Your SlideShare is downloading. ×
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Adolfo vasquez rocca   la escena en foucault   vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Adolfo vasquez rocca la escena en foucault vigilar y castigarl _ curso de doctorado_ universidad complutense de madrid

1,747

Published on

ADOLFO VASQUEZ ROCCA _ LA ESCENA EN FOUCAULT _ VIGILAR Y CASTIGARL _ Curso de Doctorado_ Universidad Complutense de Madrid …

ADOLFO VASQUEZ ROCCA _ LA ESCENA EN FOUCAULT _ VIGILAR Y CASTIGARL _ Curso de Doctorado_ Universidad Complutense de Madrid
La escena en Foucault; la Arquitectura

Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
como modo de organización Política

4 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
    LA ESCENA EN FOUCAULT; LA ARQUITECTURA COMO MODO DE ORGANIZACIÓN POLÍTICA DR. ADOLFO VASQUEZ ROCCA

    Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • LA ESCENA EN FOUCAULT; LA ARQUITECTURA COMO MODO DE ORGANIZACIÓN POLÍTICA DR. ADOLFO VASQUEZ ROCCA

    Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • LA ESCENA EN FOUCAULT; LA ARQUITECTURA COMO MODO DE ORGANIZACIÓN POLÍTICA Dr. Adolfo Vásquez Rocca.

    Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • LA ESCENA EN FOUCAULT; LA ARQUITECTURA COMO MODO DE ORGANIZACIÓN POLÍTICA

    Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
1,747
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
4
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 1 La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 1 Dr. Jacobo Muñoz Veiga. Universidad Complutense de Madrid1 Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemas de pensamiento.semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. CompiladorAdolfo Vásquez Rocca PhD
  • 2. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 2 Notas del Curso de doctorado, TEORÍA DEL CONOCIMIENTO E HISTORIA DE LOS SISTEMAS DE PENSAMIENTO. semestre de primavera 1999. Prof. Dr. Jacobo Muñoz, Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D. ________________________________ Jacobo Muñoz Veiga, nacido en Valencia y doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona, es catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus publicaciones destacan Lecturas de filosofía contemporánea (1984), Inventario provisional. Materiales para una ontología del presente (1995) y Figuras del desasosiego moderno. Encrucijadas filosóficas de nuestro tiempo (2002), así como un Compendio de epistemología (2000), del que es coeditor junto con Julián Velarde. Ha desarrollado asimismo una extensa tarea como editor y traductor de pensadores contemporáneos (Lukács, Heidegger, Husserl, Wittgenstein...)
  • 3. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 3
  • 4. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 4Este ensayo tiene por objeto exponer cómo aparece el elemento de la escena comomanifestación de las mecánicas del poder según Michel Foucault, para ello tomaré comoreferencia los siguientes textos: Los anormales, Historia de la locura en la época clásica , Obras Esenciales yVigilar y Castigar.La primera cuestión a tratar es el surgimiento de los espacios de exclusión, en relación al textoLos Anormales , la aparición de individuo anormal y sus tres categorías (el monstruo, elonanista y el indócil)Gran parte del desarrollo del ensayo, hará énfasis en la cuestionada aparición del individuoindócil, la escena en la cual aparece este, lo cual lleva a tratar la escena del suplicio, suteatralidad, los elementos que constituyen la escena del castigo. Uno de esos elementos es laidea del panóptico de Bentham, cómo la mirada tiene el papel más importante en laconfiguración del saber que encuentra Foucault, de ese saber que está disfrazado y está latenteen la escena.Luego se expondrá el nacimiento del espacio de exclusión, según la puesta en escena que da enEl nacimiento de la Clínica, o en Historia de la locura.Como último objeto de trabajo analizaré la relación entre las teorías wagnerianas, que le fueroninducidas por Boulez, la influencia de Nietzsche a su vez sobre Wagner.El objeto central no es cómo sucedió la escena, sino cómo es puesto en escena, el asuntohistórico no es qué pasó, es cómo pasa.I - La escena como parte de la expresión en los cambios culturales es más que una aparenteconstante histórica. Es una verdad que se muestra a través de los conflictos que suceden entrelas fuerzas que gobiernan al mundo. Las fuerzas del poder.Si bien, para Foucault existen claramente unas fuerzas de poder que operan en cada cultura eindudablemente en el desarrollo de la cultura occidental, la interacción de estas fuerzas han deproducir a la larga ciertos espacios que satisfagan las necesidades que han dejado lasinteracciones. Las relaciones del poder están ligadas a las relaciones económicas, deproducción, y son las que han configurado el teatro de la racionalidad occidental.
  • 5. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 5En otras palabras el surgimiento de ciertos espacios de exclusión como las cárceles han surgidotras una necesidad, tras conflictos sociales, guerras y por supuesto para hacer del prisionero, unobjeto de la escena del castigo, todo esto (aunque fuera de la conciencia de la gente) con el finde mostrar el poder del soberano, puesto que el crimen más mínimo es un intento de rebeliónente el soberano, esto es a finales del siglo XVI, cuando los lugares de castigo, se convirtieronen demostraciones del poder político de los gobernantes en Europa.Foucault demuestra que su interés no está en ver cómo acaecieron los hechos en los que lasfuerzas del poder, sino que su interés está en que es lo que pasa, cómo se transforma lasociedad por medio del conflicto de las fuerzas del poder, allí hay conocimiento.Estoy de acuerdo con este planteamiento foucaultiano, aún cuando parece que no se interesarapor un planteamiento estructuralista (que él mismo negara en varias ocasiones) de la historia, elcual creo es importante porque la historia no debe ser vista sólo desde un punto de vista ya seacomo acontecimiento pasado (del discurso claro está) o como un acontecimiento que sucede endeterminado momento y que configura una transformación del mundo.Es claro que deshecha la tentativa de un suceso importante para la mayoría de historiadores, eneste caso un asesinato importante, un regicidio; por considerar que éste no es la verdadera crisisdel conflicto de las fuerzas del poder, es más bien un producto de este conflicto, que se suma alverdadero saber que arrastra cada tentativa del poder.El problema que creo no se resuelve en Foucault, se muestra claramente en Los anormales, quees un curso que dicta en el College de Francia hacia 1974 y en el cual trata la anomalía humanadentro de tres categorías: El monstruo humano, el masturbador y el indócil. Estascategorías que suponen una escena dentro de la cual se manifiestan, se han constituido comounidades, hacia las cuales se dirige la corrección y es hacia ellas que se desarrolla una coacciónque se pretende vigilar y castigar los actos anormales.La primer categoría que es el monstruo humano se desarrolla en un ámbito jurídico-legal(recordemos los casos de hermafroditismo, en los cuales el problema social lo constituía el ir encontra de las leyes familiares, de matrimonio, etc.) el monstruo humano combina lo imposible y loprohibido, es un individuo peligroso. Por supuesto el papel de la mirada como rayo investigadores claro, lo mismo que la infracción a las leyes de la naturaleza que hace el monstruo humano.La forma de corregir al monstruo es hacerlo consciente de su deformidad, para luego dejarlolibre, cargando a cuestas su anormalidad, esto le hará tener una posición en la sociedad(posición que ha de ser la del rechazo) Se ve al monstruo como un castigo de lo divino, el
