LA ENTREVISTA SEMI-ESTRUCTIJRADA DE FINAl ABIERTO.
APROXIMACION A UNA GuiA OPERATIVA

JJeCin HWIII11er y Aaron Wildavs~)'
...
son umbien semi-buenos ya que solo puede Ileg;lrse ;1 ellos de un;1 m;lnera imperfecu. Comprencler esto, es clecir, que se...
Dacia que bs entrevisl:iS son intl'r:letivas. los que responclen pueclen intentar lIeV:lrI:IS :1 SU lerreno buscanclo sus ...
1.- Ll pt:'rSOn:l ingenu:l que h:lhl:ll:i sin [cner en cuenra las posiblcs implicaciones

de sus e1ecbraciones.

2.- EI in...
se :lgore, surgicnclo una IXlusa SLlbi{3 que dejara a eillrevisraclor y enrrevisudo l1lir;'inclose incomocbl1lenle. En ese...
tados y h~lbrj que gasurlos en aClivid~ldes que g~lranticen su eficacia. Tampoco cs
conveniente :lCepur una inviuciCm por ...
tados r 11;lbr:'! que g;lsurios en aCli'icbdes que g;lI:lI1ticen su eficaci;l. Tlinpoco cs
corwenieIlle ;lcept;lr una im'i...
34

gunt:ll~ln sobre Ia apoIlacion de cienos grl.lpos, se podIia declarar: "Tal como ve, el
anJlisis de las fuenres de fin...
LA ENTREVISTA ESCRITA

;6

Aquellos que. como los autores de este anlculo, prefieren [onnr notas durante Ia
entrevista, pu...
demos especul~lr :mtes de la entrevista sobre un espectro de respuestas, 10 mas amplio posible, en las que casi mda podr:)...
que est:! realiz:ndo. Por ejemplo: ··se 10 duro que In sido P:Ii: usted hablar de esus eloloros:s experienci:s y 10 apreci...
b convcrs:lCion, :lqUI el entrevistador no revela sus puntos de ·ist:l. Cllando SLl opiIlion e5 reql/eridn. debe simu/ar q...
4

no h~IY que seguir b sccuencia siguienre: "iCu:Jles han sido los efectos cle la nueva
legislaci6n J , quit'ro e"'cir......
valiosas en que el entrevistado se abre a nosotros proporcionando datos muy significatJvos',lvlIentras que slempre es posi...
Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto
Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto
Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto
Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto
Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto

437

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
437
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Curso Historia Oral - Lectura #3: La Entrevista Semi-Estructurada Final Abierto

  1. 1. LA ENTREVISTA SEMI-ESTRUCTIJRADA DE FINAl ABIERTO. APROXIMACION A UNA GuiA OPERATIVA JJeCin HWIII11er y Aaron Wildavs~)' '---- Cu:mdo un repol1ero 0 un historiador enlrevisl:l a un lestimonio que pal1icip6 en los aconlecimientos que se estlll!i;ln, 0 un cienlifico soci:t1 inlent< comprender un pron:so hahl:lndo con bs person:1s que estuvieron iI11plicld:ts en <:I, 10 m:ls prob:lhk . l'~S.lUl' l'Slc'n uliliz:mdo 1;1 l'nlreviS[;l semi-cstIl.IUUI:ld:l de fin;t1 ahiel1o_ Este lipo de , enlrl'visU, como OCUITl' con b lluyori;1 de bs COS;IS que queremos ddinir, puede ser cII:ICll'riz:ld;1 Unto pOl' !o que L'S. C0l110 1'(')1' 10 que no es. LIS entrevis[;ls ce'n:tdas tienen pn:gunus que son eijas. sino clcb 'L'Z, si al I11enos :1 10 Llrgo de todo eI proyeC'lo en eI que IIgur.ln esl:lS entreviSl;IS. POl' olr.t p;1I1e, bs pregunt:ls se hallan estruclur.ICbs seglln vay;m ;1 ser enunci;ld;ls, y I;IS rl'spuest;ls vendr:m cbdas siguiendo un orden, cicio 0 modo preestahlecido. Se supone que no debe vari;r ni eI contenido ni el modo de l1:lcer bs pn:guntas. ViI1u:t1l11cnte, y leniendo en cuenta cI error 0 Ia incapacidad de los cntrevistadores P;lI: seguir LIS inslrucciones, cada Ulio de ellos podri:l ser inlercal11hiado par otro, ya que el objelivo es conseguir un nivel de eSl:lI1clarizaci6n [;[n allo como 10 pennila la geni;t1id;ld y maleahilicbd human;ts. 1'01' contr.Jste, en Ia entrevisu de final abieno todo es provisional. Habiendose emp;lpado del lema a esruc!i;tr, nuestro entrevist:lc!pr inlrepido es .!!bre p:tr.t prob;lrJ~ diversas y numerOS:lS pregunl;ls que Ie lIevar:tn :l asegur.lrseJ_os resut:ldos m:lS reve.EQ9Jes. LIs pregunus pueckn ser ab;1l1c!onadas. cambiacbs e intentad:ls oe nue~o. Ser,tn especi:t1mente lmpOl1antes los cuestionarios de seguimienlo con locllciones un creati'as como ..pOl' que.. y .. que mjs... Esus preguntas son consideradas semi-estrucluradas en tanto que se les suponen algun;ls pauus, alglll1 metodo Csuponiendo que hay;1 ;t1gllI1 .. mclodo en b 10CLII:1"), ;t1glll1 ;lfcrr,lrse a LIS que se muestl:tn m;]s promeledol';lS Ll entrevisu es sel11i-estl'uC!ul:I(b 0 semi-Iigicb. en l;mlO que LIS pregunus. eI Il1ClLiu <It' t'nullCi;lrbs. 0 el seguimicnlo de los tem;lS pueden variaI' de ;l<.:uerdo con el crilerio de! t'lllrcvisl:ldur. [I "st'mi.. inlelyienl' de: nuevo si lenemos en cuenl:l que d principal objdivo de e:ste conjul1lo dl.' [ccniCls de entrt''isu es el de Ileg:lr :t ped'iLlr un enfoque especifico, <.'s decir. una serie de pregunus asi como un estilo de ekCluarbs, que se ajusle ;I<1eCU;lc!;lil1enlC ;t1 proycclo cit' iIlV<.'Slig:lci(m que se eS[:I 1ll.'·~lI1do ;1 C1ho. Los resu!l:ldos
  2. 2. son umbien semi-buenos ya que solo puede Ileg;lrse ;1 ellos de un;1 m;lnera imperfecu. Comprencler esto, es clecir, que se puecle lIegar ;1 h;lCer l1lucho pera que siempre se quecl:! uno a meclio c.lmino, [olllla pane clel buen oticio dc:l hirotetico entrevistaclor "semi-eslfucturaclo cle final abieno". Tener tocbs esus retlexioncs muy en cuenla umbien :J.yucbr5 a comprcncler pOI' que la acru:J.cion clel eIllre'istador se queda neces;lriamente cona respecto a 10 que prametia. L, cucstion es que la entrevista de final abieno semi-eslrucrurada no puecle'ser re:I!izada perfectamente. Lo mejor que puecle esperarse es no h;lCerla "dem:J.siado mal" o haced:l "mejor que la anterior". Se pueden dar buenos consejos. pera nunca seguirlos ul como se clan. Li razon cle ello es que las prescripciones uSli;I!es, incluyendo las nueSlras, tienclen a ser proverbiales y a veces mutll:lmeme contr.ldictorias. Como clicen los abogaclos, bs circunstancias alterJn los elSOS. Y estas circunstancias son tan numerosas y variacl:J.s, atenclienclo a las personalidacles clel entre'israclor y emrcvist:J.clo, a bs condiciones clel tiempo, :J. las organiz:J.ciones impliClcbs, J la sensibiliclacl de los inclivicluos (especial mente en temas que implican iIlleracciones socialcs), que nadie puecle ;lfinl1;lr que comprenda m5s que una pequel1a p;l1e cle elbs. EI primer requeI~ P;I:l aquellos que cleseen ace )Ur csta aucbz Urel sin en[J:.l.LeJ)_lu~-J:}r.oceso de ;IUlOC cSlrllceion es ]a va/elltia. EI segunclo rcquerimieI1lo es b Ie ··)i/id. t"4-enteo.: di;;1do C:su como b cap;lCicl:!cI c~~g d~r_VII.:.ru.:.el1~,_c e ;q)renu~r ;I-CO!UO h;leerlo un lliIco...!ll!:;. or a !xlliI:::ae!.-e-rro"(-d· su or er..:!a-;ldNcrsicbd c1c:1 rech;JZo a b ;lCli~l~hoSlii ld.. ·.l.llll.i/';'1 . !;.!..'i opor~.Ilicla(Jtk· JUC sc h;ln-clej;ld0-lxls;lr inl..011;lrlO cle nuevJ,). EI lerCer(~ y lillil110 n.:qll<.:rimienlo cs la WI :4C '()!I cs clecir, 1.1 utiliz.1citll1 sJL: 1.1 propia Ql2c 2iL:nci;l, ;1}b.Lde c1L:s;lrrollar un cSlilo pcrs~)Jl;I e~ cn~L: pl:'llliii;1 .1f'rt~;lr las ~liricull~.·22sl COl1l0 salv;lr. las posibles la.'~'i y conlr:ldicciones dl:' LIS prL:scripcionL:s.i.!l l L: sc CStCI~.sk).. Pcro no cll:'bc olvicl;lrsL: qUL: par.I conscgllirlo, cl enlrL:vi~'i­ udor ekbc posl:'cr ;Ilte toclo, valenlla, tlL:xibilitbcl Y;lulogesti(m. c' EI lipo clL: enlrL:vistas quI:' est;ll))()S pbntl:';lncio son pmuuClo eil: una inlelJcci(m soci;I! que liene lugar IXljo rl:'stricciones cle tiempo sever..lS, eS(;llUs clesigu;li y m6viles muy diversos. L.l considelJcic)n h;ICi;1 el otro es un;1 preocup;lci6n que no dislingue L:ntrc cI entrevis(;Idor y el enln;visuclo. Pem ocurre que la personJ que eSla sienclo enlrL:visucl;1 liene mucha rn:ls pr.iuica en dar cuenta dl:' si misrna que Ia que [enemos nosotros en incbgar accrca cle el. Es una cornpeticic)n clesigual. Oebernos pOl' tanto 1r.IUr dc iguabrb. Hay que conseguir lIegar a saber mas que el sobre ciel10S aspectos de su auuaci(lll. E'ilO no cs diJkil si tenemos en cuenla que el no tiene ni el tiempo ni d privilegio de poder pregunur ;1 cuantos Ie mclean y aun en caso de tenerlo, b esper:IIlZ;l ue conseguir respues(;IS sincer:.!s seli;1 muy eSCIS;!. Una vez conseguiclo este ohjetivo, no poclemos dejarle saber 10 que s;lbernos; de Olro modo nos arricsgJmos :J. cOJl'cnirnos en un;1 cle las miticas victimas de las peliculas de gangslers de los ;1I10S lreinu, 1;1 Clul. rnientras desJparecia en un;1 hlllllec!a tumba, er:.! despedida can palahl~IS que nunca hubiera musirauo un erlldito: ..sahia clemasi;ldo". En realid3d cs provechoso revcbr que se s;lbcn ;ligun;ls COS:IS, y;l que el imercamhio cle infonll;lCi6n puedc SCI' hucno p;lr:'1 la entrevisu. Pero ,ill.U-1c;; '. delx:n revelJr confidenci' .>., pues resull;] poco honor;lble aclem5s de conlrapmducenle; sc comentarb que somas poco "Jignos de cOnkInZ;l y naclie volvcr!a a h;lhl;II' con nosolros. 'focbs Lt.'i person;ls que son entrevisl;lcl:l.~ p;lrccen esUr mucho mas atare:lcbs que su entrevisI:Idor, cuya llllica misi()n es. 0 :li 111.'nos ;lsi p;m::ce, a oe en revistar, mietl- tras ue b ersona ue est: ··crtd.o 'c'istada ha cle atcnder a su lr~t1 . jQ.,...S.om.e.t.i.do a intelTllJxiones ue se )ued Jl.:·u£.~0er en 1ll0ment~C;;ll.lci;Jles_p::lr:.L1:e.ntJ:e.vi$ta~Si ante est~I;;-6n se decicle aCOl1ar Ia enlrevista para mostrar buena voluntacl, 0 silllplel11entc por consic!cl:lCi6n hacia el entrevist:ldo, hay que tener en cuenta que quiz5 no podalllos voh'er a repetirla, ya sea por una posible enfem1edad, traslado, proceso 0 cualquier Olro suceso clesafor1llllaclo que pudier:.! acontecer al entrevistado. Si se sigue aclebnte, los nervios y Ia iniracion que i.r:ln apocler:indose clel entrevistador ser5n un obstaculo para el clesan'Oilo de ]a entrevista. iQue se puede hacer? Nada, Ia llllica opci6n es la persevelJncia. Hay que tornar una decision y arriesg3rse a jugal' can las b;n;ls que se ofrezcan. Quiza se podIi:m prabar orr:.!s COS3S pero reall11ente no existcn mejores altenntivas, si querelllos aproveclnr Ia oponunicbd. Y eso es prccisarnenle 10 que se intenta subrJyar. Una entrevisra hechJ apresuradJr~:.~ '2Ej~~ricci?.0cs ck. tiem~~e se ~2n acun~iGnao;-strrq nlllguna de las dos ane esJ; my segur.l c~~ 10 que quiere ciaI' y recihir, una ;Iuivicbu 't;~~I~<0l;~JI~1e~ncJ~ Sobre elb aetll;ln bs peculi:lridacles del u~':~;-;::-r J)OiCilcEidas par diferentes incentivos 0 intereses inJluyendose de f'01ll1;l reciproca. POdri;lIllos clelinirla como Ia expresi6n de 1:1 arnbivalcncia. E'ita concliei6n es b que b });Jee ;llr,lCliva y cleeepcionante al mismo liernpo y es 10 que ohlig;l a tkS;ln-olbr una t':lcu!ud cn:;ldor.1 que no puedc ser pre-progl:lIll;ltla. Y L:S umhiC:n por L:SO pOl' 10 que se neCL:Silan l11ejores consL:jos espeeil'icos 1':11:1 ;Ihrirse CImino ;1 tl:IVCS de 1:1 ambigl"ledad, a pesar de s;lber que resu!t;lI:i irnpL:ri'cuo y;l que no eXiSIL: ninguna clave upa? t!t:'dL:scil't:lr loebs las incL:rtidurnhrL:s inhL:rcntL:s ;1 unos L:IKUenll"O.~ hrL:ves, ;lsimc'tricos y eon ll1olivacionL:s (;In divcrs;ls. LIS prL:snipcionL:s que se des;lrroILII~in ;1 conlinu;lci(m, e!t:stinad;ls a condllcir, dirigir y org;lI1iz;lr un;1 L:ntrL:Vist;I scmi-eslruclur.lcla de lin;t1 ahierto, fUL:ron cOl11pibcbs a p;1I1ir t" ' dos fUL:nleS dL:sigu:lil:'s: 1.:1 liler:ltur.1 escrit;l rccngieb por Oe;1I1 H;1Illrner y los esf'ucr/. J'i de !;Jr()Il Vikbvsky por tlJnsmitir sus experiencias sel11i-satisbctnri;ls a sus e:;tuuianles. Las nous a pie de p5gina 0 las iniciales idenlif'icln ;1 los :lLltores. En CISO de dLllb, h;ly que seguir acle;lI1te y h;lcer del erTor nuestro ;lInigo. LIS enlrcyis[;s cle IIml ;Ihierto requieren cultivar las rebciories pcrsoJ.:l;tles:.,.!.1 igual q~e P;Ir:l Olro lipo d~ relacioncs personales no existen regbs sino um f'onna cle uesarrolbrbs, de l11~lJlel:l quI:' oblener el 1115ximo de una entrevis[; depende sahre toda del crilerio que nos v;1Inos fonl1ando a tr.lves cle !:l experiencia. Cbra eSla que la adquisicion de esa experiencia signillca que clebemos sohrevivir a las primcr:.ls entrevistas, L.lS I'egbs que siguen pueden ser lom;ldas como um 1;lhb cle s:tlvaci6n. ;dgo ;1 10 quc Jf'err:lrsc h;ISU que uno pueeb guiarse par su propi;1 L:xperil:'ncia. es PREPAFACION DE LA" ENTREV1STA _.. -----Lna cntre'is[; con (:xi:o . m; 'n;;1 con u~_p~p;lr;lci()Jl pr.. evia l11uy intensa. Fund;lI~nenle W1.Lq. , OJlOC 'r :..1f.:Jl.e.f.../2!3l5.eJlles los ohjctJ!;Q;$....de.J£LJJ.Li.s.W£L.. E~lO pucdc p:lrecer til:m;lsid;lda ohvia l};ll';1 SL:r mencion;ldo, perc> es Licil des'i~lrse dl:' los ;lSU nlOs princip;tlcs () perd.'l" de visu I:IS InCUS uel proyeClo ' . EI enlrevislauor que CjuiL:ra intbgar acerca de las dif'erentcs eSlr:llegias uti!iz;ld;IS por 10: entrcvislados, de- _ h-;::ria ~ltr;;r eLtcnb! y QOrL:l~ cr.$c ~o Lemas secunebri(;s. 2'
