Your SlideShare is downloading. ×
El mundo de aaa
El mundo de aaa
El mundo de aaa
El mundo de aaa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El mundo de aaa

22

Published on

Published in: Art & Photos
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
22
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIDAD EDUCATIVA SAN LUIS GONZAGA LITERATURA Tema: El Mito Tipo de Trabajo: Redacción Fecha: 07/10/2013 Nombres: Abigail Bracero, Paula Palacios, Jorge Chacón Curso: PBA EL MUNDO DE Aaa! Sangre, sufrimiento y dolor. La III Guerra Mundial había comenzado y terminado con todo. Nubes de tóxicos, radiación en el aire y muerte, es así como la llama que mantenía viva al planeta se apagó. Sin el brillo del sol, la obscuridad reinaba; el caos y la maldad llamada Ich se apoderaban de todo lo que quedaba del frio y triste planeta. Ich era lo que había quedado de la tragedia causada por los habitantes del extinto planeta, era una entidad que se mantenía tranquila en espera de que ocurriera algo. Pasaron varios siglos e Ich se había cansado de esperar así que decidió que era hora de hacer algo, empezar un nuevo mundo en otro planeta, uno que fuera más acogedor y sin habitantes que lo destruyeran. Y con nostalgia abandono el inerte cuerpo celeste en busca de otro para cumplir su propósito. Buscó y buscó y en lo más apartado del universo, en la galaxia Andrómeda, encontró un sistema solar con un planeta similar al anterior, un poco más pequeño pero incluso más acogedor, tal y como él quería; llegó, se instaló ypuso en marcha su plan. Con sus mágicas manos, el Ich moldeó el planeta a su gusto. Creó montañas (unas de lava y otras de hielo), formó bosques y lagos, desiertos y mares, que pobló con diversos animales creados a partir de lodo. Pero no se sentía conforme, le faltaba algo. Se puso a pensar y después de mucho tiempo se dio cuenta de que faltaban seres que pusieran orden a todo lo que Ich había creado. Formó a estos seres a partir del mismo lodo con el que había formado a los animales y les dio un soplo de vida, su magia hizo que estos seres se levantaran y fueran inteligentes, libres y soñadores, llamados Humanos. Pero antes, de dejar los seres creados en libertad, soltó tres gotas de su valentía, seguridad y esperanza por un mundo mejor, tales gotas cayeron tan fugazmente en las entrañas de ese nuevo mundo que hubo tres grandes destellos de luz; de estos destellos brillantes surgieron los nuevos dioses que reinarían este mundo, el mundo de
  • 2. Aaa. Ich cansado de tanto trabajo se echó a descansar en una cueva, iba a tener un sueño largo después de tanto esfuerzo. Y así, ya creado el nuevo mundo, el Ich se enterró en lo más profundo del valle principal del cual creció un gran sauce. La primera gota, cayó en una zona candente y abrasadora, del fuego de esta zona surgió Aramanti, la Diosa de la fuerza y la guerra, la primera en aparecer y en reinar el nuevo mundo. Su belleza era extraña pero a la vez seductora, era cálida, amable y su desconcierto por el mundo en que ahora habitaba parecía ser efímero. Las otras dos gotas cayeron pero tardaron años en generarse tal y como Aramanti; después de lustros de gobernar en soledad, Aramanti observó a lo lejos de Aaa, en las colinas del Norte, una explosión enorme de hielo, una gran brisa helada paso por todo Aaa estremeciendo a Aramanti. De esa explosión de hielo surgió Aeith, hermano de Aramanti, el Dios del Hielo, del invierno; al igual que su hermana éste poseía una belleza inigualable y rara a la vez. Su piel azul exactamente como sus ojos, escondían la maldad que llevaba dentro y, a diferencia de Aramanti, Aeith era irresponsable, descuidado, insensato, imprudente, loco, inconsciente y todo lo maléfico que podría existir en el mundo de Aaa. Durante los años de convivencia juntos, hubo varias discusiones por quien debería gobernar el mundo de Aaa, pero mientras ellos estaban ocupados en tal conflicto; surgió Ambuguia, creada por el aire y humo ocasionados por la constante lucha entre fuego y hielo. Ambuguia era pequeña delgada fina, la Diosa del aire y los vientos, era totalmente hermosa, tranquila y sutil en sus actos, pero tenía mucho dolor interno, ya que le molestaba demasiado la eterna disputa entre sus padres. Aramanti, Aeith y Ambuguia fueron los dioses principales, en todos sus años de vida vieron aparecer a los demás dioses, los cuales serían secundarios en el reinado del mundo de Aaa; tales como Arteminas, la cual gobernaba la música, instrumentos, arte y