Proyecto educativo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Proyecto educativo

on

  • 1,185 views

Proyecto educativo

Proyecto educativo
CEIP San Gregorio de Osset (Alcalá del Río, Sevilla)

Statistics

Views

Total Views
1,185
Views on SlideShare
1,120
Embed Views
65

Actions

Likes
1
Downloads
5
Comments
0

2 Embeds 65

http://ceipsangregorio.blogspot.com.es 64
http://www.ceipsangregorio.blogspot.com.es 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Proyecto educativo Proyecto educativo Document Transcript

  • CEIP SAN GREGORIO DE OSSET ALCALÁ DEL RÍO SEVILLA PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO Octubre de 2011
  • ÍNDICE 1. OBJETIVOS PARA LA MEJORA DEL RENDIMIENTO ESCOLAR Y LÍNEAS GENERALES DE ACTUACIÓN PEDAGÓGICA. 1.1 Principios organizativos del centro. 1.2 Currículo que pretendemos desarrollar. 1.3 Valores que pretendemos educar desde el centro. 2. COORDINACIÓN Y CONCRECIÓN DE LOS CONTENIDOS CURRICULARES, ASÍ COMO EL TRATAMIENTO TRANSVERSAL EN LAS ÁREAS. 2.1 Parte troncal de la Educación Primaria. 2.1.1 Objetivos Generales de la Educación Primaria. 2.1.2 Objetivos de Etapa de cada área. 2.1.3 Competencias Básicas. 2.1.4 Tratamiento transversal en las áreas y la Educación en Valores. 2.1.5 Criterios Generales para la elaboración de las Programaciones Didácticas. 2.1.6 Criterios Metodológicos. 2.1.7 Criterios de evaluación y promoción. 2.2 Educación Infantil 2.2.1 Justificación. 2.2.2 Objetivos Generales. 2.2.3 Objetivos de las áreas. 2.2.4 Contenidos de cada área. 2.2.5 Competencias Básicas. 2.2.6 Criterios de Evaluación. 2.3 Educación Primaria: primer ciclo 2.3.1 Justificación. 2.3.2 Objetivos Generales. 2.3.3 Contenidos de cada área. 2.3.4 Enseñanzas propias de la comunidad autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. 2.3.5 Competencias Básicas. 2.3.6 Criterios de Evaluación. 2.4 Educación Primaria: segundo ciclo 2.4.1 Justificación. 2.4.2 Objetivos Generales. 2.4.3 Contenidos de cada área. 2.4.4 Enseñanzas propias de la comunidad autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. 2.4.5 Competencias básicas. 2.4.6 Criterios de Evaluación. 2
  • 2.5 Educación Primaria: tercer ciclo 2.5.1 Justificación. 2.5.2 Objetivos Generales. 2.5.3 Contenidos de cada área. 2.5.4 Enseñanzas propias de la comunidad autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. 2.5.5 Competencias Básicas. 2.5.6 Criterios de Evaluación. 3. PLAN DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD 3.1 Plan de compensación educativa. 3.2 Programas y planes de atención a la diversidad. 3.3 Plan de acompañamiento y extensión del tiempo escolar. 3.4 Apoyo a la Integración: Aula de Pedagogía Terapéutica y Compensación Educativa. 3.5 Equipo de Orientación Externa. 4. EL P.O.A.T 4.1 Introducción 4.2 Objetivos Generales 4.3 Planes de Actuación 4.3.1 Planes de la acción tutorial 4.3.1.1 4.3.1.2 4.3.1.3 4.3.1.4 Acogida e integración de alumnos/as Organización y funcionamiento del grupo/clase Evaluación inicial Desarrollo personal, adaptación escolar y convivencia (Todos los ciclos) 4.3.1.5 Adquisición y mejora de hábitos de trabajo 4.3.1.6 Temas transversales 4.3.1.7 Proceso de evaluación 4.3.1.8 Participación de la familia 4.3.1.9 Evaluación de la tutoría 4.3.1.10 Tránsito de ed. Infantil a 1º de primaria 4.3.1.11 Tránsito de 6º de primaria a 1º de ESO 4.3.2 Planes de Orientación y Atención a la Diversidad 4.3.2.1 Plan de Pedagogía Terapéutica y Educación Compensatoria 4.3.2.2 Plan de Equipo de Orientación Educativa 4.3.3 Programación, coordinación, seguimiento y evaluación 4.3.3.1 Los órganos colegiados del centro 4.3.3.2 ETCP 4.3.3.3 Los Equipos Docentes de Ciclo 4.3.3.4 El Equipo Docente de la Tutoría 4.3.3.5 La Tutoría 3
  • 5. EL PLAN DE CONVIVENCIA 5.1 Diagnóstico: análisis de la realidad del centro. 5.1.1 Características del centro y su entorno 5.1.2 Características de la Comunidad Educativa 5.1.3 Situación de la convivencia en el centro y actuaciones desarrolladas 5.1.4 La relación con las familias y las instituciones de la comunidad 5.2 Finalidades y objetivos del Plan de Convivencia 5.3 Normas generales de convivencia 5.3.1 5.3.2 5.3.3 5.3.4 5.3.5 5.3.6 Derechos y deberes del alumnado, de las familias y del profesorad 5.3.1.1 Derechos y deberes del alumnado 5.3.1.2 Derechos y deberes de las familias 5.3.1.3 Derechos y deberes del profesorado Normas de convivencia 5.3.2.1 Relativas al alumnado 5.3.2.2 Relativas a las familias 5.3.2.3 Relativas al profesorado Las correcciones 5.3.3.1 Principios generales 5.3.3.2 Gradación de las correcciones y de las medidas disciplinarias Conductas contrarias a las normas de convivencia y su corrección Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y corrección Procedimiento para la imposición de las correcciones y de las medidas disciplinarias. 5.4 La comisión de convivencia 5.5 Medidas a aplicar en el centro para prevenir, detectar, regular y resolver los conflictos que pudieran plantearse 5.5.1 Principios de actuación 5.5.2 Actividades 5.5.5.2.1 Plan de participación e integración del alumnado y de las familias en la vida del centro 5.5.5.2.2 Aplicación del plan de orientación y acción tutorial 5.5.5.2.3 Otras actividades del centro 5.5.3 Medidas específicas de organización y funcionamiento que inciden en la convivencia escolar 5.5.3.1 Sobre entradas, salidas, accesos y asistencia a clase 5.5.3.2 Sobre los recreos y su vigilancia 5.5.3.3 Normas básicas de aula (propuesta por el alumnado y aprobadas en referéndum) 5.5.3.4 Actuaciones comunes del profesorado en la convivencia diaria 5.5.3.5 Consideraciones respecto a la etapa de Educación Infantil 5.6 Difusión, seguimiento y evaluación del plan de convivencia 4
  • 6. PLAN DE FORMACIÓN DEL PROFESORADO 6.1 Justificación 6.2 Referentes normativos 6.3 Detección y necesidades formativas del profesorado a nivel de Centro 6.4 Elaboración del Plan de Formación para cada curso escolar 6.5 Coordinación con el organismo responsable de la formación 6.6 Modelo de Plan de Formación del Centro 7. LOS CRITERIOS PARA ORGANIZAR Y DISTRIBUIR EL TIEMPO ESCOLAR (HORARIOS, DEDICACIÓN A LA COORDINACIÓN DE CICLO Y PLANES O PROGRAMAS). 7.1 Horario general del centro 7.2 Horario lectivo semanal 7.3 Criterios para la confección de horarios 7.4 El horario individual del profesorado 7.5 El horario de los servicios complementarios y extraescolares 7.5.1 Plan de apoyo a las familias 7.5.1.1 Aula matinal 7.5.1.2 Actividades extraordinarias 7.5.2 Plan Escuelas Deportivas 7.5.3 Biblioteca Escolar 7.5.4 Atención a la Diversidad 7.6 Apertura del centro a la comunidad educativa 8. OBJETIVOS PARA LA MEJORA DEL RENDIMIENTO ESCOLAR Y LÍNEAS DE ACTUACIÓN PEDAGÓGICA. 8.1 Principios organizativos del centro. 8.2 Currículo que pretendemos desarrollar. 8.3 Valores que pretendemos educar. 9. PROCEDIMIENTOS Y CRITERIOS DE EVALUACIÓN 9.1 Consideraciones generales 9.2 Criterios comunes de evaluación 9.3 Procedimientos e instrumentos de evaluación. 9.3.1 Evaluación inicial 9.3.2 Evaluación continua 9.3.3 Evaluación final 9.3.4 Criterios de calificación 9.3.5 La evaluación del alumnado de NEE 9.4 Criterios de promoción 9.4.1 Segundo Ciclo de Educación Infantil 5
  • 9.4.2 Educación Primaria 9.5 Protocolo de información a las familias y procedimiento de reclamación 10. PROCEDIMIENTOS DE EVALUACIÓN INTERNA 10.1 Fundamento legislativo 10.2 Objetivos 10.3 Desarrollo del procedimiento 11. CRITERIOS PARA AGRUPAR AL ALUMNADO 6
  • 1. OBJETIVOS PARA LA MEJORA DEL RENDIMIENTO ESCOLAR Y LÍNEAS DE ACTUACIÓN PEDAGÓGICA Este apartado nos marca el camino y la propuesta educativa del centro que lo identifica y que de alguna manera le da una identidad propia ante la comunidad educativa. Se trata de unos principios básicos que se quieren promover y que sientan las bases de actuación en cada uno de los demás aspectos del Plan de Centro. ¿Cuáles son los principios organizativos, el currículum que pretendemos desarrollar, los principios metodológicos clave, y los valores a potenciar en nuestro alumnado que identifican a nuestro centro y que debemos desarrollar. 1.1 Principios organizativos del centro Partiendo de la realidad de nuestro colegio, a continuación exponemos los diferentes ítems que creemos prioritario potenciar, asentar o mejorar en lo que se refiere a la organización del centro como tal. Para ello, es necesario marcar los objetivos a cumplir en este ámbito organizativo y definir las claves necesarias para conseguir dichos objetivos o metas organizativas planteadas. OBJETIVOS QUE MARCARÁN NUESTRA ACTUACIÓN      Desarrollar una actuación común educativa entre el profesorado y las familias mejorando los cauces de comunicación e implicación de los padres y madres en la dinámica escolar con unas pautas de acción para mejorar los aprendizajes del alumnado. Establecer la atención a la diversidad como eje prioritario en nuestra labor docente, personalizando los aprendizajes al máximo de nuestras posibilidades tanto en el sentido de superar dificultades de aprendizaje como en el de ofrecer una enseñanza adecuada adaptando, en su caso el currículum, en función de las características y particularidades de cada alumno/a.. Caminar hacia una metodología común en el centro, coordinada y basada en la cooperación entre el profesorado, de forma que se actualice continuamente con la formación del mismo. Facilitar la consecución de un clima adecuado para alcanzar los objetivos que el centro se ha propuesto y permitan mantener un ambiente de confianza y colaboración entre todos los sectores de la comunidad educativa. Ejercer la autonomía pedagógica, de organización y gestión para poder llevar a cabo nuestros propios modelos y líneas aquí expuestos, en los términos recogidos por la legislación vigente (LOE y LEA). PRINCIPIOS CLAVES DE ACTUACIÓN SOBRE LA ORGANIZACIÓN DEL CENTRO Con respecto a la actuación común profesorado-familia: Establecer estrategias que permitan al profesorado conocer mejor al contexto y las familias del alumnado (protocolos iniciales de tutoría, datos específicos de la familia, líneas de seguimiento,…) Promover actividades y tareas que impliquen tanto a la madre como al padre en los aprendizajes del alumnado (tareas en casa, tutorías personalizadas, comunidades de aprendizaje en el aula,…). 7
  • Desarrollar y asentar nuevos cauces de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa (agenda escolar, circulares por tutorías, uso de las TICs para la comunicación, entrevistas de tutorías más completas,…). Con respecto a la atención a la diversidad: Continuar con nuestro plan de compensación educativa Respetar los criterios de agrupamiento que se establezcan (niños/as, fechas de nacimiento, características personales y sociales del alumnado, dificultades de aprendizaje, madurez, empatías, agrupamiento de los hermanos,…). Organización de las aulas basadas en una participatación activa: comtemplar los agrupamientos del alumnado flexibles, propuesta continua de tareas de grupo, diversificar los recursos a utilizar dentro del aula, proponer aulas abiertas al entorno,… Fomentar una organización espacial, temporal y de contenidos de las áreas de forma más flexible buscando espacios que fomenten la cooperación entre iguales, tiempos de sesiones de clase más abiertos y dinámicos que no estén marcados por los 55 minutos de cada sesión, e interrelacionar cada vez más los contenidos curriculares de cada área. Potenciar la atención educativa del alumnado de NEAE y refuerzo educativo dentro del aula. Con respecto a asentar una metodología común en el centro: Priorizar enseñanzas sin exclusión basada en cuatro pilares: motivación permanente del alumnado, adaptaciones curriculares en las diferentes unidades didácticas, sistemas de apoyos y refuerzos diferentes e implicación de las familias en los aprendizajes del alumnado. Evolucionar en la programación de unidades didácticas basadas en el desarrollo de las competencias básicas y el tratamiento integrado del currículum. Compartir materiales, unidades didácticas elaboradas, proyectos de trabajo desarrollados, clasificándolos y coordinados desde la Jefatura de Estudios del centro y el ETCP Seguir con una coordinación vertical desde Infantil a 6º de EP, cuidando el tránsito entre los ciclos y partiendo desde las áreas instrumentales. Revisar y estudiar nuevos criterios de evaluación y promoción que sean conocidos y asumidos por el Claustro, basados en aprendizajes instrumentales y en los que se valore la adquisición de competencias básicas. Establecer la Formación del Profesorado como motor del centro, proponiendo una formación sistemática e incluyendo la investigación dentro del aula. Asentar equipos de trabajo atendiendo a perfiles del profesorado basado en criterios de asociación y de especialización aunque siempre de forma flexible y abierta y priorizando el aprendizaje entre iguales. Con respecto al clima de centro: 8
  • Dinamizar el diálogo, el respeto y la valoración de los demás para seguir promocionando unas buenas relaciones humanas entre todos los agentes de la comunidad educativa. Organizar el trabajo y la dinámica grupal de modo que todos se consideren partícipes activos, aporten al colectivo lo mejor de sí mismos y se puedan sentir a gusto en el centro. Con respecto a la autonomía organizativa y pedagógica Fomentar y afianzar los procesos, las líneas de trabajo, los proyectos y los programas específicos que institucionalmente dotan al centro de una cultura, identidad y personalidad propias. Establecer estrategias para la planificación conjunta, la reflexión compartida, la coordinación intensa y la acción colegiada partiendo de los intereses, necesidades y contexto del centro. Ello nos exige a todos compromiso y corresponsabilidad. 1.2 Currículo que pretendemos desarrollar. Por currículum entendemos el conjunto de competencias, objetivos, contenidos, metodología y sistema de evaluación que rige nuestra actuación docente. No se trata aquí de desglosar cada uno de estos apartados sino de apuntar los aspectos básicos que han de regir la concreción de este currículum en nuestro centro, presentando unos objetivos que queremos conseguir en este ámbito y alguna estrategia común a desarrollar. OBJETIVOS QUE MARCARÁN NUESTRA ACTUACIÓN     En el ámbito curricular priorizar las áreas instrumentales (Lengua, Matemáticas e Inglés) como elemento base en el aprendizaje del alumnado. Caminar hacia la interrelación e integración de todas las áreas curriculares a través de unidades didácticas o proyectos de trabajo cada vez más interdisciplinares y globalizadas. Potenciar el desarrollo de las competencias básicas en cada una de las unidades didácticas o proyectos de trabajo planteadas como eje vertebrador de las mismas. Favorecer una enseñanza basada en un currículum contextualizado y basado en situaciones reales, significativas y motivadoras para el alumnado. PRINCIPIOS CLAVES CURRÍCULUM DE ACTUACIÓN SORE EL DESARROLLO DEL Es necesario la superación de los contenidos como el eje vertebrador del currículum y volcarlo hacia el desarrollo de las competencias básicas en el alumnado. Para ello es conveniente ir elaborando un trabajo cada vez más basado en unidades didácticas significativas, propias, interrelacionadas por proyectos competenciales y que utilicen el libro de texto como un instrumento más dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado y no como elemento prioritario ni como el elemento que marque el diseño curricular y dirija la práctica docente. Metodológicamente es necesario más consenso tanto en los criterios de programación como en las estrategias de actuación en el aula. El alumnado ha de vivir 9
  • una línea de actuación pedagógica común principalmente en las áreas instrumentales. Proponemos continuar y asentar definitivamente criterios comunes en lengua (plan de mejora) y matemáticas (potenciando el razonamiento y la resolución de problemas esencialmente). Avanzar en los criterios y estrategias evaluadoras del alumnado. Enriquecer las fuentes, las técnicas e instrumentos, así como los instrumentos de evaluación y las estrategias de seguimiento del alumnado orientadas a observar la evolución del mismo y a la vez como elemento de refuerzo en el aprendizaje del mismo. Elaborar un banco de recursos con las tareas, unidades didácticas y proyectos de trabajo que se vayan diseñando por el profesorado, organizado, clasificado y dinamizado desde la Jefatura de Estudios y el ETCP. Hacer un seguimiento desde el ETCP de las líneas metodológicas comunes que se vayan adoptando y/o que se hayan adoptado ya sobre todo en las áreas instrumentales. Insertar curricularmente las actividades extraescolares y complementarias. En cuanto a la línea metodológica y didáctica que ha de impregnar los procesos de enseñanza-aprendizaje en nuestro centro proponemos las siguientes claves o parámetros que han de definir nuestro estilo docente: LÍNEAS METODOLÓGICAS A SEGUIR Partir de una metodología base común aceptada por el conjunto del profesorado, que se base en el principio de contextualización y buscando un aprendizaje funcional (partiendo de los intereses del alumnado). Desarrollar una metodología constructivista y que utilice el trabajo en equipo como estrategia nuclear del proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula. Utilizar la evaluación como elemento dinamizador del proceso de enseñanza, con unos criterios de promoción y evaluación definidos claramente y conocidos por toda la comunidad educativa. Utilizar las TIC como vehículo de comunicación con el alumnado, fundamentalmente del 3º ciclo, como herramienta a potenciar cada vez más en los procesos de enseñanza. PRINCIPIOS CLAVES SOBRE LAMETODOLOGÍA Y DIDÁCTICA EN NUESTRO CENTRO La didáctica a emplear en clase irá cada vez más girando hacia el trabajo por competencias que integren a las diferentes áreas curriculares y el desarrollo de las distintas CCBB (sin excluir otras estrategias metodológicas). La didáctica ha de basarse principalmente en el trabajo cooperativo. Esto no quiere decir que se descarte el trabajo individual sino que éste parta o se desarrolle a través de estrategias que requieran en algún momento un trabajo de cooperación y colaboración con los compañeros. Potenciar el trabajo cooperativo y la autonomía en el aula, en este trabajo cooperativo utilizar como recurso la tutoría entre iguales y plantear en los casos que sea posible el recurso de las comunidades de aprendizaje (apoyos dentro del aula, apoyo de las familias fuera y dentro de clase,…). El uso de las nuevas tecnologías ha de ser cotidiano a la hora de plantear actividades, tareas y proyectos de manera progresiva y en función de los recursos desde las etapas de Infantil y primaria. 10
  • 1.3 Valores que pretendemos educar desde el centro. Nuestra propuesta educativa estará siempre marcada por una formación en valores para nuestro alumnado. Nuestro objetivo prioritario ha de ser plantar los cimientos de una persona que sepa integrarse en el futuro en una sociedad con un estilo de vida basado en los valores fundamentales de los derechos humanos de nuestro mundo. La adquisición de habilidades sociales, el fomento de la educación y la cultura en nuestros alumnos y alumnas siempre irán respaldados por estos valores. VALORES BÁSICOS A FOMENTAR  Desarrollar valores relacionados con la persona: aceptación, autoestima, responsabilidad, esfuerzo personal, actitud positiva, vida saludable y ejercicio de la ciudadanía.  Educar en valores en relación a los demás: - Convivencia, tolerancia, igualdad, respeto, integración, asertividad. - Participación: valores democráticos. - Cooperación: aprender a colaborar, a ayudar, y el valor del compromiso. - Ecología: respeto del medio ambiente y cuidado del mismo. - Cultura: promover el valor de la cultura y tradición de nuestra sociedad a la vez que se fomente la innovación y creación de nuevas ideas necesarias para nuestra sociedad. PRINCIPISO CLAVES Y PROPUESTAS BÁSICAS PARA FOMENTAR DICHOS VALORES EN EL CENTRO     Es necesario impregnar el centro y el aula de estos valores a través de la organización de actividades que los potencien, y de los mecanismos de funcionamiento tanto en el centro como dentro del aula integrándolos como parte fundamental del currículum y de la propuesta educativa que ofrecemos de manera diaria. Proponer cada vez más actividades y tareas programadas (al menos una por trimestre) que requieran de la colaboración de toda la comunidad educativa (alumnado, familias, profesorado) y que fomenten dichos valores. Continuar mejorando y potenciando la acción tutorial sistemática con las familias y el alumnado como elemento base para el desarrollo de los diferentes valores planteados utilizando diferentes estrategias dentro de las mismas (asambleas, entrevistas, sesiones específicas, encuentros,…).. Participar en diferentes programas y proyectos ofertados por la administración y actividades de nuestro entorno que faciliten y mejoren la educación en valores que proponemos desde el Centro. Éste ha de ser el sello fundamental del CEIP Sn Gregorio y que nos orientará en cada una de las tareas y actuaciones que propongamos en todos los ámbitos del centro. Todo ello ha de ir acompañado y respaldado por un clima de centro basado en el respeto, la colaboración y la alegría en nuestro día a día. 11
  • 2. LOS CONTENIDOS CURRICULARES, ASÍ COMO EL TRATAMIENTO TRANSVERSAL EN LAS ÁREAS. 2.1 Parte troncal de la Educación Primaria. La finalidad de la Educación primaria es proporcionar a todos los niños y niñas una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar habilidades sociales, hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad. 2.1.1 Objetivos generales de la Educación Primaria La Educación primaria contribuirá a desarrollar en los niños y niñas las capacidades que les permitan: a. Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática. b. Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje. c. Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan. d. Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad. e. Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y desarrollar hábitos de lectura. f. Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que les permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas. g. Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana. h. Conocer y valorar su entorno natural, social y cultural, así como las posibilidades de acción y cuidado del mismo. i. Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran. j. Utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas visuales. k. Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias y utilizar la educación física y el deporte como medios para favorecer el desarrollo personal y social. l. Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan su cuidado. m. Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas. 12
  • n. Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico 2.1.2 Objetivos de etapa de cada área. CONOCIMIENTO DEL MEDIO La enseñanza del Conocimiento del medio en la etapa de Educación Primaria tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Identificar los principales elementos del entorno natural, social y cultural, analizando su organización, sus características e interacciones y progresando en el dominio de ámbitosespaciales cada vez más complejos. Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud y cuidado personal que se derivan del conocimiento del cuerpo humano, mostrando una actitud de aceptación y respeto por las diferencias individuales (edad, sexo, características físicas, personalidad). Participar en actividades de grupo adoptando un comportamiento responsable, constructivo y solidario, respetando los principios básicos del funcionamiento democrático. Reconocer y apreciar la pertenencia a grupos sociales y culturales con características propias, valorando las diferencias con otros grupos y la necesidad del respeto a los Derechos Humanos. Analizar algunas manifestaciones de la intervención humana en el medio, valorándola críticamente y adoptando un comportamiento en la vida cotidiana de defensa y recuperación del equilibrio ecológico y de conservación del patrimonio cultural. Reconocer en el medio natural, social y cultural, cambios y transformaciones relacionados con el paso del tiempo e indagar algunas relaciones de simultaneidad y sucesión para aplicar estos conocimientos a la comprensión de otros momentos históricos. Interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del medio natural, social y cultural mediante códigos numéricos, gráficos, cartográficos y otros. Identificar, plantearse y resolver interrogantes y problemas relacionados con elementos significativos del entorno, utilizando estrategias de búsqueda y tratamiento de la información, formulación de conjeturas, puesta a prueba de las mismas, exploración de soluciones alternativas y reflexión sobre el propio proceso de aprendizaje. Planificar y realizar proyectos, dispositivos y aparatos sencillos con una finalidad previamente establecida, utilizando el conocimiento de las propiedades elementales de algunos materiales, sustancias y objetos. Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación para obtener información y como instrumento para aprender y compartir conocimientos, valorando su contribución a la mejora de las condiciones de vida de todas las personas. EDUCACIÓN ARTÍSTICA 13
  • La enseñanza de la Educación artística en la etapa de Educación Primaria tiene como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Indagar en las posibilidades del sonido, la imagen y el movimiento como elementos de representación y comunicación y utilizarlas para expresar ideas y sentimientos, contribuyendo con ello al equilibrio afectivo y a la relación con los demás. Explorar y conocer materiales e instrumentos diversos y adquirir códigos y técnicas específicas de los diferentes lenguajes artísticos para utilizarlos con fines expresivos y comunicativos. Aplicar los conocimientos artísticos en la observación y el análisis de situaciones y objetos de la realidad cotidiana y de diferentes manifestaciones del mundo del arte y la cultura para comprenderlos mejor y formar un gusto propio. Mantener una actitud de búsqueda personal y colectiva, articulando la percepción, la imaginación, la indagación y la sensibilidad y reflexionando a la hora de realizar y disfrutar de diferentes producciones artísticas. Conocer algunas de las posibilidades de los medios audiovisuales y las tecnologías de la información y la comunicación en los que intervienen la imagen y el sonido, y utilizarlos como recursos para la observación, la búsqueda de información y la elaboración de producciones propias, ya sea de forma autónoma o en combinación con otros medios y materiales. Conocer y valorar diferentes manifestaciones artísticas del patrimonio cultural propio y de otros pueblos, colaborando en la conservación y renovación de las formas de expresión locales y estimando el enriquecimiento que supone el intercambio con personas de diferentes culturas que comparten un mismo entorno. Desarrollar una relación de auto-confianza con la producción artística personal, respetando las creaciones propias y las de los otros y sabiendo recibir y expresar críticas y opiniones. Realizar producciones artísticas de forma cooperativa, asumiendo distintas funciones y colaborando en la resolución de los problemas que se presenten para conseguir un producto final satisfactorio. Conocer algunas de las profesiones de los ámbitos artísticos, interesándose por las características del trabajo de los artistas y disfrutando como público en la observación de sus producciones. EDUCACIÓN FÍSICA La enseñanza de la Educación física en la etapa de Educación Primaria tiene como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Conocer y valorar su cuerpo y la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motrices, de relación con los demás y como recurso para organizar el tiempo libre. Apreciar la actividad física para el bienestar, manifestando una actitud responsable hacia uno mismo y las demás personas y reconociendo los efectos del ejercicio físico, de la higiene, de la alimentación y de los hábitos posturales sobre la salud. Utilizar sus capacidades físicas, habilidades motrices y su conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación. Adquirir, elegir y aplicar principios y reglas para resolver problemas motores y actuar de forma eficaz y autónoma en la práctica de actividades físicas, deportivas y artísticoexpresivas. 14
  • Regular y dosificar el esfuerzo, llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea. Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y el movimiento, de forma estética y creativa, comunicando sensaciones, emociones e ideas. Participar en actividades físicas compartiendo proyectos, estableciendo relaciones de cooperación para alcanzar objetivos comunes, resolviendo mediante el diálogo los conflictos que pudieran surgir y evitando discriminaciones por características personales, de género, sociales y culturales. Conocer y valorar la diversidad de actividades físicas, lúdicas y deportivas como elementos culturales, mostrando una actitud crítica tanto desde la perspectiva de participante como de espectador. EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA La Educación para la ciudadanía y los derechos humanos en esta etapa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Desarrollar la autoestima, la afectividad y la autonomía personal en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios. Desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales para actuar con autonomía en la vida cotidiana y participar activamente en las relaciones de grupo, mostrando actitudes generosas y constructivas. Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo con ellas. Reconocer la diversidad como enriquecedora de la convivencia, mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de personas y poblaciones distintas a la propia. Conocer, asumir y valorar los principales derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Constitución española. Conocer los mecanismos fundamentales de funcionamiento de las sociedades democráticas, y valorar el papel de las administraciones en la garantía de los servicios públicos y la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento y cumplir sus obligaciones cívicas. Identificar y rechazar situaciones de injusticia y de discriminación, mostrar sensibilidad por las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos y desarrollar comportamientos solidarios y contrarios a la violencia. Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo. LENGUA CASTELLANA La enseñanza de la Lengua castellana y Literatura en la etapa de Educación Primaria tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Comprender y expresarse oralmente y por escrito de forma adecuada en los diferentes contextos de la actividad social y cultural. Hacer uso de los conocimientos sobre la lengua y las normas del uso lingüístico para escribir y hablar de forma adecuada, coherente y correcta, y para comprender textos orales y escritos. 15
  • Utilizar la lengua para relacionarse y expresarse de manera adecuada en la actividad social y cultural, adoptando una actitud respetuosa y de cooperación, para tomar conciencia de los propios sentimientos e ideas y para controlar la propia conducta. Utilizar, en situaciones relacionadas con la escuela y su actividad, las diversas clases de escritos mediante los que se produce la comunicación con las instituciones públicas o privadas. Usar los medios de comunicación social y las tecnologías de la información y la comunicación, para obtener, interpretar y valorar informaciones y opiniones diferentes. Utilizar la lengua eficazmente en la actividad escolar tanto para buscar, recoger y procesar información, como para escribir textos propios del ámbito académico. Utilizar la lectura como fuente de placer y de enriquecimiento personal, y aproximarse a obras relevantes de la tradición literaria para desarrollar hábitos de lectura. Comprender textos literarios de géneros diversos adecuados en cuanto a temática y complejidad e iniciarse en los conocimientos de las convenciones específicas del lenguaje literario. Valorar la realidad plurilingüe de España como muestra de riqueza cultural. Reflexionar sobre los diferentes usos sociales de las lenguas para evitar los estereotipos lingüísticos que suponen juicios de valor y prejuicios clasistas, racistas o sexistas. LENGUA EXTRANJERA La enseñanza de la Lengua extranjera en la etapa de Educación Primaria tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Escuchar y comprender mensajes en interacciones verbales variadas, utilizando las informaciones transmitidas para la realización de tareas concretas diversas relacionadas con su experiencia. Expresarse e interactuar oralmente en situaciones sencillas y habituales que tengan un contenido y desarrollo conocidos, utilizando procedimientos verbales y no verbales y adoptando una actitud respetuosa y de cooperación. Escribir textos diversos con finalidades variadas sobre temas previamente tratados en el aula y con la ayuda de modelos. Leer de forma comprensiva textos diversos, relacionados con sus experiencias e intereses, extrayendo información general y específica de acuerdo con una finalidad previa. Aprender a utilizar con progresiva autonomía todos los medios a su alcance, incluidas las nuevas tecnologías, para obtener información y para comunicarse en la lengua extranjera. Valorar la lengua extranjera, y las lenguas en general como medio de comunicación y entendimiento entre personas de procedencias y culturas diversas y como herramienta de aprendizaje de distintos contenidos. Manifestar una actitud receptiva y de confianza en la propia capacidad de aprendizaje y de uso de la lengua extranjera. Utilizar los conocimientos y las experiencias previas con otras lenguas para una adquisición más rápida, eficaz y autónoma de la lengua extranjera. Identificar aspectos fonéticos, de ritmo, acentuación y entonación, así como estructuras lingüísticas y aspectos léxicos de la lengua extranjera y usarlos como elementos básicos de la comunicación. MATEMÁTICAS 16
  • La enseñanza de las Matemáticas en la etapa de Educación Primaria tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Utilizar el conocimiento matemático para comprender, valorar y producir informaciones y mensajes sobre hechos y situaciones de la vida cotidiana y reconocer su carácter instrumental para otros campos de conocimiento. Reconocer situaciones de su medio habitual para cuya comprensión o tratamiento se requieran operaciones elementales de cálculo, formularlas mediante formas sencillas de expresión matemática o resolverlas utilizando los algoritmos correspondientes, valorar el sentido de los resultados y explicar oralmente y por escrito los procesos seguidos. Apreciar el papel de las matemáticas en la vida cotidiana, disfrutar con su uso y reconocer el valor de actitudes como la exploración de distintas alternativas, la conveniencia de la precisión o la perseverancia en la búsqueda de soluciones. Conocer, valorar y adquirir seguridad en las propias habilidades matemáticas para afrontar situaciones diversas, que permitan disfrutar de los aspectos creativos, estéticos o utilitarios y confiar en sus posibilidades de uso. Elaborar y utilizar instrumentos y estrategias personales de cálculo mental y medida, así como procedimientos de orientación espacial, en contextos de resolución de problemas, decidiendo, en cada caso, las ventajas de su uso y valorando la coherencia de los resultados. Utilizar de forma adecuada los medios tecnológicos tanto en el cálculo como en la búsqueda, tratamiento y representación de informaciones diversas. Identificar formas geométricas del entorno natural y cultural, utilizando el conocimiento de sus elementos y propiedades para describir la realidad y desarrollar nuevas posibilidades de acción. Utilizar técnicas elementales de recogida de datos para obtener información sobre fenómenos y situaciones de su entorno; representarla de forma gráfica y numérica y formarse un juicio sobre la misma. RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA. La enseñanza de la Religión y Moral Católica en la etapa de Educación Primaria tiene como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: Conocer los aspectos básicos de las religiones ya desaparecidas relacionándolas con el cristianismo. Reconocer a los fundadores y algunos elementos distintivos de las grandes religiones vigentes, en su respuesta a las preguntas básicas sobre el sentido de la vida y el compromiso de los creyentes. Conocer la Biblia, su estructura y sentido, identificando algunos textos básicos como Palabra de Dios Descubrir la acción de Dios en la naturaleza y en la persona, como fundamento y fuente de los valores básicos del ser humano. Identificar algunos personajes fundamentales de la Historia de la salvación y su respuesta de fe, descubriendo el valor central de la persona de Jesucristo y la respuesta de fe de la Virgen María. Valorar la novedad del amor de Dios que nos salva del pecado y de la muerte, por su Hijo Jesucristo y a través de la vida y acción salvífica de la Iglesia, Cuerpo de Cristo. 17
  • Identificar el significado de algunos acontecimientos, formulaciones, expresiones y textos básicos del mensaje cristiano, que faciliten la comprensión de la vida del Espíritu Santo en el mundo y en la Iglesia. Identificar la Iglesia en sus manifestaciones, conocer la presencia de Dios y su gracia en los sacramentos, y el servicio eclesial prestado por los apóstoles y sus sucesores. Comprender y distinguir el sentido sagrado, festivo, cultural y celebrativo de las fiestas y sus ritos en las religiones monoteístas, relacionándolas con los aspectos culturales y celebrativos de la liturgia. Analizar la jerarquía de valores, actitudes y normas que conforman el ser cristiano, y aplicarlos a las distintas situaciones de la vida. Valorar que la fe cristiana implica asumir responsabilidades, conocer y comprender la raíz y el sentido de la acción y del compromiso cristiano, y mantener una actitud de tolerancia y respeto ante los sistemas éticos de las distintas religiones. Conocer, valorar y respetar el patrimonio religioso, artístico y cultural, que se manifiesta a través del lenguaje simbólico e icónico de la arquitectura, pintura, literatura, música y liturgia, como expresión de la fe católica y de otras religiones. Descubrir que el destino eterno del hombre empieza aquí como don que surge de la victoria de Cristo sobre la muerte. 2.1.3 Competencias Básicas Se entiende por competencia la capacidad de poner en práctica de una forma integrada, en contextos y situaciones diferentes, los conocimientos, las habilidades y las actitudes personales adquiridas. El concepto de competencia incluye tanto los conocimientos teóricos como las habilidades o conocimientos prácticos y las actitudes. Va más allá del saber y del saber hacer o aplicar, porque incluye también el saber ser o estar. En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europea, se han identificado ocho competencias básicas: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. Competencia en comunicación lingüística. Competencia matemática. Competencia en el conocimiento y la interacción con el medio físico. Tratamiento de la información y competencia digital. Competencia social y ciudadana. Competencia cultural y artística. Competencia para aprender a aprender. Autonomía e iniciativa personal. Las competencias básicas tienen las siguientes características: Promueven el desarrollo de capacidades más que la asimilación de contenidos, aunque estos siempre están presentes a la hora de concretarse los aprendizajes. Tienen en cuenta el carácter aplicativo de los aprendizajes, ya que se entiende que una persona “competente” es aquella capaz de resolver los problemas propios de su ámbito de actuación. 18
  • Se fundamentan en su carácter dinámico, ya que se desarrollan de manera progresiva y pueden ser adquiridas en situaciones e instituciones formativas diferentes. Tienen un carácter interdisciplinar y transversal, ya que integran aprendizajes procedentes de diversas disciplinas académicas. Son un punto de encuentro entre la calidad y la equidad. Por una parte, con ellas se intenta garantizar una educación que dé respuesta a las necesidades reales de la época en la que vivimos (calidad). Por otra parte, se pretende que sean asumidas por todo el alumnado, de manera que sirvan de base común a todos los ciudadanos y ciudadanas (equidad). Las competencias básicas son, pues, aquellos conocimientos, destrezas y actitudes que todos los individuos necesitan para su realización y desarrollo personal, para su inclusión en la sociedad y para su incorporación al mundo del empleo. Las competencias deberían haberse adquirido al final de la enseñanza obligatoria, y tendrían que constituir la base de un continuo aprendizaje a lo largo de toda la vida. CONTRIBUCIÓN DE LAS ÁREAS DE LA ETAPA AL LOGRO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS. Conocimiento del medio natural, social y cultural. El carácter global del área de Conocimiento del medio natural, social y cultural hace que contribuya en mayor o menor medida, al desarrollo de la mayoría de las competencias básicas. Respecto de la competencia social y ciudadana, dos ámbitos de realización personal atañen directamente al área. Por una parte, el de las relaciones próximas (la familia, los amigos, los compañeros, etc.), que supone el conocimiento de emociones y sentimientos en relación con los demás. Un objetivo del área es el desarrollo de actitudes de diálogo, de resolución de conflictos, de la asertividad que conlleva el uso de habilidades, de modos, de reconocimiento y uso de las convenciones sociales para facilitar la buena comunicación y el buen estar del grupo. Esta área se convierte así en un espacio privilegiado para reflexionar sobre los conflictos, asumir responsabilidades con respecto al grupo, aceptar y elaborar normas de convivencia, tanto en situaciones reales que hay que resolver diariamente como en las propias del ámbito social en que se vive. El otro ámbito trasciende las relaciones próximas para abrirse al barrio, el municipio, la Comunidad, el estado, la Unión Europea, etc. Comprender su organización, sus funciones, los mecanismos de participación ciudadana... En este sentido, el currículo va más allá de los aspectos conceptuales, para desarrollar destrezas y habilidades y, sobre todo, actitudes. El Conocimiento del medio, junto con el área de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, pretende asentar las bases de una futura ciudadanía mundial, solidaria, curiosa e informada, participativa y demócrata. Además, el área contribuye a la comprensión de la realidad social en la que se vive al proporcionar un conocimiento del funcionamiento y de los rasgos que la caracterizan así como de la diversidad existente en ella, a la vez que inicia en la comprensión de los cambios que se han producido en el tiempo y de este modo se adquieren pautas para ir acercándose a las raíces históricas de las sociedades actuales. 19
  • El área contribuye de forma sustancial a la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico ya que muchos de los aprendizajes que integra están totalmente centrados en la interacción del ser humano con el mundo que le rodea. La competencia se va construyendo a través de la apropiación de conceptos que permiten interpretar el mundo físico, así como del acercamiento a determinados rasgos del método con el que se construye el conocimiento científico: saber definir problemas, estimar soluciones posibles, elaborar estrategias, diseñar pequeñas investigaciones, analizar resultados y comunicarlos. Contribuye también de forma relevante, al Tratamiento de la información y competencia digital. En primer lugar, la información aparece como elemento imprescindible de una buena parte de los aprendizajes del área, esta información se presenta en diferentes códigos, formatos y lenguajes y requiere, por tanto, procedimientos diferentes para su comprensión. Leer un mapa, interpretar un gráfico, observar un fenómeno o utilizar una fuente histórica exige procedimientos diferenciados de búsqueda, selección, organización e interpretación que son objeto prioritario de aprendizaje en esta área. Por otra parte, se incluyen explícitamente en el área los contenidos que conducen a la alfabetización digital, conocimiento cuya aplicación en esta y en el resto de las áreas contribuirá al desarrollo de la competencia digital. La utilización básica del ordenador, el manejo de un procesador de textos y la búsqueda guiada en Internet, contribuyen de forma decisiva al desarrollo de esta competencia. El peso de la información en esta área singulariza las relaciones existentes entre el Tratamiento de la información y competencia digital y la competencia en comunicación lingüística. Además de la contribución del área al aumento significativo de la riqueza en vocabulario específico, en la medida en que en los intercambios comunicativos se valore la claridad en la exposición, rigor en el empleo de los términos, la estructuración del discurso, la síntesis, etc., se estará desarrollando esta competencia. En esta área se da necesariamente un acercamiento a textos informativos, explicativos y argumentativos que requerirán una atención específica para que contribuyan a esta competencia. Para que esta área contribuya al desarrollo de la competencia para aprender a aprender, deberá orientarse de manera que se favorezca el desarrollo de técnicas para aprender, para organizar, memorizar y recuperar la información, tales como resúmenes, esquemas o mapas mentales que resultan especialmente útiles en los procesos de aprendizaje de esta área. Por otra parte, la reflexión sobre qué se ha aprendido, cómo y el esfuerzo por contarlo, oralmente y por escrito, contribuirá al desarrollo de esta competencia. La contribución del área a la competencia artística y cultural se centra en el conocimiento de las manifestaciones culturales, la valoración de su diversidad y el reconocimiento de aquellas que forman parte del patrimonio cultural. Esta área incluye contenidos directamente relacionados con el desarrollo de la autonomía e iniciativa personal, al enseñar a tomar decisiones desde el conocimiento de uno mismo, tanto en el ámbito escolar como en la planificación de forma autónoma y creativa de actividades de ocio. El área ofrece, por último, la oportunidad de utilizar herramientas matemáticas en contextos significativos de uso, tales como medidas, escalas, tablas o representaciones gráficas, contribuyendo así al desarrollo de la competencia matemática. Educación artística. 20
  • El área de Educación artística contribuye a la adquisición de distintas competencias básicas. A la competencia cultural y artística lo hace directamente en todos los aspectos que la configuran. En esta etapa se pone el énfasis en el conocimiento de diferentes códigos artísticos y en la utilización de las técnicas y los recursos que les son propios, ayudando al alumnado a iniciarse en la percepción y la comprensión del mundo que le rodea y a ampliar sus posibilidades de expresión y comunicación con los demás. La posibilidad de representar una idea de forma personal, valiéndose de los recursos que los lenguajes artísticos proporcionan, promueve la iniciativa, la imaginación y la creatividad, al tiempo que enseña a respetar otras formas de pensamiento y expresión. El área, al propiciar el acercamiento a diversas manifestaciones culturales y artísticas, tanto del entorno más próximo como de otros pueblos, dota a los alumnos y alumnas de instrumentos para valorarlas y para formular opiniones cada vez más fundamentadas en el conocimiento. De este modo, pueden ir configurando criterios válidos en relación con los productos culturales y ampliar sus posibilidades de ocio. Al hacer de la exploración y la indagación los mecanismos apropiados para definir posibilidades, buscar soluciones y adquirir conocimientos, se promueve de forma relevante la autonomía e iniciativa personal. El proceso que lleva al niño desde la exploración inicial hasta el producto final requiere de una planificación previa y demanda un esfuerzo por alcanzar resultados originales, no estereotipados. Por otra parte, exige la elección de recursos teniendo presente la intencionalidad expresiva del producto que se desea lograr y la revisión constante de lo que se ha hecho en cada fase del proceso con la idea de mejorarlo si fuera preciso. La creatividad exige actuar con autonomía, poner en marcha iniciativas, barajar posibilidades y soluciones diversas. El proceso no sólo contribuye a la originalidad, a la búsqueda de formas innovadoras, sino que también genera flexibilidad pues ante un mismo supuesto pueden darse diferentes respuestas. El área es también un buen vehículo para el desarrollo de la competencia social y ciudadana. En el ámbito de la Educación artística, la interpretación y la creación suponen, en muchas ocasiones, un trabajo en equipo. Esta circunstancia exige cooperación, asunción de responsabilidades, seguimiento de normas e instrucciones, cuidado y conservación de materiales e instrumentos, aplicación de técnicas concretas y utilización de espacios de manera apropiada. El seguimiento de estos requisitos forma en el compromiso con los demás, en la exigencia que tiene la realización en grupo y en la satisfacción que proporciona un producto que es fruto del esfuerzo común. En definitiva, expresarse buscando el acuerdo, pone en marcha actitudes de respeto, aceptación y entendimiento, lo que sitúa al área como un buen vehículo para el desarrollo de esta competencia. En lo que se refiere a la competencia en el conocimiento e interacción con el mundo físico, el área contribuye a la apreciación del entorno a través del trabajo perceptivo con sonidos, formas, colores, líneas, texturas, luz o movimiento presentes en los espacios naturales y en las obras y realizaciones humanas. El área se sirve del medio como pretexto para la creación artística, lo explora, lo manipula y lo incorpora recreándolo para darle una dimensión que proporcione disfrute y contribuya al enriquecimiento de la vida de las personas. Asimismo, tiene en cuenta otra dimensión igualmente importante, la que compete a las agresiones que deterioran la calidad de vida, como la contaminación sonora o las soluciones estéticas poco afortunadas de espacios, objetos o edificios, ayudando a los niños y 21
  • las niñas a tomar conciencia de la importancia de contribuir a preservar un entorno físico agradable y saludable. A la competencia para aprender a aprender se contribuye en la medida en que se favorezca la reflexión sobre los procesos en la manipulación de objetos, la experimentación con técnicas y materiales y la exploración sensorial de sonidos, texturas, formas o espacios, con el fin de que los conocimientos adquiridos doten a niños y niñas de un bagaje suficiente para utilizarlos en situaciones diferentes. El desarrollo de la capacidad de observación plantea la conveniencia de establecer pautas que la guíen, con el objeto de que el ejercicio de observar proporcione información relevante y suficiente. En este sentido, el área hace competente en aprender al proporcionar protocolos de indagación y planificación de procesos susceptibles de ser utilizados en otros aprendizajes. A la competencia en comunicación lingüística se puede contribuir, como desde todas las áreas, a través de la riqueza de los intercambios comunicativos que se generan, del uso de las normas que los rigen, de la explicación de los procesos que se desarrollan y del vocabulario específico que el área aporta. De forma específica, canciones o sencillas dramatizaciones son un vehículo propicio para la adquisición de nuevo vocabulario y para desarrollar capacidades relacionadas con el habla, como la respiración, la dicción o la articulación. Se desarrolla, asimismo, esta competencia en la descripción de procesos de trabajo, en la argumentación sobre las soluciones dadas o en la valoración de la obra artística. Al tratamiento de la información y la competencial digital se contribuye a través del uso de la tecnología como herramienta para mostrar procesos relacionados con la música y las artes visuales y para acercar al alumnado a la creación de producciones artísticas y al análisis de la imagen y el sonido y de los mensajes que éstos transmiten. También se desarrolla la competencia en la búsqueda de información sobre manifestaciones artísticas para su conocimiento y disfrute, para seleccionar e intercambiar informaciones referidas a ámbitos culturales del pasado y del presente, próximos o de otros pueblos. Aunque en menor medida, el área contribuye al desarrollo de la competencia matemática al abordar conceptos y representaciones geométricas presentes en la arquitectura, en el diseño, en el mobiliario, en los objetos cotidianos, en el espacio natural, y en aquellas ocasiones en las que se necesitan referentes para organizar la obra artística en el espacio. Asimismo, cuando en música se trabajan el ritmo o las escalas, se está haciendo una aportación al desarrollo de la competencia matemática. Educación Física. El área de Educación física contribuye esencialmente al desarrollo de la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico, mediante la percepción e interacción apropiada del propio cuerpo, en movimiento o en reposo, en un espacio determinado mejorando sus posibilidades motrices. Se contribuye también mediante el conocimiento, la práctica y la valoración de la actividad física como elemento indispensable para preservar la salud. Esta área es clave para que niños y niñas adquieran hábitos saludables y de mejora y mantenimiento de la condición física que les acompañen durante la escolaridad y lo que es más importante, a lo largo de la vida. En la sociedad actual que progresa hacia la optimización del esfuerzo intelectual y físico, se hace imprescindible la práctica de la actividad física, pero sobre todo su aprendizaje y valoración como medio de equilibrio psicofísico, como factor de prevención de riesgos derivados del sedentarismo y, también, como alternativa de ocupación del tiempo de ocio. 22
  • Asimismo el área contribuye de forma esencial al desarrollo de la competencia social y ciudadana. Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto. Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad. La educación física ayuda a aprender a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y aceptación de reglas para el funcionamiento colectivo, desde el respeto a la autonomía personal, la participación y la valoración de la diversidad. Las actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad de asumir las diferencias así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. Las actividades físicas competitivas pueden generar conflictos en los que es necesaria la negociación, basada en el diálogo, como medio para su resolución. Finalmente, cabe destacar que se contribuye a conocer la riqueza cultural, mediante la práctica de diferentes juegos y danzas. Esta área contribuye en alguna medida a la adquisición de la competencia cultural y artística. A la expresión de ideas o sentimientos de forma creativa contribuye mediante la exploración y utilización de las posibilidades y recursos del cuerpo y del movimiento. A la apreciación y comprensión del hecho cultural, y a la valoración de su diversidad, lo hace mediante el reconocimiento y la apreciación de las manifestaciones culturales específicas de la motricidad humana, tales como los deportes, los juegos tradicionales, las actividades expresivas o la danza y su consideración como patrimonio de los pueblos. En otro sentido, el área favorece un acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte u otras situaciones contrarias a la dignidad humana que en él se producen. La Educación física ayuda a la consecución de la Autonomía e iniciativa personal en la medida en que emplaza al alumnado a tomar decisiones con progresiva autonomía en situaciones en las que debe manifestar autosuperación, perseverancia y actitud positiva, También lo hace, si se le da protagonismo al alumnado en aspectos de organización individual y colectiva de las actividades físicas, deportivas y expresivas. El área contribuye a la competencia de aprender a aprender mediante el conocimiento de sí mismo y de las propias posibilidades y carencias como punto de partida del aprendizaje motor desarrollando un repertorio variado que facilite su transferencia a tareas motrices más complejas. Ello permite el establecimiento de metas alcanzables cuya consecución genera autoconfianza. Al mismo tiempo, los proyectos comunes en actividades físicas colectivas facilitan la adquisición de recursos de cooperación. Por otro lado, esta área colabora, desde edades tempranas, a la valoración crítica de los mensajes y estereotipos referidos al cuerpo, procedentes de los medios de información y comunicación, que pueden dañar la propia imagen corporal. Desde esta perspectiva se contribuye en cierta medida a la competencia sobre el tratamiento de la información y la competencia digital. El área también contribuye, como el resto de los aprendizajes, a la adquisición de la competencia en comunicación lingüística, ofreciendo gran variedad de intercambios 23
  • comunicativos, del uso de las normas que los rigen y del vocabulario específico que el área aporta Educación para la ciudadanía y los derechos humanos. La Educación para la ciudadanía contribuye a desarrollar algunos aspectos destacados de varias competencias, pero se relaciona directamente con la competencia social y ciudadana. En relación con esta competencia, el área afronta el ámbito personal y público implícito en ella: propicia la adquisición de habilidades para vivir en sociedad y para ejercer la ciudadanía democrática. Así, el área pretende el desarrollo de niños y niñas como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y la identidad personal, y favorecer el espíritu crítico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida. También se contribuye a la competencia y a mejorar las relaciones interpersonales en la medida que el área favorece la universalización de las propias aspiraciones y derechos para todos los hombres y mujeres, impulsa los vínculos personales basados en sentimientos y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto, al proponer la utilización sistemática del diálogo. Para ello, el área incluye contenidos específicos relativos a la convivencia, la participación, al conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, que deben permitir consolidar las habilidades sociales, ayudar a generar un sentimiento de identidad compartida, a reconocer, aceptar y usar convenciones y normas sociales e interiorizar los valores de cooperación, solidaridad, compromiso y participación tanto en el ámbito privado, como en la vida social y política, favoreciendo la asimilación de destrezas para convivir. Asimismo, el área contribuye a la adquisición del conocimiento de los fundamentos y los modos de organización de las sociedades democráticas, a la valoración de la conquista de los derechos humanos y al rechazo de los conflictos entre los grupos humanos y ante las situaciones de injusticia. Son contenidos específicos del área los principios contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de los Derechos del Niño y la Constitución española, así como su aplicación por parte de diversas instituciones La identificación de los deberes ciudadanos y la asunción y ejercicio de hábitos cívicos adecuados a su edad en el entorno escolar y social, permitirá que los futuros ciudadanos se inicien en la construcción de sociedades más cohesionadas, libres, prósperas, equitativas y justas. Al desarrollo de la competencia para aprender a aprender se contribuye en la medida en que el área propone el estímulo de las habilidades sociales, el impulso del trabajo en equipo, la participación y el uso sistemático de la argumentación, que requiere el desarrollo de un pensamiento propio. La síntesis de las ideas propias y ajenas, la presentación razonada del propio criterio y la confrontación ordenada y crítica de conocimiento, información y opinión favorecen también los aprendizajes posteriores. Desde el área se favorece la competencia de autonomía e iniciativa personal, en la medida en que se desarrollan iniciativas de planificación, toma de decisiones, participación, organización y asunción de responsabilidades. El área entrena en el diálogo y el debate, en la participación, en la aproximación respetuosa a las diferencias sociales, culturales y económicas y en la valoración crítica de estas diferencias así como de las ideas. El currículo atiende desde la argumentación, a la construcción de un pensamiento propio, y a la toma de postura sobre problemas y posibles soluciones. Con ello, se fortalece la autonomía de alumnos y alumnas para analizar, valorar y decidir, desde la confianza en sí mismos y el respeto a las demás personas, así como la disposición a asumir riesgos en las relaciones interpersonales. 24
  • A la competencia en comunicación lingüística se contribuye a partir del conocimiento y del uso de términos y conceptos propios del área. Además, el uso sistemático del debate, procedimiento imprescindible en esta área, contribuye específicamente a esta competencia, porque exige ejercitarse en la escucha, la exposición y la argumentación Lengua Castellana La propia concepción del currículo de esta área, al poner el énfasis en el uso social de la lengua en diferentes contextos comunicativos, hace evidente su contribución directa al desarrollo de todos los aspectos que conforman la competencia en comunicación lingüística. Cabe también destacar que las estrategias que constituyen la competencia comunicativa se adquieren desde una lengua determinada, pero no se refieren exclusivamente a saber usar esta lengua, sino al uso del lenguaje en general. Esta característica del aprendizaje lingüístico tiene una gran importancia, ya que los aprendizajes que se efectúan en una lengua se aplican al aprendizaje de otras, cuyo conocimiento contribuye, a su vez, a acrecentar esta competencia sobre el uso del lenguaje en general. El acceso al saber y a la construcción de conocimientos mediante el lenguaje se relaciona directamente con las competencias básicas de aprender a aprender, y con la de autonomía e iniciativa personal. El lenguaje, además de instrumento de comunicación, es un medio de representación del mundo y está en la base del pensamiento y del conocimiento, permite comunicarse con uno mismo, analizar problemas, elaborar planes y emprender procesos de decisión. En suma, regula y orienta nuestra propia actividad con progresiva autonomía. Por ello, su desarrollo y su mejora desde el área contribuye a organizar el pensamiento, a comunicar afectos y sentimientos, a regular emociones favoreciendo el desarrollo de ambas competencias. Al tratamiento de la información y competencia digital, el área contribuye en cuanto que proporciona conocimientos y destrezas para la búsqueda, selección, tratamiento de la información y comunicación, en especial, para la comprensión de dicha información, de su estructura y organización textual, y para su utilización en la producción oral y escrita. El currículo del área incluye el uso de soportes electrónicos en la composición de textos, lo que significa algo más que un cambio de soporte, ya que afecta a las operaciones mismas que intervienen en el proceso de escritura (planificación, ejecución del texto, revisión...) y que constituyen uno de los contenidos básicos de esta área. Por ello, en la medida en que se utilicen se está mejorando a la vez la competencia digital y el tratamiento de la información. Pero, además, los nuevos medios de comunicación digitales que surgen continuamente, implican un uso social y colaborativo de la escritura, lo que permite concebir el aprendizaje de la lengua escrita en el marco de un verdadero intercambio comunicativo. La lengua contribuye poderosamente al desarrollo de la competencia social y ciudadana, entendida como habilidades y destrezas para la convivencia, el respeto y el entendimiento entre las personas, ya que necesariamente su adquisición requiere el uso de la lengua como base de la comunicación. Aprender lengua es, ante todo, aprender a comunicarse con los otros, a comprender lo que éstos transmiten, a tomar contacto con distintas realidades y a asumir la propia expresión como modalidad fundamental de apertura a los demás. Por otra parte en la medida que una educación lingüística satisfactoria valora todas las lenguas como igualmente aptas para desempeñar las funciones de comunicación y de representación, analiza los modos mediante los que el lenguaje trasmite y sanciona prejuicios 25
  • e imágenes estereotipadas del mundo, con el objeto de contribuir a la erradicación de los usos discriminatorios del lenguaje se está contribuyendo al desarrollo de esta competencia. Lengua Extranjera. El estudio de una lengua extranjera contribuye al desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de una manera directa, completando, enriqueciendo y llenando de nuevos matices comprensivos y expresivos esta capacidad comunicativa general. Un aprendizaje de la lengua extrajera basado en el desarrollo de habilidades comunicativas, contribuirá al desarrollo de esta competencia básica en el mismo sentido que lo hace la primera lengua. El lenguaje es el principal vehículo del pensamiento humano, la herramienta más potente para la interpretación y representación de la realidad y el instrumento de aprendizaje por excelencia, de ahí que el área, en la medida que contribuye a la mejora de la capacidad comunicativa general, lo hace también a la competencia de aprender a aprender. No obstante, su mayor contribución radica en que el aprendizaje de una lengua extranjera se rentabiliza enormemente si se incluyen contenidos directamente relacionados con la reflexión sobre el propio aprendizaje, para que cada niño y cada niña identifiquen cómo aprenden mejor y qué estrategias los hacen más eficaces. Esa es la razón de la introducción en el currículo de un apartado específico de reflexión sobre el propio aprendizaje. A su vez las decisiones que provoca esta reflexión favorecen la autonomía y, en este sentido, se puede afirmar que la lengua extranjera contribuye también al desarrollo de autonomía e iniciativa personal. Las competencias citadas están en la actualidad en relación directa con la competencia en tratamiento de la información y competencia digital. Las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen la posibilidad de comunicarse en tiempo real con cualquier parte del mundo y también el acceso sencillo e inmediato a un flujo incesante de información que aumenta cada día. El conocimiento de una lengua extranjera ofrece la posibilidad de comunicarse utilizándola. Y, lo que es más importante, crea contextos reales y funcionales de comunicación. Esta área contribuye en buena medida al desarrollo de la competencia social y ciudadana. Las lenguas sirven a los hablantes para comunicarse socialmente, pero también son vehículo de comunicación y transmisión cultural. Aprender una lengua extranjera implica el conocimiento de rasgos y hechos culturales vinculados a las diferentes comunidades de hablantes de la misma. Este aprendizaje, bien orientado desde la escuela, debe traducirse tanto en la capacidad como en el interés por conocer otras culturas y por relacionarse con otras personas, hablantes o aprendices de esa lengua. Al mismo tiempo, el conocimiento de otra lengua y de rasgos culturales diferentes a los propios contribuye a la mejor comprensión y valoración de la propia lengua y cultura y favorece el respeto, el reconocimiento y la aceptación de diferencias culturales y de comportamiento, promueve la tolerancia y la integración y ayuda a comprender y apreciar tanto los rasgos de identidad como las diferencias. Por último, y aunque en menor medida, esta área colabora en el desarrollo de la competencia artística y cultural si los modelos lingüísticos que se utilizan contienen, aun con las limitaciones de esta etapa, producciones lingüísticas con componente cultural. Matemáticas. 26
  • Los contenidos del área se orientan de manera prioritaria a garantizar el mejor desarrollo de la competencia matemática en todos y cada uno de sus aspectos, lo que incluye la mayor parte de los conocimientos y de las destrezas imprescindibles para ello. Es necesario remarcar, sin embargo, que la contribución a la competencia matemática se logra en la medida en que el aprendizaje de dichos contenidos va dirigido precisamente a su utilidad para enfrentarse a las múltiples ocasiones en las que niños y niñas emplean las matemáticas fuera del aula. El desarrollo del pensamiento matemático contribuye a la competencia en el conocimiento e interacción con el mundo físico porque hace posible una mejor comprensión y una descripción más ajustada del entorno. En primer lugar, con el desarrollo de la visualización (concepción espacial), los niños y las niñas mejoran su capacidad para hacer construcciones y manipular mentalmente figuras en el plano y en el espacio, lo que les será de gran utilidad en el empleo de mapas, planificación de rutas, diseño de planos, elaboración de dibujos, etc. En segundo lugar, a través de la medida se logra un mejor conocimiento de la realidad y se aumentan las posibilidades de interactuar con ella y de transmitir informaciones cada vez más precisas sobre aspectos cuantificables del entorno. Por último, la destreza en la utilización de representaciones gráficas para interpretar la información aporta una herramienta muy valiosa para conocer y analizar mejor la realidad. Las Matemáticas contribuyen a la adquisición de la competencia en tratamiento de la información y competencia digital, en varios sentidos. Por una parte porque proporcionan destrezas asociadas al uso de los números, tales como la comparación, la aproximación o las relaciones entre las diferentes formas de expresarlos, facilitando así la comprensión de informaciones que incorporan cantidades o medidas. Por otra parte, a través de los contenidos del bloque cuyo nombre es precisamente tratamiento de la información se contribuye a la utilización de los lenguajes gráfico y estadístico, esenciales para interpretar la información sobre la realidad. En menor escala, la iniciación al uso de calculadoras y de herramientas tecnológicas para facilitar la comprensión de contenidos matemáticos, está también unida al desarrollo de la competencia digital. Los contenidos asociados a la resolución de problemas constituyen la principal aportación que desde el área se puede hacer a la autonomía e iniciativa personal. La resolución de problemas tiene, al menos, tres vertientes complementarias asociadas al desarrollo de esta competencia: la planificación, la gestión de los recursos y la valoración de los resultados. La planificación está aquí asociada a la comprensión en detalle de la situación planteada para trazar un plan y buscar estrategias y, en definitiva, para tomar decisiones; la gestión de los recursos incluye la optimización de los procesos de resolución; por su parte, la evaluación periódica del proceso y la valoración de los resultados permite hacer frente a otros problemas o situaciones con mayores posibilidades de éxito. En la medida en que la enseñanza de las matemáticas incida en estos procesos y se planteen situaciones abiertas, verdaderos problemas, se mejorará la contribución del área a esta competencia. Actitudes asociadas con la confianza en la propia capacidad para enfrentarse con éxito a situaciones inciertas, están incorporadas a través de diferentes contenidos del currículo. El carácter instrumental de una parte importante de los contenidos del área proporciona valor para el desarrollo de la competencia para aprender a aprender. A menudo es un requisito para el aprendizaje la posibilidad de utilizar las herramientas matemáticas básicas o comprender informaciones que utilizan soportes matemáticos. Para el desarrollo de esta competencia es también necesario incidir desde el área en los contenidos relacionados con la autonomía, la perseverancia y el esfuerzo para abordar situaciones de creciente complejidad, la sistematización, la mirada crítica y la habilidad para comunicar con eficacia los resultados 27
  • del propio trabajo. Por último, la verbalización del proceso seguido en el aprendizaje, contenido que aparece con frecuencia en este currículo, ayuda a la reflexión sobre qué se ha aprendido, qué falta por aprender, cómo y para qué, lo que potencia el desarrollo de estrategias que facilitan el aprender a aprender Para fomentar el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística desde el área de Matemáticas se debe insistir en dos aspectos. Por una parte la incorporación de lo esencial del lenguaje matemático a la expresión habitual y la adecuada precisión en su uso. Por otra parte, es necesario incidir en los contenidos asociados a la descripción verbal de los razonamientos y de los procesos. Se trata tanto de facilitar la expresión como de propiciar la escucha de las explicaciones de los demás, lo que desarrolla la propia comprensión, el espíritu crítico y la mejora de las destrezas comunicativas. Las Matemáticas contribuyen a la competencia en expresión cultural y artística desde la consideración del conocimiento matemático como contribución al desarrollo cultural de la humanidad. Así mismo, el reconocimiento de las relaciones y formas geométricas ayuda en el análisis de determinadas producciones artísticas. La aportación a la competencia social y ciudadana se refiere, como en otras áreas, al trabajo en equipo que en Matemáticas adquiere una dimensión singular si se aprende a aceptar otros puntos de vista distintos al propio, en particular a la hora de utilizar estrategias personales de resolución de problemas. Religión Católica. Si bien la enseñanza religiosa está presente y ayuda a la conformación de las competencias básicas fijadas en la legislación, teniendo en cuenta que las competencias básicas son aquellas que sustentan la realización personal, la inclusión social y la ciudadanía activa, algunas de ellas tienen una especial relación con la acción educativa de la religión católica, e incluso, podría afirmarse que otras, si se prescinde de la realidad religiosa, carecerían de elementos importantes para su adquisición y desarrollo. Entre otras, la Conferencia Episcopal de Enseñanza y Catequesis propone las siguientes: En relación a la competencia en comunicación lingüística, el diálogo de la fe con la cultura contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que exige ejercitarse en la escucha de la palabra de Dios, la exposición de sus contenidos y aplicación a la cultura y a las distintas formas de vida social, así como a la argumentación adecuada a esta edad y siempre presente en la enseñanza religiosa. Por otra parte, es propio de la enseñanza religiosa católica la utilización de los diversos modos de comunicación que la acción de Dios sobre el hombre ha utilizado. Su revelación es rica en distintos lenguajes. Así, el lenguaje bíblico y su riqueza de expresión y simbología; el lenguaje doctrinal y su precisión conceptual, analítica y argumental; el lenguaje litúrgico y su cercanía al lenguaje de los símbolos del pueblo cristiano; y el lenguaje testimonial que hace posible la transmisión vital de lo creído. Todo ello es imprescindible para la comprensión del lenguaje en todas las lenguas de la cultura occidental. La enseñanza religiosa hace posible una verdadera comunicación lingüística, al utilizar los distintos lenguajes en su expresión verbal o escrita, explícitos e implícitos en fuentes diversas. Finalmente, el análisis de hechos sociales que se presentan en la clase de religión, como elementos motivadores de la realidad evangélica, posibilitan el enriquecimiento del vocabulario. 28
  • En relación a competencia social y cívica se integran elementos esenciales para la humanización (personales, interpersonales e interculturales) y se recogen todas las formas de comportamiento que preparan a las personas para participar de una manera eficaz y constructiva en la vida social y profesional. La enseñanza religiosa católica expone, fundamenta y jerarquiza los valores y virtudes que contribuyen a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno, en orden a hacer posible la maduración en la corresponsabilidad, el ejercicio de la solidaridad, de la cooperación, la libertad, la justicia y de la caridad. Todo ello, como expresión coherente del conocimiento de Dios revelado en Jesucristo. El desarrollo del ser humano, de las capacidades de su mente y de su corazón, de las potencialidades que le configuran y que desbordan las expectativas puramente materiales y funcionales, fundamentan y dan sentido a la acción social y cívica del alumno. La enseñanza religiosa en este cometido incide sustancialmente en el descubrimiento y desarrollo de la verdadera humanización, capaz de hacerle competente en la acción social. Con ello estamos fundamentando uno de los valores básicos, su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. El alumno necesita, ya en estas edades, motivaciones para amar, para construir la personalidad más humana, para ilusionarse en proyectos de vida altruista y desinteresada. El testimonio de hombres y mujeres santos en toda la historia constituye un referente continuo para la autoasimilación de los valores más genuinamente cristianos. En consecuencia, se contribuye directamente a la dimensión moral de la persona favoreciendo que los alumnos reconozcan la raíz de su propio ser y sus mismos comportamientos. Ello conlleva mejorar las relaciones interpersonales basadas en principios y valores que emanan de la persona de Cristo y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto mediante el diálogo, el perdón y la misericordia. En lo más profundo del ser cristiano surge el gran valor de la fraternidad universal. De ahí que las mínimas exigencias éticas de convivencia, participación, conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, estén fundamentadas y sean consecuencias de la fe cristiana. Los valores del respeto, cooperación, solidaridad, justicia, no violencia, compromiso y participación tienen su fundamentación y referencias cristianas en la filiación por el amor de Dios, el amor, la fraternidad, la justicia, la misericordia, el perdón, la donación de sí mismo, la entrega total a favor de los pobres. La contribución de la competencia cultural y artística se relaciona con los aspectos de conocimiento y valoración de toda la expresión artística, plástica, histórica, simbólica, lingüística, de costumbres, ritos, fiestas, valores y modos de vida impregnados de cristianismo desde su origen y su desarrollo actual, como manifestación del hecho religioso. El alumno no sólo va a conocer, sino que podrá comprender y asumir los valores que conlleva el conocimiento del hecho religioso en su expresión artística, cultural y estética, teológica y vivencial. La cultura y la historia europea occidental, y la propia historia y cultura española, no pueden ser comprendidas y asumidas si se prescinde del hecho religioso presente siempre en la historia cultural de los pueblos. Es conocido por todos que la maduración de la personalidad humana se realiza dentro de la tradición cultural donde crece y se sustenta. Esta maduración se realiza en un mundo cada vez más complejo y de mayor contraste cultural y de presencia, respeto y diálogo de culturas. 29
  • El área de Religión y Moral Católica presenta el acontecimiento cristiano en diálogo con la cultura, incorporando orgánicamente el saber de la fe en el conjunto de los demás saberes. Con ello el alumno adquiere una valoración crítica de la cultura a la luz del Evangelio, motivando al mismo tiempo el aprecio de la propia cultura y la estima adecuada de otras tradiciones culturales y religiosas. La enseñanza religiosa católica no sólo aporta a la competencia cultural y artística unos cocimientos del arte y cultura con referencia religiosa y unas destrezas, sino también el sentido y profundidad de su presencia que remite a una manera concreta de ver la vida, de expresarla y de vivir desde la aportación cristiana a la cultura, colaborando así también en la conservación y valoración del patrimonio cultural. Esta área contribuye al desarrollo de la competencia para aprender a aprender fomentando las capacidades a través de la educación, el impulso del trabajo en equipo, la síntesis de la información y la opinión. Además, la enseñanza religiosa ayuda a los alumnos a ser protagonistas de su propio aprendizaje como respuesta a la voluntad de Dios de que el ser humano colabore activa y libremente con el plan por Él establecido. Por ello, aprender a aprender conlleva no sólo una propuesta consensuada de sentimientos, valores y actitudes, sino un marco de referencia aceptado voluntariamente según sus convicciones, que ha de ser crisol en la búsqueda de la verdad y del bien. En cuanto a la autonomía e iniciativa personal es finalidad fundamental del quehacer de la escuela que los alumnos descubran su identidad personal, pero esto no será posible sin una apertura al significado último y global de su existencia humana. La autonomía e iniciativa personal no podrá realizarse en el alumno si no se inicia en el conocimiento de sí mismo, en su ser más profundo, en sus potencialidades, en su dignidad y en su sentido. La formación religiosa católica aporta de esta manera una cosmovisión que hace posible la apertura hacia el fundamento y el sentido último de la vida y, por tanto, al sentido de la ciencia, de la cultura y de la identidad misma de la persona humana. La enseñanza religiosa católica no se reduce a una enseñanza de valores; se dirige a la persona concreta en sus raíces, en sus posibilidades humanas de acción y de servicio y, sobre todo, se dirige al ser humano en su finalidad trascendente. Todo ello conlleva el ofrecimiento del Evangelio de salvación de Jesucristo, para que, una vez conocido, surja la humanidad nueva hecha de hombres nuevos conforme al designio de Dios. Por eso la enseñanza ha de proponer a Jesucristo como camino que nos conduce a la verdad y a la vida y ha de hacerse desde la convicción profunda que procede de la Iglesia que confiesa, celebra y vive la fe en Jesucristo, y, en consecuencia, mediante la forma propia y más coherente de transmitir esa fe de la Iglesia: el testimonio. En la contribución al desarrollo personal del alumno, la religión es generadora de valores y de integración social. La religión colabora en esta competencia entregando al alumno las virtualidades necesarias para crear las disposiciones y actitudes que favorecen la inserción social. La autonomía del individuo cristiano viene precisamente favorecida por la apertura a una visión totalizante del mundo y de la realidad, una cosmovisión que hace posible la formación integral del alumno frente a visiones parciales y determinantes de la libertad propia. 30