  3. 3. Dacia que bs entrevisl:iS son intl'r:letivas. los que responclen pueclen intentar lIeV:lrI:IS :1 SU lerreno buscanclo sus propios objetivos. Aqul eJ lruco es hacerles volver de fOllna sobp:le!:t pero filllle hacia b pauu cleseaeb cle las preguntas. Como indicaci6n general, 10 mejor es uliliz:u' algCm elell1enro ell' b respuesla para volver al tema ~Iese:lclo. Por ejemplo, ";.Alribuiria su recienre eXilO a esa fijaci6n temprana e1e 1a infancia?", Hay que lener siempre presenle que es el entrevistaelor el que conduce ]a enlrevisla. Le~'is Dex'1er nos recuerda que en ocasiones compartir con el entrevistado eJ inleres por un lema periferico puede ayudamos a conocer mejor su personalidad. La relaci6n entre ambos puede asi inrellsificarse, es cierto. pero eSlo lIeva tiempo. S610 b experiencia. y en ella no siempre se puecle confiar, pemlilLra al enrreviSlador saber en que momenros el alejarse clel lema principal Ie va a posibililar posterionnenre aborebrlo con mayor profundiebd. 26 Aunque es imposible, 10 ide:tl para no percler tiempo sena que el enrrevislador fUer:l Clpaz cle dislinguir los lemas cenrrales cle los secundarios. Saber CenlrJr ellema ayuebr:1 a oblener una mayor profundiebd y conerecion en las respueslas. Pero eso es s610 ros i ble cmndo se s:lbe que infoll1l:lci6n se quiere. Ellucer preguntas gen0riCIS del eSli]o cle "l3ien, ;,y asi que puecle clecinnc... ?", probablememe no nos conducir:i :1 n:leb'. Si eonOCl:mos que infoll11:lei6n nos interesa, se poclr:i ulilizar el lipo de enlrt:visr:l Illi~ eonveniente p:lr:l :lgiliLlr b marcha clel lrabajo, EI primer objeto cle nUeSlr:1 ilweslig:lci6n dehe ir encul1in:ldo a t:suhlecer cu:tl es el ll'm:l princip:tl de nUL'stro proyeeto'. Adt:Illi~ de conOCer 0 :Idivin:lr los ebtos que nect:sil:lmos, de!JerimllOS il/ful/far !!.!.!.!.!!::-1!3,I!...!{.!§ !S:.'plluSf{IS Cjllu_/Jml!alJlelllC'l/fC' CI/J(/It'cc'rclII UII 1/lIU el/fIt'IJ/~"fa defenllil/(.{d EslO UJluiere Lectl'!.:lr infonni!..ci('J!1 ~;Yl'rca ch:L individuo, e1e :;;~st:ItU~ profesion:tl y de su sit~:I5,'i(Jl1 bhol:t1. S:lbit:nclo CSlO. se eSl:! en mejor disposici6n para glli:lr-Ia discusi(Jl1 h:lt'i:1 :'lreas en bs que cI entrevislaelo lit:ne experiencia conereta, asi como su propia visi()n cle bs casas". De laclos 1l10dos lIevar un:J ide:J preconcebieb dcmasiaclo m:lrcaeb, podn:l conclucir por mal GlIl1ino al entrevistaclor, al rcslarle sensibilie!:tcl h:1Ci:1 10 que su entrevisuclo Ie intent:l cOl1lunicar. Se debe ser coloquial. pero s610 un poco, cle maner:1 que ~ ue r~op.?ncle pueda expli~~r ;;;:;-verda4-~o:prop6siloa los no inici;ldos. Se debe (/Ilfici'}{lr 'X!ro '!...o de/llasiarlo, y eStOes ~ equilibrio deliclcia que. uno debe imentar conseguir. Polonius no podia haber ebdo mejor consejo~. LLLI.I-].l' i:lriZ::lrse con Ia siluaci6.!l en que se halb b persona emrevistad3, es decir. r or ejel1lplo su funcioll ell el org:ll1ismo al que pertenece, aumcma la prQb:l,/)ilielaci sJyEjl-le-eLeDlre~~r !2l~<t1 explorar con eficlCi:1 b trascendencia de :Jlgulla de-sus fu!ses.2 decl~r:,cioncs, Equip:lclos con un buen conociJlliento cle la situ:lci6n. el entre'isUcior poclrj clis[inguir ped'eC[;lIllCllle los hcchos objelivos cle las apreci:lciones subj<:ti':ls. De esu m:lller;l, se 1l1:1nleJ1eiIj :dcn:1 lodo el campo cle ]a rl'spuesta seleoi'a. CU:llldo eI entrcvisuelor. Ellniklriz:lclo con b situ:lci6n objetiva. pueda reconocer si los silencios SOil simh()licos 0 fUllciomles. :lsi cono las c.Iistorsiollcs, 10 que se elucle () los hloquens del L'lllre'isucio. p(xlriul1OS :Ifirlll:lr que se h:db mucho m:'t,o prep:lI:lclo r1:lr:l explor,lr Cil su mensaje". r-lientr:ls que esulllOS seguros dc que Roben Menon y I'atrici:l /":elld:dl ovcn :1 ll:1'eS el<: los silencios y vcn a trJves cle las dislorsiollcs, elc~­ mCIl1 de los rnon:des s(')lo puede csper:lr educlr su percepcioll para rCCOllocer l:i.s rcspuesus selecl iV:1S. L.l infol111aci6n umbien puecle a lebr a rem9ver I~mellloria del que res oncle. Cuanta mas se sepa aeerca del entrevisuclo y cle la org:lnizaci6n a que penenece, mayores oportuniclacles habI:! cle pocler menciomr algCln delalle 0 algCm 3contecimiento que actu:lra como una chispa en su memoria 7 Se debe recordar siempre que es el invesligaclor el que teoriza, y no la persona que esta sienclo entrevistacb. AJ margen cle qU'e las personas orientad:J.s a Ia acci6n no suelen ser, por 10 general, introspectivas, su misi6n es la ell' expltcar 10 que hlcleron o 10 que sinrieron, mientr:1S que nuestra 1.1rea es la de construir con ello una descripcion y luego proceder a la interpretaci6n de los fen6rnenos que se estitn investigando. Pregul1far "c'QII h!11 fielle el poder? es algo equiuocado. Hay que pregu I1far pol' 10 que_' hicieron 010 qlle obsen.'aroI1Q• Como ayuda en esra tarea, deberiamos entender el funcionamienlo e1e b organizaci6n. No es bueno dJr a la persona entrevistada la impresi6n de que caemos d<,; la higuer:1. No se puecle mostrar ignoI~ll1cia sobre las funciones element:Jles cle la organizaci6n. Comenvr la entreviSla con un:1 pregun[;l del lipo. ,,;,Que hace su organlzacion?", inclica a Ia persona que va a responcler que no se eSl:'1 prepar:lclo par..! una discusi6n infolll1aeb 0 lecnica. L.I persona enlrevi5laeb semil:'l, probablcmente, que debe repas:lr lOclos los punlos IXlsic05, con b pcrclieb de tiempo que ella conlleva, en vez ell' aplicar5e a Ll explOI:lci6n cle los flunlos impon:lnrcs·'. AI conlI:llio, I:d como menciol1:l Lewis Dexler en su eSl'uelio semin:d,yl ~l!l~mtc..2preQ:lr.'lID:!S y. se lull:lGl mas cc'1Il1oclo con eI emrevisl:lclor_quc se h~ 'a m(.lli:,oUdO-L:.I estLldilr :i'ii9111enlc org:lIl iZ:lci6n 10 , , -- T..:~enci:1 ele conocimientos so/)re eI :lema pbl1le:1 un e1ilema :d cntreVIS!:lclor: 0 bien sc inlerrumpe :11 que respol1e1t: IXIr:l peelir :Idlr.lciones. rompienelo :ISI el nujo clc b cntrevist:1 y el:rnclo LI impresic'Jl1 clc que no se est:', !XL'!XlI:lelO P:II:I e1iscutir eI lema en prafuneliebd, 0 bien se sigue aelelante con la enlreviSl:! sin estar segura ell' 10 que se est:! e1icienelo, alent:ll1c1o b esper:ll1z:1 de poeler :Icbr:lrlo m:'lS t:lrde. En el sllplieslO ,,') cle llegar al punta cle no entender 10 que se clice. es mejor :lcLlr:lr las afiml:lCiones ~ canfus:ls antes que seguir aelebnle ' r. , r £n la medida de 10 posible, habJi~1 que col/oeer/a (,SfJ71~'furod~la OJ"!i(/l/izacion 1:: / EslO significa, comprender su Jel:uquI:J f~mlal. ,pu~.,~nd~ clet~1l111n..lr :lIleneS son los , subordin:ldos a qUlenes nnclen responsabdleLldes ,lnte qUIl:n, l.Ipundo al mlsmo •~ tiempa las relaciones socialcs infomlales. EI entreviSl:!clor debena tambien intelllar t famili:lriz:lrse con el persoml m:1S clireclamente vincubclo :1 b persona que va :J responcler a b entreviSl:!. al igual que con aquclLls person:1S con LIS que tiene menor 1 trata". La infomucion sobre las relaciones existellles entre sus miembros. ayud:lrj 31 enlrevisuclor a cleteIl11in:lr:l quienes el1lre'isur rrimero y que lipos eIe rregunl:Js son I conveniel1les p:lr:1 GJeb el1lrevisudo, f;uestro penllisivo const:jo cle "si es posible... inelica que l:!1 informaci(m es CHil pero na inclispens:lble, Si se quiere saber lado ames de empeZ:lr. sel~'l mu' cldkil ponerse en m:lrch:1. Fin:drncntc se il/;cl//(/I(i illL'csf(v,or(!/ falal/fe Ie los il/dil'idll()S ell 10 ul~(lJliz{{ci(;n Los claros suministr:lclos por cll05 v:lri:lr:in en funci6n e1e su L'sl:!IUS p:111icubr clel1lro cle elLl. :lsi como cle sus :Iuitucles h:lCi; (MOS comp:lnel'OS 0 incluso scgCIl1 scan bs necesiel:rcles cle su ego, Existcil v:lr'ios ripos cle rcrson:1S que pueek'n suminislr:lr gr:ln Glntiebel cle infol1ll:lcilm: o I ',1/
  4. 4. 1.- Ll pt:'rSOn:l ingenu:l que h:lhl:ll:i sin [cner en cuenra las posiblcs implicaciones de sus e1ecbraciones. 2.- EI inelivieluo frusuelo que oeli:1 b orgJnizaci6n a causa de ambiciones bloqueacbs. 3.- EI velerano, seguro e1e Sl misIllO, que liene poco que perder a pesar de las decbraciones que haga. 4.- EI inelivieluo que necesira mim:lr su ego. ESI:1 persona intentara tanto como puecb cOIllplacer al enrrevisudor, siempre que el enrrevisradorle muestre la necesidad que tiene de el. 5.- EI suhorelinado que se sienre somerido a sus superiores~ Este individuo puede aprovechar esra opol1unicbd para decirlo "toelo"lj 28 Sin cmb:lrgo, hay que tener en cuenta que el resentimienro, puede ser un mal conseJero a 1:1 hora de juzgar con claridad los asuntos. Debemos desconfiar de aqueIlos que responden para peJiuelicar a sus colegJs. AI fin y al cabo, si estan dispuesros J pcqll~llclr :1 person:!s conocidas, iPor que van a dudar en confundir 31 que les en[re>lsl:l).. NII<'S/IV lelJ1a es: pres/a a/ellcioll al qlle 1J1{IS ell/llsiaslJ1o demlles/re, pero verijIUI/17pl<,IIU'II/C {I los It'IICOroSOS 0 a Ius qlle se vall de la lellglla. I .' . 1~ls pl'orL's fuenles son :lquclbs person:!.>; que se h:tn convencido (y que quiz:ls lun (onvl'nCido :11 II1vesllg:ldor), ell' que eSI:lll en posesion de b vercbd ya que se SIL'n[L'1_1 dl'nlm dL'! gnlpo de person:ls dign:ls de crcdi[o. Nueslro kIlla siguienrc es que [,.Imhll'n Itr/l' rll/(' c(JIII!JlTJIJrlr d(JIJle () /n/)lelll('I1/e a IriS !X'ISOIIClS cOlIsjderadas de COII- )/(111:::01'. FxislL' O[ro tipo de inform:ln[eS que pUl'dl'n :;pOI1:lr Ciel1:1s visjones p:lJ1icubres, por L'Jl'111plo: 1.- FI de fuel:l, ,.L'! oUlSiekr.. , que pel1enl'ce :1 un gnlpo social, cbse a CUltIH:l dikTL'nlL' :11 reslo ek b org:lI1iz:lci6n. E.Sll' puede ser el C1S0 de un eIlligrante rcC1L'nlL'. que se h:l il11pliGldo en politicJ a b primer-I mujer que OCUpJ un puesto tl:llltCllJn:1Imente desel11pen:ldo por hombres. 2.- U n(}·:llo, IXIr-l L'! que sus experiencias en el nuevo eIllpleo son tocbvia not:lhks. Lste puede revebr pr.lcticas y actirueles que los miel11bros 1ll:1S veter-lnos huhiel:ln Ol11ilido por consider-lrlas obvi:1S"'. Lis PL'I:;OIl:IS con una Iarga experiencia tJmbien liencn :!Igo que decir. Uno de Iluestros Inl'lorcs consejos es el de ellljJezar el1lreul:·I{lIulo al personal relirac/o y L!({/1I10 II((/S n('/f), 11/(')0,. EI tielllpo peS:l con gr:lI1 Cuerz:l sohre sus esp:.l!e1Js. Saben que_ UIl:l ·el. IUL'fOn impol1antes, pero no 10 sJhe n:ldie... excep[o l'l entrevislador. E,>to !l:lJ:I que 1l0S lkdiquell hOI~IS. incluso di:1S de su [jempo :lvueLineionos en las investig:IClonl'S ;ICl'r,:1 de sus sucesores. Un:1 ·el. .>;e h;ly:1 Ikg:ldo :1 aquellos que ocup:ln po.~IClolles SlllllLires en cI presente, conoceremos much:!.s cosas por las que t:!mhicn L'St:lCIIl IIlIcTL'.~:ldos nuestros inCOlll1:ln[Cs. Ln:1 enlrevisu es un trl.leque que se cil:s:lrroll:1 llledl;lllIl' lin P;ICIO csuhlecido libremellle el1lre :Ic!ultos. IlIlercCllIllJia 10 qlle bas apn'lIrI/do IX ,,. In rillc If:' glls/{/rfa sobel r l.'n:1 Vl'l. Sl' IiCl1e U11;1 ide:l respeclo a I:t il1follll:lCic'Jl1 que se pre[ende obtcncr ell' Ia el1trevlSU, . II:lS !l:")c.:,r inves[ig:ldo a Ia organil.aci()fl V:l sus miemhros, se debe prejJ{/I¥1 r /III OJ( 1('11 (f!JITJxilll{fc/O de lell/{/s)' slIblelllrtS q/le debeil ser Iro/ados. La reflexi6n pre·iJ sobre los :lsuntos que se JborcLIl:1n ayuc.1:t a :!segllJ:lr su cObeltllJ:1 e111l:lI1le b entn:'·isla. De no h:lCerlo asi, UJl: vez fin:t1izada i:l entrevista, poelriamos Iamentar el no h:lher hecho deleI111in:ld:ls pregunt:!s. l-I:ty que recordar que no siemprl' es posible enconlrar un:l seguncb oporrunidad P:ll:l hablar con aquclla persol1J 1s SI! pueden ordenar los /ell/os de II/anem que es/iJl7ulen me)or 10 lI/elllOlkl del indiuiduo. Para lem:lS que requieren rememOl:lr aconlecimientos pas:ldos, puede ser bueno enunciar las pregunras cronologiclmente. Tambien sc podria empezar par las preguntas m:ls f:iciles de recordar y unJ vez estimubda la memolia, seguir can aquelbs que presenten m:is e1ificu!lJdl~. TlJl1bien Se puedell ordenar las pregul//as buscondo desperlOr el ill/en!s del enIreL'is/(ldo. Se puede empezar por preguntas rebcionadas con :llglll1 tema que sabemos de antel11Jno preocupa al iru0l111:1I1le y seguir luego con otrJS de menor interes. Del misl110 modo se pueden altemar tellus que tal vez resu!len estimubnres con Olros n1:is :lIJlllTidas. Si Ia persona que responde est:i inleres:lcla en el asunto que se introduce, prob:lblemenle Ie compl:lcer:i pens:lr en el y se dcleit:!r:i escarbando en su ml'mori:1 1U AI Cill Y al cabo : n:ldie Ie gust:! responder a pregun[as aburricbs. En cu:t1quier caso, se debe imprimir un litmo a b ell[n:visl: :l!lt'Il1:lI1do pregullt:!s que rcquicren respuest:ls dectiv:1S y pregunt:!s que son mucha m:'t::; Clciles de respOlllkT No es bucno que !:t entrevisu SUL'ne dcmasi:ldo IllccniGI ni umpoco f:llig:lr en L'xceso :1 Ia persona que respollde". A pcs:lr de 1:1 imp0I1:lllCi:1 que hemos l"ClIlcedido :1 [CIlL'r till:[ idca fOllluc!:t sohre los [L'flUS que se quiercn :Ihord:lr, y en quc orden V:lIllOS :1 pl:lI1te:lr!os, dehemos enCoclr 1;1 prqxlf:lci<-m de ('stos cle Corm:l provisioil:1I. 11:lhl:lrelllos m:-I.s :ldL'l:lilll' sohre hs oCisionl.'s iill'spel:llbs que pueclen surgir :1 !o !:Irgo de 1:1 l'n[revisl: y de n'J11l0 dehen scr [1:ll:ld:1S. Por :t1HJI:l es suficiL'ille decir que d blll'il l'n[revisudor lk'he ser :1I1[e lodo Ikxible. 