Animales en vias de extincion (1)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Animales en vias de extincion (1)

  • 1,312 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,312
On Slideshare
1,312
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Juan Carlos OrdoñezEspecies en vías de Extinción En el mundo se pierde cientos de miles de especies, muchas de ellas aún antes deser descubiertas por la ciencia. De ese modo, no sólo se pierde la variabilidadbiológica, sino además la diversidad genética, fuentes de sustentos para lasgeneraciones futuras. Una especie en peligro de extinción es una especie que puedeextinguirse en un futuro próximo. A través de la historia de la evolución, millonesde especies han desaparecido debido a procesos naturales. En los últimos 300 años,sin embargo, los humanos han multiplicado la tasa de extinción por mil. Para todas las especies naturales, vegetales y animales, vivir constituye unpeligro cotidiano, deben cuidarse de sus congéneres, especialmente del máspoderoso predador que existe sobre la Tierra: el hombre. Los desastresecológicos, la deforestación y otras consecuencias de la acción humana provocandaños en la cadena trófica. En el mundo actual la extinción de especies animales noestá tan directamente relacionada con la escases de alimentos o la contaminación,como con acciones violentas directas (la caza no reglamentada y el comercio ilegalde especies salvajes) o indirectas (la introducción de especies exóticas, endeterminados ambientes, que compiten por uno o más recursos con individuosnativos o ya adaptados al lugar).Según los conservacionistas, la depredación de la fauna a crecido vertiginosamentey se estima actualmente que una especie desaparece cada 15 minutos. Para lanaturaleza, lo peor que le puede suceder, es la extinción de las especies, ya que coneso se pone en peligro el equilibrio necesario en todo ecosistema. En esta cadenanatural, cada especie necesita de la otra para sobrevivir. La acelerada destruccióndel hábitat es pretexto de un desarrollo sin parámetros de sustentabilidad,condena a la extinción a una biodiversidad en cuyas potencialidades se basa la vidadel futuro. Y aunque esta actitud represente a simple vista una posturaantropocéntrica, el hombre en su afán de búsqueda de nuevas alternativas, nopuede apartarse de esa visión, pues de lo contrario la misma existencia no tendríarazón de ser. Introduciendo estos conceptos a la filosofía de la comunicación,consideramos de vital importancia contribuir a la protección de los recursosnaturales, difundiendo las potencialidades de la riqueza faunística.¿Cuáles son las principales causa de este peligro?1. La persecución y matanza por el valor de sus pieles.2. La caza intensiva y la pesca intensiva para comercializar sus carnes.3. La contaminación de las especies extrañas a su hábitat, o sea "especiesinvasoras".4. Los grandes emprendimientos como represas, hidrobias, etc., que el hombreconstruye.5. Pérdida de petróleo, que contaminan los mares.6. Accidentes naturales como la "muerte gris", erupción de los volcanes que lanza ala atmósfera nubes de cenizas y gases con alto contenido de azufre.7. La acción de otros contaminantes (yacimientos de uranio, polonio, radio y de
  • 2. Juan Carlos Ordoñezotros elementos radioactivos)8. Accidentes varios, intencionales o no, como los incendios de bosques, choque debarcos, etc.Tráfico de especiesEl tráfico de la flora y la fauna se ha convertido en uno de los emprendimientoseconómicos más redituables y figura en el mundo en tercer lugar luego del dearmas y de las drogas.El de la fauna mueve alrededor de 10.000 millones de dólares anuales y la flora,está superando los 7.000 millones. A estas cifras habría que sumarle el tráficoclandestino...Cada año se consumen en el mundo entre 600 y 900 toneladas de marfil, que seobtienen de unos 150.000 colmillos de elefantes adultos. En 1990, el comercio demarfil se prohibió internacionalmente. Según el CITES, el tratado mundial que regula el comercio de especies protege alas que están en peligro de extinción, la población de elefantes africanos se redujode 1,3 millones de ejemplares a poco más de 600.000, durante la década delochenta. Otra década similar bastaría para provocar la extinción de la especie.Pero no es este el único caso. Según los datos de las organizaciones TRAFFIC yWWF, cada año se comercia ilegalmente con primates, ave, pieles de reptil y demamíferos, orquídeas, cactus y peces exóticos. Su destino son EEUU, Europa,Japón y parte del sudeste asiático. Y los usos que se les dan son tan variados comola peletería de lujo (una piel de pantera siberiana alcanza los 100.000 dólares en elmercado negro), ornamentos, productos pretendidamente afrodisíacos y, enalgunos casos, animales de compañía o plantas para jardines. A causa de estecomercio ilegal, unas 700 especies se encuentran al borde de la extinción. Pero,además, otras 2.300 especies animales y 24.000 vegetales están amenazadasEl Gran Mercado Negro de EspeciesActualmente, el tráfico ilegal de especies supera los 4.000 millones de dólares alaño, y sólo el contrabando de armas y el narcotráfico generan cantidadessuperiores. Según datos de TRAFFIC y WWF, a consecuencia directa del comercioilegal, unas 700 especies se encuentran en peligro inmediato de extinción.Primates: Más de cincuenta millones de primates son capturados anualmente yutilizados en laboratorios de investigación (los menos) o como animales decompañía.Elefantes: Unos 150.000 colmillos de elefantes (entre 600 y 900 toneladas demarfil) son esquilmados para fabricar productos artesanales o decorativos.
