió una orden de restricción este fin de semana después que tuvimos una pelea.Terapeuta: Bien.Cliente: Dijo que me tenía miedo. Eso es una estupidez.Terapeuta: ¿Qué cree que su esposa espera que ocurra en la terapia? [Cooperando con la perspectiva que la esposa quiere para él en la terapia.]Cliente: Quiere que controle mi rabia, la cual no es mucha, me imagino.Terapeuta: ¿Qué quiere usted? [Preguntando en forma directa respecto a las metas yuxtapuestas del cliente con los deseos de la esposa.]Cliente: Quiero regresar a mi casa. Trabajo realmente mucho para mantenerla, y esto es lo que obtengo.Terapeuta: ¿Qué necesita que ocurra para que usted regrese a su casa? [Cooperando con su visión y aceptando su meta –regresar a la casa.]Cliente: Me imagino que mi esposa retirará la orden de restricción. Perdone, tengo que hacerle una pregunta.Terapeuta: Por favor. [Permite al cliente colocar en primer lugar su agenda, lo cual generalmente fomenta la cooperación.]Cliente: Usted no me ha preguntado si golpeo a mi esposa. ¿Cómo así?Terapeuta: Buena pregunta. Asumo que si es importante que yo lo sepa, usted me lo contará. [Esto le da el control al cliente y respeto.]Cliente: ¿Esto significa que no tengo que contarle toda la historia, como con el terapeuta de parejas?
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 6Terapeuta: No, a menos que usted piense que sería útil para ayudar a resolver el problema actual. Puede ser informativo para el terapeuta y útil para el cliente seguir las asunciones del cliente ypermitir que sea éste quien decida qué es lo que necesita el terapeuta para ser de utilidad. A medida que laconversación continuó, el terapeuta siguió el supuesto centrados en soluciones, “Si algo no funciona, hagaalgo distinto” en un esfuerzo para fomentar la cooperación (Berg y Miller, 1992; de Shazer, 1985, 1988; Tohny Oshlag, 1995).Cliente: Uh, bien, no le pegué. Estábamos peleando. Ella miente todo el tiempo. La sorprendí mintiendo, yo estaba realmente enloquecido e intenté agarrarla de la blusa, pero nunca le pegué.Terapeuta: Entiendo. [Para mantener y fomentar la cooperación es útil resistir la tentación de pedir más detalles. El cliente puede percibir que está siendo juzgado por el terapeuta.] Usted mencionó que quería regresar a su casa. ¿Qué cree usted que su esposa diría que tendría que ser diferente para que ella retirara la orden de restricción, de modo que usted pueda regresar al hogar?Cliente: Tengo que aprender a controlar mi rabia e irme cuando tenga rabia. [El cliente ha cambiado aquí. A través de la cooperación del terapeuta con el cliente, ahora está de acuerdo con las metas de la esposa e intentando buscar formas para alcanzarlas.]Terapeuta: ¿Qué tendría que ocurrir para que usted sea capaz de hacer eso?Cliente: Ella tendría que dejar de mentirme.Terapeuta: Cuando ella deje de mentir, ¿qué será diferente?Cliente: No tendré razones para volverme loco.Terapeuta: ¿Ella miente todo el tiempo? [Buscando excepciones.]Cliente: Sí… no, no realmente. Sólo cuando le pregunto adónde irá con sus amigas.Terapeuta: Cuando usted no le pregunta acerca de donde irá, ¿ella no miente?Cliente: No.Terapeuta: ¿Cómo sabe cuando ella no está mintiendo?Cliente: No titubea cuando me cuenta cosas, tenemos una conversación normal.Terapeuta: Cuando ella hace eso, ¿qué piensa usted que ella advierte que usted hace en forma diferente?Cliente: No estoy gritando.Terapeuta: ¿Es esa una señal que usted está controlando la rabia?Cliente: Sí. Al adoptar la visión de mundo del cliente (“¿Qué cree que su esposa espera que ocurra en laterapia?” y “¿Qué necesita que ocurra para que usted regrese a su casa?”), y estar de acuerdo en que laesposa le “ocasionó” la rabia, el terapeuta permite que la conversación comience a desarrollarse alrededorde las metas del cliente. La aceptación inicial de la visión de mundo del cliente y procurar comprenderlo, esel comienzo de la fase de cooperación. No se ha hecho ningún intento por convencer a este cliente que éltiene un problema; por el contrario, se realizan los esfuerzos para ayudarlo a que él lo resuelva, y loprimero es que él identifica como lo más destacado. Un terapeuta más tradicional podría argumentar que al no considerar la historia y las tendenciaspotenciales hacia la violencia, el clínico está ignorando el problema “real” y subyacente. Nuestra
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 7proposición es que al cooperar con la visión de mundo del cliente, esos problemas son tratados másrápidamente que en el enfoque tradicional de confrontar la negación del cliente. Los fundamentos para estepunto de vista son los supuestos centrados en soluciones: (1) El terapeuta trabaja para identificar yamplificar el cambio; (2) Generalmente es innecesario saber mucho de un problema para poder resolverlo;(3) No es necesario conocer las causas o la función de una queja para resolverla (O’Hanlon y Weiner-Davis,1989, p. 37-40; Tohn y Oshlag, 1995, pp. 16-18). Cuando los terapeutas dan a sus clientes el control paraelegir la información que creen que es relevante para resolver sus problemas, los empoderan sutilmentepara que se hagan cargo de la resolución de dichos problemas. Este es un punto central en nuestro enfoque.El terapeuta cree en el supuesto que dice que los clientes tienen los recursos y las fortalezas para resolverlos problemas (Berg y Miller, 1992; O’Hanlon y Weiner-Davis, 1989; Tohn y Oshlag, 1995; Walter y Peller,1992). Este supuesto estimula al terapeuta a abandonar la noción que él sabe lo que es mejor para elcliente. Una vez que el terapeuta ha comenzado a mirar el mundo a través de los ojos del cliente, puedenestablecerse las metas.Establecimiento de metas de tratamiento bien formadas El segundo componente de la cooperación con los clientes obligados es establecer metas detratamiento bien formuladas. Cuando es posible estimulamos a nuestros clientes a comprender lo que lafuente de derivación ve como las metas del tratamiento. A menudo descubrimos que los clientes enviadosdesde la corte, los servicios de protección [social], o su empleador o la escuela, no comprender con claridadlo que la fuente de derivación quiere que ellos logren en el tratamiento. Intentamos obtener unacomprensión de las metas de la fuente de derivación haciendo algunas preguntas a los clientes: ¿Qué piensa usted que la escuela (fuente de derivación) quiere que sea diferente como resultado del tratamiento? ¿A quién necesita convencer que ya no necesita más tratamiento? ¿Cuánto tiempo cree que necesitaría para mantener esos cambios para que su (fuente de derivación) crea que usted ya no necesita más tratamiento? Cuando trabajamos con clientes obligados, estamos evaluando constantemente si nuestras metas detratamiento están o no “bien formadas” (Berg y Miller, 1992; Friedman y Fanger, 1991; Tohn y Oshlag,1995). Los siguientes son algunos de los componentes típicos de una meta bien formada: Debiera ser importante para el cliente y que tenga control sobre ella. Debiera ser pequeña más que grande. Debiera ser susceptible de medición por parte del cliente y la fuente de derivación. Debiera ser contextual (cuando, donde, y quienes debieran conocerla). Debiera ser la presencia y el comienzo de algo.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 8 Se usa mucho tiempo clarificando las metas con los clientes, fraccionándolas, y conversando acercade cómo son esas metas exactamente. El proceso comienza cuando el terapeuta le pregunta al cliente quiénlo envió a tratamiento y qué desea la fuente de derivación que el cliente haga en forma diferente, para queel tratamiento se considere exitoso. Al preguntar en esta forma, el terapeuta da al cliente el mensaje que elterapeuta comprende que puede no ser la meta del cliente para el tratamiento, sino que es la idea de otrapersona.Caso Ejemplo. Mary es una mujer de 21 años. Trabaja en una gran compañía de computadores. Indica quees soltera, no tiene niños y tiene educación universitaria. Mary ha estado una vez antes en terapia porproblemas relacionales.Terapeuta: ¿Qué la trae aquí?Cliente: Mi jefa me dijo que tenía que venir.Terapeuta: Bien, ¿qué espera su jefe como resultado que usted venga a terapia? Afirmaciones como esta revelan que la cliente es obligada. El terapeuta comienza de inmediato apensar en as formas de adherir a esta cliente, y comprender su punto de vista de la situación de lo que latrajo a terapia, el siguiente paso es indagar acerca de lo que la persona tiene en mente.Cliente: Ella dice que tengo un problema de actitud, pero todo el mundo sabe que es ella quien tiene el problema. Pregúntele a cualquiera en nuestro departamento.Terapeuta: Estoy seguro si pudiera hacerlo, pero suena como si usted tuviera una buena chance en la situación. ¿Qué necesitará cambiar su jefe para encajar mejor con usted? [Al aceptarla se está cooperando con la visión de mundo de la cliente.]Cliente: Necesita salir de detrás de mi espalda.Terapeuta: ¿Cómo sabrá usted que ella ha salido de detrás de su espalda?Cliente: No estará mirando por sobre mis hombros todo el tiempo, ni criticándome mi trabajo.Terapeuta: Bien, cuando ella ya no esté detrás de su espalda ni mirando por sobre sus hombros, ¿qué será diferente?Cliente: Bien, imagino que me relajaré y haré un mejor trabajo. [Adviértase el cambio en el lenguaje, indicando el comienzo y la presencia de algo –ambas cualidades de las metas bien formadas.]Terapeuta: Desde luego, tiene sentido. ¿Qué estará haciendo en forma diferente su jefe de modo que usted pueda relajarse más y hacer su trabajo?Cliente: Hum, es difícil imaginárselo porque no es como todo esto, y quién sabe si ella cambiará algún día.Terapeuta: Lo sé, pero imagínese que ella cambia. ¿Qué será diferente en ella? [Una invitación a pensar en un estado no problemático.]Cliente: Bien, confiaría en que sé lo que estoy haciendo, y sólo dejándome hacer mi trabajo.Terapeuta: Eso tiene sentido. ¿Cuáles serían algunas de las señales que le indicarían a usted que ella está confiando que usted sabe lo que está haciendo?Cliente: Me daría una tarea y me dejaría hacerla y no mantenerse detrás de mí controlándome.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 9Terapeuta: ¿Y qué más?Cliente: Realmente me diría que hice un buen trabajo.Terapeuta: Cuando ella hace esto, ¿qué advierte ella que es diferente en usted? [Esta pregunta ayuda a la cliente cambie el foco hacia si misma.]Cliente: Como le dije, estaré relajada.Terapeuta: Tendré una mejor actitud.Terapeuta: ¿Qué quiere decir con eso?Cliente: Bien, no le daré motivo de queja.Terapeuta: ¿Por ejemplo?Cliente: Haré mi trabajo a tiempo en lugar de retrasarme a propósito. Probablemente no generaré muchos problemas con alguien más del departamento. Pienso que podría trabajar más en equipo.Terapeuta: ¿Cómo sería eso diferente para usted?Cliente: Cooperaré y sentiré como que ella me respete, así la respetaré a ella. Miraré hacia delante cuando llegue al trabajo. Lo intentaré arduamente. En este ejemplo, el terapeuta está siguiendo la visión de mundo y creando un ambiente deseguridad para que la cliente defina metas bien formadas. A medida que el tratamiento continúa, elterapeuta analiza y clarifica las metas. Es evidente que al final del diálogo, la cliente está hablando acercade lo que ella hará en forma diferente. El terapeuta facilitará después una sesión centrada en la solucióntípica, incluyendo la búsqueda de excepciones y haciendo preguntas de escala.4 Es vital recordar que aveces el terapeuta y el cliente pueden negociar una meta bien formada para que “esté en concordancia conla terapia”. Esta es una meta legítima y coincide con el enfoque centrado en soluciones. Los clientes que identifican que su meta se logrará sin terapia tan pronto como sea posible,requiere que el terapeuta mantenga contacto con la fuente de derivación. La fuente de derivación en elcaso de Mary, es desde luego, la supervisora. Para que el terapeuta continúe cooperando con los clientes, lafuente de derivación debe estar involucrada en el proceso.Utilización de la fuente de derivación para establecer metas de tratamiento bien formadas Involucrar a la fuente de derivación es el tercer componente del proceso de cooperación. Muchasveces otras personas, no el cliente (típicamente, la fuente de derivación), determinarán cuándo el clienteya no necesita estar en terapia. El problema con este escenario es que a menudo los clientes hacen todo loque se pide hacer, pero nadie lo advierte. Conversar con la persona que deriva fomenta la cooperación conel cliente y ayuda a clarificar las metas. No es infrecuente que una fuente de derivación diga, “Usted me dirá cuando [la terapia] estéterminada”, dejando al terapeuta la responsabilidad de determinar el logro de la meta. Otro escenariocomún es cuando la fuente de derivación usa criterios vagos como “su autoestima será mayor” o “será unamejor empleada”. Esta ambigüedad fuerza al terapeuta a asumir una comprensión de las metas de la fuentede derivación y después convencerla que en realidad el cliente logró las metas. Cuando se trabaja para4 [N.T.] Véase más adelante, en el Paso 3.