La moda como expresión cultural   copia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La moda como expresión cultural copia

on

  • 9,568 views

 

Statistics

Views

Total Views
9,568
Views on SlideShare
9,563
Embed Views
5

Actions

Likes
3
Downloads
116
Comments
0

1 Embed 5

http://datecult.com 5

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La moda como expresión cultural   copia La moda como expresión cultural copia Presentation Transcript

    • La modacomoexpresión cultural
      Evolución de la moda a partir de mediados del siglo XIX y principios del XX
      Cadetes: Parma, Ana
      De Los Santos, Florencia
      Kruse, Camila
    • Introducción a la Moda de los siglos XIX y XX
      Podríamos considerar la moda como un placer frívolo que reafirma la vanidad y divide las clases sociales de acuerdo a la vestimenta.Pero la moda es mucho más que eso. Al igual que otras costumbres, la moda habla de la sociedad y su idiosincrasia, nos muestra los elementos que son importantes en una cultura y de qué manera su gente vive y se desenvuelve en un contexto histórico, social, laboral y geográfico determinado, a su vez que todo esto influye en cada una de las piezas que conforman la vestimenta.A finales del Siglo XIX era impensable que las mujeres llegasen a liberarse del corsé, o que un día se pusieran faldas que dejasen ver sus piernas. Antiguamente, los patrones que regían la moda eran estéticos, despreocupando factores considerados secundarios, como la comodidad e incluso el bienestar físico. Con los cambios tan grandes ocurridos durante el siglo XX en las formas del vestir y en la tecnología, es fácil imaginar que en un futuro próximo surgirán nuevas e innovadoras prendas auspiciadas por la tendencia al confort, la comodidad y la llegada de avanzadas fibras textiles..
    • ModaFemenina
    • El Corsé y El Guardainfantes (siglo XVIII)
      A lo largo de todo el Siglo XVIII, la silueta de la mujer fue moldeada por prendas de ropa interior, como el corsé de cintura hacia arriba y el guardainfantes de cintura hacia abajo. La denominada época rococó, destaca en el vestir por una gran profusión de adornos y por dejar paso a un lucimiento del escote femenino. El corsé ya no comprime todo el torso, sino que se utiliza para levantar y realzar el pecho, que asoma por el escote, entre un delicado remate de encajes.A principios de este siglo la forma del guardainfantes era acampanada, pero a medida que las faldas se fueron ensanchando (segunda mitad del Siglo XVIII), por razones prácticas éste se dividió en dos mitades, a derecha e izquierda de la falda, lo que hacía más manejable el vestido. Aunque el enorme y poco práctico guardainfantes resultante era muchas veces objeto de caricatura, en las cortes europeas se convirtió en un elemento obligatorio de la indumentaria.En la segunda mitad del Siglo XVIII, surgió, en Francia, una compañía de mujeres modistas llamada “Les MaitresesCouturières”, dedicada a la confección de prendas femeninas, aunque las prendas más complejas eran fabricadas por gremios de sastres establecidos desde la Edad Media, que también fabricaban los corsés femeninos, ya que se precisaban unas manos muy fuertes para coser las varillas al rígido material del corsé.
    • El Estilo Miriñaque (Primera mitad del siglo XIX)
      Las formas básicas de las prendas de vestir siguieron siendo las mismas que durante el siglo anterior, pero la ornamentación dejó de ser tan exagerada y los diseños se volvieron más sencillos. Se dejaron de utilizar las mangas de pernil, los hombros ahuecados dieron paso a un mayor volumen en la zona de la muñeca, las cinturas se estrecharon y las faldas adquirieron más volumen, efecto conseguido superponiendo varias prendas y disponiendo volantes horizontalmente, su magnitud llegó a resultar un inconveniente para la movilidad de la mujer. Además de la anchura añadida, las faldas se alargaron hasta barrer el suelo.A finales de los años 50 las faldas sufrieron un cambio drástico. Gracias a la invención de nuevos materiales, apareció el miriñaque o enagua con aros. En la década de 1840 el término “miriñaque” o “crinolina” se refería a las enaguas hechas de crin de caballo tejido con lino resistente. Después de 1850, el término se utilizó para designar a la enagua con armazón de aros metálicos o de ballena, o cualquier falda ancha que llevara uno de esos armazones. Con la llegada del miriñaque, las faldas se hicieron extremadamente anchas. El desarrollo del cable de acero, los importantes avances de la industria textil y el uso práctico de máquinas de coser facilitaban que los miriñaques pudieran ser todavía más grandes. La continuada mejora de telares y tintes hizo posible una amplia variedad y cantidad de materiales para faldas.
       
