Ciudadanía activa vol1 Manual

4,527 views
4,390 views

Published on

Manual para docentes con respecto Ciudanía Activa

Published in: Education, Travel, News & Politics
1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
4,527
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
15
Actions
Shares
0
Downloads
179
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ciudadanía activa vol1 Manual

  1. 1. FUNDACIÓN OMAR DENGO CIUDADANÍA CTIVA MANUAL DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA ACTIVA VOL. I. ORIENTACIONES TEÓRICAS Y METODOLÓGICAS PROYECTO CONSTRUCTORES DE DEMOCRACIA
  2. 2. Fundación Omar DengO ciudadanía Activa Manual DE EDuCaCIÓn PaRa la CIuDaDanía aCtIva Vol. i. ORIEntaCIOnEs tEÓRICas y MEtODOlÓgICas Proyecto ConstruCtores de demoCraCia
  3. 3. Manual DE EDuCaCIÓn PaRa la CIuDaDanía aCtIva Vol. i. ORIEntaCIOnEs tEÓRICas y MEtODOlÓgICas © Fundación Omar Dengo 2010 San José, Costa Rica Teléfono: (506) 2527 6014 Fax: (506) 2527 6010 Sitio Web: www.fod.cr/constructoresdemocracia Correo electrónico: constructoresdemocracia@fod.ac.cr Este libro ha sido producido gracias al apoyo económico del Fondo de Naciones Unidas para la Democracia – undef y a la colaboración del Ministerio de Educación Pública - mep, el Tribunal Supremo de Elecciones - tse, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – pnud y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia - unicef. 323.042 F653cu Fundación Omar Dengo Ciudadanía activa : Manual de educación para la ciudadanía activa : Vol. 1 orientaciones teóricas y metodológicas / Fundación Omar Dengo -- San José, Costa Rica : La fod, 2010. 155p; 28 cm (Proyecto Constructores de la Democracia) ISBN: 978-9977-11-064-6 1.EDUCACIÓN CUIDADANA 2.DESARROLLO PARTICIPATI- VO 3. PARTICIPACIÓN JUVENIL 4. EDUCACIÓN MORAL. Los proyectos y publicaciones elaborados como parte de las actividades del Instituto Innov@ de la Fundación Omar Dengo reciben el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación – COSUDE Este material puede ser usado para fines de aplicación de la propuesta, capacitación, investigación, y otros que tengan relación con el desarrollo de la infancia y la juventud, y no tengan ánimo de lucro. Se permite la reproducción de partes de este material, electrónica o mecánicamente, siempre y cuando se informe a los autores y se obtenga su autorización. Todos los derechos reservados. Impresión: Editorama, S.A. San José, Costa Rica, 2010
  4. 4. ciudadanía Activa Manual DE EDuCaCIÓn PaRa la CIuDaDanía aCtIva Vol. i. ORIEntaCIOnEs tEÓRICas y MEtODOlÓgICas autoras María Eugenia Bujanda Bujanda Wendy Aguilar Freyan Neyhsmmi Segura Solano Fundación Omar Dengo Producción académica Patricia Gómez dirección de arte Ernesto Bolaños dirección de fotografía Pablo Murillo Fotografía Iván Rojas equipo responsable del Proyecto Constructores de democracia Clotilde Fonseca Quesada Directora Nacional Eduardo Monge Gutiérrez Subdirector Nacional María Eugenia Bujanda Bujanda Coordinadora Wendy Aguilar Freyan Neyhsmmi Segura Solano Susana Soto González Investigadoras
  5. 5. docentes de educación Cívica que formaron parte de Constructores de democracia durante el año 2008 Juan Carlos Velásquez Hernández, Colegio Ambientalista de Pejibaye, Johanna Araya Mena, Colegio Técnico Profesional de Pital, César Briceño Díaz, Liceo de Pavas, Eduardo Castillo Rojas, Liceo de Chomes, Giselle Corea Chévez, Colegio Técnico Profesional de Liberia, Wellington Cortés Obregón, CINDEA de Ciudad Neilly, Janina Jiménez Quesada, Liceo de Chomes, Liz Madrigal Méndez, Colegio Técnico Profesional de Pital, Alejandra Martínez Calvo, Liceo de Tucurrique, Tony Méndez Flores, Liceo Yolanda Oreamuno Unger, Carlos Morúa Guevara, Liceo de Pavas, Raimundo Quesada Rojas, Liceo Edgar Cervantes Villalta, Gustavo Quirós Aguilar, Liceo de Tucurrique, Max Rodríguez Vega, CINDEA de Ciudad Neilly, Mauren Solís Granados, Liceo de Buenos Aires, Maricel Vargas Padilla, Colegio Alejandro Aguilar Machado, Edith Viales Bustos, Colegio Técnico Profesional de Liberia, Maricella Villalobos Cárdenas, Liceo Diurno de Esparza, Yorleny Zúñiga Solís, Liceo Yolanda Oreamuno Unger, Francisco Díaz Artavia, Colegio de Tabarcia y Donel Alvarado Zapata, Liceo de San José. docentes de educación Cívica que culminaron el pilotaje de la propuesta 2007 Alicia Chang Salazar, Liceo Edgar Cervantes Villalta, Lelia Pineda Laguna, Colegio de Bagaces, Carolina Montero Delgado, Colegio de Bagaces, Juan Carlos Velásquez Hernández, Colegio Ambientalista de Pejibaye, Alejandro Castrillo, Liceo Antonio Obando Chang, Vilma Baltodano Garita, Liceo Antonio Obando Chang. asesores regionales de educación Cívica participantes en Constructores de democracia: Mercedes Vargas Rivas, Asesora de Turrialba, Marta Quesada Elizondo, Asesora de Puntarenas, Jenny Contreras Briceño, Asesora de San José, Benedicto Arce Carvajal Asesor de San Carlos, Jorge Cartín Obando Asesor de San José, Alejandro Concepción Quintero Asesor de Coto, José Pablo Jiménez Cerdas Asesor de la Región Educativa Grande de Térraba, Violeta Obando Martínez Asesora de Liberia, Ilvin Pineda Hernández, Asesora de Puriscal.
  6. 6. agradecimientos Agradecemos a todos los estudiantes, directores y personal de los colegios del Ministerio de Educación Pública que generosamente se sumaron al Proyecto Constructores de Democracia durante los años 2007 y 2008. Sin su comprometido y excelente trabajo no hubiera sido posible llevar adelante esta iniciativa. Además, otorgamos un reconocimiento especial a los docentes y jóvenes que de manera voluntaria accedieron a formar parte del montaje artístico de esta obra. De igual modo, queremos agradecer el continuado apoyo y orientación recibidos por parte de los funcionarios responsables del proyecto en cada una de las organizaciones contrapartes: Lara Blanco, José Fernando Mora y Adriana Vanessa Retana, de PNUD-Costa Rica; Manuel Barahona, de UNICEF-Costa Rica; Ana Rosa Ulate, Mario Sancho y José Franciso Monge, del Tribunal Supremo de Elecciones; al igual que a la señora Alejandrina Mata Segreda, Yarith Rivera y Marvin Carvajal, del Ministerio de Educación Pública. Asimismo, no queremos olvidar a todos los expertos y consultores que estuvieron en diferentes momentos involucrados en el proyecto y al cual contribuyeron con valiosos aportes: Maite Capra, Graciela Quesada, Marjorie Moreno, Kathia Arroyo y Alexander Jiménez. Por último, nuestro agradecimiento para todo el personal de la Fundación Omar Dengo que, de manera dedicada y callada, brinda el soporte gerencial y administrativo para que proyectos como este puedan ejecutarse; en especial: Clotilde Fonseca, Eduardo Monge, Gustavo Arce, Lindsay Fernández, Víctor Salazar, Jorge Artavia, los compañeros de operaciones y Gestión y Mercadeo.
  7. 7. “Contribuyamos a formar opiniones, es decir, interesémonos, actuemos, vitalicemos nuestra relación con nosotros, con los hombres, con las cosas. (…) ¡preocupémonos! Si como debemos, queremos hacer política, construir civismo, preocupémonos de cuanto atañe al país, a quien tampoco puede serle indiferente nada de lo humano”. Omar Dengo, Mira y pasa, cit. Gamboa, 1990, p. 61. “Queremos que los estudiantes aprendan lo que es relevante y que lo aprendan bien: que nuestros jóvenes adquieran y desarrollen el conocimiento, la sensibilidad y las competencias científicas; lógicas y matemáticas; históricas y sociales; de comunicación y lenguaje. Todo esto es clave… pero no basta. (…) A la educación que prepara para la búsqueda pragmática de ‘ lo verdadero’ debe agregarse la educación que forma para la búsqueda trascendente de ‘ lo bueno’ y ‘ lo bello’: una educación en la ética y la estética, como criterios fundamentales –y nunca acabados– de la convivencia humana. Una educación para la ciudadanía, una educación que nos libre de la discriminación y el miedo”. Leonardo Garnier, 2008 “Un individuo que solo domina habilidades técnicas y carece de la humanidad suficiente como para saber situarse en la historia, como para reflexionar sobre su vida personal y social, como para asumirla desde dentro con coraje, es, por decirlo con Ortega, ese ‘ hombre masa’, totalmente incapaz de diseñar proyectos de futuro, y que siempre corre el riesgo de dejarse domesticar por cualquiera que le someta con una ideología fuerte” Adela Cortina, 1994, p. 21.
