V
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

V

on

  • 650 views

 

Statistics

Views

Total Views
650
Views on SlideShare
644
Embed Views
6

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

3 Embeds 6

http://wwweconomistaunccom.blogspot.com 3
http://www.wwweconomistaunccom.blogspot.com 2
http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

V Document Transcript

  • 1. 4977765-614045<br />UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA<br />FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS, CONTABLES Y ADMINISTRATIVAS<br />ESCUELA PROFESIONAL DE ECONOMÍA<br />ALUMNA: TAICA GUEVARA, ROSA VERÓNICA<br />TEMA: AUTOBIOGRAFÍA<br />PROFESOR: Mg. ALEX HERNANDEZ TORRES<br />SICLO: I<br /> Cajamarca, abril del 2011.<br />DEDICATORIA<br />Esta pequeña obra está basada en hechos acontecidos en todo lo que va de mi vida y está dedicada a mis padres que me han brindado su apoyo y sé que lo seguirán haciendo mientras yo los necesita, a mis hermanos que a pesar de nuestras muchas diferencias nos queremos y siempre nos apoyamos y mis amigos que siempre me han apoyado y han estado conmigo en los momentos más difíciles y en los momentos de gran alegría; en memoria de todos aquellos momentos que hemos compartido. Gracias.<br />RECUERDOS MEMORABLES<br />Sentada en el regazo de mi madre oyendo la historia de mi nacimiento que mamá contaba con tanta emoción —naciste en una mañana de septiembre de 1993; yo tenía mucha ilusión le pedía a Dios que todo saliera bien y es tan bueno que escucho mis plegarias—esas fueron las palabras de mi madre cuando le pedí que me hablara de mi nacimiento.<br />Aún tengo recuerdos aunque ya muy vagos de mi primer y único año en el jardín de niños “la colmena”. En el día a día de aquel año iba conociendo nuevas cosas y sensaciones que despertaban toda mi curiosidad por querer saberlo todo y las respuestas que con tanto cariño me daban mi profesora y mis padres a las preguntas que les hacía han quedado grabados en mi mente. En este lugar también conocería a la persona que sería mi mejor amiga en la primaria.<br />--Buenos días pequeños—el tierno saludo de la persona que con mucha paciencia y cariño me guiaría en mis primeros pasos en el camino de mi primera etapa escolar, la primaria. Es aquí en donde muchas de mis preguntas empezarían a ser resueltas. Época en la que las calificaciones eran merecedoras de un premio por el esfuerzo y empeño que realizaba en los estudios; claro que con la ayuda de los profesores de los últimos años de primaria conseguí las mejores calificaciones gracias a la exigencia y quizá gracias a los castigos que se acostumbraba a imponer si es que alguno der nosotros desaprobaba en algún examen o no realizaba alguna de las tareas que se nos asignaba. Sexto grado de primaria, es aquí en donde los niños empiezan a dejar sus juegos para hablar de temas sobre inocentes enamoramientos y las niñas dejábamos las muñecas para intentar comportarnos como unas “señoritas”.<br />En aquel entonces también en mí empezaba a nacer una ilusión, la llegada al barrio de unos nuevos vecinos cambiaría mi vida por algún tiempo; mi barrio empezaba a cambiar las viviendas cada vez aumentaban y una de ellas se empezaba a construir al lado de mi casa, de vez en cuando, los dueños venían a supervisar la construcción que no duró mucho por lo que la llegada de los nuevos vecinos ya era un hecho. Al fin se llegó el día de conocer a los nuevos vecinos que por casualidad mi mamá ya los conocía eran una pareja de esposos con dos hijos, una niña y un niño, así es que no se me hizo muy difícil entablar una amistad con ellos excepto con Alex su hijo. Sin embargo después de cierto tiempo nos hicimos muy amigos pasábamos tardes muy divertidas después de haber hecho las tareas juntos; todo ese tiempo que pasábamos juntos hicieron que naciera un bonito cariño entre nosotros, una cosa de niños.<br />Al final de una de aquellas tardes el niño, como yo lo llamaba pensó en cosas de grandes, expresó sus sentimientos de una forma que me pareció muy graciosa; me quede en silencio asombrada por todo lo que estaba diciendo para luego echarme a reír, avergonzado bajo la mirada quizá arrepintiéndose por aquello que me había dicho y es en ese instante que comprendí que no era ninguna broma así es que pedí disculpas y empecé a vivir mi ilusión, mi primera ilusión.