Your SlideShare is downloading. ×
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

ENTREVISTAMOS A MARISA SALAGRE

124

Published on

Dentro de este ciclo de entrevistas iniciado el mes pasado, hoy entrevistamos a Marisa Salagre. …

Dentro de este ciclo de entrevistas iniciado el mes pasado, hoy entrevistamos a Marisa Salagre.

Marisa tiene una larga e interesante trayectoria profesional. Secretaria por vocación y sin duda con una sólida formación, actualmente trabaja en una en una multinacional dedicada a la explotación plantas termosolares como secretaria del Vicepresidente para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) ademas de ser la Office Manager para la región.

Nos ha impactado muy gratamente su clara visión de la profesión y actitud ante la vida. Os invitamos a leer la entrevista que figura como documento adjunto.

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
124
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre ¿Cómo llegaste al secretariado, formación, casualidad, etc.? vocación, Totalmente vocacional. Desde pequeña nunca me planteé ser otra cosa. Cuando era muy pequeña me encantaba ir a la oficina de mi abuelo y sentarme con su Secretario. El ambiente de orden, eficiencia y confianza me parecía mágico. Aunque es cierto que el asunto del archivo ordenado es algo que ha escapado mi capacidad. Afortunadamente, las nuevas tecnologías me han ayudado a corregirlo. ¿Nos cuentas tu trayectoria profesional? Empecé con 17 años a trabajar en una distribuidora de posters como Auxiliar Administrativa mientras completaba mis estudios de FP para ser secretaria. Y llegué a ser la Secretaria Personal del presidente, que no vivía en España, mucho antes de completar mi título; puede decirse que tuve una formación cómo la que se intenta implementar ahora: estudios + prácticas reales. Después de 9 años, me cambié a una multinacional inglesa como Secretaria del Director General y el Director Financiero en España. Más tarde, fui a trabajar a una multinacional finlandesa como Gerente de Cuentas. Una experiencia curiosa. Contrataban Secretarias de Dirección para la posición, porque el Director Financiero estaba convencido de que el perfil de una Secretaria de Dirección era perfecto para el trato con clientes incluso en situaciones difíciles y nuestra formación, generalmente, cubre un espectro muy amplio de todas las tareas que se llevan a cabo en cualquier empresa. O sea, que valemos para un roto y un descosido. En 1996 llegué por casualidad a General Electric para cubrir una vacante temporal mientras buscaban una Secretaria para el Secretario General de la división más importante en España. Yo estaba estudiando un Master en Fiscal y no quería un trabajo permanente, pero termine quedándome 17 años y el master sin terminar. Mi jefe pasó de Secretario General a Presidente de la división en España y de ahí a Presidente de España y Portugal desde 1999 y yo fui progresando de secretaria legal a Secretaria de Presidencia. He tenido cuatro presidentes en estos años. Finalmente, a mediados de este año consideré que necesitaba un cambio y estoy trabajando en SolarReserve, una pequeña (en tamaño) multinacional americana con grandes proyectos en todo el mundo. Mi puesto ahora es de Secretaria del Vicepresidente para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y Office Manager para la región. Página 1 de 6
  • 2. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre ¿Cuáles son tus fortalezas en el secretariado? Creo que la adaptabilidad y la facilidad para relacionarme con la gente. He pasado por posiciones muy diferentes, con jefes que no tenían nada en común salvo el cargo y sin embargo, siempre he desarrollado mi trabajo de forma muy estable, sin altibajos y he procurado mantener un ambiente mi tranquilo a mi alrededor. Y nunca me he permitido mostrar disgusto o enfado en el entorno laboral público. Por supuesto, me ha tocado lidiar con situaciones de las que acabarían con la paciencia de Job y echar broncas, como a todos, pero siempre he sido muy discreta en todos los aspectos. También me gusta ir derecha al grano, tomar decisiones y asumir las responsabilidades. Y ¿tus debilidades? Me impacientan muchísimo esas personas que no son capaces de tomar una decisión, de asumir un riesgo. O las que llegan a trabajar con el espíritu de cobrar a fin de mes, sin pegar ni palo y encima se pasan el día quejándose. Me involucro muchísimo con la empresa, demasiado. Puedo ser extraordinariamente terca cuando sé que tengo razón (y lo puedo demostrar) y también cuando tengo que hacer cosas que no comprendo. Necesito tener una amplia visión del