LOS VALORES EN LOS PEQUEÑOS
El Amor
Vivir con amor
El amor es un hilo de oro que nos une con los demás desde el primer
mom...
El respeto
Empecemos por respetarnos.
El respeto es un puente mágico que nos acerca a los demás ya sea en
casa, en la escu...
El respeto vive en frases tan amables como las siguientes: Por favor;
primero tú; ¿cómo te sientes?; disculpe la molestia;...
La amistad
¡Quiero ser tu amigo!
Nadie vive solo y aislado. Todos necesitamos a nuestros amigos. A ellos
los une el amor, ...
La generosidad.
La alegría de ser generosos.
La generosidad es un hermoso regalo que hace cada uno en bien de los
demás. U...
La honestidad.
Elijo ser honesto.
La honestidad inspira confianza. ¿Quieres ganarte la confianza de los
demás? no faltes a...
¿Por qué enojarnos o darnos por vencidos? Hay tareas que requieren
perseverancia, voluntad para insistir, empeño para logr...
La prudencia
Ser prudente es cuidarme.
¿Qué es la prudencia?
La prudencia es no hacer caso de los chismes, el prudente no ...
La responsabilidad se hace presente cuando piensas un largo rato antes
de decidir en que gastarás ese dinero que te han re...
La superación
Hoy quiero ser mejor que ayer.
Todos los días podemos aprender algo nuevo. Cada mañana podemos
proponernos u...
Los malos hábitos requieren paciencia para superarlos. Quizá no te
guste peinarte... ¡pero luces mejor cuando lo haces! De...
Bibliografía:
Los valores de los pequeños / textos formativos y literarios, Franco Vaccarini; adaptación de
contenidos Mar...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Lectura

2,641
-1

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,641
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
19
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lectura

  1. 1. LOS VALORES EN LOS PEQUEÑOS El Amor Vivir con amor El amor es un hilo de oro que nos une con los demás desde el primer momento en que nacemos y a lo largo de nuestra vida! Todos necesitamos vivir con amor! Pero atención: para sentirlo en nuestro corazón debemos estar dispuestos a darlo y a recibirlo. El amor es el que une a los enamorados y hace fuertes a las familias y a cada uno de nosotros. El amor es lo que está presente cada vez que hacemos, pensamos o sentimos algo que es bueno y bello y nos acerca a otras personas. Cuando cierras una puerta con suavidad, para no distraer a tu hermano que está estudiando, puedes decir, con seguridad que ése es un gesto de amor. Y si ves que tu madre está recogiendo del piso tus propios juguetes y le dices: "Deja mami, yo me ocupo de ordenar todo eso". ¡Seguro que los ojos de tu mamá brillarán de emoción! Ella no sólo sentirá que la estás ayudando, ¡valorara tu gesto de amor! Y con amor te retribuirá. Porque el amor es un ida y vuelta. Quién da amor nunca estará solo. El amor está presente en un gesto, en una palabra, cuando haces un dibujo y se lo regalas a alguien, cuando visitas a un compañero que se está recuperando de una enfermedad, cuando te ocupas de tu aseo personal... El amor es estar listos para ayudar al que lo necesita, diciéndole: "¡Aquí estoy! ¡Puedes contar conmigo!"
  2. 2. El respeto Empecemos por respetarnos. El respeto es un puente mágico que nos acerca a los demás ya sea en casa, en la escuela, con nuestros amigos y vecinos, cuando entramos a un negocio... Saludar, escuchar, ser atento... Son los caminos que nos llevan a ese puente. ¿lo cruzamos? ¿Qué es el respeto? El respeto es la llave que abre las puertas de la convivencia y del amor. Y se hace presente cuando escuchamos un consejo con atención, respondemos a una pregunta amable o esperamos a que todos terminen de comer para levantarnos de la mesa. El respeto nace de la familia y es allí donde primero lo ejercitamos, pero debemos extenderlo hacia todas las personas, situaciones y lugares. Somos respetuosos cuando bajamos el volumen del televisor para que otros puedan conversar. También cuando no dudamos en interrumpir un juego para cumplir con un encargo de mamá. Podemos tener diferencias con nuestro hermano, pero sin levantar la voz ni ofenderlo. Porque el respeto está más allá de un enojo pasajero. El respeto por la vida es aquello que nos impulsa a ser prudentes, a evitar riesgos y a cuidar de las mascotas y de las plantas, para que crezcan sanas y fuertes. El respeto está presente cuando jugamos sin hacer trampas, cuando pedimos permiso o cuando cedemos nuestro asiento a una mamá, a un abuelo o a una señora con bebé.