1":1 h:lhililbcl P:1I:1 :ljusurse a los inCortn:ldores que se resislen, 0 l'i :Id:lpurse :1 un descubrilllienlO COl1uilO 0 a Uil:l fuente riCI en cI:llos que no se h:dJi:1 previslo, d:II:"t unos resllll:ldos mul' provl'chosos. iv1:lI1teilcr.se fillne, pero Oexiblc. <:'s O[r-I de LIS conli:ldicciones can !:Is que h: de versehs L'l perplejo en[revisudor-'~. .Junlo al ordenal11ien[o de los lemas y sublenns se c!eIJerl{/11 !J1l'!Jamrprr'glllll{fSgill{/. LIS pregunus-guia son simplellll'ntl' pregunl:lS que el en[fCvisl:ldor lIeva prep:lr:ld:ls de antelllano. Pero, a diferenci:1 de bs entrevis[:l.s que se h:cen :lplicando un cllestionario rigido, :lqui las pregllnus-guia deben ser reducicbs :t1 minil11o~·. Asi, rcf0ll1lUla1110S: Usemos pregll IIlas-.~III{f.!X!1TJI!COllOllliz{illdola:/'. ILlS pregllll/[fS-c~III(1 SOil {fdeC/wc!{{s p{{m lelllos qlle se !Jrf:'SlIlIlell c!e!ic{{dos. EI pens:lr con antebcion :lCerCl de !:Is sitU:lciones posiblemenle problel11:11icas. inlenundo p!:Intearias en fOlllla de prl'gunlas nos e'iur:.'!. dUI:lllle !:I entrevisu. !:I Silll:lci6n <:'mb:tr,lzosa de tener que il11provis:r 1:ls fr:lses :ldecu:ld:1S". LIS pregunus-gui:1 bien C0I1111d:ldas proporcioil:lr:1I1 una 111:111el:l m:ls f:lci! de imrodllcir I:ts cuestiones deliGld:ls en lug:lr de tr:lt:1I11S superfici:t1menle. I'or ejel11plo, ,,:lI1te cu:-1I de eSI:IS si[uaciol1es preferiri:1/110S enCOIl[r:lrl10si : ..... "Dice CjUl' es[uvo implicldo ileg:t1l11enle.... quino clecir, iliciul11ente en es[a :luivill:td i .,. () por L'l conli:lrio, ""Quc hizo cll:lI1do'-. , 10 !:Irgo ell' Li enlre·isu se d:lr:1Jl b:lsuntes SilU:lciolles elllb:lrJI.OS:IS que nos h;lI:·1/1 :Ipreci:lr l'n gr:1I1 medid:i lIn:1 buen:l pLinifiClci(m ror :ldeLlI1uc!o. T:lIllbien se jJllec!f:' recllrrir {f IriS P["(~~III1/{fS-glli{f p{{nl illlrOc/llcir pllllloS illlpor1(/III('s ell IIIOIllellios c!e IIIOllo/ollirl () silf:'lIciu H:lhr:'t oClsiones en !:Is que lin SUblell1:1 2
  5. 5. se :lgore, surgicnclo una IXlusa SLlbi{3 que dejara a eillrevisraclor y enrrevisudo l1lir;'inclose incomocbl1lenle. En ese momento, en lugar de improvis:u una pregunu :11 azar, que no scrvir;.l cle mucho y h:ll-a perder un riempo precioso, poclemos fonnular un:1 pregunla-gub pbnleando asi un nuevo rema de una f011l13 suave 2(,. Lls pregunus-guia reducen Ia ansiedad del entrevislador pem rambien llevan a esrruer-urar clemasiado la sirllacion. Para lograr el fOl1naro de final abieno que se prerende, liene que haber sirio para la pmpia dinamica de la entrevisla. En resumen: Usa las pregll 11 tas-g II ia call col7uiccion, pero no demasiado. que lIeva a confiar dem:lsiado y clem:lsi;lclo tiempo en suposiciones no cles:lfiadas . que sin embargo hubier:lJ1 siclo r:'1picLl1nenre cuestionadas en enlrevist:lS can otros personajes. Por otra pane, al concenrr:lr b atencion sobre un ciel10 lipo de personajes, el entrevistaclar puede ser acusado cle parcialjcbcl en su eleccion, Esta circunst:lncia es m:ls probable en proyecros que '-ersen sobre organizaciones con diferenres facciones 0 rendencias.l ' . Hay que recordar c;le nuevo que los jubilados aSl como aquellos que lienen empleos en otms silios, son buenos para empezar. Nuestro interes par,l con ellos sera a menudo recomrensaclo con buenJs closis de indulgencia respecto :1 nuestra ignorancia, EiVlPEZAR LAS ENTREVISTAS CON LA PERSONA ADECUADA ENCONTRAR EL LUGAR PERFECTO 30 i. A quien h:1Y que ver primem? Aqui las opiniones clifieren. Dexrer afil1lla que las primeras enrrevislas ser-an probablemente poco producrivas y que esro, en b pracrica, puecle resulu.r posirivo ya que nos serviran como calenr::liniemo previo cle car.l al fururd;. Esros COnLJClOS iniciales pueclen ser Llliles para volver m:1S rarcle sabre ellos, pues a buen seguro propici:li:in infol111acion valiosa cle Cll:l a enrrevisus posreriores :Iclem;'is cle SUbl:ly:lr rem:ls que pueclen resulrar potencialmel1le cleJicacJos para orros IXlnicip:lnles. Exisre t:lmbi0n 1:1 opini()n cle que St' clebe empczar a entrevisrar a individuos de esr:llUS m;.ls dev:ldo y luego ir IXlj:lnclo en b jerarqui:1 clentro clel grllpo. Se :lrguye que :1 menudo los jcfes poseen una ampli:1 pel-:ipeCliva de b 11l:1rch:1 cle Ia org:miz:lci(Jl1, esundo presul1lihlel1lenre en nlejor posicion que sus suhordin:lclos p:ll:l enlencler los objelivos del proyeeto. As!, los ofici:l!es pueden ser clp:lces cle abrir Ulns line:ls cle tl:lh:ljO que los Ix'ones no podrian sugerir, pm clrccer cll' suficiente perspeCliva. Incluso m;.ls, una vez que el escl!()n superior ya ha cooper.ldo, los que est;'in r or deh:ljO en 1:1 jer.lrqui:1 estim:I1:ln que tiencn renniso par.l COI:lbor.lr en Ia investigaci6n~'. Ll desvenuj:l de empe/-:lr por arriba e,~ que al rrincipio clel proyecto uno mismo no s:lbe 10 suflcienle como rar.l hacer un uso efeClivo cle b entrevista. En consecuenci:l, la rersOll:l que resroncle ruecle hacer lIegar a sus subordinaclos el mensaje cle que no v:Iie Ia pena percleI' el tiemro con esr:lS enlrevistas. Del mismo modo si se decick volver a los jefes cmndo ya se ha obteniclo m{IS infonnacion, can animo de profundizar en su testimonio, puecle sucecler que se nieguen a concedernos m:'1s liempo. Una solucic)I1 de compromiso f:lzonable es intentar lener acceso a una person:l que este cerca cle los cit: :lrriba y asi revelar nueSlr.l igno r..Il1ci a, exrlic:lr el 1'1'0)'l'eto, formular algun:ls pregunus, solicitanclo pocler volver a el cU:.Jnclo seramos m:'1s"'. Es m:'1s gener:t1 Ll opini(,n dc que se dc!Jerin clllpczar pOl' ICiS persOllas preelis/}//('st{{S a s(',. ('lit WI'istodClS'''. ESlOS infonlladores mostrJr:1I1 probablemente una aetirucl de m:lyor co()pel~lci()[l, proporcion:l11c1o al entrevisuclor una base sustancial cle conocimienlos cle Clr:l :1 su proyeeto, :ldem;'is de :t1go que no dl'be subestinl:lrse, como l'S l:'1 t:Il1pcz:lr :1 tr:lb:lj:lr con buen pie. Ll confi:lnz:1 ckri':lcb de eSlOS conucros inici:t1cs nos :lyucbrj a b har:l de solvent:lr posibles cluclas que surgir:'1n a 10 brgo clel proyceto. Como es usu:t1, 11:1)' excepciones a esra regl:!. Lis rersonas mejor clisrueSlaS haCi:l nosolros, es prob:lblc que liencLlJ1 a comr:1nir nucstr:ls icil':ls preconcebicl:ls, cosa L1. seleccion dellug:1r doncle encontJ:lrse es muy imrol1anre en tanto va :I clelerminar el contexto de Ia intluencia mUlll:I esublecicb a rraves cle la entrevisu. Por 10 gener.Ii se debe elegir el despClcIJo PCI/1icl/lar del iII/anI/a lite, pol' reI/IIiI' la colldicioll de Illgarprojesiol/al y ala L'eZ p/1umlo. Ella proporcionar:i b privacicbcl suficienrc P:Il:1 permitirle habbr sin mieclo, aclcm:ls cle implimir un tOno profesion:l! al encuenrro l '. Sin emb:lrgo, CII{/I/c!O se pre/'eci {I"C cl elltlt'uis/ac!a I/a a ser COlIstCllltclIICl/te eIL,tmido porsl/ tmba/o, sc de/Jen-CI cOl/sidel[lrellJIIscar /11/ Illp/ir II/eis tI[IIICf/lilu, y:l que bs intcrrupciones cOl1stanres dcsrruir:-ll1 l'! Ilujo dc 1:1 entrevisl;1 y sel:ln un obst:"culo r:1r.l su concenll:lCiclI1. Adem:'ts, cU:l11do se It: eSI:'1 h:lciel1do recordar de fann:lr rciler.lcb LIS necesicbcles que olms liclK'n de 01. puede sentiJ-:ie en 1:1 oblig:lCi(lI1 de VOh'l'r a su rl:l1l:1jo cn lug:lr de conlinu:lr h:l1ll:1ndo. LIS intcrrupcioncs no son eI lmico rmblel11:1. Un indivicluo pucde ser disll:lido simpkmenle I'm su entomo, Como ejemr1o, podri:lmos consicler:lr b enln:visl:l :1 un proksor en su cbsc, rocle:ldo de p:lpek:s ror cbsificlr, eX;'lInenes I'm corregir 0 progr.lIn:lciones inaclb:lcbs. Habr.'l que eviur esas siru:lcioncs cu:1l1c10 se est:1 compiliendo con bs dificuludes cle tiempo que agobi:l11 a Ia person:1 enlrevislacb.l·I , TCI/I/poco es IJilel/o euitar todas las il//cl7?1/JCiol/es. Dej:lr p:ls:lr Ilamaclas telefanicas ayuda a observar el tJ:110 dispens:ldo por ese inclivicluo a los clem;'is y tambien ofrece b oroltunidad al entrl'visudor de reras:lr sus not:ls·ll . POI' otr:1 ral1e, entrevist:lr en el empleo posibilita conocer un en lama cle ll:I!J:ljO incluyendo un:I virt1.131 observacion cle !:I mesa cle su desp:lCho de cara a delect:lr infolll1eS 0 clocumenlos que puec!:rn :r1li enconlrarse->. A su vez, rodemos reraS:lr como esr;.l 1l10nracl:1 b oficina (si !:Is pUel1:1s est:1n abiel1as a cerrac!:rs. si !:Is mesas est{ll1 lIen:ls cle papeles) mienlr::1.5 obser,:1I1l0S b maner::l cle relacion:use del enlrevisudo con sus comp:ll1eros Y'. Gtro :lspeClo J lener en cuenu es que los inrOl1l1:I1tcs rueclen encontr:lrse m:.'ts comodos en su propio Jmbiente que en olros ll1enos Ltmili:lres 0 en Jquellos juzgados como poco nculr::Iies. POI' ejell1plo, el clesp:lcho dd jere de esruclios no seria eI lug:lr ideal P:lr.1 l'nlrc'ist:tr a aclo!esct:llICS :lCerCI de hs drog:ls en el co!egio·I -. ,:!X'IKlc ir, en G1SO de no juzg:lr COn'l'Illc'l1te el clesp:lcl1o privJdo) EI cil:trse parJ comer 0 P:II:1 cenar no es ~lcoJ1sejahle. Pm lin I:ldo e:-.:i:-,ren posibilic!:rdes de ser interTumpidos por :lmigos 0 conocic!os dcl infonllJllle. Por otro, rcsulu clil'icil tamar nol:IS y hacer el seguimienlo de Ia enlrevisu miellll:IS se esr;'i comienclo-~'. Un:1 desventaja fin:t1 cle l!e,,;rrlos ~l comer 0 :1 cenJr es eI COSIC. [I proyecto teJ1c!J:'1 unos fondos lill1i-
  6. 6. tados y h~lbrj que gasurlos en aClivid~ldes que g~lranticen su eficacia. Tampoco cs conveniente :lCepur una inviuciCm por pane de ellos, ya que puede crear un ambiente de IXlrci~did~ld u oblig~lci6n no deseable. Ser autosuficiente es bueno par:1 el espiritul~. Elegir el domicilio particubr de los entrevistados tiene sus pros y sus contras. Par un bdo, el individuo se sentirj c6modo y seguro en el marco de su hogar, pero es probable que sellnos interr1.1mpidos can entradas y saliclas de b habitaci6n por parte de su familia, allel:tndo asi el ritmo cle b entrevista·,o.lI. 32 Cuanclo establecemos conDeto con el futuro entrevistaclo, hay que explicar quien sobre que va el provecto, , C1l1e sergel/eral respeclo a que se eslii bl/scal/Hal' , sam 0 s y , J do y evitar entrar en cletalles sabre los objeti'os clel proyecto ya que, probablemente, el infollllante no este muy interesaclo en todos los pomlenores que somos capaces de proporcionar. Extenclerse en detalles acarrea el riesgo cle cit~r involuntanamente alglill objetivo que pueda inclisponerle hacia el proyeeto. Por eJempl~, ante un funcion;lilo responsable del presupuesto, en lugar de menoonar: ..Mt hlpotesls es que el Exislen otros lugares cle reuni6n alternativos a tener en cuenta. La sala cle reuniones con que habilualmente cuenta el lugar cle trabajo podria ser un lugar aclecuaclo, al pennitir un ni'el de privacicbd imposible en un despacho ajetreado. 0 tambien se puede salir a p~lse:lr. A menuclo el tiempo pasado fi..lera de b oficina proporciona al infonnante una favol:lble sensaci6n cle descanso. Pero cle nue'o, no es [;lcil eSClibir mientr:1S se eSl;l caminando·'2. Otro aspecto :1 lener en cuenta es b hOr:l de citarse para la entrevist3. Lo m;ls adecuado es pregl/I/larfe a /0 persol/a cl/e/l/do /e l!O JIlejOl: Pueclen haber momentos en que no se eneueI1lre suficienlemente rebjado u otros en que prevea cOI1linuas inteITupciones. Tambien podtia sueeder que quisiel:l oeultar a sus compai'leros de tl:d);jo su eonclicic)n de testimonio, bien par t:mor a posibles repercusionc:s 0 simplemente porque prefiere el anonim~lto'.i. No es unto que eSlemos en des:cuerdo con eslOS requerimientos admilidos de fOIll1~1 Jluy()riuri~l, :Iunque en P~II1L' :si es, sino que curiosamel1le omiten b regb m;is impoI1:lnlc: CI/{//(/Ilier !Jor(/ 0 /I/p,(/r SOI/ /JlIUI/OS I)(/r(/ It'a/izar /(/ £'1/1/t'u/~"!(1 JIliUl/lras e/ e.