Album Especial, 100 Años del ATLÉTI (As)

2,267 views
2,143 views

Published on

Album Especial, 100 Años del ATLÉTI (As)

Published in: Sports
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,267
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
324
Actions
Shares
0
Downloads
32
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Album Especial, 100 Años del ATLÉTI (As)

  1. 1. SÁBADO, 26 DE ABRIL DE 2003. AÑO XXXVI. Ejemplar gratuito www.as.com 1903 2003 ESCUDERO COLLAR PEIRÓ RIVILLA CALLEJA MENDONÇA ADELARDO 100 AÑOS SEGÚN GÁRATE IRURETA 15 MITOS PEREIRA ABEL FUTRE PANTIC TORRES BURGOS
  2. 2. 2 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS El Atlético en su casa ALFREDO RELAÑO Diario ♠ El 8 de abril de 1903 se disputó en Madrid la primera final de Copa. Para más preci- sión, en el campo del Hipódromo, que ocupa- querido, decidieron crear en la capital una su- cursal del Athletic Club, un Athletic Club de Madrid. Durante años fue eso, una sucursal. el club y le va dotando de una de sus señas más identificables: la rebeldía contra el poder establecido. ba lo que hoy son los Nuevos Ministerios. Los Pero el curso del tiempo fue madrileñizando finalistas fueron el Athletic Club, de Bilbao, y el Madrid. Ganó el Athletic Club, ante el júbilo de una buena peña de estudiantes bilbaínos, aquella iniciativa bilbaína, pero que tenía tra- zada en su destino una vocación distinta. ♠ Yo trabé contacto con el Atlético de Ma- drid en 1960, el mismo día que trababa contacto con el fútbol y la televisión. Fue una que cursaban en la capital carreras universita- rias que entonces todavía no se podían estu- diar en Bilbao. Ingeniería de Minas, por ejem- ♠ Eran tiempos en los que coexistían en Madrid bastantes equipos. Pero pronto aparecería el profesionalismo, como una dura final de Copa, ante el Realísimo, que acababa de ganar su quinta Copa de Europa consecuti- va. Fue en casa de un amigo pudiente de mi plo, carrera a la que pertenecía el mayor nú- prueba de selección natural que fue haciendo padre, que tenía un mágico aparato llamado cleo de aquellos primeros hinchas, en muchos a los más pequeños víctimas fáciles de los ma- televisión, y definido como una radio que casos amigos de los propios jugadores. yores, y en particular del Madrid, el que por además se ve. Es decir, que además de escu- llevar en su nombre el propio nombre de la char un partido se veía. Y allí escuché y vi cómo ♠ Entre ellos estaba un tal Eduardo Acha, abuelo de Bernardo Salazar Acha, el au- tor de la Enciplopedia del Atlético, que es la ciudad, más favorecido se vio desde el princi- pio ante dificultades de todo orden. Eso de- sencadenó un proceso por el cual los antiguos el Atlético ganaba esa final, en el Bernabéu, ante Di Stéfano, Puskas, Gento y demás mega- estrellas de la época, cuyo juego académico fue aportación de AS al Centenario. Lo digo para jugadores o hasta seguidores de clubes que desbaratado por el fútbol más imaginativo, re- que sepan ustedes que esta historia que les iban desapareciendo ante los usos y abusos suelto y vivo de un Atlético que terminaba en ofrecemos está legitimada por el entusiasmo del Madrid, decidieron buscar refugio bajo el Peiró y Collar, el Ala Infernal. Collar, todavía pionero de aquel hombre, y que ha heredado paraguas del Athletic Club, cuya fortaleza bá- con camisa abotonada, subió a por la Copa su nieto más devoto de aquella iniciativa. Por- sica residía en Bilbao y resistía mejor el abrasi- ante los ojos atónitos de mi padre y mi herma- que el caso es que Eduardo Acha y algunos de vo y creciente poder de los madridistas. Esa no (vengo de familia madridista) que me sus amigos, arrebatados por el entusiasmo del especie de emigración interior desde otros habían llevado en la seguridad de que me ini- partido y el título, y añorantes de su Bilbao clubes al Athletic es lo que va madrileñizando ciaría al fútbol con una gran goleada blanca. Sufrir cien años ha sido un placer La Casi Copa de Europa del 74 hizo más fuerte al Atlético ● La gesta ante el Celtic, la Intercontinental y el doblete del 96 lo han compensado todo MANUEL ESTEBAN miento ganar hasta en las cha- teamientos. Las gestas ante Cel- LA OPINIÓN pas. No disfrutas. Te acostumbras tic e Independiente o el doblete D al caviar y no a disfrutar del placer son fogonazos imperecederos. de un buen cocido casero. Inconformistas, amantes de lo escubrí al Atlético el mis- En mi Atlético hay algo que no imposible, guerreros, amigos de mo día que comprendí perdonamos. Coquetear con los nuestros amigos, soñadores y so- que Jerónimo era el bueno de la vencedores. Cuando nos senti- bre todo expertos en sobresaltos película y el general Custer, una mos más pisoteados, sacamos a del corazón son algunas virtudes milongada de los americanos. For- relucir nuestra unión. ¡Qué pre- que se cultivan cuando caes en mo parte de la generación de la ciosidad de Calderón lleno en el In- la