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 10clarificar las metas de la fuente de derivación, es útil tratar a la fuente como un cliente y emplearestrategias de entrevista centradas en soluciones.Caso Ejemplo. Steve es un joven de quince años que fue enviado a tratamiento por su consejero escolar. Laconsejera telefoneó al terapeuta para hacer la derivación. Ella ha trabajado más de quince años para elsistema escolar y tiene una buena relación de trabajo con los profesionales de la salud mental.Terapeuta: ¿Qué puedo hacer por usted?Consejera: Hoy le estoy enviando a Steve. Quiero darle alguna información anticipada respecto a él.Terapeuta: Gracias. ¿Por qué está derivándome a Steve? [Esto es similar a preguntarle al cliente, “¿Qué lo trae aquí? Aunque la consejera está en un campo relacionado, es importante extraerle “su historia”.]Consejera: Steve recientemente se ha estado metiendo en uno y otro problema en la escuela. Tiene una autoestima muy baja. Tiene una vida familiar muy problemática. Sus padres se divorciaron recientemente. Es claro que tiene mucha rabia y necesita abordarla en una forma más constructiva. [Esta es una indicación de su perspectiva de la situación –ella ha decidido que sabe por qué la situación está así. No se obtiene nada rebatiéndole o discutiendo con ella.]Terapeuta: ¿Qué clase de cosas ha estado haciendo para meterse en problemas en la escuela?Consejera: Discutir con los profesores, metiéndose en peleas después de la escuela. No puedo recordar cuándo fue la última vez que hizo sus tareas escolares.Terapeuta: ¿Cómo se siente Steve respecto a venir a terapia? [Esta pregunta ayuda al terapeuta a comenzar a comprender dónde puede estar situado el cliente y cómo le fue explicada la terapia.]Consejera: Realmente no está feliz. Ha estado en terapia con su familia antes del divorcio. No estoy segura que él confíe en los terapeutas. La escuela no le da oportunidad. O va al consejero o es expulsado.Terapeuta: ¿Qué necesita hacer Steve para que usted y la escuela sientan que la consejería ha sido útil?Consejera: Ayudaría que no se metiera en problemas.Terapeuta: ¿Cuáles serían algunas señales que Steve está comenzando a hacer esto?Consejera: Quizá llegaría a tiempo a la escuela, y permanecería en sus clases. Hacer las dos últimas preguntas en esa forma sirve a los propósitos generales. Sutilmente mueve ala consejera en la dirección de clarificar lo que ella está observando de Steve, y comienza a fraccionar lameta en trozos pequeños, mensurables. Bajo esta línea de indagación esta el supuesto que el cliente –eneste caso, Steve– cambiará gradualmente, no que será de inmediato un estudiante modelo. El terapeutatambién estimula a la consejera a pensar respecto a lo que hace una diferencia y observar esos cambios.Esto ayuda a asegurar el éxito del tratamiento y la cooperación del cliente, al preguntar en forma directa eindirecta a la fuente de derivación que observe cambios pequeños en el cliente. Esta estrategia reduce laprobabilidad que Steve comience a cambiar y nadie se percate. Cuando se trabaja con fuentes dederivación, algunas otras preguntas típicas que nosotros hacemos son las siguientes:
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 11 ¿Qué necesita hacer en forma diferente el cliente para que usted sepa que el tratamiento ha sido exitoso? ¿Cuáles serán algunas de las señales que usted advertirá [y que le dirán] que el cliente está en el camino correcto? ¿Qué piensa usted que el cliente necesita comenzar a hacer para estar en el camino correcto? ¿Qué otras cosas cree usted que yo debiera hablar con este cliente para ayudarlo? ¿Cuán a menudo esta persona necesita ver esos cambios para estar convencida que el cliente está cambiando? ¿Cuáles serán algunas de las señales más pequeñas que [le indiquen a usted] que el cliente está intentando [comportarse de modo distinto]? ¿Cuánto tiempo necesita hacer esas cosas el cliente para que usted crea que es un cambio duradero y no sólo una “huida hacia la salud”? (Esta pregunta permite que el terapeuta sepa que la fuente de derivación tiene confianza en esos cambios.) ¿Cuán a menudo tiene el cliente que exhibir esos nuevos comportamientos para que usted sepa que es un cambio verdadero? Cuando los clientes no pueden articular su comprensión de las metas de tratamiento de la fuentede derivación, es necesario que el cliente o el terapeuta se coloquen en contacto con la fuente dederivación y soliciten información respecto a las metas. Nuestra preferencia es que nuestros clientes secoloquen en contacto con la fuente de derivación, pero cuando esa no es una opción los ayudamos llamandopor teléfono a la fuente de derivación mientras el cliente está sentado en nuestra oficina.Caso Ejemplo: Steve vino a su primera sesión sin saber por qué había sido enviado a tratamiento por laconsejera. Vestía blue jeans y una gorra de básquetbol asociada con un de los equipos locales.Terapeuta: ¿Qué trae aquí?Cliente: No estoy totalmente seguro.Terapeuta: Bien. Dame un buen tiro.Cliente: Bien, nuevamente me suspendieron de clases la última semana, y la consejera escolar dijo que tenía que comenzar una consejería si quería regresar a la escuela.Terapeuta: ¿Y quieres volver a la escuela?Cliente: Seguro. Es realmente aburrido estar en casa.Terapeuta: ¿Fue idea de tu consejera que vinieras a tratamiento?Cliente: Bien, ella y mis padres.Terapeuta: ¿Qué piensas que tu consejera y tus padres esperan que te ocurra aquí?Cliente: No sé.Terapeuta: Imagínalo. [A menudo, pedirle al cliente que lo imagine, particularmente con un adolescente, lo ayuda a soltarse.]Cliente: No estoy realmente seguro. Ella sólo me dijo que fuera a consejería y tratara mi problema.Terapeuta: ¿Cuál sería ese problema?Cliente: Mi problema de “actitud”.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 12Terapeuta: ¿Qué quiere tu consejera ver diferente en tu “actitud”?Cliente: Realmente no estoy seguro.Terapeuta: Imagínalo.Cliente: Bien, ella quiere que yo no les responda a los profesores.Terapeuta: ¿Estás de acuerdo con ella que este es un problema?Cliente: No, no realmente. A veces molesté a veces con esto a un profesor.Terapeuta: Entonces, ¿no a todos los profesores, sólo a uno? [Buscando excepciones.]Cliente: Bien, sí, la mayoría de las veces sólo a uno.Terapeuta: Entonces, ¿qué necesitarías hacer en forma diferente con ese único profesor?Cliente: No responderle.Terapeuta: ¿Qué tendrías que hacer?Cliente: Si tuviera a alguien observándome y eso hiciera que no tuviera que venir más aquí, podría morderme la lengua durante una hora al día.Terapeuta: ¿Qué otra cosa piensas que tu consejera quiere que tu hagas en forma distinta? A pesar del hecho que los clientes ven sus problemas como otra persona, cuando el terapeutacoopera, los clientes comienzan a hablar respecto a lo que desean hacer para no regresar más atratamiento. Al clarificar lo que cada fuente de derivación quiere, aumentamos la probabilidad que eltratamiento sea exitoso.Utilización de la fuente de derivación para mantener el progreso del tratamiento En el esfuerzo de cooperar con los clientes, el cuarto componente es comprobar rutinariamente conla fuente de derivación y con otras fuentes colaterales entre cada sesión para obtener información respectoa cualquier progreso que han advertido. Al realizar esto se está enviando el mensaje a la fuente dederivación que se espera que se advierta el cambio. A veces la fuente de derivación no tiene la habilidadpara advertir los cambios o dar crédito a lo que está intentando el cliente. En esos casos, es importantereconocer la frustración de la fuente de derivación, de modo que el terapeuta sutilmente puede llevarlos aadvertir cualquier cambio que lleve hacia una meta que el cliente está deseoso y motivado de alcanzar. Esteproceso es ilustrado en la Figura 7.2. Figura 7.1 La posición El problema, según Solución propuesta es definido por el cliente La agencia [social] Ellos debieran dejar de tiene a mi hijo. vigilarme.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 13 Figura 7.2 Sacando al cliente de su posición El problema, según Solución propuesta, Meta (el qué) es definido por el vista como una meta cliente del cliente (el cómo) La agencia [social] Ellos debieran dejar Devolverme a mi tiene a mi hijo. de vigilarme. hijo. Existen ocasiones en que los clientes continúan permaneciendo en la tríada queja—escucha—metapara una meta específica (por ejemplo, sacarme a mi madre de encima), y todos los intentos para desafiarsus supuestos y moverlos más allá de su posición fallan. En esta coyuntura el terapeuta comienza a examinarotras metas. Una forma de lograr esto es preguntarles a los clientes cómo harán para arreglárselas (afrontar,dejar) mientras están esperando que la corte cambie [que cambie la pareja, que el delegado deje devigilarlo].Esta línea a menudo puede llevar a encontrar metas bien formadas que el cliente desea alcanzar.Caso Ejemplo: Bill es un cliente de treinta y cinco años que fue obligado a ir a terapia por un juez. El noestaba interesado en cambiar su estilo de paternidad, y quería que su ex esposa y la agencia de protecciónlo dejaran estar con sus hijos sin ser supervisado. El juez juzgó que Hill necesitaba tratamiento paraayudarlo a aprender a controlar su rabia y tratar un cargo de asalto. El delegado de libertad vigilada de Billpensaba que, basado en las experiencias previas de Bill, éste no era un buen candidato para asistir aterapia, y creía que Bill tenía un “flagrante desorden del pensamiento”. El delegado de libertad vigilada ledijo al terapeuta que Bill había estado en un régimen medicamentoso en el pasado y actualmente rechazabaingerir algún medicamento. El terapeuta vio a este cliente como estando atrapado en una posición; elcliente está esperando que otros cambien para obtener su meta.Terapeuta: Mientas usted está esperando que su esposa, la agencia de protección (DDS) y el juez cambien, ¿qué está haciendo para manejar la situación?Cliente: No estoy seguro. Le digo a ella que yo no dañaría a los niños, pero ella y el trabajador social de la DDS no me dejan verlos. Entonces dejé de visitarlos; no hay justicia aquí.Terapeuta: ¿Cómo ayudó eso? [Desafiando sutilmente la creencia del cliente.]Cliente: Bien, si no lo hago a mi manera, al demonio con ellos.Terapeuta: Ya veo. ¿Y esto funciona para hacerlos cambiar de idea?Cliente: No La posición del cliente es que otras personas –su ex esposa, DDS y la corte- no han cambiado. Almismo tiempo, reafirma y clarifica que está en la posición en que se puede ayudarlo a moverse más allá,mientras se mantiene la cooperación con su visión de mundo.