El vínculo entre tv abierta y servicios limitados de tv en chile un vínculo de redifusión - Lucas Sierra (2010)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El vínculo entre tv abierta y servicios limitados de tv en chile un vínculo de redifusión - Lucas Sierra (2010)

on

  • 604 views

Este trabajo explora el vínculo entre la radiodifusión televisiva (la TV “abierta”) y los servicios limitados de TV (cable, ...

Este trabajo explora el vínculo entre la radiodifusión televisiva (la TV “abierta”) y los servicios limitados de TV (cable,
satélite, etc.) en Chile. Este es un vínculo que se desarrolla en un contexto que carece de reglas específicas y explícitas, como
serían, por ejemplo, las reglas must-carry y retransmission consent, reglas que existen en otras latitudes. La ausencia de esas
reglas, sin embargo, no implica la ausencia de un estatuto jurídico que regula dicho vínculo. Por el contrario, este trabajo
sostiene que tal estatuto existe y se llama redifusión. Este se deriva de ciertas reglas legislativas básicas y de una práctica
regulatoria desarrollada por casi 30 años a su amparo. Hoy el estatuto está en discusión ante los tribunales. Este trabajo
sostiene que si se quiere su modificación, ella debe hacerse mediante reforma legislativa. Y sostiene, por último, que quien
proponga la reforma tiene la carga de la prueba. Sobre todo hoy, cuando se acerca la digitalización televisiva a Chile.

Statistics

Views

Total Views
604
Views on SlideShare
604
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El vínculo entre tv abierta y servicios limitados de tv en chile un vínculo de redifusión - Lucas Sierra (2010) Document Transcript

  • 1. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusión El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusión Lucas Sierra Universidad de Chile y Centro de Estudios Públicos (CEP) lsierra@cepchile.clBIOGRAPHIESAbogado, Universidad de Chile. LL.M. Universidad de Yale. Ph.D. Universidad de Cambridge. Profesor de Derecho de lasTelecomunicaciones, Universidad de Chile. Investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP). Email: lsierra@cepchile.cl.Este trabajo se originó en un encargo profesional por parte de VTR Banda Ancha (Chile) S.A.ABSTRACTEste trabajo explora el vínculo entre la radiodifusión televisiva (la TV “abierta”) y los servicios limitados de TV (cable,satélite, etc.) en Chile. Este es un vínculo que se desarrolla en un contexto que carece de reglas específicas y explícitas, comoserían, por ejemplo, las reglas must-carry y retransmission consent, reglas que existen en otras latitudes. La ausencia de esasreglas, sin embargo, no implica la ausencia de un estatuto jurídico que regula dicho vínculo. Por el contrario, este trabajosostiene que tal estatuto existe y se llama redifusión. Este se deriva de ciertas reglas legislativas básicas y de una prácticaregulatoria desarrollada por casi 30 años a su amparo. Hoy el estatuto está en discusión ante los tribunales. Este trabajosostiene que si se quiere su modificación, ella debe hacerse mediante reforma legislativa. Y sostiene, por último, que quienproponga la reforma tiene la carga de la prueba. Sobre todo hoy, cuando se acerca la digitalización televisiva a Chile.IntroducciónNunca han existido en Chile reglas must-carry ni retransmission consent. Estas reglas regulan la relación entre la TV abierta(radiodifusión o broadcasting) y la TV que no es abierta, “cerrada”, limitada sólo a espectadores que han contratado elservicio con un proveedor (TV cable y satélite, por ejemplo). Las reglas must-curry obligan a los proveedores de TV“cerrada” a portar las emisiones de la TV abierta. Las reglas retransmission consent permiten portar las emisiones de TVabierta a los proveedores de TV cerrada, siempre y cuando tengan el consentimiento de los emisores de TV abierta. Esteconsentimiento puede amarrarse al pago de un precio. 