Your SlideShare is downloading. ×
1 los discipulos y las escrituras Ptr Nic Graza
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

1 los discipulos y las escrituras Ptr Nic Graza

1,572
views

Published on


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,572
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
11
Actions
Shares
0
Downloads
18
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Para memorizar “Escudriñar las escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mi. (Juan 5:39)
  • 2. Enseña a tu clase a: Saber que el recurso principal para conocer a Jesús es la lectura de su vida en los evangelios. Sentirse identificados con los valores que vivió y enseño Cristo en su interacción diaria con otros. Hacer: buscar oportunidades para reflejar el carácter de amor, misericordia, justicia, y compasión de Cristo en la vida diaria Resumen: El poder duradero de Jesús no se refleja solo en lo que él dijo o en el número de milagros que el realizó. Su influencia permanente también se ve en las vidas de sus seguidores actuales. …… toda actividad para hacer discípulos debe ser, al fin, acerca de Jesús y de lo que hizo por nosotros.
  • 3. Jesús y la Biblia Lee Lucas 4:1 al 12, y 16 al 21. ¿Qué sugieren estos pasajes acerca de la actitud de Jesús hacia la Biblia? Es evidente Cristo tenía un conocimiento amplio de las Escrituras. Jesús no solo comprendió que la Biblia lo señalaba a él, sino también temprano en su ministerio, usó la Biblia para llamar la atención de otros a sí mismo. Aunque es importante conocer la Biblia, no eso solo es suficiente. Algunos de los eruditos bíblicos más famosos no han sido siquiera cristianos creyentes. Por lo tanto, debemos preguntarnos: ¿Cómo podemos estar seguros de que nuestra lectura y nuestro estudio de la Biblia nos ayudan a conocer mejor a Jesús y lo que él hizo por nosotros?
  • 4. La autoridad de las Escrituras Lee los textos que siguen. ¿Qué nos dicen acerca de la forma en que Jesús consideraba la Biblia? Mat. 5:17-20; 12:3-8; 15:3-11; Juan 10:34-37; 17:14-19; Luc. 24:44. Cada vez que Cristo debatía con las autoridades religiosas, no se apoyaba en una filosofía abstracta, ni siquiera en su autoridad personal, sino en las Escrituras. Cuando tenía que decidir entre lo correcto y lo incorrecto, Jesús basaba su argumento en un fundamento bíblico. La muerte no es un mito ni un símbolo. Es una de las realidades más crueles que todos afrontamos. Piensa en lo que implica para el concepto de la Biblia que las enseñanzas bíblicas, tales como la resurrección de Jesús o su segunda venida, se traten como meros
  • 5. Proclamación pública Lee Mateo 5:17 al 39. ¿De qué maneras nos muestran estos versículos el modo en que Cristo usaba las Escrituras en su ministerio público? Durante la peregrinación de Jesús sobre la tierra, …… trastornó sus conceptos legalistas y sustituyó un sistema de controles externos por una religión basada en el corazón. La religión centrada en Cristo se arraiga en una transformación del corazón que conduce a una conducta ética. Irónicamente, algunos de los fariseos habían pasado de largo una relación viva con Dios en su afán por alcanzar la perfección moral. Jesús identificó estas fallas y, como curación de ellas, invitó a sus oyentes a aceptarlo como su Salvador y Maestro. Con Jesús como la fuerza controladora interna, las normas de conducta no disminuyen, sino que se elevan. Todo lo que uno tiene que hacer es leer el Sermón del Monte para ver cuán altas son sus normas morales. Ser legalista, crítico y condenatorio es más fácil de lo que pensamos, ¿verdad? ¿Cómo podemos protegernos de caer en estas prácticas comunes?
