Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
"La Pomeña" - Historia de una zamba
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

"La Pomeña" - Historia de una zamba

  • 9,258 views
Published

La Poma y su gente, Eulogia Tapia la inspiradora de la famosa zamba de Manuel J. Castilla y Gustavo "Cuchi" Leguizamón. …

La Poma y su gente, Eulogia Tapia la inspiradora de la famosa zamba de Manuel J. Castilla y Gustavo "Cuchi" Leguizamón.

Eulogia Tapia, en la poma,
al aire da su ternura,
Si pasa sobre la arena,
y va pisando la luna.
Si pasa sobre la arena,
y va pisando la luna.

El trigo que va cortando,
madura por su cintura.
Mirando flores de alfalfa,
sus ojos negros se azulan.
Mirando flores de alfalfa,
sus ojos negros se azulan.

El sauce de tu casa,
Te está llorando.
Porque te roban, Eulogia,
carnavaleando.
Porque te roban, Eulogia,
carnavaleando...

La cara se le enharina,
la sombra se le enarena.
cantando y desencantando,
se le entreveran las penas.
cantando y desencantando,
se le entreveran las penas.

Viene en un caballo blanco,
La caja en sus manos tiembla,
y cuando se hunde en la noche,
es una dalia morena.
Y cuando se hunde en la noche,
es una dalia morena.

El sauce de tu casa, está llorando
porque te roban, Eulogia,
carnavaleando...
Porque te roban, Eulogia,
carnavaleando...

Published in Entertainment & Humor
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Muy bella historia, muy nuestra.
    Sabemos de la relevancia que tiene el canto popular en relacióna la memoria, a esto de rescatar o incluir en la historia a aquellos sujetos populares borrados en los discursos hegemónicos. Entiendo que trabajos como el tuyo trabaja en el mismo sentido.
    Además me encanta escuchar La Pomeña en la voz de Hernán Figueroa Reyes.
    Gracias Alicia, Silvia
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • Alicia,
    son así los cantares americanos,
    azulados por flores de alfalfa.
    Un abrazo y un gracias azulados.
    Héctor
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • <br /><object type="application/x-shockwave-flash" data="http://www.youtube.com/v/vrlaOr2YL84&hl=es&fs=1&rel=0" width="350" height="288"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/vrlaOr2YL84&hl=es&fs=1&rel=0"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/vrlaOr2YL84&hl=es&fs=1&rel=0" width="350" height="288" type="application/x-shockwave-flash"></embed></object>
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • hola Alice!! me encanto la presentacion, un gran abrazo como siempre.grace
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
9,258
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
25
Comments
4
Likes
3

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La Pomeña Historia de una zamba
  • 2. Eulogia Tapia es la pomeña. Y La Pomeña es una famosa zamba que cuenta la historia de una coplera en tiempos de carnaval, con letra de Manuel J. Castilla y música de Gustavo &quot;Cuchi&quot; Leguizamón.
  • 3. Regresaba del alfalfar como cualquier tarde. La hoz en la mano y su padre junto a ella. &quot;Eulogia, Eulogia&quot;, gritó su madre cuando los vio llegar. &quot;Acaba de salir por la radio una zamba que te nombraba. Hablaba del blanco (el caballo) y de la caja&quot;. Esa es la voz de los recuerdos que retumban desde el fondo de los años. Eulogia no le creía, o simplemente no podía entender que su nombre bailase en una canción. Eulogia vive en la actualidad en un puesto de campo, apenas alejada del pueblo de La Poma, en el norte salteño. Detrás de sus ojos hay un recuerdo y detrás de esa zamba, una historia.
  • 4.  
  • 5. A pesar de la popularidad de su nombre las cosas no han cambiado mucho para ella. Cada mañana de verano se la puede encontrar de botas de goma y ordeñando, con la mirada de la timidez perdida en el piso de tierra, a punto de sacar unas hojas de coca de su bolsita verde, o mateando con su marido bajo el alero de su casa de adobe. La escena que alude la zamba sucedió hace tiempo atrás, en La Poma. Aquella vez el sol pesaba sobre el boliche la Flor del Pago. Cuidando los intereses de los patrones un cartel repetía: &quot;Almacén la Flor del Pago, no fío por temor al clavo&quot;.
  • 6.  
  • 7. Detrás del mostrador estaba Amanda Aramayo, probablemente secando vasos con su delantal y tomando notas visuales de reojo. Del lado de los clientes, como escondido detrás de una cerveza, había un hombre barbudo: Manuel J. Castilla. “ En ese momento entró la Eulogia con la caja bajo el brazo y la cara llena de harina&quot;, recuerda doña Amanda, una testigo invalorable. &quot;Era joven, tendría 18 o 19 años en esa época y así nomás comenzó el contrapunto&quot;. El contrapunto es un ir y venir de coplas, una especie de diálogo musical entre dos personas donde gana quien no pierde la inspiración.
  • 8.  
  • 9. De esa forma estuvieron animando el ingenio hasta que, como asegura la testigo, &quot;Castilla no tuvo más que decir&quot;. Había ganado Eulogia. Bajo la mirada impávida del poeta derrotado la joven pomeña salió por la puerta, desató su caballo blanco y rumbeó para el lado de &quot;las casas&quot;. No sea que la noche y su padre la sorprendan en el boliche. Al día siguiente Castilla todavía no asumía su derrota. Pidió el tractor verde de la municipalidad –que aún camina la Puna- y fue hasta el rancho de Eulogia, ubicado en Ampostuya.
  • 10.  
  • 11. Amanda recuerda que tampoco en esa oportunidad le fue muy bien por el recibimiento que tuvo en el rancho de los Tapia. &quot;No se va a creer, si don Joaquín, el padre, era bravo como el cardón&quot;. Otra vez había perdido el poeta. Al regreso de la frustrada visita hizo una parada obligatoria; otra vez el boliche. Otra vez Amanda. &quot;Todo tiznado por el humo del tractor&quot; el poeta recibió otra botella de cerveza fría y desnudó sobre el mostrador su bagaje de penas. A la mañana siguiente Castilla se fue. Tal vez desde la ciudad de Salta quiso vengar su derrota.
  • 12.  
  • 13. Ahora su poesía vive en La Poma y se larga a volar desde arriba de las nubes, cuando el Cuchi le chifla con su música. Y juntos la siguen vengando, cantando en cada estrofa. El contrapunto es una especie de diálogo musical a través de la copla, en el que gana quien no pierde la inspiración y deja callado y sin respuestas al rival. Fue así que Castilla decidió plasmar su derrota en un poema que luego, musicalizado por el genial Leguizamón, convirtió a Eulogia en una leyenda que aún deambula por los desfiladeros junto a sus cabras y sigue cortando trigo maduro, mirando flores de alfalfa y carnavaleando.
  • 14.  
  • 15. El sauce de tu casa está llorando porque te roban Eulogia carnavaleando
  • 16.  
  • 17. las flores de alfalfa que azularon los ojos negros de Eulogia Tapia Imágenes de La Poma en la Provincia de Salta “ La Pomeña” Zamba Canta: Hernán Figueroa Reyes Presentación realizada en Buenos Aires – Argentina por Meg