PERIÓDICO "HUELLAS DEL GUAMBUYACO" 3. Enero-febrero.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

PERIÓDICO "HUELLAS DEL GUAMBUYACO" 3. Enero-febrero.

on

  • 362 views

Tercer numero del Periódico Regional "Huellas del Guambuyaco", correspondiente a los meses de Enero y febrero de 2013.

Tercer numero del Periódico Regional "Huellas del Guambuyaco", correspondiente a los meses de Enero y febrero de 2013.

Statistics

Views

Total Views
362
Views on SlideShare
346
Embed Views
16

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

2 Embeds 16

http://kaminulimay.blogspot.com 15
http://kaminulimay.blogspot.com.ar 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

PERIÓDICO "HUELLAS DEL GUAMBUYACO" 3. Enero-febrero. PERIÓDICO "HUELLAS DEL GUAMBUYACO" 3. Enero-febrero. Presentation Transcript

  • 2uellas Periódico Regional E D I TO R I A L Normalmente, en el periodo que corresponde a los últi- mos y primeros días de cada año, se experimenta un fenómeno muy reconocido, la aparición de un doble sen- timiento en la gran mayoría de personas: primero, el arre- pentimiento por aquello que se dejó de hacer o se hizo mal en el año que pasó, y, después, el resurgimiento, casi inevi- table, de una esperanza renovada, de un nuevo pacto con la vida, con incontables propósitos para los siguientes 12 meses: un mejor empleo, un nuevo amor, un nuevo diplo- ma que colgar en la pared; que el carro, que la moto, que el computador, que el televisor, etc.; algunos, como podemos ver, intenciones nobles, otros, en cambio —la gran mayo- ría—, propósitos materiales que incumben únicamente el bienestar personal, o familiar. No pensarán, por lo anterior, que se pretende señalar como deshonroso el pensar en uno mismo y en los seres más cer- canos; por supuesto, es necesario y gratificante trabajar por quienes hacen parte de nuestro entorno más íntimo, nuestra familia. Sin embargo, vemos que es necesario —y aún más en este periodo difícil por el que pasa nuestro pueblo—, evocar el gran principio de vida enseñado por generaciones pasadas, que invita a reconocer que, además de ser indivi- duos miembros de una familia de sangre, somos individuos integrantes de una familia aún mayor: nuestra comunidad. Invitamos a preguntar: ¿qué estamos haciendo por el bien- estar de nuestro pueblo?, y ¿cuántas de nuestras acciones, aparentemente solidarias, no han tenido a cambio una retri- bución económica? Es probable que de los pocos que res- pondieron afirmativamente al primer interrogante, algunos se encontraron después con la terrible verdad de que han sido muy pocas, o ninguna, las acciones totalmente des- interesadas. ¿Es tan difícil dar sin esperar nada a cambio? Es necesario, entonces, invitar a decir: ¡no más!, a los prin- cipios macabros de un sistema económico, político y social que premia las acciones egoístas, que celebra los triunfos de los más “avispados”, donde la competencia desleal y el exceso de ganancia de algunos comerciantes y empresarios, que deterioran la economía de los más pobres, sumados a Director Alex Dairo Jiménez Portillo Comité editorial María Eugenia Apráez Juan Gómez Madroñero José Vicente Gómez Aurelio Zambrano Díaz José Vicente Córdoba Julio César Muñoz Alba Córdoba Cabrera Gregorio Gómez Madroñero los actos infamantes de corrupción de nuestros líderes po- líticos, han sido la base y principio de la desigualdad social que en la actualidad vive el mundo y nuestro municipio. Ayudar a desenmascarar esta equivocada forma de com- prender la vida fue una de las razones por las cuales em- pezamos nuestra labor cuasi-periodística; como interme- diarios y promotores de opinión, como canal y punto de encuentro entre los gobernantes y los gobernados, comu- nicaremos a ustedes, tambeños y amigos de la región, de manera justa, los sucesos que afectan tanto positiva como negativamente el presente y futuro de miles de coterráneos. Esperamos, al tomar una posición crítica y mantener siem- pre una visión reflexiva frente a cada suceso, motivar en toda la ciudadanía a un cambio de actitud, desde la siempre reprochable indiferencia hacia los otros, al compromiso so- lidario sin ningún interés. Con valentía, persistiremos en nuestra labor, en momen- tos solitaria, en momentos impopular, ultrajada a veces por quienes temen que el develamiento de su equivocado ideal de progreso y felicidad les muestre la frivolidad de sus vidas y lo malintencionado de sus acciones; hemos de reafirmar que, aun en contra de la opinión de la gran mayo- ría —de la opinión general de un pueblo que siempre se ha mantenido unido en pocos aciertos y en incontables errores y autoengaños—, ¡persistiremos juntos!, para resistirnos a la unidad homogénea de un pueblo que repite obediente- mente un mismo discurso, e impulsar una hermandad so- lidaria, diversa, respetuosa y promotora del bien común. Así, leales a los tres principios que rigen nuestro proceder como medio periodístico: justicia, solidaridad y certeza, seguiremos adelante con la firme convicción de saber que un juicio de opinión no es estimable en sí mismo cuando no está acompañado por una propuesta: Huellas no sólo comunica, sino que, directa o indirectamente, propone. Están todos invitados, entonces, a considerar sus vidas des- de una perspectiva diferente: la vida como donación incan- sable y desinteresada. COLECTIVO LITERARIO KAMINU LIMAY El Tambo, Nariño. Teléfonos: 3144653799 – 3117952611 Correo electrónico: kaminulimay@hotmail.com Diagramación e Impresión Empresa Editora de Nariño Edinar Calle 21 No. 19 - 57 Tel. 7200952 Las opiniones expresadas son responsabilidad de los autores y no comprometen a los principios ni políticas del periódico Huellas Colaboradores Rosalba Oviedo Pinto Claudio Andrés Ruales Julie Mena Ortega Claudia Janeth Burbano Pedro Melo Córdoba Jaime Roberto Yela Corrección Gramatical Gonzalo Jiménez Mahecha Foto: Tambeño Soy
  • 3uellas Periódico Regional O P I N I Ó N Claudio Andrés Ruales Rodríguez Acontinuación intentaré explicar las circunstancias de carácter legal con relación a las decisiones tomadas en la re- unión del 26 de enero de los corrientes, en instalaciones de la I. E. Sagrado Corazón de Jesús, de El Tambo, N, donde asistieron autoridades civiles, representadas por el primer mandatario de este municipio, el se- cretario de gobierno, tesorero y personera municipal, autoridades religiosas del sec- tor católico como el párroco y el delegado del señor Obispo, miembros del gremio de Motoristas y comunidad en general, para dirimir sobre la realización y festejo del lunes 4 de febrero, donde tradicionalmente celebran como parte de la fiesta el gremio de motoristas. De los interrogantes y dificultades que se tiene frente a decisiones que pretenden reglamentar el desarrollo de unas festivi- dades de origen religioso que encierra fe, respeto, costumbres, creencias, comercio y libertad de expresión, queda decir que estas medidas necesariamente deben adaptarse a unos nuevos tiempos y nuevas realidades. En la actualidad, Colombia es un Estado Social de Derecho, donde las personas son sujetos de derechos y obligaciones, políti- cas, económicas y democráticas, otorgán- dose la calidad de ciudadanos en igualdad de condiciones. La Constitución de 1991 crea un ambiente de convivencia donde las ideas convergen y por más descabelladas que estas puedan ser ¡deben ser respetadas! pero dentro de las normas constitucionales. Se convocó a una reunión con el fin de tomar decisiones sobre el festejo del tra- dicional día del gremio de motoristas; si entendemos el objeto de la reunión para decidir estrictamente sobre temas de carác- ter religioso, es válido aceptar que el con- vidante sea el sector católico, pero si ésta se la pretende tomar para definir un regla- mento que afectará la convivencia de los habitantes del municipio, tal iniciativa no puede ser válida por dos sencillas razones: primera, debe establecerse como un cabil- do abierto, convocado por una autoridad CIVIL, legalmente reconocida. Y segunda, se debe tratar temas de carácter público, tal como se afirma: “El cabildo abierto es la reunión pública de los Concejos distritales, municipales o de las juntas administrado- ras locales, en la cual los habitantes pueden participar directamente con el fin de discu- tir asuntos de interés para la comunidad”. Según el artículo 9 de la Ley 134 de 1994, donde su procedimiento comienza por la solicitud que deben hacer por lo menos el 0,5% del censo electoral respectivo. Pero, ¿Qué es una convocatoria?, ésta se realiza mediante un acto administrativo debidamente motivado y con fuerza de ley. En cambio, el acto administrativo es la ma- nifestación de voluntad o de juicios emiti- dos por la administración que lo autorice y lo prevea para la validez de las decisiones tomadas en una asamblea; estas deben es- tar ajustadas al reglamento o reglas acorda- das dentro de la misma. En la mayoría de asambleas, se decide en votación tomando mayoría simple, o sea la mitad mas uno. El municipio de El Tambo, N, está constituido aproximadamente por 17.000 habitantes, siendo el 50% más uno los que decidirían a favor o en contra a una propuesta. Por lo tanto, la reunión del 26 de enero de 2013, civilmente y como asamblea municipal NO es invalida ya que el número de habitantes asistentes a la reunión no superan la mi- tad mas uno, además que tampoco ha sido convocada mediante acto administrativo, suficientemente motivado por la autoridad civil legalmente reconocida. Y aunque den- tro de los reglamentos del sector católico pueda tener validez, no puede reconocerse, como una decisión legal, para ser aplicada con fuerza de ley para los