  • Desde los procedimientos del área se favorece esta competencia básica desarrollando iniciativas y atiende especialmente a que los alumnos construyan un juicio moral basado en los principios, valores y actitudes que genera el mismo Evangelio. Esta área contribuye a la adquisición de la competencia en el conocimiento e interacción con el mundo físico a través de la doctrina social de la Iglesia, iluminando las respuestas y las soluciones a los problemas que surgen en la interacción del ser humano con el medio físico y con sí mismo. También contribuye a la valoración ética del uso de la ciencia y de la tecnología. A su vez, apoya y da sentido a las habilidades y destrezas relacionadas con la ecología que se adquieren desde esta competencia. El cristiano entiende la naturaleza como creación de Dios, por lo que la valora, la cuida y fomenta. 2.1.4 Tratamiento transversal en las áreas y la Educación en Valores. La educación en valores se presenta como un conjunto de contenidos que interactúan en todas las áreas del currículo escolar, y su desarrollo afecta a la globalidad del mismo; no se trata de un conjunto de enseñanzas autónomas, sino más bien de una serie de elementos del aprendizaje sumamente globalizados, estudiados dentro de las áreas.. El aprendizaje significativo, que se establece siempre desde la realidad inmediata del alumno/a, propicia además esta forma de abordar los valores, dado que la misma situación contextual que introduce los conocimientos de un área sirve de base a estos contenidos. Además, la metodología adecuada debe cuidar especialmente la coherencia entre los contenidos y la forma de actuar en el aula. Entre los valores que tienen una presencia más relevante en esta etapa destacamos los siguientes: Educación moral y cívica. Se presentan contextos en los que los alumnos y alumnas se ven obligados a juzgar y jerarquizar valores. En todas las actividades colectivas se manifiesta una valoración positiva de la participación, el intercambio de puntos de vista, el respeto a las opiniones y reglas, etc. Educación para la paz. El objetivo es que el niño/a comprenda que la construcción de la paz es tarea de todos. Igual que sucede con los conflictos cotidianos, muchas veces el odio entre los pueblos es fruto del desconocimiento y la falta de comunicación, y la mejor manera de superar estos problemas es el diálogo. Las diferencias culturales entre los distintos pueblos son un rico patrimonio que hay que conocer para valorar a todas las personas por igual. El niño/a debe acercarse al conocimiento de otras realidades, con la finalidad de respetar las costumbres y formas de vida que allí se manifiestan. Educación para la salud. 31
  • El conocimiento del propio cuerpo es la base para introducir algunos conceptos básicos de salud e higiene que deben traducirse en hábitos y mantenerse durante toda la vida de la persona. Educación sexual. Se plantea como exigencia natural de la formación integral de la persona. El objetivo es conocer los cambios corporales que aparecen con el crecimiento y que diferencian físicamente a los dos sexos. Educación ambiental. Las grandes cuestiones de la educación ambiental se centran en el descubrimiento del entorno y en el desarrollo de una actitud favorable a la protección y conservación del medio inmediato. Educación vial. El objetivo es capacitar al niño/a en su faceta de peatón/a autónomo/a y posible conductor/a de bicicletas. Para ello sirven como ejes de globalización las unidades referidas al medio social: la calle, la ciudad, los pueblos... Se establecen conocimientos acerca de los elementos y signos viales, y se fomentan otros de tipo conductual que le permiten la adquisición de hábitos precisos para desenvolverse en situaciones concretas. Además se atiende al conocimiento de las redes e infraestructuras de transporte, haciendo partícipe al niño de las pautas de actuación en el uso de cualquiera de los medios de transporte, privados o colectivos. Educación del consumidor/a. La educación para el consumo responsable comienza con reflexiones sobre las actitudes de los niños y niñas, que deben empezar a distinguir entre aquello que realmente necesitan (la ropa, la comida, el transporte, etc.) y aquello de lo que pueden prescindir fácilmente. El aprovechamiento de elementos que se consideran de desecho proporciona experiencias que desarrollan en los niños y niñas los hábitos adecuados de utilización de los recursos que tienen a su alcance. Educación no sexista. Se presenta a la mujer en situaciones iguales a las del hombre, tanto en el ámbito de la escuela como en el del trabajo y en otros contextos cotidianos. Por otra parte, se utiliza un lenguaje coeducativo. 2.1.5 Criterios Generales para la elaboración de las programaciones didácticas. Las programaciones didácticas en la Educación Primaria son instrumentos específicos de planificación, desarrollo y evaluación de cada área del currículo establecido por la normativa vigente. 32
  • Serán elaboradas por los equipos de ciclo, su aprobación corresponderá al Claustro de Profesorado y se podrán actualizar o modificar, en su caso, tras los procesos de autoevaluación que se realiza a final del curso escolar. . Las programaciones didácticas incluirán: a. Los objetivos, los contenidos y su distribución temporal y los criterios de evaluación para cada ciclo, posibilitando la adaptación de la secuenciación de contenidos a las características del centro y su entorno. b. La contribución de las áreas a la adquisición de las competencias básicas. c. La forma en que se incorporan los contenidos de carácter transversal al currículo. d. La metodología que se va a aplicar. e. Los procedimientos de evaluación del alumnado y los criterios de calificación, en consonancia con las orientaciones metodológicas establecidas. f. Las medidas previstas para aplicar el plan de mejora del centro: estimular el interés y el hábito de la lectura y la mejora de la expresión oral y escrita del alumnado, en todas las áreas, desarrollo de competencias matemáticas (razonamiento y resolución de problemas). g. Las medidas de atención a la diversidad. h. Los materiales y recursos didácticos que se vayan a utilizar, incluidos los libros para uso del alumnado. i. Las actividades complementarias y extraescolares relacionadas con el currículo, que se proponen realizar por los equipos de ciclo. Los maestros/as desarrollarán su actividad docente de acuerdo con las programaciones didácticas de los equipos de ciclo a que pertenezcan. La programación didáctica se compone de unidades didácticas. 2.1.6 Metodología Nos inclinamos por una metodología con un enfoque integrador que propicie la utilización de distintas estrategias en función de las necesidades, de los diferentes momentos de la etapa, de las distintas áreas y situaciones, de la diversidad del alumnado, de los diferentes tipos de agrupamientos, etc.. Se establecen los siguientes criterios metodológicos comunes en la etapa de educación primaria: Enfoque metodológico integrador, interrelacionando las áreas curriculares a través de unidades didácticas cada vez más interdisciplinares y globalizadas dirigidas al desarrollo de las competencias básicas. El profesor actuará como guía, mediador y facilitador de información para propiciar aprendizajes significativos a los alumnos. La motivación de los alumnos en el proceso enseñanza-aprendizaje se hará partiendo de situaciones contextualizadas, que provoquen su interés y mantengan su atención, bien porque respondan a situaciones reales relacionadas con sus experiencias y necesidades inmediatas o futuras bien por su significado lúdico y creativo. La necesidad de garantizar aprendizajes funcionales, asegurando su utilización por parte del alumno cuando lo necesite, tanto en la aplicación práctica del conocimiento adquirido como en su utilización para llevar a cabo nuevos aprendizajes. Favorecer el trabajo en grupo para impulsar las relaciones entre iguales, proporcionando pautas que permitan la confrontación y modificación de los puntos de 33
  • vista, coordinación de intereses, tornas de decisiones colectivas, ayuda mutua y superación de conflictos mediante el diálogo y la cooperación, superando con ello toda forma de discriminación. Favorecer en el trabajo individual el desarrollo de la autonomía y la capacidad de superación La enseñanza será activa y participativa: entendida en un doble sentido, por una parte como modo en que los alumnos realizan un aprendizaje autónomo y por otra, estableciendo estrategias que le lleven a una actividad en todos los aspectos: manipulativos, motóricos y cognitivos. La adecuada selección y secuenciación de los contenidos, de manera que exista un tratamiento coordinado de los mismos a lo largo de la etapa y una coherencia entre las metas (competencias básicas) y los medios que se utilizan para conseguirlas. Establecer estrategias metodológicas comunes en el desarrollo de los planes de mejora (resolución de problemas, comprensión y expresión lectora, comprensión y expresión escrita y técnicas de trabajo). Se tendrá en cuenta la diversidad del alumnado, atendiendo a las peculiaridades de cada grupo, a las características de niños o niñas de variada procedencia y capacidad, de distinto ritmo de aprendizaje, etc., se utilizarán cuando sea necesario estrategias facilitadoras del aprendizaje que propicien una educación inclusiva en el alumnado, para ello se realizarán adaptaciones de las tareas que podrían ser las siguientes: adaptaciones relacionadas con el contenido, con el nivel de complejidad, con el nivel de abstracción, con la modificación del lenguaje de presentación/respuesta o sobre el contexto de la tarea (agrupamientos, interacción entre compañeros). Promover actividades y tareas que impliquen a distintos agentes de la comunidad en los aprendizajes del alumnado (comunidades de aprendizaje en el aula. Usar recursos variados y seleccionados con rigor, adecuando la utilización de los diferentes recursos (materiales, manipulables, textos, audiovisuales e informáticos) a los objetivos que se persiguen, facilitando el intercambio de recursos entre los docentes. La evaluación servirá como punto de referencia para la actuación pedagógica con el fin de adecuar el proceso de enseñanza al progreso real de los alumnos. 2.1.7 Criterios de evaluación y promoción. CONSIDERACIONES GENERALES El CEIP San Gregorio de Osset acuerda los siguientes criterios y procedimientos de evaluación comunes que concretan y adaptan al contexto de nuestro centro las normas que regulan las enseñanzas y la evaluación de las etapas de Educación Infantil (Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre; el Decreto 428/2008, de 29 de julio y la Orden de 29 de diciembre de 2008) y de Educación Primaria (Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre; el Decreto 230/2007, de 31 de julio y la Orden de 10 de agosto de 2007). Todas estas normas de aplicación insisten en señalar que la evaluación en ambas etapas educativas tendrá las siguientes características: Global: referida al conjunto de capacidades expresadas en los objetivos generales, adecuados al contexto sociocultural del centro y a las características propias del alumnado. A ello se añade en Educación Primaria el desarrollo de las competencias básicas y el progreso del alumnado en el conjunto de las áreas del currículo. 34
  • Continua: referida a que el profesorado recogerá información de modo continuo sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje con el fin de detectar las dificultades en el momento en que se producen, averiguar sus causas y, en consecuencia, adoptar las medidas necesarias para que el alumnado continúe su proceso de aprendizaje. Formativa y orientadora del proceso educativo: la evaluación ha de proporcionar información constante que permita mejorar tanto los procesos como los resultados de la intervención educativa. La evaluación se llevará a cabo a través de los procedimientos e instrumentos de evaluación del proceso de aprendizaje de cada alumno o alumna y de su maduración personal. La continuidad del proceso presenta, no obstante, diferentes momentos y diferentes motivos: evaluación inicial, evaluación del proceso y evaluación final con la calificación y la decisión sobre la promoción. Es también prioritario enfocar el proceso de evaluación desde el punto de vista de la evaluación de las competencias básicas educativas. Esto requiere una evolución en el proceso evaluador que está ligado a cambios metodológicos y didácticos dentro del aula y que tienen como base los procedimientos que se desarrollan en ella para la adquisición de las diferentes competencias básicas desde las distintas áreas curriculares y desde la aplicación de unidades didácticas integradoras. Dentro del periodo lectivo se realizarán tres sesiones de evaluación. En las actas se harán constar los acuerdos y decisiones adoptadas. La valoración de los resultados derivados de estos acuerdos y decisiones constituirá el punto de partida de la siguiente sesión de evaluación. Los resultados de la evaluación de cada área en Ed. Primaria se expresarán en los siguientes términos: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT), Sobresaliente (SB), considerándose calificación negativa el Insuficiente y positivas todas las demás. El alumnado con necesidades educativas especiales que tenga elaborada una Adaptación Curricular Significativa (ACI) será evaluado conforme a los criterios establecidos en su ACI. Oída la familia, el equipo docente decidirá sobre su promoción. Del mismo modo, aquellos alumnos y alumnas que tengan adaptado de modo no significativo algún elemento del currículum, habrá de tenerse en cuenta esta adaptación en el momento de la evaluación. Al final de ciclo en Primaria, la valoración se trasladará al acta de evaluación, al expediente académico del alumno y, en caso de promoción, al historial académico. El informe personal se realizará anualmente a final de curso o en caso de traslado del alumno a otro centro docente. Estos documentos oficiales se cumplimentarán electrónicamente a través del programa informático Séneca. Los criterios generales de evaluación y promoción han de ser públicos y conocidos por todos los miembros de la comunidad educativa. Se expondrán en el tablón de anuncios y se harán llegar a las familias en las asambleas de principio de curso. También se podrán transmitir al alumnado y familias en las tutorías correspondientes. Asimismo, los criterios de evaluación y promoción de cada uno de los ciclos y áreas atenderán a estos criterios generales del centro y se encontrarán recogidos en los Proyectos Curriculares de Ciclo y Etapa y en las distintas programaciones didácticas respectivamente. 35
  • CRITERIOS COMUNES DE EVALUACIÓN La evaluación en cada etapa y ciclo habrá de incluir, entre otros, los siguientes criterios ajustados al nivel de desarrollo: a) Participar en la elaboración de las normas de clase, conocerlas y respetarlas. Así como conocer y respetar las normas del Centro de modo que el alumnado se inicie en el ejercicio de la ciudadanía democrática. b) Esforzarse y responsabilizarse del estudio y del trabajo para poder desenvolverse con autonomía en la ejecución de actividades y juegos tanto individuales como colectivos. c) Realizar las tareas de forma adecuada, cuidando la presentación, el orden y limpieza en cuadernos y trabajos. d) Desarrollar las capacidades afectivas y adquirir habilidades sociales de modo que los alumnos y alumnas demuestren una actitud contraria a los prejuicios y los estereotipos y participen en la prevención y la resolución de conflictos tanto en el ámbito escolar como en el familiar y social, así como sean capaces de tomar iniciativas y llevarlas a cabo. e) Participar en actividades de debate, análisis y reflexión de modo que el alumnado conozca, comprenda y respete otras culturas, las diferencias entre las personas y actúe sin discriminación hacia todas ellas reconociendo la igualdad de derechos y oportunidades entre las personas, especialmente entre hombres y mujeres. f) Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana, a la vez que reconoce y aprecia las peculiaridades de la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades. Este conocimiento, uso y apreciación tendrá especial incidencia en lograr que el alumnado sea competente para expresar de manera oral y por escrito su pensamiento, emociones y sentimientos y sea capaz de comprender diferentes tipos de texto a la vez que desarrolla diferentes usos y hábitos de lectura. g) Expresar y comprender mensajes sencillos en inglés y ser capaz de desenvolverse en situaciones cotidianas, empleando estructuras sencillas, las expresiones más usuales de relación social y una pronunciación adecuada para lograr la comunicación. En lengua extranjera se prestará una atención muy destacada a las situaciones comunicativas orales. h) Ser capaz de utilizar los números y las operaciones básicas, los símbolos y las formas de expresión del razonamiento matemático con el fin de producir e interpretar informaciones y resolver problemas de la vida diaria. El alumnado deberá adquirir la habilidad de trasladar y aplicar estos usos y conocimientos a situaciones de su vida cotidiana. i) Se habrá de comprobar el conocimiento y la capacidad de interactuar en el entorno natural, social y cultural de manera que comprenda los sucesos, los avances y conocimientos científicos, se inicie en la predicción de las consecuencias de las acciones y contribuya a la conservación y mejora de su entorno. El medio natural, social y cultural andaluz será objeto de una atención significada, aunque se habrá de valorar el respeto e interés mostrado por la diversidad lingüística y cultural de los pueblos. j) En cuanto al uso de las tecnologías de la información y la comunicación tendremos que valorar la iniciación en el uso de las mismas y la capacidad para buscar, obtener, procesar y comunicar la información y transformarla en conocimiento mediante textos, dossiers, web quest, caza de tesoros u otros trabajos. Junto al uso de las TIC y el tratamiento de la 36
  • información deberá valorarse el desarrollo de una actitud crítica hacia los mensajes recibidos y emitidos y el uso excesivo de estas tecnologías. k) Apreciar y comprender diferentes manifestaciones culturales y artísticas, utilizarlas como fuente de disfrute y enriquecimiento personal al tiempo que se inicia en la valoración crítica de las mismas. La realidad cultural andaluza habrá de ser considerada, conocida, respetada y entendida como comunidad de encuentro de culturas. l) La educación física y el deporte tendrán que ser considerados como medios para favorecer el desarrollo personal y social y en este sentido la evaluación, en ésta y otras áreas dada la transversalidad de esta cuestión, deberá valorar la importancia y el interés que el alumnado muestra por la higiene y la salud, la aceptación del propio cuerpo y el de los otros, así como de sus posibilidades motrices y el respeto a las diferencias. PROCEDIMIENTOS E INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN Evaluación inicial Los tutores y tutoras realizarán una evaluación inicial del alumnado durante el primer mes del curso escolar. En dicha evaluación se contemplará: Ed. Infantil: datos sobre el desarrollo de las capacidades contempladas en los objetivos de la etapa, información proporcionada por el padre o madre, en su caso, los informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales que revistan interés para la vida escolar y la revisión de los datos del alumnado que hubiere estado escolarizado en el primer ciclo de esta etapa. Ed. Primaria: datos sobre el punto de partida desde el que se inician los nuevos aprendizajes, obtenidos aquellos mediante información directa del profesorado especialista y de los tutores/as anteriores; pruebas iniciales de nivel de competencia curricular, que sistematicen el proceso evaluativo y le den coherencia y continuidad a la etapa (estas pruebas serán elaboradas por los equipos docentes con el visto bueno del ETCP); observación directa; análisis de los informes personales del ciclo o curso anterior; información de la familia y, en su caso, los informes médicos, psicológicos, pedagógicos y sociales si los hubiere. El objeto de esta evaluación es detectar el punto de partida en relación a las competencias básicas para el curso, los conocimientos previos, capacidades, aptitudes y necesidad de medidas educativas. Esta información se podrá transmitir al alumnado y sus tutores legales (situación inicial del alumno, objetivos propuestos para el curso y plan a seguir). Evaluación continua Uno de las características más importantes de la evaluación es la de la continuidad. Entendemos el proceso de evaluación continua como la forma de valorar pormenorizadamente el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumno y la única manera posible de ir detectando desfases curriculares y metodológicos, adaptando la respuesta del maestro y la maestra a la realidad de la clase. La evaluación continua atenderá en cada momento a los criterios de evaluación planteados para el ciclo, se irá valorando detenidamente la adquisición que los alumnos van 37
  • realizando de las competencias básicas mediante la valoración de los diferentes criterios de evaluación planteados. Esta valoración sistemática facilitará la adopción de las medidas necesarias en cada caso. La evaluación se realizará lo más objetivamente posible. El profesorado recabará información sobre cada alumno o alumna y la anotará en fichas de seguimiento, diario de clase o cualquier otro documento que estime oportuno. Se atenderán al menos a tres instrumentos básicos para valorar al alumnado y el trabajo que realiza en el aula: Observación diaria del trabajo del alumno/a y actitud respecto al aprendizaje y la convivencia. Este instrumento de evaluación facilitará la valoración, principalmente, de: - - Interés, esfuerzo y actitud en el aula y hacia el aprendizaje. (participación en clase, motivación, preguntas en clase, salidas a la pizarra, exposiciones orales, trabajo en equipo) Respeto a las normas y a las opiniones y trabajos de los demás. Desarrollo de competencias lingüísticas (expresión y comprensión oral y escrita) Desarrollo de competencias matemáticas ( razonamiento, resolución de situaciones problemáticas) Tareas y actividades propuestas en clase o para casa. Lectura de todos los textos y libros propuestos. Asambleas de clase, puestas en común, coloquios. Revisión y corrección de los trabajos realizados por el alumno/a. (cuadernos de trabajos, en papel o/y digitales, presentaciones, webquests, etc…) Este instrumento de evaluación facilitará la valoración, principalmente, de: - - Cuidado en la presentación y orden, así como la dedicación que emplea en llevar al día su trabajo. Presentación y adecuación en distintos formatos de los diferentes trabajos (producciones escritas de diversos textos, anotaciones, apuntes, reflexiones, comentarios, esquemas, resúmenes, etc…), tanto en su forma (ortografía, caligrafía, limpieza, márgenes, estructuración del espacio, etc…), como en el fondo y fondo (vocabulario, selección y ordenación de ideas, conclusiones, etc…) Desarrollo de competencias básicas. El archivo de todos los trabajos. Portafolios. Pruebas específicas: pruebas objetivas en todas sus variantes, tanto orales como escritos. Este instrumento de evaluación facilitará la valoración, principalmente, de: - Presentación y adecuación en distintos formatos de los diferentes controles escritos de evaluación tanto en fondo como en forma. - Expresión oral, uso del vocabulario adecuado. - Desarrollo de competencias básicas. - Imaginación, creatividad, adaptación - Si amplía la información sobre los temas trabajados y aporta sus propias ideas 38
  • - y comentarios. Su compromiso con su propio proceso de aprendizaje.. El esfuerzo y la responsabilidad. Evaluación final Esta será el resultado de la evaluación continua, tanto para final de curso y ciclo como para cada uno de los trimestres. Los resultados de la evaluación se reflejarán en un boletín informativo que será entregado al padre/madre o tutor/a a la finalización de cada trimestre, A los alumnos/as con necesidades educativas no significativas se les elaborará un boletín informativo complementario que acompañará al oficial y donde se reflejará el grado de desarrollo de sus competencias básicas en base su programación adaptada. Evaluación del alumnado de NEAE Los criterios de evaluación establecidos en las ACI´s del alumnado serán el referente fundamental para valorar el grado de adquisición de las competencias básicas. Criterios de calificación La evaluación requiere de un proceso calificativo objetivo, sistemático, coherente y común para todo el centro. Así, conforme a los instrumentos y criterios de evaluación establecidos, se establece como criterio de calificación que el alumno/a deberá superar al menos el 50% del conjunto de los bloques de aspectos a evaluar (observación, trabajos y controles de evaluación). Los porcentajes de evaluación para cada uno de los tres aspectos serán los siguientes: Aspectos a evaluar Observación en Primaria trabajo clase Trabajos del alumno/a Pruebas objetivas Ciclo 1º 35 % 35 % 30 % Ciclo 2º 25 % 35 % 40 % 25 % 30 % 45 % Ciclo 3º Para la evaluación del alumnado inmigrante y/o de tardía incorporación al sistema educativo que presenta graves carencias en la lengua española y recibe una atención específica en este ámbito, se tendrán en cuenta los informes sobre competencias lingüísticas, que a tales efectos, elabore el profesorado responsable de dicha atención. CRITERIOS DE PROMOCIÓN Segundo ciclo de Educación Infantil. 39
  • En esta etapa sólo repetirán aquellos alumnos/as de NEE que no hayan logrado los objetivos mínimos. Para ello se cumplimentará el protocolo prescriptivo correspondiente (informes del tutor/a y del EOE, aceptación de la familia y solicitud a la Inspección Educativa) Educación Primaria Al finalizar cada ciclo de esta etapa, como consecuencia del proceso de evaluación, el equipo docente, de forma colegiada, decidirá sobre la promoción o no del alumnado en función de la adquisición de las competencias básicas, los objetivos generales y las posibilidades de progreso de cada alumno/a Los criterios de promoción nos permiten decidir si un alumno/a ha logrado los objetivos establecidos para su grupo de referencia y si es conveniente que se matricule en el ciclo siguiente o, por el contrario, permanecer un curso más en el mismo. Difieren de los criterios de evaluación en el sentido de que éstos se circunscriben al currículum (si ha alcanzado los objetivos propuestos), mientras que los criterios de promoción atienden también a otras dimensiones del alumno/a. En el último trimestre se desarrollarán sesiones de trabajo con el fin de garantizar una adecuada transición entre ciclos y etapas. Desde el ETCP se convocarán las reuniones pertinentes entre los equipos docentes implicados. Los alumnos y alumnas de nuestro Centro repetirán curso en función de sus necesidades educativas individuales, siendo necesario que dicha repetición, si procediese, se lleve a cabo, prioritariamente, tras finalizar el primer Ciclo de EP. Para la adopción de la decisión se tomará especialmente en consideración la información y criterio del tutor/a. En cualquier caso, la no promoción del niño/a se estudiará de forma individual y oídos los padres, siendo el profesor/a tutor/a quien lleve la consulta definitiva al equipo docente y al ETCP. La fundamentación de que la repetición de curso se efectúe de manera prioritaria en el primer Ciclo se deriva de la importancia que tiene para el alumnado la adquisición de la competencia lingüística y matemática en este Ciclo, al ser la base de los aprendizajes posteriores de esta etapa. Asimismo, el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo que finalice el primer ciclo, al repetir un curso más, tendrá, en el mismo, un referente más próximo tanto para su desarrollo personal y social, como en los contenidos curriculares que se impartan en este nivel. Los alumnos/as de educación primaria que presenten durante un curso escolar más de sesenta faltas de asistencia a clase de manera injustifica no promocionarán, si procediese, al ciclo o etapa siguiente La decisión de que un alumno/a permanezca un año más en la Educación Primaria ha de considerarse excepcional y sólo podrá adoptarse una vez a lo largo de la etapa, tal como establece la normativa vigente. Por todo ello, los criterios para la promoción que establecemos son los siguientes: Nivel de competencia curricular. Este criterio está estrechamente relacionado con los criterios de evaluación establecidos. Se evaluará el grado de consecución de las 40
  • competencias básicas planteadas en cada ciclo. Si el alumno ha alcanzado un nivel mínimo de esas competencias básicas, se optaría por la promoción. En el caso que no fuera así, habría que tener en cuenta otros aspectos. Para valorar el nivel mínimo de competencia curricular nos basaremos en dos elementos: a) Criterios de evaluación de cada ciclo. b) Instrumento de descriptores en función de las competencias básicas, objetivos, contenidos y criterios de evaluación mínimos y básicos de cada ciclo. Sería necesario elaborar un instrumento de evaluación que adaptara estos elementos de ciclo a los valores mínimos que un alumno/a debe haber adquirido al finalizar dicho ciclo. El alumno/a accederá al ciclo o etapa siguiente siempre que se considere que ha alcanzado el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez y que los aprendizajes no alcanzados no le impiden seguir con aprovechamiento el nuevo ciclo o etapa. En este caso recibirá los apoyos necesarios para recuperar dichos aprendizajes. Grado de integración en el aula. A la hora de valorar la no promoción de un alumno/a hemos de tener en cuenta el factor social de integración en el grupo clase. Será necesario estudiar tanto el grupo-clase en el que se encuentra inmerso como los posibles gruposclases que vienen del curso inferior y valorar colegiadamente en qué medida este aspecto afectaría al alumno/a. La tendencia será que en el caso de que un alumno/a se encontrara bien integrado en su grupo habría que valorar si es posible la promoción con un plan de refuerzo específico para recuperar los objetivos mínimos del ciclo que supera. A su vez, si en un alumno/a observamos que su integración en su grupo/clase no es la más adecuada se tendería a intentar cambiarla de grupo y en este caso la decisión de la no promoción tomaría mayor peso. Madurez psicológica y emocional del alumno/a. Pudiera ocurrir que la causa de que el alumno/a no logre alcanzar los objetivos de su Ciclo fuese su madurez. El criterio sería paralelo al del punto anterior. Si un alumno/a no consigue plenamente los objetivos del ciclo pero se le observa un grado de madurez personal en el que se intuya que con un plan de refuerzo específico podría evolucionar, tomaría más importancia la decisión de que promocionara de curso. Si por el contrario observamos y analizamos el caso de un alumno/a con síntomas de inmadurez personal se valoraría con más razón la necesidad de que no promocionara de curso. Número de permanencias adoptadas. Son dos las permanencias que en Educación Primaria se pueden adoptar. Una de ellas tiene carácter ordinario y una segunda con carácter extraordinario según la Orden de 10-8-2007 sobre evaluación en E. Primaria dirigida a los alumnos/as con necesidades educativas especiales. Valoración de los grupos clase. Un último criterio a tener en cuenta es la valoración de la composición y características de los diferentes grupos-clase, tanto en los grupos que pasan de ciclo como en los grupos que se incorporan al último nivel de cada ciclo. La ratio de cada grupo, las características propias como grupo-clase de cada uno de ellos, los alumnos/as con algún tipo de dificultad de aprendizaje, los alumnos con necesidades educativas… son aspectos que deben completar la valoración global y que se ha de tener en cuenta como previsión en la composición de los grupos para el curso siguiente. Para realizar dicha valoración será el ETCP el que aporte la visión global en este sentido. 41
  • Para adoptar la permanencia ordinaria se tendría en cuenta los cinco criterios de promoción comentados anteriormente. La decisión final se realizará de forma consensuada entre los diferentes órganos colegiados del centro. Repetición extraordinaria: En el caso de los alumnos/as con necesidades educativas especiales, además de dichos criterios, habría que analizar si el hecho de que se adoptara una permanencia extraordinaria facilitaría la consecución de los objetivos establecidos para é/ella y que al mismo tiempo favorezcan su integración socioeducativa o, por si el contrario, se considera que la repetición no es una medida que favorezca la consecución de dichos objetivos. PROTOCOLO DE INFORMACIÓN A LAS FAMILIAS Y PROCEDIMIENTO DE RECLAMACIÓN. El tutor o tutora, una vez que pueda prever que un alumno/a pueda ser candidato/a a no promocionar por sus dificultades de aprendizaje, lo comunicará a su ciclo y al ETCP lo antes posible. Si esa previsión lo sugiere en el primer o segundo trimestre del curso deberá notificarlo a los padres (en la sesión de entrega de notas) y elaborará un plan de refuerzo concreto dentro y fuera del centro para intentar evitar la repetición. Una vez que se llegue al final de curso, reunido el equipo docente y ETCP, considerando que un alumno o alumna puede no promocionar, el tutor/a mantendrá una reunión con la familia para informarle de la situación y oirá la opinión de los padres. Finalmente, será el tutor/a con el respaldo del ETCP el que informará de la decisión definitiva a las familias. Todo ello se realizará en el mes de Junio. El alumnado accederá al ciclo o etapa siguiente siempre que se considere que ha alcanzado el desarrollo correspondiente de las competencias básicas y el adecuado grado de madurez. Se accederá, asimismo, siempre que los aprendizajes no alcanzados no le impidan seguir con aprovechamiento el nuevo ciclo o etapa. En este caso, el alumnado recibirá los apoyos necesarios para recuperar dichos aprendizajes. (Artículo 8.3 Orden de 10-8-2007 sobre evaluación en E. Primaria) Cuando no se cumplan las condiciones señaladas en el apartado anterior, el alumno o alumna permanecerá un año más en el mismo ciclo. Esta medida se podrá adoptar una sola vez a lo largo de la educación primaria y deberá ir acompañada de un plan específico de refuerzo o recuperación. (Artículo 8.4 Orden de 10-8-2007 sobre evaluación en E. Primaria). De conformidad con lo recogido en el artículo 16.1 del Decreto 230/2007, de 31 de julio, el equipo docente, asesorado por el equipo de orientación educativa, oídos el padre, la madre o los tutores legales, podrá adoptar la decisión de que la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales con adaptación curricular significativa pueda prolongarse un año más, siempre que ello favorezca su integración socioeducativa. (Artículo 8.5 Orden de 108-2007 sobre evaluación en E. Primaria). En nuestro centro esta decisión ha de ir respaldada por la decisión del ETCP. Por otro lado, el alumnado y sus padres o tutores legales podrán solicitar cuantas aclaraciones consideren necesarias sobre el proceso de aprendizaje, sobre las calificaciones o sobre la decisión de promoción. El centro debe garantizar el ejercicio de este derecho. El alumnado tiene derecho a que su rendimiento escolar sea evaluado con plena objetividad por lo que cada uno de los instrumentos de evaluación recogidos en este 42
  • documento deben servirse de un registro documental: a través de las propias pruebas escritas, de listas de control, registros anecdóticos, escalas de valoración... que permitan su comprobación en caso de reclamaciones. El proceso para las reclamaciones es el siguiente: 1. En el caso de que se produzca la petición de aclaraciones al equipo docente y que tras éstas exista desacuerdo sobre la calificación final o decisión de promoción, los padres podrán solicitar por escrito la revisión de dicha calificación o decisión a la Jefatura de Estudios. Disponen de dos días hábiles a partir de aquel en que se produjo la notificación por lo que ésta debe practicarse por un medio que permita tener constancia de la fecha de recepción por el interesado La solicitud debe contener: nombre y apellidos del interesado, domicilio a efectos de notificación, alegaciones que justifiquen la disconformidad, firma del solicitante, órgano al que se dirige y fecha. Será entregada en la secretaría y registrada de manera oficial. 2. El jefe de estudios la trasladará al equipo docente quién verá si hay adecuación de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación y de los procedimientos e instrumentos de evaluación aplicados y recogidos en el Proyecto Curricular. Asimismo, si existe una correcta aplicación de los criterios de calificación y evaluación establecidos en la programación didáctica para superar el ciclo o curso. El equipo docente elaborará un informe en el que constará la decisión adoptada de modificación o ratificación de la decisión objeto de revisión. 3. El jefe de estudios comunicará por escrito al reclamante la decisión e informará de la misma al profesor/a tutor, haciéndole entrega de una copia del escrito. 4. En el caso de que siga existiendo desacuerdo, los padres podrán solicitar por escrito al Director del centro que éste eleve por escrito la reclamación a la Delegación Provincial de Educación de Sevilla. Disponen de dos días hábiles a partir de la última comunicación del centro. 5. El Director remitirá, en un plazo máximo de tres días, el expediente de la reclamación a la Delegación Provincial. Éste contendrá: la solicitud del interesado, las actas e informes elaborados por el centro, escritos del centro al interesado con acuses de recibo, instrumentos de evaluación empleados, criterios de evaluación y promoción y otros que se consideren necesarios. 6. La revisión del expediente corresponde a la Comisión Técnica Provincial de Reclamaciones. En el plazo de 15 días a contar desde la recepción del expediente, la Delegación de Educación debe dictar y notificar la correspondiente resolución que pone fin a la vía administrativa por lo que contra ella sólo cabe interponer, en el plazo de dos meses a contar desde el día siguiente al de su notificación, un recurso contencioso administrativo. En un ANEXO a este documento se adjuntan los modelos oficiales del Centro que desarrollan este proceso de reclamación. 2.2 Educación Infantil 2.2.1 Justificación 43
  • - - Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. (BOE núm.106 de 4 de mayo 2006). Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación Infantil. (BOE núm. 4 de 4 enero de 2007. Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación en Andalucía. (BOJA núm.252 de 26 de diciembre 2007). Decreto 428/2008, de 29 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la Educación Infantil en Andalucía. (BOJA núm. 164 de 19 de agosto 2008). Orden de 5 de agosto de 2008, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Infantil en Andalucía. (BOJA núm.169 de 26 de agosto de 2008). Orden de 29 de diciembre de 2008, por la que se establece la ordenación de la evaluación en la Educación Infantil en la comunidad Autónoma de Andalucía. (BOJA núm15 de 23 de enero de 2009). 2.2.2 Objetivos Generales El segundo ciclo de la Educación Infantil contribuirá a desarrollar en los niños y las niñas las capacidades que les permitan: a. Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias. b. Observar y explorar su entorno familiar, natural y social. Conocer y apreciar algunas de sus características y costumbres y participar activamente, de forma gradual, en actividades sociales y culturales del entorno. c. Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales. d. Desarrollar sus capacidades afectivas. e. Relacionarse con los demás y adquirir progresivamente pautas elementales de convivencia y relación social, así como ejercitarse en la resolución pacífica de conflictos. f. Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión. g. Iniciarse en las habilidades lógico-matemáticas, en la lectoescritura y en el movimiento, el gesto y el ritmo. 2.2.3 Objetivos de las áreas ÁREA DE CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL En relación con el área, la intervención educativa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: a) Reconocerse como una persona diferenciada de las demás, identificando las propias posibilidades y limitaciones, valorando la diversidad como una realidad enriquecedora. b) Formarse una imagen ajustada y positiva de sí mismo, a través de la interacción con los otros y del conocimiento de las propias características, desarrollando sentimientos de autoestima y autonomía. c) Progresar en el control del cuerpo, desarrollando la percepción sensorial y ajustando el tono, el equilibrio y la coordinación del movimiento a las características del contexto. 44
  • d) Conocer y representar el propio cuerpo, sus elementos y algunas de sus funciones, descubriendo y utilizando sus posibilidades motrices, sensitivas, expresivas y cognitivas, coordinando y controlando cada vez con mayor precisión gestos y movimientos. e) Identificar las propias necesidades, sentimientos, emociones o preferencias, y ser progresivamente capaces de denominarlos, expresarlos y comunicarlos a los demás, identificando y respetando, gradualmente, también los de los otros. f) Adquirir progresivamente autonomía e iniciativa en la realización de las actividades habituales y tareas sencillas para resolver problemas de la vida cotidiana, aumentando el sentimiento de autoconfianza. g) Adecuar su comportamiento a las necesidades y requerimientos de los otros en actividades cotidianas y de juego, desarrollando actitudes y hábitos de respeto, ayuda y colaboración y evitando comportamientos de sumisión o dominio. h) Progresar en la adquisición de hábitos y actitudes relacionados con la seguridad, la higiene y el fortalecimiento de la salud, desarrollando estrategias para satisfacer sus necesidades básicas, de manera progresivamente más autónoma, aumentando el sentimiento de autoconfianza y la capacidad de iniciativa. i) Aprender a disfrutar de las situaciones cotidianas de equilibrio y bienestar emocional, aceptando las pequeñas frustraciones, reconociendo los propios errores, buscando y aceptando ayuda cuando sea necesario para superar las dificultades. j) Descubrir, conocer y vivir el juego como medio que favorece la propia aceptación, el desarrollo humano, la manifestación de emociones, el respeto a los demás, la aceptación de las normas, la seguridad personal y la aceptación de la identidad sexual y cultural. ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL ENTORNO En relación con el área, la intervención educativa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: a) Observar y explorar de forma activa su entorno físico, natural y social, desarrollar el sentido de pertenencia al mismo, mostrando interés por su conocimiento, y desenvolverse en él con cierta seguridad y autonomía. b) Relacionarse con los demás, de forma cada vez más equilibrada y satisfactoria, interiorizando progresivamente las pautas básicas de comportamiento social y ajustando su conducta a ellas. c) Identificar y acercarse al conocimiento de distintos grupos sociales cercanos a su experiencia, a algunas de sus características, producciones culturales, valores y formas de vida, generando actitudes de confianza, respeto y aprecio. d) Indagar el medio físico manipulando algunos de sus elementos, identificando sus características y desarrollando la capacidad de actuar y producir transformaciones en ellos. 45
  • e) Iniciarse en las habilidades matemáticas manipulando funcionalmente elementos y colecciones, identificando sus atributos y cualidades y estableciendo relaciones de agrupamientos, clasificación, orden y cuantificación. f) Desarrollar y aplicar el pensamiento matemático con el fin de resolver problemas en situaciones cotidianas. g) Interesarse por el medio natural, observar y reconocer animales, plantas, elementos y fenómenos de la naturaleza, experimentar, hablar sobre ellos y desarrollar actitudes de curiosidad. h) Conocer y valorar los componentes básicos del medio natural y utilizar las habilidades necesarias para comprender algunas de sus relaciones, cambios y transformaciones, desarrollando actitudes de cuidado, respeto y responsabilidad en su conservación. i) Conocer las manifestaciones culturales propias de su entorno, disfrutar con ellas y valorarlas, mostrando interés y respeto por aquellas propias de otras comunidades y cultura. ÁREA DE LENGUAJE: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN En relación con el área, la intervención educativa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades: a) Apropiarse progresivamente de los diferentes lenguajes para expresar sus necesidades, preferencias, sentimientos, experiencias y representaciones de la realidad. b) Experimentar y expresarse utilizando los lenguajes corporal, plástico, musical y tecnológico, para representar situaciones, vivencias, necesidades y elementos del entorno y provocar efectos estéticos, mostrando interés y disfrute. c) Utilizar la lengua como instrumento de comunicación, de representación, aprendizaje y disfrute, de expresión de ideas y sentimientos, y valorar la lengua oral como un medio de regulación de la conducta personal y de la convivencia. d) Comprender las intenciones comunicativas y los mensajes de otros niños y adultos, familiarizándose con las normas que rigen los intercambios comunicativos y adoptando una actitud favorable hacia la comunicación, tanto en lengua propia como extranjera. e) Acercarse a las producciones de tradición cultural. Comprender, recitar, contar y recrear algunos textos literarios mostrando actitudes de valoración, disfrute e interés hacia ellos. f) Desarrollar la curiosidad y la creatividad interactuando con producciones plásticas, audiovisuales y tecnológicas, teatrales, musicales, o danzas, mediante el empleo de técnicas diversas. g) Iniciarse en los usos sociales de la lectura y la escritura explorando su funcionamiento y valorándolas como instrumento de comunicación, información y disfrute. 46
  • h) Iniciarse en el uso oral de una lengua extranjera con intención comunicativa en actividades relacionadas con las situaciones habituales del aula, y mostrar interés y disfrute al participar en estos intercambios. i) Iniciarse en el uso de instrumentos tecnológicos, valorando su potencial como favorecedores de comunicación, de expresión y como fuente de información y diversificación de aprendizajes. 2.2.4 Contenidos de las áreas La secuenciación de contenidos realizados a lo largo del ciclo se lleva a cabo atendiendo a los siguientes criterios: - Considerar el momento del desarrollo cognitivo y emocional propio de las diferentes edades, como uno de los criterios fundamentales para la organización de los contenidos. - -Presentar los distintos contenidos de un modo significativo para los niños y niñas de las distintas edades. - -Partir de los contenidos más concretos y más próximos a la realidad de los alumnos/as para avanzar, a través de la manipulación y la experiencia, hacia otros más abstractos. - -Atender a la globalidad propia de la etapa, estableciendo una adecuada interrelación entre los contenidos de las diversas áreas del currículo e incluyendo, como parte fundamental de los mismos, la educación en valores. - -Tratar los contenidos de modo cíclico a lo largo de este ciclo de forma que se avance y profundice en su consecución a través de aproximaciones sucesivas. - -Afianzar y ampliar las adquisiciones logradas en los distintos ámbitos de desarrollo del niño: a. Capacidades de equilibrio personal: Formarse una imagen de sí mismo/a progresivamente más ajustada, aceptando sus posibilidades y limitaciones, manteniendo una actitud positiva de confianza en las propias capacidades. b. Relaciones personales: Progresar en la ampliación y en la calidad de relaciones con los iguales en un marco que irá permitiendo de forma paulatina la articulación y coordinación de diferentes puntos de vista. c. Capacidades de inserción social: Adquirir y mejorar el sentido de pertenencia a diferentes grupos sociales y actuar de manera progresivamente más autónoma en el seno de dichos grupos. d. Capacidades cognitivas y lingüísticas: 47
  • Avanzar en el dominio del lenguaje oral, así como en la función de regulación y planificación de la propia actividad. Los contenidos tienen como referencia obligada en cada momento del proceso educativo los objetivos y las competencias básicas cuya adquisición facilitan. INFANTIL 3 AÑOS CONOCIMIENTO DE SI MÍSMO Y AUTONOMÍA PERSONAL Bloque 1. Identidad personal, el cuerpo y los demás. - Descubrimiento del propio sexo, así como la construcción de la identidad de género. Desarrollo de un sentimiento de autoestima positivo. Elaboración progresiva de un esquema corporal cada vez más ajustado y completo y su representación. Apreciación gradual del tiempo cronológico y del tiempo subjetivo a partir de sus vivencias. Respeto a cualquier tipo de diferencias (sensorial, física o psíquica). Descubrimiento y exploración de sus posibilidades y habilidades motrices y sensitivas (correr, saltar, girar…), así como sus habilidades finas (recortar pintar modelar…). Apreciación y disfrute de las numerosas situaciones de la vida cotidiana relacionadas con el aseo, alimentación, descanso, cuidado de las propias cosas y de las de los demás. Bloque II: Vida cotidiana, autonomía y juego. - - - - Adquisición de una progresiva capacidad para valerse por si mismo en los distintos planos de su actual pensar y sentir, que le posibiliten gradualmente la toma de iniciativas e independencia para escoger, opinar y asumir progresivamente la responsabilidad de sus actos. Cooperación, solidaridad y ayuda en la relación con los demás. Conocimiento de distintos alimentos y la adquisición de hábitos de una dieta rica, variada y equilibrada, así como hábitos en los momentos de las comidas (uso de utensilios, posturas adecuadas…..). Conocimiento de algunos peligros para adquirir hábitos de cuidados y prevención. Reconocimiento de situaciones relativas a la salud (enfermedad propia y de los demás, pequeños accidentes…). Participación en la elaboración de las normas de convivencia que contribuyan a identificar y solucionar situaciones de conflictos y actuaciones en caso del incumplimiento de las mismas. Utilización del juego como actividad fundamental para el desarrollo de la identidad y la autonomía, conocimiento e intervención en el entorno y reflexión crítica sobre las relaciones sociales y roles asumidos. CONOCIMIENTO DEL ENTORNO Bloque I. Medio físico: elementos, relaciones y medidas. Objetos, acciones y relaciones. 48
  • - Observación y detección de los elementos físicos y de las materias presentes en su ámbito de actuación, así como de sus características y propiedades (forma, color, peso, tamaño, permeabilidad...). - Observación de las transformaciones y cambios sobre los fenómenos físicos o acciones que sobre ellos ejercemos( desplazar, transformar, calentar, enfriar..) que les llevarán a diferenciar y establecer relaciones físicas causa-efecto. - Conocimiento e interpretación del medio físico y sus elementos. - Utilización de enseres y objetos relacionados con su vida cotidiana de forma cada vez más autónoma. - Cuidado y respeto hacia los objetos propios y ajenos y la adquisición de hábitos de uso correcto y seguro. - Valoración de los hábitos ecológicos de recuperación, reutilización, reciclado y aprovechamiento de los objetos y materias, evitando conductas de despilfarro consumista. - Utilización, verbalización y representación cada vez más propia, de los números cardinales, aplicados a colecciones cercanas referidas a cantidades manejables (niñ@s que van de excursión, faltan 5 días para las vacaciones…). - Procedimiento del conteo como estrategia para reflexionar sobre el uso de los números y sus funciones (numerar las casas de una calle, elaborar un listín telefónico…). - Discriminación perceptiva de algunos atributos y propiedades de algunos de los objetos (clasificación). - Ordenación de colecciones de manera seriada con un número cada vez mayor de elementos siempre que el atributo sea claramente perceptible y los elementos sean familiares y cotidianos. - Propuestas que indiquen recogida de datos y organización de los mismos que ayuden a relacionar unas acciones con otras, descubriendo algunas leyes lógicas que dan lugar a operaciones. - Identificación de situaciones en las que se hace necesario medir utilizando ocasionalmente el propio cuerpo como instrumento de medida. - Aproximación a las nociones temporales a través de sus propias vivencias. - Estimación de las situaciones espaciales de sí mismo con respecto a los objetos. - Identificación de las formas planas presentes en el entorno y exploración de cuerpos geométricos. - Fomento de códigos matemáticos convencionales y no convencionales para expresar y comprender las relaciones de tipo cualitativo. Bloque II. Acercamiento a la naturaleza. 49
  • - Conocimiento de los elementos de la naturaleza (seres vivos e inertes). - Observación sobre los cambios que se producen en su entorno, semejanzas y diferencias entre unos y otros. - Observación de los fenómenos de la naturaleza y sus consecuencias para la vida humana. Bloque III. La vida en sociedad. - Descubrimiento de las personas que forman parte de los contextos familiares y escolar, observación de sus comportamientos y de las tareas que cada uno realiza. - Incorporación progresiva de pautas adecuadas de comportamiento social. - Valoración de las relaciones afectivas entre las personas. - Resolución de conflictos cotidianos mediante el diálogo. - Vinculación de los niñ@s al entorno cultural participando en manifestaciones culturales propias del entorno andaluz. - Conocimiento de las distintas profesiones y valoración de las normas de comportamiento que debemos cumplir como usuarios de los distintos servicios. - Aproximación al conocimiento y uso de las nuevas tecnologías. LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN Bloque 1. Lenguaje corporal. - La conversación como medio para la utilización de un léxico creciente, estructuración de frases, pronunciación clara, entonación adecuada, así como discriminación auditiva. - Normas que rigen el intercambio lingüístico, escuchar, respetar el turno de palabra, respetar las opiniones de los demás, etc… - Utilización cada vez mas correcta y convencional de los determinantes, pronombres, concordancia, etc. así como la utilización adecuada de frases de distinto tipointerrogativas, afirmativas- y la descripción de objetos, personas y hechos. - Comprensión de textos orales, como cuentos, poesías, ritmas…que recojan la riqueza cultural andaluza. - Diferenciación entre formas escritas y otras formas de expresión gráfica. - Convenciones del sistema de escritura: linealidad, arbitrariedad, etc… - Identificación de letras y palabras muy significativas como su nombre propio y otras personas que le rodean. 50
  • - Usos de los diferentes soportes de la lengua escrita: libros, folletos, carteles, periódicos… - Potenciación de la idea de la lectura como un proceso de interpretación y comprensión, más que la asociación de sonidos a letras. - Acercamiento a los cuentos y otras obras literarias a través de la lectura por parte de un adulto. - Dramatización de algunos textos para generar disfrute e interés por expresarse con recurso extralingüísticos. - Creación de momentos en los que se inviten a vivir en situaciones reales: mensajes, lista, nombres… - Funcionalidad del lenguaje escrito como medio de comunicación. - Utilización de la biblioteca de aula para aprender a valorarla como un recurso informativo de entretenimiento y disfrute. Bloque III. Lenguaje artístico: musical y plástico. - Reconocimiento de sonidos del entorno natural y social y la discriminación auditiva de rasgos básicos como largo, corto, fuerte, suave, agudo, grave… - Exploración de las posibilidades sonoras de la voz. - Exploración y descubrimiento de las posibilidades sonoras del cuerpo, los objetos e instrumentos. - Imitación y reproducción de sonidos, ritmos y movimientos. - Acercamiento a la música popular andaluza. - Conocimiento y utilización de distintos materiales y técnicas para la producción de obras plásticas. - Descubrimiento de los elementos que conforman el lenguaje plástico: líneas, formas… - La prensión manual y control de movimientos en función de distintos materiales, soportes… - Valoración de las distintas producciones: artísticas, propias y de distintos autores. INFANTIL 4 AÑOS CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL. Bloque I. La identidad personal, el cuerpo y los demás - Exploración del propio cuerpo y observación de las transformaciones que se producen con el paso del tiempo. 51
  • - Localización y denominación de algunas partes externas del cuerpo. - Establecimiento de correspondencias entre las principales sensaciones, los órganos sensoriales y sus funciones básicas. - Identificación de algunos rasgos diferenciales entre su cuerpo y el de sus compañeros. - Discriminación de las características y cualidades más significativas de su propio cuerpo. - Coordinación de los principales segmentos corporales y experimentación de diversos movimientos. - Representación gráfica del esquema corporal. - Identificación y regulación de los propios sentimientos y emociones. - Comunicación a través de diversas modalidades expresivas de los sentimientos, emociones, vivencias, preferencias e intereses. - Reconocimiento de las características sexuales propias y las diferencias con el otro sexo. - Utilización de las posibilidades del propio cuerpo en la escenificación de sentimientos, emociones y estados de ánimo. - Discriminación de las características diferenciales que presentan las personas. - Satisfacción progresiva de las principales necesidades físicas y corporales. - Valoración ajustada de sí mismo, de sus posibilidades y limitaciones. - Familiarización en el respeto de las características diferenciales que presentan las personas. - Rechazo de las posibles discriminaciones y estereotipos por razón de sexo grupo étnico. - Realización de tareas, esforzándose progresivamente en su perfeccionamiento. - Interés por comunicar necesidades, sentimientos y emociones. - Desarrollo de una progresiva autonomía como consecuencia de la elaboración de la imagen global y la construcción de la identidad. - Práctica de las normas básicas favorecedoras de la salud relacionada con la alimentación, el vestido, la prevención de accidentes, etc. - Ejercitación de acciones vinculadas a la higiene y limpieza del cuerpo. 52
  • - Identificación de conductas de prevención de riesgos en los entornos más habituales de su vida cotidiana. - Participación en la elaboración de normas relacionadas con los hábitos saludables. - Mantenimiento de limpieza y orden en el entorno. - Iniciación a la práctica de actividad física. - Rechazo de conductas y pautas contrarias al mantenimiento de la salud. - Toma de conciencia, en la medida de sus posibilidades, de su propio papel en el mantenimiento de la salud. - Gusto por mantener un aspecto personal y un entorno limpio y aseado. - Valoración de la ayuda prestada por parte de adultos y de iguales. - Identificación de los factores de riesgos en situaciones cotidianas. - Toma de conciencia de sus propias limitaciones como vía de prevención de accidentes Bloque II: Vida cotidiana, autonomía y juego. - Ejercitación de movimientos ajustados a las exigencias de la situación (espacios, tiempos y normas) y a los movimiento de otros. - Aplicación del control en el tono, en la postura y en el equilibrio en diversas situaciones de actividad corporal. - Precisión progresiva de los movimientos y desplazamientos en las actividades lúdicas y de la vida cotidiana. - Dominio gradual de las actividades manipulativas de carácter fino. - Identificación entre posturas apropiadas e inapropiadas en función de criterios sociales y de salud. - Orientación y situación espacial entre elementos del entorno y de sí mismo. - Participación en juegos y actividades deportivas. - Participación en actividades físicas y juegos tradicionales. - Participación en juegos que exijan movimientos y desplazamientos individualmente o de forma colectiva. - Manipulación de objetos y juguetes implicados en las situaciones lúdicas. - Coordinación y control de los movimientos, desplazamientos y del equilibrio. 53
  • - Desarrollo de una progresiva confianza en sus posibilidades de acción y percepción. - Iniciación en el juego dramático a partir de dramatizaciones de cuentos. - Participación en la elaboración de normas en los juegos. - Identificación de las propias limitaciones como vía en la prevención de situaciones peligrosas. - Progresiva autonomía en la realización de actividades cotidianas. - Secuenciación temporal de algunos momentos significativos de su vida cotidiana. - Ajuste progresivo de la propia conducta a las normas de relación y convivencia. - Lectura de imágenes, signos y símbolos relacionados con el entorno: señales de tráfico sencillas y relacionadas con distintos establecimientos. - Expresión de emociones, sentimientos y opiniones relacionados con las actividades más significativas de la vida cotidiana. - Búsqueda de soluciones a las dificultades que surgen en la vida cotidiana. - Planificación de pasos sencillos en la realización de tareas cotidianas. - Colaboración activa en actividades de la vida cotidiana. - Cuidado y orden con sus pertenencias personales. - Aceptación de correcciones para rectificar errores en la tarea. - Interés por perfeccionar la realización de tareas y responsabilidades diarias. - Valoración del trabajo bien hecho por uno mismo y por los demás. - Interés por generar alternativas para la resolución de pequeños problemas de y conflictos de la vida cotidiana. - Participación en la elaboración y cumplimiento de las normas de relación y convivencia. CONOCIMIENTO DEL ENTORNO. Bloque I: Medio físico: elementos, relaciones y medida - Descubrimiento y observación del medio físico y de los elementos que lo componen. - Identificación de los cambios en el paisaje a lo largo del año y su influencia en personas, animales y plantas. 54
  • - Reconocimiento de las funciones y usos de los objetos y materias presentes en el medio. - Exploración de las propiedades de los objetos de su entorno inmediato: forma, color, textura, olor, sabor, utilidad, materia… - Estimación de la medida en juegos y actividades cotidianas. - Manipulación de las formas de los objetos. - Correspondencias de los objetos con sus espacios y utilidades básicas - Clasificación de objetos y colecciones atendiendo a sus semejanzas y diferencias. - Aplicación de cuantificadores básicos en operaciones y situaciones vinculadas con el juego y la actividad cotidiana. Construcción de la serie numérica mediante la adición de la unidad. - Establecimiento de ordenaciones y seriaciones de objetos utilizando como referentes los primeros números naturales. - Identificación del criterio de pertenencia y no pertenencia a una colección. - Asociación de los seis primeros números cardinales y su representación gráfica para contar elementos y objetos cotidianos. - Discriminación de formas planas y cuerpos geométricos en objetos cotidianos. - Orientación en espacios cotidianos: situación y desplazamientos. - Estimación de la duración y secuenciación temporal de algunas rutinas y acontecimientos que se producen en su entorno más próximo. - Elaboración de producciones relacionadas con la grafía de números, realización de operaciones básicas y representaciones gráficas. - Manipulación con material específico de expresión lógico-matemática (regletas, bloques lógicos, ábacos, juegos didácticos…) - Interés por explorar el medio físico y las cualidades, características y usos de los objetos que hay en él. - Conocimiento de las normas de uso y manipulación de objetos para su correcta conservación. - Ordenación, cuidado y clasificación de los objetos cotidianos presentes en su entorno. - Interés por conocer los atributos, propiedades y relaciones entre los objetos. - Curiosidad por utilizar los números en una variedad de situaciones crecientes. 55
  • - Actuación progresivamente autónoma en su orientación cotidiana, interiorizando nociones básicas referidas al espacio y al tiempo. - Gusto por aplicar a juegos y actividades operaciones lógico-matemáticas sencillas. - Interés por manipular objetos de manera ajustada a las normas para su uso y conservación. - Disposición a compartir materiales y juguetes propios con los amigos y familiares. - Iniciación en la práctica de habilidades de solución de problemas básicos. - Disfrute a través de actividades relacionadas con explorar, contar, comparar y clasificar objetos. - Interés por aumentar su autonomía de acción a través de la asimilación de contenidos de orientación espacio-temporal. - Valoración de la funcionalidad de los números cardinales y ordinales en situaciones de la vida cotidiana. Bloque II: Acercamiento a la naturaleza - Diferenciación entre seres vivos y materia inerte. - Observación de las propiedades básicas de animales y plantas representativos de la Comunidad Autónoma. - Discriminación de las características de la forma de vida de algunos animales. - Establecimiento de correspondencias entre algunos alimentos y bienes y su origen animal y vegetal. - Discriminación de los rasgos básicos y partes de los árboles, plantas y las flores. - Percepción de determinadas modificaciones que experimentan los seres vivos a lo largo del año. - Participación activa en actividades, juegos y deportes realizados en el medio natural. - Relación con los seres vivos según ciertas normas de salud , cuidado e higiene. - Observación de los fenómenos del medio natural y formulación de conjeturas sobre sus causas y consecuencias. - Iniciación en el conocimiento del universo: la tierra, la luna y los viajes espaciales. - Respeto y cuidado hacia los elementos del medio natural. - Rechazo ante conductas incívicas relacionadas con el cuidado y la atención a los seres vivos. 56
  • - Interés por conocer y respetar las normas de conducta en el cuidado de plantas y animales. - Iniciación en actitudes relacionadas con la explotación responsable del medio ambiente. - Gusto por las actividades que se desarrollan al aire libre y en la naturaleza. - Valoración de su importancia para la salud y el bienestar. - Interés por desarrollar conductas beneficiosas para el medio ambiente: limpieza, reciclaje, etc. - Aproximación a la valoración de la aportación de los seres vivos a su vida cotidiana. Bloque III: Vida en sociedad y cultura - Reconocimiento de los primeros grupos de pertenencia y concienciación de su necesidad. - Participación en algunas de las normas elementales de convivencia de los grupos a los que pertenece. - Discriminación de las principales funciones de los miembros de la familia y la escuela. - Establecimiento de relaciones de seguridad y confianza con los adultos con los que tiene contacto (padres, cuidadores, familiares, maestros. - Aplicación de habilidades de autonomía en la orientación en los espacios y recorridos habituales. - Práctica responsable de algunas tareas o encargos sencillos. - Secuenciación de las principales actividades cotidianas. - Exploración de los rasgos y propiedades más significativas de su entorno. - Reconocimiento de algunas señas de la identidad cultural de su pueblo, su ciudad, su comunidad… - Identificación de algunas de las características propias del paisaje rural y el urbano - Percepción de las modificaciones que se producen en el paisaje y en la vida de las personas con el paso del tiempo y de las estaciones. - Correspondencias entre profesionales, funciones y herramientas o instrumentos que utilizan. - Utilización de los medios de transporte. 57
  • - Participación en actividades relacionadas con las tradiciones y las fiestas y en actividades deportivas. - Iniciación a la Historia a través de proyectos referidos a diferentes civilizaciones. - Conocimiento de los Pueblos del Mundo, fomentando el interés y el respeto hacia otras culturas diferentes a la nuestra. - Ejercitación del diálogo como vía básica en la resolución de conflictos. - Fomento de una relación equilibrada e igualitaria entre niños y niñas. - Iniciación en el desarrollo de actitudes vinculadas al consumo responsable. - Cuidado de los entornos naturales y sociales en los que desarrolla su actividad. - Valoración de todos los trabajos desempeñados por las personas de su entorno como necesarios para la vida en sociedad. - Actitud de escucha y progresiva valoración de las opiniones de los demás. - Expresión de las propias opiniones, sugerencias y puntos de vista - Curiosidad por las manifestaciones, sucesos y acontecimientos del entorno. LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN. Bloque I: lenguaje corporal. - Descubrimiento y experimentación de gestos y movimientos como recursos corporales para la expresión y la comunicación de necesidades, sentimientos y emociones. - Utilización, con intención comunicativa y expresiva, de las posibilidades motrices del propio cuerpo con relación al espacio y al tiempo. - Respeto y valoración de las diferencias y del modo de expresarse. - Representación espontánea de personajes, hechos y situaciones en juegos simbólicos, individuales y compartidos. - Participación en actividades de dramatización, danzas, juego simbólico y juegos de expresión corporal, alejándose de estereotipos sexistas. otros Bloque II: lenguaje verbal. - Utilización y valoración progresiva de la lengua oral para evocar y relatar hechos, para explorar conocimientos para expresar y comunicar necesidades, ideas y sentimientos y como ayuda para regular la propia conducta y la de otras personas. - Participación y escucha activa en situaciones habituales de comunicación usando de forma progresiva, acorde con la edad, un léxico variado y con creciente 58
  • precisión y mostrando interés por realizar una entonación adecuada y una pronunciación clara. - Acomodación progresiva de sus enunciados a los formatos convencionales, así como acercamiento a la interpretación de mensajes, textos y relatos orales producidos por medios audiovisuales. - Utilización adecuada de las formas socialmente establecidas para relacionarse con las demás personas y de las normas que rigen el intercambio lingüístico, respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto. - Interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en rutinas y situaciones habituales de comunicación en el centro. - Respeto hacia otras lenguas, sus hablantes y culturas y actitud positiva hacia la convivencia en un mundo multicultural. - Acercamiento a la lengua escrita como medio de comunicación, información, expresión de sentimientos y emociones y disfrute. - Interés por explorar a través de diferentes tipos de textos sus características. - Diferenciación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica. - Identificación de palabras y frases escritas muy significativas y usuales y percepción de diferencias y semejanzas entre ellas - Iniciación al conocimiento del código escrito a través de esas palabras y frases. - Uso, gradualmente autónomo, de diferentes soportes de la lengua escrita como libros, revistas, periódicos, carteles o etiquetas. - Utilización progresivamente ajustada de la información que proporcionan. - Interés y atención en la escucha de narraciones, explicaciones, instrucciones o descripciones leídas por otras personas. - Iniciación en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales en contextos comunicativos. Bloque III. Lenguajes artísticos: musical y plástico - Audición atenta de obras musicales. - Participación activa y disfrute en la interpretación de canciones, juegos musicales y danzas, prestando especial atención a las pertenecientes a nuestra tradición cultural. - Experimentación y descubrimiento de algunos elementos que configuran el lenguaje plástico (línea, forma, color, textura, espacio). 59
  • - Expresión y comunicación de necesidades, hechos, sentimientos y emociones, vivencias, o fantasías a través del dibujo y de producciones plásticas realizadas con distintos materiales y técnicas. - Interpretación de diferentes tipos de obras plásticas presentes en el entorno, manifestando y compartiendo a través de diversos lenguajes las sensaciones y emociones que producen. - Exploración y manipulación de elementos presentes en el entorno para potenciar la imaginación y enriquecer las actividades creativas. Bloque IV. Lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación. - Iniciación en el uso de diversos instrumentos tecnológicos como el ordenador. - Distinción progresiva entre la realidad y la representación audiovisual. - Acercamiento a producciones audiovisuales como películas, dibujos animados o videojuegos. Valoración crítica de sus contenidos y de su estética. - Toma progresiva de conciencia sobre la necesidad del uso moderado de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información y la comunicación. INFANTIL 5 AÑOS CONOCIMIENTO DE SU MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL Bloque I: La identidad personal, el cuerpo y los demás - Rasgos diferenciales en las personas en función de la edad, del sexo y del grupo étnico. - Necesidades básicas, sensaciones, percepciones del propio cuerpo. - Sentimientos y emociones propios y de los otros (alegría, tristeza, miedo, amor, enfado, rabia). - El cuerpo humano: imagen global y segmentaria; segmentos y elementos (articulaciones, huesos y órganos internos); los sentidos: sus órganos y sus funciones. El aparato reproductor masculino y femenino. - Coordinación de los principales segmentos corporales y experimentación de diversos movimientos. - Ejercitación de habilidades de coordinación óculo-manual en la manipulación de objetos y realización de trazos. - Integración perceptiva de las diversas sensaciones. - Comunicación de las sensaciones básicas que recibe del exterior y del cuerpo. 60 propio
  • - Establecimiento de correspondencias entre las principales sensaciones, los órganos sensoriales y sus funciones básicas. - Identificación de algunos rasgos comunes y diferenciales entre su cuerpo y el de sus compañeros. - Discriminación de las características y cualidades más significativas de su propio cuerpo. - Identificación de las cualidades básicas de los objetos (texturas, colores, formas, sonidos, sabores) en objetos, alimentos, instrumentos y aparatos. - Comunicación a través de diversas modalidades expresivas de los sentimientos, emociones, vivencias, preferencias e intereses. - Reconocimiento de las características sexuales propias y las diferencias con el otro sexo. - Aplicación en su actividad cotidiana de las propias posibilidades sensoriales y motoras. - Respeto de las características diferenciales que presentan las personas en función de la edad, el sexo o la procedencia cultural. - Rechazo de las posibles discriminaciones y estereotipos por razón de sexo o grupo étnico. - Interés por utilizar los sentidos en la exploración de su propio cuerpo y de los elementos más significativos de su entorno. - Desarrollo de un sentimiento de gusto y seguridad ante las demostraciones de afecto de los compañeros y los adultos más cercanos. - Desarrollo de una progresiva autonomía como consecuencia de la elaboración de la imagen global y la construcción de la identidad. - Práctica de las normas básicas favorecedoras de la salud relacionada con cuidado de sí mismo. - Actitud relajada y ajustada a las diferentes situaciones que favorezcan la estabilidad emocional. - Reconocimiento de las necesidades básicas y su relación con la práctica de hábitos saludables: higiene corporal, alimentación y descanso. - Utilización adecuada de espacios, elementos y objetos. - Actitud de confianza en la petición y aceptación de ayuda adecuada para resolver situaciones que la requieran. - Colaboración en el mantenimiento de ambientes limpios y ordenados. 61
  • - Reconocimiento de la necesidad y aceptación de normas de comportamiento relacionadas con los hábitos saludables. - Valoración de los factores de riesgo y aceptación de comportamientos de prevención y seguridad en situaciones habituales. Bloque II: Vida cotidiana, autonomía y juego. - Confianza en las propias posibilidades de acción, participación y esfuerzo personal en los juegos y en el ejercicio físico. - Gusto por el juego como modo de vincularse consigo mismo y con sus iguales. - Regulación del propio comportamiento en situaciones de juego. - Movimientos y nociones básicas de orientación en el espacio y en el tiempo. - Experimentación del control corporal estático y en movimiento. - Progresivo control del tono, equilibrio y respiración. - Satisfacción por el creciente dominio corporal que le permite la exploración y relación con el medio. - Exploración y valoración de las posibilidades y limitaciones perceptivas, motrices y expresivas propias y del resto de los compañeros. - Clases de juegos: individuales y grupales; simbólico y dramático; con objetos y juguetes, juegos deportivos. - Confianza en las habilidades adquiridas e iniciativa para aprender habilidades nuevas. - Descubrimiento y progresivo afianzamiento de la propia lateralidad. - Experimentación de nociones básicas de orientación y coordinación de movimiento favoreciendo su propio ritmo. - Ejercitación de movimientos ajustados a las exigencias de la situación (espacios, tiempos y normas) y a los movimiento de otros. - Precisión progresiva de los movimientos y desplazamientos en las actividades lúdicas y de la vida cotidiana. - Dominio gradual de las actividades manipulativas de carácter fino. - Identificación entre posturas apropiadas e inapropiadas en función de criterios sociales y de salud. - Aplicación del control en el tono, en la postura y en el equilibrio en diversas situaciones de actividad corporal. 62
  • - Orientación y situación espacial entre elementos del entorno y de sí mismo. - Estimación de la duración de algunas rutinas y actividades en relación con las unidades de tiempo. - Localización de referentes temporales básicos vinculados a su actividad habitual y su entorno. - Identificación de momentos temporales significativos y de su función básica a lo largo de la jornada. - Participación en juegos que exijan individualmente o de forma colectiva. - Práctica de algunas actividades deportivas. - Respeto de las normas en la participación de juegos colectivos. - Manipulación de objetos y juguetes implicados en las situaciones lúdicas. - Regulación del propio comportamiento, satisfacción por la realización de tareas acordadas. - Las actividades de la vida cotidiana: tipos de actividades (rutinas, juegos, hábitos…) y ámbitos de actividad (el colegio, las fiestas, los viajes, ….) - Tareas y pequeñas responsabilidades ( en relación a sí mismo, en relación al cuidado de materiales , espacios y seres vivos; en relación a los demás). - Hábito de planear, realizar y revisar lo hecho. - Normas de relación, convivencia y ayuda mutua. - Planificación secuenciada de la acción para resolver tareas. - Aceptación de las propias posibilidades y limitaciones en la realización de las mismas. - Adquisición progresiva de hábitos elementales de organización, constancia, atención iniciativa y esfuerzo. - Valoración y gusto por el trabajo bien hecho por uno mismo y por los demás. - Acercamiento a las normas básicas que regulan la vida cotidiana. movimientos y desplazamientos - Expresiones orales necesarias en la vida cotidiana: pedir, dar, preguntar, explicar, despedir, saludar, compartir y agradecer. - Sentimientos y necesidades vinculadas a las actividades más frecuentes de la vida cotidiana. - Lectura de imágenes, signos y símbolos relacionados con el entorno. 63
  • - Expresión de emociones, sentimientos y opiniones actividades más significativas de la vida cotidiana. relacionados con las - Dominio progresivo en la utilización de objetos y espacios vinculados a su vida cotidiana. - Ejercitación progresivamente autónoma de tareas y responsabilidades cuidado de sí mismo, del entorno, de los materiales y de los seres vivos. - Ajuste de la conducta a las normas de convivencia y relación propias de cada actividad y momento temporal. de CONOCIMIENTO DEL ENTORNO Bloque I: Medio físico: elementos, relaciones y medida - Interés por la observación y exploración de objetos y materias presentes en el medio. - Reconocimiento de algunas de sus funciones y usos cotidianos. - Actitud de respeto, valoración y cuidado hacia objetos propios y ajenos. - Discriminación de usos adecuaos o inadecuados de los objetos. - Uso adecuado y educativo de objetos relativos a los medios de comunicación y a las tecnologías de la información y la comunicación. - Interés por la clasificación de elementos y por explorar sus cualidades y grados. - Aproximación a la cuantificación de colecciones. - Uso de los números cardinales referidos a cantidades manejables. - Aproximación a la serie numérica y su utilización a situaciones reales. - Observación y toma de conciencia de la función de los números en la vida cotidiana. - Uso de los primeros números ordinales. - Interés y curiosidad por los instrumentos de medida. - Identificación de situaciones en las que se hace necesario medir. - Medidas del tiempo y su aplicación a situaciones de la vida cotidiana. - Situación propia y de los objetos en el espacio, posiciones relativas y realización de desplazamientos orientados. - Identificación de formas planas y tridimensionales en elementos del entorno. 64
  • - Exploración de algunos cuerpos geométricos elementales. - Correspondencias de los objetos con sus espacios y utilidades básicas. - Agrupación de objetos a partir de características físicas y utilidad. Bloque II: Acercamiento a la naturaleza - Observación e identificación de seres vivos. - Diferenciación de seres vivos y materia inerte como el sol, las rocas, nubes o ríos. - Observación de las propiedades básicas de animales y plantas representativos de la Comunidad Autónoma. - Predicción de fenómenos sencillos próximos a su experiencia, investigación guiada y documentación sobre sus características y funciones. - Aproximación al ciclo vital de los seres vivos, del nacimiento a la muerte. - Relación con los seres vivos según ciertas normas de salud, cuidado e higiene. - Gusto por las relaciones con los seres vivos, potenciando el cuidado y el buen trato. - Observación de los fenómenos naturales (lluvia, viento, día, noche…). - Formulación de conjeturas sobre sus causas y consecuencias. - Percepción de las modificaciones que se producen en el paisaje y en la vida de las personas con el paso del tiempo y de las estaciones. - Discriminación de algunos cambios en el entorno y la intervención del hombre. - Observación de espacios verdes de su entorno y de la localidad urbana. - Rechazo ante conductas incívicas relacionada con el cuidado y la atención los seres vivos. - Gusto y disfrute por las actividades que se desarrollan al aire libre y en la naturaleza. Valoración de su importancia para la salud y el bienestar. Bloque III: Vida en sociedad y cultura - Identificación de los primeros grupos sociales: la familia y la escuela. - Discriminación de las principales funciones de los miembros de la familia y a escuela. - Normas básicas de convivencia e importancia de su participación en las tareas de orden y cuidado. - Valoración de las relaciones afectivas que en ellos se establecen la aceptación de las diferentes formas de estructura familiar. 65