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 14Terapeuta: Permítame estar seguro si entendí. Usted no ha visitado a sus hijos, en un esfuerzo para lograr que los demás cambien de opinión respecto a las visitas supervisadas, ¿cierto?Cliente: Cierto.Terapeuta: ¿Y eso ha funcionado?Cliente: No.Terapeuta: ¿Puede pensar en otra manera de convencerlos que lo hagan a su manera?Cliente: No lo he pensado.Terapeuta: ¿Qué es peor, no ver a sus hijos o verlos en una visita supervisada?Cliente: No verlos.Terapeuta: ¿Cómo sería para usted ver a sus hijos a pesar del hecho que está siendo obligado injustamente a tener visitas supervisadas?Cliente: Nunca pensé en eso antes. [El terapeuta se une a la perspectiva de él que todos los demás no son razonables. Esto lo empodera respecto a lo que él siente como una situación de desamparo.]Cliente: Podría ver más a mis hijos.Terapeuta: ¿Qué más?Cliente: El trabajador social de la DDS vería que yo no hago daño a mis hijos. [Aquí el cliente está sintiéndose empoderado por la presencia de un plan. Comienza a imaginarse haciendo algo que puede acercarlo a su meta de las visitas no supervisadas con sus hijos.] Una nueva meta es el marco que funciona para algunos clientes, a pesar del hecho que ciertacondición no ha cambiado. Bill fue capaz de decir, “Al demonio con ellos” y ver a sus hijos. Al identificar lasolución propuesta (hacer que otros cambien primero), el terapeuta fue capaz de ayudar al cliente amoverse hacia delante y comenzar a articular una meta de esperar ver a sus hijos.55 [N.T.] La estrategia propuesta recuerda obviamente el enfoque de utilización de Erickson inventado por él para abordar la“resistencia” a la inducción de trance hipnótico, y luego aplicado a la terapia (M. H. Erickson, E. Rossi y S. Rossi, HypnoticRealities, New York: Irvington, 1976; M. H. Erickson y E. Rossi, Hypnotherapy, New York: Irvington, 1979).La siguiente viñeta (muy citada en la literatura) representa este principio: “[un] caso clínico puede quizá dar idea de quéentendía Erickson cuando habla de encontrar a los clientes en su propio mundo. Cuando trabajaba en un hospital psiquiátricose ocupó de un paciente, George, que hablaba exclusivamente mediante una incomprensible mezcla de palabras. Paraentrar en contacto con él, estudió atentamente el modo atípico en que George construía su lenguaje; después ensayó una yotra vez hasta que consiguió establecer un modo análogo. Se dirigió entonces al jardín del hospital psiquiátrico, hacia elbanco donde a George le gustaba pasar la tarde, y se sentó junto a él en silencio. Cuando George formuló una de suslargas y habituales frases sin sentido, Erickson le respondió con su propia combinación de palabras. Después de dossemanas de esta curiosa interacción, George comenzó a insertar en sus propios discursos algunas frases sensatas, es decir,a hablar de manera comprensible durante periodos al comienzo breves y poco a poco cada vez más largos. A medida queproseguía su recuperación, George era capaz de hablar durante periodos cada vez más largos sin utilizar su peculiar mezclade palabras, salvo al final de sus discursos cuando comentaba: «Nada mejor que un poco de sinsentido en la vida, ¿no leparece doctor?»” (P. Bertrando y D. Toffanetti, Historia de la terapia familiar, Ed. Paidós, Barcelona, 2004, p. 110)(cursiva añadida)A propósito de este caso, Keeney comenta. “[…] uno de los ejemplos más fascinantes acerca del modo en que un terapeutapasó a integrar una retroalimentación social […] Erickson había decidido iniciar su relación con George no haciendo lo quelos demás habían hecho antes. No intentó obtener de él ningún enunciado inteligible, ni tampoco le formuló preguntas. Alsentarse calladamente junto a él en el banco, trazó una distinción. De hecho, le estaba proponiendo una relación diferente.Y al aumentar el lapso que permaneció allí en silencio, trazó otra pauta, a saber: con ello marcaba que cualquier mensajepodía intensificarse o ampliarse. Dicho de otra manera, el silencio en que ambos permanecían sugería estabilidad, en tantola intensificación de estos períodos de silencio sugería un cambio. Una vez establecido este contexto, Erickson se identificóverbalmente, lo cual señala un orden de confrontación distinto. […] George y Milton están construyendo una relación através de su interacción recursiva. La comunicación entre ambos los conecta tanto o más que cualquier diálogo ‘lógico’ o‘racional’. Utilizando el efecto de cada conducta para moldear la conducta subsiguiente, cada partícipe queda encerrado en
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 15Paso 3: Consideraciones técnicas Los conceptos de cambiar la visión de la resistencia, cooperar con la visión de mundo del clienteobligado, establecer metas bien formadas, involucrar a la fuente de derivación, comprender las relacionestriádicas, y ayudar a los clientes a salir de su posición, ayudan a fomentar la cooperación con los clientesobligados. El siguiente paso es integrar esos conceptos en la entrevista centrada en soluciones, utilizando loscomponentes básicos centrados en soluciones6: la pregunta del milagro, búsqueda de excepciones, preguntasde escala y asignación de tareas para ser realizadas entre las sesiones.¿Qué lo trae acá? En un esfuerzo por cooperar con los clientes obligados, el terapeuta emplea el uso de algunastécnicas y preguntas orientadas a la solución. Incluso cuando se sabe que el cliente es obligado, el terapeutaaun así abre la sesión con “¿Qué lo trae acá?” A pesar del hecho que el terapeuta sabe que el cliente esobligado, es importante permitir que el cliente le cuente al terapeuta su propia perspectiva de las razonespor las cuales vino a tratamiento en ese momento. La regla primaria aquí es seguir la dirección del cliente.Cuando el terapeuta no invita a los clientes a relatar su historia, puede asumir erróneamente que losclientes son obligados, resistentes o negadores.La pregunta del milagro La siguiente técnica centrada en soluciones que mantiene y fomenta la cooperación es la preguntadel milagro (de Shazer, 1988, 1994). Se ha escrito mucha información acerca de la pregunta del milagro(Berg y Miller, 1992; de Shazer, 1988, 1994; Dolan, 1991; Friedman y Fangers, 1991)7. Nosotros preferimoshacer la pregunta de la siguiente forma:Terapeuta: Suponga que esta noche, después de nuestra sesión, usted se va a casa a dormir, y mientras está durmiendo ocurre un milagro. El milagro es que los problemas que lo trajeron aquí hoy están resueltos, pero usted no sabe que ha ocurrido el milagro porque está durmiendo. Cuando despierte en la mañana, ¿cuáles serán algunas de las primeras cosas que le advertirán que será diferente, que le dirán a usted que el milagro ha ocurrido?la retroalimentación. Cuando George le propone un largo discurso de ensaladas de palabras y Erickson le responde de lamisma manera, George se ve obligado frente a la respuesta de Erickson a su respuesta. Le es imposible evitar manteneruna relación con Erickson. No podemos decir que Erickson controla a George, ya que su comunicación no es más que unatransforma o espejamiento de la conducta de éste; análogamente, sería incompleto sostener que George controla aErickson, pues aparentemente lo que hace es espejar la conducta de Erickson. […] la cibernética define el cambioterapéutico aplicando la sociorretroalimentación, según la cual la conducta sintomática puede desarrollarse hasta llegar alreductio ad absurdum. Luego de proferir durante horas y horas mensajes esquizofrénicos, y de tener que escuchar otrostantos, puede decirse que George había sido llevado a enfrentar lo absurdo de su situación. En este punto –una manera de‘tocar fondo’ –, resolvió que ya había tenido bastante y le pidió a Erickson que ‘hablara con sensatez’.” (B. Keeney, Laestética del cambio, Ed. Paidós, Barcelona, 1987, p. 199-203)6 [N.T.] Podríamos afirmar que los pasos 1 y 2 son pasos obligados para cualquier terapeuta, con independencia delenfoque terapéutico al cual adhiera. El paso 3, probablemente será el preferido por los terapeutas adscritos al modelocentrado en soluciones; sin embargo, una vez que se han co-construido metas bien formadas, el terapeuta no centrado ensoluciones podrá escoger las técnicas conocidas por él (o sus técnicas favoritas) para ayudar a los consultantes a alcanzarsus propias metas.7 [N.T.] Un interesante librito acerca del abordaje centrado en soluciones para el beber problema es: S.D. Miller & I. K. Berg(1995) The Miracle Method. A Radically New Approach to Problem Drinking. New York: Norton
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 16 Las palabras en cursivas son aquellas que son importantes no cambiar. “Suponga” invita al cliente asimular que este milagro ha ocurrido. Es importante no decir, “Si esta noche…” Nosotros hacemos lapresuposición que el milagro ocurrirá, y de hecho ocurre… “Los problemas que lo trajeron aquí hoy?” centrala atención en la pregunta. Si usted dice, “Sus problemas están resueltos”, las respuestas tienden, segúnnuestra experiencia, a ser más grandiosas (Me ganaré la lotería, tendré una gran casa, etc.) El tercerelemento importante es “advierte”. Queremos estar seguros de incluir todas las respuestas, visuales,auditivas y cenestésicas (Tohn y Oshlag, 1995, p. 5) Una meta de la secuencia de la pregunta del milagro es obtener y mantener rapport con losclientes. Otra meta es que el terapeuta se una a la visión de mundo de los clientes, validando su respuesta ala pregunta y no desafiando sus creencias durante la parte inicial de su respuesta a la pregunta. Incluso, elterapeuta puede o no puede tener necesidad de desafiar las creencias de los clientes. El terapeuta debieratener cuidado de no responder muy rápidamente a los comentarios que los clientes obligados a menudohacen, “Bien, ya no consumiré más cocaína” o “No golpearé más a mi mujer”, o “No robaré a nadie más enel trabajo”. Esas declaraciones pueden ser el intento del cliente obligado para ver si el terapeutareaccionará inicialmente con un agente de control social, o si el terapeuta escuchará la perspectiva delcliente y de verdad intenta comprender lo que el cliente desea. Un tercer propósito de esta preguntacentrada en el futuro, es comenzar a establecer metas bien formadas.Caso Ejemplo. Joe, de dieciséis años, y Pete de doce años, han sido enviados a terapia por su madre,Diane. Diane es una madre sola y los chicos han tenido poco o casi nada de contacto con su padre –hastahace poco. Su padre les relató muchos detalles del divorcio a los chicos, en los cuales acusó a Diane demucho de los problemas actuales. Diane se muestra distraída y ansiosa al inicio de la sesión. El divorciohabía ocurrido dos años antes y ha sido derivada de mala manera por el terapeuta individual de Diane. Petees un antiguo cliente que ha sido visto por problemas relacionados con la escuela y tiene un gran moretón enel brazo y en la pierna. Joe se sienta con sus brazos doblados y con una gorra cubriéndole los ojos. En laficha de ingreso se lee, “Un hermano intentó matar al otro—¡buena suerte!”Terapeuta: ¿Qué los trae acá?”Joe: Me pegó.Pete: Ella hizo que viniéramos [señalando a Diane].Terapeuta: Entonces, ¿puedo asumir que a ustedes no les gustaría estar aquí?Joe y Pete: Definitivamente. Una forma de fomentar la cooperación con clientes obligados es ser franco y honesto desde elprincipio. Al afirmar o preguntar, “¿Usted no estaría aquí?”, el terapeuta está reconociendo la posición delcliente.Terapeuta: Diane, ¿qué la trajo acá?Diane: Pete y Joe nunca han sido los mejores hermanos, pero recientemente se han colocado realmente violentos, y estoy asustada.