1En Chile hay TV como servicio limitado desde principios de los años 1980, cuando entró la TV cable, pero se empezó amasificar a principios de los 1990. Hoy la TV limitada (entre cable y satélite) tiene una penetración de alrededor de 30% delos hogares.Desde el inicio de esta historia, los proveedores de cable han venido portando las emisiones de la TV abierta, al interior delárea de servicio de esas emisiones. Esto se ha hecho en tiempo real: un espectador de TV abierta está viendo la misma señalque ve su vecino que la recibe por un servicio de TV cable. La señal no se toca, ni su contenido, ni su tiempo. No ha habidoreglas must-carry ni retransmission consent. Pero, hasta ahora, los operadores transportan todas las emisiones abiertas dentrode su área de servicio. Es decir, sin necesidad de imponerle a esos operadores una obligación must-carry, se ha logrado elobjetivo de esta obligación: que los proveedores de TV cable transporten las emisoras abiertas, sobre todo las locales.2En Chile los proveedores de TV cable no están obligados a trasportar emisiones de TV abierta, y tampoco están obligados abuscar el consentimiento de las emisoras para hacerlo. Sin embargo, esos proveedores han venido transportando lasemisiones de todas las estaciones, dentro de sus áreas. Todas las autoridades competentes sobre telecomunicaciones y TV enChile han operado sobre esta base. Esto se llama en este trabajo estatuto jurídico de la redifusión.1 Las reglas must-carry, en cambio, no están sujetas al pago de un precio. Esto, pues no parece razonable imponer unaobligación a alguien y, más encima, obligarle a pagar por cumplirla.2 Sobre las reglas must-carry como un instrumento para evitar la muerte de las emisoras abiertas locales en Estados Unidos,bajo la apelación a la diversidad, ver el fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos en el caso Turner Broadcasting System,Inc.. v. F.C.C. (93-44), 512 U.S. 622 (1994). Disponible en: http://supct.law.cornell.edu/supct/html/93-44.ZS.htmlProceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 281
  • 2. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusiónTodas las estaciones de TV abierta también operaron por mucho tiempo sobre la misma base, y muchas lo siguen haciendo.Salvo dos, que están demandando ante los tribunales que se imponga un pago a los operadores por transportar sus emisiones.El estatuto jurídico de la redifusión está siendo discutido.3Este trabajo sostiene que para cambiar este estatuto, se requiere de una reforma legislativa. Esto, pues la redifusión tiene unestatuto de base legislativa, sobre el que se ha venido construyendo a lo largo de los años toda una práctica administrativa yjudicial. Sostiene, además, la persona que proponga reformar legislativamente el estatuto de la redifusión, tiene la carga de laprueba. Esa persona tiene el deber de demostrar la necesidad y prudencia de la reforma. Sobre todo ahora, cuando se acerca laradiodifusión televisiva digital.Desarrollaré este argumento en 5 pasos. El primero (1) sobre el concepto de redifusión. El segundo (2) sobre la historia de laTV como servicio “cerrado” o “limitado”. El tercero (3) sobre la voz “emisiones” que usa la ley chilena. El cuarto (4) sobreel proceso de la legislación de telecomunicaciones vigente en Chile. Y el quinto (5) sobre la práctica regulatoria y la carga dela prueba que se impone a sí mismo quien niega la redifusión.1. El concepto de redifusiónSintéticamente, el concepto de redifusión se refiere a la relación entre, por una parte, la “radiodifusión” televisiva o TV“abierta” y, por la otra, la televisión como servicio “limitado”. Ambos son entendidos como servicios de telecomunicaciones.El concepto de redifusión define dicha relación como una en la que, siempre y cuando ocurra dentro de la zona de servicio dela emisión radiodifundida y simultáneamente, un permisionario de servicio limitado de TV puede portar dicha emisión. Esdecir, redifundir es análogo a montar una antena receptora para captar emisiones radiodifundidas. Este es el origen histórico,por lo demás, de la tecnología de TV como servicio limitado.Bajo el concepto de redifusión, las emisiones radiodifundidas pueden ser captadas y portadas por permisionarios de servicioslimitados de TV, dentro de las correspondientes zonas de servicio y simultáneamente. ¿Qué significa que puedan serlo?Significa que un permisionario de servicio limitado de TV: 1. No está obligado a portar la emisión televisiva radiodifundida, 2. No le está prohibido hacerlo, 3. No está obligado a buscar el consentimiento del respectivo concesionario de radiodifusión televisiva para portarla.Este es el concepto bajo el cual se ha regulado por las instituciones del Estado la relación entre radiodifusión y servicioslimitados de TV. La práctica de la autoridad administrativa sectorial (Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, ySUBTEL), de la autoridad jurisdiccional (Corte Suprema, Cortes de Apelaciones y Tribunal