  3. 3. El respeto vive en frases tan amables como las siguientes: Por favor; primero tú; ¿cómo te sientes?; disculpe la molestia; permiso, ¿puedo pasar? La amabilidad Con amabilidad conquisto el mundo. Ser amable es un maravilloso modo de vivir. No requiere de gran esfuerzo, apenas buena disposición y es mucho lo que podemos recibir a cambio: la simpatía y el favor de los demás. ¡Adelante, por favor! ¿Qué es la amabilidad? La amabilidad es lo que nos impulsa a sonreír y a ser atentos, cordiales y afectuosos con la familia, los maestros, los compañeros, los vecinos... Y con la gente que nos rodea. La amabilidad es llegar a casa de una tía, saludarla con cariño y ofrecerle nuestra compañía. Cuando estamos en la casa de un amigo y jugamos en armonía, mostrando respeto y cortesía hacia sus padres, somos amables. Y si visitamos a la abuela para conversar con ella y hacerle compañía, le daremos una gran alegría y una muestra de amabilidad. La amabilidad mejora la convivencia y hace más linda la vida. Todo a nuestro alrededor es mejor y más tranquilo cuando somos amables. Al ser amables tendemos puentes que nos acercan a los demás.
  4. 4. La amistad ¡Quiero ser tu amigo! Nadie vive solo y aislado. Todos necesitamos a nuestros amigos. A ellos los une el amor, la confianza, la lealtad y la entrega, Un amigo es quien nos quiere tal como somos y solo espera que lo queramos del mismo modo. ¿Qué es la amistad? La amistad es un intercambio de afecto y de confianza. Es disfrutar la compañía de alguien que nos escucha y en quien confiamos. Con un amigo jugamos, hacemos bromas, nos reímos... ¡y tratamos de ayudarnos! Un amigo es respetuoso, leal y comprensivo. Un amigo siempre tiene tiempo para escuchar, algo que necesitamos compartir con él. La amistad debe ser desinteresada. Un amigo es como todos los demás, la diferencia es que es tu amigo. La amistad se cultiva siendo sinceros. Uno no le pone condiciones a un amigo: lo acepta tal y como es. Los amigos pueden pensar distinto en muchas cosas. Esa diferencia, hace que la amistad nos enriquezca, pues nos permite conocer otras formas de pensar, de sentir y de ver las cosas.
  5. 5. La generosidad. La alegría de ser generosos. La generosidad es un hermoso regalo que hace cada uno en bien de los demás. Un regalo que da alegría al que lo recibe y al que lo hace. Pues, ¡es maravilloso hacer feliz a otro! ¿Qué es la generosidad? La generosidad es saber lo que alguien necesita y brindárselo de corazón. Es compartir nuestros útiles, nuestros juguetes, nuestras ganas de reír... Es agradecer las pequeñas cosas que recibimos cada día, desde un mimo, hasta un reto porque todo nos ayuda a ser mejores personas. La generosidad está presente cuando un amigo te cuenta que tiene un problema y tú intentas ayudarlo. Verás que sólo con tu generosa actitud, tu amigo se sentirá mejor. La generosidad está presente cuando animas a un compañero a superar un obstáculo y cuando sientes que su triunfo es también un triunfo tuyo y juntos lo celebran con gozo y sin envidia ni celos. Si puedes dar algo con alegría, pensando en el otro y sin esperar por ello un premio, significa que eres un niño luminoso, pues haces brillar la luz de la generosidad. La generosidad es ese gesto que te lleva a tender tu mano antes de que los demás te pidan ayuda. Es estar atento a las necesidades de los otros.