ciudadanos de El Tambo. Si bien las decisiones se tomaron en base de la existencia de festividades de carác- ter religioso del sector católico, estas de- cisiones tendrían fuerza de ley siempre y cuando en Colombia la norma superior que dispondría seria la Constitución de 1886, cuando la religión católica se consagraba en la carta magna, pero la Constitución de 1991, sin ser atea, ya que invoca “la pro- tección de Dios” en el Preámbulo, recono- ce la libertad de cultos en su Art. 19, sin ningún límite donde se encierra la libertad al desarrollo de la personalidad, la objeción de conciencia y pensamiento. Tradicionalmente y en relación de los días de fiesta, desde el día miércoles, pasando por los días viernes, sábados, domingos, lu- nes y hasta los días martes de cada último fin de semana del mes de enero, los man- datarios de turno los han decretado como días cívicos, tomando medidas preventivas de contingencia y de orden, como la regla- mentación de transito, reglamentación del espacio público para la ubicación de los co- merciantes, así como el recaudo de impues- tos por el uso del mismo. Así pues, debe decretarse el día lunes como un día cívico ya que por veintidós años se lo ha vendido haciendo. Es evidente que en ésta fecha el comercio y la economía se dispara, fomen- tando directa o indirectamente el empleo y trabajo en una región donde el desempleo, la pobreza, la necesidad, el hambre y la falta de oportunidades cada dia se ve más acrecentados. Las decisiones a tomar en las condiciones presentadas en la reunión del 26 de enero del corriente, no son las mejores para que estas sean legalmente reconocidas, ya que ante la falta de requisitos como los anterior- mente mencionados, la motivación de las mismas y la falta de acciones administrati- vas por iniciativa de la autoridad civil, no son suficiente argumento para que se pueda asumir como decisiones de orden legal. Es un poco difícil deducir quien tiene la po- testad de reglamentar la forma de realizar unas fiestas de carácter religioso-católicas que obedecen a la fe demostrada a nues- tro Patrono Jesús Nazareno, la cual se han transformado no solo en la realización de procesiones y manifestaciones de fe, sino a la visita de una gran cantidad de pere- grinos, visitantes, turistas, comerciantes y curiosos, los cuales asisten a nuestro mu- nicipio en estas fechas. Si la intención es proteger las buenas costumbres, se debe acudir a los principios que la Carta magna promueve, donde las actuaciones de las au- toridades civiles y religiosas deben ceñirse a lo ordenado en ella, creando un ambiente de convivencia y solidaridad donde cada parte debe ceder y ofrecer su buen juicio lo mejor para que coexistan en armonía si afectar la tradiciones, la fe y el patrimonio que identifica a El Tambo, Nariño. Acerca de la legalidad de la “Asamblea general del pueblo”
  • 4uellas Periódico Regional O P I N I Ó N Aurelio Zambrano Díaz En esta edición, hablaré sobre los atropellos que se han cometido contra el patrimonio arquitectónico y cultural en los últimos treinta años, puntualizando en cada uno de ellos; se hace para sentar una crítica con miras a evitar más desmanes contra nuestras riquezas existentes y fijar un punto de partida para que quienes tengan que cuidar estos valores, lo hagan con la responsabilidad y asesorados con el profesionalismo del caso. Es de conocimiento general que en el año de 1979 ocurrió una catástrofe natural; nos referimos al maremoto terremoto que afectó el suroccidente de Colombia. Nuestra población no fue ajena a su efecto, el templo sufrió enormes daños; inmediatamente el párroco Carlos Santander Villarreal, en una actitud quijotesca, se puso al frente de su reconstrucción con la colaboración de las autoridades locales y con la mayoría de los feligreses que aportaron su esfuerzo laboral y económico. Después de una década, se dio por terminada esta labor; su gestión permitió elevar el status del templo y logró la connotación de Santuario. Sin embargo, nuestra crítica se centra en las transformaciones que afectaron lo que pudo ser una verdadera reconstrucción: 1. Al crear un pasillo para acceder a la imagen central, se rompe por completo la comunicación que existía entre el altar mayor y los altares menores ya desaparecidos; cuando este pasillo está conges- tionado de feligreses, distrae la devoción de quienes están en la parte inferior. Desapareció la ornamentación que rodeaba el sagrario y se fractura la integridad con el altar; esta ornamentación se remplazó con enchape de mármol negro, material adherido sin relación con el lenguaje original arquitectónico del templo, con lo que pierde la her- mosa composición de carácter románico, que era coherente con la fachada del templo. Igual suerte corrieron la sacristía y su entorno: se crearon los accesos actuales, es decir los frontones elaborados en losas de mármol, los cuales aún esperan las columnas que permitan la coherencia con el altar. Se repellaron con granito negro los cos- tados de las naves y columnas en su parte baja; este desacierto, que lapidaba aún más el templo, tuvo que ser tapado con duela; aquí se perdió otra parte de la lectura y la concepción inicial. Patrimonio municipal La construcción de dos altares menores ubicados a la entrada del templo en cada nave: es cierto que las personas necesitan ubicar a los santos de su devoción, pero arquitectónicamente están fuera de la secuencia con las demás imágenes. Los ventanales de madera de la parte inferior fueron remplazados por metálicos, con lo que se dañó la armonía con los ventanales de la parte superior. La par- te externa, es decir el atrio, también se transformó: de él solo se conservaron las palmeras, una de las cuales está a punto de morir. 2. El proceso también afectó a la Casa parroquial, que fue demo- lida y en su lugar se construye otra, que es mezcla de diferen- tes corrientes arquitectónicas. Contigua a ella se realiza una es- cultura, que fue encerrada arbitrariamente y perdió así el posible contacto con el transeúnte; la pregunta que cabe hacer es: ¿Cuál era el objetivo de su construcción? Se construye una plataforma para espectáculos culturales, que por su posición o mala ubicación impide apreciar cómodamente, ya que el desnivel no favorece al espectador. 3. La parte trasera de la iglesia, es decir lo que hoy conocemos como la Casa campesina, fue en su origen la Casa del peregrino, hoy parece que no formara parte del conjunto de la construcción, nunca se incluyó en los proyectos de mejoramiento: ¿será que los pobres que la habitan o los visitantes no tienen derecho a un estar digno?; expuesta a las inclemencias del tiempo, evidencia una ac- titud de olvido por parte de la curia; este lugar, al ser reconstruido y bien aprovechado en función de una acción social y evangeliza- dora, permitiría complementar el conjunto de la obra. Interior del templo parroquial. Año 1950 Casa parroquial. Año 1953 Gruta Nuestra Señora de Lourdes. Año 1953.
  • 5uellas Periódico Regional 4. La gruta que años atrás engalanaba la entrada de nuestro pueblo, está perdiendo su razón de ser; con el pretexto de un accidente de uno de los árboles ya en mal estado que rozó y dañó levemente la imagen arrodillada (Bernardita), fue causa para tomar la decisión de talar el resto, luego se cambió la fachada y su ornamentación, se le agregaron tres astas en las que flameó por varios años la bandera de la discoteca Oasis como símbolo de buenos bailadores, y lo más reciente es haber colocado una cruz alusiva a una estación del Viacrucis, que primero entorpece el tráfico normal y, lo más triste, desentona con la obra, y confunde la lectura de la escena central. 5. El cementerio también ha sufrido cambios; unos con gran acier- to, como la construcción de nuevas bóvedas que le dan continuidad a la obra como tal y que, por su razón de ser, amerita, pero al per- mitir la construcción de mausoleos autorizados por el padre Alber- to, el padre Javier y el padre Antonio sin orden y principios gene- rales, y dejar a la capacidad económica del doliente y al gusto del albañil, estas obras, más que engalanar, trastocan la armonía visual que debe mantener este lugar, considerado en su origen como uno de los más bellos cementerios del suroccidente colombiano; hoy por hoy, las esculturas realizadas por el maestro Alejandro Vallejo (hermano de Marceliano Vallejo, el escultor de los vientos) requie- ren de una pronta restauración y un mantenimiento continuo, para evitar su deterioro. Los escritos realizados en cada estación fueron cambiados; los originales fueron autoría de Nacor Bolaños, cono- cido en el mundo literario como TRINO JE DE COLMENARES. Es necesario aclarar que no todo aquel que nos visita lo hace con fines religiosos; también existe el gusto por la arquitectura, la es- cultura, la música, el arte, la ecología, la gastronomía, el deporte recreativo y la tranquilidad de nuestro pueblo. 