  • - Observación de necesidades, ocupaciones y servicios en la vida de la comunidad. - Correspondencias entre profesionales, funciones y herramientas o instrumentos que utilizan. - Ejercitación de conductas responsables relacionadas con la educación vial y la utilización de los medios de transporte. - Aplicación de responsabilidades en algunas tareas o encargos sencillos. - Pautas de comportamiento para resolver conflictos cotidianos mediante el diálogo de forma progresivamente autónoma, atendiendo especialmente a la relación igualitaria de niñas y niños. - Exploración de los rasgos y propiedades más significativas de su entorno. - Reconocimiento de alguna seña de identidad cultural andaluza. - Interés por participar en actividades sociales y culturales. - Participación activa en las manifestaciones de la cultura andaluza con las tradiciones y las fiestas, así como en actividades deportivas. - Iniciación en el conocimiento de la Historia a través de los diferentes proyectos tratados: árabes, Edad Media, Egipto… - Conocimiento de los Pueblos del Mundo, fomentando el interés y el respeto hacia otras culturas diferentes a las nuestras. - Interés y disposición favorable por conocer otras culturas y para entablar relaciones respetuosas y afectivas con sus miembros. LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN. Bloque I: lenguaje corporal. - Descubrimiento y experimentación de gestos y movimientos como recursos corporales para la expresión y la comunicación de necesidades, sentimientos y emociones. - Utilización de las posibilidades motrices del propio cuerpo con intención comunicativa y expresiva. - Respeto y valoración de las diferencias y del modo de expresarse. - Técnicas de expresión corporal: mimo, escenificación, imitación, representación, dramatización… - Elementos básicos de la expresión corporal: movimiento y reposo; habilidades de coordinación oculo-manual y de manipulación de objetos; respiración; relajación; gestos… 66
  • - Expresión corporal en combinación con otras modalidades expresivas. - Representación espontánea de personajes, hechos y situaciones en juegos simbólicos, individuales y compartidos. - Participación en actividades de dramatización, danzas, juego simbólico y otros juegos de expresión corporal, alejándose de estereotipos sexistas. Bloque II: lenguaje verbal. - Utilización y valoración progresiva de la lengua oral para evocar y relatar hechos y comunicar necesidades, ideas y sentimientos. - Necesidades y situaciones de expresión y comunicación oral más habituales: respiración y articulación; vocabulario relacionado con cada situación. - Normas básicas que rigen los intercambios lingüísticos. - Expresión y descripción de necesidades, emociones e intenciones. - Nociones estructurales: oraciones coordinadas, subordinadas, afirmativas… - Formas orales socialmente establecidas para relacionarse con las demás personas y de las normas que rigen el intercambio lingüístico, respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto. - Interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en rutinas y situaciones habituales de comunicación en el centro. - Respeto hacia otras lenguas, sus hablantes y culturas y actitud positiva hacia la convivencia en un mundo multicultural. - Escenificación de situaciones e intercambios lingüísticos vinculados a su vida cotidiana así como a los cuentos y otras manifestaciones literarias. - Acercamiento a la lengua escrita como medio información, expresión de sentimientos, emociones y disfrute. - Diferenciación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica. - Interés y atención en la escucha de narraciones, explicaciones, instrucciones o descripciones leídas por otras personas. - Iniciación en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales en contextos comunicativos. - Familiarización con los valores positivos que transmiten los cuentos y otras manifestaciones de la literatura infantil. - Textos de tradición cultural: cuentos, anécdotas, leyendas, poemas, canciones, adivinanzas, trabalenguas, coplas, romanzas y juegos de palabras. 67 de comunicación,
  • - Cuentos e historias inventadas. - Interés y disposición para el uso de algunas convenciones del sistema de la lengua escrita. - Escucha y comprensión, como fuente de placer y aprendizaje, de cuentos, relatos, leyendas, poesías, ritmas o adivinanzas tanto tradicionales como contemporáneas. - Recitado de algunos textos de carácter poético, de tradición cultural o de autor, disfrutando de las sensaciones que el ritmo, la rima y la belleza de las palabras producen. - Interés por compartir interpretaciones, sensaciones y emociones provocadas por las producciones literarias. - Valoración y uso de la biblioteca como recurso informativo de entretenimiento y disfrute. - Uso de la biblioteca como espacio para compartir recursos y vivencias con actitud de respeto y cuidado. Bloque III. Lenguajes artísticos: musical y plástico - Audición de obras musicales. - Participación activa y disfrute en la interpretación de canciones, juegos musicales y danzas, prestando especial atención a las pertenecientes a nuestra tradición cultural. - Exploración manipulación de elementos presentes en el entorno para potenciar la imaginación y enriquecer las actividades creativas. - Imitación de sonidos de su medio habitual: de personas, animales, objetos, máquinas, elementos del medio natural. - Ejercitación de prácticas de relajación, respiración, articulación y entonación. - Reproducción de sonidos con el propio cuerpo, los objetos cotidianos y los instrumentos musicales. - Experimentación y descubrimiento de algunos elementos que configuran el lenguaje plástico (línea, forma, color, textura, espacio). - Expresión y comunicación de necesidades, hechos, vivencias o fantasías a través del dibujo y de producciones plásticas realizadas con distintos materiales y técnicas. - Utilización de útiles (pinceles, rotuladores, progresivamente mayor precisión de movimientos. - Elaboración a través de la experimentación de diversos colores y gamas de los mismos. - Interpretación de la idea principal en la observación guiada de algunas obras plásticas. 68 punzones) que exijan
  • - Utilización y conservación del material propio de la expresión plástica en base a unas normas conocidas y respetadas. - Elaboración de producciones plásticas a partir de la lectura de imágenes y de la observación de obras artísticas. - Aplicación de respuestas creativas en la realización de elaboraciones plásticas. - Participación activa en la realización de elaboraciones plásticas grupales. - Disfrute a través de la elaboración de objetos decorativos y que faciliten la organización de la clase. - Esfuerzo por realizar creaciones cada vez más estéticas. - Familiarización con el patrimonio artístico de su entorno cultural y por el de otras tradiciones con las que tiene contacto Bloque IV: lenguaje audiovisual y tecnologías de la información y la comunicación - Las imágenes, los signos y símbolos como medio de comunicación, información y disfrute. Imágenes fijas: cuentos, ilustraciones, fotos…Imágenes móviles: cine, TV. Publicidad… - Uso, gradualmente autónomo, de diferentes soportes de la lengua escrita como libros, revistas, periódicos…. Utilización progresiva de la información que proporcionan. - Continuación en el uso de diversos instrumentos tecnológicos como el ordenador o la pizarra digital. - Distinción progresiva entre la realidad y la representación audiovisual. - Acercamiento a producciones audiovisuales como películas, dibujos animados o videojuegos. - Valoración crítica de sus contenidos y de su estética. - Uso, gradualmente autónomo, en el uso de los CD multimedia de recursos para el alumno. - Toma progresiva de conciencia sobre la necesidad de uso moderado de los medios audiovisuales y de las tecnologías de la información y la comunicación. 2.2.5 Competencias Básicas Autonomía e Iniciativa Personal El desarrollo de esta competencia se basa en el conocimiento de sí mismo que va construyendo el niño y la niña a través de su interacción con el medio, con sus iguales y con los adultos y en su capacidad para actuar por iniciativa propia. 69
  • OBJETIVOS - - Tener iniciativa y criterio propio para desenvolverse de manera cada vez más autónoma en la vida cotidiana. Ser responsable ante las decisiones personales siendo consecuente con ellas. Desarrollar valores personales: dignidad, libertad, autoestima, seguridad en uno/a mismo/a, capacidad para enfrentarse a los problemas, perseverancia, responsabilidad, autocrítica, iniciativa, creatividad… Ser capaz de plantearse objetivos, de elaborar ideas y buscar soluciones ante los problemas que se le plantean. Desarrollar habilidades sociales: respeto por las ideas de los demás, capacidad de diálogo y trabajo cooperativo… Identificar las emociones propias y ser capaz de comprender las de los demás. Adquirir las destrezas necesarias para detectar necesidades y buscar soluciones con creatividad. Competencia en Comunicación Lingüística Esta competencia está relacionada con el desarrollo y uso adecuado de las destrezas básicas del lenguaje: escuchar, hablar, leer y escribir. El desarrollo de esta competencia contribuye de manera muy especial al desarrollo equilibrado del niño y la niña a nivel personal y social, permitiéndoles: crear vínculos con los demás y con el entorno, comprender y transformar la realidad, construir la convivencia y desarrollar una personalidad firme y segura. OBJETIVOS - Expresar y comprender mensajes orales en diferentes situaciones comunicativas. Describir, narrar, explicar…, diversos dibujos, carteles, fotografías, pictogramas… Iniciarlos en debates en grupo sobre temas y problemas relacionados con situaciones de la vida cotidiana. Expresar en voz alta opiniones personales. Recrear en el aula situaciones de la vida cotidiana. Dialogar sobre los diferentes temas. Utilizar textos diferentes con intenciones comunicativas diversas: cuentos, revistas, fotografías, carteles… Interpretar imágenes en voz alta. Conocer y utilizar las reglas básicas del funcionamiento de la lengua. Conocer las estrategias necesarias para interactuar lingüísticamente de una manera adecuada. Saber expresar ideas, sentimientos y necesidades. Utilizar las destrezas necesarias para iniciarse en la escritura y en la lectura. Utilizar estrategias diversas para comprender lo que los demás dicen: atender al tono de la voz, a la entonación, a las pausas… Competencia Matemática Esta competencia inicia a los alumnos y alumnas en las habilidades matemáticas básicas, que le permitirán construir su pensamiento lógico necesario para el desarrollo progresivo de esta competencia. 70
  • OBJETIVOS - Utilizar el lenguaje matemático en situaciones de la vida cotidiana. Comenzar a aplicar operaciones matemáticas para resolver problemas cotidianos mostrando seguridad y confianza en las capacidades propias. Ser capaz de conocer el proceso que se ha seguido y las soluciones que se han obtenido en la resolución de problemas. Realizar, progresivamente, estimaciones de algunas magnitudes. Utilizar métodos elementales para calcular distancias. Emplear el conocimiento de las formas y figuras geométricas para describir y resolver situaciones cotidianas que lo requieran. Competencia Social y Ciudadana Se entiende que la persona adquiere esta competencia mediante el desarrollo progresivo de habilidades sociales necesarias para relacionarse con los demás, de una forma equilibrada y satisfactoria, interiorizando las pautas de comportamiento social que rigen la convivencia y ajustando su conducta a ellas. A través del desarrollo de estas habilidades, el niño y la niña se inician en la adquisición de la competencia social, que es la base sobre la que construirán su comportamiento ciudadano y democrático. En la etapa de Educación Infantil, se produce el proceso de socialización del niño y de la niña, que constituye toda una revolución en su forma de pensar y en el concepto que tiene sobre sí mismo, obligándole a reubicarse en un mundo donde él ya no es el centro. Este proceso, además condiciona la construcción de su autoconcepto, que se irá formando en gran medida a partir de las valoraciones que los demás hagan de él, tanto sobre sus capacidades como sobre su comportamiento. OBJETIVOS - - - - Saber escuchar a los compañeros, a las compañeras y a los adultos, buscando siempre el diálogo y la negociación como medios para resolver los conflictos que se le planteen. Saber relacionarse queriendo ampliar el círculo de amistades y de conocidos. Saber convivir con los demás. Conocerse a sí mismo/a mostrando una actitud positiva ante la vida e intentado prevenir los pequeños problemas de la vida cotidiana. Desarrollar las habilidades necesarias para trabajar en equipo mostrándose siempre tolerante con las opiniones de sus compañeros y de sus compañeras, aceptando que los demás tienen sus propios puntos de vista. Desarrollar hábitos de comportamiento adecuados y adaptados a los diversos contextos sociales en los que se desenvuelve. Aceptar las normas de convivencia de los diferentes grupos con los que se relaciona. Comenzar a asumir los valores democráticos, los deberes, las obligaciones y los derechos. Conocer el patrimonio artístico y cultural del lugar al que pertenece, aprendiendo a valorarlo y a respetarlo. Aprender a convivir en una sociedad cada vez más plural compartiendo, participando, colaborando, tolerando y aceptando las diferencias individuales debidas a diversos motivos. Rechazar la desigualdad valorando, poco a poco, la diversidad como medio para el enriquecimiento personal y social. 71
  • Competencia en el conocimiento e interacción con el mundo físico Esta competencia pretende que los alumnos amplíen su conocimiento de las personas, los objetos y otros elementos que conforman el mundo que les rodea, desarrollando las habilidades y destrezas necesarias para interpretar la realidad. El niño y la niña en la etapa de Educación Infantil sienten una gran curiosidad por su entorno, así a través del juego, la manipulación, la experimentación e interactuando con el mundo que les rodea se iniciará en la adquisición de esta competencia. OBJETIVOS - Comprender la relación de utilidad que se establece entre los hombres y las mujeres y el resto de los seres vivos. Conocer los cambios que la actividad humana puede producir en el medio. Observar la naturaleza e interactuar con ella. Desarrollar la capacidad para lograr una vida saludable en un entorno saludable. Percibir el espacio físico en el que se desarrolla la vida y la actividad humana. Interactuar con el medio próximo resolviendo problemas. Conocer la influencia que tienen los avances científicos y tecnológicos sobre el medio ambiente, la salud y la calidad de vida. Comenzar a desarrollar el pensamiento científico-técnico. Plantear preguntas, razonar sobre los fenómenos que se producen en el medio ambiente. Tratamiento de la información y competencia digital Esta competencia hace referencia al inicio del desarrollo de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar la información y transformarla en conocimiento. De una forma natural, a través del juego, la niña y el niño interiorizan y aprenden el código informático como un elemento más de su universo cognitivo, lo que les permitirá ir desarrollando la competencia suficiente para un uso progresivamente más autónomo del ordenador como un recurso más de conocimiento que complementa a los ya existentes en el aula. Competencia cultural y artística En la etapa de Educación Infantil, la adquisición de esta competencia debe ser entendida en una doble dimensión: en el contexto de acercamiento de los alumnos al mundo que les rodea y, de forma paralela, como el desarrollo de sus capacidades creativas. El desarrollo de la competencia cultural y artística ayudará a las niñas y los niños a desarrollar todas sus capacidades expresivas, valorando positivamente su propia creatividad y la de los demás, disfrutando con ellas y desarrollando valores de esfuerzo personal y solidario. OBJETIVOS - Aprender a apreciar y a valorar las producciones plásticas de sus compañeros y de sus compañeras. 72
  • - - Utilizar diferentes medios de expresión (música, artes visuales, artes escénicas, el lenguaje verbal, el lenguaje corporal…) para expresar ideas, sentimientos, necesidades, emociones e intereses. Desarrollar la imaginación, la creatividad y la iniciativa personal como medios para desenvolverse de manera cada vez más autónoma en el entorno próximo. Desarrollar la sensibilidad y el sentido estético para el disfrute personal. Ser capaces de emocionarse y de sentir ante las manifestaciones y producciones culturales. Conocer diversas manifestaciones artísticas y culturales del pasado y del presente y del lugar en el que viven. Competencia para aprender a aprender La adquisición de esta competencia supone una mejora en la capacidad de aprender de forma autónoma ya que permite apoyarse en aprendizajes y experiencias anteriores con el fin de utilizar y aplicar los nuevos conocimientos y capacidades en distintos contextos. Para el desarrollo de esta competencia, el niño y la niña tienen que iniciarse en tomar conciencia de sus propias capacidades intelectuales y limitaciones, sabiendo qué puede hacer por sí mismo y qué cosas son las que tiene que hacer con ayuda de otras personas. El “aprender a aprender” de los alumnos en Educación Infantil está marcado por la globalidad de la etapa y se encuentra estrechamente relacionado con el progreso del resto de las competencias básicas, abracando el desarrollo de las habilidades necesarias para desenvolverse con soltura, de manera progresivamente más autónoma, en el manejo de los distintos recursos y herramientas para aprender a pensar, a sentir, a convivir, a comprender el mundo en el que viven, y a desenvolverse en él de forma adecuada, aplicando los conocimientos adquiridos, y las habilidades, destrezas y actitudes desarrolladas, no solo para la resolución de los problemas y otras situaciones que, de forma natural, se le puedan ir planteando, sino además para realizar e integrar nuevos aprendizajes. OBJETIVOS - Aprender a resolver los pequeños problemas que se le planteen en su vida cotidiana, desenvolviéndose de manera cada vez más autónoma. Conocer diversas formas para resolver un determinado problema escogiendo el medio más adecuado. Sentir el deseo y la curiosidad por aprender. Conocer y valorar, progresivamente, las posibilidades y las limitaciones personales, aceptando los errores y equivocaciones y aprendiendo a superarse. Tener confianza en las propias posibilidades. Pedir ayuda cuando no puedan realizar determinadas acciones por ellos/as mismos/as. Basarse en lo que ya han aprendido para poder adquirir nuevos conocimientos. Aplicar lo que han aprendido en diferentes contextos y situaciones. Desarrollar estrategias que favorezcan el desarrollo de la atención, la concentración, la memorización y la resolución de problemas. Aprender a explorar y a manipular objetos y situaciones. Desarrollar progresivamente formas personales de aprender. APORTACIÓN DE LAS ÁREAS A LAS COMPETENCIAS BÁSICAS Dado el carácter global de la etapa, no se puede establecer una relación directa y unívoca entre cada una de las áreas y las competencias, ya que una competencia básica se 73
  • alcanza a partir de las aportaciones de distintas áreas y cada una de las áreas contribuye, a su vez, a la adquisición de distintas competencias. Sin embargo haremos referencia a la aportación de éstas al desarrollo de las competencias básicas: Área de conocimiento de sí mismo y autonomía personal - Autonomía e iniciativa personal Los niños y niñas comienzan a partir de la consecución de los objetivos del área de conocimiento de sí mimos y autonomía personal a aprender a “ser ellos mismos y a hacer” base del desarrollo de esta competencia. Es por ello, que esta área persigue entre sus objetivos que la niña y el niño consiga un progresivo control motor, un conocimiento de sí mismos y una autoimagen positiva, y adquieran las destrezas necesarias para ser cada vez más autónomos, teniendo por ello más responsabilidad e iniciativa. - Competencia en comunicación lingüística Los niños y niñas inician el desarrollo de esta competencia, a partir de la estructuración del conocimiento de sí mismo y el desarrollo de la autoestima, aprendiendo a hacer un adecuado uso del lenguaje como medio para expresar y comunicar sus vivencias, opiniones, necesidades, sentimientos, emociones y preferencias, así como a escuchar los de los otros, especialmente los de sus iguales. Esto supone la ejercitación de habilidades de comunicación oral como la participación en diálogos y conversaciones, respetando el turno de palabra y las aportaciones de los demás. - Competencia matemática Nociones como el conocimiento del número de partes que tienen los segmentos del cuerpo, la resolución de problemas y la ordenación de secuencias de la vida cotidiana contribuyen al desarrollo de habilidades relacionadas con dicha competencia tales como el conocimiento de aspectos cuantitativos, la planificación, la obtención de información y la valoración de los resultados. Por otro lado, se contribuye también al desarrollo de esta competencia mediante la interpretación y representación de la realidad que se realiza al trabajar contenidos relacionados con la situación del niño/a en el espacio y su relación con los objetos, así como en la estimación intuitiva del tiempo que realiza a través de las rutinas diarias. - Competencia social y ciudadana Esta área contribuye a su desarrollo en la medida en que el niño/a va siendo capaz de expresar las propias ideas en distintos contextos y escuchar las ajenas, adecuar su comportamiento a las necesidades y requerimientos de los otros, participar activamente en la vida del aula aceptando las normas de convivencia y utilizar el diálogo y la negociación como forma de resolver los conflictos. - Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico Desde esta área el niño y la niña desarrollan las capacidades necesarias para una adecuada percepción de su entorno más próximo, para interactuar, moverse y orientarse en los 74
  • espacios cotidianos con autonomía e iniciativa personal, así como para adquirir adecuados hábitos relacionados con la salud y el consumo como generadores de bienestar individual y colectivo. - Tratamiento de la información y competencia digital. Guiados por el adulto, los niños/as irán desarrollando, de forma progresiva, la capacidad de tratar y seleccionar la información que reciben con una actitud crítica y reflexiva, y esto fomenta su autonomía personal. - Competencia para aprender a aprender Las actividades que se proponen en esta área para conseguir el autoconocimiento contribuyen a iniciar el desarrollo de esta competencia. En la medida en que el niño y la niña van conociendo sus propias capacidades (intelectuales, emocionales, físicas) y limitaciones, toman conciencia de lo que pueden hacer por sí mismos. De esta manera, van adquiriendo confianza en sí mismos y desarrollando un sentimiento de competencia personal que favorecerá la motivación y el gusto por aprender, esforzándose por alcanzar nuevas metas. Competencia cultural y artística El área contribuye a la adquisición de esta competencia mediante la utilización de los sentidos en actividades relacionadas con la percepción y apreciación de distintas manifestaciones artísticas y culturales (obras de arte, audiciones musicales, representaciones teatrales, danza...) y las sensaciones y sentimientos que estas les producen. También lo hace mediante el reconocimiento de otras manifestaciones propias de su entorno cultural relacionado con el desarrollo de la motricidad, tales como los deportes y los juegos tradicionales. Por otro lado, el dibujo es el modo más natural de expresión de los niños/as de estas edades. A través de él irá desarrollando su esquema corporal. Área de conocimiento del entorno - Competencia matemática Esta área contribuye al desarrolle al desarrollo de la competencia matemática en la medida que consigue el desarrollo en los niños/as la habilidad para interpretar y explicar datos, informaciones y argumentaciones dentro de su nivel madurativo. También en los contenidos de esta área se ponen en juego elementos matemáticos como números, mediadas, símbolos…, así como procesos de razonamiento para resolver problemas que se dan en la vida cotidiana. - Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico Esta área favorece el desarrollo de esta competencia en tanto en cuanto permite a los alumnos conocer el espacio físico en el que se desenvuelven y la actividad humana que se 75
  • desarrolla en dichos espacios. Además, en la medida en la que los niños/as conocen el entorno en que viven, podrán moverse e interactuar con él. - Competencia social y ciudadana Esta área contribuye en la medida que ofrece a los niños/as los medios adecuados para que comprendan y conozcan la realidad social en la que viven, sobre todo en lo referido al ámbito familiar y escolar. Este conocimiento les permitirá, en la medida de sus posibilidades, ser conscientes de la pluralidad social. Además, también esta área, inicia esta competencia potenciando la adquisición de habilidades como saber expresar las propias ideas en distintos contextos y saber escuchar y respetar otros puntos de vista. Por último, en la medida que se desarrollan habilidades para participar en la vida del aula se están sentando las bases de un participación ciudadana posterior. - Autonomía e iniciativa personal El área de conocimiento del entorno contribuye a la adquisición de esta competencia desarrollando, en el niño y en la niña las habilidades y destrezas necesarias para desenvolverse con autonomía en los ambientes que les son propios, manifestando iniciativa en la realización de las rutinas y las actividades diarias, el uso responsable de los objetos y recursos y en el cuidado del medio ambiente, así como en el cálculo de los riesgos que comportan determinadas situaciones, actividades o conductas. Desde esta área se favorece también la participación activa de los alumnos/as en la organización del aula y en la resolución de los problemas o las dificultades que pueden encontrar en el juego y en su relación con sus iguales o con los adultos. - Competencia en comunicación lingüística El área contribuye a la adquisición de esta competencia a través de la utilización de textos (orales y escritos) y de imágenes (viñetas, cuentos, fotografías, pictogramas, señales de tráfico...) que permiten a los alumnos/as comprender, representar e interpretar la realidad, así como expresar sus propias vivencias. El adecuado uso de las destrezas básicas del lenguaje contribuye también al desarrollo equilibrado del niño y de la niña a nivel social, permitiéndoles crear vínculos con los demás, regular su conducta y construir la convivencia. Además, facilita el acercamiento a manifestaciones culturales propias de su comunidad a través de cuentos y textos diversos de literatura infantil. - Tratamiento de la información y competencia digital Esta área contribuye al desarrollo de esta competencia guiando a los alumnos/as en la selección, interpretación y organización de la información recibida sobre las cualidades y características de los objetos y otros elementos del medio, natural y social, y en el tratamiento de esta información para agruparlos, clasificarlos y ordenarlos. El ordenador y el resto de los medios audiovisuales forman parte de la vida diaria de los niños y las niñas que los manejan, de manera progresivamente competente, en los 76
  • ambientes donde se desenvuelven habitualmente, como la casa y la escuela. De forma natural y a través del juego, interactúan con ellos, los manipulan, exploran sus posibilidades y los utilizan como un elemento más del medio. - Competencia para aprender a aprender Todas las actividades que se proponen en esta área para desarrollar la capacidad de observación del niño/a, despertando su curiosidad para plantearse preguntas sobre lo que le rodea y motivándole en la búsqueda de las posibles respuestas a través de la manipulación, la exploración y la experimentación, contribuyen a iniciar a los alumnos/as en la utilización de estas estrategias de aprendizaje. Se inicia además a los niños en la dinámica del trabajo en equipo que conlleva la planificación de la actividad, su organización, el reparto de responsabilidades entre los componentes del equipo y la utilización de los recursos y materiales a su alcance. - Competencia cultural y artística Desde esta área se contribuye al desarrollo inicial de esta competencia aproximando a los niños/as al conocimiento y adecuada valoración de las manifestaciones artísticas y culturales que forman parte del patrimonio cultural de su comunidad y de aquellas propias de otros pueblos y culturas que están presentes en la sociedad de nuestros días. 2.2.6 Criterios Metodológicos ASPECTOS GENERALES - - - Prestar una atención especial al periodo de adaptación. Ofrecer al niño un clima cálido, espacios amplios que posibiliten su necesidad de movimientos, propiciando una actividad creadora que favorezca no sólo la adquisición de conocimientos, sino también el desarrollo de su independencia, seguridad y autonomía. Inducir a los niños/as a los aprendizajes que se basen en conocimientos previos, relacionados con sus experiencias y que sean claramente significativos para el-ella. Los contenidos instructivos pasan a un segundo plano, dándole más importancia al proceso para construirlos. Diseñar situaciones de aprendizajes variadas que favorezcan la libre elección por parte del niño. Respetar siempre tanto el acierto como el error, considerándolos, ambos, elementos del proceso de aprendizaje. Potenciar la creatividad, la experimentación, la investigación y el descubrimiento. Dotar de carácter lúdico las actividades. Hay que proporcionarles actividad y acción partiendo de que el niño es un ser activo. Las funciones motrices, cognitivas y afectivas se interrelacionan de tal forma que cualquier incidencia en una de ellas repercute sobre toda la persona; por tanto se impone la globalización como criterio metodológico. Procurar la interacción de grupos y ayuda de unos y otros, organizando pequeños grupos abiertos que faciliten la comunicación. Dar a conocer con claridad al niño lo que se espera de él y las pautas a seguir para evitarle confusiones. Proporcionarles un clima de afectividad. El niño y la niña necesitan saberse queridos para sentirse seguros. Esta seguridad favorece la formación de una autoestima positiva. La observación directa y sistemática como medio de evaluación. 77
  • - La atención a la diversidad del alumnado y la organización de actividades de refuerzo y ampliación según las necesidades de cada uno. También guiará nuestra metodología el tratamiento de las áreas transversales como algo inmerso en el quehacer cotidiano, pues desarrollaremos continuamente actitudes de compañerismo, de respeto y ayuda a los demás, de orden y limpieza, de uso del diálogo, de rechazo a la violencia y a la agresividad, de cuidado de los bienes naturales, mediante actividades divertidas y creativas, que fomentan un estilo de vida y comportamiento cotidiano, como aceptación de esos valores que la sociedad necesita y establece como positivos para su buen funcionamiento. Mención especial merece el tema de la Cultura Andaluza, que a estas edades se tratará, siempre partiendo del juego, con celebraciones puntuales, como el día de Andalucía, pero sobre todo procurando que los niños/as participen y conozcan algunas de las manifestaciones culturales y artísticas de su entorno, y desarrollen una actitud de interés y aprecio hacia la cultura andaluza y de valoración hacia la pluralidad cultural. ORGANIZACIÓN ESPACIO-TEMPORAL. En cada aula hay una organización espacio-temporal en función de las características personales tanto de los profesionales como del alumnado En esta edad los niños se cansan fácilmente de desarrollar una misma tarea siendo el ritmo de trabajo muy diferente de unos a otros por lo que pensamos que la distribución de la clase es muy importante. En nuestra escuela el tiempo ha de ser sobre todo, flexible, instaurando un ritmo sosegado donde no atosiguemos a los niños en la realización de acciones o adquisiciones de destreza, sino más bien ofreciendo momentos y situaciones donde se cuente con el tiempo necesario para todo (jugar, reír, conocer, explorar, etc.), y junto con el adulto y compañeros extraer conclusiones. 2.2.7 Criterios de Evaluación INFANTIL 3 AÑOS CONOCIMIENTO DE SI MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL - Señala y nombra las distintas partes del cuerpo. Discrimina distintas posiciones corporales Dibuja la figura humana con los principales elementos. Reconoce las diferencias entre los sexos Se viste y calza solo Come correctamente utilizando los instrumentos básicos Sabe asearse con autonomía Tiende a relacionarse con los compañeros /as Ayuda y acepta la ayuda de los demás. 78
  • CONOCIMIENTO DEL ENTORNO - Es capaz de identificar las distintas unidades familiares Conoce las características de animales y plantas. Es respetuoso con su entorno, los animales y plantas Relaciona los fenómenos atmosféricos y las estaciones. Reconoce los distintos tipo de viviendas Identifica los distintos medios de transportes Utiliza los medios de comunicación más sencillos Conoce y aplica las principales normas de seguridad vial Es capaz de identificar distintas profesiones Manipula y explora en el manejo de diferentes utensilios Diferencia los conceptos básicos. Clasifica y realiza seriaciones según criterio dado. Comprende y explora las diferentes forma de medida Cuenta oralmente una serie de objetos. Escribe los números siguiendo su direccionalidad. LENGUAJES: COMUNICACIÓN Y REPRESENTACIÓN - Participa activamente en las conversaciones de clase Describe objetos, ilustraciones y situaciones Muestra interés por practicar la escritura espontánea Identifica y escribe autónomamente su nombre. Utiliza correctamente y cuida los materiales plásticos Emplea las técnicas plásticas para sus producciones Se muestra satisfecho con sus producciones Aprende y memoriza canciones Explora las posibilidades sonoras del cuerpo y objetos. Permanece atento a las audiciones Pone interés en el aprendizaje de una lengua extranjera Le motiva la utilización de los medios de comunicación y del ordenador INFANTIL 4 AÑOS CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO Y AUTONOMÍA PERSONAL - Señala y nombra las distintas partes del cuerpo. Discrimina distintas posiciones corporales Dibuja la figura humana con los principales elementos. Reconoce las diferencias entre los sexos Se viste y calza solo Come correctamente utilizando los instrumentos básicos Sabe asearse con autonomía Tiende a relacionarse con los compañeros /as Ayuda y acepta la ayuda de los demás. CONOCIMIENTO DEL ENTORNO 79
  • - Es capaz de identificar las distintas unidades familiares Conoce las características de animales y plantas. Es respetuoso con su entorno, los animales y plantas Relaciona los fenómenos atmosféricos y las estaciones. Reconoce los distintos tipo de viviendas Identifica los distintos medios de transportes Utiliza los medios de comunicación más sencillos Conoce y aplica las principales normas de seguridad vial Es capaz de identificar distintas profesiones Manipula y explora en el manejo de diferentes utensilios Diferencia los conceptos básicos. Clasifica y realiza seriaciones según criterio dado. Comprende y explora las diferentes forma de medida Cuenta oralmente una serie de objetos. Escribe los números siguiendo su direccionalidad. LENGUAJES: COMUNICACIÓN YREPRESENTACIÓN - Participa activamente en las conversaciones de clase Describe objetos, ilustraciones y situaciones Muestra interés por practicar la escritura espontánea Identifica y escribe autónomamente su nombre. Utiliza correctamente y cuida los materiales plásticos Emplea las técnicas plásticas para sus producciones Se muestra satisfecho con sus producciones Aprende y memoriza canciones Explora las posibilidades sonoras del cuerpo y objetos. Permanece atento a las audiciones Pone interés en el aprendizaje de una lengua extranjera Le motiva la utilización de los medios de comunicación y del ordenador INFANTIL 5 AÑOS - Memoriza poesías y/o adivinanzas. Respeta las normas establecidas de la conversación. Disfruta participando en las conversaciones. Pregunta si quiere saber una cosa. Valora la importancia de utilizar el índice para encontrar una información. Utiliza los títulos de los párrafos de un texto para encontrar con más rapidez la información que necesita. Utiliza la expresión oral para relacionarse positivamente y para resolver conflictos. Mantiene una actitud de escucha atenta y respetuosa. Expresa sus emociones con palabras, con seguridad y tranquilidad. Reconoce y nombra las partes del cuerpo y las señala en sí mismo y en los demás. Disfruta jugando con su cuerpo y adecuándolo a diferentes situaciones. Explora las posibilidades de su cuerpo. Utiliza el cuerpo para expresar sentimientos. Participa en dramatizaciones. Imita posturas y movimientos. Respeta las normas mínimas de seguridad en las salidas y desplazamientos. Le gusta participar en actividades musicales. 80
  • - Aprende y recuerda canciones. Entona una canción. Escucha atentamente y en silencio una audición. Expresa con otros lenguajes las sensaciones experimentadas con la música. Explora las posibilidades sonoras de los instrumentos de percusión sencillos. Imita los movimientos de un baile y recuerda sus “pasos”. Muestra interés por experimentar con diferentes materiales plásticos. Participa en elaboraciones plásticas grupales. Es original en sus producciones. Muestra interés por investigar. Avanza en la serie numérica. Reconoce propiedades de los objetos. Agrupa objetos según un criterio. Escoge el número de objetos que se le pide. Utiliza adecuadamente cuantificadores: muchos, pocos, nada… Disfruta en los juegos. Expresa sus necesidades. Pide las cosas por favor. Colabora y participa en la toma de decisiones sobre las cosas importantes que hacemos en clase. Se interesa y muestra curiosidad por conocer cosas del cuerpo y sobre cómo funciona. Nombra algunos cuidados que el cuerpo necesita. Nombra y localiza algunos huesos del cuerpo. Saca conclusiones de sus observaciones. Presta atención en las lecturas de los soportes escritos que tiene que ver con el cuerpo y su funcionamiento. Propone estrategias para no olvidar las conductas relativas al cuidado del cuerpo. Conoce y expresa los efectos nocivos del tabaco sobre la salud. Nombra y localiza algunos órganos internos del cuerpo. Expresa oralmente algunas ideas sencillas sobre los órganos estudiados y sus funciones. Incorpora en su vocabulario habitual algunos de los vocablos “científicos” utilizados a lo largo de los proyectos de trabajo desarrollados. 2.3 Primer Ciclo de Primaria 2.3.1 Justificación Hemos elaborado este proyecto de acuerdo con las leyes y normativas vigentes: ESTATAL L.O.E. Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. AUTONÓMICA L.E.A. Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía. Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria. Decreto 230/2007, de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía. 81
  • Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Primaria en Andalucía Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de educación primaria en Andalucía. 2.3.2 Objetivos Generales por áreas. CONOCIMIENTO DEL MEDIO a) Leer comprensiva, expresiva y críticamente diferentes tipos de textos relacionados con los contenidos del curso (textos histórico-narrativos, geográficos, científico-técnicos, socioculturales, comerciales) con especial atención a los referidos a la Comunidad Autónoma de Andalucía. b) Expresar de forma oral y escrita, de forma clara y ordenada los contenidos del área trabajados, así como sentimientos, necesidades, emociones empleando adecuadamente el vocabulario específico. c) Comportarse de acuerdo con los hábitos de salud que son beneficiosos para el organismo, realizando las acciones adecuados para una práctica deportiva segura. d) Relacionar los hábitos saludables con el bienestar y salud personal, reconociendo algunos síntomas como posibles indicios de enfermedades. e) Describir el cuerpo humano y sus partes, mostrando una actitud de aceptación por el propio cuerpo y respetando las diferencias. f) Identificar los principales aparatos del cuerpo humano, relacionando la alimentación y la respiración con los aparatos digestivo, respiratorio y circulatorio. g) Valorar la pertenencia a la familia, respetando otros tipos de familia distintas a la propia, así como los rasgos y costumbres de las personas de otras culturas. h) Conocer los elementos (situación geográfica, clima, flora, fauna, geografía, población, recursos, patrimonio, etc.) más significativos de Andalucía. Especialmente los de la localidad. i) Clasificar con criterios elementales los mamíferos y las aves, agrupándolos por sus características, empleando para la obtención de información materiales impresos y tecnologías de la información y comunicación. j) Valorar la relación de los animales con el medio, fomentando la actitud de respeto ante todos los animales sin importar su tamaño, su procedencia o el sentimiento que nos despierte. k) Identificar los principales elementos que forman parte de una planta, estudiando principalmente los más típicos de la localidad (girasol, maíz, algodón), valorando la necesidad del cuidado y conservación como fundamentales para la existencia de la vida. l) Relacionar el suelo como la capa de la Tierra donde se desarrolla la vida de plantas y animales, valorando la importancia de la adopción de medidas para la protección del medio propias de la estrategia andaluza de la Educación Ambiental, mediante las alternativas energéticas. 82
  • m) Señalar los cambios y transformaciones relacionadas con el paso del tiempo, indagando las relaciones de sucesión en éste, empleando como recursos materiales impresos y tecnologías de la información y la comunicación. n) Observar algunos de los rasgos propios de paisajes andaluces utilizando diferentes medios, recursos y aparatos sencillos con los que comunicar los resultados obtenidos. o) Identificar el comercio como una actividad de los seres humanos, mostrando el papel de los andaluces en otras comunidades, en Europa, Latinoamérica, el Magreb, y otros lugares del mundo, señalando los sujetos profesionales que intervienen en su práctica y ejemplificando diferentes tipos de tienda según el producto que venden, con especial atención a los recursos productivos de Andalucía. p) Respetar las normas establecidas tanto en el aula como en otras intervenciones que haga dentro del entorno andaluz (medios de transporte, utilización de recursos, etc.) q) Analizar la comunicación como un hecho del entorno social y cultural, reconociendo los diferentes medios por los que se recibe información y el valor del uso de las tecnologías de la información y la comunicación. r) Señalar qué es el tiempo libre y cómo podemos emplearlo adecuadamente, valorando el turismo como una de las actividades que podemos realizar para enriquecerlo. s) Apreciar las tradiciones y los monumentos de Andalucía, identificando los museos como lugares donde se conservan y exponen obras de arte y obteniendo la información de materiales impresos y de las tecnologías de la información y la comunicación. t) Identificar las cualidades más representativas y diferenciadas de la arquitectura, literatura, gastronomía, territorio, política, cultura y folclore de Andalucía. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Esta área está integrada en dos lenguajes: plástico y musical. En educación plástica se plantean los siguientes objetivos: a) Reconocer intereses, actitudes y valores propios a través de la observación, análisis, expresión y valoración de obras de carácter plástico-visual, especialmente las representativas de la realidad cultural. b) Desarrollar relaciones de autoconfianza y valoración con las producciones artísticas personales, respetando la de los demás c) Discriminar diferentes colores, texturas y medidas de objetos y materiales propios del entorno de la comunidad d) Participar, de forma activa en la planificación y ejecución de creaciones plásticas y artísticas en grupo, mostrando siempre actitudes de colaboración y respeto hacia las aportaciones de los demás. e) Identificar los diferentes ámbitos profesionales del creador artístico, valorando su papel en la sociedad actual. f) Disfrutar de la riqueza y variedad de manifestaciones artísticas y plásticas del patrimonio y entorno socio-cultural de la comunidad y de otras culturas, mostrando actitudes de curiosidad, respeto y aprecio por todas aquellas que poseen valor como patrimonio artístico universal y relevancia para el patrimonio de Andalucía. g) Experimentar las diferentes posibilidades expresivas del color, la textura, la medida… como elemento de expresión y comunicación con los demás. h) Utilizar los diferentes elementos del lenguaje plástico de forma creativa y divertida, para expresar ideas, sentimientos y emociones. i) Usar con soltura los útiles, materiales y técnicas para pintar y representar las características de los objetos y paisajes del entorno próximo andaluz. 83
  • j) Participar activamente en la realización de composiciones plásticas, tanto individuales como colectivas, utilizando diferentes materiales, objetos, instrumentos…del entorno escolar. En educación musical se plantean los siguientes objetivos: a) Reconocer sonidos del entorno cotidiano y tomar conciencia de la información que aportan sobre el mismo. b) Reconocer las cualidades del sonido a través de la manipulación y experimentación con objetos, materiales e instrumentos. c) Comprender las posibilidades del movimiento corporal como medio de comunicación y expresión. d) Comprender el uso de los elementos musicales básicos para creaciones sencillas. e) Iniciarse en la representación gráfica de los sonidos y en el lenguaje musical. f) Colaborar en la elaboración e interpretación conjuntas de producciones musicales, apreciando las aportaciones propias y las de los demás. g) Identificar instrumentos musicales sencillos. h) Usar la voz, el cuerpo y los instrumentos como medios para expresar emociones y comunicar ideas. i) Disfrutar de las actividades musicales desarrolladas en el aula y valorar las creaciones musicales propias como fuente de realización personal. j) Identificar distintos medios de comunicación y apreciar los elementos sonoros y musicales que aparecen en ellos. k) Conocer, valorar y respetar las obras musicales y las manifestaciones artísticas cercanas y de otras culturas. l) Desarrollar hábitos de escucha como medio de goce y bienestar personal. m) Apreciar el valor de las Tecnologías de la Información y la Comunicación como medio lúdico de representación y expresión musicales. EDUCACIÓN FÍSICA a) Explorar y reconocer las propias posibilidades motrices y respetar a los demás. b) Valorar la importancia de la actividad física y el juego como medio de relacionarnos con los demás y su efectividad para llenar el tiempo libre. c) Iniciar la toma de conciencia en el cuidado y conservación del entorno. d) Participar en actividades deportivas en horario extraescolar con la intención de disfrutar y llenar el tiempo de ocio. e) Conocer e identificar las partes y segmentos corporales en sí mismo y en los demás. f) Tomar conciencia de las posibilidades de movimiento de los distintos segmentos corporales. g) Adecuar el esfuerzo a la tarea propuesta. h) Mantener y desarrollar la flexibilidad y el resto de capacidades físicas. i) Usar las habilidades básicas de manera eficaz y coordinada. j) Indagar y explorar diferentes formas de desplazamiento, giro, salto, lanzamiento y recepción. k) Adaptar y usar las habilidades básicas en situaciones y medios distintos del habitual. l) Interiorizar conceptos temporales y espaciales básicos. m) Adecuar el movimiento a secuencias y estructuras rítmicas sencillas n) Valorar el juego como medio fundamental de realizar actividad física y de relación con los demás. o) Participar en las actividades y juegos estableciendo lazos de apoyo, ayuda y compañerismo. 84
  • p) Desarrollar una actitud catártica, lúdica, de disfrute en el juego, aprendiendo a competir de forma saludable. q) Aceptar los resultados del juego y el respeto de las normas. LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA nivel 1.° 2.° OBJETIVOS Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar X X Saber escuchar con respeto la modalidad lingüística andaluza X X Reconocer el habla andaluza en los medios de comunicación X X Reconocer al escuchar la literatura de tradición oral andaluza. X X Analizar las hablas andaluzas en diversos medios de comunicación. X X Desarrollar la expresión oral. X X Escuchar y comprender diferentes tipos de textos. X X Expresar las ideas principales de un cuento. X X Desarrollar las capacidades de observación, atención y memoria. X X Estimular la escucha como elemento básico de la comunicación. X X Expresar de forma correcta cuidando la pronunciación y la entonación. X X Expresar oralmente poesías, trabalenguas y adivinanzas… X X Ampliar el vocabulario con palabras de diferentes textos. X X Conocer las normas básicas del diálogo. X X Describir personas, animales y objetos. X X Expresar gustos, sensaciones personales y hábitos de comportamiento. X X Realizar enumeraciones de elementos en diferentes situaciones. X X Expresar en voz alta hábitos y opiniones personales. X X Narrar experiencias personales. X X Disfrutar con la escucha de cuentos, poesías, rimas… X X Interpretar imágenes. X X Participar en debates orales respetando el turno de palabra. X X Identificar y reproducir onomatopeyas. X X Iniciarse en la estructura de una conversación telefónica. Bloque 2. Leer y escribir X X Leer y comprender textos cercanos a la experiencia vital, local y regional. X X Conocer y leer textos periodísticos relativos a la Comunidad Andaluza. X X Leer literatura escrita de temática andaluza como forma de comprensión de nuestra realidad andaluza: Teatro, poesía, refranes, adivinanzas… X X Componer textos a partir de la realidad más cercana al alumnado. X Desarrollar la motricidad fina. X Discriminar auditiva y visualmente las vocales, y escribirlas. X Discriminar auditivamente y visualmente los fonemas y grafías del abecedario. X X Identificar y escribir todas las letras del abecedario. X X Discriminar auditiva y visualmente za, zo, zu, ca, co, cu, ce, ci, que, qui, ga, , go, gu, gue, gui, güe, güi, identificando y escribiendo palabras que contengan tales grupos consonánticos. X X Discriminar auditiva y visualmente f-r, f-l, p-r, p-l, b-r, b-l, g-r, g-l, c-r, c-l, t-r, dr, identificando y escribiendo palabras que contengan tales grupos consonánticos. X X Articular correctamente palabras que contengan f-r, f-l, p-r, p-l, b-r, b-l, g-r, g-l, c-r, c-l, t-r, d-r. X X Discriminar auditiva y visualmente los grupos consonánticos: fr, fl, pr, pl, br, bl, 85
  • gr, gl, cr, cl, tr, dr. Articular correctamente palabras que contengan los grupos consonánticos fr, fl, pr, pl, br, bl, gr, gl, cr, cl, tr, dr. X X Escribir correctamente palabras que contengan los grupos consonánticos fr, fl, pr, pl, br, bl, gr, gl, cr, cl, tr, dr. X X Escribir todas las letras trabajadas tanto en mayúscula como minúscula. X X Conocer la secuenciación y el orden de las letras en el abecedario. X Completar y escribir palabras y oraciones con todas las letras y grupos consonánticos trabajados. X X Conocer y ampliar el vocabulario de las nuevas tecnologías. X X Comprender diferentes textos: cuentos, poesía, diálogos, narraciones… X X Secuenciar temporalmente una historia e inventar finales. X X Deducir las características de los personajes de un cuento, a partir de ilustraciones, cualidades, acciones, lenguaje, etc. X X Localizar en una historia el lugar de la acción, ordenar su secuencia narrativa, realizar hipótesis y comprender el sentido de la historia. X X Comprender diferentes tipos de textos a partir de modelos: anuncios, diálogos, descripciones, recetas, adivinanzas colmos, poemas… X X Desarrollar la expresión escrita realizando: descripciones, composición de invitación, felicitación ,recetas, adivinanzas, colmos, rimas, … X X Localizar información y datos en imágenes y textos diversos: pancartas, programas, pregones… X X Realizar pequeñas composiciones escritas sobre un tema (narraciones, descripciones, diálogos, invitaciones, felicitaciones, postales, recetas, carteles, eslóganes, …). X X Ampliar el vocabulario con onomatopeyas. Bloque 3. Educación literaria X X Conocer la estructura del diálogo. X Expresión escrita de un diálogo. X X Realizar la descripción de personas, animales, materiales y paisajes y emociones. X X Resolver y memorizar adivinanzas. X Relatar oralmente los alimentos que toman en el desayuno, almuerzo, merienda o cena. X X Narrar oralmente una compra o cualquier actividad cotidiana. X Componer recetas. X Descifrar e interpretar un plano. X Comprender y crear textos que integran mensaje verbal e icónico: cómics, mensajes secretos. X Interpretar instrucciones de diferentes aparatos inventados. X Usar la agenda escolar. X X Identificar y utilizar palabras de las nuevas tecnologías. Bloque 4. Conocimiento de la lengua X X Unir palabras usando y como nexo. X Conocer y memorizar el abecedario. X X Identificar y utilizar los artículos determinados e indeterminados: el, la, los, las, un, unos, una, unas. X X Comprender la oración como conjunto de palabras ordenadas con sentido. X Distinguir las sílabas de una palabra, segmentarlas y ordenarlas. X X Reconocer el número de palabras de la oración. X X Reconocer y utilizar los sustantivos propios y comunes. X X Utilizar correctamente el género (masculino y femenino) y su concordancia. X X 86
  • X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X Reconocer el adjetivo como palabra que expresa cualidad. Utilizar correctamente el número (singular y plural) y su concordancia. Relacionar correctamente artículo, nombre y adjetivo para que concuerden en género y número. Identificar y reconocer el verbo. Reconocer el verbo y utilizarlo correctamente en presente, pasado y futuro. Usar correctamente el punto. Usar correctamente la coma. Usar correctamente la mayúscula en nombres de persona y después de punto. Identificar y usar por escrito los signos de interrogación y exclamación, reconociendo su uso y entonación en la lengua oral. Usar correctamente: mp / mb. Escribir correctamente palabras con g, j, güe, güi, b, v. Conocer la norma ortográfica de la r. Escribir z delante de a, o, u; y c delante de e , i. Escribir g delante de a, o, u; y gu delante de e , i. Formar los plurales de palabras acabadas en –z, -d. Utilizar los sufijos -ito, -ita, -illo, -illa para formar diminutivos y -azo, -aza, -ón, -ona para formar aumentativos. Reconocer y manejar palabras de la misma familia léxica. Identificar y buscar sinónimos y antónimos. Formar palabras compuestas a partir de unas simples dadas. Desarrollar y ampliar el vocabulario sobre campos semánticos cercanos a su entorno. Reconocer la concordancia entre sujeto y predicado en la oración. LENGUA EXTRANJERA. INGLÉS La enseñanza de la lengua extranjera en el primer ciclo de Educación primaria tendrá como objetivo contribuir a desarrollar en los alumnos y alumnas las capacidades siguientes: a) Escuchar y comprender mensajes en interacciones verbales variadas, utilizando las informaciones transmitidas para la realización de tareas concretas diversas relacionadas con su experiencia. b) Expresarse e interactuar oralmente en situaciones sencillas y habituales que tengan un contenido y desarrollo conocidos, utilizando procedimientos verbales y no verbales y adoptando una actitud respetuosa y de cooperación. c) Escribir textos diversos con finalidades variadas sobre temas previamente tratados en el aula y con la ayuda de modelos. d) Leer de forma comprensiva textos diversos, relacionados con sus experiencias e intereses, extrayendo información general y específica de acuerdo con la finalidad previa. e) Aprender a utilizar con progresiva autonomía todos los medios a su alcance, incluidas las nuevas tecnologías, para obtener información y para comunicarse en la lengua extranjera. MATEMÁTICAS Nivel 87
  • 1.° 2.° OBJETIVOS Bloque 1. Números y operaciones X Agrupar elementos siguiendo órdenes. X X Agrupar objetos de diez en diez para formar decenas. X X Completar conjuntos hasta que tengan tantos elementos como otro dado. X Reconocer conjuntos que tienen el mismo o distinto número de elementos. X X Usar adecuadamente el concepto de número como signo que expresa. X X Aplicar correctamente los signos >, < y = a pares de números dados. X Completar series sencillas y de decenas. X Completar series de decenas y centenas. X Contar, progresiva y regresivamente, del 1 al 999 con distintos criterios. X Leer, escribir y ordenar números del 1 al 99. X Leer, escribir y ordenar números del 1 al 999. X X Descomponer un número de dos cifras en suma de sus decenas y sus unidades. X X Determinar el número anterior y siguiente a otro dado. X X Identificar los números pares e impares del 1 al 10. X Formar conjuntos con un número par o impar de objetos. X X Situar números dados en la recta numérica. X Descomponer un número de tres cifras en suma de las unidades, de las unidades de las decenas y de las unidades de las centenas. X X Identificar las expresiones ordinales del 1º al 10º. X Comprender intuitivamente el concepto de adición. X X Automatizar la adición con dos números de hasta dos cifras, con y sin llevada, cuya suma no exceda de 99. X X Realizar sumas con tres sumandos. X Automatizar la adición con dos números de hasta tres cifras, con y sin llevada, cuya suma no exceda de 999. X X Resolver problemas sencillos cuya solución exija utilizar la adición. X Calcular mentalmente adiciones de pares de números y de decenas completas. X Calcular mentalmente adiciones de pares de números de hasta tres cifras. X X Aplicar intuitivamente las propiedades asociativa y conmutativa de la suma. X Utilizar adecuadamente el signo +. X X Identificar los términos de la suma. X X Realizar sumas con los sumandos dispuestos horizontal y verticalmente. X Determinar el resultado aproximado de una suma. X Usar las Nuevas Tecnologías para realizar sumas y comprobar resultados. X Comprender intuitivamente el concepto de sustracción. X X Automatizar la sustracción de dos números de hasta tres cifras con llevada en las unidades. X X Resolver problemas sencillos cuya solución exija la utilización de la sustracción. X Calcular mentalmente la sustracción de pares de números de una cifra y de decenas completas. X Calcular mentalmente la sustracción de pares de números de decenas y centenas completas. X X Realizar sustracciones con el minuendo y el sustraendo colocados horizontal y verticalmente. X Realizar sustracciones de números de hasta tres cifras con llevada en las unidades. X X Utilizar adecuadamente el signo −. X X Identificar los términos de la resta. X Determinar el resultado aproximado de una resta. 88
  • X Usar las Nuevas Tecnologías para realizar sustracciones y comprobar resultados. X Comprender intuitivamente la multiplicación como suma de sumandos iguales. X Automatizar las tablas de multiplicar. X X Hallar el doble de un conjunto de elementos. X Hallar el triple de un conjunto de elementos. X Expresar el doble y el triple como producto de un número por 2 o por 3. X Resolver problemas sencillos cuya solución exija la utilización de la multiplicación. X Usar correctamente el signo . X Expresar una multiplicación como suma de sumandos iguales y viceversa. X Multiplicar números de tres cifras por números de una cifra, sin llevar. X Multiplicar números de dos o tres cifras por números de una cifra, llevando. X Multiplicar mentalmente un número de una cifra por 10, por 1 y por 0. X Calcular mentalmente el producto de dos números de una cifra. X Usar las Nuevas Tecnologías para realizar multiplicaciones y comprobar resultados. X X Comprender intuitivamente el concepto de reparto. X Repartir los elementos de un conjunto en partes iguales X Resolver problemas sencillos relacionados con el reparto. X X Hallar la mitad de los elementos de un conjunto. X Reconocer los números pares e impares a partir de las situaciones de reparto. X Usar correctamente: como signo del reparto o división. X Practicar la división de los elementos de un conjunto entre números de una cifra. Bloque 3. Geometría X X Distinguir los conceptos dentro, fuera; al lado, encima, debajo; delante, detrás; derecha, izquierda, cerca, lejos. X X Desplazarse en una cuadrícula siguiendo las instrucciones dadas. X Realizar giros y desplazamientos en una cuadrícula siguiendo instrucciones. X Describir algunos elementos y propiedades de las formas geométricas. X Identificar y describir formas poligonales y sus elementos: lados y vértices. Bloque 2. La medida: estimación y cálculo de magnitudes X Aplicar correctamente los conceptos grande, pequeño, mediano; alto, bajo; ancho, estrecho, más, menos; largo, corto. X X Realizar experiencias sencillas de medida de longitud, capacidad y masa con unidades no convencionales: pie, paso, palmo, dedo, etc. X X Manejar con soltura las unidades de longitud: metro y centímetro. X Aplicar correctamente los conceptos cabe más y cabe menos. X Utilizar el litro como unidad básica de medida de capacidad. X X Usar correctamente los conceptos pesa más y pesa menos. X Utilizar el kilogramo como unidades de masa. X Usar correctamente los conceptos antes, después y ahora. X X Interpretar los conceptos día, semana, hora y media hora. X Relacionar los conceptos año, mes y día. X X Interpretar y leer las horas en punto en un reloj analógico y en uno digital. X Leer las horas y cuarto y menos cuarto en los relojes analógicos. X X Resolver problemas utilizando las unidades de tiempo. X X Identificar el valor de las monedas de uso frecuente: euro y céntimos de euro. X X Realizar estimaciones de medida de cantidades con las distintas magnitudes. X Comparar masas mediante el uso de la balanza. X X Manejar las monedas de euros y de céntimos de euro y hacer cálculos con ellas. X Manejar y realizar operaciones con los billetes de 5, 10, 20 y 50 euros. X X Identificar y describir cuadrado, triángulo, círculo y rectángulo. 89
  • X X X X X X X X X X X X X X X Identificar líneas rectas y curvas. Distinguir curvas abiertas y cerradas. Identificar figuras iguales y con simetría. Representar y describir circunferencia y círculo. Identificar cubo, prisma, pirámide, cilindro, esfera y cono. Identificar en una figura geométrica su zona interior, su frontera y su zona exterior. Identificar y describir objetos y formas con simetría. Relacionar objetos con formas geométricas determinadas. Identificar rasgos comunes en formas geométricas: color, forma y tamaño. Bloque 4. Tratamiento de la información, azar y probabilidad X X Iniciarse en el conteo y la representación gráfica de los elementos de un dibujo. X Señalar, entre varias, las partes que faltan de una figura. X Elegir, entre varias, la figura que completa una serie iniciada. X X Eliminar un elemento que no pertenece a una serie dada. X Utilizar la lógica en problemas relacionados con la masa y la capacidad de los cuerpos. X X Identificar diferencias y semejanzas entre dos o más escenas. X X Reconocer el criterio de una serie numérica. X X Identificar figuras iguales pero en distinta posición. X X Ordenar escenas mediante secuencias temporales. X X Seguir órdenes sencillas para salir de un laberinto. X X Localizar objetos en un cuadro de doble entrada. X X Buscar un objeto siguiendo su descripción en un texto. X Encontrar un objeto siguiendo su descripción escrita de lo que no es. X X Aplicar los conceptos de pertenencia o no pertenencia de un elemento a un conjunto. X X Encajar dos mitades de un cuerpo u objeto. X Completar un dibujo según el código dado. X Asociar objetos con su sombra. X X Asociar las partes de un dibujo con dicho dibujo. X Asociar objetos o animales con su huella. a) Valorar la lengua extranjera, y las lenguas en general como medio de comunicación y entendimiento entre personas de procedencia y culturas diversas y como herramienta de aprendizaje de distintos contenidos. b) Manifestar una actitud receptiva y de confianza en la propia capacidad de aprendizaje y de uso de la lengua extranjera. RELIGIÓN Objetivo General para toda la Primaria Educar para la responsabilidad personal, social y religioso-cristiano, así como a la formación integral de la persona. Objetivos Generales del 1º ciclo a) Despertar progresivamente a la realidad personal, ambiental y social para desarrollar capacidades de observación, admiración y valoración presentándola como regalo de Dios. 90
  • b) Iniciarse en la comprensión y adquisición de algunos hechos, conceptos y actitudes de carácter religioso que rodean al niño en su vida. c) Conocer relatos y personajes importantes bíblicos como modelos referenciales que ellos puedan admirar e imitar. d) Utilizar los diferentes lenguajes: verbal, plástico, corporal, musical y simbólico para expresar las primeras vivencias religiosas. e) Orientar hacia hábitos de comportamiento que ayuden a adquirir actitudes cristianas básicas: despertar la conciencia moral. Objetivos para primero a) Descubrir los elementos de la naturaleza que Dios nos regala y conocer el relato bíblico de la Creación b) Cuidar la naturaleza y descubrir al ser humano como lo más importante de la creación. c) Reconocer a Dios como Padre y nos quiere a todos. d) Comprender la historia de Abraham. e) Conocer el relato bíblico de la Anunciación y del Nacimiento de Jesús. f) Conocer la oración del Padrenuestro. g) Comprender la necesidad de decir la verdad y no mentir. h) Reconocer la necesidad de compartir y ayudar para una convivencia feliz. i) Conocer el relato de la Pasión de Jesús. j) Saber que Dios nos habla a través de la Biblia y conocer algunas enseñanzas. k) Identificar gestos de amor y de buena educación en la vida diaria de las personas. l) Descubrir el templo como la casa de los cristianos. m) Reconocer a María como madre de los creyentes. Objetivos para segundo a) b) c) d) e) f) g) h) i) j) k) l) m) Saber que todo lo creado es bueno. Conocer que los seres humanos son lo más importante de la naturaleza. Descubrir que Dios nos habla en la Biblia y actúa en las personas Conocer la historia de Moisés Relacionar el gran mensaje cristiano de Navidad con el nacimiento de Jesús, el Salvador. Saber que Jesús es el Hijo de Dios y de María. Conocer que Jesús hablaba en parábolas. Descubrir el perdón, siendo perdonados y perdonando. Conocer que Jesús hizo milagros para ayudar a los necesitados. Valorar la participación en la Eucaristía como la celebración del memorial de la muerte y la resurrección de Jesús. Conocer a los primeros discípulos de Jesús. Conocer las distintas celebraciones cristianas. Descubrir que el reino de Dios está presente en la tierra. 2.3.3 Contenidos de cada área. CONOCIMIENTO DEL MEDIO Bloque 1. El entorno y su conservación. - Orientación de elementos del medio físico en relación con el sol. 91
  • - Percepción y descripción de algunos elementos y fenómenos naturales: la luna, las estrellas y el sol, el día y la noche. Observación de algunos fenómenos atmosféricos y primeras formas de representación. Elementos básicos del medio físico: el aire y el agua. Uso responsable del agua en la vida cotidiana. Observación, exploración e inicio de sencillos trabajos de algún ecosistema concreto, acuático o terrestre. Observación y percepción de algunos elementos naturales y humanos del entorno. Bloque 2. La diversidad de los seres vivos. - Observación de múltiples formas de vida. Identificación de diferencias entre seres vivos y objetos inertes. Observación directa e indirecta de animales y plantas. Clasificación según elementos observables, identificación y denominación. Asociación de rasgos físicos y pautas de comportamiento de plantas y animales con los entornos en los que viven (camuflaje, cambio de color, grosor del pelaje, etc.) Las relaciones entre los seres humanos, las plantas y los animales. Desarrollo de hábitos de cuidado y respeto a los seres vivos. Comunicación oral de las experiencias realizadas, apoyándose en imágenes y breves textos escritos. Bloque 3. La salud y el desarrollo personal. - Identificación de las partes del cuerpo humano. Aceptación del propio cuerpo y del de los demás con sus limitaciones y posibilidades. La respiración como función vital. Ejercicios para su correcta realización. Identificación y descripción de alimentos diarios necesarios. Valoración de la higiene personal, el descanso, la buena utilización del tiempo libre y la atención al propio cuerpo. Identificación de emociones y sentimientos propios. Hábitos de prevención de enfermedades y accidentes domésticos. Bloque 4. Personas, culturas y organización social. - - La familia. Relaciones entre sus miembros. Reparto equilibrado de las tareas domésticas y adquisición de responsabilidades. Principales tareas y responsabilidades de los miembros de la comunidad educativa. Valoración de la importancia de la participación de todos. Conciencia de los derechos y deberes de las personas en el grupo. Utilización de las normas básicas del intercambio comunicativo en grupo y respeto a los acuerdos adoptados. Simulación de situaciones y conflictos de convivencia. Acercamiento a las manifestaciones de las culturas presentes en el entorno, como muestra de diversidad y riqueza. Reconocimiento de diferentes profesiones evitando estereotipos sexistas. Formas de organización en el entorno próximo: la escuela y el municipio. Introducción al conocimiento de las responsabilidades y tareas de las instituciones locales. Los desplazamientos y los medios de transporte. Responsabilidad en el cumplimiento de las normas básicas como peatones y usuarios. Importancia de la movilidad en la vida cotidiana. 92
  • - Iniciación a la recogida de datos e información del entorno social próximo y en la lectura de imágenes. Bloque 5. Cambios en el tiempo. - Utilización de las nociones básicas de tiempo (antes-después, pasado-presente-futuro, duración), unidades de medida (día, semana, mes, año). Iniciación de la reconstrucción de la memoria del pasado próximo a partir de fuentes familiares. Algunos acontecimientos del pasado y del presente y su relación con aspectos históricos cercanos a su experiencia. Utilización de las fuentes orales y de la información proporcionada por objetos y recuerdos familiares para reconstruir el pasado. Bloque 6. Materia y energía. - La diversidad de materiales. Clasificación según criterios elementales: estado de agregación, textura, color, forma, plasticidad, etc. Observación de los efectos de la aplicación de una fuerza. Fuerzas en la misma dirección. Fuerzas de contacto y a distancia. La percepción del sonido. La transmisión del sonido en diferentes medios. El ruido y la contaminación acústica. Desarrollo de actitudes conscientes, individuales y colectivas, frente a determinados problemas medioambientales. Reducción, reutilización y reciclaje de objetos y sustancias. Bloque 7. Objetos, máquinas y tecnologías. - Identificación de la diversidad de máquinas en el entorno. Montaje y desmontaje de objetos simples. Observación y análisis del funcionamiento de objetos y máquinas. Identificación de elementos que pueden generar riesgo. Uso cuidadoso de materiales, sustancias y herramientas. Adopción de comportamientos asociados a la seguridad personal y al ahorro energético. Identificación de los componentes básicos de un ordenador. Iniciación en su uso. Cuidado de los recursos informáticos. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Bloque 1. Observación plástica. - Observación y exploración sensorial de los elementos presentes en el entorno natural, artificial y artístico. Descripción verbal de sensaciones y observaciones. Comentario de obras plásticas y visuales presentes en el entorno y en exposiciones o museos. Curiosidad por descubrir las posibilidades artísticas que ofrece el entorno. Conocimiento y observancia de las normas de comportamiento en exposiciones. Descripción de imágenes presentes en contextos próximos. 93
  • - Exploración de distancias, recorridos y situaciones de objetos y personas en relación con el espacio. Observación de diferentes maneras de presentar el espacio. Bloque 2. Expresión y creación plástica. - Experimentación de las posibilidades expresivas del trazo espontáneo y con intencionalidad, de las líneas que delimitan contornos y del espacio que define la forma. Experimentación de mezclas y manchas de color con diferentes tipos de pintura y sobre soportes diversos. Búsqueda sensorial de texturas naturales y artificiales y de las cualidades y posibilidades de materiales orgánicos e inorgánicos. Elaboración de dibujos, pinturas, collages, volúmenes, etc. Manipulación y transformación de objetos para su uso en representaciones teatrales. Composiciones plásticas utilizando fotografías. Exploración de recursos digitales para la creación de obras artísticas Disfrute en la manipulación y exploración de materiales. Uso progresivo y adecuado de términos referidos a materiales, instrumentos o aspectos de la composición artística. Organización progresiva del proceso de elaboración concretando el tema surgido desde la percepción sensorial, la imaginación, la fantasía o la realidad, previendo los recursos necesarios para la realización, explorando las posibilidades de materiales e instrumentos y mostrando confianza en las posibilidades de creación. Bloque 3. Escucha. - Identificación y representación corporal de las cualidades de sonidos del entorno natural y social. Audición activa de una selección de piezas instrumentales y vocales breves de distintos estilos y culturas. Reconocimiento visual y auditivo de algunos instrumentos musicales e identificación de voces femeninas, masculinas e infantiles. Identificación de la repetición (AA) y el contraste (AB) en canciones y obras musicales. Curiosidad por descubrir sonidos del entorno y disfrute con la audición de obras musicales de distintos estilos y culturas. Conocimiento y observancia de las normas de comportamiento en audiciones y otras representaciones musicales. Bloque 4. Interpretación y creación musical. - Exploración de las posibilidades sonoras de la voz, el cuerpo y los objetos. Interpretación y memorización de retahílas y canciones al unísono. Utilización de la voz, la percusión corporal y los instrumentos como recursos para el acompañamiento de textos recitados, canciones y danzas. Práctica de técnicas básicas del movimiento y juegos motores acompañados de secuencias sonoras, e interpretación de danzas sencillas. Lectura de partituras sencillas con grafías no convencionales. Disfrute con la expresión vocal, instrumental y corporal. Improvisación de esquemas rítmicos y melódicos de cuatro tiempos. Improvisación de movimientos como respuesta a diferentes estímulos sonoros. 94
  • - Selección de sonidos vocales, objetos e instrumentos para la sonorización de situaciones, relatos breves. Confianza en las propias posibilidades de producción musical. EDUCACIÓN FÍSICA Bloque 1. El cuerpo: imagen y percepción. - Posibilidades sensoriales. Exploración y discriminación de las sensaciones. Toma de conciencia del propio cuerpo en relación con la tensión, la relajación y la respiración. Experimentación de posturas corporales diferentes. Afirmación de la lateralidad. Experimentación de situaciones de equilibrio y desequilibrio. Nociones asociadas a relaciones espaciales y temporales. Percepción espacio-temporal. Aceptación de la propia realidad corporal. Bloque 2. Habilidades motrices. - Formas y posibilidades del movimiento. Experimentación de diferentes formas de ejecución y control de las habilidades motrices básicas. Resolución de problemas motores sencillos. Disposición favorable a participar en actividades diversas aceptando la existencia de diferencias en el nivel de habilidad. Bloque 3. Actividades físicas artístico-expresivas. - Descubrimiento y exploración de las posibilidades expresivas del cuerpo y del movimiento. Sincronización del movimiento con pulsaciones y estructuras rítmicas sencillas. Exteriorización de emociones y sentimientos a través del cuerpo, el gesto y el movimiento, con desinhibición. Imitación de personajes, objetos y situaciones. Disfrute mediante la expresión a través del propio cuerpo. Posibilidades expresivas con objetos y materiales. Participación en situaciones que supongan comunicación corporal. Reconocimiento y respeto por las diferencias en el modo de expresarse. Bloque 4. Actividad física y salud. - Adquisición de hábitos básicos de higiene corporal, alimentarios y posturales relacionados con la actividad física. Relación de la actividad física con el bienestar Movilidad corporal orientada a la salud. Respeto de las normas de uso de materiales y espacios en la práctica de actividad física. Bloque 5. Juegos y actividades deportivas. - El juego como actividad común a todas las culturas. Realización de juegos libres y organizados. 95
  • - Descubrimiento de la cooperación y la oposición con relación a las reglas de juego. Aceptación de distintos roles en el juego. Reconocimiento y valoración hacia las personas que participan en el juego. Compresión y cumplimiento de las normas de juego. Confianza en las propias posibilidades y esfuerzo personal en los juegos. Valoración del juego como medio de disfrute y de relación con los demás. LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar. - - - - Participación y cooperación en situaciones comunicativas del aula (avisos, instrucciones, conversaciones o narraciones de hechos vitales y sentimientos), con valoración y respeto de las normas que rigen la interacción oral (turnos de palabra, volumen de voz y ritmo adecuado). Comprensión y valoración de textos orales procedentes de la radio y la televisión para obtener información general sobre hechos y acontecimientos próximos a la experiencia infantil. Comprensión y producción de textos orales para aprender, tanto los producidos con finalidad didáctica como los cotidianos (breves exposiciones ante la clase, conversaciones sobre contenidos de aprendizaje y explicaciones sobre la organización del trabajo). Comprensión de informaciones audiovisuales procedentes de diferentes soportes estableciendo relaciones entre ellas (identificación, clasificación, comparación). Actitud de cooperación y de respeto en situaciones de aprendizaje compartido. Interés por expresarse oralmente con pronunciación y entonación adecuadas. Uso de un lenguaje no discriminatorio y respetuoso con las diferencias. Bloque 2. Leer y escribir. Comprensión de textos escritos. - - - - Comprensión de informaciones concretas en textos propios de situaciones cotidianas próximas a la experiencia infantil, como invitaciones, felicitaciones, notas y avisos. Comprensión de información general sobre hechos y acontecimientos próximos a la experiencia infantil en textos procedentes de los medios de comunicación social, con especial incidencia en la noticia. Comprensión de informaciones en textos para aprender muy vinculados a la experiencia, tanto en los producidos con finalidad didáctica como en los de uso cotidiano (folletos, descripciones, instrucciones y explicaciones). Integración de conocimientos e informaciones procedentes de diferentes soportes para aprender (identificación, clasificación, comparación). Iniciación a la utilización dirigida de las tecnologías de la información y la comunicación y de las bibliotecas para obtener información y modelos para la composición escrita. Interés por los textos escritos como fuente de aprendizaje y como medio de comunicación de experiencias y de regulación de la convivencia. Composición de textos escritos. 96
  • - - - - Composición de textos propios de situaciones cotidianas próximos a la experiencia infantil, como invitaciones, felicitaciones, notas o avisos, utilizando las características usuales de esos géneros. Composición de textos propios de los medios de comunicación social (titulares, pies de foto, breves noticias…) sobre acontecimientos próximos a la experiencia infantil, en soportes habituales en el ámbito escolar. Composición de textos relacionados con el ámbito escolar para obtener, organizar y comunicar información (cuestionarios, listados utilizados como resumen o esquema, descripciones, explicaciones elementales…) Adquisición de las convenciones del código escrito. Utilización de elementos gráficos y paratextuales sencillos para facilitar la compresión (ilustraciones y tipografía). Iniciación al uso de programas informáticos de procesamiento de texto. Interés por la escritura como instrumento para relacionarnos y para aprender, e interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos y por la norma ortográfica. Bloque 3. Educación Literaria. - - - Escucha de textos literarios y lectura guiada y autónoma, silenciosa y en voz alta, de textos adecuados a los intereses infantiles para llegar progresivamente a la autonomía lectora. Valoración de la autonomía lectora, interés por la elección de temas y textos, por la comunicación de las preferencias personales, y apreciación del texto literario como recurso de disfrute personal. Uso de los recursos de la biblioteca de aula y de centro, incluyendo documentos audiovisuales, como medio de aproximación a la literatura. Comprensión, memorización y recitado de poemas con el ritmo, la pronunciación y la entonación adecuados. Recreación y reescritura de textos narrativos y de carácter poético (adivinanzas, refranes…), utilizando modelos. Dramatización de situaciones y de textos literarios. Bloque 4. Conocimiento de la lengua. - - Reconocimiento del papel de las situaciones sociales como factor condicionante de los intercambios comunicativos. Identificación de los contextos en los que la comunicación se produce mediante textos escritos y valoración de la importancia de la escritura en determinados ámbitos. Identificación de los textos de uso frecuente en el aula a partir de elementos paratextuales y textuales. Observación de las diferencias entre la lengua oral y escrita. Reconocimiento de la relación entre sonido y grafía en el sistema de la lengua. Identificación de la palabra como instrumento básico para la segmentación de la escritura. Conocimiento de las normas ortográficas más sencillas. Sustitución, inserción, supresión, cambio de orden y segmentación de elementos lingüísticos para observar el funcionamiento de los enunciados y adquirir nuevos recursos. Inicio a la reflexión en actividades de identificación y uso de los siguientes términos en la producción e interpretación: denominación de los textos trabajados; enunciado, palabra y sílaba; nombre, nombre común y nombre propio; género y número. 97
  • LENGUA EXTRANJERA. INGLÉS Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar. - - Comprensión de mensajes orales sencillos para realizar tareas en el aula. Escucha y comprensión de mensajes sencillos procedentes de diferentes soportes audiovisuales e informáticos. Interacción oral en situaciones reales o simuladas a través de respuestas verbales y no verbales facilitadas por rutinas de comunicación. Producción de textos orales conocidos previamente mediante la participación activa en rutinas, representaciones, canciones, recitados, dramatizaciones. Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce a la lengua extranjera. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse. Bloque 2. Leer y escribir. - - Lectura de palabras y frases sencillas, previamente conocidas en interacciones orales reales o simuladas. Iniciación en el uso de estrategias de lectura: uso del contexto visual y verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce. Escritura de palabras y frases, conocidas previamente en interacciones orales y lectura posterior para transmitir y compartir información, o con intención lúdica. Iniciación a la utilización de programas informáticos educativos para leer y escribir mensajes sencillos. Interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos. Bloque 3. Conocimiento de la lengua. Conocimientos lingüísticos. - Iniciación a algunos aspectos fonéticos, del ritmo, acentuación y entonación de la lengua extranjera y uso para la comprensión y para la producción oral. Identificación y uso de léxico, y estructuras elementales propias de la lengua extranjera, previamente utilizadas. Asociación global de grafía, pronunciación y significado a partir de modelos escritos que representan expresiones orales conocidas. Familiarización con el uso de las estrategias básicas de la producción de textos a partir de un modelo: selección del destinatario, propósito y contenido. Interés por utilizar la lengua extranjera en situaciones variadas. Reflexión sobre el aprendizaje. - - Uso de habilidades y procedimientos como repetición, memorización, asociación de palabras y expresiones con elementos gestuales y visuales y observación de modelos, para la adquisición de léxico y estructuras elementales de la lengua. Utilización progresiva de medios gráficos de consulta e información y de las posibilidades que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación. Confianza en la propia capacidad para aprender una lengua extranjera y gusto por el trabajo cooperativo. 98
