Your SlideShare is downloading. ×
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Diario de estancia en alemania 2011 andrea
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Diario de estancia en alemania 2011 andrea

160

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
160
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Proyecto ComeniusI.E.S Salvador Sandoval de Las Torres de Cotillas – Paul-Klee-Gymnasium de Rottenburg (28.06.2011/12.07.2011)Trabajo realizado por Andrea Werner RosAntes de comenzar el relato de mi viaje, es necesario aclarar que mis circunstancias eneste intercambio estudiantil, fueron diferentes a las de mis compañeros. Esto es debido aque yo ya había participado en una actividad así en posteriores años. También esimportante que al tener un padre alemán, ya conocía el idioma y podía desenvolvermemejor en el ambiente. Además la familia congenió enseguida conmigo. Por lo que, alcontarles que pasaría el próximo mes visitando a mi familia paterna en una ciudad a unahora de allí, me propusieron alargar el tiempo que permanecería con ellos.Asimismo, es de vital importancia reseñar el programa Comenius en el que losprofesores de enseñanza no universitaria con unos determinados alumnos pueden visitarotros países para conocer otras experiencias educativas. Se trata de fomentar lasrelaciones transnacionales en el campo de la educación y el refuerzo de la dimensióneuropea de la educación cultural. En nuestro caso este programa está enfocado alcambio climático, donde nosotros podamos descubrir y evitar las causas yconsecuencias de ello.Un martes 28 de Junio, partimos doce alumnosdel IES Salvador Sandoval hacia el sur deAlemania, a la ciudad de Rottenburg. Llegamosal aeropuerto de Stuttgart a las 16:15, desdeAlicante, haciendo transbordo en Mallorca.Nada más llegar nos encontramos por primeravez con nuestros compañeros, con los quepasaríamos las próximas dos semanas.Al llegar a la casa de mi familia de acogida,observé que no estaba situada en Rottenburg,sino en una pedanía a unos 5 kilómetros de laciudad, llamada Würmlingen. Además, nadamás llegar se presentó la familia: la madre sellamaba Dani, el padre Jürgen, el hermanomayor, el cual conocí después, Marijan (21años), el hermano menor Sascha (12 años) y porúltimo el hermano más pequeño Julian (8años).También me enseñaron la casa y dimos unpequeño paseo por los alrededores. En nuestraprimera tarde hacía una temperatura bastanteagradable, por lo que mi compañera, Nadine,decidió pasar la tarde en la piscina pública de laciudad con otra amiga, también participante enel intercambio, Thea y su respectiva compañeraespañola, Desireé.
  • 2. El próximo día miércoles 29, asistimos alinstituto en bicicleta, como así lo haríamos lospróximos días, y una vez allí nos enseñaron lasinstalaciones escolares. Pasadas unas horas queestuvimos en clase, fuimos a la recepción queteníamos concertada en el ayuntamiento. Allínos recibió un representante del alcaldedándonos la bienvenida a la ciudad. Ya por latarde, teníamos programado hacer un rally por laciudad, en el cual teníamos que buscar eidentificar ciertos elementos o edificios deRottenburg en grupos de 4 personas, y volvercuanto antes al instituto. Mi grupo salióvictorioso y pudimos elegir en primer lugar quépremio queríamos de los que habían expuestosen las mesas. Al caer la tarde mi compañeratenía clase de hípica a la que acudí con ella.El jueves 30, fue uno de los días másemocionantes, ya que en nuestro programaestaba escrito que haríamos un tour en canoa porel río Neckar. Aunque algunos de nuestroscompañeros y uno de los profesores no pudieronparticipar por enfermedad y además el tiempono acompañaba para llevar a cabo este tipo deactividad acuática. Aun así, nos lo pasamos engrande remando y trabajando en grupo, a pesarde que la mayoría de los grupos cayeron al agua.El viernes día 1 de Julio, tuvimos una reuniónen el instituto y más tarde fuimos andando haciael “Künstlerhof”, en donde llevamos a cabo porparejas un proyecto, en el que debíamosrepresentar el cambio climático a través de loscuatro elementos, (aire, fuego, tierra y agua).Cada pareja dejó volar su imaginación paraplasmar su concepción del cambio climático conunas pinturas y una base donde poderinmortalizar su idea. Una vez terminado eltrabajo y limpiado los utensilios utilizados,tuvimos tiempo para relajarnos hasta quevinieron los padres, los cuales traían comidapara hacer una barbacoa conjunta y disfrutar dela compañía de los artistas que nos ayudaron adesarrollar nuestras ideas, de los profesores,padres y de todos los alumnos juntos. Además,tras la comida a algunos de nosotros se nospermitió ir a tomar un helado al centro de laciudad.