    • El Estilo Polisón (segunda mitad del siglo XIX)
      A partir de mediados del Siglo XIX la mayoría de los vestidos constaban de dos piezas separadas, un corpiño y una falda, a medida que transcurrían los años, se incrementó el uso de ornamentos y detalles, añadiéndose complicados adornos a cada uno de los pliegues de la vestimenta. Como resultado, la silueta natural de la mujer desaparecía debajo de las telas y los encajes.A partir de la década de 1860, las faldas perdieron volumen en su diámetro total, la parte delantera quedó plana y la posterior ganó en grandeza gracias al apoyo de una prenda interior llamada polisón. El polisón era una almohadilla colocada sobre el trasero, para realzarlo. Las faldas y las sobrefaldas se solían recoger y llenar de vuelos y encajes en forma de cascada. Con solo unos pequeños cambios en los detalles, el estilo polisón continuó hasta los años 90 de este Siglo.La única excepción a esta regla era un vestido de una sola pieza, que marcaba la figura de quien lo llevaba, apareció a principios de la década de 1870, era conocido como “vestido línea princesa” en honor de la princesa Alejandra (1844–1925), que se convirtió en reina de Inglaterra.
       
    • La Belle Epoque La Transición del Siglo XIX al XX
      Durante el periodo de la “Belle Èpoque” en Europa (1870-1914), caracterizado por la elegancia, el refinamiento y el optimismo, los patrones que regían la moda eran estéticos, siendo secundaria la comodidad y el bienestar físico de la mujer.Hasta comienzos del Siglo XX la moda femenina fue incómoda a consecuencia de la utilización del corsé, que apretaba todos los órganos internos. Así muchas mujeres se convertían en meros objetos decorativos.El ideal de belleza femenino debía ser de pecho erguido y abundante, caderas anchas, cintura muy afinada y nalgas exageradas. Así surgieron las mujeres con forma de “S”, que ajustaron las faldas, recogieron el pelo sobre la cabeza, con complicados peinados y adornaron sus enormes sombreros con plumas, haciendo además juego con la estética modernista.A finales de este periodo comienza a aparecer un nuevo tipo de mujer, por primera vez creado por ellas mismas. Una mujer independiente, que luchaba por el voto y por entrar en el mercado laboral. Para ellas la vestimenta se fue simplificando y la excesiva ornamentación desapareciendo, dando lugar al traje sastre de dos piezas, más adecuado a las nuevas necesidades.
       
    • La Liberación del Corsé. Primer cuarto del siglo XX
      La Primera Guerra Mundial (1914-1918), desmanteló de forma rápida y completa los antiguos sistemas y valores sociales. El surgimiento de una pujante clase media dio pié a un nuevo estilo de vida. A medida que las mujeres salían del hogar para participar plenamente en todas las actividades, rechazaron el corsé y buscaron prendas más funcionales.Los diseñadores de alta costura pusieron especial empeño en crear nuevos tipos de indumentaria.A medida que corría el primer tercio del Siglo XX, la imagen femenina cambiaba de manera significativa. Los peinados pasaron de complicados recogidos a un corte suelto, el largo de la falda se acortó desde el tobillo a la rodilla. Las mujeres al buscar un estilo cómodo, juvenil, sin realce del busto o la cintura, comenzaron a vestirse como chicos, así la novela La Garçonne de Víctor Margueritte ofreció la imagen simbólica a la que aspiraban las mujeres del momento.El peinado corto, con un ajustado sombrero campana y un vestido suelto de cintura baja, con la falda hasta la rodilla, caracterizó el estilo garçonne. La extremada simplicidad del corte del vestido se complementada con adornos bordados de lentejuelas, boas de plumas y otros accesorios. La ropa ya sólo interior consistía en bragas, sujetador, camisola y medias color carne.El nuevo estilo garçonne, que a la vez era cómodo y disminuía las diferencias entre hombre y mujer, comenzó a introducir el pantalón como prenda femenina, aunque éste no se popularizó como prenda de vestir hasta después de la Segunda Guerra Mundial.
       
