Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
La organizacion de las cargas de entrenamiento
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La organizacion de las cargas de entrenamiento

  • 6,930 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
6,930
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
100
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. LA ORGANIZACIÓN DE LAS CARGAS DE ENTRENAMIENTO Yuri Verkhoshanski (Rusia) Comité Olímpico Nacional Italiano Reproducido del artículo original redactado por el autor especialmente para el Libro de Resúmenes (Proceedings) del VI Simposio Internacional de Actualización en Ciencias Aplicadas al Deporte. LA PREPARACIÓN Y LA CARGA DE ENTRENAMIENTO La conexión entre el nivel de aptitud del deportista y un régimen de carga dado, es el tema central en la teoría y práctica de la programación del entrenamiento. También es el vínculo débil en el manejo del entrenamiento, lo que requiere la atención especial de científicos y entrenadores. Antes de analizar los aspectos prácticos de la conexión entre la carga y el nivel de aptitud del deportista, deben ser definidos más cuidadosamente los conceptos de carga de entrenamiento y efecto del entrenamiento (Ver Fig. 1) Estrictamente hablando, la carga de entrenamiento no existe como una entidad independiente. Terminológicamente, esta debe ser distinguida de la carga utilizada en el entrenamiento de pesas, que se refiere a la resistencia o fuerza impuesta sobre el cuerpo por un peso o máquina. La carga de entrenamiento está relacionada al trabajo muscular que se debe producir en el cuerpo para llevar a cabo un régimen de ejercicios dado, en entrenamiento o competición. Más precisamente, el trabajo muscular es aquel potencial de entrenamiento que produce un efecto de entrenamiento apropiado del cuerpo. Por lo tanto, el potencial de trabajo muscular, y consecuentemente su efecto de entrenamiento está determinado, en gran medida, por el nivel de aptitud del deportista actual. Debería estar claro que la interrelación entre el nivel de aptitud del deportista y la carga de entrenamiento es extremadamente compleja, que depende de muchos factores y es determinada por numerosas variables (Ver Fig. 1). Desafortunadamente, la investigación concerniente a esta conexión es limitada, y generalmente contradictoria. Por lo tanto, este capítulo intenta sistematizar y analizar la conexión entre el nivel de aptitud del deportista y la carga de trabajo, extrayendo en gran medida los resultados de la extensa investigación de Verkhoshanski y sus colaboradores. La carga de trabajo y sus efectos El concepto de carga sugiere principalmente una medida fisiológica del efecto del trabajo muscular especializado del cuerpo, reflejado en forma de reacciones funcionales específicas. Consecuentemente, surge la necesidad, al desarrollar los conceptos de carga externa e interna, de introducir los conceptos del potencial de entrenamiento de la carga y su efecto de entrenamiento para posibilitarle a uno describir más precisamente la relación entre causa y efecto (Ver Fig. 1)
  • 2. Figura 1 Un esquema lógico para la organización del entrenamiento deportivo. La influencia de la carga está expresada por su efecto de entrenamiento (EE), determinado, antes que nada, por la magnitud del cambio en el nivel de aptitud del deportista. La investigación concerniente a las formas en las cuales el EE ocurre es muy contradictoria, generalemtne generando la siguiente representación de hechos en el proceos de entrenamiento: EE Agudo → EE Retardado → EE Acumulativo Las dos primeras formas están asociadas a la sesión simple de entrenamiento: el EE agudo es la reacción común del cuerpo a la carga física, en tanto el EE retardado es la alteración en el nivel del deportista, observada en algún momento luego del trabajo. El EE acumulativo es el resultado de la subsecuente acumulación de todos los efectos del entrenamiento que fueron producidos durante el entrenamiento. Sin embargo, el esquema anterior es unilateral, y no toma en cuenta los cambios cuantitativos en el EE cuando estos son producidos por cargas de entrenamiento de diferente énfasis primario (por ej., en fuerza, fuerza veloz o “endurance” o resistencia muscular). El hecho es que la acumulación de efectos de entrenamiento no es simplemente una suma de efectos separados, sino un todo sinérgico (por ej., “la suma de las partes es mayor que el todo”). El mecanismo de adaptación generalizada como cualidad universal de un sistema biológico, estableciendo un balance entre su estado o nivel, y las condiciones externas, está
