• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Cronica de una exploración extrema a taza
 

Cronica de una exploración extrema a taza

on

  • 576 views

ClubTerracanMelilla4x4. Cronica de una exploración extrema a taza (Marruecos).

ClubTerracanMelilla4x4. Cronica de una exploración extrema a taza (Marruecos).
19 y 20 de Enero de 2.013

Statistics

Views

Total Views
576
Views on SlideShare
311
Embed Views
265

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

3 Embeds 265

http://clubterracanmelilla.com 183
http://toyota4runnertrail.crearforos.mx 51
http://www.clubterracanmelilla.com 31

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Cronica de una exploración extrema a taza Cronica de una exploración extrema a taza Document Transcript

    • CRONICA DE UNA EXPLORACIÓN EXTREMA A TAZA El pasado día 19 y 20 de enero de 2013, varios amigos, socios delClubTerracanMelila4x4, a saber: Lupokant, Perico, Cristóbal, CoyoteSuarezkan y el que os narra esta crónica, Yimmi. Pensando en futuras salidas a esta zona para los socios del Club,decidieron hacer una avanzadilla, para comprobar infraestructurade Hoteles, estado de pistas y demás gestiones para una perfectasalida de club. La ruta partió en principio con la finalidad de hacerun recorrido por el Parque Nacional de Tazekka, Taza (Marruecos),parque en el que se encuentra ubicada la Gruta de Friorato y arribaen la cumbre del puerto, el REFUGIO. Más adelante explicaré
    • resumidamente que son las cuevas de Friorato. La idea de esta Kddha sido la de pasar un fin de semana en Taza, grabar el track de laruta y los waypoint de la Gruta y el Refugio. A las 07:15 horas, del día 19 de enero de 2013, la caravanacompuesta por seis vehículos todo terreno, conducidos por losarriba expuestos y sus respectivas familias, emprendió aunamaneciendo viaje y rumbo hacia Taza. El tiempo durante todo eltrayecto fue desapacible, viento desagradable con rachas muyfuertes, frio y cielo encapotado. A las 11:00 horas, llegada a Taza, allí empezó a lloviznar y ya nopararía de llover hasta el regreso a casa, aunque si nos dejó unosmomentos de respiro. Atravesamos la ciudad y encaramos la subidaal puerto de Tazekka, al Parque Nacional. Carretera sinuosa,mojada por la lluvia y por rachas de viento que en algunosmomentos llegó a tener los setenta kilómetros hora de velocidad,aun así, pudimos observar y disfrutar de la extraordinaria belleza yel esplendor que esconde éste parque, con sus bosques frondososde alcornoques, pequeños saltos de agua que discurren laderaabajo y que desaparecen al llegar a la carretera por debajo de ésta,para volver a salir en el otro extremo y caer nuevamente unosmetros hasta el siguiente desnivel y tramo de carretera. Así fue elrepecho que duro hora y media. En una semiplanicie, nos
    • encontramos con un desvío a la derecha, y un rótulo en el que seindicaba la dirección y proximidad de la Gruta de Friorato, cuevaque se tenía prevista ver y explorar en la mañana del día siguiente,según la programación. La Gruta o cueva está situada en el parque nacional de Tazzeka,es una de las más grandes de África. Está a 26 Km. de Taza,dirección sur por una carretera con mucha pendiente y sinuosa,encontraremos bien señalizado el acceso a las cuevas o grutas deFriorato, con 30 mts. de ancho y 250 mts. de profundidad, es elgrupo de cavernas más profundo del norte de África, fuerondescubiertas en el año 1930 y empezaron a explorarlas en 1935,actualmente aún quedan muchos tramos por explorar. Paraacceder se hace por 520 vertiginosos escalones que llegan hasta elsuelo de la caverna, aunque se pueden descender 200 escalonesmás, para explorar más cámaras, aunque éstas están oscuras ysucias de barro. Las salas más espectaculares son: la Sala de Lixus yla Sala de Draperies. Proseguimos una serie de kilómetros por la altiplanicie, dejandoatrás la Gruta de Friorato, en ésta meseta descubierta de árboles ydividida por un rio con su cauce de agua embravecida, cauce quetuvimos que atravesar, la profundidad no era mucha, diezcentímetros, pero debido a la fuerza con que el agua transcurría