    • De 1945 a 1960. La Segunda Mitad del siglo XX
      La alta costura, vigorizada por la apertura de nuevas casas innovadoras y dinámicas, se vuelve todopoderosa e impone sus leyes a una clientela entre la que se mezclan antiguas y nuevas fortunas.Costureras de barrio y fabricantes de ropa se esfuerzan en imitar a los grandes creadores para satisfacer la demanda de personas con medios económicos más modestos.La moda de vestidos amplios y largos favorece el empleo de tejidos con cuerpo (tafetán, falla, otomán, raso grueso,...), frente a los vestidos confeccionados con telas de mucha caída, que se pegaban al cuerpo, muy utilizados en los años veinte y treinta.En el periodo de entreguerras, las fibras sintéticas aparecen en el mercado. El nylon creado en Estados Unidos en 1937, se lanza después de la II Guerra Mundial. Posteriormente el tergal y los acrílicos, proporcionan tejidos ligeros, cálidos, resistentes y fáciles de cuidar. Todo ello va a modificar el aspecto y el peso del guardarropas y a facilitar a las amas de casa el lavado y el planchado.
    • ModaMasculina
    • La moda femenina en lugar de volverse cómoda y práctica, se convirtió en un tormento.Sin embargo, la moda masculina acusaría en todo el siglo XIX el camino opuesto a la moda femenina: el paso de la ostentación a la simpleza. ¡Punto para los chicos, porque la moda masculina del siglo XIX es evolución antes que moda retro! Las chaquetas con solapas que se usaban a fines del siglo XVIII darían paso desde 1780 al frac, al redingote, a la levita etc, tomando como inspiración la rigidez de los trajes militares, lo que significó la desaparición de las enormes bocamangas de los puños.Las solapas de estos trajes serían muy grandes a inicios de siglo (incluso los chalecos tenían enormes solapas que sobresalían) pero se fueron reduciendo progresivamente. El chaleco deriva de la chupa, que era una especie de saco interior con faldón que llegaba a las rodillas, casi siempre sin mangas. El chaleco, cuando apareció en los primeros años de 1800, tendría corte severamente recto justo donde empieza el ombligo, y no taparía las ingles de los varones sino hasta 1840, aproximadamente. Los pantalones de la edad contemporánea surgen a partir de la Revolución Francesa (los sansculottes los implantaron como signo de abolición del antiguo régimen) pero no se hicieron populares sino a partir de 1815 aproximadamente, aunque las calzas aguantaron hasta muy entrada la mitad de la década 1820, en las clases altas. A inicios del siglo la figura del “incroyable” (increíble) francés y del “elegante” español acusan pantalones la mar de ceñidos, que se ajustaban completamente a la forma de la pierna, corbatas que tapaban la barbilla, chalecos y fracs entallados con faldón posterior y algunas extravagancias como el cabello largo en mechones desordenados (“orejas de perro”) y el “bastón nudoso” (parecía simplemente una rama desgajada de un árbol). El “incroyable” fue la moda de los “contrarrevolucionarios” franceses, pero también la moda de la época del “Directorio” (su contraparte femenina fue la “merveilleuse”/“maravillosa” que usaba los escandalosos, por lo transparentes, vestidos de muselina de talle alto). Si se investigan las pinturas, encontrarán que algunos pantalones “de baile” de la década 1820 dejan ver ampliamente la parte de la pierna a partir de la base de la pantorrilla para abajo y tienen una graciosa caída recta ligeramente ancha, como la moda juvenil de hace pocos años; se usaban con medias largas, a menudo bordadas y siempre visibles. 
    • En toda la década de 1820 y los primeros años de la década 1830 se generalizaron unos pantalones tan ceñidos como las mayas de lycra (y no lo hubiese creído nunca de no haber visto un daguerrotipo, es decir, una fotografía primitiva de esos tiempos); como defensa debo decir que con botas altas la cosa no era tan desagradable, tanto como con el calzado masculino de ese período que dejaba a la vista el empeine. Para 1835 los pantalones ya eran casi como los actuales, aunque todavía muy rectos y entallados (pero ya no como mayas). El redingote se impone a partir de 1830 , y la levita (usada ya en el siglo XVIII) abierta por delante y con el vuelo del talle para atrás, dominará la segunda mitad del siglo XIX hasta 1890. En sus inicios, en 1830, el redingote imitaba la línea del vestido femenino: de falda acampanada y talle estrecho. Más o menos por los años 1840 el entallado de la ropa masculina cedería para darle a la figura masculina un aire más