tica y sociología

456
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
456
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

tica y sociología

  1. 1. ÉTICA Y SOCIOLOGÍASociología El término sociología puede definirse como la ciencia que estudia el desarrollo,la estructura y la función de la sociedad. Existen otras disciplinas de las cienciassociales que también estudian aspectos pertenecientes al ámbito de la sociología, comola economía, las ciencias políticas, la antropología y la psicología. Así, el conceptobásico de sociología es la interacción social como punto de partida para cualquierrelación en una sociedad. El origen de la sociología como disciplina o conocimiento sistematizado esrelativamente reciente. La primera definición de sociología fue realizada por el filósofofrancés Auguste Comte. Hasta finales del siglo XIX la sociología no comenzó a ser reconocida comodisciplina académica. En Francia, Émile Durkheim, heredero intelectual de Saint-Simon y Comte, comenzó a enseñar sociología en las universidades de Burdeos yParís. Durkheim, fundador de la primera escuela de pensamiento sociológico,destacaba la realidad independiente de los hechos sociales (independientes de losatributos psicológicos de las personas) e intentaba descubrir las relaciones entre ellos.Durkheim y sus discípulos estudiaron ampliamente las sociedades no industrializadasde manera similar a como después lo harían los antropólogos sociales. En Alemania el enfoque humano del idealismo filosófico quedó subrayadogracias a los esfuerzos del filósofo Georg Simmel por definir la sociología como unadisciplina independiente. Durante muchos años se ha identificado la sociología con una ampliareconstrucción evolutiva del cambio histórico en las sociedades occidentales y con elestudio de las relaciones e interdependencias entre instituciones y aspectos de la vidasocial (economía, Estado, familia o religión). Por esta razón, se consideraba a lasociología como una disciplina sintetizadora que intentaba integrar los resultados deotras ciencias sociales. Aunque estos conceptos sobre el ámbito y el enfoque de lasociología siguen siendo válidos, actualmente se tiende a considerarlos como unaparte de la teoría sociológica que, a su vez, sólo es un área de la ciencia de la
  2. 2. sociología. La teoría sociológica también agrupa el estudio y el análisis de conceptosbásicos comunes a todos los ámbitos de la vida social estudiados por los sociólogos.Estas áreas se convirtieron en subáreas y especialidades de la sociología y hoy sonobjeto de estudio en cursos académicos, libros y revistas especializadas; por ejemplo,el matrimonio y la familia, la desigualdad social, la estratificación social, lasrelaciones étnicas, la desviación social, las comunidades urbanas y las organizacionesformales.El ser humano y la sociedad El estudio de los hechos sociales y la determinación de las leyes que los rigenfueron los objetivos que se propuso el francés Auguste Comte (1798-1857) al emplearpor primera vez el término sociología. Desde la época en que Comte estableció concarácter formal los límites del nuevo saber hasta nuestros días, la ciencia de la sociedadno ha hecho más que ampliar su radio de acción.¿Qué es la sociología? Son innumerables los fenómenos que pueden adjetivarse de sociales y, a tenor deello, la sociología se ha especializado en distintas ramas como la sociología del trabajo,la del derecho, la de la religión, la de la educación, etc. Hay, incluso, una rama, lasociología del conocimiento, que se ocupa de los diversos modos en que la realidad se lerevela al individuo como consecuencia de las diferentes posiciones sociales en que éstese encuentra. En las últimas décadas del siglo XX, la sociología, que investiga todo aquello queconcierne a la dimensión social del hombre, ha estudiado de modo incesante losfenómenos característicos de la cultura de masas, como pueden ser las migraciones, lascondiciones de vida en las grandes urbes, la movilidad social, el impacto de los mediosde comunicación, el consumo y el ocio, etc. La sociología contemporánea no cuenta con una metodología única, sino que, porel contrario, utiliza diversos procedimientos apoyándose en la estadística comoherramienta esencial. Ello obedece a la riqueza de los fenómenos que estudia y tambiénal hecho que la investigación sociológica se realiza a menudo de forma interrelacionada
  3. 3. con el objeto de captar la compleja fenomenología que brota de la vida del hombre ensociedad.La dimensión social del hombre El ser humano, por el mismo hecho de serlo, vive forzosamente en sociedad; no essólo un ente natural, ni exclusivamente un individuo, sino que es también un animalsocializado. Esta dimensión social inherente al hombre está determinada, en primerlugar, por la necesidad, pues es obvio que el individuo perecería en un total aislamiento(la existencia solitaria de Robinson Crusoe, suponiendo que fuera algo más que unafigura literaria, nunca podría mantenerse de por vida). Pero esta dimensión social es,asimismo, el horizonte que conforma las posibilidades de desarrollo espiritual del serhumano. Pensar, por ejemplo, no es un hecho aislado; el lenguaje, cualidad distintiva delhombre, es antes que nada un hecho social; y todo «yo», aun considerado de modopuramente psicológico, presupone un «tú», un «otro». Es por eso por lo que todoindividuo se desarrolla en el marco de una sociedad determinada, a la que necesita porimperativos biológicos y sin la cual no podría evolucionar espiritualmente (es decir, entérminos psicológicos y morales). Esto no indica, sin embargo, que la existencia del individuo en sociedad sea unaexistencia exenta de tensiones. En siglos anteriores, mucho antes de que apareciera lamoderna ciencia de la sociedad, esto es, la sociología, algunos pensadores consideraronque la sociedad humana era consecuencia de un contrato. Partieron de la idea de que elhombre originariamente vivía en un estado de naturaleza y que los peligros del mismole habían conducido a la formalización de un pacto social que garantizara susupervivencia. Era una forma de explicar el origen de la sociedad y de aceptar losinconvenientes que entraña la convivencia.RESUMEN La sociología se ha especializado en variedades como la sociología del trabajo, ladel derecho, la de la religión y la de la educación, así como la del conocimiento. En lasúltimas décadas del siglo XX la sociología ha estudiado de modo incesante losfenómenos característicos de la cultura de masas. El ser humano, por el mismo hecho de serlo, vive forzosamente en sociedad. Estadimensión social está determinada por la necesidad (un hombre aislado perecería) y es
  4. 4. el horizonte que determina su desarrollo espiritual. Individuo y sociedad soninseparables: el individuo es un producto social y la sociedad sería impensable sinindividuos, sin seres indivisibles.Estructuras sociales. La familia Puesto que una sociedad es un todo orgánico, dentro de ella las distintas formas derelación social conducen a estructuras de muy diverso tipo, desde la familia hasta laclase social, desde el municipio hasta el Estado. Por su parte, la familia se estructura enunas condiciones estables y duraderas en el tiempo.Las estructuras sociales La clasificación más simple de una sociedad es la que establece unas estructurasprimarias o naturales y unas estructuras secundarias o culturales. Las primeras, en lasque figuran agrupaciones como la familia, el clan, etc., atienden ciertas necesidadesineludibles de la naturaleza humana; se las denomina también comunidades. Lassegundas, mucho más complejas y, por tanto, más difíciles de abarcar, atiendennecesidades menos perentorias, y al mismo tiempo más racionales, surgidas a lo largode la evolución histórica del hombre. En este apartado figura todo tipo de asociaciones,desde las más simples, como las sociedades deportivas, culturales, mercantiles, etc.,hasta aquellas que estructuran la vida religiosa, económica y política de la sociedad.La familia La moderna sociología ha acuñado el concepto de comunidad para referirse a todogrupo social orgánico y originario que aparece cohesionado por una voluntad noracional. En el seno de una comunidad, los vínculos se hallan reforzados por una grancarga afectiva (es decir, por una voluntad que es anterior a la razón), y por eso lainstitución que mejor se adapta a este concepto es la familia. Se ha definido a la institución familiar desde ópticas muy diversas. Así, porejemplo, el derecho civil habla de la familia como de un grupo de personas que estánvinculadas por relaciones de parentesco. Sociológicamente, la familia es una unidad
  5. 5. social constituida por el padre, la madre y los hijos. Esta configuración, a la que se lehan adherido en el tiempo y en el espacio numerosas variantes, es universal. La tipología de la familia comprende una nueva división: la de la familia nucleary la de la familia extendida. Mientras que ésta fue característica de las sociedadesagrarias, la familia nuclear (que es la formada tan sólo por padres e hijos y que se fundaen el matrimonio monogámico) es típica de las modernas sociedades urbano-industriales. Al margen de estos tipos, la familia se puede aislar como unidad social merced aunas características generales ligadas a las funciones que desempeña. En primer lugar, hay que hablar de la función reproductora, que está al servicio dela conservación de la especie. En segundo lugar, la familia, por tener como base elmatrimonio (lo que equivale a una relación estable entre un hombre y una mujer),permite el desarrollo sostenido de la función sexual. La tercera de las funcionesfamiliares es la económica. Por último, y puesto que tiene a su cargo la crianza de loshijos, la familia posee una función eminentemente educativa.RESUMEN Clasificación de las estructuras sociales: primarias o naturales (denominadascomunidades, atienden las necesidades ineludibles de la naturaleza humana: familia,clan) y secundarias o culturales (atienden necesidades más racionales; se trata deasociaciones de todo tipo). La familia es el concepto que mejor se adapta al de comunidad. El concepto defamilia se ha definido de diversas maneras; según el derecho civil, es un grupo depersonas relacionadas por parentesco, y desde una perspectiva sociológica, es un gruposocial formado por los padres y los hijos. Desde otro punto de vista, la familia puede ser nuclear (característica de lasmodernas sociedades urbano-industriales) o extendida (propia de las sociedadesagrarias). Funciones de la familia: reproductora, sexual, económica y educativa.Estratificación social Si la célula social por excelencia es la familia, ésta se agrupa, a su vez, en
