Presentación-Debate 7 julio 2009 sobre la Moneda Telemática

678 views
607 views

Published on

En el Ateneo de Montevideo (Uruguay) se desarrollará una presentación/debate sobre la moneda telemática el día martes 7 de julio de 2009 a las 19y30. En esa oportunidad se proyectará uno de los videos del Centro de Estudios Joan Bardina (España). Se adjunta programa y material de apoyo. Por consultas sobre esta actividad o para pedir más información sobre el proyecto social de Agustí Chalaux de Subirà, favor contactar anselmijuan@yahoo.es

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
678
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Presentación-Debate 7 julio 2009 sobre la Moneda Telemática

  1. 1. Centro de Estudios Joan Bardina Presentación-debate sobre la moneda telemática Programa: Breve alocución sobre la utilidad del dinero El manejo del poder y de la riqueza en la antigüedad Proyección del video: La moneda telemática Tráfico de armas y nuevo orden telemático La sociedad digital y la moneda telemática Debate, preguntas a los panelistas Panelistas: Juan Carlos Anselmi Carlos Alberto Brunetto Ateneo de Montevideo Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30
  2. 2. Para convertir la realidad social en un ambiente confortable y armónico y próspero para mucha gente, los individuos deben dejar sus egoísmos y sus proteccionismos y sus personalismos de lado, y al menos en algún sentido pensar y actuar en beneficio de la comunidad. Obviamente los recursos de base son limitados, y si el entorno favorece el potencial y las aportaciones de mucha gente, la comunidad en su conjunto estará mejor organizada, dispondrá de más riquezas, y brindará más oportunidades. Así, en mayor o menor grado, todos o una gran mayoría serán más dichosos y se sentirán más realizados. Gestión sistémica, gestión armónica, gestión participativa, el desarrollo comunitario es esfuerzo y compromiso de todos. Nunca será posible hacer de una sola vez, todo lo que sería necesario o deseable, y por eso es bueno fijarse metas graduales y aplicar una estrategia de pasos sucesivos, de etapas sucesivas, sin perjuicio de tener explícita o implícitamente una visión idílica o modélica de largo plazo.
  3. 3. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Tráfico de armas y nuevo orden telemático Parte A: Homenaje al periodista y fotógrafo Gervasio Sánchez (I-1) El pasado 7 de mayo de 2008, el periodista y fotógrafo español Gervasio Sánchez (foto de arriba) recibió uno de los tantos homenajes que le concedieron en su vida por su destacada labor profesional… En este caso se trató del Premio “Ortega y Gasset” en la categoría “Fotografía” otorgado por el prestigioso periódico “El País” de Madrid… Y la foto que ameritó este galardón es la que aquí se inserta inmediatamente… Sección I – Referencia 1/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  4. 4. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Obviamente al acto asistieron jerarcas del recién mencionado órgano de prensa, así como autoridades de la Alcaldía de Madrid y del propio Ejecutivo y Legislativo de España… La foto ganadora muestra una escena familiar de Sofía Elface Fumo (Mozambique) junto a su hija Alia, tomada unos cuantos años después que esta pobre mujer perdiera sus pies y sus piernas por causa de una mina antipersona… Lo importante de esa foto no es la imagen en sí misma ni el ángulo oportuno desde donde fue sacada, sino lo que de ella el observador puede interpretar e imaginar… Obviamente el galardonado hizo un muy breve discurso de agradecimiento por el homenaje que se le confería, pero al parecer en el mismo se le fue la mano al atribuir excesiva responsabilidad política por las atrocidades de las guerras a los mandatarios de los países fabricantes y exportadores de armas, entre ellos ciertamente al propio Presidente de España José Luís Rodríguez Zapatero y a sus cuatro antecesores inmediatos… Sección I – Referencia 2/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  5. 5. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Bueno, posteriormente y en otro culturema daremos el texto del discurso íntegro de Gervasio Sánchez y lo comentaremos con mayor profundidad… Por el momento solamente hemos querido dar esta escueta información como insumo para la propia meditación sobre esta problemática y sobre sus posibles soluciones… ¿Quiénes son los países fabricantes y exportadores de armas?… ¿Y quienes financian las compras de armas, especialmente en los casos que los destinatarios de este material bélico son grupos irregulares o países que tienen restricciones para la compra de este tipo de insumos decretadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU)?… ¿Qué relaciones eventualmente existen entre el narcotráfico, los grupos insurgentes, y las compras irregulares de armamentos?… ¿Quiénes son más responsables, quienes fabrican las armas, quienes las venden, los intermediarios (los mercaderes de armamentos), o quienes financian la compra de material bélico y de mil maneras incentivan la agudización y prolongación de los conflictos?… ¿De qué manera podemos disminuir la violencia y el uso de las armas en nuestra sociedad contemporánea (a todos los niveles), dado el hecho evidente que esas cuestiones se agudizan cada vez más?… Vista la actual situación, vista la actual realidad, ciudadanos de buena voluntad han formado unas cuantas asociaciones y organizaciones civiles cuyos objetivos sociales en líneas generales están muy bien planteados y son compartibles, y si bien esas instituciones llevan adelante planes y acciones muy interesantes y relevantes, bien podemos decir que la situación general no mejora… ¿Cómo podríamos hacer para que esas diversas y destacadas iniciativas tengan un mayor efecto sobre nuestra realidad social?… ¿Cómo podremos cambiar el estado actual de cosas?… Por el momento, dejaremos estos interrogantes simplemente planteados… Gervasio Sánchez nació en agosto de 1959 en la región andaluza, al sur de España, y más precisamente en Córdoba… Y uno de los emprendimientos de este inquieto periodista gráfico es la Campaña “Vidas Minadas”, muy interesante proyecto personal de sensibilización y de denuncia, que cuenta con el apoyo de importantes organizaciones: “Intermón Oxfam”, “Manos Unidas”, y “Médicos Sin Fronteras”… Esta interesante iniciativa de difusión y de denuncia sobre los efectos de los conflictos armados, en lo básico se centra en dos estrategias principales de intervención social y comunitaria: (1) La edición de un libro de fotografías con instantáneas de víctimas de guerras, y sobre todo de víctimas de minas antipersona; (2) La realización de una Exposición Itinerante de Fotografías… El objetivo principal de la citada campaña es la concientización de la población pero también de la clase política y de las instituciones sociales, sobre los grandes estragos que provocan las guerras, y sobre los problemas que particularmente generan a la población civil los campos minados y las minas antipersona abandonadas, problemáticas ellas que tienen plena vigencia y que aún están lejos de ser resueltas de una manera medianamente aceptable… Junto a Gervasio Sánchez, presionemos todos nosotros de una u otra forma para que se haga algo… No seamos indiferentes… Nuestro personal aporte también puede tener su importancia… Sección I – Referencia 3/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  6. 6. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Parte B: Sofía Elface Fumo, una víctima más de las minas antipersonas (I-2) Sofía Elface Fumo habitaba en Mozambique, y un día… cuando aún era una niña… perdió sus piernas y sus pies, pues pisó una mina antipersona… Observen en la foto (arriba en febrero 1997) las piernas artificiales que utiliza así como los muñones a los que quedaron reducidas sus extremidades inferiores… El caso de esta mozambiqueña forma parte de lo que los militares de carrera y los comandantes de fuerzas irregulares suelen llamar efectos colaterales indeseados de un conflicto bélico… ¿Ello servirá de consuelo a Sofía?… A pesar de que la tragedia llegó inesperadamente a la vida de Sofía, en cierto modo ella nos da a todos nosotros una verdadera lección de vida, pues superando la adversidad ella intentó seguir adelante, y de alguna manera intentó ser feliz… Observen a Sofía en las otras fotos con su hijo Leonaldo y su hija Alia (instantáneas de febrero 2002 y de marzo 2007 respectivamente)… Estas tres fotos fueron tomadas por el fotógrafo Gervasio Sánchez, y hay una cuarta foto también tomada por el mismo profesional del periodismo gráfico, y que muestra a Sofía descansando junto a su pequeña hija Alia… Esa otra foto es presentada en la parte A de esta serie, y por su calidad técnica así como por el efecto denuncia que con ella se logra, esa instantánea fue galardonada en el 2008 con el Premio “Ortega y Gasset” en la categoría “Fotografía”, distinción otorgada año a año por el prestigioso periódico “El País” de Madrid… Sección I – Referencia 4/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  7. 7. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Sofía Elface Fumo nació en Mozambique un 4 de marzo de 1982, y tenía solamente once años cuando tuvo la desgracia de pisar una mina un sábado de noviembre de 1993, hacia las cinco de la tarde… Su hermana María estaba con ella y también resultó herida, pues varias esquirlas le alcanzaron el estómago… Ambas niñas fueron atendidas en el Hospital de Maputo por un equipo de cirujanos españoles, y Sofía logró sobrevivir, no así su hermana quien finalmente murió un mes y medio después del accidente víctima de una infección múltiple… Sofía vive actualmente con su madre y sus dos hijos en Masaka, a 42 kilómetros de la capital del país, y sobrevive del laboreo de una pequeña parcela agrícola así como de una ayuda financiera que regularmente le envía un ciudadano sueco… Otro golpe terrible que sacudió a Sofía fue el fallecimiento por enfermedad de su otra hermana Anita, ocurrida el 4 de marzo de 1998 precisamente cuando la niña cumplía sus 16 años de vida... En julio de 1999 Sofía tuvo su primer hijo, Leonaldo, pero como era previsible el padre de ese infante abandonó a la pobre adolescente poco después de dejarla embarazada… Una de las cosas tal vez más indignantes de toda esta penosa historia, es que Sofía se encontró con esa mina antipersona que le arruinó la vida, en un lugar donde ella y sus hermanas solían ir a recoger leña… Entonces la guerra ya había concluido, y a pesar de que se sabía que allí existía un corredor minado, el mismo no había sido desactivado con la intención de proteger la retaguardia de un campamento de ingenieros italianos… Varias organizaciones humanitarias ya habían protestado por esta situación, pero lamentablemente se hizo caso omiso a sus reclamos para que la zona fuera limpiada… Sección I – Referencia 5/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  8. 8. