INTRODUCCIÓN
La realización de esta pasantía obedece a lo estipulado en el Acuerdo 001 de
2005 en el cual el Consejo Super...
carácter que la particulariza de otras políticas públicas1
. Debe entenderse como
un proceso de “construcción colectiva” q...
Con base en la demografía, la cual extracté de estadísticas, estudios e
investigaciones hechas por entidades como el Depar...
la sociedad civil, y las instituciones y entidades distritales y locales y su
capacidad de respuesta frente a dichas deman...
Teniendo en cuenta que la división político-administrativa del Distrito es una de
las particularidades que diferencia a es...
En 1986 se incorporan 18 barrios residenciales ilegales y algunos desarrollos
residenciales, institucionales y recreaciona...
La densidad poblacional es de 451.601 habitantes, participando con el 7% de la
población total del Distrito. La población ...
ESTRATO BARRIOS
3 Señorial, Escuela de Caballería, La Libertada, Los Sauces del Norte,
Reserva del Palmar, San Gregorio, S...
Gráfica Nº 1.
1.1.2. Caracterización de la localidad 11 – Suba. “Reconociendo a las
subanas como iniciadoras de procesos o...
Los colonizadores que habitaban estas zonas, tuvieron como fin primordial
tomar posesión de las tierras y la búsqueda del ...
En lo que tiene que ver con la red hidrográfica, Suba se encuentra ubicada en
las cuencas de los ríos Salitre y Bogotá. Cu...
3 Guaymaral 2
17 San José de Bavaria 12
18 Britalia 17
19 El Prado 24
20 La Alambra 9
23 Casa Banca Suba 10
24 Niza 20
25 ...
sector, Prado de Santa Bárbara, Morato, La Alhambra, Urbanización Mazurén,
Urbanización El Laguito, Costa Azul I etapa, La...
Palatino), son la expresión de esta realidad, sino todos aquellos
establecimientos, ubicados sobre todo en el Barrio Usaqu...
vista, todo pareciera indicar que los estratos socio económicos predominantes
son los altos, pero no es así, ya que las ve...
tanto en las instancias formales como en las organizaciones sociales y
comunitarias, separadas de la institucionalidad.
Co...
Para la elección de edilezas y ediles del período 2004-2007 se inscribieron 34
listas, en las que participaron 261 inscrit...
COPACO: hace parte del comité de usuarios de servicios de la salud. En su
mayoría, participan delegados de las JAC, sumand...
En los últimos años la localidad de Suba presenta continuos crecimientos en su
población; es así como los crecimientos int...
Seguridad, Trabajo, Solidaridad, Comunicaciones, Bienestar, Vigilancia,
Educación, Obras, Capacitación, Empresarial, Socia...
Consejo Local de Desplazados: a pesar de que no existe tal instancia, se ha
creado la Oficina de Atención al Desplazado en...
Las cifras anteriormente expuestas demuestran una vez mas, que si bien es
cierto, los niveles de participación de las muje...
que la mujer es activa y participa efectivamente en tanto cumpla funciones
acordes a su naturaleza de cuidadora y protecto...
para la discusión, como expresión de su ternura y emotividad frente a una u
otra situación. “el obstáculo racionalizante e...
ACTIVIDAD
CLASIFICACIÓN DE
ORGANIZACIONES POR
DERECHO – PLAN DE
IGUALDAD DE
OPORTUNIDADES
USAQUÉN
1. Organización de madre...
SUBA
1. Corporación Casa de la Mujer de Suba. Es
una organización que trabaja por el
reconocimiento, promoción y defensa d...
Para conocer cuál es el significado que tiene la conformación y mantenimiento
de las formas organizativas de las mujeres e...
alternativa a la actual, en términos de sus estructura y de la naturaleza de las
relaciones entre hombres y mujeres” 26
Es...
En estos términos, la ciudadanía, principal interlocutora de la institucionalidad,
debe conocer y re-conocer los servicios...
Esto, por que son ellas (o mejor nosotras) quienes portamos la diversidad y la
diferencia. Esta diferencia y la divulgació...
propios de su territorio y a las distritales, garantizar el desarrollo armónico e
integrado de la ciudad y la eficiente pr...
Para comprender de manera precisa cuál es la génesis de esta Política Pública
se hace necesario, hacer un recorrido por lo...
cual se pensó, desde sus inicios, como una construcción colectiva, en la que
tienen espacio las voces de las mujeres perte...
económico, y cultural en el Distrito Capital, para consolidar la formulación de la
Política.
El concepto construcción se c...
empoderamiento de las mujeres en tanto se mantenga una cultura sexista al
interior de la familia.
La transversalidad se en...
Otra expresión de la complejidad se pone de manifiesto también en los niveles
locales y distritales en los cuales las tens...
 Derecho a una vida libre de violencias: “avanzar en la erradicación de
las manifestaciones de violencias de género de mo...
Uno de los principales referentes conceptuales que sustentan el Plan de
Igualdad de Oportunidades y la Política de Mujer y...
menos en la cultura occidental), se las ha asociado con el territorio de lo
privado, de lo doméstico, en el cual las activ...
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Uys910
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Uys910

271 views
193 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
271
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Uys910

  1. 1. INTRODUCCIÓN La realización de esta pasantía obedece a lo estipulado en el Acuerdo 001 de 2005 en el cual el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional de Colombia ordena la realización del trabajo de grado como requisito último para la consecución del título de Trabajadora Social. Este trabajo de grado puede realizarse a través de cualquiera de las modalidades que ofrece la carrera, entre las que se encuentra la modalidad de pasantía. Para el caso de Trabajo Social, la pasantía se constituye en una de esas modalidades de trabajo de grado. Esta modalidad puede entenderse desde el punto de visa académico como una experiencia en la que aplico un conocimiento y lo desarrollo de manera tal que adquiero destrezas en un campo de acción específico, de acuerdo a las funciones que deba realizar. Por otra parte y desde el punto de vista profesional, la pasantía se constituye en la primera experiencia laboral certificable. Teniendo claro lo anterior, la pasantía objeto de el presente informe, se desarrolló a partir de la convocatoria que hizo la Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., a través de la Oficina de Política Publica de Mujer y Géneros - OPPMYG - y en cabeza de la Doctora Juanita Barreto Gama, asesora del Alcalde Mayor en el tema de Mujer y Géneros, solicitó estudiantes en período de practica universitaria en el área de Trabajo Social, para apoyar las actividades relacionadas con el tema de los derechos de las mujeres, tanto a nivel distrital como a nivel local. De esta manera ingresé, realizando funciones de acompañamiento y apoyo a las actividades que tenían por objetivo “orientar a las edilezas, a los ediles, a las alcaldesas y a los alcaldes, en la incorporación de la perspectiva de género en los Planes de Desarrollo Locales”. Estos Encuentros interlocales se realizaron a mediados del mes de julio de 2004 y tuvieron repercusiones en la formulación de los Planes de Desarrollo de las localidades en el Distrito Posteriormente y con el ánimo y la expectativa de seguir apoyando el trabajo realizado por esta oficina, solicité a la Dirección de la carrera, me fuera posible adelantar mi trabajo de grado en la modalidad de pasantía en esta misma oficina, ante lo cual obtuve una respuesta positiva. Para esto, se delimitaron las funciones que debía desarrollar, el objetivo al que estas apuntaban y los territorios en los cuales actuaría como representante de la Política Pública de Mujer y Géneros – PPMYG-. En primera instancia, las funciones que desarrollé, propendieron por el fortalecimiento de la Política Pública de Mujer y Géneros con base en el
  2. 2. carácter que la particulariza de otras políticas públicas1 . Debe entenderse como un proceso de “construcción colectiva” que se fundamenta en actividades específicas y concretas como la institucionalización del Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital (PIOEG D.C.). Las actividades que alimentaron esta institucionalización consistieron en la realización de trabajos grupales que propendieran por el fortalecimiento de los procesos, programas y actividades de fortalecimiento local de la PPMYG. Acompañar a las funcionarias y a los funcionarios en la definición y concreción de programas y proyectos de la PPMYG. Establecer mecanismos de coordinación con las entidades distritales que desarrollan acciones en las localidades relacionadas con los temas de Mujer Y Géneros. Apoyar las actividades grupales que se desarrollen con las organizaciones y con las mujeres de las localidades. Una vez identificadas las funciones a realizar, se establecieron los criterios para elegir las localidades en las que se centrarían mis actividades. Así pues, opte por las localidades de Usaquén y de Suba. Las razones fueron las siguientes. En primer lugar, durante un año estuve trabajando en Suba a través de la misma Oficina, pero en calidad de practicante; decidiendo entonces continuar, ya que conocía la localidad y el modo particular opera la comunidad y las instituciones, y escogí como segunda localidad a Usaquén por cercanía a mi residencia. El eje articulador de esta pasantía, obedece a lo ordenado por el Acuerdo 091 de 1993 que hace referencia a la formulación, puesta en marcha, seguimiento y evaluación del Plan de Igualdad de Oportunidades de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital. El presente informe sistematiza las actividades realizadas a lo largo de los últimos 5 meses como Responsable Local en Usaquén y en Suba, de la Política Pública de Mujer y Géneros. Con el fin de que quien leyere este informe visualice los territorios, hice una caracterización de las localidades, poniendo de manifiesto las características físicas que las particularizan. Con el fin de no quedarme en la mera exposición de datos elaboré un texto comparativo en el que puse de presente las diferencias y similitudes de las dos localidades respecto de su ubicación geográfica en el Distrito, ya que muchas veces son consideradas como localidades a las que son ajenas las problemáticas sociales dada la presencia importante de estratos altos. 1 Retomando el concepto de Alejo Vargas, se entiende por Política Pública, el conjunto de sucesivas acciones del régimen político frente a situaciones consideradas socialmente problemáticas. Con el fin de solucionarlas o elevarlas a niveles manejables. Es el Estado en acción y en movimiento frente a la sociedad y su problemática.
  3. 3. Con base en la demografía, la cual extracté de estadísticas, estudios e investigaciones hechas por entidades como el Departamento Administrativo de Planeación Distrital – DAPD, y organizaciones no gubernamentales, analicé los niveles de participación de las mujeres en las instancias formales a nivel local. Lo cual me sirvió de insumo para introducir el tema de lo institucional y demostrar que las formas organizativas y participativas de las mujeres que promueven los derechos de las mujeres, tienen asiento en las discusiones y toma de decisiones institucionales. Para entender de manera precisa las acciones desarrolladas en la pasantía, es necesario caracterizar el escenario que cobija cada una de las actividades. El Distrito Capital y la normativa que regula sus funciones y las de sus funcionarias y funcionarios. La manera más apropiada para aterrizar lo anterior es desmenuzando el Plan de Desarrollo Distrital en el cual se encuentra estipulada como una de las políticas generales, la de Mujer y Géneros la cual se cristaliza en Programa Bogotá con Igualdad de Oportunidades, el cual a su vez toma forma con la institucionalización del Plan de Igualad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital, a través de los Planes de Desarrollo Locales. Se realiza un recorrido por los fundamentos conceptuales que le dieron piso a las actividades realizadas así como a los escenarios específicos en los cuales me desarrollé, las estrategias y la metodología que se aplicó para dar inicio a la institucionalización del PIOEG en las localidades ya mencionadas Cierro con la presentación de algunas conclusiones respecto del trabajo en términos de los alcances y proyecciones. Sugiero algunas recomendaciones frente a aspectos importantes como el académico, el institucional y el profesional. No puedo finalizar de introducir este informe, sin antes mencionar la relevancia que tiene para el Trabajo Social, este tipo de experiencias. En tanto, abre nuevos caminos hacia la búsqueda de otros campos de acción, en lo cuales como profesión y como disciplina, tenemos mucho que aportar. Si bien es cierto, el Trabajo Social, en tanto se constituye en una acción política2 con sentido humano, debe tener ingerencia en los espacios en los cuales se dan las discusiones que tienen por objetivo tomar decisiones que afectarán a la ciudadanía. Me refiero con esto, a la intervención que debemos hacer en las esferas de lo público, de lo estatal, con el fin de ser el puente interpretador, entre las necesidades y demandas de los individuos, las comunidades que conforman y 2 Teniendo en cuenta que la política es un elemento de orientación, que permite el orden para un colectivo en convivencia, relacionado con el interés general y que se da a través del consenso, considero que el Trabajo Social es una acción política en la medida en que asume que la toma de decisiones orientadas hacia la consecución de esa convivencia, está mediada por la escucha atenta, por parte del Estado, de las necesidades e intereses de los individuos y de la saciedad civil.