  8. 8. Presentación El ejercicio de una ciudadanía activa y la articulación de Sin duda, la característica principal de esta publicación es una convivencia armónica y provechosa constituye uno de su versatilidad. Estamos ante una guía que puede ser utili- los grandes desafíos de las sociedades contemporáneas. De zada para la formación inicial de los educadores, para pro- ahí que los sistemas educativos de todos los países procuren cesos de capacitación en servicio o para la autoformación. poner en marcha iniciativas que estimulen la formación en En esta producción se ha cuidado la dimensión práctica, valores y el desarrollo de las capacidades cívicas. En respues- razón por la cual el manual también puede ser de utilidad ta a este requerimiento, la Fundación Omar Dengo creó en para los profesores activos que deseen probar nuevos enfo- el año 2006 el Proyecto Constructores de Democracia, una ques y estrategias. La guía plantea el uso de metodologías iniciativa que ofrece a los educadores y a los estudiantes de dinámicas que resulten atractivas para los adolescentes y secundaria nuevas experiencias educativas que se proponen que le permitan a los educadores ser más efectivos en sus estimular su realización personal y su incorporación a la esfuerzos por lograr que sus alumnos desarrollen compe- vida social, política y productiva del país. tencias para pensar, indagar, adoptar perspectivas, discer- Con mucha complacencia publicamos hoy el Manual de nir, dialogar y lograr acuerdos. En suma, el manual dota a educación para la ciudadanía activa. Este manual consta los educadores de abordajes para fomentar la autonomía en de dos volúmenes. El primero recoge los planteamientos los jóvenes y cultivar una visión estimulante y propia de lo teóricos y las orientaciones metodológicas de este proyecto. que es la vida ciudadana. El segundo plantea un conjunto de actividades didácticas Es importante señalar que la producción de este manual para aplicación en el aula. se fundamenta en los más recientes desarrollos de la teoría Estos dos volúmenes constituyen un marco de referencia cognitiva contemporánea. La producción se ha propuesto para los procesos de formación de educadores y para la superar los enfoques tradicionales de la educación cívica. creación de ambientes de aprendizaje que estimulen el de- De ahí que se haya puesto especial énfasis en las estrategias sarrollo de competencias ciudadanas. Como recurso com- pedagógicas que fomentan el desarrollo de capacidades y plementario al manual, se ha producido un disco compacto que procuran afinar la sensibilidad intelectual y ética de las con un conjunto de videos didácticos. Cuenta, además, con personas. La guía fomenta el aprendizaje activo y colabo- un repertorio de experiencias y espacios de interacción en rativo, el involucramiento y el trabajo en equipo. Destaca línea que están disponibles en el sitio Web de la Fundación particularmente el valor de la asignación de roles y la re- Omar Dengo. Todos estos recursos han sido pensados para presentación de papeles que hacen posible imaginar cómo favorecer los procesos de desarrollo profesional y actualiza- piensan, sienten o actúan los otros, es decir, comprender ción docente. sus perspectivas particulares. El manual se propone lograr aprendizajes y desempeños de mayor interés y calidad.
  9. 9. De especial importancia es la forma en que esta propues- Nos complace mucho que esta producción vea la luz preci- ta aborda el aprovechamiento de las tecnologías digitales samente en el momento en que el Ministerio de Educación como recursos para estimular, desarrollar o activar la ciu- Pública ha emitido nuevas directrices para la Educación dadanía en formas nuevas. No se trata tan solo de usarlas Cívica. Su publicación coincide con la divulgación de los para tener acceso a la información o para distribuir cosas nuevos programas de estudio en esta materia. En ellos se de nuestro interés. El manual sugiere cómo estas pueden establece un importante vínculo entre la ética y la ciuda- ser utilizadas en formas ágiles y atractivas para fomentar danía. Porque, tal como lo ha señalado reiteradamente el la colaboración, el logro de acuerdos y la participación en Dr. Leonardo Garnier, Ministro de Educación Pública, comunidades de aprendizaje e intercambio, lo que hace “Educamos para que prevalezca la razón... Educamos para posible que incursionemos en nuevas formas de ejercer la el ejercicio crítico pero sensato de la ciudadanía democráti- ciudadanía y la participación. ca.” Estamos seguros de que esta publicación puede hacer Cabe destacar que en la realización de este proyecto la Fun- un aporte significativo en esta línea, precisamente porque dación Omar Dengo contó con el importante respaldo del parte de una concepción sólida, dinámica y moderna del Ministerio de Educación Pública y del Tribunal Supre- quehacer ciudadano. mo de Elecciones de Costa Rica. Recibió también apoyo esencial del Fondo de Naciones Unidas para la Democra- Clotilde Fonseca cia y fue puesto en marcha con el concurso del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, como agencia res- Directora Ejecutiva ponsable del seguimiento técnico y financiero del proyecto Fundación Omar Dengo y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, que colaboró en asuntos técnicos relativos a la evaluación. Su ejecución y sus producciones las llevó a cabo el Instituto In- nov@, instancia institucional que ha recibido colaboración fundamental de la Agencia Suiza de Cooperación para el Desarrollo (COSUDE). El proyecto fue dirigido por la Dra. María Eugenia Bujanda, quien, junto con el Equipo del Área de Democracia y Ciudadanía Activa del Instituto, realizó una excelente labor de concepción, investigación y desarrollo, así como de capacitación, ejecución y produc- ción de materiales.
  10. 10. Contenidos 12. introducción 46. Destrezas ciudadanas básicas 48. valores y actitudes necesarios para la vida en 16. educación para democracia la ciudadanía activa 50. las competencias ciudadanas: una formulación 18. ¿Qué es la ciudadanía? que facilita un diseño didáctico eficaz 20. ¿Por qué educar para la ciudadanía? 52. el aprendizaje activo 22. Distintos enfoques de la educación ciudadana 54. aprendizaje efectivo… ¿en qué consiste? 24. ¿Cómo se aprende la ciudadanía? 56. El aprendizaje activo: algunas bases 26. Educación para la ciudadanía en el sistema 58. Estrategias de enseñanza que promueven el educativo costarricense aprendizaje activo 60. aprendizaje por proyectos 30. Participación y ciudadanía en la adolescencia 64. el aprendizaje cooperativo 66. ¿Qué se entiende por aprendizaje 32. nuestra visión de la adolescencia cooperativo? 34. la ciudadanía joven 68. las cinco características 37. Formas que adopta la participación del aprendizaje cooperativo juvenil en la actualidad 70. Otros elementos importantes para el éxito del trabajo en pequeños grupos 40. ¿Qué se enseña/aprende 74. El uso de roles en educación ciudadana? 76. algunas pautas para la evaluación del 42. Identidad ciudadana y sentido de eficacia aprendizaje cooperativo 44. Conocimiento y comprensión acerca del fundamento y funcionamiento de las sociedades democráticas 16 64 educación para la ciudadanía activa algunas nociones básicas en torno a el aprendizaje cooperativo síntesis sobre los aspectos qué se entiende por ciudadanía, en qué fundamentales del aprendizaje consiste la educación para la ciudadanía cooperativo, su valor y aplicación activa y cómo trabajarla en el aula. para el aprendizaje de la ciudadanía activa.