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Parte C: Otra cuenta más para el rosario, Mónica Paola Ojeda (I-3) Mónica Paola Ojeda quedó ciega y manca el 21 de febrero de 2003, tras la explosión de una mina cuando volvía del colegio… “Papá voy a orinar”, gritó antes de salirse del camino… La deflagración la hizo volar por los aires… “Trataba de abrir los ojos, pero me ardían; es como si se me hubiesen llenado de tierra”, recuerda la niña… Su cuerpecito de ocho años quedó inundado de esquirlas… Cuatro años después de la explosión, diminutos trozos de metal aún se le desprendían de su cara cuando se rascaba… Luego del accidente ella pasó a vivir en el Hogar “Jesús de Nazareth”, en Bucaramanga, en su Colombia natal… Al principio Mónica no levantaba la cara de la cama porque no quería que la viesen en ese estado… Más tarde comenzó a asistir a clases de braille con un profesor particular, y posteriormente reanudó sus estudios de primaria en un colegio cercano… ¿Quién puso ese explosivo en ese lugar, o quien fue que lo abandonó allí?… ¿Fue tal vez la guerrilla colombiana, o fueron los paramilitares, o fueron los integrantes del ejército regular colombiano?… En realidad poco importa quien es el responsable directo del accidente de Mónica Paola… Sin duda ambos bandos enfrentados tienen responsabilidad en este asunto, y en buena medida también son culpables las altas esferas de la diplomacia internacional… El “Tratado de Ottawa” materializa un acuerdo internacional en relación a la prohibición de fabricación y de uso de minas terrestres, y formalmente el mismo entró en vigencia el 1 de marzo de 1999… En la actualidad este documento ya ha sido firmado y ratificado por más de 140 países, aunque no han otorgado aún su apoyo una serie de importantes o de conflictivas naciones, entre ellas Estados Unidos de Sección I – Referencia 6/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  9. 9. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática América, Rusia, China, India, Corea del Norte, Corea del Sur, Irán, Irak, Cuba, y Vietnam… De esta lista de no firmantes, los tres primeros son los principales productores mundiales de minas antipersonales, así como potencias con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo que evidentemente resta efectividad e introduce mucha incertidumbre a la aplicación este convenio internacional… Y mientras tanto siguen las conversaciones a nivel diplomático, miles de personas pasan anualmente a formar parte de un impresionante ejército de mutilados… El impacto humanitario y social de las minas de superficie es más profundo y devastador que los efectos de cualquier otro armamento o peligro derivado de un conflicto bélico, pues estos artefactos no sólo cercenan vidas, y no sólo generan mutilados; también impiden el libre acceso de los campesinos a sus tierras, de las mujeres a los pozos de agua, y de los niños al colegio… Como consecuencia de esto, extensas tierras fértiles quedan sin cultivar, y muchas familias pobres ven mermados sus ingresos y sus posibilidades… Cada año las minas antipersonales provocan entre 15.000 y 20.000 nuevas víctimas, y en muchísimos casos los afectados son civiles no combatientes… Estas traicioneras armas han sido utilizadas en distintos conflictos bélicos en Angola, Afganistán, Bosnia, Camboya, Colombia, Egipto, Guatemala, Kosovo, Mozambique, Sudán, Sahara Occidental, entre otros… Unos 300.000 supervivientes sufren hoy día algún tipo de mutilación o de minusvalía por esta causa… Lamentablemente los firmantes del “Tratado de Ottawa” han dedicado una cantidad netamente insuficiente para el financiamiento de la atención y rehabilitación de las víctimas de las minas antipersona… Y fundamentalmente los mandatarios de las naciones que en algún momento fabricaron o utilizaron esas cosas, en su mayoría siguen volteando indiferentes la cabeza como diciendo: No es nuestra culpa, no es nuestra responsabilidad, no nos sentimos obligados en relación a esta cuestión… Sección I – Referencia 7/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  10. 10. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Parte D: Sokheurm Man de Camboya, otra víctima (I-4) El camboyano Sokheurm Man fue herido por una mina el 10 de enero de 1996 cuando se dirigía al colegio junto con Chai Chun, su mejor amigo, quien desgraciadamente falleció a causa de la explosión… Unos trece días después del accidente, un principio de gangrena obligó a los cirujanos a amputar la pierna derecha al accidentado de esta historia, en una operación que duró cuarenta y cinco minutos… Su padre Theam Man (quien aparece también en la foto de arriba) le acompañó durante toda su estancia en el hospital y le apoyó en todo lo que pudo, en todo lo que se encontraba a su alcance… Sección I – Referencia 8/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  11. 11. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática La familia tuvo que vender una parte fundamental de la cosecha de arroz de ese año para sufragar los gastos hospitalarios del herido… Uno de los hermanos mayores de Sokheurm ya había muerto unos años antes también víctima de una mina, así que salvar esta vida para el padre era fundamental… Diez años después del accidente, en enero de 2006, nació el primer hijo de Sokheurm fruto de su relación con Nin Lin, una joven a la que conocía desde la infancia y con la que se había casado un año antes… El bebé recibió un curioso nombre en idioma español: Enero, mes del feliz nacimiento y mes del desgraciado accidente… En la foto inmediata siguiente se ve a Sokheurm Man con su familia (instantánea sacada por Gervasio Sánchez en mayo 2007)… El joven de nuestra historia participa como activista en una campaña internacional para la erradicación de las minas terrestres, y viaja a menudo al extranjero para participar en seminarios y en diversas reuniones con víctimas de otros países… El camboyano Sokheurm Man trabaja en el Servicio Jesuita para los Refugiados de su localidad, donde se encarga de documentar casos de nuevas víctimas de minas antipersona en la provincia donde vive… Con frecuencia visita las pequeñas aldeas en su motocicleta, se entrevista con las personas mutiladas recogiendo sus historias, y con esas informaciones elabora informes individuales que manda por Internet a sus jefes en la capital camboyana… También asiste a clases nocturnas en la Universidad de Siem Reap, habiendo seleccionado la muy atractiva especialidad Tecnología e Informática… Ese centro de estudios se encuentra muy cerca de los míticos Templos de Angkor… En las siguientes dos fotos también sacadas por el periodista gráfico Gervasio Sánchez, se observa a este camboyano en otras escenas cotidianas… En el semblante de esta otra víctima de las minas terrestres, podemos ver que en alguna medida esta persona se las arregló para salir adelante, para al menos tener algunos momentos de felicidad, y para a pesar de sus limitaciones y de su propia desgracia, saber ayudar no obstante a otros hermanos camboyanos también en desgracia… A Sokheurm la vida le golpeó duro, probablemente mucho más duro que a cualquiera de quienes se encuentren leyendo estas líneas… ¡Y no obstante ello, esta persona sacó fuerzas para AYUDAR A OTROS!… Sección I – Referencia 9/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  12. 12. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Tomemos ejemplo de esta otra víctima de la guerra, y hagamos algo para cambiar el estado actual de cosas… Es algo que le debemos a Sokheurm y también a muchos otros… Hay instituciones como “Oxfam Internacional” que nos pueden orientar para que nuestro esfuerzo sea útil… Sección I – Referencia 10/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  13. 13. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Parte E: La lista se alarga, Adis Smajic de Bosnia (I-5) En julio de 2007 Adis Smajic tenía 25 años cumplidos, medía casi dos metros, se mantenía económicamente gracias a una pensión como mutilado de guerra, tocaba en un grupo de hip hop, y como siempre se desvivía y emocionaba por el fútbol, su pasión desde la infancia… Entonces Adis seguía viviendo como desde hacía tiempo en el barrio de Dobrinja, en la ciudad de Sarajevo (Bosnia-Herzegovina), junto a su madre Zineta y a su hermana Mirela… Allí creció en la capital bosnia durante el cerco infernal que sufrió esa ciudad durante casi cuatro años… Adis fue herido el 18 de marzo de 1996 por la explosión de una mina antipersona que le produjo profundas cicatrices en la cara y en otras partes del cuerpo… Perdió su ojo izquierdo y sufrió la amputación de su brazo derecho… Durante varios días los médicos temieron por su vida, y pasó 36 horas seguidas en el quirófano… Desde su accidente en 1996, este sufrido bosnio debió soportar más de una treintena de intervenciones quirúrgicas… Y desde noviembre de 1997, Adis viajó en siete oportunidades a Barcelona, para allí someterse a diferentes operaciones de cirugía estética dirigidas por el reconocido cirujano plástico Antonio Tapia, en la Clínica Quirón… La compañía DKV Seguros se encargó de la financiación de estas intervenciones médicas… Y la última operación de reconstrucción de su rostro tuvo lugar en octubre de 2004… En la casa de Kukavice, quemada por los radicales serbios, este bosnio pasó los mejores años de su vida… «La guerra destruyó mis recuerdos de la infancia; la guerra mató a mi padre, a mi abuela, a mi tío, y además mi otra abuela resultó herida; y para rematar la cosa mi casa fue bombardeada», explica emocionado el joven musulmán mientras acaricia al perro guardián durante una ocasional visita a esa zona en pleno territorio serbio… Sección I – Referencia 11/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  14. 14. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Y a pesar de las muchas duras pruebas que debió pasar Adis Smajic, este hombre supo darle un espacio al amor y un sentido a su vida… Sus sentimientos tuvieron un cambio radical en el 2006, al iniciar una historia romántica con Naida Vreto, una joven de casi su misma edad y dotada de gran sensibilidad y delicadeza, y a quien vemos en la foto arriba… «Tengo una chica que me ama y puedo hacer planes de futuro con ella; por primera vez me siento una persona como los demás», dice eufórico… Observen bien el rostro de Abis en la foto donde está junto a su novia, y vean la foto que sigue tomada 5 años antes en julio 2002… ¿Verdad que hay una diferencia?… ¿Verdad que los cirujanos plásticos supieron hacer su trabajo?… Sección I – Referencia 12/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  15. 15. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Las bombas antipersonales son crueles y despiadadas, y se han cobrado la vida de muchos y también han dejado mutilados a muchos otros… El desminado es posible pero es complejo y peligroso, y además es sumamente costoso… El desminado supone un pozo de gastos sin fondo para los países más afectados… Camboya por ejemplo, uno de los países más minados del mundo, tendría que emplear el equivalente a su producto interior bruto de cinco años, si es que deseara eliminar totalmente las minas enterradas… Una empresa de estas características obviamente es imposible sin ayuda externa… Según estimaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), harían falta 30.000 millones de euros para erradicar los 167 millones de minas plantadas en 78 países afectados por este problema… Y obviamente a los mutilados por causa de estos endiablados elementos hay que atenderlos de una u otra forma, y esto también insume recursos materiales, humanos, y financieros… Véase que las víctimas afectadas por el estallido de una mina, soportan por cierto grandes dolores físicos pero también padecen graves secuelas psicológicas… Quienes han sufrido la pérdida de una o dos piernas a edades tempranas, necesitarán cambiar de prótesis unas 20 veces antes de morir… Y el coste económico de las prótesis y de los tratamientos médicos es imposible de asumir para la mayoría de los afectados, que como se sabe viven en países con rentas “per capita” inferiores a los 40 euros al mes… Muchos de los mutilados, ante la imposibilidad de afrontar gastos, en muchos casos se las ingeniaron para elaborar ellos mismos sus primeras prótesis, y esto ellos hicieron utilizando los materiales más curiosos, incluidos envases de refrescos y carcasas metálicas… Véase que por su parte el coste de fabricación de una mina terrestre no llega a los tres euros cada una, mientras que localizar uno de estos artefactos en un campo, desactivarlo y destruirlo, y acondicionar luego el terreno si fuera necesario, supera la operación completa en término medio los 750 euros… Una superficie equivalente a un campo de fútbol, que puede ser sembrado de minas en una hora, obliga a por lo menos tres meses de trabajo si se quiere garantizar su desminado completo… Y por cierto el ritmo actual de la financiación de los trabajos de desminado es sumamente lento, y de seguir así, para desactivar todas las minas que hoy día están en algún lado enterradas y esparcidas por 78 países, se necesitarían más de 1.000 años… La situación planteada es sumamente compleja, pero evidentemente algo hay que hacer, alguna acción hay que tomar… Obviamente la introducción del dinero digital y nominativo no podrá cambiar este estado de cosas de la noche a la mañana, pero principio tienen las cosas… Sección I – Referencia 13/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  16. 16. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Cuando el uso de las monedas informativas y telemáticas se encuentre bien extendido, y cuando los archivos históricos de transacciones sean completos y fiables, se habrá dado un buen paso adelante, pues siguiendo las cadenas de transacciones podremos descubrir quienes están verdaderamente detrás del negocio y fomento de las guerras… Y comprender esta cuestión a cabalidad y con información financiera a la vista, nos permitirá penar de alguna manera a los responsables, y también ello será el principio de una solución definitiva a este acuciante problema… Obviamente principio tienen las cosas, y no todo se podrá obtener a partir de las primeras reformas… A efectos de respaldar de alguna manera lo que estamos afirmando, dando algún ejemplo sencillo sobre la forma cómo podrían implementarse los controles sobre ciertos materiales, pongamos por caso el “sistema nacional de información sobre la cadena cárnica”, cuya puesta en funcionamiento está ya muy adelantada en Uruguay, país que como se sabe tiene un importante rodeo de ganado y es un fuerte exportador de carnes rojas naturales… Bueno, por brevedad, no es pertinente dar aquí exagerados detalles sobre esta cuestión, pues quienes se interesen particularmente en este asunto podrán obtener conveniente y pormenorizada información en la Web… De lo que se trata es poder hacer un seguimiento completo de un animal vacuno casi desde su nacimiento, siguiendo luego por sus etapas de crecimiento y engorde, su subsiguiente faena, su desmembramiento o desguace en cortes, y por cierto también sus posteriores etapas de comercialización… De esta manera, quien compre un trozo de carne vacuna en un supermercado o en una carnicería, podrá conocer en líneas generales qué establecimiento agropecuario crió al respectivo animal, en donde y de qué forma se lo engordó, y qué frigorífico lo faenó, etcétera… Las ventajas de un sistema de este tipo son múltiples, y no se reducen únicamente a poder dar una mejor información a los consumidores… En efecto, véase que si en algún momento se detectara un problema sanitario en un animal específico o en una tropa de animales, por cierto sería mucho más fácil ir hacia atrás en el sistema informático, para así poder determinar dónde pudo haber estado el origen de esta situación y poder tomar entonces las acciones que se revelaran convenientes… Además, el sistema de seguimiento y control de la cadena cárnica al que estamos aludiendo, también permite dar a los productores una mejor información sobre el rendimiento efectivo de cada animal faenado… A la vez, las informaciones generadas en las distintas instancias también permiten al Fisco poder controlar mejor la respectiva recaudación impositiva, evitando errores y evitando evasión fiscal fraudulenta… ¿Cómo se implementa en la práctica este sistema de información de seguimiento y control?… Bueno, como ya se dijo no conviene entrar aquí en exagerados detalles, pero en esta cuestión hay distintas estrategias en cuanto al efectivo uso de tecnología… A cada animal vivo se lo identifica con una caravana, la que tiene una particular identificación que puede ser leída tanto en forma visual como de manera electrónica… En los frigoríficos se tiene toda una serie de balanzas adosadas a lo que en la jerga se llaman cajas negras, elementos estos últimos que no son otra cosa que registros de información convenientemente protegidos para que no puedan ser manipulados por quienes trabajan en la cadena de producción… Y en las etapas de comercialización obviamente se usan etiquetas con códigos de barras, tecnología que ya es de uso corriente en muchísimos productos… Sección I – Referencia 14/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  17. 17. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Bueno, implementar algo como lo indicado ya sea en la cadena cárnica o en otra cadena productiva o de comercialización, obviamente requiere de una adecuada planificación, del apoyo de todos los implicados, y de una acorde voluntad política… Obviamente algo así no es sencillo de lograr, ni a nivel de un determinado país ni a nivel mundial, pero ello tampoco es imposible… Por otra parte, así podrían obtenerse también variadas ventajas según sea el sector específico involucrado, y no solamente un beneficio general en cuanto a los posibles controles a efectuar o en cuanto a las posibles informaciones a brindar… Véase que en el fondo y desde un punto de vista conceptual, la idea del dinero telemático sugerida por Agustí Chalaux responde también a un esquema de supervisión y control no muy diferente en cuanto a su filosofía de implementación del sistema de caravanas y cajas negras que recién fue descrito, aunque claro, los materiales a considerar en este caso ya no son ni los animales en sus distintas etapas ni los distintos subproductos obtenidos una vez los vacunos faenados, sino las monedas en sus distintas variantes nacionales… Y obviamente la tecnología a emplear será la más apropiada a cada caso, para la cadena cárnica fundamentalmente se usarán los lectores electrónicos de caravanas así como las balanzas y los lectores de códigos de barras, y para el ambiente financiero avanzado y digital será necesario utilizar una conveniente red mundial de transmisión de información financiera con sus respectivas terminales, así como tarjetas de crédito, tarjetas de débito, una base de datos de cuentas bancarias, y los archivos históricos de transacciones… Véase también que desde el punto de vista de la concepción informática, el proyecto social de Agustí Chalaux relativo a una sociedad telemática avanzada podría ser implementado desde dos diferentes orientaciones: (1) Desarrollando un sistema en el cual el material que se controla es el dinero en efectivo y en las distintas variantes financieras, y de forma tal que durante la operativa convenientemente se vaya generando el histórico de transacciones; (2) Desarrollando una visión diferente en la cual existan diferentes subsistemas, uno para cada cadena operativa, y donde obviamente la circulación de recursos financieros irían a contracorriente de los flujos de todos los bienes, servicios, y derechos… Parte F: Discurso de Gervasio Sánchez del día 7 mayo 2008 (I-6) Se transcribe a continuación el discurso pronunciado por Gervasio Sánchez el pasado día 7 de mayo de 2008, en oportunidad de recibir formalmente el Premio “Ortega y Gasset” en la categoría Fotografía, distinción de honor otorgada año a año por el diario “El País” de Madrid… Entre los asistentes a este señalado acto se encontraban la Vice-Presidenta del Gobierno, el Presidente del Senado, varios Ministros de Estado, el Alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, además obviamente de jerarcas del recién citado periódico español así como varios colegas de los homenajeados… Estimados Miembros del Jurado, Señoras, y Señores: Es para mí un gran honor recibir el Premio “Ortega y Gasset” de Fotografía otorgado por “El País”, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta, así como mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo. Sección I – Referencia 15/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  18. 18. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Quiero dar las gracias a los responsables de “Heraldo de Aragón”, del Magazine “La Vanguardia”, y de la “Cadena Ser”, por respetar siempre mi trabajo como periodista, y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar. No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias “Intermón Oxfam”, “Manos Unidas”, y “Médicos Sin Fronteras”, y tampoco a la Compañía “DKV Seguros” y a mi editor “Leopoldo Blume”, por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años, permitiendo que el Proyecto “Vidas Minadas”, al que pertenece la fotografía premiada, tenga vida propia y un largo recorrido que tal vez puede durar décadas. Señoras y Señores, aunque solamente tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martin Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace cuarenta años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersona: (1) la mozambiqueña Sofía Elface Fume, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alía en la imagen premiada, la que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, (2) el camboyano Sokheurm Man, (3) el bosnio Adis Smajic, y (4) la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, quien se quedó ciega tras ser víctima de una explosión cuando tan solo tenía ocho años. Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la Universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo, que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad. Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película “Cuentos de la Luna pálida”, de Kenji Mizoguchi. Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado, y que hoy dedica muy poco esfuerzo a ayudar a víctimas de las minas y al desminado. Es verdad que todos los Gobiernos Españoles, desde el inicio de la transición, encabezados por los Presidentes Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar, y José Luís Rodríguez Zapatero, permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o con guerras abiertas. Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el Presidente incidía en su mensaje contra la guerra, y es verdad que hoy fabricamos cuatro tipos distintos de bombas de racimo, cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersona. Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del Tercer Mundo, y que me avergüenzo de mis representantes políticos. Pero como Martin Luther King, me quiero negar a creer que el Banco de la Justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: Que por fin, un Sección I – Referencia 16/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  19. 19. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Presidente de un Gobierno Español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte. Muchas gracias. Bueno, sin duda un discurso muy duro el pronunciado por el periodista español Gervasio Sánchez, y que hace reflexionar… Obviamente no me voy a poner del lado de quienes fabrican armamentos, y/o de quienes mercadean con esos equipamientos… Pero sí quisiera hacer notar que algunos Presidentes de países productores de armamentos no son los más responsables ni respecto de la carrera armamentística, ni respecto a las ventas encubiertas a grupos irregulares… Obviamente no hablo de todos esos Presidentes, pero sí de al menos algunos… En efecto, véase que la decisión de producir armamentos a nivel oficial, en muchos casos está atomizada… Un Presidente y/o algún Ministro autorizaron algo alguna vez, y luego se sigue, y luego se continúa, y parar esa línea de acción a veces no es tan sencillo… Por otra parte, y hay que decirlo, el negocio de las armas involucra mucho dinero, y en torno a ello se mueven intereses mafiosos… Las Mafias no tienen ética y echan mano de todos los medios… Si pueden convencer con argumentos o con dinero a un Presidente o al nivel de decisión que sea, pues tanto mejor… Y en caso contrario, pues se presiona, cada vez en forma más dura, amenazando incluso con la muerte del propio involucrado o de su familia… Y las amenazas muy duras suelen tener efecto, pues son arbitrarias y exageradas, y el peligro está oculto y puede surgir de cualquier lado y en cualquier momento… Claro, siempre hay algunos que no toman en serio esas amenazas o que deciden resistirlas, y por eso es que hay héroes o heroínas asesinados, y que a veces se recuerdan en los textos de historia… Por otra parte, el verdadero problema de las armas tal vez está más en la demanda que en la oferta… Un país con un Presidente más orgulloso y muy contrario a las guerras sale como proveedor y exportador de armas, y en realidad ello no suele importar mucho, pues quedan otros varios proveedores… Y es una utopía pensar que se ha mejorado porque haya menos proveedores… Las guerras y las carreras armamentísticas son como los yuyos indeseables, hay que cortarlos de raíz, pues caso contrario siempre vuelven, de una manera o de otra siempre vuelven… La comercialización y el tráfico clandestino de armas, así como el narcotráfico y otros variados desvíos societarios, son muy difíciles de combatir con sistemas represivos y punitivos, y menos aún con posturas individuales que defienden argumentaciones éticas y humanísticas a rajatabla… Las Mafias suelen actuar desde las tinieblas, y sus integrantes se ocultan y disimulan de mil maneras… Los asesinos a sueldo suelen disparar en los momentos más inesperados, y luego desaparecen, se esconden, emigran, cambian de identidad… La principal defensa de asesinos, de ladrones, de contrabandistas, de especuladores, de mafiosos, de delincuentes de todo tipo, es no saber bien quienes son ni donde están… La introducción del dinero informativo y telemático propuesta por Agustí Chalaux es un buen comienzo, pues en muchos aspectos y si se siguen los consejos dados por ese luchador social catalán, obligará a jugar las partidas a cartas vistas… El proyecto social defendido por el Centro de Estudios Joan Bardina promete ser un buen Sección I – Referencia 17/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  20. 20. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática comienzo para revertir muchos de los males de nuestro funcionamiento social actual… Apoyemos personalmente esta iniciativa, o por lo menos demos oportunidad a que ese plan social sea profunda y detalladamente estudiado y evaluado… Parte G: Aproximación conceptual general (I-7) En las bitácoras digitales de la serie Digimundo, se ha insistido una y otra vez en las grandes ventajas que podrían obtenerse si se introdujera dinero digital y nominativo en forma más o menos generalizada y en las distintas regiones del mundo, o al menos en un número más o menos elevado de países… Con certeza, muchos han sido los enfoques y las argumentaciones que se han manejado en distintos artículos allí publicados en relación a ese interesante y polémico asunto, y por cierto, información de gran interés sobre el tema también es presentada en el sitio web oficial del Centro de Estudios Joan Bardina, al cual se puede acceder a través de las direcciones electrónicas que se indican seguidamente: http://www.bardina.org/ ; http://www.chalaux.org/ Ahora bien, en varios artículos de divulgación insertos en los recién mencionados espacios digitales, reiteradamente se destaca y argumenta que la moneda telemática, bien encarada y bien introducida en el tejido económico-financiero de unos cuantos países, puede redundar muy favorablemente en la resolución de ciertos grandes problemas sociales de nuestra realidad contemporánea, tales como el narcotráfico, el contrabando, el tráfico de armamentos, la especulación, la corrupción, la evasión fiscal fraudulenta, e incluso incidir en la disminución de ciertas consecuencias negativas de las guerras así como en el acortamiento en el tiempo del propio desarrollo de algunos conflictos armados… Pues bien, claramente afirmaciones parecidas a la que acaba de ser presentada, expresadas ellas en forma aislada de un adecuado contexto y no precedidas de convenientes señalamientos y observaciones, no aportan mucho a los desprevenidos lectores, pues en algún sentido tienden a descolocarlos y a desconcertarlos, impulsándolos a adoptar una postura de escepticismo y de incredibilidad… ¿Es que acaso la herramienta financiera antes mencionada, el dinero telemático, podría llegar a ser una especie de piedra filosofal, o de elixir mágico, o de remedio milagroso que cura todos los males?… Bueno, en realidad es precisamente eso lo que sostienen los investigadores del Centro de Estudios Joan Bardina, y lo que también se sostiene en muchos artículos de la serie Digimundo… Sin lugar a dudas el entramado financiero del que actualmente se sirve el colectivo humano es desinformativo, y su operativa permite desvíos e inequidades de todo tipo… Nuestra realidad financiera es desinformativa, en el sentido que aporta menos información de la que realmente podría aportar, sumiendo así a los gobernantes, a los administradores, a los inspectores, y al propio ciudadano común y corriente, en un entorno de incertidumbre, de inseguridad, de natural desconfianza o desconcierto… La operativa económico-financiera actual está implementada de una manera muy primitiva, que por cierto no está a la altura de las posibilidades tecnológicas del siglo XXI… Sección I – Referencia 18/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  21. 21. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Vean ustedes, la evasión fiscal obviamente es un delito que incluso debería ser penado con privación de libertad, o por lo menos con graves sanciones económicas… Pues bien, las empresas que hoy día evaden sus obligaciones fiscales generalmente se las arreglan para en poco tiempo borrar las huellas de sus maniobras, y ello logran hacer con relativa facilidad, pues lisa y sencillamente el dinero que se utiliza es anónimo… Cuando alguien realiza un pago en efectivo, o sea cuando de esta forma se transfiere un crédito social de una persona a otra, lo que pasa es que cierto número de billetes bancarios cambian de dueño, pasan de un bolsillo a otro bolsillo, pasan de una billetera a otra billetera, pasan de un portafolio al cajón de un mostrador o al cajoncito de una máquina registradora… Por cierto, supuestamente cuando alguien entrega cierta cantidad de dinero a otra persona, debería recibir a cambio un recibo o una factura que documente esa entrega, indicando la cantidad monetaria que así es cedida, e indicando también otros datos adicionales tales como por ejemplo la fecha y el lugar de ese acto, el motivo o la razón por la cual se traspasa ese numerario, la identificación de las dos partes que intervienen en esa transacción, etcétera… Obviamente cuando se maneja dinero en efectivo en el caso hipotético recién planteado, no existe una relación forzosa entre el numerario involucrado y la suma marcada en el documento… En ese intercambio de elementos, el numerario cedido y el documento son independientes uno del otro, y bien podría pasar que las sumas allí representadas fueran diferentes una de otra, o incluso podría pasar que se transfiriera dinero sin un respaldo documentario, o que se diera un respaldo documentario a una supuesta transferencia dineraria que en realidad no se concretó… Incluso la fecha establecida en una factura bien podría ser diferente del correspondiente y supuesto cumplimiento monetario… Y obviamente la supuesta transferencia de productos o de servicios informada en la factura también es independiente de la cesión dineraria correspondiente así como del correspondiente respaldo documentario… Supuestamente las partes involucradas deben velar porque estos tres elementos se correspondan, y como hay allí intereses encontrados, en muchos casos hay correspondencia… Precisamente los desacuerdos surgen por un error que pasa inadvertido para las partes o para por lo menos una de ellas, o cuando ambas partes tienen interés en falsear algunos de estos elementos, para así perjudicar a un tercero, o para así perjudicar a una administración o al propio Fisco… Todas las irregularidades antes señaladas, se derivan del hecho que en la operativa monetaria se admite el dinero anónimo, o sea el dinero cuyo titular es quien lo tiene y controla, y también se deriva del hecho que en la propia operativa bancaria se admiten los traspasos de fondos, los depósitos bancarios, y los retiros bancarios, sin necesidad de tener que especificar de donde viene el dinero o para qué se lo retira, y sin tener que especificar la razón por la que se hace una transferencia bancaria… En teoría, la circulación de productos, de servicios, y de derechos, debe efectuarse a contracorriente y en correspondencia con el flujo monetario, pero ambos flujos circulan sin coordinación directa y forzosa entre ambos… Son los agentes económicos así como en ciertas circunstancias los representantes o inspectores de las administraciones, quienes a título individual deben controlar y/o certificar que tales o cuales traspasos de fondos se realizaron como contrapartida de tales o cuales intercambios, y como generalmente hay intereses contrapuestos, el flujo de dinero está razonablemente en correspondencia con el flujo de productos, de servicios, y de derechos, y también en correspondencia con el respaldo documentario… De todas formas, obviamente hay discrepancias entre estos elementos que son las que complican a los administradores e inspectores, que en muchos casos complican Sección I – Referencia 19/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  22. 22. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática también a los agentes económicos en tales o cuales circunstancias, y esas discrepancias son en definitiva las que permiten los ilícitos y las especulaciones y los abusos de poder y los desfalcos… Nuestro actual sistema monetario y bancario es fruto de una larga evolución histórica, y obviamente en contextos anteriores a 1950 aún no se tenían disponibles las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) que hoy han adquirido un grado de desarrollo y de sofisticación muy considerable… Obligatoriamente y para bien de la comunidad humana, debemos repensar nuestro entramado económico-financiero, con la finalidad de ponerlo acorde con las nuevas posibilidades tecnológicas… Para obtener las máximas ventajas como grupo social, y para poder erradicar o disminuir muchas de nuestras graves problemáticas sociales, debemos pasar a usar dinero digital, dinero manejado a través de redes digitales y de terminales de servicio, y de forma que esa nueva especie sea nominativa, y de manera que también se maneje información adosada y extracontable que posibilite el seguimiento de las cadenas de transferencias y de pagos… Sección I – Referencia 20/20 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  23. 23. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática La sociedad digital y la moneda telemática El ordenamiento con convenientes criterios y encares (II-1) Principiemos este documento, principiemos este culturema, con el pensamiento que sigue: “El orden social en más de un aspecto puede ser beneficioso; y el dinero telemático puede ser una muy buena herramienta en pro del ordenamiento social”. En Internet con facilidad pueden ubicarse varios interesantes documentos que se refieren a la llamada “teoría de las ventanas rotas”. Y este asunto es lo suficientemente importante, como para que aquí comencemos por recordar la forma como surgió esta teoría, para luego extraer las conclusiones que fueran del caso. En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Profesor Phillip Zimbardo realizó un muy interesante experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, misma marca, e incluso mismo modelo y color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de la ciudad de Nueva York, y el otro lo ubicó en Palo Alto, una zona rica y muy tranquila de California. Véase la situación planteada: Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes, y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio. Resultó entonces que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser depredado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, los instrumentos, etcétera, etcétera. Todo lo aprovechable se lo llevaron de ese auto, y lo que no era aprovechable lo destruyeron, por simple gusto, por vandalismo, por mero deseo destructor, por llano salvajismo. Por el contrario, el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto en ese mismo período de tiempo; nadie se interesó en él, nadie intentó robarle algo, nadie ni siquiera le pegó una patada a una de las ruedas. Es común atribuir a la pobreza las causas de los delitos, a la pobreza, y también a una educación chapucera y descuidada, a la influencia perniciosa de las malas compañías y de los malos ejemplos, etcétera. Atribuciones por cierto en la que generalmente coinciden los especialistas, y también las posiciones ideológicas más conservadoras y ortodoxas (de derecha y también de izquierda o de centro). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, no finalizó en lo hasta ahora relatado, pues cuando el auto abandonado en el Bronx estaba ya deshecho y el de Palo Alto llevaba ya una semana impecable e intacto, los investigadores rompieron un vidrio en el automóvil situado en California. El resultado observado acto seguido fue algo inesperado y desconcertante, ya que en Palo Alto se desató entonces un proceso predatorio similar al antes constatado en el Bronx de Nueva York (aunque algo más lento), y el robo, y la violencia, y el vandalismo, terminaron por reducir el vehículo a un estado similar que al del auto abandonado en el barrio pobre. ¿Por qué un simple vidrio roto en el auto dejado en un vecindario supuestamente seguro y con vecinos respetables y pudientes, es capaz de disparar todo un proceso delictivo? ¿Por qué un vidrio roto pudo ser un factor diferencial y desequilibrante? Sección II – Referencia 1/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  24. 24. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática ¿Cuáles pueden ser las interpretaciones que razonablemente fundamenten el comportamiento humano en el contexto de los hechos antes expuestos? Evidentemente y en lo profundo, las conductas humanas no se condicionan únicamente por la situación de pobreza y de carencia que eventualmente se pueda padecer, e incluso ni siquiera por la educación recibida. La causa recóndita y subterránea del comportamiento social hay que buscarlo por otro lado, hay que complementarlo por otro lado. Y evidentemente tiene que ser algo ligado con la psicología humana, y con las relaciones sociales, y también por cierto con las situaciones de entorno. Muy posiblemente un vidrio roto en un auto que en apariencia era poco usado, transmite una idea de deterioro, de abandono, de desinterés, de despreocupación, de falta de supervisión, lo que va rompiendo códigos de convivencia y transmitiendo mensaje de ausencia de ley, de ausencia de normas, de ausencia de reglas, en resumen, transmitiendo la idea del vale todo. Cada nuevo pequeño ataque que sufría el auto en Palo Alto, reafirmaba y multiplicaba la idea recién indicada, hasta que en un determinado momento, la escalada de actos cada vez peores se volvió incontenible, desembocando en una violencia irracional, en una depredación apresurada y sin límites, en una desesperación por llegar a la fiesta antes de que ella acabara. En experimentos posteriores, los especialistas James Q. Wilson y George Kelling desarrollaron un marco conceptual de comportamiento social que pasó a llamarse “teoría de las ventanas rotas”, la que desde un punto de vista criminológico permite concluir que el delito es mucho mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden, el maltrato, la impunidad, y la no supervisión, son ellos también mayores y evidentes. Con la aparente falta de interés en resolver un problema, con la aparente falta de sanción a los trasgresores, se crean las condiciones ideales para pensar en el vale todo, y los seres humanos abandonamos entonces nuestra urbanidad y nuestros usuales valores morales para al menos por un rato adherirnos al salvajismo. Si se rompe un vidrio de una ventana en un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos la mayoría de los demás vidrios. Si una comunidad exhibe signos de deterioro y esto parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito y la trasgresión y la arbitrariedad. Si se cometen pequeñas faltas, como por ejemplo estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad al conducir un automóvil, o pasarse una luz roja, y si esas faltas no son mayoritariamente sancionadas, entonces comenzarán faltas mayores, y luego delitos cada vez más graves, pues se pierden las referencias, pues no se saben ubicar los límites, pues hay entonces inseguridad para saber qué es lo bueno y qué es lo malo, para saber qué está socialmente permitido y qué está socialmente prohibido, para saber hasta dónde se puede llegar sin recibir sanción o condena o reprimenda. Si los parques y otros espacios públicos deteriorados son progresivamente abandonados por la mayoría de la gente (que deja de allí concurrir por temor a las patotas, o por temor a presiones, a injurias, a situaciones incómodas y enojosas), y si de una u otra forma esos lugares son también abandonados por las propias instituciones estatales que aparentan ser omisas o que aparentan no tener medios, indudablemente el descuido y la suciedad y la arbitrariedad allí van ganando terreno, y finalmente todo es allí ocupado por los delincuentes y los mal vivientes y los marginados y los borrachos. Sección II – Referencia 2/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  25. 25. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática En un sentido positivo, la “teoría de las ventanas rotas” fue aplicada por primera vez a mediados de la década de los años ochenta en el tren metropolitano de la ciudad de Nueva York, el cual de hecho se había convertido en el punto más peligroso de la ciudad. Allí se comenzó por combatir las pequeñas transgresiones: (a) graffitis que deterioraban y ensuciaban el lugar, (b) descuido general de las estaciones (falta de pintura, cosas rotas o que no funcionaban), (c) poca puntualidad o irregularidades en los servicios, (d) ebriedad permitida entre los usuarios, (e) evasiones del pago del pasaje, (f) pequeños robos y desórdenes, etcétera, etcétera. Al así actuar, los resultados poco a poco entonces se hicieron evidentes. Comenzando por lo pequeño, finalmente se logró hacer del citado medio de transporte un lugar seguro, cómodo, y limpio. Posteriormente y ya en 1994, Rudolph Giuliani, el entonces alcalde de la ciudad de Nueva York, basado en la varias veces mencionada “teoría de las ventanas rotas” y en la experiencia exitosa en el tren metropolitano, impulsó una política de “tolerancia cero”. La estrategia consistía en crear comunidades limpias y ordenadas, no permitiendo transgresiones a la ley y a las normas de convivencia urbana. ¿Y el resultado práctico? Enorme abatimiento de todos los índices criminales de la ciudad de Nueva York. Cierto, la expresión “tolerancia cero” suena a una especie de solución autoritaria y represiva, pero su concepto principal es más bien la prevención de las ilegalidades, así como la promoción de convenientes condiciones sociales generales. No se trata de linchar a los delincuentes, ni de promover la prepotencia policial, ni de provocar una reacción policial exagerada frente a los delitos. Y de hecho, respeto de los abusos de autoridad y en concordancia con la idea que aquí se plantea, por cierto también puede y debe aplicarse en el ámbito policial el concepto de “tolerancia cero”. De lo que se trata por tanto, es de tener nula tolerancia frente al delito y a la trasgresión en sí mismos, y no tanto plantear agresividad extrema e intolerancia extrema frente al delincuente y frente al trasgresor y frente al policía que se excede en sus atribuciones. La idea central es la de crear comunidades limpias, ordenadas, sin excesos ni violencias, respetuosas de la ley y de los códigos básicos de convivencia, lo que por cierto hoy día lamentablemente es algo difícil de encontrar, especialmente en las grandes ciudades. Ahora bien: ¿La “teoría de las ventanas rotas” puede ser aplicada también a la propuesta de la sociedad telemática promovida e impulsada por el Centro de Estudios Joan Bardina? ¿La “teoría de las ventanas rotas” puede orientarnos en relación a las reformas estructurales sobre las que hay consenso que de una forma o de otra es necesario llevar adelante? Por cierto que sí. Hay que derrumbar la idea que el crimen paga. Hay que derrumbar la idea de que se puede transgredir sin ser sancionado, y sin siquiera recibir un castigo moral o reprobación moral por parte del entorno social. Hay que derrumbar la visión de que el vecino es infractor sin que nada le pase. Hay que erradicar la idea de que se puede llegar a generar un perjuicio a algo o a alguien, al vecino, a una empresa, al Estado, al fisco, a la naturaleza, sin por ello recibir sanción, sin por ello al menos tener que pagar una multa o al menos tener que pasar un momento de tensión y de vergüenza. Sección II – Referencia 3/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  26. 26. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Bueno, pero… ¿cómo llegar a hacer esto en forma generalizada, y de una manera que sea factible y sencillo de implementar? Véase que casi todo directa o indirectamente está vinculado con el dinero, y por lo tanto, se intuye con facilidad que no hay mejor solución para encausar las graves problemáticas sociales y económicas a las que hoy día nos enfrentamos, que promover el uso generalizado del dinero telemático, que promover el uso generalizado de la moneda responsable y nominativa y además informativa, pues una estructura de base de este tipo tarde o temprano va a transmitir la idea que un delito o que un simple engaño, a la corta o a la larga podrá ser descubierto, simplemente desenrollando el ovillo, simplemente navegando hacia delante y hacia atrás en las cadenas de pago. El dinero responsable y telemático puede ayudar muy mucho a hacer más ordenado y más transparente nuestro universo de intercambios, nuestro universo de transacciones, nuestro universo de aportes al fisco, y aún nuestras relaciones con el entorno natural y con el entorno social, y en consecuencia, y en virtud de ese logrado mejor ordenamiento, es dable esperar un comportamiento humano más racional, más limpio, más moral, más ajustado a las normas y a la ética, e incluso hasta más solidario. Y para no quedar solamente en generalidades, terminaremos estas reflexiones enfocando nuestros encares en torno a la debilidad de la recaudación de impuestos y de aportes a la seguridad social. Y antes de propiamente sacar conclusiones y hacer sugerencias, detallaremos a continuación una serie de situaciones realmente vividas en el correr de los últimos años por quien escribe estas líneas. Para no diluir los enfoques, aquí plantearemos casi exclusivamente situaciones específicas en torno al comportamiento de ciudadanos respetables en lo que concierne al pago de tributos y de tasas. Para mejor situar al lector y dado que vamos a plantear situaciones realmente vividas y observadas por quien escribe, corresponde decir sobre mí que vivo en Montevideo, ciudad capital de Uruguay. También corresponde aclarar que los impuestos de mayor relevancia y recaudación en ese país, giran ellos en torno al llamado “Impuesto al Valor Agregado – IVA” (el cual grava con una tasa la venta de mercaderías y la venta de algunos servicios), y también en torno al llamado “Impuesto a la Renta de las Personas Físicas – IRPF” (el cual grava con tasas diferenciales determinados ingresos, como por ejemplo los que se derivan de los servicios brindados por profesionales liberales). Pues bien, daré casos concretos en los que cuatro comerciantes y profesionales universitarios de mi conocimiento evaden impuestos y/o aportes sociales de una u otra forma, o se los hacen pagar a terceros. Caso 1: Médicos particulares – Por razones de mi conveniencia e interés, concurro regularmente a consulta con dos médicos particulares con consultorios médicos muy bien instalados en la zona céntrica de la ciudad capital de Uruguay, ambos con secretaria-recepcionista. Por cada consulta médica ambos me cobran $U500 (quinientos pesos uruguayos). Muy bien, en uno de esos casos es la secretaria quien me cobra la consulta, y en el otro caso es el propio médico. En ninguna de estas dos situaciones me dan recibo por mi pago, y yo naturalmente tampoco pido recibo pues no tengo forma de hacer que se me reembolse por este gasto. En lo que concierne a otros clientes de esos médicos, unos pocos vienen por mutualistas y el resto son todos pacientes particulares, y por lo que he visto hasta ahora, todos ellos pagan al contado, no sé si es por el tipo de público que allí se atiende o porque expresamente esos médicos no aceptan pagos con tarjeta (en realidad nunca pregunté al respecto). Sección II – Referencia 4/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  27. 27. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Conclusión: Los honorarios profesionales obviamente deben pagar impuesto, pero esos doctores en medicina no los pagan, o al menos no los pagan en los montos que deberían. Caso 2: Clínica privada – Cierta vez, hace unos años, tenía un problemita en una pierna y mi médico de cabecera me recomendó fuera a una prestigiosa clínica muy bien instalada en el Barrio Pocitos de la capital uruguaya, a que me hicieran aplicaciones diarias durante dos semanas. Muy bien, por cierto seguí el tratamiento donde se me había recomendado, y como mi mutualista allí no me cubría la atención que yo precisaba, decidí atenderme en forma particular. En informes me manifestaron que cada sesión terapéutica tenía un costo de $U200 (doscientos pesos uruguayos), que eso incluía el producto que se me aplicaba así como el uso de equipo y camilla, y que si pagaba al contado debía cumplir esa obligación cada vez que fuera atendido. Obviamente acepté esas condiciones, el tratamiento dio los resultados esperados, pero ningún recibo se me dio ni por cada pago que realicé ni tampoco un recibo global al final del tratamiento. Naturalmente, esa clínica tenía muchos pacientes, pues tenían cuatro consultorios y varios técnicos atendiendo a los clientes, así como una telefonista-recepcionista que era quien daba las horas de consulta y quien me cobraba a mí. Y es cierto también que algo más de la mitad de los pacientes venían allí derivados por mutualistas, y por lo tanto en la clínica no debían pagar nada. Y es cierto también que aproximadamente la mitad de quienes como yo se atendían particular pagaban en efectivo mientras que el resto lo hacía con tarjeta de crédito. Obviamente mientras esperaba a que me atendieran estaba pendiente de cómo se manejaba la telefonista con los pagos de los clientes, pudiendo entonces comprobar que no se daba recibo a ninguno de los pacientes particulares que pagaban en efectivo. Conclusión: Muy posiblemente esa clínica pagaba correctamente sus impuestos por sus pacientes de mutualista y tal vez también por sus pacientes privados que pagaban con tarjeta de crédito, pero no creo que pagara nada de impuestos por sus pacientes privados que pagaban al contado. Caso 3: Empresario y vecino – Por razones de seguridad y de mi propia comodidad vivo en un condominio, y uno de mis vecinos es un empresario muy conocido, que tiene instalado su negocio en la ciudad vieja, y que con cierta frecuencia pone propaganda en ciertas emisoras radiales. Además y desde hace años, dicho comerciante es también el Presidente del Condominio, actuando en ese cargo con asistencia de una prestigiosa administradora de plaza atendida por una Escribana y por otro profesional universitario. Muy bien, corresponde destacar que las expensas comunes mensuales de ese condominio son alarmantes, y si bien todos allí somos propietarios, por el concepto aludido debemos pagar cada mes un monto que mucho se acerca a lo que podría ser un alquiler. Alarmado por los gastos, concurrí varias veces a la empresa administradora rentada para pedir explicaciones, y quien allí me atendió fue siempre la propia Escribana. En esas oportunidades ella me mostró el detalle de gastos de varios meses y los correspondientes contrarecibos o facturas. Bueno, por cierto las facturas de combustible parecían estar en orden y coincidían con los montos imputados en la liquidación, pero había gastos que daban la impresión de ser muy elevados, como por ejemplo arreglo de portero eléctrico, compra de tarros de pintura, mano de obra de pintura, arreglos sanitarios, instalación de luminarias en el jardín, etcétera, etcétera. En esos casos sospechosos pedí los comprobantes correspondientes y me quedé azorado. Eran recibos comerciales sin identificación impresa alguna, y con firmas ilegibles. Pregunté a la Escribana si según su experiencia y saber esa era una documentación adecuada, y ella ciertamente Sección II – Referencia 5/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  28. 28. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática me contestó que no, pero que esos pagos no los había hecho la empresa administradora que ella dirigía sino que lo había hecho el Presidente del condominio, y que bueno, ella entonces no estaba en posición de rechazar esos comprobantes, y que si yo tenía quejas debía manifestarlas directamente al vecino o en su defecto plantearlas en la próxima Asamblea de Propietarios. Por cierto tomé nota de los montos, de las fechas, y de los conceptos de los pagos que me merecían reparos, pedí inclusive fotocopias de algunos comprobantes, y posteriormente pregunté al respecto a mi vecino y administrador. Ante mis reclamos y quejas, el vecino me manifestó que no había pedido recibo oficial en la Ferretería por la compra de los tarros de enduido y de pintura y de lamparillas eléctricas aprovechando que el dueño era un amigo y para así no hacer pagar IVA al condominio, y que efectivamente los recibos del electricista, del pintor, y del sanitario eran bastante informales porque ellos trabajaban en negro, porque ellos no tenían empresas personales formalizadas, pero que eran buenas personas y sobre todo buenos operarios, y que lo que finalmente importaba era la calidad de los trabajos efectuados. Conclusión: No puedo pensar otra cosa que por los tachos de pintura y por las lamparitas de bajo consumo mi vecino sí había recibido factura oficial con el IVA correspondiente, pero que las había pedido a nombre de su empresa y no a nombre del condominio, para así integrar esos documentos en la contabilidad de su negocio y así descontar IVA, y que era por eso que al condominio le había entregado unos recibitos garabateados que tal vez le había hecho su propio hijo. Y respecto de los recibos dados por el electricista, el pintor, y el sanitario, o bien había hecho una maniobra similar a la recién señalada, o bien directamente había adulterado las cifras para poder imputar al condominio una cantidad mayor a la que él realmente había pago; respecto de los recibos de los operarios, en lo personal me inclino por esta segunda posibilidad, pues