• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Impacto de la violencia en la actividad turistica
 

Impacto de la violencia en la actividad turistica

on

  • 408 views

 

Statistics

Views

Total Views
408
Views on SlideShare
408
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Impacto de la violencia en la actividad turistica Impacto de la violencia en la actividad turistica Presentation Transcript

    • Impacto de la violencia en la actividad turística de Mazatlán Sinaloa. M.C. Silvestre Flores Gamboa XI Nacional y V Internacional de SECTUR/CESTUR y 3º Congreso Nacional de la AMIT El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, B. C., del 7 al 9 de octubre de 2009 Universidad Autónoma de Sinaloa Escuela Preparatoria Mazatlán
    • Mazatlán, sitio turístico de mayor importancia en el Estado de Sinaloa a lo largo de los últimos 50 años ha mostrado diversas etapas de crecimiento y estancamiento turístico. Ante tal contexto, diversas son las posibles causas que se señalan como una mala integración a los modelos de desarrollo económico planteados por el gobierno federal, políticas públicas estatales y municipales poco acertadas, escasa o deficiente promoción turística, bajos niveles de competitividad turística, la falta de autopistas a los Estados de Durango y Nayarit, la desaparición del ferrocarril, el graffiti, la narcoviolencia, entre otras más. Introducción Sinaloa sufre las consecuencias negativas que produce el narcotráfico cuya mayor manifestación violenta son los constantes homicidios.
    • El presente estudio no pretende debatir sobre la etiología y la biología del fenómeno de la violencia. Sino que se propone analizarla desde el punto de vista socioeconómico y su relación con la actividad turística de un destino. Se presenta un enfoque mayormente cuantitativo cuyos alcances se sitúan en un nivel descriptivo, correlacional y explicativo del fenómeno, producto de la deducción de la infamación recolectada en diversos documentos. Este estudio sugiere atender y entender la violencia desde una gama de cuatro posibles escenarios en los que determinados sucesos relacionados no sólo con manifestaciones violentas sino con aquellos que también provocan inseguridad y que no necesariamente producen daño físico o económico, afectan de diversas formas a determinado destino turístico, cuya utilidad radica en poder identificar con exactitud el problema y formular las mejores estrategias para solucionar determinado conflicto. De igual forma, el modelo teórico planteado será utilizado seleccionando a Mazatlán, Sinaloa como destino turístico con el fin de verificar su capacidad de análisis, y por ende tener mejores propuestas o estrategias de solución ante diferentes situaciones y contextos presentados a causa de la violencia. Nota metodológica
    • En el primer escenario los actos violentos que ocurren dentro del mismo destino o municipio al que pertenece. Por ejemplo, hechos delictivos de consideración, manifestaciones sociales (marchas, plantones, interrupción o bloqueos permanentes a las vías de comunicación, etc.), afectan la imagen turística e influye en la decisión de turistas a nivel estatal o regional en visitarlo, producto de la difusión en los medios de comunicación del mismo espacio territorial. Escenarios de violencia en los destinos turísticos.
    • • El segundo escenario analiza la violencia que se presenta a nivel regional o estatal, reflejada en homicidios, narcotráfico, robo violento, secuestros y todas aquellas actividades o situaciones de inestabilidad social que se generen dentro del espacio territorial que identifican a determinada región o Estado al que pertenece el destino. • Dentro del tercer escenario se destaca la violencia resaltada a nivel nacional y que puede afectar la decisión de viajar a determinado destino por parte de turistas (nacionales y extranjeros), quienes por no contar con información precisa y confiable sobre determinada situación inestable o violenta etiquetan al país, al destino o la región como insegura. En lo que respecta al cuarto escenario, éste se puede desarrollar cuando hechos violentos que se suscitan dentro de los mercados emisores de turistas inhiben la decisión de viajar, afectando directamente al destino receptor de los mismos. **Se puede presentar más de un escenario a la vez. Escenarios de violencia en los destinos turísticos.
