Your SlideShare is downloading. ×
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Imaginario y espacio urbano; centro historico de la ciudad de zacatecas

237

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
237
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 Imaginarios y Espacio Urbano: Centro Histórico de la Ciudad de Zacatecas. Guadalupe Margarita González Hernández* José Roberto González Hernández** Introducción El objetivo es ofrecer elementos de discusión sobre los proyectos de remodelación patrimonial y revitalización económica de centros históricos con el fin de atraer turistas. La discusión torna hacia la creación de proyectos que estimulan la rentabilización privada de prácticas sociales urbanas e imaginarios urbanos con el fin de mantener, a través del poder y gestión estatal, un estilo de vida dominante, asocial, cultural. Se desarrolla un proceso de transmutación de la conciencia social hacia un lugar histórico sin conflictos ni luchas sociales a través de prácticas privadas de ocio y entretenimiento. El Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas (CHZ) desde 1980 ha sufrido procesos de reconstrucción, remodelación, mantenimiento y conservación de su casco colonial y consolidarlo como el único centro turístico del estado zacatecano. Con datos secundarios de fuentes oficiales, encuestas realizadas ex profeso, observación participante y entrevistas a actores clave, se sustenta la hipótesis. El documento consta de cinco partes, clasificadas en apoyar teóricamente la hipótesis, la dinámica del proyecto de remodelación y revitalización del CHZ, así como su presupuesto e implicaciones de su significación simbólica en las prácticas sociales; para establecer finalmente reflexiones. * Doctora en Ciencias Sociales por El Colegio de la Frontera Norte A. C Unidad Académica de Ciencia Política, Universidad Autónoma de Zacatecas, Unidad II, Edificio de Posgrado A, segundo piso, s/n, Ciudad Universitaria, Col. Progreso, gmgonzh@yahoo.com.mx y gmgonzh@gmail.com. ** Candidato a Doctor en Estudios del Desarrollo por la Universidad Autónoma de Zacatecas. Docente investigador de la Unidad Académica de Contaduría y Administración de la Universidad Autónoma de Zacatecas Unidad Académica de Contaduría y Administración, Universida d Autónoma de Zacatecas, Comercio y Administración no. 1 y Av. Preparatoria, Col. Progreso, jrmahoma@hotmail.com
  • 2. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 Hacia la crítica de proyectos de remodelación y revitalización de sitios históricos. La clase dominante se aprovechó, por medio de la captación de estudiosos culturales y tecnócratas, de la crítica a la sociedad capitalista urbana para dar reemplazo a una planeación controlada por el Estado por un proyecto de rescate cultural donde opiniones e imaginarios se convierten en la punta de lanza de una ciudad más democrática y justa (Gorelik, 2002). Pero se mantiene lo básico, las prácticas sociales realizadas en las ciudades siempre están relacionadas con la acumulación de capital y la reproducción de sus relaciones sociales, por lo tanto expresan conflicto social, lucha de clases y poder (Rizzo, 2010). Como campo de relaciones de fuerzas mutables, nunca estables, que crea conocimiento e induce efectos de poder, la clase dominante encuentra en los proyectos de remodelación de patrimonio y revitalización económica de sitios históricos un espacio de reproducción del capital, donde los actores involucrados instruccionan, educan y reforman los imaginarios creados por los pobladores para rentabilizarlos al atraer turistas (Cheng y Miller, 2000). El Estado no es indiferente ni neutral en este proceso. A través de proyectos de desarrollo urbano, cultural-turístico se materializa un modus vivendi asociado a prácticas de la élite (Rizzo, 2010) y se excluye cualquier práctica social no convergente con dichos intereses (Ortiz, 2005). En términos simbólicos, los centros son el lugar donde confluyen prácticas sociales cotidianas, donde se expresan las contradicciones individuales y colectivas de habitantes de las ciudades (Hiernaux, 2005: 19).
