Piratas En Guayaquil

  • 3,583 views
Uploaded on

Este libro relata la vida de los corsarios en los años 1687 y el supuesto ataque en la ciudad de Guayaquil

Este libro relata la vida de los corsarios en los años 1687 y el supuesto ataque en la ciudad de Guayaquil

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
3,583
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
12
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. El pirata es un ladrón que anda robando en el mar también les nombraban con otros nombres como: pirata, corsario, bucanero y filibustero, ya que son cuatro categorías del mismo oficio esto tiene origen cuando en algún momento alguien decidió transportar mercaderías en embarcaciones y otros interceptarlas para aumentar su patrimonio La conquista de América por parte de españoles y portugueses revelo tesoros superiores al del europeo más ambicioso, los conquistadores explotaron las riquezas y enviaron hacia Europa en galeones, que no tardaban en atraer la atención de los piratas. En el siglo XVII nació los bucaneros, un grupo heterogéneo de hombres establecidos en la isla del Caribe que fueron percibidos como intrusos, y los españoles enviaron expediciones a eliminarlos ya que por su gran capacidad para sabotear y atracar las embarcaciones. El origen de los más famosos piratas del Caribe suelen ser inciertos. Los piratas que asaltaron a Guayaquil en 1687 simplemente aparecieron en el Caribe la mejor información de ellos proviene del diario Reveneau de Lussan. Lussan fue un pintoresco caballero que nació en Paris en 1663, desde niño sintió inclinación por las aventuras y ganas de conocer el mundo, también se enrolo en el ejército y participo en par de batallas fue sirviente y luego vivió con el gobernador. Endeudado se unió a los filibusteros más famosos Laurens De Graaf (Lorencillo) y Pierre Le Picard, que posiblemente sirvió bajo las ordenes de Jean David Nau (El Olones), luego a las órdenes de Henry Morgan. Muchos piratas perseguidos en el Caribe decidieron probar fortuna en el Pacifico y desde entonces el jefe principal del asalto Guayaquil fue el francés Francois Grogniet. La vinculación de Guayaquil con el comercio marítimo es inherente a su propia geografía. A finales del siglo XVI el cultivo y exportación de cacao y la construcción naval cobraron gran importancia, Desde Guayaquil se exportaba arroz, algodón, y tasajos de carne seca y desde Santa Elena se traía sal y pescado salado. En 1650, Guayaquil tenía unos 500 Habitantes y 100 casas, y para 1678 1200 habitantes y 150 casas grandes y 300 pequeñas. En 1685 la población tiene entre los 3 y 4 mil habitantes (500 españoles y criollos) la importancia y riqueza de Guayaquil fueron bien conocidos
  • 2. por los piratas y la ciudad se convirtió en uno de sus objetivos más codiciados. En 1680, se supo en Guayaquil que se acercaban unos piratas. El corregidor Tomas de Argandoña tomo varias medidas para fortificar la ciudad. En junio de 1682, Bajo la dirección del corregidor, la obra de fortificación estaba en plena ejecución. En 1684 el Corregidor Iturri recibió un aporte de tres mil pesos. Gracias a donaciones vecinas y del virrey Palata y con esa ayuda construyeron obras para la fortificación de la ciudad. En la punta del cerro Santa Ana Iturri construyo una fuerte de madera llamado san Carlos. El 1685 Guayaquil estaban muy consientes de la amenaza, para el 25 de Julio de 1686 de presento ante el cabildo guayaquileño el nuevo corregidor general Fernando Ponce de León pero no estaba preparado para asumir un estado de máxima alerta. LOS MESES PREVIOS A LA CAPTURA DE GUAYAQUIL Para enero de 1687 era evidente que las posibilidades de obtener botín en América Central estaban exhaustas y Picard propuso intentar un último y grandioso asalto que sería en la cumbre de las actividades filibusteros en el Pacifico, y luego regresaría a otro botín en el Caribe. El objetivo era principalmente en Guayaquil en primer puerto