• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Boldo...divulgalo urgentemente
 

Boldo...divulgalo urgentemente

on

  • 2,787 views

TOMAR TE DE BOLDO CON MODERACION...O DEJARLO DE TOMAR YA QUE CAUSA DESORDENES MENTALES COMO EL MAL DE PARKINSON!!!

TOMAR TE DE BOLDO CON MODERACION...O DEJARLO DE TOMAR YA QUE CAUSA DESORDENES MENTALES COMO EL MAL DE PARKINSON!!!

Statistics

Views

Total Views
2,787
Views on SlideShare
2,787
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1 previous next

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Boldo...divulgalo urgentemente Boldo...divulgalo urgentemente Document Transcript

    • DIVULGALOURGENTEMENTE!!!TE DE BOLDO CAUSAMAL DE PARKINSON!!!“No se recomienda el uso del boldo durante períodos de más de cuatrosemanas ni tampoco el uso del aceite esencial de boldo debido a lapresencia de sustancias como ascaridol y 4-terpineol, que son tóxicase irritantes”, dice www.Portalfarma.comDemostrativo de como se omite, quizás deliberadamente, contrariar losintereses económicos de los productores de fármacos y similares. Losresponsables de la salud pública parecen ser sus cómplices.LA INFORMACIÓN ES PODER!!!! COMO DICE LA DOCTORA AL TERMINAR ESTEINFORME..."PARA QUE CONSUMIR ALGO QUE ES TOXICO" BUENO AINVESTIGAR, CONSUMIDORES, E INFORMAR...ESTO HACE A LA SOLIDARIDAD.Boldo: LA HIERBA BUENA QUE HACE MAL!!!Que un científico de primera línea denuncie que una bebida muy comúnes tóxica sería motivo de alarma en cualquier país del mundo. Sinembargo, en Uruguay eso ocurrió y no pasó nada.En junio de 2007 la doctora Irene Litvan dijo en el programa Viva latarde de radio Sarandí que el té de boldo mataba las células delcerebro y podía desencadenar un tipo raro y grave del mal de Parkinsonllamado PSP. “El té de boldo no se debería tomar.Parece algo común pero es realmente muy tóxico. Hay muchos estudioshechos en Francia, en Alemania, que demuestran la toxicidad de algunassustancias que posee”, dijo la doctora.
    • En noviembre de 2007, Litvan volvió a repetir sus advertencias en lamisma radio y alertó sobre el consumo de boldo como digestivo. “Notiene casi sentido que uno pueda mejorar la salud con una sustanciaque mata las células”, afirmó la doctora. No tiene ninguna lógica,agregó, “querer tener un buen hígado y un mal cerebro”.Semejantes acusaciones deberían haber provocado algún tipo de reacciónde las autoridades y una respuesta de los fabricantes y agentescomerciales del boldo. Pero nada de eso ocurrió.Litvan no es una doctora más. Nacida en Montevideo y radicada enEstados Unidos, es una autoridad neurológica mundial. Es directora delPrograma de Movimientos Anormales de la Universidad de Louisville.Su trabajo consiste en investigar cómo frenar los efectos deenfermedades como el Parkinson y el Alzheimer. El Instituto de Saludde Estados Unidos le otorgó 3,4 millones de dólares para financiar susinvestigaciones, según informó el diario El País de Montevideo.Litvan procura también determinar qué tipo de sustancias pueden hacerque una persona con cierta predisposición genética termine por padecerel Parkinson o una variante más compleja y grave, la ParálisisSupranuclear Progresiva (PSP), una enfermedad en la cual los pacientesno responden a los medicamentos. Esas sustancias que puedendesencadenar estas graves enfermedades pueden ser alimentos. Y es allídonde aparece el boldo.De la guanábana al boldoEl boldo es un árbol de hojas perennes que puede medir hasta seismetros y crece principalmente en Chile, aunque también en Argentina yPerú. También se lo cultiva en países europeos y africanos de lacuenca del Mediterráneo, donde se aclimató. El boldo mueve muchodinero: sólo Chile exporta más de mil toneladas de hojas al año. Lasexportaciones