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 17Terapeuta: Suena como que las cosas han estado difíciles [ayuda a validar el punto de vista de ella sin amplificar el problema].Diane: Esa es una buena comprensión. La última semana las cosas se salieron de control. Estaba en el trabajo cuando me llamó mi vecina. Cuando llegué a casa estaba la policía. Pete y Joe habían peleado y Joe arrojó a Pete arrojó a Pete a través de una pared. Quiero decir, literalmente lo lanzó a través de la pared. Por eso tiene esos moretones. Entonces Pete le disparó a Joe con una pistola para lanzar dardos, falló, gracias a Dios, y le dio a una ventana. La vecina escuchó la quebrazón [de vidrios] y llamó a la policía. Los policías dijeron que si yo no buscaba consejería harían cargos.Terapeuta: Oh.Diane: Lo sé. Oh, las pistolas ya no están [en la casa].Terapeuta: Buen movimiento. Esto parece muy serio. Pete, Joe, ¿qué piensan de esto?Pete: No sé. ¿Puedo irme?Diane: No, no puedes irte.Terapeuta: Ayudaría a resolver todo esto si tú estás aquí. ¿Tienes algo que añadir Joe?Joe: Bien, él comenzó la pelea. Yo no quería hacerle daño, ¡pero él me disparó! Me estaba siguiendo como un perrito.Diane: Yo estaba en el trabajo y Joe estaba a cargo de la casa. Esa es otra cosa que tendrá que cambiar. Tengo que trabajar, y no sé cómo lo haré.Terapeuta: Usted dijo que la semana pasada fue particularmente mala; ¿cómo era antes de eso? [Buscando excepciones]Diane: Hemos tenido muchos cambios últimamente. Su padre regresó a la ciudad y está viéndolos. Ellos parecen estar muy enojados desde que él regresó y los dos se muestran alejados de mí y entre ellos. Esta sección de la entrevista continúa así durante algún tiempo. Durante ella el terapeuta cooperacon el punto de vista de cada persona. Pete y Joe no quieren estar en terapia, pero ambos están prestos adecir que el problema es del otro hermano. Diane tiene claridad de cuál es el problema y cree que Joe yPete necesitan cambiar. A través de la introducción de la pregunta del milagro, se intenta sacar a losclientes del problema y comenzar a definir algunas metas en las cuales cada uno de ellos esté interesado. Elterapeuta debe definir esas metas mientras continúa cooperando con la visión de mundo de cada persona.La utilización de la pregunta milagro facilita este proceso.Terapeuta: Permítanme hacerles una pregunta. Les preguntaré a ustedes, y Pete, puedes ser el primero en responder. [Nosotros comenzamos con la persona más joven en la sala de modo que no se sienta influenciado por las respuestas de los demás.] Supón que esta noche, después que ustedes se han ido de aquí, van a casa, y se van a dormir, y ocurre un milagro y el milagro es que el problema que los trajo aquí hoy está resuelto. El punto es que tú no sabes esto porque estás durmiendo. Cuando despiertas por la mañana, ¿qué advertirás que es diferente que [te permitirá] saber que este milagro ha ocurrido y esos problemas están resueltos?Pete: No estoy seguro.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 18Terapeuta: Piensa en eso por un segundo. Despiertas y el problema que te trajo para acá hoy está resuelto. ¿Qué advertirás que es diferente?Pete: Quizá Joe sería más amable conmigo.Terapeuta: ¿Qué estaría haciendo en forma diferente Joe que te permitiera saber que está siendo más amable contigo?Pete: No me haría daño.Terapeuta: Sí, ¿qué más?Pete: Cuando yo le dijera a Joe cómo hacer algo, él me escucharía. El nunca escucha lo que tengo que decir.Terapeuta: Entonces, Joe está escuchándote, no dañándote, ¿qué piensas que advertirás que estarás haciendo en forma diferente? [Es importante redirigir al cliente hacia el futuro.]Pete: Quizá no lo fastidiaría tanto.Terapeuta: Joe, ¿Qué advertirías que es diferente cuando este milagro ocurra?Joe: Pete dejaría de ser un mocoso.Diane: Joe, eso no es muy amable.Terapeuta: Entonces, cuando no pienses que está siendo un mocoso, ¿qué estará haciendo él en forma diferente? [El terapeuta está siguiendo la visión de mundo del cliente, a la vez que usa el lenguaje del cliente.]Joe: Me deja solo. Siempre está alrededor mío cuando estoy con mis amigos.Terapeuta: Entonces, cuando el milagro suceda y él te deje solo, ¿qué otra cosas más advertirás en él? El terapeuta decide no usar estar oportunidad para entregar psicoeducación respecto a como loshermanos más chicos quieren pasar tiempo con los hermanos mayores. Entrar en esa explicación en esemomento podría romper el rapport y ser percibido como no cooperación. La sesión continúa con elterapeuta intentando unirse a la visión de mundo de Joe. Solamente después de aceptar su visión, de la qjuelos otros deben hacerse cargo primero, el terapeuta puede comenzar a descubrir que hará él en formadiferente como respuesta.Terapeuta: Entonces, Joe, cuando Pete y su madre estén haciendo todas esas cosas, ¿qué advertirán ellos que es diferente en ti?Joe: Quizá sería más amable con Pete.Pregunta de escala Las preguntas de escala (Berg y Miller, 1992; de Shazer, 1994; Tohn y Oshlag, 1995),particularmente el progreso en las preguntas de escala, ayudan al terapeuta a cooperar en diversas formascon el cliente obligado. Como se mencionó más arriba, con frecuencia se le solicita al cliente obligado quetrabaje con metas impuestas por otras personas, por ejemplo: Que mejore su autoestima. Que cambie su actitud. Que siga las reglas más a menudo.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 19 Aunque la fuente de derivación tiene en forma típica algunas ideas respecto a lo que significan esasmetas, el uso de preguntas de escala ayudan a clarificar la meta para el terapeuta, la fuente de referenciay, más importante, para el cliente. Las preguntas de escala también llevan a la definición del paso siguienteen el tratamiento. El caso ejemplo presentado más arriba continua con el uso de las preguntas de escala.Terapeuta: Permítanme hacerles una pregunta a cada uno de ustedes. En una escala de 1 a 10, donde 1 es cuando el problema que los trajo aquí hoy estaba en lo peor, y 10 es cuando han resuelto lo suficiente el problema y no necesiten estar más aquí, ¿en qué número dirían que se encuentran cada uno?Joe: Tres.Diane: Uno.Pete: Dos.Terapeuta: Si están en tres, uno y dos, ¿qué diría cada uno de ustedes que es una pequeña señal que las cosas están un poco mejor, digamos medio punto más para cada uno de ustedes?Diane: Hmm…Terapeuta: Diane, ¿qué necesitaría que sucediera para que usted sea capaz de decir que está en 1,5?Diane: Ellos no pelearían.Terapeuta: Eso suena como un poco más que 1,5. Eso parece ser más que 1,5. En esta fase es crucial fraccionar cada paso en metas pequeñas. Si el paso siguiente es muy grande,hay una alta probabilidad que el cliente no sea capaz de lograrlo.Diane: Quizá si ellos dejaran de golpearse. Estuve realmente asustada el orto día. Podrían haberse asesinado.Terapeuta: ¿Cuál sería una señal para usted que están dejando de pegarse? ¿Qué estarían haciendo en forma distinta? [Construyendo una meta bien formada al solicitar que comience con la presencia de algo, no la ausencia de pegarse.]Diane: Que si van a discutir, que usen palabras, no sus manos, o una pistola.Terapeuta: Joe, Pete, ¿quién sería capaz de los dos de comenzar a hacer esto? La utilización de la escala y preguntas acerca de los pasos siguientes puede ayudar a clarificar loque la persona que deriva (Diane) está esperando ver como un paso siguiente. También es importantecontinuar el proceso con el cliente obligado.Terapeuta: Joe, ¿qué necesitarías que te ocurriera para que seas capaz de decir que están en 3,5?Joe: Si Pete me deja solo, no fastidiándome tanto cuando estoy con mis amigos.Terapeuta: ¿Esa sería una pequeña señal para ti que esto está comenzando a suceder?Joe: Quizá que el estuviera ocupado con alguno de sus amigos. Aunque esta no es una meta bien formada, y por cierto no está bajo el control de Joe, es uncomienzo. Puede ser útil plantar la semilla en el tratamiento que el terapeuta y el cliente están observando
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 20y midiendo cambios pequeños. El terapeuta está enviando el mensaje, particularmente al cliente obligado (yla fuente de derivación si ésta está en la sala), que el cambio ocurrirá, y todos los involucrados debenobservarlo. Un punto final acerca de la utilización de las preguntas de escala: las preguntas de escala ayudan alcliente, al terapeuta y a la fuente de derivación a advertir y reforzar el progreso hacia las metas. Estopuede ser particularmente poderoso para la fuente de derivación.Caso Ejemplo. Una supervisora utiliza su programa de asistencia a los empleados para ayudar a resolver unproblema con una empleada, Jane. Jane ha llegado tarde al trabajo en muchas ocasiones, y ha avisado queestá enferma. Además, Jane no ha estado desempeñando su trabajo su trabajo en forma eficiente comoantes. La supervisora y el terapeuta han sido capaces de identificar algunas metas bien formadas, y lasupervisora ha estado reportando algunos progresos.Terapeuta: En una escala de uno a diez. Uno es cuando los problemas con Jane estaban en lo peor y diez es cuando éstos se hayan resuelto lo suficiente para que ella no necesite continuar en consejería.Supervisora: Yo diría que un cuatro.Terapeuta: ¿Qué ha estado mejor que merece un 4?Supervisora: Pienso que Jane lo está intentando.Terapeuta: ¿Qué ha advertido usted? La cliente está presentando la oportunidad para explorar lo que ella ha advertido que está mejor.El terapeuta después indaga por más detalles que la supervisora ha advertido que está mejor, lo que ella vioque Jane hace en forma distinta y qué diferencia hace eso.Supervisora: Bien, está llegando a trabajar a la hora, en las últimas dos semanas no ha tenido que llamar para decir que está enferma.Terapeuta: ¿Eran esos el tipo de cambios que usted esperaba?Supervisora: Definitivamente.Terapeuta: ¿Qué otras cosas ha advertido que son diferentes?Supervisora: Pienso que su actitud es mejor.Terapeuta: ¿Qué ha advertido usted que es diferente y que la lleva a esa conclusión?Supervisora: ¡Jane sonríe más!Terapeuta: Cuando usted advirtió esos cambios, ¿qué hubo de diferentes en su comportamiento?Supervisora: Bien, la vigilo menos. Un punto final respecto a las preguntas de escala y la fuente de derivación: el terapeuta tiene quepreguntar con frecuencia a la fuente de derivación si el cliente sólo está “simulando”. En esos casos sepuede usar una variación de las preguntas de escala de confianza (Berg y Miller, 1992; de Shazer, 1994; Tohny Oshlag, 1995).
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 21Terapeuta: Usted ha advertido muchas cosas que están mejor.Supervisora: Estoy preocupada que esto no sea real.Terapeuta: ¿Cómo así?Supervisor: Jane está cambiando, pero y ¿si ella está disimulando y tan pronto como yo deje de vigilarla ella vuelve a comportarse del modo en que lo hacía antes de comenzar esto [consejería].Terapeuta: Esta es una preocupación válida. Permítame hacerle una pregunta. En una escala de uno a diez, uno es que usted tiene poca confianza que esos cambios continúen y que sean reales, y diez es que usted tiene toda la confianza del mundo, ¿cuánta confianza tiene usted que Jane continúe haciendo esas mejorías y no esté sólo fingiendo?Supervisora: Cerca de cuatro.Terapeuta: ¿Qué haría que usted tuviera un poco más de confianza, digamos un 4,5, que esos cambios son reales?Supervisora: Si ella es capaz de continuar haciendo lo que ella ha hecho hasta ahora.Terapeuta: ¿Cuánto necesitaría hacer ella esas cosas para que usted sea capaz de decir que estaba en 4,5? Al considerar en forma directa la preocupación de la supervisora que Jean está fingiendo, elterapeuta ayuda a la supervisora a ver la situación como un proceso continuo. Este enfoque ayuda alterapeuta a fijar el criterio para “convencer” a la fuente de derivación de la sinceridad de la clienteobligada.Utilización de tareas entre las sesiones Nosotros utilizamos tareas entre sesiones con todos nuestros clientes. Cuando trabajamos conclientes obligados encontramos que es muy útil asignar tareas a la fuente de referencia así como también alcliente. Ya que la mayoría de las fuentes de derivación están en la tríada queja—escuchar—meta, confrecuencia les asignamos tareas de observación. Las siguientes son algunas de las tareas de observación: Entre ahora y la siguiente vez que nos veamos, advierta qué cosas están un poco mejor entre usted y su estudiante. Le he pedido a su empleador que trabaje en algunas temáticas entre ahora y la siguiente vez que nos veamos, y me gustaría que usted advirtiera qué está haciendo él en forma diferente la próxima semana y que a usted le gustaría ver más frecuentemente. Para reforzar sus esfuerzos en la resolución de los problemas, los clientes, particularmente aquellosque no quieren estar en consejería, necesitan retroalimentación acerca de que lo están haciendo bien.Asignar una tarea a la fuente de derivación es el primer paso en este proceso. Para mantener el progreso,los clientes necesitan que la fuente de derivación advierta sus esfuerzos y ofrezca retroalimentaciónpositiva.Caso Ejemplo. Una madre ha traído a su hija adolescente para una terapia conjunta. El problema presenteera que la niña se descontrolaba en el hogar. Habían sido vistos en varias sesiones.