  • 3. determinado primariamente por la selección automática de una estrategia acomodativa que es más apropiada en esa situación. Esto involucra una respuesta selectiva a las influencias del entrenamiento de diferentes énfasis primarios y su integración estable en un sistema bien adaptado. Como ya se mencionó, el EE acumulativo en sí mismo puede tener una diferente expresión cualitativa y cuantitativa, dependiendo de factores que incluyen el nivel actual de aptitud del deportista, el orden en el cual los regímenes de entrenamiento de diferentes énfasis se suceden uno con otro, los efectos posteriores de cargas precedentes, y la duración de los medios de entrenamiento dados (Verkhoshanski, 1970). Basado en una investigación similar, se ha sugerido que puede hacerse una distinción entre los conceptos de EE parcial (el resultado del efecto de carga de un énfasis o medio primario) y de EE acumulativo (el resultado del efecto generalizado de la carga sobre el cuerpo, de diferentes énfasis primarios, aplicados concurrentemente o secuencialmente). En este último caso existen ambos aspectos, cualitativo y cuantitativo del EE (Verkhoshanski, 1968, 1970). La naturaleza fisiológica del EE es tan compleja, y las formas en las cuales ocurre tan diversas, que el análisis exhaustivo de sus características es posible solo sobre la base del criterio identificado previamente. Esto tiene un gran significado práctico, dado que la programación de cargas de entrenamiento debería estar basada, primariamente, en el objetivo de lograr un EE definido. Por lo tanto, es esencial un claro entendimiento del EE requerido y de las condiciones necesarias para su logro, para determinar los contenidos y organización del entrenamiento. Factores determinantes del efecto de entrenamiento Con el objetivo de seleccionar las cargas de entrenamiento óptimas a partir de muchas variaciones posibles, es necesario relaizar una determincación preliminar de su efectividad. Para hacerlo, es muy útil analizar los efectos físicos de la carga, en términos de sus características como de sus contenidos, volumen y organización (Fig. 2). El grado de confiabilidad que provee el efecto generado por cada una de esas características, tiene gran significado para el éxito del entrenamiento. Este esquema será discutido en el transcurso del artículo, en detalle. La organización de las cargas de entrenamiento La organización del entrenamiento se refiere a su regulación, durante un tiempo definido, para asegurar el ajuste al nivel planificado del Período de Preparación Especial (PPE) y al nivel de aptitud física del deportista. La base de dicha regulación debería ser el logro del efecto de un entrenamiento acumulativo positivo de la carga de diferentes énfasis primarios. Aquí, es necesario observar el requerimiento principal de mantener el potencial de entrenamiento de la carga. Los principios básicos organizativos del entrenamiento especial de la fuerza, discutidos en las siguientes secciones, son: • La especificidad del trabajo muscular
  • 4. • La concentración de la carga a lo largo del tiempo de entrenamiento. • La separación de carga de fuerza, desarrollo de la velocidad y perfeccionamiento de la técnica • Utilización del efecto de entrenamiento a largo plazo Figura 2 Factores concernientes a la producción del efecto de entrenamiento. La organización de la carga está definida por dos criterios, es decir la naturaleza de su distribución a lo largo del tiempo, y la interrelación entre las cargas de diferentes énfasis primarios. La distribución de la carga de trabajo a lo largo del tiempo se refiere a la vía por la cual esta se roganiza en etapas separadas, ciclos y fases del ciclo anual. La distribución del volumen general de carga y su dinámica en el ciclo anual, están determinadas por la periodización tradicional del entrenamiento y las características de la adaptación del cuerpo al entrenamiento a largo plazo. Si uno habla de cargas de un énfasis primario, uno debe distinguir entre dos vías para su organización, a saber: a. Carga distribuída, y b. Carga concentrada La efectividad de los métodos de distribución y concentración para organizar las cargas de entrenamiento deberían estar basadas en el nivel de calificación del deportista. La investigación indica que ambos métodos son exitosos en deportistas entrenados de calificación media. El método de carga concentrada es apropiado para el entrenamiento de atletas altamente calificados. Al respecto, se ha demostrado que la distribución del trabajo glucolítico a lo largo del ciclo anual de velocistas, altamente calificados, eleva el volumen de carga, pero no incrementa la efectividad de la misma. Sin embargo, concentrando el volumen del trabajo glucolítico en ciertas etapas, el trabajo puede ser ejecutado en un volumen más pequeño, pero con una mejoría más significativa de la resistencia a la velocidad.