6. La plaza principal es el espacio público que más atropellos ha sufrido: primero se optó por quitar las puertas del parque, que de alguna manera permitían la conservación de la belleza ornamental de sus jardines; luego, por orden del mandatario Norberto Ortega (periodo 1986-1988), derribaron el marco, exponiendo la natura- leza existente a tal punto que hoy ya se ha convertido en peque- ños potreros. Se sembraron árboles de gran tamaño, que cada vez más entorpecen la visual de la escultura, cuyo valor referencial se enaltecía al estar rodeada por palmeras; una de estas palmeras se sustituyó hace poco por otra diferente y se dañó el juego simétrico existente. Y qué decir de las jardineras perimetrales, aquellas ya sin veraneras, con las que cada quien busca decorar a su antojo; el último fue el Senador Camilo Romero quien, en medio de elo- gios y aplausos por su sentimiento ecológico, sembró una palmera que nada tiene que ver con el conjunto. La opinión generalizada hoy por hoy, ante semejante irrespeto, sólo se resume en decir “el parque sí era bonito”. Tan sólo es necesario hacer una vista aérea desde cualquier balcón de la plaza para darse cuenta de que ya se está perdiendo la lectura visual total de sus jardineras. Como elemento agregado, pero que no tiene la más mínima rela- ción con el conjunto de la plaza, el ingeniero Salazar, asesor del alcalde en mención, sin creatividad alguna, más por el afán de cumplir con un contrato, diseñó “unas fuentes”, donde se alternan tres botellas y tres arepas. Este adefesio es el claro ejemplo de una falta de planeación urbanística y de que a muchos poco o nada les importa el patrimonio; no conformes con esto, quitaron las dos pla- cas conmemorativas de los monumentos y se dio el lujo de poner en el anonimato a quien, en escasos quince años, realizó las obras más representativas en nuestro municipio, cosa que ni todos los alcaldes juntos han logrado en 50 años. “El Tambo agradecido al factor heroico de sus múltiples obras de progreso. Pbro. Dr. Don Jesús Villarreal O. Su memoria más que el bronce grabara la gratitud”. Mayo de 1952, es el texto original de una de las placas. 7. En la actualidad nos enfrentamos a la desaparición de la capilla de lo que hoy es la Institución EducativaAgropecuaria Jesús Naza- reno; su deterioro comenzó debido a un incendio, pero desde este hecho no se ha realizado esfuerzo para su reconstrucción; tal es el abandono del lugar, que de él solo queda un asomo de su fachada, con la imagen de Fátima rescatada de la conflagración. Hoy vemos con dolor como han sido tratados sus logros: ¿Así pa- gamos a quien bien nos sirve? Entre las obras realizadas por el señor Pbro. Jesús Villareal, se cuentan: la Terminación del templo, con la construcción de las dos torres, ornamentación interior y exterior en alto relieve, pintura y decorado, altares, mobiliario, cielo raso y ornamentación de las na- ves laterales, ornamentación del artesonado central, vigas de ama- rre para seguridad, ornamentación para el culto (30 de noviembre 1939-enero 31 de 1943); la Iluminación del templo con la compra de una planta termoeléctrica de 10 kilovatios (diciembre de 1954), la construcción del cementerio (1955), la cripta Nuestra Señora del Carmen(1955), la gruta de Lourdes (septiembre de 1943 - marzo de 1944), la casa cural (1952 - 1953), el Instituto Jesús Nazareno, construcción de dos pabellones, capilla, amplias aulas, salón de conferencias, patios de recreo, granja, mobiliario (1945), el parque principal (1952), gestiona y construye la locación para las escue- las departamentales de Tanguana, Pocaurco, Los Limos, Ricaurte, Las Cochas, la reconstrucción de la planta eléctrica del municipio, lleva la congregación de las Hermanas Bethlemitas, las dota de espacio para el convento e impulsó la construcción de su capilla, impulsó la construcción del palacio nacional. Fueron obras reali- zadas con los aportes de la comunidad. Parque la Libertad. Año 1975 Lugar donde se encontraba la capilla de Fátima. Año 1953 O P I N I Ó N
  • 6uellas Periódico Regional Salario y pobreza Rosalba Oviedo Pinto Secretaria de prensa y publicación SIMANA El reajuste unilateral del salario mínimo, concertado por el gobierno y los em- presarios sin escuchar ni tener en cuenta la opinión de las centrales obreras, fue del 4.02 %, equivalente a $22.800 mensuales, que no se corresponde con el alza de los ar- tículos de primera necesidad, que desborda el porcentaje acumulado en los doce meses del año transcurrido, siendo mayor que lo contemplado en las cifras de las estadísti- cas oficiales, con el argumento de que la inflación disminuyó y que la proyectada para el 2013 es el 3%. A pesar de que están en camino alzas su- periores, gobierno y patronos declararon su generosidad con el incremento del sala- rio mínimo por encima, según ellos, de la inflación causada y proyectada. El salario mínimo lo reciben más de diez millones de colombianas y colombianos; aunque cerca de dos millones más reciben un menor in- greso. Es un absurdo este salario miserable, en un país considerado el tercero de mayor desigualdad en el planeta. La cifra mezquina de un salario de miseria, así llamado por los sindicalistas, pretende ser soportado por la falacia capitalista de que se está generando empleo y que la tasa de desocupación a noviembre del 2012 fue del 9.2%, una de las más bajas en los últi- mos decenios; sin embargo, no explican los tecnócratas gubernamentales que el mayor empleo en Colombia es la informalidad, el empleo disfrazado a la hora de la verdad, desempleo sin atenuantes. El 60% de los colombianos con empleo está en la informalidad, que supone ines- tabilidad, inexistencia de seguridad y de garantías laborales. La industria, el comer- cio y los servicios han generado muy poco empleo, mientras en el campo es evidente que no lo hay. La reforma laboral uribista, que compulsó derechos laborales con el cuento de que se estimularía el empleo, no fue así, a la hora de la verdad se convirtió en mejores con- diciones de rentabilidad y utilidad para los capitalistas con el mismo argumento que esgrime el gobierno actual, que puso en marcha la reforma tributaria que alivia las cargas a los empresarios y se las endurece a las capas medias y las de menor ingreso. Es lo que se llama un régimen plutocrático: lo ancho para los ricos y lo angosto para los pobres; aumenta así la brecha entre unos y otros. Estas son las cosas que se deben cambiar, otra Colombia es posible, la clave es la unidad y la movilización de masas, única forma para poder contrarrestar los mitos y las mentiras del gobierno nacional. O P I N I Ó N
  • 7uellas Periódico Regional Rendición de cuentas Doctor William Dorado Hidalgo Periodo enero – diciembre de 2012 Apreciados Tambeños. Es sumamente gratificante para mí el poder hacer realidad uno de mis compromisos adquiridos con la comunidad de nuestro municipio, que fue el de rendir cuentas a todos los ciudadanos, sobre mi gestión como alcalde de El Tambo, N., destacando que este ejercicio lo haremos de manera periódica. En realidad, es muy importante, para mí, el poder presentar a to- dos ustedes este primer informe sobre la gestión de mi gobierno, donde doy a conocer cómo recibimos el municipio, cómo vamos avanzando y qué hemos logrado en nuestra gestión; donde primor- dialmente nos hemos dedicado a identificar los principales proble- mas y debilidades que afectan a nuestro pueblo, para dar concretas y prontas soluciones, porque queremos hablarles con la verdad, y hacer una administración transparente y de cara a la comunidad, donde prime el interés común sobre el interés personal. Cómo se recibió el municipio Al iniciar el actual período de gobierno, se recibe el municipio con un panorama financiero difícil, al que se ha ido enfrentando esta administración, resolviendo situaciones y aspectos de orden legal, laboral y, en general, económico. Aspectos, como la disminución en el recaudo de la sobretasa a la gasolina, afectaron desde el año anterior la situación financiera del municipio, teniendo en cuenta que los recaudos por este concepto han disminuido sensiblemente debido al incremento de los subsidios en la gasolina autorizados por el gobierno nacional en esta zona del país. En cuanto al recaudo de otros impuestos y contribuciones, como el de Estampillas Pro-Cultura y Desarrollo, se ve afectado en razón a que el Centro Hospital San Luis ESE, a partir del mes de marzo del 2011, no recauda y transfiere este descuento al municipio, en apli- cación de la Circular Externa No. 000064 de la Superintendencia Nacional de Salud, con lo que se da una disminución de un 50% en este concepto. Respecto a los demás impuestos locales, el recaudo, de igual forma, no es representativo, por la falta de una cultura de pago en la ciudadanía, pese a los esfuerzos por efectuar ese recau- do, por lo que se encuentra presupuestalmente una disminución en los ingresos propios para esta vigencia en un valor aproximado a los $400.000.000.oo, en comparación con el año anterior. Al inicio de esta Administración se encontró que presupuestalmen- te no se incluyeron las partidas suficientes para cubrir la nómina y mesadas pensionales, las cuales únicamente tenían disponibilidad presupuestal hasta el mes de agosto de este año. En la evaluación al desempeño integral que hace Planeación Nacional a todos los municipios del país, encontramos que nuestro municipio se hallaba en el puesto 62 de un total de 64 municipios en el Departamento, y en el puesto 968 de un total de 1098 municipios que tiene el país. Qué estamos haciendo AVANCE EN CALIFICACIÓN A LA EVALUACIÓN DEL DES- EMPEÑO INTEGRAL (Gestión Administrativa y Financiera) DEL MUNICIPIO DE EL TAMBO. En los últimos años, el Depar- tamento Administrativo de Planeación Nacional, en la Evaluación al Desempeño Integral (Gestión Administrativa y Financiera) que realiza anualmente a todos los municipios del país, para lo cual se tiene en cuenta la calidad y oportunidad de la información que se presenta después de cada vigencia fiscal, El Tambo no ha salido bien librado, ubicándose a nivel Nacional y Departamental en los últimos lugares. En el Departamento, de un total de 64 municipios, y en la Nación de un total de 1098 municipios, en los últimos años ha tenido el siguiente ranquin: I N F O R M E DE G E S T I Ó N Cuentas claras para los Tambeños.