~cel/(/rio se(/ h()I/()/(//)/e y s(~!.!,l/m. Es poco proh:lhle que el entrevist~ldor pucd~1 decidir sohrc los IcTminos de CU~'1I1do, clc'Jildc y U'JI110 Sl: lIev:ll:'l a cl!x) b entrevis(;1. I-by que tonur!o ul como viene y pens~lr que algllll momenta es siempre mejor quc ninguno. Es de cspel:lr que el entre'isudo S~d)I:'1 rcconocer bs sitmciones imposibles. Y si no, un poco de sufrimienlO forma IXII1e del ofieio " , Una cosa m;is: SCIlOI:IS y senores, no lean b eorrespondeneia de atros. Ni lean sus infonlleS, No es bueno roh~lr noUs. Li reputaci6n que ~Iclrrea una conductl de estc tipo ;IIT1.lin;II:'1 ciel1~lmente b enlrc'isu y CJuizj hasta el proyecto·I '. presupuesto esra [uel'3 de control .. ,'" es preferible decir, ..Estoy exam!nando la ela~~­ raei6n del presupueslO...'" A panir cle un plante:lillIento poco espee~co, el entre I,~­ udo interpretarJ el alcanee y los objetivos del proyeClo clesde su propl;]' perspectl~a . Dacia que en un principio no se sabe como resultara el proyeet~ 111 tampo~~ que es exactamente 10 que se est:i buscano, un~l descripci6n general sera sufioente'-, Hoy ql/e proporciol7ar I/I/a e_plicaciol/ uertlZ sobre fa il7uesligaciol7 q,l/e se //elYI la imagen propia 0 la de los patrocmadores 0 altel:lr el alcance real del proyecto, son t;"lcticlS muy peligrosas. Tarde 0 tempr:1I10 se conocerj la situaei6n reJI de nuestros eonuClOS, pm 10 que un planteamiento equivaco podr!a d~lilar seriamcnte nueSlr:IS futur:ls reLieiones'.s. Parece obvio :1Jladir quc mentir es siempre incorreeto aunque en ex.::Isiones pucliel:l resultar eficaz'>I, No .1'1' deve exp/icCi rei pro)'ecl(J de /1/(/Ilel'{/ (/1/1' 1t'!HeSel/le 1/ I/O (/ mel/ClzCI pa rtf £'/ el///t'uL'iwdo, Si cree que su testimonio V~I a ser sometielo a riguroso examen, prob~l­ blemente se resist~l a ser entrevisl~ldu y, en ClSO de ;Icceder, 10 haga con menor cnlUsi~lsmo, Doby compar:1 dos nuneras de empei'.~lr un~1 entrevista con el siguienle ejemplo: "Queremos estudi~lr pm que: exiSlen huenos y m~dos lieleres en un sindiCilo-, s o bien, "Queremos conocer cc')mo Illarcha eI tr:ilXljO di~lrio ele un SlJlchcato· " Aunquc suscribimos 10 clicho acerea de no :llllen~l/,:lr ~d entrevistaclo, clebemos objetar dos puntos a esa fonnubci(m, Primero: No h;ly n:lcb ;Imenazador en el enunciado .[slOY inveslig:lIlclo el Iieler:lzgo- (exeerto P~lr.l los investigaclores, que nunCI pueclen deseirr:lr!o.. ,), Por tanto, I/O es cOl/l'el/iel/le 1I/(/IlI/c's/(Ir afJie/101llellle el obJel/w cOI/C/t'/o jJero 1{//l1jJOCO h(/y qlle eliclI/)I'ir/o. Segunclo: EI funnato de ]a pregunla sabre el lider:lzgo sugiere Ia ebbor:lci6n de loeb una teoria por pane del entre,VIS(;)elo, SI bs personas que responelen fueran buen:ls p;r:l ello, tememos que lubna un gl:1I1 enlre 11/(/1/0.1', Enganar al otro falseando elesempleo en el campo aeaelemieo... ESTABLECER EL CONTACfO Atendienclo ~I r~lzones muy divers~ls, la Ill~lyoria cle las personas acceclen fjcilIllente a conceder entrcvisus ,f,. Quizi~ I~I s;ltisr~lcci6n personal del ego (sentirse reconocido. necesiuelo 0 illlpOI1~lIlle), quii'.;is el utili/,ar la entrevisu como un ejercicio cle C1ursis (p~Ii:1 desh~lcerse de ~dgo que oprillle su Illente), 0 tambien Li necesicbd psiquici de comp~ll1ir con ~J!guil'n sus punlos ele visla, puec!c:n ser r.lzones poderos:ls que induzclIl ~l querer ser entre'isuclo'-' '.'.. ,~. [n ocasiones, el entrevisraclo puecle elesc~lr conlribuir ~I nueSll~l forlll~lci()Jl 0 senlir una obligaci6n de m~leslro, Tllllbien es posihle que ~lccecLi simplemente jJor eelucaci()n'''- I-by que intcnur clisceillir sus llloli';lciones, ~Iunque eSlO ~I mcnuclo scr:'I muy difkil. ,;CC)mo saber si eI infollll:lI1te est~l prol);lI1do ·ell.~~lrse de ~ilguien, pretende lilllpi~lr su nombre 0 en re:J!icLici quiere :1'UCLtI'/ COllljJrender el ~lcenlO cle sus IxJ!~lhras es bjsico a la hor;1 cle descirl:lr sus respuesus, , Se deIJerio preselltor 1'/ pro.l'eclo 1'1/ 1e,7I1illos il/lerf'sOl7les pom e/ el7l/T?~'ISlado, ya que b iclea que se I'omle al principia conclicion~lI:i su apoyo al proyecto. Par ~jelllplo, una fonna de aeercarse a un lema eleseado poelri~l scr: -Prob~lblemcnte lu leldo a h;j oido algo sabre lo.~ problemas de b juventud en nueSlI:1 ciucbd ... [sumos interesaelos en h:lI)'I~lr con los rXlelrcs respeClo a LIS eliriculudes ~letu~lIes en Ia eclueaci6n ele nillas y adalescenlcs'h... ". Un comienzo ele esle tiro supone un:1 ILlIllac!:t ebr:l a Ia experieneia del paclre y sugiere Ia necesiclad, par p~lne clel entrevistaelo, ele contJr con la ~lpoI1:lCi6n cle los IXldres. Si pre.~l1l/f(/l1 (/11 iell cs e/lxlIlVc Illodor () fliliell Ji i/(/ IIC iLl eI jJl'O.l'eeto, se_deiJe I.)(/cer ('1I/0SIS SO/Jre aC/llcl!(),'i qlle plledol1 resil/tor II/({S (l/rctC!ll'OS (// Cllfrel.'istod()' , Un hom- bl'<.: ele negocios <jut'(lar:'! m:ls impresion:lelo ~I1 eonocer que es b C:lIn;lr:1 ele Can:erClo quien ha proporcion;ldo los rondos p~lr~1 b iJ1'eslig~lci()n que si aye que talllblen un sindicato :lpaya eI proyeeto. J-Lty que mencion;lr superflci~lIl1lenle pero nunci Olllltir a los palrocin~ldores que pudier;lI1 no ~lgr;lel;lr ;I1 enlre'isl~ldo. Par CJempla. Sl pre-
  7. 7. tados r 11;lbr:'! que g;lsurios en aCli'icbdes que g;lI:lI1ticen su eficaci;l. Tlinpoco cs corwenieIlle ;lcept;lr una im'it;lciCJ!1 por parte de elias, va que puede crerr un ambiente de IXlrci;t!id;ld u oblig;lci6n no e1ese:lble. Ser autosuficiente es bueno rX1r;1 el esrlritu.l9 Elegir el dOlllicilio p;lnicul;lr de los enrrevistados tiene sus pros y sus conrr..1S. Por un lado, el indi'ieluo se sentir:'! comodo y segura en el marco ell' su hogar, pero es rrobable que selinos inrerrumpidos can enrracbs y salidas cle Ia habitaci6n por pane e1e su familia, alterando aSI el ritmo ell' Ia enrrevista·'o.". Existen Otros lugares e1e reunion alternativos a tener en cuenra. La sala e1e reuniones con que habitll;llmente cuenra el lugar e1e trabajo poelIia ser un lugar adecuaelo, al pel1nitir un ni'el ell' rriv;lcicbcl illlposible en un clesp;lCho ajetJ~eacio. 0 tam bien se ruecle salir a r;selr. A menuclo eI tiel11po pas:do fuera ell' la oficina proporciona al infol1nanre un; Llvorable sensaci6n ell' clescanso. Pero ell' nuevo, no es Lkil eSCIibir mientr..ls se esr:'! clininanclo· '2 . 32 Orro aspecro a tener en cuenta es b hora de citarse para b entrevisra. Lo mas aclecuaclo es prelj,lIl1tar!e ala persolla CIIIII/do Ie [.'a lJIejQl~ Pueelen h;lber momentos en que no se encueIllre suficientemente rebj:lclo u otras en que rrevca continuas inrel1l.lpciones. Tllllbi0n poelria Suu:e1L'r que quisiel:1 ocult:lr :1 sus compalleros cle tr:lb:ljo su coneliciun de teslimunio, bien pOl' temor a posibles n:percusiones a sil11plemente porquc prefiL'n.: eI :lnolliIlUto ' I. No es l;ll1to que eSlemos en clt.:s;lcuerdo can L'stos rcqueril11ielllos admiticlos dc fOl1na m:lyori(;[ri;l, :1l111qUL' L'll p;lrtL' ;Isi L'S, SillO que cUIios:lmL'nlL' omilen b regb Ill:'!s illl porta ntc: C/ (({ItIII icr hure/ u III,~(/ r SUII IJl/clIOS !){/I({ It'CIliza I' It I I'll tIt'uisttl 11/ iell!ras d c.;·cc//(/riu SC(/ hUllu/(/lJlc,l' S(~~/IITJ. Es poco prob;lbk que eI L'nlrcvisr;ldor pUL'cb e1L'cidir sohrc los tlTminos dL' cU;llldo, ci<'JIlde y C(')1ll0 sc lIev;lI:i ; clbo ]a L'nln:vis{;. I-by quc lom;lr/o (;[1 COIllO vicne y IWlls;lr que ;t!glill 1ll0lllento es siempre Illejor que ningUllo. I~s e1e espcl:lr quc eIClllrc·i.sl;do s;lhr:'! nXOllOCL'r las situ;lciolles imposible.'i. Y si no, un poco de sufrimiellto fonn; p;lrte clel ofkio·". Una COS;l m;'IS: Selior:1S y senores, no 1e:1l1 la corresponclenci: de otras. Ni le;ln sus infOl1l1es. i'o es bueno rob;r no(;[s. LI reput;lciCm que aClrrea una conducta cle eslc tipo aInlill;ll:'! ciert;llllellie Ia cntrevisu y quiz:'1 h;lsla e/ proyecro· " . ESTABLECER EL CONTACfO Atenc!ienelu ;1 rnOlles lllUy e1i v ers;ls, Lt lll:lyOria cle Lts person;ls acceclcn fjci/mente :1 conceeler enlre'ist:IS "'. Quil.;'rs 1;1 s:ltisf;lcci6n person;t! cle/ego (sentirse reconocic!o. necesiuelo 0 imrun;lnte). quiz;'rs el ulilil.;r Lt enlrevisu COlllO un ejercicio dc clursis (p:lr;l c!t:s!l;tcerse ell' ;t!go que oprime su lllente), 0 t:llllbien Lt necesiclacl r si quict ell' COlllp;1I1ir con ;t!guicn sus puntos cle visu, pueden ser r..lzones rocieroS;IS que incluzcln ;1 qucrer ser cnll·C·isuclo'-·IH.,') En ocasiones, el entrevisuc!o rucclc dese;lr conll'ibuir ;1 nueSII:1 forlll;lci<')Il 0 sentiI' un:1 ohlig;lciCm clc m;lestro. T;llllhien cs posihle (IUC ;lcceel;1 SilllplcI11L'I1Il: ror CdUGICi(yn'" I-by que inlenur cliscernir sus ll1oliv;lciones. ;lunCjue CSlo ; mt:r:uelo SCI:'! ll1uy dinei/. ~CCJIllO saber si el infol1n;lnle L:.";t;'r proh;lnelo 'cn,~;lrse de ;dguicn. prL'lenc!e lilllpi;tr su nOll1hrc 0 en re;t!icLtel quicrc ;1'uc!;lr/ COlllprL'neler t:I ;lCcnlo dc sus p;t!;lhr;ls es I);'l.sico ;l la hor;1 cle clescifr..lr sus rcspuesus. Cuanc!o establecelllos conucro con el futuro entrevistaclo, hay que explicar quien somas y sobre que va el proyeero. Hay qlle sergeneral respecto a que se estii bllscalldo y evitar entrar en cletalles sabre los objetivos del proyecro ya que, probablemente, eJ infonnante no este l1lu)' i.nteresac!o en todos los porrnenores que somas capaces de proporcionar. Exrenderse en cletalles acarrea el riesgo e1e cit~r involuntarialllente algLIll objetivo que puecla inclisponerle h3cia el proyecto. Par eJempl~, ante un funcionario responsable del presupuesro, en lugar de menCionar: ..Ml hlpotesls es que el presupuesto est;, fuera de control. ...., es preferible decir, ..£Sroy exam!nando la elab~­ racion del presupuesto ...... A partir de un pJant(:';lIl1Jento poco especifico, el entrevl,sfado interpretar.i el alcance y los objcti'os del proyecto desde su propia perspectiva'i. Dado que en un principio no se sabe como resulrard el proyecro ni tampo~o que es exacralllente 10 que se esrj buscano, una e1escripci6n general ser<1 suficienre,2. Hay qlle proporcio/'/ar IIna e_p/icacioll uemz sabre la inuestigacion que se !leva entre /llanos. Engan;lr al otro Lt!seanclo b imagen propia a Ja de los patrocllladores 0 alter..lr eI alcance real e1el proyecto, son l:.lcricas muy peligros:ls. Tarde a rempr..lllo se conocer,i la Silu:lci6n real cle nuestros COllUCtOS, par 10 que un plantcamienro equivoco roelrla d;lllar Seri;lI11enle nuesrr;ts fi.ltur.s rebciones'J. Parece obvio allaclir quc mentir es siempre incorrecro ;lllllqUC en oClSiolles puelieJ:1 resultar eficaz"'. No se dcvc eXjJlicar eI jJml'1'C!u de I/UII/em qlle rr.1Jresellte /Ilia a/llellCiZa pam 1'1 elltlt'[I/~t{/{lu. Si cn:e que su testimonio V;I a ser somcrielo a riguroso examen, rrob;lblemL'nte se resisu a ser cntrcvisl;ldo y, en caso e1e :lcceeler, 10 haga con menor entusiasmo. Dohy comp:lr.1 e10s nuncr;ls clc <:mpel.;r una enrrevisra con eI siguientc ejemplo: ..Qucremos eS{ueli;lr pm qu0 cxisten huenos y m;I!os lideres en un sincliclto", a bien, ..Queremos conocer U'JIl1O lll;lrc!la cI tr.lh:jo cbrio e1e un sineliclto"ss. AUllCjue suscrihilllOS 10 clicho ;lcerCl clc no :llllCJl;tz;lr al entrevislaclo, c1ebelllos objctar clos puntos : esa fonllubci(ln. Primcro: No Iny nacb amenazaclar en eI enunciaelo "[stoy investig;lldo el licler.lzgo.. (excepto par.1 los investigaclores, que nunca pueden descifr..lrlO.. .). Port;lI1to. IIU es cOII[,1'lli1'llte JIItll/ij'estaraIJieJ1aJllellte el objetfLo COI/C!'r>to pelT] tWl/poco hoy qlle ('1/(.:III)rirlo. Segunclo: EI form;lto de Ia pregunra sobre el licleJ.lzgo sugiere b ebbor..lci6n cle rocb una teoria par rane del enrre,vlstacio. 51 bs person:ls que responclen fuel:ll1 buenas P;Ir.1 ella, remel1los que habna un gr.ln clescl1lpleo en el campo acaclemico... Se dr?l)er1a prescl/t[/r 1'1 jJlT]yecto ell tel7llillOS illleresantes pam el elltlT!uistado, ya que I:t ielea que se fOl1l1e al princirio conclicionar:t su apo)'o al proyecto. Por ~jelllplo, una rOrlll:l cle accrcarse a un tema eleseclo poclria ser: "Prolxlblemente ha leldo 0 ha olelo :t!go sabre los rroblenl:ls de b juvenrucl en nuestl~l ciuc.bcl. .. [sUIllOS ,interesa~los en h:bbr can los rac.lres respecto a bs clificulucles ;IClu:des en 1:1 ecluclclon ell' nlJ10s y ;lclolescellles'>6...... Un comienzo cle esre lipo surone un;1 lIam;lcla CIar..1 :1 b exreriencia e1el paclre y sugiere b necesicbel, rar p;lI1e clel cntrevisuc.lo, e1e contar con Ia ;lportaci6n cle los p;lc.lres. SijJre,~/lIltCII/ {I"ien es eI jJtilrocil1odoro tjlliellji'llollcio el jJl'O)'eeto, se_debe bacer (;II/c{sis sol)/v aqllel/os qlle plledal1 reslIlWr JI/{IS atrocticos 01 elllwuistc/{Iu'·. Un !lomhre cle net;ocios queel;lIj Illjs illlpresion;lelo ;t1 conocer que es h C'1I11;lrJ cle COillerCiO quien !la 'prororcioll;lclo los fonclos p:lra Ia im'estig;lci6n que si oye que talllbicn un sinelicIio ;lpUyJ eI proyccto. I-by que mene-ion;lr superlici;t!mellte pero nUllca OlllllJr ;1 los p;Iirocin:lclorcs que pudier;lll no ;lgr:lcLtr ;t! entre·isuelo. I'or ejernplo. S rre-