  • 6. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 6monstruo no cabe en ningún lugar hasta que su connotación biológica le convierte en una formamédica. La escena en la que actúa el monstruo está delimitada por su peligrosidad, por ello esque el lugar de ruptura histórica es cuando jurídicamente se asocia la monstruosidad con laperversión y la maldad en los actos humanos.La segunda figura es la del onanista (masturbador) Aparece dentro de las nuevas relacionesentre la sexualidad y la organización familiar en el s. XVIII, con la nueva posición del niño dentrode la familia, esto con respecto a la importancia que toma el cuerpo y su salud, es una aparicióndel cuerpo sexual. ¿Pero qué es lo que conduce la escena de la aparición de este personaje? Eneste caso la ruptura que pone en escena al masturbador es la cruzada sexual que se lleva acabo en la Inglaterra hacia 1710, sitúa el mal uso del cuerpo dentro de determinados trastornosfísicos que pueden surtir efectos en cualquier momento de la vida; Como vemos en este caso laescena es de un tipo sexual con connotaciones médicas, porque cuando se dan estasconnotaciones es cuando aparece el masturbador como individuo a corregir.El tercer caso es algo peculiar a pesar que es uno de los más estudiados por Foucault, pues larelación que debería haber entre el individuo y la escena se limita a describir aspectos como elencierro y la prohibición, como aspectos sicológicos del individuo (esto no quiere decir dicharelación no exista) en caso tal que nos queda como solución recurrir a las teorías de correcciónen otros textos, pero eso lo dejo para más adelante, ahora es necesario definir al individuoindócil. L práctica del encierro es de por sí una consecuencia del rápido crecimiento del mundo,cada vez es necesario excluir a cierto tipo de gente.Según Foucault, el incorregible surge luego del monstruo, tras la introducción de técnicasdisciplinarias como las del ejército, las escuelas y lugares de trabajo, así como los procesos dedomesticación del cuerpo y del comportamiento. Entra el asunto de la prohibición, como métodode descalificación del individuo, para luego desatarse sin medida en la práctica del encierro. Espor esta razón que no queda claro en qué momento la locura y los problemas judiciales delcomportamiento forman un solo sistema a corregir. En Historia de la locura en la época clásicase trata el tema de la locura aparte del de la incorrección, pero en este caso la aparición en laescena del loco (en el sentido moderno) se da cuando los antiguos males (como la lepra) tiendena desaparecer a medida que se desarrollan formas médicas y sanitarias que tienden a mejorar elambiente de vida en la Europa del s. XVI, reforzándose esta imagen de la locura comoenfermedad mental y biológica en situaciones como la del siquiatra Pinel, quien libera a losasilados del auspicio de parís, con el fin de hacer la vida de los locos un poco más útil para losdemás. (Poniéndolos a trabajar, además le servía para estudiar sus grados de locura como citaFoucault sobre Pinel) En esta ocasión el punto de ruptura lo constituye la famosa "liberación" del
  • 7. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 7doctor Pinel a mediados del s. XVIII, pero por supuesto sobre la fastuosa escena del granencierro de los locos en el s. XVII.Como vemos la solución no está tan visible a menos que remitamos otros textos de Foucault.¿De qué forma se ha corregido entonces al individuo indócil? Es indudable que durante mileniosha existido una u otra forma de coacción ante el delito o la anormalidad, pero el punto crítico dela historia del castigo, o si lo queremos llamar, el momento de aparición en escena (con todo yteatralidad) del castigo como institución formal, se da en los albores de la inquisición en la edadmedia.Pero lo interesante es analizar cómo evoluciona la imagen del individuo peligroso, cómo se llegóa diferenciar entre un acto propio de la locura, o propio de la maldad pura. Pues entre más graveera el crimen, menos se podía achacar a la locura. De todas formas a la inquisición (comoinstitución) no le importaban siquiera cuales eran las causas o las razones del crimen, o si hubocrimen, sino cómo castigar; Es en este instante cuando surge la escena del suplicio.Examinémoslo ahora, caso que menciona Foucault en Los Anormales: La escena delsuplicio. El castigo es una vendetta personal del soberano con el criminal, en donde el cadalsoes la inversión ceremonial del crimen, es allí donde el soberano hace un despliegue ritual de lafuerza que ejerce sobre sus súbditos. El suplicio como método del terror es la causa de castigomás común durante la edad media e inicios de la época moderna, en este lapso histórico no hayuna relación clara o medida entre el crimen y el castigo. Se desarrolló un terror inherente alcastigo, el cual debía corresponder al tamaño del crimen; es importante ver cómo el horror delcrimen se refleja en el sitio del suplicio.Otro elemento clave en la escena del suplicio es el carácter ejemplificante del mismo (aunquees claro que lo ejemplarizante del suplicio no disminuyera la cantidad de los mismos a la final,creo que en momentos en los que no hubiera suficientes crímenes se atribuían castigos acualquier indicio de "anormalidad" con respecto al común de la gente) Cuando una persona noencajaba ya fuera meramente en un ámbito estético, u orgánico, simplemente era anormal, locual era suficiente para ser enjuiciada y castigada por el hecho de ser un monstruo, unhermafrodita, homosexual o un loco. Su castigo iniciaba por la "pregunta", si el individuo noaceptaba su culpabilidad, iniciaban con las variadas torturas, (porque los inquisidores han tenidofama de inigualables torturadores) así, pasando por los grados de dolor más dispares, hacen delcuerpo del condenado, un chivo expiatorio de los males del mundo hasta causarle la muerte porcausa evidentemente violenta, esto no siempre a la sazón de los inquisidores, quienes