    • por el mismo le daba un toque de emoción, “NO SABIAMOS AUNLO QUE NOS ESPERABA”. Una vez atravesada la planicie, se atacó eltramo final del puerto, lugar donde se halla el refugio y se gira endirección norte para bajar hacia Taza, a ésta altura ya de ruta, lallovizna que caía se fue convirtiendo en agua nieve, los bordes de lacarretera se veían salpicadas de manchas blancas “NIEVE”, y elasfalto iba adquiriendo un color blanquecino como consecuencia dela congelación de la agua nieve que estaba cayendo. Media horadespués de haber cruzado el rio, llegamos a un desvió empinado,supuestamente pista de tierra, ya que esta no se veía por estarcubierta por un manto de nieve de unos diez centímetros deespesor. A simple vista pudimos deducir que era imposible accederal refugio, refugio que se encontraba a unos doscientos metros, porla cantidad de nieve allí acumulada y que iba en aumento conformealzabas la vista en dirección al refugio. Antes de proseguir nuestraruta para volver a Taza, hice un intento con mi vehículo de accederpor esa rampa de nieve, conseguí avanzar cien metros, pero comoya se observó desde la carretera, conforme se avanzaba haciaarriba la nieve aumentaba de volumen, haciendo imposible eltránsito de cualquier vehículo. Serían las doce y media del mediodía cuando encaramos la caranorte del puerto de Tazekka y descendimos hacia Taza, he aquí
    • donde empieza la Aventura Extrema. El viento racheado, la lluvia yel agua nieve que hasta ese momento habíamos experimentado ypadecido en la ruta, debió de parecernos a todos un día soleado yesplendido con lo que nos encontramos en la cara norte. Paraempezar todo era blanco, todo el paisaje se tiñó de blanco, lacalzada se iba cubriendo cada vez de más nieve y en las zonas desombras y más húmedas, como suelen ser las curvas protegidas porlos terraplenes, allí esta nieve se convertía en hielo, dándole másemoción si cabía a la ruta, aquí el viento sí que estaba cabreado deverdad, ramas de árboles alcornocales rotos por el embiste de éstey que tuvimos que ir sorteando a duras penas, te los encontrabasde sopetón debido a la ventisca de nieve, nieve que en ese tramode bajada caía copiosamente, obligándonos incluso a parar unosmomentos, pues era imposible de continuar por la falta devisibilidad. Tomando todas las precauciones habías y por haber,activación de todo tipo de señales luminosas, distancias entrevehículos, tracción máxima a las ruedas y una velocidad acorde conel problema que teníamos delante en la bajada. Comentaros que desde el inicio de la bajada del puerto por estacara norte, hasta llegar al hotel, teníamos que recorrer veinticincokilómetros de carretera sinuosa y rota en algunos tramos,carretera que en un día de buen tiempo ya de por si es complicada
    • de afrontar. En uno de los tramos que pasamos y a un pastor deovejas con el que nos cruzamos y que corría con su rebaño aresguardarse de lo que caía en esos momentos, le preguntamos porla posibilidad de refugiarnos en algún lugar, Guite o refugio, siendonegativa su contestación Walo, Walo. En este punto de la ruta, ycon el buen criterio de todos, me puse al frente de la caravana paraabrir camino, debido a que mi 4x4, es más pesado y con másempuje, creando así rodadas por la que todos circularíamos yevitando de esta manera los posibles deslizamiento por falta deadherencia en algunas rampas. Así pues, poco a poco fuimosbajando el puerto y conforme lo conseguíamos el temporal denieve y viento fue amainando y remitiendo gradualmente, pasandoa una lluvia copiosa y posteriormente a llovizna, igual que al iniciode la ruta, yo la llamaría “ODISEA”, ¿no creéis? . A las 16:30 horas, estábamos repostando los coches en unagasolinera en el centro de la ciudad de Taza, !!como no lloviendo¡¡,luego pasamos por la gran superficie Marjan donde adquirimosalgunos suministros para la merienda cena, y de ahí al HotelBoujida, Hotel de reciente construcción, de tres plantas, con ochohabitaciones por planta, muy coqueto y con cafetería anexa, loúnico que se echó en falta fue un salón comedor, pero eso sesolucionó gracias a las gestiones que realizó Lupokant con la