<br />Son recuerdos que me llenan de nostalgia la primaria terminó, empieza una nueva etapa en mi vida, mi secundaria aunque ya no en el mismo colegio ni con los mismos compañeros y amigos, ahora todo era nuevo. Mi primer año de secundaria fue el más difícil, las bajas calificaciones evidenciaban lo afectada que estaba por el cambio tan repentino, me sentía muy extraña en esa aula aunque en los siguientes cuatro años eso cambió como era de esperarse.<br />El niño del que ya hice mención cursaba el mismo grado que yo, en el transcurso de ese año paso algo que al recordarlo hoy me causa mucha gracia pero que en aquel momento hizo que derramara muchas lágrimas y me sumergiera en una honda tristeza; Alex había fugado de su casa por la tonta razón de que su mamá lo iba a enviar a vivir con sus tíos y ya no me iba a poder ver, una tarde antes de que pasara ese hecho él me lo había dicho pero yo no le di ninguna importancia, pues creí que no sería capaz de hacerlo. Aquel día era feriado así que estaba aún dormida cuando de pronto llaman a la puerta de mi recamara para decime que me buscaba la mamá de Alex esto me extraño mucho pero b aje muy tranquila a atenderla. Pase a su casa eh inmediatamente empezó el interrogatorio, ya sabía que lo que pasaba entre Alex y yo, debe ser que por eso decidió preguntarme si sabía dónde ésta y de saber dónde estaba se lo hubiese dicho pero no tenía la menor idea de dónde podía estar; muy preocupada sintiendo culpa por lo sucedido salí en su búsqueda. Hasta hoy no comprendo por qué fui directamente a mi colegio (Juan XIII), sentada en la vereda pensaba en los posibles lugares en los que podía estar, estaba tan concentrada en mis ideas cuando de pronto sentí una mano sobre mi hombro, era él. Tenía el rostro pálido, con lo labios resecos y las manos totalmente frías y su mirada reflejaba una tremenda tristeza y mucho miedo y como no, apenas era un niño de tan solo 12 años, que no tenía idea de lo que había hecho, hablamos y finalmente lo convencí de regresar a su casa, llamo a su papá por lo que lo tuve que despedirme de él, en aquel instante sentí tanta tranquilidad, ya todo estaba solucionado.<br />Hoy al recordar aquello, sonrió pensando en todo lo que hemos cambiado desde aquel entonces; seguimos siendo vecinos, sin embargo al encontrarnos bajamos las miradas y pasamos sin hablarnos, él ya es el mismo niño tierno y dulce que yo conocí, además estoy segura de que ahora lo pensara dos veces antes de hacer lo que hiso aquella vez.<br />En este año también nació un nuevo integrante en mi familia mi hermanito, las cosas en mi casa no estaban muy bien había muchas peleas entre mis padres incluso mi papá intento irse de casa, estas discusiones nos afectaban mucho, oír esos gritos, ver el llanto de mi mamá era demasiado para mí y para mi hermana pero con la llegada de ese inocente ser cambiaría ese ambiente tan aterrador en el que vivíamos. Se veía tan tierno, tan indefenso y frágil que me daba miedo cargarlo porque tenía miedo lastimarlo; poco a poco empezó a crecer, recuerdo sus primeros pasos y sus primeras palabras. Ahora ya es un lindo niño de cinco años al que quiero mucho. Después de un año y medio nació mi última hermanita eso causó problemas pues mi mamá no podía con los dos pequeños.<br />Yo era una persona poco sociable, que le gustaba estar sola, claro que todo esto era fuera del colegio puesto que dentro hablaba con todas mis compañeras, aunque muy poco. Tenía pocos amigos, no hablaba con nadie de mi barrio, no salía como lo hacían todas mis compañeras, no hablaba de muchachos o cosas así, solo escucha en silencio las historias de sus enamorados.<br />Cuando estaba en tercer grado ingresaron nuevas alumnas a mi aula, una de ellas Anabel se convertiría en mi mejor amiga, era testigo de jehová, una persona muy amable y responsable en todo aspecto. Por aquella época empecé un estudio bíblico con los testigos de Jehová, creo que por esta razón se dio nuestra amistad.<br />Aprendí muchas cosas de aquellas personas, era admirable el respeto y cariño con la que se trataban, en cada reunión a la que asistí se respiraba un ambiente de paz y armonía. Son personas realmente buenas, muy agradables, su recibimiento a las personas que visitan el “salón del reino” es muy fraternal, te hacen sentir realmente en familia, hasta el grado de causar tristeza al abandonar las reuniones. Lamentablemente un año después abandone mi estudio, pero aun así recibo visitas de vez en cuando de esas personas tan maravillosas.