  • 8uellas Periódico Regional I N F O R M E DE G E S T I Ó N Dadas las medidas adoptadas, el interés por sanear el municipio, la calidad y oportunidad en los informes que se remitieron en esta vigencia a órganos de control, y en especial al Departamento Na- cional de Planeación, la Actual administración ha logrado, hasta el momento, escalar en el Escalafón de desempeño integral munici- pal, del puesto 62 al puesto 36 en el ranquin a nivel departamental, y a nivel nacional del puesto 968 al 470. Deuda general del municipio Se encuentra un municipio con una deuda, que más adelante se fue conociendo en detalle, que supera actualmente los $4.500.000.000. Además, encontramos que el convenio de pavimentación de 600 metros desfinanciado e inconcluso, así mismo convenios de pago incumplidos, como también la unidad de servicios públicos inacti- va, las vías secundarias y terciarias deterioradas, el hogar agrupado en sitio no adecuado; en relación con el presupuesto de la nómina, incompleto, una planta de personal desbordada. Logros • Pavimentación de los 600 metros, de la vía El Tambo - El Mo- tilón. • Mantenimiento de la vía principal El Tambo - El Motilón y vías veredales. • La Ministra de Educación Nacional, María Fernanda Campo, benefició con el Programa de Transformación de la Calidad Educativa, Todos a Aprender, al municipio de El Tambo, Na- riño. • En el programa Más Familias en Acción, El Tambo pasó de te- ner 1180 familias, a contar con 1919, gracias al exitoso proceso de inscripción organizado por la administración municipal. • En el campo educativo, hemos logrado desarrollar, en conve- nio con el SENA, los siguientes cursos: Técnico en Manteni- miento de Motores Diesel, Técnico en Gestión y Formulación de Proyectos Agropecuarios, Técnico en Producción Pecuaria; Cursos complementarios producción de cuyes, en la vereda Humitaro, Potrerillo, Ricaurte, Alto sano. • Implementación de un vivero municipal, para la germinación de 200.000 plántulas de fique, y la implementación de una par- cela demostrativa, en variedades de frijol voluble (cargamanto). • Jornadas de reforestación, con la participación del Adulto Ma- yor y funcionarios de la Administración Municipal. • 36 familias se beneficiaron del programa Empleo de emergen- cia, del DPS. • En convenio con el SENA, capacitar a la población Víctima en cursos como: Panadería, Mecánica de Motos y Artesanías; programas que reiniciaran en el año 2013. • Realización de los carnavales de negros y blancos 2012. • Realización de campeonatos de futbol, interveredal, e inter- barrios. • Apoyo a las expresiones culturales de celebración del Adulto Mayor. • Recuperación del camino real y dragado de la quebrada El Tambo. • Realización del campeonato departamental de fútbol sala, fe- menino. • Erradicación por medio del programa Nariño sin coca Sí se Puede. • Adecuación de aulas escolares y alumbrado navideño 2012. • Entrega de computadores, a distintos centros educativos por medio de Computadores para Educar. • Compra de electro bomba en la comunidad de la vereda Chuza. • Celebración día del libro y patrocinio al ciclismo tambeño. • Elección de Juntas de Acción Comunal. • Al menos 100 niñas y niños, que no estaban dentro del sistema educativo se matricularon, e ingresaron a las distintas Institu- ciones Educativas. • Con el apoyo de la Subsecretaría de Tránsito y Trasporte del Departamento, se adelantan los estudios para la señalización de nuestras calles. • Adecuación del Parque La Libertad; a partir de ahora cuenta 24 lámparas. • Apoyo a las víctimas del desplazamiento forzado, de la co- munidad en general, por medio de la Brigada 23 del Ejército Nacional. Proyectos en gestión • Pavimentación vía El Tambo – El Motilón, 5 kilómetros. • Pavimentación Barrio San José. • Centro cultural. • Apoyo a productores de fique. • Terminación del coliseo municipal, construcción del muro po- lideportivo municipal. • Gestión de contratación de estudios previos para planta de tra- tamiento de agua potable y plan maestro de alcantarillado. • Construcción de la planta de compostaje, planta de hecogenina. • Declaratoria de santuario de Jesús Nazareno, como patrimonio cultural y religioso. VIGENCIA 2008 60 860 2009 64 1033 2010 62 968 POSICIÓN DE EL TAMBO A NIVEL DEPARTAMENTAL POSICIÓN DE EL TAMBO A NIVEL NACIONAL
  • 9uellas Periódico Regional Construyendo salud y bienestar para todos Edgar Alberto Burbano Martínez Gerente Centro Hospital San Luis Con este lema la actual administración del Centro Hospital San Luis ESE de este municipio inició sus labores el día 8 de Junio de 2012, con la firme convicción de servir a una comunidad sin distingo alguno, lo que es distinto a las aseveraciones que inicial- mente se habían hecho al respecto. Superar la fase de empalme fue difícil ya que se encontró una en- tidad desorganizada, algunos programas estaban quietos, no ha- bían directrices claras y lo más crítico fue el testamento financiero recibido de la anterior administración, que nos legaba una gran cuenta por cobrar y una igual gran cuenta por pagar. Sorteando ini- cialmente este escollo, nos propusimos implementar o formular un Plan de Gestión y un Plan de Desarrollo que interpretara las reales necesidades de la comunidad. Las acciones más puntuales que se emprendieron fueron las si- guientes: 1. Descentralización de la salud hacia el área rural, estructurando un equipo extramural integral con el objeto de beneficiar a la población más vulnerable. 2. Formulación del Plan de Gestión para la vigencia 2012 - 2016, con sus programas Gestión gerencial, juventud sana, vida sa- ludable, gente saludable, futuro saludable, evaluación médica al servicio de la comunidad, salud oral integral, salud mental y prevención de lesiones violentas evitables, fortalecimiento de la atención en urgencias, fortalecimiento del programa am- pliado de inmunizaciones, promoción y prevención, fortaleci- miento de las actividades de laboratorio clínico, racionaliza- ción del uso de medicamentos, fortalecimiento del sistema de información y finanzas sanas. 3. Creación del Departamento de educación continuada con el objeto de brindar espacios de actualización a todos los funcio- narios para aumentar la calidad en la prestación de los servi- cios de salud. 4. Programa de estilos de vida saludable y utilización del tiempo libre con el apoyo de una profesional y un funcionario de la Gobernación de Nariño, con énfasis en la población escolari- zada y la tercera edad. 5. Adquisición de equipos de radiocomunicación y de cómputo para mejorar la atención en varios servicios. 6. Adquisición de 3 unidades odontológicas para ubicar puestos permanentes de atención en los puestos de Salud de Ricaurte, Potrerillo y Azogue. 7. Adquisición de concentradores de oxígeno para fortalecer la atención a pacientes que requieren soporte ventilatorio. 8. Adquisición de una motocicleta para aumentar la cobertura de profesionales en el área rural. 9. Contratación, con la Nueva EPS, para prestar servicios de sa- lud de primer nivel para sus afiliados en el municipio. 10. Implementación de un plan de capacitación de personal inten- sivo en Planeamiento hospitalario de emergencias, planes de evacuación, atención de emergencias y desastres, manejo y control de incendios, para fortalecer la capacidad de respuesta institucional ante este tipo de eventos. 11. Fortalecimiento del área de odontología con la contratación de un profesional y una auxiliar de odontología, quienes se encar- garán de aumentar la cobertura en el área rural. 12. Establecimiento de la Jornadas extramurales intensivas e inte- grales con 3 días de duración en cada corregimiento o vereda, con atención integral en medicina, odontología, enfermería, laboratorio clínico, sicología, farmacia, programas de Promo- ción y prevención e higiene oral. 13. Establecimiento de los servicios amigables en salud oral para atención preferencial a adolescentes y jóvenes con tratamien- tos odontológicos de óptima calidad y materiales de última generación. 14. Establecimiento de los servicios amigables en salud sexual y reproductiva para adolescentes y jóvenes. 15. Capacitaciones en diferentes temáticas de salud en los cole- gios y demás establecimientos educativos del municipio, diri- gidos a escolares, docentes y comunidad en general 16. Formulación del mes de la salud oral en octubre de 2012, con el objeto de brindar atención odontológica integral a toda la población. 17. Formulación y aprobación del Plan de Desarrollo 2012-2016, que se convierte en el documento más importante de la actual administración para el desarrollo de las actividades de salud a 4 años. 18. Fortalecimiento del Comité de Bienestar Social con el objeto de mejorar las relaciones interpersonales y el clima organiza- cional y fortalecer las actividades deportivas, recreativas, so- ciales y culturales de funcionarios y sus familiares. 19. Campaña de desparasitación y entrega de micronutrientes, di- rigido a escolares, donde se entregaron de forma gratuita 3000 dosis de cada medicamento o soporte vitamínico. En estos 6 meses, el proceso de cambio ya ha iniciado su marcha, aspirando a contar con toda la colaboración de la Junta Directiva, de los funcionarios y de la comunidad en general para sacar ade- lante todos los proyectos, planes y programas formulados en el Plan de Gestión y Plan de Desarrollo y así, con pasos firmes pero seguros, logremos en el tiempo alcanzar la anhelada salud, enten- dida como el completo estado de bienestar físico, mental y social y su interrelación con el medio ambiente. También hacer un llamado para que el Gobierno, por fin, formule una Ley de seguridad social en salud que beneficie a los pacientes, que elimine los intermediarios y que permita que los recursos para clínicas y hospitales lleguen oportunamente y no se queden en las manos de las EPS. Las instituciones no pueden seguir mendigando los recursos que por derecho le corresponden; pero sin voluntad política nada va a cambiar. CENTRO HOSPITAL SAN LUIS EMPRESA SOCIAL DEL ESTADO MUNICIPIO DE EL TAMBO NARIÑO I N F O R M E DE G E S T I Ó N
  • 10uellas Periódico Regional Reflexión Alex Dairo Jiménez Portillo Dice el argot popular que la voz del pue- blo es la voz de Dios: sin embargo, quienes asistimos el pasado 26 de enero a la “Asamblea general del pueblo”, convo- cada por la iglesia para tomar decisiones respecto a la exclusión o no exclusión del día lunes de las festividades en honor a Je- sús Nazareno, comprendimos que hay oca- siones cuando la voz del pueblo —la voz de Dios— sucumbe injustamente frente a la voz obstinada de algunos representantes de Dios en la tierra. Fue así como, aquel sábado, la voz del pue- blo dejó de ser la voz de Dios para conver- tirse en el murmullo obediente de una co- munidad, irreconociblemente sumisa, que sería después castigada con la amputación irracional de una celebración inmemorial que —según información lograda en con- versaciones con varios de nuestros abue- los— se remonta a mucho tiempo antes de la llegada del muy bien recordado señor presbítero Jesús Villareal: como quien dice, sin justificación se interrumpieron más de 100 años de tradición. Es oportuno decir que fue una asamblea ex- traña o, por lo menos, contradictoria. En un principio, se oían voces al unísono a favor de que se respete la presencia del día lunes de la fiesta. Exposiciones de algunos repre- sentantes del pueblo se escuchaban, en su mayoría, serias y bien argumentadas, don- de conceptos como tradición, religiosidad y cultura sirvieron de puntales de reflexión para defender una u otra propuesta. La multitud, como es costumbre en este tipo de eventos, mostraba su conformismo con aplausos, o su inconformismo con los muy reconocidos abucheos. Al final, y después de un par de horas de debate, el pueblo supo encontrar una pro- puesta coherente, digna de una comunidad reflexiva y autocrítica. El gremio de moto- ristas, en respuesta a una petición promo- vida por gran parte de la ciudadanía —que pretendía otorgarle a la fiesta una conducta más acorde a lo religioso y a la alta cultu- ra—, ya había aceptado organizar al sábado siguiente su reconocido programa; la admi- nistración municipal, ante el vacío organi- zativo que dejaba el gremio de motoristas, se comprometió con la financiación (como casi siempre lo ha hecho) y organización del programa del día lunes, que sería, en palabras del señor tesorero, estrictamente religioso y cultural. Podemos afirmar que la comunidad, el gremio de motoristas, la parroquia y la administración municipal, todos, sumaron esfuerzos para encontrar una alternativa que respondía positivamen- te a todas las inquietudes y objeciones. El sacerdote Ramiro Chalacán, al encontrarse —como él mismo dijo— “entre la espada y la pared”, decidió, en un acto de lealtad con los tambeños, comunicar y tratar de persua- dir a su superior respecto a aquella última opción. A continuación, la asamblea representó las características de la mejor escena de sus- penso. Llegó el momento culminante: la llamada al excelentísimo señor Obispo, En- rique Prado Bolaños. El recinto mantenía un murmullo quedo y adormecedor. Todos los asistentes esperaban con impaciencia la respuesta; algunos, confiados de que la pro- puesta no tendría posibilidad de ser negada. Entre el ingenuo optimismo los segundos pasaban y se convertían en minutos. La espera duró hasta cuando los rostros de quienes alcanzaron a oír el inesperado ¡NO! se nublaron en una pesadumbre que pronto se propagó entre todos los presentes. Creyentes, curiosos y uno que otro despis- tado, no comprendían cómo, y después de controvertir toda una tarde para elaborar una alternativa justa para todos, irremedia- blemente, el resultado fue el mismo ¡NO!, tan protestado después por gran parte de la población. Como opinarían acertadamente algunos, aquel sábado, al parecer, se llamó a la comunidad, no para proponer y decidir, sino para reafirmar y legitimar una decisión Una extraña asamblea tomada por el señor Obispo hacía tiempo atrás. El pueblo, el rebaño, una vez más y en contra de sus convicciones, no tuvo otra elección más que aceptar y salir, después, del recinto creyendo que había decidido, cuando todos sabemos que quien decidió fue otro. Las amenazas temerarias que llegaban des- de la ciudad de Pasto, insinuando el final del apreciado quincenario en honor a Jesús Nazareno, entre otras, aún menos dignas para un alto jerarca de la iglesia católica, acompañadas, además, por el desconcierto de las gentes cansadas, del estado emocio- nal cambiante y de los chiflidos provocados por uno que otro borracho, sirvieron para acrecentar el estado de caos y confusión de todos los presentes. Como pueden recono- cer, la voz de Dios o, lo que es lo mismo, la voz del pueblo, poco a poco se hacía menos sensata, menos fortalecida y más proclive, no a decidir, sino a aceptar cualquier exi- gencia arbitraria. Fue así como, en una me- dida histórica, el día lunes resultó excluido como uno de los días centrales de la fiesta. “Se llamó a la comunidad, no para proponer y decidir, sino para reafirmar y legitimar una decisión tomada por el señor Obispo hacía ya tiempo atrás” Frente a esta decisión —y después de refe- rir someramente las circunstancias que la rodearon—, sólo queda invitar a nuestras autoridades civiles para que, acompañados por la comunidad, susciten un dialogo con las autoridades religiosas y así se encuentren alternativas que no atenten contra una de nuestras más arraigadas tradiciones. Se cree- ría que el camino está ya trazado; sólo queda esperar a que se tenga en cuenta aquella pro- puesta bien elaborada por la comunidad en l a referida “Asamblea general del pueblo”. Para terminar, y de las incontables reflexio- nes que quedan, es menester registrar una: la Iglesia debe comprender, por el bien de su futuro como orientadora espiritual, que a diferencia de la época de la Inquisición, cuando se imponía el despotismo eclesiás- tico a la razón del pueblo, ahora, en pleno siglo XXI, deben ser los argumentos y el diálogo —no las amenazas— los que consi- gan el consentimiento popular. Señor Obis- po: si existe la Iglesia, es gracias al pueblo; el pueblo creyente es la Iglesia: que una de- cisión injustificada no sea el principio del deterioro de la siempre armónica relación que se ha mantenido entre nuestro pueblo y la organización religiosa que usted dirige.