  6. 6. La honestidad. Elijo ser honesto. La honestidad inspira confianza. ¿Quieres ganarte la confianza de los demás? no faltes a la verdad, no hagas como el zorro que tiene fama de bribón, tramposo y embustero. ¡Muéstrate tal como eres! ¿Qué es la honestidad? La honestidad es lo contrario de esconder o simular algo. Cuando tu mamá te pregunta si te lavaste las manos antes de ir a la mesa para poder comer, y tú le dices la verdad, eso es honestidad. Si tu hermana te pregunta cómo le quedo el vestido y le das una opinión sincera y cariñosa, eso es honestidad. Cuando haces una tarea poniendo en ello todo tu empeño, aunque nadie te este controlando, estás dando una muestra hermosa de honestidad. Ser honesto es, también ser responsable. Una cualidad lleva a la otra. La honestidad hace que nuestros pensamientos sean sanos y positivos. Ser honesto a veces te pone en la obligación de señalarle un error a un amigo: eso terminará por acrecentar la amistad. Tu amigo sentirá que lo estas ayudando y que realmente piensas en su bien. La honestidad no espera recompensa... Pero todos te lo agradecerán. La perseverancia Voy a intentarlo otra vez
  7. 7. ¿Por qué enojarnos o darnos por vencidos? Hay tareas que requieren perseverancia, voluntad para insistir, empeño para lograr lo que queremos... Y cuando eso no alcanza, hay que pedir ayuda. ¿Qué es la perseverancia? La perseverancia es una fuerza que surge desde el interior y nos impulsa a terminar las cosas que empezamos, a superar las dificultades con empeño, a cumplir los sueños, a alcanzar las metas... y nos permite ahorrar, por ejemplo, hasta poder comprarnos algo que deseamos. La perseverancia indica que somos tenaces, decididos y pacientes. Si tu madre te pide que los días sábados te ocupes de ordenar tu cuarto, al principio te parecerá una tarea de gigantes. Verás que, con el tiempo, el cuarto será cada vez más fácil de ordenar. Porque tu dedicación constante hace fácil lo difícil. Cuando eras apenas un bebé y querías aprender a caminar, lo intentabas a cada momento. A veces de caías y te desanimabas, pero luego... ¡Volvías a intentarlo! Al fin, un día pudiste sostenerte solo y ¡caminar! No fue sencillo, pero tu esfuerzo constante lo hizo posible. Aprender a andar en bicicleta también requiere esfuerzo, claro, y talento para el equilibrio. ¡Y tal vez ya lo has logrado! Para aprender a leer y escribir debes poner empeño y perseverancia, ¡ése es el secreto! Es importante confiar en nuestras fuerzas y no desanimarnos. A veces, nos consideramos más débiles de lo que somos. Cada uno de nosotros tiene una fortaleza que sale a la luz si somos tenaces, si insistimos día a día...
  8. 8. La prudencia Ser prudente es cuidarme. ¿Qué es la prudencia? La prudencia es no hacer caso de los chismes, el prudente no es amigo de los chismes. La prudencia es lo que hace falta cuando hay problemas entre vecinos o entre países, No habría guerras si los gobernantes fueran todos prudentes. Prudencia es prevención, es cautela, es cuidado, es sensatez, es previsión, es buen juicio, es discreción... para no correr riesgos, evitar trastornos y enojos... e ir sobre seguro. La prudencia es saber escuchar y no hablar por hablar. El prudente primero piensa y luego actúa. Y si no tiene nada que decir no abre la boca, se limita a escuchar a los que saben. La responsabilidad. ¡Yo puedo hacerlo! ¿A quién no le gustan los desafíos? la responsabilidad es un desafío que se hace cada uno. Se trata de cumplir con nuestros deberes sin que nadie nos lo recuerde. ¿Te animas? con ello mostrarás que estás creciendo y que se puede confiar en ti. ¿Qué es la responsabilidad?