  • 8. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 8desarrollaron técnicas especiales para mantener al reo vivo durante la mayor cantidad de tiempoposible. El desahogar el castigo con el cuerpo, es más bien una expiación de tipo religioso queconllevaba la salvación del alma.En la sociedad feudal el cuerpo de los individuos es importante, es allí donde se ejerce el poder,ya sea político, económico o religioso. El poder se ejerce mediante tres formas. La primera esque el cuerpo del sujeto produzca signos de respeto, de devoción o de sujeción. La segundaforma de ejercer poder sobre el cuerpo es mediante el derecho sobre el cuerpo, el derecho acastigar ejerciendo la violencia inclusive hasta la muerte del individuo. La tercera forma es eltrabajo, las fuerzas de coacción que conllevan las labores dentro del espacio a quecorresponden. Pero volvamos sobre las dos primeras formas, la demostración de sujeción, y elderecho de castigar.Es ahora cuando nos encontramos de frente con el elemento más dramático de la escena delsuplicio: la atrocidad. Es el más dramático por cuanto el nivel de lo atroz, es la causa del terror.Un castigo brutal y violento es una demostración del exceso del poder reinante, cuyo ejemplo sepuede ver en las grandes escenas de suplicio a que nos remite Foucault las cuales suceden enel s. XVII y XVIII. Es claro que han desaparecido en su mayoría los suplicios, bueno al menos enla forma de aplicarlos (aunque el elemento del escarnio en medio de la aplicación de la pena aúnse haga efectivo en algunos países.)La escena no estaría completa sin el público asistente al suplicio, este es el carácter delescarnio, de no-privacidad del castigo, pero este es un tema que Foucault examina desde unamirada psicologizante, de esta forma nos encontramos ante un lugar muy importante, es un lugarque surge como propio para el castigo, la idea del panóptico.La sociedad europea del s. XVIII transforma de manera sustancial la forma de castigo; si duranteel transcurso del suplicio el espectador es libre de observar hasta donde crea conveniente o a sumorbo no le sea repulsivo, es porque el espectador se encuentra casi al mismo nivel del verdugoy del criminal.De por sí el cadalso es una forma de panóptico, pues el individuo es observado, analizado deformas múltiples, entonces es necesario aclarar el ideal de Bentham.Cuando se crean espacios de exclusión con tendencia a ser panópticos se da una estrictadivisión espacial y sobretodo "La mirada está por doquier en movimiento". Esta idea delpanóptico que ya menciona Bentham y que influencia el pensamiento de nuestro autor, supone
  • 9. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 9un claro movimiento arquitectónico de los espacios de exclusión y de igual manera de lasciudades.Ejemplo de ello son las construcciones con forma cuadriculada asemejando campos de batalla,las aulas de establecimientos educativos en los cuales el lugar del maestro sobresalenotoriamente para tener un control del todo por medio de su mirada, los asilos mentales yhospitales en donde el médico debe tener un dominio visual y por ende psicológico sobre elenfermo a quien trata (nuevamente la demostración del poder) y por supuesto los espacioslaborales, las fábricas. Estos son pues los lugares de exclusión de la sociedad, es allí a donde seenvían los individuos que antes eran enviados lejos de la ciudad. Aunque sea irónico, elpanóptico tiene la particularidad de que es un lugar que estando dentro y en contacto con lasociedad, margina de la misma a ciertos personajes, esto por un lado no cambia para nada laescena de aquella época de los griegos (cuando los locos eran sacados de la polis o bien eranenviados en unos barcos especiales que iban de ciudad en ciudad recogiendo a los locos) , peropor otra parte hace que el espacio de exclusión sea más manejable y constituya un lugar deestudio de la locura por ejemplo.El panóptico según la teoría ideal de Bentham, es un espacio cerrado, vigilado en todos suspuntos, en el que los individuos están insertos en un lugar fijo en el que todos losacontecimientos están registrados y sus movimientos controlados y lo más importante: Une elcentro con la periferia por medio de un trabajo de escritura.En este sistema el poder se ejerce por entero y constantemente, por una figura jerárquicacontinua. Cada individuo está constantemente localizado y examinado y en palabras deBentham: "Todo esto constituye un modelo compacto de dispositivo disciplinario".Se hace aún más evidente la partición del espacio de exclusión, por una parte está el granencierro con el fin de hacer desaparecer al individuo molesto, y por otra parte está el buenencauzamiento de la conducta.Cada celda del panóptico es como un pequeño escenario, un teatro. Basta con situar un vigilanteen la torre central para controlar al enfermo, al loco, al escolar o al condenado. El elemento másteatral a mi parecer es la luz, la visibilidad, en el panóptico se elimina la antigua práctica delcalabozo oscuro, en el cual la oscuridad es un escondrijo, ahora la luminosidad ofrece un controlpsicológico continuo, nada puede escapar a la claridad y por lo tanto el individuo se siente enescena; Es esta la reaparición de la mirada y de su efecto escudriñador.
  • 10. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 10La mirada de por sí conlleva una mecánica de poder, pues es esto lo que se manifiesta a travésde la mirada. Hasta aquí el interés de Foucault no está en describir los elementos de losespacios de exclusión, sino a la mecánica que el poder impone haciéndolo eficaz. O sea que noha de importarnos la dramaturgia con la que transcurren los espacios de exclusión, más que esoha de importarnos la puesta en escena, que hace realizable esa dramatización del espacio.Hay un momento en el s. XVI en el cual se institucionalizan los espacios de exclusión, comohospitales, asilos, barrios de ricos y de pobres, etc. Esta diferenciación es una parte de lahistoria, y por ende uno de sus elementos comunes.Por último considero de importancia analizar la relación que ha tenido Foucault con la obra deRichard Wagner (a quien admira por la forma en que pone en escena la tragedia) Ya en laentrevista que hace M. Watanabe, se nota la influencia de Wagner sobre Foucault.Wagner ha desarrollado una idea de espectáculo total, que combina ciertas artes como lamúsica, el teatro, el ballet, la pintura, y otras con el fin de expresar la escena como un todo quelleve a la representación ideal o sea confundir la realidad con la irrealidad, esto incluye lautilización del elemento del leitmotiv, esto es hacer que un tema musical se identifique con eleidos de un objeto, que este tema musical sea la idea primordial del sujeto, este aspecto enespecial es muy analizado por Foucault en un ensayo que hizo alrededor de 1951 en compañíade su amigo de toda la vida Pierre Boulez.Por medio de Boulez, Foucault tiene acceso a la teoría teatral de Wagner. Wagner hace de laópera un conjunto coherente dentro de sí mismo. Recordemos que el tema del ring fue unainfluencia directa de Nietzsche, quien fue el encargado para hacer el texto del libreto para laópera. Wagner no plantea el problema del sujeto en términos cartesianos, hace del drama unhecho importante con una importancia histórica, sin tomar en cuenta sus propias conviccionespolíticas (como el "antisemitismo" que se le atribuye al igual que a Nietzsche.)Es muy interesante como desde Nietzsche, pasando por Wagner, y luego por Boulez, Foucault aconfigurado un sistema de trabajo que siendo paralelo a sus investigaciones en otros campos dela ciencia moderna como en sus Historias parte de la importancia del espacio como conceptopositivo u objetivo, y lo más importante: de cómo en este espacio hay una puesta en escena dela verdad que ha de constituir el saber de occidente.