  • 5. La investigación mencionada ha demostrado que la concentración de volumen de carga unidireccional produce cambios funcionales más profundos y una mejoría más notable en el nivel de aptitud física del deportista. El uso regular del entrenamiento con cargas distribuídas que se dispersan a lo largo de un período prolongado, evoca solo una reacción funcional transitoria que no incrementa el desarrollo de la adaptación a largo plazo. La carga distribuída, inicialmente, puede generar alguna elevación en el nivel funcional, pero su potencial de entrenamiento cae pronto, debido a la rápida adaptación del cuerpo al estímulo de entrenamiento. EL EFECTO DE ENTRENAMIENTO RETARDADO A LARGO PLAZO Analizaremos ahora en detalle, la conexión particular entre la dinámica del estado del atleta y el régimen de carga de entrenamiento a largo plazo. Considerable investigación (Verkhoshanski, 1961, 1969; Antonova, 1982; Levchenko, 1982) ha revelado una reducción estable en el estado de preparación para la fuerza veloz durante las etapas de entrenamiento individual de diferentes duraciones (de 5 – 12 semanas). Este detrimento es el resultado de voluminosas cargas de fuerza (Figura 3, rectángulo sombreado), luego de las cuales la fuerza veloz retornó a su nivel inicial y lo excedió significativamente. Dado que este fenómeno no concuerda con las ideas establecidas que estipulan una elevación continua en la preparación física especial, como condición esencial para la organización efectiva del entrenamiento, y dado que este período no está acompañado de marcados signos de sobreentrenamiento, se ha tomado un tema de estudio especial. Los resultados de este estudio ocupan lo que queda de esta sección. El volumen de la carga de trabajo tiene un nivel óptimo definido para cada deportista, por encima o debajo del cual el cuerpo reacciona con una respuesta disminuída. Existe una conexión característicamente simple entre la cantidad de trabajo y la dinámica del nivel de aptitud del deportista. Figura 3 Efecto de la carga de fuerza concentrada sobre los indicadores de fuerza veloz en velocistas. Un incremento en el volumen de carga eleva la capacidad de trabajo especial del deportista, mientras que una reducción la disminuye. Si el volumen de carga es más bajo que el nivel
  • 6. óptimo, la capacidad de trabajo especial se reduce luego de alguna elevación inicial. Si el volumen de carga excede significativamente este nivel, ocurre un detrimento estable en capacidad de trabajo especial que, sin embargo, se eleva intensamente durante la reducción en el volumen cuidadosamente regulada. Esta elevación intensa en la capacidad de trabajo especial es el fenómeno conocido como el “efecto de entrenamiento retardado a largo plazo (EERLP)” que acompaña una de las formas de adaptación al volumen de carga. Basado en la investigación y la experiencia a la fecha, el fenómeno (EERLP) puede ser caracterizado por lo siguiente (Ver Fig. 4): Figura 4 Esquema general del Efecto de Entrenamiento Retardado a Largo Plazo de Carga de Fuerza concentrada. 1. La concentración del volumen de carga de fuerza (A) durante un período limitado, ejerce una influencia de entrenamiento, extensa y unidireccional sobre el cuerpo. 2. Cuanto más bajo caen los niveles de fuerza veloz (dentro de un rango óptimo) durante la concentración de la etapa de carga de fuerza, más alto estos niveles se elevan en la subsecuente fase EERLP (Curvas F1 y F2). La concentración excesiva de la carga de fuerza veloz y la interrupción de la adaptación (Curva F3). 3. Cuando se utiliza la carga de fuerza concentrada para producir EERLP, los medios seleccionados no deben ser intensivos. La concentración de la carga unidireccional ya intensifica el proceso de entrenamiento, y uno no debería intensificar este adicionalmente, con cargas de alta intensidad. 4. Un volumen moderado subsecuente de trabajo general de desarrollo, combinado con trabajo especial de intensidad gradualmente creciente, contribuye a la producción del EERLP iniciado por la carga de fuerza concentrada (B). 5. La duración para la cual el EERLP es desarrollado está determinada por el volumen y duración de la carga de fuerza concentrada. En principio, la duración del EERLP (T2) es aproximadamente equivalente a la etapa de entrenameinto de fuerza (T1). Bajo las condiciones actuales de entrenamiento de deportistas altamente calificados, se observó que le EERLP duró de 4 – 12 semanas, durante las etapas de preparación de fuerza a largo plazo. Sin embargo, uno debería tener en mente que la apariencia del EERLP es individual, y depende en un alto grado, del volumen de carga del deportista y la aptitud individual de recuperación. Un volumen equivalente de carga
  • 7. para dos deportistas de la misma calificación puede tener efectos significativamente diferentes plazo EERLP con una carga de fuerza concentrada. PRINCIPIOS DE PROGRAMACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL ENTRENAMIENTO La base de la programación es la aproximación al programa-objetivo; en concordancia con esta premisa, los contenidos, el volumen y la organización de las cargas de entrenamiento están determinadas por los objetivos de preparación (Ver Fig. 1). Los objetivos consisten en tres componentes principales: a. La mejoría deseada en la performance; b. Los cambios apropiados en la preparación técnico-táctica, psicológica y competitiva; y, c. La modificación necesaria de la preparación física especial En la práctica, la selección de una estrategia de programación se realiza por medio de una lógica aproximación de “si-entonces”, que se entiende de la siguiente forma: “si” uno selecciona un objetivo específico y cuantitativamente definido, “entonces” el trabajo preciso y los métodos necesarios para cumplir este objetivo constituyen la estrategia adecuada. Formas de construir el entrenamiento La construcción del entrenamiento involucra la regulación de contenidos para proveer el uso efectivo de la carga de diferentes énfasis primarios; por ej., la organización de los contenidos a lo largo del tiempo, de manera tal que el efecto de entrenamiento requerido ocurre con un mínimo gasto de energía. Consecuentemente, tiempo y organización son dos variables cercanamente interdependientes en la planificación del entrenamiento. Los contenidos y organización del entrenamiento son dictados por los objetivos del mismo, y las características de adaptación para el trabajo muscular intenso que se considera necesario para el período dado. La limitación en el tiempo impuesta por el calendario de competición, y la duración del suministro de energía de las reservas de adaptación habituales, afectan la selección de los contenidos y organización del entrenamiento. Las condiciones actuales no siempre satisfacen los valores óptimos de esas variables. Por lo tanto, la programación del entrenamiento requiere flexibilidad creativa basada en la habilidad de anticiparse al efecto de cualquier forma de entrenamiento y seleccionar la variante óptima. Es apropiado ahora analizar las diferentes formas de entrenamiento a la luz de un fundamento de investigación en las características de adaptación al ejercicio intenso, y las principales tendencias producidas por la carga dada en la dinámica del estado de ejercicio del deportista. Dos categorías de construcción del entrenamiento pueden ser identificadas: una basada en la organización estructural, y la otra en el tiempo de manejo. Con respecto a la organización, uno tiene que considerar las formas de combinar las cargas de diferentes énfasis primarios como condición básica para el logro de un gran efecto de entrenamiento.