  11. 11. 80. Promover el pensamiento 120. aportes de las tecnologías y la reflexión en el aula digitales a la ciudadanía activa 82. aprender a pensar bien 122. la ciudadanía enriquecida por las 84. usar el lenguaje del pensamiento en el aula tecnologías digitales 86. Rutinas de pensamiento 125. El papel de las tecnologías digitales en 90. Hacer visible el pensamiento educación para la ciudadanía activa 92. Monitorear y evaluar el pensamiento de los 127. Recursos tecnológicos para la resolución de estudiantes problemas y la investigación 129. Recursos tecnológicos para la participación 96. la deliberación: competencia en procesos deliberativos en línea ciudadana esencial y dinámica 131. Recursos tecnológicos para la producción cotidiana de aula digital y la difusión de propuestas 98. ¿Qué entendemos por deliberación? 134. Cómo evaluar en educación 104. El buen diálogo para la ciudadanía activa 107. la toma de decisiones colectiva 136. En qué consiste evaluar 109. Cuestiones controvertidas 138. Planificar una evaluación efectiva de los 112. un nuevo rol aprendizajes en educación ciudadana 144. Pruebas escritas que evidencian para los docentes aprendizajes de alto nivel 114. nuestro impacto en los estudiantes 146. Evaluación entre iguales y autoevaluación 116. la mediación docente en educación ciudadana 152. Bibliografía 99 134 la deliberación: competencia ciudadana esencial y dinámica Cómo evaluar en educación para la ciudadanía activa cotidiana de aula Orientaciones para aplicar un la deliberación como enfoque integral, formativo y competencia ciudadana y participativo de la evaluación de su abordaje cotidiano los aprendizajes en educación dentro del aula. ciudadana.
  12. 12. introducción La educación ciudadana tiene un papel esencial para el desarrollo de competencias del siglo XXI La educación de la ciudadanía: Pública (MEP), Programa de las Naciones para el Desarro- una preocupación siempre vigente llo (PNUD), Fondo de las Naciones Unidas para la Infan- cia (UNICEF) y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), Existe una preocupación creciente en los sistemas educa- y el financiamiento del Fondo de Naciones Unidas para la tivos de todo el mundo por fortalecer la educación ciuda- Democracia (UNDEF). dana que reciben los estudiantes1. Esta inquietud nace de constatar que el desarrollo y afianzamiento de la democra- Con este proyecto, la FOD quiso unirse a los esfuerzos cia constituye un proceso lleno de avances desiguales, en el sistemáticos del MEP por dinamizar y enriquecer la edu- que se detectan debilidades y riesgos. cación ciudadana que reciben los estudiantes de educación secundaria en Costa Rica. En Costa Rica, la Auditoría Ciudadana sobre la Calidad de la Democracia, realizada por el Programa Estado de la El objetivo general de la iniciativa fue producir una pro- Nación (2001), puso de manifiesto que el principal proble- puesta educativa innovadora centrada en el desarrollo de ma de nuestra democracia es la diferencia que existe entre las capacidades de los estudiantes para la deliberación de- el funcionamiento del sistema político y las expectativas de mocrática, la participación activa en la búsqueda del bien la ciudadanía acerca del mismo. Este contraste es una de las común y la realización personal. principales fuentes del descontento ciudadano con el siste- La premisa de la que se partió fue que la ciudadanía implica ma, el cual se traduce en: verse a uno mismo como un miembro de una comunidad • Desinterés y apatía de la ciudadanía. política, comprometido con los asuntos que afectan a esa comunidad y legitimado para intervenir en ellos; y, al mis- • Baja participación en asociaciones formales o informales. mo tiempo, como persona autónoma y competente, con un • Escepticismo acerca del aporte de la democracia para conjunto de metas por realizar en el plano personal. mejorar el bienestar colectivo. La propuesta educativa se construyó a partir de la expe- Ante este fenómeno, resurge el interés por la educación para riencia de la FOD en el desarrollo de métodos y programas la ciudadanía y la democracia. ¿Cuál será la mejor forma de de educación para la ciudadanía activa dirigidos a estimu- enfocar la educación ciudadana de nuestros jóvenes? lar en especial las capacidades deliberativas y el uso de las Este fenómeno no es exclusivo de nuestro país o de nuestro tecnologías digitales para enriquecer la participación ciu- entorno. Frente a esta pregunta, surgen en todo el mundo dadana de la infancia y la adolescencia. Constructores de numerosas iniciativas. Democracia remozó esta experiencia previa con los aportes de los más recientes y prometedores resultados de la investi- Esta publicación es uno de los resultados del Proyecto gación y producción pedagógica en materia de aprendizaje, Constructores de Democracia: capacidades de los jóvenes en general, y de educación ciudadana, en especial. De igual para la ciudadanía activa y la realización personal, eje- modo, se aseguró de que la propuesta final estableciera im- cutado entre 2007 y 2008 por la Fundación Omar Den- portantes sinergias con el nuevo marco curricular estable- go (FOD), con el respaldo del Ministerio de Educación cido por el MEP para la educación cívica en nuestro país. 1 Nota: por razones de síntesis, las referencias a género están en masculino pero incluyen implícitamente el género femenino. 12 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  13. 13. Objetivos de esta publicación Contenido y recomendaciones El Manual de educación para la ciudadanía activa siste- de uso del volumen I matiza los desarrollos y aprendizajes realizados en el marco El presente volumen describe de manera sencilla y práctica del Proyecto Constructores de Democracia y los divide en los principales componentes del enfoque de educación para dos volúmenes: la ciudadanía activa: • El volumen I, Orientaciones teóricas y metodológicas, • Sus bases teóricas: el Capítulo 1 Educación para la ciu- explica el conjunto de premisas y estrategias pedagógi- dadanía activa y el Capítulo 2 Participación y ciudada- cas que se ha considerado que tienen el mayor potencial nía en la adolescencia presentan de modo sintético algu- para estimular el tipo de aprendizaje requerido por la nas de las principales premisas teóricas que sustentan el ciudadanía del siglo XXI. enfoque adoptado: ¿qué se entiende por ciudadanía? ¿En • El volumen II, Actividades de mediación para el aula, qué consiste educar para la ciudadanía activa? ¿Por qué recoge una serie de actividades concretas desarrolladas es importante considerar la ciudadanía desde el punto y validadas en conjunto con los docentes participantes de vista de los adolescentes y los jóvenes? en el Proyecto Constructores de Democracia. Estas activi- • Su propuesta en cuanto a contenidos: el Capítulo 3 ¿Qué dades tienen por objetivo el desarrollo de competencias se enseña/aprende en educación ciudadana? refiere los ciudadanas en los jóvenes alrededor de una importante contenidos que podríamos considerar como imprescin- selección de grandes temas: comunidad, identidad ciu- dibles en un programa que pretenda desarrollar las com- dadana, convivencia y participación estudiantil, ciuda- petencias requeridas para la ciudadanía del siglo XXI. danía activa y derecho al trabajo. Se explica la importancia de estructurar los programas El objetivo de esta obra es servir de herramienta y fuente de en torno a competencias que permitan integrar los con- sugerencias didácticas para todos los educadores interesa- tenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales y dos en fortalecer el desempeño de los jóvenes como ciuda- vincularlos con la práctica de la ciudadanía en contextos danos. Aunque pensada inicialmente para un contexto de de la vida real. educación formal, sus recomendaciones pueden ser igual- • Su propuesta en cuanto a estrategias metodológicas: los mente válidas para aquellos que desarrollan iniciativas edu- Capítulos 4, 5, 6 y 7 están dedicados a los cuatro pila- cativas no formales. Del mismo modo, pese a estar dirigida res sobre los que se apoya la metodología propuesta: el a personas que trabajan con adolescentes y jóvenes, algunas aprendizaje activo, el aprendizaje cooperativo, la promo- de las propuestas interesarán también a quienes trabajan ción del pensamiento y la reflexión en el aula, y la delibe- con niños y adultos. ración como dinámica cotidiana en el aula. Estos cuatro elementos constituyen una clara hoja de ruta en el cami- no para lograr aprendizajes verdaderamente efectivos en materia de ciudadanía. • Su propuesta en cuanto a estilo de mediación docente: el Capítulo 8 Un nuevo rol como docentes postula la im- portancia vital de prestar atención al tipo de interacción que establecemos como educadores con los jóvenes con Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 13