chilenas crecieron 127% entre 2002 y 2007. Su principalcliente es Argentina, seguido de Brasil, Paraguay y España.Las cualidades medicinales de este árbol –un arbusto en realidad- sonconocidas desde hace siglos, en especial como estimulante hepático,pero también como diurético, digestivo, sedante y antioxidante.Pero en 1999 ocurrió algo. La neuróloga francesa DominiqueCaparros-Lefebvre comenzó a investigar por qué en la isla deGuadalupe, en el Caribe, había un número excepcionalmente alto decasos de PSP y manifestaciones atípicas del mal de Parkinson.De la investigación surgió que un alto porcentaje de esos enfermos de
    • PSP y Parkinson atípico comían con frecuencia los frutos de unosárboles llamadosAnona muricata y Anona purpurea, y bebían un té hechocon sus hojas. Las frutas de estos árboles son conocidas como pawpaw osoursop en Guadalupe, pero existen en otros lugares de América. Elsoursop en castellano es conocido como guanábana y se lo llamagraviola en portugués. En el nordeste de Brasil, muchos lo habránprobado de vacaciones, en exquisitos jugos y helados de color blanco.El siguiente paso fue estudiar la composición química de la guanábana.Se descubrió entonces que esta planta posee unos alcaloides muytóxicos, como la reticulina y la isoboldina. Sucesivos estudios delaboratorio revelaron que, por ejemplo, la reticulina mata cierto tipode células cerebrales. En laboratorios, estos alcaloides desataron elParkinson en animales. “Uno o dospawpaw al mes durante dos años hacenque una rata tenga parkinsonismo”, dijo Litvan.La doctora Caparros-Lefebvre y sus colaboradores estudiaron luego quéotros plantas consumidas por el ser humano poseen los mismosalcaloides tóxicos. El boldo fue señalado como una de ellas. Otrasfueron la fumaria, la hidrastis y la celidonia.La doctora Litvan, entrevistada por correo electrónico para estereportaje, relató que fue la propia Caparros-Lefebvre quien leadvirtió que el té de boldo que se consume en países como Argentinarepresentaba el mismo peligro que el té de guanábana y otras plantassimilares consumidas en Guadalupe.Litvan hizo pública esta información en un artículo publicado en 2003en la revista científica Movements Disorders con el título de “Updateof epidemiological aspects of Progressive Supranuclear Palsy”, cuatroaños antes de la entrevista en radio Sarandí.Investigación truncaLos estudios de Caparros-Lefebvre son hoy una referencia en el mundoentero. Una búsqueda en Google del nombre de la doctora francesaarroja 16.300 resultados.Pero, curiosamente, la relación entre el boldo y el Parkinson pudo serdescubierta en Uruguay años antes que Caparros-Lefebvre realizara sucelebrado trabajo.Entre 1995 y 1997 en el Instituto de Investigaciones BiológicasClemente Estable se desarrolló una investigación conjunta entre esadependencia estatal y dos laboratorios privados, que financiaban elexperimento. El objetivo era estudiar si el boldo podía servir para
    • combatir el mal de Parkinson.“Pensamos que el boldo, como es un muy buen antioxidante, podía serútil contra el Parkinson”, dijo Federico Dajas, médico e investigadorjefe del Departamento de Neuroquímica del Clemente Estable.Bajo esa hipótesis de trabajo, el boldo comenzó a ser administrado aun grupo de ratas con Parkinson. Pero los resultados no fueron losprevistos. “Las ratas no mejoraban. Algunas se mantenían igual y otrasempeoraban”, relató Dajas.Como el efecto del boldo era contrario al planteado en la hipótesisdel experimento, sus responsables decidieron suspenderlo antes de quellegara a su fin. Por eso nunca se publicaron sus resultados, nitampoco se divulgó lo ocurrido.Hoy Dajas sostiene que de lo experimentado no se pueden extraerconclusiones válidas para