  • MATEMÁTICAS Bloque 1. Números y operaciones. Números naturales. - Recuento, medida, ordenación y expresión de cantidades en situaciones de la vida cotidiana. Lectura y escritura de números. Grafía, nombre y valor de posición de números hasta tres cifras. Utilización de los números ordinales. Orden y relaciones entre números. Comparación de números en contextos familiares. Operaciones. - Utilización en situaciones familiares de la suma para juntar o añadir; de la resta para separar o quitar; y de la multiplicación para calcular número de veces. Expresión oral de las operaciones y el cálculo. Disposición para utilizar los números, sus relaciones y operaciones para obtener y expresar información, para la interpretación de mensajes y para resolver problemas en situaciones reales. Estrategias de cálculo. - - - Cálculo de sumas y restas utilizando algoritmos estándar. Construcción de las tablas de multiplicar del 2, 5 y 10 apoyándose en número de veces, suma repetida, disposición en cuadrículas... Desarrollo de estrategias personales de cálculo mental para la búsqueda del complemento de un número a la decena inmediatamente superior, para el cálculo de dobles y mitades de cantidades y para resolver problemas de sumas y restas. Cálculo aproximado. Estimación y redondeo del resultado de un cálculo hasta la decena más cercana escogiendo entre varias soluciones y valorando las respuestas razonables. Familiarización con el uso de la calculadora para la generación de series y composición y descomposición de números. Resolución de problemas que impliquen la realización de cálculos, explicando oralmente el significado de los datos, la situación planteada, el proceso seguido y las soluciones obtenidas. Confianza en las propias posibilidades, y curiosidad, interés y constancia en la búsqueda de soluciones. Gusto por la presentación ordenada y limpia de los cálculos y sus resultados. Bloque 2. La medida: estimación y cálculo de magnitudes. Longitud, peso/masa y capacidad. - Comparación de objetos según longitud, peso/masa o capacidad, de manera directa o indirecta. Medición con instrumentos y estrategias no convencionales. Utilización de unidades usuales e instrumentos convencionales para medir objetos y distancias del entorno. 99
  • - - Estimación de resultados de medidas (distancias, tamaños, pesos, capacidades...) en contextos familiares. Explicación oral del proceso seguido y de la estrategia utilizada en la medición. Resolución de problemas de medida explicando el significado de los datos, la situación planteada, el proceso seguido y las soluciones obtenidas. Medida del tiempo. - Unidades de medida del tiempo: el tiempo cíclico y los intervalos de tiempo (lectura del reloj, las horas enteras, las medias). Selección y utilización de la unidad apropiada para determinar la duración de un intervalo de tiempo. Sistema monetario. - Valor de las distintas monedas y billetes. Manejo de precios de artículos cotidianos. Curiosidad por conocer y utilizar la medida de algunos objetos y tiempos familiares e interés por la interpretación de mensajes que contengan informaciones sobre medidas. Cuidado en la realización de medidas. Bloque 3. Geometría. La situación en el espacio, distancias y giros. - Descripción de posiciones y movimientos, en relación a uno mismo y a otros puntos de referencia. Uso de vocabulario geométrico para describir itinerarios: líneas abiertas y cerradas; rectas y curvas. Interpretación y descripción verbal de croquis de itinerarios y elaboración de los mismos. Formas planas y espaciales. - Las figuras y sus elementos. Identificación de figuras planas en objetos y espacios cotidianos. Identificación de los cuerpos geométricos en objetos familiares. Descripción de su forma, utilizando el vocabulario geométrico básico. Comparación y clasificación de figuras y cuerpos geométricos con criterios elementales. Formación de figuras planas y cuerpos geométricos a partir de otras por composición y descomposición. Regularidades y simetrías. - Búsqueda de elementos de regularidad en figuras y cuerpos a partir de la manipulación de objetos. Interpretación de mensajes que contengan informaciones sobre relaciones espaciales. Resolución de problemas geométricos explicando oralmente y por escrito el significado de los datos, la situación planteada, el proceso seguido y las soluciones obtenidas. Interés y curiosidad por la identificación de las formas y sus elementos característicos. 100
  • - Confianza en las propias posibilidades; curiosidad, interés y constancia en la búsqueda de soluciones. Bloque 4. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. Gráficos estadísticos. - Descripción verbal, obtención de información cualitativa e interpretación de elementos significativos de gráficos sencillos relativos a fenómenos cercanos. Utilización de técnicas elementales para la recogida y ordenación de datos en contextos familiares y cercanos. Carácter aleatorio de algunas experiencias. - Distinción entre lo imposible, lo seguro y aquello que es posible pero no seguro, y utilización en el lenguaje habitual, de expresiones relacionadas con la probabilidad. Participación y colaboración activa en el trabajo en equipo y el aprendizaje organizado a partir de la investigación sobre situaciones reales. Respeto por el trabajo de los demás. RELIGIÓN - La creación del ser humano y del mundo, obra admirable de Dios y tarea para el hombre. Estructura y sentido de la Biblia, palabra de Dios. Manifestación de Dios Padre, creador y misericordioso, en la Biblia. La respuesta del hombre a Dios. El valor de la oración como relación con Dios. Significado del templo y las imágenes. Dios quiere la felicidad del ser humano. Su amor y providencia. Dios muestra su amor. La intervención salvadora de Dios en la historia del pueblo de Israel, asumida por la tradición cristiana. El amor de Dios es fuente de verdad y bondad para los que creen. Los mandamientos, expresión de la ley natural y del amor de Dios. Regla de conducta humana y cristiana. Dios envía a su Hijo Jesucristo para la salvación de los pecados de los hijos. Jesucristo camino, verdad y vida. Principales enseñanzas de la vida de Jesús narradas en los Evangelios. Las parábolas. Dios manifiesta su amor con la muerte de su Hijo. Última cena, Pasión, Muerte y Resurrección. Dios se queda con nosotros: el Espíritu Santo. Formamos la gran familia de los hijos de Dios, la Iglesia, que se reúne para celebrar el amor de Dios. Las fiestas y celebraciones del año litúrgico. El sentido de la fiesta cristiana: Dios con nosotros. Significado de las fiestas marianas más importantes. Significado y sentido de algunos símbolos religiosos en las celebraciones: el agua, el fuego, la luz, el aceite, los gestos, la música. Los ritos como expresión de la relación con Dios. El culto cristiano. El cristiano espera la gran fiesta del cielo. 2.3.4 Enseñanzas propias de la Comunidad Autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. El currículo propio de Andalucía incluye aspectos relacionados con el medio natural, la historia, la cultura, la economía y otros hechos diferenciadores para que sean conocidos, 101
  • valorados y respetados como patrimonio propio, en el marco cultural español y de la cultura universal. Dichos aspectos se han vinculado a las áreas de Conocimiento del medio natural, social y cultural, Lengua castellana y literatura, Lengua extranjera y Matemáticas. El currículo propio de Andalucía incluye como características peculiares que impregnan todas sus áreas o ámbitos, aspectos relacionados con: a) La igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. El currículo permitirá apreciar la contribución de las mujeres al desarrollo de nuestra sociedad y al conocimiento acumulado por la humanidad. b) La diversidad cultural en todos los ámbitos de la vida política y social. c) El uso de las tecnologías de la información y de la comunicación. Los medios d) tecnológicos son hoy día herramientas esenciales para enseñar y aprender, por lo que su presencia debe ser habitual en los procesos de enseñanza y aprendizaje. En este sentido, la adopción de medidas para el impulso de la sociedad del conocimiento y, en particular, la apuesta por la introducción de las TIC en el ámbito educativo, constituyen una importante contribución de carácter social en Andalucía que debe aprovecharse para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general. e) El fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y de las libertades f) fundamentales y los valores que preparan al alumnado para asumir una vida g) responsable en una sociedad libre y democrática. El ejercicio responsable de estos derechos y deberes comportará una preparación para los retos de una sociedad cambiante que requiere ciudadanos y ciudadanas dispuestos a una convivencia basada en el respeto mutuo y en la cultura de paz y no-violencia, capaces de reconocer y respetar las diferencias culturales y que rechacen todo tipo de discriminación por razón h) de nacimiento, de capacidad económica o condición social, de género, de raza o de religión. i) La adquisición de hábitos de vida saludable y deportiva, la capacitación para decidir entre las opciones que favorezcan un adecuado bienestar físico, mental y social, para sí y para los demás, la educación vial, la educación para el consumo, la salud laboral, el respeto al medio ambiente, la utilización responsable del tiempo libre y del ocio y el fomento de la capacidad emprendedora del alumno. ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO NATURAL, SOCIAL Y CULTURAL Se recogen ocho núcleos temáticos: La construcción histórica, social y cultural de Andalucía, paisajes andaluces, el patrimonio en Andalucía, igualdad, convivencia e interculturalidad, salud y bienestar, progreso tecnológico y modelos de desarrollo, el uso responsable de los recursos y la incidencia de la actividad humana en el medio. La construcción histórica, social y cultural de Andalucía. En el primer ciclo se pueden hacer planteamientos descriptivos, como: ¿Qué rasgos sociales o culturales nos parecen característicos de Andalucía? ¿Por qué?. ¿Qué elementos son peculiares de nuestro entorno? (en el paisaje, en las construcciones, en las fiestas, etc.). Paisajes andaluces. 102
  • En el primer ciclo de la educación primaria la presentación de algunos problemas sencillos, de carácter descriptivo, puede facilitar el desarrollo del conocimiento relacionado con este núcleo. Así, por ejemplo: - ¿Cómo es el paisaje de nuestro entorno? (en diversos aspectos sencillos). ¿Qué otros paisajes conocemos? El patrimonio en Andalucía. Los problemas para desarrollar este núcleo temático en el aula pueden partir en el primer ciclo de ejemplos como los siguientes: - ¿Qué monumentos (o costumbres o tradiciones...) de nuestra ciudad consideramos importantes? ¿Por qué? ¿Cómo es la reserva o el parque natural de...? (se puede elegir algún ejemplo). Igualdad, convivencia e interculturalidad. Para su tratamiento en el aula, y teniendo en cuenta una perspectiva de progresión a lo largo de los tres ciclos de la etapa, se pueden plantear problemas como los que se ejemplifican a continuación. En el primer ciclo, los problemas deben estar más contextualizados en el centro escolar y en el entorno próximo, como, por ejemplo: - ¿Qué rasgos y costumbres diferentes tenemos las personas que convivimos en nuestra clase? ¿Qué tenemos en común? ¿Necesitamos tener normas para el funcionamiento de nuestra vida diaria en la escuela? Salud y bienestar. Los problemas para trabajar en el primer ciclo podrían partir de las experiencias más directas de los niños y las niñas: - ¿Por qué nos ponemos enfermos? ¿Qué tenemos que hacer para curarnos? ¿Qué necesitamos para vivir en nuestro barrio? Progreso tecnológico y modelos de desarrollo. Ya desde el primer ciclo se podría hacer una cierta aproximación a aspectos relativos a las experiencias del alumnado relacionadas con las costumbres y formas de vida habituales, estrechamente ligada al progreso tecnológico. Así se podrían trabajar problemas como: - ¿Qué tipo de máquinas y aparatos utilizamos en nuestra vida diaria? ¿Cómo son? 103
  • - ¿Desde cuándo existen? ¿Cómo se desarrollaría nuestra vida si no dispusiéramos de los avances tecnológicos a los que estamos acostumbrados? El uso responsable de los recursos. Dado que los niños y niñas tienen abundantes experiencias de uso de los recursos en su vida cotidiana, puede plantearse ya desde el primer ciclo, el desarrollo de este núcleo en relación con problemas como los siguientes: - ¿Cuánta agua utilizamos en nuestra casa? ¿De dónde viene el agua que consumimos? ¿Qué medios de transporte utilizamos para movernos en la ciudad? ¿Cómo y dónde se puede utilizar la bicicleta? La incidencia de la actividad humana en el medio. Para el desarrollo de estos aspectos, dentro del núcleo temático, en el primer ciclo se podrían trabajar problemas como las siguientes: - ¿Cómo se vive en un pequeño pueblo andaluz? (se pueden elegir diversos ejemplos). ¿En qué se diferencia la vida en el pueblo de la vida en una ciudad grande? ¿En qué consiste el trabajo de quienes se dedican a la agricultura en Andalucía? (se pueden elegir diversos ejemplos). ÁREAS DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA. LENGUAS EXTRANJERAS Desde Andalucía se proponen, para estas materias, las cuatro habilidades lingüísticas básicas citadas: escuchar, hablar, leer y escribir. A través de las mismas se pretende mostrar perspectivas educativas y sugerir posibilidades de trabajo que se consideran relevantes desde nuestra Comunidad Autónoma, complementando así la propuesta de contenidos mínimos recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre. Se recogen los cuatro núcleos de destrezas básicas: ¿Qué y cómo escuchar?, ¿Qué y cómo hablar?, ¿Qué y cómo leer? Y ¿Qué y cómo escribir? ¿Qué y cómo escuchar? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - - Saber escuchar con respeto la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades. Reconocer y saber escuchar la diversidad de hablas andaluzas en los medios de comunicación (radio y televisión). Reconocer, al escuchar, la relación de la modalidad lingüística andaluza con el español de América, así como con otras manifestaciones lingüísticas de significativo arraigo en nuestra Comunidad Autónoma (la lengua de la etnia gitana). Reconocer, al escuchar, la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). ¿Qué y cómo hablar? 104
  • En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Analizar las hablas andaluzas en diversos medios de comunicación, radio y televisión. Saber expresar oralmente contenidos de la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). Expresarse de forma natural mediante la modalidad lingüística andaluza, aceptándola y reconociéndola. Aproximarse, cuando las circunstancias lo requieran, a las hablas correspondientes a modelos variados del mundo cultural y académico andaluces. Saber crear y planificar mensajes orales, partiendo de su contexto más cercano, que en nuestro caso es el andaluz, con una intención comunicativa. Saber crear y recrear oralmente textos con intención literaria o lúdica que partan de la realidad cultural andaluza ¿Qué y cómo leer? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Lectura y comprensión de textos cercanos a la experiencia vital, local y regional, de niños y niñas. Conocimiento y lectura de textos periodísticos relativos a nuestra Comunidad Autónoma (sociedad, cultura, ciencia...). Conocimiento de la literatura escrita de temática andaluza, de autores y autoras andaluces y no andaluces, como forma de comprensión de la realidad histórica y cultural de nuestra Comunidad Autónoma: narrativa (tradición oral, relato breve, lugares y personajes andaluces...), poesía (tradición oral, refranes, adivinanzas, poesía culta infantil...), teatro (leer y dramatizar teatro breve...), cine (ver y analizar filmografía andaluza) y otros géneros adecuados a la edad, nivel e intereses del alumnado ¿Qué y cómo escribir? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Composición de textos a partir de la realidad más cercana al alumnado, incluyendo a los andaluces y andaluzas que viven fuera de nuestra tierra (personajes, experiencias). Creación y recreación de textos con intención literaria o lúdica, a partir de modelos de autores y autoras andaluces o de temática andaluza. Conocimiento y composición de textos relativos a los medios de comunicación periodísticos referidos a nuestra Comunidad (sociedad, cultura, ciencia). ÁREA DE MATEMÁTICAS Las matemáticas deben concebirse como un conjunto de ideas y formas de actuar que no sólo conllevan el uso de cantidades y formas, sino mucho más que eso, se asocian a hacerse preguntas, identificar estructuras, analizar fenómenos, establecer modelos, etc. Todo ello debe desarrollarse mediante un triple enfoque en el aprendizaje de las matemáticas en esta etapa educativa que nunca debe perderse de vista: se aprende 105
  • matemáticas porque son útiles e incluso imprescindibles para la vida cotidiana y para el desarrollo de las actividades profesionales y de todo tipo; porque nos ayudan a comprender la realidad que nos rodea; y también, porque su aprendizaje contribuye a la formación intelectual general potenciando las capacidades cognitivas de niños y niñas. Para estos fines, la resolución de problemas debe concebirse como un aspecto fundamental para el desarrollo de las capacidades y competencias básicas en el área de matemáticas y como elemento esencial para la construcción del conocimiento matemático. Es por ello fundamental su incorporación sistemática y metodológica a los contenidos de dicha materia. Los medios tecnológicos son hoy día herramientas esenciales para enseñar, aprender y en definitiva, para hacer matemáticas, por lo que su presencia debe ser habitual en los procesos de enseñanza y aprendizaje de esta materia. En este sentido, la adopción de medidas para el impulso de la sociedad del conocimiento y, en particular, la apuesta por la introducción de las TIC en el ámbito educativo, constituyen una importante contribución de carácter social en Andalucía que debe aprovecharse para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general y en el área de Matemáticas de manera específica. Por otro lado, el conocimiento del desarrollo histórico de las matemáticas y la contribución de éstas a la sociedad en todos los tiempos y culturas servirán para concebir el saber matemático como una necesidad básica para todos los ciudadanos y ciudadanas. Estos tres aspectos: la resolución de problemas, sobre todo; el uso sistemáticamente adecuado de los medios tecnológicos; y la dimensión social y cultural de las matemáticas, deben entenderse, pues, como ejes transversales que han de estar siempre presentes en la construcción del conocimiento matemático durante esta etapa. El desarrollo del sentido numérico y de la simbolización algebraica, el estudio de las formas y sus propiedades, en especial las de nuestro entorno, y la interpretación de los fenómenos ambientales y sociales a través del tratamiento de la información y la probabilidad, completan la propuesta de contenidos para esta etapa educativa. Se señalan seis núcleos temáticos: 1. Resolución de problemas (transversal). 2. Uso de los recursos TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas (transversal). 3. Dimensión histórica, social y cultural de las matemáticas (transversal). 4. Desarrollo del sentido numérico. Medida de magnitudes. 5. Las formas y figuras y sus propiedades. 6. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. 2.3.5 Contribución de las áreas al desarrollo de las competencias básicas. CONOCIMIENTO DEL MEDIO Competencia relativa al conocimiento y la interacción con el mundo físico Para lograr el desarrollo de esta competencia, el alumno debe: 106
  • Ser capaz de explicar cómo funciona el cuerpo humano, con el fin de actuar para prevenir enfermedades y conservar la salud propia y la de los demás. En primer ciclo, los alumnos aprenderán las características de una alimentación saludable y reconocerán la importancia que tiene para la salud hacer ejercicio. Además, entenderán para qué sirve la fecha de caducidad de los alimentos y la importancia de usar los aparatos electrodomésticos con prudencia. También conocerán los hábitos básicos de cuidado corporal y la utilidad de las revisiones médicas periódicas. Ser capaz de reflexionar críticamente y de manifestar actitudes responsables sobre el medio ambiente. En este ciclo, el alumno aprenderá normas para ahorrar energía y agua. También identificará acciones que contaminan el aire y comprenderá cómo cuidar la naturaleza cuando hace excursiones. Además, reflexionará sobre comportamientos de consumo responsable. Ser capaz de aplicar conocimientos científicos para explicar el mundo físico y resolver problemas de la vida cotidiana. En primer ciclo, el alumno aprenderá a explicar fenómenos como el día y la noche, los cambios de estado del agua o el comportamiento de los imanes. También será capaz de reconocer un menú saludable. Por otra parte, entenderá cómo funcionan algunas máquinas. Ser capaz de explicar con criterios científicos el funcionamiento de los seres vivos y su interacción con el medio natural y con los seres humanos. Durante el primer ciclo, el alumno aprenderá a diferenciar seres vivos de seres inertes y a clasificar a los animales según algunos criterios científicos. Además, el alumno sabrá cuáles son los cuidados mínimos que necesita una planta. Ser capaz de comprender las características de los paisajes y de distintos entornos para valorar su diversidad y para orientarse en el espacio próximo. En este ciclo, los alumnos aprenderán a interpretar la leyenda de representaciones cartográficas sencillas y reconocerán las principales diferencias entre paisajes de montaña, de llanura y de costa. Competencia social y ciudadana Para lograr el desarrollo de esta competencia, el alumno debe: Ser capaz de entender la organización social y económica en los entornos más cercanos, para participar como ciudadano activo en la vida social. En primer ciclo, los alumnos conocerán la organización básica del colegio y del municipio y reconocerán los oficios y las tareas que desempeñan diferentes personas en el colegio y en su localidad. Además, reflexionarán sobre la forma correcta de utilizar los medios de transporte público. Por otra parte, participarán activamente en debates, diálogos y puestas en común sobre distintos temas. Ser capaz de reconocer hechos y personajes del pasado, para comprender el presente en su entorno más cercano. En este ciclo, los niños y las niñas aprenderán a reconocer objetos de antes y de ahora. Además, emplearán el reloj y el calendario para medir el tiempo. Ser capaz de comprender y valorar la realidad social, para convivir de forma tolerante y solidaria. 107
  • En primer ciclo, los alumnos reflexionarán sobre cómo colaborar en las tareas de la casa. Además, se pondrán en el lugar de otras personas en situaciones conflictivas y sugerirán formas de resolver conflictos. Competencia en comunicación lingüística. En el área de Conocimiento del medio se presentan numerosas lecturas, tanto de divulgación científica como de otras clases, para desarrollar la competencia lectora. Además, se ejercitan las habilidades de comunicación oral a través de actividades de intercambio de opiniones, narración de experiencias personales y exposición oral de diversos temas. Competencia matemática. Desde Conocimiento del medio, de manera especial en los temas relacionados con las Ciencias físicas y con la Geografía, se contribuye al desarrollo de la competencia matemática proponiendo la interpretación y la expresión matemática de los hechos y los fenómenos. En primer ciclo se trabajan principalmente nociones relacionadas con la medida del tiempo y de la distancia. Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye al tratamiento de la información a través de múltiples actividades de observación y descripción de la realidad, al igual que de clasificación de información en distintos formatos -tablas, fichas, escritos…-. Por otra parte, en esta área se hace una introducción al ordenador y su funcionamiento. Competencia cultural y artística. Desde el área de Conocimiento del medio se favorece el conocimiento y la valoración de expresiones culturales de otras sociedades y de otros momentos históricos. Se contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que la observación sistemática de fotografías e ilustraciones forma parte de las habilidades propias de la educación artística. En el área de Conocimiento del medio también se realizan diversas actividades de creación plástica y se ayuda al desarrollo de esta competencia a través de una cuidadosa selección, desde la perspectiva estética, de las ilustraciones y las fotografías. Competencia para aprender a aprender En esta área se trabajan diferentes técnicas para seleccionar, organizar, interpretar y memorizar información. Al final de las unidades se da a los alumnos la oportunidad de resumir, de manera guiada, lo que se ha aprendido. Además, se proponen repasos periódicos. Autonomía e iniciativa personal. En Conocimiento del medio, las múltiples actividades de aplicación de conocimientos y de solución de problemas de la vida diaria promueven el desarrollo de esta competencia. Igualmente, la forma como están redactados los textos y las actividades permite que los alumnos realicen su trabajo de forma autónoma. Por otra parte, muchos de los conocimientos que adquieren se refieren a modos de vida saludables, dieta equilibrada, etc. Estos conocimientos tendrán aplicación antes o después en su vida diaria. EDUCACIÓN ARTÍSTICA 108
  • Competencia cultural y artística El área de Educación artística contribuye a la adquisición de la competencia cultural y artística directamente en todos los aspectos que la configuran. Se pone el énfasis en el conocimiento de diferentes códigos artísticos y en la utilización de las técnicas y los recursos que les son propios, ayudando al alumnado a iniciarse en la percepción y la comprensión del mundo que le rodea y a ampliar sus posibilidades de expresión y comunicación con los demás. La posibilidad de representar una idea de forma personal, valiéndose de los recursos que los lenguajes artísticos proporcionan, promueve la iniciativa, la imaginación y la creatividad, al tiempo que enseña a respetar otras formas de pensamiento y expresión. El área, al propiciar el acercamiento a diversas manifestaciones culturales y artísticas, tanto del entorno más próximo como de otros pueblos, dota a los alumnos y alumnas de instrumentos para valorarlas y para formular opiniones cada vez más fundamentadas en el conocimiento. De este modo, pueden ir configurando criterios válidos en relación con los productos culturales y ampliar sus posibilidades de ocio. Autonomía e iniciativa personal. Al hacer de la exploración y la indagación los mecanismos apropiados para definir posibilidades, buscar soluciones y adquirir conocimientos, se promueve de forma relevante la autonomía e iniciativa personal. El proceso que lleva al niño desde la exploración inicial hasta el producto final requiere de una planificación previa y demanda un esfuerzo por alcanzar resultados originales, no estereotipados. Por otra parte, exige la elección de recursos teniendo presente la intencionalidad expresiva del producto que se desea lograr y la revisión constante de lo que se ha hecho en cada fase del proceso con la idea de mejorarlo si fuera preciso. La creatividad exige actuar con autonomía, poner en marcha iniciativas, barajar posibilidades y soluciones diversas. El proceso no sólo contribuye a la originalidad, a la búsqueda de formas innovadoras, sino que también genera flexibilidad pues ante un mismo supuesto pueden darse diferentes respuestas. Competencia social y ciudadana. En el ámbito de la Educación artística, la interpretación y la creación suponen, en muchas ocasiones, un trabajo en equipo. Esta circunstancia exige cooperación, asunción de responsabilidades, seguimiento de normas e instrucciones, cuidado y conservación de materiales e instrumentos, aplicación de técnicas concretas y utilización de espacios de manera apropiada. El seguimiento de estos requisitos forma en el compromiso con los demás, en la exigencia que tiene la realización en grupo y en la satisfacción que proporciona un producto que es fruto del esfuerzo común. En definitiva, expresarse buscando el acuerdo, pone en marcha actitudes de respeto, aceptación y entendimiento, lo que sitúa al área como un buen vehículo para el desarrollo de esta competencia. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Se contribuye a la apreciación del entorno a través del trabajo perceptivo con sonidos, formas, colores, líneas, texturas, luz o movimiento presentes en los espacios naturales y en las obras y realizaciones humanas. El área se sirve del medio como pretexto para la creación artística, lo explora, lo manipula y lo incorpora recreándolo para darle una dimensión que proporcione disfrute y contribuya al enriquecimiento de la vida de las personas. Asimismo, tiene en cuenta 109
  • otra dimensión igualmente importante, la que compete a las agresiones que deterioran la calidad de vida, como la contaminación sonora o las soluciones estéticas poco afortunadas de espacios, objetos o edificios, ayudando a los niños y las niñas a tomar conciencia de la importancia de contribuir a preservar un entorno físico agradable y saludable. Competencia para aprender a aprender. Se favorece la reflexión sobre los procesos en la manipulación de objetos, la experimentación con técnicas y materiales y la exploración sensorial de sonidos, texturas, formas o espacios, con el fin de que los conocimientos adquiridos doten a niños y niñas de un bagaje suficiente para utilizarlos en situaciones diferentes. El desarrollo de la capacidad de observación plantea la conveniencia de establecer pautas que la guíen, con el objeto de que el ejercicio de observar proporcione información relevante y suficiente. En este sentido, el área hace competente en aprender al proporcionar protocolos de indagación y planificación de procesos susceptibles de ser utilizados en otros aprendizajes. Competencia en comunicación lingüística. Se puede contribuir, como desde todas las áreas, a través de la riqueza de los intercambios comunicativos que se generan, del uso de las normas que los rigen, de la explicación de los procesos que se desarrollan y del vocabulario específico que el área aporta. De forma específica, canciones o sencillas dramatizaciones son un vehículo propicio para la adquisición de nuevo vocabulario y para desarrollar capacidades relacionadas con el habla, como la respiración, la dicción o la articulación. Se desarrolla, asimismo, esta competencia en la descripción de procesos de trabajo, en la argumentación sobre las soluciones dadas o en la valoración de la obra artística. Tratamiento de la información y competencia digital. Se contribuye a través del uso de la tecnología como herramienta para mostrar procesos relacionados con la música y las artes visuales y para acercar al alumnado a la creación de producciones artísticas y al análisis de la imagen y el sonido y de los mensajes que éstos transmiten. También se desarrolla la competencia en la búsqueda de información sobre manifestaciones artísticas para su conocimiento y disfrute, para seleccionar e intercambiar informaciones referidas a ámbitos culturales del pasado y del presente, próximos o de otros pueblos. Competencia matemática. Aunque en menor medida, el área contribuye al desarrollo de la competencia matemática al abordar conceptos y representaciones geométricas presentes en la arquitectura, en el diseño, en el mobiliario, en los objetos cotidianos, en el espacio natural, y en aquellas ocasiones en las que se necesitan referentes para organizar la obra artística en el espacio. Asimismo, cuando en música se trabajan el ritmo o las escalas, se está haciendo una aportación al desarrollo de la competencia matemática. EDUCACIÓN FÍSICA Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico El área de Educación física contribuye esencialmente al desarrollo de esta competencia, mediante la percepción e interacción apropiada del propio cuerpo, en movimiento o en reposo, 110
  • en un espacio determinado mejorando sus posibilidades motrices. Se contribuye también mediante el conocimiento, la práctica y la valoración de la actividad física como elemento indispensable para preservar la salud. Esta área es clave para que niños y niñas adquieran hábitos saludables y de mejora y mantenimiento de la condición física que les acompañen durante la escolaridad y lo que es más importante, a lo largo de la vida. En la sociedad actual que progresa hacia la optimización del esfuerzo intelectual y físico, se hace imprescindible la práctica de la actividad física, pero sobre todo su aprendizaje y valoración como medio de equilibrio psicofísico, como factor de prevención de riesgos derivados del sedentarismo y, también, como alternativa de ocupación del tiempo de ocio. Competencia social y ciudadana Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto. Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad. La Educación física ayuda a aprender a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y aceptación de reglas para el funcionamiento colectivo, desde el respeto a la autonomía personal, la participación y la valoración de la diversidad. Las actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad de asumir las diferencias así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. Las actividades físicas competitivas pueden generar conflictos en los que es necesaria la negociación, basada en el diálogo, como medio para su resolución. Finalmente, cabe destacar que se contribuye a conocer la riqueza cultural, mediante la práctica de diferentes juegos y danzas. Competencia cultural y artística. A la expresión de ideas o sentimientos de forma creativa contribuye mediante la exploración y utilización de las posibilidades y recursos del cuerpo y del movimiento. A la apreciación y comprensión del hecho cultural, y a la valoración de su diversidad, lo hace mediante el reconocimiento y la apreciación de las manifestaciones culturales específicas de la motricidad humana, tales como los deportes, los juegos tradicionales, las actividades expresivas o la danza y su consideración como patrimonio de los pueblos. En otro sentido, el área favorece un acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte u otras situaciones contrarias a la dignidad humana que en él se producen. Autonomía e iniciativa personal. La Educación física ayuda a la consecución de esta competencia en la medida en que emplaza al alumnado a tomar decisiones con progresiva autonomía en situaciones en las que debe manifestar autosuperación, perseverancia y actitud positiva, También lo hace, si se le da protagonismo al alumnado en aspectos de organización individual y colectiva de las actividades físicas, deportivas y expresivas. 111
  • Competencia de aprender a aprender. Se contribuye mediante el conocimiento de sí mismo y de las propias posibilidades y carencias como punto de partida del aprendizaje motor, desarrollando un repertorio variado que facilite su transferencia a tareas motrices más complejas. Ello permite el establecimiento de metas alcanzables cuya consecución genera autoconfianza. Al mismo tiempo, los proyectos comunes en actividades físicas colectivas facilitan la adquisición de recursos de cooperación. Tratamiento de la información y competencia digital. Por otro lado, esta área colabora, desde edades tempranas, a la valoración crítica de los mensajes y estereotipos referidos al cuerpo, procedentes de los medios de información y comunicación, que pueden dañar la propia imagen corporal. Desde esta perspectiva se contribuye en cierta medida a la competencia sobre el tratamiento de la información. Competencia en comunicación lingüística. El área también contribuye, como el resto de los aprendizajes, a la adquisición de esta competencia, ofreciendo gran variedad de intercambios comunicativos, del uso de las normas que los rigen y del vocabulario específico que el área aporta. LENGUA EXTRANJERA. INGLÉS Competencia de comunicación lingüística El estudio de una lengua extranjera contribuye al desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de una manera directa, completando, enriqueciendo y llenando de nuevos matices comprensivos y expresivos esta capacidad comunicativa general. Un aprendizaje de la lengua extrajera basado en el desarrollo de habilidades comunicativas, contribuirá al desarrollo de esta competencia básica en el mismo sentido que lo hace la primera lengua. Competencia para aprender a aprender. El lenguaje es el principal vehículo del pensamiento humano, la herramienta más potente para la interpretación y representación de la realidad y el instrumento de aprendizaje por excelencia, de ahí que el área, en la medida que contribuye a la mejora de la capacidad comunicativa general, lo hace también a la competencia para aprender a aprender. No obstante, su mayor contribución radica en que el aprendizaje de una lengua extranjera se rentabiliza enormemente si se incluyen contenidos directamente relacionados con la reflexión sobre el propio aprendizaje, para que cada niño y cada niña identifiquen cómo aprenden mejor y qué estrategias los hacen más eficaces. Esa es la razón de la introducción en el currículo de un apartado específico de reflexión sobre el propio aprendizaje. Autonomía e iniciativa personal. A su vez las decisiones que provoca la reflexión antes mencionada favorecen la autonomía y, en este sentido, se puede afirmar que la lengua extranjera contribuye también al desarrollo de esta competencia. Tratamiento de la información y competencia digital. 112
  • Las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen la posibilidad de comunicarse en tiempo real con cualquier parte del mundo y también el acceso sencillo e inmediato a un flujo incesante de información que aumenta cada día. El conocimiento de una lengua extranjera ofrece la posibilidad de comunicarse utilizándola. Y, lo que es más importante, crea contextos reales y funcionales de comunicación. Competencia social y ciudadana. Las lenguas sirven a los hablantes para comunicarse socialmente, pero también son vehículo de comunicación y transmisión cultural. Aprender una lengua extranjera implica el conocimiento de rasgos y hechos culturales vinculados a las diferentes comunidades de hablantes de la misma. Este aprendizaje, bien orientado desde la escuela, debe traducirse tanto en la capacidad como en el interés por conocer otras culturas y por relacionarse con otras personas, hablantes o aprendices de esa lengua. Al mismo tiempo, el conocimiento de otra lengua y de rasgos culturales diferentes a los propios contribuye a la mejor comprensión y valoración de la propia lengua y cultura y favorece el respeto, el reconocimiento y la aceptación de diferencias culturales y de comportamiento, promueve la tolerancia y la integración y ayuda a comprender y apreciar tanto los rasgos de identidad como las diferencias. Competencia artística y cultural. Por último, y aunque en menor medida, esta área colabora en el desarrollo de la competencia artística y cultural si los modelos lingüísticos que se utilizan contienen producciones lingüísticas con componente cultural. MATEMÁTICAS Competencia matemática Para lograr el desarrollo de esta competencia, el alumno debe: Ser capaz de conocer y valorar la presencia de las informaciones numéricas en la vida cotidiana, manejar los números en sus diferentes contextos y emplearlos con distintas finalidades. En el primer ciclo el alumno aprenderá los números hasta el 999 y sus múltiples usos. Trabajará con las distintas situaciones cotidianas donde aparecen, y manejará diferentes formas en las que se pueden presentar. También realizará su representación de diferentes maneras (con material manipulable, ábaco, cuadro de unidades…) y trabajará la composición y descomposición de números a partir de los distintos órdenes de unidades. Además, aprenderá a manejar los números ordinales y a comparar números. Ser capaz de realizar cálculos y estimaciones con números, identificando situaciones donde sean necesarios y expresando el proceso seguido. Las operaciones de suma, resta y multiplicación constituyen una parte sustancial de los contenidos del primer ciclo. El alumno comenzará con un trabajo a nivel manipulativo, pasando después a las representaciones gráficas y finalmente al trabajo con cifras. Durante todo el ciclo asociará estas operaciones con situaciones reales en las que las aplicará. El cálculo mental lo trabajará de forma sistemática, y aprenderá a realizar aproximaciones sencillas en segundo curso. 113
  • Ser capaz de utilizar instrumentos de medida, estimar medidas de magnitudes y expresar los resultados en la unidad adecuada. El alumno, a lo largo de este ciclo, aprenderá a realizar mediciones con unidades naturales (palmo, pie…) y convencionales (metro, centímetro, litro, kilo), a usar instrumentos de medida (regla, cinta métrica…) y a manejar el calendario, el reloj y el dinero de forma eficiente, todo ello en situaciones reales. También se dedicará especial atención a la estimación de magnitudes. Ser capaz de reconocer la presencia de líneas, formas y cuerpos geométricos en la realidad, aplicar sus características para describir situaciones y utilizarlas con distintos fines. En lo referente al plano, el alumno trabajará los tipos de líneas y los polígonos más comunes (triángulo, cuadrado, rectángulo, rombo…) así como los conceptos de lado y de vértice. También aprenderá a reconocer y construir figuras simétricas. El trabajo con el espacio se concretará en el estudio de las posiciones (derecha, izquierda, arriba, abajo, giros) y el reconocimiento de los cuerpos geométricos más comunes (prismas, pirámides, cilindros, conos y esferas). Ser capaz de utilizar y elaborar estrategias de resolución de problemas, elegir la más adecuada en cada caso y aplicarla siguiendo un proceso de resolución ordenado. Durante todo el ciclo, el alumno reconocerá y resolverá diferentes tipos de problemas, así como problemas de una operación (suma, resta, multiplicación) y de dos operaciones. Los alumnos aprenderán a seguir un proceso ordenado de resolución (comprender, plantear, resolver y comprobar) y conocerán y utilizarán diferentes estrategias de resolución, teniendo también la oportunidad de inventar problemas propios. Ser capaz de recoger datos e informaciones del entorno que le rodea, representar la información en distintas formas, interpretarla y producir mensajes con ella. Durante el primer ciclo los alumnos aprenderán a interpretar tablas de doble entrada, gráficos de barras (de una y dos características) y pictogramas. A partir de esos gráficos, extraerán información que les permitirá contestar preguntas y resolver problemas. El otro aspecto clave, la representación gráfica, se concretará en la creación de tablas de doble entrada y gráficos de barras de una característica. Ser capaz de reconocer la presencia y el papel de las Matemáticas en nuestro mundo, valorar la importancia de la creatividad y el rigor al utilizarlas y confiar en sus propias habilidades. Los alumnos llegarán a reconocer y apreciar la utilidad de las Matemáticas en su vida cotidiana, al realizar actividades de distintos tipos centradas siempre en contextos reales. El trabajo sistemático y organizado les permitirá tomar conciencia de la importancia de ser ordenados y cuidadosos. Competencia en comunicación lingüística. Para desarrollar esta competencia, al trabajar las Matemáticas los alumnos deben poner especial atención en la incorporación de los términos matemáticos al lenguaje usual y su uso correcto, en la descripción verbal de los procesos y en la comprensión de los textos que se les ofrecen (en especial, los problemas). Es necesario que los alumnos hablen, escriban, escuchen y expliquen el proceso seguido en su trabajo matemático. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. El área de Matemáticas permite a los alumnos comprender, describir e interactuar con el entorno físico que les rodea. El trabajo con las posiciones en el espacio, las figuras y cuerpos 114
  • geométricos, la simetría… les capacitará para ser competentes en el empleo de planos, mapas, rutas… De la misma manera, los contenidos de números y operaciones y medida les ayudan a comprender la realidad, y a interactuar con ella. Con el estudio de los gráficos entienden y producen informaciones sobre el entorno. Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia de varias formas. Por un lado, aporta destrezas como la comparación de números, la aproximación, las distintas formas de expresar y de usar los números…; y por otro, trabaja la recogida y tabulación de datos, y la interpretación y representación de tablas de doble entrada. En segundo curso, se hace también una introducción al uso de la calculadora para realizar operaciones sencillas. Competencia social y ciudadana. Valores como el rigor, el cuidado, la perseverancia están asociados al trabajo matemático. De la misma manera, el trabajo en equipo y la consideración y reflexión sobre las opiniones y puntos de vista de los otros (por ejemplo, al resolver problemas) contribuyen al desarrollo de esta competencia. Competencia cultural y artística. El saber matemático es parte fundamental del conocimiento de la humanidad, y contenidos como los tratados en Geometría permiten al alumno comprender, de manera más efectiva, las manifestaciones artísticas, y ser capaz de utilizarlos para crear obras propias. Competencia para aprender a aprender. El desarrollo de nociones matemáticas firmes y el manejo diestro de la información son instrumentos que facilitan posteriores aprendizajes. De igual manera, actitudes como la autonomía y el esfuerzo se potencian al abordar situaciones complejas de manera sistemática. La verbalización de los procesos seguidos ayuda también a la reflexión sobre lo aprendido y la consecución de un aprendizaje efectivo. Autonomía e iniciativa personal. Las Matemáticas contribuyen a la consecución de esta competencia desde los contenidos asociados a la resolución de problemas, que es uno de los ejes fundamentales del área. La contribución a esta competencia se realiza desde tres vertientes principales: la planificación, la gestión de los recursos y la valoración de los resultados. La resolución de situaciones abiertas fomenta la confianza en las propias capacidades. RELIGIÓN CATÓLICA Si bien la enseñanza religiosa está presente y ayuda a la conformación de las competencias básicas fijadas en la legislación, teniendo en cuenta que las competencias básicas son aquellas que sustentan la realización personal, la inclusión social y la ciudadanía activa, algunas de ellas tienen una especial relación con la acción educativa de la religión católica, e incluso, podría 115
  • afirmarse que otras, si se prescinde de la realidad religiosa, carecerían de elementos importantes para su adquisición y desarrollo. Entre otras, la Conferencia Episcopal de Enseñanza y Catequesis propone las siguientes: Competencia en comunicación lingüística. El diálogo de la fe con la cultura contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que exige ejercitarse en la escucha de la palabra de Dios, la exposición de sus contenidos y aplicación a la cultura y a las distintas formas de vida social, así como a la argumentación adecuada a esta edad y siempre presente en la enseñanza religiosa. Por otra parte, es propio de la enseñanza religiosa católica la utilización de los diversos modos de comunicación que la acción de Dios sobre el hombre ha utilizado. Su revelación es rica en distintos lenguajes. Así, el lenguaje bíblico y su riqueza de expresión y simbología; el lenguaje doctrinal y su precisión conceptual, analítica y argumental; el lenguaje litúrgico y su cercanía al lenguaje de los símbolos del pueblo cristiano; y el lenguaje testimonial que hace posible la transmisión vital de lo creído. Todo ello es imprescindible para la comprensión del lenguaje en todas las lenguas de la cultura occidental. La enseñanza religiosa hace posible una verdadera comunicación lingüística, al utilizar los distintos lenguajes en su expresión verbal o escrita, explícitos e implícitos en fuentes diversas. Finalmente, el análisis de hechos sociales que se presentan en la clase de religión, como elementos motivadores de la realidad evangélica, posibilitan el enriquecimiento del vocabulario. Competencia social y cívica. En esta competencia se integran elementos esenciales para la humanización (personales, interpersonales e interculturales) y se recogen todas las formas de comportamiento que preparan a las personas para participar de una manera eficaz y constructiva en la vida social y profesional. La enseñanza religiosa católica expone, fundamenta y jerarquiza los valores y virtudes que contribuyen a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno, en orden a hacer posible la maduración en la corresponsabilidad, el ejercicio de la solidaridad, de la cooperación, la libertad, la justicia y de la caridad. Todo ello, como expresión coherente del conocimiento de Dios revelado en Jesucristo. El desarrollo del ser humano, de las capacidades de su mente y de su corazón, de las potencialidades que le configuran y que desbordan las expectativas puramente materiales y funcionales, fundamentan y dan sentido a la acción social y cívica del alumno. La enseñanza religiosa en este cometido incide sustancialmente en el descubrimiento y desarrollo de la verdadera humanización, capaz de hacerle competente en la acción social. Con ello estamos fundamentando uno de los valores básicos, su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. El alumno necesita, ya en estas edades, motivaciones para amar, para construir la personalidad más humana, para ilusionarse en proyectos de vida altruista y desinteresada. El testimonio de hombres y mujeres santos en toda la historia constituye un referente continuo para la autoasimilación de los valores más genuinamente cristianos. En consecuencia, se contribuye directamente a la dimensión moral de la persona favoreciendo que los alumnos reconozcan la raíz de su propio ser y sus mismos comportamientos. Ello 116
  • conlleva mejorar las relaciones interpersonales basadas en principios y valores que emanan de la persona de Cristo y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto mediante el diálogo, el perdón y la misericordia. En lo más profundo del ser cristiano surge el gran valor de la fraternidad universal. De ahí que las mínimas exigencias éticas de convivencia, participación, conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, estén fundamentadas y sean consecuencias de la fe cristiana. Los valores del respeto, cooperación, solidaridad, justicia, no violencia, compromiso y participación tienen su fundamentación y referencias cristianas en la filiación por el amor de Dios, el amor, la fraternidad, la justicia, la misericordia, el perdón, la donación de sí mismo, la entrega total a favor de los pobres. Competencia cultural y artística. La contribución a esta competencia se relaciona con sus aspectos de conocimiento y valoración de toda la expresión artística, plástica, histórica, simbólica, lingüística, de costumbres, ritos, fiestas, valores y modos de vida impregnados de cristianismo desde su origen y su desarrollo actual, como manifestación del hecho religioso. El alumno no sólo va a conocer, sino que podrá comprender y asumir los valores que conlleva el conocimiento del hecho religioso en su expresión artística, cultural y estética, teológica y vivencial. La cultura y la historia europea occidental, y la propia historia y cultura española, no pueden ser comprendidas y asumidas si se prescinde del hecho religioso presente siempre en la historia cultural de los pueblos. Es conocido por todos que la maduración de la personalidad humana se realiza dentro de la tradición cultural donde crece y se sustenta. Esta maduración se realiza en un mundo cada vez más complejo y de mayor contraste cultural y de presencia, respeto y diálogo de culturas. El área de Religión y Moral Católica presenta el acontecimiento cristiano en diálogo con la cultura, incorporando orgánicamente el saber de la fe en el conjunto de los demás saberes. Con ello el alumno adquiere una valoración crítica de la cultura a la luz del Evangelio, motivando al mismo tiempo el aprecio de la propia cultura y la estima adecuada de otras tradiciones culturales y religiosas. La enseñanza religiosa católica no sólo aporta a la competencia cultural y artística unos cocimientos del arte y cultura con referencia religiosa y unas destrezas, sino también el sentido y profundidad de su presencia que remite a una manera concreta de ver la vida, de expresarla y de vivir desde la aportación cristiana a la cultura, colaborando así también en la conservación y valoración del patrimonio cultural. Competencia para aprender a aprender. Esta área contribuye al desarrollo de esta competencia, fomentando las capacidades a través de la educación, el impulso del trabajo en equipo, la síntesis de la información y la opinión. Además, la enseñanza religiosa ayuda a los alumnos a ser protagonistas de su propio aprendizaje como respuesta a la voluntad de Dios de que el ser humano colabore activa y libremente con el plan por Él establecido. Por ello, aprender a aprender conlleva no sólo una propuesta consensuada de sentimientos, valores y actitudes, sino un marco de referencia aceptado voluntariamente según sus convicciones, que ha de ser crisol en la búsqueda de la verdad y del bien. 117
  • Autonomía e iniciativa personal. Es finalidad fundamental del quehacer de la escuela que los alumnos descubran su identidad personal, pero esto no será posible sin una apertura al significado último y global de su existencia humana. La autonomía e iniciativa personal no podrá realizarse en el alumno si no se inicia en el conocimiento de sí mismo, en su ser más profundo, en sus potencialidades, en su dignidad y en su sentido. La formación religiosa católica aporta de esta manera una cosmovisión que hace posible la apertura hacia el fundamento y el sentido último de la vida y, por tanto, al sentido de la ciencia, de la cultura y de la identidad misma de la persona humana. La enseñanza religiosa católica no se reduce a una enseñanza de valores; se dirige a la persona concreta en sus raíces, en sus posibilidades humanas de acción y de servicio y, sobre todo, se dirige al ser humano en su finalidad trascendente. Todo ello conlleva el ofrecimiento del Evangelio de salvación de Jesucristo, para que, una vez conocido, surja la humanidad nueva hecha de hombres nuevos conforme al designio de Dios. Por eso la enseñanza ha de proponer a Jesucristo como camino que nos conduce a la verdad y a la vida y ha de hacerse desde la convicción profunda que procede de la Iglesia que confiesa, celebra y vive la fe en Jesucristo, y, en consecuencia, mediante la forma propia y más coherente de transmitir esa fe de la Iglesia: el testimonio. En la contribución al desarrollo personal del alumno, la religión es generadora de valores y de integración social. La religión colabora en esta competencia entregando al alumno las virtualidades necesarias para crear las disposiciones y actitudes que favorecen la inserción social. La autonomía del individuo cristiano viene precisamente favorecida por la apertura a una visión totalizante del mundo y de la realidad, una cosmovisión que hace posible la formación integral del alumno frente a visiones parciales y determinantes de la libertad propia. Desde los procedimientos del área se favorece esta competencia básica desarrollando iniciativas y atiende especialmente a que los alumnos construyan un juicio moral basado en los principios, valores y actitudes que genera el mismo Evangelio. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia a través de la doctrina social de la Iglesia, iluminando las respuestas y las soluciones a los problemas que surgen en la interacción del ser humano con el medio físico y con sí mismo. También contribuye a la valoración ética del uso de la ciencia y de la tecnología. A su vez, apoya y da sentido a las habilidades y destrezas relacionadas con la ecología que se adquieren desde esta competencia. El cristiano entiende la naturaleza como creación de Dios, por lo que la valora, la cuida y fomenta. 2.3.6 Criterios de Evaluación CONOCIMIENTO DEL MEDIO 118
  • a) Poner ejemplos de elementos y recursos fundamentales del medio físico (sol, agua, aire), y su relación con la vida de las personas, tomando conciencia de la necesidad de su uso responsable. Este criterio de evaluación pretende conocer la capacidad para observar, describir y explicar algunos elementos del medio físico así como de los recursos vitales para los seres vivos (aire, agua, tierra). Se apreciará también su capacidad para valorar la importancia de la adopción de medidas de protección del medio por parte de todas las personas y de los organismos locales. b) Reconocer y clasificar con criterios elementales los animales y plantas más relevantes de su entorno así como algunas otras especies conocidas por la información obtenida a través de diversos medios. Este criterio trata de evaluar la capacidad para establecer criterios elementales de clasificación (tamaño, color, forma de desplazarse) e identificar animales y plantas por su pertenencia a alguno de los grupos establecidos. La utilización de diversas fuentes sobre todo las obtenidas a partir de medios tecnológicos, deberá ser muy dirigida por el docente pero requerirá que el niño o la niña sea capaz de integrar la información para su clasificación, independientemente de la fuente utilizada. c) Poner ejemplos asociados a la higiene, la alimentación equilibrada, el ejercicio físico y el descanso como formas de mantener la salud, el bienestar y el buen funcionamiento del cuerpo. Con este criterio se trata de comprobar que conocen y valoran la relación entre el bienestar y la práctica de determinados hábitos: alimentación variada (identificando alimentos como frutas y verduras o cereales), higiene personal, ejercicio físico regulado sin excesos o descanso diario de ocho a nueve horas. d) Reconocer, identificar y poner ejemplos sencillos sobre las principales profesiones y responsabilidades que desempeñan las personas del entorno. A través de este criterio se trata de evaluar el grado de conocimiento sobre los trabajos de las personas del entorno, también se observará si valora positivamente la importancia de las diferentes profesiones, su contribución social, la responsabilidad que todas ellas requieren, evitando estereotipos sexistas. e) Reconocer algunas manifestaciones culturales presentes en el ámbito escolar, local y autonómico, valorando su diversidad y riqueza. Este criterio trata de evaluar el conocimiento de las principales manifestaciones culturales de la propia localidad y del ámbito autonómico, así como la percepción del valor cultural de la diversidad, el interés y el respeto ante la presencia de otras lenguas y otras realidades culturales presentes en el medio escolar. f) Identificar los medios de transporte más comunes en el entorno y conocer las normas básicas como peatones y usuarios de los medios de locomoción. Este criterio permitirá evaluar el grado de conocimiento sobre medios de transporte que se utilizan en el entorno próximo, así como la valoración que hacen de su utilidad. También se evaluará si conocen y respetan las normas básicas como peatones y usuarios (semáforos, mirar antes de cruzar o abrocharse el cinturón de seguridad). 119
  • g) Ordenar temporalmente algunos hechos relevantes de la vida familiar o del entorno próximo. Por medio de este criterio se pretende medir la capacidad para describir aspectos característicos de la vida familiar, utilizando métodos sencillos de observación y nociones y unidades de medida temporales básicas. h) Identificar diferencias en las propiedades elementales de los materiales, relacionando algunas de ellas con sus usos, y reconocer efectos visibles de las fuerzas sobre los objetos. Este criterio evalúa si son capaces de identificar propiedades físicas observables como olor, sabor, textura, peso/masa, color, dureza, estado o capacidad de disolución en agua, así como de explicar con ejemplos concretos y familiares la relación entre las características de algunos materiales y los usos a los que se destinan. También se valorará si captan intuitivamente la idea de fuerzas en relación con el movimiento. Deberán poner ejemplos de qué ocurre cuando se aplican fuerzas de la misma dirección y cuando se trata de fuerzas en contacto o a distancia. i) Montar y desmontar objetos y aparatos simples y describir su funcionamiento y la forma de utilizarlos con precaución. Este criterio evalúa si han desarrollado habilidades manuales para montar y desmontar máquinas y objetos simples (balanza, bicicleta, tijeras…), explicar cómo funcionan, para qué sirve cada parte y qué medidas de seguridad se deben tomar para no correr riesgos tanto en el uso como en el montaje y desmontaje. j) Realizar preguntas adecuadas para obtener información de una observación, utilizar algunos instrumentos y hacer registros claros. Este criterio trata de evaluar la competencia para enfrentarse a una observación planteándose, previamente y durante la misma, interrogantes que le permitan obtener información relevante. Se valorará también el uso de algunos instrumentos, como la lupa, y la realización de textos escritos básicos a partir de modelos. EDUCACIÓN ARTÍSTICA a) Describir cualidades y características de materiales, objetos e instrumentos presentes en el entorno natural y artificial. Este criterio trata de comprobar si, después de realizar una manipulación y exploración sensorial de materiales, objetos e instrumentos son capaces de dar nombre a sus principales características y cualidades (forma, color, peso, textura, altura, intensidad, timbre, duración), verbalizar sus impresiones y describir lo descubierto. b) Usar términos sencillos para comentar las obras plásticas y musicales observadas y escuchadas. Este criterio pretende valorar la capacidad para identificar y describir algunas de las características más evidentes en distintas obras plásticas y musicales y para expresar las ideas y sentimientos que las mismas suscitan. 120
  • c) Identificar y expresar a través de diferentes lenguajes algunos de los elementos (timbre, velocidad, intensidad, carácter) de una obra musical. Con este criterio se trata de comprobar si reconocen en una obra musical algunos de los contenidos trabajados en el aula (tipos de voces, instrumentos, variaciones y contrastes de velocidad e intensidad, etcétera) y representarlos a través del movimiento, la elaboración de dibujos o el lenguaje verbal. d) Reproducir esquemas rítmicos y melódicos con la voz, el cuerpo y los instrumentos y patrones de movimiento. Con este criterio se valora la capacidad de atención y retención a corto plazo de mensajes sonoros y corporales y la utilización de las técnicas necesarias para su interpretación. e) Seleccionar y combinar sonidos producidos por la voz, el cuerpo, los objetos y los instrumentos para sonorizar relatos o imágenes. Se trata de comprobar si son capaces de usar los datos obtenidos en la exploración sonora para recrear con sonidos una imagen o situación seleccionando los sonidos más adecuados y combinándolos de forma apropiada para lograr el efecto deseado. f) Identificar diferentes formas de representación del espacio. Con este criterio se comprobará si han interiorizado que el espacio (explorado en recorridos, apreciación de distancias, comprobación de la situación de objetos o personas desde distintas posiciones) puede ser representado y reconocen que las diversas formas que se utilizan están ligadas a necesidades de comunicación e información. g) Probar en producciones propias, las posibilidades que adoptan las formas, texturas y colores. Se trata de comprobar, en el contexto de una expresión espontánea, el interés y la curiosidad que manifiestan por incorporar a sus producciones lo percibido en la exploración sensorial de materiales, objetos e instrumentos y en la observación efectuada de imágenes de su entorno próximo. h) Realizar composiciones plásticas que representen el mundo imaginario, afectivo y social. Con este criterio se atenderá a comprobar si, en un clima de confianza acerca de sus posibilidades de creación, se sirven de la representación plástica para plasmar sus vivencias, supuestos ideales o situaciones de la vida cotidiana y si en ello comienzan a percibir que la elaboración plástica les es útil tanto para expresarse, como para comunicarse con los demás. EDUCACIÓN FÍSICA a) Reaccionar corporalmente ante estímulos visuales, auditivos y táctiles, dando respuestas motrices que se adapten a las características de dichos estímulos. Este criterio pretende evaluar la respuesta discriminada a estímulos que pueden condicionar la acción motriz. Se comprobará que sepan reconocer objetos y texturas habituales con el tacto, que puedan descubrir e identificar la procedencia de sonidos cotidianos, así como 121
  • seguir e interpretar las trayectorias de objetos y móviles. También se evaluará la capacidad de recordar experiencias auditivas y visuales cuando ha desaparecido el estímulo, es decir, la memoria auditiva y visual. b) Desplazarse y saltar de forma diversa, variando puntos de apoyo, amplitudes y frecuencias, con coordinación y buena orientación en el espacio. Con este criterio se evalúa la capacidad de desplazarse y saltar de formas diferentes y orientándose en espacios de un entorno próximo. Se tendrá en cuenta la disponibilidad del alumnado de explorar sus posibilidades variando las posiciones corporales y la dirección y sentido de los desplazamientos. Se prestará especial atención a la capacidad de adaptar los desplazamientos y saltos a las condiciones de los juegos y otras situaciones motrices. c) Realizar lanzamientos y recepciones y otras habilidades que impliquen manejo de objetos, con coordinación de los segmentos corporales y situando el cuerpo de forma apropiada. En las habilidades que implican manejo de objetos es importante comprobar la coordinación en el gesto y la utilización que se hace en las situaciones de juego. También es importante observar que el cuerpo se coloque y se oriente de forma apropiada para facilitar el gesto. No se incluyen aspectos relativos a la fuerza y la precisión. d) Equilibrar el cuerpo adoptando diferentes posturas, con control de la tensión, la relajación y la respiración. El alumnado, en este ciclo, debe conseguir un cierto control del tono muscular y debe poder aplicar las tensiones necesarias en los diferentes segmentos corporales para equilibrarse. Las posturas deberán diversificarse lo que permitirá comprobar la reacción frente a los diferentes estímulos que condicionan el equilibro. En la evaluación no debe de buscarse la imitación de modelos, sino la iniciativa del alumnado de adoptar posturas diferentes. e) Participar y disfrutar en juegos ajustando su actuación, tanto en lo que se refiere a aspectos motores como a aspectos de relación con los compañeros y compañeras. Se observará la participación activa en el juego en lo que se refiere a los desplazamientos, los cambios de dirección, la orientación en el espacio, la discriminación de estímulos, etc. Sobre todo, se tendrán en cuenta aquellos aspectos que permiten la construcción de buenas relaciones con compañeros y compañeras como pueden ser el respeto por las normas y la aceptación de distintos roles así como la ausencia de discriminaciones de cualquier tipo entre las personas participantes. f) Reproducir corporalmente o con instrumentos una estructura rítmica. Se trata de comprobar si los alumnos y alumnas son capaces de reproducir una estructura rítmica sencilla. La reproducción puede hacerse mediante el movimiento corporal (desplazamientos, saltos, palmas, golpeos, balanceos, giros) o con instrumentos de percusión. g) Simbolizar personajes y situaciones mediante el cuerpo y el movimiento con desinhibición y soltura en la actividad. Es importante que sean capaces de experimentar con el propio cuerpo y tomar conciencia de sus posibilidades expresivas a través del gesto y el movimiento. Se valorará la 122
  • aportación espontánea y el esfuerzo para encontrar nuevas formas expresivas que se alejen de situaciones estereotipadas. Así mismo, se tendrá en cuenta el esfuerzo personal para implicarse en las propuestas y sentirse “dentro del personaje”, aceptando el papel que toque representar sin prejuicios de ninguna índole. h) Mostrar interés por cumplir las normas referentes al cuidado del cuerpo con relación a la higiene y a la conciencia del riesgo en la actividad física. La predisposición hacia la adquisición de hábitos relacionados con la salud y el bienestar será lo que guiará a este criterio. Se trata de constatar si son conscientes de la necesidad de alimentarse antes de realizar actividad física, de mantener la higiene del cuerpo, de utilizar un calzado adecuado, etc. y si manifiestan cierto grado de autonomía. También es preciso que identifiquen y tengan presentes, los riesgos individuales y colectivos que van asociados a determinadas actividades físicas. LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA a) Participar en las situaciones de comunicación del aula, respetando las normas del intercambio: guardar el turno de palabra, escuchar, mirar al interlocutor, mantener el tema. Con este criterio se trata de evaluar tanto la capacidad para intervenir en las diversas situaciones de intercambio oral que se producen en el aula, como la actitud con la que se participa en ellas. Conviene advertir que dichas competencias tienen una estrecha relación con la capacidad para observar las situaciones comunicativas –finalidad, participantes, lugar donde se produce el intercambio…- así como para determinar, de forma todavía intuitiva, sus características y proceder de manera adecuada. b) Expresarse de forma oral mediante textos que presenten de manera organizada hechos, vivencias o ideas. Este criterio pretende evaluar la capacidad para expresarse de forma clara y concisa según el género y la situación de comunicación, usando el léxico, las fórmulas lingüísticas, la entonación y la pronunciación adecuados. Se debe valorar también la capacidad de comunicar oralmente hechos, vivencias o ideas, como forma de controlar, con ayuda del lenguaje, la propia conducta. c) Captar el sentido global de textos orales de uso habitual, identificando la información más relevante. Este criterio hace referencia a la capacidad para comprender textos orales de la vida cotidiana, tanto del aula como de su entorno más próximo. Se refiere, en este primer ciclo, a la obtención de informaciones globales o muy concretas que les permitan realizar tareas o participar en la vida del aula. Este criterio quiere evaluar, también, si han desarrollado cierta competencia para reflexionar, de forma muy elemental, sobre los mecanismos de comprensión de los textos y las formas en que se producen los diferentes mensajes. d) Localizar información concreta y realizar inferencias directas en la lectura de textos. 123
  • Con este criterio se pretende evaluar la capacidad para detectar y entender información o ideas relevantes indicadas explícitamente en los textos –informaciones puntuales en avisos, notas, invitaciones y textos escolares- así como si pueden trascender el significado superficial para extraer inferencias directas basadas en el texto. En los textos narrativos literarios, esta capacidad implica la identificación de los hechos principales que permiten construir una historia, de los personajes principales o de inferir algunas cuestiones sencillas en relación con el contexto de la historia (tiempo, espacio, etc.) Se debe evaluar también el desarrollo de la destreza para utilizar determinados aspectos no estrictamente textuales en la detección de las ideas (imágenes, distribución del texto o tipografía). e) Relacionar poniendo ejemplos concretos, la información contenida en los textos escritos próximos a la experiencia infantil, con las propias vivencias e ideas y mostrar la comprensión a través de la lectura en voz alta. Con este criterio se evalúa la capacidad para relacionar las propias vivencias y conocimientos con la información nueva que aparece en los textos escritos, así como la capacidad para relacionar información procedente de textos diversos de uso escolar habitual identificándola, comparándola y clasificándola. Se valorará también la comprensión a través de la lectura en voz alta, previa lectura silenciosa, de textos conocidos, atendiendo fundamentalmente a la decodificación, las pausas y la entonación. Se tendrá en cuenta, por último, si toman la iniciativa para leer y si muestran interés al hacerlo. f) Redactar y reescribir diferentes textos relacionados con la experiencia infantil ateniéndose a modelos claros, utilizando la planificación y revisión de los textos, cuidando las normas gramaticales y ortográficas más sencillas y los aspectos formales. Con este criterio se quiere evaluar si han adquirido el código escrito. Deberán ser capaces de redactar textos propios de las relaciones interpersonales en el aula –avisos, felicitaciones, notas-, de participar en actividades escolares en las que se dé intercambio escrito de información y de utilizar la escritura para aprender y organizar los propios conocimientos. También se valorará la aproximación a la literatura mediante la práctica de juegos lingüísticos o imitaciones de géneros como el cuento o la poesía. Se evaluará también el proceso de elaboración de los escritos que ha de atender a la planificación –mediante uso de modelos y otras pautas- y la revisión de aspectos relacionados con la eficacia del escrito –obtención de la finalidad deseada-, con la coherencia y con la corrección gramatical y ortográfica que en este ciclo se centra en el uso de las reglas ortográficas básicas: segmentación de palabras, uso de la coma en enumeraciones, el punto y la interrogación. g) Conocer textos literarios de la tradición oral y de la literatura infantil adecuados al ciclo, así como algunos aspectos formales simples de la narración y de la poesía con la finalidad de apoyar la lectura y la escritura de dichos textos. Este criterio evalúa la capacidad de desarrollar el hábito de escuchar y disfrutar con textos literarios propios del ciclo, especialmente narrativos y poéticos (canciones, refranes, adivinanzas, trabalenguas…), de comprender el sentido de éstos gracias a la interpretación de algunas convenciones específicas, como la estructura narrativa simple y la rima. Hay que evaluar igualmente el aprecio y la adopción de actitudes positivas frente al texto literario y la incorporación de la lectura a su vida cotidiana. Se valorará la participación en tareas de dramatización, recreación, memorización y recitación de poemas y textos sencillos con ritmo, pronunciación y entonación adecuados. 124
  • h) Identificar de forma guiada algunos cambios que se producen en las palabras, los enunciados y los textos al realizar segmentaciones, cambios en el orden, supresiones e inserciones que hacen mejorar la comprensión y la expresión oral y escrita. Se trata de evaluar la habilidad para observar y reconocer los efectos que producen los cambios en el orden, las segmentaciones, las supresiones y las inserciones, en los enunciados y en los textos, de modo que se identifiquen tanto los problemas en la escritura y en la expresión oral como el origen de determinadas dificultades en la comprensión y se utilice esta reflexión en la mejora de dichas actividades. i) Comprender y utilizar la terminología gramatical y lingüística elemental, en las actividades relacionadas con la producción y comprensión de textos. Con este criterio se quiere comprobar si son capaces de utilizar los términos gramaticales y lingüísticos elementales (denominaciones de los textos, enunciado, palabra y sílaba; nombre común y nombre propio; singular y plural; masculino y femenino) en las actividades que se realicen en el aula. Esta utilización supone un determinado grado de elaboración de los conceptos a los que se refieren los términos. También se valorará la iniciativa en el uso espontáneo y el interés por utilizar estos términos. LENGUA EXTRANJERA. INGLÉS a) Participar en interacciones orales muy dirigidas sobre temas conocidos en situaciones de comunicación fácilmente predecibles. Con este criterio se evalúa la capacidad de responder de manera sencilla a peticiones, instrucciones o de dar informaciones. Las interacciones tratarán sobre temas conocidos, trabajados previamente o relacionados con necesidades de comunicación inmediatas como saludar y despedirse, presentarse, hablar de gustos, en situaciones comunicativas conocidas como rutinas, hábitos, lenguaje de aula, representaciones, recitaciones o canciones. Se valorará también la capacidad de participación activa en las actividades de aula. b) Captar la idea global e identificar algunos elementos específicos en textos orales, con ayuda de elementos lingüísticos y no lingüísticos del contexto. Con este criterio se evalúa si son capaces de captar progresivamente la idea global de un mensaje oral, en situaciones de comunicación cara a cara, con apoyo gestual y mímico y con las repeticiones necesarias y reconocer y comprender palabras clave y expresiones básicas, relacionadas con actividades de aula o del contexto escolar. c) Leer e identificar palabras y frases sencillas presentadas previamente de forma oral, sobre temas familiares y de interés. Este criterio evalúa la capacidad de leer, también en voz alta, y comprender palabras y frases conocidas oralmente a partir de todo tipo de actividades. La lectura se apoyará en elementos visuales y verbales referidos al contexto en que aparecen estas expresiones y formará parte de actividades lúdicas y comunicativas. d) Escribir palabras, expresiones conocidas y frases a partir de modelos y con una finalidad específica. 125
  • En este criterio se evalúa si son capaces de escribir palabras y frases sencillas utilizadas oralmente y de forma frecuente y repetitiva en actividades variadas. La escritura debe partir de la observación de un modelo y ha de formar parte de la realización de una tarea concreta y con funcionalidad determinada como escribir una nota, hacer un cartel, felicitar un cumpleaños o completar una canción o un poema. e) Reconocer y reproducir aspectos sonoros, de ritmo, acentuación y entonación de expresiones que aparecen en contextos comunicativos habituales. Este criterio trata de evaluar si reconocen y son capaces de reproducir aspectos sonoros, de ritmo, acentuación y entonación cuando participan activamente escuchando, repitiendo y anticipando expresiones y en actividades de lectura en voz alta y siempre a partir de modelos. f) Usar estrategias básicas para aprender a aprender, como pedir ayuda, acompañar la comunicación con gestos, utilizar diccionarios visuales e identificar algunos aspectos personales que le ayuden a aprender mejor. Este criterio pretende evaluar la utilización de estrategias básicas que favorecen el proceso de aprendizaje como la utilización de recursos visuales y gestuales, la petición de ayuda y aclaraciones, el uso de diccionarios visuales y la valoración aunque sea muy elemental de sus progresos. g) Mostrar interés y curiosidad por aprender la lengua extranjera y reconocer la diversidad lingüística como elemento enriquecedor. Con este criterio se evalúa si participan, se esfuerzan y muestran interés en aprender la lengua extranjera. Asimismo se valorará si van tomando conciencia de la importancia de conocer lenguas para comunicarnos con personas de lugares diferentes y si aprecian la diversidad lingüística como un elemento enriquecedor para todos. MATEMÁTICAS a) Formular problemas sencillos en los que se precise contar, leer y escribir números hasta el 999. Este criterio pretende comprobar la capacidad de aplicar a situaciones inventadas los conocimientos adquiridos sobre el uso de los números. Se evaluará la capacidad para interpretar y emitir informaciones en situaciones familiares empleando números hasta el entorno del millar. Igualmente se pretende valorar el dominio sobre el valor de posición que tienen los números, en el orden de magnitud indicado, en el sistema decimal de numeración y la capacidad de asociar escritura cifrada y denominaciones orales. b) Comparar cantidades pequeñas de objetos, hechos o situaciones familiares, interpretando y expresando los resultados de la comparación, y ser capaces de redondear hasta la decena más cercana. Se trata de apreciar la capacidad para estimar cantidades pequeñas de objetos, de forma oral o mediante escritura cifrada, como etapa previa al cálculo exacto. Una vez realizado el conteo o la operación, se debe valorar la capacidad de contraste con la estimación previa. Asimismo, se valorará si saben redondear, escogiendo entre las respuestas razonables, el resultado de un cálculo hasta la decena más cercana. 126