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 22Terapeuta: ¿Qué está mejor?Niña: He estado trabajando realmente mucho.Terapeuta: ¿Qué has estado haciendo?Niña: Yendo a la escuela y permaneciendo en ella.Terapeuta: Bien, ¿Cómo has hecho eso?Niña: Sólo ordené mi mente. Fue valioso sacarme a toda la gente de encima.Terapeuta: [A al madre] Ya que ella ha estado yendo a la escuela, ¿qué ha advertido usted que es diferente?Madre: La casa está mucho más tranquila. Ella es más agradable con quienes la rodean.Terapeuta: ¿Qué han advertido que hace ella que logra ser más agradable?Madre: Ella sonríe más, y ha estado diciéndome lo que está pasando en su vida.Terapeuta: ¡¿Lo ha hecho?! Cuando los clientes escuchan que están haciendo las cosas bien, y cuando saben que la fuente dederivación también lo ha advertido, es más probable que continúen con el comportamiento deseado. Cuandoes posible, el terapeuta debiera hacer preguntas de tipo interaccional (Berg y Miller, 1992; Tohn y Oshlag,1995) para reforzar más el progreso hecho en pos de las metas.Terapeuta: [A la madre] Ya que ella ha estado sonriendo más, ¿Qué ha advertido ella que usted está haciendo en forma diferente?Madre: Le he devuelto la sonrisa. Creo que he estado de mejor humor al saber que ella está comenzando a estar mejor.Terapeuta: [A la niña] ¿Qué has advertido que tu madre está haciendo en forma diferente cuando tú estás sonriendo y ella está sonriendo más?Niña: Ella confía más en mí.Terapeuta: ¿Qué has advertido que ella hace que te permite saber que está confiando más en ti? Las preguntas interaccionales también empoderan a los clientes obligados que creen que puedentener un impacto en la situación.Asuntos especialesTrabajo con niños y adolescentes Con frecuencia los adolescentes se presentan como clientes obligados, porque es raro que quieranestar en tratamiento. Generalmente son traídos a la rastra por los padres, y están cansados que todo elmundo les diga qué hacer. Los terapeutas suelen preguntar al adolescente obligado, al inicio de la sesión, sies su elección estar allí. Cuando el adolescente obligado responde que no desea estar en consejería, elterapeuta, como un modo de aumentar la cooperación, le indica que el tratamiento será lo más breveposible. En general los adolescentes sospechan que el terapeuta está de parte de los padres y que intenta
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 23manipularlos. Al indicar que el terapeuta trabajará con las metas del adolescente, el terapeuta se une a lavisión de mundo de éste y la valida. En un esfuerzo por mantener el rapport con los padres y los adolescentes, es útil ver a solas a losadolescentes durante parte de la sesión. Como con otros clientes obligados, el terapeuta encuentra unameta en la cual esté interesado el adolescente. Esas metas generalmente incluyen: Tener más libertad. Que los padres confíen más en ellos. Disminución del tiempo que se está en casa. En general, hacer lo que ellos quieren. El terapeuta también debe ver a los padres a solas. A veces los padres están abrumados por lasdificultades con un adolescente problemático. Tienen rabia o poca paciencia para trabajar con sus hijos.Ellos piden en forma sutil o no que el terapeuta “coloque en orden” a sus hijos. En esos casos, es valiosoexplorar en forma deliberada excepciones al problema, como una forma de empoderar a los clientes einspirar confianza que la situación mejorará. El terapeuta asume una posición de neutralidad con los padres,sin juzgarlos. Así como es vital validar la posición del adolescente, es igualmente importante validar laposición de los padres. Es útil hacer a los padres la pregunta de escala acerca las ganas que tienen deresolver los problemas con el hijo; a menudo puntúan muy bajo en esta escala.Separación de las temáticas terapéuticas de los reportes obligados En el campo de la salud mental actual, con mayor frecuencia se solicita a los clínicos funcionesdistintas a la psicoterapia. Obedecer la ley que indica que los profesionales de la salud mental tienen quereportar el abuso o la negligencia, adherir a los requerimientos de protección de terceras personas, y otrosincidentes que rompen la confidencialidad, la que es uno de los requerimientos en la mayoría de los códigosde ética profesionales y de los requerimientos de la licencia profesional. Es importante utilizar un acuerdoclaro y acucioso de la confidencialidad con todos los clientes al inicio del tratamiento, de modo que éstosestén bien informados de los límites de aquella. Cuando se trabaja con clientes obligados derivados por unservicio de protección, las cortes, los padres y otras fuentes de referencia, es importante que el terapeutatenga lo más claro posible cómo entregar información confidencial y bajo qué circunstancias. Además, esútil, aunque difícil, separar el enfoque centrado en soluciones del terapeuta de la obligación de hacerreportes obligatorios. Cuando el terapeuta es colocado en la posición de tener que reportar el abuso o lanegligencia, eso es raramente visto como “terapéutico” por el perpetrador, y al menos para éstos las cosasempeoran. Desde la perspectiva del terapeuta, reportar a las autoridades que un cliente está abusando deun niño no está “centrado en soluciones”. Los reportes obligados no están de acuerdo con las metas de losclientes y en algunos casos no son beneficiosos para ellos. Sin embargo, ser un terapeuta implica más rolesque sólo hacer terapia. En el ambiente cambiante de la salud mental actual, se pide a los terapeutas quehagan terapia, que eduquen, que aconsejen y protejan la seguridad de ciertas personas. Muchos de los rolesque desempeña un terapeuta pueden ser llevados a cabo de un modo centrado en soluciones. Uno de los métodos para separar los diferentes roles es considerar a los reportes obligados comoalgo separado del tratamiento con el cliente. Al inicio del tratamiento, nosotros revisamos las temáticas dela confidencialidad y los reportes obligados. Si durante el tratamiento surge la obligación que el terapeuta
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 24entregue un reporte, nosotros introducimos la cuestión diciendo, “Esto puede no tener relación con el restodel tratamiento, pero es una obligación a la cual debo responder como asistente social.” La separación deesas temáticas permite que el terapeuta mantenga el rapport y el respeto hacia el cliente.Caso Ejemplo. David es un adolescente de diecisiete años derivado a consejería por depresión y porproblemas en el manejo de la rabia. En su tercera sesión afirmó que su familia había sufrido un robo y entrelos artículos robados estaba un arma de fuego. Afirmó durante la sesión que sabía con mucha seguridadquién era el ladrón y que lo agarraría. La sesión tuvo relación con la seguridad de David y qué obtendría al“agarrar” a esa persona. Al final, David aun estaba insistiendo que haría daño a ese individuo, a quiennombró durante la sesión. Durante la pausa, el equipo decidió que este caso particular caía bajo las leyesdel estado y que la confidencialidad tendría que romperse. Al regresar a la sesión, el terapeuta informó aDavid que él tendría que llamar a la persona que David estaba amenazando y precaverla; éste se enojóvisiblemente con esta decisión y afirmó que abandonaría el tratamiento y que no estaba seguro de regresara más sesiones. El terapeuta y David fueron capaces de superar este incidente. Un factor que contribuyó a esto esque David le echó la culpa más al equipo que al terapeuta por haber roto la confidencialidad. Laresponsabilidad no es algo popular, y en este caso de intervención no centrada en soluciones, lasintervenciones pueden ser entregadas por el equipo como una forma de preservar el rapport entre elterapeuta y el cliente obligado. Otro componente de separación del ámbito terapéutico de los reportes obligados es definir conclaridad el rol del terapeuta con el cliente y la fuente de derivación y tomar decisiones antes de comenzarel tratamiento respecto a qué es lo que el terapeuta desea hacer o no.Caso Ejemplo. Carol, de veinte años, fue derivada por la corte a terapia y a un programa dedesintoxicación, como parte del tratamiento en libertad vigilada. Durante la conversación inicial, eldelegado afirmó que a ellos les gustaría monitorear la ingesta alcohólica de Carol y reportar su progreso a lacorte. El terapeuta preguntó al delegado respecto a qué información requerían. El delegado afirmó quequería saber qué y cuánto estaba bebiendo Carol, y después de seis semanas quería un reporte formal de laterapeuta que indicara si a Carol debiera devolvérsele su licencia de conducir. La terapeuta explicó aldelegado que, con el permiso de la cliente, reportaría los progresos de ésta; sin embargo, esto podría o noimplicar el abuso de sustancia. Que lo que se trabajaría en el tratamiento realmente tenía que ver conCarol. La terapeuta también afirmó que si la corte quería estar segura que Carol no estaba bebiendo,debiera ordenar screenings de orina. En resumen, los supuestos y las técnicas del modelo centrado en soluciones provee un marcoexcelente para trabajar con clientes obligados. El cambio en la visión de la resistencia, acompañado detécnicas para fomentar la cooperación, hacen que el trabajo con clientes obligados sea desafiante, y nopenoso.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 25Preguntas de los Editores1) ¿Qué diferencias en los resultados han advertido entre los clientes obligados y no obligados al usarterapia centrada en soluciones? Esencialmente, no hemos advertido diferencia en los “resultados” entre los clientes que acudenvoluntariamente a tratamiento y aquellos son obligados a asistir a tratamiento. Sin embargo, hemosadvertido que desde que comenzamos a practicar este modelo hemos tenido más éxito en el trabajo conclientes obligados. Por éxito, queremos decir que cooperamos con mayor efectividad, según se coloca enevidencia por la baja tasa de abandonos y la elevada satisfacción del cliente. También hemos desarrolladorelaciones más cooperadoras con las fuentes de derivación.2) Como ustedes lo han discutido en el capítulo, trabajar con clientes obligados puede implicar unenfrentamiento de roles. ¿Qué hacen ustedes con el cliente que simplemente cumple con la orden de ir aterapia, pero no se aboca a la causa original de la derivación? En algunos casos, los clientes cambian su comportamiento y nunca toman en consideración la causade la derivación. Nosotros pensamos esto en dos formas. Primero, puede ser que la fuente de derivaciónasuma que el cliente sabe que ha causado el comportamiento original, pero la fuente de derivación puedeestar o no en lo correcto. También, la fuente de derivación supone que es importante explorar la causa paralograr cambios duraderos. No creemos en este supuesto. Trabajamos con muchos clientes que cambianefectivamente su comportamiento sin usar el tiempo de la terapia para explorar la causa de sucomportamiento original. Segundo, a veces los clientes realizan los cambios conductuales exigidos por la sociedad mientrasestán obligados a asistir a tratamiento, pero retornan a sus antiguos comportamientos cuando cumplen lacondena en el medio libre. Sin embargo, comúnmente encontramos clientes obligados que entran atratamiento para hacer como que cambian, pero a través del curso del tratamiento se han interesado enmetas personales, las que casi siempre tiene relación con la causa original de la derivación. Creemos que losclientes tienen ese cambio como un resultado de nuestros esfuerzos por cooperar con ellos y no juzgarlos.Durante las sesiones iniciales, tenemos el cuidado de no sermonear ni confrontar a esos clientes. Si eltratamiento continúa sin cambios conductuales, sólo nos “sentamos” junto a esos clientes y escuchamos susquejas acerca del sistema. Aceptamos sus frustraciones e intentamos explorar sutilmente los temas quequieren tratar en el tratamiento. A veces esos clientes comienzan fingiendo cambios conductuales, perocuando obtienen retroalimentación positiva de otras personas, deciden que esos cambios son importantespara ellos. En esos casos, es crucial estar en contacto constante con la fuente de referencia, estimulando ala persona para que dé retroalimentación positiva al cliente.3) ¿Cuál es su acercamiento a los clientes obligados derivados por la corte cuando en el curso de su trabajocon ustedes, violan los términos de la derivación a terapia? Por ejemplo, ustedes están trabajando con unhombre que golpea a la esposa. Además de ordenar el ingreso a terapia, se le ordena a ese cliente adetener y desistir de cualquier acto de violencia contra su esposa. El cliente les revela, después decomenzar a trabajar e identificar metas, que nuevamente ha atacado a su esposa.