  • 3. Durante el fin de semana no tuvimosactividades programadas, lo que nos permitióintegrarnos más con la familia. El sábado,Nadine decidió ir a una ciudad de losalrededores, Reutlingen, con Thea y sucorrespondiente pareja de intercambioDesireé. En esta ciudad se encuentra unacalle comercial donde poder hacer compras ypasar un día entrañable. Además, a la hora decomer nos encontramos con unos hombresque venían de Barcelona y que no podíancomprender bien el idioma, con lo que nospidieron ayuda para comunicarse con elcomerciante. Una vez que pasamos la tardeallí, volvimos a Rottenburg, donde teníalugar la fiesta lugar o “Neckarfest”. Ypasamos el resto del día disfrutando lacelebración. También nos encontramos conel resto de alumnos participantes y lo pasamosen grande. Incluso nos quedamos a ver losfuegos artificiales. Pero tras éstos nos fuimosa casa de Thea, en la que nos quedamos adormir las cuatro.El domingo pudimos descansar, pero a mediamañana aprovechamos para ir al mercadillofestivo, donde se podían comprar multitud deobjetos interesantes, incluso de segundamano. Más tarde pudimos pasear por laciudad hasta encontrar una heladería, dondepicar algo. Al ir anocheciendo, decidimos volver a casa y mi día terminó en familia.El lunes 4, se canceló lo planeado, peroempleamos el día en una excursión a unaciudad vecina, Tübingen, a la que acudimossolo los españoles. En primer lugar visitamosuna iglesia protestante, para después dar unagradable paseo donde descubrir los encantosde esta maravillosa ciudad. Tras la caminatapudimos descansar y buscar un lugar dondecomer tranquilamente. Además los profesoresnos ofrecieron la posibilidad de ir al jardínbotánico de la ciudad y sin dudarlo aceptamos. En el camino de la parada del autobús,para ir al jardín, me encontré casualmente al hermano mayor de Nadine, Marijan, el cualestudia en esta misma ciudad. Una vez en el
  • 4. jardín botánico disfrutamos enormementede la variedad de plantas presentes ygozamos del sol y de la temperatura.Al volver a casa nos pusimos a jugar ajuegos de mesa y a la Wii con loshermanos menores de Nadine, Sascha yJulian y lo pasamos fenomenal.El martes 5 seguimos el programa, en elque teníamos un Tour de Aventura enenergías renovables con una guía experta.La cual nos explicó los siguientes temas: laenergía hidráulica, eólica y bioenergía. Ytodo esto acompañado de visitas ainstalaciones con las que podíamos verejemplos reales de cada proyecto. Trasconocer de cerca los tipos de energíarenovables fuimos al “Bodensee” o lago deConstanza, en el que pudimos bañarnos, pero los que optamos por otra opción tomamosun helado y nos instalamos en un pequeño parque donde pudimos descansar tirados enel césped, deleitando nos con las increíbles vistas. Incluso pudimos alimentar a los patosy peces que nadaban en el lago.