  • 3. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 A nuestro modo de ver, los centros históricos se han convertido en lugares donde se aprovechan ciertos imaginarios urbanos y espacios públicos para fines privados. Se trata de reelaborar una conciencia social de proteger el casco histórico para rentabilizar actividades de ocio o entretenimiento. El centro histórico ha dejado de ser espacio donde divergen o convergen las luchas de clases para ser un lugar donde se disfruta del patrimonio cultural que ofrece ambiente chic, cultural y asocial y excluye a los marginados o excluidos (Gamarra, 2005; Hiernaux, 2005; Low, 2005; Ortiz, 2005). Existe un proceso de transmutación de la conciencia social1 hacia la aceptación de comercializar un centro histórico y desterrar todos aquellos intereses económicos que no congenian. Se ocultan relaciones sociales capitalistas basadas en el poder, al influenciar estilos de vida congruentes con el capital, adaptados al lugar. El motivo económico sigue vigente, sólo disfrazado de orgullo por lo histórico y cultural. Remodelación y revitalización del CHZ (1981-2010). El CHZ ha sido receptor de sustanciales inversiones por parte del Estado desde 1981 con el fin de regenerarlo, embellecerlo y conservarlo y ser el centro turístico principal del estado. La apuesta tuvo por lo menos dos objetivos evidentes: por un lado, la conservación del patrimonio cultural e histórico zacatecano, manifiesto en edificaciones, calles y plazuelas (esto es, principalmente conservación del patrimonio material); y por otro, su rentabilización económica mediante actividades comerciales y de servicios al turismo derivados del atractivo que el CHZ embellecido y conservado adquirió. 1 Por transmutación de la conciencia social nos referimos a la acción realizada por un aparato con poder político para cambiar el sentido de la conciencia social sobre la diferencias entre clases sociales e intensificar su explotación. La conciencia social del centro histórico es transmutada al promover la apreciación de que el patrimonio histórico es sujeto de rentabilización y que su embellecimiento beneficia a todos, no obstante que ese embellecimiento implique exclusión social pues se pretende que las áreas turísticas sean escenarios de diversidad pero no de desigualdad. Se pretende crear la idea de que son áreas asépticas de contradicciones y de desigualdades sociales.
  • 4. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 El CHZ, de manera formal, no cuenta con un proyecto de desarrollo, cuidado y protección como tal, salvo los mecanismos formales que establece la UNESCO al declararlo Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1993. Es por ello que cualquier acción realizada para su evolución como herencia cultural se ha manejado en proyectos parciales o acciones particulares específicas. Dichos procesos han tenido sus etapas y sus características que podrían manejarse de manera temporal. El período inicial (1980-1986) se caracterizó por un fuerte impulso (los recursos lo permitían) y cambio radical de apariencia del primer cuadro de la ciudad con el objetivo de recuperar su lejano esplendor colonial. Fue promovido exclusivamente por gobierno del estado sin involucrar al municipal, ni capital privado (que se fundamentaba principalmente en comercial e inmobiliario), ni sociedad civil. Los recursos fueron obtenidos inicialmente de excedentes petroleros y posteriormente de presupuestos corrientes. En un segundo período (1986-1992) se mantuvo, a bajo perfil, las obras hechas a inicios de la década de los ochenta, pero ni intereses de gobierno ni recursos fueron suficientes. Se buscaron otras opciones para hacer rentable el casco histórico al crear mecanismos de atracción de turistas;2 acciones detonantes para impulsar un nuevo grupo de intereses, aquellos que defienden a la industria turística (hoteleros, restauranteros, discotequeros, etc.) y que posteriormente promulgaron la protección al patrimonio cultural; quedando en un segundo plano, los comerciales e inmobiliarios. 2 La creación del “Festival Semana Santa en la Cultura” (hoy llamado “Zacatecas en la Cultura”) fue el primer y más exitoso proyecto de atracción turística, creando derramas económicas para toda la actividad comercial y de servicios, por lo menos en sus primeras versiones. En otros documentos se plantea la no viabilidad del proyecto turístico (González, 2007 y González y González, 2008).
