• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Una Visita a Granada   El Albayzín Introducción
 

Una Visita a Granada El Albayzín Introducción

on

  • 2,391 views

Una Visita a Granada El Albayzín Introducción

Una Visita a Granada El Albayzín Introducción

Statistics

Views

Total Views
2,391
Views on SlideShare
1,784
Embed Views
607

Actions

Likes
0
Downloads
30
Comments
0

15 Embeds 607

http://vuelvoagranada.blogspot.com 293
http://vuelvoagranada.blogspot.com.es 269
http://vuelvoagranada.blogspot.mx 20
http://vuelvoagranada.blogspot.com.ar 7
http://vuelvoagranada.blogspot.nl 4
http://vuelvoagranada.blogspot.fr 3
http://vuelvoagranada.blogspot.ro 2
http://vuelvoagranada.blogspot.com.br 2
http://vuelvoagranada.blogspot.be 1
http://vuelvoagranada.blogspot.it 1
http://vuelvoagranada.blogspot.co.uk 1
http://vuelvoagranada.blogspot.pt 1
http://vuelvoagranada.blogspot.ca 1
http://vuelvoagranada.blogspot.cz 1
https://s4-eu4.ixquick-proxy.com 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Una Visita a Granada   El Albayzín Introducción Una Visita a Granada El Albayzín Introducción Presentation Transcript