grave. El redingote con falda en forma de campana desaparece en esta década. Las camisas no eran como las de hoy, con una hilera delantera de botones, sino que en la parte del pecho tenían unos cordoncillos para cerrarlas, y el cuello y los puños eran piezas aparte que se abotonaban (esto último, hasta los primeros años de 1920). La rigidez de los cuellos de la camisa, por lo general almidonados, acabarían en la hasta hoy clásica “pajarita.”El calzado común de la segunda mitad de este siglo que nos ocupa serían botines y botas, sobre las cuales, para salir a la calle, se usaban “escarpines” (para no ensuciarse, porque las calles de esos tiempos eran de causar asco). De todas estas modas solo el frac (en sus múltiples variantes) y la camisa con cuello “pajarita” han sobrevivido hasta hoy, usados como vestimenta para reuniones muy formales, aunque un “revival” del redingote y la levita de solapas anchas llegó en los años sesenta, de la mano de los cantantes de rock, como la apariencia de los RollingStones en sus inicios. 
    • Moda imperio y masculina del Siglo XVIII y XIX
      Con la moda imperio (1804 -1815) el vestido pierde el volumen de la crinolina pero en muchos casos una cola lo alarga por detrás.
      La silueta rectilínea se alarga mediante esa cola del vestido.
      Telas transparentes muestran el cuerpo; se destapan los brazos, produciendo el efecto de alargamiento (contrario a las mangas anchas y/o abullonadas).
      La cintura se desplaza hacia arriba y se marca bajo el pecho.
      El escote se mantiene en los vestidos de fiesta pero se reduce en el vestuario común.Indudablemente, la corte napoleónica está de moda y sus fiestas en París son el gran escaparate.
      Aparece el pantalón largo, para los caballeros.
    • Napoleón se proclama emperador en 1804 y dice a sus militares vístanse como quieran.
      Aparece el pantalón largo.
      La caída de Napoleón es la Restauración (1815-1820) por los Borbones, que pretenden borrar todo rastro de la Revolución. El Gobierno luchó de todas sus fuerzas para una vuelta a las condiciones políticas y culturales que habían existido antes de la Revolución, y el traje se sentía en el deber de ser una imagen fiel de las intenciones de los nuevos príncipes restablecidos. Pero sólo obtuvieron un éxito muy relativo.
      En el 1800 aparece el Don Juan en la moda. En Inglaterra, este tipo tiene un nombre propio y se llama George Bryan Brummell (1778-1840). Se nos ocurre una forma sencilla de describir el estilo donjuanesco de Brummel en palabras de hoy: “es un tipo al que todo le sienta bien”. No es el suyo un vestido amanerado o rebuscado sino al contrario, es su sencillez lo más atractivo.
      Aparece el frac y se consolida el pantalón largo.
      En 1829 el compositor alemán FelixMendelssohn (1809-1847) da un concierto en Londres, para cuya asistencia se exige a los caballeros vestir el frac.
    • Barcelona, 1795-1800. Casaca, doble acanalado de seda; chaleco: sarga de seda bordada; pantalón, tafetán de algodón. La levita negra y el pantalón largo en blanco definen el frac que se exigió como vestuario de etiqueta en el concierto de Mendelssohn que mencionamos antes. Museo Textil y de la Indumentaria de Barcelona
    • El comienzo de la década de los años 40, trajo condiciones sociales y económicas no vistas antes en Europa y las Américas.
      De acuerdo con el censo de 1940 en EEUU, uno de cada cinco habitantes poseía un automóvil, uno de cada siete tenía teléfono y sólo el 15% de la población en edad universitaria estaba estudiando. Otras estadísticas revelaban que 75% de las casas en EEUU tenía refrigeradora o congeladora, 60% de las casas no tenían calefacción y una de cada cuatro casas rurales estaba alumbrada con lámparas de kerosén. La vida no era pues muy cómoda para la mayoría de los estadounidenses, en especial en las zonas rurales y pueblos pequeños alejados de las grandes ciudades. Al comenzar la guerra todos los países en conflicto restringieron el uso de fibras naturales, en particular, los suministros de lana para uso civil fueron recortados de 204 mil toneladas a 136 mil toneladas para poder satisfacer las necesidades militares, no sólo para la confección de uniformes porque las telas se utilizaban ampliamente para abastecer las necesidades del equipo de las fuerzas armadas. Todos los países se dedicaron de lleno a la fabricación de fibras artificiales, como la "viscose" (un tipo de tejido parecido a la seda artificial) y el rayón derivado de la pulpa de madera. Pero, para la confección de uniformes ninguno de esos substitutos sintéticos eran tan adecuados como la lana, porque no guardaban bien el calor y tendían a estirarse y deformarse.