por ejemplo el arreglo del portero eléctrico no creo que hubiera superado los $U400 o $U500, y sin embargo en la liquidación del condominio se imputaron $U3600 por este rubro. Bueno, por cierto los casos expuestos son ejemplos, son situaciones que realmente me tocó vivir y observar, y sobre las que tengo sospechas muy bien fundadas de irregularidades por no decir casi certeza o certeza absoluta, pero si el lector piensa un poco, seguramente se dará cuenta que probablemente no son casos aislados, sino hechos que con diferencias puntuales se reiteran tanto en Uruguay como en el resto del mundo. Si el lector que en este momento está leyendo estas líneas es observador, seguro que él también tiene numerosas anécdotas sobre irregularidades o estafas como las recién aludidas. Por cierto, en Uruguay, en Argentina, en Brasil, esto es moneda corriente, pero también ocurre en los países desarrollados. Hace unos días hablé telefónicamente con un amigo actualmente residente en España, y él me contó varios casos irregulares de su conocimiento ocurridos en ese país europeo. Allí por ejemplo hay trabajadores que pudiendo conseguir un empleo no lo aceptan para así cobrar el subsidio por desempleo. Allí hay empresas autónomas que trabajan para empresas de mayor porte, y que a pedido de sus clientes dos por tres deben expedir facturas truchas por servicios inventados, porque ello beneficia a la empresa grande respecto de su reliquidación de impuestos. Ahora bien: ¿Es posible defenderse de estas deshonestidades? ¿Qué podemos hacer mientras se siga utilizando el dinero anónimo actual, que no permite desenrollar la madeja para poder descubrir y verificar lo que se sospecha, o lo que se ha constatado visualmente pero sin haber podido obtener una prueba concreta de ello? Sección II – Referencia 6/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  29. 29. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Veamos un poco. ¿En lo personal qué se supone deba hacer de ahora en más con los médicos que me atienden y no me dan factura? Obviamente si les pido recibo por mis pagos no dudo de que me lo den, pero eso resuelve muy poco, porque ellos atienden unos dos pacientes por hora, y trabajan varios días de la semana y en un horario bien extendido. ¿Acaso debo hacer la denuncia respectiva a la Dirección General Impositiva? No creo sirva de nada, porque la DGI tal vez ni siquiera mande inspector, porque si lo manda tal vez el médico lo arregle con una coima, y porque yo debo hacer la denuncia sin presentar pruebas fehacientes pues no las tengo. ¿O qué se supone que deba hacer? ¿Ir tal vez con una cámara oculta a mi próxima consulta médica? ¿Y que se supone deba hacer con mi vecino claramente deshonesto, y que afana a la DGI pues le paga menos IVA del que le correspondería pagar, y que encima afana a sus propios vecinos haciéndoles pagar facturas artificialmente infladas de expensas comunes? El sistema financiero actual basado en dinero anónimo, facilita la evasión impositiva a muchos empresarios, y facilita también el robo descarado a muchos administradores y a muchos presidentes de condominio, pues de una u otra forma ellos maquillan sus comprobantes y sus liquidaciones. Y en mi situación personal y con el dinero anónimo que hoy circula en contracorriente de productos, de servicios, y de derechos, poca cosa puedo hacer respecto de mi vecino. Por cierto, si tuviéramos una economía telemática, ahí sí podría probar con facilidad los señalados tejes y manejes de mi vecino, y seguramente así podría cobrar yo todo lo que ese cretino me hizo pagar de más por gastos comunes, y así podría cobrar la DGI todo lo que ese empresario le pagó de menos, e incluso así tal vez ese vecino debería pasar algunos meses en la cárcel por el delito cometido. Pero no, me siento actualmente en la selva financiera y condenado a la inacción, porque puedo sospechar ilícitos y porque puedo tener muy fuertes indicios de que los mismos se están cometiendo, pero eso no lo puedo probar fehacientemente frente a la justicia, y ni siquiera puedo evaluar cuánto se me cobró de más a mí, o cuánto se le pagó de menos a la DGI. Esto tiene que cambiar. Tenemos que introducir la moneda telemática en forma urgente, y no solamente para que finalmente se le cobre en forma correcta las expensas comunes a quienes vivimos en condominios, sino también para que disminuya drásticamente el consumo de drogas ilícitas, y para que se atenúe en forma notoria la pobreza y la indigencia. Puesto que una cosa está enrabada con la otra. Puesto que los recursos del planeta y nuestra capacidad de producción son limitados, y puesto que si hay unos cuantos que disponen de muchos recursos, obligatoriamente tendrá que haber otros que deban conformarse con muy poca cosa. Naturalmente sé muy bien que es injusto generalizar. Obviamente puedo afirmar en forma rotunda que no todos los profesionales de la salud evaden parte de sus impuestos, pues hay unos cuantos médicos que únicamente trabajan por un sueldo, y además tengo el ejemplo concreto de mi dentista, que cada vez que voy a pagarle hace sus cálculos, escribe planillas, y emite su recibo con todo detalle indicando cuantos son sus honorarios e indicando el IRPF correspondiente, y a veces yo estoy un poco apurado o dolorido, y por respeto debo esperar a que ella termine todo ese papeleo, pues claro, ella es dentista y probablemente muy hábil con las manos, pero un poco lenta para los cálculos. Y obviamente cada vez que voy a visitar a los amigos, si es que viven en un condominio casi siempre les pregunto por las expensas comunes, y claro, algunos se despachan y hablan pestes del administrador rentado o de algún vecino que paga las cuentas, y le dicen ladrón, chorro, coimero, y esas cosas, y por el monto Sección II – Referencia 7/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  30. 30. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática mensual de gastos que deben pagar me doy cuenta que esos amigos están en lo cierto. Sin embargo también tengo amigos que manifiestan estar conformes con los gastos comunes y con el administrador, y viendo los muy bajos aportes mensuales que ellos deben realizar, no puedo hacer otra cosa que pensar que ellos están en lo cierto. El rostro visible del capitalismo global (II-2) Comenzaremos el presente culturema por transcribir un pensamiento del eminente científico judío de origen alemán, Albert Einstein… El espacio y el tiempo son modos mediante los que pensamos, y no condiciones bajo las que existimos. El tiempo que percibimos a través de los relojes y de los calendarios, es una invención que sólo concierne al hombre y a su interpretación del entorno que lo rodea. Sin duda profunda reflexión del gran científico y sabio Albert Einstein, que deja latente entre líneas que el tiempo y que la medición del tiempo no son realidades tan objetivas como en una primera instancia puede pensarse, sino formas para mejor comprender a la naturaleza y al universo y al propio ser… Parafraseando a este gran pensador, bien podemos concebir y defender la afirmación que se presenta en el párrafo siguiente… El espacio económico y la moneda son modos mediante los que hemos organizado nuestra vida social y nuestras relaciones de intercambio, y no esquemas rígidos y obligatorios de estructuración de nuestra existencia comunitaria. Las valoraciones y las asignaciones que establecemos a través de nuestro sistema de precios, de salarios, de empréstitos, y de contribuciones fiscales, notoriamente son un invento social, obviamente son una convención social o un contrato social, que debe coadyuvar al progreso de la comunidad y al bienestar de sus integrantes, y no servir de herramienta perversa para una muy despareja distribución de recursos, de posibilidades, y de esfuerzos, al interior del propio grupo (léase: al interior de la humanidad toda). El rostro visible del capitalismo global, o al menos uno de sus más importantes espacios, sin duda está constituido por la actividad bursátil así como por los espacios físicos y estructuras administrativas que se dedican a esta labor… Y muy lamentablemente, en los espacios bursátiles con frecuencia se utilizan procedimientos engorrosos, instrumentos opacos, papeles basura, cotizaciones que artificialmente se jerarquizan y que luego rápidamente se desinflan… Es que allí es donde principalmente se gesta la llamada economía de papel, contradiciendo así las buenas intensiones y las justificaciones idealizadas que fundamentaron la existencia de estos primeros foros orientados a promover la circulación dineraria, la inversión, y el progreso social… Es que allí se expresa con fuerza el capitalismo especulativo global, marcado por la codicia y por la ambición sin límites y sin escrúpulos… Son en buena medida las conductas oportunistas y los deseos exacerbados de participar en el juego bursátil, los que provocan las grandes y artificiales variaciones en las cotizaciones de las acciones, de los bonos, y de las obligaciones negociables, y los que en muchos casos benefician o arruinan a empresas y a inversionistas en una forma arbitraria, alocada, tonta… Y con cierta regularidad las Bolsas de Valores son entonces tapa de revistas y primeras planas en los periódicos… Sección II – Referencia 8/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  31. 31. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática En este año 2009 sin duda estamos inmersos en una crisis financiera global de grandes y profundas proporciones, cuyas consecuencias serán muy pesadas para las economías de la mayoría de los países… Esta crisis financiera mundial se pone especialmente de manifiesto por cambios erráticos o inesperados en las cotizaciones bursátiles y en los valores inmobiliarios, por fusiones y absorciones de empresas, por quiebras bancarias y empresariales, por contracción generalizada del crédito, por elevación del déficit fiscal en muchos países, por desaceleración del crecimiento económico, por importantes cambios en los precios del petróleo y de otras materias primas, y también por un aumento persistente del desempleo, etcétera, etcétera… ¿Es que no existirá al menos alguna forma de capitalismo que no se encuentre acompañado de lágrimas y de arbitrariedad?… Bueno, mi opinión es que sí puede existir un capitalismo sin grandes arbitrariedades y también sin grandes sufrimientos para un contingente muy importante de población… Mi opinión es que sí puede instituirse un capitalismo social, un capitalismo comunitario social… Y esa especial estructura económica puede llegar a ser realidad, en una construcción social controlada por el dinero telemático, que es un instrumento orientado a facilitar los intercambios, y que es la antítesis de una herramienta oscura, de una herramienta que dificulta la comprensión y la evaluación de consecuencias… Juan Carlos Anselmi Elissalde: Una experiencia personal (II-3) Comenzaré el presente culturema, transcribiendo los versos de un muy bonito poema titulado “Rondel de l’Adieu”… Partir, c’est mourir un peu, C’est mourir à ce qu’on aime, On laisse un peu de soi-même, En toute heure et dans tout lieu. C’est toujours le deuil d’un vœu, Le dernier vers d’un poème, Partir, c’est mourir un peu, C’est mourir à ce qu’on aime. Et l’on part, et c’est un jeu, Et jusqu’à l’adieu suprême, C’est son âme que l’on sème, Que l’on sème à chaque adieu. Partir, c’est mourir un peu… Este hermoso y sentimental poema fue escrito por el poeta y dramaturgo francés Edmond Haraucourt (18 octubre 1856 – 17 noviembre 1941), y posiblemente estas líneas son representativas de los sentimientos más profundos de este escritor, sin duda un romántico y un soñador pero con deseos de trascender, con deseos de construir, con deseos de buscar algo positivo aún en un entorno hostil, con deseos de hacer su contribución al mejor vivir de la gente y al propio progreso de la estructura social… Sección II – Referencia 9/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  32. 32. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática Este poema tal vez es un muy buen aporte a quienes por distintas circunstancias de la vida se han alejado de su lugar de origen, y especialmente a quienes son inmigrantes que en algún sentido equiparan su condición a la de un destierro… En lo personal pienso que el mensaje que transmite este poema es positivo, incentivando en toda circunstancia el cultivo de lazos con el lugar de origen y con las amistades y los amores que allí se tienen, e incentivando también una sana recordación nostálgica de la propia patria y del entorno sociocultural en el que se pasaron los años de la niñez y de la adolescencia, pero al mismo tiempo y si es que se ha partido del terruño, promoviendo también una buena y positiva visión sobre el lugar de acogida y sobre las oportunidades que allí se brindan… Nótese la métrica y la estructura utilizada en este poema, unidad de doce o de trece versos, con una muletilla o refrán que se repite varias veces, y con ciertas variantes y particularidades en cuanto a concordancia en las terminaciones… Esta forma de expresión literaria con métrica y rima relativamente rígida es aún utilizada hoy día, y estuvo por cierto muy en boga en los siglos XV y XVI… Entre otras cosas recuérdese que fue el estilo preferido de expresión de Charles d’Orléans, quien fuera Duque de Orléans, político, y poeta, y quien vivió en el período noviembre 24 de 1394 a enero 5 de 1465… Para quienes no tienen un buen dominio del idioma francés, se inserta a continuación una traducción al español de estos versos, cuyo título traducido sería entonces “Poema del Adiós”… Partir, es morir un poco, Es morir a lo que se ama, Se deja un poco de sí mismo, En toda hora y en todo lugar. Siempre es el duelo de un deseo, El último verso de un poema, Partir, es morir un poco, Es morir a lo que se quiere. Y se parte, y es un juego, Y hasta el adiós supremo, Es el alma que se siembra, Que se siembra a cada adiós. Partir, es morir un poco… Bueno, por cierto que las formas de transmitir una idea o un proyecto o una inquietud, o de simplemente protestar por algo, son variadas, son muy variadas, y van desde la humorada, a la parodia, al simple discurso erudito de denuncia o presentación, al drama, a la comedia, a un plan bien detallado y de objetivos concretos, a la simple enumeración de consejos para el mejor vivir, a la difusión de una pieza literaria propia o ajena, etcétera… Y son variadas las formas como impactan e inciden las guerras en las personas y en el entramado social, la guerra civil o incivil española de fines de la década del 30, o sea más precisamente la ocurrida del 17 julio 1936 al 1 abril 1939, la llamada primera guerra mundial del siglo XX cuyas acciones armadas se desarrollaron en varios continentes (28 julio 1914 – 11 noviembre 1918), la penosa y absurda guerra Sección II – Referencia 10/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  33. 33. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática franco-prusiana del siglo XIX (19 julio 1870 – 10 mayo 1871), etcétera, etcétera, etcétera… Personalmente he tenido la fortuna de nunca sufrir una guerra en carne propia, ni directa ni indirectamente… Es más, mi real contacto personal y lejano con las realidades y las penalidades de las guerras fue una experiencia lúdica, que hasta podríamos decir que fue placentera y económicamente provechosa para mí… Todo comenzó una mañana en París, cuando dije a mi esposa: “Se acercan las vacaciones, ¿dónde quieres ir?”… Y María me respondió: “Pues Gloria, nuestra amiga india de la India, me invitó a inscribirnos en una experiencia de convivencia entre estudiantes, para pasar 15 días en Bretaña, y además con todos los gastos pagos”… Y por cierto le respondí: “Pues bien, inscríbete”… Y unas semanas más tarde ya estábamos tomando sol y disfrutando de la vida en la Isla de Bréhat… En el grupo había un par de vietnamitas, una francesa, una española, una italiana, una griega, nuestra amiga de la India, y unas pocas personas más… El grupo de estudiantes no era muy numeroso, y solamente lo integraban dos matrimonios, la pareja de vietnamitas y por cierto mi esposa y yo… Nos financiaba esa simpática estadía la Fundación Haraucourt adscripta a la “Cité Internationale Universitaire de Paris – CIUP”, la primera de ellas institución de bien público que fuera oportunamente creada por el poeta Edmond Haraucourt, quien al no tener hijos y horrorizado por las guerras europeas y por los anacronismos y contrasentidos de nuestra realidad social, creó esa original estructura filantrópica y altruista, con el romántico objetivo de reunir en su exótica propiedad a estudiantes de diversas partes del mundo y que se encontraran pasando sus cursos en París… En ese entonces (verano de 1976 o 1977) nos pagaban todo, comida, viaje ida y vuelta a París, e incluso dinero de bolsillo… Lo único para hacer en ese pintoresco lugar era disfrutar la naturaleza, pasarla bien, hacer algún acercamiento de confraternidad con los otros integrantes del grupo, y pensar si alguno de nosotros podría hacer algo para evitar las guerras, y/o para acortarlas, y/o para mejorar a la humanidad (esa fue la obsesión de ese poeta francés, que quería que algo se hiciera al respecto aún después de su muerte, y que planeó reunir periódicamente a estudiantes en su apartada finca de la Isla de Bréhat con la esperanza que algo se nos ocurriera)… Al menos en la época en la que yo participé de esta experiencia, se usaban dos casas como albergues… La casona principal donde estaba la biblioteca, y que entonces era ocupada por un matrimonio de profesores con sus hijos, él vietnamita y ella francesa… Y el albergue de estudiantes, de dos plantas, con dos dormitorios en planta alta, y un enorme estar y otras dependencias en planta baja… Un par de días posteriores a la llegada del grupo a la isla, el matrimonio de profesores nos invitó a cenar a la casona, y en esa agradable velada se nos explicó en detalle el objetivo de la experiencia… En realidad se nos imponía pocas obligaciones, pues más bien se nos invitaba a que en nuestra vida futura fuéramos buenas personas, y que sobre todo aceptáramos que nuestro mundo es esencialmente multicultural y multirracial, y que por tanto siempre tuviéramos una actitud abierta para personas que tuvieran otro origen e incluso otra lengua, y que hiciéramos esfuerzos por comprenderlos en sus actitudes y en sus argumentaciones y en sus creencias… También se nos invitaba a reflexionar aisladamente o en grupo sobre los Sección II – Referencia 11/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835
  34. 34. Ateneo de Montevideo – Presentación-debate sobre la moneda telemática horrores y los contrasentidos de los conflictos bélicos, y se nos pedía que si acaso en el día de mañana ocupáramos algún cargo de relevancia, y que si en esas circunstancias de casualidad nos viéramos involucrados en negociaciones diplomáticas para solucionar pacíficamente un conflicto, o por el contrario para poner fin al uso de las armas, que siempre intentáramos apostar a favor de la paz y en contra de la guerra… Al menos ese había sido el deseo íntimo del poeta y periodista Edmond Haraucout, quien con su pintoresco proyecto románticamente nos invitaba a apoyarle en esta empresa de la forma que se encontrare a nuestro alcance… Y yo me tomé en serio el desafío que se me proponía, y por el cual incluso se me pagaba… De mis épocas de estudiante en París pasaron varios años, y en todo ese tiempo mucho he pensado en guerras, en pobreza, en corrupción, en violencia, en narcotráfico y delitos de variada índole, en mala administración… Por cierto tengo ideas propias al respecto, y ya llevo escritas más de mil páginas de tamaño A4 sobre estos asuntos, pero lo principal que he encontrado y que he retenido, es el proyecto del dinero telemático sugerido por Agustí Chalaux de Subirà, sitio en la web: http://www.bardina.org/ Agustí Chalaux de Subirà tuvo como Edmond Haraucourt un contacto directo con las consecuencias de las guerras y del autoritarismo sobre la población civil, y por cierto también él se propuso hacer algo al respecto… La doctrina social sugerida por el recién mencionado activista y pensador catalán, persigue la construcción de una realidad comunitaria más justa, libre, solidaria, racional, democrática, y humana, incidiendo sobre la propia organización social y financiera a través de la introducción de las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC), e incluso usando la herramienta tecnológica para cambiar racionalmente la propia naturaleza del dinero… A quienes se interesen por estos asuntos, les invito muy cordialmente a visitar el recién señalado espacio web… Creo que no se arrepentirán… Y ya para cerrar este escrito, sólo me resta expresar mi agradecimiento más sincero a Edmond y a Agustí… Gracias, muchísimas gracias por haber dado un profundo sentido a mi vida… El fenómeno de las monedas paralelas o alternativas: La moneda social o Las monedas alternativas como idea-fuerza para repensar la economía (II-4) Con toda evidencia nuestros actuales procedimientos económicos y financieros deben repensarse, deben ponerse a tono con los tiempos que corren… Obviamente nuestras actuales estructuras socio-productivas deben ser actualizadas, deben ser reformadas en profundidad… Por cierto que la estructura económica e institucional tiene que estar al servicio de la gente, y nuestra realidad actual con evidencia presenta desvíos muy negativos e intolerables: (a) excluidos sociales, (b) periódicas recesiones económico-productivas, (c) muy injustas redistribuciones de recursos por causa directa e indirecta de acciones especulativas, de sobornos, de corrupción en distintos niveles y en distintas formas, de absurdos egoísmos planteados por los sectores de poder, (d) inconvenientes e incontroladas oscilaciones en los porcentajes de empleo y de desempleo en relación a la población activa, (e) regulaciones socio-económicas que son absurdamente asimétricas y absurdamente arbitrarias, (f) oportunidades muy diferentemente repartidas en el conjunto de la población, entre ellas, injustas Sección II – Referencia 12/26 Plaza de Cagancha 1157, Montevideo, Uruguay – Martes 7 de julio de 2009, de 19:30 a 21:30 Teléfonos de informes: (5982) 9000987 y 9080835

×