casa rojiblanca. Son nuestras Casi del 74. Los rojiblancos que fierno de Segunda! Una lección señas de identidad. Ya somos cen- nacimos bajo el complejo de la fi- irrepetible. Desde pequeño mi pa- tenarios y cada día ganamos más nal de Bruselas. Mi vida cambió dre me hablaba de las excelen- adeptos a la causa. Nos gustan cuando el central alemán de nom- cias de Silva o Ben Barek. Se me las causas justas y somos los pri- bre irrepetible y del que me quie- grabó en el corazón que por enci- meros abanderados en luchar con- ro olvidar pronto nos quitó la ma del resultado estaba la ge- tra las injusticias. Champions en el último minuto. nialidad y el paladar futbolístico. El fútbol no sería lo mismo sin Reflexioné y comprobé que la de- Gárate, Leivinha, Heredia, Perei- las grandes tarde o las enormes rrota tiene su misterio, su morbo. ra, Kiko, Vieri o Juninho son los trastadas que jalonan nuestra his- Que no es cuestión de sacar el caballeros de mi mesa redonda. toria. El Atlético, si no existiera, historial a paseo. Vaya aburri- Por eso nunca cambiaré mis plan- PERDIMOS, ¿Y QUÉ? La final del 74 me reveló el morbo de la derrota. habría que inventarlo. LOS COLUMNISTAS DE AS EXPLICAN POR QUÉ SON ATLETICOS Gracias a mi padre y a mi hermano mayor Aprendí que uno es grande al caer y levantarse ■ El fútbol se transmite a Me abrieron los ojos a un ■ Ahora que cumplimos cien dos, me enseñaron a creer que veces de padres a hijos, o de mundo fantástico, a un deporte años es momento para reflexio- con el esfuerzo todo se consi- hermanos mayores a apasionante y a una religión nar sobre una vida transcurrida, gue, aprender que el ser verda- pequeños. Yo fui uno de esos única como la rojiblanca. Es por en parte, a lomos de los sobre- deramente grande consiste en niños, como dice la canción de ellos que acabé descubriendo saltos que proporciona este sin- caerse y levantarse y entender Sabina, que un día llegué al que ser del Atlético es un privi- gularísimo equipo. Domingo a que hay que estar cuando a VICENTE Metropolitano de la mano de mi legio. No hay razones para ser JOSÉ domingo, todo lo que represen- uno más se le necesita, es CARREÑO padre y de mi hermano mayor. atlético, es genético. RIBAGORDA ta el Atleti, jugadores y aficiona- decir, en los peores momentos.
  3. 3. CENTENARIO DEL ATLÉTICO 3 as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS ♠ Luego traté al Atlético más de cerca. Viví las dos últimas temporadas del Metro- politano, donde impartían lecciones Ramiro y Mendonça, donde vi a Luis meter su pri- mer tiro libre contra el Sabadell, donde Ade- Diario lardo ya lo hacía todo bien y donde le tiraron sombreros al gran Ufarte. Y me hice socio ya en el Manzanares, a tiempo para ver el Atlé- tico de Marcel Domingo, al que creo que fue Juan Manuel Gozalo quien apodó por enton- ces como el otro Ajax y donde Gárate em- pezó a enamorarnos. ♠ Pero no es cuestión de que les cuente yo aquí la historia del Atlético. Eso está en la Enciclopedia y por la pluma de la persona más legitimada y con más conocimientos para hacerlo: Bernardo Salazar. Yo desde aquí solo quiero enviarles un saludo, desear- les que disfruten el Centenario y recordarles que pase lo que pase el Atlético es de todos. Es un sentimiento colectivo, un depósito de memoria y de afectos cuya propiedad es común. Es un siglo de sucesos, sorpresas, sustos, alegrías inmensas, decepciones que dejan el ánimo lúgubre pero que dan paso a una inmediata recuperación de la ilusión. Un siglo caliente, que ahora puede usted tener en su librería para saber, para gozar, para ojear, para comentar. Para sentirse acom- pañado, para saber que cada día del año el Atlético está en su casa. LA MEJOR AFICIÓN. En las duras y en las maduras, cuando los títulos eran el único objetivo y cuando se luchaba por el ascenso. La hinchada del Atlético nunca falla a su equipo. Desconfío del valor supremo de la victoria Soy del Atleti desde antes de tener uso de razón ■ Para explicar por qué soy aguanto. Te tiene que gustar ■ Soy del Atleti desde que y conservar todo lo que tuviese atlético he de apelar a varias tener cierto grado de incerti- asistí a mi primer partido en el aroma rojiblanco madrileño, sinrazones. Desconfiar del dumbre y correr ciertos ries- Stadium Metropolitano allá por por conocer su historia y dis- valor supremo de la victoria gos. Luego está la fidelidad octubre de 1947, con empate frutar o padecer con las actua- porque los que creen en ella por encima de todo, sin pensar a un gol contra el homónimo ciones del equipo. Como bien acaban siendo falsarios o en la deserción. Somos indios bilbaíno. Me viene de familia, dijo Pascal, el corazón tiene CARLOS cayendo en la falsa humildad y no nos gustan las ordenadas BERNARDO pero desde ese momento sentí razones que la razón no puede LLAMAS del perdonavidas. Y eso no lo filas del Séptimo de Caballería. DE SALAZAR el afán inextinguible de adquirir comprender.