  4. 4. la sociedad civil, y las instituciones y entidades distritales y locales y su capacidad de respuesta frente a dichas demandas. Esta función considero, es exclusiva de las trabajadoras y los trabajadores sociales ya que somos las únicas y los únicos profesionales que estamos en la capacidad de observar, investigar, analizar e interpretar al individuo y la forma en que asume el entorno que lo rodea. En la medida en que este conocimiento transverzalice la toma de decisiones, para beneficio de los individuos y el ejercicio pleno de su ciudadanía, tanto la capacidad de respuesta de la institucionalidad, podrá ser eficaz y responder a las necesidades de la ciudadanía, como la sociedad civil3 , reconocerá hasta qué punto llegan las obligaciones del Estado4 y dónde comienza a operar y a tener sentido la autogestión como herramienta de empoderamiento de las comunidades. I. DESCRIPCIÓN DEL ÁMBITO DE INTERVENCIÓN 3 Relación de cada uno de los individuos con los demás, con el fin de defender los intereses individuales y colectivos. Puede considerarse una abstracción que realmente funciona en momentos muy definidos y que Lugo se disuelve, dejando apenas una huellas en el comportamiento cotidiano. 4 Organización político-administrativa de los gobernantes de una comunidad humana soberana, cuya autoridad se ejerce sobre todos los grupos sociales existentes en el territorio. Estructura con poder y fuerza legítimos ya que es aceptada y reconocida por una comunidad soberana.
  5. 5. Teniendo en cuenta que la división político-administrativa del Distrito es una de las particularidades que diferencia a esta ciudad de otras, y conociendo las diversas dinámicas que se tejen en cada una de las localidades, considero importante ubicar a la lectora o al lector espacio-temporalmente con el fin de que visualiza los territorios en los cuales se desarrolló esta pasantía. 1.1. CARACTERIZACIÓN DE LAS LOCALIDADES 1.1.1. Caracterización de la localidad 1 – Usaquén “Descubriendo caminos hacia la participación de las mujeres usaqueñas. De la periferia al centro de la localidad” Algunos datos ilustrativos a cerca de la historia de la localidad:5 Usaquén fue comarca Chibcha que para los indígenas significaba “Tierra del Sol”. Se dice también que su nombre proviene de Usacá hija de Tisquesusa, casada por Fray Domingo de las Casas con el capitán español Juan María Cortés quien recibió como dote las tierras de Usaquén. La región de Usaquén fue de gran importancia en la colonia, cuya área abarcaban las tierras que hoy llevan por nombre La Calera, Chía y Guasca. Alrededor de 1539, se fundó la población de Usaquén, llamada “Santa Bárbara de Usaquén” título que aún conserva. Las casas o bohíos que formaban la sede del cacicazgo ocupaban la región occidental de la población actual a un kilómetro hacia la sabana en plena planicie, Usaquén estaba bajo encomienda a diferentes conquistadores. Fue asiento de haciendas famosas de la Sabana como Santa Ana, Santa Bárbara y el Cedro, hoy convertidas en importantes urbanizaciones y centros comerciales. El 17 de diciembre de 1954 con la creación del Distrito Especial de Bogotá, se anexaron a Bogotá seis municipios circunvecinos entre ellos Usaquén. También fue el núcleo de una importante actividad artesanal, en la talla de madera así como en los tejidos; en el taller Huatay, de Raquel Vivas, se tejieron los acabados que sirvieron para cubrir el interior de la nave espacial Apolo 11, en 1969. En cuanto a los acuerdos que dan nacimiento a las alcaldías locales se destacan los siguientes: El Acuerdo 26 de 1972 crea diez y seis Alcaldías Menores del Distrito Especial de Bogotá, entre ellas Usaquén, administrada por el Alcalde Menor correspondiéndole como nomenclatura el número 1, con límites determinados, y ratificada mediante el Acuerdo 8 de 1977. 5 www.hacerpúblicolopúblico.com
  6. 6. En 1986 se incorporan 18 barrios residenciales ilegales y algunos desarrollos residenciales, institucionales y recreacionales ubicados en las veredas de Torca, Tibaitatá, La Floresta y Barrancas. Posteriormente, la Constitución de 1991 le dio a Bogotá el carácter de Distrito Capital; y en 1992 la Ley 1ª, que trata todo lo referente a la Política de Descentralización del Distrito Capital, detallando las funciones de las Alcaldías de las localidades, así como las responsabilidades de las Juntas Administradoras Locales, a las cuales se le suman los Acuerdos 2 y 6 de 1992 en los que el Concejo Distrital, define el número, la jurisdicción y las competencias de las mismas. Incluso con esta Ley 1ª de 1992, cambia la denominación de Alcaldías “Menores” a Alcaldías “Locales”. Considero que esto, mas que un cambio es un paso hacia la evolución del modo como la ciudadanía, debe asumir sus localidades, ya que el hecho de titular de “menor” a una entidad o institución, trae consigo una connotación de “estar dependiendo de “, lo cual no permitía a sus habitantes, sentir como propio ese territorio de convivencia e interacción social. Al nominar entonces, a la Alcaldía como “local”, el inconciente colectivo, resignifica esa forma de sentir su Alcaldía, pues nos remite a lo cercano y a lo propio, a lo específico de cada localidad y a lo diverso de sus habitantes lo cual particulariza y diferencia las dinámicas, pero también nos permite elaborar conexiones entre una cabeza, igualmente institucional, que dirige y orienta procesos y otras localidades que, siendo diferentes de la nuestra, comparte con nosotras y nosotros problemáticas, necesidades y anhelos. Bajo esta normativa se constituyo la Alcaldía Menor de Usaquén conservando sus límites y nomenclatura, administrada por el Alcalde Local y la Junta Administradora Local, JAL, compuesta por 11 edilezas y/o ediles. Finalmente, el Decreto - Ley 1421 de 1993 determina el régimen político, administrativo y fiscal bajo el cual operan hasta hoy las localidades del distrito, y al que estaremos haciendo referencia más adelante. Respecto a la extensión y a sus límites, Usaquén tiene un área total 6.531 hectáreas, de las cuales 4.277 corresponden al casco urbano, esta extensión la ubica en el segundo puesto dentro de las localidades urbanas del Distrito. Se encuentra ubicada en el extremo nororiental de la ciudad, partiendo de la intersección del eje de la Autopista Norte con el límite de Santa Fe de Bogotá, D.C. y siguiendo por éste en dirección Sur-Oriente hasta encontrar el camino del Meta, siguiendo este camino y su prolongación en el eje de la calle 100 y por este hasta su intersección con el eje de la Autopista Norte; tomando este eje hasta su intersección con el límite de Bogotá, punto de partida. (Acuerdo 8 de 1977). Limita al norte con la población de Chía, al oriente con la Calera, al sur con la localidad de Chapinero y al occidente con Suba.
  7. 7. La densidad poblacional es de 451.601 habitantes, participando con el 7% de la población total del Distrito. La población femenina comporta el 54.7%, con 247.025 mujeres y la población masculina comporta el 45.3%, con 204.575 hombres6 La distribución y división político-administrativa por Unidades de Planeamiento Zonal - UPZ 7 , es la siguiente: No. Nombre Barrios 1 Paseo Los Libertadores 3 9 Verbenal 23 10 La Uribe 10 11 San Cristóbal Norte 18 12 Toberín 15 13 Los Cedros 11 14 Usaquén 11 15 Country Club 23 16 Santa Bárbara 20 Total UPZ: 9 Total Barrios: 134 Tabla No 1. La distribución de los barrios según el estrato es la siguiente:8 ESTRATO BARRIOS 1 Buena Vista, El Cerro, El Codito, Horizonte, La Estrellita, La Pajarera, La Perla Oriente, San Agustín, San Cristóbal Alto, San Cristóbal Norte, San Juan Bosco, Santa Cecilia, Santa Cecilia Alta. 2 Bacatá, Cooperativa La Libertad, El Rincón del Puente, El Verbenal II Sector, Guanica, La Uribe, Los Arrayanes, Los Consuelos, Los Molinos de Macondo, Otoño, San Antonio, San José de Usaquén, San Juan Bosco, Santa María, Valle de Usaquén, Villa Nydia. Aisunca, Alta Blanca, Barrancas Norte, Bosque Medina, Cabaña, Casablanca Norte, Cedro Norte, El Danubio, El Palmar, El Recreo, El 6 Fuente: DAPD. Subdirección de Gestión Urbanística, Bogotá D.C., 2.002 7 Fuente: DAPD. Subdirección de Gestión Urbanística, Bogotá D.C., 2.002 8 Fuente: Secretaría de Salud, 1998.
  8. 8. ESTRATO BARRIOS 3 Señorial, Escuela de Caballería, La Libertada, Los Sauces del Norte, Reserva del Palmar, San Gregorio, Santa Mónica, Santa Teresa, Toberín. 4 Bolívar, Canapro, Cedro Bolívar, Cedro Norte, El Cedro, Guanoa, Intereléctrica, Jardines de Paz, La Floresta, La Libertad, La Peña, La Uribe, Las Margaritas, Rincón de Las Margaritas, San Antonio Noroccidental, Tibabita, Tubos American Pipe. 5 Bella Suiza, Country Club, El Chital, Francisco Miranda, Ginebra, La Calleja, La Cristalina, La Herrería, Multicentro, Parque Lucas, Santa Ana, Santa Ana Alta, Santa Bárbara Oriental, Santa Clara, Santa Coloma, Sauces de la Calleja, Tobago, Urbanización Soratama. 6 Altos de Santa Bárbara, Bosque Medina, Bosques de San Gabriel, Camino del Country, Conjunto Residencial Santillana, El Cocuyo, La Carolina, Las Quintas, Los Cámbulos, Los Pinos, Molinos del Norte, Navarra, Paseo Real, Prados del Country, Recodo del Country, Rincón del Chicó, Sagrado Corazón, San Patricio, Santa Ana Oriental, Santa Bárbara, Santa Bárbara Alta, Santa Bárbara Central, Santa Bárbara Central Occidental, Santa Paula, Santa Viviana, Tabaré, Toledo, Usaquén. Tabla Nº 2. Las principales vías de acceso a la localidad son: Carreras Eje Carrera 7ª desde la calle 100 hasta la calle 236(límite con el municipio de Chía), Carreras 11, Avenida 15, Carrera 19 Calles Eje Calle 100 (límite con la localidad de Chapinero), Calles 108 (eje comercial), 114 (llamada Pepe Sierra), 122 (comercial), Eje calle127 (Unicentro), 134, 140, 153, Eje Calle 170. Mapa de la localidad de Usaquén y su ubicación en el Distrito9 9 www.hacerpúblicolopúblico.com
  9. 9. Gráfica Nº 1. 1.1.2. Caracterización de la localidad 11 – Suba. “Reconociendo a las subanas como iniciadoras de procesos organizativos al norte de la ciudad” Algunos datos ilustrativos a cerca de la historia y la normatividad de la localidad:10 Suba deriva su nombre de dos vocablos indígenas: Sua, sol y Sia agua. El vocablo Suba significa quinua, planta quenopodiácea cultivada en toda la Sabana de Bogotá, principal alimento de los chibchas. En las distintas veredas, sobre todo en la del Rincón y el extremo occidental de Suba, se refugió y se defendió la pureza de la familia Chibcha, cuyos apellidos lo testimonian como los Mususú, Cabiativas, Nivia, Yopasá, Caita, Piracum, entre otros. En 1875 Suba adquirió la calidad de municipio. En el proceso de colonización Suba fue dividida en ocho grandes posesiones señoriales: Rincón, Tuna, Casablanca, Tibabuyes, El Cerro Sur, El Cerro del Centro, La Conejera y El Prado.11 10 TERÁN, Rodríguez Pilar. Localidad once. Priac - Programa Interdisciplinario de Apoyo a la Comunidad. División de Extensión. Universidad Nacional de Colombia. 2003 11 Las Haciendas del Sabana, Pardo Umaña A. Ed. Santillana, Bogota, Colombia 1989 Citado por TERÁN, Rodríguez Pilar, en Localidad once. Priac - Programa Interdisciplinario de Apoyo a la Comunidad. División de Extensión. Universidad Nacional de Colombia. 2003
  10. 10. Los colonizadores que habitaban estas zonas, tuvieron como fin primordial tomar posesión de las tierras y la búsqueda del Dorado. La repartición del botín. El saqueo del oro de las Indias hacia España. Desde 1906 y bajo la iniciativa de los padres Agustinos Recoletos se construyó una primera obra para suministrar agua a la población y en 1931 se dio al servicio el primer transporte público. El 17 de diciembre de 1954 con la creación del Distrito Especial de Bogotá, se anexaron a Bogotá seis municipios circunvecinos entre ellos Suba. Con el Acuerdo 26 de 1972, se crea la Alcaldía Menor de Suba que pertenece al Distrito Especial de Bogotá, administrada por el Alcalde Menor correspondiéndole como nomenclatura el número 11, con límites determinados, y siendo ratificada mediante el Acuerdo 8 de 1977. Bajo esta normativa de la Ley 1ª de 1992, se constituyó la localidad de Suba, conservando sus límites y nomenclatura, denominándose ahora Alcaldía Local y no Alcaldía Menor, administrada por el Alcalde Local y la Junta Administradora Local, con un total de 11 ediles. Finalmente, el Decreto - Ley 1421 de 1993 determina el régimen político, administrativo y fiscal bajo el cual operan hasta hoy las localidades del distrito. Respecto a la extensión y a sus límites, Suba tiene un área total de 10.055 hectáreas, de las cuales 9.139 corresponden al área urbana. Es la localidad que ocupa la mayor extensión territorial urbana en el Distrito Capital de Bogotá. Limita por el norte con el municipio de Chía y se prolonga hasta el río Bogotá; por el sur con la calle 100 (Localidad Barrios Unidos) y el río Juan Amarillo (Localidad Engativá); por el occidente con el río Bogotá (municipios de Cota y Chía) y por el oriente con la autopista Norte (Localidad de Usaquén). Las principales vías de la localidad son: la Av. Suba. la transversal 61, la diagonal 129, la calle I16, la Autopista Norte, la Av. 68, la calle 138, la calle 100, Calle 170, la Avenida San José (diagonal 126), la carrera 91 y A. Ciudad de Cali, la Av. Boyacá. En la localidad se encuentra ubicado el aeropuerto Guaymaral, donde funciona una escuela de aviación y una planta de ensamblaje de avionetas. Entre las características físicas más importantes de la localidad se encuentran sus recursos naturales. La riqueza hídrica de Suba es una de las más importantes del Distrito, lo cual la ubica en un lugar privilegiado para la realización de estudios, investigaciones y acciones que propenden por el buen uso y capitalización de la misma.