<br />En este año obtuve mis más altas notas de todo mi secundaria, ocupaba uno de los primeros lugares de mi aula y aquella persona melancólica y solitaria empezaba a quedarse en el pasado.<br />El último año de mi cole, fue verdaderamente inolvidable, con experiencias tristes y aún más alegres vividas junto a mi grupo de amigas; nuestro rendimiento académico bajo considerablemente, lo único importante era aprobar no importa la nota, claro que esto era solo en un curso. El curso más difícil para nosotras era física, al aprobarlo la celebración no se hiso esperar, a nuestra manera. Era el momento de pensar en la promoción, acordamos hacer fiesta en una discoteca, fue la primera vez que entre en una. Pedí permiso a mis padres, al principio se negaron, pero al final accedieron con la condición de llegar temprano. Las luces, la música eran como ya lo había imaginado, sabía que me iba divertir mucho aquel día y así fue. Todas mis amigas habían invitado a sus enamorados y amigos y yo no era la excepción; todas se asombraron cuando lo presente, habían hablado tanto de él, cosas buenas obviamente, pero no sabían que era mi enamorado, eso fue muy gracioso, se avergonzaron tanto conmigo, realmente este fue un excelente año, inolvidable. Solo queríamos que ese año no terminara, pero como todo termina, llego el último día de clases. La tristeza reinaba en el aula pues había llegado el momento de la separación inevitable.<br />Nosotras, Sandy, María, Maricarmen, Anabel y yo, hicimos una promesa de seguir siendo amigas y volver a encontramos sea cual sea el lugar donde estemos, el miedo que sentíamos al saber a qué afuera nos esperaba otro mundo por así decirlo, en el que tendríamos que luchar contra todo para lograr nuestras metas. La idea de que no nos volvamos a ver a pesar de la promesa hecha, tantas ideas tristes que pasaban por mi mente, hacían que la nostalgia me invadiera y las lágrimas ya no se pudieron evitar. Al final de la tarde, después de despedirnos de todos los profesores que habían sido nuestros amigos, unos más que otros durante todo el año llego el momento de despedirnos entre nosotras, no sería un adiós lo sabíamos pero a pesar de ello la tristeza nos invadía.<br />Hoy los recuerdos reviven con los reencuentros, cada una de nosotras ha tomado un camino diferente y hemos cambiado mucho. Anabel ya no es testigo de Jehová y estudia turismo y hotelería en la UPAGU, Sandy ya no va más a la iglesia a dictar clases de catecismo y estudia enfermería en la misma universidad que Anabel. Maricarmen estudia enfermería en un instituto y terminó con Yefer a quien decía querer tanto que hacia planes de matrimonio, Maira dejo de estudiar posiblemente se casa con segundo o vaya con su papá a Argentina, y yo ingrese a economía en la Universidad Nacional de Cajamarca después de haber fracasado en mi primer intento que fue una frustración muy grande, haberme esforzado tanto y no ingresar fue realmente decepcionante tanto para mí como para mis padres que tanto confiaban en mí. Aquel día llegué muy tarde a casa, estaba esperando los resultados en casa de un amigo que felizmente ingresó, me trajo a mi casa y ya no quería pasar, me daba tanta vergüenza pero bueno tenía que hacerlo, en la puerta estaba mi mamá que me dio un abrazo y me dijo palabras de ánimo, siempre está conmigo en los momentos más difíciles y los felices apoyándome es una madre excepcional, la mejor mamá del mundo como creo que para todos es su mamá.<br />Desde de aquel día me la pase encerrada por un buen tiempo en mi cuarto no quería hablar ni ver a nadie, hasta que la depresión se me paso y empecé salir con mis amigas o con mi mamá; en ese tiempo nuestra relación, de madre a hija se hizo mucho más fuerte pasábamos tardes enteras platicando de temas de su juventud y cosas que me estaban pasando en esos momentos, ella siempre me estaba animando a seguir adelante con mis metas y a nunca rendirme.<br />Pase seis meses en mí casa, ayudando a mi mamá y haciendo un sinfín de cosas, fueron seis meses de largas vacaciones en el que conocí a muchas personas, amigas y amigos uno de ellos es mi enamorado, es chico muy divertido y un poco extraño pero una buena persona definitivamente.