  4. 4. 4 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario ■ En la noche del 25 al 26 de abril de 1903, una ■ Esta imagen inédita pertenece al primer encuen- Enrique reunión para formar un equipo que sea sucursal del El primer tro del Athletic Club, celebrado el 2 de mayo de Allende, primer Athletic de Bilbao en la capital concluye con la elec- ción de Enrique Allende, un abogado bilbaíno, como partido del 1903. En la misma se observa la completa uniformi- dad de los jugadores y la asistencia de unos pocos presidente primer presidente de la sociedad deportiva, que lle- vará el nombre de Athletic de Madrid. Athletic espectadores. El campo en el que se disputa el par- tido estaba junto a la verja de El Retiro, en la llama- Club da Ronda de Vallecas. Este terreno, además, es el primer campo en el que disputaba sus duelos la HAN REALIZADO ESTE SUPLEMENTO: sucursal athletica. IÑAKO DÍAZ-GUERRA, AGUSTÍN MARTÍN, JUAN GATO Y F. J. DÍAZ JESÚS GIL Y GIL Nació en Burgo de Osma el 12 de marzo de 1933. Fue directivo de Vicente Calderón y accedió a la presidencia tras las elecciones del 26 de junio de 1987. Cuando el club se convirtió en S.A.D., él pasó a ser máximo accionista. El Atlético me cambió y me hizo una mejor persona uando se trata de sinte- dos, unos del Madrid, otros del C tizar la historia de una entidad deportiva de cien años de vida, for- zosamente tenemos que referir- nos al ámbito general, porque Atlético y otros del Rayo, al que no se debe olvidar, pero también con orgullo y reconociéndonos anti- madridistas, pero en lo funda- mental, no nos cambiamos por se necesitan varios volúmenes nadie, nos trae sin cuidado el de- para explicar con detalle la gran- venir del eterno rival y no tene- deza de uno de los clubes más mos que hacer más comentarios. queridos en el mundo como es Preferimos nuestras alegrías, lo- el Atlético. Los clubes van cele- gradas con toda la modestia del brando sus Centenarios y cada mundo, que todos los honores uno tiene peculiaridades, virtu- conseguidos por influencias y ta- des y defectos diferentes a los lonarios. Estos pensamientos los demás, pero siempre hay algo guardamos en lo más íntimo del que destaca sobre todos y en corazón y seguimos siendo feli- nuestro caso es fácil adivinarlo, ces, porque lo que nos importa el Atlético es el tercero de Es- es nuestro Atlético, que sigue paña, a pesar de tantas circuns- siendo como la sangre “siempre tancias adversas a lo que es acude a la herida sin esperar a meramente deportivo. Por dere- que la llamen”. cho propio, tiene una implanta- Debo confesar que desde que ción internacional (no es sola- soy del Atlético de Madrid, ya mente regionalista, como la ma- hace años, cambié de forma de yoría), porque tiene aficionados pensar, me hice mejor persona y de todo el mundo. mis afectos y amores son inque- Desde 1903 son muchos los preguntaban de qué equipo eras, aquí”, eslóganes afortunadísimos UN PRESIDENTE EN EL brantables, es un sentimiento, es aconteceres deportivos transcu- confesabas, como si de un pe- de los que todos los atléticos es- OJO DEL HURACÁN. una forma de vivir, es una forma rridos, buenos, mejores o peo- cado se tratase y en voz baja, tamos muy orgullosos, por eso A lo largo de su controvertida de sufrir también, lo reconoce- res, pero hay algo que persiste, la “bueno, soy del Atlético de Ma- ahora cuando nos preguntan ¿de etapa presidencial, el Atlético mos, pero es nuestro. ilusión de cada año al ver a esas drid”, después llegaron lo de “Un qué equipo eres?, gritamos que ha alternado grandes éxitos ¡Viva el Atlético de Madrid! familias completas con las equi- año en el infierno”, “Papá, papá, somos del Atlético de Madrid. como el doblete (1996) o las paciones atléticas, felices y con- ¿por qué somos del Atlético?”, y Interesa destacar también Copas de 1991 y 92, con fra- tentas, que también marcan otra el último protagonizado por el aquello que es inevitable en las casos como el descenso. gran diferencia. Antes, cuando te Mono Burgos del “ya estamos conversaciones de los aficiona-
  5. 5. 6 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario Eduardo de ■ Unos meses antes de abandonar la presidencia, Acha decidió legalizar al Athletic de acuerdo con la Rojiblancos ■ El 22 de enero de 1911, este equipo formado por Muguruza, Cárdenas, Allende, Arango, Ruete, Man- Acha decidió Ley de Asociaciones de 30 de junio de 1887. Para ello, se redactó el nuevo Estatuto para presentarlo gracias a un diola, Elorduy, Belaunde, Garnica, Palacios y Smith vistió las nuevas camisetas rojiblancas contra la legalizar en el Gobierno Civil y obtener la personalidad jurídi- ca que el club necesitaba. Conseguido su propósito, encargo mal Gimnástica. El traje era de esoso colores debido a que Juan Elorduy, que debía de comprar 50 camise- el club cesó voluntariamente el 20 de febrero de 1907, siendo sustituido por Ricardo de Gondra, que sería cumplido tas blanquiazules, dejó el encargo para el último día. Al no encontrar el número suficiente de zamarras el máximo rector athletico hasta 1909. blanquiazules, compró unas blancas y rojas. JOSÉ EULOGIO GÁRATE Nacido en Sarandí (Argentina), el 20-09-44, llegó al Atlético en 1966 y hasta 1977 la afición rojiblanca disfrutó de uno de los mejores delanteros del fút- bol español. En 327 partidos oficiales, marcó 136 goles y logró tres pichichis. El atlético nace y se hace; yo siento el club como el que más legar al Atlético fue un de ese disgusto ni descansa- L sueño hecho realidad. Yo era un chaval de 21 años y fiché por un grandísimo club. Un equipo que acababa de ser campeón de Liga con mos, ni dormimos, ni nada; y pasó lo que pasó. En el desam- pate nos dieron un repaso, pero nosotros no estábamos recuperados. No sé si alguna una de las mejores