cómo, cuándo y especialmente el por qué. No es que quiera hacer las cosas a mi manera pero si lo entiendo, aunque no lo comparta, me resulta mucho más fácil. ¿Qué cambiarias de tu trabajo? La sensación de soledad. Se habla mucho de la soledad del directivo pero si el directivo es listo y tiene una Secretaria que conoce su trabajo, tiene con quién desahogarse. Pero ¿la Secretaria? Estamos en esa difícil posición dónde no llegas a ser del grupo de jefes, pero tampoco perteneces al de los demás empleados y lo que es más, necesitas siempre mantener la objetividad y una posición neutral. Afortunadamente, contamos con lugares comunes como la Asociación, dónde podemos juntarnos con Secretarias/os y compartir nuestras inquietudes en el entorno perfecto: ¡todos nos dedicamos a guardar secretos! ¿Qué no cambiarías? La diversidad. No hay dos días iguales. Puedes pasar el día más aburrido de tu vida haciendo las notas de gastos de tu jefe y al día siguiente organizando un sarao. O tomando las notas de una reunión entre cabezadas y luego ponerte a Página 2 de 6
  • 3. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre recopilar información para un proyecto….. No creo que haya una posición tan versátil ……… ¿Qué te llevarías a una isla desierta? Libros. Siempre los libros. De muy pequeña aprendí que es la forma más rápida de huir y encontrarte en el sitio que más quiere estar. Y yo casi nunca quiero estar en el sitio en el que estoy… ¿Qué objeto llevas siempre en el bolso? Un libro. Tengo que reconocer que, nuevamente, aquí las tecnologías nos han ayudado a aliviar el peso del bolso. No obstante, tengo la manía (entre otras muchas) de comprar los libros en papel. Me resulta confortante el peso del libro en las manos y el olor del papel. ¿Qué buena costumbre estamos perdiendo los españoles? La buena educación y los modales, lo que se aprende en casa. Por favor; Gracias; el tratamiento de usted a los mayores; el coger los cubiertos como Dios manda, no como si fueras a asesinar al filete; ceder el asiento en el autobús. Creo que si lo reducimos a los principios como decía Hannibal Lecter, estamos perdiendo el respeto por los demás y consecuentemente por nosotros mismos. ¿Qué no perdonas? La deslealtad en su más amplio sentido que para mi incluye desde la mentira a la pereza. La incompetencia consentida. ¿Cuál es la palabra que consideras más importante? Amor, trabajo, familia….? No es la palabra, es el hecho en sí. Todo gira alrededor del amor ¿no? El amor a tu familia, a tu trabajo, a ti mismo. Creo que debemos amarnos a nosotros mismos para que los demás nos amen. ¿Cómo te las arreglas para conciliar tu vida laboral y familiar? problemático? ¿Es Hace unos años, asistí a una conferencia de María Benjumea, presidenta de Infoempleo y me sorprendió oírla decir que la conciliación se hace en casa. Es algo que siempre he pensado, pero que nunca había oído decir en voz alta. No me Página 3 de 6
  • 4. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre parece que la empresa tenga que intervenir en los asuntos domésticos. Las mujeres que aceptan esa intervención, están facilitando una excusa a sus parejas para que sigan sin ayudar a conciliar. Estoy casada y tengo dos hijas. He tenido los horarios locos propios de la profesión y me ha costado mucho imponer el hecho de que mis hijas no son sólo mías y que las responsabilidades van compartidas. ¿Por qué es mejor que sea yo quién cuide de las niñas cuándo están enfermas? Yo tenía exactamente la misma experiencia que mi marido cuando nacieron: ninguna y no tenía familia a la que recurrir. Así que, como mi marido viaja mucho, yo me organice para tener a mis hijas atendidas y la casa en condiciones y no me supuso ningún problema. Los derechos y las obligaciones deberían discutirse antes de tomar decisiones importantes. Y no deberíamos seguir asumiendo, por razones tradicionales que los hijos/as son de mamá y las tareas de la casa también. Por supuesto que el contratar a alguien para que te ayude cuesta dinero y esa tiene que ser una decisión de la pareja sobre cuál de los dos tiene el mejor empleo y la mejor proyección laboral sin distinción de sexos. Conozco un directivo de muy alto nivel, cuya esposa ha decidido no tener ayuda en casa y el, en sus propias palabras es “el rey de los baños”, porque entre sus obligaciones del fin de semana está limpiar los baños. Si el puede, el resto también y si nosotras podemos ellos también. Y que conste que soy un desastre en las tareas domésticas y mi marido no tiene ninguna inclinación a hacerlas, así que pagamos para que nos las hagan. Me tengo que quitar de algún que otro capricho, pero