  • 11. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 11II- FOUCAULT EL PANOPTICO.LA ARQUITECTURA COMO MODO DE ORGANIZACIÓN POLÍTICAEstudiando los orígenes de la medicina clínica; había pensado hacer un estudio sobre laarquitectura hospitalaria de la segunda mitad del siglo XVIII, en la época en la que se desarrollael gran movimiento de reforma de las instituciones médicas. Quería saber cómo se habíainstitucionalizado la mirada médica; cómo se había inscrito realmente en el espacio social; cómola nueva forma hospitalaria era a la vez el efecto y el soporte de un nuevo tipo de mirada. Yexaminando los diferentes proyectos arquitectónicos posteriores al segundo incendio del Hotel-Dieu en 1972 me di cuenta hasta qué punto el problema de la total visibilidad de los cuerpos, delos individuos, de las cosas, bajo una mirada centralizada, había sido uno de los principiosbásicos más constantes. En el caso de los hospitales este problema presentaba una dificultadsuplementaria: era necesario evitar los contactos, los contagios, la proximidad y losamontonamientos, asegurando al mismo tiempo la aireación y la circulación del aire; se trataba ala vez de dividir el espacio y de dejarlo abierto, de asegurar una vigilancia que fuese global eindividualizante al mismo tiempo, separando cuidadosamente a los individuos que debían servigilados. Había pensado durante mucho tiempo que estos eran problemas propios de lamedicina del siglo XVIII y de sus concepciones teóricas.Desde finales del siglo XVIII la arquitectura comienza a estar ligada a los problemas depoblación, de salud, de urbanismo. Antes, el arte de construir respondía sobre todo a lanecesidad de manifestar el poder, la divinidad, la fuerza. El palacio y la iglesia constituían lasgrandes formas a las que hay que añadir las plazas fuertes: se manifestaba el poderío, semanifestaba el soberano, se manifestaba Dios. La arquitectura se ha desarrollado durantemucho tiempo alrededor de estas exigencias. Pero, a finales del siglo XVIII, aparecen nuevosproblemas: se trata de servirse de la organización del espacio para fines económico-políticos.Surge una arquitectura específica. Philippe Aries ha escrito cosas que me parecen importantessobre el hecho de que la casa, hasta el siglo XVIII, es un espacio indiferenciado. En este espaciohay habitaciones en las que se duerme, se come, se recibe..., en fin poco importa. Después,poco a poco, el espacio se especifica y se hace funcional. Un ejemplo es el de la construcción delas ciudades obreras en los años 1830-1870. Se fijará a la familia obrera; se le va a prescribir untipo de moralidad asignándole un espacio de vida con una habitación que es el lugar de la cocina
  • 12. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 12y del comedor, otra habitación para los padres, que es el lugar de la procreación, y la habitaciónde los hijos. Algunas veces, en el mejor de los casos, habrá una habitación para las niñas y otrapara los niños. Podría escribirse toda una “historia de los espacios” -que sería al mismo tiempouna “historia de los poderes”- que comprendería desde las grandes estrategias de la geopolíticahasta las pequeñas tácticas del hábitat, de la arquitectura institucional, de la sala de clase o de laorganización hospitalaria, pasando por las implantaciones económico-políticas. Sorprende vercuánto tiempo ha hecho falta para que el problema de los espacios aparezca como un problemahistórico-político, ya que o bien el espacio se reenviaba a la “naturaleza” -a lo dado, a lasdeterminaciones primeras, a la “geografía física”- es decir a una especie de capa “prehistórica”, obien se lo concebía como lugar de residencia o de expansión de un pueblo, de una cultura, deuna lengua, o de un Estado. En suma, se lo analizaba o bien como suelo, o bien como aire; loque importaba era el sustrato o las fronteras. Han sido necesarios Marc Bloch y Fernand Braudelpara que se desarrolle una historia de los espacios rurales o de los espacios marítimos. Espreciso continuarla sin decirse simplemente que el espacio predetermina una historia que a suvez lo remodela y se sedimenta en él. El anclaje espacial es una forma económico-política quehay que estudiar en detalle. Entre todas las razones que han inducido durante tanto tiempo auna cierta negligencia respecto a los espacios, citaré solamente una que concierne al discursode los filósofos. En el momento en el que comenzaba a desarrollarse una política reflexiva de losespacios (finales del siglo XVIII), las nuevas adquisiciones de la física teórica y experimentaldesalojaron a la filosofía de su viejo derecho de hablar del mundo, del cosmos, del espacio finitoe infinito. Esta doble ocupación del espacio por una tecnología política y por una prácticacientífica ha circunscrito la filosofía a una problemática del tiempo. Desde Kant, lo que el filósofotiene que pensar es el tiempo -Hegel, Bergson, Heidegger-, con una descalificación correlativadel espacio que aparece del lado del entendimiento, de lo analítico, de lo conceptual, de lomuerto, de lo fijo, de lo inerte. Recuerdo haber hablado, hace una docena de años de estosproblemas de una política de los espacios, y se me respondió que era bien reaccionario insistirtanto sobre el espacio, que el tiempo, el proyecto, era la vida y el progreso. Conviene decir queeste reproche venía de un psicólogo -verdad y vergüenza de la filosofía del siglo XIX-.En estos temas de vigilancia, y en particular de la vigilancia escolar, los controles de lasexualidad se inscriben en la arquitectura. En el caso de la Escuela militar las paredes hablan dela lucha contra la homosexualidad y la masturbación.MEDICALIZACIÓN DEL ESPACIO E HIGIENE SOCIAL.Siguiendo con la arquitectura, cabe decir que individuos como los médicos, cuya participaciónsocial es considerable a finales del siglo XVIII, han desempeñado de algún modo un papel de
  • 13. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 13organizadores del espacio. La higiene social nace entonces; en nombre de la limpieza, la salud,se controlan los lugares que ocupan unos y otros. Y los médicos, con el renacimiento de lamedicina hipocrática, se sitúan ente los más sensibilizados al problema del entorno, del lugar, dela temperatura, datos que encontramos en la encuesta de Howard sobre las prisiones.Los médicos eran entonces en cierta medida especialistas del espacio. Planteaban cuatroproblemas fundamentales: el de los emplazamientos (climas regionales, naturaleza de lossuelos, humedad y sequedad: bajo el nombre de “constitución”, estudiaban la combinación delos determinantes locales y de las variaciones de estación que favorecen en un momento dadoun determinado tipo de enfermedad); el de las coexistencias (ya sea de los hombres entre sí:densidad y proximidad; ya sea de los hombres y las cosas: aguas, alcantarillado, ventilación;yasea de los hombres entre sí: densidad y proximidad; ya sea de los hombres y los animales:mataderos, establos; ya sea de los hombres y los muertos: cementerios); el de lasresidencias(habitat, urbanismo); el de los desplazamientos (emigración de los hombres,propagación de las enfermedades). Los médicos han sido con los militares, los primerosgestores del espacio colectivo. Pero los militares pensaban sobre todo el espacio de las“campañas” (y por lo tanto el de los “pasos”) y el de las fortalezas. Los médicos han pensadosobre todo el espacio de las residencias y el de las ciudades. No recuerdo quién ha buscado enMontesquieu y en Augusto Comte las grandes etapas del pensamiento sociológico. Es ser bienignorante. El saber sociológico se forma más bien en prácticas tales como las de los médicos.Guepin ha escrito en los mismos comienzos del siglo XIX un maravilloso análisis de la ciudad deNantes.De hecho, si la intervención de los médicos ha sido tan capital en esta época, se debe a queestaba exigida por todo un conjunto de problemas políticos y económicos nuevos: la importanciade los hechos de población.Es chocante además la gran cantidad de personas que se ven concernidas por la reflexión deBentham. En distintos sitios dice haber resuelto los problemas de disciplina planteados por ungran número de individuos a cargo de unos pocos.IIIFoucault, vigilar y castigarM. FOUCAULTUna visión crítica de la civilización europea.