  6. 6. conjuntos más amplios que, debido a sus características e intereses comunes, configuranuna unidad más o menos homogénea. Esta unidad recibe el nombre de clase social.Conviene tener en cuenta, no obstante, que el concepto de clase social se aplica en elcontexto de las modernas sociedades configuradas bajo el régimen de produccióncapitalista.La estratificación social En los tipos de sociedades distintas a las capitalistas, la estratificación social hatenido lugar de otro modo. Así, por ejemplo, en la época medieval, cuando erapredominante el régimen feudal, la división social no era de clases, sino de estamentos,de la misma manera que en la India la estratificación social está configurada por elsistema de castas. Estratificación social es, pues, el resultado de la ordenación de grupos de personasen sentido vertical, mediante la asignación y establecimiento de papeles y funciones alas que prestan adhesión. El concepto de clase social, debido a la influencia de Karl Marx y de los teóricosmarxistas, es esencialmente económico. La propiedad o no de los medios de produccióny de distribución ha permitido distinguir históricamente dos grandes clases sociales, lade la burguesía y la del proletariado. Burgués, en este caso, es equivalente a propietarioo patrono, mientras que proletario es todo aquel que vende su fuerza de trabajo a cambiode un salario.El asociacionismo laboral La estratificación social, aun no dependiendo de forma exclusiva de factoreseconómicos, está profundamente relacionada con el trabajo o actividad mediante la cualel hombre transforma los bienes de la naturaleza a fin de satisfacer sus necesidades. Ladivisión del trabajo, o proceso por el cual los trabajadores se han especializado en tareasdiferenciadas, ha producido a lo largo de la historia distintas formas de asociacionismolaboral. Una de las más características asociaciones laborales fueron los gremios deartesanos, que aparecieron en la Edad Media y que, durante varios siglos, semantuvieron organizados según el tipo de trabajo. A partir del siglo XIX, a medida que en Occidente iba avanzando el proceso de
  7. 7. industrialización, se extendieron los sindicatos, asociaciones laborales surgidas para ladefensa de los intereses de los trabajadores. Después, y en contraposición a ellos,aparecieron los sindicatos patronales. El sindicalismo ha sido la forma principal delasociacionismo obrero en la época contemporánea y en la actualidad siguedesempeñando un papel fundamental en la mejora de las condiciones de vida de lasclases trabajadoras.RESUMEN La familia se agrupa en un conjunto más amplio: la clase social. El concepto declase social, por influencia de Karl Marx y otros teóricos marxistas, es esencialmenteeconómico (dos grandes clases: burguesía –propietario– y proletariado –vende sutrabajo por un salario–); puede añadirse una tercera clase, nacida en la sociedadposindustrial, la clase media, en la que se encuadran diferentes estratos regidos pordistintas jerarquías y valores. La estratificación está muy vinculada con el trabajo. La división del trabajo haproducido a lo largo de la historia distintas formas de asociacionismo laboral (la máscaracterística son los gremios de artesanos). A partir del siglo XIX se extendieron lossindicatos, asociaciones surgidas a fin de defender los intereses de los trabajadores; encontraposición, también aparecieron los sindicatos patronales.Nación y Estado Los distintos grupos sociales que configuran la estratificación de una sociedad sehallan vinculados entre sí porque forman parte de una misma nación. Ésta es unacomunidad surgida históricamente en un determinado territorio y que posee una serie deelementos comunes de identificación como el idioma, las tradiciones culturales, la vidaeconómica y una forma de ser específica y distintiva.Conceptos de nación y estado Los elementos comunes con los que cuenta una nación pueden ser más amplios eincluso que de ellos puede no estar presente. Pero, dentro de sus variantes, conforman el
  8. 8. aspecto objetivo de una nación, de modo que un individuo, al nacer, los encuentra yadados. Junto a este aspecto objetivo, otra característica fundamental que permite definira una nación es la consciencia que de ella tienen sus miembros, consciencia que lesimpulsa a una afirmación de su personalidad diferenciada mediante la construcción deunas instituciones políticas propias. Tales instituciones terminan adoptando la forma deEstado, aunque no necesariamente, pues hay naciones divididas entre varios estados(con o sin instituciones de autogobierno) y hay estados plurinacionales que integran ensu seno a más de una nación. Conviene tener en cuenta que la identificación entre nación y Estado es histórica;se originó en la época del Renacimiento y llegó a su máxima expresión en el siglo XIXcon los estados nacionales creados por las burguesías europeas. El Estado nacional, porconsiguiente, se refiere a un tipo concreto de estado, ya que éste, en tanto queorganismo jurídico-político, puede adoptar otras formas no siempre coincidentes con larealidad de la nación. Para entender mejor la diferencia existente entre el concepto de nación y elconcepto de Estado hay que atenerse al hecho de que el primero se refiere a unfenómeno social, mientras que el segundo apunta hacia un fenómeno esencialmentepolítico. La nación está integrada por unos grupos sociales; pero la autoridad sobre talesgrupos sociales es algo que pertenece al Estado, estructura política organizadajurídicamente cuyos dos atributos esenciales son la soberanía y la independencia. Pormedio de la soberanía, el Estado monopoliza la autoridad dentro de los confines de suterritorio. En el exterior, el Estado es independiente y goza de un trato de igualdad conlos restantes estados soberanos.Formas de gobierno El Estado ejerce el poder a través del gobierno, que abarca no sólo el poderejecutivo (es decir, el que ostentan el jefe del Estado y el jefe del gobierno, así como elgabinete o consejos de ministros), sino también los poderes legislativo y judicial. Hay dos grandes formas de gobierno, la monocrática y la dualista. En la primera,el gobierno es de un solo hombre, como es el caso de las monarquías absolutas y de lasdictaduras. En la segunda, las funciones de jefe de Estado y de jefe de gobiernopermanecen separadas, como ocurre con las monarquías constitucionales y con lasrepúblicas.
  9. 9. Estas formas de gobierno engendran regímenes políticos distintos. A grandesrasgos, pueden distinguirse tres tipos de regímenes políticos: el totalitario, elautoritario y el democrático, según sea el grado de control popular ejercido sobre losgobernantes. Dicho control popular se ejerce fundamentalmente a través de laselecciones. En los regímenes democráticos, éstas se efectúan por sufragio universal, lo quequiere decir que pueden votar todos los ciudadanos. Si se vota directamente al jefe delEstado para que ostente el poder ejecutivo y elija, a su vez, al jefe de gobierno, lademocracia es presidencial. Si se eligen a unos parlamentarios para que elijan al jefe degobierno, entonces la democracia es parlamentaria. En ambos casos, no obstante, esindiscutible que la soberanía corresponde al pueblo.RESUMENLos distintos grupos sociales forman parte de la nación (comunidad histórica que poseeunos rasgos definidos: idioma, cultura, vida económica). Además, la consciencia que deella tienen sus miembros impulsa la construcción de unas instituciones políticas propias,las cuales terminan adoptando la forma de Estado. El concepto de nación se refiere a un fenómeno social y el de Estado apuntahacia un fenómeno político. El Estado ejerce el poder a través del gobierno, que abarca los poderes ejecutivo,legislativo y judicial. Existen dos grandes formas de gobierno: monocrática (gobierno de un solohombre, monarquía absoluta o dictadura) y dualista (las funciones de jefe de Estado yjefe de gobierno están separadas, monarquía constitucional o república). Estas formasde gobierno engendran regímenes políticos distintos: totalitario, autoritario ydemocrático.ÉticaLa ética no es solamente una disciplina del pensamiento que estudia desde fuera elcomportamiento entre los humanos; la ética es un fenómeno vital en permanente crisis ytransformación. Desde un punto de vista ético, la moralidad no está encaminada a laconsecución de un fin, sino que el fin es la práctica de la moralidad misma, a la que a
  10. 10. veces hemos llamado bien.El origen del comportamiento ético se encuentra en la misma esencia del hombre socialpuesto que etimológicamente la palabra ética significa carácter, modo de ser y hábito.Este carácter tiene que ser considerado como acción individual dentro de un marcosocial. Dentro de los contenidos morales, se pueden considerar dos posturas generalesmuy diferenciadas: sociologismo ético y naturalismo biológico, que, sin embargo, no sepueden entender si no es de forma interdependiente. La complejidad de las relacioneshumanas ha obligado a generar marcos conceptuales donde concretar el conjunto depreceptos morales a partir de los cuales debe regirse el hombre social.El mundo moderno ha dado lugar a la creación de los derechos humanos, cuya primeradeclaración oficial se publicó a raíz de la revolución francesa en 1789. La éticacomunitaria es la que rige las pautas de comportamiento de los seres humanos a la horade relacionarse con sus semejantes según el tipo de relación que exista entre ellos. Laestructura familiar depende de las relaciones sociales y es a la vez uno de los pilares deellas. En la era moderna, pensadores y políticos han intentado la moralización del poder,que muy a menudo simplemente ha sido su autolimitación. En ese sentido, una de lasramas más importantes de la ética es la de la ética política, que establece que, puestoque el fin de la política es conseguir el bienestar de los ciudadanos, sus medios debenrespetar este fin y el estado por ello debe actuar éticamente. Existen, sin embargo, variasformas de gobierno (dictadura, monarquía, democracia), muchas de las cuales norespetan este precepto.La religión, definida como todo culto tributado a una divinidad, establece, al igual quela moral, unas pautas de comportamiento a seguir concretadas en un conjunto dedogmas y prácticas que se manifiestan en unos determinados ritos. Si entendemos lareligión como la forma del ser humano de reaccionar ante lo trascendente y de entenderlo absoluto, se concluye que el hombre es un ser religioso por naturaleza y que laexperiencia religiosa, es decir, la vivencia interior del hecho religioso, aparece en elhombre antes que la religión misma. El estudio de la evolución histórica de la religiónpone de relieve que han existido muchos tipos de manifestación religiosa a lo largo delos siglos según el carácter de las diferentes civilizaciones. Desde el principio de lostiempos la idea de Dios ha ido variando y se han sucedido diversas aproximaciones a él(panteísmo, deísmo, teísmo) hasta llegar al moderno ateísmo, es decir, a la negación deDios.
  11. 11. El hecho moralEl hombre lleva a cabo en su vida muchas acciones muy diferentes unas de otras. Unas(relacionadas con las necesidades primarias o biológicas) las realiza de modoinconsciente o mecánico, otras (ir a un espectáculo) son precedidas por una reflexión yotras (ir a trabajar o respetar las leyes) las hace por obligación. Sin embargo, no todasellas se realizan teniendo presente una norma moral de conducta a seguir. ¿Cuáles son,pues, las acciones morales?Concepto de hecho moralEn general, algo es un hecho cuando ya está realizado y no puede negarse su evidencia.Los hechos se pueden dividir en hechos naturales, que pueden explicarse a través deuna causa natural, y hechos culturales, que se realizan con vistas a conseguir algún fin.Los hechos realizados por el hombre pueden ser divididos en actos de los hombres (elhombre los realiza en función de su naturaleza animal, de manera inconsciente,instintiva y mecánica) y actos humanos (actos específicamente humanos, es decir, sonlos que sólo puede realizar el hombre en cuanto tal y de manera consciente).El hecho moral es la acción realizada por el hombre en cuanto hombre, sin relación conlas realidades de la naturaleza. El hombre, sin embargo, lleva a cabo una enormecantidad de actos propiamente humanos que, aunque estén motivados por causasdiferentes y persigan un fin, no son propiamente morales, pues no persiguen el fin moralpor sí mismo, a saber, el bien.Características del hecho moralEl hecho moral es un comportamiento consciente, libre y voluntario, fruto de unadecisión reflexiva y encaminado a la consecución de un fin y que afecta a las personasque rodean al individuo y puede ser valorado, en función de una norma moral, comobueno o malo, justo o injusto.