delanteras vez lo estaremos del todo. de la historia del fútbol: Ufarte, Ahora festejamos nuestro Luis, Mendonça, Adelardo y Co- Centenario y estoy muy orgullo- llar. Fue un poco impresionante so de formar parte de la cele- para mí, pero tuve la suerte de bración. Muchos atléticos lo integrarme rápidamente, ir ju- son de manera casi hereditaria. gando minutos y, al final, todos Va en sus genes. Pero este ellos se convirtieron en gran- club va mas allá. El atlético des amigos. Eran tan buenos, nace y también se hace. Yo lle- esos y muchos de los que llega- gué de fuera y ni sospechaba lo ron después, que me cuesta que representaba el ser roji- quedarme con uno. Luis era es- blanco. Ahora siento este club pecial, pero con ninguno me en- como el que más. Disfrutare- tendí jamás tan bien como con mos de esta fiesta que debe Armando Ufarte. Jugar a su ser familiar. Lo que sucede es lado era un auténtico lujo y una que la familia atlética es enor- de las cosas de las que más me. Nos reuniremos los jugado- disfruté durante mis 11 años res actuales, los veteranos, los en el Atleti. directivos, los empleados que Entre todos mis recuerdos, han colaborado para convertir los buenos y los malos, la Copa antes, había sido difícil. El nue- mos para la final. Ese fue el día EL GRAN ICONO DEL al Atlético en la gran institución de Europa del 74 acapara los vo estadio era un poco frío, que más disfruté en un campo MANZANARES. que fue, es y será. Pero, por en- más intensos. Nunca viví una pero aquel día se hizo mayor. de fútbol. Pero también fue el Con sus goles, su elegancia y cima de todo, ésta es una fies- noche tan especial como la de Jamás había visto ese ambien- origen de mi noche más triste: su calidad, el ‘Ingeniero del ta para la afición, lo más impor- aquel 24 de abril ante el Celtic, tazo, esa tensión... Salimos allí la final del 15 de mayo en Hey- área’ fue fundamental en una tante de este club. en la vuelta de las semifinales y nos dimos cuenta de que iba sel. El Bayern nos robó la carte- de las épocas más gloriosas del tras empatar a cero en Glas- a ser un partido histórico. Ga- ra en el último instante y ya no club, que ganó tres Ligas, dos gow. El cambio del Metropolita- namos 2-0, marqué yo un gol y nos recuperamos. Esa Copa de Copas y la Intercontinental. no al Manzanares, ocho años Adelardo el otro, y nos clasifica- Europa era nuestra. Después
  6. 6. CENTENARIO DEL ATLÉTICO 7 as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Con la colaboración de: Cuatro tomos de 128 páginas con todo lo sucedido a lo largo Diario de un siglo de historia rojiblanca Los 26 presidentes, 69 entrenadores, más de 700 jugadores, nueve Ligas, nueve Copas, una Recopa, una Intercontinental y cientos de historias contadas al detalle por el mejor historiador del fútbol español Lllega lla mejjor hiisttoriia dell L ega a me or h s or a de Atleti At escriitta por Bernardo de Sallazar escr a por Bernardo de Sa azar Sólo con AS y a partir de hoy consiga, por 2,80€, el primer tomo de una obra indispensable para los aficionados CON LA INTRODUCCIÓN DE JESÚS GIL... ...Y LA HISTORIA CONTADA COMO OCURRIÓ El presidente del conjunto rojiblanco introduce la enciclopedia que al fútbol Cómo Rodríguez Arzuaga, mecenas del Athletico, organizó el primer
  7. 7. 8 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario Primer título ■ Desde la temporada 1913-14 el Athletic Club per- seguía ganar el Campeonato Regional. En 1921 llegó Se construye ■ Los hermanos Otamendi construyeron un stadium en Madrid a imagen y semejanza de Wembley. La ini- futbolístico el primer título futbolístico de la historia rojiblanca, lo que le permitió participar en el Campeonato de y se inaugura ciativa fue un éxito y el 13 de mayo de 1923 se inau- guraba con un encuentro entre el Athletic Club y la en la historia España y llegar a jugar la final de Copa, que perdió ante el Athletic de Bilbao. En la imagen, una forma- el Stadium del Real Sociedad, que concluyó con el triunfo de los pri- meros por 2-1. En un primer momento, la idea era rojiblanca ción habitual de esa temporada. Arriba: Luis Olaso, Fajardo, Pololo, Sansinenea, Mieg, Tuduri, Triana y Metropolitano que todos los equipos madrileños jugasen en él mediante un alquiler, pero el Real Madrid se des- Escalera. Sentados: Durán, Olarreága y Olalquiaga. marcó porque quiso ser el único titular. ADRIÁN ESCUDERO Nació en Madrid el 24-11-27. Perteneció a la primera plantilla rojiblanca desde 1945 a 1958. En esos años disputó 324 partidos oficiales y marcó 170 tantos, cifra que le convierte en el máximo goleador de la historia del club. La grandeza de este club no admite victimismo ni excusas veces pienso que mi hubiera llegado hasta hoy. Lo di- A destino era ser del Atlé- tico, ya que por dos oca- siones escapé de las redes del Madrid. La primera fue cuando era un niño. Yo vivía cho, otros tiempos. Recuerdo una vez que me rompí la pierna y Helenio Herrera quería entabli- llarme en el vestuario para se- guir jugando. Aunque los mejo- en Cuatro Caminos, muy cerqui- res momentos fueron los parti- ta de Chamartín y, por proximi- dos decisivos en las dos Ligas dad,empecé a hacerme madri- seguidas que ganamos, me dista, pero entonces un tío mío, cuesta elegir uno concreto. Lo que era rojiblanco, me hizo so- que viví en el Atlético fue todo cio del Atleti. Empecé a ir con él inolvidable. Además, tuve la a Vallecas, donde jugaba enton- suerte de coincidir con algunos ces, y ya fue irremediable. To- de los más grandes. Silva, Ben davía guardo aquel carnet. La Barek, Juncosa o Collar. Todos segunda vez acabó con mi in- eran artistas del balón. Y es greso en el Atleti. Yo jugaba en que el Atlético siempre ha esta- el Mediodía, un equipo madri- do plagado de grandes estrellas leño de Tercera que