Esquema para hacer la lectio divina

39,175 views

Published on

Pasos para la Lectio divina

Published in: Spiritual
5 Comments
12 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
39,175
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
533
Actions
Shares
0
Downloads
613
Comments
5
Likes
12
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Esquema para hacer la lectio divina

  1. 1. Esquema para hacer la Lectio divina<br />
  2. 2. ¿Cómo se hace la Lectio divina?<br />Se propone el siguiente esquema, en el que se aprecia la coherencia y sencillez del método, para que la Lectio divina pueda ser hecha por cualquier persona de manera individual y también en comunidad.<br />
  3. 3. Los 4 pasos de la Lectio Divina<br />Contemplar<br />4<br />Orar<br />3<br />Meditar<br />2<br />Leer<br />1<br />Inspira la vida <br />en la Palabra <br />y nos invita a la conversión<br />El mensaje <br />de Dios…<br />interpela <br />la vida…<br />suscita la <br />oración…<br />
  4. 4. 1<br />Leer<br />¿Qué dice el texto?<br />Nos preguntamos<br />Comprender la Palabra<br />Para<br />Descubrir lo que Jesús <br />quiere enseñarnos <br />mediante el autor inspirado<br />Y poder<br />
  5. 5. 1<br />Es necesario escuchar con atención y tomar conciencia de que escuchamos a alguien: la persona viva que habla es Dios mismo.<br />Debemos leer y releer atentamente, hasta que hayamos entendido bien todo su contenido. Se trata de poner de relieve lo más importante: el contexto, los personajes, el ambiente, los sentimientos, las imágenes, los símbolos, los verbos, los paralelos, el mensaje central... Su objetivo es orientar hacia la interiorización de la Palabra, captar las ideas principales, profundizar, sentir y apropiarse del texto.<br />
  6. 6. Meditar<br />2<br />¿Qué me/nos dice el Señor <br />con su Palabra?<br />Nos preguntamos<br />Actualizar la Palabra<br />Para<br />Interpretar la vida, conocer su<br />sentido, mejorar nuestra misión<br />y fortalecer la esperanza<br />Y poder<br />
  7. 7. 2<br />La meditación busca actualizar el texto e insertarlo en el horizonte personal, en mi vida concreta. Qué me dice “amí, hoy, aquí y ahora esta Palabra”.<br />Meditar es rumiar la Palabra intentando hacerla entrar poco a poco dentro de nosotros y confrontar el texto con nuestra vida, reconociendo las actitudes y los sentimientos que la Palabra de Dios nos transmite. ¿Con qué personaje(s) me identifico? ¿Cuáles son las actitudes de los personajes del texto? Si es un Evangelio: ¿cuáles son las actitudes de Jesús?, ¿por qué es importante para mí la idea y el valor fundamental del texto?, ¿cómo me interpela?, ¿qué me sugiere en mi relación con Dios y con los demás?<br />
  8. 8. Orar<br />3<br />¿Qué quiero decirle al Señor <br />después de haber <br />escuchado su Palabra?<br />Nos preguntamos<br />Dialogar la Palabra<br />Para<br />Dialogar con Dios y celebrar<br />nuestra fe en familia o comunidad<br />Y poder<br />
  9. 9. 3<br />La oración es el fruto de lo que provoca en nosotros la Palabra escuchada y meditada. <br />La Palabra, convertida en oración, se vuelve motivo de alabanza, de agradecimiento, de súplica, de arrepentimiento, de bendición, de celebración, pues todo se funde en un diálogo profundo con Dios. Orar es buscar la voluntad de Dios y realizarla con amor, con generosidad y alegría.La oración se hace solidaria cuando se reza por la familia y los amigos, por los más necesitados y los que más sufren.<br />
  10. 10. Contemplar<br />4<br />¿Qué inspira en mi vida <br />la Palabra?<br />Nos preguntamos<br />Admirar el misterio de Dios<br />Para<br />Conducir la vida (actuar), según<br />Los criterios de Dios (conversión).<br />Y poder<br />
  11. 11. 4<br />Cuando se ora y se ama mucho, las palabras llegan casi a sobrar. La contemplación es el fruto que se experimenta después de haber orado la Palabra. Esa presencia del Señor suscita estupor y conversión, otorga paz, descanso y una fe serena. Nos regala una nueva mirada de la realidad: comenzamos a mirar con ojos de admiración y gratitud, de alegría y de esperanza, gozando del misterio de Dios. <br />Esta actitud contemplativa nos sumerge en los acontecimientos de la vida cotidiana para descubrir y saborear en ellos la presencia bondadosa, activa y creativa de la Palabra de Dios.<br />

×