  • 11uellas Periódico Regional Reflexión Julie Mena Ortega En la reunión que se desarrolló el día 26 de enero de 2013 en el Colegio de las hermanas Bethlemitas pude advertir la vola- tilidad del criterio de muchos quienes asistieron y querían tomar partido de la decisión final acerca de la negativa del señor obispo a permitir que las fiestas patronales en honor a Jesús Nazareno si- guieran llevándose a cabo hasta el día lunes como tradicionalmente se había hecho desde tiempos casi inmemoriales. De las interven- ciones más destacadas y sensatas de aquel día que puedo recordar fue la que hizo el señor Gerardo Zambrano cuando llamaba la aten- ción sobre la importancia de mantener la tradición que hacía parte de la idiosincrasia local. A diferencia de la idiosincrasia, que se refiere más una condición natural, temperamento o apego particular, se trata más propiamente de una tradición cultural inspirada en el fervor popular hacia su patrono que a lo largo de los años se consolidó como la festividad tanto de lo sagrado como de lo popular. La cultura echa raíces so- bre lo que históricamente se viene configurando como la identidad de un pueblo, un grupo étnico, una nación. Por tanto, la identidad cultural de una comunidad está basada principalmente en lo po- pular, esto es, sus creencias; sus expresiones artísticas, musicales, literarias; la tradición alimentaria; las actividades productivas que fundamentan su economía; los principios sobre la justicia, la mo- ral, el derecho; la producción intelectual; el dialecto1 ; la tradición oral y escrita como los mitos y leyendas de origen de nuestros an- cestros y fundación del lugar que nos vio nacer; los significados y valores simbólicos acerca de la vida y la muerte, los roles de género heredados y aprendidos; la organización social y política. Así entonces, la fiesta sagrada instituyó el Quincenario de misas en el que todos los feligreses locales y peregrinos se congregan a agradecer, principalmente, y a hacer también sus peticiones al mi- lagroso Jesús Nazareno de El Tambo. Desde el miércoles día once del Quincenario se da inicio a la víspera de la fiesta del pueblo, para la cual se disponía el día lunes, una vez terminada la fiesta sagrada. Sin embargo, hace unos cuantos años para acá ese lunes, para muchos, se ha venido convirtiendo en la fiesta de los excesos. Claro, si tenemos en cuenta que el alcoholismo, entre otras cosas, en El Tambo ha sido una constante en crecimiento vertiginoso, en el lunes de la fiesta parece exacerbarse mucho más. Pero esta no fue la única razón por la que el señor obispo insistió en eliminar el lunes de la tradicional costumbre. Los rumores de que los tambeños nos desbordábamos en un festín alucinante y libertino no le permitieron vacilar en su determinación. Por un lado, posiblemente, porque es- tos espectáculos contrastan con los muchos escándalos en los que últimamente se ha visto directamente involucrada la Iglesia Católi- ca y varios de sus ministros, frente a lo cual la respuesta de algunas autoridades eclesiásticas es la proscripción de lo que en un principio se estableció como la fiesta cultural para el pueblo. Por otro lado, en épocas anteriores, recuerdo que la programación del lunes de la fiesta estaba motivada por diversas muestras creativas, artísticas y musicales tanto del municipio como traídas de otras localidades del país e incluso internacionales, que buscaban precisamente eso, hacernos partícipes a propios y visitantes de la diversidad de expre- siones culturales que existen en nuestro país y en otros. “La cultura echa raíces sobre lo que históricamente se viene configurando como la identidad de un pueblo, un grupo étnico, una nación”. Esto no significa, sin embargo, que por el hecho de no compartir los gustos musicales y recreativos de quienes están a cargo de la organización del lunes de la fiesta, no se les respete su posición y libertad de pensamiento. Lo que ha sucedido es precisamente una tendencia a la homogenización de los números del programa del lunes, que más allá de buscar el esparcimiento fraterno de su pue- blo, va cayendo en un inmutable show del despecho que le rinde pleitesía a la traición, la violencia, el machismo y la venganza. Entonces lo que, humildemente, trato de sugerir es que aquellos que lideran la celebración del pueblo piensen en el amplio público que aquel representa y no en un solo sector de la población, para que puedan diseñar un programa que ofrezca diferentes opciones de diversión y entretenimiento, como se hace con los otros días de la fiesta, el sábado y el domingo. Hacer esto, ahora que el lunes de la fiesta ya no existe y se “desplazó” al sábado siguiente por orden del jerarca de la diócesis, nos permitiría disfrutar de una fiesta más inclusiva del pueblo, en la cual sin que tenga que faltar el licor, no nos acostumbremos a esperar los saldos de confrontaciones violen- tas entre familiares y amigos. Sobre la Fiesta y la Cultura 1. Ni dialecto ni la lengua o idioma deben confundirse con aquello que se con- cibe como lenguaje, porque son muchísimos los lenguajes que ha creado el ser humano. Por tanto, el lenguaje no se reduce al idioma que utilizamos para comu- nicarnos oralmente, valga la redundancia, porque la música, la imagen, la poesía, la literatura, entre otras, son los múltiples lenguajes que utilizamos para comuni- carnos. Centro orquestal Batuta, municipio de El Peñol, N. Dirigido por el maestro tambeño, Mauricio Mena.
