Your SlideShare is downloading. ×
0
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia

175

Published on

Presentación resumen de la charla con motivo del día de la transparencia en Valencia

Presentación resumen de la charla con motivo del día de la transparencia en Valencia

Published in: Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
175
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia 10 años de presupuestos liquidados Ante la enormidad del gasto financiero municipal en el presupuesto del Ayuntamiento de Valencia para el año 2013 (120 millones entre intereses y amortizaciones, nos preguntábamos ✗ ¿Cómo se ha llegado a esta situación? ✗ ¿Se trata de un hecho puntual, o existe una trayectoria? Pensamos que para situarnos en un contexto era conveniente examinar presupuestos anteriores, para poder esblecer comparaciones. En un contexto de recortes, conviene saber si algunos presuntos “recortes” son tales, o por el contrario se trata de prácticas habituales. El primer sitio al que nos dirigimos fue la web municipal. Allí se publican los presupuestos del ayuntamiento. No obstante, observamos que la presentación es engañosa, por cuanto
  • 2. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia no informa al ciudadano de que para tener una imagen más o menos fiel de la gestión municipal en años anteriores, no valen los presupuestos iniciales, sino que debe acudirse a las liquidaciones de los presupuestos. En concreto nos fijamos en el segundo párrafo, en donde claramente se está ocultando al ciudadano la existencia de discrepancias entre el presu- puesto y la gestión efectiva, que es la que se pone de manifiesto cuando examinamos las liquidaciones de presupuestos. Dado que una de las primeras cosas que aprendimos en la PACD es que no debemos fijarnos en presupuestos iniciales anteriores, sino en las liquidaciones de los mismos, decidimos buscar dichas liquidaciones, ya que era obvio que no venían en la web municipal. Si hubiéramos emprendido el estudio ahora, sería diferente, porque este año se ha
  • 3. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia publicado en la web municipal la Cuenta General 2012, que contiene también las liquidaciones de los presupuestos. Ya que comen- tamos la exis- tencia de la Cuenta General, echamos un vistazo al presu- puesto inicial de 2012, y a la Cuenta General. Vemos que el presupuesto tie- ne 581 páginas, y las Cuentas Anuales 823 páginas (un solo PDF).
  • 4. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia Hemos sabido que la documentación facilitada a los grupos municipales es siempre este mismo, es decir, en formato PDF, a pesar de que las cuentas deben remitirse al Síndic en formato electrónico, es decir, no costaría nada publicar la información contable- presupuestaria en hojas de cálculo, como cuando nos descargamos la información bancaria Por poner un ejemplo: así se ve el resumen de la liquidación de gastos: es decir, ni siquiera se han molestado en girar las páginas apaisadas. Ambos documentos contienen tanto páginas verticales como apaisadas, por lo cual es imposible leer el documento sin voltear continuamente el documento. Pero ni siquiera acaba allí el sufrimiento al que se somete al ciudadano que quiere informarse: una vez girado el documento resulta que la presentación de la información es desastrosa, vemos que la primera columna contiene tres filas en cada campo. Y el total viene en una segunda página, cuando quedaría espacio suficiente.
  • 5. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia De todos modos, cuando nos planteábamos el trabajo, desconocíamos este documento. Con ayuda de un buscador aterrizamos en una página de la web del Sindic de Comptes:
  • 6. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia El problema era que las liquidaciones se acababan en 2009. Eso sí, desde la Sindicatura de cuentas nos respondieron enseguida:
  • 7. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia Los datos del Portal sólo se pueden visualizar, no se pueden descargar de ninguna manera, aunque son más fáciles de copiar mediante copia & pega a un excel, por ejemplo. PERO, cada pantalla sólo muestra 10 filas cada vez. Eso es soportable cuando lo que se quiere consultar es un resumen o una cuenta con pocos apuntes, pero para trabajar (=analizar, para lo cual hay que copiarla) con una cuenta de, por ejemplo, 851 apuntes,
  • 8. El Derecho a Saber y 10 años de presupuestos del Ayuntamiento de Valencia como ésta, el trabajo se vuelve francamente disuasorio, porque tampoco tenemos tanto tiempo como para andar copiando un documento que YA EXISTE en formato electrónico. Está claro que no hay voluntad política de facilitar información a la ciudadanía, sino que sólo se cuelga para no incumplir un mandato de “transparencia”. Otra cosa que hemos observado sobre la marcha es que cuando accedimos en diciembre a la web de Rendición de Cuentas, podía accederse a las liquidaciones de los años 2009, 2010 y 2011. En algún momento de esta primavera, de repente desapareció la información sobre 2009 (que todavía puede consultarse en el sitio de la Sindicatura de Cuentas). Pero, ¿qué pasará con la información del 2010 el año que viene? ¿Estamos ante un caso de amnesia programada, o se trata, una vez más, de una clara falta de previsión? El tema no es baladí. Si ya los formatos imposibles son un serio defecto, la supresión del acceso a información relativamente reciente, e imprescindible para que una ciudadanía madura tenga acceso a series históricas de información económica, denota una clara voluntad de mantenerla en la ignorancia.

×