  11. 11. En lo que tiene que ver con la red hidrográfica, Suba se encuentra ubicada en las cuencas de los ríos Salitre y Bogotá. Cuenta además con las cuencas de Torca y la Conejera; la Laguna de Tibabuyes, el Río Juan Amarillo, los Canales Córdoba, de los Molinos, Chucua, Guaymaral y de la Conejera (prácticamente desaparecida por obras de relleno, realizadas por los urbanizadores formales). El Plan de Ordenamiento Territorial – POT- , señala la importancia de fortalecer la relación con la región a través de la protección y preservación de los elementos naturales y la incorporación racional orientada a optimizar las condiciones de esta. Para lo cual se crean las Unidades de Planeación Local – UPZ-, con el fin de orientar y especificar las decisiones de planteamientos con visión a largo plazo y en armonía con las políticas generales de la ciudad y las condiciones especificas de cada zona urbana, teniendo en cuenta características sociales, urbanas, viales y culturales. “Las medidas de densidad constituyen un indicador directo de lo que se podría denominar el nivel de aglomeración del poblamiento, como en el caso de la densidad poblacional, y también de la intensidad del proceso de generación de áreas construidas habitables, como en el caso de viviendas por hectárea. Al mismo tiempo permite observar la calidad del proceso de urbanización, si se entiende que la relación área urbana - área amanzanada es un indicador muy aproximado de la relación espacio público - espacio privado de la ciudad y de cada localidad en particular”12 . Suba está clasificada como una de las cuatro localidades junto con Teusaquillo, Fontibón y Usaquén con menor cantidad de viviendas por hectárea y de hogares por hectárea. Esta situación se explica en parte por la altura promedio de las edificaciones. Es decir, si nos fijamos en las construcciones urbanas actuales, nos damos cuenta que son unidades habitacionales familiares en las que los metros cuadrados que debe ocupar una persona están distribuidos en tres plantas, lo cual permite que haya más espacio (hectáreas) para construir más viviendas. La distribución y división político-administrativa por Unidades de Planeamiento Zonal - UPZ13 , es la siguiente: No. Nombre BARRIOS 2 La Academia 1 12 TERÁN, Rodríguez Pilar. Localidad once. Priac - Programa Interdisciplinario de Apoyo a la Comunidad. División de Extensión. Universidad Nacional de Colombia. 2003 13 Fuente: DAPD, Subdirección de Gestión Urbanística, Bogotá D.C., 2.002
  12. 12. 3 Guaymaral 2 17 San José de Bavaria 12 18 Britalia 17 19 El Prado 24 20 La Alambra 9 23 Casa Banca Suba 10 24 Niza 20 25 La Floresta 13 27 Suba Centro 38 28 El Rincón 82 71 Tibabuyes 31 TOTAL UPZ’s: 12 TOTAL BARRIOS: 259 Tabla Nº 3. Los barrios que componen la localidad son los siguientes, y cada uno hace parte de la división por sectores (Centro, Cerro Norte, Cerro Sur, Autopista, El Salitre, Tibabuyes, Rincón y Ronda), los cuales particularizan a Suba y la diferencia de otras localidades:14 Alcaparros de Suba, Alto de La Toma, Aures I, Bilbao, Britalia, Las Margaritas, Calima Norte, Casablanca, Ciudad de Hunza, Costa Rica de Suba, El Batán, El Edén, El Japón, E jordán I sector, Urbanización El Poa, Portal de Las Mercedes, El Pórtico, El Rubí, El Salitre, Gloria L Echeverry I, Granada Norte III, Guicani, Guillermo Nuñez, san Pedro de Tibabuyes, La Chucua, La Gaitana, La Trinitaria, Las Flores, Lech Walesa, Los Nogales Tibabuyes I, Miramar, Urbanización Villa del Prado, Nuevo Tibabuyes, Palma Aldea, Pontevedra, Prado Central, Urbanización Puerta del Sol, Rincón – El Cóndor, Rincón – La Escuela, San Cayetano, San Cipriano Norte, San Jorge, San Pedro de Suba, Santa Margarita, Santa Rita Norte, Santa Rosa, Suba Centro, Atenas, Lisboa, Arrayanes, Tibabuyes, Tibabuyes I y II sector, Tibabuyes Universal, Tuna Baja, Urbanización Cataluña, Nueva Esperanza Cañiza III Urbanización El Solar, Gloria Lara II etapa, La Toscana, Los Gales de Suba, Urbanización Puerta del Sol II, Urbanización Santa Cecilia, Urbanización Teusa, Villa Catalina I sector, Villa Delia Norte, Villa Hermosa, Villa María I y II sector, Villa Susana, San Carlos de Tibabuyes, Altos de La Esperanza I, Urbanización Bosques de Nogales, Urbanización Lombardia, Urbanización El Lago de Suba, Urbanización La Fontana, Nogales de Tibabuyes II, Vereda Guaymaral, Urbanización Londres, Verona, Carolina II sector, Britalia San Diego, Villa del Campo, Las Orquídeas, Carolina III sector, sabana de Tibabuyes, Salitre II 14 www.bogotaturismo.gov.co
  13. 13. sector, Prado de Santa Bárbara, Morato, La Alhambra, Urbanización Mazurén, Urbanización El Laguito, Costa Azul I etapa, La Isabela, Urbanización San Gabriel, Gratamira, Almendros del Norte, Prados del Salitre, Niza Sur, Malibú Córdoba, Las Villas, Pie Verde, San Juan. Mapa de la localidad de Suba y su ubicación en el Distrito15 Gráfica Nº 2. 1.2. Ámbito Territorial Con base en la caracterización expuesta anteriormente, es pertinente realizar un análisis que de cuenta de los elementos que diferencian e igualan a cada una de las dos localidades, objeto de estudio del presente informe. Esto con el fin de hacer un ejercicio de comparación entre dos territorios, que si bien es cierto, están ubicados al norte de la Ciudad y son limitantes entre si (lo cual nos permitiría, encontrar varias similitudes), también son objeto de particularidades que bien vale la pena develar. Desde sus inicios y fundación, la localidad de Usaquén ya se perfilaba como uno de los epicentros comerciales más importantes de la ciudad. Esto, porque al momento de la colonización, la localidad se consolidó como un punto estratégico de paso de productos para la construcción como arena y de artesanías. Quienes realizaban estas transacciones eran dueños de propiedades y terratenientes que intercambiaban los productos. Esta dinámica no se ha agotado con el paso del tiempo, muestra de ello es la suficiente cantidad de centros comerciales de alto nivel económico, que son ahora uno de los íconos culturales de la localidad. Ahora, no solamente los centros comerciales ( Hacienda Santa Bárbara, C. C. Cedritos, C.C. Santa Ana, C.C. 15 www.hacerpúblicolopúblico.com
  14. 14. Palatino), son la expresión de esta realidad, sino todos aquellos establecimientos, ubicados sobre todo en el Barrio Usaquén, dan cuenta de la importancia a nivel comercial que tiene la localidad, lo cual deriva en una significativa ventaja económica para la misma. En consecuencia, la naturaleza de intercambio, hace de la localidad de Usaquén uno de los destinos turísticos más apetecidos por las y los visitantes a la ciudad La característica más importante de la localidad de Suba y que la diferencia de la localidad de Usaquén es el potencial en cuanto a hidrología se refiere. Los ríos y lagunas, además de una basta zona rural, la hacen una de las localidades más importantes para aquellas personas que desean proteger y hacer cada vez más potenciales los recursos naturales no solo de esta, sino de todas las demás localidades del Distrito. Uno de los aspectos más significativos que comparten estas dos localidades es el relacionado con la ubicación geográfica y la calidad de los terrenos donde están asentadas y asentados sus habitantes. Las dos localidades se caracterizan por tener amplios terrenos en los cerros, en los cuales han establecido muchos hogares. Sin embargo, hay algunas características que particularizan y diferencian en este sentido a Suba y a Usaquén. En Usaquén la población de estratos 1 y 2 en su mayoría habita casas y lotes construidos sobre los cerros (sector de El Chaparral, Verbenal, y Lijacá), esta zona está habitada en un 80% por hogares, ya que el comercio se ubica en la falda de la montaña. De igual manera, la construcción de lotes en zonas de alto riesgo sigue siendo una constante en este sector de la localidad, convirtiéndose en una de las zonas en que están puestos los ojos de la Administración Local (Alcaldía Local de Usaquén) y entidades como El Departamento Administrativo de Bienestar Social del Distrito DABS, a través del Centro Operativo Local de Usaquén. Uno de los problemas más relevantes es el desempleo, que a pesar de no estar dentro de las localidades que mas lo comportan, es una de las problemáticas sociales que afecta a la mayoría de las familias ubicadas en estratos 1 y 2. De hecho, la principal meta de la actual Alcaldesa Local Martha Eugenia Botero Terreros, es la de combatir los altos índices de desempleo de la comunidad de Usaquén, a través de proyectos que propendan por incentivar la productividad a partir de del saber popular de las y los habitantes. La ocupación del territorio en la localidad de Suba se extiende por lo cerros noroccidentales, donde se caracterizan dos sectores barriales bien diferenciados. El barrio Tuna Alta es una zona que se caracteriza por asentar albergues, Casa Quintas, fincas e instituciones educativas privadas de tipo campestre. A simple
  15. 15. vista, todo pareciera indicar que los estratos socio económicos predominantes son los altos, pero no es así, ya que las vecinas de estas edificaciones (las cuales no son lujosas), son familias de muy escasos recursos, con estratos que oscilan entre el 1 y el 2. El sector de Ciudad Hunza es uno de los más pobres de la localidad; es una zona en la que sus habitantes están fuertemente organizados alrededor de la restitución de los derechos de la niñez y de incentivar las actividades productivas. Es, a su vez, es uno de los más controvertidos desde el punto de vista urbanístico, ya que si subimos a la cima de la montaña podemos observar altos niveles de pobreza, no solo de Ciudad Hunza sino de otros sectores dada la vista que nos ofrece el paisaje; podríamos decir que la vista desde la este lugar es similar a la que vemos de Bogotá desde La Calera. Pero si continuamos recorriendo la montaña hacia el oriente, es decir, bajando la montaña, nos encontramos con otra realidad, la de las lujosas edificaciones residenciales de Suba. Son casas de más de 300 metros cuadrados y edificios de apartamentos cuyos valores son astronómicos. Aquí viven personalidades políticas, famosas y famosos, e incluso una buena parte de este sector es propiedad Carlos Ardila Lüle, cuya residencia está ubicada en esta localidad. Las vías de acceso a este sector están completamente pavimentadas y la afluencia del tráfico no pasa de ser de vehículos particulares y buses o rutas escolares, podría pensarse que el estrato de este sector supera al 6… Suba y Usaquén están catalogadas como una localidad heterogénea en tanto en ellas habitan ciudadanas y cuidadnos que pertenecen desde el estrato 1 hasta el estrato 6. Encontramos sectores dedicados a la industria y también sectores en los que el trabajo de los pequeños comerciantes mantiene en constante movimiento la actividad productiva de las localidades. 1.3. Ámbito Poblacional El ámbito poblacional se aborda en estas localidades considerando a sus habitantes como individualidades y sus formas de organizarse como la expresión de las dinámicas de la construcción de lo colectivo Si bien es cierto, las mujeres no hacemos parte de un sector de la población en tanto estamos presentes, como sexo femenino, en todas las etapas del ciclo vital de ser humano, podemos si, considerar que somos una población atravesada por múltiples subjetividades. De esta manera, caracterizar el ámbito poblacional de las localidades de Suba y de Usaquén, resultaría poco funcional ya que las mujeres en tanto población se desempeñan en diversos papeles en la cotidianidad, lo cual merece ser descrito de la manera más amplia. Por esta razón, a continuación, se realizará la descripción y el análisis de las estadísticas de la población femenina de las localidades de Usaquén y Suba, desde el punto de vista de su participación