    • En EEUU, Stanley Marcus, consultor del WarProductionBoard, asumió la posición de que era la obligación patriótica de los diseñadores de ropa para uso civil dedicarse a producir prendas que duraran a través de varias estaciones y que utilizaran un mínimo de tela para abaratar los costos y producir mayor cantidad.
      Por esa razón, los trajes de hombre se empezaron a confeccionar sin chalecos y los bolsillos sin alas; además los pantalones perdieron los pliegues y dobleces en las mangas.  Los días del saco cruzado estaban contados.
      Para contribuir con el esfuerzo de guerra, McCalls produjo una serie de patrones para convertir los trajes de hombre en trajes de mujer, por cuanto que millones de hombres irían a la guerra por varios años y así las mujeres estarían vestidas adecuadamente con un mínimo de gasto.
      No hubo excepción al racionamiento estricto de los años cuarenta. El traje holgado de los años 30, que nació en los night clubs, con pantalones anchos, llenos de pliegues y de cintura alta, con pretinas de hasta 7 cm. estaban condenados a desaparecer.  Los sacos cruzados con hombreras y muy sueltos, pronto pasaron a la historia..
    • También para ahorrar materiales los ornamentos sufrieron recortes, las corbatas se angostaron, desapareció el pañuelo en el bolsillo superior del saco y el sombrero fue eliminado paulatinamente, excepto como prenda indispensable, en el campo, para protegerse del sol. Después de la guerra y entrados los años 50, en el mundo, muy pocos hombres, casi exclusivamente los mayores de edad, usaban sombreros, excepto por las razones anotadas antes. Igualmente, el pañuelo en el bolsillo superior pasó a ser un adorno utilizado sólo en ocasiones muy especiales, incluso disminuyendo en tamaño.  Las solapas redujeron su tamaño y ancho, los cuellos de las camisas se redujeron al mínimo posible y las corbatas llegaron a tener hasta apenas 3 cm de ancho.  En cualquier caso, la seda dio paso a las telas y tejidos sintéticos.
    • Pero en los 40, no había mucho por qué preocuparse, los hombres estarían metidos en uniformes durante muchos años y esa ropa tenía que ser adecuada para los climas donde estuvieran destacados. Ya vendrían tiempos mejores para rediseñar la ropa de hombre, pero por el momento, la prioridad eran los uniformes, las carpas, las mochilas, los escarpines etc.  Más importante que un textil de fina tela era una pieza de resistente lona
    • Siglo XX
    • Introduccion
      En el Siglo XX las guerras y las revoluciones sociales trajeron cambios definitivos en la industria de la moda.
      El cambio más importante quizás haya sido la lucha de la mujer contra las restricciones políticas y sociales, esto indiscutiblemente se manifestó en la relación femenina con el vestuario. Es así que en los primeros años del siglo XX desapareció el corsé y volvió la silueta natural de la mujer pudiendo mostrar sus piernas.
      En los años 30 la modista francesa Coco Chanel reinvento la forma de vestir de la mujer al agregar a su guardarropa una prenda que hasta el momento había sido exclusivo de los caballeros: los pantalones.
      Desde ese momento todo ensayo en el vestir ha sido considerado como moda. En estos últimos tiempos, la estrecha vinculación de la industria de la ropa con la publicidad ha transformado a la moda y la fabricación textil en una de las industrias más importantes del mundo, alcanzando cifras de facturación que no eran imaginadas en un principio.
    • 1890 - 1930
      Los años 1810 hasta 1910 fueron tiempos de ostentación, riqueza y extravagancia y ese periodo de tiempo fue llamado"Belle Époque".En la moda fue notorio este periodo; los vestidos almidonados y con enagua de crinolina (falda circular con seis aros de acero flexible que abultaban el vestido) eran los que marcaban la pauta. Este pesado armatoste, obligó a los modistos a inventar algo más cómodo pero siempre dentro de los cánones de mujer pomposa, semejando a una muñeca de porcelana. Fue entonces como a principios del 1900 se formó el ideal de la "Chica Gibson", un personaje de caricatura que representaba el ideal femenino para aquel entonces y que se convirtió en toda un guía de vida. Su creador era por supuesto un hombre, el que atribuía a esta belleza los valores y costumbres que los caballeros consideraban adecuadas para una dama. Éstas