  • 8. Con respecto al tiempo, uno tiene que considerar las formas de regulación de la carga dentro de ciclos y etapas definidas, como la determina la periodización del entrenamiento y el calendario de competición. Aspectos Organizativos de la Estructuración del Entrenamiento Existen esencialmente dos formas básicas diferentes de organizar el entrenamiento, a saber: los métodos de carga complejos y los métodos de cargas concentradas. La carga compleja involucra la prescripción de regímenes de entrenamiento multifacéticos para lograr diveross objetivos de adaptación deferentes durante el mismo período, en tanto el método de cargas concentradas se concentra (redundantemente), por un período dado, en producir una singular cualidad de adaptación específica mayor, por la vía de la utilización de un régimen de entrenamiento unidireccional. Entrenamiento complejo El entrenamiento complejo, que involucra selección concurrente (durante un trabajo o microciclo) y paralela (etapas prolongadas de entrenamiento, de más de un año) de un número de esfuerzos de entrenamiento y cargas de diferentes énfasis primarios, usualmente es considerado como la forma más efectiva de construcción del entrenamiento. Este es el resultado directo de considerable investigación previa que sustentó el principio de la organización compleja del entrenamiento. Los resultados demostraron que el deportista logra un nivel de aptitud física balanceado y multifacético, que el desarrollo de una habilidad motora contribuyen al desarrollo de otras, y que la carga multifacética mejora la fuerza, la velocidad de movimiento y de resistencia, en mayor medida que el ejercicio unidireccional. Consecuentemente, se han propuesto argumentos para unificar los Períodos de Preparación General (PPG) y los PPE, y combinar cualidades personales para determinar métodos de entrenamiento, independiente del nivel de calificación del deportista. El entrenamiento complejo se torna preferido sobre la propuesta de entrenamiento unidireccional, con sus trabajos inherentemente monótonos que tienden a disminuir la efectividad del acondicionamiento y promueven la preparación física unilateral. El trabajo unidireccional prolongado (focalizado en el desarrollo de factores como fuerza o velocidad), aparentemente causa que el cuerpo se adapte a la carga con la compromiso dominante de solo algunos de los mecanismos fisiológicos, y no crea condiciones para la adaptación específica para actividades de competición. Se demostró que la carga paralela de diferente intensidad, mejora simultáneamente diferentes funciones fisiológicas en el balance necesario para varios deportes. Todos esos conceptos son indiscutibles en principio, y son importantes como pautas más generales, sirviendo como fundamentos de la Educación Física y el entrenamiento deportivo. Sin embargo, la investigación que sustenta esas ideas fue llevada a cabo muchos años atrás y utilizó deportistas avanzados que tomaron parte en esos estudios, sus logros solo hubieran sido promedio con respecto al criterio moderno. Aparte de esta limitación, la forma de carga en aquellos días fue diferente. Por lo tanto, bajo condiciones modernas, esta carga sería aplicable solo en principiantes o deportistas atletas de calificación promedio.