<br />Después de todo ese tiempo empecé a prepararme para la segunda oportunidad que mis padres me estaban dando en el CEPUNC, aprendí muchas cosas ahí y aunque puse mucho empeño no conseguí una vacante de ingreso directo pero esta vez no causaría ningún impacto negativo en mí, no me causó ninguna tristeza y me dio aun más ganas de estudiar para lograr mi ingreso a la un Universidad Nacional en el próximo examen de admisión que ya estaba muy cerca, pensar en eso me daba mucho miedo al mismo tiempo de que quería que llegue lo más rápido posible.<br />Al fin después de un corto periodo de preparación llegó el día tan temido por algunos y tan esperado por muchos, el día del examen. La noche anterior no pude dormir pensando en lo difícil que podría estar el examen y pensando en lo que iba a hacer si es que no lograba mi ingreso por todas las amenazas que había recibido de mi papá que me llenaban de miedo, llego la mañana y tenía que prepararme para ir al examen estaba a punto de irme sola pero mi papá se ofreció a llevarme, los nervios crecieron aún más, cuando llegamos ya había una larga fila de chicos que impacientes esperaban el momento de entrar; luego de esperar como una media hora empecemos a pasar, fui a ver el aula en la que tenía que desarrollar el examen, estaba muy nerviosa cuando se empezó a repartir los exámenes, los segundos parecían horas ya no podía más con esos nervios, quería que terminara lo más pronto posible para salir corriendo. Cada ejercicio que no podía resolverlo me desanimaba tanto que al terminar el examen salí con , la idea que no iba a ingresar.<br />Mi papá aún estaba esperándome a pesar de que me dijo que no lo haría, pero ahí estaba, me abrazó y me preguntó cómo me había ido no le pude responder, regrese a mi casa para esperar los resultados aunque se demoraron mucho, recién conocí los resultados a eso de las ocho de la noche; estaba con mi amiga que también estaba esperando los resultados; muy nerviosas. Todos estaban a la expectativa de los informes sobre el examen y me jugaron una broma muy mala antes de que se dieran los resultados, me dijeron que no había ingresado de nuevo por lo que me puse a llorar pero luego cuando conocí los verdaderos resultados todo esa tristeza se acabó y se transformó en alegría que también compartí con mi amiga que al igual que yo logró ingresar a turismo y hotelería.<br /> <br />Hoy ya estoy estudiando en la universidad y todo va marchando bien bueno en algunos casos no muy bien pero se que lo puedo superar, empiezo algo nuevo y para mí es otro ambiente el que se vive en la universidad tengo más responsabilidades y muchas otras prioridades. Los primeros día no hablaba casi nadie solo conocía a un amigo que era mi compañero en la academia y desde entonces lo ha mi amigo incondicional pero después ya conocí a la que ahora es mi amiga. La meta que tengo ahora es lograr ser una buena profesional y tener un trabajo para que de ese modo pueda compensar todo lo que mis padres hicieron por mí; sé que no será nada fácil pero también se que lo lograre con mucho empeño y esfuerzo.<br />EL VOLEY<br />Es un deporte donde dos equipos se enfrentan sobre un terreno de juego liso separados por una red central, tratando de pasar el balón por encima de la red hacia el suelo del campo contrario. El balón puede ser tocado o impulsado con golpes limpios, pero no puede ser parado, sujetado, retenido o acompañado. Cada equipo dispone de un número limitado de toques para devolver el balón hacia el campo contrario. Habitualmente el balón se golpea con manos y brazos, pero también con cualquier otra parte del cuerpo. Una de las características más peculiares del voleibol es que los jugadores tienen que ir rotando sus posiciones a medida que van consiguiendo puntos.<br />14344652043430<br />Este es mi deporte favorito y el que vengo practicándolo desde mi secundaria en donde descubrí mi pasión y el talento que tenía para este deporte. Las tardes de recreo salíamos al patio para enfrentarnos a equipos de otras secciones; el entusiasmo que teníamos no se nos quitaba aún cuando perdíamos que fueron pocas veces; lamentablemente cuando salí del colegio ya no lo practicaba mucho solo algunos fines de semana. Pero eso si no se me ha quitado el gusto por este deporte; n me he perdido ningún partido que ha jugado la selección que representa al Perú y cada fin de semana o cada vez que puedo voy a jugar con algunos amigos. El amor al deporte nunca se pierde.<br />