Your SlideShare is downloading. ×
La Vida Convertida en Mercancia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La Vida Convertida en Mercancia

405
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
405
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Aura Lorena Cruz Arenas Cód. 20121187120 RESEÑA ARGUMENTATIVA “The Truman Show” NOMBRE: The Truman show o El Show de Truman DIRECTOR: Peter Weir PROTAGONISTA: Jim Carrey GENERO: Comedia- Drama IDIOMA: Ingles PRODUCTORA: Scott Rudin Productions DISTRIBUCIÓN: Paramount Pictures PRESUPUESTO: U$S 60.000.000 GUIÓN: Andrew Niccol MÚSICA: Burkhard Dallwitz FOTOGRAFÍA: Peter Biziou AÑO: 1998 LUGAR: EE.UU DURACIÓN DE LA PELICULA: 105 min. RESEÑA DE LA PELÍCULA: La película trata de un hombre que es introducido al mundo del show y el espectáculo las 24 horas de los 7 días de la semana, sin ser consiente de este hecho; desde que estaba en el vientre. El productor hace esto con el fin de captar todas y cada una de las emociones de Truman durante el día y la noche. La vida de Truman está totalmente controlada puesto que la ciudad en el que nació y que habita, es una ciudad construida por los productores del reallity y la gente que habita allí son actores de la serie., todo esto con el fin de que Truman descubra su fría realidad. El productor en un capítulo de la infancia de Truman, mata al padre con el fin de que nuestro protagonista tenga miedo al agua, al navegar y no piense en explorar en el. En una escena de la vida de Truman el recuerda a su amor de juventud, Sylvia, ella es retirada de la historia pues quiere contarle que su vida
  • 2. es un fraude, y se la llevan de la historia, y aunque pasa el tiempo y Truman no vuelve a saber de ella, la sigue recordando. Truman nota ciertos eventos que pasan en su vida, como la conversación que escucha en la radio de su carro, acerca de él, ver a su padre y que todo el mundo lo obstaculizara para no hablar con él, cuando intenta salir de la ciudad siempre pasa algo como trancones, nunca hay vuelos disponibles, su vida monótona; llegando a la conclusión de que algo extraño pasa con él y su alrededor, debido a esto Truman se recoge en su casa, quedándose solo; es allí cuando un noche escapa de su sótano sin ser detectado mediante un túnel secreto que solo él conoce de su existencia, esto lleva al productor a suspender por esa noche el programa y hace que los actores lo busquen, pero los resultados son pocos en aquel momento Christof (el productor), decide cambiar los efectos naturales del reallity, adelanta de la “noche” al “día”. El productor reflexión acerca de donde pudo haber ido Truman, entonces dirige la búsqueda hacía el mar, y se da cuenta que Truman intenta escapar, para intentar impedírselo simulan una gran tormenta, pero Truman no para en su escape. Al ver la determinación de Truman en busca la verdad deciden terminar la tormenta, Truman ya a salvo encuentra unas escaleras en lo que siempre había parecido el cielo, y es allí cuando el productor habla con Truman a través de un sistema de sonido, el explica que es lo que pasa con su vida y trata de convencer de que se quede, diciendo que no hay más verdad en ek mundo que ese mundo; Truman se queda por un momento analizando la situación y dice su célebre frase en el show: “Por si no volvemos a vernos, buenos días, buenas tardes y buenas noches”, se inclina ante el público, y atraviesa la puerta hacia el mundo real. Los televidentes celebran la acción de Truman, la producción corta, Sylvia sale a su búsqueda, y como se ha terminado el Show, los televidentes buscan otro programa. RESEÑA CRÍTICA: A mi forma de ver, me parece un excelente película, pues además de la excelente actuación del protagonista (Jim Carrey), se hace un crítica social bastante fuerte de cómo la vida se ha vuelto todo un espectáculo. Esta película nos lleva a la reflexión de qué está pasando con la sociedad, de cómo estamos viviendo, para qué lo estamos haciendo y como el hombre juega ser Dios con la vida de otros seres.