tenía un y ahora que ha resucitado vol- convenio con el Madrid, que, a verá a tenerlas. cambio de una subvención, se Por eso creo que don Vicente llevaba a sus mejores jugado- Calderón no estuvo afortunado res. Pero, de repente, un día el con aquello del Pupas. El Atléti- presidente del club llegó con mi co es un grande y ahí están los carta de libertad y me dijo que títulos para demostrarlo. Ese me iba al Atleti. Me sorprendió, victimismo no se ajusta a la rea- pero firmé encantado. Años la cosa que, la temporada si- las tengo muy en cuenta. Enton- DELANTERO DE SEDA. lidad y no podemos justificar así después, en una cena, don San- guiente, se acabó la subvención ces el fútbol era sólo un juego y Juncosa, Vidal, Silva, Cam- todo lo que nos pase. Este club tiago Bernabéu se acercó a mí y y desapareció el Mediodía. cuando marcabas, te dabas la pos y Escudero formaron en debe aspirar siempre a lo máxi- me explicó que aquel directivo Y por esas cosas de la vida, vuelta, sonreías volvías a tu la temporada 47-48 la céle- mo y no poner excusas. Esa del Mediodía se la había jugado aquí estoy, como máximo golea- campo y seguías jugando. De bre ‘Delantera de Seda’ que le grandeza es la que me hace y, por algún asunto que prefiero dor de la historia del Atlético. hecho, si por cada gol que logré metió cinco al Madrid. Sin sentirme tan orgulloso de perte- no conocer, me había traspasa- Pero, la verdad, a mí, que soy me hubieran besado y abrazado embargo, las Ligas no llega- necer a él y poder celebrar tan do a sus espaldas. Cómo sería de otra época, esas cosas no tanto como lo hacen ahora, no ron hasta el 50 y el 51. especial Centenario.
  8. 8. CENTENARIO DEL ATLÉTICO 9 as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario ‘El equipo ■ Quico Marín, Tuduri, Luis Olaso, Cosme, Barroso, Palacios, Burdiel, Pololo, Triana, Alfonso Olaso y, sen- Chacho falla ■ 19 de abril de 1936. Última jornada del Campeo- nato de Liga de la temporada. Faltaba saber qué otro de los tado, De Miguel, fueron los principales artífices de los éxitos rojiblancos en los años 1925 y 1926. Con y condena equipo descendería junto a Osasuna (no se le daban opciones de ganar al Athletic bilbaíno en San Mamés) caballeros’ la aportación eventual de Flores, Fajardo, Méndez Vigo, Bustillo, Merediz, Elizalde, Luis Aguirre, Ortiz de al Atlético a Segunda. El duelo entre el Athletic de Madrid y el Sevilla depararía esa tragedia. Con 2-3 en el marca- la Torre y Fuertes de Villavicencio formaron el equipo conocido como el de Los Caballeros, llamados así a Segunda dor, y faltando unos minutos para el final, Chacho dispone de un penalti para salvar a los atléticos, por su comportamiento dentro y fuera del campo. pero ajusta tanto el tiro, que éste acaba en el poste. ENRIQUE COLLAR Este extremo izquierdo sevillano (2-11-34) marcó una época en el Atlético. Disputó 470 partidos oficiales entre el 53 y el 68, en los que marcó 104 goles. Fue 16 veces internacional absoluto con España y logró cinco tantos. El Centenario supone mis bodas de Oro en el Atlético l Centenario del Atlético que el buen futbolista lo haría E supone mis bodas de Oro en el club, pues hace cin- cuenta años que ingresé en la entidad rojiblanca. Estuve diecinueve temporadas en el en mi época y ahora. Y es cier- to que a últimos de los años cuarenta y a principios de los cincuenta el Atlético era el más grande. Un equipazo. La afición Atlético, dos como juvenil y el es muy buena y se vuelca con resto en el primer equipo. Du- el equipo y ya lo era en mi eta- rante diez años fui capitán y pa como futbolista, aunque gané tres Copas del Rey, una quizá entonces era algo más Liga y una Recopa, por lo que exigente. Sabían que había un recogí estos cinco trofeos. Yo gran conjunto y exigían jugar era seguidor del Atlético antes bien y ganar. También de jugar en el club. Ingresé en aplaudían mucho al equipo. En- él y con 15 años Helenio Herre- tonces había grandes equipos. ra me llevaba a entrenar con el Estaba el Real Madrid, el Barce- primer equipo. Fue un técnico lona, pero también el Athletic que me marcó como futbolista, de Bilbao, el Zaragoza, el Valen- pues siendo un chaval me llevó cia, el Sevilla. El Espanyol llegó a entrenarme junto a jugadores a ser subcampeón. Era compli- de la talla de Ben Barek, por cado ganar todos los partidos. ejemplo. Este jugador fue in- Ahora sigo al equipo y consi- creíble, de los mejores. Luego, dero que Fernando Torres es un ya en el Atlético, formé un buen futbolista muy aprovechable, ala con Joaquín Peiró, además Tiene condiciones para ser una un gran compañero. Como afi- de las figuras de nuestro fútbol cionado me deleitó Kiko. Pero, ron hacia el Atlético. La FIFA que jugar un encuentro de de- DIEZ AÑOS COMO pero el tiempo dirá lo que pasa de joven, Ben Barek me marcó obligaba entonces a tener un sempate en Zaragoza. El Atléti- CAPITÁN ROJIBLANCO. y si progresa lo que todos espe- mucho. Lo tenía todo: rapidez, futbolista juvenil y me eligieron co tenía un equipo grandísimo y Collar se siente orgulloso de ramos de él. Los actos del Cen- técnica, dominio de balón. Lo a mí. Recuerdo con mucho podíamos haberles tumbado, haber sido durante diez años tenario serán muy bonitos para hacía todo bien. agrado los enfrentamientos aunque caímos. El equipo ma- capitán del Atlético y tuvo el mí y para todos los aficionados Yo nací en Sevilla y de muy ante el Real Madrid. Nos vimos dridista era muy bueno. Dicen privilegio de recoger cinco del Atlético. Y yo nunca olvidaré pequeñito me gustaba el Betis, las caras en un enfrentamiento que el jugador de antes no trofeos que ganó con la los cincuenta años de relación pero rápido mis simpatías fue- de Copa de Europa y tuvimos podría jugar ahora, pero creo camiseta rojiblanca. con este club.