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 26 Cuando nos enfrentamos con clientes que claramente no progresan con el trabajo que se les haordenado terminar, la respuesta del terapeuta es hablar acerca del contrato con el cliente y la fuente dederivación. En el ejemplo, si el terapeuta y el cliente han acordado que una de sus metas es detener todoslos actos de violencia contra la esposa, no haciendo nada pero estando abierto a la discusión. El terapeutapodría hacer preguntas como, “¿Qué sería diferente la próxima vez?”, “En circunstancias similares, ¿cómo seha resistido a la urgencia de golpearla?”, “¿Qué puede hacer en el futuro para evitar situaciones como ésta?” Otro componente específico con agresores es que necesitan escuchar que su comportamiento no esaceptable. Cuando discutimos acerca de ese tipo de problemas con los clientes, tenemos claro que estamosactuando como trabajadores sociales profesionales y no como terapeutas. Creemos que parte de nuestro rolcomo trabajadores sociales es educar a la sociedad respecto a ciertos temas, pero esto no significa queestemos cooperando siempre con nuestros clientes. Como clínicos, debemos decidir si tenemos deseos de trabajar con un cliente en particular y sipodemos trabajar éticamente con las metas de los clientes. Hay algunas metas con las cuales notrabajaremos. Por ejemplo, no ayudaremos a los clientes que buscan desarrollar maestría en la violación amujeres. Hemos aprendido a reconocer que hay cosas con las cuales no podemos estar de acuerdo.ReferenciasBerg, I.K. & Miller, S. (1992) Working with the problem drinker: A solution-focused approach. New York: Norton [Trabajando con el problema del alcohol. Orientaciones y sugerencias para la terapia breve de familia. Ed. Gedisa, Barcelona, 1996]Bradley, A. (1988) Keep coming back. Alcohol Health and Research World, 12, 192-199de Shazer, S. (1985) Keys to solution in brief therapy. New York: Norton [Claves para la solución en terapia breve. Ed. Paidós, Barcelona, 1991]de Shazer, S. (1988) Clues: Investigating solutions in brief therapy. New York: Norton [Claves en psicoterapia breve. Una teoría de la solución. Ed. Gedisa, Barcelona, 1992]de Shazer, S. (1989) Resistance revisited. Contemporary Family Therapy, 11(4), 227-233de Shazer, S. (1994) Words were originally magic. New York: Norton [En un origen las palabras eran magia. Ed. Gedisa, Barcelona, 1999]Dolan, Y. (1991) Resolving sexual abuse: Solution-Focused therapy and Ericksonian hypnosis for adult survivors. New York: NortonFriedman, S. & Fanger, M. (1991) Expanding therapeutic possibilities: Getting results in brief psychotherapy. Lexington, MA: Lexington BooksO’Callaghan, J. (1990) Alcohol, driving and policy public: The effectiveness of mandated A.A. attendance for DWI offenders. Alcoholism Treatment Quarterly, 7(4), 87-89Ogborne, A. & Glaser, F. (1981) Characteristics of affiliates of A.A.: A review of the literature. Journal of Studies in Alcohol, 42, 661-675O’Hanlon, W. & Weiner-Davis, M. (1989) In search of solutions: A new directions in psychotherapy. New York: Norton [En búsqueda de soluciones. Nuevas direcciones en psicoterapia. Ed. Paidós, B. Aires, 1991)Tohn, S. & Oshlag, J. (1995) Crossing the bridge: Integrating solution-focused therapy into clinical practice. Natick, MA: Solutions PressWalter, J. & Peller, J. (1992) Becoming solution-focused in brief therapy. New York: Brunner/Mazel.Watzlawick, P.; Weakland, J. & Fisch, R. (1974) Change: Principles of problem formation and problem resolution. New York: Norton [Cambio. Formación y solución de los problemas humanos. Ed. Herder, Barcelona, 1976]Acerca de los autores:JORDAN A. OSHLAG, es codirector de Solutions, un grupo privado especializado en terapia centrada en soluciones. Trabaja con poblaciones adolescentes y adultas en una variedad de ambientes clínicos.SUSAN LEE TOHN, es codirectora de Solutions, un grupo privado especializado en terapia centrada en soluciones. Trabaja con parejas, adolescentes y familias haciendo uso de la terapia centrada en soluciones. Es coautora, junto a Jordan Oshlag, de Crossing the Bridge: Integrating Solution Focused Therapy into Clinical Practice (1995; Natick, MA: Solutions Press)
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 27 Cartas al Editor Sres. Editores: Reciban mis sinceras felicitaciones por los últimos números de Hipnópolis, tanto por la temática como por la inclusión de fotografía de los autores y de la tapa de los libros comentados. Esas fotografías me dieron un acercamiento distinto a la lectura del material, el cual ya no es sólo un texto abstracto escrito por alguien de quien se menciona el nombre, sino que por las personas retratadas. Lo mismo me sucedió con la sección Comentario de Libros… gracias por el esfuerzo de búsqueda en la Web. Hasta la próxima, hipnoadicto@hotmail.com Sres. Editores: Gracias por el último número… ya había perdido las esperanzas de leer directamente a Miller y Rollnick… es imposible encontrar su libro a este lado de Los Andes. Se agradece, psestudioso@gmail.com Recordatorio: Recordamos a nuestros estimados lectores, que nuestro correo electrónico de enlace es: ps.mpacheco@gmail.com Los Editores de Hipnópolis
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 28 ARTICULO TANGENCIAL Steve de Shazer y el futuro de la terapia centrada en soluciones8 Ferry S. Trepper Purdue University Calumet Yvonne Dolan Hammond, IN Eric E. McCollum Virginia Polytecnic Institute and State University Thorana Nelson Utah State University Steve de Shazer, quien junto a Insoo Kim Berg fundó la Terapia Breve Centrada en Soluciones (TBCS), falleció recientemente. En este artículo ofreceremos una breve reseña biográfica y discutiremos el estado actual del arte de la TBCS según se aplica en la práctica, el entrenamiento y la investigación. Son discutidas las direcciones futuras para la TBCS, como la emergencia de asociaciones profesionales, el aumento del interés de la investigación en la TBCS como práctica basada en la evidencia, el reciente interés de la investigación de procesos en determinar los mecanismos de cambio dentro de la TBCS, y las aplicaciones de la TBCS a la educación. Steve de Shazer fue un pionero en el campo de la terapia familiar, y de hecho en estos últimos añosa menudo es denominado el “Abuelo de la Terapia Familiar”9. Un iconoclasta un y genio creativo, conocidopor su filosofía minimalista y su perspectiva del proceso de cambio como algo inevitable y parte dinámica dela vida cotidiana; fue conocido por invertir el proceso tradicional de entrevista de la psicoterapiatradicional, al pedirles a los clientes que describan en detalle la resolución de los problemas que los hanllevado a terapia, y por lo tanto cambiando el foco del tratamiento desde los problemas hacia las soluciones.Steve de Shazer falleció el 11 de Septiembre de 2005, en Viena, Austria, algunas horas después de haber sidoingresado en un hospital. Su esposa, Insoo Kim Berg estaba a su lado.8 Steve de Shazer and the Future of Solution-Focused TherapyTraductor: Lic. Pacheco Pereda.Traducido y publicado aquí sin autorización de Journal of Marital and Family Therapy, April 2006, Vol. 23, N° 2, 133-139(Colaboración del gran amigo Ps. Mauricio Cuevas)9 [N.T.] Sería entonces el “Segundo Abuelo de la terapia Familiar”, porque al decir de Lynn Hoffman, el primero es Erickson(Fundamentos de la terapia familiar. Un marco conceptual para el cambio de sistemas, Fondo de Cultura Económica,México, 1987)
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 29 Miembro de la Asociación [Norte]Americana de Terapia Matrimonial y Terapia Familiar, de Shazerfue miembro de la Asociación Europea de Terapia Breve y fue presidente de la Junta de Directores de laAsociación de Terapia Breve Centrada en Soluciones, desde el año 2000 hasta su muerte. Además de incontables capítulos y artículos, de Shazer publicó cinco libros pioneros: Patterns ofBrief Therapy [Pautas de terapia familiar breve: Un enfoque ecosistémico, Ed. Paidós, Barcelon, 1989], Keysto Solutions in Brief Therapy [Claves para la solución en terapia breve, Ed. Paidós, Barcelona, 1991], Clues:Investigating Solutions in Brief Therapy [Claves en psicoterapia breve: Una teoría de la solución, Ed. Gedisa,Barcelona, 1992], Putting Difference to Work, y Words Were Originally Magic [En un origen las palabras eranmagia, Ed. Gedisa, Barcelona, 1999]. Ha finalizado recientemente un nuevo libro que pretende colocar al díael enfoque de la terapia centrada en soluciones. Titulado More than Miracles. State of the Art of Solution-Focused Therapy [Más que Milagros: Estado del arte de la terapia centrada en soluciones], será publicadopóstumamente por Haworth Press. de Shazer conferencias a través de Europa, Escandinavia, América delNorte y Asia, y formó parte del directorio de algunas revistas internacionales. Sus libros han sido traducidos a14 lenguas. Cofundador del Centro de Terapia Familiar Breve de Milwaukee (BFTC), fue su director desde 1978hasta 1989, y Miembro Asociado de Investigación los últimos 16 años de su vida. Iniciándose en los años 1970,de Shazer trabajó con su esposa Insoo Kim Berg, dedicando casi 30 años al desarrollo y refinamiento delenfoque que posteriormente se convirtió en la Terapia Breve Centrada en Soluciones (TBCS). En las siguientes páginas de este artículo, revisaremos brevemente el “estado del arte” del la TBCSen la áreas de la práctica, el entrenamiento y la investigación, y posteriormente finalizaremos ofreciendoalgunas direcciones futuras.La práctica de la Terapia centrada en soluciones La Terapia breve centrada en soluciones (de Shazer, 1985, 1988, 19991, 1994; de Shazer et al., enimprenta), de evolucionó de la Terapia Familiar Breve (de Shazer, 1982) es un paradigma que cambia el focode la psicoterapia tradicional desde la formación de problemas hacia la resolución de los problemas, la cualsubyace en casi todos los enfoques de psicoterapia desde Freud. La TBCS se centra en las fortalezas yresiliencia del cliente, examinando las soluciones previas y las excepciones al problema, y después, a travésde una serie de intervenciones, fomentar que el cliente se comporte de ese modo. La Terapia BreveCentrada en Soluciones puede ser aplicada a una multitud de problemas familiares. Aunque es fácil deaprender, la TBCS, al igual que todas las terapias familiares, requiere de muchas habilidades para practicarlaadecuadamente. La Terapia Centrada en Soluciones es un enfoque de terapia breve centrado en el futuro, en metas,que utiliza preguntas diseñadas para identificar excepciones (situaciones de la vida real en las cuales elproblema no ocurre u ocurre menos), soluciones (una descripción de cómo sería la vida cuando el problemase haya ido o resuelto), y escalas que son usadas para medir el progreso actual del cliente hacia una solucióny para revelar los comportamientos necesarios para alcanzar o mantener el progreso. La Terapia BreveCentrada en Soluciones ha sido identificada a menudo con sus técnicas innovadoras, pero hacer eso es hablarsólo de la mitad de la historia. Subyacente a la búsqueda de soluciones, de Shazer sostenía un creencia enlas habilidades de los clientes para saber lo que era mejor para ellos y para diseñar efectivamente un plan