todo lo hermoso; podía crear esplendidas melodías, su instrumento favorito y el que dominaba con gran habilidad era el Arpa. Otro dios era Ambosino, Dios de la cosecha, siempre estaba de mal humor, los humanos sufrían de prolongados periodos de hambruna y desnutrición, ocasionados por sus caprichos y berrinches sin causa. Pero Aramanti encontró la tan anhelada manera de apaciguar al iracundo y colérico dios, cada mañana hacía que Anilah, la diosa del agua y las lluvias, se posara sobre sus campos dejando sutiles ápices de agua, lo cual lo hacía ver más hermoso. Así Ambosino calmo su rabia y vivió en armonía con los habitantes del mundo de Aaa. Todos estaban viviendo tranquila y apaciblemente, cada dios reinaba sus lugares y sus virtudes en el mundo, pero cabe recalcar que Aramanti era la Diosa absoluta y la más
  • 3. apreciada por todo el pueblo. Pero así como existía el bien, también surgió el mal; los celos se apoderaban de los demás dioses, no solo de Aeith sino de los dioses secundarios igual. Varios dioses pidieron guía a Aeith para planear una estrategia que les diera el total control sobre el mundo de Aaa, todos estuvieron de acuerdo y empezaron a meditar sobre sus próximos movimientos. Ambuguia que adoraba recorrer el mundo de Aaa creando estruendos y ventiscas para que los habitantes más pequeños se divirtieran, pasó por el valle más recóndito de Aaa y logró escuchar lo planes de Aeith y sus secuaces, pero antes de que pudiera huir y advertirle a su madre de su porvenir, Arshalin, Diosa de la venganza y envidia, la retuvo en sus largos tentáculos y la tomó prisionera. Días después, Aramanti se comenzó a preocupar ya que su adorada hija no aparecía; así que decidió buscar por cielo, mar y tierra pero sus intentos no dieron resultado; mientras más tiempo pasaba lejos de ella su luz se fue apagando; esta fue la oportunidad perfecta per Aeith, así que fingió asistirla en su búsqueda, dejó caer la época de invierno sobre Aaa, y fingió su exploración. Pero Aramanti se hacía más y más débil, entonces vino Arshalin y la tomó prisionera al igual que su hija, pero al ver a Ambuguia, inerte y fría entre los desgraciados tentáculos de Arshalin, que se logró liberar y encerró a Aeith en el centro de un volcán donde una gran serpiente se comía por las mañanas sus, alguna vez seductores ojos azules y se los devolvía por las noches. Pero su fuerza se desvaneció y su ira fue tanta que explotó en miles de lumbres voladoras que cayeron por todo el mundo de Aaa; una de esas lumbres cayó cerca del sauce donde yacía el Ich, de ahí surgió Alessia, una semidiosa y la primera princesa de Aaa. Aramanti, Diosa y madre del mundo de Aaa, había muerto y dejado su dulce y hermoso mundo en desamparo por una entidad capaz de gobernar y conocer su mundo de una manera tan profunda y fascinantemente a su pueblo; aquella tan capaz de darle ese amor, cariño y comprensión que tanto necesitaban para vivir en armonía. Todo el mundo de Aaa, lloró océanos repletos de dolos y angustia por su trágica perdida y por su tan ignorado futuro. Alessia la princesa de fuego caminaba como era de costumbre por su lugar de nacimiento, el sauce le servía de sombra y una brisa refrescante que la hacía pensar en el futuro de su pueblo. Así que decidió desterrar a todos los dioses, semidioses y seres habitantes de Aaa que alteraban la anhelada armonía de su pueblo, y los envió al antiguo mundo; destrozado por la guerra y tan desierto como el universo obscuro y sombrío.
  • 4. Con sus poderes decidió cambiar las lenguas de los pueblos, haciendo en cada uno un idioma diferente, con la finalidad de que se unieran más entre comunidades y luego pudieran relacionarse con otras, haciendo crecer su conocimiento, por lo cual les borró la memoria e hizo que cada pueblo tenga cualidades diferentes. Escondió a varios seres fantásticos y hermosos para que los humanos pasaran su tiempo buscándolos, y así conociendo más La princesa Alessia se emocionó tanto con este cambio que hizo un mundo totalmente diferente al creado por el Ich y gobernado por Aramanti, pero para ella era mejor ya que amaba el conocimiento y su mi9sión era enseñar a los humanos a vivir en armonía y a poder gobernarse entre ellos con amor, honestidad y justicia; sin necesidad de dioses que impongan reglas. Y es así como se dio origen al mundo que todos conocemos, es por eso que todas las cosas las vemos como son y es así como Alessia nos vigila y se divierte con todas las aventuras de los seres humanos. ¡Fin…!

×