  12. 12. El hecho moral es conscienteEl acto moral es consciente. Los actos movidos por motivos inconscientes (pasiones,impulsos, miedos) no pertenecen a la moral, ya que al que no tiene conciencia de lo quehace no puede exigírsele responsabilidad moral. El individuo que actúa moralmente esconsciente del fin que quiere conseguir y de los motivos que le han llevado a realizaresa acción, lo cual comporta la previsión del resultado y la responsabilidad de laactuación.El hecho moral afecta a los demásCuando el hecho del individuo afecta a los demás, adquiere una dimensión moral,mientras que los actos individuales que no tienen consecuencias para los demás nopertenecen al ámbito moral. Desde esta perspectiva, podemos distinguir tres tipos deacciones: morales (cumplen las normas de la moralidad y afectan a los demás de manerapositiva), inmorales (incumplen las normas morales y perjudican a los demás) yamorales (no tienen consecuencias para los demás).El hecho moral está encaminado a la consecución de un finLos actos morales están encaminados hacia la consecución de un fin, el cual tiende aidentificarse con el bien (aquello que lleva al hombre a realizarse como tal).Sin embargo, hay que tener también presentes los resultados, los medios y lasintenciones de la acción para establecer si un acto es o no moral.El hecho moral está sometido a una normaa) Diferencias entre normas morales y legalesTodo hombre pertenece a una sociedad que cuenta con una serie de medios paramodelar la conducta de sus integrantes, regular sus relaciones y asegurar el orden socialestablecido (normas morales, leyes y costumbres). Mientras que las normas legalesrequieren algún tipo de presión externa para su cumplimiento, las normas morales secumplen libremente porque el individuo las interioriza como las mejores. A pesar deesta distinción, muchas veces lo moral y lo legal coinciden.
  13. 13. b) Las normas morales se aceptan libre y voluntariamenteEl hecho moral es un acto voluntario que se realiza libremente y que implica siempreuna consciencia individual que hace suyas unas reglas de acción que se presentan comonormas a seguir y que implican una total responsabilidad para con las acciones de cadauno. Cuando, habiendo aceptado unas normas de conducta, actuamos en contra de ellassurge la mala conciencia. Aparecen aquí los dos planos del comportamiento: el ideal(deber ser) y el real (ser).c) Las normas regulan el plano del «deber ser»Las normas morales postulan el tipo de comportamiento a seguir (plano del deber ser).Sin embargo, el individuo, en su actuación concreta (plano del ser), unas veces se ajustaa esas normas y otras no, lo cual establece los actos buenos o malos.d) La actuación moral se juzga de acuerdo con las normas moralesEl hecho moral está siempre sujeto a la aprobación o a la condena tanto de uno mismocomo de los demás de acuerdo con las normas morales aceptadas por la sociedad. Ahorabien, estas normas son generales y es el sujeto el que debe aplicarlas a cada casoparticular, con el riesgo de equivocarse en la previsión del resultado perseguido, de locual se deriva la responsabilidad moral del sujeto agente.ResumenLos hechos pueden dividirse en naturales (explicables a través de una causa natural) yculturales (realizados para conseguir un fin y subdivididos en actos de los hombres –realizados por el hombre en función de su naturaleza animal; son instintivos y carecende voluntad y de libertad– y actos humanos –son los realizados por el hombre demanera consciente–).El hecho moral pertenece a los actos humanos. Es consciente (el individuo es conscientede lo que quiere conseguir, de sus motivos y de los pasos que debe seguir paraconseguirlo, y es responsable de su actuación).En tanto que afecta a los demás, pueden establecerse tres tipos de acciones: morales (aladecuarse a las normas establecidas, afectan a los demás de manera positiva), inmorales(incumplen las normas y perjudican a los demás) y amorales (no tienen consecuenciasperjudiciales para los demás).Está encaminado a la persecución de un fin, identificable con el bien.Está sometido a una norma (la norma moral, al contrario que la legal, se interioriza por
  14. 14. propio convencimiento, postula el tipo de comportamiento a seguir libremente y sirvepara aprobar o condenar una acción).El origen del comportamiento ético¿De dónde surge la ética?, ¿cómo aparece?, ¿es necesaria la ética para el hombre?, ¿esla ética intrínseca en el ser humano? ¿es una consecuencia de la evolución? ¿podríamosvivir sin ética? Intentaremos a continuación dar respuesta a estas preguntas y aclarar elporqué y el cuándo del surgimiento de la ética en el comportamiento humano.Aparición histórica del comportamiento éticoEl comportamiento de los animales, en tanto que instintivo e innato, no se adecua aninguna regla moral y no persigue ningún fin ético. De ahí que estos comportamientosno pertenezcan al campo de la ética. Según la teoría de la evolución del hombre deCharles Darwin, el hombre desciende de un primate superior, un homínido carente deética que en poco o nada se diferencia del resto de los animales. El comportamientoético surge, pues, paralelamente a la emergencia del hombre de la animalidad, rupturaque se inicia en el preciso momento en que aparecen la consciencia, el lenguaje y lacomunidad y gracias a la cual el hombre, al no depender sólo de los instintos, deja deser animal y se humaniza. Con ello aparece la posibilidad de elección del hombre sobresu vida y su conducta, lo cual nos adentra de lleno en el ámbito de la ética.La actuación moral, un comportamiento individualComo hemos dicho, la consciencia del hombre como ser inteligente se da paralelamentea la emergencia del lenguaje y de la vida en comunidad. El hombre, al no poder hacerfrente en solitario a la naturaleza, necesita la colaboración de sus semejantes parasobrevivir, lo cual presupone que su conducta, en tanto que ser social, debe integrarse enlos valores existentes en la comunidad a la que pertenece.En las sociedades primitivas, el hombre acepta íntegramente las pautas decomportamiento y los valores de su comunidad, pues de ello depende su supervivencia.En la medida en que las sociedades son más avanzadas, la conducta de los individuos
  15. 15. que la forman se separa más de la norma imperante y surgen diferentes pautas decomportamiento, sin que ello suponga ningún peligro para el individuo ni para lasociedad.Doble dimensión del hecho moralSi reflexionamos sobre lo dicho hasta ahora, nos daremos cuenta de que en todomomento, al hablar del hecho moral, hemos estado haciendo referencia implícita a dosdimensiones íntimamente ligadas e inseparables: una individual y una social.Dimensión individual de la éticaTodo hombre, al nacer, se incorpora en un determinado marco social, en función decuyos valores es educado. Sin embargo, cada individuo puede adoptar diferentesposturas ante los valores que se le pretenden inculcar. Henri Bergson distinguió dostipos de moral según la actitud del individuo respecto a los valores sociales: moralcerrada (cuando se aceptan de modo pasivo los valores de la sociedad) y moral abierta(cuando el individuo, en lugar de interiorizar sumisamente las normas de la sociedad ala que pertenece, toma una actitud crítica ante ellas y las modifica en función de suspropios criterios éticos).Tanto en uno como en otro caso, la ética es algo individual, pues es cada hombreconcreto quien libre y conscientemente hace suyas e interioriza unas normas de acción,conforme a las cuales decide gobernar su conducta y juzgar y valorar sus actos. Porfuertes que sean los ingredientes sociales y colectivos, la decisión y el acto moral surgensiempre como consecuencia de la decisión de una persona singular.La ética es también individual porque, aunque la acción pueda llegar a repercutir enotras personas, el primero sobre quien recae todas sus consecuencias es el propioindividuo que la realiza.Dimensión social de la éticaEl origen de la moral es social, ya que las normas morales, cuya función es regular laconducta de los individuos y sus relaciones, derivan de la sociedad, que intenta asígarantizar su pervivencia. El hombre es un ser social, pues su vida se desarrolla dentro
  16. 16. de la sociedad a la que pertenece, la cual le enseña todo lo que necesita para vivir y le dalos valores para gobernar su vida. Decimos, pues, que una sociedad «hace moralmente»al hombre en tanto que los individuos no crean su moral a partir de la nada ni escogensus normas morales con total libertad, sino que todo individuo se educa bajo lainfluencia del modelo de conducta que prevalece en su sociedad, modelo que determinade diferentes maneras la moral del propio individuo. Este hecho explica que losindividuos pertenecientes a una determinada realidad histórica, cultural y socialreaccionen, por lo general, de modo parecido ante una situación concreta similar.ResumenEn tanto que la conducta de los animales no pertenece a la ética (su comportamiento esmecánico-instintivo) y que el hombre desciende de un primate superior (teoríadarwiniana), la ética debió de aparecer paralelamente a la emergencia del hombre de laanimalidad.Este proceso de humanización permitió al hombre, al desvincularle de los instintos,actuar de manera consciente y de acuerdo con su voluntad.La conducta del hombre debe adecuarse a los valores de la comunidad a la quepertenece, sin embargo, cuanto más avanzada es una sociedad, más variedades denormas de comportamiento son aceptadas por la sociedad misma.Doble dimensión del hecho moral: dimensión individual (cada hombre, libre yconscientemente, hace suyas e interioriza unas normas de acción, respecto a las cualesgobierna y juzga sus actos) y dimensión social (la sociedad le da al hombre los valores apartir de los cuales ha de gobernar su vida).El responsable fundamental de la toma de postura de un individuo frente a la moral dadapor la sociedad es el carácter, conjunto de cualidades psíquicas y afectivas quecondiciona la conducta de cada individuo.Origen de los contenidos moralesAunque todos los hombres tienen alguna moral, no todos tienen la misma: diferenteshombres y diferentes sociedades se gobiernan por distintas normas morales. Ante estapluralidad, es inevitable hacerse una serie de preguntas: ¿cuál es el fundamento del