  • c) Realizar, en situaciones cotidianas, cálculos numéricos básicos con las operaciones de suma, resta y multiplicación, utilizando procedimientos diversos y estrategias personales. Este criterio trata de comprobar la capacidad de utilizar en los cálculos de sumas, restas y multiplicaciones, la estructura del sistema decimal de numeración, mostrando flexibilidad a la hora de elegir el procedimiento más conveniente. Debe prestarse especial atención a la capacidad para desarrollar estrategias propias de cálculo mental en contextos habituales. Se valorará también la aplicación intuitiva de las propiedades de las operaciones y la capacidad de explicar oralmente los razonamientos. d) Medir objetos, espacios y tiempos familiares con unidades de medida no convencionales (palmos, pasos, baldosas...) y convencionales (kilogramo; metro, centímetro; litro; día y hora), utilizando los instrumentos a su alcance más adecuados en cada caso. Con este criterio se pretende valorar la capacidad para medir objetos y espacios de su entorno, usando unidades de medida, no convencionales y convencionales y ponderando la elección de los diversos instrumentos de medida en función de las características de lo que se mide y teniendo en cuenta la unidad de medida en la que se expresan los resultados. e) Describir la situación de un objeto del espacio próximo, y de un desplazamiento en relación a sí mismo, utilizando los conceptos de izquierda-derecha, delante-detrás, arribaabajo, cerca-lejos y próximo-lejano. Este criterio pretende evaluar las capacidades de orientación y representación espacial, teniendo en cuenta tanto el lenguaje utilizado en la descripción como la representación en el plano de objetos y situaciones. f) Reconocer en el entorno inmediato objetos y espacios con formas rectangulares, triangulares, circulares, cúbicas y esféricas. Este criterio pretende valorar la capacidad de reconocer en el entorno las formas geométricas planas o espaciales más elementales. Es importante valorar la capacidad de recibir y emitir informaciones de modo oral o escrito sobre los espacios familiares, utilizando con propiedad los términos geométricos propios del ciclo. g) Realizar interpretaciones elementales de los datos presentados en gráficas de barras. Formular y resolver sencillos problemas en los que intervenga la lectura de gráficos. Con este criterio se trata de valorar la capacidad de interpretar gráficos sencillos de situaciones familiares y verificar la habilidad para reconocer gráficamente informaciones cuantificables. También se pretende evaluar si los niños y las niñas están familiarizados con conceptos y términos básicos sobre el azar: seguro, posible, imposible... h) Resolver problemas sencillos relacionados con objetos, hechos y situaciones de la vida cotidiana, seleccionando las operaciones de suma y resta y utilizando los algoritmos básicos correspondientes u otros procedimientos de resolución. Explicar oralmente el proceso seguido para resolver un problema. 127
  • Con este criterio se pretende evaluar la capacidad de seleccionar y aplicar la operación adecuada a la situación problemática a resolver. Es asimismo importante observar la capacidad de emplear más de un procedimiento y la madurez que se manifiesta en la expresión oral y escrita del proceso de resolución. RELIGIÓN a) Describir y respetar las distintas prácticas religiosas y su sentido: la oración, el culto y el compromiso. b) Saber localizar una cita bíblica. c) Reconocer en algunos textos bíblicos sobre la creación la bondad y paternidad de Dios. d) Apreciar el amor de Dios al hombre desde la naturaleza y su presencia junto a nosotros. e) Distinguir algunos personajes bíblicos significativos y su respuesta de fe, con especial atención a la figura de la Virgen María y a la persona de Jesús como digno de imitación. f) Sacar conclusiones de algunas parábolas básicas en la enseñanza de Jesucristo. g) Señalar la relación del creyente con Dios en algunos textos bíblicos. h) Comprender que Cristo nos muestra su amor presentándose como camino para llegar a Dios, muriendo por nosotros, perdonándonos y enviándonos su Espíritu. i) Reconocer que la Iglesia es la familia de los hijos de Dios. j) Identificar el significado de los símbolos cristianos y del templo, y reconocer la raíz celebrativa de la fiesta cristiana. k) Comprender y respetar que el domingo es el Día del Señor. l) Saber situar algunos símbolos religiosos en las fiestas de su entorno. m) Saber aplicar los mandamientos de la ley de Dios a la vida cotidiana. n) Relacionar el final feliz de las parábolas de las bodas y la gran fiesta del cielo. 2.4 Segundo Ciclo de Primaria 2.4.1 Justificación Hemos elaborado nuestro proyecto de acuerdo con las leyes y normativas siguientes: ESTATAL AUTONÓMICA L.O.E. Ley orgánica 2/2006, de 3 L.E.A. Ley 17/2007, de 10 de de mayo, de Educación. diciembre, de Educación de Andalucía. 128
  • Real Decreto 1513/2006, de 7 de Decreto 230/2007, de 31 de julio, por diciembre, por el que se establecen el que se establece la ordenación y las las enseñanzas mínimas de la enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria. Educación Primaria en Andalucía. Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Primaria en Andalucía Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de educación primaria en Andalucía. 2.4.2. Objetivos Generales por áreas ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO a) Leer comprensiva, expresiva y críticamente diferentes tipos de textos relacionados con los contenidos del curso. b) Usar diversos códigos (numéricos, gráficos, cartográficos, entre otros), para interpretar, expresar y representar hechos, conceptos y procesos del entorno natural, social y cultural, de forma apropiada. c) Adquirir hábitos de salud relacionados con la nutrición e higiene de los aparatos implicados en la misma, la alimentación y el cuidado del cuerpo, destacando la importancia del deporte para el bienestar personal y social. d) Explicar la función de los órganos de los aparatos digestivo, circulatorio, excretor y reproductor del ser humano mostrando una actitud de aceptación por el propio cuerpo y respetando diferentes tipos de discapacidad. e) Utilizar criterios de clasificación orientados relacionados con pautas alimentarias, reproductivas y morfológicas y criterios propios para caracterizar animales de Andalucía. f) Clasificar algunas plantas de acuerdo a las características de sus partes valorando su papel como productoras de alimentos para otros seres vivos. g) Utilizar diferentes fuentes de información (enciclopedias) y las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones para la construcción de contenidos relacionados con el área. h) Ubicar en mapas distintos lugares de Andalucía y España reconociendo estos como formas de representación de nuestro país. i) Relacionar los movimientos de rotación y traslación terrestres con la secuencia día y noche y con las estaciones del año, respectivamente, mostrando interés por la observación y estudio del universo. j) Caracterizar los paisajes naturales y los humanizados, poniendo ejemplos de Andalucía y mostrando interés por participar activamente en su conservación y mejora. k) Localizar sobre un mapa físico las principales formas de relieve de Andalucía. l) Reconocer algunas características propias de las ciudades y de los pueblos ejemplificando tipos de localidades y de población de Andalucía. 129
  • m) Identificar las propiedades de los materiales de los que están hechos algunos objetos valorando el papel de los avances tecnológicos e inventos en la mejora de condiciones de vida de nuestra sociedad. n) Construir algún aparato sencillo para conocer las características y funciones de algunas máquinas, reconociendo la importancia de las mismas en los avances de nuestra sociedad. o) Identificar los materiales que se pueden reciclar aplicando la regla de las tres erres (reducir, reutilizar, reciclar). p) Relacionar algunos tipos de servicios con las profesiones que los ofrecen poniendo ejemplos de actividades agrícolas, ganaderas, industriales y del sector servicios en Andalucía. q) Localizar y situar las provincias españolas y las Comunidades Autónomas en un mapa político describiendo, de manera sencilla y ordenada, las instituciones de Andalucía. r) Apreciar las tradiciones y los monumentos del entorno próximo, especialmente de Andalucía, identificando los museos como lugares donde se conservan y exponen obras de arte y obteniendo la información de materiales impresos y de las tecnologías de la información y la comunicación. s) Establecer relaciones entre algunos personajes de la historia con el tiempo que vivieron utilizando correctamente las nociones temporales y valorando las aportaciones de las diferentes culturas a lo largo de la historia. t) Asimilar su pertenencia a determinados grupos sociales y culturales, adoptando un comportamiento respetuoso con los principios democráticos fundamentales en su participación en diversas experiencias grupales. u) Poner en práctica diversas estrategias de búsqueda y tratamiento de la información para elaborar y poner a prueba conjeturas y explorar posibles soluciones a problemas del entorno, reflexionando sobre su propio proceso de aprendizaje. EDUCACIÓN ARTÍSTICA a) Distinguir las cualidades del sonido y emplearlas como medio de expresión y elemento de representación en situaciones de juego y comunicación. b) Seleccionar recursos sonoros del medio que les rodea como vehículos expresivos y utilizarlos en creaciones musicales propias. c) Tomar conciencia del gesto y del movimiento corporal como elemento de representación y utilizarlos como medio de expresión y comunicación en la relación con los demás. d) Utilizar la voz como medio de expresión y comunicación contribuyendo a su equilibrio afectivo y a su relación con los otros. e) Conocer los elementos musicales básicos y reconocerlos en obras musicales sencillas como paso previo a su análisis. f) Utilizar el lenguaje musical y otros códigos de representación sonora, así como técnicas básicas de realización musical, para expresar y comunicar ideas y sentimientos. g) Elaborar creaciones musicales en grupo con una distribución equilibrada y ordenada de tareas en la realización del producto final. h) Investigar distintos objetos e instrumentos musicales y descubrir sus posibilidades expresivas y comunicativas. i) Comprender y utilizar elementos básicos de la notación musical como medio de representación y conocimiento de ideas musicales. j) Conocer y hacer uso de los medios de comunicación en los que opera el sonido, siendo capaz de apreciar críticamente los elementos musicales que aparecen en ellos. 130
  • k) Disfrutar con las experiencias y producciones musicales propias y del grupo y apreciar su valor y su contribución al bienestar personal. l) Conocer, respetar y valorar las manifestaciones artísticas presentes en el entorno así como del patrimonio cultural y dar opiniones personales acerca de las mismas. m) Valorar y utilizar las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación como fuente de conocimiento y medio de comunicación, expresión representación musicales. n) Comprender mensajes visuales emitidos a través de carteles, diapositivas, señales de tráfico, televisión… o) Observar elementos dramáticos (gestos, posturas, acciones…) en el entorno para obtener una comprensión cada vez más completa de los mensajes que transmiten. p) Reconocer en las imágenes las formas, los colores, las texturas, etc., y clasificar las principales características de los elementos y objetos del medio conocido. q) Explorar a través de los sentidos y en contextos lúdicos los elementos del lenguaje plástico y visual (trabajos expresivos con líneas, distinción de diferentes tipos de texturas, manipulación de formas, realización de mezclas y combinaciones de colores). r) Utilizar las técnicas de pintura, dibujo y modelado para estudiar y analizar de forma adecuada elementos del entorno próximo. s) Observar de forma sistemática las manifestaciones artísticas y sus elementos más significativos en el entorno para conseguir progresivamente una percepción sensible de la realidad. t) Desarrollar las destrezas necesarias para el adecuado control del gesto gráfico amplio y controlado para expresar con fluidez y precisión los aspectos de la realidad o de la imaginación que se quieren comunicar a través de las producciones artísticas. u) Desarrollar de forma intuitiva el concepto de organización de la composición plástica. v) Aceptar y respetar los diferentes puntos de vista de los integrantes del grupo y desarrollar actitudes de no discriminación hacia los demás. w) Experimentar técnicas plásticas cada vez más complejas y desarrollar la seguridad en el propio trabajo y la curiosidad por conocer nuevas formas de expresión. x) Crear progresivamente una imagen positiva de sí mismo y aceptar las propias posibilidades y limitaciones y desarrollar las actitudes de respeto hacia las producciones de sus compañeros y hacia el patrimonio cultural del entorno. EDUCACIÓN FÍSICA Competencias Básicas de EF: a) Mostrar interés y prestar atención, durante las explicaciones y mientras se describen las reglas y ser capaz de exponer sugerencias o dudas. b) Respetar las normas. Aceptar las diferencias individuales y mostrarlo al jugar con los demás sin discriminaciones. Aceptar las limitaciones y posibilidades motrices y jugar en función de ellas c) Utilizar el juego en momentos de trabajo libre y disfrutar con el movimiento, inventando y modificando las reglas de actividades conocidas. Ser creativo y buscar nuevas posibilidades motrices y lúdicas utilizando los espacios y materiales de los que dispone. d) Establecer relaciones saludables con los compañeros, mostrando interés y disfrutando del movimiento y de los juegos e) Utilizar el diálogo para solucionar los problemas que surjan en los juegos y relacionarse con los demás compañeros de forma saludable f) Conocer la importancia de las nociones higiénicas básicas, especialmente las relacionadas con el ejercicio (hidratación, ropa ligera, calzado, alimentación …) 131
  • g) Resolver problemas básicos, respondiendo corporal y motrizmente de acuerdo con la naturaleza del estímulo, prestando atención al entorno, a móviles, a compañeros… (Utilizando las habilidades y destrezas básicas y las habilidades genéricas) h) Buscar información en libros, Internet o entrevistando a personas de su entorno, en especial información relacionada con juegos populares y deportes. Objetivos: a) Conocer la movilidad global y segmentarla del cuerpo en diferentes posiciones y valorar la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motrices y de relación con los demás. b) Afianzar hábitos posturales, alimenticios y de higiene relacionándolos con sus efectos sobre la salud y adoptar las medidas necesarias para evitar accidentes en la práctica de actividades físicas. c) Experimentar la relación existente entre el esfuerzo y los efectos producidos en su organismo desarrollando la autoestima a partir de la valoración de su esfuerzo. d) Resolver problemas motores cuya exigencia se centre en los mecanismos de percepción y decisión, seleccionando los movimientos más adecuados a sus posibilidades y a los estímulos. e) Utilizar sus habilidades y destrezas motrices y el conocimiento de su cuerpo para adaptar el movimiento a los cambios de las condiciones de cada situación. f) Participar activamente y con interés en diversos juegos respetando las normas y a los compañeros. Participar en actividades cooperativas y competitivas y entenderlas de forma saludable. g) Conocer y valorar juegos populares y tradicionales, disfrutar con ellos y participar en su conservación y mejora. h) Transmitir sensaciones, ideas, estados de ánimo y mensajes sencillos a través del lenguaje corporal y ser capaz de entender los de los demás. Ser creativos. i) Aprender a resolver conflictos, a usar el dialogo para la mediación con los demás y mejorar de esta manera la práctica de juegos grupales LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA a) Participar en situaciones de comunicación, formales e informales, con interlocutores conocidos y desconocidos, mostrando actitudes de iniciativa e interés. b) Desarrollar estrategias de comprensión lectora para comprender textos de distinta procedencia. c) Comprender que las formas lingüísticas son distintas en función de las situaciones e intenciones comunicativas diversas. d) Expresar con detalle oralmente y por escrito deseos, sentimientos, ideas, conocimientos, experiencias y opiniones propias, de forma clara, ordenada y respetuosa con los demás y con un vocabulario apropiado. e) Respetar las normas básicas de coherencia, cohesión y corrección en la producción de textos propios. f) Producir textos orales y escritos de carácter narrativo, descriptivo, informativo y expositivo, previa elaboración de un sencillo plan, aplicando estrategias de relectura y reescritura y de consulta en diccionarios y otras fuentes bibliográficas y no bibliográficas. g) Participar en las diversas situaciones de comunicación escrita y oral que se presentan en el aula y la vida cotidiana, mostrando actitudes de interés e iniciativa y respetando las normas básicas del lenguaje. 132
  • h) Conocer la diversidad lingüística de España y de Andalucía, y valorarla como una riqueza cultural de todos los españoles y andaluces. i) Escuchar con respeto la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades. j) Reconocer y saber escuchar la diversidad de hablas andaluzas en los medios de comunicación audiovisuales andaluces. k) Recitar y representar textos literarios poéticos, dramáticos y narrativos, con el ritmo, la dicción y la entonación adecuada. l) Hacer uso de las tecnologías de la información y la comunicación para obtener, recoger y elaborar informaciones sencillas referidas a temas interesantes de la vida cotidiana. m) Leer textos literarios y no literarios sencillos comprendiendo su significado, valorando su expresividad y su sentido global. n) Reflexionar sobre la lengua, sus formas, unidades y estructuras; las regularidades sintácticas, morfológicas, semánticas y ortográficas; las posibilidades expresivas y estéticas de la misma. o) Comprender la necesidad de aprendizaje y aplicación de las normas ortográficas, de coherencia y cohesión textuales en las propias producciones escritas . p) Emplear sencillas estrategias de comprensión de textos como el subrayado de ideas principales, la distinción y relación de éstas respecto de las accesorias, la determinación de los esquemas de organización del texto y el resumen del contenido del mismo. q) Reconocer los usos sociales de las lenguas y evitar los estereotipos lingüísticos que suponen juicios de valor y prejuicios sexistas, racistas y clasistas, en concreto en los medios de comunicación andaluces. r) Mostrar interés y curiosidad por textos escritos literarios y no literarios, tanto en sus aspectos comprensivos como expresivos, y valorar su utilidad para otros aprendizajes y el enriquecimiento personal. s) Utilizar la lectura como fuente de placer y como instrumento para ampliar el vocabulario y fijar la ortografía correcta. t) Utilizar adecuadamente la terminología básica gramatical en las actividades de comprensión y composición de textos. u) Conocer obras relevantes de la tradición literaria andaluza, española y universal, en especial de la literatura infantil. v) Utilizar los medios de comunicación impresa y audiovisual para escuchar, leer y obtener informaciones culturales de interés infantil en el entorno andaluz, valorando el buen uso de la lengua. LENGUA EXTRANJERA. INGLÉS a) Escuchar y comprender mensajes en interacciones verbales variadas, utilizando las informaciones transmitidas por dichos textos para la realización de tareas concretas. b) Expresarse e interactuar oralmente en situaciones sencillas y habituales que tengan un contenido y desarrollo conocido, utilizando procedimientos y recursos lingüísticos verbales y no verbales. c) Comprender y utilizar las convenciones lingüísticas empleadas por las personas hablantes de la lengua extranjera en situaciones habituales (saludos...) con el fin de hacer más fácil la comunicación. d) Producir textos escritos breves y sencillos con finalidades variadas sobre temas tratados en el aula y la ayuda de modelos. e) Leer de forma comprensiva textos diversos y adecuados, extrayendo información general y específica de acuerdo con una finalidad específica. 133
  • f) Valorar la lengua extranjera como un medio de comunicación y entendimiento entre personas de procedencias, culturas y lenguas diversas. g) Reflexionar sobre el funcionamiento y los aspectos formales de la lengua, para facilitar la adquisición del código en el marco de las actividades comunicativas. h) Manifestar una actitud receptiva, interesada y de auto confianza en la capacidad de aprendizaje y de uso de la lengua extranjera. i) Utilizar los conocimientos y las experiencias previas con otras lenguas para una adquisición más rápida, eficaz y autónoma de la lengua extranjera. j) Conocer aspectos fonéticos de ritmo, entonación y pronunciación de la lengua extranjera y usarlos como elementos fundamentales de la comprensión y producción orales. k) Desarrollar de forma progresiva la sensibilidad crítica que permite desvelar los estereotipos sexistas, clasistas, racistas, que la lengua comporta. MATEMÁTICAS a) Aplicar la suma, resta, multiplicación y división de números naturales para resolver situaciones problemáticas en su medio habitual realizando una estimación previa del resultado. b) Explicar de forma oral y escrita el razonamiento seguido en los procesos de resolución de problemas en los que intervienen los números naturales, las fracciones y los números decimales. c) Desarrollar estrategias personales de cálculo mental y cálculo aproximado aplicándolas a la resolución de problemas de sumas, restas y multiplicación y división. d) Expresar los resultados de distintas mediciones de las magnitudes longitud, capacidad y masa en las unidades pertinentes. e) Reconocer las monedas y billetes de curso legal valorando la importancia del dinero y del fomento del consumo responsable. f) Emplear diferentes recursos materiales impresos, audiovisuales e informáticos para la construcción de diferentes contenidos matemáticos. g) Analizar los elementos de las formas y cuerpos geométricos polígonos, círculos, cubos, prismas, pirámides, cilindros y esferas) del entorno desarrollando gusto por apreciar el valor estético de las mismas. h) Construir figuras y cuerpos geométricos (poliédricos y redondos), a partir de otros por descomposición y composición manipulativa. i) Utilizar la calculadora para el desarrollo del razonamiento lógico-matemático y como instrumento para la realización de particularizaciones ensayo-error. j) Interpretar representaciones espaciales (croquis, planos, maquetas) de la localización o desplazamiento de un objeto en relación a puntos de vista diferentes al suyo. k) Interpretar la información recogida en tablas de doble entrada relacionadas con actividades de la vida cotidiana (horario escolar, horario de trenes…) l) Describir de forma oral y escrita los elementos significativos de gráficos sencillos relativos a fenómenos familiares relacionados con el entorno de la Comunidad Autónoma de Andalucía. m) Emplear los conocimientos matemáticos adquiridos para interpretar y resolver situaciones de la vida cotidiana presentes en la Comunidad Autónoma de Andalucía. n) Participar de forma activa en el trabajo en grupo y en el aprendizaje organizado a partir de la investigación sobre situaciones relacionadas con la vida cotidiana. o) Desarrollar gradualmente una actitud de atención, perseverancia y esfuerzo en las tareas relacionadas con el área. RELIGIÓN 134
  • Para el tercer nivel se señalan: a) Saber que la Biblia es el libro sagrado de los cristianos, que contiene la palabra de Dios. b) Conocer los relatos bíblicos que narran el origen del mundo y de las personas. c) Valorar la alianza que Dios hizo con el pueblo judío a través de los patriarcas y Moisés. d) Descubrir que la Navidad es la fiesta cristiana que celebra el nacimiento de Jesús. e) Conocer en profundidad y de cerca los detalles de la vida de Jesús a través de los relatos evangélicos. f) Valorar la importancia del compartir con los demás. g) Saber que el Mandamiento del Amor es la principal enseñanza de Jesús y que deben practicar los cristianos. h) Relacionar el relato bíblico “La muerte y resurrección de Jesús” con la Semana Santa y descubrir que Jesús es verdadero hombre y verdadero Dios. i) Saber que la Iglesia nació y se formó con las primeras comunidades cristianas y con la ayuda del Espíritu Santo, conoceremos a San Pablo y la Iglesia actual. j) Identificar a la Virgen María como Madre de la Iglesia y reconocer las distintas imágenes que existen sobre ellas. k) Conocer cómo debe practicar un cristiano su fe. l) Saber que la oración cristiana consiste en hablar con amor a Dios a Jesús y a la Virgen y a los santos. Para el cuarto nivel se señalan: a) b) c) d) e) f) g) h) i) j) k) l) m) n) o) Identificar los libros que forman el Nuevo Testamento Descubrir a Jesús como el mejor amigo del cristiano y su encuentro con Zaqueo. Identificar a los apóstoles como los principales seguidores de Jesús. Saber que las principales normas cristianas son los Diez Mandamientos y el Mandamiento del Amor. Conocer el verdadero mensaje cristiano de la Navidad. Descubrir la importancia de los Sacramentos en la vida de las personas y como el Sacramento del Bautismo nos hace hijo de Dios y miembros de la Iglesia. Identificar las partes de la celebración de la Eucaristía. Saber que en el Sacramento de la Confirmación se recibe la fuerza del Espíritu Santo. Saber que en el Sacramento del Perdón, el cristiano se reconcilia con Dios, con la Iglesia y con uno mismo. Saber que la Pascua cristiana celebra la muerte y resurrección de Jesucristo. Reconocer el mal como una realidad que existe y que está presente en la sociedad. Reconocer la importancia del perdón. Valorar las creencias sobre la vida después de la muerte. Conocer los fundadores de las religiones monoteístas. Descubrir el arte religioso. 2.4.3 Contenidos de cada área 135
  • CONOCIMIENTO DEL MEDIO Bloque 1. El entorno y su conservación. - - Orientación en el espacio: los puntos cardinales. Uso de planos del barrio o de la localidad. Movimientos de la tierra y fases de la luna. Las estaciones del año. Variables meteorológicas: temperatura, humedad, viento, precipitaciones. Uso de aparatos meteorológicos e iniciación a los registros y representaciones gráficas del tiempo atmosférico. Identificación y clasificación elemental de rocas. La atmósfera. Actuaciones para evitar su contaminación. El ciclo del agua. Formas de relieve y accidentes geográficos. Localización de los más relevantes en el entorno próximo y en España. Relaciones entre los elementos de los ecosistemas, factores de deterioro y regeneración. Observación y descripción de distintos tipos de paisaje: interacción de naturaleza y seres humanos. Respeto, defensa y mejora del medio ambiente. Bloque 2. La diversidad de los seres vivos. - Animales vertebrados e invertebrados. Aves, mamíferos, reptiles, peces, anfibios. Características básicas, reconocimiento y clasificación. Plantas: hierbas, arbustos y árboles. Características, reconocimiento y clasificación. La nutrición, relación y reproducción de animales y plantas. Clasificación de animales y plantas en relación con las funciones vitales. Observación directa de seres vivos, con instrumentos apropiados y a través del uso de medios audiovisuales y tecnológicos. La agricultura. Estudio de algunos cultivos. La ganadería. Estudio de la cría de algunas especies. Interés por la observación y el estudio de todos los seres vivos. Comportamiento activo en la conservación y el cuidado de plantas y animales. Bloque 3. La salud y el desarrollo personal. - Conocimiento de la morfología externa del propio cuerpo. Los cambios en las diferentes etapas de la vida. Los sentidos, descripción de su papel e importancia de su cuidado habitual. La relación con otros seres humanos y con el mundo. Identificación y adopción de hábitos de higiene, de descanso y de alimentación sana. Dietas equilibradas. Prevención y detección de riesgos para la salud. Actitud crítica ante las prácticas sociales que perjudican un desarrollo sano y obstaculizan el comportamiento responsable ante la salud. Identificación y descripción de emociones y sentimientos. Planificación de forma autónoma y creativa de actividades de ocio, individuales o colectivas. Bloque 4. Personas, culturas y organización social. 136
  • - - Estructuras familiares. Adquisición de responsabilidades en la familia. Organización de la comunidad educativa y participación en las actividades del centro. Diferentes formas de relación de los miembros de una comunidad (amistad, vecindad, etc.) Las normas de convivencia y su cumplimiento. Valoración de la cooperación y el diálogo como forma de evitar y resolver conflictos. Observación, identificación y descripción de algunos rasgos demográficos y económicos de entornos rurales y urbanos. Identificación de las manifestaciones culturales populares que conviven en el entorno, reconocimiento de su evolución en el tiempo y valoración como elementos de cohesión social. Bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas. Descripción del origen, transformación y comercialización de algún producto o servicio básico. Responsabilidad en el cumplimiento de las normas como peatones y usuarios de transportes y de otros servicios. Las Administraciones como garantes de los servicios públicos. Valoración de la importancia de la contribución ciudadana al funcionamiento de las instituciones. Obtención de información a través de las tecnologías de la información y la comunicación, valorando su contenido. Análisis de algunos mensajes publicitarios y desarrollo de actitudes de consumo responsable. La organización territorial del Estado español. Las Comunidades Autónomas. Bloque 5. Cambios en el tiempo. - Utilización de unidades de medida temporal (década, siglo) e iniciación al manejo de las nociones de sucesión, ordenación y simultaneidad. Uso de técnicas de registro y representación del pasado familiar y próximo. Aproximación a sociedades de algunas épocas históricas a partir del conocimiento de aspectos de la vida cotidiana. Evolución en un tiempo largo de algún aspecto de la vida cotidiana; relación con algunos hechos históricos relevantes. Reconocimiento y valoración del significado de algunas huellas antiguas en el entorno (tradiciones, edificios, objetos). Utilización de documentos escritos y visuales para obtener información histórica y elaborar distintos trabajos. Identificación del papel de los hombres y las mujeres en la historia. Bloque 6. Materia y energía. - - Comparación, clasificación y ordenación de diferentes objetos y materiales a partir de propiedades físicas observables (peso/masa, estado, volumen, color, textura, olor, atracción magnética) y posibilidades de uso. Identificación de fuerzas conocidas que hacen que los objetos se muevan o se deformen. Fuerzas de atracción o repulsión. Energía y los cambios. Fuentes y usos de la energía. Observación de la intervención de la energía en los cambios de la vida cotidiana. Valoración del uso responsable de las fuentes de energía en el planeta. Producción de residuos, la contaminación y el impacto ambiental. Responsabilidad individual en el ahorro energético. Identificación de mezclas. 137
  • - - Comportamiento de los cuerpos en función de la luz. La reflexión de la luz y la descomposición de la luz blanca. Planificación y realización de experiencias sencillas para estudiar las propiedades de materiales de uso común y su comportamiento ante cambios energéticos, haciendo predicciones explicativas sobre resultados. Respeto por las normas de uso, seguridad y de conservación de los instrumentos y de los materiales de trabajo. Bloque 7. Objetos, máquinas y tecnologías. - - Identificación y descripción de oficios en función de los materiales, herramientas y máquinas que utilizan. Identificación de las fuentes de energía con las que funcionan las máquinas. Planificación y realización de algún objeto o máquina de construcción sencilla. Conocimiento de algunos operadores mecánicos (eje, rueda, polea, plano inclinado, engranaje, freno, etc.) y de la función que realizan independientemente de la máquina en que se encuentren. Reconocimiento de la importancia del uso de aplicaciones tecnológicas respetuosas con el medio ambiente. Relevancia de algunos de los grandes inventos y valoración de su contribución a la mejora de las condiciones de vida. Apreciación de la importancia de las habilidades manuales implicadas en el manejo de herramientas, aparatos y máquinas superando estereotipos sexistas. Elaboración de textos instructivos y explicativos para la comunicación, oral y escrita, del desarrollo de un proyecto. Utilización básica de tratamiento de textos: titulación, formato, archivo y recuperación de un texto, cambios, sustituciones e impresión. Interés por cuidar la presentación de los trabajos en papel o en soporte digital. Seguimiento de una secuencia dada para encontrar una información en Internet. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Bloque 1. Observación plástica. - Clasificación de texturas y tonalidades y apreciación de formas naturales y artificiales exploradas desde diferentes ángulos y posiciones. Establecimiento de un orden o pauta para seguir el procedimiento de observación y su comunicación oral o escrita. Observación de los materiales empleados en las obras plásticas. Respeto y cuidado del entorno, de las obras que constituyen el patrimonio cultural, de las producciones propias y de las de los demás. Interés por buscar información sobre producciones artísticas y por comentarlas. Interpretación y valoración de la información que proporcionan las imágenes en el contexto social y comunicación de las apreciaciones obtenidas. Observación de elementos del entorno para el estudio de las escalas y proporciones entre los objetos. Indagación sobre diferentes maneras de representar el espacio. Bloque 2. Expresión y creación plástica. 138
  • - Experimentación con líneas diversas y formas en diferentes posiciones. Búsqueda de las posibilidades del color en contrastes, variaciones y combinaciones, apreciando los resultados sobre diferentes soportes. Indagación sobre las cualidades de los materiales, tratamientos no convencionales de los mismos y uso que puede hacerse de las texturas en la representación. Elaboración de imágenes usando utilizando técnicas y recursos diversos. Construcción de estructuras sencillas o creaciones plásticas para la representación teatral. Realización de fotografías: enfoque y planos. Utilización de recursos digitales para la elaboración de producciones artísticas. Aplicación, en producciones propias, de aspectos observados en obras artísticas. Valoración del conocimiento de diferentes códigos artísticos como medios de expresión de sentimientos e ideas Interés por ajustar el proceso de creación, individual o en grupo, a las intenciones previstas, seleccionando apropiadamente los materiales según sus posibilidades plásticas, usando responsablemente instrumentos, materiales y espacios, asumiendo las tareas y respetando las normas que, en su caso, el grupo establezca. Bloque 3. Escucha. - - Discriminación auditiva, denominación y representación gráfica de las cualidades de los sonidos. Audición activa de una selección de piezas instrumentales y vocales de distintos estilos y culturas y reconocimiento de algunos rasgos característicos. Reconocimiento visual y auditivo y clasificación por familias de algunos instrumentos de la orquesta, de la música popular y de la de otras culturas, e identificación de distintas agrupaciones vocales. Identificación de frases musicales y de partes que se repiten, contrastan y retornan. Comentario y valoración de conciertos y representaciones musicales. Interés por el descubrimiento de obras musicales de distintas características. Actitud atenta y silenciosa y respeto a las normas de comportamiento durante la audición de música. Bloque 4. Interpretación y creación musical. - Exploración de las posibilidades sonoras y expresivas de la voz, el cuerpo, los objetos y los instrumentos. Hábitos de cuidado de la voz, el cuerpo y los instrumentos. Interpretación y memorización de canciones al unísono, cánones y piezas instrumentales sencillas. Coordinación y sincronización individual y colectiva en la interpretación vocal o instrumental. Memorización e interpretación de danzas y secuencias de movimientos fijados e inventados. Lectura e interpretación de canciones y piezas instrumentales sencillas con distintos tipos de grafías. Interés y responsabilidad en las actividades de interpretación y creación. Improvisación de esquemas rítmicos y melódicos sobre bases musicales dadas. Creación de acompañamientos para canciones y piezas instrumentales. Creación de piezas musicales a partir de la combinación de elementos dados. Invención de coreografías para canciones y piezas musicales breves. 139
  • EDUCACIÓN FÍSICA Bloque 1. El cuerpo: imagen y percepción. - Posibilidades perceptivas. Exploración de las capacidades perceptivas y su relación con el movimiento. Descubrimiento de los elementos orgánico-funcionales relacionados con el movimiento. Conciencia y control del cuerpo en relación con la tensión, la relajación y la respiración. Representación del propio cuerpo y del de los demás. Adecuación de la postura a las necesidades expresivas y motrices. Consolidación de la lateralidad y su proyección en el espacio. Equilibrio estático y dinámico Organización espacio-temporal. Valoración y aceptación de la propia realidad corporal y de la de las demás personas. Bloque 2. Habilidades motrices. - Formas y posibilidades del movimiento. Ajuste y consolidación de los elementos fundamentales en la ejecución de las habilidades motrices básicas. Utilización eficaz de las habilidades básicas en medios y situaciones estables y conocidas. Control motor y dominio corporal. Mejora de las cualidades físicas básicas de forma genérica y orientada a la ejecución motriz. Interés por mejorar la competencia motriz. Disposición favorable a participar en actividades diversas, aceptando las diferencias individuales en el nivel de habilidad. Bloque 3. Actividades físicas artístico-expresivas. - El cuerpo y el movimiento como instrumentos de expresión y comunicación. Adecuación del movimiento a estructuras espacio-temporales y ejecución de bailes y coreografías simples. Expresión de emociones y sentimientos a través del cuerpo, el gesto y el movimiento. Recreación de personajes reales y ficticios y sus contextos dramáticos. Utilización de los objetos y materiales y sus posibilidades en la expresión. Disfrute mediante la expresión y comunicación a través del propio cuerpo. Participación en situaciones que supongan comunicación corporal. Valoración de las diferencias en el modo de expresarse. Bloque 4. Actividad física y salud. - - Adquisición de hábitos posturales y alimentarios saludables relacionados con la actividad física y consolidación de hábitos de higiene corporal. Relación de la actividad física con la salud y el bienestar. Reconocimiento de los beneficios de la actividad física en la salud. Mejora de forma genérica de la condición física orientada a la salud. Actitud favorable hacia la actividad física con relación a la salud. Seguridad en la propia práctica de la actividad física. Calentamiento, dosificación del esfuerzo y relajación. 140
  • - Medidas básicas de seguridad en la práctica de la actividad física, con relación al entorno. Uso correcto y respetuoso de materiales y espacios. Bloque 5. Juegos y actividades deportivas. - El juego y el deporte como elementos de la realidad social. Participación en juegos e iniciación a la práctica de actividades deportivas. Descubrimiento de las estrategias básicas de juego relacionadas con la cooperación, la oposición y la cooperación/oposición. Respeto hacia las personas que participan en el juego y rechazo hacia los comportamientos antisociales. Comprensión, aceptación y cumplimiento de las normas de juego y actitud responsable con relación a las estrategias establecidas. Valoración del juego como medio de disfrute, de relación y de empleo del tiempo de ocio y del esfuerzo en los juegos y actividades deportivas. LENGUA CASTELLANA Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar. - - - - Participación y cooperación en situaciones comunicativas habituales (informaciones, conversaciones reguladoras de la convivencia, discusiones o instrucciones) con valoración y respeto de las normas que rigen la interacción oral (turnos de palabra, papeles diversos en el intercambio, tono de voz, posturas y gestos adecuados). Comprensión y valoración de textos orales procedentes de la radio, la televisión o Internet con especial incidencia en la noticia, para obtener información general sobre hechos y acontecimientos que resulten significativos. Comprensión y producción de textos orales para aprender y para informarse, tanto los producidos con finalidad didáctica como los de uso cotidiano, de carácter informal (conversaciones entre iguales y en el equipo de trabajo) y de un mayor grado de formalización (las exposiciones de clase). Uso de documentos audiovisuales para obtener, seleccionar y relacionar informaciones relevantes (identificación, clasificación, comparación). Actitud de cooperación y de respeto en situaciones de aprendizaje compartido. Interés por expresarse oralmente con pronunciación y entonación adecuadas. Utilización de la lengua para tomar conciencia de las ideas y los sentimientos propios y de los demás y para regular la propia conducta, empleando un lenguaje no discriminatorio y respetuoso con las diferencias. Bloque 2. Leer y escribir. Comprensión de textos escritos. - - Comprensión de la información relevante en textos propios de situaciones cotidianas de relación social, como correspondencia escolar, normas de clase o reglas de juegos. Comprensión de información general en textos procedentes de medios de comunicación social (incluidas las web infantiles) con especial incidencia en la noticia y en las cartas al director, localizando informaciones destacadas en titulares, entradillas, portadas… Comprensión de información relevante en textos para aprender y para informarse, tanto los producidos con finalidad didáctica como los de uso cotidiano (folletos, descripciones, instrucciones y explicaciones). 141
  • - - Integración de conocimientos e informaciones procedentes de diferentes soportes para aprender y contrastar información (identificación, clasificación, comparación, interpretación). Utilización dirigida de las tecnologías de la información y la comunicación y de las bibliotecas para obtener información y modelos para la composición escrita. Interés por los textos escritos como fuente de aprendizaje y como medio de comunicación de experiencias y de regulación de la convivencia. Composición de textos escritos. - - - - Composición, de textos propios de situaciones cotidianas de relación social (correspondencia escolar, normas de convivencia, avisos, solicitudes…) de acuerdo con las características propias de estos géneros. Composición de textos de información y opinión propios de los medios de comunicación social sobre acontecimientos significativos, con especial incidencia en la noticia y en las cartas al director, en situaciones simuladas o reales. Composición de textos propios del ámbito académico para obtener, organizar y comunicar información (cuestionarios, resúmenes, informes sencillos, descripciones, explicaciones…) Utilización de elementos gráficos y paratextuales, con grado creciente de dificultad, para facilitar la compresión (ilustraciones, gráficos y tipografía). Valoración de la escritura como instrumento de relación social, de obtención y reelaboración de la información y de los conocimientos. Utilización guiada de programas informáticos de procesamiento de texto. Interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos y respeto por la norma ortográfica. Bloque 3. Educación literaria. - - - Lectura personal, silenciosa y en voz alta, de obras adecuadas a la edad e intereses. Lectura guiada de textos narrativos de tradición oral, literatura infantil, adaptaciones de obras clásicas y literatura actual en diferentes soportes. Desarrollo de la autonomía lectora, de la capacidad de elección de temas y textos y de expresión de las preferencias personales. Valoración y aprecio del texto literario como vehículo de comunicación, fuente de conocimiento de otros mundos, tiempos y culturas, y como recurso de disfrute personal. Conocimiento del funcionamiento de la biblioteca del centro y participación en actividades literarias. Comprensión, memorización y recitado de poemas, con el ritmo, la pronunciación y la entonación adecuados. Recreación y composición de poemas y relatos para comunicar sentimientos, emociones, estados de ánimo o recuerdos, reconociendo las características de algunos modelos. Dramatización de situaciones y textos literarios. Bloque 4. Conocimiento de la lengua. - Reconocimiento de los elementos del contexto comunicativo como factores que inciden en la selección de las formas orales o escritas del intercambio comunicativo. Identificación de estructuras narrativas, instructivas, descriptivas y explicativas sencillas para la comprensión y composición. 142
  • - - - - - Reconocimiento de las diferencias más relevantes entre la lengua oral y escrita. Conocimiento de las normas ortográficas, apreciando su valor social y la necesidad de ceñirse a ellas en los escritos. Conciencia positiva de la variedad lingüística existente en el contexto escolar y social. Conocimiento de la diversidad lingüística de España y valoración positiva de esta riqueza. Comparación y transformación de enunciados, mediante inserción, supresión, cambio de orden, segmentación y recomposición, para juzgar la gramaticalidad de los resultados y facilitar el desarrollo de los conceptos lingüísticos y del metalenguaje. Reflexión, uso y definición intuitiva de la terminología siguiente en las actividades de producción e interpretación: denominación de los textos trabajados; enunciado, palabra y sílaba; género y número; determinantes; tiempo verbal (presente, futuro, pasado). Reconocimiento de las relaciones entre las palabras por la forma (flexión, composición y derivación) y por el significado (sinónimos y antónimos), en relación con la comprensión y composición de textos. Comparación de estructuras sintácticas elementales para observar su equivalencia semántica o posibles alteraciones del significado. Inserción y coordinación de oraciones como instrumento en la mejora de la composición escrita. Exploración y reflexión sobre las posibilidades del uso de diversos enlaces entre oraciones (adición, causa, oposición, contradicción...) en relación con la composición de textos. Reconocimiento de las modalidades oracionales declarativa, interrogativa y exhortativa. Identificación de los constituyentes fundamentales de la oración, sujeto y predicado y de algunos papeles semánticos del sujeto (agente, paciente, etc.) LENGUA EXTRANJERA Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar. - - - - - Escucha y comprensión de mensajes orales de progresiva complejidad, como instrucciones o explicaciones, interacciones orales dirigidas o grabaciones en soporte audiovisual e informático para extraer información global y alguna específica. Interacción oral en situaciones reales o simuladas dando respuestas verbales y no verbales que exijan elección entre un repertorio limitado de posibilidades, en contextos progresivamente menos dirigidos. Producción de textos orales conocidos previamente mediante la participación activa en representaciones, canciones, recitados, dramatizaciones, interacciones dirigidas… o bien preparados mediante un trabajo previo con ayudas y modelos, mostrando interés por expresarse oralmente en actividades individuales y de grupo. Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce a la lengua extranjera. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse. Bloque 2. Leer y escribir. - Lectura y comprensión de diferentes textos, en soporte papel y digital, adaptados a la competencia lingüística del alumnado, para utilizar información global y específica, en el desarrollo de una tarea o para disfrutar de la lectura. 143
  • - - - Uso guiado de estrategias de lectura (utilización de los elementos del contexto visual y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce), identificando la información más importante, deduciendo el significado de palabras y expresiones no conocidas. Lectura y escritura de textos propios de situaciones cotidianas próximas a la experiencia como invitaciones, felicitaciones, notas, avisos, folletos… Composición a partir de modelos, de diferentes textos sencillos, utilizando expresiones y frases muy conocidas oralmente, para transmitir información, o con diversas intenciones comunicativas. Utilización de las tecnologías de la información y la comunicación para leer, escribir y transmitir información. Interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos. Bloque 3. Conocimiento de la lengua. Conocimientos lingüísticos. - - - Identificación de aspectos fonéticos, del ritmo, acentuación y entonación de la lengua extranjera y su uso como aspectos fundamentales de la comprensión y producción de breves textos orales. Reconocimiento y uso de léxico, formas y estructuras básicas propias de la lengua extranjera, previamente utilizadas. Asociación de grafía, pronunciación y significado a partir de modelos escritos, expresiones orales conocidas y establecimiento de relaciones analíticas grafía-sonido. Iniciación al conocimiento y uso de las estrategias básicas de la producción de textos (elección del destinatario, propósito, planificación, redacción del borrador, revisión del texto y versión final) a partir de modelos muy estructurados. Interés por utilizar la lengua extranjera de forma correcta en situaciones variadas. Reflexión sobre el aprendizaje. - - Uso de habilidades y procedimientos como repetición, memorización, asociación de palabras y expresiones con elementos gestuales y visuales, observación de modelos, lectura de textos, utilización de soportes multimedia, para la adquisición de nuevo léxico, formas y estructuras de la lengua. Reflexión sobre el propio aprendizaje y aceptación del error como parte del proceso. Utilización progresiva de medios gráficos de consulta e información y de las posibilidades que ofrecen las tecnologías. Confianza en la propia capacidad para aprender una lengua extranjera y valoración del trabajo cooperativo. Bloque 4. Aspectos socio-culturales y consciencia intercultural. - - Interés por conocer información sobre las personas y la cultura de los países donde se habla la lengua extranjera. Conocimiento de algunas similitudes y diferencias en las costumbres cotidianas y uso de las formas básicas de relación social entre los países donde se habla la lengua extranjera y el nuestro. Actitud receptiva hacia las personas que hablan otra lengua y tienen una cultura diferente a la propia. 144
  • MATEMÁTICAS Bloque 1. Números y operaciones. Números naturales y fracciones. - Sistema de numeración decimal. Valor de posición de las cifras. Su uso en situaciones reales. Orden y relación entre los números. Notación. Números fraccionarios para expresar particiones y relaciones en contextos reales, utilización del vocabulario apropiado. Comparación entre fracciones sencillas: mediante ordenación y representación gráfica. Operaciones. - Utilización en situaciones familiares de la multiplicación como suma abreviada, en disposiciones rectangulares y problemas combinatorios. Utilización en contextos reales de la división para repartir y para agrupar. Interés para la utilización de los números y el cálculo numérico para resolver problemas en situaciones reales, explicando oralmente y por escrito los procesos de resolución y los resultados obtenidos. Estrategias de cálculo. - - - Descomposición aditiva y multiplicativa de los números. Construcción y memorización de las tablas de multiplicar. Utilización de los algoritmos estándar, en contextos de resolución de problemas, de suma, resta, multiplicación y división por una cifra. Utilización de estrategias personales de cálculo mental. Estimación del resultado de una operación entre dos números, valorando si la respuesta es razonable. Utilización de la calculadora en la resolución de problemas de la vida cotidiana, decidiendo sobre la conveniencia de usarla en función de la complejidad de los cálculos. Confianza en las propias posibilidades y constancia para utilizar los números, sus relaciones y operaciones para obtener y expresar informaciones, manifestando iniciativa personal en los procesos de resolución de problemas de la vida cotidiana. Interés por la presentación limpia, ordenada y clara de los cálculos y de sus resultados. Disposición para desarrollar aprendizajes autónomos en relación con los números, sus relaciones y operaciones. Bloque 2. La medida: estimación y cálculo de magnitudes. Longitud, peso/masa y capacidad. - - Realización de mediciones usando instrumentos y unidades de medida convencionales en contextos cotidianos. Unidades de medida convencionales: múltiplos y submúltiplos de uso cotidiano, utilización en contextos reales. Elección de la unidad más adecuada para la expresión de una medida. Comparación y ordenación de unidades y cantidades de una misma magnitud. Elaboración y utilización de estrategias personales para medir. 145
  • - Estimación de medidas de objetos de la vida cotidiana. Explicación oral y escrita del proceso seguido y de la estrategia utilizada en la medición. Interés por conocer y utilizar la medida y por expresar los resultados numéricos de las mediciones manifestando las unidades utilizadas y explicando oralmente y por escrito el proceso seguido. Medida del tiempo. - - Unidades de medida del tiempo: lectura en el reloj analógico y digital. Confianza en las propias posibilidades y por compartir con los demás los procesos que utilizan la medida para obtener y expresar informaciones y para resolver problemas en situaciones reales. Interés por la presentación limpia y ordenada del proceso y la expresión de medidas. Bloque 3. Geometría. La situación en el espacio, distancias, ángulos y giros. - Representación elemental de espacios conocidos: planos y maquetas. Descripción de posiciones y movimientos en un contexto topográfico. Las líneas como recorrido: rectas y curvas, intersección de rectas y rectas paralelas. Formas planas y espaciales. - Identificación de figuras planas y espaciales en la vida cotidiana. Clasificación de polígonos. Lados y vértices. La circunferencia y el círculo. Los cuerpos geométricos: cubos, esferas, prismas, pirámides y cilindros. Aristas y caras. Descripción de la forma de objetos utilizando el vocabulario geométrico básico. Construcción de figuras geométricas planas a partir de datos y de cuerpos geométricos a partir de un desarrollo. Exploración de formas geométricas elementales. Comparación y clasificación de figuras y cuerpos geométricos utilizando diversos criterios. Comparación y clasificación de ángulos. Regularidades y simetrías. - Transformaciones métricas: traslaciones y simetrías. Interés por la elaboración y por la presentación cuidadosa de las construcciones geométricas. Gusto por compartir los procesos de resolución y los resultados obtenidos. Colaboración activa y responsable en el trabajo en equipo. Confianza en las propias posibilidades y constancia para utilizar las construcciones geométricas y los objetos y las relaciones espaciales. Bloque 4. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. Gráficos y tablas. - Tablas de datos. Iniciación al uso de estrategias eficaces de recuento de datos. 146
  • - Recogida y registro de datos sobre objetos, fenómenos y situaciones familiares utilizando técnicas elementales de encuesta, observación y medición. Lectura e interpretación de tablas de doble entrada de uso habitual en la vida cotidiana. Interpretación y descripción verbal de elementos significativos de gráficos sencillos relativos a fenómenos familiares. Disposición a la elaboración y presentación de gráficos y tablas de forma ordenada y clara. Carácter aleatorio de algunas experiencias. - - Valoración de los resultados de experiencias en las que interviene el azar, para apreciar que hay sucesos más o menos probables y la imposibilidad de predecir un resultado concreto. Introducción al lenguaje del azar. Confianza en las propias posibilidades, y curiosidad, interés y constancia en la interpretación de datos presentados de forma gráfica. RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA - Dios es creador. El mundo y la vida como don de Dios en la Biblia. Algún relato sobre el origen del mundo en la antigüedad. La acción salvadora de Dios a través de los patriarcas y Moisés en el pueblo judío. Sentido salvífico y compromiso con el hombre en el Judaísmo, Cristianismo e Islam. La promesa de salvación que Dios hace al hombre se cumple en la persona de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre. Significado de la vida de Jesús en cuanto entrega personal y compromiso con todos los hombres. El pecado del hombre como ruptura con Dios, con los demás y consigo mismo. El perdón de Dios y su misericordia. Los milagros de Jesús. La victoria sobre el pecado y la muerte. Jesucristo, el Mesías, el Salvador, ha resucitado y vive para siempre. La fe y el seguimiento, respuesta a Jesucristo. El mandamiento del amor. El nacimiento de la Iglesia. El Espíritu Santo es quien da vida. Manifestaciones de los vínculos internos que unen a los miembros de la Iglesia. La Iglesia, el Cuerpo de Cristo. La salvación de Dios a través de los sacramentos de la Iglesia. Los sacramentos de la Iniciación y Reconciliación. La Eucaristía origen y meta de la vida cristiana. La Virgen María, Madre de la Iglesia. Sentido de las advocaciones. Comparación entre las principales expresiones artísticas de las religiones monoteístas. Identificación de la fe del autor y de la comunidad. La vida que Dios da dura para siempre. 2.4.4 Enseñanzas propias de la Comunidad Autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. El currículo propio de Andalucía incluye aspectos relacionados con el medio natural, la historia, la cultura, la economía y otros hechos diferenciadores para que sean conocidos, valorados y respetados como patrimonio propio, en el marco cultural español y de la cultura universal. Dichos aspectos se han vinculado a las áreas de Conocimiento del medio natural, social y cultural, Lengua castellana y literatura, Lengua extranjera y Matemáticas. 147
  • El currículo propio de Andalucía incluye como características peculiares que impregnan todas sus áreas o ámbitos, aspectos relacionados con: a) La igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. El currículo permitirá apreciar la contribución de las mujeres al desarrollo de nuestra sociedad y al conocimiento acumulado por la humanidad. b) La diversidad cultural en todos los ámbitos de la vida política y social. c) El uso de las tecnologías de la información y de la comunicación. Los medios tecnológicos son hoy día herramientas esenciales para enseñar y aprender, por lo que su presencia debe ser habitual en los procesos de enseñanza y aprendizaje. En este sentido, la adopción de medidas para el impulso de la sociedad del conocimiento y, en particular, la apuesta por la introducción de las TIC en el ámbito educativo, constituyen una importante contribución de carácter social en Andalucía que debe aprovecharse para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general. d) El fortalecimiento del respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales y los valores que preparan al alumnado para asumir una vida responsable en una sociedad libre y democrática. El ejercicio responsable de estos derechos y deberes comportará una preparación para los retos de una sociedad cambiante que requiere ciudadanos y ciudadanas dispuestos a una convivencia basada en el respeto mutuo y en la cultura de paz y no-violencia, capaces de reconocer y respetar las diferencias culturales y que rechacen todo tipo de discriminación por razón de nacimiento, de capacidad económica o condición social, de género, de raza o de religión. e) La adquisición de hábitos de vida saludable y deportiva, la capacitación para decidir entre las opciones que favorezcan un adecuado bienestar físico, mental y social, para sí y para los demás, la educación vial, la educación para el consumo, la salud laboral, el respeto al medio ambiente, la utilización responsable del tiempo libre y del ocio y el fomento de la capacidad emprendedora del alumno. ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO NATURAL, SOCIAL Y CULTURAL Se recogen ocho núcleos temáticos: La construcción histórica, social y cultural de Andalucía, paisajes andaluces, el patrimonio en Andalucía, igualdad, convivencia e interculturalidad, salud y bienestar, progreso tecnológico y modelos de desarrollo, el uso responsable de los recursos y la incidencia de la actividad humana en el medio. La construcción histórica, social y cultural de Andalucía En el segundo ciclo, se podrían analizar diversas dimensiones que han contribuido a la construcción de Andalucía, como, por ejemplo: - ¿Qué aspectos de la Historia de Andalucía nos resultan más interesantes? ¿Por qué? ¿Cómo han contribuido las mujeres y los hombres a esa Historia? ¿Cuál es la situación actual de Andalucía en diversos ámbitos (por ejemplo, en cuanto a su patrimonio, en la situación de su economía, en las características de sus ciudades...)? Paisajes andaluces En el segundo ciclo se pueden plantear los problemas a mayor escala que en el primer ciclo y profundizando en el análisis. Así: 148
  • - ¿Qué paisajes son más abundantes en Andalucía? ¿Por qué? ¿Podemos reconocer algunas manifestaciones de la acción humana en el medio a través del estudio del paisaje? El patrimonio en Andalucía En el segundo ciclo se pueden plantear cuestiones como éstas: - ¿Desde cuándo existen los monumentos (o las tradiciones o las costumbres...) de nuestra ciudad? ¿Cómo surgieron? (se pueden elegir ejemplos relevantes). ¿Cómo podemos contribuir a la conservación de los monumentos de nuestra ciudad? Igualdad, convivencia e interculturalidad En el segundo ciclo se podrían plantear problemas como los siguientes: - ¿Qué derechos y obligaciones tenemos como ciudadanos y ciudadanas de nuestro pueblo (o de nuestra ciudad)? ¿Tienen los mismos derechos y obligaciones las personas de tu familia o de tu entorno? Salud y bienestar En el segundo ciclo, se podrían abordar problemas como: - ¿Nuestras costumbres y tradiciones (en distintos aspectos de nuestra vida) son beneficiosas para nuestra salud? - ¿Qué podríamos cambiar para vivir mejor en nuestro entorno? Progreso tecnológico y modelos de desarrollo En el segundo ciclo se pueden proponer problemas que permitan desarrollar análisis más sistemáticos, como por ejemplo: - ¿Cómo era la vida cotidiana en otras épocas? (se pueden elegir ejemplos adecuados). ¿Cómo es la vida cotidiana en otros sitios del mundo con un desarrollo diferente del nuestro? (se pueden elegir ejemplos de contraste). El uso responsable de los recursos En el segundo ciclo, se podrían plantear: - ¿Se puede agotar el agua que llega a nuestra ciudad? ¿Cómo podríamos ahorrar agua? ¿Podríamos ahorrar también en el consumo de otros productos? ¿Deberíamos utilizar más los autobuses y los trenes? ¿Cómo hay que organizar la ciudad para que funcionen bien los transportes colectivos? La incidencia de la actividad humana en el medio En el segundo ciclo se puede diversificar el análisis con cuestiones como las siguientes: - ¿Cómo se vivía en los pueblos andaluces en la primera mitad del siglo XX? 149
  • - ¿Qué productos de la agricultura andaluza consumimos en nuestras casas? ¿Cómo llegan hasta nosotros desde el campo) Respecto a la problemática de la industrialización en Andalucía, conviene recordar que históricamente ha sido ésta una de las cuestiones pendientes en el desarrollo andaluz. Pese a algunas iniciativas tempranas, nunca ha llegado a desarrollarse un tejido industrial extenso y estable en nuestra Comunidad Autónoma. En las últimas décadas, la situación de la industria andaluza está mostrando, junto a determinadas iniciativas innovadoras, las sombras de la lógica de la globalización, con los problemas a ella asociados, como reconversiones, deslocalizaciones, etc. De ahí el interés de aproximar al alumnado al conocimiento del funcionamiento de la industria en Andalucía, a través de manifestaciones de diverso tipo y a distintas escalas. En el segundo ciclo se puede orientar el análisis hacia cuestiones como las siguientes: - ¿Dónde y cómo se fabrican determinados productos que utilizamos en nuestra vida diaria? ¿Cómo llegan hasta nosotros? ¿Cómo ha cambiado la industria a lo largo del siglo XX? (elegir algunos ejemplos concretos para el análisis). Respecto a los procesos de urbanización en el territorio andaluz, se trata de un fenómeno de expansión continuada con fuerte impacto sobre el territorio, sobre todo en áreas costeras de carácter turístico y en las coronas metropolitanas de las grandes ciudades andaluzas. Esta dinámica está dando lugar a que la opinión ciudadana termine por considerar como algo natural un fenómeno que, sin embargo, admite otras alternativas. Es necesario, en ese sentido, que los alumnos y alumnas se inicien en el análisis de estas realidades, debatiendo sobre las mismas y adquiriendo un cierto distanciamiento crítico que les permita ir comprendiendo otras posibilidades de urbanización y otras formas de vida urbana. En el segundo ciclo se pueden plantear problemas como los siguientes: - ¿Cómo ha crecido nuestra ciudad en el último siglo? ¿Qué relaciones existen entre nuestra ciudad y los pueblos de alrededor? ¿Qué tipos de transportes se utilizan en la ciudad? Respecto al ocio y el turismo en Andalucía, son fenómenos que guardan estrecha relación entre sí, pero que podrían ser analizados también de forma independiente. El turismo se ha convertido en una fuente fundamental de desarrollo económico en nuestra Comunidad Autónoma, con una gran incidencia social (en el empleo, en las costumbres...) y con un fuerte impacto sobre el territorio, sobre todo en las áreas de costa. En el segundo ciclo se pueden plantear problemas como éstos: - ¿Qué actividades de turismo se pueden hacer en la costa y en la montaña? ¿Cómo funciona una agencia de viajes? ¿Cómo se puede organizar un itinerario para conocer mejor algunos paisajes de nuestro entorno? (elegir ejemplos concretos). ÁREA DE LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA. LENGUAS EXTRANJERAS Desde Andalucía se proponen, para estas materias, las cuatro habilidades lingüísticas básicas citadas: escuchar, hablar, leer y escribir. A través de las mismas se pretende mostrar 150
  • perspectivas educativas y sugerir posibilidades de trabajo que se consideran relevantes desde nuestra Comunidad Autónoma, complementando así la propuesta de contenidos mínimos recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre. Se recogen los cuatro núcleos de destrezas básicas:. ¿Qué y cómo escuchar?, ¿Qué y cómo hablar?, ¿Qué y cómo leer? Y ¿Qué y cómo escribir? ¿Qué y cómo escuchar? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - - Saber escuchar con respeto la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades. Reconocer y saber escuchar la diversidad de hablas andaluzas en los medios de comunicación (radio y televisión). Reconocer, al escuchar, la relación de la modalidad lingüística andaluza con el español de América, así como con otras manifestaciones lingüísticas de significativo arraigo en nuestra Comunidad Autónoma (la lengua de la etnia gitana). Reconocer, al escuchar, la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). ¿Qué y cómo hablar? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Analizar las hablas andaluzas en diversos medios de comunicación, radio y televisión. Saber expresar oralmente contenidos de la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). Expresarse de forma natural mediante la modalidad lingüística andaluza, aceptándola y reconociéndola. Aproximarse, cuando las circunstancias lo requieran, a las hablas correspondientes a modelos variados del mundo cultural y académico andaluces. Saber crear y planificar mensajes orales, partiendo de su contexto más cercano, que en nuestro caso es el andaluz, con una intención comunicativa. Saber crear y recrear oralmente textos con intención literaria o lúdica que partan de la realidad cultural andaluza ¿Qué y cómo leer? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Lectura y comprensión de textos cercanos a la experiencia vital, local y regional, de niños y niñas. Conocimiento y lectura de textos periodísticos relativos a nuestra Comunidad Autónoma (sociedad, cultura, ciencia...). Conocimiento de la literatura escrita de temática andaluza, de autores y autoras andaluces y no andaluces, como forma de comprensión de la realidad histórica y cultural de nuestra Comunidad Autónoma: narrativa (tradición oral, relato breve, lugares y personajes andaluces...), poesía (tradición oral, refranes, adivinanzas, poesía culta infantil...), teatro (leer y dramatizar teatro breve...), cine (ver y analizar 151
  • filmografía andaluza) y otros géneros adecuados a la edad, nivel e intereses del alumnado. ¿Qué y cómo escribir? En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Composición de textos a partir de la realidad más cercana al alumnado, incluyendo a los andaluces y andaluzas que viven fuera de nuestra tierra (personajes, experiencias). Creación y recreación de textos con intención literaria o lúdica, a partir de modelos de autores y autoras andaluces o de temática andaluza. Conocimiento y composición de textos relativos a los medios de comunicación periodísticos referidos a nuestra Comunidad (sociedad, cultura, ciencia). ÁREA DE MATEMÁTICAS Las matemáticas deben concebirse como un conjunto de ideas y formas de actuar que no sólo conllevan el uso de cantidades y formas, sino mucho más que eso, se asocian a hacerse preguntas, identificar estructuras, analizar fenómenos, establecer modelos, etc. Todo ello debe desarrollarse mediante un triple enfoque en el aprendizaje de las matemáticas en esta etapa educativa que nunca debe perderse de vista: se aprende matemáticas porque son útiles e incluso imprescindibles para la vida cotidiana y para el desarrollo de las actividades profesionales y de todo tipo; porque nos ayudan a comprender la realidad que nos rodea; y también, porque su aprendizaje contribuye a la formación intelectual general potenciando las capacidades cognitivas de niños y niñas. Para estos fines, la resolución de problemas debe concebirse como un aspecto fundamental para el desarrollo de las capacidades y competencias básicas en el área de matemáticas y como elemento esencial para la construcción del conocimiento matemático. Es por ello fundamental su incorporación sistemática y metodológica a los contenidos de dicha materia. Los medios tecnológicos son hoy día herramientas esenciales para enseñar, aprender y en definitiva, para hacer matemáticas, por lo que su presencia debe ser habitual en los procesos de enseñanza y aprendizaje de esta materia. En este sentido, la adopción de medidas para el impulso de la sociedad del conocimiento y, en particular, la apuesta por la introducción de las TIC en el ámbito educativo, constituyen una importante contribución de carácter social en Andalucía que debe aprovecharse para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general y en el área de Matemáticas de manera específica. Por otro lado, el conocimiento del desarrollo histórico de las matemáticas y la contribución de éstas a la sociedad en todos los tiempos y culturas servirán para concebir el saber matemático como una necesidad básica para todos los ciudadanos y ciudadanas. Estos tres aspectos: la resolución de problemas, sobre todo; el uso sistemáticamente adecuado de los medios tecnológicos; y la dimensión social y cultural de las matemáticas, deben entenderse, pues, como ejes transversales que han de estar siempre presentes en la construcción del conocimiento matemático durante esta etapa. 152
  • El desarrollo del sentido numérico y de la simbolización algebraica, el estudio de las formas y sus propiedades, en especial las de nuestro entorno, y la interpretación de los fenómenos ambientales y sociales a través del tratamiento de la información y la probabilidad, completan la propuesta de contenidos para esta etapa educativa. Se señalan seis núcleos temáticos: 1. Resolución de problemas (transversal). 2. Uso de los recursos TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas (transversal). 3. Dimensión histórica, social y cultural de las matemáticas (transversal). 4. Desarrollo del sentido numérico. Medida de magnitudes. 5. Las formas y figuras y sus propiedades. 6. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. 2.4.5 Contribución de las áreas a desarrollo de las competencias básicas. CONOCIMIENTO DEL MEDIO Competencia relativa al conocimiento y la interacción con el mundo físico Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe… - Ser capaz de explicar cómo funciona el cuerpo humano, con el fin de actuar para prevenir enfermedades y conservar la salud propia y la de los demás. En segundo ciclo, los alumnos aprenderán nociones básicas sobre cómo son y cómo funcionan los principales aparatos y sistemas del cuerpo humano. Además, conocerán algunas enfermedades de los órganos de los sentidos y reflexionarán sobre la manera de protegerlos. También estudiarán algunos hábitos básicos de alimentación. - Ser capaz de reflexionar críticamente y de manifestar actitudes responsables sobre el medio ambiente. En este ciclo, el alumno aprenderá normas para ahorrar energía y relacionará el uso de la energía con la contaminación. También identificará acciones que contaminan el agua y el aire y que perjudican a las plantas y a los animales, y comprenderá por qué es necesario cuidar la naturaleza. Además, conocerá y valorará los espacios protegidos de su Comunidad Autónoma. - Ser capaz de aplicar conocimientos científicos para explicar el mundo físico y resolver problemas de la vida cotidiana. En segundo ciclo, el alumno aprenderá a explicar fenómenos como las estaciones, la duración del año, el ciclo del agua y el tiempo atmosférico. También estudiará nociones básicas sobre la materia, la energía y las fuerzas, que le permitirán comprender fenómenos cotidianos. Por otra parte, profundizará su conocimiento sobre cómo funcionan algunas máquinas. - Ser capaz de explicar con criterios científicos el funcionamiento de los seres vivos y su interacción con el medio natural y con los seres humanos. Durante el segundo ciclo, el alumno aprenderá a identificar y a clasificar los animales y las plantas según distintos criterios científicos. Además, el alumno sabrá cuáles son las necesidades fundamentales de los seres vivos y podrá explicar las relaciones básicas que existen entre los componentes de un ecosistema. - Ser capaz de comprender las características de los paisajes y de distintos entornos para valorar su diversidad y para orientarse en el espacio próximo. En este ciclo, los 153
  • alumnos aprenderán a reconocer distintos tipos de paisaje. Conocerán las características del paisaje de su Comunidad Autónoma y aprenderán a interpretar los elementos básicos de un mapa de relieve y de un mapa temático. Competencia social y ciudadana Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe: - Ser capaz de entender la organización social y económica en los entornos más cercanos, para participar como ciudadano activo en la vida social. En segundo ciclo, los alumnos estudiarán la organización política de la localidad y de la Comunidad Autónoma. También aprenderán los datos básicos sobre las actividades económicas, la población y las instituciones de su localidad y de su Comunidad Autónoma. Además, participarán activamente en debates, diálogos y puestas en común sobre distintos temas. - Ser capaz de reconocer hechos y personajes del pasado para comprender el presente en su entorno más cercano. En este ciclo, los niños aprenderán a reconocer los cambios que se producen con el paso del tiempo en su localidad y en su Comunidad Autónoma. También aprenderán a diferenciar las formas de vida de las distintas etapas de la Historia y a organizar hechos en una secuencia temporal. - Ser capaz de comprender y valorar la realidad social para convivir de forma tolerante y solidaria. En segundo ciclo, los alumnos reflexionarán sobre la importancia de las leyes y de las instituciones locales, autonómicas y estatales. Además, aprenderán a ponerse en el lugar de otras personas que viven situaciones conflictivas y sugerirán formas de resolver conflictos. Competencia en comunicación lingüística. En el área de Conocimiento del medio se presentan distintos tipos de información: textos expositivos, carteles, noticias, folletos, etc., que permiten trabajar la competencia lectora. Además, se desarrollan las habilidades de comunicación oral mediante actividades de intercambio de opiniones sobre diversos temas. Competencia matemática. Desde Conocimiento del medio, de manera especial en los temas relacionados con las Ciencias físicas y con la Geografía, se contribuye al desarrollo de la competencia matemática proponiendo la interpretación y la expresión matemática de los hechos y los fenómenos. En segundo ciclo se trabajan de manera especial nociones relacionadas con la interpretación numérica del mundo físico (la medida del tiempo y de la distancia, y la introducción a la medición de la materia) y de la sociedad (demografía y actividades económicas). Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye al tratamiento de la información a través de múltiples actividades de observación y descripción de la realidad, al igual que de registro y clasificación de información en distintos formatos -tablas, fichas, escrito-. Por otra parte, en esta área se hace una introducción al ordenador y su funcionamiento. 154
  • Competencia cultural y artística. Desde el área de Conocimiento del medio se favorece el conocimiento y la valoración de expresiones culturales de otras sociedades y de otros momentos históricos. Además se contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que la observación sistemática de fotografías e ilustraciones forma parte de las habilidades propias de la educación artística. En el área de Conocimiento del medio también se realizan diversas actividades de creación plástica y se promueve el desarrollo de esta competencia a través de una cuidadosa selección, desde la perspectiva estética, de las ilustraciones y las fotografías. Competencia para aprender a aprender En esta área se trabajan diferentes técnicas para seleccionar, organizar, interpretar y memorizar información. Además, se propone una secuenciación cuidadosa de las actividades de aprendizaje y se ofrecen abundantes resúmenes y distintos tipos de gráficos y de organizadores gráficos. Al comienzo de las unidades se da la oportunidad de recordar lo que ya se sabe sobre el tema en cuestión, para vincular los conocimientos nuevos con los ya adquiridos. Autonomía e iniciativa personal. En Conocimiento del medio, las múltiples actividades de aplicación de conocimientos y de solución de problemas de la vida diaria -en especial el programa Soy capaz de…promueven el desarrollo de esta competencia. Igualmente, la forma como están redactados los textos y las actividades permite que los alumnos realicen su trabajo de forma autónoma. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Competencia cultural y artística El área de Educación artística contribuye a la adquisición de la competencia cultural y artística directamente en todos los aspectos que la configuran. Se pone el énfasis en el conocimiento de diferentes códigos artísticos y en la utilización de las técnicas y los recursos que les son propios, ayudando al alumnado a iniciarse en la percepción y la comprensión del mundo que le rodea y a ampliar sus posibilidades de expresión y comunicación con los demás. La posibilidad de representar una idea de forma personal, valiéndose de los recursos que los lenguajes artísticos proporcionan, promueve la iniciativa, la imaginación y la creatividad, al tiempo que enseña a respetar otras formas de pensamiento y expresión. El área, al propiciar el acercamiento a diversas manifestaciones culturales y artísticas, tanto del entorno más próximo como de otros pueblos, dota a los alumnos y alumnas de instrumentos para valorarlas y para formular opiniones cada vez más fundamentadas en el conocimiento. De este modo, pueden ir configurando criterios válidos en relación con los productos culturales y ampliar sus posibilidades de ocio. Autonomía e iniciativa personal. Al hacer de la exploración y la indagación los mecanismos apropiados para definir posibilidades, buscar soluciones y adquirir conocimientos, se promueve de forma relevante la autonomía e iniciativa personal. El proceso que lleva al niño desde la exploración inicial hasta el producto final requiere de una planificación previa y demanda un esfuerzo por alcanzar resultados originales, no estereotipados. Por otra parte, exige la elección de recursos teniendo 155
  • presente la intencionalidad expresiva del producto que se desea lograr y la revisión constante de lo que se ha hecho en cada fase del proceso con la idea de mejorarlo si fuera preciso. La creatividad exige actuar con autonomía, poner en marcha iniciativas, barajar posibilidades y soluciones diversas. El proceso no sólo contribuye a la originalidad, a la búsqueda de formas innovadoras, sino que también genera flexibilidad pues ante un mismo supuesto pueden darse diferentes respuestas. Competencia social y ciudadana. En el ámbito de la Educación artística, la interpretación y la creación suponen, en muchas ocasiones, un trabajo en equipo. Esta circunstancia exige cooperación, asunción de responsabilidades, seguimiento de normas e instrucciones, cuidado y conservación de materiales e instrumentos, aplicación de técnicas concretas y utilización de espacios de manera apropiada. El seguimiento de estos requisitos forma en el compromiso con los demás, en la exigencia que tiene la realización en grupo y en la satisfacción que proporciona un producto que es fruto del esfuerzo común. En definitiva, expresarse buscando el acuerdo, pone en marcha actitudes de respeto, aceptación y entendimiento, lo que sitúa al área como un buen vehículo para el desarrollo de esta competencia. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Se contribuye a la apreciación del entorno a través del trabajo perceptivo con sonidos, formas, colores, líneas, texturas, luz o movimiento presentes en los espacios naturales y en las obras y realizaciones humanas. El área se sirve del medio como pretexto para la creación artística, lo explora, lo manipula y lo incorpora recreándolo para darle una dimensión que proporcione disfrute y contribuya al enriquecimiento de la vida de las personas. Asimismo, tiene en cuenta otra dimensión igualmente importante, la que compete a las agresiones que deterioran la calidad de vida, como la contaminación sonora o las soluciones estéticas poco afortunadas de espacios, objetos o edificios, ayudando a los niños y las niñas a tomar conciencia de la importancia de contribuir a preservar un entorno físico agradable y saludable. Competencia para aprender a aprender. Se favorece la reflexión sobre los procesos en la manipulación de objetos, la experimentación con técnicas y materiales y la exploración sensorial de sonidos, texturas, formas o espacios, con el fin de que los conocimientos adquiridos doten a niños y niñas de un bagaje suficiente para utilizarlos en situaciones diferentes. El desarrollo de la capacidad de observación plantea la conveniencia de establecer pautas que la guíen, con el objeto de que el ejercicio de observar proporcione información relevante y suficiente. En este sentido, el área hace competente en aprender al proporcionar protocolos de indagación y planificación de procesos susceptibles de ser utilizados en otros aprendizajes. Competencia en comunicación lingüística. Se puede contribuir, como desde todas las áreas, a través de la riqueza de los intercambios comunicativos que se generan, del uso de las normas que los rigen, de la explicación de los procesos que se desarrollan y del vocabulario específico que el área aporta. De forma específica, canciones o sencillas dramatizaciones son un vehículo propicio para la adquisición de nuevo vocabulario y para desarrollar capacidades relacionadas con el habla, como la respiración, la dicción o la articulación. Se desarrolla, asimismo, esta competencia en 156