    • El puerto mazatleco durante los últimos diez años ha experimentado los diversos escenarios de violencia anteriormente planteados. Por ejemplo, a nivel estatal, regional o local (escenarios 1,2 y 3) la principal manifestación violenta que se ha hecho presente es el narcotráfico. En Sinaloa durante los últimos diez años entre los sucesos violentos e inseguridad catalogados como delitos de alto impacto social que se presentan sobresalen el secuestro y los homicidios dolosos. Datos de la PGJE[1] señalan que a partir de 1993 y hasta lo que va del 2009 el promedio diario de homicidios dolosos en Sinaloa es de 1.8, mientras que dichas muertes se mantienen por arriba de las 550 por año en promedio, tal y como se muestra a continuación: • [1] Los datos expuestos en dichas tabla correspondiente al año 2009 no son totales, sólo representan los registrados hasta el día 13 de Septiembre, fecha correspondiente a la última consulta de los mismos. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso. 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 578 669 651 707 641 642 571 507 559 497 485 518 610 605 743 1161 752
    • Durante los 15 años la constancia en este tipo de hechos ha tenido sus repercusiones en la actividad turística sinaloense, sobre todo la de Mazatlán. Por ejemplo, en 1993 el Cónsul de los Estados Unidos de Norteamérica en Hermosillo, Gregory T. Frost, señaló que la excesiva actividad relacionada con el narcotráfico vinculado a mafias locales convertía a Sinaloa como un Estado difícil e inseguro para los visitantes estadounidenses. También existe alarma por la inseguridad que muestran algunos tramos carreteros del Estado, por ejemplo el Gobierno de Canadá a través del Buró de Asuntos Extranjeros dentro de la sección “Travel Report” para México, aconseja a sus ciudadanos “extrema precaución” cuando viajen por autopistas mexicanas, específicamente en el área de la ciudad de Culiacán, a causa de los reportes recientes sobre asaltos y balaceras. El Gobierno de Estados Unidos a través del Departamento de Estado vía Buró de Asuntos Consulares previno entre 1998 y 2004 a todos los estadounidenses que planean viajar por carretera hacia Sinaloa lo realicen con extrema precaución si toman la No. 15 al ocurrir con mayor frecuencia asaltos y robos. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • Localmente, al igual de lo que sucede a nivel estatal son los diferentes sucesos relacionados con el narcotráfico uno de los factores que mayor incidencia negativa tienen para el desarrollo normal de la actividad turística. El Buró de Asuntos Consulares perteneciente al Departamento de Estado en la “Hoja de Información Consular” previene a sus ciudadanos sobre el posible asilo de traficantes y criminales menores en algunos de los centros nocturnos de ciudades turísticas como Cancún, Cabo San Lucas, Acapulco y Mazatlán. Reservaciones en hoteles han sido canceladas por balaceras registradas en áreas turísticas, sobre todo cuando dicho suceso es abordado continuamente en medios de comunicación nacional e internacional. Un ejemplo claro fue el tiroteo donde murió uno de los capos más importantes del narcotráfico en México Ramón Arellano Félix. Suceso que en 2002 provocó cancelaciones de viaje registradas por la Agencia “SENDETUR”, y aumentó la incertidumbre de los turistas por la seguridad en las zonas turísticas, especialmente en áreas aledañas donde se presentó el hecho antes mencionado. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • Mazatlán también es testigo de diversos hechos ilícitos que si bien no tiene relación con el narcotráfico o crimen organizado sus costos socioeconómicos son de igual o mayor magnitud que éstos últimos. Un ejemplo de ello lo representa el marcado conflicto entre los diferentes gremios transportistas de la localidad por el pasaje sobre todo de turistas, situación que encuadra claramente con el primer escenario de violencia en un destino turístico. En los últimos 10 años se han manifestado 5 tipos de conflictos relacionados con el traslado de pasajeros con diferentes actores involucrados y distinta escala de agudeza: 1. Bloqueos a unidades de Autotransportes al Aeropuerto Mazatlán Sociedad Anónima (ATAMSA), y de la Asociación de Transportes Turísticos en el sur de Sinaloa. 2. Bloqueos hacia autobuses chárteros. 3. Conflicto por el derecho de sitio de algunas unidades en sitios turísticos. 