  • 5. El miércoles 6 teníamos organizado por lamañana un taller sobre el Cambio Climático enel instituto,con la señora Kühlbrey en la sala deordenadores. La profesora nos explicó lascausas y consecuencias del cambio climático,para más tarde hacer unas actividadesrelacionadas a ello. Además nos dió datosinteresentes en cuanto en qué actividadesproducimos más CO2 que posteriormenteexpulsamos a la atmósfera. Los resultados sonlos siguientes: un 25% en consumo, un 23% enmovilidad, 18% en calefacción, 16% en comida,11% en infraestructuras y 7% en electricidad.Por la tarde proseguimos con el mismo temapero esta vez teníamos que formar grupos yhacer una revista con consejos decomportamiento respecto a evitar el cambioclimático. Debo decir que fue estresante ya que,por lo menos mi grupo, fue justo de tiempo y noestábamos bien organizados. Pero fue divertido,puesto que tuvimos que buscar información,traducirla y hacer fotos demostrando ese tipo deconducta. Una vez terminado el proyecto fuimosa casa, donde hubo una pequeña fiesta decumpleaños, pues la madre de Nadine, Danicumplía años. De esta manera disfruté de lacompañía de amigos y familiares de mi familiade acogida y pude conocerlos máscercanamente. Además jugamos a juegospopulares que existen e Alemania y quetambién son conocidos en España.El jueves 7 fuimos toda la mañana a clase,donde vimos como difieren las clases yprofesores alemanes de los españoles. Aprimera hora Nadine y Thea teníaneducación física, es dicha clase nossorprendió a Desireé y a mi, que los alumnosestán separados por sexos, aunque las demás clases son mixtas. Tras la mañanaen clase fuimos a comer las cuatro a casa deThea, y después cogimos las bicis para ir a lasinstalaciones de energía hidráulica de laciudad. Nosotras llegamos las primeras y nosencontramos con Fran Pullvermüller,losprofesora alemana, la cual nos dijo que teníauna urgencia y que no podía hacer detraductora por lo que me encomendó a mí esatarea. Debo decir que fue bastante difíciltraducir toda la información que el experto
  • 6. que nos acompañaba me decía, al ser palabras técnicas y de un campo determinado queno controlo en absoluto. Aunque la visita fue interesante, pues nos explicó elfuncionamiento de las instalaciones y nos llevó bajo tierra, por unos pasillos muyestrechos, no aptos para claustrofóbicos ni asustadizos. Esa misma tarde, nos quedamossolos en casa Nadine, Marijan (el hermano mayor) y yo, y fue una tarde inolvidable.Nos pasamos todo el tiempo jugando a juegos de mesa y bailando en un juego de la Wii,incluso nos inventamos un juego que bautizamos como Blinder-tonto (ciego tonto), queconsistía en taparse los ojos todos los participantes menos uno, el cual debía guiar a losdemás hacia un lugar prefijado, además este jugador solo podía decir cuatro palabras osonidos que indicaran las cuatro direcciones que debían seguir los demás. Y así pasamosla tarde, a carcajadas.El viernes 8 fuimos a Stuttgart en tren y allí nos dirigimos al Museo Mercedes dondenos recibieron y asistimos a una explicaciónde una parte del museo, que trataba de laevolución de los motores de los cochesMercedes, del que descubrimos que el motoreléctrico ya se había inventado en 1900, perono era rentable en aquel entonces. Tras lapresentación se nos permitió hacer unapequeña visita por todo el museo, que eradesproporcional al tamaño del mismo. Mástarde se nos dio la opción de seguir en esaciudad, aunque algunos ya tenían planeadovolver a casa, como fue mi caso, y una vezallí, Nadine tenía que ir a sus clasessemanales de hip-hop y decidí ir con ella paraverla bailar.El fin de semana eran los días que más cercaestábamos de las familias y la mia decidióque el sábado nos iríamos de compras aStuttgart con la familia de Thea, y porsupuesto también vendría Desireé. Una vezen la ciudad nos dirigimos hacia la calle máscomercial, llena de tiendas y comerciosvarios. Además aprovechamos las rebajas ehicimos las últimas compras. Tras la jornadaagotadora nos retiramos a casa dondejugamos hasta que fue la hora de dormir.El domingo descansamos y desayunamostarde. Antes de comer acudimos a las fiestaspatronales de la pedanía donde resideNadine, que pertenece a Rottenburg. En esasfiestas se llevaban a cabo partidos de fútbolentre los vecinos y en ello participaba elpadre de Nadine, Jürgen, que es entrenadorde fútbol de equipos juveniles, y el hermano mayor. Aunque cuando llegamos estaban
  • 7. jugando, pronto pararon a causa de una tormenta eléctrica de la que tuvimos que salircorriendo y refugiarnos en el coche. Tras la festividad también acudimos al partido defútbol en el que competía el hermano menor, Julian, que tenía lugar en el campo defútbol del instituto. Al llegar a casa decidieron pedir pizza para cenar y acudió parte dela familia. Para terminar el día determinamos hacernos unas fotos graciosas pararecordar mi estancia.El lunes 11 era el último día que pasaríamos en Alemania con nuestras familias deacogida, y por ello los estudiantes españoles preparamos una fiesta con sabor español,puesto que preparamos cuidadosamente los platos típicos españoles o murcianos quedespués degustarían nuestras familias. Además tuvimos que ensayar una breve frase quecada uno ya había trabajado previamente del power point que ya trabajamos en España.Debo decir que trabajamos y nos coordinamos muy bien juntos. A la vista está elresultado. Incluso nos felicitaron por nuestro trabajo y pusimos música española con laque bailamos, fue una gran celebración de nuestra vuelta a casa.Tras la fiesta, mi familia de acogida me propuso que, puesto que en dos semanasvolvería a Alemania por vacaciones con mi familia alemana, podría permanecer en sucasa. Yo encantada acepté aunque enseguida pensé en las complicaciones. Tan prontocomo pude se lo comenté a uno de los profesores, el cual al principio me hizo ver lautopía pero me propuso hablar con mis padres y delegar las responsabilidades querecaían en ellos en mis padres. Al llamar a mi familia aceptó extrañada, ya que no sueloestar dispuesta a permanecer tanto tiempofuera de casa. Al final, tanto por parte de losprofesores como por parte de mis padres mepermitieron alargar mi estancia con lafamilia.