  • 5. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 El tercer período (1992-1998) se caracterizó por el estancamiento en mantener la infraestructura colonial por escasez de recursos financieros y ausencia de políticas de impulso al turismo y búsqueda de otras opciones. Al final del período, la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad permitió a la ciudad tomar nuevos aires, al recibir recursos recurrentes desde la UNESCO y Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial (ANCMPM) y gozar de proyectos y estrategias impulsadas por la Secretaría de Turismo (SECTUR). Es a partir de ese momento, que el turismo se convierte en prioridad –y única opción- económica de la ciudad. En 1998, el CHZ adquiere un segundo aire renovador que se traslada hasta la actualidad. Una diferencia de esta etapa respecto a la vivida en los ochenta es que, actualmente, si existen intereses de clase consolidados. Actualmente, hoteleros, restauranteros y dueños de antros son consultados y favorecidos con las renovaciones y estrategias de política patrimonial y turística. En la década de los ochenta, el Gobierno del Estado fue el único impulsor de la renovación del casco colonial; ahora, lo sigue siendo, pero existen algunos indicios de inversión por parte del capital.3 Una tercera diferencia es que, actualmente existe mayor intervención del gobierno municipal.4 La similitud entre todas las etapas radica en que se han excluido aquellos intereses y grupos sociales que no congenian con los intereses del capital en usar de forma privada el CHZ.5 Presupuesto destinado al CHZ. 3 Un ejemplo ha sido las reconstrucciones del edificio donde se estableció Sanborns o del ex Templo de San Francisco y convertirlo en el Museo Rafael Coronel. 4 Aunque muchas veces sólo sea para ejecutar acciones de renovación. 5 La expulsión de los comerciantes del Mercado González Ortega para convertirlo en un centro comercial al estilo neoclásico es el ejemplo más evidente de la década de los ochenta; pero existieron otros, la expulsión de las grandes bodegas de bienes de consumo básico, hacia la nueva central de abastos, la expulsión de miles de familias que vivían en vecindades en calles centrales hacia colonias periféricas por medio del fomento de vivienda social, la restauración de infraestructura urbana para hacerla principalmente hoteles (la vieja plaza de toros se convirtió en el Hotel Quinta Real).
  • 6. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 No existe partida específica al proceso de regeneración, embellecimiento y conservación del CHZ en el presupuesto estatal ni municipal. A través de distintos ramos y, en especial, del programa de obra estatal se puede obtener las acciones realizadas y montos específicos. Se identificaron tres etapas a partir de que se llevó a cabo el primer proyecto de regeneración del CHZ (1980). En la primera (1981-1985), los montos destinados a su regeneración y embellecimiento son los más altos de la historia. El objetivo es embellecer calles, fachadas, restaurar edificios abandonados (templos, teatros, casonas). A pesar del estancamiento económico en el país y aplicación de políticas restrictivas en el gasto público, el proyecto de regeneración y rehabilitación del CHZ vive su mejor momento (véase cuadro 1). El financiamiento corre a cargo exclusivo de gobierno estatal por medio del gasto programado en obra pública y su fuente fueron recursos extraordinarios del boom petrolero de 1980-1981. “Embellecer” la ciudad es el primer paso para atraer turistas y convertir su actividad en motor de desarrollo del CHZ y de la ciudad. La segunda etapa (1986-1996) se caracteriza por la austeridad y refiere a acciones de mantenimiento y conservación más no de regeneración. La mayor parte del presupuesto (principalmente de 1993) se destinó a obras de cableado subterráneo y gastos de organización-representación de evaluadores de la UNESCO para declararlo Patrimonio Cultural de la Humanidad. El origen de los recursos está distribuido casi de forma igualitaria entre gobierno federal (por medio de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología) y estatal (a través de su programa de obra estatal). En 1996, se incrementa el presupuesto austero y se destina principalmente al pago de servicios profesionales, técnicos
  • 7. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 y especializados a agencias nacionales e internacionales para elaborar estrategias y proyectos de conservación que solicitó la UNESCO y la recién creada ANCMPM. A partir de ese momento, se incrementa sustancialmente el presupuesto principalmente por recursos de UNESCO (2007), de la ANCMPM (2007), de gobiernos estatal y municipal, inaugurando la tercera etapa. Además, la inversión privada aparece como un detonante importante de rehabilitación, donde bancos (Banamex, Bancomer), empresas de telecomunicaciones (Telmex, Televisa y TV Azteca) invierten en restaurar museos, casonas, por medio de sus fundaciones y fideicomisos para el fomento de la cultura; creando sus primeros indicios de empresas que ven la protección al patrimonio cultural como una forma de rentabilizar el capital. La característica de este nuevo período es, nuevamente, regenerar al CHZ, introducir nuevas áreas de atracción (museos, parques, templos) y mantener o conservar lo ya regenerado. Cuadro 1 Presupuesto ejercido en el CHZ y ritmo de crecimiento, 1981-2007 (pesos constantes, 2002=100) Año Miles de pesos Incremento Porcentual 1981 25,839.06 1982 93,217.55 360 1983 59,901.46 -35.8 1984 7,443.12 -88.6 1985 3,304.48 -55.7 1987 32.62 -999.1 1988 17.69 -45.8 1991 25.75 45.5 1993 463.82 1800.0 1994 23.36 -95.0 1995 0.98 -95.8 1996 38.61 39.0 1997 191.2 495.1 1998 123.05 -35.7 1999 286.09 232.5 2000 39.27 -86.3 2001 92.44 235.3 2002 242.94 262.7 2005 140.00 -42.4 2006 53.02 -62.2 2007 541.59 102.1 Fuente: GODEZAC, 1981-2007 e INEGI, 2007.