    • EL ALBAYZÍN BARRIO DE BARRIOS A MODO DE INTRODUCCIÓN AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Comienzo esta Guía, con un paseo por el barrio del Albayzín, “paraíso cerrado, conflicto urbano”, como ha sido definido. A mi me hubiera gustado ser y nacer de y en el Albayzín. A fuerza de subir y perderme en sus calles, él me lleva ya tan dentro, como yo a él. Como un universo aparte se me descubre el Albayzín. Su visita es como un viaje impredecible. Cada calle, cada placeta, cada rincón van cambiando cada vez que me adentro en él. Querido Paseante, el Albayzín es para ser visitado, para ser vivido, durante años, para ir descubriendo toda la riqueza que atesora. Adelante…
      • Una de las posibilidades de acceso es a través del Arco o Puerta de Elvira que se yergue solemne, sabedora de la historia que vive tras ella. Comunica la ciudad nueva con el Albayzín, como una frontera entre dos realidades distintas, que coexisten desde hace nueve siglos.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN: LA CALLE ELVIRA
      • Antes de subir al Albayzín, te invito a pasear por la calle Elvira. Siempre ha sido la “hermana pobre” de la señorial Gran Vía que trascurre paralela a ésta, en la falda del mítico barrio de barrios .
      • Popular y ruidosa acoge fragmentos de historia… en su capilla, que fuera puesto del librero Juan de Dios, en la Iglesia mudéjar de San Andrés, junto a los baños de la Casa de las Tumbas o la barroca Iglesia de los Hospitalicos, entre otros hitos de esta calle.
      • La calle Elvira ofrece en sus numerosas trasversales, diversas vistas del Albayzín, en las que merece la pena detenerse.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Volvemos a la Puerta o Arco de Elvira. Subiendo por la cuesta de la Alhacaba y siguiendo el paño de muralla zirí de la Alcazaba Cadima, hemos dejado atrás la puerta de Monaita y se llega hasta la Plaza Larga, centro neurálgico y comercial de los habitantes del barrio, donde se encuentra el Arco de las Pesas o Puerta Nueva y se entra ya en un recorrido laberíntico en el que no está de más perderse, aunque sin olvidar algunos puntos de interés. Como el paseo es largo y “también de pan vive el hombre”, no estará de más que visites la famosa Casa Pasteles y prepararse para el camino.
      • Esta Plaza me trae recuerdos de juventud, donde entre la Semana Santa y el Día de la Cruz, subía con frecuencia, cuando el Albayzín empezaba a cautivarme. Hoy me asomo a ella y veo correr a mis hijos, entrando y saliendo de la Puerta…
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • La Puerta Nueva o Arco de las Pesas que atraviesa la muralla, da entrada a un paseo que nos llevará al mítico paisaje de San Nicolás. Antes hay que detenerse en la Puerta de Hernán Román, que deja ya ver la constante del Albayzín –que lo es de Granada-: La mixtura de culturas, estilos y épocas, fundidas en sus calles y monumentos. Por donde quiera que mires, en Granada, todo ha sido amado, destruído y reedificado por pobladores y soñadores…
      • En este caso, el Paseante observa a san Agustín y una capilla oratorio en el seno de una muralla edificada por un rey Zirí en el siglo XII.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Pasado este punto, se sube por la empinada cuesta de Cementerio de San Nicolás; el bullicio hace adivinar que nos acercamos a la citada Iglesia, su aljibe y su plaza-mirador. Si te fijas verás como se evidencia nuevamente como cambia el urbanismo desde los Reyes Católicos: Se sustituyen las mezquitas por iglesias en la necesidad de cristianizar un tejido urbano ajeno y misterioso.
      • Pero en este caso, la plaza y sus celebradas vistas de la Alhambra no dejan tiempo para meditaciones históricas sobre la conquista.
      • Es hora de deleitarse…
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Anhelo de visitantes, que al llegar aquí tras esforzadas cuestas, respiran a la vez aire fresco y misterio, afanándose por llevárselos en sus cámaras de fotos.
      • Sin embargo, el granadino que te habla, lo contempla con la nostalgia de saber que su vista es un regalo del que quisiera gozar permanentemente, pero que se le escapa de las manos, como el agua del aljibe…
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Tiene el Albayzín otros accesos, que dejan ver desde otra perspectiva la Granada del Paseante Anónimo . Así podemos subir por la carretera de Murcia hasta llegar a la Iglesia y mirador de San Cristóbal. Es el momento de contemplar la magnífica vista de la Vega, Sierra Nevada, la Alcazaba Cadima y Dar–al–Horra y por supuesto la Alhambra.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • … Te invito a contemplar esta vista, de día o de noche, en un juego de adivinar, sobre las torres, las campanas, los jardines, las iglesias, los pequeños barrios que pueblan el Albayzín… y que se ven en el horizonte.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Desde estos dos puntos de acceso, junto con el bellísimo del bajo Albayzín, por la Carrera del río Darro, vamos a ascender hasta los barrios más altos para luego dejarnos resbalar por sus callejas.