4. Conflicto por el servicio de tours turísticos a bordo de taxis sin personal autorizado por la Secretaría de Turismo de México. 5. Bloqueos a particulares que intentan transportar amigos o familiares al aeropuerto. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • Diversos son los hechos que ejemplifican la magnitud del fenómeno y del daño turístico sufrido en el destino. Es un problema que tiene ya más de quince años sin resolverse y durante el período comprendido entre el 2004 y el 2008 se registraron un total de 113 bloqueos. La mayor parte de las unidades de transporte que sufren bloqueos por parte de los taxistas locales son de ATAMSA al registrarse 81 casos (72%), mientras que en segundo lugar se sitúan las unidades de transporte turístico de la localidad con un total de 31 casos (27%), destacándose empresas y/o agencias de viaje como Ole Tours, King David Company, Grupo Soler, Viajes El Sábalo, etc. Cabe mencionar que durante el 2008 se registró un bloqueo dentro de las instalaciones de la API a dos autobuses contratados por la empresa Baja Feries para transportar hacia Topolobampo a 140 pasajeros, para tratar de solventar las fallas del barco local que partiría hacia Los Cabos, hecho con el cual se manifiestan las distintas ramificaciones ya del fenómeno por el pleito del pasaje. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • A pesar de la dificultad para medir con una mayor exactitud el impacto negativo en la imagen turística de Mazatlán y de la pérdida económica provocada por dichos actos, algunas consecuencias más notorias han sido: • 120 turistas canadienses perdieron su vuelo. • Advertencia de cancelar reservaciones de cuartos del hotel el Cid por parte de la Asociación de Clubes de Golf del Estado de California, EU. • Retiro de 2 vuelos chárter que arribarían a Mazatlán. • Pérdida de 2 empresas promotoras de turismo canadiense hacia Mazatlán. • Advertencia de suspender sus vuelos a Mazatlán por parte de la línea aérea “Alaska Airlines” sino se garantizaba un ambiente de tranquilidad en el puerto. • Mala imagen entre los turistas nacionales e internacionales que fue sufrieron o presenciaron dichos actos. • Publicidad negativa del puerto hacia el mercado nacional y extranjero. • 70 mil cuartos perdidos en los últimos años: 1996 – 2004. • Descartar a Mazatlán para nuevas convenciones por parte de los Distribuidores de Cerveza Pacifico y Corona en Estados Unidos. • Signature Vacations suspende su vuelo charter Toronto-Mazatlán. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • Escenarios internacionales de violencia. Aún y cuando un acto terrorista puede ocurrir en cualquier parte del mundo sus múltiples señales negativas, sobre todo dentro del aspecto económico, pueden afectar no sólo ciudades o destinos turísticos sino países enteros. Tal es el caso del atentado terrorista sucedido en Nueva York, Estados Unidos el 11 de Septiembre de 2001, afectando no sólo en la actividad turística de ese país, sino en el escenario turístico internacional. En el caso de México la variación en el número de llegadas de turistas internacionales entre el 2000 y el 2001 fue de menos 4 por ciento. Tan sólo una semana después de los atentados las dos principales aerolíneas mexicanas soportaban numerosas pérdidas económicas. Aeromexico redujo sus vuelos entre un 10 y 20 % mientras que Mexicana de Aviación acumuló pérdidas diarias de 2.5 millones de dólares, (40% por ciento de sus ingresos). En Mazatlán, datos de la Coordinación de Turismo de Sinaloa muestran que la afluencia turística sufrió un ligero descenso, mientras que el porcentaje de ocupación tres años después no pudo igualar el registrado durante el 2000. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso.
    • En lo que respecta al transporte aéreo vía charter la principal empresa canadiense, “Canada 3000” se fue a bancarrota por lo cual dejo de prestar dicho servicio a Mazatlán disminuyendo aún más su mercado turístico canadiense. Con esto, queda más que evidente como la violencia a nivel internacional puede influir y afectar negativamente un destino aún y cuando dichos actos están a miles de kilómetros de distancia y en otros países, completándose así el análisis del modelo de los cuatro diferentes escenarios de violencia a los que un destino puede estar expuesto. Mazatlán, Sinaloa como estudio de caso. Afluencia turística (miles de personas) Año: 2000 2001 2002 2003 2004 Nacionales 855.7 805.4 740.5 742.3 722.4 Extranjeros 225.5 212 190 184.1 181.1 Extranjeros (Cruceros) 225.8 219 345.6 310.9 322 Total: 1,307 1,236.40 1,276.10 1,237.30 1,225.80 Porcentaje de ocupación hotelera 2000 2001 2002 2003 2004 Ocupación hotelera (%) 61.2 59.5 54.1 53.9 54.3