  • 8. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 Los montos invertidos en el CHZ en su primera etapa no han sido superados (véase cuadro 1). Es de destacar, que en 2007, el Estado decidió situar al turismo cultural como punta de lanza del desarrollo turístico con la creación de un rubro financiero (autónomo) de fomento turístico cultural6 y que, a pesar de fomentar proyectos en otros lugares,7 el CHZ es el principal destino de inversiones y visitantes. Por ello, las inversiones públicas se dispararon. Para ilustrar lo prioritario del proyecto, se comparó el presupuesto del CHZ que recibió en sus mejores épocas con el presupuesto estatal y municipal (véase gráfica 1). A precios constantes, el presupuesto estatal cae en un lapso de cinco años. A partir de 1982 se da un giro radical en el gasto público a causa de la crisis económica nacional y la implantación de políticas restrictivas. Además, en 1981-1983, el presupuesto estatal se dirigió casi exclusivamente a la región Zacatecas8 y de ello la mayor parte a la regeneración del CHZ. Al parecer no existió otro proyecto (en términos de presupuesto) que regenerar al CHZ cuando Zacatecas es de los más marginados y pobres del país. El resto del estado, en términos de gasto público, no existió. Aun cuando en años posteriores hubo tendencia a disminuir el presupuesto al CHZ y destinarlo a otras áreas (como fomento del turismo o provisión de servicios urbanos a la ciudad), aún sigue conservando su primacía en presupuestos a la región. 6 Llamado “Zacatecas como destino turístico cultural” (GODEZAC, 2007, 13). Sin embargo, al revisar informes de gobierno y anexos a informes de años posteriores, no existe ninguna evidencia que dicho rubro exista como tal. Es decir, que no se ejerció ningún presupuesto en ninguna obra pública en el CHZ bajo el nombre de dicho rubro. 7 Bajo el Programa de Desarrollo Regional e Innovación y Capital Humano (PRODERIC) en sus versiones 2007, 2008 y 2009 de la Secretaría de Planeación y Desarrollo Regional (SEPLADER) del gobierno 2004-2010 se financiaron proyectos de inversión a áreas con posible desarrollo en polos turísticos en las distintas regiones del estado de Zacatecas (GODEZAC, 2010). 8 Municipios de Cuauhtémoc, Genaro Codina, Guadalupe, Luis Moya, Morelos, Ojocaliente, Pánuco, Vetagrande y Zacatecas
  • 9. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 Gráfica 1 Presupuesto estatal, región Zacatecas, CHZ, servicios urbanos y fomento turístico, 1981-1985 (miles de pesos constantes 2002=100) 0 20000 40000 60000 80000 100000 120000 140000 1981 1982 1983 1984 1985 Presupuesto estatal Regón Zacatecas Remodelación del CHZ Servicios urbanos públicos Turismo Fuente: Gobierno del Estado de Zacatecas (1981-1985) El criterio sigue siendo el mismo con el paso de los años. Según datos de informes de gobierno y cuentas públicas, el presupuesto al CHZ es factor de desigual orientación. En la cuenta pública del 2005, del presupuesto estatal destinado a 57 municipios que conforman al estado, dos (Zacatecas y Guadalupe) acapararon el 23% a través de distintos fondos de fortalecimiento municipal (GODEZAC, 2006, 97-98) y, de esos recursos, el CHZ concentró el 1.5% a través del ramo “sitios históricos y culturales” (GODEZAC, 2006b, 162, 171, 180 y 189). Para 2007, del presupuesto asignado a municipios, Zacatecas y Guadalupe concentraron el 24% de los recursos a través de cinco fondos de distribución municipal Milesdepesosconstantes