  17. 17. contenido moral?, ¿existe algún contenido ético común a todos los hombres?, ¿puedenser válidas todas las morales coexistentes?Respecto al origen de los contenidos morales, a lo largo de la historia ha habido,fundamentalmente, dos posturas bien diferenciadas: contenido moral como algo creadopor convención u originado por la propia naturaleza humana.Contenido moral como algo creado por convenciónContractualismoAutores como Hobbes piensan que el contenido ético es una convención pactada por losindividuos que forman la sociedad, cada una de las cuales, en función de sus propiosintereses, acordaría, para regirse, unos u otros contenidos morales y leyes.Sociologismo éticoPara otros autores, por ejemplo Durkheim, es la sociedad la que impone las normasmorales a los individuos mediante la presión social que ejerce sobre ellos, pues resultavital para ella que todos los elementos que la integran reproduzcan sus valores sociales.Cada sociedad tendría, así, la moral que le fuese necesaria para su supervivencia, y deahí que diferentes sociedades tengan morales distintas.Contenido moral como algo determinado por la naturalezaOtros autores han mantenido que el fundamento de los contenidos morales se encuentraen la naturaleza humana, a la que hay que remitirse para determinar qué reglas tenemosque seguir.Naturaleza supranaturalSanto Tomás de Aquino concibe al hombre como una criatura racional creada por Dios;todos los hombres tienen, pues, una idéntica naturaleza divina, naturaleza que contienedentro de sí, por voluntad de Dios, el primer principio moral: «Haz el bien y evita elmal». Todos los hombres, mirando dentro de sí, pueden llegar a conocer este principio y
  18. 18. actuar de acuerdo con él. Sin embargo, ese principio es tan general que no sirve para loscasos particulares, de ahí que los hombres deban adaptar esa regla general a lo particulary dotarla de contenido, adaptación sólo posible gracias a la experiencia moral.Naturalismo biológicoEl filósofo y sociólogo británico Herbert Spencer, siguiendo las teorías de Darwin sobrela evolución, formuló el darwinismo social, para el cual los valores éticos estáncontenidos en la estructura biológica del hombre. De forma general, aunque con algunaexcepción, el placer acompaña a lo biológicamente útil y el dolor a lo peligroso. Lapropia naturaleza nos indica la conducta virtuosa –la placentera– y la que debemosrechazar –la dolorosa–. Spencer, pues, fundamenta la moralidad en la naturalezabiológica del hombre; sin embargo, señala también la existencia de determinadasnormas morales que sobrepasan el ámbito natural: son las llamadas «normas adquiridaspor la raza», es decir, las formuladas por la sociedad y aceptadas por tradición.Las posiciones convencionalistas apuntan a un relativismo ético, que supone afirmarque cualquier norma moral es válida en función de la sociedad en la que se sitúe. Si estofuera así, no habría ningún contenido moral válido universalmente. Por el contrario, losnaturalistas señalan que existen unas normas éticas válidas para todos los hombres detodas las épocas, pues estas normas son algo que deriva de la propia naturaleza humana;si esto fuera así, todas las sociedades deberían tener el mismo sistema moral o, cuandomenos, muy parecido. Pretender, pues, determinar el contenido moral desde una de estasdos posiciones con independencia de la otra nos llevaría a alejarnos de la realidadconcreta del hombre; ya hemos hecho referencia a la doble dimensión natural y socialdel ser humano: en cuanto animal, todo hombre ha de satisfacer unas necesidadesbiológicas; en cuanto ser social, se integra dentro de una sociedad. Haciendo un estudiocomparativo de las normas morales que imperan en las diferentes sociedades, se llega ala conclusión de que existen unos principios morales básicos comunes a todos losgrupos sociales, los cuales, fundamentalmente, están asociados a la satisfacción de lasnecesidades fisiológicas, materiales, psíquicas y de realización esenciales para lasupervivencia de la sociedad; sin embargo, según la cultura de cada sociedad surgendiferentes interpretaciones y aplicaciones de estos principios morales que dan lugar anormas morales diferentes en cada una de las diferentes sociedades.
  19. 19. ResumenExisten dos posturas fundamentales a la hora de valorar el contenido de las normasmorales.Contenido moral como algo creado por convención: contractualismo (Hobbes piensaque el contenido ético es una convención, un pacto, entre los individuos de unasociedad) y sociologismo ético (Durkheim cree que es la sociedad la que impone lasnormas morales mediante la presión social que ejerce sobre sus componentes).Contenido moral como algo determinado por la naturaleza: naturaleza supranatural(según santo Tomás de Aquino, el hombre, al tener una naturaleza divina, tiene dentrode sí el primer principio moral –«haz el bien y evita el mal»–, regla general que elhombre tendrá que ir adaptando a cada caso concreto) y naturalismo biológico (paraSpencer, los valores éticos están contenidos en la estructura biológica del hombre; sinembargo, señala también la existencia de determinadas normas que sobrepasan elámbito natural: son las formuladas por la sociedad y aceptadas por tradición).Sin embargo, pretender determinar el contenido moral sólo desde una u otra de estas dosposturas nos llevaría a alejarnos de la realidad concreta del hombre: existen unosprincipios morales básicos comunes a todos los grupos sociales; ahora bien, cadasociedad se caracteriza por su adopción y utilización concreta de estos principios.Los contenidos de la moral actual: los derechos humanos¿Qué preceptos morales imperan en las sociedades actuales? Hablar de contenidosmorales en la actualidad es hablar necesariamente de toda la temática referente a losderechos humanos, los cuales proponen el respeto de la persona y sus valores. Losderechos humanos son reconocidos por todos los países como valores primordiales quehay que respetar; la existencia de este consenso se debe a la proliferación de los mediosde comunicación y a la creación de organismos internacionales.Aparición de los derechos humanos
  20. 20. A pesar de que cada época haya tenido su legalidad y su moralidad, en función de lascuales se haya dado un trato u otro a la persona, no podemos afirmar que los derechoshumanos hayan existido desde la Antigüedad y que poco a poco se hayan idoampliando. Los derechos humanos surgieron con el proceso de formación del mundomoderno.Hablar de ellos en épocas anteriores no tiene demasiado sentido; podemos hablar, porejemplo, de los derechos de la Edad Media y del avance que supusieron o no respecto alos de la época romana; sin embargo, los derechos humanos son la respuesta a una seriede situaciones que se vivieron en Europa y en las colonias de los países europeosdurante los siglos XVI y XVII. No nacieron como producto de una reflexión racional,sino por motivo de causas concretas: a) con el incipiente desarrollo del capitalismo, laburguesía ganó peso específico dentro de la sociedad y, frente a la concentración depoder en manos de un monarca absoluto, reivindicó estar protegida por el poder yparticipar en él; b) en esta época, se produce la ruptura de la unidad de la Iglesia debidoa la reforma protestante y, frente a la intolerancia y la imposición por la fuerza de unacreencia religiosa, se reivindica otra concepción del cristianismo; c) el Estado absolutono garantiza la seguridad de todos sus ciudadanos: los jueces no actúan siempre demodo imparcial y se usa la tortura como medio para la obtención de pruebas en unproceso y como pena, lo cual ocasiona una reacción contra el sistema legal y judicialpor parte de los sectores desprotegidos ante la ley.El descontento social ante el Estado absoluto culminó con la revolución francesa, quesupuso el surgimiento del Estado moderno, y con la formulación de tres sucesivasDeclaraciones de derechos del hombre y del ciudadano (1789, 1793 y 1795). LaDeclaración de 1789 –haciéndose eco de la declaración de independencia de EstadosUnidos (1776)– proclamaba la igualdad de todos los ciudadanos, el derecho a lapropiedad y a la libertad y la libertad de opinión, de prensa y religiosa. La de 1793añade a los anteriores derechos el de educación, trabajo y asistencia pública. En la de1795 se añade la igualdad ante la ley y pierde vigencia el derecho de igualdad de losciudadanos. Estas declaraciones son los precedentes de la actual Declaración de losderechos humanos, formulada en 1948 por la ONU tras los horrores vividos en lasegunda guerra mundial.Clasificación de los derechos humanos