  • 6. El ministerio personal Lee Juan 13:18 al 20; y Lucas 10:25 al 28, y 24:13 al 32. ¿Qué lugar ocuparon las Escrituras en estos pasajes? ¿Qué propósito tenía Jesús al citar esos versículos específicos? ¿Qué resultó de estos encuentros de pequeños grupos con las Escrituras? Repetidamente Cristo citó las Escrituras junto con su llamado al discipulado. Esto muestra con claridad que la autoridad de Jesús y su credibilidad descansaban sobre las Escrituras “Empezando con Moisés, Alfa de la historia bíblica, Cristo expuso en todas las Escrituras las cosas concernientes a él Medita en Lucas 24:32, especialmente en la frase: “¿No ardía nuestro corazón en nosotros?” ¿Qué significa eso? ¿Cuándo fue la última vez que tu corazón ardía por las verdades que nos han sido dadas? Si ocurrió hace mucho tiempo, ¿podría ser que tu corazón se haya enfriado? Y si es así, ¿cómo puedes cambiar?
  • 7. La generación siguiente Lee Mateo 12:15 al 21; Marcos 1:1 al 3; Hechos 1:16 al 20, y 3:22 al 24; y Romanos 10:10. ¿Qué nos dicen estos textos acerca de la forma en que los primeros cristianos consideraban las Escrituras? ¿Qué lecciones podemos extraer de esto para nosotros mismos y el modo en que nos relacionamos con la Biblia? Los primeros autores cristianos siguieron la práctica de usar la Escritura para autenticar la condición de Mesías Los primeros seguidores de Jesús de Nazaret. de Cristo procuraron la conducción de la Escritura en relación con la misión de la iglesia, sus prácticas diarias y su disciplina espiritual. ¡Cuán necio sería, entonces, que nosotros, especialmente al fin del tiempo, tuviéramos una actitud diferente hacia la Biblia! ¿Cómo podemos aprender a hacer que la Biblia esté en el centro de nuestra fe y usarla para que nos señale a Jesús? ¿Cuáles son algunas formas prácticas en que podemos permitir que la enseñanza de la Biblia impacte realmente en nuestra manera de vivir y de relacionarnos con los demás?
  • 8. Para Estudiar y Meditar: Lee “La enseñanza y el estudio de la Biblia”, La educación, pp. 185-192; “El viaje a Emaús”, El Deseado de todas las gentes, pp. 738-742; y “Tesalónica”, Los hechos de los apóstoles, pp. 182-189. “Cristo había abierto en su ministerio la mente de sus discípulos a estas profecías. [...] Pedro, al predicar a Cristo, había obtenido sus evidencias del Antiguo Testamento. Esteban había seguido la misma conducta. Y también Pablo, en su ministerio, recurría a las Escrituras que predecían el nacimiento, los sufrimientos, la muerte, la resurrección y la ascensión de Cristo. Mediante el inspirado testimonio de Moisés y los profetas, probaba claramente la identidad de Jesús de Nazaret como el Mesías, y mostraba que desde los días de Adán era la voz de Cristo la que había hablado por medio de los patriarcas y profetas” (HAp 182).
  • 9. Preguntas para Dialogar: 1. ¿Cuáles son algunas maneras prácticas en las que puedes incorporar las Escrituras en tu rutina diaria? ¿Cómo puedes usar la Biblia en tu testificación personal? 2. ¿Por qué enfatizó Jesús la interpretación de las Escrituras en vez de los milagros y el carisma personal? ¿Qué ocurre si la música, el mensaje de salud, los actos sociales o cualquier otra cosa reemplazan la Biblia como el centro de nuestra fe? 3. ¿Cuán dependientes deben llegar a ser los cristianos de hoy? Evalúa la importancia de las Escrituras en la vida de tu iglesia con respecto al establecimiento de prioridades, el uso de los recursos y la fidelidad a la misión. 4. Medita en el hecho de que, en la Biblia, no hay ninguna indicación de que alguno de los autores bíblicos tuviera dudas sobre la veracidad o autenticidad de cualquiera de los otros textos. ¿Por qué esto debe ser tan importante para nosotros hoy, en una época en la que parece que muchas personas, incluyendo eruditos bíblicos, hacen que su primera prioridad sea desafiar la verdad de la Biblia en todos los niveles?
  • 10. nicgarza@hotmail.com