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 30para alcanzar esos objetivos. Muchas técnicas pueden ser integradas en la TBCS en la medida que ellas noviolen este principio fundamental. La Terapia Centrada en Soluciones uno de los enfoques más populares y ampliamente usados en elmundo. Debido a que está basada en la resiliencia y en las propias soluciones y excepciones de los clientes asus propios problemas, es aplicable a la mayoría de las dificultades que enfrentan los clientes, y como tal hasido aplicada a casi todos los problemas vistos por los clínicos. Esto incluye a la terapia familiar (porejemplo, Campbell, 1999; McCollum y Trepper, 2001), terapia de pareja (por ejemplo, Hoyt y Berg, 1998;Murray y Murray, 2004), tratamiento del abuso sexual (Dolan, 1991), tratamiento del abuso de sustancias,por ejemplo, Berg y Miller, 1992; de Shazer e Isebaert, 2003), terapia sexual (Ford, en imprenta),tratamiento de la esquizofrenia (Eakes et al., 1997), y libros de auto-ayuda escritos desde una perspectivacentrada en soluciones (por ejemplo, Dollan, 1998; O’Hanlon, 2000). El enfoque centrado en soluciones hasido aplicado más allá de la práctica tradicional de la psicoterapia, para incluir intervenciones en agenciasde servicio social (Pichot y Dolan, 2003), entornos educativos y escuelas modelo (Franklin y Streeter, 2004;Rhodes y Ajmal, 1995), y en sistemas gerenciales (Berg y Cauffman, 2002).Entrenamiento en terapia centrada en soluciones Una de las metas de de Shazer fue mejorar la calidad del entrenamiento en TBCS. Reconociótempranamente que la TBCS era seductora: conceptos básicos fáciles de aprender, pero el arte de llevarlos acabo, como en la mayoría de las psicoterapias, toma muchos años de experiencia supervisada. Al principio,Berg y de Shazer entrevistaban a los clientes en la sala de estar mientras el “equipo” escuchaba desde lasescaleras, y después se trasladaban a la cocina a discutir el caso. Este tipo de entrenamiento era similar aldel Mental Research Institute, utilizando un equipo de consulta y mensajes durante la sesión clínica. Desde esa época, el entrenamiento en TBCS creció mucho. Se ha ofrecido entrenamiento formal enformatos como simples seminarios de uno o dos días con pocas personas para discutir ideas, talleres de fin desemana, cursos académicos de al menos uno o dos semestres. Particularmente los europeos han incorporadoel enfoque con algunas agencias actualmente especializadas en TBCS. De Shazer y Berg son solicitadosinternacionalmente. Los primeros miembros del equipo de entrenamiento en el Centro de Terapia Familiar Breve deMilwaukee también han contribuido a la evolución y la difusión del modelo a través de su propio trabajo.Algunos de ellos incluyen a Gale Miller (por ejemplo, Miller y de Shazer, 1998); Kate Kowalsky (Kra yKowalsky, 1989); Eve Lipchick, Eliam Nunnally, Wallace Gingerich, Michelle Weiner-Davis (de Shazer et al.,1986); y Scott Miller (por ejemplo, Berg y Miller, 1992). Otros como Yvone Dolan (por ejemplo, Berg y Dolan,2001; Dolan, 1991), Hill O’Hanlon (por ejemplo O’Hanlon y Weiner-Davis, 1989), John Walter y Jane Séller(Walter y Séller, 1992), Charles Jonson (Jonson, 2002), Matthew Selekman (Selekman, 2005), y MichaelDurrant (Durrant, 1993, 1995), han usado la filosofía y las ideas del enfoque en su trabajo, y también ofrecenentrenamiento. A menudo los entrenamientos usan un enfoque similar a la misma TBCS, centrándoseparticularmente en lo que las personas quieren aprender, y efectuados en base a las fortalezas de losparticipantes (cf. Fiske, en imprenta; Nelson, 2005, para ejemplos de formatos de entrenamiento yejercicios). El entrenamiento y la supervisión en Terapia Breve Centrada en Soluciones lleva en si misma
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 31filosofía y los principios del enfoque, y algunos han propuesto un modelo de supervisión basado en principioscentrados en soluciones (Koob, 2002; Wetchler, 1990).Investigación en terapia centrada en soluciones Aunque es primariamente conocido como clínico, profesor y formador, de Shazer estuvo interesadoen la investigación durante toda su carrera. Tempranamente, él y otros llevaron a cabo estudios deseguimiento con clientes del Centro de Terapia Breve de Milwaukee (véase por ejemplo, de Shazer, 1985; deShazer et al., 1986; DeJong y Hopwood, 1996) usando la propia evaluación de los clientes acerca de suprogreso y encontrando una tasa de éxito de 70%-80%. Clínicos que han efectuado estudios de seguimientofuera del Centro de Terapia Familiar Breve también han encontrado que los clientes se benefician con laTBCS, aunque las tasas de mejoría han sido algo más pequeñas. La tradición de los estudios de seguimientode la TBCS ha continuado. En 2003, de Shazer e Isebaert publicaron un estudio de seguimiento con hombresalcohólicos a los cuales se les proporcionó TBCS en una unidad de pacientes ambulatorios en Bélgica. Secontactaron por medio del teléfono con 118 pacientes que habían sido tratados en el programa 4 años antes.De ellos, el 84% juzgó que había mejorado –el 50% reportó abstinencia y el 34% reportó que bebía en formacontrolada (3 o menos tragos por día, con 2 o más días de abstinencia en la semana). Se usó el contacto conlos miembros de la familia que estaban disponibles para verificar los reportes de los pacientes. de Shazer eIsebaert contrastan esos hallazgos con los de Polich, Armor y Braiker (1980) que reportaron una tasa de 7%después de 4 años en programas cuyo objetivo es sólo la abstinencia. Aunque los reportes de caso y los estudios de seguimiento subjetivo han suministrado indiciosfascinantes acerca de la utilidad de la TBCS, se necesitan estudios bien diseñados para establecerdefinitivamente la eficacia del enfoque. Ese trabajo está realizándose en la actualidad. En la primerarevisión sistemática de la literatura de resultados en TBCS, Gingerich encontró 15 estudios y juzgó que 5 deellos tenían buenos controles. Cuatro de esos estudios encontraron que la TBCS era mejor que no asistir atratamiento a un tratamiento usual, y el quinto estudio encontró comparable a la TBCS a una intervenciónvalidada empíricamente (Terapia Interpersonal para la Depresión). Los estudios con menor control tambiénhan apoyado la eficacia de la TBCS. Gingerich y Eisengart concluyen su artículo afirmando que los estudiosque ellos revisaron “suministran apoyo preliminar a la idea que la TBCS puede ser beneficiosa para losclientes” (p. 495). En 2001, Gingerich (2005) agregó dos estudios más al grupo “bien controlado”, ambosapoyando la eficacia de la TBCS. Están publicándose con regularidad más estudios acerca de la TBCS, aunqueninguno ha suministrado una puesta al día de la revisión crítica de Gingerich y Eisengart. La AsociaciónEuropea de Terapia Breve (EBTA) mantiene una lista mundial de estudios de resultados, la que estádisponible a través del sitio web (http://www.ebta.nu). En el presente, la investigación respecto a la TBCS está creciendo en Europa y Estados Unidos. Comoen cualquier área académica, la literatura de investigación acerca de la TBCS ha tenido fortalezas ydebilidades. Una de las debilidades principales ha sido la falta de una especificación clara de la TBCS.Aunque muchos estudios afirman que la TBCS fue entregada como tratamiento, a menudo es difícil saber conexactitud qué se hizo en la sesión y cómo es comparable con la terapia a través de los estudios. Pararesponder a este problema, la EBTA promulgó una definición de la TBCS sugiriendo la estructura de laprimera sesión (hacer la Pregunta Milagro, Escala del Progreso y entregar Reconocimiento [compliments]) ylas sesiones posteriores (comenzando con “¿Qué está mejor?” seguido de la Escala de Progreso y finalizando
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 32con Reconocimiento). En Estados Unidos, la Asociación de Terapia Breve Centrada en Soluciones (SFBTA)también se ha asignado la tarea de definir la TBCS, proponiendo mecanismos de cambio y apoyando eldesarrollo de protocolos de tratamiento de TBCS en formato de un manual. Esos esfuerzos surgen delreconocimiento que para la permanencia10 de la TBCS es vital demostrar convincentemente su utilidad.11 Dedicado a la observación cuidadosa y evitando teorizar por adelantado, de Shazer se tomó en seriosu afirmación que debieran ser los clientes quienes hicieran que la terapia funcionara, al dar lo mejor de sipara asegurar que la TBCS “funciona”.12 El fue un instrumento para la creación y guía de dos organizaciones(EBTA y SFBTA) que están apoyando formalmente la investigación en esta área, así como también entregandogenerosamente su tiempo a los investigadores que solicitaban consejos acerca de su propio trabajo. Siestímulo se ha perdido para los investigadores de la TBCS.Direcciones futuras Asociaciones profesionales. A de Shazer le interesaba que la TBCS continuara como un enfoqueviable. Al momento de su muerte, uno de sus legados fue haber sido un instrumento para la fundación de lasdos asociaciones de la TBCS, cuya misión es fomentar la práctica, el entrenamiento y la investigación enTBCS en todo el mundo. La Asociación Europea de Terapia Breve (http://www.ebta.nu) comenzó en 1994, yen Estados Unidos, la Asociación de Terapia Breve Centrada en Soluciones (http://www.sfbta.org) fuefundada en 2002. Ambas asociaciones auspician conferencias anuales acerca de la TBCS y suministran apoyoy guía para la investigación en TBCS.10 [N.T.] Es decir, aparecer en el listado de las terapias empíricamente validadas, y por lo tanto ser reembolsadas por lascompañías de seguro estadounidenses.11 [Nota de Rasputín Pachueco] Una verdadera lástima… ¿Manual para la aplicación de la Terapia Breve Centrada enSoluciones? Me parece que ese esfuerzo viola con mayúsculas el espíritu de la terapia breve; es decir, una terapiaindividualizada, co-construida con los consultantes. Al leer afirmaciones como las del texto, se puede entenderperfectamente la crítica de Scott Miller hacia el Centro de Terapia Familiar Breve de Milwaukee… (Véase, «Algunospensamientos respecto a la naturaleza de las revoluciones terapéuticas» Scott Miller, con Barry Duncan y Mark Hubble.Hipnópolis, Año 2, Nº 7, Enero de 2004) Justamente una de las características revolucionarias de la terapia centrada ensoluciones es el desarrollo de conversaciones centradas en la resiliencia y en la capacidad de cambio de los consultantes,¿podrá protocolizarse una conversación?Con esto no quiero decir que no pueda estudiarse la efectividad de la terapia breve, pero obviamente adecuarse a lasexigencias de investigación de la APA acerca de los tratamientos validados empíricamente significa desconocer el aporte delos terapeutas y los mismos consultantes al proceso de la terapia, para centrarse solamente en las técnicas como si fueran“ingredientes activos” “inyectados” en el sistema consultante (véase, «La investigación de resultados y el futuro de lapsicoterapia: Alternativas a los tratamientos empíricamente validados» Alberto Rodríguez Morejón. Hipnópolis, Año 4, N°10, Diciembre 2006; «Una revisión crítica de los tratamientos empíricamente validados y la perspectiva de los factorescomunes en psicoterapia» G. Castelnuovo, E. Faccio, E. Molinari, G. Nardone y A. Salvini. Hipnópolis, Año 4, N° 9,Noviembre de 2006; y «Enfoque basado en la evidencia en psicoterapia: Las limitaciones de los paradigmas actuales de losTratamientos Empíricamente Validados y de los enfoques teóricos similares respecto al establecimiento de tratamientoseficientes y efectivos en psicoterapia» G. Castelnuovo, E. Faccio, E. Molinari, G. Nardone y A. Salvini. Hipnópolis, Año 4, N°10, Diciembre 2006).Obviamente existen muchos métodolos de investigación distintos a los propuestos por la APA y hacia los cuales los autoresdel artículo adoptan una postura de franca sumisión. Por ejemplo, ¿por qué no usar el estudio de series de tiempo engrupos de consultantes que presentan problemas similares, o combinar la metodología cualitativa con la cuantitativa?, o porejemplo, utilizar los cambios en la puntuación del OQ-45.2 como indicador de cambios además de la puntuación en laEscala de Progreso del consultante, ¿cómo correlacionan ambas puntuaciones?12 [N.T.] Como podrán darse cuenta los lectores, este párrafo está en franca contradicción con el anterior acerca de laterapia validada empíricamente. ¡Y vaya que de Shazer y Berg se encargaron de este punto!, al describir diversos tipos derelación cliente-terapeuta y sugerir pautas para el abordaje de la relación de tipo visitante (precontemplación) y la relaciónde tipo demandante (contemplación). Si seguimos a de Shazer y Berg, sólo puede realizarse Terapia Breve Centrada enSoluciones con aquellos consultantes con los cuales se ha establecido una relación cliente-terapeuta de tipo compradora(preparación/acción). Al elaborar pautas para trabajar con ese tipo de relación, de Shazer estaba indicando la participacióncrucial del terapeuta en el fomento/impedimento de la motivación para el cambio. ¿Es considerada esta variable en losestudios de eficacia propuestos por la APA? Mi respuesta es: NO.A propósito, ¿cómo podría construirse un protocolo (pasos a seguir en determinado orden) para estudiar la eficacia de unasesión de entrevista motivacional de Miller y Rollnick?