  16. 16. tanto en las instancias formales como en las organizaciones sociales y comunitarias, separadas de la institucionalidad. Composición por sexo de los espacios formales de participación, según la oferta institucional en Usaquén Las Juntas de Acción Comunal, son las más reconocidas formas de organización de la comunidad. Están conformadas por presidenta o presidente, vicepresidenta o vicepresidente, tesorera o tesorero, secretaria o secretario y fiscala o fiscal. Por otra parte a estas personas los acompañan hasta tres (3) conciliadoras o conciliadores; hasta tres (3) delegadas o delegados de la asociación y representantes de las siguientes comisiones: Aseo, Educación, Deporte y Recreación, Salud, Seguridad, Trabajo, Comunicaciones, Bienestar, Aseo y Vigilancia, Educación y Cultura, Obras, Deporte y Juventud, Ecología y Medio Ambiente, Empresarial, Adulto Mayor, Medio Ambiente, Educación y Cultura, Eventos, Servicios Públicos, Niñez, Planeación, Veeduría, Familia y Cívico. Y por localidad una Asociación que las reúne. La participación de las mujeres en las posiciones de presidentas vicepresidentas, tesoreras, secretarias y fiscales es así: CARGOS MUJERES HOMBRES TOTAL Nº % Nº % Nº % PRESIDENCIA 21 4.24 78 15.34 99 20 VICEPRESIDENCIA 28 5.66 71 14.34 99 20 SERETARÍA 30 6.06 69 13.93 99 20 TESORERÍA 54 10.90 45 9.09 99 20 FISCALÍA 17 3.43 82 16.56 99 20 TOTAL 150 30.30 345 69.67 495 100 Tabla Nº 4. En promedio hay 495 personas ocupando estas posiciones, lo que significa que con 150 mujeres, la participación en estas instancias es del 30. 30 %. Las Juntas que no tienen participación de ninguna mujer en estas posiciones son 3 y corresponde al 3. 03 %: Buena Vista II Sector, Tibabita I Sector y, Verbenal II Sector, a parte de no tener ninguna mujer en ninguna de estas posiciones, no participa tampoco ninguna en las demás comisiones. Por otra parte: en las siguientes juntas participa la presidenta y los demás miembros son hombres: Cedro Golf Club, Molinos del Norte y Villa Magdala y Magdala. En la junta La Cita hay una mujer fiscal y los demás son hombres. En la junta Delicias del Carmen hay un presidente y los demás miembros son mujeres. Y en la junta Santa Bárbara Oriental, hay un secretario y los demás miembros son mujeres.
  17. 17. Para la elección de edilezas y ediles del período 2004-2007 se inscribieron 34 listas, en las que participaron 261 inscritas e inscritos, quedando así, la Junta Administradora Local conformada por 6 mujeres que comportan el 54.54%, las cuales hacen parte de los siguientes partidos políticos: Cambio Radical (3), quienes fueron reelegidas; Partido Conservador (1), quien es edileza nueva; Movimiento Cívico Independiente (1), quien es edileza nueva y Partido Liberal Colombiano (1), quien fue reelegida. La participación de los hombres comporta el 45.45% con 5 ediles, los cuales hacen parte de los siguientes partidos políticos: Cambio Radical (1), quien es edil nuevo; Movimiento Nacional (1), quien es edil nuevo; Polo Democrático independiente (1), quien fue reelegido; Partido Liberal Colombiano (2), quienes fueron reelegidos. La presidencia está a cargo de una mujer. Otras instancias formales de participación: Consejo Local de Cultura: Participan 21 personas de las cuales 10 son mujeres, es decir, las mujeres participan en un 47.62 % y ocupan los siguientes cargos: representante del sector de las mujeres; adulto mayor; comunidades afrodescendientes; artes plásticas; literatura; danza; asociación de padres de familia y la Secretaría Técnica Esta secretaría se encarga de coordinar todas las actividades que a nivel cultural se desarrollen en la localidad. Comité de Control de Servicios Públicos: Se esta conformando hasta ahora, pero ha venido funcionando en la medida en que la comunidad así lo ha requerido. Las personas que han hecho reclamos al respecto de este tema, han recibido respuesta por vía de personas de la Alcaldía local, pero la atención no la da algún grupo de manera continua y en vista de las numerosas quejas de las ciudadanas y ciudadanos, se ha decidido conformar el comité. Junta Local de Deportes: Consejo Local de Desplazados: a pesar de que a la localidad llegue un número significativo de población en situación de desplazamiento, la instancia que debe atender la problemática de desplazamiento forzado en la localidad no existe. Consejo Local de Comunidades afro: no está conformada en la localidad. Consejo Local de Comunidades Indígenas: la presencia de comunidades indígenas no se ha hecho visible en la localidad, por lo tanto no existe actualmente una instancia que trate específicamente los derechos de las comunidades indígenas. Incluso, para el fortalecimiento de este Consejo, propuso la consolidación de la Red de Solidaridad, lo cual tampoco se ha cristalizado. Consejo Local de Juventud: este es uno de las instancias de participación con más participantes en la localidad. Cuenta con la participación de 30 personas en promedio. La participación de las mujeres es del 46% respecto a la de los hombres. Sin embargo, en las últimas elecciones de Consejeras y Consejeros Locales de Juventud, no participó ninguna mujer en las listas.
  18. 18. COPACO: hace parte del comité de usuarios de servicios de la salud. En su mayoría, participan delegados de las JAC, sumando hasta unas 30 personas. También asisten a las reuniones que son una vez por mes, un delegado de la Alcaldía Local, un representante del hospital, integrantes de ONG’s que trabajan con personas con VIH y Sida, y con integrantes de la asociación de padres. Hasta el momento participan de las reuniones del COPACO 28 personas, 17 hombres y 11 mujeres Por otra parte la asociación de usuarios de servicios de la salud se reúne periódicamente. Son 27 personas las que participa, 14 mujeres y 13 hombres El COPACO y la Asociación tienen representación en el Comité de Ética Consejo Local de Política Social – CLOPS: este consejo está conformado en la localidad de Usaquén por los siguientes subcomités: • Subcomité de juventud. • Subcomité de persona mayor. • Subcomité de nutrición y seguridad alimentaria. • Subcomité de infancia y familia. • Subcomité de mujeres. La existencia de las siguientes instancias de participación depende de las necesidades que presente la comunidad en un momento determinado, por lo tanto, el número de personas que integran estos comités, no es siempre el mismo. No obstante, ante cualquier demanda de la comunidad en otra temática, la personería local está siempre atenta para prestar ayuda. Comité Local Observaciones Red del Buen Trato Tratan a profundidad el tema del abuso sexual, VIF, y participan el Hospital de Usaquén y el Hospital Simón Bolívar Desarrollo Rural Se conformó con el fin de atender todo lo referente a la seguridad del medio ambiente, evitando las construcciones ilegales en zonas de reserva. No tiene nada que ver con los habitantes de las zonas rurales Comité local de Población en situación de Desplazamiento La Personería se encarga de realizar el trámite de los documentos que identifican a las personas en calidad de desplazamiento y se encarga de hacerles un seguimiento Tabla Nº 5. El Consejo Local de Planeación de la localidad de Usaquén está integrado por 2 mujeres quienes representan los intereses de Consejos Tutelares y de Organizaciones de Comerciantes, y 7 hombres quienes representan los intereses de las Comunidades Étnicas, las Organizaciones Juveniles, la Asociación de Padres de Familia, las Organizaciones de Industriales, los Establecimientos Educativos, Asojuntas y las Organizaciones Ambientales:
  19. 19. En los últimos años la localidad de Suba presenta continuos crecimientos en su población; es así como los crecimientos intercensales anuales entre 1973 y 1985 fueron del 10.8%, que equivale a 237.241 personas. Para el período comprendido entre 1985 -1993, la tasa anual de crecimiento fue de 6.8%, es decir, 229.958 habitantes. Este comportamiento la sitúa como la tercera en tasa de crecimiento hasta 1993 y en términos de proyecciones, la equipara a otras 6 localidades con comportamiento de crecimiento moderado. Las proyecciones de población entregadas por el DAPD para la localidad de Suba presentan un crecimiento constante pero moderado. Una de las principales razones para este comportamiento es que se tiene en cuenta el área libre de la localidad, la composición por sexos y los rangos de edad. Por todo lo anterior, sólo se espera que la localidad alcance cerca de un millón de residente hasta el 2.010. 16 En la localidad se observa dos características bien definidas: la primera es que puede calificarse como joven. El grupo de edad con mayor representatividad (59%) es el rango de edad menor a 30 años, sobresaliendo la población de 25 a 29 años con una participación aproximada al 10.28% del total de la población local. La segunda característica es la composición por sexo según la cual las mujeres son el 53.4% y los hombres el 46.6%. Lo cual constituye una distribución similar frente a los promedios de la ciudad. Manteniendo el perfil joven de la localidad, las mujeres entre 25 y 29 años son el grupo de edad más representativo. Como resultado de esta distribución y del comportamiento del mercado de trabajo, el índice de dependencia económica es de 0.48 frente al 0.55 en Bogotá. En Suba por cada 100 habitantes en edad productiva dependen 44 personas menores de 15 años y 4 mayores de 65, este resultado permite afirmar que la población local se sostiene económicamente del 67% de sus habitantes. 17 Composición por sexo de los espacios formales de participación, según la oferta institucional En la localidad existen, para el 2004, 210 Juntas de Acción Comunal, contando con la Asociación de Juntas de Acción Comunal, que las reúne a todas. Están compuestas por la presidencia, la vicepresidencia, la tesorería, la secretaría y la fiscalía. A estas personas los acompañan hasta tres (3) conciliadores o conciliadoras; hasta tres (3) delegados o delegadas de la asociación y representantes de las siguientes comisiones: Deporte y Recreación, Salud, 16 Fuente DAPD 17 Fuente DAPD
  20. 20. Seguridad, Trabajo, Solidaridad, Comunicaciones, Bienestar, Vigilancia, Educación, Obras, Capacitación, Empresarial, Social, Adulto Mayor, Medio ambiente, Educación y Cultura, Eventos, Seguridad y Vigilancia, Pastoral, Finanzas, Espacio Público, Ornato, Aseo, Juvenil, Embellecimiento, Trabajo Social, Relaciones Públicas y Niñez. Y la Asociación de Juntas de Acción Comunal, así: presidente, vicepresidente, tesorero, secretario y fiscal (todos son hombres) y los acompañan: tres (3) conciliadores, tres (3) delegados de federación y existen las siguientes secretarías ejecutivas: de Servicios Públicos, de Recreación y Deporte, de Asistencia Técnica, Empresarial, de Salud, de Obras, de Capacitación, de Juventudes, de Educación y Cultura, de Seguridad y Convivencia, de Organización y Comunicaciones, de Vías y Transporte, de Asuntos Políticos, de Medio Ambiente y Espacio Público y de Bienestar Social. De estas secretarías, siete (7) están a cargo de mujeres: Servicios Públicos, Asistencia Técnica, Salud, Juventudes, Bienestar Social, Educación y Cultura y Vías y Transporte. La participación de las mujeres en las posiciones de presidentas vicepresidentas, tesoreras, secretarias y fiscales es así: CARGOS MUJERES HOMBRES TOTAL Nº % Nº % Nº % PRESIDENCIA 50 23.92 155 23.88 205 19.62 VICEPRESIDENCIA 45 21.53 165 25.42 210 20.09 SERETARÍA 95 45.45 115 17.72 210 20.09 TESORERÍA 152 72.72 58 9.94 210 20.09 FISCALÍA 54 25.84 156 24.04 210 20.09 TOTAL 396 37.89 649 62.11 104 5 100 Tabla Nº 6. En promedio hay 1045 personas ocupando estas posiciones, lo que significa que con 396 mujeres, la participación en estas instancias es del 37.89 %. Las Juntas que no tienen participación de ninguna mujer en estas posiciones son 14 y corresponde al 6.70 %: Ciudad Jardín Norte, Las Orquídeas, Sabana de Tibabuyes, San Jorge Spring, Urbanización Turinga I Sector, Villa Susana, Lisboa, Gaitana, Nueva Esperanza Cañiza III, Tuna Baja, Jordán la esperanza II Sector, Villa Catalina II Sector, Asojuntas, El Japón. Otras instancis formales de participación Consejo Local de Cultura: Participan 12 organizaciones culturales, y un representante del Fondo de Desarrollo Local. Otras organizaciones culturales: Casa de la Cultura Suba Al Oriente. Casa de la Cultura de Ciudad Hunza. Casa de la Cultura de Rincón Occidente