  14. 14. los que trabajamos, así como a la manera en que acompa- Otros recursos de carácter ñamos su proceso de aprendizaje. La propuesta concreta complementario que se presenta nace de la experiencia adquirida a lo lar- go del tiempo en la ejecución de programas de educación Además de este Manual de educación para la ciudadanía ciudadana en el país. activa, el Proyecto Constructores de Democracia ha genera- do un conjunto de recursos complementarios de apoyo a • el papel esencial de las tecnologías digitales: el Capítulo educadores involucrados en el desarrollo de competencias 9 Aportes de las tecnologías digitales a la ciudadanía ac- ciudadanas. tiva explica por qué estos poderosos medios deben tener un lugar preponderante en los programas de educación Entre estos recursos destaca una serie de breves videos di- ciudadana del siglo XXI. La sección presenta un amplio dácticos que muestran de manera muy gráfica cómo aplicar conjunto de recursos tecnológicos que se encuentran a ciertos elementos básicos de la metodología propuesta: la disposición de los docentes para enriquecer el ejercicio construcción colectiva de conceptos, el uso de discusiones ciudadano de los jóvenes. en plenaria, el aprendizaje cooperativo, el uso de roles, la evaluación formativa y participativa, la agenda participati- • Su propuesta en cuanto a evaluación: el Capítulo 10 Cómo va, así como el uso de tecnologías digitales. evaluar en educación para la ciudadanía activa aborda el a menudo espinoso tema de la evaluación. Expone en Por otro lado, la obra titulada Guía para la promoción de qué consiste un enfoque integral, formativo y participa- la ciudadanía activa en centros de educación secundaria tivo de la evaluación, así como una serie de estrategias e ayudará a aquellos interesados en promover el enfoque de instrumentos concretos que pueden servir de guía para ciudadanía activa más allá del aula: en el nivel de centro aplicar estos grandes principios a la evaluación de los educativo. Esta publicación recoge orientaciones básicas y aprendizajes en educación ciudadana. recomendaciones para potenciar el aprendizaje ciudadano que se realiza en el contexto de actividades de servicio co- En cada capítulo se ha procurado ofrecer sencillas recomen- munal estudiantil, gobiernos estudiantiles o en las relacio- daciones que permitan a los educadores interesados llevar a nes de convivencia cotidiana, en general. la práctica cada uno de los componentes del enfoque de la educación para la ciudadanía activa. Las distintas secciones Estos y otros interesantes recursos se pueden descargar de modo del Manual siguen una secuencia lógica, pero no es necesa- gratuito en el sitio Web www.fod.cr/educacionciudadana rio leerlas en dicho orden. Se puede comenzar leyendo las partes que más interesen. No obstante, nuestra recomenda- ción es que cada capítulo se lea íntegramente antes de llevar al aula alguna de sus sugerencias didácticas. 14 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  15. 15. 1. EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA ACTIVA En este manual se sugiere ir más allá de la concepción de la educación para la ciudadanía como inver- sión en los ciudadanos del mañana. La visualizamos como un proceso de acompañamiento a los niños y a los jóvenes en el ejercicio cada vez más autónomo y sofisticado de sus derechos de participación. La educación para la ciudadanía activa es un proceso de enseñanza-aprendizaje, el cual procura que las personas se perciban como ciudadanos responsables, informados y activos. Puede concretarse en 16 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  16. 16. espacios de educación formal y no formal. Defiende que es posible ampliar de manera enriquecedora la noción legalista y a veces excluyente de lo que se considera ser un ciudadano, al tiempo que se da voz a cualquier persona con independencia de su edad. En este primer capítulo, se abordarán algunas nociones básicas en torno a lo que es la ciudadanía y cómo se con- cibe la educación ciudadana. Contenidos: • ¿Qué es la ciudadanía? • ¿Por qué educar para la ciudadanía? • Distintos enfoques de la educación ciudadana • ¿Cómo se aprende la ciudadanía? • Educación para la ciudadanía en el sistema educativo costarricense Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 17
  17. 17. ¿Qué es la ciudadanía? La ciudadanía implica verse a uno mismo como persona autónoma y competente, con un conjunto de metas personales por realizar; y, al mismo tiempo, como miembro de una co- munidad política legitimado para discutir y para involucrarse en los asuntos que competen a dicha comunidad. Veámoslo con más detalle. Según Huddleston y Kerr (2006), es posible encontrar distintos significados de ciudadanía: • Como estatus legal y político. En este caso, el concepto se liga a una condición especial: el hecho de ser considerado como ciudadano por una comunidad política particular o un Estado. Este atributo se adquiere al alcanzar la mayoría de edad y viene acompañado de una serie de responsabilidades y derechos definidos por ley. Así entendida, la ciudadanía es una membresía otorgada por el lugar donde se habita, se nace o al que se está ligado por lazos familiares. De ahí que se suela relacionar con el concepto de nacionalidad. • Como capacidad de involucrarse y contribuir a la vida pública. En este sentido más amplio, la ciudadanía se refiere al compromiso personal adquirido ante situaciones de la vida pública. A menudo denominada ciudadanía activa, abarca un rango de actividades que van más allá de la participación electoral. Implica reconocer a las personas como sujetos capaces de proponer, exponer puntos de vista y tener ingerencia en la realización de cam- bios en las diferentes esferas sociales y políticas. Comprendida de este modo, la ciudadanía abarca toda nuestra actuación como personas: está vinculada con las relaciones que establecemos, el significado que le otorgamos a los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor y el papel que asumimos en el momen- to de tomar una decisión. un concepto Es una forma de convivencia, pertenencia y participación social de los ciudadanos, integrador de estructurada alrededor de los siguientes puntos: ciudadanía • Un estatus legal que establece, garantiza y faculta a los ciudadanos para ejercer sus derechos y responsabilidades. • Un grado de desarrollo humano y unas estructuras económicas, sociales y políticas que hacen posible el ejercicio de esos derechos y responsabilidades. • Un sentido de pertenencia e identidad de los ciudadanos con esa sociedad, en base al conjunto de vínculos cívicos creados por la participación política, económica, social y cultural, así como por las responsabilidades compartidas. • Una educación de los ciudadanos para el ejercicio de esos derechos y responsabilidades. Fuente: Cobo, 2003, p. 6. 18 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  18. 18. ¿Qué características tiene la ciudadanía en el siglo XXI? En nuestras actuales sociedades democráticas, la ciudadanía activa se inscribe en el marco del respeto a los derechos humanos y a los principios fundamentales que rigen la democra- cia: la libertad, la igualdad, la tolerancia y la solidaridad. Por eso, cuando en este manual se usa la expresión ciudadanía activa se sobreentiende que nos estamos refiriendo a un ejerci- cio ciudadano necesariamente democrático. Quien ejerce la ciudadanía se concibe idealmente como una persona comprometida con la democracia como mejor forma de gobierno. Ese compromiso implica conside- rarla como el mejor procedimiento de gobernar y dirimir las diferencias y conflictos, a través del engranaje legal e institucional que consolida y permite el funcionamien- to de la sociedad en su conjunto (Ministerio de Educación Pública, 2008, p. 18). Además, la dimensión global que tienen en la actualidad el desarrollo y los problemas que afectan a los países, hacen necesario considerar la ampliación del marco territorial sobre el que tenemos incidencia los ciudadanos. Nos enfrentamos, en numerosos casos, a problemas, decisiones y acciones de implicaciones globales. Por eso, nuestra concepción de la ciudadanía abarca no solo los vínculos cívicos que generamos con nuestras comu- nidades locales y nacionales, sino que incluye lo que se ha venido denominando como ciudadanía global. Para reflexionar Intente contestar para sí las siguientes preguntas. • ¿Qué significa para mí ser un ciudadano? • ¿Qué tipos de comportamiento se esperarían de un ciudadano, más allá de los que establecen las leyes de nuestro país? • ¿Existe una comunidad global? ¿Cómo se puede investigar e influir en asuntos globales? • ¿Cuál es mi papel en el logro de un futuro global sostenible? Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 19