  • 12uellas Periódico Regional María Eugenia Apráez En nuestro artículo anterior y, con base en informes y documentos suminis- trados por la misma Administración Mu- nicipal y por Planeación Departamental, explicamos el problema del Municipio en los dos aspectos que lo llevaron a la crisis: el problema fiscal y el de evaluación inte- gral de desempeño hecha por Planeación Nacional. Vimos como en los dos últimos años, El Tambo superó el monto de los gas- tos de funcionamiento que permite la ley a un municipio de sexta categoría y cómo Planeación Nacional, en la evaluación inte- gral del desempeño durante los años 2009 y 2010 calificó a El Tambo como uno de los municipios de peor desempeño, así: En el año 2009 entre 64 municipios del De- partamento en el último lugar y, entre 1098 municipios de Colombia en el puesto 1033. En el año 2010 entre los 64 municipios del Departamento en el puesto 62 y, entre los 1098 municipios de Colombia en el pues- to 968. Estando expuestos los problemas, nos centraremos en las soluciones que se han dado o se están dando por parte de la administración a los mismos, con el fin de evitar el funesto desenlace que sugerimos INVESTIGACIÓN en el título de la primera parte de esta in- vestigación. Sobre las soluciones a la crisis fiscal: Recordemos que la Ley 617 de 2000, es- tablece que cuando un municipio supera los límites de gastos de funcionamiento señalados por ese ordenamiento jurídico, adelantará, durante una vigencia fiscal, un programa de saneamiento tendiente a ob- tener, a la mayor brevedad, los porcentajes autorizados y prescribe que ese programa, deberá definir metas precisas de desempe- ño, pudiendo contemplar la contratación o el esquema de asociación de municipios o distritos de que tratan los artículos 148 y siguientes de la Ley 136 de 1994, en- tre otros instrumentos. He puntualizado en los verbos empleados textualmente en la ley, para significar que de esta manera, no es potestativo del Municipio adelantar el programa de saneamiento fiscal, en el que se definan metas de desempeño, sino que se trata de un mandamiento legal, que debe ser cumpli- do sin dilaciones, ya que es un imperativo. Siendo tan grave la situación, tal y como el mismo Alcalde y el Tesorero lo expusie- ron en la entrevista que nos concedieron y en el informe que ellos prepararon para el conocimiento ciudadano, la urgencia de la elaboración y ejecución del programa se impuso. Por esta razón, no entendemos por qué no se conoce el mismo en la Adminis- tración Municipal. La Jefe de Planeación, quien por el cargo que desempeña debería liderar el proceso, cuando fue preguntada por nosotros acer- ca de la presentación del Programa de Sa- neamiento, manifestó que se había pasado al Concejo Municipal para su análisis y aprobación, pero no nos dijo en qué con- sistía, ni nos entregó el texto solicitado. La ¿Cómo va la Crisis? Foto/ Tambonito
  • 13uellas Periódico Regional RESEÑA Secretaria General del Municipio, tampoco supo responder sobre el programa cuando le solicitamos información. El Tesorero del Municipio, sí afirmó haberlo presentado a Planeación Departamental, en donde ante nuestra insistencia verbal y escrita nos fue suministrada copia del mismo adoptado por el Decreto No. 88 del 23 de Octubre de 2012. Es lamentable que hasta el momento no se conozca por toda la administración, porque las metas con las cuales se va a me- dir su cumplimiento son un compromiso de la misma. Estudiado el programa presentado a Pla- neación Departamental, encontramos que el mismo expresa la crisis fiscal aduciendo la imposibilidad de cubrir los gastos de fun- cionamiento con sus ingresos, que habla de una estructura administrativa sin claridad sobre las funciones y competencias de sus dependencias y de una planta de personal imposible de pagar con ingresos corrientes; sin embargo, no se hace un diagnóstico cla- ro y preciso de la situación. Nada dice de la contratación de prestación de servicios, cuyo valor, como lo vimos en la anterior entrega, es casi tres veces superior al de la nómina; a través de esta contratación se maneja lo que perfectamente podría encajar en el concepto de nómina paralela: por ella se contratan personas que cumplen hora- rios, tienen remuneración y están subordi- nadas, es decir, cumplen con los requisitos de un contrato de trabajo desempeñando funciones de servidores públicos, con la única diferencia de que a aquellas personas no se les pagan las prestaciones de ley. Vale la pena preguntarse ¿qué pasaría si se presentan demandas laborales y los jueces deciden que se trata de relaciones labora- les? ¿Cómo quedaría el Municipio? Natu- ralmente, más endeudado y comprometido que ahora. Y ¿qué pasaría si se demanda la reestructuración y se demuestra que la cau- sa de la crisis no era la excesiva planta de personal, sino la contratación de prestación de servicios? Un programa de saneamiento puede contemplar la reestructuración admi- nistrativa, cuando se define que la causa de la crisis es una excesiva planta de personal, pero para ello es necesario que el progra- ma de ajuste cuente con un diagnóstico que tampoco se conoce, ni está plasmado con bases sólidas en el programa: El diagnós- tico debe expresar en qué consiste la crisis y hacer un análisis de sus causas. Sabemos que ante la solicitud del diagnóstico hecha por un concejal no se obtuvo el mismo. ¿Será que no existe? Consideramos, con base en los datos sumi- nistrados, que el mayor gasto se presenta por contratación de servicios y no por ex- cesiva planta de personal; una sana política fiscal debe considerar un recorte significa- tivo de esos contratos, ya que no sólo están ocasionando un gasto excesivo, sino que eventualmente podrían ser considerados como nómina paralela y ocasionar pagos millonarios al erario municipal. Esto sin considerar que además, por falta de justi- ficación se podría caer la reforma adminis- trativa que se pretende adelantar y, el mu- nicipio podría ser condenado al reintegro de los empleados de carrera y al pago de lo que ellos dejen de percibir desde el momen- to en que cesen en sus funciones hasta su reincorporación al cargo. Debo anotar que al escribir este informe tengo conocimiento por informe verbal no confirmado, que la reforma administrativa aún no se ha adelan- tado y que algunos contratos de prestación de servicios no han sido renovados. Con ello se estaría solucionando parcialmente el problema del gasto, lo que demuestra que si es viable la solución. Sobre a la calificación integral del desem- peño: Tal y como lo dijimos, hasta el mo- mento en que se escribió el artículo anterior no se tenía el dato del año 2011, esto por cuanto, como es obvio, la evaluación de cada año se hace en el año siguiente. Hoy, dicha evaluación ya está disponible y a ella nos referiremos más adelante. Aún no se ha conoce la calificación correspondien- te al 2012, razón por la cual no se puede afirmar si la gestión de la actual adminis- tración ha sido positiva o negativa. Por ello me limito a informar que en este aspecto Planeación Nacional, varió notablemente la calificación del Municipio para el año 2011, ubicando al municipio en el rango medio entre los municipios del Departamento y de Colombia, así: en el nivel departamental en el puesto 36 entre los 64 municipios de Nariño y a nivel nacional en el puesto 470 entre los 1098 Municipios de Colombia. Estas cifras demuestran que si bien en los años 2009 y 2010, El Tambo fue unos de los peores, en el último año de la anterior administración, hubo una mejora real en el desempeño. Así que nos permitimos aclarar a la ciuda- danía, que en el informe de gestión del año 2012 publicado por la actual administra- ción, encabezada por el médico veterinario William Dorado Hidalgo, se hace una falsa apropiación con respecto a la evidente me- joría de nuestro municipio en relación con la evaluación del desempeño integral, que es, insistimos nuevamente, del año 2011 y no del 2012, como intentaron hacer creer. Para terminar este segundo informe, aclara- mos también, que aún no se tiene la califi- cación del 2012, que esperamos sea mejor por el bien de El Tambo. Con esto, además, se demostraría que la actual administración está cumpliendo con su cometido. ESCALAFON DE DESEMPEÑO INTEGRAL MUNICIPAL, VIGENCIA 2011 Resultados generales por componentes ¿Las nóminas paralelas son para ahorrar o para pagar favores políticos?
  • 14uellas Periódico Regional EDUCACIÓN Feria exposición de física, aplicada al mejoramiento de la producción agropecuaria Pedro Melo Córdoba Jaime Roberto Yela Estudiantes de grado Diez y Once. I.E. Jesús Nazareno. Finca Trinidad Fernández La Institución Educativa Jesús Nazareno celebra anualmente un importante evento que tiene como fundamento la aplicación de la física en el mejoramiento de la producción agropecuaria, siendo los estudiantes de los grados décimo y undécimo los constructores de los diferentes experimentos que se exponen en esta singular feria. Uno de los grandes propósitos de la educación para el aprendizaje es la transversalidad de las áreas, máxime cuando la Institución, que forma estudiantes con vocación agropecuaria, quiere significar que los temas y ejercicios del conocimiento se relacionan con los procesos de producción, investigación, observación y desarrollo de las actividades de este importante sector. A nivel local, la producción agropecuaria es el principal sustento económico y proveedor directo e indirecto de empleo en un con- texto que se caracteriza por su explotación, considerada aún arte- sanal, dadas las condiciones topográficas y de tenencia de la tierra. Teniendo en cuenta estas características, los estudiantes construye- ron equipos, herramientas y sistemas para facilitar la explotación agropecuaria y obtener productos de mejor calidad. Los propósitos específicos de la feria exposición, que se realizó el 26 de octubre de 2012 en la finca “Trinidad Fernández” de la Insti- tución, se pueden resumir de la siguiente manera: -Impulsar la creatividad y el trabajo en equipo de cada uno de los estudiantes. -Motivar a los estudiantes para que puedan seleccionar sus pro- puestas de acuerdo a sus intereses y experiencias propias. -Construir el proyecto de investigación que va a di- rigir la construcción de los diferentes experimentos, propuestos para su exposición. -Evaluar los resultados obtenidos de cada trabajo rea- lizado por los estudiantes para su socialización. -Organizar la feria exposición de los trabajos desarro- llados en la finca de la Institución y ante la Comuni- dad educativa. La organización de la feria también permitió disfrutar de la música regional interpretada por el grupo invi- tado “Los Alegres del Sur de Chuza”, como también degustar de la deliciosa chicha de maíz, jugo de caña extraído en el trapiche artesanal de la finca, de la le- che recién ordeñada y demás comestibles regionales que se ofrecían. En esta oportunidad, la Institución se congratuló con la asistencia de representantes de la administración municipal, de un nutrido número de padres de familia, de todo el estudiantado, profesores y directivos que se complacieron con el desarrollo de este importante evento, que fue engalanado con la calle de honor, que formaron los estudiantes vestidos con hermosos atuendos campesinos, para dar la bienvenida a todos los visitantes. Nosotros, como gestores y orientadores de esta feria, que contamos con el apoyo decidido del Rector Padre Ramiro Chalacán Erazo, tenemos el propósito de desarrollar la tercera versión en el año lectivo 2013, con la participación de algunas instituciones agrope- cuarias del departamento y la asistencia de la comunidad tambeña en general, que también podrá admirar la presentación de un pro- grama artístico y cultural. Un espacio para la creatividad, la ciencia y la tecnología.