      • Vas a encontrar así, la Iglesia de El Salvador que, como antigua mezquita mayor de la que fue medina, conserva aún el patio de abluciones, como no, con su aljibe.
      • Un poco más arriba encontramos el Albayzín más íntimo, el que se encierra ensimismado y eterno: Es la zona de la calle San Luis, Fajalauza, la Cruz de la Rauda, la vereda de los Pinchos... ya cerca del Sacromonte.
      • El Albayzín alto, quizás el menos conocido, alberga las mejores perspectivas de la ciudad y sus intrincados callejones se abren en bellos balcones a Granada.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • En otro posible paseo, en esta introducción sobre el Albayzín, bajando de San Nicolás, hacia la plaza de San Miguel Bajo nos encontramos con los cármenes más grandes y bellos, viviendas típicas del Albayzín y de los barrios altos de Granada, oportunidad para descubrir el mundo privado de este barrio.
      • En el mismo carril aparece el Monasterio de Santa Isabel La Real, ya muy cerca de San Miguel, uno de los secretos mejor guardados del Albayzín. Se accede a este refugio de clarisas, que fundó la reina Isabel en los primeros años del mil quinientos, a través de un portalón que lo esconde de la vía pública. Y es de esos rincones preferidos del Albayzín, donde se respira paz.
      • De él guardo el grato recuerdo de los paseos con mi compadre, descubriendo rincones para nuestras fotos.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Ya en la plaza de San Miguel se encuentra la iglesia dedicada al santo y casi medianero con la iglesia, un pequeño callejón, del Gallo, conduce al Palacio de Dar-al-Horra que fue habitado por la madre de Boabdil. Palacio solitario y misterioso de difícil acceso que guarda los secretos de Aixa, madre fiel y esposa despechada.
      • San Miguel, con su placeta, es un oasis para el Paseante, que pude poner en orden lo ya visto, disfrutando de una tapa, en sus magníficas tascas.
      • Muy cerca de la plaza de San Miguel, el mirador de La Lona proporciona nuevas perspectivas: la Gran Vía, la estación de ferrocarril y, sobre todo, la sierra Elvira en cuyas faldas se estableció la primera ciudad.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Te ofrezco, si ya has descansado, otra ruta. Debes buscar dirección a la calle San Juan de los Reyes, y pasar por la Iglesia con su alminar de San José, que fuera mezquita, quizás la más antigua de Granada.
      • Cerca, la Placeta de Carvajales, una de tantas recoletas plazas del entramado de calles albayzineras, ofrece espléndidas vistas, por su proximidad, de la Alhambra y su alcazaba.
      • Desde aquí, hay que llegar por San Gregorio Bético hasta la calle Calderería y descubrir, mientras nos tomamos un té que la historia es siempre caprichosa… Lugar de mis confidencias…
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Como ya he comentado anteriormente, al otro extremo de la entrada por el arco de Elvira, se encuentra, la que para mí es quizás, el acceso más hermoso al Albayzín, por la Carrera del Darro para llegar a la cuesta del Chapiz, bajo la colina de la Alhambra, que se llena, durante el día y hasta altas horas de la noche, de mesas y veladores donde se puede huir del calor de la ciudad en las noches de verano o buscar el sol del mediodía en el invierno.
      • Estas fotos son recuerdos de tantos paseos, de tanta belleza que he intentado plasmar, de la gran emoción que me embarga cada vez que me dejo andar río arriba…
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Este recorrido permite al Paseante Anónimo surcar años de historia, sabor tradicional y pintoresco y deleitarse con lo que la mano del hombre ha esculpido sobre el capricho de la naturaleza: La Carrera del Río Darro, sucesión de casas, palacios, calles… a derecha e izquierda, encajonado entre la suntuosa Alhambra y el intrincado Albayzín.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • En esta sucesión casi onírica de callejas, casas moriscas, conventos… , te van a llamar la atención edificaciones como El Bañuelo, quizá los baños árabes más antiguos que quedan en España.
      • En la otra orilla del río, los restos de una fabulosa Puerta, de los Tableros, que la imaginación nos permite reconstruir sobre sus restos.
      • Junto a ellos, la increíble fachada manierista de la Casa del Castril, palacio del XVI que, en la actualidad, es el museo Arqueológico de Granada, con su inquietante leyenda de “Esperándola en el Cielo”, con la que mi querido abuelo, me emocionaba con su relato.
      • También cercana, aunque en un pequeño callejón, se encuentra la casa de los Pisas, palacio del siglo XVI convertido en un museo dedicado tras su muerte en sus dependencias, a san Juan de Dios, aquel a quien Dios dijo “Granada será tu Cruz” y que recorrió las calles de la ciudad barroca con la caridad como estandarte.
      AMGCH 2007 ©
    • EL ALBAYZÍN
      • Llegados a este punto, tras este breve “aperitivo” a modo de introducción del Barrio de Barrios, te invito a recorrer ahora mis rincones íntimos del barrio del Albayzín, a través de mis fotografías, mis pensamientos, ensueños, recuerdos y vivencias.
      • Como en cualquier otro sitio de mi Granada, te sugiero que te sientas Paseante Anónimo.
      AMGCH 2007 ©