  19. 19. recursos Web ¿Por qué educar Consorcio para las para la ciudadanía? habilidades del Siglo XXI: www.21stcenturyskills. Los aportes de la educación ciudadana org/ Algunos podrían pensar que este tipo de educación es algo accesorio y que otras áreas cu- Alfabetización para la rriculares son más necesarias con vistas a preparar a los estudiantes para su vida personal y era digital: en Gauge profesional. 21st Century Skills Según organizaciones como Partnership for 21st Century Skills(2009) las habilidades que http://leadership.ocde. us/assets/aB430/ se han considerado como indispensables en el desarrollo del mundo contemporáneo, se Engage+21st.pdf relacionan de manera directa con la educación ciudadana: • La conciencia global • El pensamiento crítico de alto nivel y solución de problemas • Las competencias para el manejo de información • Las competencias para la comunicación y la colaboración De manera específica, autores como Huddleston y Kerr (2006) rescatan cómo la educación para la ciudadanía activa trae beneficios importantes para los estudiantes, por ejemplo: • Les aporta sentido de eficacia personal2, lo cual les ayuda a enfrentar desafíos importan- tes en sus vidas como la agresión y la discriminación. • Les otorga voz en sus centros educativos, sus comunidades y en la sociedad en general. • Les habilita para realizar una contribución positiva, mediante el desarrollo de sus destrezas para la indagación, la propuesta de soluciones efectivas y el diálogo. Beneficios de la educación ciudadana para la sociedad Seguramente, una de las principales justificaciones de la necesidad de educar para la ciuda- danía reside en el propio sistema democrático. Las destrezas necesarias para la vida en democracia son sofisticadas y no surgen de mane- ra espontánea: es preciso estimularlas de modo sistemático y continuado desde la primera infancia. 2 La eficacia personal se refiere a las creencias que poseen las personas sobre sus propias capacidades para alcanzar metas, enfrentar situaciones y desarrollar acciones de forma efectiva (Bandura 1977, 1997 citado en Zimmerman y Cleary, 2006). 20 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  20. 20. Tampoco el apego al sistema democrático se puede dar por sentado, especialmente en mo- recursos Web mentos de descontento ciudadano con respecto al funcionamiento del sistema político. Es necesario trabajar con los estudiantes su comprensión acerca de la democracia y darles las Encuesta Nacional de herramientas para que la profundicen y perfeccionen. Juventud Costa Rica 2008: No se puede formar solamente a las personas desde el punto de vista laboral; formar- www.unfpa.or.cr/ les para que sepan apretar botones o para que cumplan funciones más o menos ges- dmdocuments/ toras, sin haberles formado la capacidad de convivencia y ciudadanía, que no surge Encuesta_Juventud.pdf naturalmente de las personas. Los demócratas no surgen de las piedras naturalmen- Sitio web del te, como las flores silvestres; hay que cultivarlos, regarlos. Los griegos tenían claro Latinobarómetro: que la paideia era una parte absolutamente imprescindible de la democracia; que http://www. precisamente, la democracia es, ante todo, una máquina de crear demócratas; si no, latinobarometro.org/ está perdida. (Savater, 2002, p. 151). Para reflexionar lea con atención los siguientes datos: • En Costa Rica existe un amplio apoyo ciudadano a la democracia, sobre todo si se compara al país con otros de su área. Pero en los últimos años ha sufrido un notable declive: pasó de 87% en 1985 a 68% en 2004 (vargas-Cullel, Rosero-Bixby y seligson, 2006). • Un alto número de personas justificaría un golpe de Estado como respuesta a problemas políticos como la existencia de muchas protestas sociales o una tasa muy alta de desempleo. solo un 29,3% de la población rechaza enfáticamente la posibilidad de un golpe de Estado en cualquier circunstancia (vargas-Cullel, Rosero-Bixby y seligson, 2006). • Según datos del Consejo Nacional de la Política Pública de la Persona Joven(2008) en la Encuesta Nacional de Juventud, entre los jóvenes costarricenses de 15 y 17 años: – el 55% está de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que la democracia es el mejor sistema político. – el 34% está en desacuerdo, muy en desacuerdo o ni de acuerdo ni en desacuerdo. – el 11% no sabe o no contesta. ¿Qué conclusiones extrae usted de los datos anteriores? ¿Cree que el sistema democrático corre algún peligro? ¿Cuáles cree que podrían ser las causas? ¿Cuáles cree que son los principales desafíos que enfrentamos en materia de educación ciudadana? Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 21
  21. 21. distintos enfoques de la educación ciudadana Existen diversas maneras de entender y practicar la educación ciudadana. La Tabla 1 mues- tra algunas de ellas. Cada una representa una concepción distinta de lo que es la ciudada- nía, así como los conocimientos, valores y destrezas que esta requiere. tabla 1. tres modelos de educación ciudadana Modelo A Modelo B Modelo C Conoci- • e enseña un cuerpo común de S • e enseñan los conocimientos S • e enseñan conocimientos S mientos conocimientos sobre la historia necesarios para involucrarse acerca de distintos sistemas de y las estructuras políticas de la en la resolución de asuntos carácter mundial (económico, nación. públicos. ambiental, político), valores humanos y asuntos globales. • a principal fuente es la historia L • uentes a las que se recurre: la F política del país (que se presenta historia, las ciencias sociales, • uentes a las que se recurre: F como una narrativa de progreso la literatura, las humanidades, temas globales y la experiencia lineal). el periodismo, y la propia de personas con orígenes experiencia de estudiantes y diversos (sobre todo, no • a estructura y las instituciones L profesores. occidentales). políticas se presentan desde la perspectiva de los • as instituciones políticas L • as instituciones políticas L procedimientos instaurados (por actuales se presentan como actuales se presentan como ejemplo, cómo se elaboran las la mejor forma teórica de algo que se puede mejorar, y leyes). organización social pero se invita a imaginar y planear mejorable en la práctica. futuros alternativos. • os estilos y técnicas didácticas L pueden variar pero pretenden • os estilos y técnicas didácticas L • a enseñanza y el aprendizaje L que los estudiantes lleguen a pueden variar pero se centran se conciben de maneras no respuestas comunes en torno a en que los estudiantes lleguen a tradicionales. los profesores cuestiones de hecho o valor. alternativas bien fundamentadas y los estudiantes son co- para la resolución de asuntos aprendices en la indagación públicos. y la resolución de problemas globales. Valores un conjunto de creencias, valores se anima a los estudiantes a El compromiso con la y normas nacionales (por ejemplo, explorar cuestiones de valor, responsabilidad ambiental, la que las estructuras actuales son particularmente las relacionadas justicia social, el pluralismo, el las mejores posibles). con asuntos públicos; a reconocer antirracismo, la visión de que y respetar diferentes posiciones las elecciones y las acciones de valor; y a articular, apoyar individuales tienen repercusiones y actuar sobre la base de sus globales. propias posiciones. Partici- • e presenta la votación S • e requiere la participación S se fomentan destrezas para la pación y informada como el nivel general activa de todos los ciudadanos resolución reflexiva y crítica de habilida- de participación en el gobierno en asuntos públicos. problemas (ver modelo B), así des que por parte del ciudadano medio. como destrezas multiculturales requiere • e fomentan destrezas para S para colaborar con una gran • e fomentan destrezas como S desarrollar procesos críticos variedad de personas a fin de la recolección de información y reflexivos (por ejemplo, lograr un mundo más justo y que permitan votar de manera identificar un problema, recopilar ambientalmente sostenible. informada. y analizar información, explorar alternativas, llevar a la práctica); habilidades que permitan participar de manera efectiva. Fuente: adaptado de sears y Hughes, 1996. 22 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  22. 22. En términos generales, se puede constatar que en muchos países se ha evolucionado desde el Modelo A, más tradicional y conservador, hacia concepciones más participativas. No obstante, pueden existir importantes diferencias entre lo que se expresa en documentos oficiales y lo que se transmite y pone en práctica en las aulas. sugerencia metodológica El siguiente ejercicio se puede realizar con grupos de docentes en formación o inmersos en procesos de capacitación, para explorar sus percepciones acerca de los distintos modelos de educación ciudadana. 1. Organizar pequeños grupos de 3 ó 4 miembros. si no se conocen, cada uno se presenta brevemente. 2. Cada grupo discutirá durante 15 minutos acerca de las siguientes tres preguntas: ¿Cómo fue la educación ciudadana que recibimos?, ¿a cuál de los tres modelos se parece más? y ¿Cuál es el modelo de educación ciudadana que nos parece mejor?. Cada persona del grupo cuenta con 2 minutos para exponer sus ideas. al final, deben hacer una síntesis que recopile los puntos en los que coincidieron y difirieron. un miembro del grupo asumirá el rol del guardián de tiempo. Otro será el anotador de las conclusiones del grupo (ver página 74). 3. En plenaria, cada grupo seleccionará un vocero que tendrá 1 minuto para presentar los resultados de la discusión del pequeño grupo. Dediquen unos minutos al intercambio de opiniones entre los participantes. (ver Capítulo 5). 4. En el cierre, planteen como ideas fundamentales la evolución hacia modelos de educación ciudadana basados en concepciones más participativas (por ejemplo el caso de la propia Costa Rica), así como la posibilidad de incorporar de forma más sistemática la dimensión global de la ciudadanía que aporta el modelo C. Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 23