debían ser de pecho erguido, caderas anchas y nalgas sobresalientes, además de sumisas y obedientes. Poco después nació la mujer con forma de "S", las que ajustaron la falda para resaltar la figura, los peinados se subieron sobre la cabeza y lossombreros se adornaban con plumas. Para este momento comienza a nacer un nuevo ideal de mujer, que fue creado por ellas mismas y no por hombres. La nueva imagen era la de una mujer trabajadora, que luchaba por obtener el derecho a voto y que se inmiscuía en los asuntos que hasta entonces eran privilegio de los hombres. Esta nueva tendencia era representada por vestidos que se alejaron gradualmente del decorado haciendo mucho mas simple su confección. El traje de dos piezas, denominado "traje sastre", era lo más apropiado para los nuevos tiempos.
    • En 1910 se hubo un cambio rotundo en la moda, influenciado por el "Ballet Ruso" que recorría los escenarios europeos. Los colores llamativos y la onda oriental, reemplazó la supremacía en tonos pastel y las faldas largas. Bailarinas como la sensualIsadora Duncan y la enigmática Mata Hari, se transformaron en íconos de belleza. Gracias a esto las mujeres se atrevieron a desafiar los sólidos principios morales que las ataban y comenzaron a mostrar el cuerpo, lo que no fue nada fácil sin la intromisión de la iglesia.
       Los cuellos antes "hasta las orejas" dieron paso al escote en"V" y las faldas se acortaron levemente, dejando al descubierto los tobillos, lo que por supuesto causó estupor en la época porque durante siglos las piernas femeninas habían sido el símbolo erótico que "provocaba la lujuria en los hombres" y que por ello, debían ser escondidas.
    • 1960 - 1980
      Los 60's fueron años en que la juventud reclamó su intervención y se posicionó de un espacio que antes les estaba prohibido. La liberación fue producto de una serie de cambios económicos, políticos y sociales, pero fue la música la que principalmente libertó las mentalidades juveniles reprimidas durante tanto tiempo. Fueron años de diversión y de una constante búsqueda de identidad.La siguiente década empezó con la entrada del crecimiento de esta generación que de a poco fue perdiendo el resplandor de años anteriores. Esta tranquilidad se reflejó en un regreso hacia la naturaleza y la utilización de materiales nobles y sencillos como el algodón y la lana. En ese momento se produjo un furor hacia lo "retro".El no estar conformes con un mundo lleno de conflictos y ambiciones conflictivo los llevó a mirar hacia oriente, específicamente hacia la India y su religión el Hindú. Numerosos artistas como The Beatles y Jane Fonda entre otros, profesaron este culto y lo expandieron por occidente, de cuya experiencia se extrajo una moda que más que una manera de vestir, fue todo un movimiento social: el PowerFlowerHippie. Asentados en la ciudad estadounidense de SanFrancisco, los jóvenes vivían en comunas, consumían comida macrobiótica y fumaban sin restricciones marihuana. Bajo esta forma de vida nacieron los clásicos "patas de elefante", lascamisas hindú, el pelo largo y un pacifismo cuyo principal centro de ataque era la Guerra de Vietnam y el gobierno norteamericano.
    • La música también jugó un papel fundamental. La experimentación y los sonidos más radicales y disonantes de artistas como JanisJoplin, Jimmy Hendrix y el destructivoJimMorrison, hacían enloquecer a las drogadas masas y se transformaron en mitos vivientes de toda esta generación.Entre tanto las flores, símbolo de la época, se usaban en laropa, en el pelo y representaban la ideología ilusoria que los guiaba en la llamada "Revolución de las Flores".En el transcurso de estos años se mostraron dos polos bien concretos de jóvenes: aquellos que sólo querían divertirse y aquellos que buscaban una participación activa en el país. Estos últimos participaban en movimientos estudiantiles y políticos y aspiraban a lograr un verdadero cambio social, profundo y comprometido. A diferencia de las épocas anteriores en las que existía una supremacía mundial en cuanto a moda y actitud, esta realidad correspondía principalmente a la latinoamericanaen general y a la chilena en particular. 
          A esto se sumó la creciente popularidad del feminismo, queimplicó en una marcada masculinización de la vestimenta. Las mujeres buscaban la comodidad más que la belleza y la ropa ya no tenía sexo, eran prendas unisex. El pelo tampoco era ya un signo de distinción; caminando de espalda, muchos hombres parecían mujeres de eternas cabelleras.
       