  21. 21. La Declaración de los derechos humanos se compone de treinta artículos, los cualessuelen clasificarse en: a) derechos civiles (protegen la vida personal: derecho a la vida, ala intimidad personal, a la seguridad económica); b) derechos públicos (libertad dereunión, de expresión, de pensamiento, de asociación); c) derechos políticos (aparticipar en el gobierno del país directa o indirectamente, soberanía nacional delpueblo); d) derechos sociales (a la seguridad social, al trabajo, a un nivel de vidaadecuado, a la educación, a la libertad de culto).¿Se respetan los derechos humanos?Los derechos humanos recogen los valores morales básicos para la convivencia, son labase de toda ética (la personal, la de la comunidad y la del Estado), marcan lasobligaciones de los estados para con sus ciudadanos y establecen el marco y los límitesde sus funciones. Los derechos humanos están suscritos por todos los países miembrosde la ONU; sin embargo, no son respetados por muchos de ellos. Constantemente seproducen violaciones de los mismos en todos los países, incluso en España, debido aque los estados no renuncian a su soberanía nacional y se resisten al control de supolítica por parte de organismos internacionales.Todos los estados deberían asumir la filosofía de los derechos humanos e incorporarla asus leyes con el fin de posibilitar la moralidad de la vida humana en todos sus ámbitos,tanto públicos como privados. Un estado que no considere estos derechos no respetaráel valor y la dignidad de la persona en cuanto tal, lo que puede ocasionar una difícilconvivencia entre sus miembros.ResumenLos derechos humanos defienden el respeto de la persona en cuanto tal y de sus valores.Surgen con el proceso de formación del mundo moderno (siglo XVI). Motivos quepropician su aparición: reivindicaciones de la burguesía para participar del poder; nuevaconcepción del cristianismo; reacción contra la tortura.A raíz de la revolución francesa, surgieron tres Declaraciones de derechos del hombre ydel ciudadano sucesivas (1789, 1793, 1795).Clasificación de los derechos humanos: derechos civiles (protegen la vida personal),derechos públicos (libertad de reunión, de expresión, de pensamiento, etc.), derechos
  22. 22. políticos (participación en el gobierno, la soberanía nacional reside en el pueblo, etc.),derechos sociales (seguridad social, nivel de vida adecuado, educación, etc.).Los estados deberían velar por el respeto de estos derechos y posibilitar la moralidad dela vida en todos sus ámbitos en vistas a una convivencia pacífica entre sus miembros.La convivenciaLas actuaciones éticas tienen una doble dimensión: una personal y otra social, ya que elhombre es un ser social a la vez que un individuo con identidad propia. Atendiendo aesta división, la ética puede estructurarse fundamentalmente en dos grandes ramas: éticageneral y ética especial o social. La ética general estudia el carácter propio y ladimensión personal de la ética y la social analiza las pautas de conducta que gobiernanla actuación de los distintos grupos que conforman la sociedad y la relación que seestablece entre ellos y los individuos. (La ética social se divide, a su vez, en éticacomunitaria y en ética social o política.)La ética personalLa ética, ante todo, es algo personal, pues deriva de hombres concretos, en cuya libertady responsabilidad reside el carácter personal e individual de sus conductas. Cada unointerioriza con sus características propias las reglas de conducta que la sociedadpresenta; normas que, al ser interiorizadas, pasan a formar parte del «fuero interno» decada individuo y sirven para delimitar su posición moral respecto a las propiasactuaciones y las de los demás; en ocasiones extremas, generalmente en momentos decrisis, cuando la moral social aparece inadecuada e injusta, este «fuero interno» puedeentrar en conflicto con los valores que imperan en la sociedad y originar un conflictomoral entre lo que la sociedad impone y lo que le dicta a cada individuo su consciencia;por el contrario, bajo otras circunstancias, el individuo puede sacrificarse en aras de losderechos sociales (es el caso, por ejemplo, de Sócrates).De la ética personal a la ética comunitariaEl hombre, por naturaleza, vive en comunidad y establece vínculos comunes con los
  23. 23. otros mediante relaciones de carácter interpersonal, es decir, el «yo» se abre y, alrelacionarse con un «tú», crea un «nosotros». Sin embargo, para que la relacióninterpersonal tenga éxito, es necesario respetar ciertas exigencias éticas: a) hay quetratar al «tú» como persona, como ser racional y libre, con su propia intimidad ydignidad, como si fuera otro «yo»; b) el «yo» debe abrirse al «tú» de forma auténtica ysincera; c) una vez establecida una relación entre el «yo» y el «tú», se presupone elcumplimiento de una serie de exigencias éticas por parte de ambos: veracidad ysinceridad en sus relaciones y espíritu comunitario, esto es, abandono total deposiciones egoístas, individuales. El «nosotros» es la primera forma de relación social,en la cual ya no se vive sino que se convive.Aportación del «yo» al «nosotros»Cada «yo» posee una riqueza interior de ideas, pensamientos, creencias, ilusiones,afectos, sentimientos, que constituye su propio ser interior. El hombre, por serconsciente, tiene la capacidad de ensimismarse, de quedarse en sí mismo frente al otro ylos otros, y de pensarse, esto es, de encerrarse en sí mismo para encontrarse yautoconocerse. Este mundo personal constituye la base de la convivencia social, pues,en ella, cada ser debe aportar al grupo sus ideas, sentimientos, proyectos, de manera queel grupo se enriquezca con cada uno de los elementos que lo componen. El individuocarente de riqueza interior difícilmente podrá llegar a comunicar nada al grupo, cuyaesencia nace de la aportación individual de sus componentes.Sin embargo, debemos evitar que el «nosotros» devore al «yo» y al «tú»: el encuentrointerpersonal no ha de suponer la negación del «ser» ni de la intimidad personal de loshombres que se interrelacionan. Para que esto no ocurra y sea posible la convivencia,deben respetarse unos requisitos morales básicos: la comprensión, la tolerancia, eldiálogo, la sinceridad, la fidelidad y el secreto; si a estas exigencias éticas unimos lasolidaridad, la generosidad, la ayuda mutua y la amistad, se consigue una convivenciatotalmente gratificante y humana.ResumenLa ética se divide en dos grandes ramas: ética general (estudia el carácter propio de laética y su dimensión personal) y ética especial o social (estudia la dimensión social del
  24. 24. comportamiento humano; se divide, a su vez, en ética comunitaria y ética política).Al interiorizar las reglas de conducta de su sociedad, el individuo las incorpora a sufuero interno y las esgrime a favor o en contra de su sociedad según le dicte suconciencia. El hombre, al vivir en comunidad, debe establecer relaciones con los demás;para que estas relaciones sean posibles, es necesario respetar ciertas exigencias éticas:tratar al otro como persona, abrirse al otro de manera auténtica y cumplir una serie depremisas mutuas (sinceridad, espíritu comunitario, altruismo).Cada ser personal debe aportar a la comunidad sus ideas, sentimientos, proyectos, etc.,de manera que todos sus componentes puedan enriquecerse mutuamente.Sin embargo, para que el «yo» no quede anulado y sea posible la convivencia, sonfundamentales la comprensión, tolerancia, diálogo, sinceridad, fidelidad, solidaridad,generosidad, ayuda mutua y amistad.La ética comunitariaLa ética comunitaria enmarca las relaciones entre los elementos de una familia, ungrupo de amigos o una pareja, de los cuales se espera que se comporten de acuerdo conciertos criterios de bondad, rectitud, obligación, etc. A su vez, estos códigos se insertanen los de la sociedad de la que forman parte y, aunque puedan darse diferenciaspuntuales, la moral de las distintas familias, grupos de amigos o de parejas de unamisma sociedad no varía de forma notable.En el marco de la ética comunitaria, se estudian los códigos de conducta que deben regirlas relaciones familiares, amistosas o sexuales.La familiaNo podemos entender la familia desde un punto de vista social sin antes situarla en elcontexto del que forma parte, pues su estructura depende de la organización social yeconómica de la sociedad a la que pertenece. La familia, a principios de siglo enEspaña, era entendida como «familia troncal», unidad en la que convivían bajo unmismo techo los abuelos, los padres y los hijos; esta estructura familiar perdió su razónde ser con la desaparición del vínculo a la tierra; los hijos dejaron de dependereconómicamente de los padres y apareció la «familia conyugal», fundada sobre las
  25. 25. bases de la relación matrimonial y compuesta por la pareja y sus hijos. Como señalaAranguren, estamos asistiendo, como consecuencia de la aceleración histórica en quevivimos, a la desmembración de la familia en su sentido tradicional: los hijos seindependizan y abandonan el hogar paterno para vivir solos.Funciones de la familiaLa forma y la función de la familia, a pesar de ser una institución presente en todas lassociedades de la tierra, varían ampliamente dentro de cada cultura. Sin embargo, entresus funciones fundamentales, destacan las siguientes:– Función educativa: sobre la base del amor y del respeto, la familia educa a los hijos ydesarrolla todas sus cualidades; en la actualidad, esta función está compartida por lafamilia y la escuela.– Función sexual y reproductora: todas las culturas remarcan la función reproductora dela familia (en algunos casos la negativa de uno de los cónyuges a tener hijos es motivosuficiente para obtener la anulación matrimonial); junto a esta función, el matrimonioposibilita una vida sexual socialmente reconocida y aprobada.– Función afectiva: la familia es un núcleo de amor, ternura, comprensión y simpatía;este ambiente es fundamental para el desarrollo equilibrado de la personalidad de loshijos.– Función sociabilizadora: la familia, en su educación de los hijos, transmite todas lasnormas de comportamiento y los valores de la sociedad que esa familia, como parte dela sociedad, ha asumido; en su convivencia diaria, la familia ayuda a los nuevosmiembros de la sociedad a integrarse en ella, donde convivirán con otros hombres.– Función económica: la familia proporciona los recursos materiales necesarios para daruna vida digna a todos sus componentes.Actitud en caso de conflicto entre moral comunitaria y otraEn la convivencia, pueden surgir conflictos entre la moral de la comunidad y la de lasociedad; en este caso, el individuo actúa, por lo general, siguiendo la moralcomunitaria y desobedeciendo la moral política o social. Cuando el conflicto se presentaentre la moral personal y la comunitaria, y en función de la intensidad de los lazosefectivos, no siempre se impone la moral personal.