  • 9. Generalmente, parece haber una pequeña ventaja para los deportistas de alto nivel en utilizar el sistema complejo de entrenamiento. Los argumentos a favor de otro tipo de propuesta pueden ser basados en una práctica deportiva más progresiva, involucrando la búsqueda para sobreponerse a las mayores deficiencias del sistema complejo de entrenamiento, en particular lo siguiente: 1. Deportistas altamente calificados tienen un nivel muy alto de preparación física especial. Para elevarla significativamente con el objeto de mejorar la eficiencia deportiva, uno debe utilizar fuertes y relativamente prolongadas influencias de entrenamiento de énfasis e intensidad apropiados. 2. Hay una especificidad definida en la estructura de la preparación física de atletas de alto nivel. El entrenamiento complejo, con su influencia multifacética sobre el cuerpo, no puede crear la condición necesaria para producir una preparación física altamente específica. Aparte de esto, el entrenamiento complejo de alto volumen acentúa la necesidad de establecer relaciones específicas entre los procesos que desarrollan sistemas del cuerpo por separado, así como entre los efectos de entrenamiento de la carga de diferentes énfasis primarios. 3. Deportistas altamente calificados tienen que ejecutar las actividades competitivas en forma experta y con control preciso. La carga compleja extensiva para simultáneamente perfeccionar la técnica deportiva, y la preparación física especial, inevitablemente conduce a la fatiga general y al deterioro de este control. Entrenamiento unidireccional Las deficiencias mencionadas del entrenamiento complejo no son notables en atletas de calificación promedio, y son mucho más obvias en el nivel de alta eficiencia, donde el volumen general y la intensidad de carga es alta. Si uno no prescribe medidas para eliminar esas deficiencias, ellas pueden disminuir significativamente el éxito del entrenamiento. Consecuentemente, es importante determinar dichas medidas para la aplicación sistemática de una carga que enfatize alguna cualidad simple de entrenamiento, en trabajos separados y durante etapas de diferente duración. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que el uso unidireccional de la carga en trabajos separados hace posible lograr objetivos de entrenamiento más efectivamente. Debido a ello, el nivel de adaptación en el cuerpo es más marcado que cuando uno trata de lograr diversos objetivos de entrenamiento simultáneos, con medios de diferente influencia primaria. También ha sido demostrado que los trabajos individuales dedicados solamente al perfeccionamiento de la técnica deportiva son apropiados. Aún cuando son utilizados una gran variedad de medios y regímenes de trabajo y descanso, estos tipos de sesión de entrenamiento son muy efectivos en la mejoría de la habilidad técnica. Se ha demostrado que las sesiones de entrenamiento con el énfasis primario en desarrollar una simple habilidad motora (bajo condiciones de una amplia variedad de medios y métodos), ejercen un efecto más profundo sobre la preparación especial, comparadas con las sesiones de entrenamiento donde son perseguidos diversos objetivos, concurrentemente.
  • 10. Además, agregado a su valor durante trabajos separados, la carga unidireccional también es apropiada durante los microciclos. Por ejemplo, se ha establecido que los microciclos de un simple énfasis primario (en particular, para incrementar velocidad o varios tipos de resistencia) estimulan en forma potente la entrenabilidad de los nadadores. De manera similar, se ha demostrado que los microcilos con énfasis primario en la fuerza elevan significativamente la preparación física especial de saltadores de atletismo. Sin embargo, la investigación demuestra que la carga unidireccional solo es efectiva si forma parte de un complejo de diversos medios de un énfasis primario simple que involucre una variedad de métodos. Considerable cantidad de trabajos han revelado que el uso primario del entrenamiento unidireccional por etapas prolongadas (4-12 semanas) de entrenamiento puede ser muy efectivo. El uso de una variedad de medios, especialmente cuando son aplicados con un incremento gradual en intensidad, han demostrado ser particularmente apropiados para el perfeccionamiento de la técnica deportiva, la mejoría de la fuerza veloz, y de la capacidad y potencia de los procesos energéticos ATP-PC y glucolítico-anaeróbico. Carga concentrada De este modo, el método de carga de entrenamiento concentradas fue creado para preparar atletas altamente calificados, estando la carga concentrada durante las etapas específicas de preparación (verkhoshanski, 1977). La principal novedad de este método consiste en ejercer una influencia concentrada de entrenamiento sobre el cuerpo, con un alto volumen de carga unidireccional, por un período limitado (de más de 2 meses). Esta influencia concentrada produce un breve, y bastante estable estado de incompleta recuperación que está asociado a la persistente, y relativamente prolongada, perturbación de la homeostasis. Esto impulsa a cambios funcionales generales que son pre-requisitos para la subsecuente supercompensación y la elevación del cuerpo a un nivel más alto de preparación especial. Una condición importante para el uso de cargas concentradas es la relativamente baja intensidad de los medios de entrenamiento, dado que el uso frecuente de esos medios ya intensifica el entrenamiento por si. La carga puede ser definida como concentrada, si su volumen en el mes en el cual se concentra es de 23-25% del volumen anual general. Es apropiado utilizar cargas concentradas primariamente para el incremento de efectividad del PPE, y para este propósito uno puede utilizar cargas de cualquier énfasis primario. Sin embargo, la concentración de cargas de fuerza especializadas es de particular significación, no solo para elevar el nivel de aptitud del deportista, sino también para regular el complejo de cargas completo, a lo largo del ciclo anual en todos los deportes. La carga de fuerza concentrada constituye una parte o bloque relativamente independiente del entrenamiento, para crear una base funcional para el incremento subsecuente de la habilidad técnica, o aquellas capacidades motoras que determinan principalmente el éxito en un deporte dado. He aquí, entonces:
  • 11. • La composición de medios y su organización en bloques de fuerza, tanto como su conección lógica con otras cargas, debería ser determinado tomando en cuenta el entrenamiento específico de ese tipo de deporte. • El bloque de fuerza debería tener un lugar específico en el ciclo anual, y consecuentemente, tener un efecto benéfico sobre la secuencia y organización de cargas de otros énfasis primarios, en el transcurso del tiempo. Aquí, el concepto de un bloque tiene un significado definido, surgiendo de la programación de la técnica. Para lograr el propósito principal de la organización de las cargas en el ciclo anual, el entrenador debe seleccionar un cierto bloque de fuerza, o sustituir un bloque por otro, dependiendo de la situación y del individuo. Obviamente, con el objeto de hacer esto, necesita preparar anticipadamente una selección detallada de bloques de fuerza apropiados. La efectividad de la carga de fuerza concentrada ha sido confirmada por muchos entrenadores e investigaciones especiales en un número de deportes de fuerza veloz, cíclicos y en deportes de equipo. En particular, se ha establecido que este sistema es más apropiado para deportistas altamente calificados. Además, el uso de cargas de fuerza concentradas posibilita que el volumen anual general de carga de fuerza sea reducido (en 13-15%), cuando se compara con la propuesta convencional. Problemas con la Carga Concentrada La carga de fuerza concentrada tiene sus deficiencias junto con sus obvias ventajas. Por ejemplo, esta conduce a un breve pero consistente detrimento en fuerza veloz, que disminuye la capacidad especial de trabajo del deportista y complica la tarea de mejorar la habilidad técnica y velocidad de movimiento. También fueron analizados la conección entre la organización y el volumen de cargas de entrenamiento, los cambios en las características de fuerza y el tiempo de despegue en el salto, los resultados deportivos, y la fuerza explosiva de saltadoras en largo mujeres. Se encontró que en los meses con mayores volúmenes de entrenamiento, hubo un notable detrimento en la preparación de fuerza especial y en resultados deportivos. Sin embargo, estas mismas cualidades se elevaron durante los meses subsecuentes de carga reducida. Otro estudio analizó la interdependencia entre la dinámica del volumen de medios de entrenamiento de fuerza especial, la elasticidad de los músculos, y el resultado de control del salto triple (de parado) de velocistas altamente calificados, durante la etapa primavera- verano (15 semanas de entrenamiento). Aquí, también se halló que un incremento en el volumen de medios de entrenamiento fuerza especial generó un aumento de la rigidez muscular y una reducción de la fuerza explosiva. De esta manera, fueron creadas condiciones desfavorables para la mejoria de la técnica y velocidad de carrera, y la posibilidad de lesiones se incrementó significativamente.
  • 12. Por lo tanto, es aparente que la carga voluminosa de fuerza crea condiciones adversas para la mejoría de la habilidad y velocidad. Considerable investigación ha establecido que la carga voluminosa de fuerza es perjudicial para la técnica de movimientos de levantamiento de pesas, lanzamiento de la jabalina, y velocidad de golpe en boxeo. Más que negar el valor de la carga concentrada, estas evidencias enfatizan la importancia de conocer cuando este método puede ser apropiado para el uso. La utilización de cargas concentradas En etapas más avanzadas, el método unidireccional concentrado de carga es la vía más efectiva para incrementar adicionalmente el alto nivel de aptitud física que el deportista logra con el entrenamiento plurianual. Por lo tanto, con el objeto de emplearlo, uno debería encontrar los caminos para sobreponerse a las desventajas mencionadas arriba. Uno de estos caminos es crear periódicamente regímenes de carga concentrada que, definitivamente, no produzcan efectos de entrenamiento negativos (verkhoshanski, 1977). Por ejemplo, el esquema de la Figura 5 (a) presenta el bloque de carga de medios de fuerza concentrada (área sombreada), y el trabajo asociado a la técnica mejorada en fuerza veloz, y tipos de deportes de técnica compleja. Debe enfatizarse que el método de bloques de carga no debería ser tomado literalmente, como que esta estrictamente limitado al entrenamiento de fuerza y la técnica. Si bien hay un énfasis primario sobre una cualidad motora específica, en diferentes etapas del entrenamiento, esto no significa que el trabajo técnico es totalmente omitido durante la etapa de carga de fuerza concentrada. Es necesario analizar algunas propiedades de la preparación técnica con el objeto de determinar la propuesta metodológica correcta. Uno debe trabajar en el perfeccionamiento de la técnica diariamente, especialmente en fuerza veloz y en tipos de deportes de técnica compleja, siendo la “frescura” o bienestar del cuerpo un pre-requisito importante para el desarrollo de la técnica. Esfuerzos separados de trabajo técnico que no requieren máxima intensidad de esfuerzo pueden ser ejecutadas con el cuerpo en un estado funcional reducido, pero la ejecución de otros esfuerzos, bajo dichas condiciones, es inaceptable. Por ejemplo, el aspecto más importante de la preparación