de virreinato peruano hacia el sur de Panamá. Los comandantes durante la discusión del proyecto se dividieron en dos grupos el primero estaba compuesto por 140 y dos hombres liderados por Grogneit el segundo lo conformaban por 162 franceses al mando de Picard, las dos tripulaciones sumaban un total de 104 piratas. Raveneau de Lussan dejo una descripción escueta, pero interesante de las islas Galápagos el 6 de Abril ya estaba cerca de la isla de la Plata al día siguiente avistaron la Punta de Santa Elena esa noche vieron una luz y al amanecer enviaron tres canoas a investigar se trataba de un navío español pero la sorpresa fue que se encontraron con 8 ingleses de la compañía de Edward Davis. El 14 de Abril, al amanecer, bajaron las velas de sus embarcaciones para evitar ser vistos desde las costas y navegaron hacia el interior del Golfo de Guayaquil
  • 3. El 16 de Abril desembarcaron en la isla Puna y permanecieron escondidos en los bosques durante todo el día. Cuando hicieron trato con cuatro traidores que lo informaron y guiaron hasta Guayaquil. El primero era un mulato llamado Manuel Bosso el segundo era Josefillo un indio nativo de puna que ganaba la vida como piloto. Los otros dos nunca fueron identificados por que llevaban mascaras. Los informes sobre de su identidad eran contradictorios. Unos de ellos desmentían que eran piratas, afirmando que eran los mercaderes españoles Nuestra Señora de la Concepción y Apóstol Santiago. El viernes 18 de Abril, Ponce de León fue informado de que Habían visto 2 embarcaciones extrañas por las islas Puna. La noche del 18 de Abril, unos 260 filibusteros remontaron en Guayas en piraguas, pero les sorprendió el amanecer antes de llegar a Guayaquil. Un centinela los descubrió y encendió una fogata como señal para los otros guardias. Los bucaneros desembarcaron y cruzaron el bosque para apagar el fuego. Los bucaneros superponían que su presencia todavía no había sido descubierta por que los vecinos de Guayaquil no habían respondido al fuego que prendieron. EL ASALTO El 20 de Abril los filibusteros remontaron los esteros y bajíos más intrincados para evitar toparse con mas centinelas y llego frente a la ciudad por un canal situado entre las islas de Bances, y otra frente a Yaguachi y la del estero más grande Santay que se comunicaba con el puerto de Sonó. La alarma llego a Guayaquil pero ya era demasiado tarde para preparar una defensa afectiva. Los piratas se dividieron en dos grupos y sus comandantes, el primer grupo conformado por 50 hombres y 80 granaderos tomo el camino detrás de la peñas y el desembarcadero de la india María Fico luego se dividieron en dos cuerpos y 50 hombres atacaron al mando de George Dew, y mientras el resto al mando de Picard, se dirigió a la Atarazana para llegar al fuerte de San Carlos.
  • 4. La resistencia se estableció en los astilleros del estero de Villamar custodiado por el capitán José de Salas. Estos hombres ofrecieron una tenaz batalla y mataron alguno de los invasores Salas cayó herido con tres balazos y también un Capellán los defensores se retiraron a la otra orilla para detener a los filibusteros. No tardaron en llegar refuerzos al mando del corregidor y los capitanes Nicolás Álvarez de Avilés, Domingo del Casar y Diego Ruiz de Enguiño. Un primer cañonazo desde el fuerte San Carlos cayo lejos de los enemigos, el segundo disparo no hizo mayor impresión el tercero resulto desastroso para los Guayaquileños pero cayó en medio de los defensores refugiados atrás de la casa de Pérez Villamar. En el sentido de que las autoridades pelearon con mucha más valentía fueron heridos el maestro mayor de ribera Andrés del Valle, el sargento mayor Cristóbal Ramírez de Arellano, los vecinos Jerónimo de Aguilar, Martin Ramírez de Guzmán, Francisco Lozano de Castro, Juan de Navas, Bernardo de Jiménez de Goyeneche, Sebastián Correa y el presbítero Juan de Medina. Que por su valentía supieron enfrentar a los filibusteros Picard y Grogniet.