  • 3. Menciono que el hombre juega a ser Dios, debido a que como se muestra en la película y en diferentes programas emitidos en nuestr socidad, unque con un trama diferente, existe alguien que elije la vida de otra persona, como su nombre, con quien puede vivir, con quien se puede relacionar, con quien se puede comunicar, que debe estudiar o en que puede trabajar, no lo deja escoger su propio destino, sino lo que importa aquí es el bienestar propio y lo lucrativo que puede llegar a ser pensar y decidir por el otro. Con este tipo de Películas y otros tipos de reallity no muy lejanos a nuestra sociedad como “Protagonistas de nuestra tele” emitido por el canal privado RCN, la vida se ha vuelto una mercancía en el mercado del morbo y el espectáculo, por el dinero se expone la privacidad a la vida pública. Resulta ver como algo tan normal como la vida cotidiana de una persona, así de simple, puede causar verdadero morbo. No sólo en la ficción de la película, sino en la realidad emitida por nuestra televisión. Como se menciona en el texto de Raúl Mejía: “el capital ha puesto a trabajar por cuenta propia la vida” (Pág., 4)1 ; hasta la vida personal se puede vender a través de una pantalla. Esto también ejerce un tipo de poder, de vigilancia y control, por parte de dirigentes a las grandes masas. Como lo menciona el texto de Simulacro, Subjetividad y Biopolítica de Eva Patricia Gil: “Parece que lo que constituye actualmente un gran mecanismo de poder es el sinóptico, donde en lugar de unos pocos mirando a muchos, como sucedía en el panóptico, tenemos a muchos mirando a unos pocos (Bauman, 1998a, 1999). Y el sinóptico no funciona mediante la vigilancia sino mediante la seducción, seducción que nos lleva a adquirir unas determinadas formas de comportamiento en consonancia con la sociedad de mercado. Bauman (1999) nos describe como fue la transición del panóptico, dispositivo de poder propio de las sociedades disciplinarias, y más que necesario en una sociedad industrial, al sinóptico, propio de las sociedades de control, en las que el principal fin de los individuos es el consumo. El panóptico posibilitaba que unos pocos, invisibles, pudieran mirar a muchos.” (Pág. 3)2 , Debido al morbo que genera y al dinero que produce este tipo de sucesos en una sociedad capitalista, se acabo el temor que ocurría hace unos años, de que la vida privada desapareciera y ahora todo lo que se hace se vende. Algo que todos hacemos tal vez a diario es prender la caja entorpecedora llamada televisión, ¿Pero cuál es el sentido para hacerlo?, será que la respuesta es entretenernos, y si es así, ¿cuál es el sentido de observar a gente normal 1 MEJÍA J, Marco Raúl. Las pedagogías criticas en tiempos de capitalismo cognitivo. (Pág. 4) 2 GIL, Eva Patricia. Simulacro, subjetividad y biopolítica. (Pág. 3)
  • 4. realizando acciones normales que cualquier persona, incluyéndome, realiza todos los días?, Es curioso y hasta sería fácil responderse la pregunta: No, no tiene nada de raro ver eso, y lo peor es que no enseña nada productivo. O tal vez sí, el mal aprender a cómo comportarnos en sociedad, debido qué, hasta las acciones de cada individuo son controladas, monitoreadas y juzgadas. Y si hablamos de los personajes que se encuentran en ese tipo de espectáculos ¿Qué gana ese tipo de personas que venden su vida privada?: será fama, será que lo único que importa es convertirse en artista a costo de lo que sea, vendiendo su tranquilidad y hasta la de sus familias. Pero a pesar de esto, la curiosidad de ver cómo y qué hacen diferentes personas llevan a ver ese tipo de programas; para mí es algo absurdo ver algo que no deja ningún tipo de enseñanza positiva, claro está. Para aclarar lo anterior, me apoya en las palabras que usa Eva Patricia Gil: “Todos ellos son mecanismos que generan normas de comportamiento, que nos proporcionan información sobre lo que es importante y lo que no socialmente, y sobre todo, que nos muestran, construyen y reducen el ámbito privado a la gestión de impresiones y al simulacro. El sinóptico está relacionado con una concepción de deseo como placer inmediato, que es justo el tipo de vehiculación libidinal que más conviene en una sociedad de consumo. Placer inmediato y fama inmediata: con un curso intensivo te convertirás en artista, siempre y cuando te esfuerces lo suficiente. Precioso ejemplo del paso del panóptico al sinóptico el de Operación Triunfo; en él se muestra en qué formas se combinan hoy día la sociedad disciplinaria - en la que hay que esforzarse por conseguir lo que se desea - con la sociedad del consumo y del placer”. (Pág. 4)3 . Hoy en día el poder lo ejerce la televisión, el internet, y diferentes herramientas informáticas que llevan a la sociedad, a crear nuevas reglas de vida, en donde si tú no tienes o no sabes de ciertos temas en televisión o juegos en internet te encuentras “fuera de contexto”, en donde le estamos dejando todo el poder de información a los medios que nos desinforman y controlan nuestras mentes, en donde la sociedad perdió el respeto por la vida y la privacidad de otro, donde importa más un serie en televisión que tener una conversación con nuestra propia familia. Somos un sociedad consumidora, encerrada en nuestro propio mundo, con miedo al cambio y a la transformación mental; Esto nos lleva a la reflexión de lo que le vamos a dejar a las próximas generaciones en cuanto a información y convivencia ciudadana. 3 GIL, Eva Patricia. Simulacro, subjetividad y biopolítica. (Pág. 4)
  • 5. Desde la docencia debemos empezar a generar el cambio por nosotros y nostras mismas y dar una enseñanza más crítica, más humana y más real a la sociedad.