  21. 21. Consejo Local de Desplazados: a pesar de que no existe tal instancia, se ha creado la Oficina de Atención al Desplazado en la Localidad de Suba, ubicada en la casa de la participación de Suba. Consejo Local de Comunidades afro: esta instancia la lidera uno de los ediles de la localidad, y al interior de la Junta administradora Local, defiende los intereses de esta comunidad Consejo Local de Comunidades indígenas: está liderado por las personas que integran el cabildo Indígena. Comité de control de servicios públicos: este comité hace parte de los grupos de trabajo de la Veeduría Local. De esta Veeduría hacen parte 14 personas 12 hombres y 2 mujeres. La junta directiva se reúne una vez al mes y las instituciones que hacen parte de ella son: Alcaldía Local, un grupo interdisciplinario y líderes comunitarios. Participan 25 personas entre profesionales, desempleados, y pensionados. La junta directiva se compone del presidente dos hombres más y una mujer que cumple las funciones de tesorera. Consejo Local. De Juventudes: esta grupo lo lidera una hombre, sin embargo participan más de 15 personas, las mujeres participan con un 36%. Consejo Local de Desarrollo Rural: en la localidad ha cambiado la nominación de esta instancia y se denomina Consejo de ruralidad, uno de los termas que se está fortaleciendo es el del Medio Ambiente dadas las condiciones de recursos naturales que caracteriza a la localidad Consejo Local de Política Social – CLOPS: este consejo está conformado en la localidad de Usaquén por los siguientes subcomité: • Subcomité de infancia, adolescencia y familia • Subcomité de persona mayor • Subcomité de empleo e ingresos • Subcomité de seguridad alimentaria. • Subcomité de Mujer y Géneros. Para la elección de edilezas y ediles del período 2004-2007 se inscribieron 42 listas, en las que participaron 299 inscritas e inscritos, quedando así, la Junta Administradora Local conformada por 2 mujeres que comportan el 18.18%, las cuales hacen parte de los siguientes partidos políticos: Alas (1), quien es edileza nueva y, Movimiento Nacional (1), quien fue reelegida. La participación de los hombres comporta el 81.81% con 9 ediles, los cuales hacen parte de los siguientes partidos políticos: Partido Conservador Colombiano (1), quien es edil reelegido; Convergencia Ciudadana (2), quienes son reelegidos y edil nuevo respectivamente; Movimiento Nacional (2), quienes fueron reelegidos; Polo Democrático Independiente (2), quienes son ediles nuevos; Partido Liberal Colombiano (2), quienes son ediles nuevos.
  22. 22. Las cifras anteriormente expuestas demuestran una vez mas, que si bien es cierto, los niveles de participación de las mujeres han ido aumentado paulatinamente, las brechas de inequidad en cuanto a la participación y representación de las mujeres siguen siendo abismales con respecto a la de los hombres. Esto se debe al mantenimiento y aceptación de las asignación de roles a uno u otro sexo18 , durante las etapas de la socialización en las que imprimimos las pautas comportamentales y los territorios en los que tanto mujeres como hombres deben ponerlas en escena. Así a los hombres, por ser portadores de una fuerza física mayor a la de las mujeres, se les encomienda la tarea de salir del hogar con el fin de buscar los medios para proveer a su familia del alimento. En consecuencia a la mujer al ser portadora del don de dar vida, se le encomienda la tarea de mantenerla y velar por la reproducción de la misma. Para ello no necesita salir del hogar y por tanto se especializa en labores propias del ámbito doméstico, del ámbito de lo privado, en las cuales no requiere relacionarse con otras u otros; mientras el hombre conquista territorios ajenos al hogar, y se especializa en la búsqueda, negociación que implica discusión, y administración de los recursos para sobrevivir. Adquiriendo así destrezas para relacionarse con otros diferentes a los miembros de su familia. Esta lógica trasciende los espacios de la familia y se instala en las actividades cotidianas19 , ya que nos permite delimitar funciones y territorios de desarrollo de la mujer y del hombre en tanto seres humanos. Transciende por lo tanto, a la esfera de lo público en la que las mujeres por dinámicas propias de la evolución de las sociedades nos hemos visto a abocadas a ingresar. Esto no significa que los patrones culturalmente aceptados y multiplicados se hayan eliminado, al contrario, continúan anclados en los cuerpos. Evidencia de esto es el modo como se asume la participación de las mujeres tanto en las instancias formales en el nivel local como en las JAC. Ejemplo de esto es la presencia significativa de mujeres en instancias formales de participación cuyo objetivo es velar por el cuidado de los desprotegidos y vulnerados, como las niñas y los niños, las personas mayores, las discapacitadas y los discapacitados entre otras. Reproduciendo así, la visión de 18 “Mi sexo son mis órganos genitales. Es la mención realizada sobre mi carta de nacimiento que se desprende de la apariencia de mis órganos genitales… Es todo lo que la sociedad me asigna en función de esta mención sobre el acta de nacimiento, los lugares en los que debo mantenerme, el lugar simbólico que debo ocupar en los intercambios, los vestidos que puedo llevar, las actitudes que debo tener, los sentimientos que se presume debo experimentar. Es mi identidad tal como yo la vivo”. Tomado de: Cambio de sexo Colette Chiland. Madrid, España.1999. Biblioteca Nueva. Asociación Psicoanalítica de Madrid. 19 Experiencia vital con presencia de las relaciones de poder, desequilibrios y asimetrías que traspasan las clases sociales.(Antolín López)
  23. 23. que la mujer es activa y participa efectivamente en tanto cumpla funciones acordes a su naturaleza de cuidadora y protectora de la vida, a su naturaleza maternizante. “La cultura ha interiorizado la maternidad como el componente dominante de la identidad femenina. El lenguaje cotidiano relaciona casi de manera inmediata las palabras mujer y madre, y esta relación encierra todo un complejo universo de símbolos y de significantes. Desde lo primeros años la niña se piensa a sí misma, y es pensada por los demás, en referencia a su potencial reproductivo: en sus juegos, gestos, y percepciones de su propio cuerpo, se va delimitando la imagen de mujer-madre. En la construcción de la identidad se incorporan la maternidad y la crianza como si fueran connaturales al ser mujer, delimitándolas como funciones femeninas por excelencia”20 Nos preguntamos por qué, los hombres no participan también en estos espacios, a lo cual, la misma cultura nos responde, que ellos han sido formados para desenvolverse en actividades propias del afuera, se han especializado en relacionarse y negociar con el otro externo al hogar, por lo tanto no tiene el don ni la habilidad de interlocutar con aquellas y aquellos que demandan cuidado o protección. Por lo tanto las instancias de participación y las dinámicas que se tejen al interior de ellas tienden a “convertirse en medios de exclusión al imponer de modo sutil restricciones al comportamiento, al predeterminar por razones de sexo la participación en actividades y al legitimar de modo sigiloso la discriminación”21 Por otra parte, al ingresar las mujeres a estos escenarios, se encuentran con dificultades que retrasan la consecución y el logro de los objetivos de ellas y de las comunidades e intereses que representan. Para ilustrar esto, referencio a Juanita Barreto Gama sobre las consideraciones que hace respecto a estos obstáculos. Basándome en el conocimiento que tengo de las localidades a las cuales pertenecen las cifras expuestas anteriormente, considero que los principales obstáculos que se presentan en los procesos de participación de las mujeres son: El obstáculo racionalizante que forma parte de los obstáculos dicotomizantes que hacen referencia a “las interacciones posibles entre los dos términos que conforman cada uno de los pares enunciados, los cuales están atravesados por criterios valorativos de inferioridad-superioridad… peor-mejor”22 . Hago referencia a este obstáculo porque en varias ocasiones he visto como muchas de las intervenciones que hacen las mujeres se conciben como reflejo de la naturaleza de su sexo, es decir, son tomados mas que como opiniones validas 20 BARRETO, Gama Juanita. Estereotipos sobre la feminidad y cambio. En: Las Mujeres en la Historia de Colombia. Tomo1. Mujeres Política e Historia. Consejería Presidencial para la Política Social. Presidencia de la República. Ed. Norma. Marzo de 1995. Página 369. 21 Ibid. Página 363 22 BARRETO, Gama Juanita. Develando algunos obstáculos para la participación de las mujeres. En: Revista En Otras Palabras Nº 2. Mujeres, Ética, Política y Participación. Santafé de Bogotá, Colombia. 1997. Página 78
  24. 24. para la discusión, como expresión de su ternura y emotividad frente a una u otra situación. “el obstáculo racionalizante escinde la razón de la emoción considerando la razón como potestativa de los varones y los sentimientos… como potestativo de las mujeres”23 . El obstáculo maternizante, se pone de manifiesto igualmente en la tendencia que tienen las mujeres a participar en aquellos espacios en los que ven representados a sus hogares o en los espacios en los que ellas se han especializado. Esto expresa lo impresa que tenemos las mujeres la función maternal, tanto que procuramos representarla en todos los espacios de desarrollo de vida. “De allí que se desprende también que en los últimos decenios, las mujeres se insertan en los planes y programas de desarrollo a partir de de servicios y proyectos ligados a su función materna”24 En cuanto a los niveles de participación de las mujeres en las organizaciones sociales y comunitarias, las cifras son positivas, pero más que las cifras, son los procesos y las acciones que, promovidas por las mujeres, desde diferentes espacios de la vida comunitaria, han posibilitado la consecución y el logro de los objetivos que en todos los casos, trae consigo repercusiones positivas, que a pesar de haber nacido desde la individualidad, han sido los colectivos y la comunidad en general quienes han recibido los beneficios de estos procesos, resultado de la autogestión, autonomía y el empoderamiento. Se presentará entonces las experiencias organizativas que se han visibilizado a partir del trabajo realizado en los Subcomités del CLOPS. Vale aclara que, estas son apenas algunas experiencias que ha sido posible develar, de modo tal que siguen aún muchísimas organizaciones y mujeres organizadas ocultas en la comunidad, en la mayoría de las ocasiones por los efectos de la desinformación que tienen las comunidades de los servicios que las entidades locales están en obligación de prestar; de igual manera se debe reconocer que esa misma invisibilización responde a la falta de recursos de las instituciones para llegar a todos los barrios. Visibilización de algunas experiencias organizativas de las mujeres de las localidades de Usaquén y de Suba, y clasificación del tipo de actividad de acuerdo a los derechos constitutivos del Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad d Género en el Distrito Capital. 23 Idem. 24 BARRETO, Gama Juanita. Develando algunos obstáculos para la participación de las mujeres. En: Revista En Otras Palabras Nº 2. Mujeres, Ética, Política y Participación. Santafé de Bogotá, Colombia. 1997. Página 81
  25. 25. ACTIVIDAD CLASIFICACIÓN DE ORGANIZACIONES POR DERECHO – PLAN DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES USAQUÉN 1. Organización de madres jefas de hogar. Sector El Chaparral. Actualmente está adelantando capacitaciones y conversatorios con ONG’s especializadas en derechos sexuales y reproductivos. 2. Mujer y Cultura. Gestoras de Paz. Esta es una organización especializada en promover la equidad entre los géneros a través de las expresiones culturales y artísticas. 3. Mujeres productoras de lácteos del sector de El Chaparral. Son mujeres con familias en situación de desplazamiento que adelantan procesos productivos en lácteos. 4. Casa de la Mujer de Usaquén. Las mujeres participantes en esta organización se dedican a la confección y además promueven procesos de capacitación a otras mujeres en el mismo tema. 5. Avanzar. Es una Organización no Gubernamental dedicada a promover la consecución de empleo a mujeres profesionales a partir de la realización de proyectos. 6. Derecho a una vida libre de violencias 2 Derecho a una cultura libre de sexismos. 3. Derecho al trabajo en condiciones de igualdad y dignidad. 4. Derecho al trabajo en condiciones de igualdad y dignidad. 5. Derecho al trabajo en condiciones de igualdad y dignidad.
