Your SlideShare is downloading. ×
Paradojas posmodernismo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Paradojas posmodernismo

305
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
305
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. EDUCACIÓN PARA UNA MUNDIALIZACIÓN CON ROSTRO HUMANOForo de Análisis y Difusión de la 47ª Conferencia Internacional de Educación: “Una educación de calidad para todos los jóvenes. Desafíos, tendencias y prioridades” Panel: “Responder a las necesidades educativas para una mundialización con cara humana” Saltillo, Coah., 11 de noviembre de 2004 Carmen Carrión CarranzaAgradezco a la Profra. Angeles Errizuris la invitación para compartir conustedes algunas reflexiones acerca la educación como factor de convivenciamundial con rostro humano. Vivimos una época de enorme complejidad debido, a mi juicio, por lasparadojas que se nos presentan a diario y por las que continuamente, tenemosque hacer elecciones a veces satisfactorias y otras que van a dejar una dudaconstante. Solo ejemplificaré algunas de estas paradojas, que son propias denuestra cultura social y otras que forman parte de nuestra época. Tomo la noción de paradoja en sus tres acepciones: como idea extrañau opuesta al común de la sociedad; como aserción inverosímil o absurda, quese presenta como apariencia verdadera y como el empleo de expresiones queenvuelven contradicción. Por ejemplo, la frase “Ciudad del Conocimiento” evoca un espaciodedicado a las manifestaciones y reproducciones culturales de todo orden y deacrecentamiento de los saberes; sin embargo el concepto real refiere unaforma de organización del conocimiento cuyo propósito es la producción debienes y servicios, es decir, es un concepto económico. Otro ejemplo, máspróximo a nosotros, es el hecho de que el ejercicio de un derecho ciudadanoobstaculiza la preservación de derechos humanos, como es el caso de lareciente Resolución 200 en el estado Norteamericano de Arizona. Un ejemplo de la segunda acepción del término “paradoja”, es eldiscurso político internacional que trata de convencer de la corrección moral 1
  • 2. de la teoría de las guerras preventivas. Esta forma de razonar me recuerda losexperimentos psicológicos que tratan de establecer conductas que puedendevenir en comportamiento delictivo, de manera que quien en su infanciamuestre alguna tendencia incorrecta desde el punto de vista social, puede sercorregido de inmediato. Este razonamiento es uno de los fundamentos de los mecanismossociales de represión política y social, como lo han mostrado las políticas desolución final del centro de Europa en los años 30 y 40 o la operación cóndoren Latinoamérica en los años 70. La paradoja se hace más compleja cuando por razón de procesos deexpiación de culpas, se opta por el relativismo ético, donde todo es posible sino nos molesta la actuación de los otros. Tal es el extremo del respeto aderechos consuetudinarios de poblaciones de tradición autóctona, donde larepresión y maltrato femenino se tolera en razón de ese derecho. La paradoja que considero paradigmática, que envuelve la contradicciónmás conspicua de nuestra época, es el contraste entre los mayores logros queha conocido la humanidad en desarrollo científico y tecnológico y la amenazade un entorno invivible por efecto de las acciones humanas, producto de esedesarrollo.¿Qué podemos hacer los educadores ante esta complejidad? ¿Cómo educar aniños y adolescentes que se van a enfrentar con paradojas futuras,previsiblemente más complejas aún? Las respuestas que hasta ahora nos han dado las ideologías políticas, lasreligiones y las tradiciones familiares parecen desdibujarse y perder sentidofrente a opciones que parecen perfectamente racionales. Los jóvenes ya sonindiferentes a respuestas unidireccionales y dogmáticas. Intuyen con toda suinteligencia la complejidad de las paradojas; ya saben que es realidad laselección embrionaria por manipulación genética a pesar de las oposicioneseclesiásticas o de grupos políticos; saben que las leyes se cumplen poco o sucumplimiento es manipulado; entienden mejor que nosotros los adultos,mucho mejor, la lógica de la tecnología digital, comprenden su estructura y supropósito, sea como juego o como herramienta escolar, de comunicación o decreación. Les es propia esa tecnología, nació con ellos, y han traído consigo,no sabemos cómo, un chip análogo al espíritu de los tiempos. Saben más de loque nosotros los adultos nos podemos imaginar, de su mundo, de susaspiraciones y de sus expectativas. ¿Cómo educar a estos seres multidimensionales para que nos crean queestamos a la altura de su inteligencia? Les propongo que discutamos algunas 2
  • 3. ideas que, desde luego, no son originales pero que, en mi opinión, nos dirigehacia un mejor camino y un mejor sentido de las instituciones escolares. Quiero advertirles, como todos sabemos, que la escuela es una parteimportante, pero solo complementaria del desarrollo de los alumnos. Así lohan mostrado los estudios que estudian los factores asociados con la calidadeducativa. La familia y el entorno social es el principio del camino; la escuelaes el medio protegido para enseñar al individuo a actuar por sí mismo, en unmedio social diferente al de la familia. No debe olvidarse, sin embargo que, enalgunos medios, la escuela tiene un sentido compensatorio por ausencia odeficiencia del medio social originario. De manera que las ideas que expongo ahora se refieren al medio escolarsin olvidar que, idealmente, la familia tendría que compartirlas para aminorarla complejidad de las paradojas. 