Emoción y cognición…
El corazón es el centro de nuestras emociones, debido a que en El, brotan los
pensamientos y esto ori...
discurso resulta moderno debido a que las emociones se ubican en un contexto
fisiológico y se convierte en un objeto de un...
Otro aspecto es el fundamento de la vida en el hombre natural, es cuádruple, según
Paxson (1976): voluntad propia, amor pr...
Por lo que a Sócrates (470-399 a.c.) Le parecía no conocer otra cosa que su propia
ignorancia. El problema desde la óptica...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Emocion y cognicion

204 views

Published on

una aproximacion para un proyecto de tesis doctoral que vincula a las emociones, cognicion ,mente y corazon desde una vision secular y religiosa con un abordaje fenomenologico

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
204
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Emocion y cognicion

  1. 1. Emoción y cognición… El corazón es el centro de nuestras emociones, debido a que en El, brotan los pensamientos y esto origina la actitud, que puede ser expresada en sentimientos de odio, amor, perversidad, compungir, justicia, incredulidad, afabilidad, apacibilidad y reprensión entre otras. A todo esto se puede decir que, en el día a día, el hombre examina y califica lo que esta delante de sus ojos, no lo que sale del corazón. En el corazón los sentimientos estarán almacenados y su repetición puede trascender a través del tiempo. Un corazón limpio de sentimientos adversos recibirá la bendición de vivir en plenitud, en otras palabras, en el resguardo de este, radica la vida en calidad. Otro elemento a considerar es la expresión oral, el sentido del oído y el sentido de la visión; se puede calificar como la medicina del cuerpo. De manera que, donde este enfocado el corazón, allí estará centrado el interés del individuo . Ahora bien, este contexto es conveniente que se visualice en una realidad social que también de igual manera abarca una realidad educativa con un abordaje fenomenológico e integrador y una racionalidad interpretativa que desmenuce a las emociones y los procesos cognitivos con la finalidad de la comprensión de su significación. En la búsqueda de la verdad es oportuno establecer un fundamento epistemológico acorde con el fenómeno en estudio que apunta hacia la fenomenología por lo que es requerido la presentación de múltiples perspectivas para describir el fenómeno en su contexto. Así, El filosofo Descartes (1596-1650) en un ensayo titulado, las Pasiones del Alma (1649), plantea que el instrumento fisiológico con que se realiza la interrelación entre alma y cuerpo procede del pneuma que se genera en el corazón tras la depuración de la sangre, circula por todo el cuerpo atravesando nervios e interactúa con el alma a través de la glándula pineal. Si se suprime el pneuma, este
  2. 2. discurso resulta moderno debido a que las emociones se ubican en un contexto fisiológico y se convierte en un objeto de un análisis científico. Asimismo Descartes ubica a las emociones como influencias negativas en el pensamiento intelectivo debido a que disminuyen su eficacia recurriendo al término de afección. Las emociones son esenciales para vivir como orientación hacia el instinto de supervivencia. Por lo que se debe poseer un completo control de las propias emociones porque su efecto se manifiesta en el nivel intelectivo, en una disminución de las capacidades de juicio. Otro enfoque, establece que el cuerpo es el envoltorio donde padecemos todos los síntomas como los dolores de cabeza, trastornos nerviosos del aparato digestivo, alergias, trastornos respiratorios y las palpitaciones del corazón. Se menciona al cuerpo como sinónimo de carne; donde el individuo lucha con la inferioridad, inseguridad, inadecuación, culpas, preocupaciones, ansiedades y dudas. Todo lo anterior influye en la mente, desembocando en pensamientos obsesivos, ideas fijas y fantasías. La mente toma control de las emociones y la voluntad. A la vez las emociones controlan a la voluntad cerrando un ciclo. En la voluntad radica la sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, celos, envidia, ebriedad, estallidos de ira y las disensiones. Con respecto a las emociones, donde esta vinculado el corazón, se pueden mencionar el rencor, la amargura, la depresión. El centro del círculo estaría el espíritu, en el cual opera el aspecto religioso o la relación intima con Dios. Aquí yace el perdón, seguridad, aceptación, valor, salvación y certidumbre. El espíritu incide en la mente. De esta manera, si en la voluntad se encuentra la cognición y la emoción es la motivación en la mente se genera una transformación que incidirá en el cuerpo en una satisfacción.
  3. 3. Otro aspecto es el fundamento de la vida en el hombre natural, es cuádruple, según Paxson (1976): voluntad propia, amor propio, confianza propia y exaltación propia; y sobre estos cimientos se levanta una construcción que es un inmenso “yo”. Vida que gira alrededor del “yo”, afirmación de si mismo, orgullo de si mismo, indulgencia consigo mismo, complacencia consigo mismo, buscar lo suyo, compadecerse de si mismo, sensibilidad para lo suyo, defensa de lo suyo, suficiencia propia, conciencia de lo propio, justicia propia, vanagloria de lo propio, estos son los materiales con que se levanta el edificio, es por esta razón que Lutero el fundador de la nueva religión protestante (1483-1546), decía…. “tengo mas miedo a mi propio corazón…… El problema se centra en responder a la interrogante… ¿donde radica la relación de la capacidad cognitiva y las emociones?. Pensadores, filósofos y moralistas, desde tiempos antiguos hasta nuestros días han tratado de mejorar el corazón humano. El balance es negativo debido a que la filosofía del yo impera aun. En otras palabras en el corazón radica el conocimiento, si existe una armonía entre mente y cuerpo; esto se alcanza con un balance entre emoción y cognición. Por consiguiente, ¿a través de que proceso actúa la cognición?, El filosofo Nicolás de Cusa (1401-1464) plantea la tesis que establece una proporción entre el conocimiento y lo ignoto; por consiguiente, el proceso de progresión de este conocimiento es lento y gradual. La búsqueda cognoscitiva no puede ir más allá del actual nivel de conocimientos. Cualquier investigación consiste en una proporción comparativa, sin embargo, llegar a la exactitud de las combinaciones en las cosas corporales y a una proporción perfecta entre lo conocido y lo ignorado es algo superior a las capacidades de la razón humana. Es evidente pues que en lo que concierne a la verdad no sabemos otra cosa que es incomprensible en su realidad de manera precisa ; que la verdad es como la necesidad mas absoluta , que no puede ser menos ni mas de lo que es, y que nuestro intelecto, en cambio es posibilidad.
  4. 4. Por lo que a Sócrates (470-399 a.c.) Le parecía no conocer otra cosa que su propia ignorancia. El problema desde la óptica de este fundador de la tradición filosófica occidental es ¿si es posible el conocimiento o un conocimiento absoluto?. Su tesis se baso en que no se puede conocer algo si no se parte reconociendo su propia ignorancia. Al respecto Salomón (970-931 a.c.) sostenía que todas las cosas son difíciles e inexplicables con nuestras palabras; la sabiduría y el lugar de la inteligencia están ocultos a los ojos de todos los seres vivos. Tanto es así que, Aristóteles (384-324 a.c.), el mas profundo de los pensadores afirma en su filosofía primera que las cosas mas evidentes por su naturaleza encontramos una dificultad similar a la de la lechuza que intenta mirar al sol ósea que deseamos saber que no sabemos, puesto que el deseo de saber que hay en nosotros no debe ser vano. Y si podemos conseguirlo, habremos conseguido una docta ignorancia. El problema que plantea es porque los hombres desean el conocimiento? . La tesis plantea que el deseo de conocer es intrínseco a la naturaleza humana y nace del asombro frente a la belleza del mundo. Todo conocimiento produce una sensación de alegría, sea que se trate de una simple percepción o, con mayor razón, cuando proviene de una pura intuición intelectual.

×