  26. 26. SUBA 1. Corporación Casa de la Mujer de Suba. Es una organización que trabaja por el reconocimiento, promoción y defensa de los derechos humanos de las mujeres. 2. Corporación Servicios Sociales Integrados. Es una Organización no Gubernamental que trabaja por los derechos de la mujer, la familia y la niñez. 3. Casa Vecinal Timanquitos. Actualmente las redes de mujeres organizadas alrededor de las madres comunitarias y las orientadoras FAMI , están tomando fuerza, ya que se han concientizado de la importancia que tiene para la comunidad el trabajo que realizan con los niños , en tanto es producción de riqueza social. A la par con este trabajo tiene actualmente un convenio con la agencia de Cooperación para el desarrollo Internacional ACDI., mediante el cual realizan durante tres años talleres de formación política a las mujeres de toda la localidad. 4. CorpoHunza. Es una organización que trabaja por los derechos de las niñas y los niños con un enfoque de género que transmiten a toda la comunidad. 5. Asociación de Promotora Empresarial APE. Es una red de 28 mujeres organizadas alrededor de la productividad de diversas iniciativas artesanales, de confecciones y de decoración. 6. Fundación Mujer Familia y Trabajo. Es una fundación creada para apoyar a las mujeres y a las familias que han sido víctimas del conflicto armado en el país y que en este momento se encuentran en situación de desplazamiento o desarraigo. En el mes de septiembre del año de elaboración de este informe se creó la Red Nacional de Mujeres en Situación de Desplazamiento, incentivada por esta Fundación. 1. Derecho a una vida libre de violencias y Derecho a la participación, representación y empoderamiento. 2. Derecho a una educación con equidad. 3. Derecho a la participación representación y empoderamiento. 4. Derecho a una vida libre de violencias y Derecho a la participación, representación y empoderamiento. 5. Derecho a al trabajo en condiciones de igualdad y dignidad. 6. Derecho a al trabajo en condiciones de igualdad y dignidad y derechos a la participación, representación y empoderamiento. Tabla Nº 7.
  27. 27. Para conocer cuál es el significado que tiene la conformación y mantenimiento de las formas organizativas de las mujeres en las dos localidades, me remito a la teorización que se hecho respecto de las necesidades e intereses de las mujeres, desde el punto de vista de la planeación. Según los planteamientos de Caroline O.N. Moser, para tener claros los conceptos de necesidades e intereses es necesario conocer cuál es la diferencia entre intereses de las mujeres e intereses de género. Los primeros corresponden a los intereses basados en las similitudes biológicas de las mujeres en general, teniendo en cuenta que las mujeres en la sociedad están atravesadas por múltiples subjetividades, las cuales deben ser consideradas; aún así sus intereses en tanto mujeres biológicamente iguales serán los mismos para todas. Los intereses de géneros hace referencia a aquellos que portan mujeres u hombres no soy los planteamientos que hace respecto a de las necesidades prácticas. Se refieren a los intereses “pueden desarrollar en virtud de su ubicación social de acuerdo a sus atributos de género”25 . De estos intereses de género se derivan los intereses prácticos y los estratégicos, los cuales se diferencian de las necesidades prácticas y las necesidades estratégicas. Para explicar estas últimas, utilizaré de modelo el cuadro comparativo que se muestra en la Tabla Nº 7. La conformación de estas organizaciones responde a unos intereses que identificaron las mismas mujeres pertenecientes a las organizaciones. Encontraron en la organización social y comunitaria la forma más directa de e inmediata para la solución de las problemáticas identificadas. La autora las denomina “necesidades prácticas de género”. Estas “necesidades prácticas de género” se convierten en “necesidades estratégicas de género”, cuando se analizan, desde el punto de vista de la vulneración de los derechos de las mujeres (para el caso de las mujeres), las motivaciones que las llevaron a tomar la decisión de organizarse, dado que a partir de esa organización mitigan de alguna manera los efectos negativos que tienen sobre ellas, las situaciones de inequidad con respecto a los hombres frente a alguna problemática determinada (por ejemplo, el desempleo, la violencia sexual, o la falta de representantes de sus intereses en espacios determinados). Es decir, “las necesidades estratégicas de género se formulan a partir del análisis de la subordinación de las mujeres en relación a los hombres, de donde se deriva la identificación de los intereses estratégicos de género para logara una organización social mas igualitaria y satisfactoria de la sociedad, 25 MOSER, O.N. Caroline, Planificación de Género en el Tercer Mundo. En: Una Nueva Lectura: Género en el desarrollo. Virginia Garzón y Patricia Portocarrero (Compiladores). Ed. Entre Mujeres. Lima, Perú 1991. Páginas 68-69.
  28. 28. alternativa a la actual, en términos de sus estructura y de la naturaleza de las relaciones entre hombres y mujeres” 26 Es así como el Plan de Igualdad de Oportunidades considera como necesidades estratégicas de género las motivaciones que llevaron a las mujeres a organizarse, ya que están reclamando su derecho a la igualdad en la forma como son asumidas en la sociedad. Retomando las consideraciones hechas por Juanita Barreto Gama, respecto de los obstáculos que tiene las mujeres al participar, es importante poner de manifiesto, que hay uno de ellos que no solo se presenta en los procesos de participación sino en todas las dinámicas de la vida cotidiana de las mujeres. El obstáculo de la invisibilización “se reproduce en la circulación de los símbolos e imaginarios de las generaciones actuales… Se reproduce cada día cuando se afirma que antes las mujeres no participaban, cuando se habla de la ausencia de las mujeres del espacio público, cuando se continúa calificando en el terreno económico a las mujeres económicamente inactivas, cuando el trabajo doméstico se asume como no trabajo, cuando la información estadística no se estratifica por sexos…”27 Este análisis nos sirve de base para la comprensión del escenario en el cual se enmarca esta pasantía. Las formas organizativas de las mujeres y sus proyecciones a nivel comunitario deben servir de insumo para el alcance de los objetivos que las instituciones tienen propuestos. 1.4 Ámbito institucional 1.4.1. Distrito Capital: Esta Pasantía se constituyó en un primer ejercicio de experiencia laboral, como parte del proceso de formación del Trabajo Social. Considero pertinente reconocer la importancia que el Trabajo Social, como campo de desempeño laboral, tiene en espacios como el institucional, ya que ha abierto las posibilidades para que desarrolle habilidades que en la academia no había vislumbrado, como por ejemplo, la interlocución en el escenario público con profesionales de otras disciplinas, con las y los cuales he realizado ejercicios de negociación a partir del intercambio de intereses, que desde esa institucionalidad toman un matiz diferente, ya que son las necesidades y demandas de la ciudadanía, las que median las decisiones que las funcionarias y los funcionarios tomen. 26 Ibid. Página 69-70. 27 BARRETO, Gama Juanita. Develando algunos obstáculos para la participación de las mujeres. En: Revista En Otras Palabras Nº 2. Mujeres, Ética, Política y Participación. Santafé de Bogotá, Colombia. 1997. Página 76.
  29. 29. En estos términos, la ciudadanía, principal interlocutora de la institucionalidad, debe conocer y re-conocer los servicios que prestan las entidades, así como las necesidades que satisfacen. Esto con el fin de que cumpla su función de veeduría y control social para con las acciones que tomen la administración local y las entidades descentralizadas. Este tipo de actividades se constituye en un derecho de las ciudadanas y los ciudadanos que tiene asiento constitucional (Artículos 1, 3, 23, 40, 92, 103 y 270)28 y normativo (Ley 190 de 1995, Ley 136 de 1994, Ley 134 de 1994, Ley 563 de 2000)29 . En la medida en que las instituciones propendan por que las necesidades de la comunidad se satisfagan a través del cumplimiento del Plan de Desarrollo Local y, que la ciudadanía participe en los procesos de control social y veeduría, se hará efectiva la consecución del objetivo de la “corresponsabilidad”. Decimos, que esta corresponsabilidad no será considerada como un fin sino también como un medio por el cual se logre el equilibrio entre la satisfacción de las necesidades, la administración transparente y equitativa de los recursos (administración local) y la autogestión, como expresión real de las capacidades de los individuos de una comunidad para organizarse, identificar intereses comunes y los medios o recursos por los cuales se pueden solucionar o mitigar las problemáticas priorizadas. Enmarcando lo anterior en el escenario del Distrito Capital, es decir haciendo reales las políticas de descentralización y los ejercicios de desconcentración podemos ilustrar la relevancia que debe tener para las instituciones, los compromisos que adquiere cada gobierno con las comunidades. Adoptar en la cotidianidad estos ejercicios no es fácil, ya que los intereses que confluyen son tan diversos como las personas que los portan. Esto se agudiza cuando esas personas tienen cuerpo de mujer, es decir, el dialogo y la negociación de esos intereses se complejiza cuando son las mujeres quienes la proponen. Y dificulta no solo el desarrollo de la vida de ellas, sino que, por tratarse de mas de la mitad de la población, obstaculiza y frena los procesos de evolución de la sociedad. 28 Liderazgos. Participación de Mujeres y representación en el Poder Local. Corporación Casa de la Mujer, Agencia Española de Cooperación Internacional. 2005. Página 53-54 29 Liderazgos. Participación de Mujeres y representación en el Poder Local. Corporación Casa de la Mujer, Agencia Española de Cooperación Internacional. 2005. Página 54-56
  30. 30. Esto, por que son ellas (o mejor nosotras) quienes portamos la diversidad y la diferencia. Esta diferencia y la divulgación de nuestro derecho a gozar de ella, nos ubica en una situación que propicia la discriminación tanto en lo público como en lo privado. Es tal la magnitud que tiene en las comunidades este debate, que, debido a un proceso histórico muy complejo llevado a cabo por el Movimiento Social de Mujeres, la administración actual, decidió abordar este tema desde la institucionalidad, desde las instancias distritales y locales que con políticas, planes y programas propenden por la eliminación de situaciones socialmente problemáticas. Y para entender con cuáles herramientas contamos desde este escenario distrital, se ilustrará, el marco normativo que lo cobija. El Decreto 1421 de 1993 dicta el régimen especial para el Distrito Capital de Bogotá y, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 322 de la Constitución Política de Colombia “la ciudad de Santafé de Bogotá, Capital de la República y del departamento de Cundinamarca, se organiza como Distrito Capital y goza de autonomía para la gestión de sus intereses, dentro de los límites de la Constitución y la ley”30 . “El presente estatuto político, administrativo y fiscal tiene por objeto dotar al Distrito Capital de los instrumentos que le permitan cumplir las funciones y prestar los servicios a su cargo; promover el desarrollo integral de su territorio; y contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes”31 . “El gobierno y la administración del Distrito Capital están a cargo de: 1. El Concejo Distrital. 2. El Alcalde Mayor. 3. Las Juntas Administradoras Locales. 4. Los alcaldes y demás autoridades locales. 5. Las entidades que el Concejo, a iniciativa del alcalde mayor, cree y organice. Son organismos de control y vigilancia la Personería, la Contraloría y la Veeduría. Con sujeción a las disposiciones de la ley y los acuerdos distritales y locales, la ciudadanía y la comunidad organizada cumplirán funciones administrativas y vigilarán y controlarán el ejercicio que otros hagan de ellas”. 32 La división territorial del Distrito Capital en localidades deberá garantizar que la comunidad se organice y contribuya al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes. Las autoridades locales estarán conformadas por la Junta Administradora Local y la Alcaldesa o Alcalde Local a quienes “les compete la gestión de los asuntos 30 Decreto 1421. Titulo I, Art. 1º. 31 Ibid. Art. 3º. 32 Ibid. Art. 5º-
  31. 31. propios de su territorio y a las distritales, garantizar el desarrollo armónico e integrado de la ciudad y la eficiente prestación de los servicios a cargo del Distrito”33 . De las Juntas Administradoras Locales: son elegidas popularmente por un período de tres años y para el caso de Usaquén y de Suba, serán elegidos 11 (once) edilezas y/o ediles, dada la población de cada una de estas localidades. Son deberes de la Junta Administradora Local:  “Adoptar el plan de desarrollo local en concordancia con el plan general de desarrollo económico y social de obras públicas y el plan general de ordenamiento físico del Distrito, previa audiencia de las organizaciones sociales, cívicas y populares de la localidad.  Vigilar y controlar la prestación de los servicios distritales en su localidad y las inversiones que en ella se realicen con recursos públicos.  Presentar proyectos de inversión ante las autoridades nacionales y distritales encargadas de la elaboración de los respectivos planes de inversión.  Cumplir las funciones que en materia de servicios públicos, construcción de obras y ejercicio de atribuciones administrativas les asigne la ley y les deleguen las autoridades nacionales y distritales. Preservar y hacer respetar el espacio público. En virtud de esta atribución podrán reglamentar su uso para la realización de actos culturales, deportivos, recreacionales o de mercados temporales y ordenar el cobro de derechos por tal concepto, que el respectivo fondo de desarrollo destinará al mejoramiento del espacio público de la localidad, de acuerdo con los parámetros que fije el Concejo Distrital.  Cumplir las funciones que en materia de servicios públicos, construcción de obras y ejercicio de atribuciones administrativas les asigne la ley y les deleguen las autoridades nacionales y distritales.  Participar en la elaboración del plan general de desarrollo económico, social y de obras públicas.  Ejercer la veeduría que proceda sobre los elementos, maquinaria y demás bienes que la administración distrital destine a la localidad”34 De los Fondos de Desarrollo Local: “En cada una de las localidades habrá un fondo de desarrollo con personería jurídica y patrimonio propio. Con cargo a los recursos del fondo se financiarán la prestación de los servicios y la construcción de las obras de competencia de las juntas administradoras”35 . 1.4.2. Política Pública de Mujer y Géneros en el Distrito Capital: 33 Ibig. Art. 61. 34 Ibid. Art, 69 35 Ibid. Art.87.