1. Educar para la diferencia. Desde que a partir del Siglo XIX se constituyeron los Estados nacionales, éstos asumieron la responsabilidad de la educación de los ciudadanos con modelos educativos homogéneos, que dieron pie al discurso de la igualdad de oportunidades a través de la escolarización. Los nuevos desarrollos de la tecnología de información y comunicaciones ha traído consigo la disposición omnipresente de conocimiento; de manera que las intenciones de igualación por la norma curricular ya no tiene ninguna condición de posibilidad, cuando menos ninguna para aquellos que pueden tener acceso a esas tecnologías. Esta situación nos lleva a volver a pensar las nociones de igualdad y, a mi juicio, tendríamos que reflexionar la propuesta de algunos educadores de redimensionar la escuela como lugar de expresión de lo que hace diferente a los individuos. La igualdad, entonces, se ubicaría en la oportunidad que podrían tener todos de mostrar su individuación, esto es, la libertad para construir su forma particular de vivir la vida y de mostrar su existencia en el mundo. De esta manera, la escuela tendría que potenciar la diferencia no la igualdad. 2. Educar para la complementariedad. Si asumimos la diferencia como connatural a la expresión de vida de los individuos, podemos entonces pensar también en la necesidad de la complementariedad necesaria de unos con otros para vivir en sociedad, 3
  • 4. como efectivamente lo hacemos. Nadie sabe todo ni conoce todo ni escapaz de asumir todos los papeles que las circunstancias a cada momentole exigen, sea en el estudio, en el trabajo y en todos los órdenes de la vida. Las nociones de trabajo colaborativo de las teorías pedagógicas,basadas en el constructivismo, comparten esta idea fundamental. La escuela tendría, entonces, que asumir las diferencias y establecerlos espacios de trabajo de enseñanza mutua entre los individuos. Deboaclarar que no comparto la idea del aprendizaje en situación social, comoúnica condición o condición de fundamento; para mí es evidente que nadieaprende por nadie; sí creo que el diálogo entre alumnos y con el profesor,es educativo, es enseñanza; es decir, lleva a reconfigurar las propiasnociones y conceptos y a una mejor comprensión, pero esta construcciónes de cada uno, por necesidad, y tienen un componente afectivo, volitivo.3. Construcción de objetos de conocimiento. Lo anterior nos lleva a ensayar nuevos modelos de enseñanza que cumplan con algunas de las condiciones anteriores. Uno de estos modelos ha sido derivado de la noción de “objetos de conocimiento” u “objetos de aprendizaje”, que recuerda algunas de las propuestas educativas de los años 70, como la organización curricular por módulos. Una de las propuestas alrededor de esta noción indica que el conocimiento alrededor de un objeto puede ser construido y reproducido permanentemente. De esta manera, lo que los expertos en alguna materia, por ejemplo ciudadanía o desarrollo sustentable, pueden dar de información, puede ser reconstruida en el diálogo entre profesor y alumnos y entre alumnos, a manera de un rompecabezas. Es posible que estas reconstrucciones lleven a nuevas reflexiones por parte de los expertos y así sucesivamente. Ensayos como estos son alentadores pero también se enfrentan a los modelos de sistemas educativos herederos del siglo XIX, ya no por imposibilidad de acceso a conocimiento sino porque no son admitidos por las normatividad y la vocación natural de los Estados nacionales por el control social. 4
  • 5. 4. La expansión del mundo personal a través de la red. Por causa de los medios electrónicos ya es posible la experiencia virtual de situaciones más allá de nuestra experiencia próxima. La escuela está dejando de ser el medio de expansión social más allá del círculo familiar y de integración, por excelencia, al del mundo civilizado. Sin embargo, habría que recordar que las tradiciones son el lugar de encuentro con los referentes de identidad; es el lugar de diálogo con el pasado y el futuro y es, paradójicamente, el lugar donde se manifiesta la imposición de pensamiento y de formulaciones éticas, pero también es el lugar de ruptura y continuidad transformada. En fin, en palabras de J. Haberlas, es el lugar donde por mediación de la expresión de la libertad individual, se está en posibilidad de llegar a la reconstrucción de las verdades comunes. Con estas circunstancias, si la escuela sobrevive como medo de expansión del mundo civilizado, será porque ha sido capaz de constituirse en un espacio de reconstrucción de las tradiciones nacionales, les ha dado sentido frente a las tradiciones globales y ha encontrado la consonancia entre ambas. Es mi opinión que una escuela cuyo propósito sea crear esos espacios, adquirirá un significado más próximo al mundo juvenil.5. Valores universales. Los educadores del mundo grecolatino, los del Renacimiento, los que forman parte de nuestra tradición educativa occidental, han sabido desde siempre que la mejor forma de introyección de principios éticos y valores de convivencia humana es la emulación, la identificación temprana con un personaje o persona vista como superior moral o intelectualmente. Hablé hace un momento de la paradoja de la apariencia verdadera; como dije, los adolescentes también saben de ella. La escuela, los maestros y el medio social no pueden ser sino fuente de emulación más allá del círculo familiar, a mi juicio si se pierden estas fuentes, el discurso de “educación para la formación de valores” carece de sentido verdadero y no tiene significado formativo. Estas son algunas ideas que, sin ser originales, vale la pena recordarlas de vez en cuando para regresar a los fundamentos del sentido original de la institución social educativa. 5
  • 6. 6. Valores universales. 6

×