  • la descripción de procesos de trabajo, en la argumentación sobre las soluciones dadas o en la valoración de la obra artística. Tratamiento de la información y competencia digital. Se contribuye a través del uso de la tecnología como herramienta para mostrar procesos relacionados con la música y las artes visuales y para acercar al alumnado a la creación de producciones artísticas y al análisis de la imagen y el sonido y de los mensajes que éstos transmiten. También se desarrolla la competencia en la búsqueda de información sobre manifestaciones artísticas para su conocimiento y disfrute, para seleccionar e intercambiar informaciones referidas a ámbitos culturales del pasado y del presente, próximos o de otros pueblos. Competencia matemática. Aunque en menor medida, el área contribuye al desarrollo de la competencia matemática al abordar conceptos y representaciones geométricas presentes en la arquitectura, en el diseño, en el mobiliario, en los objetos cotidianos, en el espacio natural, y en aquellas ocasiones en las que se necesitan referentes para organizar la obra artística en el espacio. Asimismo, cuando en música se trabajan el ritmo o las escalas, se está haciendo una aportación al desarrollo de la competencia matemática. EDUCACIÓN FÍSICA Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico El área de Educación física contribuye esencialmente al desarrollo de esta competencia, mediante la percepción e interacción apropiada del propio cuerpo, en movimiento o en reposo, en un espacio determinado mejorando sus posibilidades motrices. Se contribuye también mediante el conocimiento, la práctica y la valoración de la actividad física como elemento indispensable para preservar la salud. Esta área es clave para que niños y niñas adquieran hábitos saludables y de mejora y mantenimiento de la condición física que les acompañen durante la escolaridad y lo que es más importante, a lo largo de la vida. En la sociedad actual que progresa hacia la optimización del esfuerzo intelectual y físico, se hace imprescindible la práctica de la actividad física, pero sobre todo su aprendizaje y valoración como medio de equilibrio psicofísico, como factor de prevención de riesgos derivados del sedentarismo y, también, como alternativa de ocupación del tiempo de ocio. Competencia social y ciudadana Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto. Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad. La Educación física ayuda a aprender a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y aceptación de reglas para el funcionamiento colectivo, desde el respeto a la autonomía personal, la participación y la valoración de la diversidad. Las 157
  • actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad de asumir las diferencias así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. Las actividades físicas competitivas pueden generar conflictos en los que es necesaria la negociación, basada en el diálogo, como medio para su resolución. Finalmente, cabe destacar que se contribuye a conocer la riqueza cultural, mediante la práctica de diferentes juegos y danzas. Competencia cultural y artística. A la expresión de ideas o sentimientos de forma creativa contribuye mediante la exploración y utilización de las posibilidades y recursos del cuerpo y del movimiento. A la apreciación y comprensión del hecho cultural, y a la valoración de su diversidad, lo hace mediante el reconocimiento y la apreciación de las manifestaciones culturales específicas de la motricidad humana, tales como los deportes, los juegos tradicionales, las actividades expresivas o la danza y su consideración como patrimonio de los pueblos. En otro sentido, el área favorece un acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte u otras situaciones contrarias a la dignidad humana que en él se producen. Autonomía e iniciativa personal. La Educación física ayuda a la consecución de esta competencia en la medida en que emplaza al alumnado a tomar decisiones con progresiva autonomía en situaciones en las que debe manifestar autosuperación, perseverancia y actitud positiva, También lo hace, si se le da protagonismo al alumnado en aspectos de organización individual y colectiva de las actividades físicas, deportivas y expresivas. Competencia de aprender a aprender. Se contribuye mediante el conocimiento de sí mismo y de las propias posibilidades y carencias como punto de partida del aprendizaje motor, desarrollando un repertorio variado que facilite su transferencia a tareas motrices más complejas. Ello permite el establecimiento de metas alcanzables cuya consecución genera autoconfianza. Al mismo tiempo, los proyectos comunes en actividades físicas colectivas facilitan la adquisición de recursos de cooperación. Tratamiento de la información y competencia digital. Por otro lado, esta área colabora, desde edades tempranas, a la valoración crítica de los mensajes y estereotipos referidos al cuerpo, procedentes de los medios de información y comunicación, que pueden dañar la propia imagen corporal. Desde esta perspectiva se contribuye en cierta medida a la competencia sobre el tratamiento de la información. Competencia en comunicación lingüística. El área también contribuye, como el resto de los aprendizajes, a la adquisición de esta competencia, ofreciendo gran variedad de intercambios comunicativos, del uso de las normas que los rigen y del vocabulario específico que el área aporta. 158
  • LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA Competencia de comunicación lingüística Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe… - Ser capaz de comprender y producir mensajes orales que tienen finalidad didáctica o son de uso cotidiano. En el segundo ciclo, gracias al programa de Comunicación oral, los niños aprenderán a expresarse oralmente con corrección y a comprender mensajes orales procedentes tanto de su entorno cotidiano como de los medios de comunicación social. - La escucha y comprensión de anuncios, noticias…, junto con la realización de descripciones, entrevistas… forman parte del desarrollo de la Competencia en comunicación lingüística durante este ciclo. - Ser capaz de participar activamente en intercambios comunicativos orales respetando las normas que los rigen. A lo largo del ciclo, los alumnos se acostumbrarán a comentar, a debatir y a llegar a acuerdos sobre cuestiones relacionados con su entorno cotidiano, valorando y respetando las normas que rigen la interacción oral (gestos, posturas, tono de voz, papel adoptado…). - Ser capaz de comprender diferentes clases de textos escritos, incluyendo textos con finalidad didáctica, textos propios de situaciones cotidianas de relación social o textos procedentes de medios de comunicación. Durante el segundo ciclo, los alumnos demostrarán su capacidad de comprensión lectora a la hora de enfrentarse a diferentes tipos de textos: narrativos, informativos, teatrales, poéticos... Además, el trabajo con noticias, páginas web, folletos, mensajes gráficos… garantiza la comprensión de la información presente en todo tipo de textos, incluyendo tanto los que provienen de medios de comunicación social como los que deben ser objeto de estudio. - Ser capaz de poner en práctica los conocimientos y las estrategias necesarias para escribir correctamente. El estudio, en Gramática, de las principales clases de palabras y, en Ortografía, de las normas de puntuación o acentuación, junto con las normas ortográficas básicas, contribuirán significativamente a la corrección de los textos elaborados por los alumnos. - Ser capaz de escribir textos relacionados con el ámbito escolar o con situaciones cotidianas de relación social, así como textos de información y opinión. Durante este ciclo, los alumnos adquirirán una serie de técnicas de redacción que pueden se aplicables a cualquier escrito (alargar oraciones, utilizar enlaces, ordenar frases…). Además, aprenderán a componer diferentes tipos de textos y a utilizar elementos gráficos y paratextuales. - Ser capaz de leer y comprender de forma autónoma textos literarios adecuados a su edad e intereses. En este ciclo los niños se acostumbrarán a leer y comprender numerosos textos procedentes de la literatura infantil clásica y actual. En el ciclo, junto a los textos narrativos, tendrán una importante presencia los textos poéticos, que serán objeto de memorización y recitado por parte de los alumnos. 159
  • - Se trata, además, de conseguir que los alumnos valoren los textos literarios como vehículo de comunicación, fuente de conocimiento y como recurso de disfrute personal. - Ser capaz de comprender y utilizar la terminología lingüística propia del ciclo. Durante este ciclo, los alumnos deberán conocer y utilizar la denominación de los textos (narración, descripción, poema…), de las principales clases de palabras (determinantes, sustantivos, verbos…) y de los mecanismos básicos de formación del léxico (derivación, composición...). Esta terminología servirá para reflexionar sobre lo aprendido en relación con el funcionamiento de la lengua. - Ser capaz de manifestar interés por la lectura y la escritura como instrumentos para relacionarnos con los demás y para aprender. A lo largo del ciclo los alumnos comprenderán que sus producciones orales y escritas son instrumentos de relación social, que les permiten interactuar con los demás. Por otro lado, comprobarán que la lectura y la escritura son las herramientas básicas que cualquier persona debe dominar para poder mejorar el aprendizaje. Competencia matemática. Nociones como la secuencia temporal de una historia o la numeración y ordenación de viñetas relacionadas con los textos contribuyen al desarrollo de habilidades características de esta competencia. Por otro lado, el conocimiento de determinadas clases de palabras, como son los cuantificadores (numerales e indefinidos), contribuye al desarrollo de esta competencia desde el área de Lengua. Competencia en el conocimiento y la interacción con el medio físico. En el área de Lengua se ofrecen una serie de textos informativos relacionados con el mundo físico que permiten conocer mejor los elementos de la naturaleza y la influencia y las relaciones que mantienen los seres humanos con el espacio en el que viven. Asimismo, a través del trabajo con mensajes informativos y publicitarios, se contribuye a la creación de hábitos de consumo responsable. Tratamiento de la información y competencia digital. El área proporciona destrezas para la selección, comprensión y transmisión de la información. Las actividades de comprensión de los diferentes tipos de textos, las relacionadas con las imágenes o el análisis de sencillas cuestiones tipográficas contribuyen favorablemente al desarrollo de esta competencia. Por otro lado, en muchas de las actividades que se plantean a los alumnos se propone la posibilidad de realizar tareas utilizando herramientas informáticas adecuadas a la edad. Competencia social y ciudadana. La lengua es la base de la comunicación entre los seres humanos, de ahí que desde el área de Lengua se pueda contribuir fácilmente al desarrollo de esta competencia básica, entendida como conjunto de habilidades necesarias para la convivencia. En este sentido, que los niños aprendan a comunicarse con los demás y a comprender lo que los demás les transmiten es fundamental para su formación como seres sociales. Además, la lengua también 160
  • permite a los niños tomar contacto con otras realidades diferentes a la suya y facilita la erradicación de prejuicios e imágenes estereotipadas. Competencia cultural y artística. Desde el área de Lengua se contribuye al desarrollo de esta competencia mediante la lectura y la valoración de obras literarias infantiles de diferentes épocas y culturas. Además, el trabajo a partir de los dibujos y las fotografías que acompañan a los textos permite desarrollar habilidades propias de la educación artística. Además, se incluyen propuestas para realizar, a partir de los contenidos lingüísticos, actividades de creación plástica. Competencia para aprender a aprender. El uso correcto de la lengua es una de las herramientas básicas del aprendizaje. La lectura posibilita el acceso al conocimiento, y la escritura permite su reelaboración y su asimilación personal. Cuestiones como mejorar la velocidad lectora o la comprensión, así como la correcta expresión de los conocimientos, contribuyen al desarrollo de esta competencia. Por otra parte, la presencia de actividades que permiten trabajar la atención, la memoria o la construcción del sentido sirven también para contribuir al desarrollo del aprendizaje. Autonomía e iniciativa personal. El trabajo en el área de Lengua se plantea para que pueda ser realizado de forma autónoma, pidiendo a los niños que demuestren lo que son capaces de realizar con los conocimientos lingüísticos que poseen hasta ese momento. Por otra parte, la propuesta de actividades que obligan a los niños a ponerse en el lugar de otros o a decidir entre varias cuestiones promueve el desarrollo de esta competencia. LENGUA EXTRANJERA Competencia de comunicación lingüística El estudio de una lengua extranjera contribuye al desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de una manera directa, completando, enriqueciendo y llenando de nuevos matices comprensivos y expresivos esta capacidad comunicativa general. Un aprendizaje de la lengua extrajera basado en el desarrollo de habilidades comunicativas, contribuirá al desarrollo de esta competencia básica en el mismo sentido que lo hace la primera lengua. Competencia para aprender a aprender. El lenguaje es el principal vehículo del pensamiento humano, la herramienta más potente para la interpretación y representación de la realidad y el instrumento de aprendizaje por excelencia, de ahí que el área, en la medida que contribuye a la mejora de la capacidad comunicativa general, lo hace también a la competencia para aprender a aprender. No obstante, su mayor contribución radica en que el aprendizaje de una lengua extranjera se rentabiliza enormemente si se incluyen contenidos directamente relacionados con la reflexión sobre el propio aprendizaje, para que cada niño y cada niña identifiquen cómo aprenden mejor y qué estrategias los hacen más eficaces. Esa es la razón de la introducción en el currículo de un apartado específico de reflexión sobre el propio aprendizaje. 161
  • Autonomía e iniciativa personal. A su vez las decisiones que provoca la reflexión antes mencionada favorecen la autonomía y, en este sentido, se puede afirmar que la lengua extranjera contribuye también al desarrollo de esta competencia. Tratamiento de la información y competencia digital. Las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen la posibilidad de comunicarse en tiempo real con cualquier parte del mundo y también el acceso sencillo e inmediato a un flujo incesante de información que aumenta cada día. El conocimiento de una lengua extranjera ofrece la posibilidad de comunicarse utilizándola. Y, lo que es más importante, crea contextos reales y funcionales de comunicación. Competencia social y ciudadana. Las lenguas sirven a los hablantes para comunicarse socialmente, pero también son vehículo de comunicación y transmisión cultural. Aprender una lengua extranjera implica el conocimiento de rasgos y hechos culturales vinculados a las diferentes comunidades de hablantes de la misma. Este aprendizaje, bien orientado desde la escuela, debe traducirse tanto en la capacidad como en el interés por conocer otras culturas y por relacionarse con otras personas, hablantes o aprendices de esa lengua. Al mismo tiempo, el conocimiento de otra lengua y de rasgos culturales diferentes a los propios contribuye a la mejor comprensión y valoración de la propia lengua y cultura y favorece el respeto, el reconocimiento y la aceptación de diferencias culturales y de comportamiento, promueve la tolerancia y la integración y ayuda a comprender y apreciar tanto los rasgos de identidad como las diferencias. Competencia artística y cultural. Por último, y aunque en menor medida, esta área colabora en el desarrollo de la competencia artística y cultural si los modelos lingüísticos que se utilizan contienen producciones lingüísticas con componente cultural. MATEMATICAS Competencia matemática Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe… - Ser capaz de conocer y valorar la presencia de las informaciones numéricas en la vida cotidiana, manejar los números en sus diferentes contextos y emplearlos con distintas finalidades. En el segundo ciclo el alumno aprenderá los números hasta siete cifras. Trabajará con las distintas situaciones cotidianas donde aparecen, y manejará diferentes formas en las que se pueden presentar. También realizará su representación de diferentes maneras y trabajará la composición y descomposición de números a partir de los distintos órdenes de unidades. Además, aprenderá a manejar los números ordinales y a comparar números. - Ser capaz de realizar cálculos y estimaciones con números, identificando situaciones donde sean necesarios y expresando el proceso seguido. Las operaciones de suma, resta, multiplicación y división constituyen una parte sustancial de los contenidos del 162
  • segundo ciclo. Durante todo el ciclo asociará estas operaciones con situaciones reales en las que las aplicará. El cálculo mental lo trabajará de forma sistemática, y aprenderá a realizar aproximaciones de números a distintos órdenes y a obtener estimaciones de sumas, restas y productos. - Ser capaz de utilizar instrumentos de medida, estimar medidas de magnitudes y expresar los resultados en la unidad adecuada. El alumno, a lo largo de este ciclo, trabajará con las unidades de medida convencionales (metro, centímetro, milímetro, litro, decilitro, kilo, gramo…), aprenderá a usar instrumentos de medida y a manejar el reloj y el dinero de forma eficiente, todo ello en situaciones reales. También se dedicará especial atención a la estimación de magnitudes. - Ser capaz de reconocer la presencia de líneas, formas y cuerpos geométricos en la realidad, aplicar sus características para describir situaciones y utilizarlas con distintos fines. En lo referente al plano, el alumno trabajará los distintos tipos de rectas; los polígonos, sus elementos y clasificación; los ángulos, sus elementos y clasificación; la circunferencia y el círculo. También aprenderá a construir figuras simétricas y trasladadas, así como a calcular el perímetro y el área de un polígono. - El trabajo con el espacio se concretará en el estudio de los cuerpos geométricos (prismas, pirámides, cilindros, conos y esferas), sus elementos y también su clasificación. - Ser capaz de utilizar y elaborar estrategias de resolución de problemas, elegir la más adecuada en cada caso y aplicarla siguiendo un proceso de resolución ordenado. Durante todo el ciclo, el alumno reconocerá y resolverá diferentes tipos de problemas, tanto problemas de una operación como de dos operaciones. Los alumnos aprenderán a seguir un proceso ordenado de resolución, reflexionarán sobre los problemas y conocerán y utilizarán diferentes estrategias de resolución, teniendo también la oportunidad de inventar problemas propios. - Ser capaz de recoger datos e informaciones del entorno que le rodea, representar la información en distintas formas, interpretarla y producir mensajes con ella. Durante el segundo ciclo los alumnos aprenderán a interpretar gráficos de barras de dos y tres características, gráficos lineales y pictogramas, y también trabajarán las coordenadas cartesianas. A partir de ellos, extraerán información que les permitirá contestar preguntas y resolver problemas. También representarán distintos datos en esos tipos de gráficos. - Ser capaz de reconocer la presencia y el papel de las Matemáticas en nuestro mundo, valorar la importancia de la creatividad y el rigor al utilizarlas y confiar en sus propias habilidades Los alumnos llegarán a reconocer y apreciar la utilidad de las Matemáticas en su vida cotidiana, al realizar actividades de distintos tipos centradas siempre en contextos reales. El trabajo sistemático y organizado les permitirá tomar conciencia de la importancia de ser ordenados y cuidadosos. Competencia en comunicación lingüística. Para desarrollar esta competencia, al trabajar las Matemáticas los alumnos deben poner especial atención en la incorporación de los términos matemáticos al lenguaje usual y su uso correcto, en la descripción verbal de los procesos y en la comprensión de los textos que 163
  • se les ofrecen (en especial, los problemas). Es necesario que los alumnos hablen, escriban, escuchen y expliquen el proceso seguido en su trabajo matemático. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. El área de Matemáticas permite a los alumnos comprender, describir e interactuar con el entorno físico que les rodea. El trabajo con las posiciones en el espacio, las figuras y cuerpos geométricos, la simetría… les capacitará para ser competentes en el empleo de planos, mapas, rutas… De la misma manera, los contenidos de números y operaciones y medida les ayudan a comprender la realidad, y a interactuar con ella. Con el estudio de los gráficos entienden y producen informaciones sobre el entorno. Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia de varias formas. Por un lado, aporta destrezas como la comparación de números, la aproximación, las distintas formas de expresar y de usar los números…; y por otro, trabaja la recogida y tabulación de datos, y la interpretación y representación de tablas de doble entrada y de los tipos de gráficos más comunes. Competencia social y ciudadana. Valores como el rigor, el cuidado, la perseverancia están asociados al trabajo matemático. De la misma manera, el trabajo en equipo y la consideración y reflexión sobre las opiniones y puntos de vista de los otros (por ejemplo, al resolver problemas) contribuyen al desarrollo de esta competencia. Competencia cultural y artística. El saber matemático es parte fundamental del conocimiento de la humanidad, y contenidos como los tratados en Geometría permiten al alumno comprender, de manera más efectiva, las manifestaciones artísticas, y ser capaz de utilizarlos para crear obras propias. Competencia para aprender a aprender. El desarrollo de nociones matemáticas firmes y el manejo diestro de la información son instrumentos que facilitan posteriores aprendizajes. De igual manera, actitudes como la autonomía y el esfuerzo se potencian al abordar situaciones complejas de manera sistemática. La verbalización de los procesos seguidos ayuda también a la reflexión sobre lo aprendido y la consecución de un aprendizaje efectivo. Autonomía e iniciativa personal. Las Matemáticas contribuyen a la consecución de esta competencia desde los contenidos asociados a la resolución de problemas, que es uno de los ejes fundamentales del área. La contribución a esta competencia se realiza desde tres vertientes principales: la planificación, la gestión de los recursos y la valoración de los resultados. La resolución de situaciones abiertas fomenta la confianza en las propias capacidades. 164
  • RELIGION CATÓLICA Si bien la enseñanza religiosa está presente y ayuda a la conformación de las competencias básicas fijadas en la legislación, teniendo en cuenta que las competencias básicas son aquellas que sustentan la realización personal, la inclusión social y la ciudadanía activa, algunas de ellas tienen una especial relación con la acción educativa de la religión católica, e incluso, podría afirmarse que otras, si se prescinde de la realidad religiosa, carecerían de elementos importantes para su adquisición y desarrollo. Entre otras, la Conferencia Episcopal de Enseñanza y Catequesis propone las siguientes: Competencia en comunicación lingüística. El diálogo de la fe con la cultura contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que exige ejercitarse en la escucha de la palabra de Dios, la exposición de sus contenidos y aplicación a la cultura y a las distintas formas de vida social, así como a la argumentación adecuada a esta edad y siempre presente en la enseñanza religiosa. Por otra parte, es propio de la enseñanza religiosa católica la utilización de los diversos modos de comunicación que la acción de Dios sobre el hombre ha utilizado. Su revelación es rica en distintos lenguajes. Así, el lenguaje bíblico y su riqueza de expresión y simbología; el lenguaje doctrinal y su precisión conceptual, analítica y argumental; el lenguaje litúrgico y su cercanía al lenguaje de los símbolos del pueblo cristiano; y el lenguaje testimonial que hace posible la transmisión vital de lo creído. Todo ello es imprescindible para la comprensión del lenguaje en todas las lenguas de la cultura occidental. La enseñanza religiosa hace posible una verdadera comunicación lingüística, al utilizar los distintos lenguajes en su expresión verbal o escrita, explícitos e implícitos en fuentes diversas. Finalmente, el análisis de hechos sociales que se presentan en la clase de religión, como elementos motivadores de la realidad evangélica, posibilitan el enriquecimiento del vocabulario. Competencia social y cívica. En esta competencia se integran elementos esenciales para la humanización (personales, interpersonales e interculturales) y se recogen todas las formas de comportamiento que preparan a las personas para participar de una manera eficaz y constructiva en la vida social y profesional. La enseñanza religiosa católica expone, fundamenta y jerarquiza los valores y virtudes que contribuyen a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno, en orden a hacer posible la maduración en la corresponsabilidad, el ejercicio de la solidaridad, de la cooperación, la libertad, la justicia y de la caridad. Todo ello, como expresión coherente del conocimiento de Dios revelado en Jesucristo. El desarrollo del ser humano, de las capacidades de su mente y de su corazón, de las potencialidades que le configuran y que desbordan las expectativas puramente materiales y funcionales, fundamentan y dan sentido a la acción social y cívica del alumno. La enseñanza religiosa en este cometido incide sustancialmente en el descubrimiento y desarrollo de la verdadera humanización, capaz de hacerle competente en la acción social. 165
  • Con ello estamos fundamentando uno de los valores básicos, su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. El alumno necesita, ya en estas edades, motivaciones para amar, para construir la personalidad más humana, para ilusionarse en proyectos de vida altruista y desinteresada. El testimonio de hombres y mujeres santos en toda la historia constituye un referente continuo para la autoasimilación de los valores más genuinamente cristianos. En consecuencia, se contribuye directamente a la dimensión moral de la persona favoreciendo que los alumnos reconozcan la raíz de su propio ser y sus mismos comportamientos. Ello conlleva mejorar las relaciones interpersonales basadas en principios y valores que emanan de la persona de Cristo y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto mediante el diálogo, el perdón y la misericordia. En lo más profundo del ser cristiano surge el gran valor de la fraternidad universal. De ahí que las mínimas exigencias éticas de convivencia, participación, conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, estén fundamentadas y sean consecuencias de la fe cristiana. Los valores del respeto, cooperación, solidaridad, justicia, no violencia, compromiso y participación tienen su fundamentación y referencias cristianas en la filiación por el amor de Dios, el amor, la fraternidad, la justicia, la misericordia, el perdón, la donación de sí mismo, la entrega total a favor de los pobres. Competencia cultural y artística. La contribución a esta competencia se relaciona con sus aspectos de conocimiento y valoración de toda la expresión artística, plástica, histórica, simbólica, lingüística, de costumbres, ritos, fiestas, valores y modos de vida impregnados de cristianismo desde su origen y su desarrollo actual, como manifestación del hecho religioso. El alumno no sólo va a conocer, sino que podrá comprender y asumir los valores que conlleva el conocimiento del hecho religioso en su expresión artística, cultural y estética, teológica y vivencial. La cultura y la historia europea occidental, y la propia historia y cultura española, no pueden ser comprendidas y asumidas si se prescinde del hecho religioso presente siempre en la historia cultural de los pueblos. Es conocido por todos que la maduración de la personalidad humana se realiza dentro de la tradición cultural donde crece y se sustenta. Esta maduración se realiza en un mundo cada vez más complejo y de mayor contraste cultural y de presencia, respeto y diálogo de culturas. El área de Religión y Moral Católica presenta el acontecimiento cristiano en diálogo con la cultura, incorporando orgánicamente el saber de la fe en el conjunto de los demás saberes. Con ello el alumno adquiere una valoración crítica de la cultura a la luz del Evangelio, motivando al mismo tiempo el aprecio de la propia cultura y la estima adecuada de otras tradiciones culturales y religiosas. La enseñanza religiosa católica no sólo aporta a la competencia cultural y artística unos cocimientos del arte y cultura con referencia religiosa y unas destrezas, sino también el sentido y profundidad de su presencia que remite a una manera concreta de ver la vida, de expresarla y de vivir desde la aportación cristiana a la cultura, colaborando así también en la conservación y valoración del patrimonio cultural. 166
  • Competencia para aprender a aprender. Esta área contribuye al desarrollo de esta competencia, fomentando las capacidades a través de la educación, el impulso del trabajo en equipo, la síntesis de la información y la opinión. Además, la enseñanza religiosa ayuda a los alumnos a ser protagonistas de su propio aprendizaje como respuesta a la voluntad de Dios de que el ser humano colabore activa y libremente con el plan por Él establecido. Por ello, aprender a aprender conlleva no sólo una propuesta consensuada de sentimientos, valores y actitudes, sino un marco de referencia aceptado voluntariamente según sus convicciones, que ha de ser crisol en la búsqueda de la verdad y del bien. Autonomía e iniciativa personal. Es finalidad fundamental del quehacer de la escuela que los alumnos descubran su identidad personal, pero esto no será posible sin una apertura al significado último y global de su existencia humana. La autonomía e iniciativa personal no podrá realizarse en el alumno si no se inicia en el conocimiento de sí mismo, en su ser más profundo, en sus potencialidades, en su dignidad y en su sentido. La formación religiosa católica aporta de esta manera una cosmovisión que hace posible la apertura hacia el fundamento y el sentido último de la vida y, por tanto, al sentido de la ciencia, de la cultura y de la identidad misma de la persona humana. La enseñanza religiosa católica no se reduce a una enseñanza de valores; se dirige a la persona concreta en sus raíces, en sus posibilidades humanas de acción y de servicio y, sobre todo, se dirige al ser humano en su finalidad trascendente. Todo ello conlleva el ofrecimiento del Evangelio de salvación de Jesucristo, para que, una vez conocido, surja la humanidad nueva hecha de hombres nuevos conforme al designio de Dios. Por eso la enseñanza ha de proponer a Jesucristo como camino que nos conduce a la verdad y a la vida y ha de hacerse desde la convicción profunda que procede de la Iglesia que confiesa, celebra y vive la fe en Jesucristo, y, en consecuencia, mediante la forma propia y más coherente de transmitir esa fe de la Iglesia: el testimonio. En la contribución al desarrollo personal del alumno, la religión es generadora de valores y de integración social. La religión colabora en esta competencia entregando al alumno las virtualidades necesarias para crear las disposiciones y actitudes que favorecen la inserción social. La autonomía del individuo cristiano viene precisamente favorecida por la apertura a una visión totalizante del mundo y de la realidad, una cosmovisión que hace posible la formación integral del alumno frente a visiones parciales y determinantes de la libertad propia. Desde los procedimientos del área se favorece esta competencia básica desarrollando iniciativas y atiende especialmente a que los alumnos construyan un juicio moral basado en los principios, valores y actitudes que genera el mismo Evangelio. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia a través de la doctrina social de la Iglesia, iluminando las respuestas y las soluciones a los problemas que surgen en la interacción del ser humano con el medio físico y con sí mismo. También contribuye a la valoración ética del uso de la ciencia y de la tecnología. 167
  • A su vez, apoya y da sentido a las habilidades y destrezas relacionadas con la ecología que se adquieren desde esta competencia. El cristiano entiende la naturaleza como creación de Dios, por lo que la valora, la cuida y fomenta. 2.4.6 Criterios de Evaluación CONOCIMIENTO DEL MEDIO a) Reconocer y explicar, recogiendo datos y utilizando aparatos de medida, las relaciones entre algunos factores del medio físico (relieve, suelo, clima, vegetación...) y las formas de vida y actuaciones de las personas, valorando la adopción de actitudes de respeto por el equilibrio ecológico. Con este criterio se trata de conocer si son capaces de apreciar relaciones como las que se dan entre tipo de vivienda, cultivos, paisaje, vestimenta, etc. con el clima, el relieve, la presencia de determinadas especies animales y vegetales, etc., como aproximación al concepto de hábitat. Asimismo se valorará si reconocen la importancia de la sostenibilidad del equilibrio ecológico y la necesidad de adoptar actitudes respetuosas con el medio, la necesidad de conservar estos recursos, especialmente con respecto al uso del agua. b) Identificar y clasificar animales, plantas y rocas, según criterios científicos. Con este criterio de evaluación se trata de saber si conocen criterios científicos para clasificar seres vivos o inertes; como su régimen alimentario, su forma de reproducirse, o su morfología en seres vivos, o su dureza, exfoliación o brillo en rocas y minerales. La evaluación supone que puedan activar los conocimientos necesarios para reconocer la especie de que se trata, aún con la ayuda de claves o pautas sencillas. c) Identificar y explicar las consecuencias para la salud y el desarrollo personal de determinados hábitos de alimentación, higiene, ejercicio físico y descanso. Este criterio pretende evaluar la capacidad para discernir actividades que perjudican y que favorecen la salud y el desarrollo equilibrado de su personalidad, como la ingesta de golosinas, el exceso de peso de su mochila, los desplazamientos andando, el uso limitado de televisión, videoconsolas o juegos de ordenador, etc. Así mismo se valorará si van definiendo un estilo de vida propio adecuado a su edad y constitución, en el que también se contemple su capacidad para resolver conflictos, su autonomía, el conocimiento de sí mismo, o su capacidad de decisión en la adopción de conductas saludables en su tiempo libre. d) Identificar, a partir de ejemplos de la vida diaria, algunos de los principales usos que las personas hacen de los recursos naturales, señalando ventajas e inconvenientes y analizar el proceso seguido por algún bien o servicio, desde su origen hasta el consumidor. Con este criterio se quiere evaluar el conocimiento de los elementos fundamentales del medio físico, su relación con la vida de las personas, así como el equilibrio existente entre los diferentes elementos del medio físico y las consecuencias derivadas del uso inadecuado del medio y de los recursos. De la misma manera, se evaluará el grado de conocimiento de algunos procesos de producción de alimentos, de las técnicas y procedimientos de conservación de los mismos y de su comercialización. Así mismo se valorará si sabe poner ejemplos de la relevancia que tiene para la economía mundial la introducción de las tecnologías para el desarrollo de la sociedad del bienestar. 168
  • e) Señalar algunas funciones de las administraciones y de organizaciones diversas y su contribución al funcionamiento de la sociedad, valorando la importancia de la participación personal en las responsabilidades colectivas. Se quiere evaluar con este criterio si conocen el funcionamiento general de los órganos de algunas organizaciones cercanas, el papel de las administraciones como garantes de los servicios públicos más importantes para mejorar la vida de los ciudadanos. Así mismo se valorarán los comportamientos de participación y asunción de responsabilidades para favorecer la convivencia en el aula y la participación en el centro. f) Utilizar las nociones espaciales y la referencia a los puntos cardinales para situarse en el entorno, para localizar y describir la situación de los objetos en espacios delimitados, y utilizar planos y mapas con escala gráfica para desplazarse. Con este criterio de evaluación se trata de comprobar si han interiorizado las nociones espaciales, si saben localizar la situación de los puntos cardinales y pueden situarse y desplazarse en el espacio haciendo referencia a ellos y utilizando planos y mapas con escala gráfica. g) Explicar con ejemplos concretos, la evolución de algún aspecto de la vida cotidiana relacionado con hechos históricos relevantes, identificando las nociones de duración, sucesión y simultaneidad. Con este criterio se trata de comprobar el grado de adquisición de las nociones básicas de tiempo histórico: presente-pasado-futuro, anterior-posterior, duración y simultaneidad (antes de, después de, al mismo tiempo que, mientras...) El alumnado deberá situar correctamente, siguiendo los referidos criterios de sucesión, duración y simultaneidad hechos históricos relevantes relacionados con las formas de subsistencia y de organización social y otros relativos a la evolución de aspectos de la vida cotidiana tales como los diferentes tipos y formas de realizar el trabajo, distintos tipos de vivienda, diferentes medios de comunicación y de transporte, así como sociedades del pasado. h) Identificar fuentes de energía comunes y procedimientos y máquinas para obtenerla, poner ejemplos de usos prácticos de la energía y valorar la importancia de hacer un uso responsable de las fuentes de energía del planeta. Con este criterio se pretende evaluar si son capaces de identificar las fuentes de energía más comunes (viento, sol, combustibles, etc.) y si relacionan la energía con usos habituales en su vida cotidiana (la batidora, el secador, la calefacción, el aire acondicionado, etc.), si reconocen el calor como transferencia de energía en procesos físicos observables, si describen transformaciones simples de energía (la combustión en un motor para mover un coche, la energía eléctrica para que funcione una lámpara, etc.) Así mismo deberán poner ejemplos de comportamientos individuales y colectivos para utilizar de forma responsable las fuentes de energía. i) Analizar las partes principales de objetos y máquinas, las funciones de cada una de ellas y planificar y realizar un proceso sencillo de construcción de algún objeto mostrando actitudes de cooperación en el trabajo en equipo y el cuidado por la seguridad. 169
  • Este criterio evalúa si conocen y saben explicar las partes de una máquina (poleas, palancas, ruedas y ejes, engranajes…) y cuál es su función. Así mismo se valorará si saben aplicar esos conocimientos a la construcción de algún objeto o aparato, por ejemplo un coche que ruede, aplicando correctamente las operaciones matemáticas básicas en el cálculo previo, y las tecnológicas: unir, cortar, decorar, etc., sabiendo relacionar los efectos con las causas. Es básico valorar el trabajo cooperativo y su desenvoltura manual, apreciando el cuidado por la seguridad propia y de sus compañeros, el cuidado de las herramientas y el uso ajustado de los materiales. j) Obtener información relevante sobre hechos o fenómenos previamente delimitados, hacer predicciones sobre sucesos naturales y sociales, integrando datos de observación directa e indirecta a partir de la consulta de fuentes básicas y comunicar los resultados. Este criterio trata de evaluar la capacidad para establecer conjeturas tanto respecto de sucesos que ocurren de una forma natural como sobre los que ocurren cuando se provocan, a través de un experimento o una experiencia, valorándose más la coherencia de los razonamientos que el acierto. Asimismo hay que valorar si son capaces de reconocer cuándo una idea es falsa. Se prestará especial atención a la comunicación oral y escrita de resultados que debe acompañarse de imágenes, tablas, gráficos, esquemas, resúmenes, etc. EDUCACIÓN ARTÍSTICA a) Describir las características de elementos presentes en el entorno y las sensaciones que las obras artísticas provocan. Se quiere comprobar con este criterio si son capaces de mostrar los conocimientos adquiridos en la observación por medio de descripciones e informaciones relevantes sobre elementos del lenguaje visual y musical presentes en las manifestaciones artísticas y en el entorno y de expresar oralmente sus apreciaciones personales sobre el hecho artístico. b) Usar adecuadamente algunos de los términos propios del lenguaje plástico y musical en contextos precisos, intercambios comunicativos, descripción de procesos y argumentaciones. Se trata de comprobar si el alumnado ha incorporado algunos de los términos técnicos propios de los lenguajes artísticos en sus explicaciones y descripciones, si los emplea en las situaciones apropiadas y si puede trasladar esos conocimientos a otros contextos en los que le pueden ser útiles. c) Utilizar distintos recursos gráficos durante la audición de una pieza musical. Este criterio permite evaluar si son capaces de establecer una relación entre lo que oyen y lo representado en musicogramas o partituras sencillas con distintos tipos de grafías, así como de representar gráficamente (mediante dibujos o utilizando signos gráficos que conocen o inventan) los rasgos característicos de la música escuchada. d) Memorizar e interpretar un repertorio básico de canciones, piezas instrumentales y danzas. A través de este criterio se pretende valorar en qué medida el alumnado ha memorizado y es capaz de recordar algunas de las canciones, piezas instrumentales y danzas aprendidas por imitación en el contexto del aula. 170
  • e) Explorar, seleccionar, combinar y organizar ideas musicales dentro de estructuras musicales sencillas. Con este criterio se intenta valorar si son capaces de seguir un proceso ordenado y de utilizar criterios adecuados para crear una pieza musical a partir de la selección, combinación y organización de una serie de elementos dados. f) Interpretar el contenido de imágenes y representaciones del espacio presentes en el entorno. Se trata de comprobar si el alumnado puede explicar la información que contienen las señales, los signos, los símbolos y los tipos de planos que se utilizan más habitualmente en su medio, la relación que existe entre dichas representaciones y la función expresiva, comunicativa o informativa que las caracteriza, con la finalidad de elaborar mensajes propios que transmitan una información básica. g) Clasificar texturas, formas y colores atendiendo a criterios de similitud o diferencia. Se trata de comprobar si en la observación y manipulación de materiales han obtenido datos suficientes para establecer alguna pauta sobre sus características, si pueden especificarlas y organizar clasificaciones elementales bien sea por semejanza, bien por oposición. h) Utilizar instrumentos, técnicas y materiales adecuados al producto artístico que se pretende. Con este criterio se quiere comprobar si son capaces de servirse de los datos obtenidos en la exploración de instrumentos, técnicas y materiales para realizar una obra personal, no estereotipada. Se valorará la diversidad de soluciones dadas en diferentes contextos, la variedad de soportes utilizados y la originalidad en el uso de los materiales, así como la intencionalidad en función del destinatario a que se dirija. EDUCACIÓN FÍSICA a) Desplazarse y saltar, combinado ambas habilidades de forma coordinada y equilibrada, ajustando los movimientos corporales a diferentes cambios de las condiciones de la actividad. Se evalúa con este criterio la mejora cualitativa de la capacidad de desplazarse y saltar de distintas maneras y con velocidades variables, con cambios de dirección y sentido y franqueando pequeños obstáculos. Se observará la capacidad de reequilibrarse al combinar diferentes tipos de desplazamientos o saltos. Se prestará especial atención a la capacidad para resolver problemas motores y para orientarse en el espacio con el fin de adaptar los desplazamientos y saltos a nuevas condiciones. b) Lanzar, pasar y recibir pelotas u otros móviles, sin perder el control de los mismos, adecuando los movimientos a las trayectorias. Con este criterio se pretende comprobar la coordinación en las habilidades que impliquen manejo de objetos y la utilización que se hace en las situaciones de juego. Se tendrá en cuenta la adecuación de las trayectorias en los pases, lanzamientos, conducciones e 171
  • impactos. Se observará la orientación del cuerpo en las recepciones y paradas. No se incluyen aspectos relativos a la fuerza. c) Girar sobre el eje longitudinal y transversal, diversificando las posiciones segmentarias y mejorando las respuestas motrices en las prácticas corporales que lo requieran. Con relación a los giros corporales, se tratará de comprobar la capacidad que tienen de utilizarlos en las actividades cotidianas. Los giros sobre el eje longitudinal podrán estar asociados con desplazamientos y saltos, cambios de dirección y sentido. En la evaluación no debe buscarse la imitación de modelos predeterminados, sino el uso que se hace de los giros para lograr mejores respuestas motrices, evitando en todo momento el riesgo. d) Actuar de forma coordinada y cooperativa para resolver retos o para oponerse a uno o varios adversarios en un juego colectivo. Este criterio pretende evaluar si son capaces de interaccionar adecuadamente en situaciones de juego, realizando acciones de ayuda entre los miembros de un mismo equipo. También se debe observar si, en situaciones de oposición, los jugadores y jugadoras ocupan posiciones en el terreno que faciliten el juego, como por ejemplo ocupar espacios libres u orientarse en la dirección de juego. e) Participar del juego y las actividades deportivas con conocimiento de las normas y mostrando una actitud de aceptación hacia las demás personas. La plena participación en el juego vendrá condicionada por un conjunto de habilidades motrices y sociales. Por un lado, se observará el grado de eficacia motriz y la capacidad de esforzarse y aprovechar la condición física para implicarse plenamente en el juego. Por otro, se atenderá a las habilidades sociales (respetar las normas, tener en cuenta a las demás personas, evitar discriminaciones y actitudes de rivalidad fundamentadas en estereotipos y prejuicios, etc.) que favorecen las buenas relaciones entre los participantes. f) Proponer estructuras rítmicas sencillas y reproducirlas corporalmente o con instrumentos. Con este criterio se quiere evaluar si los niños y niñas son capaces de inventar y reproducir una estructura rítmica sencilla, bien por la combinación de elementos de estructuras que ya conoce, bien por la aportación de elementos nuevos. La reproducción puede hacerse mediante el movimiento corporal (deslazamientos, saltos, palmas, golpeos, balanceos, giros) o con instrumentos de percusión. g) Utilizar los recursos expresivos del cuerpo e implicarse en el grupo para la comunicación de ideas, sentimientos y representación de personajes e historias, reales o imaginarias. La implicación del alumnado en su grupo es importante en la producción de pequeñas secuencias expresivas. Con este criterio se valorará la predisposición al diálogo y la responsabilidad en la organización y la preparación de la propuesta creativa. En la puesta en escena, se observará la producción de gestos significativos y también la capacidad para prestar atención en la expresión de los demás, recibir el mensaje y seguir la acción respetando el hilo argumental. 172
  • h) Mantener conductas activas acordes con el valor del ejercicio físico para la salud, mostrando interés en el cuidado del cuerpo. Este criterio pretende evaluar si el alumnado va tomando conciencia de los efectos saludables de la actividad física, el cuidado del cuerpo y las actitudes que permiten evitar los riesgos innecesarios en la práctica de juegos y actividades. Además, pretende valorar si se van desarrollando las capacidades físicas, a partir de sucesivas observaciones que permitan comparar los resultados y observar los progresos, sin perder de vista que la intención va encaminada a mantener una buena condición física con relación a la salud. LENGUA CASTELLANA a) Participar en las situaciones de comunicación del aula, respetando las normas del intercambio: guardar el turno de palabra, escuchar, exponer con claridad, entonar adecuadamente. Con este criterio se trata de evaluar tanto la capacidad para intervenir en las diversas situaciones de intercambio oral que se producen en el aula, como la actitud con la que se participa en ellas. Conviene advertir que dichas competencias tienen una estrecha relación con la capacidad para observar las situaciones comunicativas –finalidad, número de participantes, lugar donde se produce el intercambio…- y para determinar sus características de forma cada vez más consciente y proceder de manera adecuada a cada contexto. En el mismo sentido se valorará si se es capaz de establecer relaciones armónicas con los demás, incluyendo la habilidad para iniciar y sostener una conversación. b) Expresarse de forma oral mediante textos que presenten de manera sencilla y coherente conocimientos, ideas, hechos y vivencias. Este criterio debe evaluar la competencia para expresarse de forma coherente en diversas situaciones y para utilizar la lengua como instrumento de aprendizaje y de regulación de la conducta. Se observará si pueden comunicar conocimientos y opiniones, usando el léxico, las fórmulas lingüísticas, la entonación y la pronunciación adecuados. c) Captar el sentido de textos orales de uso habitual, reconociendo las ideas principales y secundarias. Con este criterio se quiere evaluar la competencia para obtener, seleccionar y relacionar información relevante procedente de situaciones habituales en el aula, que se producen tanto para relacionarse como para aprender, y las que se dan en el entorno social (familia, radio, TV…) Este criterio quiere evaluar, también, si han desarrollado cierta competencia para reflexionar sobre los mecanismos de comprensión de los textos y sobre la utilidad para aprender a aprender que la reflexión sobre los procedimientos utilizados comporta. d) Localizar y recuperar información explícita y realizar inferencias directas en la lectura de textos. Con este criterio se pretende valorar si son capaces de detectar y entender información o ideas relevantes explícitas en los textos –cartas en el ámbito escolar, normas de clase, reglas de juego, noticias, cartas al director, textos escolares- así como trascender el significado 173
  • superficial para extraer inferencias directas basadas en el texto: acontecimientos predecibles, deducir el propósito de los textos o identificar algunas generalizaciones efectuadas en el texto. En los textos literarios, se debe evaluar la identificación de las ideas principales de algunos poemas - cuando están indicadas expresamente-, la capacidad para reconocer el conflicto en un cuento, la habilidad para comprender las relaciones entre los personajes de las historias -cuando no aparecen de manera explícita- o la anticipación de algunos acontecimientos. También se debe evaluar las destrezas para utilizar determinados aspectos no estrictamente textuales que ayuden a la identificación de las ideas principales: tipografía en titulares o entradillas, en portadas; subrayados, negritas en epígrafes y otros lugares destacados de los textos; etc. e) Interpretar e integrar las ideas propias con la información contenida en los textos de uso escolar y social, y mostrar la comprensión a través de la lectura en voz alta. Con este criterio se quiere comprobar si los niños y niñas utilizan sus experiencias y conocimientos para establecer relaciones entre las ideas y la información del texto. Han de ser capaces de utilizar estrategias de comprensión (ser consciente del propósito de la lectura, utilizar indicadores textuales y contextuales para formular y probar conjeturas…) y estrategias para resolver las dudas que se presenten (avanzar y retroceder, consultar un diccionario o buscar información complementaria). También se evalúa la comprensión a través de la lectura en voz alta que debe realizarse ya con cierta seguridad, sin titubeos, repeticiones o saltos de palabras. Es importante asegurar en este ciclo que la decodificación se realiza adecuadamente y de forma fluida. f) Redactar, reescribir y resumir diferentes textos significativos en situaciones cotidianas y escolares, de forma ordenada y adecuada, utilizando la planificación y revisión de los textos, cuidando las normas gramaticales y ortográficas y los aspectos formales, tanto en soporte papel como digital. Se trata de evaluar la capacidad para redactar los textos propios de las relaciones interpersonales en el aula –cartas, normas de convivencia, avisos, solicitudes-, así como otros propios de los medios de comunicación social, referidos a hechos próximos a su experiencia. De manera especial se debe evaluar la capacidad para elaborar textos que permiten progresar en la autonomía para aprender –resúmenes, descripciones o explicaciones. En el ámbito literario, se evaluará la capacidad para recrear, imitar poemas o relatos utilizando determinados recursos como la rima o el ritmo, de manera intuitiva, en los poemas. Este criterio ha de verificar que la producción de textos escritos se realiza de acuerdo con los pasos propios de este proceso (planificación, escritura del texto, revisión) y que valoran la utilidad de seguirlos para lograr un texto más completo y adecuado a la intención comunicativa. En todos los escritos, se evaluará el uso de las normas ortográficas básicas, así como la presentación clara, limpia y ordenada. En estos procesos, conviene evaluar la habilidad en el uso de los medios informáticos para la elaboración y la presentación de textos. g) Conocer textos literarios de la tradición oral y de la literatura infantil adecuados al ciclo así como las características básicas de la narración y la poesía, con la finalidad de apoyar la lectura y la escritura de dichos textos. Este criterio evalúa la capacidad de disfrutar de forma cada vez más autónoma con textos literarios adecuados a la edad e intereses del ciclo, de comprender el sentido de éstos 174
  • gracias a la interpretación de algunas convenciones específicas, como los temas recurrentes, los elementos del relato literario y la rima. Hay que evaluar igualmente la actitud positiva hacia la lectura como actividad propia de la vida cotidiana. Se valorará la capacidad de explorar recursos expresivos y creativos simples, siguiendo modelos, en tareas de dramatización, recreación h) Usar la biblioteca del aula y del centro, conocer los mecanismos de su organización y de su funcionamiento y las posibilidades que ofrece. Este criterio debe evaluar la participación en las actividades de lectura en las bibliotecas, la autonomía de uso, el conocimiento de los procedimientos básicos y mecanismos de organización y selección de los diferentes materiales así como las posibilidades que le ofrece cada uno de ellos. También se valorará la adquisición de hábitos de lectura por placer, de respeto por las normas de uso y la actitud colaboradora en el buen funcionamiento de la biblioteca. i) Identificar algunos cambios que se producen en las palabras, los enunciados y los textos al realizar segmentaciones, cambios en el orden, supresiones e inserciones que hacen mejorar la comprensión y la expresión oral y escrita. Se trata de evaluar la habilidad para observar y reconocer los efectos que inserción, supresión, cambio de orden, segmentación, recomposición, producen en los enunciados y en los textos, de modo que se identifiquen tanto los problemas en la escritura y en la expresión oral como el origen de determinadas dificultades en la comprensión y se utilice esta reflexión en la mejora de dichas actividades. Dichos procedimientos de análisis deben permitir considerar el texto de manera crítica; reflexionar sobre el contenido y evaluarlo; considerar y evaluar su estructura, el uso del lenguaje, los recursos literarios, o el punto de vista y el oficio del autor. j) Comprender y utilizar la terminología gramatical y lingüística propia del ciclo en las actividades de producción y comprensión de textos. Este criterio trata de comprobar que han adquirido los conocimientos gramaticales básicos y saben utilizar la terminología apropiada para referirse a ellos (denominaciones de los textos, tiempos del verbo - presente, futuro, pasado-, determinantes, artículo, cuantificadores, prefijos, sufijos, palabras derivadas, sinónimos y antónimos, etc.) Ha de valorarse también el uso de esta terminología para hablar sobre el funcionamiento de la lengua y como apoyo para explicar y reflexionar sobre lo que se ha aprendido. LENGUA EXTRANJERA a) Participar en interacciones orales dirigidas sobre temas conocidos en situaciones de comunicación predecibles, respetando las normas básicas del intercambio, como escuchar y mirar a quien habla. Con este criterio se evalúa la capacidad de expresar necesidades inmediatas como pedir permiso, pedir en préstamo objetos cotidianos, localizar objetos o personas, hablar sobre el tiempo atmosférico o sobre gustos o habilidades. Se valorará su participación en situaciones cotidianas como rutinas, hábitos, lenguaje de aula o en simulaciones, representaciones, canciones o recitaciones. También se evalúa con este criterio la actitud con la que participa en los intercambios y si manifiesta interés por las intervenciones de las demás personas. 175
  • b) Captar el sentido global, e identificar información específica en textos orales sobre temas familiares y de interés. Este criterio quiere evaluar si son capaces de captar el sentido global de un mensaje oral apoyándose en elementos lingüísticos y no lingüísticos presentes en la situación de comunicación. También se refiere a la capacidad de reconocer y extraer palabras y expresiones conocidas que aparecen en expresiones más extensas aunque el texto no se comprenda en su totalidad. c) Leer y captar el sentido global y algunas informaciones específicas de textos sencillos sobre temas conocidos y con una finalidad concreta. Este criterio evalúa si son capaces de leer, también en voz alta, diferentes textos, adecuados a su competencia comunicativa como notas, normas de aula, cartas, carteles o cuentos, que contengan vocabulario y expresiones conocidas, para extraer información global y específica, con ayuda de estrategias fundamentales de comprensión escrita como usar elementos del contexto lingüístico y no lingüístico, y transferir conocimientos de las lenguas que conoce. d) Escribir frases y textos cortos significativos en situaciones cotidianas y escolares a partir de modelos con una finalidad determinada y con un formato establecido, tanto en soporte papel como digital. Este criterio intenta valorar la capacidad para escribir textos diversos como notas, instrucciones o normas, cartas, carteles, folletos, cómics o descripciones sencillas. Se evaluará la capacidad de utilizar el modelo para producir un texto con cierto grado de autonomía, se evaluará la corrección ortográfica adquirida a partir de la observación de modelos y del conocimiento de las relaciones entre sonido y grafía. e) Usar formas y estructuras propias de la lengua extranjera incluyendo aspectos sonoros, de ritmo, acentuación y entonación en diferentes contextos comunicativos de forma significativa. Con este criterio se trata de evaluar la capacidad de los niños y niñas de reconocer y reproducir aspectos sonoros, de ritmo, acentuación y entonación cuando participan activamente escuchando, repitiendo y anticipando expresiones en actividades de lectura en voz alta y siempre a partir de modelos. f) Usar algunas estrategias para aprender a aprender, como pedir aclaraciones, acompañar la comunicación con gestos, utilizar diccionarios visuales y bilingües, recuperar, buscar y recopilar información sobre temas conocidos en diferentes soportes e identificar algunos aspectos personales que le ayudan a aprender mejor. Este criterio pretende evaluar la utilización de estrategias básicas que favorecen proceso de aprendizaje como la utilización de recursos visuales y gestuales, la petición de ayuda y aclaraciones, el uso cada vez más autónomo de diccionarios bilingües y de algunos medios tecnológicos básicos. También se evaluará la capacidad de ir valorando sus progresos, de poner ejemplos sobre estrategias que usa para aprender mejor y la adquisición de cierta autonomía en el uso espontáneo de formas y estructuras sencillas y cotidianas. 176
  • g) Valorar la lengua extranjera como instrumento de comunicación con otras personas y mostrar curiosidad e interés hacia las personas que hablan la lengua extranjera. Con este criterio se evalúa si tienen una actitud de curiosidad hacia quienes hablan la lengua extranjera u otras lenguas diferentes a la propia, también se observará la capacidad de valorar la diversidad lingüística como elemento enriquecedor de la sociedad y de apreciar las particularidades socioculturales de los hablantes de otras lenguas. h) Identificar algunos aspectos de la vida cotidiana de los países donde se habla la lengua extranjera y compararlos con los propios. Se evalúa con este criterio la capacidad de observar e identificar algunas diferencias y similitudes sobre aspectos de la vida cotidiana de los países dónde se habla la lengua extranjera en lo referido a horarios, comidas, tradiciones, festividades y formas de relacionarse de las personas y formas de relacionarse de las personas. MATEMÁTICAS a) Utilizar en contextos cotidianos, la lectura y la escritura de números naturales de hasta seis cifras, interpretando el valor posicional de cada una de ellas y comparando y ordenando números por el valor posicional y en la recta numérica. Este criterio pretende comprobar el manejo, en situaciones reales, de la representación de cantidades de hasta seis cifras, partiendo del concepto de valor de posición. Igualmente se trata de verificar, en contextos de la vida cotidiana, la capacidad de interpretar y expresar situaciones con cantidades de la mencionada magnitud, de dominar la organización de la serie escrita de las cifras de un número y de situarlo en la recta. b) Realizar cálculos numéricos con números naturales, utilizando el conocimiento del sistema de numeración decimal y las propiedades de las operaciones, en situaciones de resolución de problemas. Este criterio trata de comprobar la capacidad de utilizar en los cálculos la estructura del sistema decimal de numeración y las propiedades de las operaciones, mostrando flexibilidad a la hora de elegir el procedimiento más adecuado, si bien debe prestarse especial atención al dominio de los algoritmos escritos. c) Utilizar estrategias personales de cálculo mental en cálculos relativos a la suma, resta, multiplicación y división simples. Se trata de valorar la capacidad para utilizar con cierta agilidad estrategias personales de cálculo mental en situaciones de cálculo sencillas. Se atenderá especialmente a la explicación que hacen sobre las estrategias aplicadas. No se trata tanto de valorar la rapidez en el cálculo como de apreciar si llegan a resultados válidos, que serán exactos o estimados en función de los números que intervienen y de la situación en que el cálculo se produce. d) Realizar, en contextos reales, estimaciones y mediciones escogiendo, entre las unidades e instrumentos de medida usuales, los que mejor se ajusten al tamaño y naturaleza del objeto a medir. Este criterio trata de valorar la competencia para elegir tanto el instrumento como la unidad de medida más adecuados para efectuar mediciones, en función de lo que se vaya a medir. Igualmente se desea apreciar la capacidad de estimación a partir de previsiones más o 177
  • menos razonables. También se pretende comprobar si se utilizan en situaciones de la vida cotidiana las unidades de medida propias del ciclo, convertir unas en otras y que los resultados de las mediciones se expresan en la unidad de medida más adecuada. Asimismo, se valorará la capacidad de explicar oralmente y por escrito los razonamientos seguidos. e) Obtener información puntual y describir una representación espacial (croquis de un itinerario, plano de una pista...) tomando como referencia objetos familiares y utilizar las nociones básicas de movimientos geométricos, para describir y comprender situaciones de la vida cotidiana y para valorar expresiones artísticas. Este criterio pretende evaluar capacidades de orientación y representación espacial, teniendo en cuenta tanto el lenguaje utilizado como la representación en el plano de objetos y contextos cercanos, valorando la utilización de propiedades geométricas (alineamiento, paralelismo, perpendicularidad...) como elementos de referencia para describir situaciones espaciales. Asimismo, se pretende apreciar la adecuada utilización de los movimientos en el plano tanto para emitir y recibir informaciones sobre situaciones cotidianas, como para identificar y reproducir manifestaciones artísticas que incluyan simetrías y traslaciones. f) Reconocer y describir formas y cuerpos geométricos del espacio (polígonos, círculos, cubos, prismas, cilindros, esferas). Este criterio pretende valorar si conocen las propiedades básicas de cuerpos y figuras planas. Para ello es importante apreciar la capacidad para clasificar tanto figuras como cuerpos, atendiendo a diversos criterios. En especial, se pondrá el énfasis en las clasificaciones realizadas de acuerdo a criterios libremente elegidos. g) Recoger datos sobre hechos y objetos de la vida cotidiana utilizando técnicas sencillas de recuento, ordenar estos datos atendiendo a un criterio de clasificación y expresar el resultado de forma de tabla o gráfica. Este criterio trata de valorar la capacidad para realizar un efectivo recuento de datos y representar el resultado utilizando los gráficos estadísticos más adecuados a la situación. Es asimismo motivo de evaluación la capacidad para describir e interpretar gráficos sencillos relativos a situaciones familiares. h) Resolver problemas relacionados con el entorno que exijan cierta planificación, aplicando dos operaciones con números naturales como máximo, así como los contenidos básicos de geometría o tratamiento de la información y utilizando estrategias personales de resolución. Este criterio trata de comprobar la capacidad para utilizar estrategias personales para la resolución de problemas y para aplicar los conocimientos adquiridos. Es asimismo importante observar la facultad de emplear más de un procedimiento y la perseverancia en la búsqueda de soluciones, y la expresión, oral y escrita, de forma ordenada el proceso seguido. RELIGIÓN MORAL Y CATÓLICA a) Distinguir a los fundadores de las religiones monoteístas, comparándolos entre sí en los aspectos concernientes a su relación con Dios, su compromiso con el hombre y su acción salvífica. b) Verificar la acción salvadora de Dios a través de los personajes bíblicos, y su plenitud en Jesucristo. c) Reconocer el amor de Dios al crearnos a su imagen y adoptarnos como hijos. 178
  • d) Identificar algunos hechos y palabras de Jesús que muestran el amor de Dios al hombre. e) Situar las acciones salvíficas de Jesús en las referencias bíblicas sobre sus milagros, su muerte y resurrección. f) Comprender que el pecado rompe la relación con Dios, que Jesucristo la restablece con su muerte y resurrección, y que el amor de Dios dura para siempre. g) Explicar que la fe y las obras son respuestas al amor de Dios, manifestado en Jesucristo. h) Distinguir y relacionar los sacramentos de la Iniciación, la Reconciliación y la Eucaristía. i) Explicar la nueva vida que surge por el Bautismo y se alimenta en la Eucaristía. j) Saber describir a la Iglesia como Cuerpo de Cristo. k) Razonar que quien une a los miembros de la Iglesia es el Espíritu Santo. l) Reconocer en las distintas advocaciones de María a la Madre de Dios y Madre nuestra. m) Aplicar a algunas obras artísticas y gestos litúrgicos los contenidos básicos de la fe cristiana y de otras religiones. n) Explicar el significado de algunos textos evangélicos que hagan referencia a la vida eterna. 2.5 Tercer Ciclo de Primaria 2.5.1 Justificación Hemos elaborado nuestro proyecto de acuerdo con las leyes y normativas siguientes: ESTATAL L.O.E. Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación. AUTONÓMICA L.E.A. Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía. Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria. Decreto 230/2007, de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes en Educación Primaria en Andalucía. Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Primaria en Andalucía Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de educación primaria en Andalucía. 2.5.2 Objetivos Generales por áreas ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO a) Identificar, describir y clasificar animales y plantas. b) Reconocer los diferentes niveles de organización de los seres vivos. c) Identificar y conocer el funcionamiento de los principales aparatos y órganos del cuerpo humano. 179
  • d) Identificar los principales grupos de plantas y conocer su fisiología. e) Valorar y adaptar estilos de vida saludables. f) Identificar los componentes de un ecosistema y analizar las relaciones entre los seres vivos que forman parte de él. g) Conocer los factores que contribuyen al deterioro de los ecosistemas y valorar las iniciativas que favorecen su mantenimiento. h) Distinguir los astros del Sistema Solar y los elementos que componen el Universo. i) Conocer la estructura y la composición de nuestro planeta. j) Diferenciar las propiedades, los estados y los cambios de la materia. k) Conocer los efectos de las fuerzas sobre el movimiento de los cuerpos. l) Identificar las manifestaciones de la energía, sus orígenes y transformaciones, con una especial atención a la energía eléctrica. m) Diferenciar los tipos de máquinas y los operadores que las forman. Relacionar las fuerzas, las máquinas y sus aplicaciones. n) Conocer las principales actividades económicas (sector primario, secundario y terciario) y las características demográficas de España y Europa. o) Conocer las principales características de la Comunidad Autónoma y de España: población, relieve, clima, las aguas, economía, cultura, instituciones ... p) Interpretar mapas diversos (relieve, ríos, clima, agricultura, industria, etc.) y gráficos de distinto tipo (barras, lineales, sectores, etc.) q) Construir esquemas, mapas de conceptos, fichas y otros instrumentos que permitan organizar la información. r) Conocer la organización territorial y algunos órganos de gobierno de la Comunidad Autónoma, de España y de la Unión Europea. s) Analizar la evolución histórica de España desde la Prehistoria hasta nuestros días. t) Desarrollar actitudes de interés por el estudio, la protección y la conservación del patrimonio natural, cultural y artístico, valorando las costumbres y tradiciones de otros colectivos. u) Participar en actividades de grupo adoptando un comportamiento constructivo y de respeto por los demás compañeros y compañeras e interiorizar las normas de funcionamiento democrático en el grupo escolar. v) Identificar diferentes representaciones del territorio a distintas escalas ÁREA DE EDUCACIÓN ARTÍSTICA a) Desarrollar la lectura visual siguiendo procesos sistemáticos de observación. b) Analizar los elementos del lenguaje plástico y visual (líneas, texturas, formas, colores…), y utilizar dichos aprendizajes para realizar producciones cada vez más ricas y personales y analizar los elementos que forman parte del concepto de organización de la composición plástica (orden, medida, agrupamiento…). c) Comprender mensajes visuales emitidos a través de diversos soportes gráficos. Establecer relaciones entre los elementos plásticos básicos y utilizar dichas relaciones con fines expresivos. d) Explorar posibilidades de creación a partir del conocimiento técnicas y materiales bidimensionales y tridimensionales. e) Desarrollar la actitud crítica con respecto a los elementos visuales, dramáticos y sonoros que se reciben del entorno. f) Explorar y poner en práctica técnicas plásticas cada vez más complejas aplicando de forma creativa los materiales y procesos que intervienen en cada una de ellas. g) Apreciar las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías en el ámbito de la Educación artística e iniciarse en el manejo de los aparatos relacionados con ellas. 180
  • h) Identificar y analizar elementos dramáticos existentes en la realidad cotidiana y aplicarlos a experiencias dramáticas nuevas; explorar distintas producciones escénicas con el fin de incorporar elementos nuevos al juego dramático. i) Realizar representaciones de situaciones y personajes cotidianos e imaginarios integrando progresivamente aprendizajes propios de los tres ámbitos de la Educación artística. j) Desarrollar la expresión vocal y corporal a través del control progresivo del propio cuerpo. k) Valorar el propio cuerpo y el de los demás como medio válido de percepción y expresión personal de las relaciones con el entorno. l) Investigar las relaciones que existen entre los distintos elementos que forman parte de la dramatización (personajes, conflicto, trama, espacio y tiempo). Expresarse a través del propio cuerpo utilizando como vehículo el movimiento en el espacio, y recrear danzas existentes y nuevas coreografías. m) Realizar distintos arreglos e improvisaciones y representar a través del cuerpo aspectos musicales como forma, velocidad o ritmo. n) Representar el sonido y sus cualidades con códigos gráficos establecidos o a través de otros soportes y medios elegidos libremente. o) Utilizar los conocimientos musicales para acompañar y representar vivencias y situaciones. p) Sonorizar textos, poesías y canciones atendiendo a criterios rítmicos, métricos y melódicos. q) Realizar interpretaciones que integren melodías y ritmos previamente establecidos con otros creados para ocasiones puntuales. r) Interpretar canciones que integren ciertas dificultades en relación con intervalos, ámbitos, rítmica, duración, al unísono o en forma de canon u ostinato. s) Profundizar en el desarrollo de las capacidades de análisis y percepción del elemento artístico, para desarrollar la observación sistemática y autónoma. t) Utilizar las diferentes formas de expresión de manera cada vez más autónoma y creativa y aplicar los conocimientos de las distintas técnicas y materiales artísticos para enriquecer las propias producciones. u) Analizar las manifestaciones artísticas y sus elementos más significativos en el entorno para conseguir progresivamente una percepción sensible de la realidad. v) Crear una imagen positiva de sí mismo y aceptar las propias posibilidades y limitaciones y desarrollar las actitudes de respeto hacia las producciones de sus compañeros y hacia el patrimonio cultural del entorno. w) Adquirir confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con las manifestaciones culturales del entorno y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal. x) Aceptar y respetar los diferentes puntos de vista de los integrantes del grupo y desarrollar actitudes de no discriminación hacia los demás. y) Buscar información y documentos en diferentes soportes, integrarlas en las propias producciones y aplicarlas en el mejor conocimiento de las producciones de los demás. z) Disfrutar con la ejecución de la obra y plantear estrategias personales de mejora. aa) Analizar la presencia e importancia de las manifestaciones artísticas en las tecnologías de la información y la comunicación. bb) Valorar las manifestaciones culturales propias y de otros lugares, y manifestar actitudes de respeto e interés hacia ellas. 181
  • ÁREA DE EDUCACIÓN FÍSICA a) Valorar la propia realidad corporal (cambios puberales). b) Percibir el cuerpo como globalidad formada por un conjunto de partes independientes entre sí pero relacionadas en cuanto a su funcionamiento. c) Desarrollar las capacidades físicas y motrices con móviles aumentando progresivamente la velocidad de reacción en situaciones de juego. d) Reconocer los mensajes que los otros quieren transmitir mediante la observación de sus gestos y movimientos. e) Comenzar las actividades de iniciación deportiva adaptadas. f) Discriminar y representar el cuerpo en movimiento. g) Reconocer la izquierda y la derecha de los demás estando en movimiento. h) Profundizar en la respiración y relajación muscular. i) Crear nuevas estructuras rítmicas. j) Desarrollar las habilidades motrices con todo tipo de móviles. k) Resolver problemas motrices seleccionando estrategias de resolución. l) Utilizar el gesto y el movimiento para expresar sensaciones, vivencias y sentimientos, y comprender mensajes expresados a través del cuerpo. m) Crear coreografías, asignando movimientos a melodías y canciones conocidas. n) Aumentar la autoestima como consecuencia de un mayor conocimiento de su propio cuerpo. o) Valorar los aspectos expresivos del movimiento de uno mismo y de los demás. p) Valorar el contenido de los juegos. q) Aceptar de buen grado el papel que le corresponda como jugador dentro de un equipo. r) Valorar el esfuerzo y las relaciones personales que suponen las actividades lúdicas. ÁREA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA a) Desarrollar la autoestima, la afectividad y la autonomía personal en sus relaciones con las demás personas, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios. b) Desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales para actuar con autonomía en la vida cotidiana y participar activamente en las relaciones de grupo, mostrando actitudes generosas y constructivas. c) Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo con ellas. d) Reconocer la diversidad como enriquecedora de la convivencia, mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de personas y poblaciones distintas a la propia. e) Conocer, asumir y valorar los principales derechos y obligaciones que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Convención sobre los Derechos del Niño y de la Constitución española. f) Conocer los mecanismos fundamentales de funcionamiento de las sociedades democráticas, y valorar el papel de las administraciones en la garantía de los servicios públicos y la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento y cumplir sus obligaciones cívicas. g) Identificar y rechazar situaciones de injusticia y de discriminación, mostrar sensibilidad por las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos y desarrollar comportamientos solidarios y contrarios a la violencia. h) Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo. 182
  • ÁREA DE LENGUA CASTELLANA Reflexión sobre la lengua a) b) c) d) e) f) g) Ampliar el caudal léxico de los alumnos. Conocer los principales fenómenos léxicos y semánticos. Reconocer las unidades básicas de la lengua y las principales clases de palabras. Conocer la conjugación de los verbos regulares e irregulares. Iniciarse en el análisis sintáctico. Conocer y aplicar las principales normas ortográficas y de acentuación. Conocer y respetar la diversidad lingüística y cultural de España. Hablar a) Producir mensajes orales de forma organizada, adaptándolos a las diferentes situaciones comunicativas y evitando los usos lingüísticos discriminatorios. b) Aceptar las normas básicas de la comunicación oral y respetar las opiniones ajenas. c) Expresar de forma razonada las propias ideas y opiniones. d) Adaptar la expresión oral a la situación comunicativa. Escuchar a) Comprender textos orales, especialmente los que provienen de los medios de comunicación. b) Identificar elementos expresivos en distintas producciones orales. c) Reconocer la intención comunicativa en las producciones orales. Leer a) Profundizar en la habilidad lectora, evitando titubeos, repeticiones o saltos que dificultan la comprensión de las ideas del texto. b) Aplicar estrategias de lectura adecuadas a los diferentes tipos de textos. c) Reconocer los elementos estructurales básicos de textos de distintos tipos. d) Leer e interpretar textos literarios adecuados a su edad. e) Conocer y utilizar diferentes recursos y fuentes de información. f) Valorar críticamente el contenido de diferentes tipos de textos. g) Apreciar la lectura como fuente de información, de entretenimiento y de placer. Escribir a) Producir textos escritos con diferentes finalidades, atendiendo a su estructura. b) Producir textos de intención literaria, adoptando un modo personal de expresión. c) Aprender técnicas de redacción útiles para la elaboración de textos informativos y de uso cotidiano. d) Utilizar el lenguaje escrito en la organización de la propia actividad. e) Organizar gráficamente la información relevante de textos informativos. f) Preocuparse por escribir con precisión, claridad, corrección, orden y limpieza. ÁREA DE LENGUA EXTRANJERA a) Extraer información global de mensajes orales y escritos. b) Comprender textos orales y escritos sencillos. 183
  • c) Utilizar las informaciones extraídas de textos orales y escritos para fines concretos y con adecuación a distintas situaciones de comunicación. d) Ser capaz de comprender y hacerse comprender globalmente mediante mensajes orales emitidos cara a cara, en el contexto de clase y en situaciones habituales de comunicación. e) Comprender la información global de mensajes orales y escritos referidos a las diversas situaciones habituales de comunicación, que giren en torno a temas familiares para los alumnos y emitidos directamente por hablantes o por medios de comunicación. f) Expresar oralmente y por escrito, ideas, sentimientos y experiencias con pronunciación, entonación y ritmo adecuados. g) Utilizar de forma oral la lengua inglesa para comunicarse con el profesor y con los demás compañeros y compañeras en las actividades habituales de clase y en las situaciones de comunicación creadas para este fin, atendiendo a las normas básicas de la comunicación interpersonal y adoptando una actitud respetuosa hacia las aportaciones de los demás. h) Producir mensajes orales utilizando recursos lingüísticos y no lingüísticos, en situaciones habituales de la vida cotidiana, para conseguir que la comunicación sea fluida y satisfactoria, mostrando respeto e interés por comprender y hacerse comprender. i) Utilizar estrategias básicas de comunicación, lingüísticas y no lingüísticas, para que la comunicación sea fluida y eficaz. j) Escribir mensajes sencillos, breves y de utilidad para la vida cotidiana. k) Expresarse por escrito de forma coherente y teniendo en cuenta los aspectos normativos de la lengua inglesa. l) Reconocer y utilizar el error como parte integrante del proceso de aprendizaje. m) Mejorar la competencia comunicativa, tanto expresiva como comprensiva. n) Leer comprensivamente frases y textos sencillos, identificando su sentido global y sus elementos más significativos. o) Utilizar la lectura de textos con fines diversos, valorando su importancia como fuente de información, disfrute y placer y como medio de acceso a otras culturas y formas de vida distintas. p) Leer de forma comprensiva para obtener informaciones globales y específicas de textos adecuados a las capacidades e intereses de los alumnos, y relacionados con situaciones de comunicación escolares y extraescolares. q) Comparar los aspectos de la cultura y de la sociedad de los países donde se utiliza el inglés como lengua oficial (escuela, horarios, comidas, medios de transporte, fiestas tradicionales, etc.) con los propios. r) Participar en intercambios lingüísticos sencillos con fines lúdicos (representaciones, juegos, utilización de la mímica, etc.). s) Utilizar mensajes básicos aprendidos (fórmulas de cortesía, felicitaciones, saludos y otras expresiones habituales), adecuados a cada situación específica de comunicación. t) Comprender y utilizar las convenciones lingüísticas y no lingüísticas empleadas por los hablantes de la lengua inglesa en situaciones habituales (saludos, despedidas, presentaciones, felicitaciones, etc.) con el fin de hacer más fácil y fluida la comunicación. u) Producir mensajes orales utilizando recursos lingüísticos y no lingüísticos, en situaciones habituales de la vida cotidiana, para conseguir que la comunicación sea fluida y satisfactoria, mostrando respeto e interés por comprender y hacerse comprender. 184