  • 14. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 14Protesta generalizada contra los suplicios. 2ª mitad del s. XVIIINecesidad de Castigar sin SupliciosDurante el siglo XVIII se produce la crítica a los modos de castigo, por parte de juristas, filósofos,magistrados, etc. los cuales buscan nuevas formas o modos de castigo que no muestren latiranía del poder ni la desesperación de las víctimas, abandonadas a una sed de venganza porparte del poder establecido. La condición "humana" de los delincuentes se ha de hacer respetarcon el abandono de métodos de castigo que impliquen el suplicio símbolo de barbarie. La"humanidad" ha de ser la "medida" que de pie al camino de la benignidad dentro del aparatojudicial. Desde fines del siglo XVIII se produce una sensible disminución de los crímenes desangre reemplazados por un aumento de los delitos sobre la propiedad por parte de unadelincuencia más organizada e individualista, profesional, consecuencia de una modificación dela economía, elevación del nivel de vida, crecimiento demográfico, necesidad de seguridad comoconsecuencia, aumento del robo. Se desarrolla una aparato policíaco que impida el desarrollo deuna criminalidad organizada. Aunque los suplicios aún son frecuentes, los reformadores yaatacan la justicia tradicional, su irregularidad y el exceso y abuso de los castigos. Se produce ladiscusión sobre la organización del poder judicial. Poder "desnaturalizado" por la venta dejueces, los privilegios, la irregularidad en la justicia penal, la justicia en los diferentes conflictosse ve interferida por los privilegios de los señores, de los tribunales soberanos, muchas son lasmanos que pretenden la administración de la justicia incluso al margen del procedimiento regularde la justicia, conflictos internos de competencias, intereses particulares, etc. Los reformadorescritican la mala distribución del poder jurídico que lleva a sentenciar arbitrariedades, exceso depoder tanto de los jueces como del soberano que puede suspender el curso de la justicia,distribuir, modificar decisiones, etc. Un sobrepoder monárquico que identifica el derecho decastigar con el poder personal del rey, unos magistrados propietarios de sus cargos, indócilesllevan a conflictos de poder y jurisdicción, unas veces indulgente e insegura, otras precipitada ysevera. El verdadero objetivo de la reforma no es tanto fundar un nuevo derecho de castigar apartir de principios más equitativos, sino establecer una nueva "economía" del poder de castigar,mejor distribución de este poder.Ilegalidades en el Antiguo Régimen y reforma penal del s.XVIII.CONSTITUCIÓN DE UNA NUEVA ECONOMÍA Y TECNOLOGÍA DEL PODER DE CASTIGARLos reformadores critican el exceso de castigar y su irregular aplicación:
  • 15. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 15 * Los oficios de juez se venden * Confusión entre legisladores y el administrador de justicia * Privilegios que vuelven desigual el ejercicio de la justicia * Irregularidad en las instancias encargadas de su cumplimiento: - Hay una justicia para losreligiosos - Tribunales especiales para los poderosos - La policía tiene funciones judiciales - Elpoder del reyEsta multitud de instancias se estorban unas a otras a causa de conflictos internos decompetencia, intereses particulares, políticos, económicos. La acusación tiene exceso de poder,el acusado está indefenso. Los hombres del rey tienen exceso de poder, pueden suspender elcurso de la justicia. El poder monárquico identifica el derecho a castigar con el poder personaldel soberano. Hay que descentralizar el poder y no dividirlo entre unas instancias que se oponenunas a otras. La reforma ha sido preparada en lo esencial desde el interior, por un gran númerode magistrados. · El rey no puede ingerir en la justicia · Separación del poder legislativo y judicial· Castigar mejor, no menos. La reforma combate los ilegalismos que estaban frecuentementearraigados en la sociedad, excepto para los más desfavorecidos. Estos tenían ciertas paradojas:"La reforma penal nació en la conjunción de la lucha contra el sobrepoder del soberano y lalucha contra el infrapoder de los ilegalismos conquistados". Las razones de la reforma son: * Nuevas técnicas del castigo * Nuevos principios reguladores * Extender el arte del castigo universalmente * Homogeneizar el ejercicio del castigo * Disminuir el coste económico del castigo y aumento de la eficacia * El criminal aparece como el que ha roto un pacto, volviéndose enemigo de la justicia. Lareorganización es tan fuerte, que se vuelve el castigo aún más terrible; pronto se clama por partede la sociedad el cese de tales crueldades, se clama un trato más humano con el criminal,regularizando los efectos del poder. * El daño del criminal debe ser castigado, pues si no, puede volver a repetirse * El castigo va en proporción al daño causado a la sociedad.