  23. 23. ¿Cómo se aprende la ciudadanía? La adquisición de los aprendizajes relativos a la ciudadanía por parte de los jóvenes Los niños y jóvenes desarrollan las identidades, las capacidades y los recursos necesarios para el ejercicio ciudadano a medida que experimentan que son personas capaces de decidir sobre su vida e intervenir en los asuntos de la vida pública que les afectan. Esto se ha deno- minado construir agencia: la capacidad de poder influir en su vida y en su entorno. La construcción de ciudadanía y de agencia personal constituye un proceso dinámico, en el cual los jóvenes juegan un papel activo, en interacción con los otros significativos de su entorno. En este proceso, la experiencia desempeña un rol fundamental. Bujanda (2007) en relación con esta dimensión experiencial o vivencial del aprendizaje ciudadano, apunta a la existencia de cuatro procesos a los que se debería prestar especial atención en cualquier programa o actividad de educación ciudadana: • Identidad: es el proceso mediante el cual construimos nuestra visión de nosotros mismos en respuesta a las preguntas ¿quiénes somos? y ¿a dónde pertenecemos? • narrativas: se refiere al proceso mediante el cual generamos explicaciones y teorías acerca de, por ejemplo, nuestros valores, la historia, las opciones políticas y la forma de funcio- nar de nuestra sociedad y las instituciones que la conforman. • Posicionamiento: es el proceso bidireccional mediante el cual las personas se asignan unas a otras unos determinados atributos y, por consiguiente, un determinado lugar en la vida social o política. Las preguntas claves son ¿qué papel nos otorgan los demás en la socie- dad? y ¿qué papel otorgamos a los demás? • eficacia personal y colectiva: se refiere al proceso mediante el cual llegamos a conclusiones acerca de qué soy capaz (autoeficacia) y de qué somos capaces como sociedad (eficacia colectiva). Cualquier experiencia de educación ciudadana contribuye a responder, de modo más o me- nos consciente, estas preguntas. idea clave En educación ciudadana es necesario tomar en cuenta cómo aprenden los jóvenes, qué les hace involucrarse y cómo interactúan con los demás para atribuir significados a la realidad que les rodea. 24 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  24. 24. ¿Qué tipo de aprendizaje propone la educación para la ciudadanía activa? Las tendencias más innovadoras en educación para la ciudadanía activa procuran ayudar a los estudiantes a captar lo que implica ser un ciudadano, mediante la vivencia activa de la ciudadanía. Proponen metodologías de aprendizaje alternativas a las tradicionales, que hacen posible que los estudiantes se reconozcan como ciudadanos y que adquieran los co- nocimientos y las destrezas necesarias para un ejercicio pleno de la ciudadanía. Para Huddleston y Kerr (2006), el aprendizaje que se promueve dentro del enfoque de la ciudadanía activa se caracteriza por ser: • activo: basado en el aprendizaje experiencial, en aprender haciendo. • Interactivo: no centrado en exposiciones magistrales sino en discusiones y debates en las que los estudiantes puedan exponer sus puntos de vista. • relevante: enfocado en la vida real, en temas relacionados con la gente joven y la sociedad. • Crítico: motiva a los jóvenes a pensar por ellos mismos. • Cooperativo: basado en el trabajo en equipo y el apoyo mutuo entre los estudiantes. • Participativo: los jóvenes tienen voz e injerencia en su propio aprendizaje. Para reflexionar lea el siguiente caso: un grupo de estudiantes de clase media de origen afroamericano participó en un proyecto de servicio comunal que consistía en prestar asistencia a un albergue para personas sin hogar. antes de su participación en este proyecto, los jóvenes tenían ciertas percepciones: que las personas sin hogar siempre eran negras; que eran mendigos porque habían sido irresponsables en sus vidas o por problemas de drogadicción y alcoholismo; y que se les tenía que tener lástima. Por otra parte, en general, los estudiantes se percibían a sí mismos en la posición del que brinda ayuda debido a que su situación privilegiada en la vida le obliga a asistir a los menos afortunados. sin embargo, la experiencia de trabajar en el albergue para personas sin hogar tuvo efectos notables en su identidad, su posicionamiento (de ellos mismos y de las personas sin hogar), sus narrativas sobre el problema de la mendicidad y su eficacia personal. En primer lugar, las personas sin hogar no eran todas negras; la presencia de hombres blancos hizo tambalear el posicionamiento de los estudiantes de sí mismos frente al mundo “universalmente” privilegiado de los blancos. las personas sin hogar se resistían a ser objeto de lástima, expresaban autoestima y orgullo. además, se posicionaban como poco afortunados en la vida, pero no como irresponsables. una consecuencia fue que algunos estudiantes llegaron a ver la mendicidad como una consecuencia de la mala gestión de la comunidad y de la ciudad, en vez de considerarla un fallo individual (lo cual politizó su perspectiva). De igual modo, los jóvenes lograron mejorar su sentido de autoeficacia dado que se sintieron capaces de ser efectivos en este contexto: aprendieron muchas destrezas relacionadas con acción comunitaria y también a hacerse responsables de cambiar sus propias perspectivas. Fuente: Haste, 2005, p. 5. Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 25
  25. 25. recursos Web educación para la ciudadanía Proyecto Constructores en el sistema educativo de Democracia: guía para la promoción costarricense de la ciudadanía activa en centros de educación Una educación ciudadana que abarca secundaria la totalidad de la institución www.fod.cr/ educacionciudadana En la actualidad el sistema educativo costarricense se propone de manera explícita el de- sarrollo en los estudiantes de un conjunto importante de competencias ciudadanas, desde distintos espacios institucionales y modalidades de aprendizaje: • un tema transversal dedicado a la Educación en y para la vivencia de los derechos huma- nos, la democracia y la paz, que debe contemplarse en las distintas materias durante toda la educación primaria; • una asignatura específica de Educación Cívica durante toda la educación secundaria; • espacios de representación y gobierno estudiantil, tanto en educación primaria como secundaria; • la participación reglada de estudiantes en proyectos de mejora de los colegios y las comu- nidades locales, mediante la realización de un servicio comunal estudiantil como requi- sito de graduación para obtener el bachillerato de secundaria; y • la oportuna conmemoración de hechos y rasgos significativos de la historia y cultura democrática del país. Como se nota, se trata de una propuesta de educación ciudadana que abarca distintas face- tas de la vida escolar o colegial. Por esta razón, es importante rescatar la idea fundamental del centro educativo visto como una comunidad de aprendizaje, y maximizar los espacios con los que cuentan las instituciones para la promoción de competencias ciudadanas en todos sus miembros. 26 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  26. 26. Asignatura de Educación Cívica recursos Web En el año 2006, el Ministerio de Educación Pública de Costa Rica inició el proceso de Programa de estudio reforma del programa de estudio de Educación Cívica en el Tercer Ciclo y en la Educación de Educación Cívica: Diversificada. Esta tarea se enmarcó en el Proyecto de Ética, Estética y Ciudadanía, una www.mep.go.cr/ ambiciosa iniciativa dirigida a fortalecer las capacidades de los estudiantes de educación downloads/Regla- secundaria para la convivencia social y democrática, mediante la transformación de un con- mentoEvaluacion/ junto de asignaturas especialmente críticas para la formación ética, estética y ciudadana. Programa%20de%20 Estudios%20de%20 El Ministerio de Educación Pública (2008) caracteriza el enfoque pedagógico de la nueva Educaci%C3%B3n%20 asignatura de Educación Cívica por ser: C%C3%aDvica%20 para%20III%20 • activo: promueve el protagonismo de los estudiantes en la construcción individual y co- Ciclo%20y%20 lectiva de los conocimientos. Educaci%C3%B3n%20 Diversificada.pdf • Democrático: favorece el diálogo entre profesores y estudiantes, y la participación de estos en la toma de decisiones, en las propuestas metodológicas y en la evaluación. Programa Nacional para el Mejoramiento de la • Creativo: estimula la creatividad de los estudiantes y el espíritu innovador de los Convivencia Social. docentes. http://www.pnud.or.cr/ index.php?option=com_ • Integrador: procura la integración de elementos de la comunidad a la vida del centro edu- docman&task=cat_view cativo. &gid=18&Itemid=6&limi tstart=20 • Flexible: fomenta la adaptación de las metodologías al contexto socio-económico y social particular de los estudiantes. El nuevo programa concibe las unidades didácticas como talleres en los que los estudiantes, con la guía de sus docentes, desarrollan una propuesta concreta de trabajo acerca de un tema central que incluye momentos de análisis, discusión grupal y producción colectiva. Cada unidad conlleva la realización de un proyecto con un tiempo estimado, en el que los estudiantes analizan y proponen soluciones a problemas comunitarios relacionados con el tema y contenidos centrales. Perfil de salida de la materia de educación Cívica en tercer Ciclo y educación diversificada una persona ciudadana crítica : • Se informa y se forma criterio de los asuntos colectivos y públicos • Sabe expresar sus opiniones críticas y ponderar otras opiniones • Hace respetar sus derechos y los de los demás ciudadanos y habitantes • Posee competencias ciudadanas • Demanda una democracia más profunda y sostenible, más inclusiva, con mejores instituciones y con una cultura política más democrática una persona ciudadana integrada : • Tiene un sentido crítico que no la lleva a disociarse • Ante la insatisfacción, crítica o pérdida de apoyo institucional procura la incidencia individual o colectiva, para mejorar aquello que lo requiera • Conoce los mecanismos institucionales y legales de incidencia • Participa cuando lo considera importante directamente o por medio de sus representantes Fuente: Ministerio de Educación Pública, 2008. Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 27