  9. 9. 10 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario ■ El jugador más famoso del fútbol español se con- ■ El 23 de noviembre de 1947, el Atlético reci- Con Zamora virtió en un entrenador de prestigio al conseguir ‘La delantera be al Real Madrid, que luce números en la de técnico ganar dos Ligas consecutivas con el Athletic-Aviación Club. De esa manera, el conjunto rojiblanco pasaba de seda’ espalda por primera vez. En el ataque rojiblan- co juegan Juncosa, Vidal, Silva, Campos y Escu- llegan las del descenso de 1936 a la gloria de conquistar sus dos primeros títulos ligueros. Incluso estuvo a punto dero, una delantera hasta entonces inédita. El resultado es demoledor: 5-0, con tantos de primeras Ligas de conquistar un tercer título, pero las lesiones que padeció la plantilla rojiblanca y un poderoso Valencia Escudero, Campos, Juncosa (2) y Vidal. El ex madridista Úbeda, crítico en el diario Pueblo, impidieron esta hazaña. les bautizó como La delantera de seda. JOAQUÍN PEIRÓ Nació en Madrid (25-1-1936) y, tras una cesión al Murcia, actuó en el Atlé- tico desde 1955 a 1963. En ese tiempo, jugó 219 partidos oficiales, marcó 129 goles y ganó dos Copas y una Recopa. Fue 12 veces internacional. Siempre llevaré un pedacito del Atlético en mi maleta s bonito vivir el Centena- es sólo un equipo que ha atra- E rio. Me encantaría poder acudir a los actos, pero mi profesión me lo impi- de. Así que tendré que disfrutar- lo desde la distancia. Tengo mu- vesado por diversos momentos en una larga historia. La afición ahora es diferente. Ha evolucio- nado todo y hasta han cambia- do de estadio. Nací como futbo- chos buenos recuerdos de mi lista en el Metropolitano. Pasé etapa en el Atlético, la mayoría EL ALA por allí hace poco y cuando vi de ellos como jugador, pero no INFERNAL esos edificios me invadió una todos. La labor que hice en el fi- Enrique Collar sensación de malestar. lial, cuando metí 14 o 16 juga- (izquierda) y Llevo un pedacito del Atlético dores en el primer equipo en un Joaquín Peiró en la maleta. En Italia, siempre año, tampoco estuvo nada mal, (derecha) for- pensaba en ello y recibía casi al igual que el ascenso a Segun- maron el míti- diariamente el AS para ver da. Por supuesto, me acuerdo co ‘Ala infer- cómo se desarrollaba todo. Si de mi Recopa y de quedar cam- nal’ del Atléti- no, llamaba a mis amigos para peón de Copa dos años conse- co entre 1955 y preguntarles. Estaba al día y se- cutivos. Además, tuve la fortuna 1963. Se guía la actualidad, como ahora. de hacer goles clave como en entendían Cuesta desengancharse de un las dos finales ante el Real Ma- como pocos y club donde has nacido. Ahora, drid o en las dos de la Recopa. formaron una tanto Luis en el banquillo como Estuve ocho temporadas como de las bandas Jesús Gil en el despacho encar- jugador, cuatro como segundo izquierda de nan muy bien el espíritu de lo entrenador y ocho como técnico ataque más que es el Atlético. El presidente del filial, y siempre estuve muy temibles de la sigue su línea y esperemos que bien atendido y considerado. Al historia del las cosas le salgan bien. Pienso compañero al que más unido he fútbol que encarno una parte de la estado siempre ha sido Adelar- español. Sólo historia, que he sido un gran ju- do, porque éramos compañeros la marcha de gador y que he cumplido con de habitación y amigos dentro y Peiró al Inter mis deberes siempre. No me fuera el campo. de Milán pudo considero superior a ninguno de El Atlético es un equipo sufri- detener a tan los nombres de la historia col- dor. Se machaca mucho al club maravillosa chonera, pero tampoco inferior. con eso, que si el Pupas, que si sociedad. el Atlético es otra cosa... pero
  10. 10. CENTENARIO DEL ATLÉTICO 11 as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS FELICIANO RIVILLA Nació en Ávila (21-8-36) y, tras tres temporadas cedido en el Plus Ultra y en el Rayo, se asentó en el Atlético durante una de sus épocas más gloriosas. Del 58 al 68, disputó 356 partidos, ganando una Liga, tres Copas y la Recopa. Diario Los sesenta fueron prodigiosos para nuestro club a primera anécdota que des dirigentes. Cuando yo entré el Real Madrid. En Navidad, y L tengo en el Atlético es que me ficharon el 28 de diciembre, día de los ino- centes. Me llamaron esa maña- na y, como castellano que soy, en el Atlético había elecciones y estaba una gestora. Luego ha habido muy buenos dirigentes. La hinchada del Atlético ha sido grande y el club es el tercero de con fines benéficos, se jugaban partidos entre madridistas y ro- jiblancos y yo probé en este partido y me quedé. No creo que le suceda esto a todo el