cualquier cosa antes que pasarme los domingos por la tarde planchando. ¿Qué recomendarías a las profesionales que opten por el secretariado? Primero que se enteren bien de lo que es ser secretaria. Es un trabajo 24/7. O sea que hay que estar dispuesta a tener un horario de locos, a estar disponible casi siempre, saber buscarse la vida desde el minuto uno y adaptarse a personalidades muy peculiares o como mínimo muy estresadas que, creo que en muchos casos, desarrollan cierta (o extrema, hay de todo) dependencia de sus secretarias. Es un trabajo de mucha mano izquierda, pero de una sólida y segura mano derecha y hay que estar dispuesta a realizar tareas que pueden estar en contra de lo que consideras justo, pero que tienen su explicación. No puedes llegar a ser una buena Secretaria si no crees en lo que estás haciendo. Y trabajar de Secretaria porque no te ha salido otra cosa, no tiene que ser necesariamente malo, siempre y cuando la posición esté relacionada con tus intereses. Quiero decir que si estas Licenciada en Derecho, ser Secretaria en un Bufete puede ser un método extraordinario de hacer prácticas como abogado y encima cobrando. Ahora bien, si tu interés en la vida es el cultivo de las orquídeas, francamente haces te haces un flaco favor a ti misma y a la profesión. Manejar bien el Office y hablar dos idiomas no te convierte automáticamente en Secretaria. Cada día se nota más la falta de entrega y en esta posición es casi la Página 4 de 6
  • 5. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre premisa básica. Si te vas a poner a llorar porque no puedes salir de la oficina antes de las 8 o tu objetivo es un trabajo de 8 a 3 cobrando 40.000 €, obviamente no deberías elegir la profesión. Pero lo más importante y es algo en lo que quizás no me haya explicado bien es que es una profesión extraordinariamente gratificante. Saber que eres la persona de absoluta confianza de tu jefe, el ser participe, de una u otra manera, en todas las decisiones que se toman en la empresa, el trabajo de lobby para conseguir mejoras para los empleados o transmitir sus inquietudes y atraer la atención de los directivos a problemas nimios para ellos, pero que suponen una gran diferencia para los empleados, produce una increíble sensación …. como comer chocolate! En serio, te marchas a casa con la conciencia tranquila de que lo has hecho lo mejor que has podido, que has conseguido al menos una parte de tus objetivos y has ayudado o alegrado el día a alguien …… ¡qué más puedes pedir! ¿Desde cuándo perteneces a ASPM y por qué te asociaste? Pertenezco a la Asociación desde no hace mucho, unos cuatro años, creo. Mi buena amiga Pilar de Torres, a quién conoce casi todo el mundo y parte de la galaxia, me habló de la Asociación y me di cuenta de lo importante que era pertenecer a un grupo de personas con mis mismos intereses y preocupaciones y siendo muy egoísta, la posibilidad de extender mi red de contactos. ¿Qué mejor sitio para recurrir cuando tienes un problema, que aquel en el que hay un extenso grupo de colegas, alguno de los cuáles ha pasado por la misma situación? Además, el duro trabajo que se está realizando desde la Asociación para el reconocimiento de nuestra profesión, sólo puede realizarse desde la más profunda vocación y entrega y para mi, esa es la definición básica de nuestro trabajo, ¿cómo podría no apoyarla? COMENTARIOS ADICIONALES Tengo la esperanza de que en algún momento se compile una lista de “referencias” de jefes. Quiero decir, que cada vez que optas a un puesto, se hace mucho hincapié en nuestras “referencias”, pero tu no tienes acceso a las “referencias” del jefe con el que vas a trabajar, a menos que conozcas a alguna de sus anteriores Secretarias. No es frecuente que puedas decidir si quieres o no aceptar el trabajo, pero sería mucho más fácil si se pudiera contar con cierta información “privilegiada” acerca de los hábitos, forma de trabajar, manías, etc. de la persona con la que vas a estar compartiendo la mayor parte de tu tiempo en los días laborables y de la idiosincrasia de la empresa. Página 5 de 6
  • 6. NOMBRES PROPIOS Marisa Salagre También me gustaría ver algún día un anecdotario, totalmente basado en “hechos reales”. Cuando nos juntamos unas cuántas, reímos hasta las lágrimas con algunas de las situaciones que hemos vivido. Incluso una vez, tuvimos una en directo durante una comida. Y quiero disculparme, ante nuestros compañeros por el uso y abuso del femenino. No he pretendido ser irrespetuosa y creo que así se entenderá, pero el uso de “Secretarias y Secretarios”, como la de “Jóvenes y Jóvenas”, me pone de los nervios …… Página 6 de 6

×