       
       
       
       
       
       
    • Ya entrados los años 70's se desató una diversidad de formas y estilos. Como en toda época, una parte del cuerpo femenino llamaba la atención por sobre el resto y los trajes y vestidosse encargaban de resaltarla. Esta vez fue el turno de lasnalgas, las que se lucían con ajustados pantalones. El ser enormemente delgada, sin pechos ni caderas prominentes, eran la herencia dejada por el culto a una belleza anoréxica cuya principal exponente fue la modelo inglesa Twiggy. Ya a finales de la década, la llegada de los brillos y bailes de "Fiebre de Sábado por la noche", transportó la vida hacia las horas nocturnas. La diversión, la música con ciertos toqueselectrónicos, las discoteques y las luces hiperkinéticas hicieron de la moda una fiesta. El algodón fue destronado como rey por la lycra y se dio paso a las botas y zapatones de tacón tipo sueco, con una altura exagerada. La sencillez del maquillaje y el pelo lacio y suelto, se transformó en una producción multicolor y estrafalaria de estilos y formas más complejos y despampanantes. El pelo crespo y voluminoso tipo DonnaSummer y el de Farrah Facewtt moldeado con rollos y laca, guiaban la estética mientras la música "disco" de grupos como"ABBA", "K.C and TheSunshine Band" y Gloria Gaynor entre otros, hacían estremecerse a una generación que quería pasarlo bien. Proviniendo de este estilo, nació una corriente que fusionó los colores de ésta con el la inadaptación de los primeros años. Fue así como a principios de los 80's el "Punk" invadió en las calles de Gran Bretaña.
    • Representantes del anarquismo en su propuesta estética y musical, rompieron con una moda "políticamente correcta" y sacaron a relucir artículos y peinados con un marcado significado violentista y anti-monárquico.Un poco después, los colores fuertes, los estampados y las hombreras gigantes pusieron de moda los "excesos". Todo era rebuscado; los peinados y la superposición de prendas rodeadas por un grueso cinturón, llevaron la moda a su peor momento histórico.
    • Evolucion de la falda
    • Hacia el año 1925 la falda en el atuendo femenino llegó hasta la rodilla, Nunca, hasta entonces, en la historia de la moda la mujer elegante había llegado a usar una falda tan corta. Pero luego volvió a descender y a mediados de la década de los '30 los vestidos de día estaban a unos 25cm del suelo y los de fiesta tocaban el mismo. La línea de la cintura duró hasta los últimos años de la década, en que comenzó a subir lentamente y la cintura recuperó su lugar normal. El cabello - que en la década anterior se usaba corto- volvió a usarse más largo. Se generalizó el empleo de cosméticos tanto para la mujer joven como para la de más edad. El calzado escotado y el escarpín se usaban durante todo el año.
    • La falda a sido siempre una prenda de vestir femenina que con más o menos vuelo, cae de la cintura hacia abajo con o sin cinturilla.
      La falda a sido una de las prendas mas utilizada de todos los siglos, tanto en masculino como en femenino, en los primeros siglos antiguos según los libros y la historia no se veía ni formas de falda eran unos trozos de “tela” que se las aguantaban con cordones o algo similar, que era cuando las utilizaban tanto hombre como mujer, después se empezó hacer una prenda mas cómoda, usada por las gentes modesta, sencillas con una simple cinturilla y para de “contar”largas o a media pierna.
    • El siglo comienza con unas faldas que tapaban los tobillos y que van subiendo hasta situarse ligeramente por encima de las rodillas durante los años veinte. Los años diez sufre un estrechamiento de las faldas, mientras la falda pantalón, larga hasta los tobillos y muy amplia, se utiliza para la práctica de los deportes. Los años treinta vuelven alargar la falda hasta media pantorrilla y, durante los cuarenta, se sitúan justo por debajo de la rodilla.
      Ha sido el elemento más definitorio de la indumentaria femenina hasta que, a partir de los años sesenta, el pantalón se incorporó definitivamente en el vestuario de las mujeres.
      A lo largo del siglo, la faldas han adoptado toda clases de formas, que han oscilado entre faldas estrechas y rectas (años diez y años cincuenta básicamente) hasta la faldas más amplias y voluminosas (años cincuenta y sesenta). La moda ha marcado también de forma rotunda el largo de las faldas, hasta que, a partir de la década de los setenta se puso en moda las faldas muy cortas (minifalda) y ala vez con faldas que llegaban asta los pies (maxi- falda). Con todos estos cambios a lo largo del siglo los cambios han sido muy amplios, faldas acampanadas, rectas, tubo, fruncidas, falda-pantalón, larga, (kilt,) plisadas, a tablas de volantes y también con varias capas al bies y también tipo (pareos que en lo siglo de los siglos eran utilizadas por los hombres.)