  26. 26. ResumenEn la ética comunitaria se estudian los códigos de conducta que deben regir nuestrasrelaciones familiares, de amistad, sexuales, etc.La estructura de la familia depende de las estructuras sociales, económicas y culturalesde la sociedad a la que pertenece.Funciones de la familia: educativa, sexual y reproductora, afectiva, sociabilizadora yeconómica.Principios éticos de las relaciones familiares: clima de comunicación, respeto de laintimidad y hacia los demás componentes de la familia.En el caso de surgir conflictos entre la moral de la comunidad y de la sociedad, elindividuo actúa por lo general siguiendo la moral comunitaria. Cuando el conflicto esentre la moral personal y la comunitaria la elección dependerá de la intensidad de loslazos afectivos.La ética políticaLa finalidad del Estado es dirigir la vida de la sociedad hacia unas metas concretas.¿Qué criterios debe seguir para hacer su gobierno justo?, ¿cómo debe organizarse lasociedad civil?, ¿qué relación guardan las normas morales que gobiernan la conductaparticular de los individuos con las que gobiernan el comportamiento social?Intentaremos, a continuación, dar respuesta a estas preguntas.Origen, ejercicio y finalidad del poder políticoTeoría de Hobbes sobre el origen del Estado y de su poderEn el momento en que el hombre renunció a su libertad individual y decidió vivir encomunidad, se convirtió en un animal político («polis», en griego, significa ciudad).Hobbes explica como sigue las causas de este cambio. El hombre que vivía en estado denaturaleza, en el que imperaba la ley del más fuerte y no había normas, estaba acosadopor muchos peligros. En estas condiciones, los individuos prefirieron asociarse en
  27. 27. comunidades; para ello, todos los hombres renunciaron a su total libertad y sesometieron a una autoridad que pudiera asegurar la vida en comunidad, el orden y laconvivencia: surgió así el Estado, encargado de elaborar leyes que garantizasen esaconvivencia y de hacerlas cumplir.En esta explicación hobbesiana del origen del Estado, afloran las dos voluntadescoexistentes en toda relación política: una que tiene el poder y otra que se subordina aél, lo cual, por un lado, representa un beneficio para los individuos que ven asegurada suvida bajo la protección del Estado, y, por otro, la pérdida de libertad que esto comporta.El poder político se puede ejercer de diferentes formas, según el repartimiento del podery la libertad (dictadura, democracia, etc.).Las finalidades de la política la sitúan dentro del campo de la ética. El objetivo que sepersiga con el ejercicio del poder será moralmente bueno o malo en función de losbeneficios o perjuicios que ocasione. Parece claro que una política que someta a lamayoría en beneficio de unos pocos resulta totalmente inmoral: la buena política debebuscar el beneficio de todos. Así, pues, los propósitos de toda política deben ser: a)buscar el bien común de todos los ciudadanos o, de no ser posible, beneficiar al mayornúmero sin perjudicar a ninguno; b) proporcionar seguridad exterior, la guerra debe serel último recurso a la hora de salvaguardar a los ciudadanos de agresiones exteriores; c)lograr la concordia y la prosperidad de los ciudadanos; para ello, debe ocuparse decuestiones económicas, jurídicas y culturales.En la actualidad, consideramos que el sistema democrático es el que mejor cumple conla finalidad de lo político, pues, al posibilitar la participación de los ciudadanos en lavida pública, permite que el hombre se realice dignamente como hombre.El Estado debe actuar éticamenteEl único camino de acceso a una verdadera democratización del poder es el de laparticipación del mayor número posible de ciudadanos en la vida política. Los sistemasde gobierno que excluyen la participación en el poder de determinados sectores socialesfomentan actitudes políticas de ruptura: los grupos marginados se considerandesprovistos de ciertos derechos y tienden al disconformismo radical. Así pues, laintegración política y social es fundamental para la estabilización de la vida política:para que los hombres se comporten de acuerdo con la norma social establecida, esfundamental que no carezcan de recursos económicos, para ello, el Estado asume, por lo
  28. 28. general, tareas éticas; con una política social, puede sustituir las virtudes individuales (laprevisión y el ahorro) por virtudes sociales (seguros contra el paro, la enfermedad, lainvalidez, la vejez). Sin embargo, en el momento en que la Administración públicaasume tareas éticas, éstas pasan a convertirse en tareas técnicas: se crea una instituciónadministrativa encargada de velar por el cuidado y el buen funcionamiento de estasprevisiones sociales, lo cual representa la tecnificación de la moral.Para la moral, es tan importante la consecución de unos fines como los medios paralograrlos. Para cumplir sus fines políticos, el Estado crea unas normas de convivencia,las leyes, a las que el propio Estado, cuyo comportamiento ha de ser moral y ejemplar, ytodos los ciudadanos deben someterse: si el Estado ha de velar por la paz y laerradicación de la violencia, no puede emplear la fuerza para establecer el orden.El ámbito de lo legal, perteneciente al derecho, y el plano de lo moral, relativo a la ética,están estrechamente unidos, dado que tienen algunos intereses y funciones comunes:ambos pretenden ordenar las relaciones entre los hombres y, de esta forma, hacerposible su convivencia mediante normas que, por su carácter imperativo, deben sercumplidas. Cuando surge un conflicto entre lo moral y lo legal, normalmente la éticaprevalece sobre el derecho, pues la norma moral, al estar interiorizada, forma parte de laconsciencia del propio individuo, mientras que la norma legal, por ser externa, no sevive como obligatoria.ResumenSegún Hobbes, el hombre, con el fin de evitar los muchos riesgos que comportaba viviren estado de naturaleza, se sometió a una autoridad encargada de asegurar la vida encomunidad, el orden y la convivencia; surgió así el Estado, encargado de elaborar lasleyes que garantizan esa convivencia y de hacerlas cumplir.Existen diferentes formas de ejercer el poder político: dictadura (el gobierno acoge todoel poder en sus manos y somete totalmente al pueblo), democracia (la soberanía resideen el pueblo), etc.Finalidades del poder político:– Buscar el bien común de todos los ciudadanos.– Proporcionar seguridad exterior.– Lograr la concordia entre sus ciudadanos.Hoy en día, se considera que el mejor sistema político es la democracia.
  29. 29. Requisitos éticos del estado: Integración política y social de todos sus ciudadanos (elEstado no puede excluir de la participación del poder a ningún grupo social y debe velarpor el bienestar de sus integrantes). Los medios son tan importantes como los finespolíticos (para cumplir sus fines, el Estado crea normas de convivencia a las que debensometerse tanto la totalidad de sus ciudadanos como el propio Estado).El fenómeno religiosoLa religión ha sido desde el principio de los tiempos parte imprescindible de la vida delser humano. Desde que el hombre es hombre ha necesitado algo en que creer, una fuerzasuperior que dé sentido a la vida y que forme parte de la sociedad y la civilización querodea esta vida. La religión, pues, nace de la necesidad del ser humano de rendir culto auna divinidad y se concreta en un conjunto de dogmas y prácticas que, al igual que laética, rigen el modo de comportarse del hombre.El concepto de religiónPor religión cabe entender en principio todo culto tributado a la divinidad. De unamanera más específica, la religión a menudo toma el significado de confesión religiosa(como, por ejemplo, la budista o la cristiana) y entonces se define en tanto que conjuntode dogmas y de prácticas características de dicha confesión.Pero al hablar de religión se está hablando también de la dimensión religiosa delhombre, con lo que se alude al carácter inacabado de éste, a su radical menesterosidad y,por consiguiente, al hecho que la finitud y las limitaciones de la existencia humana sólopueden llegar a completarse a través de una relación supramundana, de tiposobrenatural. En este sentido, la religión configura una dimensión que es consustancial ala vida del hombre.La etimología de la voz religión pone de relieve dicho carácter consustancial. La religio,en efecto, se refiere antes que nada al hecho que el hombre, por su dependencia con loabsoluto, está obligado a una atenta y delicada consideración de las personas y de lascosas y a una actuación cuidadosa.A partir de esta actitud fundamental, el fenómeno religioso toma cuerpo en unacomplejidad que no puede abarcarse desde ningún punto de vista unilateral. Por eso las
  30. 30. interpretaciones que se han hecho de este fenómeno no tienen otro sentido que el deaproximaciones, enormemente valiosas, pero que en ningún caso agotan por completo elsignificado del hecho religioso.Las aproximaciones al hecho religiosoLa primera de estas interpretaciones que hay que consignar proviene del campo de lasociología. Tanto Max Weber como Émile Durkheim analizaron el hecho religiosoponiendo en evidencia su extraordinario poder de cohesión social.Ambos científicos, por lo demás, establecieron los fundamentos de una nuevadisciplina, la sociología de la religión, que ha estudiado la interrelación de los factoressociales y religiosos de forma muy precisa. Durkheim en particular definió la religióncomo «un sistema solidario de creencias y prácticas que unen en una misma comunidadmoral, llamada Iglesia, a cuantos se adhieren a ellas» y distinguió como elementosesenciales del hecho religioso el ritmo cultural, el sistema de creencias y la concienciade grupo.Desde el campo de la psicología son también importantes las contribuciones que se hanhecho al estudio de la religión, y más propiamente los análisis de los diversos factorespsíquicos que inciden en el fenómeno religioso. La aportación más sustancial en estesentido corresponde a la psicología analítica de Carl Gustav Jung. Para este psicólogosuizo, la religión ocupa una posición central dentro de la psique y muchas de lasneurosis del hombre moderno se explican por la ignorancia del hecho religioso quecaracteriza a la civilización actual.Psicológicamente hablando, el dogma es para Jung una estructura mental queproporciona orden y medida a fuerzas psíquicas destructivas que habitan en elinconsciente humano. Y una de las grandes tragedias de nuestro tiempo consiste enhaber derribado estos muros de protección que son los dogmas, los ritos, las creencias;su misión era la de contener la violencia que habita en el fondo del inconsciente, y elhaberse despojado de ellos ha provocado, como ya previó Nietzsche, dos guerrasmundiales de efectos devastadores.La gran aventura de la conciencia moderna, según Jung, radica en esta ausencia delímites y en el hecho que se ha quedado aislada frente a aquel tipo de energías que desdela más remota Antigüedad canalizaban las religiones. Estas energías son creativas ydestructivas a un tiempo y el riesgo que hoy corre la conciencia individual radica en su
  31. 31. posición ante un monto de fuerzas –las del inconsciente– que la exceden y queamenazan con anegarla.ResumenAl estudiar el fenómeno religioso, es necesario partir de una definición de la religión;ésta se entiende en principio como todo culto tributado a la divinidad. Con másprecisión, puede definirse como el conjunto de dogmas y prácticas que caracterizan auna confesión religiosa. Subjetivamente, la religión es un hecho que atañe a laespecífica dimensión religiosa del hombre. La etimología de la voz indica que la religiodesvela que el hombre está vinculado a lo absoluto por una relación de dependencia. Elhecho religioso puede ser considerado desde la sociología (Max Weber y ÉmileDurkheim pusieron de relieve el extraordinario poder cohesionador de la religión), lapsicología (Carl Gustav Jung ha afirmado que la religión ocupa una posición centraldentro de la psique y que el dogma es una estructura mental que proporciona orden ymedida a fuerzas psíquicas destructivas que habitan en el inconsciente humano) y lahistoria.Evolución histórica del hecho religiosoLa historia de las religiones, ciencia que asentó su metodología a comienzos de estesiglo, ha aportado una ingente documentación sobre las formas en que se hanmanifestado las creencias y el sentimiento religioso a lo largo de los siglos. La finalidadde la historia de las religiones es puramente descriptiva y se ha limitado a establecerrigurosas conexiones entre las prácticas religiosas de los distintos pueblos de la Tierra alo largo de su historia.La historia de las religionesLa historia de las religiones ha podido establecer una tipología de las distintas religionesque han existido, y así se han diferenciado las religiones naturales de las religiones defundador, y entre las primeras se ha llegado a distinguir entre los sistemas religiosos delos pueblos primitivos y los de los pueblos históricos.