  9. 9. La responsabilidad se hace presente cuando piensas un largo rato antes de decidir en que gastarás ese dinero que te han regalado. Es cuidar tu casa, tu ropa, tus juguetes, tus libros... Porque valoras el esfuerzo de tus padres. Es cuando tu madre te pide algo una sola vez y tu lo haces sin protestar muchas veces más. Así, ella podrá confiar en ti... ¡y en tu responsabilidad! Somos responsables de cuidar a nuestras mascotas y no dañar un árbol o una flor, que es una manera de cuidar a la naturaleza. Ser responsables es hacerse cargo del cuidado del lugar donde vivimos. Así, por ejemplo, en vez de ensuciar las calles y los parques con envases vacios y papeles, debes arrojarlos al cesto de los residuos. Es responsable quién cumple su misión con naturalidad y no para darse importancia. Ser responsable no es una hazaña, es una cualidad que nos hace bien, que es útil para nosotros y buena para los demás. Hay personas responsables que recogen los vidrios que otros tiran al suelo. Hay personas responsables que buscan confortar y cuidar a los más necesitados. Es importante animarse a tomar responsabilidades. Siempre hay una primera vez para todo, y ser responsables nos sirve para espantar a la pereza. Al ser responsables nos ganamos la confianza de nuestros padres y maestros. Y nos preparamos así para ser plenamente libres y cumplir nuestros sueños.
  10. 10. La superación Hoy quiero ser mejor que ayer. Todos los días podemos aprender algo nuevo. Cada mañana podemos proponernos una nueva meta a cumplir. Cada día podemos proponernos una nueva meta a cumplir. Cada día podemos superarnos, ser mejores en algún aspecto de nuestra vida, sólo hace falta proponérnoslo. ¿Qué es la superación? La superación es el deseo de mejorar de soportar las dificultades y avanzar. Es trabajo y empeño, entusiasmo y ganas, es confianza y voluntad. Para ello, es muy importante aceptarnos tal cual somos, con una actitud positiva. ¡Hemos llegado al mundo llenos de posibilidades! Aprovechar las oportunidades para vivir felices es lo que debemos entender por superación. Nos superamos poniendo empeño en lo que hacemos cada día. ¿Puedes ordenar mejor tu armario? ¡Seguro que sí! ¿Y qué tal si pruebas comunicarte de un modo más amable con tus hermanos en vez de pelear con tonterías? ¡O atender a mamá y a papá, escuchas sus pedidos y consejos..! Hacer algo que nunca has hecho, preguntar cómo se hace y llevarlo a cabo son muestras de que estás en el camino de la superación. Pregunta y tendrás respuestas. ¡No te quedes con las ganas! Todos los grandes sabios del mundo han sido siempre muy curiosos por aprender cosas nuevas.
  11. 11. Los malos hábitos requieren paciencia para superarlos. Quizá no te guste peinarte... ¡pero luces mejor cuando lo haces! De eso se trata la superación: superar nuestra pereza, nuestra "no ganas", los caprichos... ¡Para sentirnos contentos con nosotros mismos La tolerancia. ¡Todos mis amigos son diferentes! Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos, pero también somos distintos, tenemos diferentes personalidades, ojos y cabello de diferente color. Cada uno de nosotros es único. Por eso, la tolerancia es la actitud más abierta y solidaria que podemos tener. ¿Qué es la tolerancia? Ser tolerante es respetar y aceptar a cada uno tal como es, con sus gustos, sus costumbres y sus diferencias. La tolerancia es convivencia y armonía. Armonía con los demás y armonía con uno mismo. Se entiende por tolerancia el aceptar la diversidad. Por ejemplo, un grupo de amigos es más rico, divertido e interesante, si lo conforman niños diferentes entre sí, que saben convivir unidos. Siendo tolerantes, ponemos nuestro granito de arena para construir un mundo mejor, donde reine la paz.
  12. 12. Bibliografía: Los valores de los pequeños / textos formativos y literarios, Franco Vaccarini; adaptación de contenidos Marta Ghiglioni – Montevideo, Rep. Oriental de Uruguay, Arquetipo Grupo Editorial, 2007.

×