Electoral), y de la autoridadautónoma (Consejo Nacional de Televisión), así lo muestra con una claridad coherente y sistemática. También la práctica delTribunal de Defensa de la Libre Competencia sugiere lo mismo. La práctica de todas estas autoridades configura el estatutojurídico de la redifusión.Este estatuto se deriva de los literales a) y c) de l Art. 3 de la Ley 18.168, Ley General de Telecomunicaciones, de 1982. Aldefinir los servicios de telecomunicaciones, disponen: “Para los efectos de esta ley los servicios de telecomunicaciones se clasificarán en la siguiente forma: a) Servicios de telecomunicaciones de libre recepción o de radiodifusión, cuyas transmisiones están destinadas a la recepción libre y directa por el público en general. Estos servicios comprenden emisiones sonoras, de televisión o de otro género…” “c) Servicios limitados de telecomunicaciones, cuyo objeto es satisfacer necesidades específicas de telecomunicaciones de determinadas empresas, entidades o personas previamente convenidas con éstas. Estos servicios pueden comprender los mismos tipos de emisiones mencionadas en la letra a) de este artículo…” (Enfasis agregado).Con esas palabras la reforma de la legislación de telecomunicaciones en 1982 quiso introducir la TV como servicio limitadoen Chile. Hubo un esfuerzo explícito durante esa tramitación legislativa por dejar en claro que la televisión por cable debía3 El canal público Televisión Nacional de Chile (TVN) está demandando a VTR Banda Ancha, un relevante proveedor de TVcable, a fin de que se le pague por transportar sus emisiones. En esto esgrime la legislación de propiedad intelectual, que secitará más abajo. Por su parte, el canal privado Chilevisión (CHV) ha demandado al mismo proveedor esgrimiendo lalegislación antimonopolio. El cargo aquí es “abuso de posición dominante”. Este juicio puede consultarse en:http://www.tdlc.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=1412&GUID=Proceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 282
  • 3. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusiónser entendida como uno de los distintos servicios limitados de telecomunicaciones, y sometida a su regulación. Para lograrlo,se introdujo en la definición de servicios limitados de telecomunicaciones la frase que es aquí fundamental: “Estos serviciospueden comprender los mismos tipos de emisiones mencionados en la letra a) de este artículo.” Así se vinculó la televisióncomo servicio limitado a la televisión abierta. La televisión por cable fue definida como “la otra” televisión, es decir, aquellacomprendida dentro de los servicios limitados de telecomunicaciones.”Esa reforma quiso consagrar legislativamente la TV como servicio limitado en 1982, y es muy interesante la forma en que esaconsagración se hizo: en referencia a emisiones televisivas. Esta forma es congruente con el origen histórico en el mundo dela TV como servicio limitado o, como se conoció en sus inicios, de la TV de “circuito cerrado”.2. HistoriaEl origen histórico de la TV como servicio limitado fue un invento destinado a captar emisiones radiodifundidas, paraportarlas alámbricamente a sus receptores. En la práctica, una antena receptora.El trámite legislativo muestra que quienes redactaron la ley de telecomunicaciones vigente algo sabían esa historia. Yahabían pasado más de 30 años desde la primera experiencia histórica de TV limitada. Ella tuvo lugar en 1948, en una zonamontañosa de Pennsylvania, Estados Unidos. Un comerciante de receptores de TV y de artículos eléctricos, levantó unaantena con el propósito de captar emisiones televisivas, para luego portarlas por cable hacia sus receptores. Esto permitíarecibir emisiones hechas en las vecindades a receptores que de otra manera no las alcanzaban, o a mejorar la imagen enaquéllos que algo recibían.De este modo, la TV como servicio limitado se constituyó, históricamente, para hacer aquello que define el estatuto de laredifusión: portar emisiones radiodifundidas dentro de su correspondiente zona de servicio, en tiempo real. Esto explica elhecho de que esos primeros servicios de TV “limitados” se llamaran CATV, esto es, Community Antenna Television: “In the early years of cable television, cable operators, known then as “community antenna television” (“CATV”) providers, received the signals of local broadcasters off the public airwaves and retransmitted them over wires to households that would otherwise