  8. 8. 34 gunt:ll~ln sobre Ia apoIlacion de cienos grl.lpos, se podIia declarar: "Tal como ve, el anJlisis de las fuenres de financiacion revela que el proyecro inreresa a diferentes grl.lpos: aforrunadamente no dependemos de ningun grupo determinado y de hecho hemos indic:ldo a cada agencia que la condicion para aceptar su dinero era la de manrener nuesrra independencia". Esro es especialmenre efectivo cuando es verdad 5H Hay qlle euitar presentarse como WI buen ciudadano interesado en WI detennilIado lell/a. Pocos pueden creer que una persona de esas caractensticas este dispuesta a des:ln"Olbr ranros esfuerzos solo en bien del inreres genera!. Sin duda habra que justificar los motivos. De no ser asi, en el peor de los casos el futuro entrevisrado podna sospechar que la mision del entrevisrador es comprobar secreramente algo acerca de su persona, y se mostrdra reacio a informarw Tambien sera necesario explicar claramente los objetivos del proyecto para alejar del informante la sensacion de que va a perder el tiempo60 TJI1lbien se deberia evitar el papel del reportero. Casi nadie creera que las personas recogen y coleccionan daros sin una finalidad concreta. Si no existe un:l explicacion pbusible, el entrevisrado se mosrrara de nuevo desconfiad06 1 Los infonnantes en generJI, y paniculam1ente los funcionarios, pueden creer que ya han cumplido con sus debcres respeclO :II pLlblico, al proporcionar simplemenre un conjunro de datos de prensa, como habrian hecho can el publico en genera!. Si picnsan que no es mJs que un reponero, mostrarin una cierra prevenci6n hacia el enrrevistado,1'1. Un buen m0todo P:ll~' obtener un3 disposicion favorable en el entrevistado es l/Iilizar eI l!1Ijj>qIL' ·Ellse/lell/e-. Presentarse como :J!guien interesado en Jprender, como se dCT)ena esur, proporciona al olro Ia opoJ1unidad de Jnicular sus ideas sin miedo a ser desafiado. 5i cree que puede ensen"ar algo, probJblememe revebri m:'ts aspectos sobre Ia complejidad de sus Jctividades. La personJ que responde est:.lri :, I1H:nudo orgullosa de roder demostrJr sus conocimienros a unJ audiencia reccrtiv;{,·I. A. veces encontr..lrcmos emrevist:.ldos que se resisten. 5i el entrevisrado argumenta su f:du de tiemro, se rueden utilizar difercntes t:icticas. Primero, apebr a sus intereses h:.lciendo enfasis en el pare! especial que tendr!a su intervencion en el rroyedo :.lludiendo a su experiencia y rarticubr rerspectiva. En segundo lugar, es buena simp:.ltizar con eI hacienda patentes los deseos de trabajar juntos y de no hacerle perder mucho tiempo, mientDs se Ie comuniCl que precisJmeme se est:i interesado en el debido a su activa panicip:lCion en el funcionamiento de la organizaciod>'. EI entrevistado puede tambien declarar su ignorancia sobre los temas del proyec10. En ul GISO, un:J. huena idea es seiialarle las mal1eras en qlle puede ayl.ldar. Par cjemplo, se Ie puede sugerir que no se husc:.ln expenos sino que mas bien interesa recoger diferentes perspectivas de los hechos, h:J.ciendole norar al tiempa que subestima su conocillliento cle la siruacion. Ante la Jrgumentacion de un ofiCinisra respecro :.l su comlicion de tlgUI~1 menor en b organizacion, cabria :J.puntar b condicion de los oficinislas y secretarios como columna venebDI de cualquier enridad('. Cod(/ cez qlle 1I0S ellcolliremos COil el ellirevistado, hny que uoluer a presenlarse. NunC! sc puede :.lsumir can seguridad que el otro recuerde quien somos 0 cu:il es nuestro proyecto. No es nccesario repetir de nuevo toda la presenucion, sino m:'ts bien refreSGlfle b mcmori:.l pal~l que cOlllprenda por que h:.lblamos con elC,'"'. La cieno cs que nunc:.l se dara una segund:J. opoI1unid:J.d si no hubo una primeD. Y es nuestro [riste deber infom1:.lr que no todo el mundo es Un compbciente a Ja ~ L hora de ser entrevist:ldo, ni aLIIl siguienclo nuestros consejos... La perseverancia recompensa, pero no sieillpre. iQue hacer pues? Hay que trabajar en t0l110 al individuo que se resiste. Es bueno hablar con personas de nivel semejante ocupad:J.s en otr.J.s secciones de la propia organizacion 0 de otros organismos relacionados con ella; buscar evidencias documenrales; pregunrar a . personas que han ocupado anteri0l111ente el pueslo actual del entrevisrado. En definitiva, aprender ranto, que esra persona considere no poder pasar sin esra maravillosa entrevista ... Y cuando todo faile, podemos Ilorar un poco... De todos modos, un proyeclo que dependa tanto de una sola persona, probablemente no vale la pena. iDe acuerdo;67 GRABAR 0 NO GRABAR En algun momenro h:ly que decidir como se grabar3 0 registrara la entrevisra. No existe modo de proceder correcto 0 equivocado, sino m:is bien venrajas a desvenrajas clependiendo de la situ:J.cion. L:J. principal venraja de utiliz3r Ia gr.!badora es que permite la recogic.b de todo 10 dicho, pabbrJ a palabD. Grahar es especialmente import:lntc si los datos exprcsados en la cntrevista son muy complejos(>H. Sin embargo, pucde acarrear algunas clesvenujas. Primero, Ia tr..1I1scrirx:ion es costosa. Se estima en un:lS nueve hOr..1S eI tiempo eillpleado en Ia tr.lI1scripci6n de una horJ de grJbaci6n. Pocos son los proycclos que pucdan afrontar estos costcs ni tampoc<) esrari:In necesari:um:nte justificados(/} En gener.li seri suficientc para nuestros objetivos tomar nous clur.lntc b en[revista, indiC:.lndo LIS p:lbbr.lS cbvc 0 los giros de frasc interesantcs, comrletando esos fragmentos inrnediatarnente despues de b entrevist:J.70 . Una segunda desventaja de grJb3r Ia entrevista radiGl en b aditud adoptada par algunos entrevistados ante la presencia de Ia gDbadora. Es frecuente detecur un:J. actitud diferente en el entrevisudo cuando habb delante del 3pJrJto que cuando 10 hace sin el. Williams describe con bast:lnre precision 10 que puede ~urrir cU:lndo se utiliza la gr:lbador..l: Mi illjonnal1le estaba jamiliClllzado con la grabadora y no expreso objecioll olglll1a, pero clIalldo cOllecle el aporalo pude ohse/var como irgllio sus hombros y respimlldo projllndamellie empezo (/ hablar ulilizal1do un lenguajejonnal y ajecladd ' . Ted Llscher dice que las pibs gasl;.ldas 0 un ap:lrJto defectuoso C:.llgo frecuente entre estudiantes) a bien un ruido en el entomo pueden frustr.!r una entrevisra. Deja!l10S al criterio de cada CUJI opur entre b grJbado,~ y b segurJ t0cnica de tomar noras dur:lI1te b entrevisu. 5i decidimos utilizar la gr..lbadorJ, Gorden sugiere explicar 3 la persona entrevist:lda por que se utiliza, en lugar cle pregunurle si es posible hacerlo. Pedir su consentimicnto para grabar b convelslci6n h:lrj despenar dud:J.s en el sabre su conven;cllcia. Es preferible indica I' que g'~lb~lr es un rrocedimiento de rutina afimundo alga CO!l1O ... : "Estay inleresada en obtener todos los deulles de su relata a rraves de sus prnpi:ls p:liabras y C0l110 no se t~lquigr,lfia, es mejor dejar que b grabadora hag:l todo el tr:lb:tjo.. Cl. [ste rlanteamienro puede ser OC:lsion~lImente bueno, pero nosolroS cueslioll(/}110S si es correclo y educado hacerlo-·I
  9. 9. LA ENTREVISTA ESCRITA ;6 Aquellos que. como los autores de este anlculo, prefieren [onnr notas durante Ia entrevista, pueden hallar a continuaci6n algunos consejos de aruda. Tomar noras es un ane des;tITolbdo s610 a traves de Ia practica. Para ello son esenciales Ia disciplina y, pOl' que no decirlo, unos buenos mLIsculos en las manos. Hay que entrenarse pam ello del mismo lIIodo que 10 hmiamos para una'competicion at/{?tica. EI jogging 0 el aerobic e:stan especialmente recomendados. EI tamar notas, especialmente cuando se est:lI1 hacienda V;Ui:1S entrevisras en un solo db, cansa el cuerpo t;I1to como ]a mente. Entrevisrar es una actividad tanto fisica como mental. Una raz6n par la que no recomencbl11os]a grabadora es porque vuelve perezoso al entrevisrador74 • Una vez finalizacb Ia entrevista, uno vive para ella, para escribirla par completo. Cualquier lugar es buena para hacerlo; las cafeterias, los bares y si es necesario el parking, los cuartos de bano 0 los alfeizares de las venranas, ya que cacla momenta que pasa puede hacc1110s perder matices de su contenida7 5. P;lr:1 reproducir b entrevista con el mjximo de datos posibles no debe mediar apenas tiempo entre Ia entrevista y ell110mCnlO de escribirb. El triple esfuerzo que supone anotar las fr:lses clave dllI:I1le b enlrevisu, reproducirLt m;ls tarde y fin:1Imente pasarb a m:lquin;l, valclI:'l Lt pena pues seIYir:'t P;lI:l fij;tr su contenido en b memori;1. ESle sistem:1 Ltmiliariz;lr:i unlO con d conlenido de LI l'n[revist:t que pennilir:i hacer un usn crettivo y eficlz de dla 7h Se ddx:n lucer obser";lciones suhre cualquier idea que SU~;l dur:1l1le b enlrevisu. (I b hedlO referenci;1 d enln:vist:tdo ;t un tema que deber!;l ser cubiel10 en {UIUI~IS enlrevist;ls/O bien. (cit(') ;1Iglln ;lsunlo P;ll:l otro proyccto l EI seguimienlo escrilo UI11bien h;l de incluir bs valor:lciones ;lcerca de los comenttrios cie 1;1 person;l enlrevisuda, ;dgunas in[uieiones respecto ;11 sentido de sus pabbl~ls y un resumen de su disposiei('m gener;1I <enLtdado, agr:ldable, satisfecho.. .)'7. UI/a I'ez se ho pasa({o a l1Iiifjllil/[/ (tanto si se ha grabado Ia entrevista como si se hizo tOl11ando notas) 1[/ elltlT.'U/~'it[/ delJeria serlotocopi(/d(/, pues se tr:lta de un m;lterial de investig;teion muy valioso que por r:lzones de seguricbd ha de guarcbrse en mis de un lug;tf. Es convenienle tambien cerrarlo bajo Ibve para preservar b confidenci;1Iicbd. [stas prceauciones son especial mente necesarias ya que Ililestro trn!Jojo 110S o/J!(Qprri (I leer y IlJ /eer los ellllt?uist(ls estando expuestos a su rerdic!:t a mutibci6nc~. D~ldo que las personas actll;lI1 de acuerdo con su visi6n del mundo, e1 invesligador que desce comprender la eonduc[;l de sus infonnantes. delx: intentar metersc en su riel. No h;ly modo mejor de identificarse can el entrevistado que acel1ar a pensar como 01 piens;1 y senlir co III 0 .:·1 siente. 5610 asi se vivir:t Lt enlrevis[;l del modo en que b hemos descrilo. RELJCIOI - PEHSONAl Y NIUI1ALIDAD Es imporlClnle clIie/or!o r(;'!{{ci<jll personal COil e! elllr(;'uislCldu j-Lty Cjue "Wi;lr 1; imaginacion de maner:l que sC;lInos capaces de co!oclrnos en su SilU;lcil'm . en su pape! de C.1I~1 :1 comprender sus scntimientos, puntas de visl:t, ;IClitudcs y lellc'lencias, a b hora de acruar en una determinada Silu;lcion 7')•. Cultivar Ia relaci6n desan-olla un aprecio mutuo. Si logr:1I110s reconocer su problem;!tica peculiar y sus preocupaciones, esta persona sentir;! probablemente que est;! siendo tratada con respeto y no como un mero instmmenro p::lra nuestros propios fines. A buen seguro, nuestro interes sera cOITespondido can un esfuerzo par su pane a la hora de vener recuerdos y suministrar infonnaci6n intima incluso mas alia de los lunites esperaclos. Par el contrdrio, actuar al margen de sus senrimientos es aniesgarse al desastre; en el l1lejor de los casas, la entrevista sera tensa y el entrevistado se mostrara indiferente; en el pear, puede lIegar a manrener una actirud poco al1ligable a incluso conrraria. Una buena relaci6n no es algo que se pueda improvisar: No hay reglas que se puedan memoliz..,r sino m;!s bien algunas retlexiones en 101110 a cienas medidas a adoptar a evitar para facilitar el esrablecimienro de una COITienle favorable can el enrrevisrado. Cuando accede a una enrrevisra, el entrevistado se habr:'i fom1ado una idea de nosotros. Un trabajador manual, puede consider:l111os de foro1a peyorativa como un intelecrual "que no se enter;l de nac;].,; un conselvador puecle ver :1 todos los profesores como liber:1les. Es nonnal que los entrevistadores sientan :1nripatl:1 hacia esos prejuicios. Mientl~ls que, en gener.t!, se sugiere pCl1lunecer neulr.ll c1ur.lnte b entrevisla"'!, mostI~rse "neutJ:1I" ante un miembro del Ku-Klux-Kbn, dada su condicion de persona bn;ttizacb, seri;1 ofcnsivo P;lI~1 21 Yconll:lproducente pal~l nosotros, que scriamos considel~ldos de inmeckllo como enemigos; Ll enlrevist;t sc acalxlI1;l anles ciL' haber conseguido ponerb en nurch;1. En p;t!;thl~lS de Dexter, cI rroblcma ;11 que se enfrenta con frecw.:neia cI entrevist;tdor es .(Sohrc que ;lspectos hay que ser neuII~t!/ •. Ll respuest;l, segLln Dexter es, ..En la medicLI de In posihlc h;ty que aeeptar b definici()I1 de neulr:1Iid;ld del inform;lnle, y:l que :t1 menos en 1; cultUl:1 americtna, h;ly un gl~1I1 respelo pOI" Ll neutr:1Iicl:tcl enlendilb en los l('nninos de persona que inlol1n;I"I •. A pesar de nuestro 1;1:11 respeto por De:-.:ter, de Cjuien hemos ;lrrendido mueho, Iloso/ms pre.!elill/os ser lIell tmles S(~fjl i 1/ el cOlltexto y !(/s cirCllllslw/(.: ios. EI entrevislador es tllnbi2n un actor social y no es que tr:llemos de alentar Ia ·deshonestidad· pero Sl afil1l1amOS que ocasiones puede tener consecuencias posilivas"". Lt neutl~lli(bd requiere 110 reL'dar Ililestro jllicio SO/Jlt? I(/..~ opiniol1es del ClltlT!/.'IStado. Hay que pcm1anecer en silencio anle posihles puntos de vista no cOl1lpartidos. adcm;!s de conlrolar Ia ir.l en C1SO de est:!r entrevistando a una persona intoler.lnle. No es convenienle moSll~rse en conll";"! de b persona que responde y ciertamente se debe eviur que b entrevista se convien:1 en un debate".l. No se estj ensenando, sino intentando aprencler del olro. Todo ello exige disciplina pal~l alejar Ia tentaci6n de reacciomr frente a opiniones contJ~lri;IS y p;lr:.t algo aLII1 m;!s dincil como es prevenirse contra pel;uicios subconscienles respecto ;11 entrevist;ldo...Quizj escuchemos s()lo 10 que CjucrCl1l0S eseuchar. basando nuestl~lS expeculiv:1S en impresiones lales como Lt voz, LI din:i(m. Lis m;lnel~lS 0 cl modo de vestir del que hahi:I; quizj nos dejemos inlluir pOl' ;t1go que dijo en otro momenlO 0 par 10 que c1icen rerson:1S semejanles a 21. T;1I vez cscuchemos s610 10 que encaj;l COil nuestros objelivos. suspendienclo el 11~11xljO un pronto como hayamos ci:Isificlcio :Ii elllre·isl;ldo. s;llisfeeho nueSlJ:l curiosicLlcl 0 c!L'cidido qLle llosOlros mismos ';I!llOS ;1 decir :t1 go..>; I. i!ueslro mejor consejo Unto rXll~1 reselY;lr hs pl'Opias opiniones CO!110 IXlr:1 milig;lr los prejuicios no es algo negativo, (I' ;lh()l~l prep:lr;lle ... ) es cOJlsiderar!a eJllreL'isl(/ C0l/10 11110 alllell/ico oportlillie/ad porn 1111 rlescubrill/iel/lo illte!ecillaf." P;tr:t ;lyucLtmos en eSlC esfuerzo po-