les dije que me llamaran al día España por títulos. Además, mundo. El partido se disputó siguiente. Entonces sí me creí también es el tercero, por en el Metropolitano. En mi épo- que el Atlético se interesaba detrás de Real Madrid y Barce- ca había grandes equipos, por mí. Esa es la historia de mi lona, por el número de teles- pero, para mí, Real Madrid y fichaje por esta entidad. Luego, pectadores. Y el que más so- Barcelona eran los grandes ri- pertenecí al club 14 tempora- cios tiene después de madridis- vales. Había un sistema de pre- das y gané tres Copas, una tas y azulgranas. A mí, desde mios y siempre se primaba el Liga y una Recopa. Tengo que que era niño, me gustaba el ganar a estos dos equipos. Y decir que la década de los se- Atlético. Y una de las cosas había una tercera prima que, senta fue prodigiosa para nues- que más orgulloso estoy es de normalmente, se fijaba ante tro club. Tuve un montón de en- que paisanos míos de Ávila me uno de los equipos revelación trenadores, todos muy buenos, decían que eran de este equipo de la temporada. El Atlético y entre ellos a Helenio Herrera por mí. Yo jugaba en el Atlético, tenía un gran equipo: Griffa, Co- y Villalonga. Este último fue el me marchaban bien las cosas, llar, Calleja, Adelardo... Eran mejor. La prueba está en que y abulenses se hicieron del futbolistas de una calidad extra- entrenó al Real Madrid y le hizo Atlético gracias a mí. Esto suce- ordinaria. Aquel conjunto plan- campeón. Entrenó al Atlético y dió, sin ir más lejos, con el teaba mucha batalla al mejor también le hizo campeón y se obispo que oficiará la misa de Real Madrid de su historia. Y hizo cargo de la Selección y fue los veteranos. He contado que eso dice lo que era nuestro campeona de Europa. Es la evi- me ficharon el 28 de diciembre, equipo. Uno de los mejores de dencia de lo buen técnico que pero la manera en que entré la historia. era. De presidentes tuve la también es curiosa. Ojeadores EL MEJOR HOMENAJE. El Atlético invitó al Santos de Pelé a la suerte de haber coincidido con del club fueron a Ávila a verme despedida de Rivilla. Se le impusieron la insignia de oro y brillantes Barroso y Calderón, dos gran- y me hicieron una prueba ante del club y la medalla al Mérito Deportivo. El 1-3 final, lo de menos.
  11. 11. 14 CENTENARIO DEL ATLÉTICO as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS Diario ■ Juncosa, Ben Barek, Pérez-Payá, Carlsson y Escu- ■ El único título europeo que tiene el Atlético ‘La delantera dero. Este quinteto formó la línea atacante del Atléti- Conquista la en sus vitrinas llegó en 1962. El rival fue la de cristal’ co de Madrid de principios de la década de los 50. De la mano de Helenio Herrera conquistaron un títu- Recopa tras Fiorentina, con la que tuvo que disputar un encuentro de desempate, pues en el primer lo liguero, pero los números cantan: en las dos tem- poradas, el Atlético marcó 167 tantos en Liga, de derrotar a la partido empataron 1-1, con tantos de Peiró y Hamrin, para los italianos. El encuentro de los que estos cinco magníficos anotaron 134, el 80%. Su gran pero estuvo en las lesiones que pade- Fiorentina desempate se jugó en Stuttgart, el 5 de sep- tiembre. No hubo color y los madrileños gana- cieron, por eso les llamaron de cristal. ron 3-0, goles de Jones, Mendonça y Peiró. ISACIO CALLEJA Una institución en la banda izquierda. Nació en Valle de Cerrato (Palencia), el 6-12-36, y jugó en el Atlético del 58 al 72. Disputó 425 partidos oficiales y marcó 7 goles. Logró dos títulos de Liga, cuatro de Copa y una Recopa. Aquí viví mis años más felices y apasionantes o jugaba en el Guadala- quedé, con 6.000 pesetas que Precisamente el día de mi re- Y jara de Tercera cuando el Atlético me invitó a probar al final de la tem- porada 57-58. Les habían elimi- nado de la Copa y ya no se juga- no esperaba y tan feliz. Cuatro meses después de- buté con el primer equipo en Oviedo, pero me ascendieron definitivamente después de un tirada fue el mejor momento de mi carrera. Ganamos la final de Copa al Valencia y, como ca- pitán, recibí el trofeo. Me queda- ba un año de contrato, pero en- ban nada, así que aprovecharon partido contra el Madrid en el tendí que había cumplido con mi para ver jugadores jóvenes. Fer- que ellos se jugaban la Liga. Yo misión en el fútbol. Se lo expli- nando Daucik, que era el entre- entonces jugaba de 10, pero en qué a Vicente Calderón y él en- nador, me dijo que querían que esa posición estaba Peiró, que tendió que quisiera dejarlo en lo después del verano me uniera al era un fuera de serie. Así que más alto. Pero fueron 14 años amateur y que me pagarían Daucik