    • Por lo general, las faldas han permanecido para los trajes de noche durante todo el siglo, la costumbre de la falda larga, mientras que las faldas más cortas han quedado para otras horas del día e indumentarias más informales.
      El siglo comienza con unas faldas que tapaban los tobillos y que van subiendo hasta situarse ligeramente por encima de las rodillas durante los años veinte. Los años diez sufre un estrechamiento de las faldas, mientras la falda pantalón, larga hasta los tobillos y muy amplia, se utiliza para la práctica de los deportes. Los años treinta vuelven alargar la falda hasta media pantorrilla y, durante los cuarenta, se sitúan justo por debajo de la rodilla.
      Desde 1915, las faldas de día dejaron de arrastrarse por el suelo. Durante los siguientes 50 años, las faldas se volvieron cortas (años 20), luego largas (años 30), después más cortas (los años de la Segunda Guerra Mundial), después largas y se volvieron extremadamente cortas en los años 60, cuando se hicieron tan cortas, fue posible sin llegar a enseñar la ropa interior, lo que en aquella época constituía un tabú.
    • Chistian Dior pone el énfasis en las faldas casi tobilleras y de gran amplitud; esta faldas evolucionaron hacia su progresiva estrechez, convirtiéndose la falda tuvo en alternativa, situación que permanece prácticamente hasta la aparición, 1964 de la “minifalda” Los sesenta conocen la moda de las faldas escocesas tipo (kilt) y también la falda pantalón para las jóvenes. En 1969 se lanzo la maxifalda, durante los años setenta las faldas permanecen más o menos por debajo de las rodillas. La década de los ochenta relanzan con fuerza la minifalda y, de nuevo la maxifalda; desde ese momento coexisten en el mercado todo tipos de falda.
      La falda pantalón, fue utilizada por las mujeres, desde principio de siglo, para la práctica de deportes como la bicicleta o el esquí, y se puso muy de moda como indumentaria informal durante los años treinta.
      Reaparece como propuesta juvenil a principios de los sesenta y en diversas colecciones de la década de los setenta en los que se incorporan en los amplios pantalones estilo “gaucho”.
      El pareo esta falda esta hecha con tela rectangular, generalmente de algodón se utilizaba como falda anudándose ala cintura, es utilizaba en el “Océano Pacifico”y especial mente en “Hawai” Se utiliza mucho como complemento de playa, en los años cuarenta. El pareo se pone de moda en todo el mundo como complemento del (bikini) en los años sesenta ya finales de la década de los ochenta se llevavan también como falda de invierno de acuerdo con las propuestas de los diseñadores de vanguardia.
    • La primera falda, de piel, pareció hace ya 600.000 años y desde entonces esta prenda nunca ha abandonado a la mujer. En el año 1915 la moda enseñó los tobillos femeninos, pero la auténtica revolución llegó en 1965 gracias a Mary Quant, con el lanzamiento de la minifalda.
      Las faldas tubo falda estrecha que conoce dos especiales momentos de esplendor; durante los años diez en que se puso de moda, y llegaba hasta los tobillos.
      Después a lo largo de los cincuenta la falda tubo, muy estrecho y largo hasta mitad de las pantorrillas, se convirtió en definidora de la silueta. Depuse se definiría en la década de los ochenta resurge como clásico este tipo de falda se complementa con grades aberturas.
      El  es la prenda más típica de Escocia. Consiste en una falda pero tiene la peculiaridad de que la visten los hombres (utilizada en la actualidad sólo para las grandes ocasiones como bodas, convenciones, etc.). El color del kilt diferencia a los diferentes clanes provenientes de la región de las Highlands. El diseño particular de cada tipo de cuadriculado (correspondiente a cada clan), es llamado el tartán.
    • Bibliografia
      http://www.culturatradicionalgc.org/Vestimenta-Tradicional/Contexto-Historico/Moda-burguesa-de-los-siglos-XIX-y-XX.html
      http://www.modahistoria.com/modahistoria/europaoccidental/europa_del_novecientos_1.htm
      http://www.modahistoria.com/modahistoria/europaoccidental/europa_del_novecientos_3.htm
      http://roxyk.blogspot.es/
      http://www.modaweb.com/aula/historia/xx.htm
      http://indumentariaymoda.com/2009/07/10/moda-imperio-y-masculina-del-siglo-xviii-y-xix/
      http://www.exordio.com/1939-1945/civilis/vdomestica/moda-masculina.html
      http://www.modaweb.com/aula/historia/1890-1930.htm
      http://www.modaweb.com/aula/historia/1960-1980.htm