  10. 10. demos especul~lr :mtes de la entrevista sobre un espectro de respuestas, 10 mas amplio posible, en las que casi mda podr:) sorpreneler (aunque sin duda si seremos sorprendidos... )H6 La neutr31idad no impide la comprensi6n. Debe/iamos intentar sitllamos en el estado de a:7imo del entrevistado. Observando con esmero su lenguaje, sus gestos 0 ]a enronaCIon empleada se puede lleg3r a eletectar su modo de ser. Por ejemplo, un eJecutlvo puede conJlevar un aire de hombre de negocios 0 un trabajador de la industria del autom6vil puede actuar como alguien indignado hacia los compradores de coches extranjeros. Tendremos que convenimos en una "especie de espejo verbal en el que se refleje la expresi6n del otm.R7. No es suficienre ser ~n buen oyenre 0 mov~r s1l11plemenre 1a cabeza en una afim1aci6n; hay que responder aI informanre, haCIendole notar que comprendemos sus preocupaciones. "Los comenrarios 0 pregunras que muestr3n ]a compresi6n de los rasgos significativos de la situaci6n por pane del enrrevistador, animan al entrevistado a reveIar los matices m:is profundos y los recovecos que a priori dudaria en explicar a una persona reIativamenre eX1:rana"HB. K~dll1 explic:J. muy bien que comprenderle no significa tener que parecerse a b persona que responde: "Hay que persuadir 31 entreviSt~ldor de que debe ser considerado como una persona al alcance del emrcvis[;Ido, es decir como alguien para el cual sus expelicnci:ls 0 declaI:lcioncs no seI:ln tomxbs como CXtI:lr13S u ofensivas. Esto no implica que cl ~nrrevis[;ldo teng:1 que vcr al entrcvist:ldor como aIguien p:lrecido a si mlsmo, smo Ill~lS hlen como :dguien C:IP~IZ de comprender, sin rech:lzar, sus puntos de VISI:I""". Becker incluso va [;In lejos como P~II:l sugerir: -EI enrrevistador debe parecer de acuerdo 0 al Illenos Etvor:lhlc a b IlUyOrl:1 de infonnaciones de su infonnante, indqx'ndienteIlleIltc dc 10 que diga 0 dc CJue pu~licI:l resu!t:1rle ofensivo.'!O. Aunque no qUl'fCmOS est:lr en des:lcuerdo can estc gI:m ctn(lgrafo como es Uecker, penS:1I110S que Ia aetitud f:tvor:lble deheria descan:lr un consentimiemo p:Jsivo'JI. H:lY quc ir con cuidado. ASUIllir un detenninado pape! entrana el peligra que el entrcvlst:ldo comiencc jugando can nuestI:1S propi~IS reacciones. Para evit:lr esta sitU:lci6n debe tel/ersc ell //Iel/te qlle eI rol (ISI/ll1ldo /Jor eI el/trr?uistador intel/ta mostrar I/elltmlidady I/O !J(1J1i(!I~",1O. Por lanto, h:ly CJuc jug:lr estos roles con maderJcion. En otI:IS palabrJs, a Ia hOI:) de enfrentarse a un ejecutivo puede resullar mas provechoso c~ue el enlrevistador actlle dando una imagen de eficacia y con un lengu:J.je un tanto teclllco. Por eI contI:lrio, un:l persona jovial pociIia scntirse inc6moda frente actiludes lan fom1~t1es'i2. Una pane impon:1I1te :1 b hor.:1 de esublccer una buena rebci6n can el entrevist:ldo es lltilizar SII lellgllCi l'e177aCllla. 5i adem:!s se emplea su propia jerga, se senrir:l !Ji)f(~ P~lI:1 habbr espontaneal1lente sin tener que -tr.:lducir". 5i el entrevistado consideI:lSe que no existe par p:lne del entrevisudor un:l bucna comprensi6n dcl contexto, rrobablemente gasur:t mucho tiempo busclIldo I:t Frase adecuad3 y repasando b terminologia b:!sica, albergando ul vez b sensacion de que no vale b pen:l perder el llempo entl:lI1UO en detalles con lIn:l person:l Un uesinfoI1l1:ICU'·I. Ulilizar la lengua del entre·i.~l:ld(J fomenu t;lIllbiC:n un:l buen:l prl'dispo.'ici{m por su pane, ya que se scntirj m~'IS c(lIll(xlo con alguien quc h~lbl:t su idiom:l :t1 consider:lrlo mjs f:lIlliliar'}. , ~1 IJIL'IIUS cflle SI! jJIIC'da IItilizar SII jergo COli hllei/os resliltados, es me/or evitar la co III edic I )' wr llllU 1111';//10. [I utiliz:lr inCOlTeClamentc su voclbul:trio acrecienra el riesgo dc confundir al orm y :Iumenra I:t elis[;Inci~l ell[re 10 que I:t person:l enlrevis!:.l- . da quiere expresar y 10 que esta interpreund09S . Es posible que el entrevistador corra el riesgo de ser consielerado como una persona falsa inrentando presenrarse como un tipo familiar. Kahn hace observaciones al respecto cuando escribe: ..Mostrdr una lengua nueva al entrevistado es dificil y aITiesgado; los inlentos de aS~Imr el vocabulano del entrevistado son a menudo mas ridiculos que efectlvos". Es mas 1l11portante comprender autenricamenre que esfornrse por mostrar un lenguaje coloquiarl6 . Las bases para desarrollar un:J. buena relaci6n comienzan muy pronto en el proceso que sigue la entrevista. Hay que ellterarse de la sitLlaei6n y experieneias del enlrevistado alltes de imciarla. Para obtener este conocimienro es bueno valerse de lecturas (peri6dicos, infom1es) 0 de conversaciones con otros investigadores, con sus companeros 0 directamente con el mismo. Cuanta mas informaci6n se recoja, mayor sera la probabilidad de calibr.:lf los obstaculos potenciales que deberan ser salvados . ... . 9"' para conseguir un:J. entrevista con eXJlO '. . Los obstacu!os pueden aparecer en cualquier momento. Hay que estarpreparado para apreciar las cuestiones patencialmellte tellsClS 0 delieadas. Los temas conflictivos abundan. Por ejemplo, el infomlanre puede tener miedo a ser pregunwdo sobre el rendimiento en un tr.:lbajo anterior, moslr:"inelose reticente a cualquier pregunt3 al respecto; quiz:'t$ se sienre CUIP~lblc elc su conducu 0 puede temer que se descubr.:l una experiencia P:lllicul~lllllente~lIn:lrga en su p:lsado'»l. (Que se debe h:lcer n:specto :1 asunlOS tan delicados'. Es lIIejor evitelr eI lellla si 5610 Ie cOllcedell7os III/a il/ljJO/1C11lcia I11nrgillal jJam 1I11estIDs objetiuos. No rendria sentido penllitir que eI cntrevisudo se sintieI:l dcsconcenado, corriendo asi eI riesgo dc :IITIlinar Ia entrevista. p:II:1 obtcncr t:1I1 solo unos resuludos lil1lirados'''. Si el tCllla es illl!X)/10 lite jJo m Illlesl m illl'est(r.;ocicJll, es mejor !X)s!xJller usas jJwglillteiS h{lStcl elfillnl de la elltrr.:l/is/({. D:ldo que eI objetivo es conseguir una acritud ~ebjada dur.:lnte b misma, comenzar con preguntas desallantcs producir:i en el entrevistado b sensacion ele estar :J.nlc un duro tI:lbajo y en consecuencia rerder:i sus eleseos ele cooper.:lrl(Jo AI final de b entrevista, si toclo va bien, sc sentirJ camado y por t:J.nto mJs propicio a aborcbr estas areas m:b dificiles. . Si In persona elltreuisWd" se I11lIestm reticellte a bablar sabre IIl1a lIlateria determinada no se debe illtrodllcir esa tellltitiea demasiado aprisa. Es mejor ir soslay:'indoJa h:J.s'ra que enconrremos b manerJ de plantearb. A 10 largo de Ia entrevista surgidn oponunicladcs P:J.I:l hacerla de forma sU:J.ve. Por ejemplo: una vez ha mencionado los resultados de Ia CJ!tim,l elcccion, podcmos preguntarle, -(C6mo reacciona usted ante tal cantidad dc VOlDS'". Comparemos este acercamiento al tema con el luber preguntado, asi por las buen:.Js, -GEx.istieron acciones iJegales enc:J.minac!:ts a aumentar los votos para su clndid:J.to',,101 En las preguntas delicadas y t:lInbi0n a 10 largo de toda Ia entrcvist:J., se debe lI10stmr recollocillliellto hacin 105 e~fllerzos del entrevis/ado. Como entrevistadores, estamos pidiendo :1 CS:J. persona quc done su tiemrXl, que busque en su memoria, que tr.:lbaje a tr:lves de b cronologia, que responda a pregunlas dificiles. y que reviV:l rccuerdos quiz5s poco placenteros. Pucele mostr:J.rse agradecimienro de much:ls maneI:IS. raI:l las pregullt;ls difkiles se pueden ulilizar comcntarios elel estilo: -Soy consciente de Ia elureza dc.: est:.J pregunta, pero estoy segura que usted pllede aport:lr ~d­ gunas ideas··. En eI cursu ell' Ia entrevisra se present:lf:1I1 ocasiones paI:l ,1I:lb,lr a I entrcvist:ldo por Sll CSfllCI-LO v h:lbrJ Opoffilllidades P:Ir.:1 comentarle d bllen u:dxlJo 3
  11. 11. que est:! realiz:ndo. Por ejemplo: ··se 10 duro que In sido P:Ii: usted hablar de esus eloloros:s experienci:s y 10 aprecio muchisill1o". 0 bien: ..tvIe h3 dJdo unJ GlI1tidad e1e detalles poco usu:ll respecro : sus experiencias. Es un: infoll113cion muy valiosa.. 102 . Al principia de b enrrevista y c1uranre ella, se deberian prepamr a/gullas preguJItas, PQ/1ICI.t!al7llellte las mils di/iciles, con una adL'e/1encia sobre las reseruas del elltrevislado. El comenzar un3 pregunta con, ..Debido a su posicion, tiene una vision (lI1ica de este problema ....., apoyara la necesidad de reconocimienro personal del entrevistado, proporcionanclole ]a confianza necesari3 para responder a pregunt as mas duras lOj De 10 c1icho anrelioll11ente se podria deducir que es una buem solucion eX3gerar los habgos, pero Ia expeliencia c1emuestra que no es asi. bs razones para no ser dem3~iado halagador son dos: Es impropio y poco productivo. Aunque el enrrevistado distn.Itar..i. sin ducb sinriendose adulado, su deseo ele m3nrener.:;e en eS3 condici6n brilbnte Ie lIevJr3 a menrir. No bay que adulQ/; hacerlo, scguramenre Uevar:i a alguna parte, de 3cuerdo, pero no precisamente donde queremos ir1(}1. A pes3r ele las muchas virtueles de establecer una relacion con la persom que responde, esle acercamiel1lo debe lener 11I70S limiles. Se debe pemlanecer en todo momento 10 bastal1le distante como pJra poder obsevar su componamiento y an:.lliZ:lr sus clecl:w.Jciones. EI enlrcvisuelor no clebe ser tJn amigo y IOCUJz, de fOlma que comience esponLinelil1ente J responder :.II enrrevisuclo sin ser cOl1scienre cle sus reacciones 0 clL las GIUS:IS que 1:IS mOliv:IIl'os. [I infunclir jnil110s present:! :lspeC[()S conll:clietorios. Mientl:ls que es CHil IXlr. Illoslr:lr interl:'s en 10 que se estj clicienclo, quizj motive respuestas irrckvanlcs 0 distorsiollad;ls. Un entrevisudo COil poco a clecir, puecle sentirse ohlig:lclo a hahLlr l dehielo :11 :IPOYO recihido ",. En n.:Lci('JI1 :1 dlo el entrevis!;ldo poclria percibir que Ia :lproh:lcic'Jn es Sop0r1e P:Ii:l un:l respuesla en concreto, yen cOllsccuencia scr rcticcnte ; rl'spolleler en scnlielo contI:rio a esas suposiciones. Para evitar illjll1ellciar las resjJl1C'stas, 110 bal' ql1e 11 I iliza I' l1:g 11 10 I7IlCJlle Ji'oscs de ajJo)'o lales COII/O: .Es IIJW idea exce!ellte- () -JJie/l., si/lo qlle es me/or IT?sjXJl/dercOI/ il/teljccciol/cs mCl/os ohvias del lipo .5/: 11 '-. No sC' delx' ale/llaral e/lln.'UI~l"fadoel1 rJlleslra lil/ca; 110 tic/lC I/illglin selltido escIIcbar los ccos de fa /JITJ/Jio I'OZ, alll/qlle II/lIcbos el/treuistadO/T?s 10 bagan Una buena r.lz()n JXIr.1 escribir las pregunt;s por adebnudo es b de poeler repar.lr en prejuicios hasu es<:: momcnto in:lch'enidos. Olr.1 buena r.lzOn P;][<I hacer un;l lectura cuiciadOS3 del cuestiolurio, <::s b de :segul:lr.:;e el no estar canaliz:Jndo b entrevis!:.I hacia un;} conclusi6n pr<::detennin;lcb 11>'1. LA ENTEEV1STA, (CO rVEESACrON 0 MONOLOGO GUlADO? Un: entrcvista es en muchos asp<::ctos como un:1 convcrsaci(m 1rfJ , (111:IS l:Jrde veremos d pdigro que dlo encien:r). Es illlpO/1:nle sul)r:':lr que la el11rCL'I:'la 110 deberia CO/lL'erlirse ell 1111 illtel'/vi5a/orio. Los en!re·i.