  32. 32. Para comprender de manera precisa cuál es la génesis de esta Política Pública se hace necesario, hacer un recorrido por lo que ha sido el trabajo realizado por el Movimiento Social de Mujeres durante los últimos 30 años y el modo como se ha fortalecido a partir de la redacción de la constitución de 1991, escenario en el cual se creó la Red Nacional de Mujeres. Desde tiempos inmemoriales, las mujeres hemos36 tenido que luchar por los derechos de los que no gozábamos por no ser varones. Distintas revoluciones ideológicas dieron fundamento y aliento para que muchas mujeres que no están hoy con nosotras, hayan logrado que estemos caminando sobre un sendero que nos lleva hacia la equidad de las relaciones entre los géneros. Esas mismas luchas han logrado sucesos como el de la redacción de la Constitución de 1991 que afirma que todas las personas son iguales ante la ley; que tienen los mismos derechos e iguales obligaciones y que el Estado debe comprometerse a prevenir y sancionar todo tipo de discriminación contra las mujeres. Una constitución que en razón de las propuestas y las acciones de incidencia de mujeres y organizaciones de mujeres, incorporó el artículo 43 que declara la igualdad de derechos para mujeres y para hombres. Que declara que las “mujeres no podrán ser sometidas a ningún tipo de discriminación…” 37 . A este artículo se le suman otros como el 40, que describe el derecho que tiene todo ciudadano a elegir y ser elegido y el 41 que expresa la obligatoriedad que tienen las instituciones educativas de fomentar las prácticas democráticas. Subsiguientes procesos como declaraciones y recomendaciones provenientes de organismos mundiales de los cuales Colombia hace parte han posibilitado que este camino tenga cada vez menos obstáculos. Acciones y procesos como el diálogo y la interlocución con corrientes y partidos políticos han fortalecido y ratificado la pertinencia de una visión incluyente con las mujeres desde el espacio político, (el de la toma de decisiones), hasta el punto de encontrar en el actual Alcalde del distrito capital un eco a las demandas planteadas. Es así, como el proceso de construcción de una política pública para las mujeres es el resultado de un intercambio de ideas entre las mujeres, ciudadanas pertenecientes a organizaciones de base y a movimientos políticos del Distrito Capital. Gracias a esta lucha de las mujeres por las mujeres, a la interlocución con el Gobierno Distrital actual y a la voluntad política del mismo, se logró incluir dentro del Plan de Desarrollo Distrital una Política Pública para las mujeres, la 36 Considero que, como mujer me he visto y me siento representada por todas aquellas que desde antes que yo naciera, lucharon porque yo ahora pueda disfrutar del ejercicio pleno de mi ciudadanía. Con este “hemos”, no quiero acotarme créditos que no me corresponden, ni apoderarme de logros que no he luchado, pero si me siento comprometida por convicción y por formación de que esta lucha aún no termina y que en mi tiempo y en mi espacio debo apoderarme de la bandera de mis derechos que fueron conquistados por otras para ratificar la pertinencia y obligatoriedad del cumplimiento de los mismos. De esta manera yo también estaré luchando por que ese mismo cumplimiento sea una realidad para aquellas que aún no nacen. 37 Constitución Política de Colombia. Art. 43.
  33. 33. cual se pensó, desde sus inicios, como una construcción colectiva, en la que tienen espacio las voces de las mujeres pertenecientes a las organizaciones sociales y comunitarias de base e instituciones y entidades del Distrito, así como las voces de hombres y mujeres, quienes desde su individualidad, han contribuido a esta construcción colectiva; construcción que ha sido posible en la medida en que ven en la equidad de géneros, un medio eficaz para alcanzar el desarrollo social. La Política Pública de Mujer y Géneros de Bogotá comprende el conjunto de principios, planes, programas, proyectos y acciones que se requieren para reconocer las potencialidades y las necesidades de las mujeres y hombres que habitan el territorio urbano y rural del Distrito Capital, y para dar respuesta a las demandas sociales, políticas, económicas, culturales y subjetivas de las mujeres, teniendo en cuenta sus orientaciones sexuales, sus condiciones socioeconómicas, de edad, etnia o territorialidad, sus vivencias en situaciones de discapacidad o desplazamiento, y sus opciones políticas, sociales o religiosas….38 La formulación, el desarrollo, el seguimiento y la evaluación de la Política Publica de Mujer Y Géneros tiene lugar hoy en la historia del D.C, en tanto los procesos y acciones que la constituyen ofrecen aportes significativos para … avanzar en la garantía de los derechos humanos y disminuir las desigualdades injustas y evitables…”39 . El carácter participativo de esta Política Pública, en el que tienen cabida los saberes de las mujeres del Distrito, diversos, dinámicos y en constante transformación y evolución garantizará su sostenibilidad en el tiempo y su legitimidad en la institucionalidad, en tanto que esta Política hace visible los intereses y plantea soluciones a las preocupaciones prioritarias de las mujeres, así como pretende “consolidar y ampliar la ciudadanía de las mujeres mediante el reconocimiento, la protección y garantía de sus derechos civiles y políticos, económicos, sociales y culturales, colectivos y del medio ambiente, y sexuales y reproductivos; de manera tal, que la perspectiva de género transverzalice los ejercicios de la cotidianidad40 . Por ello, esta Política Pública no se elabora per se, es el resultado de un proceso histórico, que tiene un carácter de Construcción Colectiva. La expresión construcción en la Política Pública de Mujer y Géneros de la Alcaldía Mayor de Bogotá, hace referencia al conjunto de acciones, procedimientos, voluntades y procesos que deben ser llevados a cabo colectivamente en distintos escenarios de los ámbitos político, social, 38 Documentos de trabajo Marzo 2004 – Marzo 2005: Bases del proceso. Serie: Construcción Colectiva de la Política Pública de Mujer y Géneros. 39 LA POLÍTICA PÚBLICA DE MUJER Y GÉNEROS. PPMYG. DE LA ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ D.C. 2004-2008. Un Proceso de Construcción Colectiva. 40 Documentos de trabajo Marzo 2004 – Marzo 2005: Bases del proceso. Serie: Construcción Colectiva de la Política Pública de Mujer y Géneros.
  34. 34. económico, y cultural en el Distrito Capital, para consolidar la formulación de la Política. El concepto construcción se complementa con la expresión “colectiva” integradora de las diversas voces que alimentan, enriquecen y fortalecen una Política Pública. Quienes participan en este proceso, provienen de diferentes escenarios de acción como el comunitario, el organizacional o el institucional. De igual manera esta construcción reúne las voces de mujeres y hombres de todas las edades, etnias, corrientes ideológicas y condiciones sociales, quienes desde sus individualidades y desde las organizaciones a las cuales pertenecen cuando han optado por ello, aportan significativamente a este proceso. Por lo anterior la Política Pública de Mujer y Géneros, propende por una sostenibilidad, y en tanto, además de ser un constructo colectivo, ha sido el resultado de ejercicios permanentes e ininterrumpidos de muchas mujeres ciudadanas, pertenecientes a organizaciones de base y a movimientos políticos del distrito capital, quienes desde el ejercicio de la cotidianidad vienen desarrollando procesos encaminados al empoderamiento y a la defensa de las Derechos Humanos de las mujeres y quienes, tal como lo dice Florence Thomas, desde una revolución pacifica e intelectual, lograron posicionar el tema de la exclusión y las inequidades entre hombres y mujeres como una situación socialmente problemática. Por lo anterior la Política Pública, es compleja y requiere para su desarrollo y ejecución, procesos holísticos que se caractericen por identificar los factores diversos que inciden en la toma de decisiones, descubrir sus relaciones y difundir prioridades para orientar la acción. Identificados los elementos que conforman este proceso de construcción colectiva, se puede afirmar que la oficina de Mujer y Géneros del Distrito ha desarrollado procesos holísticos en la medida en que ha reconocido la multiplicidad de situaciones y realidades que confluyen en la vida de las mujeres en la cotidianidad. Para materializar e identificar estas realidades, se priorizaron cuatro áreas de acción: Violencias de Género, Participación, Representación y Empoderamiento, Trabajo e Ingresos, Salud, Educación y Cultura no sexistas. Cada una de ellas representa amplios campos en los cuales las mujeres se han visto discriminadas e invisibilizadas. En cada una de ellas se han impulsado procesos y acciones que sustentan los principios de integralidad y promueven la transversalidad. Son por ende, acciones afirmativas orientadas a enfrentar ancestrales problemas de exclusión Integralidad en tanto, cada área debe entenderse, no por separado, sino al contrario, con un alto grado de corresponsabilidad, en la que si se falla en una, se corre el riesgo de fallar en todas. Es decir, no es posible concebir la salud sexual y reproductiva en tanto no hayan acciones concretas que penalicen la violencia sexual en contra de las mujeres. O, no será posible el
  35. 35. empoderamiento de las mujeres en tanto se mantenga una cultura sexista al interior de la familia. La transversalidad se entiende como la capacidad que tiene una acción o hecho de atravesar y de incidir en un sistema determinado. Sin embargo, este tópico se ha convertido en un arma de doble filo, ya que se puede correr el riesgo de entenderse como algo que está presente en todo (o en todo momento), como está en todo, pasa por obvio y como lo obvio se ignora y no se tiene en cuenta, entonces se invisibiliza, y si se invisibiliza, es como si no existiera, entonces, simplemente la transversalidad no existe por sí misma. Requiere, entonces, una institucionalidad que la promueva, la consolide y la sustente, partiendo desde la eliminación del “lenguaje pretendidamente neutro e instrumental… Mediante el cual se asigna a todos los fenómenos un nombre y que, en su proceso de construcción asumió que el hombre es la medida de todas las cosas, convenciendo a la humanidad entera que al hablar del hombre y de los hombres, las mujeres estaban incluidas…, ese lenguaje que pretende hacer creer que lo tácito tiene el mismo valor de lo expreso241 . La idea es entonces, transformar ese imaginario y convertirlo es una acción positiva que demuestre con hechos, la importancia y necesidad de manejar una Política Pública de Mujer y Géneros en todos los espacios de interacción social. Por esto cada área y sus acciones deben caracterizarse por atravesar la vida cotidiana de las mujeres, y transformar en consecuencia las relaciones de subordinación entre mujeres y hombres La Política Pública de Mujer y Géneros, mediante el diseño, la formulación y puesta en marcha del Plan de Igualdad de Oportunidades pretende desarrollar procesos holísticos que contribuyan al desarrollo social de las mujeres en Bogotá. Por tratarse de la construcción colectiva de una Política Pública para las Mujeres en el Distrito, es preciso señalar algunas expresiones de la complejidad que animan este proceso. Una de las principales expresiones de dicha complejidad es la diversidad de acepciones que tiene la caracterización de la población sujeto de las políticas públicas, que para el caso de la Política Pública de Mujer y Géneros compromete a un poco mas de la mitad de la población habitante del territorio distrital. Esta misma proporción se distribuye en todos los sectores de la población, considerada de acuerdo con el estratos o la clase social, los orígenes territoriales diversos, las edades, las orientaciones sexuales no hegemónicas, las situaciones de discapacidad y desplazamiento y las opciones políticas, y socioculturales poblacionales de acuerdo con la vinculación de las personas a organizaciones de base del nivel distrital o local, organizaciones no gubernamentales e instituciones y entidades Distritales quienes desde su experiencia o su campo de acción son quienes participan para promover los procesos colectivos. 41 BARRETO, Gama Juanita. Develando algunos obstáculos para la participación de las mujeres. En Revista de Trabajo Social Nº 2 P.