  • v) Utilizar, en el aprendizaje de la lengua inglesa, los conocimientos y las experiencias previas con otras lenguas y desarrollar progresivamente las estrategias de aprendizaje autónomo. w) Reconocer y reproducir los sonidos, ritmo y entonación característicos del inglés y las pautas de ritmo y entonación de frases y palabras dentro de un contexto. x) Reflexionar sobre las diferencias y la especificidad del código oral y del escrito. y) Reflexionar sobre el funcionamiento del sistema lingüístico en la comunicación como elemento facilitador del aprendizaje de la lengua inglesa y como instrumento para mejorar la comunicación. z) Utilizar los recursos expresivos no lingüísticos (gestos, postura corporal, sonidos diversos, dibujos, etc.) con el fin de intentar comprender y hacerse comprender mediante el uso de la lengua inglesa. ÁREA DE MATEMÁTICAS a) Leer, escribir, descomponer y comparar números de hasta 9 cifras. b) Leer y escribir números romanos. c) Reconocer los múltiplos y los divisores de un número natural y calcular el m.c.m. y m.c.d. de varios números. d) Leer, escribir y calcular el valor de una potencia; y reconocer y calcular la raíz cuadrada. e) Utilizar los números enteros en situaciones de la vida cotidiana. f) Resolver situaciones de suma, resta, multiplicación y división, hacer estimaciones y comprobar resultados con la calculadora. g) Leer y escribir fracciones y números decimales, y realizar cálculos de suma, resta, multiplicación y división. h) Realizar operaciones combinadas respetando la jerarquía de las operaciones. i) Resolver problemas calculando la media, la mediana, la moda y el rango de un conjunto de datos numéricos. j) Reconocer y utilizar las unidades de longitud, capacidad, masa y superficie. k) Efectuar cálculos y resolver problemas con unidades de tiempo y unidades monetarias (euro). l) Identificar, describir y trazar líneas, ángulos, formas y cuerpos geométricos. m) Clasificar formas y cuerpos geométricos, y calcular áreas de figuras planas. n) Interpretar y representar datos en gráficos de barras, lineales, de sectores, histogramas y pictogramas. o) Interpretar y representar itinerarios, planos, mapas, etc., utilizando escalas o coordenadas. p) Presentar de forma clara, limpia y ordenada los cálculos, el trazado de figuras geométricas, los gráficos... q) Sentir curiosidad e interés por conocer las relaciones numéricas y geométricas. r) Valorar la utilidad de las matemáticas en la vida diaria. s) Mostrar interés por las situaciones lúdicas de las matemáticas y por colaborar con los demás en las actividades colectivas. ÁREA DE RELIGIÓN MORAL Y CATÓLICA a) Reconocer la Biblia como colección de libros sagrados del Cristianismo, agrupados en dos colecciones: Antiguo y Nuevo Testamento. b) Leer la Biblia con respeto y descubrir en ella las enseñanzas que Dios quiso transmitir a través de acontecimientos, relatos, poemas, preceptos, máximas y otros géneros literarios. 185
  • c) Diferenciar, en el relato de la creación, el ropaje literario y la enseñanza fundamental que Dios nos transmite. d) Relacionar las figuras de Abrahán y Moisés, respectivamente, con la Promesa divina de salvación y con la Alianza del Sinaí tras la liberación de Israel de la esclavitud de Egipto. e) Reconocer a Abrahán como referencia común de las tres grandes religiones monoteístas. f) Reconocer que, en Jesús de Nazaret, Hijo de Dios, se realiza plena y definitivamente la salvación prometida por Dios a Abrahán. g) Hacer referencia a pasajes evangélicos en los que se pone de manifiesto la naturaleza humana de Jesús y a pasajes en los que se manifiesta su naturaleza divina. h) Comprender el concepto Reino de Dios y su programa: Bienaventuranzas, Sermón de la montaña e identificar la Iglesia como reino de Dios en la tierra. i) Conocer cómo celebra la Iglesia la memoria del Señor: Domingo, Navidad, Semana Santa y Pascua de Resurrección. j) Reconocer que Cristo es el fundador y la cabeza de la Iglesia y que, en ella, dentro de la igualdad esencial de todos, cada cristiano tiene una función al servicio de la comunidad. k) Identificarse como miembro de la Iglesia diocesana y conocer los niveles de organización eclesial: Iglesia universal, diócesis, parroquia. l) Valorar el acontecimiento de Pentecostés como el impulso del Espíritu Santo para el nacimiento de la Iglesia y conocer el modo de vida de las primeras comunidades. m) Reconocer que la Iglesia conduce a la salvación mediante la oración, el cultivo de las virtudes, el perdón de los pecados y la celebración de los sacramentos. n) Valorar los sacramentos del Matrimonio y del Orden sacerdotal como carismas al servicio de la comunidad. Y conocer la función de la familia y del sacerdocio cristiano. o) Identificar los signos de pertenencia a la comunidad eclesial, comunidad de fe, amor y testimonio, y desarrollar sentimientos de integración en ella. p) Conocer los episodios más notables de la vida de María y el contenido de las fiestas principales en su honor: Madre de Dios, Inmaculada Concepción y Asunción. q) Identificar las preguntas transcendentes de la humanidad y diferenciarlas de los interrogantes de la ciencia o la cultura. r) Descubrir en el entorno signos de presencia de la fe cristiana: en el lenguaje, en el arte, en las costumbres, en las festividades, en la historia, en los cementerios, etc. s) Reconocer el politeísmo como característica de las religiones de la antigüedad y conocer algunas de sus manifestaciones en Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma. t) Conocer los elementos fundamentales del judaísmo: monoteísmo, Ley y templo. u) Conocer algunos rasgos importantes del hinduismo y del budismo: valor de la interioridad, respeto a los demás y a la naturaleza. v) Desarrollar actitudes de respeto y diálogo frente a otras creencias. w) Descubrir el valor de la conciencia rectamente formada, como guía y juez de nuestros actos. x) Desarrollar actitudes de respeto a la dignidad de la persona y de denuncia .de todo atentado a los derechos humanos fundamentales. y) Identificar y conocer el funcionamiento de algunas organizaciones promovidas por la Iglesia al servicio de los Derechos Humanos. z) Valorar las aportaciones positivas de la Iglesia al ecumenismo, al dialogo interreligioso, a la paz y al desarrollo de los pueblos. 186
  • 2.5.3 Contenidos de cada área CONOCIMIENTO DEL MEDIO Bloque 1. El entorno y su conservación - Percepción y representación a escala de espacios conocidos. Utilización e interpretación de diferentes representaciones sobre un mismo espacio (planos, fotografías aéreas, croquis y otros medios tecnológicos). El universo. El sistema solar. Combinación de elementos climatológicos. Diferencia entre tiempo y clima. Lectura e interpretación del tiempo atmosférico en distintas representaciones. Características del clima de Andalucía. Los climas de España. Principales climas. Influencia en el paisaje y en la actividad humana. Identificación y clasificación de rocas y minerales. El agua en la naturaleza, su contaminación y derroche. Actuaciones para su aprovechamiento. Identificación y localización en diferentes representaciones cartográficas de elementos relevantes de geografía física y política del mundo. Los seres humanos como componentes del medio ambiente y su capacidad de actuar sobre la naturaleza. Valoración de la diversidad y riqueza de los paisajes del territorio español e interés por conocer paisajes de otros lugares. Bloque 2. La diversidad de los seres vivos - La estructura y fisiología de las plantas. Uso de claves y guías de identificación de animales y plantas. Observación y registro de algún proceso asociado a la vida de los seres vivos. Comunicación oral y escrita de resultados. Estructura básica de la célula. Uso de la lupa binocular y de otros medios tecnológicos para su reconocimiento. Aproximación a otras formas de vida: bacterias, virus, algas y hongos. Los espacios naturales protegidos de Andalucía. Localización. Búsqueda de información sobre los seres vivos y sus condiciones de vida. Sensibilidad por la precisión y el rigor en la observación de animales y plantas y en la elaboración de los trabajos correspondientes. Respeto por las normas de uso y de seguridad de los instrumentos y de los materiales de trabajo. Bloque 3. La salud y el desarrollo personal - El funcionamiento del cuerpo humano. Anatomía y fisiología. Aparatos y sistemas. La nutrición (aparatos respiratorio, digestivo, circulatorio y excretor). La reproducción (aparato reproductor). La relación (órganos de los sentidos, sistema nervioso). Conocimiento de primeros auxilios para saber ayudarse y ayudar a los demás. Desarrollo de estilos de vida saludables. Reflexión sobre el cuidado y mantenimiento de los diferentes órganos y aparatos. Actitud crítica ante los factores y prácticas sociales que favorecen o entorpecen un desarrollo saludable y comportamiento responsable. 187
  • - La identidad personal. Conocimiento personal y autoestima. La autonomía en la planificación y ejecución de acciones y tareas. Desarrollo de iniciativa en la toma de decisiones. Bloque 4. Personas, culturas y organización social - - - Comprensión del funcionamiento de la sociedad a partir del análisis de situaciones concretas en organizaciones próximas. La población en Andalucía, España y en la Unión Europea. Reconocimiento de la importancia demográfica, cultural y económica de las migraciones en el mundo actual. Reconocimiento y valoración de la diversidad cultural y lingüística en España. Rechazo de estereotipos y de cualquier tipo de discriminación y desarrollo de la empatía con los demás. Producción de bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas. Los sectores productivos en la economía de Andalucía. La importancia del sector servicios. Las desigualdades en el consumo. Perspectivas del desarrollo de Andalucía. El papel de las comunicaciones y los transportes en las actividades personales, económicas y sociales. Aproximación a las instituciones del gobierno autonómicas y estatales: algunas de sus responsabilidades para la resolución de problemas sociales, medioambientales, económicos, etc. La organización territorial y política de la Unión Europea. Recogida de información de distintas fuentes para analizar situaciones y problemas. El papel de los andaluces y andaluzas en otras comunidades autónomas españolas, en Europa, en Latinoamérica, en el Magreb y en otros lugares del mundo. Reconocimiento de la influencia de la publicidad sobre el consumo y actitud crítica ante ella. Bloque 5. Cambios en el tiempo - - Convenciones de datación y de periodización (a.C., d.C.; edad). Uso de técnicas para localizar en el tiempo y en el espacio hechos del pasado, para percibir la duración, la simultaneidad y la relación entre acontecimientos. Factores explicativos de las acciones humanas, de los acontecimientos históricos y de los cambios sociales. Caracterización de algunas sociedades de épocas históricas: prehistórica, clásica, medieval, de los descubrimientos, del desarrollo industrial y del mundo en el siglo XX, a través del estudio de los modos de vida. Acontecimientos y personajes relevantes de la historia de España y de Andalucía. Conocimiento, valoración y respeto de manifestaciones significativas del patrimonio histórico y cultural de Andalucía. Utilización de distintas fuentes históricas, geográficas, artísticas, etc. para elaborar informes y otros trabajos de contenido histórico. Valoración del papel de los hombres y las mujeres como sujetos de la historia. Bloque 6. Materia y energía - Estudio y clasificación de algunos materiales por sus propiedades (dureza, solubilidad, estado de agregación, conductividad térmica). Utilización de diferentes procedimientos para la medida de la masa y el volumen de un cuerpo. 188
  • - - Explicación de fenómenos físicos observables en términos de diferencias de densidad. La flotabilidad en un medio líquido. Predicción de cambios en el movimiento, en la forma o en el estado de los cuerpos por efecto de las fuerzas o de las aportaciones de energía. Fuentes de energía renovables y no renovables. El desarrollo energético, sostenible y equitativo. Responsabilidad individual en su consumo. Diferentes formas de energía. Transformaciones simples de energía. Separación de componentes de una mezcla mediante: destilación, filtración, evaporación o disolución. Reacciones químicas. Combustión, oxidación y fermentación. El calor, percepción y observación sistemática de sus efectos: aumento de temperatura y dilatación. Planificación y realización de experiencias diversas para estudiar las propiedades de materiales de uso común y su comportamiento ante la luz, el sonido, el calor, la humedad y la electricidad. Comunicación oral y escrita del proceso y del resultado. Respeto por las normas de uso, seguridad y de conservación de los instrumentos y de los materiales de trabajo. Bloque 7. Objetos, máquinas y tecnologías - Relación entre las propiedades de los materiales y su uso en aplicaciones concretas. Conocimiento de las aplicaciones de los objetos y las máquinas, y de su utilidad para facilitar las actividades humanas. Construcción de estructuras sencillas que cumplan una función o condición para resolver un problema a partir de piezas moduladas. Circuitos eléctricos sencillos. Efectos de la electricidad. Conductores y aislantes. Elaboración de un informe como técnica para el registro de un plan de trabajo, comunicación oral y escrita de conclusiones. Valoración de la influencia del desarrollo tecnológico en las condiciones de vida y en el trabajo. Utilización de recursos sencillos proporcionados por las tecnologías de la información para comunicarse y colaborar. Búsqueda guiada de información en la red. Uso progresivamente autónomo de tratamiento de textos (ajuste de página, inserción de lustraciones o notas, etc.) Toma de conciencia de la necesidad de controlar el tiempo de entretenimiento con las tecnologías de la información y la comunicación y de su poder de adicción. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Bloque 1. Observación plástica - - Indagación sobre las posibilidades plásticas y expresivas de elementos naturales y de las estructuras geométricas. Elaboración de protocolos, de forma oral y escrita, para la observación de aspectos, cualidades y características notorias y sutiles de elementos naturales y artificiales. Exploración de las características, elementos, técnicas y materiales que las obras artísticas ofrecen y sugieren para la recreación de las mismas y creación de obras nuevas. Documentación, registro y valoración de formas artísticas y artesanales representativas de la expresión cultural de las sociedades. 189
  • - Valoración y apreciación de la obra artística como instrumento de comunicación personal y de transmisión de valores culturales. Análisis y valoración de la intención comunicativa de las imágenes en los medios y tecnologías de la información y comunicación. Análisis de las formas de representación de volúmenes en el plano según el punto de vista o la situación en el espacio. Comparación entre las formas que la representación del espacio adopta en diferentes áreas o ámbitos. Bloque 2. Expresión y creación plástica - Experimentación de formas abiertas y cerradas y de líneas según su forma, dirección y situación espacial. Aplicación de colores complementarios, opuestos y tonalidades de forma intencionada. Exploración de los cambios que experimentan los volúmenes y espacios por la incidencia de la luz. Manipulación de materiales para concretar su adecuación al contenido para el que se proponen e interés por aplicar a las representaciones plásticas los hallazgos obtenidos. Uso de texturas para caracterizar objetos e imágenes. Elaboración de obras utilizando técnicas mixtas. Construcción de estructuras y transformación de espacios usando nociones métricas y de perspectiva. Creación de ambientes para la representación teatral. Empleo de tecnologías de la información y la comunicación para el tratamiento de imágenes, diseño y animación, y para la difusión de los trabajos elaborados. Composición de piezas recreando aspectos de obras artísticas analizadas. Preparación de documentos propios de la comunicación artística como carteles o guías. Disposición a la originalidad, espontaneidad, plasmación de ideas, sentimientos y vivencias de forma personal y autónoma en la creación de una obra artística. Constancia y exigencia progresiva en el proceso de realización aplicando estrategias creativas en la composición, asumiendo responsabilidades en el trabajo cooperativo, estableciendo momentos de revisión, respetando las aportaciones de los demás y resolviendo las discrepancias con argumentos. Bloque 3. Escucha - - Audición activa y comentario de músicas de distintos estilos y culturas, del pasado y del presente, usadas en diferentes contextos. Reconocimiento y clasificación de instrumentos acústicos y electrónicos, de diferentes registros de la voz y de las agrupaciones vocales e instrumentales más comunes en la audición de piezas musicales. Identificación de formas musicales con repeticiones iguales y temas con variaciones. Grabación de la música interpretada en el aula. Búsqueda de información, en soporte papel y digital, sobre instrumentos, compositores intérpretes y eventos musicales. Comentario y valoración de conciertos y representaciones musicales. Valoración e interés por la música de diferentes épocas y culturas. Identificación de agresiones acústicas y contribución activa a su disminución y al bienestar personal y colectivo. 190
  • Bloque 4. Interpretación y creación musical - Exploración de las posibilidades sonoras y expresivas de diferentes instrumentos y dispositivos electrónicos al servicio de la interpretación musical. Interpretación de piezas vocales e instrumentales de diferentes épocas y culturas para distintos agrupamientos con y sin acompañamiento. Realización de movimientos fijados e inventados utilizando estímulos: visuales, verbales, sonoros y musicales. Interpretación de danzas) y de coreografías en grupo. Lectura e interpretación de canciones y piezas instrumentales en grado creciente de dificultad. Asunción de responsabilidades en la interpretación en grupo y respeto a las aportaciones de los demás y a la persona que asuma la dirección. Improvisación vocal, instrumental y corporal en respuesta a estímulos musicales y extra-musicales. Creación de introducciones, interludios y codas y de acompañamientos para canciones y piezas instrumentales. Utilización de medios audiovisuales y recursos informáticos para la creación de piezas musicales y para la sonorización de imágenes y de representaciones dramáticas. Invención de coreografías para canciones y piezas musicales de diferentes estilos. Utilización de diferentes grafías (convencionales y no convencionales) para registrar y conservar la música inventada. Actitud de constancia y de progresiva exigencia en la realización de producciones musicales. EDUCACIÓN FÍSICA Bloque 1. El cuerpo: imagen y percepción - Elementos orgánico-funcionales relacionados con el movimiento. Conciencia y control del cuerpo en reposo y en movimiento. Aplicación del control tónico y de la respiración al control motor. Adecuación de la postura a las necesidades expresivas y motrices de forma económica y equilibrada. Utilización adecuada de la discriminación selectiva de estímulos y de la anticipación perceptiva. Ejecución de movimientos de cierta dificultad con los segmentos corporales no dominantes. Equilibrio estático y dinámico en situaciones complejas. Estructuración espacio-temporal en acciones y situaciones motrices complejas. Valoración y aceptación de la propia realidad corporal y la de los demás, mostrando una actitud crítica hacia el modelo estético-corporal socialmente vigente. Bloque 2. Habilidades motrices. - Adaptación de la ejecución de las habilidades motrices a contextos de práctica de complejidad creciente, con eficiencia y creatividad. Dominio motor y corporal desde un planteamiento previo a la acción. Acondicionamiento físico orientado a la mejora de la ejecución de las habilidades motrices. Valoración del trabajo bien ejecutado desde el punto de vista motor. 191
  • - Disposición favorable a participar en actividades diversas aceptando las diferencias en el nivel de habilidad. Bloque 3. Actividades físicas artístico-expresivas - El cuerpo y el movimiento. Exploración y conciencia de las posibilidades y recursos del lenguaje corporal. Composición de movimientos a partir de estímulos rítmicos y musicales. Elaboración de bailes y coreografías simples. Expresión y comunicación de sentimientos y emociones individuales y compartidas a través del cuerpo, el gesto y el movimiento. Representaciones e improvisaciones artísticas con el lenguaje corporal y con la ayuda de objetos y materiales. Valoración de los usos expresivos y comunicativos del cuerpo. Participación y respeto ante situaciones que supongan comunicación corporal. Bloque 4. Actividad física y salud - Adquisición de hábitos posturales y alimentarios saludables y autonomía en la higiene corporal. Reconocimiento de los efectos beneficiosos de la actividad física en la salud e identificación de las prácticas poco saludables. Mejora de la condición física orientada a la salud. Prevención de lesiones en la actividad física. Calentamiento, dosificación del esfuerzo y recuperación. Medidas de seguridad en la práctica de la actividad física, con relación al entorno. Uso correcto y respetuoso de materiales y espacios. Valoración de la actividad física para el mantenimiento y la mejora de la salud. Bloque 5. Juegos y actividades deportivas - El juego y el deporte como fenómenos sociales y culturales. Tipos de juegos y actividades deportivas. Realización de juegos y de actividades deportivas de diversas modalidades y dificultad creciente. Uso adecuado de las estrategias básicas de juego relacionadas con la cooperación, la oposición y la cooperación/oposición. Aceptación y respeto hacia las normas, reglas, estrategias y personas que participan en el juego. Elaboración y cumplimiento de un código de juego limpio. Valoración del esfuerzo personal y colectivo en los diferentes tipos de juegos y actividades deportivas al margen de preferencias y prejuicios. Aprecio del juego y las actividades deportivas como medio de disfrute, de relación y de empleo satisfactorio del tiempo de ocio. EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Bloque 1. Individuos y relaciones interpersonales y sociales - Autonomía y responsabilidad. Valoración de la identidad personal, de las emociones y del bienestar e intereses propios y de los demás. Desarrollo de la empatía. La dignidad humana. Derechos humanos y derechos de la infancia. Relaciones entre derechos y 192
  • - deberes. Reconocimiento de las diferencias de sexo. Identificación de desigualdades entre mujeres y hombres. Valoración de la igualdad de derechos de hombres y mujeres en la familia y en el mundo laboral y social. Bloque 2. La vida en comunidad - - - Valores cívicos en la sociedad democrática: respeto, tolerancia, solidaridad, justicia, cooperación y cultura de la paz. Aplicación de los valores cívicos en situaciones de convivencia y conflicto en el entorno inmediato (familia, centro escolar, amistades, localidad). Desarrollo de actitudes de comprensión y solidaridad y valoración del diálogo para solucionar los problemas de convivencia y los conflictos de intereses en la relación con las demás personas. El derecho y el deber de participar. Valoración de los diferentes cauces de participación. Responsabilidad en el ejercicio de los derechos y los deberes individuales que le corresponden como miembro de los grupos en los que se integra y participación en las tareas y decisiones de los mismos. La diversidad social, cultural y religiosa. Respeto crítico por las costumbres y modos de vida distintos al propio. Identificación de situaciones de marginación, desigualdad, discriminación e injusticia social. Bloque 3. Vivir en sociedad - - - La convivencia social. Necesidad de dotarnos de normas para convivir. Los principios de convivencia que establece la Constitución española. Identificación, aprecio, respeto y cuidado de los bienes comunes y de los servicios públicos que los ciudadanos reciben del Estado: Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o Administración central del Estado y valoración de la importancia de la contribución de todos a su mantenimiento a través de los impuestos. Hábitos cívicos. La protección civil y la colaboración ciudadana frente a los desastres. La seguridad integral del ciudadano. Valoración de la defensa como un compromiso cívico y solidario al servicio de la paz. Respeto a las normas de movilidad vial. Identificación de causas y grupos de riesgo en los accidentes de tráfico (peatones, viajeros, ciclistas, etc.) LENGUA CASTELLANA Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar - - - Participación y cooperación en situaciones comunicativas de relación social especialmente las destinadas a favorecer la convivencia (debates o dilemas morales destinados a favorecer la convivencia), con valoración y respeto de las normas que rigen la interacción oral (turnos de palabra, papeles diversos en el intercambio, tono de voz, posturas y gestos adecuados). Comprensión de textos orales procedentes de la radio, de la televisión o de Internet con especial incidencia en la noticia, la entrevista, el reportaje infantil y los debates y comentarios de actualidad, para obtener información general sobre hechos y acontecimientos que resulten significativos y distinguiendo información de opinión. Producción de textos orales propios de los medios de comunicación social mediante simulación o participación para ofrecer y compartir información y opinión. 193
  • - - - Valoración de los medios de comunicación social como instrumento de aprendizaje y de acceso a informaciones y experiencias de otras personas. Comprensión y producción de textos orales para aprender y para informarse, tanto los producidos con finalidad didáctica como los de uso cotidiano, de carácter informal (conversaciones entre iguales y en el equipo de trabajo) y de un mayor grado de formalización (exposiciones de clase, entrevistas o debates). Uso de documentos audiovisuales como medio de obtener, seleccionar y relacionar con progresiva autonomía, informaciones relevantes para aprender (identificación, clasificación, comparación). Actitud de cooperación y de respeto en situaciones de aprendizaje compartido. Interés por expresarse oralmente con pronunciación y entonación adecuadas. Utilización de la lengua para tomar conciencia de las ideas y los sentimientos propios y de los demás y para regular la propia conducta, empleando un lenguaje no discriminatorio y respetuoso con las diferencias. Bloque 2. Leer y escribir Comprensión de textos escritos - - - - - Comprensión de la información relevante en textos propios de las situaciones cotidianas de relación social: correspondencia, normas, programas de actividades, convocatorias, planes de trabajo o reglamentos. Comprensión de textos procedentes de los medios de comunicación social (incluidas webs infantiles y juveniles) con especial incidencia en la noticia, la entrevista y las cartas al director, para obtener información general, localizando informaciones destacadas. Comprensión de textos del ámbito escolar, en soporte papel o digital, para aprender y para informarse, tanto los producidos con finalidad didáctica como los de uso social (folletos informativos o publicitarios, prensa, programas, fragmentos literarios). Actitud crítica ante los mensajes que suponen cualquier tipo de discriminación. Integración de conocimientos e informaciones procedentes de diferentes soportes para aprender (comparación, clasificación, identificación e interpretación) con especial atención a los datos que se transmiten mediante gráficos, esquemas y otras ilustraciones. Utilización dirigida de las tecnologías de la información y la comunicación para la localización, selección y organización de información. Uso de las bibliotecas, incluyendo las virtuales, de forma cada vez más autónoma, para obtener información y modelos para la producción escrita. Interés por los textos escritos como fuente de aprendizaje y como medio de comunicación de experiencias y de regulación de la convivencia. Composición de textos escritos - - Composición de textos propios de situaciones cotidianas de relación social (correspondencia, normas, programas, convocatorias, planes de trabajo…) de acuerdo con las características propias de dichos géneros. Composición de textos de información y opinión propios de los medios de comunicación social sobre hechos y acontecimientos significativos con especial incidencia en la noticia, la entrevista, la reseña de libros o de música…, en situaciones simuladas o reales. 194
  • - - Composición de textos propios del ámbito académico para obtener, organizar y comunicar información, (cuestionarios, encuestas, resúmenes, esquemas, informes, descripciones, explicaciones…). Utilización de elementos gráficos y paratextuales para facilitar la compresión (ilustraciones, gráficos, tablas y tipografía). Valoración de la escritura como instrumento de relación social, de obtención y reelaboración de la información y de los conocimientos. Utilización progresivamente autónoma de programas informáticos de procesamiento de texto. Interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos y respeto por la norma ortográfica. Bloque 3. Educación literaria - - - - Lectura personal, silenciosa y en voz alta, de obras adecuadas a la edad e intereses. Lectura guiada de textos narrativos de tradición oral, literatura infantil, adaptaciones de obras clásicas y literatura actual en diferentes soportes. Lectura comentada de poemas, relatos y obras teatrales teniendo en cuenta las convenciones literarias (géneros, figuras...), y la presencia de ciertos temas y motivos recurrentes. Desarrollo de la autonomía lectora, de la capacidad de elección de temas y textos y de expresión de las preferencias personales. Valoración y aprecio del texto literario como vehículo de comunicación, fuente de conocimiento de otros mundos, tiempos y culturas, como hecho cultural y como recurso de disfrute personal. Uso de la biblioteca del centro y participación en actividades literarias. Comprensión, memorización y recitado de poemas con el ritmo, la pronunciación y la entonación adecuados. Recreación y composición de poemas y relatos para comunicar sentimientos, emociones, estados de ánimo o recuerdos, reconociendo las características de algunos modelos. Dramatización y lectura dramatizada de textos literarios. Bloque 4. Conocimiento de la lengua - - Identificación de las relaciones entre los elementos del contexto de situación y las formas lingüísticas en que se manifiestan en los discursos orales y escritos. Reconocimiento de estructuras narrativas, instructivas, descriptivas y explicativas para la comprensión y composición. Conocimiento de las normas ortográficas, apreciando su valor social y la necesidad de ceñirse a ellas en los escritos. Utilización de procedimientos de derivación, comparación, contraste…, para juzgar sobre la corrección de las palabras y generalizar las normas ortográficas. Localización de las lenguas de España y valoración positiva de esta riqueza lingüística, evitando los prejuicios sobre las lenguas y sus hablantes. Comparación y transformación de enunciados mediante inserción, supresión, cambio de orden, segmentación, y recomposición, para juzgar sobre la gramaticalidad de los resultados y facilitar el desarrollo de los conceptos lingüísticos y del metalenguaje. Reflexión, uso y definición intuitiva de la terminología siguiente en las actividades de producción e interpretación: denominación de los textos trabajados; sílaba tónica y átona; enunciado: frase y oración; tipos de enunciados: declarativo, interrogativo, 195
  • - - - exclamativo, imperativo; enlaces: preposición y conjunción; grupo de palabras: núcleo y complementos; adjetivo; tiempo verbal (pretérito indefinido, pretérito imperfecto y el pretérito perfecto); persona gramatical; modo imperativo e infinitivo; sujeto y el predicado; complementos del nombre y complementos del verbo. Comparación de estructuras sintácticas diversas para observar su equivalencia semántica o posibles alteraciones del significado. Inserción y coordinación de oraciones como procedimientos propios de la explicación. Exploración y reflexión sobre las posibilidades del uso de diversos enlaces entre oraciones (causa, consecuencia, finalidad, contradicción, condición...) en relación con la composición de textos. Identificación de los constituyentes fundamentales de la oración, sujeto y predicado. Transformación de oraciones de activa en pasiva y viceversa, con la finalidad de construir los conceptos de agente y objeto para la comprensión de determinados textos. Utilización del paso de estilo directo a estilo indirecto en la narración. LENGUA EXTRANJERA Bloque 1. Escuchar, hablar y conversar - - - - Escucha y comprensión de mensajes orales de progresiva complejidad, como instrucciones o explicaciones, interacciones orales dirigidas o grabaciones en soporte audiovisual e informático, para obtener información global y específica. Interacción oral en situaciones reales o simuladas con progresiva autonomía, eficacia y complejidad de las expresiones utilizadas. Producción de textos orales con progresiva autonomía, eficacia y complejidad basados en modelos y estructuras lingüísticas conocidas, mostrando Interés por expresarse oralmente en actividades individuales o de grupo. Desarrollo de estrategias básicas para apoyar la comprensión y expresión oral: uso del contexto visual y no verbal y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación transferidos desde las lenguas que conoce a la lengua extranjera. Disposición para superar las dificultades que surgen habitualmente en la comunicación, utilizando las estrategias de comunicación de las lenguas que conoce. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse. Bloque 2. Leer y escribir - - - - Lectura y comprensión de diferentes textos, en soporte papel y digital, adaptados a la competencia lingüística del alumnado, para utilizar información global y específica, en el desarrollo de una tarea o proyecto o para disfrutar de la lectura. Uso progresivamente autónomo de estrategias de lectura (utilización de los elementos del contexto visual y de los conocimientos previos sobre el tema o la situación, transferidos desde las lenguas que conoce), identificando la información más importante, deduciendo el significado de palabras y expresiones no conocidas, utilizando diccionarios. Lectura y escritura de textos propios de situaciones cotidianas de relación social, de medios de comunicación y de textos para aprender y para informarse. Composición de textos propios de distintas situaciones de comunicación, progresivamente más extensos y ricos en léxico y estructuras, para transmitir información, con diversas intenciones comunicativas. Utilización de las tecnologías de la información y la comunicación para producir textos y presentaciones y para transmitir información. 196
  • - Interés por el cuidado y la presentación de los textos escritos, y valoración del papel que desempeñan para satisfacer las necesidades de comunicación. Valoración de la lengua extranjera como instrumento para comunicarse y para aprender. Bloque 3. Conocimiento de la lengua Conocimientos lingüísticos - - - Pronunciación cuidada, ritmo, entonación y acentuación adecuados, tanto en la interacción y expresión oral como en la recitación, dramatización o lectura en voz alta. Reconocimiento del uso y funcionalidad de algunas formas y estructuras básicas propias de la lengua extranjera, previamente utilizadas. Asociación de grafía, pronunciación y significado a partir de modelos escritos, expresiones orales conocidas, establecimiento de las relaciones analíticas grafíasonido y conocimiento de algunas irregularidades relevantes. Utilización de las estrategias básicas de la producción de textos (elección del destinatario, propósito, planificación, redacción del borrador, revisión del texto y versión final) a partir de modelos. Interés por utilizar la lengua extranjera de forma correcta en situaciones variadas de progresiva extensión atendiendo a la corrección y a la adecuación de las expresiones. Comparación y reflexión sobre el funcionamiento de la lengua extranjera a partir de las lenguas que conoce. Reflexión sobre el aprendizaje - - Uso de habilidades y procedimientos como repetición, memorización, asociación de palabras y expresiones con elementos gestuales y visuales, observación de modelos, lectura de textos, utilización de soportes multimedia y de las tecnologías de la información y la comunicación, para la adquisición de nuevo léxico, formas y estructuras de la lengua. Reflexión sobre el propio aprendizaje, organización del trabajo, aceptación del error como parte del proceso de aprendizaje, autocorrección y autoevaluación. Utilización progresiva de medios gráficos de consulta e información y de las posibilidades que ofrecen las tecnologías. Confianza en la propia capacidad para aprender una lengua extranjera y valoración del trabajo cooperativo. Bloque 4. Aspectos socio-culturales y consciencia intercultural - - Valoración de la lengua extranjera o de otras lenguas como medio para comunicarse y relacionarse con compañeros y compañeras de otros países, como posibilidad de acceso a informaciones nuevas y como instrumento para conocer culturas y modos de vivir diferentes y enriquecedores. Conocimiento de costumbres cotidianas y uso de las formas de relación social propias de países donde se habla la lengua extranjera. Actitud receptiva y de valoración positiva hacia las personas que hablan otra lengua y tienen una cultura diferente a la propia. Interés por establecer contactos y comunicarse con hablantes de la lengua extranjera o de otras lenguas a través de los medios que nos proporcionan las tecnologías de la comunicación. 197
  • MATEMÁTICAS Bloque 1. Números y operaciones Números enteros, decimales y fracciones - Uso en situaciones reales del nombre y grafía de los números de más de seis cifras. Múltiplos y divisores. Números positivos y negativos. Utilización en contextos reales. Números fraccionarios. Obtención de fracciones equivalentes. Números decimales. Valor de posición y equivalencias. Uso de los números decimales en la vida cotidiana. Ordenación de números enteros, de decimales y de fracciones por comparación y representación gráfica. Expresión de partes utilizando porcentajes. Correspondencia entre fracciones sencillas, decimales y porcentajes. Sistemas de numeración en culturas anteriores e influencias en la actualidad. Operaciones - Potencia como producto de factores iguales. Cuadrados y cubos. Jerarquía de las operaciones y usos del paréntesis. Estrategias de cálculo - - Utilización de operaciones de suma, resta, multiplicación y división con distintos tipos de números, en situaciones cotidianas y en contextos de resolución de problemas. Utilización de la tabla de multiplicar para identificar múltiplos y divisores. Calculo de tantos por ciento básicos en situaciones reales. Estimación del resultado de un cálculo y valoración de respuestas numéricas razonables. Resolución de problemas de la vida cotidiana utilizando estrategias personales de cálculo mental y relaciones entre los números, explicando oralmente y por escrito el significado de los datos, la situación planteada, el proceso seguido y las soluciones obtenidas. Utilización de la calculadora en la resolución de problemas, decidiendo sobre la conveniencia de usarla en función de la complejidad de los cálculos. Capacidad para formular razonamientos y para argumentar sobre la validez de una solución identificando, en su caso, los errores. Colaboración activa y responsable en el trabajo en equipo, manifestando iniciativa para resolver problemas que implican la aplicación de los contenidos estudiados. Bloque 2. La medida: estimación y cálculo de magnitudes Longitud, peso/masa, capacidad y superficie - Desarrollo de estrategias personales para medir figuras de manera exacta y aproximada. Realización de mediciones usando instrumentos y unidades de medida convencionales. Equivalencias entre unidades de una misma magnitud. 198
  • - - Estimación de longitudes, superficies, pesos y capacidades de objetos y espacios conocidos; elección de la unidad y de los instrumentos más adecuados para medir y expresar una medida. Explicación oral y escrita del proceso seguido y de la estrategia utilizada en mediciones y estimaciones. Utilización de unidades de superficie. Comparación de superficies de figuras planas por superposición, descomposición y medición. Medida del tiempo - Unidades de medida del tiempo y sus relaciones. La precisión con los minutos y los segundos. Equivalencias y transformaciones entre horas, minutos y segundos, en situaciones reales. Medida de ángulos - El ángulo como medida de un giro o abertura. Medida de ángulos y uso de instrumentos convencionales para medir ángulos. Utilización de la medición y las medidas para resolver problemas y comprender y transmitir informaciones. Interés por utilizar con cuidado y precisión diferentes instrumentos de medida y herramientas tecnológicas, y por emplear unidades adecuadas. Bloque 3. Geometría La situación en el plano y en el espacio, distancias, ángulos y giros - Ángulos en distintas posiciones. Sistema de coordenadas cartesianas. Descripción de posiciones y movimientos por medio de coordenadas, distancias, ángulos, giros... La representación elemental del espacio, escalas y gráficas sencillas. Utilización de instrumentos de dibujo y programas informáticos para la construcción y exploración de formas geométricas. Formas planas y espaciales - Relaciones entre lados y entre ángulos de un triángulo. Formación de figuras planas y cuerpos geométricos a partir de otras por composición y descomposición. Interés por la precisión en la descripción y representación de formas geométricas. Regularidades y simetrías - Reconocimiento de simetrías en figuras y objetos. Trazado de una figura plana simétrica de otra respecto de un elemento dado. Introducción a la semejanza: ampliaciones y reducciones. Interés y perseverancia en la búsqueda de soluciones ante situaciones de incertidumbre relacionadas con la organización y utilización del espacio. Confianza en las propias posibilidades para utilizar las construcciones geométricas y los objetos y las relaciones espaciales para resolver problemas en situaciones reales. 199
  • - Interés por la presentación clara y ordenada de los trabajos geométricos. Bloque 4. Tratamiento de la información, azar y probabilidad Gráficos y parámetros estadísticos - Recogida y registro de datos utilizando técnicas elementales de encuesta, observación y medición. Distintas formas de representar la información. Tipos de gráficos estadísticos. Valoración de la importancia de analizar críticamente las informaciones que se presentan a través de gráficos estadísticos. La media aritmética, la moda y el rango, aplicación a situaciones familiares. Disposición a la elaboración y presentación de gráficos y tablas de forma ordenada y clara. Obtención y utilización de información para la realización de gráficos. Carácter aleatorio de algunas experiencias - Presencia del azar en la vida cotidiana. Estimación del grado de probabilidad de un suceso. Valoración de la necesidad de reflexión, razonamiento y perseverancia para superar las dificultades implícitas en la resolución de problemas. Confianza en las propias posibilidades e interés por utilizar las herramientas tecnológicas en la comprensión de los contenidos funcionales. RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA - - La estructura de la religión. El concepto de Dios y de hombre. Origen y destino del hombre. Las mediaciones. Manifestaciones de la estructura del fenómeno religioso en la antigüedad (Mesopotamia, Egipto, Grecia y Roma). Las respuestas a las grandes preguntas del ser humano en el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam. El sentido y alcance de la fe y las buenas obras. El ser humano, el sentido de su vida y su salvación en el Hinduismo y el Budismo. La dignidad del ser humano creado por Dios Padre. Los derechos humanos. Relatos del Nuevo Testamento en que los testigos acreditan que Jesucristo es Hijo de Dios y verdadero hombre. Jesucristo, Salvador y Redentor del pecado y de la muerte. Jesucristo, plenitud del hombre. La presencia de la Virgen María en el Evangelio y en los Hechos de los Apóstoles. El hombre nuevo y la ley del Espíritu. El amor de Dios y el amor al prójimo. El ser humano es responsable de sus actos. El valor de la conciencia, la verdad, la libertad y la voluntad. Los sacramentos para el crecimiento y propagación del Pueblo de Dios: Orden sacerdotal y Matrimonio. Jesús llama y envía a sus discípulos por todo el mundo para continuar su obra de salvación. La venida y presencia del Espíritu Santo. La expansión de la Iglesia. La Iglesia, nuevo Pueblo de Dios. Manifestaciones de la estructura jerárquica de la Iglesia. El Papa, los Obispos, los Sacerdotes, la Vida Consagrada. La Iglesia Universal y la Iglesia diocesana. La Iglesia en el mundo actual. Significado y sentido de las notas de la Iglesia. Mapa de las grandes religiones en el mundo de hoy. 200
  • - Respeto a las convicciones religiosas como condición mínima para la convivencia. Compromiso y solidaridad con el mundo de hoy: manifestaciones en la Iglesia y en otras religiones. Las fiestas del pueblo de Dios. Su valor comunitario y rememorativo. El encuentro con Dios a través de las fiestas. Manifestaciones de la presencia de Dios en la cultura cristiana. Valoración de las expresiones artísticas de las religiones presentes en el entorno. Dios prepara una tierra nueva donde habitará la justicia. La Unción de los enfermos. Las postrimerías del ser humano. 2.5.4 Enseñanzas propias de la Comunidad Autónoma de Andalucía para la Educación Primaria. ÁREA DE CONOCIMIENTO DEL MEDIO Desde el área de Conocimiento del medio natural, social y cultural se ofrece la posibilidad de organizar el currículo en torno a una serie de grandes problemáticas o núcleos temáticos que presentan ciertas características: son problemas reales del medio natural, social y cultural, tienen posibilidades de conectar con los conocimientos e intereses del alumnado y pueden ser trabajados con el apoyo del conocimiento ofrecido por las ciencias naturales y sociales. Estos núcleos temáticos, sin pretender ser un listado exhaustivo, se presentan como ejemplos de suficiente relevancia para orientar los proyectos educativos en coherencia con los objetivos del área y de la etapa. En ese sentido, se han destacado cuestiones que desde la perspectiva de Andalucía permiten, por una parte, profundizar en el tratamiento educativo de algunas de nuestras peculiaridades y, por otra, abordar problemáticas sobre cuya relevancia se pretende llamar la atención desde nuestra Comunidad Autónoma. Es necesario resaltar que, tomando como referencia básica los objetivos educativos generales de la educación primaria, esta área puede funcionar como eje organizador de los posibles proyectos curriculares, al ofrecer la posibilidad de estructurar dichos proyectos en torno a cuestiones básicas de la realidad social y natural, facilitando así la integración de aportaciones procedentes de otras áreas mediante enfoques de carácter interdisciplinar, transdisciplinar o globalizados. Se recogen ocho núcleos temáticos: La construcción histórica, social y cultural de Andalucía, paisajes andaluces, el patrimonio en Andalucía, igualdad, convivencia e interculturalidad, salud y bienestar, progreso tecnológico y modelos de desarrollo, el uso responsable de los recursos y la incidencia de la actividad humana en el medio. La construcción histórica, social y cultural de Andalucía Siendo la andaluza una sociedad caracterizada por el proceso de mestizaje y aculturación, tanto en el pasado como en la actualidad, la educación escolar debería contribuir a una construcción compleja y crítica de Andalucía, trabajando nuestras peculiaridades y promoviendo, a un tiempo, el carácter abierto y universalista que ha caracterizado a los andaluces y andaluzas. En esa línea, sería interesante analizar en las aulas algunas de las causas naturales y sociales que explican estas características: nuestra posición geográfica, nuestro clima, nuestro relieve, nuestra historia, etc. Junto a la consideración del legado histórico también se debería tener en cuenta la situación actual y los proyectos de futuro, valorando, por ejemplo, aspectos como las perspectivas de desarrollo de nuestra Comunidad Autónoma o el papel de los andaluces y andaluzas en otras comunidades autónomas españolas, en Europa, en Latinoamérica, en el Magreb y en otros lugares del mundo. 201
  • Esta problemática ha de trabajarse otorgando un papel importante a los valores, que han de combinarse adecuadamente con la gran diversidad de conocimientos disponibles. Para ello, se pueden adoptar diversos enfoques a lo largo de los distintos ciclos de la educación primaria, en función del proyecto educativo existente y de los contenidos que se consideren más adecuados utilizar. En el tercer ciclo se podría trabajar en la línea de integrar la Comunidad Autónoma en el contexto nacional e internacional, con cuestiones como: - ¿Podemos ser, a la vez, ciudadanos o ciudadanas de Andalucía, de España y de Europa? ¿Cómo nos ven a los andaluces y andaluzas desde diversos países del mundo? Paisajes andaluces La situación geográfica de Andalucía (en el sur de la Península Ibérica, entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo), su relieve (desde las cumbres más elevadas de la Península hasta sus amplias zonas al nivel del mar), su historia (el asentamiento de tantos pueblos y de culturas tan diversas), etc. hacen que podamos encontrar en Andalucía una gran diversidad de paisajes. Estos paisajes son casi siempre paisajes culturales, son el resultado y reflejo de una interacción prolongada entre las personas, con su organización social, y el medio físico; son, en definitiva, el testimonio de las complejas relaciones entre las comunidades humanas y su medio. El análisis de esta realidad puede ser el hilo conductor que permita constatar, en el aula, la riqueza de ambientes, usos, etc. que conforman nuestro entorno. Junto a esta idea de diversidad, es interesante trabajar, a medida que se avanza en la educación primaria, la idea de unidad, que ayudará al alumnado a elaborar una concepción del paisaje como resultado de la interacción entre elementos físico-químicos, naturales y sociales, interacción que se desarrolla de una forma peculiar y que otorga a los paisajes unos determinados valores (ecológicos, estéticos, económicos, históricos...). En el tercer ciclo, la perspectiva de análisis podría concretarse en problemas como los siguientes: - ¿Cómo se han generado los paisajes que conocemos en Andalucía? ¿Qué valor tienen para nosotros y para nuestra Comunidad los paisajes que nos rodean? ¿Qué se puede modificar y qué se debe conservar en los paisajes andaluces? (se puede trabajar con ejemplos concretos). ¿Qué otros paisajes son característicos de otras zonas de España y de la Tierra? El patrimonio en Andalucía Nuestra Comunidad Autónoma y nuestro Estado tienen una gran riqueza patrimonial, que debe ser abordada en la educación, desde una perspectiva holística, que evite la fragmentación disciplinar con que tradicionalmente se ha considerado el patrimonio en la escuela. Particularmente, la riqueza patrimonial de Andalucía se manifiesta en muy diversos aspectos. Nuestro patrimonio natural se plasma en una gran cantidad de parques naturales, reservas, espacios protegidos, etc. (como puede ser Doñana o Sierra Nevada, por ejemplo) que ocupan una parte importante del territorio andaluz. Nuestro patrimonio histórico-artístico es, 202
  • asimismo, de una enorme riqueza y variedad, como corresponde al legado de muy distintas culturas. No menos importante sería el patrimonio etnográfico y, en general, todo el patrimonio inmaterial, que puede proporcionar, asimismo, abundantes ejemplos para el trabajo en las aulas. La valoración del rico bagaje patrimonial andaluz no debe hacernos olvidar que el patrimonio traduce sistemas de valores que se han ido tejiendo a lo largo del tiempo y que constituyen una construcción social, que, por tanto, ha de ser considerada desde una óptica distanciada y crítica, óptica que conviene ir trabajando con los escolares desde la etapa de educación primaria, en orden a evitar los sesgos de carácter etnocéntrico. Por otro lado, es importante tener en cuenta el carácter limitado y frágil de gran parte de los bienes patrimoniales, lo que los convierte en bienes en estado crítico, que es necesario preservar e integrar en los contextos sociales actuales. Por ello, es conveniente ir planteando, también, a los estudiantes el debate sobre las relaciones entre conservación del patrimonio, disfrute del mismo y desarrollo económico y social, fomentando, a este respecto, su responsabilidad como ciudadanos actuales y futuros. El trabajo en el tercer ciclo permite el planteamiento de problemas más complejos que en los otros ciclos: - ¿Por qué algunos bienes son considerados como parte de nuestro patrimonio y otros no? ¿Qué nos dice nuestro patrimonio acerca de quiénes somos los andaluces y andaluzas? ¿Cómo se puede hacer compatible nuestro disfrute con la conservación del patrimonio? Igualdad, convivencia e interculturalidad Educar en el conocimiento y respeto de los derechos fundamentales implica, entre otros aspectos, prestar atención al reconocimiento de los derechos de colectivos que con anterioridad han venido sufriendo una situación de olvido o marginación, como ocurre concretamente con la situación tradicional de la mujer. La educación ha de atender al respeto de las diversas opciones vitales de las personas y los grupos sociales, desarrollando la sensibilidad y la actitud crítica hacia estereotipos racistas, xenófobos, machistas y homófobos, presentes con demasiada frecuencia en nuestra sociedad. La existencia de estas situaciones en el propio contexto escolar (como ocurre, por ejemplo, con el maltrato entre iguales) ofrece una oportunidad de trabajar estos problemas integrándolos en el currículo. Una especial importancia tiene la comprensión, el análisis y el desarrollo de actitudes y valores en relación con los fenómenos de interacción de culturas diversas que se están dando en nuestra comunidad, tanto por el arraigo de comunidades con una fuerte tradición propia, como es el caso de la comunidad gitana, como por la presencia, más reciente, de otros colectivos llegados a través de flujos migratorios. Estas realidadeshacen necesario adoptar una mirada respetuosa con otras culturas, sin renunciar a los valores que, en el proyecto educativo, se consideren como deseables. La perspectiva de interacción entre culturas puede ser utilizada también, desde el punto de vista educativo, para abordar el análisis del desajuste (a veces, incluso, confrontación) existente entre diversas generaciones en nuestra propia sociedad. En todos estos casos la perspectiva del debate y el diálogo constituye una clave para el tratamiento de posibles conflictos y para favorecer la convivencia. La valoración crítica de nuestra propia cultura, el respeto de otras culturas, la empatía,la sensibilidad ante las desigualdades, la capacidad de negociación, la regulación 203
  • pacífica de los conflictos, la actitud de colaboración y el compromiso social constituyen, junto con otros aspectos, un bagaje de contenidos indispensables para poder trabajar adecuadamente este núcleo, adecuándolos, en todo caso, a las posibilidades del alumnado y a los requerimientos del contexto social en el que se esté desarrollando el proyecto educativo. Para su tratamiento en el aula, y teniendo en cuenta una perspectiva de progresión a lolargo de los tres ciclos de la etapa, se pueden plantear problemas como los que se ejemplifican a continuación. - ¿Qué beneficios y dificultades encuentras en la convivencia entre personas de distintas culturas? - ¿Qué vías pacíficas conoces para resolver conflictos entre países (o entre comunidades de un mismo país)? (pueden elegirse ejemplos históricos y actuales). Salud y bienestar La escuela debe ofrecer oportunidades de trabajar estos problemas, aportando una perspectiva que vincule más claramente el conocimiento académico (frecuentemente fragmentado en distintos campos disciplinares) con el mundo del alumnado y con el contexto social, donde se dan problemas como los de las dietas desequilibradas, la disminución de la actividad física, los estereotipos promovidos por las modas, la proliferación de ambientes excesivamente ruidosos, las desigualdades en el disfrute de los servicios públicos o el papel que se le ha venido atribuyendo a la mujer como responsable de la salud familiar. Por lo demás, el contexto andaluz proporciona oportunidades específicas para trabajar estos problemas. Así, puede hacerse, por ejemplo, en torno a las peculiaridades climáticas, las tradiciones culturales relacionadas con el desarrollo de la vida social, la dieta mediterránea o el impulso a determinadas líneas de investigación relacionadas con la salud. La propuesta de distintos problemas que vayan profundizando en la temática puede servir para organizar el desarrollo de este núcleo en el aula a lo largo de toda la etapa. Así puede verse en los ejemplos siguientes. - ¿Cómo es el funcionamiento de nuestro sistema público de salud? ¿Todas las personas disfrutan del mismo bienestar en nuestra ciudad (o en nuestro pueblo)? Progreso tecnológico y modelos de desarrollo La Comunidad andaluza está sufriendo una acelerada transición desde situaciones profundamente tradicionales en ciertos ámbitos a posiciones de desarrollo avanzado en otros. Así, los alumnos y alumnas están viviendo a diario estas experiencias en su contexto social, experiencias que deben ser reflexionadas y profundizadas en el ámbito educativo. Este núcleo temático se refiere, por tanto, a cuestiones de una clara dimensión global, pero que se manifiestan en el entorno de los alumnos y alumnas, quienes ya desde la etapa de educación primaria pueden realizar una aproximación a las mismas. De ahí la necesidad de trabajar especialmente la sensibilidad, el sentido crítico en el análisis y el compromiso en relación con la búsqueda de las mejores alternativas a cómo progresar y desarrollarnos. En este núcleo se muestra aún con más claridad que en otros la urgencia de que la educación escolar dirija su mirada al futuro y no se conforme con la mera aportación de conocimientos limitados al presente o al pasado. 204
  • En el tercer ciclo se podrían manejar perspectivas más globales y que impliquen ya un compromiso del alumnado como ciudadanos y ciudadanas responsables, trabajando problemas como los siguientes: - ¿Qué tipos de cambios importantes han transformado la vida en Andalucía en el último siglo? ¿Qué valoración podemos hacer de esos cambios de cara al futuro? - ¿Por qué no se han dado los mismos avances tecnológicos en diversos sitios del mundo? El uso responsable de los recursos El trabajo en este núcleo temático se puede concretar en relación a diversos recursos. Uno de los recursos básicos para Andalucía es el agua, un bien escaso y valioso, con distribución desigual dentro de nuestro territorio y sometido a los vaivenes de las dinámicas económicas desarrollistas de las últimas décadas. En ese sentido, la expansión de nuevos modelos agrícolas intensivos, la expansión acelerada de la urbanización y el aumento del turismo constituyen factores que están incidiendo de una forma determinante sobre este recurso. Ello, entre otras razones, hace recomendable orientar el trabajo utilizando como caso paradigmático el agua. Igualmente se podría trabajar sobre el agotamiento de los recursos energéticos en los que se basa el funcionamiento habitual de nuestra vida cotidiana; una cuestión, por cierto, que afecta no sólo a los transportes o al uso doméstico, sino, sobre todo a la producción de alimentos (basada en un porcentaje enorme en el uso de energía derivada, directa o indirectamente, del petróleo). Ello hace inaplazable el tratamiento de esta problemática, existiendo, además, en Andalucía, ejemplos para trabajar sobre la validez de posibles alternativas energéticas (centrales solares de Almería, Sanlúcar la Mayor, parques eólicos, utilización de determinadas producciones vegetales para obtener biocombustibles, etc.). Por lo demás, la Estrategia Andaluza de Educación Ambiental ha realizado diversas recomendaciones en relación con la educación escolar relativa al uso de los recursos. Y ello es realizable ya desde la educación primaria, al menos en aquellos aspectos más vinculados con la vida de los escolares, como es el caso del uso doméstico del agua o del uso de los transportes colectivos. Concretamente, los transportes alternativos al vehículo privado se presentan como una medida necesaria en nuestro mundo y perfectamente aplicable en nuestra Comunidad Autónoma, pudiéndose conectar este enfoque con la sensibilización en relación con los accidentes de circulación y otros objetivos de la educación vial. En el tercer ciclo se pueden realizar aproximaciones a análisis más amplios y valorativos, como: - ¿Puede llegar a haber guerras por controlar algunos recursos básicos para la Humanidad (como el agua, el petróleo...)? - ¿Si empezara a faltar el petróleo, qué cambios importantes podría haber en nuestra vida cotidiana? ¿Cómo podríamos afrontar dichos cambios? La incidencia de la actividad humana en el medio. Si se atiende a diferentes aspectos de la actividad de las comunidades humanas, se puede analizar y valorar con más precisión la incidencia de dicha actividad en el medio. Así, se puede hacer, para el caso de Andalucía, con diversos ámbitos de la actividad humana, susceptibles de ser trabajados como problemáticas en el currículo escolar, como ocurre con la transformación del medio rural andaluz, con los cambios profundos de la actividad industrial, con la expansión de la urbanización o con las diversas posibilidades del turismo y del ocio. 205
  • En relación, concretamente, con la problemática de la tradición y modernización en el medio rural andaluz, se puede partir del hecho de que Andalucía sigue siendo una comunidad en la que lo rural tiene una gran importancia; pero el mundo rural andaluz ha sufrido profundas modificaciones, que han transformado el paisaje y, sobre todo los modos de vida, que se han hecho cada vez más semejantes a los urbanos. Estos cambios están provocando situaciones que deben ser conocidos y trabajados desde la educación, con especial atención al entorno en el que se encuentren los centros escolares. Así, pueden ser objeto de estudio las tradiciones rurales y su progresiva desaparición, los problemas de deforestación y desertización del territorio, la expansión de modelos agrícolas intensivos con fuertes requerimientos de agua y de recursos energéticos... En el tercer ciclo, desde una perspectiva más compleja, se puede plantear, por ejemplo: - ¿En qué consiste la moderna agricultura andaluza de regadío? (se pueden elegir diversos casos). ¿Qué ventajas e inconvenientes puede tener? ¿Por qué se producen incendios en nuestros bosques? ¿Qué podríamos hacer para evitarlos? ¿Qué costumbres y tradiciones de nuestros pueblos están desapareciendo? ¿Qué podríamos hacer para conservarlas? Respecto a la problemática de la industrialización en Andalucía, conviene recordar que históricamente ha sido ésta una de las cuestiones pendientes en el desarrollo andaluz. Pese a algunas iniciativas tempranas, nunca ha llegado a desarrollarse un tejido industrial extenso y estable en nuestra Comunidad Autónoma. En las últimas décadas, la situación de la industria andaluza está mostrando, junto a determinadas iniciativas innovadoras, las sombras de la lógica de la globalización, con los problemas a ella asociados, como reconversiones, deslocalizaciones, etc. De ahí el interés de aproximar al alumnado al conocimiento del funcionamiento de la industria en Andalucía, a través de manifestaciones de diverso tipo y a distintas escalas. En el tercer ciclo se puede plantear, por ejemplo: - ¿Qué tipos de industrias existen en Andalucía? (se pueden elegir diversos casos). ¿Quiénes reciben los beneficios de dichas industrias? ¿Qué consecuencias puede tener una industria sobre el entorno natural? (se pueden elegir diversos ejemplos). Respecto a los procesos de urbanización en el territorio andaluz, se trata de un fenómeno de expansión continuada con fuerte impacto sobre el territorio, sobre todo en áreas costeras de carácter turístico y en las coronas metropolitanas de las grandes ciudades andaluzas. Esta dinámica está dando lugar a que la opinión ciudadana termine por considerar como algo natural un fenómeno que, sin embargo, admite otras alternativas. Es necesario, en ese sentido, que los alumnos y alumnas se inicien en el análisis de estas realidades, debatiendo sobre las mismas y adquiriendo un cierto distanciamiento crítico que les permita ir comprendiendo otras posibilidades de urbanización y otras formas de vida urbana. En el tercer ciclo se puede trabajar sobre problemas como, por ejemplo: - ¿Hasta dónde puede seguir creciendo nuestra ciudad? ¿Qué problemas nuevos surgen cuando una ciudad crece mucho? 206
  • - ¿Qué ventajas y qué inconvenientes tienen las urbanizaciones de viviendas unifamiliares que surgen en los alrededores de las ciudades? Respecto al ocio y el turismo en Andalucía, son fenómenos que guardan estrecha relación entre sí, pero que podrían ser analizados también de forma independiente. El turismo se ha convertido en una fuente fundamental de desarrollo económico en nuestra Comunidad Autónoma, con una gran incidencia social (en el empleo, en las costumbres...) y con un fuerte impacto sobre el territorio, sobre todo en las áreas de costa. Existen, por lo demás, en Andalucía diversas modalidades de turismo que permiten ejemplificar ampliamente el estudio de esta problemática. Como ocurre con el caso de la expansión urbana acelerada vinculada en gran parte al fenómeno de la expansión turística, es importante que el alumnado de primaria se inicie en el análisis de estos fenómenos, valorando no sólo sus ventajas económicas, sino también sus posibles impactos sobre el medio y sobre los modos de vida tradicionales. En relación con el turismo se puede trabajar, asimismo, la problemática del ocio en el contexto de una sociedad que cada vez dedica más tiempo y más recursos a las actividades de ocio, que se convierten, así, en un importante sector económico. En el tercer ciclo se puede trabajar sobre problemas de carácter más complejo, como: - ¿Quiénes obtienen beneficios del turismo en nuestras costas? - ¿Qué consecuencias puede tener la actividad turística sobre los paisajes de Andalucía? - ¿Qué tipo de actividades de ocio hay en nuestra ciudad para personas de diferentes edades y aficiones? ¿Puede toda la gente hacer uso de esas actividades? ÁREA DE LENGUA CASTELLANA En la educación primaria, la adquisición de competencias comunicativas, comprensión y expresión, debe entenderse como motor de la formación personal, de la adquisición de conocimientos, de la autonomía personal para acceder a aprendizajes futuros y para el desarrollo integral de la persona. Corresponde a las áreas de Lengua castellana y literatura y de Lengua extranjera, de manera particular, pero no única, el desarrollar las cuatro habilidades lingüísticas básicas: escuchar, hablar, leer y escribir. Dicho objetivo ha de conseguirse a través de un enfoque funcional, un acercamiento al mundo de la literatura infantil y juvenil y un uso reflexivo de las lenguas. Todo el profesorado, de cualquier área, debe promover, partiendo de un trabajo coordinado, la comunicación lingüística como vehículo imprescindible para garantizar un aprendizaje con éxito, para aprender a pensar y como forma privilegiada para construir con los y las demás relaciones de respeto y cooperación necesarias para su formación como futuros adultos. Asimismo, la comunicación lingüística permitirá una mejor adaptación familiar y social, considerando la familia y la sociedad, en nuestro caso la andaluza, como contextos fundamentales en el inicio y desarrollo de las competencias comunicativas de los niños y niñas. Todo ello, siempre, haciendo un uso de la lengua no discriminatorio ni sexista que promueva la igualdad real y efectiva entre sexos. Desde Andalucía se proponen, para estas materias, las cuatro habilidades lingüísticas básicas citadas: escuchar, hablar, leer y escribir. A través de las mismas se pretende mostrar perspectivas educativas y sugerir posibilidades de trabajo que se consideran relevantes desde nuestra Comunidad Autónoma, complementando así la propuesta de contenidos mínimos recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre. Se recogen los cuatro núcleos de destrezas básicas:. ¿Qué y cómo escuchar?, ¿Qué y cómo hablar?, ¿Qué y cómo leer? Y ¿Qué y cómo escribir? 207
  • ¿Qué y cómo escuchar? El desarrollo más conveniente en el ámbito escolar debe lograr un nivel de escucha propicio dentro de las más diversas situaciones. El aula, y el propio Centro, y su proyección natural en la familia y en el resto de su entorno social, deben ser espacios de convivencia, respeto, intercambio de información y de opinión y de construcción del conocimiento. Sólo sabiendo escuchar se podrá cimentar la creación colectiva de conocimientos y el enriquecimiento personal. En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - - Saber escuchar con respeto la modalidad lingüística andaluza en todas sus variedades. Reconocer y saber escuchar la diversidad de hablas andaluzas en los medios de comunicación (radio y televisión). Reconocer, al escuchar, la relación de la modalidad lingüística andaluza con el español de América, así como con otras manifestaciones lingüísticas de significativo arraigo en nuestra Comunidad Autónoma (la lengua de la etnia gitana). Reconocer, al escuchar, la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). ¿Qué y cómo hablar? El hablar implica compartir ideas, sentimientos, necesidades, así como defender opiniones desde el respeto al otro con una valoración y autoexigencia a la hora de hablar organizando previamente lo que se dice con las convenciones lingüísticas adecuadas. Hablar en Andalucía debe suponer propiciar la comunicación desde el respetuoso intercambio de mensajes (charla, conversación o diálogo) entre varias personas de la misma o distinta procedencia y origen lingüístico y cultural, partiendo del conocimiento y la defensa de la modalidad lingüística andaluza como seña de identidad propia. El hablar debe ser, también, desde el dominio progresivo de las lenguas extranjeras, una forma de proyectarse hacia otros hablantes definidos por códigos lingüísticos distintos y culturas de conveniente conocimiento para crecer como personas. En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Analizar las hablas andaluzas en diversos medios de comunicación, radio y televisión. Saber expresar oralmente contenidos de la literatura de tradición oral andaluza en sus diversos niveles de expresión (flamenco, folclore...). Expresarse de forma natural mediante la modalidad lingüística andaluza, aceptándola y reconociéndola. Aproximarse, cuando las circunstancias lo requieran, a las hablas correspondientes a modelos variados del mundo cultural y académico andaluces. Saber crear y planificar mensajes orales, partiendo de su contexto más cercano, que en nuestro caso es el andaluz, con una intención comunicativa. Saber crear y recrear oralmente textos con intención literaria o lúdica que partan de la realidad cultural andaluza. 208
  • ¿Qué y cómo leer? Leer debe ser un proceso de captación y comprensión del mundo que requiere la colaboración de la familia con la escuela y que precisa destrezas progresivas sobre el procesamiento de lenguajes verbales y no verbales. Leer debe ser conocer producciones propias y ajenas, modelos de interés comunicativos de todos los ámbitos y, en especial, de Andalucía. Leer debe suponer disfrutar de ideas, historias, experiencias transmitidas desde contextos diversos en el espacio y el tiempo. Se debe leer desde la variedad de formatos (papel y digital) y desde la variedad de relaciones personales (lectura individual y compartida); conocer la existencia de otros lenguajes (Braille, lengua de signos...) y de otras lenguas (curriculares o las propias de la inmigración, que son las que utilizan los nuevos compañeros y compañeras con los que se convive en la escuela). Leer debe ser comprender diversos tipos de textos, según su finalidad, intención (implícita o explícita) y modo de producción (personal, oficial, periodístico, político, religioso, virtual). Leer en la escuela, finalmente, también debe suponer un medio privilegiado para descubrir lo desconocido, empezar a dominarlo y desarrollarlo. En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Lectura y comprensión de textos cercanos a la experiencia vital, local y regional, de niños y niñas. Conocimiento y lectura de textos periodísticos relativos a nuestra Comunidad Autónoma (sociedad, cultura, ciencia...). Conocimiento de la literatura escrita de temática andaluza, de autores y autoras andaluces y no andaluces, como forma de comprensión de la realidad histórica y cultural de nuestra Comunidad Autónoma: narrativa (tradición oral, relato breve, lugares y personajes andaluces...), poesía (tradición oral, refranes, adivinanzas, poesía culta infantil...), teatro (leer y dramatizar teatro breve...), cine (ver y analizar filmografía andaluza) y otros géneros adecuados a la edad, nivel e intereses del alumnado. ¿Qué y cómo escribir? Se debe tender a escribir para pensar y darle forma al pensamiento y prepararlo para una producción de mensajes planificados y organizados, debiendo existir una colaboración de la familia con la escuela. Escribir para comunicar de forma adecuada ideas o sentimientos con la posibilidad de que queden guardados, se revisen y se hable sobre ellos. Escribir para transmitir mensajes cercanos y prácticos. Escribir para comprender y compartir la experiencia de autores y autoras reconocidos, que forman parte de nuestro patrimonio, en especial del andaluz. En la Comunidad Autónoma de Andalucía deberemos abordar, particularmente, los siguientes contenidos: - Composición de textos a partir de la realidad más cercana al alumnado, incluyendo a los andaluces y andaluzas que viven fuera de nuestra tierra (personajes, experiencias). Creación y recreación de textos con intención literaria o lúdica, a partir de modelos de autores y autoras andaluces o de temática andaluza. Conocimiento y composición de textos relativos a los medios de comunicación periodísticos referidos a nuestra Comunidad (sociedad, cultura, ciencia). 209
  • ÁREA DE MATEMÁTICAS Las matemáticas deben concebirse como un conjunto de ideas y formas de actuar que no sólo conllevan el uso de cantidades y formas, sino mucho más que eso, se asocian a hacerse preguntas, identificar estructuras, analizar fenómenos, establecer modelos, etc. Todo ello debe desarrollarse mediante un triple enfoque en el aprendizaje de las matemáticas en esta etapa educativa que nunca debe perderse de vista: se aprende matemáticas porque son útiles e incluso imprescindibles para la vida cotidiana y para el desarrollo de las actividades profesionales y de todo tipo; porque nos ayudan a comprender la realidad que nos rodea; y también, porque su aprendizaje contribuye a la formación intelectual general potenciando las capacidades cognitivas de niños y niñas. Para estos fines, la resolución de problemas debe concebirse como un aspecto fundamental para el desarrollo de las capacidades y competencias básicas en el área de matemáticas y como elemento esencial para la construcción del conocimiento matemático. Es por ello fundamental su incorporación sistemática y metodológica a los contenidos de dicha materia. Los medios tecnológicos son hoy día herramientas esenciales para enseñar, aprender y en definitiva, para hacer matemáticas, por lo que su presencia debe ser habitual en los procesos de enseñanza y aprendizaje de esta materia. En este sentido, la adopción de medidas para el impulso de la sociedad del conocimiento y, en particular, la apuesta por la introducción de las TIC en el ámbito educativo, constituyen una importante contribución de carácter social en Andalucía que debe aprovecharse para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje en general y en el área de Matemáticas de manera específica. Por otro lado, el conocimiento del desarrollo histórico de las matemáticas y la contribución de éstas a la sociedad en todos los tiempos y culturas servirán para concebir el saber matemático como una necesidad básica para todos los ciudadanos y ciudadanas. Estos tres aspectos: la resolución de problemas, sobre todo; el uso sistemáticamente adecuado de los medios tecnológicos; y la dimensión social y cultural de las matemáticas, deben entenderse, pues, como ejes transversales que han de estar siempre presentes en la construcción del conocimiento matemático durante esta etapa. El desarrollo del sentido numérico y de la simbolización algebraica, el estudio de las formas y sus propiedades, en especial las de nuestro entorno, y la interpretación de los fenómenos ambientales y sociales a través del tratamiento de la información y la probabilidad, completan la propuesta de contenidos para esta etapa educativa. Es preciso indicar que estos bloques temáticos no deben considerarse compartimentos estancos. En este sentido, es esencial la organización del aprendizaje desde la autonomía de cada centro y de cada equipo docente. En todo caso debe abordarse la enseñanza y aprendizaje de los contenidos de forma cíclica y gradual y con atención a todos los bloques. Se señalan seis núcleos temáticos: 1. Resolución de problemas (transversal). 2. Uso de los recursos TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas (transversal). 3. Dimensión histórica, social y cultural de las matemáticas (transversal). 4. Desarrollo del sentido numérico. Medida de magnitudes. 210
  • 5. Las formas y figuras y sus propiedades. 6. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. Resolución de problemas (transversal). Los niños y niñas del tercer ciclo, para los que la resolución de problemas resulta especialmente adecuada para ser trabajada, deben familiarizarse con alguna estrategia heurística de resolución de problemas, como la basada en cuatro pasos para resolver un problema matemático: comprender el enunciado, trazar un plan o estrategia, ejecutar el plan y comprobar la solución en el contexto del problema. Uso de los recursos TIC en la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas (transversal). Es fundamental la incorporación a la dinámica habitual de trabajo en el aula de las alternativas metodológicas existentes para el uso educativo de Internet, tales como las webquests, cazas del tesoro, herramientas de autor, entre otras. Los alumnos y alumnas deben profundizar gradualmente en el conocimiento, manejo y aprovechamiento didáctico de alguna aplicación básica de Geometría Dinámica, familiarizarse con el uso racional de la calculadora y utilizar simuladores y recursos interactivos como elementos habituales de sus aprendizajes. Dimensión histórica, social y cultural de las matemáticas (transversal). El estudio de la historia de las matemáticas en las distintas épocas y en las diferentes culturas ayudará a concebir a Andalucía como crisol cultural: las matemáticas en la India, en especial en su etapa de madurez en la época clásica (s. I al VIII) (el sistema de numeración en base diez, la astronomía, la aritmética, entre otros); las matemáticas en el Antiguo Egipto (los números y las operaciones, las fracciones, el triángulo, el círculo, la pirámide, el cilindro, el acercamiento al número pi, etc.); las matemáticas en la época helénica (la geometría euclidiana y las figuras matemáticas relevantes de esta etapa); las matemáticas en el mundo árabe, en especial desde finales del s. VIII al s. XV (el desarrollo de la aritmética, el sistema sexagesimal, la astronomía, entre otros), haciendo especial énfasis al desarrollo de la misma durante el período del Califato de Córdoba, y las matemáticas en nuestro tiempo. Desarrollo del sentido numérico. Medida de magnitudes. Los contenidos a tratar se encuentran recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre: Bloque 1, Números y operaciones y Bloque 2, La medida: estimación y cálculo. Las formas y figuras y sus propiedades. Los contenidos a tratar se encuentran recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre: Bloque 3, Geometría. Tratamiento de la información, azar y probabilidad. Los contenidos a tratar se encuentran recogidos en el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre: Bloque 4, Tratamiento de la información, estadística y azar. 211