~l:Idos no suelcn uisfruur al s<::r asaludos por un mont<'J!l de pregunt:ts que le::s reclierdcn lin intcrrog:llorio polici:t1, Un P:SO JXlI:1 evil:lr esu ;1I111()Sfl'l~1 de "juicio.. , es deFlr que b person; entrevisLlda marque su propio rill1lo antes de COlJ1cnzar a sonsaclrlc infonnaci6n 11o Adem::is, hay que prestar atcncion a sus palabl:1s. mostr:tndo las rca~ciones adec~adas ante elias, De:-",er suaiere conducir la entrevista como "unJ c!Iscuslon, dos lIldlVlduos que reflexlOnan, qu~ habbn de como suceden bs cosas, en b cual Ia persona menos infomlada y con menos experiencia eel entrevist3dor) cb preferencia al que es mas sabio, aprendiendo de el.. II. De este modo, se lograra cre3r un3 atmosfera de espontaneidad en ambos sentidos ll2 . L1. entrevista tambien se parece a una conversacion en tanto que muestra ..un equilibrio entre revelaci6n y encubrimiento de pensamientos e intenciones... En, una entrevista, al igual que en um convers3cion, ninguna de las dos panes revelara de! todo sus intenciones, ni uti.lizara pabbl:ls total mente univocas. EI entrevistador prob:lcon enunciados generales p3ra ver como esas preguntas son interpretadas por pane del otro, Del mismo modo, el entrevist:ldo puecle ensayar su juego, comprobando las respuestas del entrevistador :I detemul13das pregunt::ts: ..(Le 113 impresionado , (Est5 de ' acuerdo ''. En un principio, quiza oCLr!te sus pensamientos, abriendose gradualmentc ' a medida que vaya encontr..i.ndose m::is cOlllodo lU . A pesar de las similitudes ex.istenres enrre entrevistar y convers:lr, la comparaci6n es limiracla y adem::is puede gui:tl1loS equivocJcbmenre. A diferencia de la converS3cion, c10nde ambos P311icipanrcs esr::i11 Inbblldo por el puro placer de ejercitar Ia discusion, ellllllCl el1treuisto e/ elltlT.'viswdor tic/le III/ objetim al bablorcon la perso/lo qlle IT?spol/de. AI m:trgcn de bs reuniones de tl:r!XljO, 0 bs conferenciJs, las conversaciones cotidianas surgen esponl:'lnc:tl11enIC; no se acude a elias con una agencl:! prCpJI:lda, y b discusi6n tluye lihremenlc h:ci: cu:r!quicr intcres pbnteado por :r!gun:t de las p:l1es. No OCUlTC asi en un; enlrevisu. Aunque sc pudier.l crear Ia ilusi(m de un dij!ogo espanl:lnco, b verdad es que ;ll1hos p;lI1icipalltcs son instnllnenlOS eluno P:lr.l eI otm, buscando sus propios fines. NOSOlros luhl;lmos con el enlrcvisl:ldo huscando una infonnaci6n ncces:lri:t p;lra nueslro proyecto, mientras que el Cjuiz;"i Cjuier.l hacer Ilegar al pClblico sus punlas ell' ViSU III . Otra raz6n por Ia cua! una entrevista no es del todo como una conversacic'm, y paI1iculannente una enlre :lmigos, vicne delennimda por la conelici6n ele descollocidos de los agentes que intervienen en ella. No se trata de /legal' a ser omigo del elltlT?uistado. Esto no contradice una 3etitud amistosa, pero 10 nomlal es que b expectaliv:l, una vez acabada b entrevista, sea la de no volver 3 verse, y esta situaci6n es buena par.l el c1es:1ITollo ele ]a entrevist3. A menuelo, pueclc resultar mas f::icil al entrevistacla revebr secretos intimos a alguien con quien nunca m::is volvera a enfrentarse y elel que perelera e! con[;cto, que hacerlo a un amigo. Confesar ciel10s secretos a un amigo puede cbibr b rebci6n entre ambos, mienlras que ante una persona rebtivamente extr.1I1a sel:l mas faci! haccr declaraciones sin temor a posibles reacciones m . Es lIIejorpel1saren la el1t/T?uiSIa COII/O 1lIllIIol1ologog/liado. La entrevisu es guiacb, no es compleramcnte libre, ni lampoco puede ser elel todo controlaela. EI el1lrcvist3e1or Ileva Ia discusi6n hacia areas mas provechosas, intenr3ndo Ilegar al 10nd'J ele los telll:ls 11h La dccisi6n sobre 1:ls preguntas que se v;tn a hacer en cael:! momenlO 'eIKJr:l condiciol1acb pm Ia combinacion de clos elementos; por un bdo, Lt pbnilic;lcion previa rcspecto a los lemas que sc quieren cubrir, pOl' otro, las reaccione" clel entrevislado que nos Ilevar:1I1 a seguir asuntos por el pLIIlIC:ldos, en ClSO dc jUl.g:Ir!O,·; inleresantes. L.l entrcvisl:.l es Il1ucho m::is /11/ 1II01/010go que una cOl1·ersacion. A difcrcnci:1 tit- ra 4
  12. 12. b convcrs:lCion, :lqUI el entrevistador no revela sus puntos de ·ist:l. Cllando SLl opiIlion e5 reql/eridn. debe simu/ar que re:sponde a/a pregunta sill rea/mente hacerlo. 42 Ante b pregunu, "cQue piensa sobre esto?", puede responder, . Es duro fOImarse una opinion acerCl cle ella, cverdad?, ique piensa usred?". Esta fOnll:1 cle proceder es preferible a revei:lr creencias 0 afimlar: "No se nos pemlite expres:u nuesrras propias opiniones)17. EI manifesrar opiniones personales puede ser necesario ante un enrrevistado que insiste en conocer nuestros punros de vista, pero, a ser posible, debe evitarse, ya que podria ser recibido como una argumenracion ante un tema detemlinado. A continuacion una siruacion probable: Enrrevisrado: cQue cree usrecP. Enrrevist3dor: No puedo declarar 10 que pienso. Enrrevistado: iPor que no? Entrevistaclor: Porque deberia pennanecer neutraL Enrrevistado: Pero debe rener opiniones, por 10 ranto, no es neutral. Y de esu manera se perderia el control de la entrevista ... Conrrariamente a 10 que sucede en un:1 conversacion, en la entrevista se debe dar preponderJncia a que hable una de bs dos panes, concret:lmente la persona entrcvisucL. Nuestro objetivo es conseguir el m:'lximo de infon11acion sin manifestar la proria fomla de entencler bs COS:IS. Por su p:li1C, el entrevist:lclo poclr.:i. tom:1r la enrrevist:l como un:l oporrunidad espcci:d P:II:1 expres:lr sus opiniones, con calma, en deulle, sin encontr.lr oposicion y sin necesid:ld de soponar conversaciones p<xo satisfaClolils, :Iburridas 0 confusas llH . Lo lIu)or e5 pe17nitirle qlle hau/e CIICl//tO Cjlliercl Y COIIIO qlliem. EI entrevist:ldor, cuanto menos dig:l, mejorll'i. No 5e de/x' C0I1ar a/ entlt'{JI~~tado, (//II/(jlle se v{~}'a de! tCIIICI; quii'j sea entonces cU:lJ1do nos revele algo sorrrendentel!O Sin embargo, cl/m/do /a entll!uista esti! a !Jlli/to de (lul!Jary no h:ly:1 nada que rerder, se puede :IITiesg:lr todo, enrr.mdo decidid:lIl1cnte COil Jm~fjlli/tCis desnj/olltes del estilo, ";.Lo hizo a no?" en un esfuerlo par escand:tlizarle y hacerle responder. A continuaci6n, quiz:i SC3 el propio entrevistadar quiel1 resulte molesto 0 escancbliz;ldo, pero al fin y al clba, tampoco se estaba lIeg:mdo a ningun:1 pane ... 121 FORMUlAl" EN CADA MOMENTa DE LA ElTTREVTSTA LAS PREGUNTAS ADECUADAS En una entrcvista de final abieno, no todas las pregUI1l:ls ticnen las mismas Glr..lCleristicas. Cacb p:ll1e de b enrrevista, :1S1 como cada entrevistado, requerir.:i. un tipo de pregunt:l diferente. ivlientr.lS que las primeras pregunras est:in disenadas para que cJ il1fom1ante se sient:l a gusto, el prop()sito de las preguntas que introducen nuevos tem:IS consiste en 10ctliLIr :!reas potenci:tles de clatos significl!ivos. En consecuenci:l, !J{(r{( introdllcir tCI7/{{sy slI!Jtell7aS boy qlle IItilizorplTl/l,lIi1t{(.S 11111)' oll7plios, Y :lSI evitar una restricci(m im·olunuri:1 del campo cle invcstigaci()I1. Par cjel1lplo, en Jugar de cOl1lenzar ror preguntas como, "~Que hizo cU:lndo.J., prob:lblementc se obtcnga m:ls illform;lci6n can otr.IS del tipo cle, "iQue ocun·i6 cU:lI1do...'". M:ls urcle habr:! oponunidacl para preglll1Ur sobre su acruaci6n en concreto. LJs cllestiones ampli:ls suelen scrvir para estil1111!:Ir !:I l1lemori:1 del entrevisudo. :Inim:indolc a pensar en el tem:1 como un toch A tr.lves del uso de las preguntas abieltas, se erea una aun6sfera que Ie Ileva a pensar en voz alra, buscando rellenar la pagina en blanco que supone una pregunra poco estrucruldd:l l22 Par el contrario, cuando se hace una pregunta cle espectro reducido, el infOn1lanre puede limitar la respuesta, dejando de referirse a arras infol1naciones potencialmente inreresantes. Y 10 que atln es pear, una serie de preguntas especificas podria desencadenar en el :la necesidad de conrestar aunque no ruviera demasiada infomlacion para evirar ser t~nido par ignoranre l2j Para i11froducir temas y subtemas bay que lItilizarpregul1tas poco estructurada:,~ aclemas, el enunciado de la pregunra no debe alimentar las respuestas. Antes de pregunrar, "cFue de este modo a del otro?·, se debe enunciar la pregunta de manera que el entrevistado pueda escoger su propia alremativa. Por ejemplo, "CPor que se marcharon estas personas de la organizaci6n?, en luga.r de, "cSe ma.rcharon estas personas de la org:1l1izaci6n porque no esraban de acuerdo con la direcci6n?". Los datos significativos pueden aparecer muy bien donde menos se espera l14 . 5e deIJen introdllcir los telllas y sliutemas arral/cCindo con preglllltas de caracter gel/era!. Esto pemlitirj al entrevistado interpretar b pregunr:l en sus propios temlinos y a p:li1ir de su propia expenencia m. Por el cont ra rio, h;1Cer pregunt:1s especificas enunci:!ndol:ls de fa 1111a minuciosa, p:1rece pedir al entrevisudo que piense, reOexione y h:lble m:!s en tel111inos del entreviSt:lclor que en los suyos propios. Del mismo modo, clchemos ayuc!:Ir con b f0I111ulacion de las preguntas a que el entrevistado sc oriente hacia su interior, hacia sus propios pens:lI11ientos a sensaciones, no dispcrs:l1c1olo con OtI:IS clemandas y dcfiniciones de car.t a pel111itirle org:tnizar sus pens:1micntos de fOJlll:1 C!:II:I y coherentc l!(,. Podri:1I110S consider.lr alglnos ejemplos cle esc tipo de pregul1t:ls: ,~Cl)l110 se sinli<) con s:us C0l11p:1I1eros de tr.tbajo?, iQUe imprcsi6n Ie produjo b organiz:lcillJ1 y su dircccillJ1?". LI interprel:teilJO de la pregul1ta gel1er.tI hecha por cI el1trevistado 110S revelarj su pcrsrcetiva de los acontecil11ientos aSI como sus preocupaciones al respecto. Hay qlle IItilizarprc8111/t[lS cOl1as, cuanto m;ls C0I1:1S mejor. LIS preguntas Iargas y compliGlcias sicl11pre :tlimcnt;m rcspuestas incienas. Ni b persona que responde ni el entrevistador sabr:tn exactamentc el significado de b respuesta. Somas conscientes de la dificultacl que entrana un correcto enunciaclo de ]a pregunta. Para conseguirlo cs esencial recurrir :1 la autocorreccion. Si trJS una reJectlll:l, no encontr.1I1l0S sentido a la respuest3, hay que cambiar 1:1 pregunta l27 Una cle nuestras pregul1tas favoritas (para los funciomrios de los depaI1:lmentos de gastos) ef:1, "cC6mo clecicli6 cuanto pedir?", y para los miembros del Congreso, "cComo decidio CU:lnto dar?... L, sugerencia. implicita en Ia pregu I1la , cle que eJ clinero era suyo y que por tanlO tenia potesracl para ciarlo, fue deliber..lcla. EI Congreso, porque negarlo, ejerce el poder "monedero" y a los congrcsistas les gusra que se les recuerde esto. AI menos hast:l el momenta prescnte. Como siempre, I:J excepci6n confiml:I I:J regia. Los ministros brit:tnicos respondieron bien a b pregunta.: "A los ministros se les c1asific1 por como consiguen dinero del g:lbinete par..l sus respecti'as jreas de gobiemo. A mi entcnder usted 10 hace especi:dmente bien. cComo 10 consigue .. -'". Un eITor que cometen muchos entrevist:Iclos es comen:ur la pregunta can una explicaci6n larga y compleja, 0 bien enunciar I:J pregul1u de clistinus m:1l1eras sin proporcionar a b person:l entrevisucb la opol1unicbd P:lr..1 responder. Par ejemplo,
  13. 13. 4 no h~IY que seguir b sccuencia siguienre: "iCu:Jles han sido los efectos cle la nueva legislaci6n J , quit'ro e"'cir... , se preve que b nueva ley aumentar:'! Ia buroCI:lcia y su oficina ya est:J lIem cle papeles...... Por regia genel:lluna pregunta no ha de tener m:Js de dos fl:lses, sienclo preferible una sola frase l2H Aelem,'is, hay que asegurarse cle estar preguntanclo por un solo concepto en cacla uno cle los enunciados. Cuando se lucen varias preguntas a ]a vez, se obtienen respuestas confusas, e1ado que el entrevist2do se ve obligaclo a organizar sus declaraciones para responder a toclas las preguOt3S cle fomla simulranea 129 Las respuesus a preguntas generales ayudan mucho a desculxir Ia imponancia que el entrevisudo concede a los diferentes aspectos planteados, a la vez que nos revela cu:11 es su !lnrCO de referencia y c6mo se ve a si mismo (cree que tiene poder, se ve como una ·iclim:.l, cree que no Ie comprenden... etc.)I.l0 A 10 largo de la eilirevista es impol1ante una buella comprension de los lel7l1inos pm1iclIlares elllpleados porIa persona que responde y de las suposiciones que conllevall. Esta es U!l3 de las premisas m:Js conflictivas con las que ha de contar el entrevistador. Por una p:u1e, las preguntas generales y amplias son tniles P:Jr3 estimul:lr Ia memori:1 e1e1 el1lre'isuclo; por Otr::l, e1ichas preguntas, por su propia narlll:lleza, eLm muchos rC:nninos por implicit:lmentc e1efinielos, obliganelo al entrevisuclor a intcnur de.