técnica durante la etapa de competición está asociada a la ejecución del ejercicio deportivo fundamental, a alta intensidad, bajo condiciones cercanas a aquellas encontradas en la competencia. Este tipo de trabajo debería ser realizado cuando el cuerpo está en su más alto nivel funcional, y debería comenzar en el período preparatorio, dado que podría ser demasiado tarde si este tipo de prácticas comienza en le período competitivo. Por lo tanto, uno puede reconocer dos etapas sucesivas del entrenamiento técnico en el período preparatorio. Durante la primera etapa, se perfeccionan aquellos componentes de la técnica que necesitan mejoría, y durante la segunda etapa, el énfasis estará sobre la ejecución del ejercicio deportivo como un “todo”, a elevada intensidad de esfuerzo. El desarrollo de la habilidad técnica involucra un proceso de aprendizaje continuo, plurianual. La base para este principio es el esfuerzo constante del deportista para dominar
  • 13. la habilidad, elevando continuamente sus habilidades motoras a un nivel muy alto de preparación física especial, de manera cíclica. Cada ciclo consiste del desarrrollo preliminar de las cualidades motoras que el deportista espera reproducir en el futuro cercano, acompañado por la adaptación inmediata de la técnica a ese nivel. El cumplimiento de ese proceso marca el punto donde se necesita comenzar un nuevo ciclo, de manera tal que dos etapas pueden ser reconocidas para su inclusión en el ciclo anual de entrenamiento ideal. Con el uso de dicho sistema, el deportista no estará indebidamente preocupado acerca de la técnica, y sus logros no se estancarán. Los conceptos mencionados pueden ser explicados más a fondo, al referirnos a la Figura 5 (a). Durante la etapa de carga de fuerza concentrada, se debería enfatizar principalmente en el aprendizaje motor, por ej., el dominio de variantes más precisas de la técnica, orientado a ese nivel específico de preparación en fuerza veloz que será provisto por la carga concentrada. Teniendo en cuenta que el estado funcional del sujeto estará reducido durante esta etapa, este trabajo es realizado a una baja intensidad. Esto será efectuado, principalmente, por medio de ejercicios suplementarios especiales, por imitación del patrón rítmico (pero no de “tempo”), y sus elementos individuales relacionados, y por la ejecución del ejercicio deportivo completo, no con la fuerza máxima, si no bajo condiciones menos exigentes (incluyendo la acentuación de los elementos individuales). El esfuerzo es gradualmente intensificado durante la ejecución del ejercicio deportivo completo. Durante la etapa de EERLP de la carga de fuerza, el deportista comienza a perfeccionar la técnica y adaptarla a su preparación de fuerza veloz en incremento. Aquí es donde uno modela las condiciones de competición en el entrenamiento, para estabilizar la técnica perfeccionada del ejercicio de competición a la elevada intensidad de esfuerzo necesaria. Dado que el perfeccionamiento de la técnica es temporizado por la etapa de EERLP de la carga de fuerza, es apropiado analizar este fenómeno y agregar información adicional a las recomendaciones hechas previamente. Es necesaria una etapa relativamente prolongada de reducción en el volumen para promover el EERL. Sin embargo, en la práctica, los entrenadores usualmente intentan lograr grandes volúmenes de carga acumulada, y no siempre enfatizan el rol de la restauración muscular. Si bien proveen pausas de recuperación entre microciclos, de los llamados microciclos de sobrecarga, para permitir algún descanso, siguen sin utilizar efectivamente la reducción prolongada de la carga luego de grandes volúmenes. Sin embargo, dichos métodos son necesarios, no solo para la restauración, sino también para el desarrollo y óptima utilización de esos proceso fisiológicos que sustentan la adaptación. Estos procesos ocurren de manera relativamente lenta, y es necesario un período extenso para cumplimiento, que es mucho más largo que las 1-2 semanas que usualmente se dedican a la reducción de la carga. Sobreestimando la carga requerida para el desarrollo de la preparación especial, los atletas frecuentemente no solo realizan un volumen excesivo de trabajo, sino también ejecutan este volumen cuando el mismo está claramente contraindicado, es decir cuando la restauración física es vital. Por lo tanto, los volúmenes adicionales de carga no solo no ofrecen incrementos en los beneficios del entrenamiento, si no que también se tornan una barrera
  • 14. mayor para la estimulación de los procesos de restauración que son urgentemente necesarios para el cuerpo. Un esquema de trabajo que enfatiza el desarrollo de la velocidad es presentado en Figura 5 (b). Se distingue que los deportes de fuerza veloz (Fig. 5 a), en que este esquema provee una separación más aguda entre la carga de fuerza concentrada (área sombreada) y el trabajo para la mejoría de la velocidad. El trabajo de velocidad es excluido totalmente de la etapa de carga concentrada de fuerza. Sin embargo, el trabajo de velocidad es posible durante esta etapa, para perfeccionar la habilidad motora del atleta, que determina directamente la elevada velocidad del movimiento. Figura 5 (a) Organización de la carga para la fuerza veloz y en tipos de deportes de técnica compleja; (b) Organización de la carga para deportes de velocidad con una estructura de movimiento cíclica. Las áreas sombreadas se refieren a la carga de fuerza concentrada. R-F = resistencia a la fuerza; An-Glu = anaeróbico glucolítico; V max. = velocidad máxima. En ambos grupos, está representado el % de cambio a lo largo del tiempo, de todos los factores relativos a sus valores iniciales. “Estado” se refiere al nivel de aptitud o de acondicionamiento total del atleta, en cada momento del ciclo.