  27. 27. sugerencia metodológica Intente realizar el siguiente test. Marque con una equis X las opciones que considere pertinentes y complete la información que se le solicita según sea el caso 1. La educación ciudadana debería: a. Decir a los jóvenes por quién votar b. Hacer que los jóvenes se comporten mejor c. Desarrollar en los jóvenes las destrezas y los conocimientos necesarios para participar en sus comunidades d. transmitir a los jóvenes un conjunto de valores morales 2. Ser un ciudadano activo implica, por ejemplo: a. trabajar remuneradamente en una organización de caridad b. Comer vegetales y otros productos saludables c. ser un vecino amable d. Organizar una campaña comunitaria 3. el énfasis de la ciudadanía son los aspectos relacionados con la política pública. a. verdadero. ¿Por qué? __________________________________________________________________ __________________________________________________________________ b. Falso. ¿Por qué? __________________________________________________________________ __________________________________________________________________ 4. La educación ciudadana no incluye necesariamente: a. Destrezas para la comunicación b. Finanzas personales c. alfabetización política d. Conocimiento acerca de derechos y responsabilidades 5. La alfabetización política consiste en: a. Aprender acerca de cómo participar e influir en la vida pública b. ser capaz de comportarse con seguridad c. Desarrollar un servicio comunitario d. ser capaz de escribir constitucionalidad correctamente 6. el principal objetivo de la educación ciudadana activa es mantener el status quo. a. verdadero. ¿Por qué? __________________________________________________________________ __________________________________________________________________ b. Falso. ¿Por qué? __________________________________________________________________ __________________________________________________________________ 7. Involucrar a los jóvenes en la toma de decisiones es importante para las instituciones porque: a. ahorra a los adultos el tener que tomar ciertas decisiones b. Hace que los jóvenes se conformen c. se les puede poner a captar recursos d. Hace que los jóvenes sientan que pertenecen a la institución 8. es importante para la sociedad que los jóvenes voten porque: a. El número de votantes es muy bajo b. El gobierno quiere más votos c. tienen un rol decisivo en el futuro de la democracia d. Es su deber Respuestas coherentes con el enfoque de ciudadanía activa: 1.(c), 2.(d), 3.(verdadero), 4.(b), 5.(a), 6.(Falso), 7.(d), 8.(c) Fuente: adaptado de learning and skills network, 2007, p. 20. 28 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  28. 28. 2. PARTICIPACIÓN Y CIUDADANÍA EN LA ADOLESCENCIA A la hora de diseñar programas o experiencias de educación ciudadana, es fundamental tomar en cuenta lo que los jóvenes entienden por ciudadanía, sus aspiraciones en este terreno, así como los espacios en los que se están haciendo presentes en la sociedad. En este tiempo en el que tanto se enfa- tiza la desafección de los jóvenes con respecto al sistema político y sus instituciones, resulta esencial analizar los significados que le atribuyen a la ciudadanía. No solo porque es la única manera de plan-
  29. 29. tear aprendizajes que sean significativos para ellos, sino también para no perder el posible potencial de mejora que traen los planteamientos de las nuevas generaciones. En este segundo capítulo, se abordará la noción de ciudadanía joven y las formas que esta adopta. Contenidos: • Nuestra visión de la adolescencia • La ciudadanía joven • Formas que adopta la participación juvenil en la actualidad
  30. 30. recursos Web nuestra visión Encuesta Nacional de de la adolescencia Juventud: www.unfpa.or.cr/ Definir la adolescencia no es una tarea sencilla, pues existen muchos criterios y enfoques dmdocuments/ teóricos desde los cuales se ha abordado. Disciplinas como la psicología, la biología, la me- Encuesta_Juventud.pdf dicina, la sociología, la antropología, etc., se han interesado en ella y la han asumido como Recursos relacionados parte de su campo de acción, lo cual ha generado gran cantidad de investigación y conoci- con la Encuesta miento: Nacional de Juventud (texto completo de • el periodo que se extiende desde las primeras transformaciones físicas y sexuales, resulta- la publicación, video, do de los cambios hormonales de la pubertad, hasta alcanzar la adultez. Algunos autores fotografías, etc.: han considerado que este abordaje se queda corto, pues deja de lado aspectos históri- www.unfpa.or.cr/index. cos y culturales que pueden ampliar o disminuir dicho periodo. php?option=com_conte nt&task=view&id=214&I • Una etapa de transición o un camino preparatorio a la adultez. Esta concepción ha hecho temid=13 que los adolescentes sean percibidos como niños grandes o como adultos en formación (Krauskopf, 2003). Este paradigma tiene muchos detractores pues sería el único mo- mento del desarrollo humano considerado como un estado de transición. • el periodo que va de los 10 a los 19 años. Por fines prácticos, organizaciones internacio- nales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA), han decidido considerar como adoles- centes a aquellas personas entre 10 y 19 años. Pero, ¿puede considerarse como univer- sal este rango de edad? Algunos lo dudan debido a las variaciones sociales y culturales entre países. Lo que podemos constatar es que la adolescencia es un fenómeno biológico, cultural y so- cial. Esto hace difícil asociar sus límites a características físicas. Puede variar mucho en edad y en duración en cada individuo, pues depende tanto de su maduración personal como de factores sociales (Martín, Fajardo, Gutiérrez y Palma, 2007). 32 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  31. 31. sugerencia metodológica El siguiente ejercicio permite trabajar con grupos de docentes en formación sus percepciones con respecto a los adolescentes. ayuda a detectar visiones personales quizá poco conscientes, descubrir posibles contradicciones y a identificar patrones de pensamiento generales de los docentes acerca de la población con la que trabajan. ¿Cómo vemos a los adolescentes? 1. Entregue a cada participante una hoja con las siguientes siete frases incompletas. solicíteles que lean cada una y que la completen con lo primero que venga a su mente. • Los adolescentes son… • Usualmente a los adolescentes les gusta… • Cuando los adolescentes discuten, hablan de… • A los adolescentes no les gusta… • Las opiniones de los adolescentes sobre la situación del país están relacionadas con… • Los adolescentes como ciudadanos de un país pueden… • Los adolescentes participan… 2. una vez que todos hayan completado sus frases, redistribuya las hojas al azar dentro del grupo (sin poner el nombre). luego, lean en alto frase por frase, lo que cada uno escribió. Pueden ir anotando en un cartel las respuestas de todos los participantes a cada frase. 3. analicen entre todos el modo en que se completaron las frases: ¿qué similitudes y qué diferencias detectan?, ¿existen contradicciones en la forma en que se completaron unas frases y otras?, ¿qué imagen arrojan las frases en general sobre la adolescencia? 4. En el cierre, intenten responder entre todos a las siguientes preguntas: ¿creen que es posible detectar un patrón común que caracterice la forma de pensar de los adultos acerca de los adolescentes?, ¿se adecua esta manera de pensar a la realidad de los adolescentes?, ¿qué impacto creen que tiene para los adolescentes? Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 33
  32. 32. recursos Web la ciudadanía joven Convención sobre los Podemos hablar de ciudadanía joven o del papel de los adolescentes y jóvenes como ciuda- Derechos de la Infancia: danos porque sus derechos de participación les legitiman para contribuir a la configuración www2.ohchr.org/ de la sociedad, en el grado en que a cada uno le permitan sus capacidades. spanish/law/crc.htm Convención Derechos de participación de adolescentes y jóvenes Iberoamericana de Considerar a los adolescentes y los jóvenes como ciudadanos implica reconocerlos como Derechos de los Jóvenes: agentes de cambio que pueden influir en su vida personal y su entorno social. Los menores http://convencion.oij.org/ de edad no pueden votar ni presentarse como candidatos, pero tienen importantes dere- CIDJ-TXT.pdf chos de participación reconocidos jurídicamente. Ley General de la En 1989, la Convención de Derechos de la Infancia recopiló por primera vez los denominados Persona Joven (Costa derechos de participación de los niños y los adolescentes: Rica): • la libertad de pensamiento y conciencia www.acnur.org/ biblioteca/pdf/1846.pdf • la libertad de expresar opiniones • el derecho a tener acceso a información de diversas fuentes • el derecho a tener voz en los asuntos que les afecten • la libertad de asociación y de celebrar reuniones pacíficas, entre otros En Costa Rica, se han dado pasos importantes para reconocer jurídicamente el derecho a la participación de las personas menores de edad. La Ley general de la Persona Joven (2002), que también aplica para adolescentes entre los 12 y los 18 años, en su artículo 4 del Capítu- lo 2, inciso b, a los anteriores derechos añade “el derecho a la participación, formulación y aplicación de políticas que le permitan integrarse a los procesos de toma de decisión en los distintos niveles y sectores de la vida nacional, en las áreas vitales para su desarrollo huma- no” (p. 3). derechos La Convención Iberoamericana de Derechos de los Jóvenes (2005) reconoce la libertad de participación de pensamiento, conciencia y religión (artículo 17), la libertad de expresión, reunión y de los jóvenes asociación (artículo 18), y el derecho a la participación (artículo 21), dentro de la cual se destaca la participación política de los jóvenes entre 15 y 24 años y establece que sus Estados firmantes se comprometen a: • fortalecer los procesos sociales que hagan efectiva la participación de jóvenes de todos los sectores de la sociedad; • impulsar, de acuerdo con su legislación interna, el derecho de los jóvenes a inscribirse en agrupaciones políticas, elegir y ser elegidos; • promover que las instituciones gubernamentales y legislativas fomenten su participación en la formulación de políticas y leyes referidas a la juventud. Costa Rica la aprobó como ley de la República en el año 2007. 