-.;cuhrirlos P:lr:1 no incurrir en emlr :11 il1lerpretar las respuesras. No h:ly um soluci(ln f:lcil a este prohlem:l, pem sc pucele minimiz:lr su imporuoci:1 escuc!Jal/d() l/Iellltlll/ellte. DlI:lI1re Ia enrrcvisla no se e1ehe m:lI1tener un:1 :Iuitud p:lsiv:1 lllientI:ls se oyen las declar:Kiones y sc lom:1I1 notas. Hay que concentl:lr- . SL' U1to como SL':I posihlc en Ll cO1versaci(JI1. Sidnl'Y y Bealrice Wehh c!L'scrilx:n de un ll1oclo Illuy preciso 10 que signilici escuchar atcnt:lInenle: -FI primer e inclispensable LlClor P:II:1 un:1 inveslig:lCi('JI1 fruetifel:1 es un:1 :lIenci('lI1 eficaz... Pocos (incluso cuanclo :Isislen a conkrenci:ls) p:1ren:n :ISilllil:lr m:is que una pequeri:1 proporci6n de h~ decLll:lciones heclns por el confcrenci:tnle; algunos ni siquier::1 clpun :Iquello que 1ll:'IS se 11:1 res:lludo. En gener::tI, la genre oyc :tlgtln punto :lislaelo y en lug:lr de escuch:lr las fr::lses que Ie siguen, procecle a construir sobre ese punlo alglllw llocioll jJropia relacionada con 10 que estj intentanclo exponer el que h:lbIJ; )' esto llocioll es 10 qlle eSjJemll oil', h;tlL1I1do su confimlJci6n a ella en cadJ fJ:lgmento que vaya lIegando despucs a sus oiclos. De hecho, esrjn teollzando, en Jugar de recoger un:1 experiencia; gener..tllllente su teoria se basa en sus propias crl'enci:ls y no en los heelms que alii pueebn oir. Ll mayoria e1e Ia gente s610 olJtiellc 10 qlle ellus Il/isll/os hOll ap0/1odo y eso no es 10 dicho par el que habLI. .. ,,1·]. l'resur una cuicbdosa :ltenci<"lIl a la convers:lCi<"m pel111ire :tI entrevisudor recoger piSl:lS sohre los supucstos 0 sentill1ientos illlplicilOS cn las afirmaciones ele los enlrevisr;ldos. En oC:lsioncs ser..i el vOGlbulario 1I1iliz:lclo ("negros.. en vez cle ..person:ls de color..; .. mcxjc:lnos, ' no "chiclnos"; .. pelyeI1idos.. por ";llllanles.. ); J ven:s h:lhrj que ohscrv:lr LIS rercrenci:ls a deterll1in:lelos grupos (..Ios m;tlclilos yanquis.... .); 0 Ll uriliz:t'ci('lI1 de ciel10s Jd'erhios 0 adjeti'os (.05610 es un :lm;1 de CIS:I", ..eSlOV or!:~lIlloso cle ser :1111<.:I;C:lno·.), asi como pronunci:lIl1ientos respeeto ;1 creenci;ls (.. me considero conserv:ldor en lelll:IS sociJles-), Si llU se es/a se,r:,lIm de cOl/ocer COli clm-;dod losjllicios i/)l- plfcilos que i'llcierra n las polabras del entrevistado, hay qlle intentar baeer preg~lIltas dirigidas direet{//)/ellie a desl'elar SIIS creeneias SlIbliminales. Par e)emplo, ..(Que qUIso clecir Cll:lncio afirm6 ..malelitos yanquis.. ~, iPor que se considera conselvaclor en 2 asuntos sociales J ... Cuando se hagan este tipo de pregunr as t.l , hay que asegurarse h:lcerbs sohre cuestiones muy especificas, pues de otro moelo se COITe el riesgo de estar pieliendo que responela a cuestiones que ~o han logrado resolver los estucliosos durante generacionesI.l5 .. EI utilizar tll1icamente preguntas ambiguas 0 generales aponar,l una infomlacion de profundicbd limitada, Mielliras se esta desal7vllando la eilireuista, bay que intel/tar clarijrcar el significado de las respllestas. Antes cIe tratar los posibles merodos para realizar estos sondeos, hay que tener en cuenta que una investigaci6n eficaz no ser.'i lH posible si el entrevistacIor se ve a SI mismo como un receptor pasivo cIe daros . " Como entrevisrador, se debe paI1icipar activamente en b recoglda cIe infomlaClon. bto ill/plico r(!jlexiona I' sobre 10 qlle se eSla diciendo, esta I' a!eJ1a a 10 qlle pa reee Ull sollO ell el diSCllrso logico y reporar ell los cOll1entorios generales y allibigllos. Centr.lndo b atenci6n sobre la persona que responde, seremos clpaces de e1elecur contl:ldicciones 0 :lmbigLiecbcles. Ademjs, segtm DeXter, ..un:1 atenci6n concentr:ld:l- implica la h:lbilidJd cle "clIl1bi;lr 1:'lpicLlIl1Cnre de march;l"; C:SlO signillca que si a juicio clL'! entrevist:ldor eI infonl1:1I1le ha saluelo de un tema a otro, no hay que mostr:lr extl:II)O,J, pero se clebe :nol:lr en un rincon ell' ]a menre b necesicbd ele descubrir por que se ha pnxluciclo ese ClIl1hio, mientras sc ofrcce b impresi(')11 cle est:lr escuch:lndo us con interC:s 10 que p:lrece ser un nuevo tCllU . /;'11 d !l/Vceso c!e I{/ elllit'/lisw, h{/y q//e COIl1('IIZ{/r oh/ellielldo COIlI('III(/J10S ,f.!,('lIer(lle,l', !}(Im Ih:(!,(lr desjJI(('s {/ exlmer I(ls ltferencias ('.,pec[/rc{/s (Ille se i'SCOIlc!ell tms ('S(lS It'.'fl//es/(/S ,(!,ellel'{t!es. Un error COll1lll1 en los entrevisladores inexpeI10s consisre en no s:lher :lgU:ll1ur un lem:1 hast:t que ha sido -exprimido par completo. EI entrevist:tdor inmaduro a veces pucele consicler:lr que si una pregunta acerca cle algo ha sido contcst:tcb, ya pueele p:lsar al siguienlc tema, Pero hay qlle Subl:l)'ar que Ia pregunt:t cle :lIT..tnCjue con que se inici:1 un rema es 5610 el primer mont6n de tierr::l que se remueve. Si el entrevistaelor pretenele e1esenterrar tesoros escondidos, rcndr.'i a veces que eXGlvar montones cle tierr::l inlltil antcs de lIegar al a ro"1,1(,. Cuanelo cl entrevistado dice que es dcsdich:ldo por d rrato que recibe, se Ie deben peclir cjemplos especificos de ese rn:ll tr..lto. Charles Morrissey enfariz:l b imponancia de obrener ejemplos, ..Una linea-gllia que clesucarb sobre las clem:ls es que un buen entrevist:tdor debe seguir el detalle piclienelo ejemplos consranlemente, preguntando a b genre que ilustren los puntos a los Cjue se esr:1Il refiriendo.. ' ·-. EI peclir que se ilusrren los asunros planleados sirve a cliferentcs propositos. Por un lado pemlire al enlrevistaelor lucer sus propias ueuuccion<::s. por Olro. proporcion:1 un:l rderencia p~lra verificlr la precisi6n de las decl:lr::Iciones gener..tles, y l:lmbi0n cs impol1ante parque a lllenucio esrimula Ia memoria del inr0l111:lIlre lr;lnspol1:1nclol0 ;t1 liempo en que ocurrieron LIS vivencias que se reme1l101:1I1. !'vlccli;lnle Ia . introspccci6n retrospecliv:I" el entn~'istauo. revive b sirllacion. Can esU explol:lcion. el cnlrevisl;lclor fomcnra un entr:1I11;lclo cle asociaciones mentales que :lyllcbn al infonl1;lnle :1 record:lr clculles especificos y :1 clescribir las reCciones y l sentimienlos que experimCI1l0 enronces ,,", C//mldo c!esclI!;riI/IOS /11/ clreo/illetf(em, !Joy que se,(!,lIir COl/ ellc!. lncluso si esro implicl una reduccil)Jl e1e los lem:IS rr..lt~ldos, no clehclllos clej:lr p;lsar eS;ls oClsiones
  14. 14. valiosas en que el entrevistado se abre a nosotros proporcionando datos muy significatJvos',lvlIentras que slempre es posible volver a los temas que h:ln quedado por cubnr, diflcl1menre encontraremos otra oportunidad como esta para recrear Ia siruaci6n que conduce a esus reveJaciones lJ9 Cuando !a disponemos de suficiente material para l1uestros propositos, hay que cenw" esta 1ll1ea de II1vestigacion y seguir adelante. Es evidenre que no queremos aburnr al entJ'evlstado slgUlendo con un tema cuando ya carece de interes. Ademas, el abandonar una linea de investigaci6n nos permite centramos en el tema siguienre l40 . De todas las preguntas, las del tipo 'cpor que', cque otras razones hay', cque mas', cpuede poner un eJemplo', otro ejemplo nos ayudalia ...• , son las mas fkiles de hacer pero tambien de omitir. EI enrrevistador inexper10 ver.i como esras oportunidades l~ pasan de largo sin que pueda hacer uso de elias. Dado que la experiencia es tan buena maesrra, los profesores y los enrrevist.1dores debenan leer enrrevistas para discutlr sobre las oporturudades perdidas. Repetimos: Hay que releer las entrevistas ell hllsca de las 0po/1unidades perdidas y asi hacerlo mejor la proxima vez·'I. 4.- 5.- Hay muchas formas diferenres dc indag3r y muchas r:lzones par.l hacerlo: 1.- Si la respllesta es amb(i5ua 0 vaga, se deheria [X'dir IIlIa c1arificaciol1. Gene- r:llmenre es mejor y m:ls LieiJ pedir esa 3cLII:lCion en cl momenro cle la rcspuest3. 5i b persona que responcle dice, .aqui tr:lbaja mucha gente-, sc pucclen hacer algunas preguntas cbriJlcldor:lS clel tipo: -t.Cu:lnt3 gente dina que tr:lbaja aquj).H!. 5i el entrevist:ldo est:" clesalTolbnclo un tema interes:ll1te no se dehe inte/nlllljJir el j1ujo de la elltrelJista para peclir una c1arificaci(m. Hay que dejar que acahc c~n el tcm:l y cntonces volver sabre los puntos que se h3n pasado por :lIto. Al II1tcrrumplr, se COITe el riesgo cle pc~udicar el ritmo de la entrevista pudiendo impedir declar:ciones interesantcs y se da b impresion cJe no querer pemlltJrle que aobe su r.lzon:lIniento'·'5 Antes cJe volver a una pregunta hay que hacer saber al enrrevisuclo que se oyo y comprencJi6 10 que habia dicho antes, p:1ra evi13r que piense que b ncccsidacJ cJe aclar.lciones se cJebe a una fal13 de atencion'H. 2.- Tomhiell se puedell utilizar plT!gulltas c1arificadoras para reJen·r.se a sentimientos implfcitos ell las IT!.p"estas de la [X'rson{/ entlT!vistada. Hacia el final de las pregunr:1s 0 de un tema concreto, se puede preguntar, par ejemplo, 'cTo d3via siente rabia hacia los japoneses'., 0 bien, "t.A menudo siente que Ie tienen poco aprecio'·'·';. 3.- Las pregllntas darificadoms jJlIedclI IItilizarse para perseguir apare11les contmdicciolles. E5 nomlal suponer que el entrevis13cJo cre:l que piens:1 coherentemente, pero LIs respuestas que va cJancJo pucden entrdr a menudo en conflicto. Asi pues, h:ly que utiliz:lr preguntas cJe soncJeo p:1ra descubrir bs r:lzones par las cu:des pueden Ill:lntenerse de mocJo sirnultjneo creenci:ls aparentelllente contradictori:IS elllre Sill". Gcnerallllcnte es lllejor no CkS:lt/:lJ' :lgresivarnente :11 entrevisrado, ya que un:l conlron13ci6n de ese lipo puede h:lcerle semir estupido a a Ia dcfensiva, provocancJo que se inhiba rnjs :1 Ll hOI~1 de expresarse. En vez cJe ella, h:1y quc formular b prcgunu dc nunCI:l que no suene como si se juzgara sus res- G.- 7.- puestas. Antes que decir 'cComo podria explicar esta conrradiccion'·, es mas efectivo manifestar "Estoy un poco confuso en este punto. Antes dijo que ... cPodna acJaranne estas dos afimlaciones',,'·'7 Se puede obtener inJol711acion adicional pOI' medio del eco. El eeo se produce par la repetici6n de las palabras del enrrevistado eon una inflexi6n de tono al final de la pregunta. Par ejemplo, el enrrevistado puede decJarar "no soy feliz can mi trabajo", a panir de 10 cual se puede producir el eeo, ·cno es feliz?". El eco solo debe usarse cuando la respuesta anterior es relevante para la entrevis13, pues anima al enrrevisrado a continuar hablando del mismo tema. EI eco 5610 es apropiado si se cree que aun tiene algo mas que decir l48 , yes evidente que no roclos los enrrevistados disfruun con esta aplicaci6n de la terapia Rogeriana ·;9 Tamhien se puede obtener infonnacion adicional pol' medio de fa ampliaci611. La ampliaci6n remite a infomlacion que el entrevisrado ya ha proporcionado. Es posible desear conocer sus semimientos respecto a un hecho que acaba de revelar en tenninos bJsicamente objetivos, y asi, estimularle a que prosiga con LI descripci6n de la siru:1cion preguntando, -D1game como se sinti6 durante todo esto· '50 . La ampliacion urnbic:n puede utilizarse par:l retomar un tema que no fue toulmenle agot3do dcbido a b resistcncia del entrevistado. £Ste, a medicla que avanza la entrevista, puede mostr:lrse mJS confiado a mJS implicldo emocionalmente en el tema, y entonces querr:i de buena gana discutir sobre el P:1l1icuLIr ' ;'. Se pllede rt'SIIIII Ir 10 clic!Jo PC/rei in CIT..'lIlentc/ riC/ co!JcrcllciC/ de lilW rt':>jJuesta, 5i no se est;] segura cle como enclj:lr/O todo, puede intentarse fom1Ubr un resumen preciso de 10 dicho y entonccs pedir implicit:! 0 explicitamente :11 entrevisucJo que 10 confimle a 10 corrija. Nonnalmente es mejor introducir el resumen sugirienclo que no se est;] segura de haber cornprencJido del todo. E5to va bien para que el entreviS13do mejore el propio resumen, ya que asi quecJa cbro que el entrevistacJor no tiene un inten~s panicubr en esas cJeclardciones';z. I,as preglln!as de desafio plledell utihzarse pam incrementarla elandad ala L'uhdez. Uno puecJe encontr:lrse ante siruaciones en l~lS cuales un inforrnante proparcion:1 cJos respuestas contradictorias, 0 bien una respuesta que contradice infolmacion conocida como ciena. Ejemplos de preguntas cJesafiantes son las siguientes: "cComo reconcili:1 usted estas declar.lciones contracJictorias'-, a .Segllr1 eI informe financiero, usted recibe cJe elias m:lS conrribuciones que cJe nadie m:ls". La confrontacion presenta un peligro obvio: Ia persona que responde puede sentirse arnenazacla par un imerrag:ltorio 13n severo, y asi, Iirnitar su discusion. Pero una pregunta cJe este tipo (;Jmbil:n puecJe ser vista par O(ros p:ll1icipanres (panicubllllcnte los Illjs confi:lcJos 0 los que gustan de los cleb:1lc's) COIllO una Il1UeSlr:l de interes y atenci6n a 10 que l1:1n dicho).l. EI !lcc!lo de fOllmtlar un:l pregunta desafiantc no signillca que cJeba sonar poll:mic:1. Es preciso pensar las palabr.ls exact:1S de Lis preguntas. cQue pregunus obtendr:lI1 una rcspuesta ll1ejor'. -NacJa cJe esro tiene senticJo. t.Como puede usted afil111ar tal cosa si antes dijo .... 0 bien, ·Creo que antes cJijo que ... ,:[l1ll:1 eso en connicto con su (tlti1l1a clecLir:lciol1/· I ;'. 47
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×