  36. 36. Otra expresión de la complejidad se pone de manifiesto también en los niveles locales y distritales en los cuales las tensiones entre las dimensiones individuales y colectivas de la vida humana siempre están presentes. Así, la construcción de la Política Pública debe reconocer la diversidad de intereses, pero también debe posicionar los consensos básicos que propone dicho proceso para orientar acciones que promuevan el reconocimiento de las potencialidades de las mujeres que habitan el Distrito Capital. El carácter de construcción colectiva, como se mencionó anteriormente, le dará sustento e impulso para mantenerse en el futuro, a pesar de que el momento político haya cambiado, ya que la dinámica de la ciudadanía así lo demandará. Por lo anterior, la PPMYG en el Distrito Capital tiene como visión prospectiva la consecución de acciones afirmativas concretas encaminadas a “la transformación social, política y económica y cultural que favorezcan el reconocimiento del sujeto mujer, la resignificación del sujeto varón y la transformación de las relaciones de género que concurren en las prácticas sociales, personales, institucionales y comunitarias en la ciudad”. 1.4.3. Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital Uno de los sustentos normativos de la Política Pública de Mujer y Géneros, es el acuerdo 091 de 2003 mediante el cual se estableció el Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad en el Distrito Capital y por el cual se ordenó su formulación puesta en marcha y seguimiento. Este acuerdo define el Plan como “el conjunto de acciones afirmativas orientadas a combatir y reducir la desigualdad existente entre hombres y mujeres en los ámbitos económico, político, social, educativo y cultural. Y como un instrumento que facilita el diseño de políticas públicas del Distrito Capital dentro del marco de la equidad de género”. Este Plan tiene como objetivo principal “avanzar en el reconocimiento, garantía y restitución de los derechos humanos de las mujeres de todas las edades, etnias, culturas condiciones y opciones sexuales para alcanzar la igualdad de oportunidades y la equidad de género, a través de la incorporación de acciones afirmativas en las políticas públicas, planes, programas y proyectos del Distrito Capital”42 . Mediante un proceso participativo que contó con el concurso y aportes de mujeres representantes de organizaciones de mujeres y de organizaciones sociales mixtas y de servidoras y servidores públicos vinculadas a la administración distrital, donde se priorizaron los objetivos y acciones constitutivas del Plan , estructurado en un objetivo general que propone el reconocimiento, restitución y garantía de seis derechos fundamentales de las mujeres en tanto ciudadanas sujetas de derechos: 42 Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital. Versión preliminar.
  37. 37.  Derecho a una vida libre de violencias: “avanzar en la erradicación de las manifestaciones de violencias de género de modo que se reconozca y garantice el derecho de las mujeres, de todas las edades, culturas y condiciones a una vida libre de violencias.”43  Derecho a la Participación, a la Representación y al Empoderamiento de las mujeres: “fomentar la participación para la decisión y la representación de los intereses, necesidades y derechos de las mujeres de todas las edades, culturas y condiciones, para el ejercicio pleno de su ciudadanía y el fortalecimiento de la democracia en el Distrito Capital”44 .  Derecho a un trabajo en condiciones de igualdad y dignidad: “promover el ejercicio pleno de los derechos económicos de las mujeres, el reconocimiento de su aporte a la vida económica de la ciudad y el acceso a un trabajo en condiciones dignas”45 .  Derecho a una educación con equidad: “garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres en el sistema educativo del Distrito capital para que se les reconozca y valore como sujetas de conocimiento y sabiduría, desde sus diferencias de edades, culturas y condiciones.”46  Derecho a una salud plena: “reconocer, restituir y garantizar el ejercicio del derecho de las mujeres a disfrutar de una salud plena, acceder a servicios de salud que consulten sus necesidades e intereses y participar en la incorporación de un enfoque de género en los programas del Sistema de Salud del Distrito Capital, teniendo en cuenta su etnia, cultura, condiciones de discapacidad”47 .  Derecho a una cultura libre de sexismo:”reconocer, restituir y garantizar el derecho de las mujeres a una cultura libre de discriminación y sexismo. Cultura que no discrimine a las mujeres en cualquiera de sus formas”48 . Cultura que esté mediada por el reconocimiento de las diferencias entre mujeres y hombres y que propenda por la igualdad de oportunidades paras las mismas y los mismos. Presento los tópicos conceptuales que alimentan el trabajo y las actividades realizadas en las localidades de Usaquén y de Suba. 43 Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital. Versión preliminar. Página. 4 44 Ibid. Página 6 45 Ibid. Página 7 46 Ibid. Página 11 47 Ibid. Página 9 48 Ibid. Página 12
  38. 38. Uno de los principales referentes conceptuales que sustentan el Plan de Igualdad de Oportunidades y la Política de Mujer y Géneros, es el relativo a las Violencias contra las mujeres, ya que la vulneración de los derechos antes descritos, hace referencia a las diversas maneras como se expresa la violencia contra las mujeres. Al respecto cabe señalar con Magdala Velásquez que “La teoría feminista ha contribuido a la redefinición de la violencia contra las mujeres, hacerla trascender de drama personal a proceso social, en el marco de la construcción difusión y aceptación en un nuevo marco interpretativo… Las violencias contra las mujeres y las niñas por el mero hecho de serlo, depredan sus cuerpos, degradan su dignidad de humanas, constituyen el más grave obstáculo para el acceso a los derechos, libertades y garantías individuales y sociales de millones de mujeres en el mundo. Están comprendidas en la categoría que las nombra como violencias de género, originada en el desequilibrio de las relaciones de poder y que se ejerce para dominar y someter entre ambos sexos…es además un crimen invisibilizado y subvalorado por la cultura sexista que circula en torno al cuerpo y la dignidad femenina…afecta a las mujeres de todas las clases, países, procedencias culturales, étnicas, razas, religiones, etc. Lo que le ocurre a las mujeres por causa de las violencias… es de tal magnitud la crisis ocasionada por la violencia contra las mujeres y las niñas que podría calificarse como emergencia humanitaria y como un problema de salud pública mundial. A pesar de lo anterior las Metas del Milenio de las Naciones Unidas, no incorporan explícitamente la remoción de este flagelo de la humanidad femenina.”49 Siendo el derecho a una Vida Libre de Violencias el eje articulador del Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital, este último goza también de una base que lo fundamenta y que lo sostiene; es el derecho que se refiere a una Cultura Libre de Sexismo. Bien sabemos que desde la socialización primaria, nos asignan determinados roles de acuerdo a nuestro sexo asignado. “Mi sexo son mis órganos genitales. Es la mención realizada sobre mi carta de nacimiento que se desprende de la apariencia de mis órganos genitales… Es todo lo que la sociedad me asigna en función de esta mención sobre el acta de nacimiento, los lugares en los que debo mantenerme, el lugar simbólico que debo ocupar en los intercambios, los vestidos que puedo llevar, las actitudes que debo tener, los sentimientos que se presume debo experimentar”50 . La impresión de uno u otro papel, nos exige cuales son los comportamientos que debemos asumir. Es así como a las mujeres, (por lo 49 VELÁZQUEZ, Toro Magdala. Violencias Cruzadas. Informe Derechos de las Mujeres, Colombia Septiembre 2005. Red Nacional de Mujeres. Pág. 6 50 CHILAND, Colette. Cambio de sexo. Madrid, España.1999. Biblioteca Nueva. Asociación Psicoanalítica de Madrid. Página 37
  39. 39. menos en la cultura occidental), se las ha asociado con el territorio de lo privado, de lo doméstico, en el cual las actividades están enmarcadas bajo el rótulo de ciudadoras y preservadoras de la unión entre las personas que viven bajo este escenario: la familia. Por lo tanto, su ocupación principal y casi única, en la cual deben especializarse es en el mantenimiento y reproducción de la unidad familiar. este por el cuidado. “La cultura ha interiorizado la maternidad como el componente dominante de la identidad femenina. El lenguaje cotidiano relaciona casi de manera inmediata las palabras de mujer madre… En la construcción de la identidades incorporan la maternidad y la crianza como si fueran connaturales al ser mujer, delimitándolas como las funciones femeninas por excelencia”,51 lo cual nos responde qué es lo que no debemos hacer o por lo menos lo que a los ojos de la sociedad sería considerado como atípico. Lo que busca el derecho a una Cultura Libre de Sexismos, dentro del Plan de Igualdad de Oportunidades para la Equidad de Género en el Distrito Capital, es servir de base para la comprensión de este realidad y en consecuencia buscar alternativas que propendan por la eliminación de estereotipos discriminatorios, de acuerdo con las dinámicas que caracterizan a la sociedad actualmente y utilizando los medios de comunicación para divulgarlas. Los derechos que se enmarcan entre esta estructura hacen referencia a las necesidades que tenemos las mujeres de desarrollarnos integralmente. Participación: “Es un medio, un fin, un derecho y un principio. Son las acciones sociales intencionadas para intervenir, dirigidas a alcanzar metas específicas que responden a intereses diversos y que buscan también en la marcha de la vida política.”52 Representación: “Es el ejercicio de una condición por medio de la cual una mujer o un hombre posicionan intereses y demandas de colectivos sociales. Implica la actuación por otras y otros en el posicionamiento de agendas en instancias de carácter políticas, de toma de decisión y deliberación.”53 Empoderamiento: “Es un proceso intencional para incrementar la autonomía de las mujeres en las diferentes dimensiones de su vida que permita ir modificando en los distintos espacios las relaciones inequitativas. Como proceso tiene un fuerte componente emancipatorio, desde el cual se busca poner en marcha una nueva noción de poder que esté basado en relaciones sociales más democráticas, que incluya el ejercicio del poder compartido. Es descubrir el poder que cada ser humano lleva dentro; es 51 BARRETO, Gama Juanita. Estereotipos Sobre la Feminidad. En Las Mujeres en la Historia de Colombia. Tomo 1 Cosejería Presidencial por la Política Social. Presidencia de la República. Ed Norma. Marzo de 1995. Página 369. 52 GÓMEZ, Diana. Hacia el Plan de Igualdad de Oportunidades de Oportunidades. Elementos conceptuales. Serie: Construcción Colectiva de la Política Pública de Mujer y Géneros. Página 48 53 Ibid.

×