    • gerencia del Hotel, habilitando una habitación para poder utilizarlacomo sala de reunión y como salón comedor. Una vez establecidosen nuestras respectivas habitaciones, relajados y duchados, dimoscuenta de una merienda cena por todo lo alto, tened en cuenta quela mayoría de los presentes lo único que llevaba en el estómago fueel café que se tomó en una parada técnica que realizamos en laAutopista de camino a Taza, asimismo Lupokant, nos obsequió conuna olla de callos con garbanzos de la que dimos buena cuenta. Lavelada termino a las 23:45 horas, en la cual se comentó lasvivencias acaecidas a lo largo de la jornada, todo ello entre wiski ywiski. “Continuaba lloviendo”. 08:00 horas, diana, habíamos quedado en reunirnos en lacafetería del Hotel para desayunar a las 08:30 horas, y ver laprogramación de la jornada. !!Como no¡¡, “Seguía lloviendo”. Loque allí en Taza era lluvia, arriba en el parque Tazekka a 2.100metros de altitud era nieve, por lo que se desistió en hacer la rutaprogramada para ir a ver la Gruta o Cueva de Friorato. La mañana la aprovechamos para hacer una serie de compras enla gran superficie de Marjan y a las 12:00 horas, emprendimosrumbo hacia Melilla. Nada más entrar en la Autopista y como porarte de magia dejó de llover y poco a poco conforme avanzábamoshacia casa, el cielo se fue abriendo, y finalmente dejo paso un día
    • totalmente despejado. Sin darnos cuenta a las 14:30 horasestábamos entrando en Benienzar, más concretamente en laFrontera, tras el consabido trámite aduanero y policial, que no llevómás de diez minutos, a las 14:45 horas, estabamos en Melilla,contentos a pesar de no completar la ruta como estaba prevista, yaque lo vivido en esta Aventura Extrema no tiene nombre y lo másimportante salir de ella enteros, tanto nosotros como las maquinasque nos llevaron allí. Como colofón a esta ruta. Chente que por motivos de trabajo nohabía podido acudir a esta cita aventurera, aunque sí estuvopendiente de ella mediante comunicaciones telefónicas, ya que unode los miembros de la expedición y copiloto del que suscribe, noera otro que su hijo Iván “Bambam”. Pues bien, se ofreció ainvitarnos a unas cervezas y un picoteo en su garaje, a lo cualaccedimos gustosamente y de paso aprovechamos para aligerar depeso nuestras neveras que venían repletas aun. Allí estuvimoshasta las 19:00 horas, comentando y analizando la ruta quehabíamos hecho. Conclusión: Que esta ruta hay que hacerla a partir de finales demarzo, época en que empiezan los deshielos y queda mucha nieveaun en el Puerto de Tazekka y es muy improbable que te pille allíuna tormenta como la que nos pillos a nosotros.
    • Finalmente quiero agradecer desde estas líneas, a todos los quecompusieron esta avanzadilla, por su comportamiento y enterezaante la adversidad con la que nos encontramos, y a Perico porguiarnos por esas pistas de dios sin perdernos.Os dejo este enlace al video que he confeccionado con el aporte dealgunos de los asistentes a la ruta. Aunque lo insertaré tambiéndebajo de esta crónica.https://www.youtube.com/my_videos_edit?video_id=fsX8H3rJ3Ks&feature=vm-privacy&ns=1Un saludo y lo dicho, hasta la próxima “AVENTURA”, a ser posiblesin sobresaltos.P.D. No he puesto fotos en la crónica, las fotos se las dejo para quelas suban a éste hilo los que asistieron a la ruta y las hayan hechoclaro está.Yimmi-4runero