receive poor or no reception.”4El estatuto de redifusión es perfectamente coherente con esa historia, pues concibe al operador de servicio limitado como unaantena para captar emisiones, al interior de las zonas de servicio de éstas y simultáneamente a su radiodifusión. Y estahistoria es perfectamente coherente con la voz específica con que la Ley 18.168 vincula los literales a) y c) de su Art. 3:“emisiones”. Es relevante el hecho de que la legislación use esta palabra, y no otra, como programas televisivos, imágenes ysonido, o, simplemente, televisión. En cambio, usa “emisiones” televisivas.3. La voz “emisión”Desde antiguo, en la regulación de las telecomunicaciones en Chile y en el mundo hay acuerdo en que la voz “emisión” serefiere a transmisión inalámbrica. En Chile, ya el DFL 244 de 1931, sobre Servicios Eléctricos (la Ley deTelecomunicaciones de la época) usaba en este sentido la voz “emisión”: “Art. 41º. Las solicitudes de permiso para [la radiocomunicación], deberán presentarse a la Dirección [de Servicios Eléctricos] y en ellas se indicará: 2) Ubicación de la estación de radiotransmisión, fuente de energía que se utilizará, potencia, categoría de la estación, tipo y dimensiones de la antena, alcance normal y características de la onda emitida.”El mismo sentido reproduce el Decreto 7.039 de 1958, Aprueba Reglamento de Estaciones de Radiocomunicaciones queUtilicen Frecuencias Superiores a 29,7 Megaciclos por Segundo. Este parece haber sido uno de los primeros planes de usodel espectro radioeléctrico dictados en Chile. “Artículo 9º La potencia irradiada efectiva de las estaciones radiodifusoras de frecuencia modulada deberán ser las siguientes: 250 watts; 1.000 watts; 5.000 watts; 10.000 watts; 25.000 watts y 50.000 watts, entendiéndose por potencia irradiada la que emite la antena, considerando la ganancia de la misma.” “Artículo 31. Los concesionarios o permisionarios de estaciones radiodifusoras de que trata este Reglamento deberán observar las siguientes disposiciones con respecto a4 Nuechterlein, Jonathan E., & Weiser, Philip J., (2005) Digital Crossroads, American Telecommunications Policy in theInternet Age, (Cambridge, Massachusetts: MIT Press), p. 363.Proceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 283
  • 4. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusión cambios, traslados y modificaciones en los equipos o en los sistemas de antena, además de las normas que dicte la Dirección sobre la materia. B.- No se permitirán cambios en los equipos transmisores o de estudio si de ello se derivan: 1) Emisiones fuera del canal autorizado…” “Artículo 42… todos los equipos emisores de ondas electromagnéticas sean los destinados a telecomunicaciones, fines industriales u otros, que utilicen frecuencias inferiores a 30 megaciclos/segundos, deberán contar con filtros u otros elementos adecuados destinados a eliminar irradiaciones espúreas. El porcentaje máximo admisible de dichas irradiaciones será determinado por la Dirección, en base a los Acuerdos o Recomendaciones Internacionales aceptadas por el Supremo Gobierno.” “Artículo 45. Las radioestaciones de servicio privado, fiscales, semifiscales o particulares que utilizan frecuencias inferiores a 30 Mc/seg., deberán colocar en el sistema de audiofrecuencia del transmisor, filtros de banda adecuados que impidan la emisión de bandas laterales superiores a 2.000 ciclos/segundo, para canales de 5 Kc/seg.”Esta definición también es coherente con la definición de “emisión” adoptada por la Ley 17.366 de Propiedad Intelectual, de1970, que estaba vigente al momento de redactarse la Ley 18.168, General de Telecomunicaciones: “Art. 5° Para los efectos de la presente ley, se entenderá por: n) Emisión o transmisión: la difusión por medio de ondas radioeléctricas, de sonido o de sonidos sincronizados con imágenes.”Y, por último, también es coherente con la definición de los servicios de radiodifusión que la tantas veces citada Ley 18.168hizo en el literal a) de su Art. 3: “…Estos servicios comprenden emisiones sonoras, de televisión o de otro género…” Y en su literal c), al definir los servicios limitados: “Estos servicios pueden comprender los mismos tipos de emisiones mencionadas en la letra a)…”5Hay, entonces, una línea coherente de más de 30 años, desde las primeras experiencias con TV limitada en USA a fines de losaños 1940, hasta la forma en que la Ley 18.168 de 1982 introdujo en Chile la TV como