  32. 32. De un modo sucinto, puede afirmarse que las religiones naturales encuentran su másfirme diferenciación según pertenezcan evolutivamente a sistemas de creencias de lospueblos recolectores, cazadores o agricultores. En los pueblos dedicados a larecolección y al pastoreo, las religiones aparecen ya estructuradas en torno a un dios delcielo, aunque el culto a esta divinidad central cuente con pocos rituales y searelativamente sencillo. En los pueblos cazadores, por su parte, la gran divinidad estáconstituida por el Sol, al que se agrega en ocasiones un «señor de los animales» u otrosgrandes espíritus, divinidades de las que participa, a su vez, el tótem. Este es unemblema que fortalece la participación mística de los creyentes y que, por tanto, asegurala cohesión del grupo.Las religiones de los pueblos agricultores poseen ya una enorme complejidad. Sus ritos,de gran belleza, son polimorfos, aunque ello no obsta para que el dios del cielo lejanoadquiera la máxima preeminencia. Es característico de estas religiones el lugarpreponderante que en ellas ocupan los misterios de la fecundidad y de la fertilidad, asícomo la entronización de diosas-madre, símbolos de la tierra dadora de vida, y el hechoque las concepciones que sustentan contengan una acentuada tonalidad cósmica.La síntesis de Mircea EliadeUna aportación de primer rango en el estudio de las religiones se debe a Mircea Eliade,historiador de origen rumano. En su Tratado de historia de las religiones (1964), Eliade,en lugar de seguir una pauta evolutiva, analizó las diversas e intrincadasmanifestaciones de lo sagrado (hierofanías) agrupándolas por su identidad, segúnestuvieran relacionadas con el cielo, el agua, la tierra, etc.Comentando esta multiplicidad de manifestaciones de lo sagrado a lo largo de lahistoria, Eliade afirmó que «todo lo que el hombre ha manejado, sentido, encontrado oamado, ha podido convertirse en hierofanía», y así, por ejemplo, se sabe que «en suconjunto, los gestos, las danzas, los juegos de niños, los juguetes, etc., tienen un origenreligioso: fueron alguna vez gestos y objetos culturales». Lo mismo ocurre con «losinstrumentos musicales, la arquitectura, los medios de transporte (animales, carruajes,barcos, etc.)», que fueron objetos o actividades sagrados. «Se puede pensar que noexiste ningún animal ni ninguna planta importante que no haya participado de lasacralidad en el transcurso de la historia», añadía Eliade, y que igualmente «todos losoficios, artes, industrias, técnicas, tienen un origen sagrado y se han revestido, en el
  33. 33. transcurso de los tiempos, de valores culturales». Y, en fin, «esta lista podría proseguirsecon los gestos cotidianos (levantarse, caminar, correr), con los diferentes trabajos (caza,pesca, agricultura), con todos los actos fisiológicos (alimentación, vida sexual, etc.),probablemente también con las palabras esenciales de la lengua, y muchas otras cosas».Del politeísmo al monoteísmoEl politeísmo es una forma religiosa en la que se venera a varios dioses y en laAntigüedad fue característica entre los griegos, los egipcios, los fenicios, losmesopotamios y los indios. Por lo general, los dioses de las religiones politeístas fueronconcebidos como seres superiores dotados de inmortalidad y de fuerzas sobrenaturales,aunque no exentos de dolor y con sentimientos y pasiones característicamente humanos.También, por lo general, esta diversidad politeísta aparecía jerarquizada.Con el judaísmo hizo su entrada en la historia la creencia en un solo Dios, distintivoesencial de toda religión monoteísta, como el cristianismo o el islam. Si el politeísmosupone una fragmentación del absoluto que viene a dar cuenta de la extremamultiplicidad de lo real, el monoteísmo implica una integración de dicha multiplicidad yes, por tanto, expresivo de una exigencia de nivel superior en la conciencia humana.Existe un innegable paralelismo entre las religiones monoteístas y las que, como eljudaísmo, el cristianismo y el islam, han tenido un fundador (Moisés, Jesucristo,Mahoma, respectivamente). Estas religiones de fundador, además, tienen su base en unarevelación o manifestación sobrenatural específica de Dios.La revelación hace visible lo oculto y en la tradición judeocristiana ha tenido un carácterhistórico, lo que supone que el encuentro con el Dios único se ha realizado a través deacontecimientos ciertamente acaecidos. El punto más alto de la revelación se ha dado enel cristianismo al encarnarse Jesucristo como verdadero Hijo de Dios. En esta inflexiónhistórica culminante se instauró una relación de yo a tú entre Dios y el hombre. O, dichoen otras palabras, Dios todopoderoso fue concebido humanamente después de larevelación de Jesucristo como Dios-amor.ResumenEl estudio de la evolución histórica del hecho religioso pone de relieve que ha habidodistintos tipos de religión según el tipo de civilización, y así se han diferenciado dos
  34. 34. grandes grupos: las religiones naturales (que a su vez se pueden dividir entre sistemasreligiosos de los pueblos primitivos y de los pueblos históricos y que se diferenciansegún pertenezcan a pueblos cazadores, recolectores o agricultores) y las religiones defundador (que siguen la doctrina que predica un líder). Mircea Eliade puso demanifiesto la extraordinaria variedad de las manifestaciones de lo sagrado (hierofanías),según se refieran al cielo, al agua, a la tierra, etc. Las religiones pueden ser monoteístas(existencia de un solo dios) o politeístas (veneran a varios dioses). En general, lospueblos de la Antigüedad eran politeístas, y veneraban a sus dioses como a seressuperiores pero no exentos de características humanas. En su forma más evolucionada, apartir de la aparición del judaísmo, las religiones han llegado al monoteísmo, en el queel dios integra el absoluto y se sitúa, por tanto, a un nivel muy superior, y que tienen sufundamento en una revelación.La idea de DiosHasta aquí se ha considerado el hecho religioso desde diversos puntos de vista(sociológico, psicológico e histórico). Una nueva consideración a hacer sobre elfenómeno religioso debe partir obligatoriamente de la filosofía y debe inventariar, nique sea sucintamente, las distintas concepciones de Dios que se han dado en elpensamiento occidental.La idea de Dios, hasta una época muy reciente, ha venido a constituir siempre la clavede bóveda de los principales sistemas filosóficos. Toda la metafísica occidental, ensentido estricto, es un esfuerzo por sostener la idea de Dios desde el lenguaje exclusivoque habla la razón.Platón fue el primero en concebir a Dios como ordenador del Universo, como artesano odemiurgo que introducía orden en el caos. Aristóteles, por su parte, lo concibió comomotor y subrayó el carácter coeterno que compartía con el mundo.Las pruebas de la existencia de DiosEn la época medieval, el pensamiento escolástico puso el énfasis en la demostraciónracional de la existencia de Dios.La existencia de Dios era, para santo Tomás, una verdad revelada que, al propio tiempo,podía demostrarse por medio de la razón, es decir, a partir del conocimiento que el
  35. 35. hombre tiene del mundo natural.En la demostración tomista, la primera vía parte del movimiento o cambio de los seresnaturales. Es una evidencia que todas las cosas cambian, pero su actualización requieresiempre el concurso de algún factor externo, de un motor inmóvil (o sea, Dios).La segunda vía tomista se apoya en el concepto aristotélico de causa eficiente. Lanaturaleza es una serie de causas y efectos y, por tanto, dependiente en último términode una causa eficiente primera, a la cual llamamos Dios.La tercera vía parte del carácter contingente de los seres naturales. La experienciademuestra que el mundo natural está sujeto al devenir y a la muerte. Hace falta un sernecesario, Dios, capaz de otorgar existencia a lo contingente.La cuarta vía se funda en los diversos grados de perfección que hay en los seres. En elmundo natural no hay un ser perfecto y de la evidencia de lo imperfecto surge,paradójicamente, la idea de un ser perfecto, que es Dios.La quinta vía, por último, toma como base el concepto de causa final. El mundo naturalaparece cósmicamente ordenado y conforme a un fin. Este orden cósmico no puede serfruto del azar, sino de una inteligencia ordenadora del mundo, que es Dios.Del panteísmo al teísmo y el deísmoEl panteísmo postula la idea de que todo lo existente es Dios, con lo que desaparece ladualidad del mundo como sustancia frente a lo absoluto. Spinoza llegó a identificar aDios con la sustancia de todas las cosas y, al igual que Giordano Bruno, influyó con estaconcepción a la filosofía del idealismo alemán.Desde un punto de vista estrictamente religioso, el panteísmo vino a negar, entre otrascosas, la relación de dependencia de las criaturas con respecto a un Dios personal. Estarelación, en cambio, quedó salvada en el sistema cartesiano, pero el Dios todo razón deDescartes halló su contrapunto en el Dios del corazón de Pascal, quien declaró que lafilosofía racionalista no estaba autorizada para dar cuenta de una magnitud quesobrepasa los mismos límites de la razón consciente. Esta era una cuestión que muchossiglos antes ya había sido planteada por san Agustín.En la época de la Ilustración, la idea de Dios se desvinculó de toda revelación religiosa.Algunos filósofos mantuvieron la idea de un Dios personal que actuaba comoprovidencia del mundo. Se trataba de los teístas o de pensadores que, como Voltaire yRousseau, siguieron afirmando la existencia de un Dios personal. Pero fue mucho más
  36. 36. característico de la mentalidad ilustrada el deísmo que concebía a Dios comodesinteresado del mundo y de sus criaturas. Kant definió el deísmo en tanto que doctrinafilosófica que afirmaba la existencia de una causa primera, de un absoluto, pero sinatributos morales. Por otro lado, algunos pensadores ilustrados negaron la existencia deDios basándose en los acontecimientos científicos de la época.El moderno ateísmoLa formulación de la no existencia de Dios a través de un programa fue cosa del sigloXIX. Ludwig Feuerbach, en La esencia del cristianismo (1841), manifestaba que lareligión es la mayor alienación que sufre el hombre y declaró que la absoluta potenciaque había sido colocada en Dios debía ser restituida al ser humano.Marx formuló un ateísmo militante al considerar que la idea de Dios, y en general todohecho religioso, además de participar de una explicación arcaica de la naturaleza, era uningrediente fundamental de la ideología de las clases dominantes. Para Marx, la religiónera «el opio del pueblo» y como tal había que destruirla para lograr la plenaemancipación del proletariado.La negación de Dios también fue sostenida por Freud en su sistema al considerar que laidea de un ser superior no era más que una proyección de tipo infantil.Nietzsche, por su lado, declaró que Dios había muerto; tal es el anuncio con que iniciósu Zaratustra: «Yo os conjuro, hermanos míos, permaneced fieles a la tierra y no creáisa quienes os hablan de esperanzas sobreterrenales». Las doctrinas nitzscheanas abrieronasí el característico nihilismo religioso del siglo XX, nihilismo que ha tomado cuerpo endiversas corrientes ideológicas, desde el humanismo sartreano al neopositivismo y lafilosofía analítica. Aunque el rasgo más acusado del ateísmo contemporáneo es el queproviene de la mentalidad cientificista, la cual considera a Dios como una hipótesisinnecesaria para explicar el mundo o declara que es imposible conocerlo(agnosticismo).ResumenEn la historia del pensamiento, se han elaborado distintas concepciones sobre la idea deDios. Platón habló de un demiurgo y Aristóteles de un motor inmóvil del universo. SanAnselmo y santo Tomás postularon pruebas racionales para demostrar la existencia de