  • 16. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 16 * La pena hay que calcularla no en función del crimen, sino de su repetición posible. * Hacer de modo que el malhechor no pueda tener ni el deseo de repetir, ni la posibilidad decontar con imitadores. * El castigo debe mirar el porvenir y una de sus funciones mayores el prevenir.El castigo más que intenso debe de estar repartido por todas partes homogéneamente, y demanera continua; ha de ser más regular, más eficaz y constante, disminuyendo su costoeconómico y político. Esta reforma es iniciada desde dentro del mismo aparato judicial por partede algunos magistrados y juristas que le delinearon en líneas o principios generales. Buscapoder jugar sin la intervención de la soberanía, independiente de las relaciones de propiedad,que no dependa de los privilegios. Su objetivo es hacer del castigo y de la represión de losilegalismos una función regular, coexistiva a la sociedad, castigar mejor aunque con unaseveridad atenuada, con más universalidad. Introducir el poder de castigar más profundamenteen el cuerpo social. Es una nueva política ante los ilegalismos del Antiguo Régimen donde losdiferentes estratos sociales tenían cada cual su margen de ilegalidad tolerada, eran privilegiosconcedidos a individuos y comunidades. Hasta las clases más desfavorecidas se beneficiabande los márgenes concedidos por las leyes dentro de un marco de tolerancia; la criminalidad sefundaba en un amplio ilegalismo; el juego recíproco de los ilegalismos formaba parte de la vidapolítica y económica de la sociedad. Pero ya en el siglo XVIII el proceso tiende a invertirse, conel aumento de riqueza y el empuje demográfico el blanco general del ilegalismo popular, ya noson los "derechos" sino los bienes, el robo tiende a desplazar al contrabando y la lucha armadacontra los agentes del fisco. Ahora esas tolerancias que el pueblo había conseguido les sonnegadas y perseguidas, se produce una represión rigurosa del ilegalismo. Se hace necesarioante este clima de cambio de actitudes, controlar y hacer entrar en el código todas las prácticasilícitas, definir y castigar las infracciones que en esa masa de irregularidades toleradas ysancionadas de manera discontinua, determinando que es infracción intolerable y que castigo lecorresponde. La economía de los ilegalismos se ha reestructurado con el desarrollo de lasociedad capitalista. Esto se traduce en una especialización de los circuitos judiciales: para losilegalismos de bienes (robos) los tribunales ordinarios y los castigos, para los ilegalismos dederechos (fraudes) más jurisdicciones especiales para la burguesía. Se precisa de unaestrategia y técnicas de castigo que reemplacen las antiguas; la reforma penal ha nacido entre lalucha del sobrepoder soberano y la lucha contra el infrapoder de las ilegalidades conquistadas ytoleradas. Dentro de esta reforma penal que critica los suplicios es la humanidad de las penas laregla en que se basan los castigos fijando límites a unos y otros. La nueva legislación criminal secaracteriza por un suavizamiento de las penas, una codificación más clara, una disminución de
  • 17. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 17la arbitrariedad y una coacción más rigurosa para mantener su nueva ordenación. El fin esencontrar nuevas técnicas para adecuar los castigos y adaptar los efectos, regulación de loscastigos, disminuir su costo económico y político aumentando su eficacia. El criminal es enemigode la sociedad y el delito ataca a la sociedad entera. La sociedad entera se halla presente en sucastigo del delito. El castigo penal es pues función generalizada. El derecho de castigar ha sidotrasladado de la venganza del soberano a la defensa de la sociedad. Pero el castigo es másmoderado, mas humano ya que la justicia anterior trataba de manera inhumana al fuera de laley. El castigo es para prevenir posibles delitos similares y debe tener como objetivo lasconsecuencias del delito. La proporción entre la pena y la calidad del delito está determinada porlas influencias que tiene sobre el orden social el pacto que viola. La pena se calcula en funciónno del crimen sino de su posible repetición.Reglas para la nueva técnica del castigo:Técnica de los signos punitivos "Prevenir" justifica el derecho a castigar y hay que castigar lo suficiente para impedir lareaparición del delito. La técnica de los signos punitivos es para los reformadores un instrumentoeconómico y eficaz para reducir el campo de los ilegalismos. 1. REGLA DE LA CANTIDAD MÍNIMA: El castigo debe ser superior al beneficio del crimen, Secomete un crimen porque procura ventajas. Si se procura a la idea del crimen la idea de unadesventaja mayor, cesaría de ser deseable. 2. REGLA DE LA IDEALIDAD SUFICIENTE: El castigo se debe basar en la desventaja que sele presenta al criminal a la hora de hacer un crimen, no en el dolor físico del cuerpo. El castigono tiene que emplear el cuerpo sino la representación, el recuerdo de un dolor puede impedir larecaída, lo que debe llevarse al máximo es la representación de la pena, no su realidad corporal 3. REGLA DE LOS EFECTOS LATERALES: La pena debe actuar más intensamente sobre losque no han cometido la falta. Si se pudiera tener la certeza de que el culpable es incapaz dereincidir, bastaría con hacer creer a los demás que ha sido castigado. Entre las penas y lamanera de aplicarlas en proporción a los delitos, hay que elegir los medios que hagan en elánimo del pueblo la impresión más eficaz y duradera y así como la menos cruel sobre el cuerpoculpable. 4. REGLA DE LA CERTIDUMBRE ABSOLUTA: Es preciso que la acción criminal vayaasociada a la idea de un castigo determinado. Esto determina que las leyes sean claras y se
  • 18. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 18publiquen, teniendo todo el mundo acceso a ellas. Estas deben ser inexorables y los ejecutoresinflexibles. 5. REGLA DE LA VERDAD COMÚN: (Inocente hasta que se demuestre lo contrario) El antiguosistema de pruebas legales, basado en la tortura y confesión por la fuerza, las convertirá ensemipruebas. Estas derivaran en semiverdades y semiculpables. Una presunción llevabaaparejada un grado de pena; la verificación del crimen debe obedecer a los criterios generalesde toda verdad. La verdad del delito no puede admitirse hasta que sea enteramente probada yhasta la demostración final del delito, debe considerarse inocente al inculpado. 