  • 15uellas Periódico Regional RESEÑA Aurelio Zambrano Díaz El origen de los helados es muy anti- guo; se dice que los romanos fueron los protagonistas de tan refrescante invento al poner a la mesa del exigente emperador el famoso “sorbete”, cuya receta tenía los siguientes ingredientes: nieve traída desde los Alpes, miel y frutas, con lo cual Nerón el grande calmaba su sed; aunque dicen que los chinos, mucho antes de Jesucristo, reali- zaban este menester. Este delicioso refresco se expandió entre los turcos, árabes, italia- nos, ingleses; a Norteamérica llega en el año de 1700, traído desde Inglaterra; empa- caban el hielo en cajas de madera con hojas y, por supuesto, la sal granulada, para que no se derritiera. Los norteamericanos, que en todo se meten y todo lo pueden, se die- ron a la tarea de industrializarlo; dicho de otra manera, comenzaron a fabricar hielo. En cuanto respecta a la his- toria de esta helada y a la vez refrescante crónica, en nues- tro Departamento de Nariño, aún existe la costumbre de traer hielo a lomo de cristia- no y mula desde el volcán Cumbal con fines comercia- les, y uno de ellos era para la fabricación de helados o lo que comúnmente llamamos los chupones o cholados, ya muy tradicionales en todo Nariño, que datan de fines del siglo XVIII, es decir cer- ca al año 1800 , cosa que no es de extrañar porque eso de tener sed es desde que se nace, y cuando el cliente es muy amigo del licor, al otro día pide a gritos le calmen la sed. Cabe anotar que dentro de esta dulce y deliciosa tradi- ción, se destacan los helados de paila, re- ceta que fue traída desde Inglaterra por un ecuatoriano hace unos 300 años atrás, la cual invadió todo el suroccidente andino, es decir: Ecuador, Nariño, Putumayo y el Cauca. Los testimonios de romerías o via- jes turísticos de más de un nariñense, tu- ristas del interior y foráneos, dan fe de que en todas las plazas de los pueblos visitados existen los heladeros, hasta en los pueblos de clima frío. En el municipio de El Tambo, según lo que reza la tradición oral, que es un valioso aporte para recuperar esa memoria ances- tral, tal parece que la primera fábrica de helados la creó don José Prieto, llamada Helados Polar, quien traía el hielo desde la fábrica de Pasto llamada Alaska; la manera de hacerlos era en moldes de lámina galva- nizada, similar a los de las velas de sebo; eran de varios colores y esencias, y daban la sensación a quien los chupara de que dis- frutaba de diferentes frutas; los comentarios nos ubican en el año de 1930, como quien dice son más de 80 años mal contados. En entrevista realizada a Leonardo López, de una edad aproximada a los 60 años, da testimonio de que su padre, Manuel López (q.e.p.d,, nacido en el año de 1906) fue el que inició con esta tradición; él aprendió de los heladeros que venían de la ciudad de Pasto a las fiestas patronales y el lugar de llegada era su casa. Don Manuel contrajo matrimonio con la señora Delfina Guerra, a la edad de 25 años, con quien cada fin de semana aprovechaban el mercado de la Pla- za La Libertad; posteriormente, su cuñado, don Carlos Guerra, y su esposa (q.e.p.d.) se dedicaron a este humilde oficio; don Carlos Guerra decidió fijar un puesto permanente en la plaza, lo que fue bien recibido por los tambeños pues les permitía así el encuentro esa socialización; todos sus hijos asumie- ron esta labor; hoy dos de sus hijas, Tere- sa y María, se mantienen y llevan en sus cuentas más de 30 años de calmar la sed de los tambeños. De igual manera, la señora Laura López (q.e.p.d.), hija de don Manuel, con su esposo Segundo Botina, acumulan el mismo tiempo de trabajo, y su hija Elvia ha seguido sus pasos. También llegó a nuestro pueblo don Del- fín Jamanoy, nacido el 30 de diciembre de 1922, quien es reconocido como don Juan chuponero y quien se da a la tarea de ven- der sus helados por todas las calles del pue- blo con su tradicional carro color tomate; don Delfín, que todavía vive y, pese a sus 90 años, sale los sábados a “rejuntar alguna cosita con la venta”, cuenta que a su llega- da había otro señor de nombre Juan, quien también vendía helados, con el que entabló amistad, pero al poco tiempo de conocerlo murió; la gente decidió heredarle su nom- bre, llamándolo don Juan hasta el sol de hoy: “Son más de 50 años que me cambia- ron de nombre”. Los helados de paila, otra delicia, fueron fabricados por don Julio Pupiales (1924- 2009), oriundo de El Tambo, vereda Chuza; siendo muy joven bajaba cada Semana Santa hasta El Peñol para realizar su trabajo, que lo aprendió en la ciudad de Pasto como batidor de paila a la edad de 10 años, regresó a su pueblo y lo contrataron como celador de la planta generadora de luz; conoció a la señora Rosa Panchalo (q.e.p.d.), contrajo matrimo- nio y al radicarse en el casco urbano emprendió con su es- posa con más constancia esta bella labor. Todos sus hijos lo aprendieron, pero hoy sus hijas Helena, Socorro y Aura también dan testimonio de vender su producto en la pla- za por más de 30 años. Otros nombres conocidos en esta labor de tradición familiar son: Marisela, Heraldo, Yuli, Mary. Como Tambeños, solo res- ta simplemente agradecer a estas humildes familias que nos permiten ese espacio de encuentro, de recreo, de so- ciabilidad: ¿a quién no le da sed?, o ¿quién no ha estado de guayabo?, ¿quién no ha entablado amistad o con- quistado a su amor con un he- lado? ¿Quién no se ha sentido jetón y se ha despelucado? ¿Aquién no le ha dolido la cabeza y se le han destemplado las muelas? Es que no hay mejor manera de dis- frutarlo sino sentado en la banca del parque. Este bello oficio del heladero o chuponero ya forma parte de nuestras tradiciones, de nuestra cultura; en otras palabras, se ha ga- nado el espacio. Quien los demandó, con el argumento de que estaban estorbando, es mejor que bus- que otra manera de creerse súper cívico y que los deje trabajar. Historia de los helados Señor, Delfín Jamanoy, más conocido como don “Juan chuponero”.
  • 16uellas Periódico Regional Alba Córdoba Cabrera En la investigación realizada, con res- pecto a la señalización y demarcación de las principales calles de nuestra pobla- ción, se encontraron dos versiones total- mente diferentes: La primera versión surge de una entrevista realizada al señor Gerardo Zambrano, Ins- pector de Policía del municipio de El Tam- bo, quien nos cuenta que, en septiembre del 2012, se comenzó a desarrollar un estudio de señalización y demarcación vial que, gracias a la buena amistad con la doctora Lucía del Socorro Basante, en su momento, Sebsecretaria del Departamento Técnico de Tránsito y Transporte, y al doctor Ricardo Rodríguez, Jefe Operativo, y conjuntamen- te con las buenas influencias y gestiones de las autoridades municipales se logró que nuestro Municipio quedara incluido en este proyecto, a excepción de los demás munici- pios de sexta categoría y sin estar circuns- crito dentro del Plan de señalización, como lo están las ciudades con altas estadísticas por accidentes y muertes de tránsito, entre ellas Pasto, Ipiales, Tumaco, Túquerres y La Unión. La segunda versión surgió de una entrevis- ta realizada al doctor Luís Efraín Gómez Córdoba, Gerente de Cootaxtambo. Con documentos en manos, dio a conocer que la señalización y demarcación vial en nuestro Municipio fue a causa de un derecho de pe- tición fechado el 10 de abril del 2012, pre- sentado y radicado en la Alcaldía Municipal de El Tambo frente al despacho delAlcalde, doctor William Dorado Hidalgo, instaurado por el doctor Luis Efraín Gómez Córdoba, que encabeza la lista de los 39 peticionarios habitantes propios de nuestro municipio, que solicitan mediante este derecho de peti- ción se ordene la señalización de las princi- pales calles de la población, estableciendo el sentido de circulación vehicular y demás requerimientos necesarios, el que en ningún momento tuvo una respuesta, sea positiva o negativa; en los términos establecidos me- diante esta situación, puso una Acción de Tutela, fechada el 12 de junio del 2012 en contra de la Alcaldía Municipal. Anteriormente a esta situación que acaba- mos de mencionar, hace tres años, algunas familias, que se unieron a causa del falle- cimiento de alguno de sus seres queridos, que perdió la vida a raíz de algún acciden- te de tránsito, por medio de un Derecho de petición que presentaron ante el despacho del anterior alcalde, Saulo Ernesto Pupia- les, solicitaron que en lo que fuera posible las calles que eran de doble vía y con un alto flujo vehicular, como ocurre en el Ba- rrio Comercio y el Barrio Rosario, fueran de una sola vía. Pero como ya se volvió costumbre el mal hábito de pasar por alto los derechos y deberes, este Derecho de Petición fue vulnerado, como todos los demás. “Es cierto que el derecho al trabajo no se le puede negar a nadie, pero siempre y cuando respetemos las normas establecidas, y una de ellas es respetar el espacio público”. Aunque esta decisión no está en manos de la alcaldía, el que decide si es posible o no que las calles sean de doble o de una sola vía es el Instituto Técnico de Tránsito y Transporte, ellos, con su experiencia y los respectivos estudios que años atrás realiza- ron y actualmente han retomado, decidirán lo mejor. ACTUALIDAD La señalización y demarcación vial en medio de dos versiones Sábado, frente a la plaza de mercado: es común encontrar transeúntes y vendedores ambulantes ocupando el espacio de la vía.
  • 17uellas Periódico Regional ACTUALIDAD Otra situación preocupante es con los ven- dedores que se estacionan, especialmente los días sábados, en las afueras de la galería y ocupan gran parte las calles, obstaculizan- do así el espacio público. ¿Por qué no utili- zan las instalaciones de la galería?, aunque sabemos que la galería no está en las me- jores condiciones, pero es bastante amplia. Motivos a discutir hay muchos; esperamos que mediante el diálogo de las dos partes, tanto la Comisión encargada de la alcaldía, como la Comisión de líderes que representa a los vendedores de la galería, lleguen a un acuerdo y a una solución definitiva que fa- vorezca el bienestar de todos. El problema es bastante amplio, no es solo con los vendedores estacionarios que se ubican a lo largo y ancho de las diferentes calles de nuestra población, es también con los propietarios de los talleres de motos y de carros que hacen de los andenes y ca- lles parqueaderos de reparación. Y qué de- cir cuando estamos en tiempo de cosecha, especialmente de café, cuando algunos co- merciantes extienden sus tendales por don- de más pueden y arriesgan así la vida de las personas que, con todo el derecho, deben transitar libremente por los andenes y las calles. El problema no para aquí, “va de mal en peor”: los conductores de carros, motos y moto-taxis que se parquean, obstaculizan las vías y la visibilidad de los peatones y de los conductores que transitan; en espe- cial esto sucede en el Barrio Rosario y en el parque principal. Es cierto que el derecho al trabajo no se le puede negar a nadie, pero siempre y cuando respetemos las normas establecidas, y una de ellas es respetar el espacio público. ”Para la muestra un botón.” ¡Miren nada más esta foto tomada en la mañana de un Sábado en el Barrio el Comercio!, donde se puede apreciar el caballo amarrado desde una ventana que obstaculiza el paso de los transeúntes que, por temor a un mordisco o una coz, se ven obligados a desviar su paso hacia la calle exponiendo su vida de igual manera. Este tema del espacio público es bastante complejo: si del derecho a la vida se tra- ta, es algo que nos compete o todos los que amamos vivir porque, según parece, para algunos pocos la vida no significa mucho: me refiero a los que corren a alta velocidad en sus motos sin importarles lo que se pue- dan llevar por delante. No todo puede ser malas noticias para los tambeños; también queremos ver los re- sultados a futuro, es importante resaltar las buenas acciones y obras de quienes trabajan por el bienestar, crecimiento y desarrollo a favor de nuestro territorio. Aproximada- mente hace seis meses, la policía, junto a los estudiantes de los grados 10 y 11 de las Instituciones Educativas: Sagrado Corazón de Jesús y Jesús Nazareno, vienen reci- biendo capacitación por parte del Departa- mento Técnico de Tránsito y Transporte. El propósito consiste en que los estudiantes se preparen en relación con las normas y seña- les de tránsito; ellos aportarán con las horas destinadas al trabajo social con la comu- nidad, en beneficio de ella misma; estarán los fines de semana ubicados en diferentes puntos estratégicos bajo la supervisión de la policía y la coordinación de tránsito, ha- ciendo control y prevención a conductores y peatones. Aquellos que infrinjan las normas esta- blecidas tendrán que pagar, independien- temente del caso que sea, primeramente con una capacitación de sensibilización y, en dado caso de si la falta incurre en una mayor proporción, tendrán que cumplirse las sanciones y multas correspondientes a nivel nacional y las que se establezcan bajo los decretos que la alcaldía municipal esta- blezca de acuerdo a la legislación vigente. Según la primera versión, dada por el se- ñor Gerardo Zambrano, la señalización en nuestro municipio es un hecho. Para este 2013 se tiene previsto que en los primeros meses de este año estarían señalizadas las vías. Los estudios técnicos y los materiales para esta obra son de un costo considerable que los asumirá el departamento Técnico de Tránsito y Trasporte; a esta gran causa se suma de manera voluntaria el Doctor Luis Efraín Gómez, quien colaborara con la mi- tad de la pintura. Lastimosamente, los malos hábitos no nos permiten vivir y comportarnos de manera correcta, justificando así las acciones como si fueran una tradición bien vista por noso- tros: “primero yo, segundo yo, tercero yo”, ese egoísmo y el interés de querer más por encima de los otros no nos permiten crecer y desarrollarnos colectivamente en el ámbi- to espiritual, intelectual y económico. Esta es una invitación a todos, a que nos concienticemos, respetemos las normas es- tablecidas y cuidemos la señalización vial. Como dice Pirri: “INTELIGENCIA VIAL” o como dice Tal Cual: “El respeto a todos y a todo”. Motos Parqueadas indebidamente, en un sába- do, frente al “Parque del hacha”.