  37. 37. Dios: basándose muchas veces en postulados aristotélicos, santo Tomás formuló cincovías que demostraban racionalmente la necesidad de la existencia de Dios (elmovimiento de los seres naturales, el concepto de causa eficiente, el caráctercontingente de los seres naturales, la imperfección de los seres naturales y el conceptode causa final). Desde el Renacimiento, se han sucedido diversas ideas: el panteísmo (laidea de que Dios está en todas las cosas del universo y el universo es Dios), el deísmo(concibe a Dios como un artífice exterior que mueve el mundo), el teísmo (concibe unDios personal, infinito y todopoderoso que regula la vida del hombre con amor ysabiduría) y el moderno ateísmo, que niega la existencia de Dios.La experiencia religiosaSi consideramos la religión como una forma de reacción vital del hombre frente aaquello que considera grave y esencial, es lógico pensar que la experiencia religiosa, esdecir, el sentimiento interior de esa reacción, la vivencia religiosa de cada ser humano,va unida indefectiblemente a la religión y se manifiesta de diversas maneras.La religión todavía puede considerarse desde su interior, es decir, atendiendo a laespecificidad de la experiencia religiosa y a las modalidades en que se manifiesta. Estepunto de vista lo adoptó en la época de la primera guerra mundial Rudolf Otto en DasHeilige (1917), vertido al castellano con el título de Lo santo. Lo racional e irracionalen la idea de Dios.Otto, que provenía del mundo protestante, analizó la idea de Dios, no en un sentidofilosófico, sino como vivencia. El «Dios vivo» del creyente nada tiene que ver con lanoción abstracta de Dios manejada por los filósofos (como ya habían destacado sanAgustín y Pascal). Es, por el contrario, la experiencia de un mysterium fascinans ytremendum, la constatación de la existencia de un poder terrible que suscita el temorreligioso. Otto englobó estas experiencias irracionales de Dios bajo la denominación delo numinoso (de numen, Dios). El hombre, al experimentar lo numinoso, se da cuentadel carácter dependiente de su existencia y vive el sentimiento de su nulidad ante lamaiestas divina.Lo sagrado y lo profano
  38. 38. Lo numinoso permite entender que en la vida humana existe un doble campo deexperiencia; uno viene delimitado por la esfera de lo sagrado; el otro, por la esfera de loprofano.Lo sagrado es el campo donde acontecen las hierofanías estudiadas por Mircea Eliade ydonde se experimenta el poder de lo numinoso. Lo profano (literalmente, lo que estáfuera del templo) se refiere por su parte a la prosaica realidad cotidiana. Los dosámbitos se oponen y configuran dos planos de experiencia distintos, dos modos de seren el mundo.La experiencia de lo sagrado en la época actual, por lo menos en lo que respecta a lassociedades occidentales, ha quedado desplazada en favor de una relación funcional conlos objetos. Estos son cosas mediante las cuales se puede hacer algo. Las aguas, losbosques, la tierra entera, están hoy bajo el signo de lo profano, constituyen una puramaterialidad exenta de sentido y se explotan, por consiguiente, de forma impune. Unamentalidad religiosa tradicional diría que esto ha sucedido porque se ha orillado lasacralidad de que antaño gozaban los objetos y la naturaleza.Las creencias y el cultoTodas las religiones constituyen una estructuración de las diversas experienciascontenidas en el ámbito de lo sagrado. Tales experiencias, en la medida en que se tienenpor verdaderas, originan unas creencias y la adhesión a las mismas no es otra cosa quela fe.En las religiones reveladas, la fe es la adhesión completa e incondicional a loscontenidos de la revelación, pues se tiene por cierto que éstos han sido transmitidos porel propio Dios. En el cristianismo en particular, las verdades que han sido reveladas porDios, y que están inscritas en las Sagradas Escrituras, reciben el nombre de dogmas.El sistema de creencias es uno de los elementos esenciales de la religión. Pero ésta, a suvez, presupone en todos los casos un culto, es decir, un conjunto de actos y ceremoniasmediante los cuales se rinde tributo a la divinidad.La forma más natural y extendida del culto a Dios es la oración. En tanto que fenómenode comunicación interpersonal, la oración, en su forma más evolucionada, presupone laconcepción de un Dios accesible y, por tanto, personificado. La plegaria expresasiempre la actitud básica de dependencia del absoluto y ello, de por sí, hace que sedistinga del conjuro mágico, en el cual se trata de desencadenar la acción automática de
  39. 39. fuerzas invisibles u ocultas.El sacrificio es el acto esencial de todo culto, pues es una acción simbólica en virtud dela cual el hombre reconoce la soberanía de Dios. En la Antigüedad, los sacrificios serealizaban mediante víctimas propiciatorias. En general, se utilizaban animales, pero noestaban excluidos los humanos: ciertos individuos eran escogidos como chivoexpiatorio. La sangre era siempre el elemento capital del sacrificio, pues se veía en ellala esencia misma de la vida.ResumenEl fenómeno religioso, para su cabal comprensión, tiene que formularse necesariamentedesde la propia especificidad de la experiencia religiosa. Las nociones abstractas deDios no tienen nada que ver con el «Dios vivo» de los creyentes y la experienciafascinante y terrible de lo numinoso. La distinción entre los ámbitos de lo sagrado y delo profano permite ubicar con precisión el lugar de la experiencia religiosa. Sinembargo, la religión no es sólo un sistema de creencias, es también un culto quepresenta dos formas básicas: la oración (comunicación con Dios en la que se le venera yreverencia) y el sacrificio (acción simbólica en virtud de la cual el hombre reconoce lasoberanía de Dios), elementos considerados sagrados, que se expresan en una serie deritos perfectamente estructurados y a menudo de una considerable complejidad.La experiencia religiosa IIEn las religiones naturales, los actos y ceremonias del culto recibían el nombre de ritos.Ya que un rito es una acción sagrada mediante la cual el creyente trata de acordar suvida con los poderes supramundanos, las situaciones de crisis en las que acontecenprofundas transformaciones aparecían acompañadas de actos rituales especiales; y así,los ritos de paso tenían la finalidad de concitar el apoyo de las fuerzas superiores enmomentos señaladamente críticos para el individuo, como son el nacimiento, la entradaen la pubertad, el matrimonio y la muerte.Evolución de las formas culturales
  40. 40. En el cristianismo, y a semejanza de las religiones naturales, existe también una ricavariedad de acciones rituales; sólo que éstas se hallan integradas con otras formas deadoración dentro de la liturgia (o culto oficial y público que la Iglesia tributa a Dios).Algunas de estas acciones rituales se hallan constituidas por ciertos gestos y actitudescorporales, como por ejemplo la genuflexión, la postración, la señal de la cruz, lasmanos juntas, la posición de pie, etc. Los ritos católicos se basan también en la lecturade libros litúrgicos y comprenden formas litúrgicas como las de los cánticos, himnos,letanías y bendiciones u operan simbólicamente sobre ciertas materias como el pan, elvino, el agua, el aceite, el fuego, etcétera.Con todo, la forma más evolucionada del culto católico es la misa, acto que conmemorael sacrificio de la muerte de Jesús y reactualiza de modo permanente la obra salvadorade Cristo. La inmolación simbólica de la misa católica tiene paradójicamente lafinalidad de evitar nuevas y reales inmolaciones. Después del sacrificio de Jesús, ya nodebe haber más sacrificios humanos.El lenguaje de la experiencia religiosaEl ámbito de lo sagrado ha generado en todos los tiempos un lenguaje especial acordecon las realidades esenciales que tenía que nombrar. Ya Homero, en la Grecia antigua,hablaba de la lengua de los dioses para aludir a la existencia de un lenguaje no profano.Sin embargo, en la historia de las religiones, más que de un lenguaje cabe hablar dediversos lenguajes utilizados en planos muy distintos con el objeto de aferrar lacomplejidad de la experiencia religiosa en su conjunto. Así, por ejemplo, puede hablarsedel lenguaje doctrinal utilizado por la teología en su pretensión, inevitable e imposible aun tiempo, de explicar a Dios. O cabe hablar también del lenguaje poético,necesariamente ambiguo y oscuro, utilizado por todas las tradiciones místicas:«Entréme donde no supe, / y quedéme no sabiendo, / toda sciencia trascendiendo»,escribió san Juan de la Cruz.En ciertos contextos religiosos, como en el del taoísmo de la antigua China, se optó encambio por resaltar el carácter inaccesible de la divinidad por medios conceptuales, loque en numerosas ocasiones equivalía a no nombrar a Dios o, como lo hizo Lao-Tse, aaludir a él como Tao o «Sentido»: Hay algo perfecto e indistinto. / Existía antes que elCielo y la Tierra, / silencioso, solitario. / Permanece único y es inmutable. / Se mueveen círculo y no corre peligro. / Podríamos llamarlo la Madre del mundo. / Pero
  41. 41. desconozco su nombre. / Yo lo denomino SENTIDO.Por último, hay que señalar la importancia de los símbolos como medios designificación de la experiencia religiosa. Para algunos tratadistas incluso no habría otrolenguaje religioso que el codificado por ellos. Mediante el símbolo se hace perceptible ala conciencia aquel tipo de objetos que se hallan justamente ubicados en el plano de losagrado o misterioso, y lo hace a través de formas sensibles. Según Carl Gustav Jung,que analizó los símbolos religiosos en tanto que disposiciones y modos de reacción delinconsciente colectivo, «el símbolo no encierra nada, no explica, remite más allá de símismo hacia un sentido aún en el más allá, inasible, oscuramente presentido, queninguna palabra de la lengua que hablamos podría expresar de forma satisfactoria».ResumenEn la Iglesia católica, las acciones rituales están comprendidas dentro del culto oficial ypúblico que tributa y que se denomina liturgia. En la liturgia ocupa un lugar central lacelebración de la misa. La experiencia religiosa se expresa a través de específicasformas de lenguaje. La teología utiliza un lenguaje doctrinal. El lenguaje de la poesía yel de los símbolos es extraordinariamente apto para formular un tipo de experienciasque, como la religiosa, es racional e irracional a un tiempo.Las más recientes interpretaciones del hecho religioso ponen de manifiesto laespecificidad de la revelación cristiana. Puesto que toda sociedad ha permanecidoanclada en la violencia, la superación de ésta mediante el amor –y tal es el sentidoúltimo de la revelación de Jesús– resulta ser el problema más perentorio de la épocaactual.

×