  • 10. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 (GODEZAC, 2007, 24). Además, se creó el rubro “Zacatecas como destino turístico cultural” que acaparó el 0.05% del presupuesto total estatal y que, de acuerdo con las acciones realizadas, el CHZ fue el principal. Acaparó el 1.05% del presupuesto estatal (sin contabilizar recursos destinados a conservación y mantenimiento de la obra pública llevada por la Secretaría de Obras Públicas y promoción turística por SECTUR). El principal centro turístico estatal seguirá siendo el destino único de inversiones estatales y focus de las privadas. Exclusión y transmutación de la conciencia social. El proyecto actual de revitalizar el CHZ no se trata de un movimiento ciudadano de recuperar su ciudad (Rossi, 2003), ni de reproducir sus prácticas sociales en el espacio (Hiernaux, 2005), sino de transmutar la conciencia social de la población de su derecho a un espacio público y experiencias cotidianas hacia rentabilizarlo privadamente. Dicho proyecto hace creer que el espacio remodelado es para su disfrute y goce al incrementar actividades de ocio (proliferación de hoteles, hostales, restaurantes, comercios relacionados, antros, restaurantes, cafés) que atrae a jóvenes, turistas y pobladores de altos ingresos y despojando a actividades comerciales-artesanales tradicionales9 (venta de dulces, tamales, tunas) como a sus visitantes tradicionales (familias de ingresos bajos) (Gamarra, 2005; Hiernaux, 2005; Low, 2005). La imagen de remodelar el CHZ es el instrumento para excluir a aquellos quienes no se sienten involucrados con la nueva imagen, por un lado y atraer a mayor número de 9 Entrevistas a empresarios locales como joyeros o cantineros, se quejaron de la política de no protección a actividades tradicionales y el apoyo a grandes capitales que establecen prácticas masificadas comerciales y turísticas.
  • 11. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 visitantes que aprecian espacios bellos, limpios y cuidados, por el otro; con el fin de crear efecto multiplicador a la actividad turística10 . La aceptación de esa imagen por parte de los ciudadanos zacatecanos es el reflejo de la pérdida de su identidad y cambio en su conciencia social. Se trata de un proceso de transmutación de la conciencia social donde se acepta, sin postura crítica, un espacio público que induce a la segregación y uso privado. Las acciones principales del proyecto de revitalización del CHZ se enfocan, primero, en remodelar plazas y plazuelas con cierta estética con el fin de preservar el patrimonio cultural colonial donde hoteles, cafeterías y restaurantes las usan y expulsan al comercio de ambulantaje tradicional. Segundo, inversión en ciertos edificios estratégicos en mal estado y con descendiente renta del suelo para ser restaurados por empresas de prestigio nacional – Sanborns, VIPS, Bancomer, Santander-. Aparentemente es inversión privada pero auspiciada por gestión estatal. Tercero, tendencia, por el contrario, al abandono del mantenimiento de edificios públicos (Iglesias, Conventos, Museos, Teatros, Casonas) que tienen poco valor turístico. Cuarto, reestructuración de ciertos edificios y lugares que no tienen ningún atractivo cultural y turístico para el foráneo pero que formaban parte de la construcción del imaginario urbano y donde se reproducían ciertas prácticas cotidianas contestatarias para convertirlas en áreas atractivas donde el fin es el ocio y su rentabilidad (Parque Sierra de Álica, Plaza 450, Plaza del Vergel). Quinto, ruptura de la conciencia social del ciudadano con la construcción de complejos viales posmodernos en áreas que, en el pasado fue 10 En 2007, se aplicó una encuesta a visitantes del CHZ para saber sus impresiones sobre el proyecto turístico. El 25% de los entrevistados consideró que los ingresos que se perciben de la actividad turística no necesariamente se distribuyen en toda la población, “sólo se quedan en muy pocos” mencionó uno de ellos.