34 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  33. 33. ¿Cómo podemos apoyar a los jóvenes recursos Web en el ejercicio de estos derechos? Video Participación Estas normas jurídicas internacionales apuestan por una visión de la adolescencia basada estudiantil, un breve en sus capacidades emergentes; capacidades que todavía no se pueden ejercer en plenitud documental para (requieren de acompañamiento y de un proceso formativo), pero que existen y que se de- estimular la reflexión de grupos de jóvenes sarrollan al ponerlas en práctica. Necesitan vivir situaciones que les permitan verse como y adultos en torno a personas autónomas y competentes, con capacidad de realizar un proyecto personal de vida las aspiraciones de los y de intervenir en los asuntos comunes que afectan a sus comunidades. jóvenes en este campo y el apoyo que requieren Para eso, no basta con el respaldo jurídico. Durante mucho tiempo, la participación de para alcanzarlas. niños y jóvenes ha tenido un carácter simbólico: los espacios donde se han integrado o que ellos mismos han generado, tienen muy poco o ningún impacto dentro de la sociedad; no se Disponible en: les reconoce y en algunos casos son hasta relegados, estereotipados y deslegitimados. www.fod.cr/ educacionciudadana Asumir la condición de ciudadanos de los adolescentes implica promover su presencia en la vida social y política, al igual que tomar en serio lo que tienen que decir, especialmente en aquellos temas que más les afectan. Es necesario permitirles asumir una responsabilidad cada vez mayor ante las decisiones que afectan sus vidas, darles mayor participación en los espacios públicos y ayudarles a apropiarse de sus derechos políticos. Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 35
  34. 34. Para reflexionar Los adolescentes tienen derechos de participación… pero, ¿tienen deseos reales de ejercerlos? una pregunta que se hacen muchos educadores, ante la aparente apatía de algunos de sus estudiantes, es cómo fomentar su interés por temas sociales o políticos. El pedagogo francés Phillipe Meireiu ofrece una interesante perspectiva. Cuestión de ejemplo Con las personas pasa como con las familias y los pueblos: a menudo tienen la tentación de cerrarse sobre sí mismas. Cuando todo va bien, cuando nos sentimos instalados en la felicidad y en la certidumbre eternas, los demás dejan de interesarnos. no vemos qué nos podrían aportar. En cambio, cuando desaparece el camino bajo nuestros pies, cuando el futuro se oscurece, cuando asoma la inquietud, sentimos miedo: tememos a los demás, el mundo entero nos angustia y aspiramos a volver a nuestras “fuentes”. Creemos que solamente buscando en nuestro interior podremos encontrar de nuevo el sentido y la energía necesarios. los adolescentes son así, generalmente cambiantes en su estado de ánimo, aunque también, con frecuencia, centrados en sí mismos. tras la infancia, época en la que la sed de descubrimientos hace galopar a nuestro hijo por el mundo en busca de novedades, lleno de curiosidad por todo, y le lleva a comenzar simultáneamente una colección de sellos, otra de mariposas y otra más de animales de plástico, además de la de fascículos turísticos, ahora parece estar aburrido: nada le interesa más que sus problemas. Frágil y seguro de sí mismo a la vez, se encierra y parece ser indiferente al mundo entero. Podemos tratar de darle un empujón, de sacarle del caparazón. Pero solo conseguiremos de su parte algo más de desconfianza y retractación. nuestra sociedad, tan adolescente en muchos aspectos, cultiva la misma actitud: una intensa melancolía y la preocupación por sí misma con lo que el resto del mundo queda reducido a lo exótico. Esta es la expresión contemporánea de nuestro egoísmo: sabemos que ya no estamos realmente en posesión de la verdad pero, al menos, sabemos con seguridad que somos nosotros quienes tenemos los auténticos problemas. somos los únicos, igual que los adolescentes, que estamos “en crisis”. Fuera, en África, en sudamérica, en la otra punta del mundo, existen universos de ficción que contemplamos con una mezcla de voyeurismo y de indiferencia. nos hemos convertido de nuevo en adolescentes: nos paseamos, obsesionados por nuestro ombligo, por un universo reducido a un parque de atracciones. sin embargo, bien apoltronados en nuestro sillón, nos dedicamos a exhortar a nuestro hijo que está holgazaneando en el sofá: “Chico, ¡que no solo están tus problemas en el mundo! Mira alrededor: ¡los demás también existen, con sus aflicciones y sus esperanzas! y a veces, desde el fondo de sus miserias, consiguen imaginar una vida más feliz. no transforman el mundo por decreto sino que se arremangan la camisa y se ponen manos a la obra. levantan cabeza ante las situaciones más radicales, inventan formas de vida social más solidarias. tienen que tragarse una realidad infinitamente dura con confianza y tesón. Así que, por una vez, ¿no podrías dejar de lado tus reflejos de niño mimado y seguir su ejemplo?”. Efectivamente. y si los adultos empezaran, habría alguna posibilidad de que sus hijos los imitaran. Fuente: Meirieu, 2007, p. 177. 36 Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas
  35. 35. Formas que adopta la participación juvenil en la actualidad Acosta y Barbosa (2005) señalan que fomentar la ciudadanía joven no solo implica el em- poderamiento de los jóvenes respecto de los adultos, sino también el reconocimiento de sus propias construcciones acerca de lo que significa ser ciudadano y sus formas de participar, que están ligadas a sus intereses, necesidades, posibilidades y estilos. Bujanda (2007) señala que aunque resulta arriesgado hablar de tendencias generales en el poco homogéneo mundo juvenil, autores como Serna (1998); Benedicto y Morán (2002), Lister, Middleton y Smith (2001) y Krauskopf (2003) identifican ciertas orientaciones y formas que está adoptando la participación de los jóvenes, que en algunos casos coinciden con las nuevas prácticas que está experimentando la ciudadanía general, entre ellas: • existe una gran variedad de maneras de participar. Los jóvenes muestran una gran diversi- dad de formas de participación: movimientos sociales, asociaciones de diverso carácter, actividades de voluntariado, acciones políticas más o menos formalizadas, acciones de protesta, etc. Parecen no establecer grandes diferencias entre unos y otros tipos de parti- cipación; tienen una visión inclusiva y fluida de las distintas posibilidades que existen, a excepción de las formas tradicionales de vinculación política que les generan poco inte- rés. • Se implican sobre todo en lo local y en lo global, no tanto en lo nacional. Los jóvenes dirigen prioritariamente sus iniciativas hacia el ámbito local, sus comunidades más próximas, y hacia el ámbito global, donde se involucran en causas de alcance planetario como la defensa del medio ambiente, los derechos humanos, la paz o el desarrollo. El lema pensar globalmente y actuar localmente parece seguir siendo un rasgo de la participación juve- nil actual. En cambio, el nivel intermedio de gobierno, en el que están involucradas las principales instituciones políticas del Estado, genera mucho menos interés. • nuevas identidades ciudadanas. Su identidad no se define tanto en torno a esquemas y categorías vigentes algunas décadas atrás (por ejemplo, estudiantes, socialistas, etc.), sino en relación con los nuevos espacios de acción y causas como el medio ambiente, los dere- chos humanos, la causa indígena, los derechos sexuales y reproductivos, etc. • Valoran la participación individual. Prefieren los mecanismos de participación poco o nada institucionalizados: la participación en pequeños colectivos o grupos, en los que no pier- dan su identidad y autonomía. También las acciones en las que participan de manera in- dividual, flexible e intermitente (adhesión a campañas específicas, participación puntual en redes de información, realización de acciones concretas de protesta, etc.). • Se interesan por la acción y los resultados inmediatos. No se movilizan en función de planes de cambio a futuro (como revoluciones), de acuerdo con sistemas abarcadores claramente estructurados, sino planteando propuestas concretas que supongan mejoras inmediatas, aunque sean de menor alcance. Manual de educación para la ciudadanía activa vol. I Orientaciones teóricas y metodológicas 37

×