  • 15. La efectividad motora requiere de coordinación intermuscular eficiente, por lo que no debe haber tensión en los grupos musculares que no toman parte directamente en la ejecución de los esfuerzos motores. Esto involucra una secuencia específica de tensión y relajación de los grupos musculares en acción, para perfeccionar la estructura general de coordinación del ejercicio dado. Este tipo de trabajo, es casi compatible con la reducción del estado funcional del deportista; al ser indicado, este estímulo es ejecutado en el rango óptimo de intensidad de esfuerzo y frecuencia de movimiento. El trabajo de velocidad comienza solo al principio del EERL de la carga de fuerza (cuando la curva de “Estado” se eleva por encima del eje de “Tiempo”), junto con la elevación gradual necesaria en la intensidad de entrenamiento. En este período, la frecuencia y la velocidad de movimiento también se elevan. La velocidad de movimiento elevada, bajo condiciones de competición, está determinada, en gran medida, por la resistencia a la velocidad específica, que se produce a un nivel definido de potencia y de acuerdo a la capacidad de los procesos energéticos anaeróbicos glucolíticos. El tipo necesario de carga anaeróbica glucolítica exhibe dos picos (ver Fig. 5 b). • El primer pico es temporizado hacia el final, cerca de la culminación de la etapa de carga de fuerza concerntrada. Se emplean los medios de fuerza especializados, y el objetivo es desarrollar una resistencia especial a la fuerza, que es primariamente de naturaleza local. • El segundo pico continúa al período durante el cual el volumen de trabajo de velocidad alcanza el pico. Se emplean métodos de distancia (en deportes cíclicos), o medios y métodos especializados (en eventos de uno contra uno, y en deportes de equipo), cuando el objetivo es desarrollar resistencia a la velocidad específica. Para asegurar que esto no produzca un efecto negativo, este tipo de trabajo debería ser realizado en segmentos de pequeño volumen, y combinado con trabajos de velocidad. Debería tenerse en cuenta que, junto con la elevación en resistencia a la fuerza, la fuerza explosiva tiende a reducirse cuando ocurre el segundo pico de la carga anaeróbica glucolítica. Por lo tanto, en aquellos deportes donde la fuerza explosiva es de gran importancia, es necesario incluir un pequeño volumen de carga de mantenimiento, suficientemente intenso. Las formas mencionadas de organización de cargas de diferentes énfasis primarios ilustran la partida desde el tradicional principio de entrenamiento complejo, que consiste en la ejecución paralela de diversos esfuerzos. Sin embargo, esas formas, de ningún modo niegan el valor de la preparación compleja. Solo muestra que el último método es limitado como principio general para el entrenamiento de todos los deportistas, en todas las etapas de
  • 16. desarrollo, y le dan importancia a la necesidad de creación de vías más efectivas para entrenar deportistas altamente calificados. Utilización del Sistema de Secuencia Conjugada La investigación reciente demuestra que es apropiado emplear el sistema de secuencia conjugada de carga, en deportistas altamente calificados. El sistema de secuencia conjugada no rechaza al método complejo (concurrente) como el principio más general de entrenamiento, si no que lo extiende, de manera tal que este alcance los requerimientos para el acondicionamiento de deportistas altamente calificados. La complejidad debe ser entendida en términos de su evolución a lo largo del tiempo, no por sus contenidos y su estructura en un instante dado. Como se afirmó antes, el principal mecanismo del Efecto de Entrenamiento de dicho método, consiste en la sumatoria de efectos positivos posteriormente acumulados, de las cargas precedentes de diferentes énfasis primarios. Por lo tanto, el sistema de secuencia conjugada no solo preserva la ventaja del método complejo de entrenamiento, si no que también acentúa el efecto específico de entrenamiento de una carga para un énfasis dado. En el “todo”, la acumulación positiva de Efectos de Entrenamiento precedentes de esta forma de trabajo produce una elevación más unidireccional del cuerpo hacia una más alta y estable capacidad de trabajo especial. La ventaja del sistema de secuencia conjugada consiste no solo en proveer un elevado y estable efecto acumulativo de cargas de diferentes énfasis primarios, si no también en alcanzar un alto gado de efectividad funcional. En ese caso, el volumen global de carga unidireccional contribuye al incremento del potencial motor y el perfeccionamiento de la habilidad técnica. Al mismo tiempo, el trabajo superfluo es excluido, debido a que este no aumenta la entrenabilidad, sino generalmente obstruye el logro del efecto acumulativo del entrenamiento planificado. El sistema de secuencia conjugada debería ser utilizado en el ciclo anual de entrenamiento para organizar las cargas de diferentes énfasis primarios, y durante etapas separadas para la organización de cargas de énfasis primarios únicos. Además, debería distinguirse en términos de potencia y especificidad de la influencia de entrenamiento de los medios y métodos usados.