  • 8. El martes 12 me levanté temprano para ducharme y al desayunar la madre de Nadine,Dani me dijo que pensaba que me había arrepentido y que estaría haciendo la maleta,pero no fue así. Yo estaba plenamente convencida de mi elección. Y como teníamos quellevar a otra compañera del intercambio al aeropuerto fuimos a despedirnos. Al volverdel aeropuerto nos quedamos en casa y nos pusimos Nadine y yo a hacer la comidacomo yo lo hacía en casa, aunque era comida de estilo alemana. Esa misma tarde, yaque hacía buena temperatura nos acercamos con las amigas de Nadine a la piscinapublica, pero al terminara la tarde cayó unbuen chaparrón que nos dejó mojadas dearriba abajo nada más de camino al coche.Durante las dos próximas semanas meintegré totalmente en la familia y participéen ella totalmente. A continuación pasaré adescribir los mejores acontecimientos de miestancia allí. Aunque el tiempo atmosféricono fue el más adecuado, puesto que no hubodía en el que no lloviera. Aún así pudimosreírnos y hacer muchas cosas. Una de ellasfue ir a ver un partido de fútbol americano,en el que competía el hermano mayor,Marijan. Era la primera vez que asistía a unpartido de estas características, por lo que fuebastante interesante conocer las reglas y todala cultura que hay alredor. Además Marijanjuega en posición de Quarterback, por lo quees el que recibe el balón y avanza paraconseguir puntos. De ese partido resultaronganadores el equipo del hermano de Nadine, incluso posteriormente supe que seconvirtieron en los campeones de liga.Los días de clase podía decidir si queríaasistir o quedarme en casa. Algunos de losdías fui a clase y hasta participé en algunasactividades. También me permitieron ir a unaexcursión que tenían programada hacia elmuseo de la historia en Stuttgart y pasear denuevo por la ciudad. Otros días permanecíaen casa para descansar un poco y de estemodo ayudaba a la madre con la compra o acortar el césped.Asimismo, me integré en el grupo de amigasde Nadine, al invitarme a una fiesta de pijamas que organizaba una de ellas. En dichafiesta nos hicimos máscaras faciales, masajes en los pies y vimos una película.Uno de los mejores recuerdos que tengo fue un día en el que vimos una película de uncómico famoso en Alemania, en la cual había una canción que no paramos de cantar enmuchos días, incluso nos grabamosbailándola.Esta familia, al estar muy unida, todosparticipaban de los actos de los demás, y
  • 9. yo los acompañaba, con ello presencié la pieza de teatro que representaba Sascha o elacto de final de curso de Julian.Hubo un día en el que nos acercamos Nadine, Sascha y yo a Tübingen a tomar unhelado y pasear por la ciudad. Acabamos yendo a una panadería donde se podía escoger,a través de unos cojines, cómo prefieres la dureza de tu asiento. Allí compramos unbretzel (una especie de pan salado típico alemán) gigante que nos hizo mucha gracia.Los últimos días quisimos hacer muchas actividades, como ir la bolera o pintar unmural en la cochera. Ésta última nos llevóvarios días terminarlo pero trabajamos engrupo y fue muy divertido.Mi última noche la pasamos haciendogrupos y jugando a la Wii, con un juegoque poseía muchos minijuegos. Aunquehubo algunas discusiones en cuanto aquién hacía cada juego, fue una nochesensacional.Al día siguiente vinieron mis padres pararecogerme y estuvimos las dos familiasdisfrutando de la compañía, enseñando ycontando todo lo que habíamos hechojuntos.En definitiva, no exagero al decir que fueuna de las mejores épocas de mi vida,conocí gente maravillosa y hospitalaria,con la que todavía mantengo relación,puesto que Nadine y yo tenemos contactotelefónico semanalmente. De hecho noshemos propuesto repetir experiencia, asíque espero que el año que viene sea igual omejor que este.Andrea Werner Ros.

×