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 33 Evidencia basada en la práctica de la Terapia Breve Centrada en Soluciones. Aunque no ha habidoun gran grupo de estudios clínicos bien controlados acerca de la efectividad de la TBCS, aquellos biencontrolados, junto a los estudios casi-experimentales basados en la clínica, sugieren que la TBCS: (a) es másefectiva que el no tratamiento (Lindforss y Magnusson, 1997; Newsome, 2004; Zimmerman et al., 1996); (b)al menos es tan efectiva como los tratamientos psicosociales actuales (Gingerich y Eisengart, 2000); (c) enalgunos casos y/o para algunos problemas es más efectiva que los tratamientos centrados en los problemas(Cockburn, Thomas y Cockburn, 1997; LaFountain y Garner, 1996; Lambert et al., 1998; Spirnger, Lynch yRubin, 2000); y (d) en la mayoría de los casos, se muestran significativamente pocas sesiones para alcanzarresultados similares (Littrell, Malia y Vanderwood, 1995). Dados esos tempranos hallazgos promisorios, puedeargumentarse que debiera hacerse investigación más extensa con ensayos clínicos que comparen a la TBCScon otros enfoques para una variedad de problemas de salud mental. Además, algunos modelos depsicoterapia que son muy similares a la TBCS han estado mostrando que son efectivos en los estudioscontrolados. Un ejemplo de esto es la Entrevista Motivacional (Miller y Rollnick, 1991), que usa algunas delas mismas intervenciones de la TBCS en el proceso de adherencia de clientes con abuso de sustancias, y hamostrado mejoría en la cooperación y adherencia de los clientes al tratamiento (Lewis y Osborn, 2004).Debiera efectuarse investigaciones para determinar qué procesos específicos dentro de esos modelos puedenllevar realmente a resultados positivos. Investigación del proceso [terapéutico]. Algunos trabajaos muy excitantes que usan micro-análisisde lenguaje de la psicoterapia están efectuándose en la Universidad de Victoria por Janet Beavin Bavelas ysus colegas (Bavelas, McGee, Phillips y Routledge, 2000). Este trabajo ha demostrado una metodología quepuede mostrar, en el nivel comunicativo, el proceso por medio del cual lleva a resultados clínicos positivos, ypor qué puede realizarse en forma breve (Bavelas et al., 2000). Por ejemplo, un micro-análisis de una sesiónde mediación tradicional versus una sesión de mediación centrada en soluciones muestra diferenciasfascinantes. El enfoque tradicional trató a las actividades de escucha activa como un parafraseo neutral; sinembargo, el micro-análisis mostró que es un medio de comunicación no neutral que permite al mediadortransformar afirmaciones, seleccionar o ignorar temáticas y desalentar la contribución de esos problemas,todo en una dirección centrada en la dirección del problema (Phillips, 1999). Este tipo de investigaciónprobablemente continuará siendo un área de investigación importante para la comprensión futura de losprocesos comunicativos específicos que diferencian a la TBCS de las terapias centradas en los problemas. Terapia Breve Centrada en Soluciones en Educación. Ha habido un creciente interés en aplicar laTBCS en los entornos escolares, tanto en la consejería como en el trabajo social y dentro de la estructura dela escuela y el currículo (Kranklin, Biever, Moore, Clemos y Scamardo, 2001). Los hallazgos preliminares hanmostrado que la TBCS es efectiva en la consejería escolar en niños de la escuela elemental (LaFountain yGardner, 1996; Springer, Lynch y Rubin, 2000), escolares en edad intermedia (Franklin et al., 2001), yescolares de educación secundaria (LaFountain y Gardner, 1996; Litrell et al., 1995). Mientras que cada unode esos estudios usó diseños casi-experimentales (excepto el de Franklind et al., que utilizó un diseño casi-experimental ABA), cada uno mostró mejoría con la TBCS, y cuando fue comparada con otros enfoques lohizo tan bien o mejor en menos sesiones. Por cierto, esos estudios sugieren que es aconsejable realizarestudios mas controlados en TBCS en la consejería escolar. Una aplicación excitante de la TBCS en escolares puede encontrarse en Austin, Texas. Actualmenteestá llevándose a cabo una escuela secundaria alternativa para estudiantes de alto riesgo (Franklin y
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 34Streeter, 2004). Esta escuela utiliza un modelo de construcción de soluciones que fue desarrollado de laTBCS y está diseñado para fomentar la adherencia de los estudiantes a través del uso de la filosofía yhabilidades centradas en soluciones. Un estudio piloto preliminar encontró que el 62% de la muestra deestudiantes de alto riesgo se graduaron en el tiempo esperado, y de aquellos que no lo lograron, más de lamitad estaban aun en la escuela trabajando para graduarse. Igualmente importante, el 91% reportó queplaneaban asistir a la universidad o a algún tipo de programa educacional después de la secundaria. Tambiénlos resultados mostraron que esos estudiantes mostraron ventaja en las tres dimensiones del dominio escolar(satisfacción escolar, apoyo de los profesores, seguridad en la escuela), mientras que los estudiantes degrupos de comparación se ubicaron en la categoría de precaución o riesgo. Aunque se necesita por cierto másinvestigación, este estudio apoya la aplicación de los principios y prácticas de la TBCS para motivar a losestudiantes de alto riesgo para continuar la educación terciaria. Otras direcciones futuras. La Terapia Breve Centrada en Soluciones es un enfoque en evolución, ylas nuevas ideas se están ofreciendo para expandir su utilidad la hacen un modelo dinámico. Por ejemplo, deShazer y su equipo han estado trabajando para clarificar y expandir el rol de las emociones en la TBCS (deShazer et al., en imprenta). Otra área de interés futuro es el uso de metodologías alternativas deinvestigación de resultados para evaluar la efectividad de la TBCS. Algo de trabajo fascinante fue reportadopor Christensen, Russell, Miller y Peterson (1998), quienes usaron métodos cualitativos para evaluar elproceso de cambio en terapia de pareja, y encontraron que esta metodología entrega lejos información másrica que la que podría ser obtenida sólo por medio de los métodos cuantitativos.13 Haciéndose uso demétodos cualitativos junto al método de los micro-análisis de la comunicación en la sesión (Bavelas et al.,2000) e incluso el uso de imágenes cerebrales como una medida de resultados (Lipchik et al., 2005), puedenproveerse importantes indicios acerca de las razones que hacen que la TBCS dé resultados positivos másrápidamente que las terapias centradas en los problemas, aun cuando ambas llevan a resultados positivos.Conclusiones Steve de Shazer reconoció tempranamente que aunque las causas de los problemas podían sercomplejas, las soluciones no necesariamente también tenían que ser complejas. Con su énfasis en laimportancia de la solución más que centrarse en los problemas, se desarrollo uno de los más influyentesenfoques para abordar con los problemas difíciles en salud mental, la educación, asuntos gerenciales ypolítica social. La Terapia Breve Centrada en Soluciones continúa creciendo en la práctica y elentrenamiento alrededor del mundo, como es evidenciado por dos asociaciones profesionales y una miríadade centros internacionales de entrenamiento. Finalmente, la investigación continúa examinando laefectividad de la TBCS en el tratamiento con los problemas de la vida y en todas las áreas clínicas yeducacionales, y que darán cuenta del desarrollo de la TBCS en el futuro. Steve de Shazer ya no está máscon nosotros, pero sus contribuciones a nuestro campo y su legado vivirán en la evolución continua de laTBCS.ReferenciasBavelas J. B.. McGee, D., Phillips, B., & Roudedge, R. (2000). Microanalysis of communication in psychotherapy. Human Systems: The Journal of Systemic Consultation and Management, 11, 47-66Berg, I. K., & Cauffman, L. (2002). Solution focused corporate coaching. Lernende Organisation, Janner/Februar, 1-513 [Nota de Rasputín Pachueco] ¡Gracias Dios mío por escuchar mis plegarias! ¡Ilumínales el camino, oh Señor!
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 35Berg, I. K., & Dolan, Y. (2001) Tales of solution: A collection of hope inspiring stories. New York: NortonBerg, I. K., & Miller, S. D. (1992). Working with the problem drinker: A solution-focused approach. New York: NortonCampbell, J. (1999). Crafting the tap on the shoulder: A compliment template for solution-focused therapy. American Journal of Family Therapy. 27, 35-47Christensen, L. L., Russell, C. S., Miller, R. B., & Peterson, C. M. (1998). The process of change in couples therapy: A qualitative investigation. Journal of Marital and Family Therapy, 24, 177-88Cockburn, J. T., Thomas, F. N., & Cockburn, O. J. (1997). Solution-focused therapy and psychosocial adjustment to orthopedic rehabilitation in a work hardening program. Journal of Occupational Rehabilitation, 7, 97-106de Shazer, S. (1982). Patterns of brief family therapy: An ecosystemic approach. New York: Guilford Pressde Shazer, S. (1985). Keys to solution in brief therapy. New York: Nortonde Shazer, S. (1988). Clues: Investigating solutions in brief therapy. New York: Nortonde Shazer, S. (1991). Putting difference to work. New York: Norton de Shazer, S. (1994). Words were originally magic. New York: Nortonde Shazer, S., Berg, I. K., Lipchik, E., Nunnally, E., Molnar, A., Gingerich, W., et al. (1986). Brief therapy: Focused solution development. Family Process, 25, 207-221.de Shazer, S., Dolan, Y., Korman, H., Trepper, T. S., McCollum, E. E., & Berg, I. K. (in press). More than miracles: The state of the art in solution focused brief therapy. New York: Haworth Press.de Shazer, S., & Isebaert, L. (2003). The Bruges model: A solution-focused approach to problem drinking. Journal of Family Psychotherapy, 14, 43-52.DeJong, P., & Hopwood, L. E. (1996). Outcome research on treatment conducted at the Brief Family Therapy Center 1992-1993. In S. D. Miller, M. A. Hubble, & B. L. Duncan (Eds.), Handbook of solution-focused bríeftherapy (pp. 272- 298). San Francisco: Jossey-BassDolan, Y. (1991). Resolving sexual abuse: Solution-focused therapy and Ericksonian hypnosis for survivors. New York: Norton.Dolan, Y. (1998). One small step: Moving beyond trauma and therapy to a life of joy. Wastonville, CA: Papier-Mache Press.Durrant, M. (1993). Residential treatment: A cooperative, competency-based approach to therapy and program design. New York: Norton.Durrant, M. (1995). Creative strategies for school problems: Solutions for psychologists and teachers. New York: NortonEakes, G., Walsh, S., Markowski, M., Cain, H., & Swanson, M. (1997). Family-centered brief solution-focused therapy with chronic schizophrenia: A pilot study. Journal of Family Therapy, 19, 145-158.Fiske, H. (in press). Solution-focused training: The medium and the message. In T. S. Nelson & F. N. Thomas (Eds.), Clinical applications of solution-focused brief therapy, New York: Haworth Press.Ford, J. J. (in press). Solution focused sex therapy of erectile dysfunction. Journal of Couple and Relationship Therapy.Franklin, C., & Streeter, C. L. (2004). Solution-focused alternatives for education: An outcome evaluation of Garza High School. Report available from the author and at http://www.utexas.edu/ssw/faculty/franklinFranklin, C., Biever, J., Moore, K., Clemons, D., & Scamardo, M. (2001). The effectiveness of solution-focused therapy with children in a school setting. Research on Social Work Practice, 11, 411-434.Gingerich, W. (2005). Strong studies of solution-focused brief therapy. Retrieved December 28, 2005, from http://www.gingerich.net/SFBT/research/strong.htmGingerich, W. J., & Eisengart, S. (2000). Solution-focused brief therapy: A review of the outcome research. Family Process, 39, 477-498.Hoyt, M, F., & Berg, I. K. (1998). Solution-focused couple therapy: Helping clients construct self-fulfilling realities. In F. M. Dattilio (Ed.), Case studies in couple and family therapy: Systemic and cognitive perspectives (pp. 203-232). New York: Guilford Press.Johnson, C. (2002). Recrafting a life: Coping with chronic illness and pain. New York: Brunner-Routledge.Koob, J. (2002). The effects of solution-focused supervision on the perceived self-efficacy of therapists in training. Clinical Supervisor, 21, 161-183.Kral, R., & Kowalski, K. (1989). After the miracle: The second stage in solution focused brief therapy. Journal of Strategic and Systemic Therapies, 8(2 & 3), 73-76.LaFountain R. M., & Garner N. E. (1996). Solution-focused counseling groups: The results are in. Journal for Specialists in Group Work, 21, 128-143Lambert, M. J., Okiishi, J. C., Finch, A. E., & Johnson, L. D. (1998). Outcome assessment: From conceptualization to implementation. Professional Psychology: Research and Practice, 29, 63-70.Lewis, T., & Osborn, C. (2004). Solution-focused counseling and motivational interviewing: A consideration of confluence. Journal of Counseling and Development, 82, 35-48.Lindforss, L., & Magnusson, D. (1997). Solution-focused therapy in prison. Contemporary Family Therapy, 19, 89-103Lipchik, E., Becker, M., Brasher, B., Derks, J., & Volkmann, J. (2005). Neuroscience: A new direction for solution-focused thinkers? Journal of Systemic Therapies, 24, 49-69.Littrell, J, M., Malia, J. A., & Vanderwood, M. (1995). Single-session brief counseling in a high school. Journal of Counseling and Development, 73, 451-458.McCollum, E. E., & Trepper, T. S. (2001). Creating family solutions for substance abuse. New York: Haworth Press.Miller, G., & de Shazer, S. (1998). Have you heard the latest rumor about...? Solution-focused therapy as a rumor. Family Process, 37, 363-377.Miller, W., & Rollnick, S. (1991). Motivational interviewing. London. Guilford PressMurray, C. E., & Murray, T. L. (2004). Solution-focused premarital counseling: Helping couples build a vision for their marriage. Journal of Marital and Family Therapy, 30, 349-358.
  • Hipnópolis, Año 5, Nueva Era, N° 1 36Nelson, T. S. (Ed.), (2005). Education and training in solution-focused brief therapy. New York: Haworth. Newsome, W. S.(2004). Solution-focused brief therapy group work with at-risk junior high school students: Enhancing the bottom line.Research on Social Work Practice, 14, 336-343.OHanlon, W. (2000). Do one thing different: Ten simple ways to change your life. New York: Harper Books.OHanlon, W. H., & Weiner-Davis, M. (1989). In search of solutions: A new direction in psychotherapy. New York: W. W, Norton.Phillips, B. (1999). Reformulating dispute narratives through active listening. Mediation Quarterly, 17, 161-180.Pichel, T., & Dolan, Y. (2003). Solution-focused brief therapy: Its effective use in agency settings. New York: Haworth Press. Polich, J. M., Armor, D. J., & Braiker, H. B. (1980). The course of alcoholism: Four years after treatment. Santa Monica, CA: Rand Corporation.Rhodes, J., & Ajmal, Y. (1995). Solution focused thinking in schools. London: BT Press.Selekman, M. D. (2005). Pathways to change: Brief therapy with difficult adolescents (2nd ed.). New York: Guilford Press.Springer, D. W., Lynch, C,, & Rubin A. (2000). Effects of a solution-focused mutual aid group for Hispanic children of incarcerated parents. Child and Adolescent Social Work. 17, 431-442.Walter, J. & Peller, J. (1992). Becoming solution-focused in brief therapy. New York: Brunner/Mazel.Wetchter, J. L. (1990). Solution-focused supervision. Family Therapy, 17, 129-138.Zimmerman, T. S., Jacobsen, R. B., Maclntyre, M., & Watson, C. (1996). Solution-focused parenting groups: An empirical study. Journal of Systemic Therapies, 15, 12-25.