  • 18uellas Periódico Regional Claudia Janeth Burbano Desde hace 12 años, la Pastoral Social hace pre- sencia en nuestro municipio con la subcomisión de la “Pastoral Social de la Tierra”, desarrollando un gran trabajo de acompañamiento y organiza- ción comunitaria, que tiene como misión buscar el desarrollo HUMANO INTEGRAL, SOSTENI- BLE Y SOLIDARIO de las comunidades. En la actualidad, la Pastoral de la Tierra lleva un proceso de acompañamiento a ocho comunidades del mu- nicipio: San Pablo, Humitaro, Chuza, La Ovejera, Capulí de Minas, México, San José del Cidral y Ricaurte. Durante este proceso, han pasado muchos líderes, quienes se han destacado por su responsabilidad y compromiso social, llegando así a conformar un gran equipo de trabajo que se ha propuesto formar una escuela de líderes en cada región, donde los integrantes, con características y valores cristia- nos, se preparan, organizan y emprenden trabajos en favor de sus comunidades. De esta manera, en la búsqueda de una mejor cali- dad de vida, las comunidades, que dieron un paso adelante y se arriesgaron a creer en este proceso de cambio progresivo, han estado en una constan- te y permanente formación a cargo de un monitor, el cual se encarga de acompañarlas y guiarlas, además de apoyar sus iniciativas y proyectos en la búsqueda de soluciones a sus con- flictos y necesidades. “La Pastoral Social de la Tierra desde el Evange- lio y la Doctrina Social de la Iglesia, contribuye, acompaña e ilumina la búsqueda de mejores con- diciones de vida de los sectores campesinos” Se logra, así, un desarrollo humano integral, sostenible y solidario, que influye en el mejoramiento de la calidad de vida de cada ser humano y lo sitúa como centro y sujeto primordial; un desarro- llo que se construye con la participación de todos los integrantes de la sociedad; mujeres y hombres de todas las edades, de las fa- milias, de productores, de organizaciones e instituciones locales, comprometidos todos con un crecimiento económico que no afecte la equidad social, con una transformación de los métodos de pro- ducción y los patrones de consumo en mecanismos que sustenten el equilibrio ecológico. Este proceso pregonero y defensor de vida, busca la realización plena del hombre: con justicia lograr el respeto y fortalecimiento de la dignidad de cada persona, procurar que sus aspiraciones se rurales satisfagan, que su libertad personal se garantice, o sea, un orden en el que cada individuo sea agente y construya su propia historia. Todo futuro debería ser mejor; crear una nueva cultura ética, donde el bien supremo del hombre sea abierto a la bondad y voluntad de Dios. Que se vivencien la solidaridad, el compartir, el respeto, la integración y la unión entre unos y otros como hijos de un mismo Dios. Director Pastoral Social: Mario E. Rivas Realpe. Coordinador pastoral social de la tierra, Pasto: Rafael Jurado. Coordinadora municipal: Claudia Janeth Burbano. Equipo de monitores: Jairo Zamudio, Campo Guerra, Mario Daza, Elías Zamudio, Álvaro Montilla, Jesús Díaz, Nancy López. Pastoral de la tierra, El Tambo Feria Interregional de Ipiales. Representantes de El municipio de El Tambo: Ángel Mata- bajoy, José Criollo y Claudia Janeth Burbano. Evento local, Capulí Grande. Representación de Ricaurte. Jesús Zamudio y Jakelline Zamudio (nieta).
  • 19uellas Periódico Regional rurales José Vicente Córdoba En nuestros tiempos, para los habitantes de la vereda México resulta algo difícil comprender los aspectos que dieron origen a la cantidad de máquinas que en la actualidad se usan para hacer la vida más fácil. En cada despertar, los jóvenes y niños se levantan y de ellos sur- gen buenas ideas para facilitar la vida cotidiana, ideas que provienen de gente honrada y trabajadora y por eso las campiñas están floridas en la buena tierra. Años atrás existieron unos trapiches, en los que su es- tructura principal se construyó con madera de guayacán de loma. Las masas capitanas se construían en piedra, al igual que las masas inferiores; los dientes que las hacían girar a un solo compás eran también en su totalidad de madera, al igual que las cuñas, chumaceras, cureñas y el canalete que recibía el jugo de la caña. Por lo regular, sus dueños tenían dos a tres yuntas para estar cambian- do; cuando la primera pareja de bueyes se cansaba, se reemplazaba con otra; de la misma manera, los obreros se turnaban; los que descansaban, lo hacían en la en- ramada, porque en la molienda se trabajaba en jornada continua, pasando directo días y noches hasta terminar el lote de caña des- tinado, siendo en la noche la lámpara Petromax la compañera que hacía visible su trabajo. Cuán importante es recordar en la noche, a la distancia, el tableteo constante de sus masas y, en el día, el sonido de los cascos de la recua, conformada por caballos, yeguas y asnos, que se confundía con las risas, bromas y palabras de grueso calibre que usaban los arrieros que transportaban la caña desde el punto de corte hasta el trapiche, sin importar si llovía o era un día soleado. De esta caña, el jugo se recogía en canoas de balso colorado, en las que se desconchaba para ser conducido por los canaletes hasta la paila o fondo donde, gracias al fuego que danzaba atrevido, se con- sumía el exceso de agua para dar paso a la miel que aromatizaba el campo. Una vez tomaba punto, el labrador sacaba el líquido para blanquearlo y depositarlo en los moldes; ya solidificada, la panela se empacaba en costales ralos de cabuya de cincuenta unidades cada uno, protegida por cáscara seca de plátano para ser distribuida en el pueblo el día de mercado. “Para que, en parte, los jóvenes y niños de ahora conozcan y entiendan de dónde venimos”. Rafael Daza, Idelfonso Burbano, Abraham Córdoba Jiménez (de la finca Los Naranjos) y Luciano David en el sector Portugués eran dueños de estos trapiches, quienes, además, poseían sembríos de caña en sus propiedades. Otros moradores de la región tenían trapi- che de cacho, a otros les decían mata gente y otros más tenían tra- piches bailarines, que se movían con bestias o a brazo, destinados exclusivamente para moler pocas cantidades de caña y sacar miel para consumo familiar. Lamentablemente, todo ha desaparecido, sólo existen los puestos donde se construyeron, porque de la nada somos y a la nada volve- mos; la realidad de aquellos tiempos únicamente queda plasmada en el recuerdo de unos pocos y en una que otra historia. Es irrever- sible el paso de los años, de los tiempos en que toda esta región era una vereda grande llamada Ricaurte, hoy corregimiento, pero que, en los años 1980, se dividió en varias veredas. El 23 de Abril de 2004, la señora Nelly Clemencia Díaz, oriunda de la vereda México, casada con el señor Enrique Díaz oriundo de la vereda Llanos de Manchabajoy, padres de cuatro hijos, compraron su pequeña parcela en la vereda de México y ahora hacen parte de esta comunidad; decididos instalaron en su pequeña finca un trapiche marca Apolo No. 22, para moler con bestias, lo transpor- taron desde la vereda de los Llanos de Manchabajoy con todo su equipaje. Comenzaron así, primero a recoger la caña de su pequeña parcela y luego la de los demás vecinos, para producir una panela de buena calidad, apetecida en la vereda, como en el corregimiento e incluso en el casco urbano del municipio de El Tambo. Este es el único trapiche antiguo que queda, con el que una familia se dedica a producir panela en forma artesanal para su sustento y para cono- cimiento de la actual generación. Este ejemplo ha motivado a algunos moradores de la comunidad de México para volver a sembrar la caña panelera, en busca de mejorar su calidad de vida. De esta manera, para muchas familias se genera trabajo en la misma región y se logra rescatar un instru- mento que se creía desaparecido, para que, en parte, los jóvenes y niños de ahora conozcan y entiendan de dónde venimos. Glosario: Chumaceras, Cuñas: elementos de madera que permiten apretar las ma- sas del trapiche para exprimir la caña y obtener su jugo. Cureñas: troncos que se entierran en el suelo, aproximadamente de 1.50 m., y que sostienen la estructura del trapiche. Canalete: pieza de madera acanalada que recibe el jugo de la caña y lo conduce a los tanques de almacenamiento. Enramada: espacio de la construcción general, donde descansan los obreros. Su construcción se realiza en madera; su cubierta puede ser de distintos materiales, como: teja, cartón, zinc, o de la misma hoja de caña. Trapiches mata gente o de cacho: son trapiches pequeños, manejados manualmente. Trapiches bailarines: trapiches pequeños que poseían una de sus masas enterradas (tronco redondo) en el suelo y una mijarra (vara arqueada, re- donda y largo) que se usaba para su funcionamiento; en algunos casos se movía con bestias o con el cuerpo humano. Los antepasados hacen parte de nuestra historia y presente