  • 12. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 construida infraestructura para fortalecer y crear identidad (la vieja Ciudad Universitaria o la vieja estación del ferrocarril). Sexto, edificación de complejos viales en suburbios y zonas residenciales conjugada con obras “de arte” de escultores zacatecanos y que muestran, inconsciente o conscientemente, que la ciudad “se moderniza” y que, esas zonas donde fueron realizadas, son áreas chic. Son zonas donde los pobladores de ingresos altos viven y se mueven diariamente (zona Hidráulica-Campestre-Benárdez). Finalmente, creación de política de promoción de imagen que fortalece la usurpación en dos niveles: el objetivo (promoción del Estado enalteciendo lo bello del CHZ y el beneficio que trae a la sociedad) y el subjetivo o subliminal (comentarios de boca en boca, reportajes en noticieros y programas de televisión y radio, opiniones de columnistas en prensa). La propuesta de una ciudad turística, ya manejada como tal, desde los años noventa y apoyada por un proyecto nacional (“Ciudades Patrimonio Cultural de la Humanidad” de SECTUR y ANCMPM) se conjuga con aquella que el Estado clasificó como ciudad cultural y que se basa en la utilización del CHZ en 2 sentidos: Primero, el imaginario de preservar el patrimonio cultural e histórico como inversión. Crear la idea de lo nostálgico colonial sin respeto a la cultura e historia de la ciudad de Zacatecas pero que permite la creación de actividades económicas lucrativas.11 Segundo, usurpación de prácticas y actividades propias de los pobladores por parte del capital y Estado para hacerlas propias y rentabilizarlas: fiestas religiosas,12 populares,13 o 11 Por ejemplo, un automotor con casco de tranvía que, como tal, nunca existió en la ciudad. En la ciudad de Zacatecas nunca existió un tranvía como medio de transporte urbano, sólo existió como medio de transporte foráneo hasta finales de los treinta, y comunicaba a la ciudad de Zacatecas con la Villa de Guadalupe. 12 Romerías del Patrocinio, Semana Santa, Quema de Judas.
  • 13. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 cívicas;14 así como la creación de otras que nada tienen que ver con la idiosincrasia zacatecana.15 Estos eventos están lejos de ser eventos que atraen por sí mismos turistas, pero forman parte de productos que ofrecen un estilo de vida y consumo de elite buscando sociabilidad, excelencia y familiaridad (Prentice y Andersen, 2003). Ante este proceso, los pobladores de la ciudad tienen dos formas de actuar. Por un lado, inerte y presencial: disfruta la imagen que proyecta el patrimonio y realiza16 el ocio. Los pobladores (en especial jóvenes) invaden el CHZ sobre todo en fines de semana, puentes y vacaciones sin un fin específico, solo pasear, pasársela bien y consumir los bienes y servicios que ofrece el lugar. En ese tenor, los visitantes del CHZ se clasificarían en aquellos quienes sólo pasean, por un lado, y quienes pueden acceder a bienes y servicios que produce la industria del ocio, por el otro. Es un proceso excluyente o elitista. Por el otro, apoyo y postura crítica. Se identifica la presencia de grupos aislados, manifestados en asociaciones civiles o culturales que intentan crear opinión sobre cómo ven a la ciudad y cómo debe ser. Entre ellos identificamos, dos tipos, el primero más institucionalizado (en asociaciones civiles17 ) pero muy heterogéneo18 que intenta forjar puntos de vista algunas veces crítico y otras superficial de acciones urbano-culturales estatales pero siempre respetando el patrimonio cultural y fomento a la actividad económica establecida. El segundo es menos organizado y más homogéneo19 y crítico. Aunque se 13 Morismas de Bracho. 14 Procesión de la Fundación de la Ciudad y la Feria Nacional de Zacatecas. 15 Festivales del Baile Folclórico, Otoño Musical, Teatro en la Calle y Semana Santa en la Cultura. 16 Nos referimos, en términos marxistas, a la realización de la mercancía ocio. El consumidor como el puente final de la realización de mercancía y la obtención de una ganancia. 17 Grupo Chicomostoc o Grupo Amigos del Parque Arroyo de la Plata son ejemplos. 18 Así como hay académicos e intelectuales, existen empresarios, comerciantes, funcionarios estatales, políticos, profesionistas, etc. 19 Escultores, pintores, escritores, artesanos, etc. Todos, de alguna forma, están involucrados con la cultura popular zacatecana.