6. REGLA DE ESPECIFICACIÓN ÓPTIMA: Calificación de todas las infracciones clasificadas yreunidas en un código suficientemente preciso para que cada tipo de infracción esté claramentepresente en él. Un código exhaustivo y explícito que defina los delitos y fije las penas. Perotambién es necesaria la individualización de las penas conforme a los caracteres singulares decada delincuente y elementos que permitan calificar el propio acto. Variables como"circunstancias" o "intencionalidad" permiten calificar el propio acto, así como el modo de vida, laforma de pensar, etc. Se trata de que cada infracción particular y cada individuo punible puedancaer sin arbitrariedad bajo el peso de la ley general. Los delitos se particularizan en la másexacta gradación. El concepto de reincidencia aparece a fines del s. XVIII, se les puede duplicarla pena, poner la máxima o la inmediata superior. Poco a poco, la diferencia entre criminalprimerizo y reincidente se hace más importante. Aparecen el criminal pasional, irreflexivo,involuntario.Se trata en suma de una serie de reglas que exigen la suavidad como una economía calculadadel poder de castigar. Se pide la no aplicación de ese poder al cuerpo, sino que sea el espíritu elque reciba la representación del castigo.Condiciones de las nuevas sanciones para el buen funcionamiento de éstas:El arte de castigar debe apoyarse en una técnica de la representación. Encontrar el castigocorrecto a cada delito es encontrar la desventaja que impida al criminal el deseo de delinquir. Esnecesario estas condiciones: * Ser lo menos arbitrario posible, para que la relación entre delito y castigo sea directa Laspenas deben ser naturales por institución: a quiénes abusen de la libertad pública se les privaráde la suya, la muerte castigará el asesinato, etc. Reformadores como Peletier, dice: "Son
  • 19. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 19necesarias unas relaciones exactas entre la naturaleza del delito y la del castigo". Las penas soncrueles y similares al Antiguo Régimen, pero el castigo deriva del crimen. * Este juego de signos se basa en disminuir el deseo que hace atractivo el delito, por temor alcastigo. Así a los vagos no hay que encerrarlos, sino obligarlos a trabajar. Al ladrón hay queenseñarle la maldad del delito que comete al perder él mismo como castigo la libre disposiciónde sus bienes, para que respete a los demás. * Utilidad de una modulación temporal: La pena para ser útil debe ser temporal y nopermanente. Al ser temporal se puede reformar al condenado, si no tuviera límite sería inútil. Aaquéllos que no se puede reformar son a los asesinos y traidores (el código de 1791 los condenaa muerte). El resto de penas deben tener un máximo de 20 años de prisión. Se prevé unaligeramiento de la pena, conforme se va cumpliendo. * El condenado tiene que ver en la pena, que perjudica a toda la sociedad y por eso escondenado. Lo ideal es que el condenado fuera un esclavo al servicio de todos, de ahí que losreformadores hayan propuesto siempre los trabajos públicos como una de las mejores penasposibles. * El castigo público debe ser entendible y el público sacar una lección de él. Debe tener unritual cuyo sentido ha de ser claro para todos. Cada elemento de su ritual debe hablar, decir elcrimen, recordar la ley, demostrar la necesidad de castigo. Hay que hacer propaganda delcastigo, no para aterrorizar sino como lección para el pueblo. La pena aplicada en secreto espena perdida. Hay que llevar incluso a los niños para que aprendan. * Esto invertirá el tradicional discurso del delito que reconoce al criminal un cierto aire glorioso,contado en relatos populares. Con una buena ceremonia de castigo, el crimen aparece comouna desdicha y el malhechor como un enemigo al que hay que reinsertar. La pena máxima serácontra el parricida, al cual se encierra sin ojos en una jaula colgada y alimentado a pan y aguahasta el fin de sus días.Incompatibilidad entre el concepto tradicional de prisión y las nuevas técnicas de castigo:La prisión de presenta como una pena más, no como la forma general de castigo. Es el castigoespecífico de los que atentan contra la libertad del individuo (rapto). Deben cumplirse otraspenas como el trabajo forzado. La cárcel es criticada por los reformadores, porque es incapaz deresponder a las especificadas de los delitos; es también inútil y costosa a la sociedad: mantieneociosos a los criminales multiplicando sus vicios. La prisión es incompatible con esta técnica
  • 20. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 20pena - efecto. Actualmente la prisión ocupa entre la muerte y las multas casi todo el campo decastigos posibles. Los trabajos forzados son una forma de cárcel. Detención, reclusión, prisióncorreccional son nombres distintos de un mismo castigo, una gran arquitectura cerrada ycompleja, jerarquizada, que priva al delincuente de su libertad. El teatro primitivo soñado en elsiglo XVIII ha sido sustituido por el gran aparato uniforme de las prisiones de toda Europa. Laspenas se dividen en tres formas de detención: el calabozo, donde la pena de encierro se agravacon diversas medidas (soledad, falta de luz y alimentos, etc.) La Gêne donde estas medidasestán atenuadas y finalmente la prisión o encierro puro y simple. Todos los delitos son aquítratados de la misma manera y remedio modulada de acuerdo a su duración. La prisión no esconsiderada una pena sino que es una garantía de que la persona queda en prenda en personay cuerpo, sólo es pena en casos como la sustitución de la pena a galeras. Muchos critican laprisión como incompatible con una buena justicia pero acaba imponiéndose como un caso quegarantizase la pedagogía universal del trabajo para aquellos que se muestran refractarios almismo. Sus ventajas son muchas desde el punto de vista económico para el estado que formaasí una multitud de obreros nuevos. Pronto una red de prisiones se extenderá por toda Europa.Pronto todos los delitos son penados con la cárcel, en mayor o menor grado y con penasadicionales. La transformación se produce al importarse el modelo de prisión de América oInglaterra. De las prisiones imaginadas por los reformadores, se da paso a la realidad de lacárcel. · Duración de las penas en relación a la actitud del preso · Trabajo obligatorio y común (lacelda individual se utiliza como castigo) · Vigilancia continua · Medidas para atraerlos al bien yapartarlos del mal · El modelo inglés agrega el aislamiento, la promiscuidad en la prisiónproporciona malos ejemplos y posibilita la evasión, el chantaje y la complicidad en el futuro. · Elaislamiento hace recapacitar al condenado, apartándolo de las malas influencias. · La prisión seconvierte en un aparato para modificar a los individuos: ReformatorioLa prisión convertida en reformatorio:El individuo, aislado de malas influencias reflexiona y encuentra en el trabajo solitario un ejerciciotanto de conversión como de aprendizaje (moralidad). Se producirá una transformación individualque devolverá al estado los individuos que había perdido. El reformatorio es encarcelamientocon fines de transformación del alma y la conducta, detención aislada, trabajo regular, influenciareligiosa, todo ayuda al individuo a corregirse y adquirir el hábito de trabajo. Este hecho tiene suretribución, que además de ayudar a la prisión a autofinanciarse, ayuda al individuo por medio dela retribución personal de los presos a reinsertarse moral y materialmente en la sociedad y laeconomía. También se realiza un trabajo de modificación del espíritu por parte de los inspectoresque tratan de fortalecer en el individuo sus obligaciones morales, haciéndoles ver la infracción