  • 2.5.5 Contribución de las áreas al desarrollo de las competencias básicas CONOCIMIENTO DEL MEDIO Competencia relativa al conocimiento y la interacción con el mundo físico Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe: Ser capaz de explicar cómo funciona el cuerpo humano, con el fin de actuar para prevenir enfermedades y conservar la salud propia y la de los demás. En tercer ciclo, los alumnos aprenderán cómo son y cómo funcionan los principales aparatos y sistemas del cuerpo humano para realizar las funciones vitales. Además, conocerán algunas enfermedades y reflexionarán sobre la manera de preservar su salud. Ser capaz de reflexionar críticamente y de manifestar actitudes responsables sobre el medio ambiente. En este ciclo, el alumno aprenderá qué es el medio ambiente, qué acciones lo dañan y que medidas lo protegen. También será consciente de su responsabilidad personal en el cuidado del medio ambiente. Además, conocerá y valorará los Parques Nacionales españoles. Ser capaz de aplicar conocimientos científicos para explicar el mundo físico y resolver problemas de la vida cotidiana. En tercer ciclo, el alumno aprenderá a explicar cómo está constituido nuestro planeta, el Sistema Solar y el Universo. También estudiará nociones básicas sobre la materia, la energía, las fuerzas y el movimiento, que le permitirán comprender fenómenos cotidianos. Por otra parte, profundizará su conocimiento sobre cómo funcionan algunas máquinas simples y complejas. Ser capaz de explicar con criterios científicos el funcionamiento de los seres vivos y su interacción con el medio natural y con los seres humanos. Durante el tercer ciclo, el alumno aprenderá a identificar y a clasificar las plantas según criterios científicos. Además, el alumno comprenderá la organización celular de los seres vivos, reconocerá seres de los cinco reinos y podrá explicar las relaciones básicas que existen entre los componentes de un ecosistema. Ser capaz de comprender las características de los paisajes y de distintos entornos para valorar su diversidad y para orientarse en el espacio. En este ciclo, los alumnos aprenderán a reconocer cómo son los elementos del paisaje: relieve, ríos, vegetación y climas de la Comunidad Autónoma, de España y de Europa. También aprenderán a interpretar los elementos básicos de un mapa de relieve y a localizar puntos en el planisferio. 212
  • Competencia social y ciudadana Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe: Ser capaz de entender la organización social y económica en los entornos más cercanos, para participar como ciudadano activo en la vida social. En tercer ciclo, los alumnos estudiarán la organización política de la Comunidad Autónoma, de España y de la Unión Europea. También aprenderán los datos básicos sobre las actividades económicas, la población y las instituciones de la Comunidad Autónoma, de España y de Europa. Además, participarán activamente en debates, diálogos y puestas en común sobre distintos temas. Ser capaz de reconocer hechos y personajes del pasado para comprender el presente en su entorno más cercano. En este ciclo, los niños aprenderán a reconocer los rasgos de cada etapa histórica y a explicar su evolución. También aprenderán a situar hechos relevantes de la Historia en una secuencia temporal. Ser capaz de comprender y valorar la realidad social para convivir de forma tolerante y solidaria. En tercer ciclo, los alumnos reflexionarán sobre la importancia de las leyes y de las instituciones autonómicas, estatales y europeas. Además, aprenderán a ponerse en el lugar de otras personas que viven situaciones conflictivas y sugerirán formas de resolver conflictos. Competencia en comunicación lingüística. En el área de Conocimiento del medio se presentan distintos tipos de información: textos expositivos, carteles, noticias, folletos, etc., que permiten trabajar la competencia lectora. Además, se desarrollan las habilidades de comunicación oral mediante actividades de intercambio de opiniones sobre diversos temas. Competencia matemática. Desde Conocimiento del medio, de manera especial en los temas relacionados con las ciencias y con la geografía, se contribuye al desarrollo de la competencia matemática proponiendo la interpretación y la expresión matemática de los hechos y los fenómenos. En tercer ciclo se trabajan de manera especial nociones relacionadas con la interpretación numérica del mundo físico (la medida del tiempo, la distancia y la velocidad; la introducción a la medición de la materia; y la medida de distintos elementos meteorológicos) y de la sociedad (demografía y actividades económicas). Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye al tratamiento de la información a través de múltiples actividades de observación y descripción de la realidad, al igual que de registro y clasificación de información en distintos formatos: tablas, fichas, escritos, etc. 213
  • Competencia cultural y artística. Desde el área de Conocimiento del medio se favorece el conocimiento y la valoración de expresiones culturales de otras sociedades y de otros momentos históricos. Además, se contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que la observación sistemática de fotografías e ilustraciones forma parte de las habilidades propias de la educación artística. En el área de Conocimiento del medio también se realizan diversas actividades de creación plástica y se promueve el desarrollo de esta competencia a través de una cuidadosa selección, desde la perspectiva estética, de las ilustraciones y las fotografías. Competencia para aprender a aprender En esta área se trabajan diferentes técnicas para seleccionar, organizar, interpretar y memorizar información. Además, se propone una secuenciación cuidadosa de las actividades de aprendizaje y se ofrecen abundantes resúmenes y distintos tipos de gráficos y de organizadores gráficos. Autonomía e iniciativa personal. En Conocimiento del medio, las múltiples actividades de aplicación de conocimientos y de solución de problemas de la vida diaria promueven el desarrollo de esta competencia. Igualmente, la forma como están redactados los textos y las actividades permite que los alumnos realicen su trabajo de forma autónoma. EDUCACIÓN ARTÍSTICA Competencia cultural y artística El área de Educación artística contribuye a la adquisición de la competencia cultural y artística directamente en todos los aspectos que la configuran. Se pone el énfasis en el conocimiento de diferentes códigos artísticos y en la utilización de las técnicas y los recursos que les son propios, ayudando al alumnado a iniciarse en la percepción y la comprensión del mundo que le rodea y a ampliar sus posibilidades de expresión y comunicación con los demás. La posibilidad de representar una idea de forma personal, valiéndose de los recursos que los lenguajes artísticos proporcionan, promueve la iniciativa, la imaginación y la creatividad, al tiempo que enseña a respetar otras formas de pensamiento y expresión. El área, al propiciar el acercamiento a diversas manifestaciones culturales y artísticas, tanto del entorno más próximo como de otros pueblos, dota a los alumnos y alumnas de instrumentos para valorarlas y para formular opiniones cada vez más fundamentadas en el conocimiento. De este modo, pueden ir configurando criterios válidos en relación con los productos culturales y ampliar sus posibilidades de ocio. Autonomía e iniciativa personal. Al hacer de la exploración y la indagación los mecanismos apropiados para definir posibilidades, buscar soluciones y adquirir conocimientos, se promueve de forma relevante la autonomía e iniciativa personal. El proceso que lleva al niño desde la exploración inicial hasta el producto final requiere de una planificación previa y demanda un esfuerzo por alcanzar resultados originales, no estereotipados. Por otra parte, exige la elección de recursos teniendo presente la intencionalidad expresiva del producto que se desea lograr y la revisión constante de lo que se ha hecho en cada fase del proceso con la idea de mejorarlo si fuera preciso. 214
  • La creatividad exige actuar con autonomía, poner en marcha iniciativas, barajar posibilidades y soluciones diversas. El proceso no sólo contribuye a la originalidad, a la búsqueda de formas innovadoras, sino que también genera flexibilidad pues ante un mismo supuesto pueden darse diferentes respuestas. Competencia social y ciudadana. En el ámbito de la Educación artística, la interpretación y la creación suponen, en muchas ocasiones, un trabajo en equipo. Esta circunstancia exige cooperación, asunción de responsabilidades, seguimiento de normas e instrucciones, cuidado y conservación de materiales e instrumentos, aplicación de técnicas concretas y utilización de espacios de manera apropiada. El seguimiento de estos requisitos forma en el compromiso con los demás, en la exigencia que tiene la realización en grupo y en la satisfacción que proporciona un producto que es fruto del esfuerzo común. En definitiva, expresarse buscando el acuerdo, pone en marcha actitudes de respeto, aceptación y entendimiento, lo que sitúa al área como un buen vehículo para el desarrollo de esta competencia. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Se contribuye a la apreciación del entorno a través del trabajo perceptivo con sonidos, formas, colores, líneas, texturas, luz o movimiento presentes en los espacios naturales y en las obras y realizaciones humanas. El área se sirve del medio como pretexto para la creación artística, lo explora, lo manipula y lo incorpora recreándolo para darle una dimensión que proporcione disfrute y contribuya al enriquecimiento de la vida de las personas. Asimismo, tiene en cuenta otra dimensión igualmente importante, la que compete a las agresiones que deterioran la calidad de vida, como la contaminación sonora o las soluciones estéticas poco afortunadas de espacios, objetos o edificios, ayudando a los niños y las niñas a tomar conciencia de la importancia de contribuir a preservar un entorno físico agradable y saludable. Competencia para aprender a aprender. Se favorece la reflexión sobre los procesos en la manipulación de objetos, la experimentación con técnicas y materiales y la exploración sensorial de sonidos, texturas, formas o espacios, con el fin de que los conocimientos adquiridos doten a niños y niñas de un bagaje suficiente para utilizarlos en situaciones diferentes. El desarrollo de la capacidad de observación plantea la conveniencia de establecer pautas que la guíen, con el objeto de que el ejercicio de observar proporcione información relevante y suficiente. En este sentido, el área hace competente en aprender al proporcionar protocolos de indagación y planificación de procesos susceptibles de ser utilizados en otros aprendizajes. Competencia en comunicación lingüística. Se puede contribuir, como desde todas las áreas, a través de la riqueza de los intercambios comunicativos que se generan, del uso de las normas que los rigen, de la explicación de los procesos que se desarrollan y del vocabulario específico que el área aporta. De forma específica, canciones o sencillas dramatizaciones son un vehículo propicio para la adquisición de nuevo vocabulario y para desarrollar capacidades relacionadas con el habla, como la respiración, la dicción o la articulación. Se desarrolla, asimismo, esta competencia en la descripción de procesos de trabajo, en la argumentación sobre las soluciones dadas o en la valoración de la obra artística. 215
  • Tratamiento de la información y competencia digital. Se contribuye a través del uso de la tecnología como herramienta para mostrar procesos relacionados con la música y las artes visuales y para acercar al alumnado a la creación de producciones artísticas y al análisis de la imagen y el sonido y de los mensajes que éstos transmiten. También se desarrolla la competencia en la búsqueda de información sobre manifestaciones artísticas para su conocimiento y disfrute, para seleccionar e intercambiar informaciones referidas a ámbitos culturales del pasado y del presente, próximos o de otros pueblos. Competencia matemática. Aunque en menor medida, el área contribuye al desarrollo de la competencia matemática al abordar conceptos y representaciones geométricas presentes en la arquitectura, en el diseño, en el mobiliario, en los objetos cotidianos, en el espacio natural, y en aquellas ocasiones en las que se necesitan referentes para organizar la obra artística en el espacio. Asimismo, cuando en música se trabajan el ritmo o las escalas, se está haciendo una aportación al desarrollo de la competencia matemática. EDUCACIÓN FÍSICA Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico El área de Educación física contribuye esencialmente al desarrollo de esta competencia, mediante la percepción e interacción apropiada del propio cuerpo, en movimiento o en reposo, en un espacio determinado mejorando sus posibilidades motrices. Se contribuye también mediante el conocimiento, la práctica y la valoración de la actividad física como elemento indispensable para preservar la salud. Esta área es clave para que niños y niñas adquieran hábitos saludables y de mejora y mantenimiento de la condición física que les acompañen durante la escolaridad y lo que es más importante, a lo largo de la vida. En la sociedad actual que progresa hacia la optimización del esfuerzo intelectual y físico, se hace imprescindible la práctica de la actividad física, pero sobre todo su aprendizaje y valoración como medio de equilibrio psicofísico, como factor de prevención de riesgos derivados del sedentarismo y, también, como alternativa de ocupación del tiempo de ocio. Competencia social y ciudadana Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto. Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad. La Educación física ayuda a aprender a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y aceptación de reglas para el funcionamiento colectivo, desde el respeto a la autonomía personal, la participación y la valoración de la diversidad. Las actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad de asumir las diferencias así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. Las actividades físicas competitivas pueden generar conflictos 216
  • en los que es necesaria la negociación, basada en el diálogo, como medio para su resolución. Finalmente, cabe destacar que se contribuye a conocer la riqueza cultural, mediante la práctica de diferentes juegos y danzas. Competencia cultural y artística. A la expresión de ideas o sentimientos de forma creativa contribuye mediante la exploración y utilización de las posibilidades y recursos del cuerpo y del movimiento. A la apreciación y comprensión del hecho cultural, y a la valoración de su diversidad, lo hace mediante el reconocimiento y la apreciación de las manifestaciones culturales específicas de la motricidad humana, tales como los deportes, los juegos tradicionales, las actividades expresivas o la danza y su consideración como patrimonio de los pueblos. En otro sentido, el área favorece un acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte u otras situaciones contrarias a la dignidad humana que en él se producen. Competencia matemática. Se favorece al desarrollo de esta competencia, ya que los números, el orden, la sucesión, las operaciones básicas y formas geométricas que aparecen en la explicación de los juegos; las nociones topológicas básicas, la estructuración espacial y espacio-temporal, etc. están estrechamente vinculadas al dominio matemático. Su vivencia desde la motricidad a través del área de Educación física puede ser aprovechada para desarrollar dicha competencia. Autonomía e iniciativa personal. La Educación física ayuda a la consecución de esta competencia en la medida en que emplaza al alumnado a tomar decisiones con progresiva autonomía en situaciones en las que debe manifestar autosuperación, perseverancia y actitud positiva, También lo hace, si se le da protagonismo al alumnado en aspectos de organización individual y colectiva de las actividades físicas, deportivas y expresivas. Competencia de aprender a aprender. Se contribuye mediante el conocimiento de sí mismo y de las propias posibilidades y carencias como punto de partida del aprendizaje motor, desarrollando un repertorio variado que facilite su transferencia a tareas motrices más complejas. Ello permite el establecimiento de metas alcanzables cuya consecución genera autoconfianza. Al mismo tiempo, los proyectos comunes en actividades físicas colectivas facilitan la adquisición de recursos de cooperación. Tratamiento de la información y competencia digital. Por otro lado, esta área colabora, desde edades tempranas, a la valoración crítica de los mensajes y estereotipos referidos al cuerpo, procedentes de los medios de información y comunicación, que pueden dañar la propia imagen corporal. Desde esta perspectiva se contribuye en cierta medida a la competencia sobre el tratamiento de la información. Competencia en comunicación lingüística. El área también contribuye, como el resto de los aprendizajes, a la adquisición de esta competencia, ofreciendo gran variedad de intercambios comunicativos, del uso de las normas 217
  • que los rigen y del vocabulario específico que el área aporta, mostrando sensibilidad y cuidado en el uso de un lenguaje no sexista ni discriminatorio. EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Competencia social y ciudadana La Educación para la ciudadanía contribuye a desarrollar algunos aspectos destacados de varias competencias, pero se relaciona directamente con la competencia social y ciudadana. En relación con esta competencia, el área afronta el ámbito personal y público implícito en ella: propicia la adquisición de habilidades para vivir en sociedad y para ejercer la ciudadanía democrática. Así, el área pretende el desarrollo de niños y niñas como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y la identidad personal, y favorecer el espíritu crítico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida. También se contribuye a la competencia y a mejorar las relaciones interpersonales en la medida que el área favorece la universalización de las propias aspiraciones y derechos para todos los hombres y mujeres, impulsa los vínculos personales basados en sentimientos y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto, al proponer la utilización sistemática del diálogo. Para ello, el área incluye contenidos específicos relativos a la convivencia, la participación, al conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, que deben permitir consolidar las habilidades sociales, ayudar a generar un sentimiento de identidad compartida, a reconocer, aceptar y usar convenciones y normas sociales e interiorizar los valores de cooperación, solidaridad, compromiso y participación tanto en el ámbito privado, como en la vida social y política, favoreciendo la asimilación de destrezas para convivir. Asimismo, el área contribuye a la adquisición del conocimiento de los fundamentos y los modos de organización de las sociedades democráticas, a la valoración de la conquista de los derechos humanos y al rechazo de los conflictos entre los grupos humanos y ante las situaciones de injusticia. Son contenidos específicos del área los principios contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de los Derechos del Niño y la Constitución española, así como su aplicación por parte de diversas instituciones. La identificación de los deberes ciudadanos y la asunción y ejercicio de hábitos cívicos adecuados a su edad en el entorno escolar y social, permitirá que los futuros ciudadanos se inicien en la construcción de sociedades más cohesionadas, libres, prósperas, equitativas y justas. Competencia de aprender a aprender. Se colabora en la medida en que el área propone el estímulo de las habilidades sociales, el impulso del trabajo en equipo, la participación y el uso sistemático de la argumentación, que requiere el desarrollo de un pensamiento propio. La síntesis de las ideas propias y ajenas, la presentación razonada del propio criterio y la confrontación ordenada y crítica de conocimiento, información y opinión facilitan también los aprendizajes posteriores. Autonomía e iniciativa personal. Desde el área se favorece esta competencia en la medida en que se desarrollan iniciativas de planificación, toma de decisiones, participación, organización y asunción de responsabilidades. El área entrena en el diálogo y el debate, en la participación, en la aproximación respetuosa a las diferencias sociales, culturales y económicas y en la valoración crítica de estas diferencias así como de las ideas. El currículo atiende desde la argumentación, 218
  • a la construcción de un pensamiento propio, y a la toma de postura sobre problemas y posibles soluciones. Con ello, se fortalece la autonomía de alumnos y alumnas para analizar, valorar y decidir, desde la confianza en sí mismos y el respeto a las demás personas, así como la disposición a asumir riesgos en las relaciones interpersonales. Competencia en comunicación lingüística. Se contribuye a partir del conocimiento y del uso de términos y conceptos propios del área. Además, el uso sistemático del debate, procedimiento imprescindible en esta área, ayuda específicamente al desarrollo de esta competencia, porque exige ejercitarse en la escucha, la exposición y la argumentación. LENGUA CASTELLANA Competencia en comunicación lingüística Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe… Ser capaz de comprender y producir mensajes orales que contienen hechos, conocimientos y opiniones. En el tercer ciclo, gracias al programa de Comunicación oral, los niños aprenderán a expresarse oralmente con corrección y a comprender sin dificultad mensajes orales procedentes tanto de su entorno cotidiano como de los medios de comunicación social. La escucha y comprensión de reportajes, tertulias, anuncios, noticias…, junto con la expresión de opiniones o la realización de descripciones y entrevistas forman parte de esta competencia. Ser capaz de participar activamente en intercambios comunicativos orales respetando las normas que los rigen. A lo largo del ciclo, los alumnos se acostumbrarán a comentar, a debatir y a negociar diferentes cuestiones expresando sus opiniones e incorporando en sus razonamientos las intervenciones de los demás. Ser capaz de comprender diferentes clases de textos escritos, incluyendo los de contenido didáctico, los habituales en situaciones cotidianas de relación social y los procedentes de los medios de comunicación. Durante el tercer ciclo, los alumnos desarrollarán su capacidad de comprensión lectora enfrentándose a textos narrativos, informativos, teatrales, poéticos... Cobran especial importancia en el ciclo los textos que provienen de páginas web y de la prensa, así como los textos literarios. Identificar la información principal y secundaria, realizar inferencias y definir el propósito del autor son estrategias a las que los niños han de enfrentarse a partir de esos textos. Ser capaz de poner en práctica los conocimientos y las estrategias necesarias para escribir correctamente. 219
  • El estudio de todas las clases de palabras y de las normas de puntuación y acentuación, junto con las normas ortográficas básicas, contribuirán significativamente a la corrección de los textos elaborados por los alumnos. Ser capaz de escribir textos relacionados con el ámbito escolar o con situaciones cotidianas de relación social, así como textos de información y opinión. Durante este ciclo, los alumnos adquirirán una serie de técnicas de redacción que pueden se aplicables a cualquier escrito (escribir diálogos, suprimir lo irrelevante, utilizar conectores…). Además, aprenderán a redactar diferentes tipos de textos y a utilizar elementos gráficos y paratextuales. Ser capaz de leer y comprender de forma autónoma textos literarios en prosa y en verso. En este ciclo los niños se acostumbrarán a leer y comprender numerosos textos literarios. En estos cursos, se ofrecen muestras de la mejor literatura, pertenecientes a autores de todas las épocas. Se trata, además, de conseguir que los alumnos valoren los textos literarios como vehículo de comunicación, fuente de conocimiento y recurso de disfrute personal. Ser capaz de comprender y utilizar la terminología lingüística propia del ciclo. Durante este ciclo, los alumnos deberán conocer y utilizar los nombres de los tipos de textos (narración, descripción, poema…), de todas las clases de palabras (determinantes, sustantivos, verbos…) y de los mecanismos básicos de formación del léxico (derivación, composición...). Esta terminología servirá para reflexionar sobre lo aprendido en relación con el funcionamiento de la lengua. Ser capaz de manifestar interés por la lectura y la escritura como instrumentos para relacionarnos con los demás y para aprender. A lo largo del ciclo los alumnos comprenderán que sus producciones orales y escritas son instrumentos de relación social que les permiten interactuar con los demás. Por otro lado, comprobarán que la lectura y la escritura son las herramientas básicas que cualquier persona debe dominar para mejorar su aprendizaje. Competencia matemática. Establecer la secuencia temporal de una historia o utilizar conectores lógicos en la escritura son un tipo de actividades que contribuyen al desarrollo de la competencia matemática. Asimismo, el conocimiento de determinadas clases de palabras, como los cuantificadores (numerales e indefinidos), constituye otra de las aportaciones del área de Lengua castellana al desarrollo de las habilidades relacionadas con dicha competencia. Competencia en el conocimiento y la interacción con el medio físico. En el área de Lengua castellana se ofrecen una serie de textos informativos relacionados con el mundo físico que permiten conocer mejor los elementos de la naturaleza y la influencia y las relaciones que mantienen los seres humanos con el espacio en el que viven. Además, a través del trabajo con mensajes de carácter publicitario, se contribuye a la creación de hábitos de consumo responsable. 220
  • Tratamiento de la información y competencia digital. El área proporciona destrezas para la selección, comprensión y transmisión de la información. Las actividades de comprensión de los diferentes tipos de textos, las relacionadas con las imágenes o el análisis de sencillas cuestiones tipográficas contribuyen favorablemente al desarrollo de esta competencia. Por otro lado, en muchas de las actividades que se plantean a los alumnos se propone la posibilidad de realizar tareas utilizando herramientas informáticas adecuadas a la edad. Competencia social y ciudadana. La lengua es un elemento básico en la comunicación humana, de ahí que desde el área de Lengua castellana resulte fácil contribuir al desarrollo de esta competencia, entendida como conjunto de habilidades necesarias para la convivencia. En este sentido, que los niños aprendan a comunicarse con los demás y a comprender lo que otros les transmiten es fundamental para formar su dimensión social. Además, la lengua también permite a los niños tomar contacto con otras realidades diferentes a la suya y facilita la erradicación de prejuicios e imágenes estereotipadas. Competencia cultural y artística. Desde el área de Lengua castellana se contribuye al desarrollo de esta competencia mediante la lectura y la valoración de obras literarias de diferentes épocas y culturas. Además, el trabajo a partir de los dibujos y de las fotografías que acompañan a los textos permite desarrollar habilidades propias de la educación artística. Finalmente, se incluyen propuestas para realizar actividades de creación plástica a partir de algunos contenidos lingüísticos. Competencia para aprender a aprender. El uso correcto de la lengua es una de las herramientas básicas del aprendizaje. La lectura posibilita el acceso al conocimiento, y la escritura permite su reelaboración y asimilación. Cuestiones como la mejora de la velocidad lectora o la comprensión, así como la correcta expresión de los conocimientos, contribuyen al desarrollo de esta competencia. Por otra parte, la presencia de actividades que desarrollan un programa específico de Estudio eficaz (subrayado, identificación de ideas principales, elaboración de resúmenes y esquemas, etc.) apuntan directamente al desarrollo de esta competencia básica. Autonomía e iniciativa personal. El trabajo en el área de Lengua castellana se plantea de modo que pueda ser realizado autónomamente, pidiendo a los niños que demuestren lo que pueden realizar con los conocimientos lingüísticos que poseen hasta ese momento. Asimismo, la propuesta de actividades que obligan a los niños a ponerse en el lugar de otros o a decidir entre varias cuestiones promueven el desarrollo de esta competencia. 221
  • LENGUA EXTRANJERA Competencia en comunicación lingüística El estudio de una lengua extranjera contribuye al desarrollo de la competencia en comunicación lingüística de una manera directa, completando, enriqueciendo y llenando de nuevos matices comprensivos y expresivos esta capacidad comunicativa general. Un aprendizaje de la lengua extrajera basado en el desarrollo de habilidades comunicativas, contribuirá al desarrollo de esta competencia básica en el mismo sentido que lo hace la primera lengua. Competencia para aprender a aprender. El lenguaje es el principal vehículo del pensamiento humano, la herramienta más potente para la interpretación y representación de la realidad y el instrumento de aprendizaje por excelencia, de ahí que el área, en la medida que contribuye a la mejora de la capacidad comunicativa general, lo hace también a la competencia para aprender a aprender. No obstante, su mayor contribución radica en que el aprendizaje de una lengua extranjera se rentabiliza enormemente si se incluyen contenidos directamente relacionados con la reflexión sobre el propio aprendizaje, para que cada niño y cada niña identifiquen cómo aprenden mejor y qué estrategias los hacen más eficaces. Esa es la razón de la introducción en el currículo de un apartado específico de reflexión sobre el propio aprendizaje. Autonomía e iniciativa personal. A su vez las decisiones que provoca la reflexión antes mencionada favorecen la autonomía y, en este sentido, se puede afirmar que la lengua extranjera contribuye también al desarrollo de esta competencia. Tratamiento de la información y competencia digital. Las tecnologías de la información y la comunicación ofrecen la posibilidad de comunicarse en tiempo real con cualquier parte del mundo y también el acceso sencillo e inmediato a un flujo incesante de información que aumenta cada día. El conocimiento de una lengua extranjera ofrece la posibilidad de comunicarse utilizándola. Y, lo que es más importante, crea contextos reales y funcionales de comunicación. Competencia social y ciudadana. Las lenguas sirven a los hablantes para comunicarse socialmente, pero también son vehículo de comunicación y transmisión cultural. Aprender una lengua extranjera implica el conocimiento de rasgos y hechos culturales vinculados a las diferentes comunidades de hablantes de la misma. Este aprendizaje, bien orientado desde la escuela, debe traducirse tanto en la capacidad como en el interés por conocer otras culturas y por relacionarse con otras personas, hablantes o aprendices de esa lengua. Al mismo tiempo, el conocimiento de otra lengua y de rasgos culturales diferentes a los propios contribuye a la mejor comprensión y valoración de la propia lengua y cultura y favorece el respeto, el reconocimiento y la aceptación de diferencias culturales y de comportamiento, promueve la tolerancia y la integración y ayuda a comprender y apreciar tanto los rasgos de identidad como las diferencias. 222
  • Competencia artística y cultural. Por último, y aunque en menor medida, esta área colabora en el desarrollo de la competencia artística y cultural si los modelos lingüísticos que se utilizan contienen producciones lingüísticas con componente cultural. MATEMÁTICAS Competencia matemática Para lograr la adquisición de esta competencia, el alumno debe… Ser capaz de conocer y valorar la presencia de las informaciones numéricas en la vida cotidiana, manejar los números en sus diferentes contextos y emplearlos con distintas finalidades. En el tercer ciclo el alumno aprenderá los números hasta doce cifras, las fracciones, los números decimales y los números enteros, así como los múltiples usos de todos ellos. Trabajará con las distintas situaciones cotidianas donde aparecen, y manejará diferentes formas en las que se pueden presentar. También realizará su representación de diferentes maneras y trabajará su lectura, escritura y descomposición a partir de los distintos órdenes de unidades, y aprenderá a comparar números. Ser capaz de realizar cálculos y estimaciones con números, identificando situaciones donde sean necesarios y expresando el proceso seguido. Las operaciones de suma, resta, multiplicación y división constituyen una parte sustancial de los contenidos del tercer ciclo. Además, se trabajarán los porcentajes y la proporcionalidad, así como las aproximaciones y estimaciones. Durante todo el ciclo, el alumno asociará estas operaciones con situaciones reales en las que las aplicará. El cálculo mental lo trabajará también de forma sistemática. Ser capaz de utilizar distintas unidades de medida, estimar medidas de magnitudes y expresar los resultados en la unidad adecuada. El alumno/a, a lo largo de este ciclo, trabajará con las unidades de medida de las magnitudes más importantes (longitud, capacidad, masa y superficie) y las utilizará en contextos reales variados, expresando los resultados en la unidad adecuada. También se dedicará especial atención a la estimación de magnitudes y al trabajo con tiempo y dinero. Ser capaz de reconocer la presencia de líneas, formas y cuerpos geométricos en la realidad, aplicar sus características para describir situaciones y utilizarlas con distintos fines. En lo referente al plano, el alumno trabajará los distintos tipos de figuras planas (polígonos y círculos), sus elementos, clasificación y trazado; y los ángulos, sus elementos, clasificación, medida y trazado. También aprenderá a calcular el perímetro y el área de un polígono y un círculo. El trabajo con el espacio se concretará en el estudio de los cuerpos geométricos (prismas, pirámides, cilindros, conos y esferas) y sus elementos. Además, se trabajará el cálculo del volumen de ortoedros y cubos. 223
  • Ser capaz de utilizar y elaborar estrategias de resolución de problemas, elegir la más adecuada en cada caso y aplicarla siguiendo un proceso de resolución ordenado. Durante todo el ciclo, el alumno reconocerá y resolverá diferentes tipos de problemas, todos ellos con dos o más operaciones y enfocados a situaciones cotidianas. Los alumnos aprenderán a seguir un proceso ordenado de resolución y conocerán y utilizarán diferentes estrategias para resolver los problemas, teniendo también la oportunidad de inventar problemas propios. Ser capaz de recoger datos e informaciones del entorno que le rodea, representar la información en distintas formas, interpretarla y producir mensajes con ella. En el tercer ciclo los alumnos aprenderán a interpretar gráficos de barras, gráficos lineales, pictogramas, histogramas y gráficos de sectores. A partir de ellos, extraerán la información que les permitirá contestar preguntas y resolver problemas. También trabajarán la probabilidad y el cálculo de medidas estadísticas (media, mediana, moda y rango). Ser capaz de reconocer la presencia y el papel de las Matemáticas en nuestro mundo, valorar la importancia de la creatividad y el rigor al utilizarlas y confiar en sus propias habilidades. Los alumnos llegarán a reconocer y apreciar la utilidad de las Matemáticas en su vida cotidiana, al realizar actividades de distintos tipos centradas siempre en contextos reales. El trabajo sistemático y organizado les permitirá tomar conciencia de la importancia de ser ordenados y cuidadosos. Competencia en comunicación lingüística. Para desarrollar esta competencia, al trabajar las Matemáticas los alumnos deben poner especial atención en la incorporación de los términos matemáticos al lenguaje usual y su uso correcto, en la descripción verbal de los procesos y en la comprensión de los textos que se les ofrecen (en especial, los problemas). Es necesario que los alumnos hablen, escriban, escuchen y expliquen el proceso seguido en su trabajo matemático. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. El área de Matemáticas permite a los alumnos comprender, describir e interactuar con el entorno físico que les rodea. El trabajo con las posiciones en el espacio, las figuras y cuerpos geométricos, la simetría… les capacitará para ser competentes en el empleo de planos, mapas, rutas… De la misma manera, los contenidos de números, operaciones y medida les ayudan a comprender la realidad, y a interactuar con ella. Con el estudio de los gráficos entienden y producen informaciones sobre el entorno. Tratamiento de la información y competencia digital. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia de varias formas. Por un lado, aporta destrezas como la comparación de números, la aproximación, las distintas formas de expresar y de usar los números…; y por otro, trabaja la recogida y tabulación de datos, y la interpretación y representación de tablas de doble entrada y de los tipos de gráficos más comunes. 224
  • Competencia social y ciudadana. Valores como el rigor, el cuidado, la perseverancia están asociados al trabajo matemático. De la misma manera, el trabajo en equipo y la consideración y reflexión sobre las opiniones y puntos de vista de los otros (por ejemplo, al resolver problemas) contribuyen al desarrollo de esta competencia. Competencia cultural y artística. El saber matemático es parte fundamental del conocimiento de la humanidad, y contenidos como los tratados en Geometría permiten al alumno comprender, de manera más efectiva, las manifestaciones artísticas, y ser capaz de utilizarlos para crear obras propias. Competencia para aprender a aprender. El desarrollo de nociones matemáticas firmes y el manejo preciso de la información son instrumentos que facilitan posteriores aprendizajes. De igual manera, actitudes como la autonomía y el esfuerzo se potencian al abordar situaciones complejas de manera sistemática. La verbalización de los procesos seguidos ayuda también a la reflexión sobre lo aprendido y la consecución de un aprendizaje efectivo. Autonomía e iniciativa personal. Las Matemáticas contribuyen a la consecución de esta competencia desde los contenidos asociados a la resolución de problemas, que es uno de los ejes fundamentales del área. La contribución a esta competencia se realiza desde tres vertientes principales: la planificación, la gestión de los recursos y la valoración de los resultados. La resolución de situaciones abiertas fomenta la confianza en las propias capacidades. RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA Si bien la enseñanza religiosa está presente y ayuda a la conformación de las competencias básicas fijadas en la legislación, teniendo en cuenta que las competencias básicas son aquellas que sustentan la realización personal, la inclusión social y la ciudadanía activa, algunas de ellas tienen una especial relación con la acción educativa de la religión católica, e incluso, podría afirmarse que otras, si se prescinde de la realidad religiosa, carecerían de elementos importantes para su adquisición y desarrollo. Entre otras, la Conferencia Episcopal de Enseñanza y Catequesis propone las siguientes: Competencia en comunicación lingüística. El diálogo de la fe con la cultura contribuye al desarrollo de esta competencia, en la medida en que exige ejercitarse en la escucha de la palabra de Dios, la exposición de sus contenidos y aplicación a la cultura y a las distintas formas de vida social, así como a la argumentación adecuada a esta edad y siempre presente en la enseñanza religiosa. Por otra parte, es propio de la enseñanza religiosa católica la utilización de los diversos modos de comunicación que la acción de Dios sobre el hombre ha utilizado. Su revelación es rica en distintos lenguajes. Así, el lenguaje bíblico y su riqueza de expresión y simbología; el lenguaje doctrinal y su precisión conceptual, analítica y argumental; el 225
  • lenguaje litúrgico y su cercanía al lenguaje de los símbolos del pueblo cristiano; y el lenguaje testimonial que hace posible la transmisión vital de lo creído. Todo ello es imprescindible para la comprensión del lenguaje en todas las lenguas de la cultura occidental. La enseñanza religiosa hace posible una verdadera comunicación lingüística, al utilizar los distintos lenguajes en su expresión verbal o escrita, explícitos e implícitos en fuentes diversas. Finalmente, el análisis de hechos sociales que se presentan en la clase de religión, como elementos motivadores de la realidad evangélica, posibilitan el enriquecimiento del vocabulario. Competencia social y cívica. En esta competencia se integran elementos esenciales para la humanización (personales, interpersonales e interculturales) y se recogen todas las formas de comportamiento que preparan a las personas para participar de una manera eficaz y constructiva en la vida social y profesional. La enseñanza religiosa católica expone, fundamenta y jerarquiza los valores y virtudes que contribuyen a educar la dimensión moral y social de la personalidad del alumno, en orden a hacer posible la maduración en la corresponsabilidad, el ejercicio de la solidaridad, de la cooperación, la libertad, la justicia y de la caridad. Todo ello, como expresión coherente del conocimiento de Dios revelado en Jesucristo. El desarrollo del ser humano, de las capacidades de su mente y de su corazón, de las potencialidades que le configuran y que desbordan las expectativas puramente materiales y funcionales, fundamentan y dan sentido a la acción social y cívica del alumno. La enseñanza religiosa en este cometido incide sustancialmente en el descubrimiento y desarrollo de la verdadera humanización, capaz de hacerle competente en la acción social. Con ello estamos fundamentando uno de los valores básicos, su dignidad como ser humano, como hijo de Dios. El alumno necesita, ya en estas edades, motivaciones para amar, para construir la personalidad más humana, para ilusionarse en proyectos de vida altruista y desinteresada. El testimonio de hombres y mujeres santos en toda la historia constituye un referente continuo para la autoasimilación de los valores más genuinamente cristianos. En consecuencia, se contribuye directamente a la dimensión moral de la persona favoreciendo que los alumnos reconozcan la raíz de su propio ser y sus mismos comportamientos. Ello conlleva mejorar las relaciones interpersonales basadas en principios y valores que emanan de la persona de Cristo y ayuda a afrontar las situaciones de conflicto mediante el diálogo, el perdón y la misericordia. En lo más profundo del ser cristiano surge el gran valor de la fraternidad universal. De ahí que las mínimas exigencias éticas de convivencia, participación, conocimiento de la diversidad y de las situaciones de discriminación e injusticia, estén fundamentadas y sean consecuencias de la fe cristiana. Los valores del respeto, cooperación, solidaridad, justicia, no violencia, compromiso y participación tienen su fundamentación y referencias cristianas en la filiación por el amor de Dios, el amor, la fraternidad, la justicia, la misericordia, el perdón, la donación de sí mismo, la entrega total a favor de los pobres. 226
  • Competencia cultural y artística. La contribución a esta competencia se relaciona con sus aspectos de conocimiento y valoración de toda la expresión artística, plástica, histórica, simbólica, lingüística, de costumbres, ritos, fiestas, valores y modos de vida impregnados de cristianismo desde su origen y su desarrollo actual, como manifestación del hecho religioso. El alumno no sólo va a conocer, sino que podrá comprender y asumir los valores que conlleva el conocimiento del hecho religioso en su expresión artística, cultural y estética, teológica y vivencial. La cultura y la historia europea occidental, y la propia historia y cultura española, no pueden ser comprendidas y asumidas si se prescinde del hecho religioso presente siempre en la historia cultural de los pueblos. Es conocido por todos que la maduración de la personalidad humana se realiza dentro de la tradición cultural donde crece y se sustenta. Esta maduración se realiza en un mundo cada vez más complejo y de mayor contraste cultural y de presencia, respeto y diálogo de culturas. El área de Religión y moral católica presenta el acontecimiento cristiano en diálogo con la cultura, incorporando orgánicamente el saber de la fe en el conjunto de los demás saberes. Con ello el alumno adquiere una valoración crítica de la cultura a la luz del Evangelio, motivando al mismo tiempo el aprecio de la propia cultura y la estima adecuada de otras tradiciones culturales y religiosas. La enseñanza religiosa católica no sólo aporta a la competencia cultural y artística unos cocimientos del arte y cultura con referencia religiosa y unas destrezas, sino también el sentido y profundidad de su presencia que remite a una manera concreta de ver la vida, de expresarla y de vivir desde la aportación cristiana a la cultura, colaborando así también en la conservación y valoración del patrimonio cultural. Competencia para aprender a aprender. Esta área contribuye al desarrollo de esta competencia, fomentando las capacidades a través de la educación, el impulso del trabajo en equipo, la síntesis de la información y la opinión. Además, la enseñanza religiosa ayuda a los alumnos a ser protagonistas de su propio aprendizaje como respuesta a la voluntad de Dios de que el ser humano colabore activa y libremente con el plan por Él establecido. Por ello, aprender a aprender conlleva no sólo una propuesta consensuada de sentimientos, valores y actitudes, sino un marco de referencia aceptado voluntariamente según sus convicciones, que ha de ser crisol en la búsqueda de la verdad y del bien. Autonomía e iniciativa personal. Es finalidad fundamental del quehacer de la escuela que los alumnos descubran su identidad personal, pero esto no será posible sin una apertura al significado último y global de su existencia humana. La autonomía e iniciativa personal no podrá realizarse en el alumno si no se inicia en el conocimiento de sí mismo, en su ser más profundo, en sus potencialidades, en su dignidad y en su sentido. La formación religiosa católica aporta de esta manera una cosmovisión que hace posible la apertura hacia el fundamento y el sentido último de la vida y, por tanto, al sentido de la ciencia, de la cultura y de la identidad misma de la persona humana. 227
  • La enseñanza religiosa católica no se reduce a una enseñanza de valores; se dirige a la persona concreta en sus raíces, en sus posibilidades humanas de acción y de servicio y, sobre todo, se dirige al ser humano en su finalidad trascendente. Todo ello conlleva el ofrecimiento del Evangelio de salvación de Jesucristo, para que, una vez conocido, surja la humanidad nueva hecha de hombres nuevos conforme al designio de Dios. Por eso la enseñanza ha de proponer a Jesucristo como camino que nos conduce a la verdad y a la vida y ha de hacerse desde la convicción profunda que procede de la Iglesia que confiesa, celebra y vive la fe en Jesucristo, y, en consecuencia, mediante la forma propia y más coherente de transmitir esa fe de la Iglesia: el testimonio. En la contribución al desarrollo personal del alumno, la religión es generadora de valores y de integración social. La religión colabora en esta competencia entregando al alumno las virtualidades necesarias para crear las disposiciones y actitudes que favorecen la inserción social. La autonomía del individuo cristiano viene precisamente favorecida por la apertura a una visión totalizante del mundo y de la realidad, una cosmovisión que hace posible la formación integral del alumno frente a visiones parciales y determinantes de la libertad propia. Desde los procedimientos del área se favorece esta competencia básica desarrollando iniciativas y atiende especialmente a que los alumnos construyan un juicio moral basado en los principios, valores y actitudes que genera el mismo Evangelio. Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico. Esta área contribuye a la adquisición de esta competencia a través de la doctrina social de la Iglesia, iluminando las respuestas y las soluciones a los problemas que surgen en la interacción del ser humano con el medio físico y con sí mismo. También contribuye a la valoración ética del uso de la ciencia y de la tecnología. A su vez, apoya y da sentido a las habilidades y destrezas relacionadas con la ecología que se adquieren desde esta competencia. El cristiano entiende la naturaleza como creación de Dios, por lo que la valora, la cuida y fomenta. Todas las aportaciones a las distintas competencias pueden ser agrupadas y definidas en cuanto a la aportación religiosa como un desarrollo de la capacidad trascendente de la persona, es decir su aportación espiritual y religiosa. Ello le capacita para dar sentido a su vida. A este objeto, conforman la capacidad trascendente: La apertura de la razón a la búsqueda de la verdad en la superación de todo itinerario racional reductivo, la capacidad de dejarnos confrontar e interpelar por la llamada a la libertad y a la felicidad verdadera, el empeño en el diálogo de la fe y la razón, de la fe y la cultura, la atención a la capacidad innata para dinamizar la inteligencia y llamar a la razón humana a la búsqueda de “algo más”, de la identidad propia del ser humano, la capacidad de ser y estar junto a los otros desde la fraternidad, el amor y la misericordia, el ansia de infinito, el anhelo de Dios y la planificación del ser en la vida eterna... son, entre otros, objetivos y elementos fundamentales en el desarrollo de las competencias antes descritas. 228
  • 2.5.6 Criterios de Evaluación CONOCIMIENTO DEL MEDIO a) Concretar ejemplos en los que el comportamiento humano influya de manera positiva o negativa sobre el medioambiente; describir algunos efectos de contaminación sobre las personas, animales, plantas y sus entornos, señalando alternativas para prevenirla o reducirla, así como ejemplos de derroche de recursos como el agua con exposición de actitudes conservacionistas. Este criterio pretende evaluar si al final de la etapa se han adquirido conocimientos relacionados con las ciencias medioambientales, por lo que han de mostrar un conocimiento práctico de la utilización humana de los recursos naturales de la Tierra y poder identificar algunos recursos físicos utilizados en la vida cotidiana y la necesidad de conservar estos recursos, especialmente el agua. Han de poder explicar, oralmente y por escrito, cómo los cambios en el medio ambiente, tanto los producidos por procesos naturales como por la actividad humana, pueden afectar a componentes vivos e inertes y cambiar el equilibrio. Así mismo, se valorará si conocen los efectos de algunos tipos comunes de contaminación y cómo las personas los podemos prevenir o reducir. Se apreciará si son conscientes de que la actividad humana puede afectar al medio ambiente positiva o negativamente, dando ejemplos de ello, con especial atención al uso del agua. b) Caracterizar los principales paisajes españoles y analizar algunos agentes físicos y humanos que los conforman, y poner ejemplos del impacto de las actividades humanas en el territorio y de la importancia de su conservación. Este criterio pretende medir el conocimiento sobre los principales paisajes característicos de los diferentes territorios españoles, la capacidad para establecer comparaciones (semejanzas y diferencias) entre paisajes, distinguir los elementos fundamentales, conocer los principales tipos de asentamiento humano en las regiones españolas y comprender la importancia de la intervención humana en la modificación o en la conservación de los paisajes naturales. c) Identificar y localizar los principales órganos implicados en la realización de las funciones vitales del cuerpo humano, estableciendo algunas relaciones fundamentales entre ellos y determinados hábitos de salud. Con este criterio se trata de valorar si poseen una visión completa del funcionamiento del cuerpo humano, en cuanto a células, tejidos, órganos, aparatos, sistemas: su localización, forma, estructura, funciones, cuidados, etc. Del mismo modo se valorará si relacionan determinadas prácticas de vida con el adecuado funcionamiento del cuerpo. Así pues, no se trata sólo de evaluar si adoptan estilos de vida saludables, sino de si saben las repercusiones para su salud de su modo de vida, tanto en la escuela como fuera de ella. d) Analizar algunos cambios que las comunicaciones y la introducción de nuevas actividades económicas relacionadas con la producción de bienes y servicios, han supuesto para la vida humana y para el entorno, valorando la necesidad de superar las desigualdades provocadas por las diferencias en el acceso a bienes y servicios. El criterio pretende evaluar la capacidad del alumnado para analizar los cambios de todo tipo que las comunicaciones y los transportes han provocado en las actividades personales, económicas y sociales. Se deberán reconocer los cambios que sobre el entorno y 229
  • la vida de las personas han introducido las nuevas actividades económicas, las diferencias que aún persisten en las formas de vida entre un medio rural y un medio urbano y entre unos países y otros, y la necesidad de superar las desigualdades que el acceso a bienes y servicios provocan. e) Conocer los principales órganos de gobierno y las funciones del Municipio, de las Comunidades Autónomas, del Estado Español y de la Unión Europea, valorando el interés de la gestión de los servicios públicos para la ciudadanía y la importancia de la participación democrática. Este criterio permite evaluar los conocimientos que poseen acerca de los órganos de gobierno de las distintas instancias administrativas públicas, así como si comprenden la importancia de la calidad de la gestión de los servicios públicos para la vida de las personas, poniendo ejemplos concretos. f) Realizar, interpretar y utilizar planos y mapas teniendo en cuenta los signos convencionales y la escala gráfica. Este criterio evalúa la competencia para realizar e interpretar representaciones gráficas del espacio. Se deberá evaluar la capacidad para obtener información proporcionada por la representación espacial (fotografía aérea, plano, mapa...), a partir de la interpretación de detalles; y la capacidad para dar una explicación global de la finalidad y posibilidades de uso de las representaciones del espacio con las que se trabaja. Se tendrá en cuenta la capacidad para explicar a los demás, oralmente y por escrito, las observaciones e interpretaciones del trabajo con planos y mapas. g) Identificar rasgos significativos de los modos de vida de la sociedad española en algunas épocas pasadas -prehistoria, clásica, medieval, de los descubrimientos, del desarrollo industrial y siglo XX-, y situar hechos relevantes utilizando líneas del tiempo. En este criterio de evaluación se trata de comprobar si el alumnado reconoce determinados restos, usos, costumbres, actividades, herramientas, como indicadores de formas de vida características de determinadas épocas históricas concretas. Se tendrán en cuenta las relaciones que se dan entre algunos hechos y su aparición en el tiempo, es decir, el uso que se hace de los conceptos temporales de simultaneidad y sucesión, situándolos antes o después de una época histórica concreta. Dicha evaluación deberá realizarse sobre los períodos históricos citados teniendo en cuenta que la delimitación de las etapas históricas de la humanidad es el resultado de una convención historiográfica y que, si bien algunas pueden empezar a ser conceptualizadas desde edades tempranas, los criterios que delimitan otras, necesariamente las más próximas en el tiempo, resultan de difícil acceso para el alumnado de primaria. Puesto que no se pretende la mera asociación, no sería adecuado centrar la evaluación en la adscripción de determinados rasgos a una determinada etapa histórica sino en la explicación sencilla de algunos aspectos de su evolución y, en todo caso, en el razonamiento que podría llevar a dicha adscripción. h) Planificar y realizar sencillas investigaciones para estudiar el comportamiento de los cuerpos ante la luz, la electricidad, el magnetismo, el calor o el sonido y saber comunicar los resultados. Este criterio trata de evaluar la aptitud para realizar experiencias sencillas y pequeñas investigaciones sobre diferentes fenómenos físicos y químicos de la materia: planteamiento de 230
  • problemas, enunciación de hipótesis, selección del material necesario, montaje, realización, extracción de conclusiones, comunicación de resultados, mostrando competencia en cada una de ellas y en la vertebración de las partes, así como en el conocimiento de las leyes básicas que rigen estos fenómenos. i) Planificar la construcción de objetos y aparatos con una finalidad previa, utilizando fuentes energéticas, operadores y materiales apropiados, y realizarla, con la habilidad manual necesaria, combinando el trabajo individual y en equipo. Este criterio pretende evaluar la capacidad para planificar y realizar proyectos de construcción de algún objeto o aparato. Se evaluará el conocimiento sobre las diferentes fuentes energéticas así como la capacidad para seleccionar una de ellas por su idoneidad para el funcionamiento de un aparato. Se valorará también el conocimiento de los distintos operadores (rueda, freno, interruptor, biela, engranaje, muelle, polea, etc.), así como si se muestra una actitud cooperativa e igualitaria en el trabajo en equipo, apreciando el cuidado por la seguridad propia y la de los demás. j) Presentar un informe, utilizando soporte papel y digital, sobre problemas o situaciones sencillas, recogiendo información de diferentes fuentes (directas, libros, Internet), siguiendo un plan de trabajo y expresando conclusiones. A partir de este criterio se pretende evaluar la capacidad del alumnado para recabar, seleccionar y organizar información concreta y relevante, analizarla, sacar conclusiones, comunicar su experiencia, reflexionar acerca del proceso seguido y comunicarlo oralmente y por escrito. Será también objeto de evaluación la consulta y utilización de documentos escritos, imágenes, gráficos y tablas estadísticas. Se atenderá especialmente a la presentación ordenada, clara y limpia, en soporte papel y digital. EDUCACIÓN ARTÍSTICA a). Buscar, seleccionar y organizar informaciones sobre manifestaciones artísticas del patrimonio cultural propio y de otras culturas, de acontecimientos, creadores y profesionales relacionados con las artes plásticas y la música. Se trata de que el alumnado se sirva de recursos bibliográficos, de los medios de comunicación y de Internet para obtener información que le sirva para planificar y organizar visitas culturales, formular opiniones, así como para conocer e intercambiar informaciones que contribuyan a la formación personal y al disfrute. Se valorará especialmente la adecuada selección de la información. b) Formular opiniones acerca de las manifestaciones artísticas a las que se accede demostrando el conocimiento que se tiene de las mismas y una inclinación personal para satisfacer el disfrute y llenar el tiempo de ocio. Con este criterio se quiere comprobar el conocimiento que los niños y las niñas tienen de las manifestaciones y hechos artísticos tanto del entorno más próximo, como de otros pueblos, su implicación sensible en la observación de la realidad y su capacidad para formar criterios y opiniones. 231
  • c) Reconocer músicas del medio social y cultural propio y de otras épocas y culturas. Con este criterio se pretende evaluar si conocen y son capaces de nombrar y describir algunos de los rasgos característicos de ejemplos de obras musicales de diferentes épocas y culturas. d) Ajustar la propia acción a la de los otros miembros del grupo en la interpretación de piezas musicales a dos o más partes y de danzas. Este criterio pretende evaluar la capacidad del alumnado para atender y concertar su propia acción con las otras partes del conjunto. No se trata de valorar el nivel técnico alcanzado, sino la actitud con la que se participa en las actividades de interpretación, observando la voluntad de adaptarse al resto del grupo. e) Registrar la música creada utilizando distintos tipos de grafías. Este criterio trata de comprobar las relaciones que el alumnado establece entre sonido y símbolo y su capacidad para representar gráficamente los sonidos de una obra musical inventada en el contexto del aula. No se intenta que los signos elegidos sean exactos (especialmente en el caso de la notación tradicional), sino de que constituyan una guía eficaz y funcional para poder recordar y reconstruir la música creada. f) Realizar representaciones plásticas de forma cooperativa que impliquen organización espacial, uso de materiales diversos y aplicación de diferentes técnicas. Se trata de evaluar la flexibilidad en los argumentos y la disposición a asumir otras opiniones en la realización de una obra en grupo en la que se comprobará si alumnos y alumnas aplican los conocimientos adquiridos sobre la distribución de los elementos plásticos de la composición y si lo aprendido sobre el comportamiento de los materiales les permite utilizarlos con la técnica adecuada. g) Comprobar las posibilidades de materiales, texturas, formas y colores aplicados sobre diferentes soportes. Con este criterio se evaluará la disposición a experimentar e indagar sobre los elementos del lenguaje plástico, las transformaciones que éstos experimentan según la manipulación que se haga de ellos y los resultados que se obtienen cuando son tratados en un soporte u otro. Servirá también para comprobar si se han interiorizado aprendizajes sobre el tratamiento de los materiales y el uso que puede darse a la forma, el color y la textura. h) Representar de forma personal ideas, acciones y situaciones valiéndose de los recursos que el lenguaje plástico y visual proporciona. Con este criterio se evaluará la capacidad de autonomía y de expresión con que afrontan la realización plástica, el grado de desarrollo de la capacidad creadora e imaginativa al combinar, suprimir o transformar los elementos artísticos de una producción y su capacidad de representar situaciones vinculadas a su experiencia personal. i) Utilizar de manera adecuada distintas tecnologías de la información y la comunicación para la creación de producciones plásticas y musicales sencillas. 232
  • Se trata de comprobar el grado de autonomía alcanzado por el alumnado a la hora de utilizar algunas aplicaciones básicas para el tratamiento de la imagen y el sonido y para la creación de producciones propias. EDUCACIÓN FÍSICA a) Adaptar los desplazamientos y saltos a diferentes tipos de entornos que puedan ser desconocidos y presenten cierto grado de incertidumbre. Con este criterio se pretende evaluar la capacidad del alumnado de resolver problemas motores al adaptar las habilidades a nuevas condiciones del entorno cada vez más complejas. Igualmente, se evaluará la capacidad de orientarse en el espacio tomando puntos de referencia, interpretando mapas sencillos para desplazarse de un lugar a otro, escogiendo un camino adecuado. b) Lanzar, pasar y recibir pelotas u otros móviles, sin perder el control de los mismos en los juegos y actividades motrices que lo requieran, con ajuste correcto a la situación en el terreno de juego, a las distancias y a las trayectorias. Es preciso comprobar el dominio en el manejo de objetos, pero sobre todo su utilización en situaciones de juego, es decir teniendo en cuenta a los compañeros de equipo y a los oponentes. Por ello, es importante observar la orientación del cuerpo en función de la dirección del móvil. Deberá tenerse en cuenta también la capacidad de anticipación a trayectorias y velocidades. c) Actuar de forma coordinada y cooperativa para resolver retos o para oponerse a uno o varios adversarios en un juego colectivo, ya sea como atacante o como defensor. Este criterio pretende evaluar las interacciones en situaciones de juego. Se trata de observar las acciones de ayuda y colaboración entre los miembros de un mismo equipo. Se observarán también acciones de oposición como la interceptación del móvil o dificultar el avance del oponente. También se debe observar si los jugadores y jugadoras ocupan posiciones en el terreno de juego que faciliten las acciones de cooperación y oposición. d) Identificar, como valores fundamentales de los juegos y la práctica de actividades deportivas, el esfuerzo personal y las relaciones que se establecen con el grupo y actuar de acuerdo con ellos. Con este criterio se pretende comprobar si el alumnado sitúa el trabajo en equipo, la satisfacción por el propio esfuerzo, el juego limpio y las relaciones personales que se establecen mediante la práctica de juegos y actividades deportivas, por encima de los resultados de la propia actividad (ganar o perder) y si juega tanto con niños como con niñas de forma integradora. e) Opinar coherente y críticamente con relación a las situaciones conflictivas surgidas en la práctica de la actividad física y el deporte. Reflexionar sobre el trabajo realizado, las situaciones surgidas y cuestiones de actualidad relacionadas con el cuerpo, el deporte y sus manifestaciones culturales constituirán el objeto de evaluación de este criterio. Se tendrán en cuenta capacidades relacionadas con la construcción y la expresión de las opiniones, los hábitos para un buen funcionamiento del 233
  • debate y las que permiten tener un criterio propio, pero a la vez, entender el punto de vista de las demás personas. f) Mostrar conductas activas para incrementar globalmente la condición física, ajustando su actuación al conocimiento de las propias posibilidades y limitaciones corporales y de movimiento. Se observará el interés por mantener conductas activas que conduzcan a los alumnos y alumnas a la mejora de su condición física. Simultáneamente se observará si el alumnado ha desarrollado las capacidades físicas de acuerdo con el momento de desarrollo motor. Para ello será necesario realizar sucesivas observaciones comparando los resultados y observando los progresos. Así mismo, se tendrá en cuenta la capacidad para dosificar el esfuerzo y adaptar el ejercicio a las propias posibilidades y limitaciones. g) Construir composiciones grupales en interacción con los compañeros y compañeras utilizando los recursos expresivos del cuerpo y partiendo de estímulos musicales, plásticos o verbales. Este criterio pretende valorar la capacidad para trabajar en grupo, compartiendo objetivos, en la elaboración de un pequeño espectáculo. Por otra parte, se observará la capacidad individual y colectiva para comunicar de forma comprensible sensaciones, mensajes, etc., a partir del gesto y el movimiento, y siendo capaz de transmitir los elementos expresivos con suficiente serenidad, desinhibición y estilo propio. h) Identificar algunas de las relaciones que se establecen entre la práctica correcta y habitual del ejercicio físico y la mejora de la salud y actuar de acuerdo con ellas. Es preciso comprobar si el alumnado establece relaciones coherentes entre los aspectos conceptuales y las actitudes relacionados con la adquisición de hábitos saludables. Se tendrá en cuenta la predisposición a realizar ejercicio físico, evitando el sedentarismo; a mantener posturas correctas; a alimentarse de manera equilibrada; a hidratarse correctamente; a mostrar la responsabilidad y la precaución necesarias en la realización de actividades físicas, evitando riesgos. EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA Y LOS DERECHOS HUMANOS a) Mostrar respeto por las diferencias y características personales propias y de sus compañeros y compañeras, valorar las consecuencias de las propias acciones y responsabilizarse de las mismas. A través de este criterio de evaluación se trata de valorar si el alumno o la alumna manifiesta en sus comportamientos cotidianos un conocimiento de sus características propias y si ejerce una autorregulación de sus emociones y sentimientos. Asimismo se pretende comprobar si reconoce los sentimientos y emociones en las personas que le rodean, si acepta las diferencias interpersonales y, en definitiva, si se responsabiliza de sus actuaciones y adopta actitudes constructivas y respetuosas ante las conductas de los demás. b) Argumentar y defender las propias opiniones, escuchar y valorar críticamente las opiniones de los demás, mostrando una actitud de respeto a las personas. Por medio de este criterio se busca evaluar la capacidad del alumnado, en las situaciones cotidianas del grupo clase, de utilizar el diálogo para superar divergencias y 234
  • establecer acuerdos, así como de mostrar en su conducta habitual y en su lenguaje respeto y valoración crítica por todas las personas y los grupos, independientemente de la edad, sexo, raza, opiniones, formación cultural y creencias. c) Aceptar y practicar las normas de convivencia. Participar en la toma de decisiones del grupo, utilizando el diálogo para favorecer los acuerdos y asumiendo sus obligaciones. Este criterio valorará el grado de participación individual en las tareas del grupo y el grado de cumplimiento de las tareas que le corresponden. Asimismo, se valorará si en las relaciones personales, con sus iguales y con los adultos, asume y practica las normas de convivencia, el diálogo y el respeto a las demás personas. d) Conocer algunos de los derechos humanos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la Convención sobre los Derechos del Niño y los principios de convivencia que recoge la Constitución española e identificar los deberes más relevantes asociados a ellos. Este criterio pretende evaluar si se comprende la necesidad de dotarse de normas para poder convivir armónicamente, y si conoce y valora, aunque sea de manera muy general, los derechos del niño, los derechos humanos y los derechos fundamentales recogidos en la Constitución española, de forma que reconozca su carácter universal y su importancia como pilar básico de la convivencia. Naturalmente, no se trata de que reproduzcan el texto de ninguna norma, sino de que sepan explicar algunos de los derechos y deberes más significativos y su contribución a una mejor convivencia. e) Reconocer y rechazar situaciones de discriminación, marginación e injusticia e identificar los factores sociales, económicos, de origen, de género o de cualquier otro tipo que las provocan. Se trata de valorar con este criterio, si ha desarrollado la capacidad de identificar, reconocer y verbalizar situaciones injustas, tanto en su entorno como a través de la información que proporcionan los medios de comunicación. Asimismo, se valorará si identifica, poniendo ejemplos razonados, los factores que provocan las marginaciones o discriminaciones de ellas derivadas y si rechaza las consecuencias de las mismas. f) Poner ejemplos de servicios públicos prestados por diferentes instituciones y reconocer la obligación de los ciudadanos de contribuir a su mantenimiento a través de los impuestos. En primer lugar, el criterio permite evaluar los conocimientos que poseen acerca de los servicios públicos que ciudadanos y ciudadanas recibimos de las administraciones. Deberá ilustrar ese conocimiento con ejemplos referidos a servicios que prestan el Ayuntamiento, la Comunidad Autónoma y la Administración central del Estado y con argumentos sobre la importancia de la calidad de la gestión de estos servicios para la vida de las personas. De la misma manera, se pretende valorar si reconocen que los ciudadanos deben ofrecer su contrapartida, colaborando en el mantenimiento de las instituciones y de los servicios que éstas prestan a través de los impuestos. g) Explicar el papel que cumplen los servicios públicos en la vida de los ciudadanos y mostrar actitudes cívicas en aspectos relativos a la seguridad vial, a la protección civil, a la defensa al servicio de la paz y a la seguridad integral de los ciudadanos. 235
  • A partir de este criterio de evaluación se pretende comprobar si reconocen y saben explicar oralmente y por escrito, la importancia que determinados servicios públicos (educación, sanidad, abastecimiento de agua, transportes, etc.) tienen en el bienestar de los ciudadanos. Asimismo se valorará si asumen la responsabilidad que le corresponde como miembro de la colectividad en situaciones cotidianas o de hipotético riesgo, y muestran actitudes cívicas en aspectos como el cuidado del medio ambiente y del entorno y en el cuidado de los bienes comunes. LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA a) Participar en las situaciones de comunicación del aula, respetando las normas del intercambio: guardar el turno de palabra, organizar el discurso, escuchar e incorporar las intervenciones de los demás. Con este criterio se trata de evaluar tanto la capacidad para intervenir en las diversas situaciones de intercambio oral que se producen en el aula, como la actitud con la que se participa en ellas. Conviene advertir que dichas competencias requieren capacidad para observar las situaciones comunicativas – finalidad, número y características de los participantes, lugar donde se produce el intercambio…- y para determinar sus características, de forma consciente, y proceder de manera adecuada a cada contexto. Debe ser también objeto de valoración la habilidad para iniciar, sostener y finalizar conversaciones. b) Expresarse de forma oral mediante textos que presenten de manera coherente conocimientos, hechos y opiniones. Este criterio debe evaluar si se expresan de forma organizada y coherente, según el género y la situación de comunicación. Han de ser capaces de seleccionar los contenidos relevantes y expresarlos usando el léxico, las fórmulas adecuadas y los recursos propios de estas situaciones, como tono de voz, postura y gestos apropiados. Se debe valorar la capacidad de producir de forma oral relatos y exposiciones de clase, así como la de explicar en voz alta las reflexiones sobre los aspectos que se aprenden. c) Captar el sentido de textos orales, reconociendo las ideas principales y secundarias e identificando ideas, opiniones y valores no explícitos. Se trata de evaluar la competencia para obtener, seleccionar y relacionar informaciones procedentes de los medios de comunicación y del contexto escolar, especialmente las de tipo espacial, temporal y de secuencia lógica. Igualmente pretende evaluar si son capaces de aprender más allá del sentido literal del texto y de realizar deducciones e inferencias sobre su contenido, de distinguir información y opinión y de interpretar algunos elementos implícitos como la ironía o el doble sentido. Asimismo, se quiere evaluar si han desarrollado cierta competencia para reflexionar sobre los mecanismos de comprensión de los textos y la utilidad para aprender a aprender que comporta la reflexión sobre los procedimientos utilizados. d) Localizar y recuperar información explícita y realizar inferencias en la lectura de textos determinando los propósitos principales de éstos e interpretando el doble sentido de algunos. Este criterio quiere evaluar si son capaces de buscar, localizar y seleccionar información o ideas relevantes que aparecen explícitas en los textos –convocatorias, programas de actividades, planes de trabajo- actuando de modo acorde a lo que en ellas se 236
  • indica; informarse sobre hechos próximos a su experiencia en los medios de comunicación, utilizando la lectura rápida de titulares y entradillas para anticipar el contenido global; utilizar del subrayado y otras técnicas para determinar las ideas principales y las secundarias explícitas en los textos escolares. También se debe evaluar la capacidad para trascender el significado superficial y extraer inferencias directas: inducir acontecimientos predecibles, deducir el propósito de los textos o identificar algunas generalizaciones. Incluso captar el doble sentido o las ironías. En los textos literarios, se debe evaluar la identificación de las ideas principales de algunos poemas o la capacidad para seguir relatos no lineales, y también la habilidad para comprender las relaciones entre los personajes de las historias, cuando no aparecen explícitos o anticipar determinados acontecimientos. e) Interpretar e integrar las ideas propias con las contenidas en los textos, comparando y contrastando informaciones diversas, y mostrar la comprensión a través de la lectura en voz alta. Este criterio de evaluación pretende constatar que alumnos y alumnas son capaces de manejar con progresiva autonomía informaciones contenidas en textos diversos, así como de haber incorporado a la actividad lectora estrategias de comprensión como identificar el propósito del escrito, utilizar indicadores textuales, avanzar y retroceder, consultar en diccionarios, o buscar información complementaria). Este criterio pretende también evaluar tanto la comprensión a través de la lectura en voz alta que debe realizarse ya con fluidez y entonación adecuadas, como la lectura silenciosa, valorando el progreso en la velocidad y la comprensión. f) Narrar, explicar, describir, resumir y exponer opiniones e informaciones en textos escritos relacionados con situaciones cotidianas y escolares, de forma ordenada y adecuada, relacionando los enunciados entre sí, usando de forma habitual los procedimientos de planificación y revisión de los textos así como las normas gramaticales y ortográficas y cuidando los aspectos formales tanto en soporte papel como digital. Este criterio trata de verificar que son capaces de expresarse por escrito de forma coherente y siguiendo los pasos propios del proceso de producción de un escrito (planificación, escritura del texto, revisión). Deberán ser capaces de producir textos propios de las relaciones interpersonales en el aula –cartas, normas, programas de actividades, convocatorias, planes de trabajo colectivos-, de los medios de comunicación social referidos a hechos próximos a su experiencia –noticia, entrevista, reseña de libros o de música, carta al director-, así como los de uso habitual en otras áreas de aprendizaje. De manera especial, se debe evaluar la capacidad para elaborar los textos que permiten progresar en la autonomía para aprender -resúmenes, esquemas, informes, descripciones, explicaciones-. En el ámbito literario, se evaluará la capacidad para recrear poemas o relatos utilizando determinados recursos como la rima, o el ritmo en los poemas. En todos los escritos, tanto en papel como en soporte digital, se evaluará la automatización de las normas ortográficas de aparición frecuente y la resolución de dudas ortográficas mediante la utilización de los apoyos pertinentes (diccionarios, apuntes…) 237
  • g) Conocer textos literarios de la tradición oral y de la literatura infantil adecuados al ciclo así como las características de la narración y la poesía, con la finalidad de apoyar la lectura y la escritura de dichos textos. Este criterio evalúa la capacidad de disfrutar de forma autónoma con los textos literarios adecuados a la edad y al ciclo, de comprender el sentido de éstos gracias a la interpretación de algunas convenciones específicas, como los temas recurrentes, los elementos del relato literario, la rima, la medida, las comparaciones y la metáfora. Hay que evaluar igualmente la iniciativa y la adquisición de una actitud positiva hacia la lectura. Se valorará la capacidad de usar recursos expresivos y creativos, en tareas de dramatización, recreación o memorización de poemas y otros textos. h) Utilizar las bibliotecas, videotecas, etc. y comprender los mecanismos y procedimientos de organización y selección de obras y otros materiales. Colaborar en el cuidado y mejora de los materiales bibliográficos y otros documentos disponibles en el aula y en el centro. En este criterio se evalúa si son capaces de usar las bibliotecas a su alcance de forma activa y autónoma, si han desarrollado el gusto por la lectura y las actitudes y procedimientos necesarios para ser usuarios habituales de las mismas. Se debe valorar también el conocimiento del funcionamiento y organización de las bibliotecas, así como la capacidad de colaborar en su mantenimiento y cuidado. i) Identificar cambios que se producen en las palabras, los enunciados y los textos al realizar segmentaciones, cambios en el orden, supresiones e inserciones que hacen mejorar la comprensión y la expresión oral y escrita. Se trata de evaluar la habilidad para observar y reconocer los efectos que inserción, supresión, cambio de orden, segmentación, recomposición, producen en los enunciados y en los textos, de modo que se identifiquen tanto los problemas en la escritura y en la expresión oral como el origen de determinadas dificultades en la comprensión y se utilice esta reflexión en la mejora de dichas actividades. Dichos procedimientos de análisis deben permitir considerar el texto de manera crítica; reflexionar sobre el contenido del texto y evaluarlo; considerar y evaluar su estructura, el uso del lenguaje, los recursos literarios, o el punto de vista y el oficio del autor. j) Comprender y utilizar la terminología gramatical y lingüística básica en las actividades de producción y comprensión de textos. Este criterio trata de comprobar si se han adquirido los conocimientos gramaticales básicos sobre la lengua. Se pretende constatar que emplean estos aprendizajes en la realización y revisión de sus textos para lograr una mejor comunicación. Asimismo, se valorará el uso de la terminología que permita discutir algunos problemas lingüísticos, ordenar las observaciones realizadas y explicar lo que se ha aprendido. Al final de la etapa estos contenidos incluyen las denominaciones de los textos, los elementos que constituyen los enunciados, el conocimiento de las distintas clases de palabras (nombre, adjetivo, verbo, etc.) y nociones básicas sobre cómo están formadas (variaciones de género y número, de tiempo, número y persona, prefijos y sufijos frecuentes, etc.). 238
  • LENGUA EXTRANJERA a) Mantener conversaciones cotidianas y familiares sobre temas conocidos en situaciones de comunicación predecibles, respetando las normas básicas del intercambio, como escuchar y mirar a quien habla. Con este criterio se quiere comprobar si son capaces de comunicarse en situaciones habituales sobre temas conocidos o trabajados previamente para expresar necesidades inmediatas como hacer peticiones, organizar la actividad, trabajar en equipo y pedir aclaraciones. Se evalúa la capacidad de utilizar expresiones y frases para hablar en términos sencillos sobre su familia y otras personas, el tiempo atmosférico, la ropa, libros, juegos y sobre contenidos de las diferentes áreas. También se valorará la actitud con la que participa en los intercambios y si manifiesta interés por las intervenciones de los demás. b) Captar el sentido global e identificar informaciones específicas en textos orales variados emitidos en diferentes situaciones de comunicación. Este criterio evalúa si son capaces de comprender las expresiones y el vocabulario más frecuente sobre su entorno, información personal y familiar básica, juegos, deportes, contenidos de otras áreas y otros temas de su interés, así como si pueden comprender mensajes, informaciones y conversaciones claras y sencillas. c) Leer y localizar información explícita y realizar inferencias directas en comprender textos diversos sobre temas de interés. Este criterio evalúa la capacidad de leer, también en voz alta, diferentes textos con vocabulario cada vez más extenso y expresiones de mayor complejidad, en cuentos y poemas adaptados o auténticos, recetas, menús, folletos, publicidad, normas, cartas… con ayuda de estrategias básicas de comprensión escrita. Se valorará si son capaces de detectar y entender información o ideas relevantes explícitas en los textos, así como si pueden trascender el significado superficial para extraer inferencias directas basadas en el texto. También se evaluará la utilización con cierta autonomía de estrategias fundamentales de comprensión escrita como usar elementos del contexto lingüístico y no lingüístico, y transferir conocimientos de las lenguas que conoce. d) Elaborar textos escritos atendiendo al destinatario, al tipo de texto y a la finalidad, tanto en soporte papel como digital. El criterio evalúa la capacidad para producir, a partir de modelos, textos cortos en función de los integrantes de la situación de comunicación. Se trata de evaluar si son capaces de elaborar con ayuda difer