los humanos. Por un lado la experiencia nose terminó. Por otro lado, “de lo que ocurre con las ratas es muyarriesgado inferir una conclusión clínica porque las ratas recibendosis muy altas”. También destacó que no todas las especies animalesreaccionan igual ante los alimentos.Sin embargo, a la luz de los descubrimientos realizados apenas un parde años después por Caparros-Lefebvre, parece evidente que, entérminos de simple y puro conocimiento, hubiera sido bueno seguiradelante con aquel experimento que estaba revelando información tangrave sobre un producto que miles de uruguayos consumen día a día.“Tan importante como saber si el boldo hace bien es saber si hacemal”, dijo la doctora Litvan por correo electrónico.Natural y también tóxicoLos neurólogos uruguayos saben que Litvan es una científica deprestigio mundial, pero por ahora en lo que respecta al boldoprefieren mirar para otro lado. La doctora Ofrenda de Medina,integrante del grupo de trabajo sobre Parkinson de la Sociedad deNeurología, dijo que las investigaciones de Caparros-Lefebvre y lasdenuncias de Litvan son datos sobre los que hay que “esperar unaconfirmación”.De todos modos, la neuróloga alertó sobre el consumo imprudente dehierbas supuestamente medicinales.“Lo principal es que la gente sepa que las hierbas pueden no serinofensivas. Hay que asesorarse, porque algunas son muy tóxicas”.La doctora Salomé Fernández, integrante del CIAT y experta en
    • toxicología, dijo que “aunque son pocas las especies vegetales cuyatoxicidad intrínseca es elevada, la administración reiterada de dosiselevadas de una planta aparentemente inocua puede ser nociva”.Que el boldo tiene componentes tóxicos es algo que se conoce desdemucho antes que las investigaciones de Caparros-Lefebvre. El boldo,por ejemplo, tiene ascaridol, una conocida sustancia tóxica, peligrosasi se la ingiere en demasía o por período prolongados.Por eso, en varios portales de Internet dedicados al uso de hierbas oa la información sobre medicamentos se advierte que el boldo no puedebeberse en forma permanente.“No se recomienda el uso del boldo durante períodos de más de cuatrosemanas ni tampoco el uso del aceite esencial de boldo debido a lapresencia de sustancias como ascaridol y 4-terpineol, que son tóxicase irritantes”, dice Portalfarma.com.También se agrega que “el boldo no debe usarse durante el embarazodebido a la presencia de ascaridol, que es una sustancia tóxica quepuede producir efectos adversos en el feto”.En la página web del doctor Alberto Cormillot se sostiene que el boldono debe ser consumido por “pacientes con obstrucciones en el tractobiliar o con enfermedad hepática severa”. También que “dosis muy altaspueden causar parálisis”. Esas advertencias están basadas en lamonografía Intoxicaciones por té y yuyos de Carolina Rojido, YaninaPross y Andrés Zapata, de la Cátedra de Pediatría II de la UniversidadNacional de Rosario.Sin embargo, este tipo de precauciones no son conocidas en general porel público, que consume boldo para mejorar su digestión.Para la doctora Litvan es grave que el boldo se venda en forma libre,sin ningún tipo de advertencia y sin que se divulgue los peligros queentraña.Cuando fue entrevistada por radio Sarandí, una oyente llamó y contóque había tomado boldo durante siete años consecutivos. En formaparalela comenzó a perder la vista por un motivo que los médicosestimaban inexplicable. La perdida de visión, originada en un problemaneurológico, sólo se detuvo, según contó, cuando dejó de beber lasinfusiones de la hierba.A través del correo electrónico se le preguntó a Litvan si considerabaque existía una dosis segura para consumir el boldo. Respondió: “¿Paraqué tomar algo que puede ser tóxico? Es como jugar con fuego”.