  • 21. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 21que han cometido y el daño que han causado. Lo animan a cumplir su deber con alegría y aconducirse decentemente, haciéndoles esperar el acortamiento de la sentencia. Con suobservación pueden solicitar el perdón de aquellos que consideran reinsertables tras estastécnicas correctivas. Estos principios generales se ponen en marcha en Inglaterra en 1779,cuando la independencia de EE.UU. impide las deportaciones. Se proyectan dos penitenciaríaspara aislar a los presos y someterlos a trabajos serviles. En Filadelfia se abre una prisión (sectade los cuáqueros). La prisión se financia por el trabajo de los presos, quiénes tenían su salario...El preso tenía un control estricto del tiempo y estaba bajo una vigilancia ininterrumpida. Laduración variaba según la conducta del preso. La prisión americana recibe un informe de cadacondenado. Es observado y cada semana un inspector designa a quiénes se puede solicitar elperdón. La prisión funcionará como un aparato de saber, que conoce a fondo a cada individuo.Puntos de convergencia entre el aparato primitivo inglés y americano y todos los castigosimaginados por los reformadores. Los reformatorios se atribuyen también la función de evitarnuevos delitos, no la de borrar los hechos. * Las penas estarán abiertas a las variables individuales * Las diferencias están en el procedimiento de acceso al individuo * Los reformadores hacen hincapié sobre las representaciones del castigo * Las cárceles actúan sobre el cuerpo y el tiempo Los instrumentos utilizados no son juegosde representación que se refuerzan y se hacen circular, sino formas de coerción, esquemas decoacción aplicados y respetados. A finales del s. XVIII encontramos tres maneras de organizar elpoder de castigar: * Funciona y se apoya en el derecho monárquico (la marca) Representa el castigo como unceremonial de soberanía - Venganza sobre el cuerpo del condenado - El soberano aparece porencima de sus propias leyes * Tiene una concepción preventiva y correctiva (el signo) Los juristas reformadores utilizan elcastigo para recalificar a los individuos. La institución carcelaria utiliza el castigo como técnica decoerción, pone en acción procedimientos de sometimiento del cuerpo, no signos. * El aparato administrativo (el rastro)
  • 22. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 22Finalmente, Foucault se pregunta: ¿Cómo el modelo coercitivo, corporal, solitario, secreto delpoder de castigar ha sustituido al modelo representativo, escénico, significante, público,colectivo? Comentario de texto: "Que las penas sean moderadas y proporcionadas a los delitos, que la muerte no sepronuncie ya sino contra los culpables de asesinato, y que los suplicios que indignan a lahumanidad sean abolidos". La protesta contra los suplicios se encuentra por doquier en lasegunda mitad del siglo XVIII: entre los filósofos y los teóricos del derecho; entre juristas,curiales y parlamentarios; en los Cuadernos de quejas y en los legisladores de las asambleas.Hay que castigar de otro modo: deshacer ese enfrentamiento físico del soberano con elcondenado; desenlazar ese cuerpo a cuerpo, que se desarrolla entre la venganza del príncipe yla cólera contenida del pueblo, por intermedio del ajusticiado y del verdugo. Muy pronto elsuplicio se ha hecho intolerable. Irritante, si se mira del lado del poder, del cual descubre latiranía, el exceso, la sed de desquite y el "cruel placer de castigar". Vergonzoso, cuando se miradel lado de la víctima, a la que se reduce a la desesperación y de la cual se quisiera que todavíabendijera "al cielo y a sus jueces de los que parece abandonada". Peligroso de todos modos, porel apoyo que en él encuentran una contra otra, la violencia del rey y la del pueblo. (Foucault, M.Vigilar y castigar).En el texto, Foucault viene a hacernos una crítica de la civilización europea. Nos habla de unaprotesta generalizada contra los suplicios y los modos de castigo que se daban en la 2ª mitad delsiglo XVIII. Se produce una crítica, por parte de juristas, filósofos y magistrados, sobre losmétodos y las formas de castigo, y abogan por nuevos métodos que no muestren la tiranía delpoder, ni la desesperación de las víctimas, abandonadas a una sed de venganza por parte delpoder establecido, donde la víctima no tiene opción a defenderse ante la injusticia de losprivilegios, y en busca de un castigo igualitario y equitativo para los delincuentes de todas lasclases sociales y acorde al delito cometido. Los reformadores critican la mala distribución delpoder jurídico que lleva a sentencias arbitrarias, exceso de poder tanto de jueces como delpropio soberano, un sobrepoder monárquico que identifica el derecho de castigar con el poderpersonal del rey. La reforma que pretenden los filósofos, y los teóricos del derecho se basa en laconstitución de una nueva economía y tecnología del poder de castigar. Busca poder juzgar sinla intervención de la soberanía y que esta capacidad de juzgar no dependa de los privilegios.Pretende hacer del castigo y de la represión de los ilegalismos, una función regular, coexistiva ala sociedad. Es una nueva política ante los ilegalismos del Antiguo Régimen, donde losdiferentes estratos sociales tenían cada cual su margen de ilegalidad tolerada, eran privilegios
  • 23. La escena en Foucault; la Arquitectura como modo de organización Política 23concedidos a individuos y comunidades. La nueva reforma presentará al criminal como enemigode la sociedad, ya que el delito ataca a la sociedad entera. El derecho de castigar se trasladaráde la venganza del soberano a la defensa de la sociedad, los castigos serán mas humanos, puesla justicia de la que nos habla el texto trata de manera inhumana al " fuera de la ley”. El textopodemos encuadrarlo en los últimos años del Antiguo Régimen, y lo que en realidad pretendenlos reformadores es la supresión de la sociedad estamental y la división de poderes (legislativo,ejecutivo y judicial) que durante el Antiguo Régimen. eran ostentados por el Rey. Nosencontramos a las puertas de la Revolución Francesa, (el texto nos habla de los Cuadernos dequejas, que eran elaborados por los ciudadanos) que consiguió abolir la sociedad estamental yla división de poderes. Foucault, filósofo contemporáneo, en su obra Vigilar y castigar, nos haceuna visión crítica de la sociedad europea desde el punto de vista judicial.Notas del Curso de doctorado, Teoría del conocimiento e historia de los sistemasde pensamiento. semestre de primavera 1999, Prof. Dr. Jacobo Muñoz,Universidad Complutense de Madrid. Compilador Adolfo Vásquez Rocca PH.D.

×