servicio limitado: un servicio quepuede portar emisiones radiodifundidas, es decir, que puede portar señales inalámbricas de libre recepción. Tal como lo haceuna antena receptora. Esto estuvo en la cabeza de los autores de la Ley 18.168, como lo muestra la historia de su procesolegislativo.4. El proceso legislativoAlgo sabían los autores de la Ley 18.168 sobre el servicio limitado de TV, en especial como TV cable. La historia de sutramitación así lo demuestra. En dicha tramitación se tuvo a la vista la “Política Nacional de Telecomunicaciones” que el5 Estas definiciones son análogas a las que propone el acuerdo internacional que representa la InternationalTelecommunications Union (ITU). Para el término “emisión” dice: “Radiación producida, o producción de radiación, por unaestación transmisora radioeléctrica… 2. Señales u ondas radioeléctricas producidas por una estación transmisoraradioeléctrica…”, en http://www.itu.int/ITU-R/asp/terminology-definition.asp?lang=es&rlink={39F79281-8F6E-4562-87B7-E1321D74DF80}. El término servicio de “radiodifusión”, por su parte, es coincidente con la definición que hace la Ley18.168: “Servicio de radiocomunicación cuyas emisiones se destinan a ser recibidas directamente por el público en general.Dicho servicio abarca emisiones sonoras, de televisión o de otro género”, en http://www.itu.int/ITU-R/asp/terminology-definition.asp?lang=es&rlink={9B481711-2B91-450E-B426-857DB793F3D9} Algo muy parecido hace el Plan General deUso del Espectro Radioeléctrico vigente: Servicio de radiodifusión: “Servicio de radiocomunicación cuyas emisiones sedestinan a ser recibidas directamente por el público en general. Dicho servicio abarca emisiones sonoras, de televisión o deotro género.” Y para el término “emisión”: “Radiación producida, o producción de radiación, por una estación transmisoraradioeléctrica.” Y el Plan de Radiodifusión Televisiva: “Este Plan tiene por objeto establecer un ordenamiento racional de lasbandas de frecuencias de VHF y UHF atribuidas al Servicio de Radiodifusión Televisiva, con el propósito de lograr un usoeficiente del espectro radioeléctrico. Asimismo, cumple con la finalidad de establecer una calidad técnica mínima de lasemisiones de las estaciones del Servicio de Radiodifusión Televisiva y la compatibilidad entre las distintas señales emitidaspor dichas estaciones.” Todo concuerda, finalmente, con las definiciones de la Real Academia Española de la Lengua:“Emisión”: “3. f. Programa o conjunto de programas emitidos sin interrupción por radio o televisión.” Y “Radiodifusión”: “1.f. Emisión radiotelefónica destinada al público.”Proceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 284
  • 5. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusióngobierno había dictado tres años antes, en 1978. Esa “Política Nacional” fue el antecedente directo de la Ley 18.168, que seempezó a tramitar en abril de 1980. Decía su punto 3.3: “El transporte de los programas de televisión podrá hacerse tanto a través de las redes de empresas que presten dicho servicio como por medios propios, con sujeción a las normas de calidad y racionalidad técnicas”.6Un ejemplar de esta “Política Nacional” fue acompañado tempranamente al proceso que terminó en la Ley 18.168. El puntocitado consagra la posibilidad de que existan empresas que transporten señales de televisión distintas a los radiodifusorespropiamente tales (éstos lo hacen “con medios propios”). Se trata, en otras palabras, de empresas que transportan emisionesradiodifundidas. Un cierto conocimiento de la TV limitada también se aprecia en la que los redactores de la ley recibieron enenero de 1981 una carta de un importador de equipos electrónicos de la época, Cantolla y Cía., haciendo ver la necesidad deque se regulara la TV limitada. A partir de la recepción de esa carta, las referencias a la televisión como servicio limitado, engeneral, y a la TV cable, en particular, son varias y explícitas. Así, por ejemplo: “…la televisión en sus múltiples aplicacionesdistintas de la mencionada [como radiodifusión], especialmente en el empleo de circuitos cerrados con fines técnicos ocientíficos, no queda comprendida en la referida limitación y puede ser objeto de concesiones y permisos en la forma previstaen el proyecto.” (325); “Cabe hacer presente que la clasificación de la televisión puede hacerse en cuanto a su utilización y encuanto a la forma técnica en que se opere…. En cuanto a la técnica