    • Es evidente que diferentes escenarios de violencia independientemente de su característica y/o localización geográfica, aunado a una difusión permanente de información en medios de comunicación masiva, inciden directa e indirectamente negativamente y de diversas formas en la actividad turística de un destino. Ante cualquier escenario siempre se presentarán diversos costos económicos y sociales como producto de la violencia por lo cual es importante identificarlos para seleccionar las mejores estrategias que le hagan frente. Conclusión. COSTOS SOCIOECONÓMICOS DE LA VIOLENCIA EN LOS DESTINOS TURÍSTICOS Costos tangibles directos Costos tangibles indirectos Costos intangibles • Cancelación de servicios turísticos (hospedaje, transporte, alimentación, etc.).  Inseguridad para invertir.  Reducción de ingresos económicos producto del gasto turístico.  Menor afluencia turística.  Suspensión temporal o cancelación de eventos importantes a desarrollarse en el destino (convenciones, congresos, etc.). • Pérdida en la efectividad de la inversión en promoción turística.  Paralización de inversiones turísticas.  Pérdida de empleos temporales.  Menor competitividad como destino turístico.  Disminución de los principales indicadores económicos relacionados con la actividad turística (% de ocupación, estadía promedio, llegada y salida de pasajeros, etc.  Gastos médicos producto de la atención a turistas. • Sensación de inseguridad e inestabilidad social por parte de turistas y población local.  Imagen turística negativa o deteriorada.  Pérdida de turistas potenciales, etc.  Desvalorización de precios en los servicios turísticos del destino.
    • Se recomienda profundizar en el modelo con el fin de detallar mejor las posibles variables a observar en un fenómeno tan dinámico con la violencia y el turismo mismo. Es preciso también un análisis de campo que permita conocer directamente la percepción tanto de turista potencial como de aquel que decidió visitar el destino con el fin de conocer la imagen y percepción de seguridad que tienen tanto del destino como de los diferentes sitios y servicios turísticos del mismo con el fin de resolver eficazmente las distintas situaciones presentadas. En el caso de Mazatlán y al igual como sucedió en Los Cabos en los primeros meses del presente año es de vital importancia dar solución inmediata al problema de los bloqueos transportistas, hechos violentos que al igual que el narcotráfico perturba el buen desarrollo y crecimiento de la industria turística, sobre todo en imagen y prestigio de Mazatlán como destino turístico. Conclusión.
    • Es necesario planear y consensuar estrategias y políticas públicas con todos los actores relacionados con la actividad turística ya que de no hacerlo se puede caer en malas decisiones como el hecho de haber recortado el horario de venta de alcohol en bares, restaurantes y centros nocturnos de Mazatlán como táctica para disminuir las ejecuciones, provocando que no sólo los empresarios del ramo sino los propios turistas lo consideren innecesario y dañino para un destino donde el sol y playa aunado a la diversión nocturna predominan como su principal atractivo. Una imagen positiva de Mazatlán es esencial para poder sostener e impulsar la actividad turística. Expertos en dicha problemática coinciden en evitar toda difusión negativa utilizando como herramienta esencial la mercadotecnia, sin descuidar la pronta solución a los problemas que la originan. Además, la variable “seguridad” siempre debe considerarse en todo ejercicio mercadológico, de relaciones públicas, de planificación, de políticas públicas y demás actividades destinadas a motivar el desarrollo turístico del destino. Conclusión.
    • Impacto de la violencia en la actividad turística de Mazatlán Sinaloa. M.C. Silvestre Flores Gamboa XI Nacional y V Internacional de SECTUR/CESTUR y 3º Congreso Nacional de la AMIT El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana, B. C., del 7 al 9 de octubre de 2009. Universidad Autónoma de Sinaloa Escuela Preparatoria Mazatlán