me colocó de medio vo- increíbles. Los más felices y 3.000 pesetas al mes para mi lante a marcar al gran Kopa. Me apasionantes de mi vida. Cada manutención y mis estudios de salió un partido redondo. Por mil día era especial, el equipo aspi- Derecho. Dije que sí y me fui tan veces que le hubiera marcado raba siempre a todo, con Peiró, contento a mi pueblo para ayu- nunca lo hubiera hecho tan bien Collar, Ramiro, Gárate... Y Men- dar a mis padres durante la co- como aquel día. Pero ahí no que- donça. Era el mejor. Con una cla- secha. Pero pasó el verano y na- daron mis reconversiones. En la se exquisita, esa elegancia, ese die me llamó, así que cuando 60-61, todos los laterales zur- porte... Maravillaba a la afición volví a Madrid para examinarme dos estaban lesionados y Villa- con sus quiebros y contoneos. de Civil, que me la habían sus- longa me puso a mí. Le dije que Los volvía locos. Es bonito recor- pendido, me acerqué a las ofici- era una mala idea, que ya lo darles a todos en este Centena- nas del club a ver qué pasaba. había hecho una vez y que yo no rio. Son casi mis hermanos y Me encontré a Daucik y me pre- sabía jugar ahí. Pero, mira... Ese pensar en todo aquello sigue guntó por qué diablos no había ya fue mi puesto para siempre y, emocionándome. Y éste es tam- aparecido por allí. Cuando se lo cuando me retiré, Kubala, que bién un homenaje a una afición expliqué, me llevó para dentro, era el seleccionador nacional, diferente. La mejor del mundo. hizo que me pagaran julio y dijo que, de haber continuado en agosto y me citó en el Metropoli- activo, hubiera seguido con- LA LIGA DEL 70. Calleja no marcó muchos goles, pero un tanto tano al día siguiente. Y allí me vocándome para el lateral.
  12. 12. CENTENARIO DEL ATLÉTICO 15 as | sábado, 26 de abril de 2003 LOS MITOS DEL CLUB COMPARTEN SUS RECUERDOS JORGE MENDONÇA Tal vez el jugador más exquisito de la historia atlética. Nacido en Luanda (Angola), el 19-9-1938, permaneció en el club desde 1958 a 1967. Disputó 236 partidos oficiales, marcó 91 goles y ganó una Liga, dos Copas y una Recopa. Diario El Centenario es el culmen de una historia brillantísima legué al Atlético con sólo del campo tras un partido. Tuve la inmensa fortuna de ba de ganar la Copa América L 19 años y al poco tiempo entendí que tenía la suer- te de pertenecer a una entidad con una personalidad propia que le hacía diferente al Evidentemente recuerdo con especial cariño todos los parti- dos que significaron títulos. So- bre todo la Copa del 61, que ganamos al Madrid en el Ber- compartir todas aquellas aven- turas futbolísticas con jugado- res de la categoría de Collar, Peiró, Ufarte, Calleja, Griffa o Ramiro. Y podría seguir nom- aprovechando que jugaba en al- tura, para jugar con el campeón local, el Strongest. La altitud obligaba a todos los equipos a utilizar oxígeno y nos conjura- UNO DE LOS PREFERIDOS DEL METROPOLITANO. Mendonça tardó muy poco en ganarse a la afición rojiblanca. Sus quiebros, su elegancia y sus resto. Ese fenómeno de dife- nabéu y metí el último gol. Fue brando hasta el infinito. Aunque mos para no utilizarlo. Todos goles en partidos decisivos le renciación se ha acrecentado maravilloso. Sin embargo, otra uno se distancia con los años, aventuraron que nos golearían convirtieron en uno de sus ído- con los años, porque la masa final, la de la Recopa del 63, sigo en contacto con casi to- y les metimos cinco. Fuimos la los. Partidos como el que pro- social es ahora más joven y en- fue mi peor día como jugador. dos. En aquel equipo se trans- sensación en toda Suramérica. tagonizó en la Recopa ante el tusiasta. Pero esto no quiere Cometimos demasiados erro- cendió el mero compañerismo. Por eso, reencontrarme ahora Dinamo de Zagreb, con tres decir que la afición de mi época res y el Tottenham nos ganó 5- Salíamos juntos, nos íbamos con todos ellos será extraordi- goles, el último de ellos de fuera peor. Ni mucho menos. 1. Fue humillante porque no de vacaciones con nuestras fa- nario. El Centenario es un mo- auténtica antología, no hicie- Simplemente era menos ruido- eran tan superiores. Eso sí, milias... Se crearon unos lazos mento cumbre y el culmen de ron más que agrandar su sa, pero siempre nos apoya- como aficionado, no he vivido humano fortísimos que perma- una historia brillantísima. La de leyenda. Hasta compañeros ba... Qué voy a contar yo, si momento más traumático que necerán siempre. Recuerdo que uno de los grandes clubes del suyos, como el mítico Isacio una vez me sacaron a hombros el descenso. viajamos a Bolivia, que acaba- mundo. Disfrútenlo. Calleja, reconocen que les hip- notizaba verle jugar.

×