empleada en su uso, puede clasificarse en televisión delibre recepción o que utiliza el espectro y televisión en circuito cerrado o que utiliza línea física, el espectro o unacombinación de ambos, pero sin que pueda ser recibida directamente por el público.” (353); “Una vez excluida la Televisiónde libre recepción de las normas del proyecto… queda la otra televisión, es decir aquella comprendida dentro de los“Servicios Limitados de Telecomunicaciones”… Asimismo, derivado de la definición de servicio limitado detelecomunicaciones [aplicado a la TV que no es radiodifundida], se desprende con claridad que es innecesario reclasificar osubdividir a la televisión como servicio limitado en aspectos tales como, si es por cable, si usa solo del [sic] espectro o porcombinación de ambos ya que, de acuerdo a la definición una digresión así es irrelevante.” (433-434); “En efecto, lamodificación del artículo 3 letra c)… está reforzando la idea de que, dentro de estos servicios limitados puede caber el mediocomunicación social “televisión” a abonados por convenios para su recepción directa por cualquier medio técnico queexcluya la recepción libre y directa por el público en general.” (464); “…de la televisión por circuito cerrado y de latelevisión por cable, situaciones en que va a depender de una red de abonados quienes gocen del servicio…” (496).7Los redactores de la Ley 18.168, General de Telecomunicaciones, por tanto, sabían algo de la TV como servicio limitado, yla regularon de una forma perfectamente coherente con el desarrollo histórico de esta tecnología. Por supuesto, no fue éstauna regulación muy detallada, pero sí una que la entendió en el sentido que la historia revelaba: los servicios limitadospueden actuar como antena respecto de las emisiones de TV radiodifundidas. Dicho de otra manera, los servicios limitadospueden transportar emisiones, señales inalámbricas de libre recepción, dentro la zona de servicio de la emisiónradiodifundida, y simultáneamente a esta emisión. Pueden, por tanto, redifundir.Y sólo entendidos de esta manera los literales a) y c) del Art. 3 de la Ley 18168, se puede hacer sentido de toda una prácticaregulatoria que se ha venido desarrollando de modo consistente en torno a dichas disposiciones legislativas. Entendidas deotra manera, esta práctica deviene incomprensible, casi irracional, porque todas las autoridades citadas -a lo largo del tiempo,y de forma sistemática y coherente- habrían actuado de una manera contraria a lo dispuesto por la ley. Esta consecuenciapone sobre los hombros de quien niega la redifusión una carga especial de argumentación.5. La práctica regulatoria y la carga de la pruebaDesde 1982, distintos órganos del Estado han venido regulando el vínculo entre la radiodifusión televisiva y los servicioslimitados de TV, bajo el entendido de que estos últimos operan como antena receptora. Por eso, el Consejo Nacional deTelevisión, cuando impone sanciones por contenidos que las concesionarias han radiodifundido, se las impone a éstas ynunca a los permisionarios de servicios limitados de TV, aunque a través de sus redes fue transportado el mismo contenidosimbólico sancionado. ¿Por qué? Porque en Chile los permisionarios ubicados en la misma zona de servicios de unradiodifusor televisivo operan como una antena respecto de sus emisiones. Sólo las redifunden.Por eso también la autoridad electoral nunca ha sancionado a un permisionario de servicio limitado de TV por redifundir laFranja Electoral. En Chile, la única propaganda electoral televisiva que se permite es esta Franja. Se impone a los6 Historia de la Ley 18.168, General de Telecomunicaciones, p. 56.7 Citas extraídas de la Historia de la Ley 18.168, General de Telecomunicaciones, Biblioteca del Congreso Nacional de Chile,desde las páginas señaladas entre paréntesis al final de cada cita.Proceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 285