  • 14. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 enfoca a la crítica de la política cultural estatal, busca un acceso equitativo a los recursos de la ciudad y evidencia acciones fácticas a quienes no congenian con sus intereses. Reflexiones finales. Tal vez algunas ciudades se transformaron de excluyentes a participativas (Rossi, 2003; Carrión, 2005) donde la revitalización de los centros históricos ha permitido la revalorización de imaginarios urbanos y prácticas colectivas que se traducen en mayor participación ciudadana en decisiones urbanas; pero en ciudades subdesarrolladas, por el contrario, el capital y su gestor estatal ha intensificado su voraz política neoliberal de reestructurar el espacio urbano, aunque la innovación es utilizar la identidad urbana e imaginarios del patrimonio cultural colonial como instrumentos que intensifican el poder y extienden prácticas de la élite por medio de transmutar la conciencia de la clase trabajadora hacia la inercia, por un lado y excluir a quienes no pueden acceder a la industria del ocio, por el otro. Los proyectos de desarrollo turístico-cultural-patrimonial mantienen su fin económico. Bibliografía. ANCMPM, Financiamiento, , Distrito Federal, 2007. Carrión, Fernando, “El Centro Histórico como proyecto y objeto de deseo”, Eure vol. XXXI, no. 93, Santiago de Chile, 2005, pp. 89-100. Cheng, So-Min y Millar, Marc L., “Power and Tourism. A Foucauldian Observation”, Annals of Tourism Research vol. 27, no. 2, Elsevier Science Ltd, Londres, 2000, pp.371- 390.
  • 15. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 Gamarra, Garikoitz, “Ciudad, poder, identidad. Bilbao: pasión y muerte de lo urbano”, Bifurcaciones no. 2, Santiago de Chile, 2005, pp. 1-11. GODEZAC, Informes y Anexos de Gobierno 1981-2006, Zacatecas, 1981-2006. GODEZAC, Cuenta Pública Ejercicio 2005, Ingresos, Secretaría de Finanzas, Zacatecas, 2006. GODEZAC, Decreto no. 430, Presupuesto de Egresos del Estado para ejercicio fiscal del año 2007, Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Zacatecas, Tomo CXVI, no. 104, Suplemento, Zacatecas, 2006. GODEZAC, Secretaría de Planeación y Desarrollo Regional, Zacatecas, 2010. González, Guadalupe, “La dinámica internacional del capital y su impacto espacial en la ciudad Zacatecas-Guadalupe (México) y su zona de influencia”, en Reconstruir el desarrollo regionalde México ante la recomposición del mundo, Bustamante, Carlos et al. AMECIDER, Tlaxcala, 2007, pp. 1-22. González, Guadalupe y González, José, “El turismo y su impacto en el Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas” en Problemática regional en México: hacia una agenda para el desarrollo, Bustamante, et al. AMECIDER, Aguascalientes, 2008, pp. 1-25. Gorelik, Adrián, “Imaginarios urbanos e imaginación urbana. Para el recorrido por los lugares comunes de los estudios culturales urbanos”, Eure vol. 28, no. 83, Universidad Pontífice de Chile, Santiago de Chile, 2002, s/p. Hiernaux, Daniel, “Imaginarios y lugares en la reconquista de los centros históricos”, Ciudades no. 65, enero-marzo, RNIU, Puebla, 2005, pp. 15-21.
  • 16. Topofilia Revista de Arquitectura, Urbanismo y Ciencias Sociales Centro de Estudios de América del Norte, El Colegio de Sonora Vol. II Número 1, Agosto del 2010 INEGI, Índice Nacional de Precios al Consumidor (Mensual) 2002=100, Banco de Información Económica, Aguascalientes, 2007. Low, Setha, “Transformaciones del espacio público en la ciudad latinoamericana: cambios espaciales y prácticas sociales”, Bifurcaciones no. 5, Santiago de Chile, 2005, pp. 1-14. Ortiz, Anna, “Renovación social y transformación urbanística: el barrio de Raval, Barcelona”, Ciudades 65, enero-marzo, RNIU, Puebla, 2005, pp. 54-59. Prentice, Richard y Andersen, Vivien, “Festival as creative destination”, Annals of Tourism Research vol. 30, no. 1, Elsevier Science Ltd., Londres, 2003, pp. 7-30. Rizzo, Pablo, “El espacio público de la ciudad de Mendoza (Argentina), espacio de disputa y expresión ciudadana”, ACME: An International E-Journal for Critical Geographies”, vol. 9, no. 2, Toronto, 2010, pp. 164-190. Rossi, Ugo, “Nápoles, ciudad democrática: la construcción del Centro Histórico como un espacio público”, Economía, Sociedad y Territorio vol. IV, no. 13, El Colegio Mexiquense, Toluca, 2003, pp. 1-26. UNESCO, Financial Regulations for the World Heritage Fund, París, 2007.

×