  • 6. Sierra El vínculo entre TV abierta y servicios limitados de TV en Chile: Un vínculo de redifusiónconcesionarios de radiodifusión televisiva, y se sanciona cualquier otra forma de propaganda electoral televisiva que no seaesta Franja.Pues bien, los permisionarios de servicios limitados de TV vienen redifundiendo la Franja Electoral, como si fuera la mismaemisión de los concesionarios de radiodifusión televisiva, desde que esta Franja se puso por primera vez en práctica con elPlebiscito de 1988. En toda esta historia, nunca se ha considerado que dichos permisionarios hayan faltado en forma alguna aesta reglamentación. Ya que operan como antena de emisiones radiodifundidas, la Franja Electoral que ellos redifunden es lamisma emisión radiodifundida obligada por la Franja Electoral. No es otra señal, no es otra propaganda política televisiva.Y también es por esto que la autoridad regulatoria sectorial viene tratando el vínculo entre radiodifusión televisiva y servicioslimitados de TV de la misma manera: al redifundir, los permisionarios de servicio limitado de TV no han contravenido laregulación sectorial durante todos estos años.E, incluso, esto mismo parece poder inferirse de la Resolución 01 de 2004 del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia,que impuso condiciones para aprobar la fusión entre dos permisionarias de servicios limitados de TV. Esta Resolución 01contiene la siguiente condición Quinta: “Se prohíbe a la empresa fusionada usar su poder de mercado sobre terceros programadores que vendan señales o producciones de TV pagada, para negar injustificadamente la compra, u ofrecer por ellas un precio que no tenga relación con las condiciones de competencia del mercado.”8Es interesante el hecho de que esta Resolución considera que quienes proveen de contenidos a los permisionarios de servicioslimitados de TV son “programadores que vendan señales o producciones de TV pagada”, pero no concesionarios deradiodifusión televisiva, al menos no respecto de sus emisiones. Esta lógica es perfectamente coherente con la lógica de laredifusión, es decir, perfectamente coherente con la idea de que los permisionarios se comportan como una antena respectode esas emisiones.El estatuto de la redifusión ha hecho que nunca se haya aplicado la legislación de propiedad intelectual a la relación entreemisoras y permisionarios de servicios limitados. Esto, no obstante lo dispuesto en el Art. 69 de la Ley 17.366 sobrePropiedad Intelectual: “Los organismos de radiodifusión o de televisión gozarán del derecho de autorizar o prohibir la fijación de sus emisiones y la reproducción de las mismas. La retransmisión de las emisiones de dichos organismos o su comunicación al público en locales a los que éste tenga libre acceso, otorgará a la empresa derecho a una retribución, cuyo monto fijará el Reglamento.”Las concesionarias TV no tienen el derecho de autorizar o prohibir la redifusión de sus emisiones, puesto que lospermisionarios limitados de TV no las “fijan”, no las “reproducen”, ni las “retransmiten”, pues éstos sólo operan como unaantena de ellas. Las redifunden.Toda la práctica regulatoria aludida, por tanto, sólo tiene sentido si, al interpretar conjuntamente los literales a) y c) del Art. 3de la Ley 18.168, lo hacemos en el sentido de la redifusión. Negar la redifusión implica cuestionar toda la práctica como entensión con la ley. Quien la niegue, en consecuencia, debe hacerse cargo de esta perturbadora consecuencia. Quien niegue laredifusión debe explicarnos cómo es que se ha desarrollado, por más de 30 años, una práctica regulatoria sistemática yconsistente, pero que ha estado en permanente tensión con la más importante disposición legislativa relativa a esa práctica.Tiene la carga de la prueba. Y la tiene, especialmente, si afirma que esta práctica se ha tratado de simple ignorancia onegligencia de todas las mencionadas autoridades regulatorias. No sólo porque es riesgoso atribuir ignorancia o negligencia aun conjunto de autoridades que han actuado de forma coherente y sistemática por más de tres decenios, sino también porquedicha forma de actuar es plenamente consistente con la historia de la tecnología televisiva como servicio limitado.En el mundo, cuando en algunos países se empezó a modificar el estatuto de redifusión mediante la introducción de reglasmust-carry y retransmission consent, se hizo mediante decisiones legislativas explícitas. En Chile debería ocurrir lo mismo.Pero quien afirme esto se carga con una nueva necesidad de probar: ¿Hay buenas razones para hacerlo? ¿Se aplican lasmismas razones que tuvieron a la vista los países que introdujeron reglas must-carry y retransmission consent? ¿Hay razonesdistintas? ¿Es prudente reformar ahora, justo a las puertas de digitalizar la radiodifusión televisiva?8 Disponible en http://www.tdlc.cl/DocumentosMultiples/Resolución-1-2004.pdf, p. 51.Proceedings of the 4th ACORN-REDECOM Conference Brasilia, D.F., May 14-15th, 2010 286