  • 3. Juan Carlos OrdoñezReptiles: Diez millones de pieles de reptil se destinan a la confección de bolsos,zapatos u otros productos de lujo. Parte de los reptiles van a parar a terrarioscomo exóticos animales de compañía.Aves: Cinco millones de aves son capturadas con destino a los salones de casas depaíses desarrollados, restaurantes de lujo y coleccionistas privados.Felinos: Unos quince de millones de pieles de mamíferos (nutrías, felinos, etc.)engrosan cada año lujosas peleterías en EEUU, Europa y Japón.Ranas: Cerca de 250 millones de ranas (sobre todo, ranas toro) son capturadasen su hábitat natural con destinos a restaurantes.Peces: Entre 350 y 600 millones de peces ornamentados son capturados paraabastecer acuarios y peceras en todo el mundo.Cactus: Ocho millones de cactus son recogidos clandestinamente. Su destinoson las casas de los países occidentales.Orquídeas: Casi nueve millones de orquídeas y flores de los bosques tropicalesson recolectados con destino a países occidentales.Coral: Más de dos toneladas de coral se convierten anualmente en ornamentos yobjetos decorativos.Las diez especies más amenazadasAlgunas de las especies podrían desaparecer en las primeras décadas del siglo XXI.Su uso comercial está totalmente prohibido.Tigre de Siberia: casado por su piel. Quedan unos 200 ejemplares.Nutria Gigante: capturado por su piel. Ha desaparecido en Uruguay y quedanpocos centenares en Argentina.Cocodrilo del Nilo: perseguido por su piel.Águila Imperial Ibérica: quedan unas 150 parejas en libertad.Tortuga Marina: perseguida por coleccionistas y ofrecida como curiosidad enrestaurantes de lujos.Gorila de Montaña: destinado a zoológicos, coleccionistas e institutos deantropología. Quedan unos 600 ejemplares en las montañas húmedas del continenteafricano.Guacamayo Escarlata: importados por grandes cantidades por los EEUU.Rinoceronte Negro Africano: quedan unos 2.000 ejemplares. En los añossetenta, su población alcanzaba los 65.000.Panda Gigante: utilizados en zoológicos y apetecidos por su piel. Quedan unosmil ejemplares en todo el mundo.
  • 4. Juan Carlos OrdoñezLobo Marsupial: podría haber desaparecido ya. El último ejemplar fueavistado en la década de los ochenta.LAS BALLENASExtinciónEl mayor depredador de las ballenas es, sin duda, el hombre. Como con otras tantasespecies, no hemos sabido parar a tiempo y hemos llegado a extinguirlas casi porcompleto, provocando de esta manera otra masacre de la que no podemos sentirnosorgullosos precisamente.Esto no quiere decir que no podamos hacer uso de este recurso biológico, pero solosi lo cuidamos al mismo tiempo, pues como los otros recursos naturales, también seagota y después vienen las lamentaciones.Gracias a muchos científicos y a otras asociaciones desinteresadas, las medidas deprotección adoptadas por la Comisión Ballenera Internacional (de la que formanparte más de 50 países balleneros) permiten el mantenimiento e incluso eldesarrollo de ciertas poblaciones de rorcualesSu propósito no es tanto el proteger a las ballenas, sino asegurarse el futuronegocio a largo plazo, pero este es un primer paso en la conservación de esteanimal.A partir de un acuerdo hecho hace ya años, las capturas fueron disminuyendo, másque por las leyes, por la desaparición de estos animales. Solo en 1960 se mataronmás de 60.000 ejemplares.Quizás la suerte de las ballenas esté en la industria química, que va sintetizandolos productos que, hasta ahora, se elaboraban a partir de las ballenas.Otro de los factores que colaboraron a esta conservación fue que en 1975, lapropia C.B.I., presionada por las cada vez más numerosas asociaciones mundiales decarácter ecológico, dejó de ser un club de balleneros para pasar a ser una genuinaasociación ecologista.No fue hasta 1986 en que la propia C.B.I. aprobó la prohibición internacional decomercializar los productos derivados de estos animales. Por desgracia, no todoslos países aceptaron esta decisión, Noruega, Islandia, Corea y Japón han idoponiendo excusas con el fin de seguir matando ballenas. Noruega y Japón matan de600 a 650 ballenas cada año "con fines científicos".
  • 5. Juan Carlos OrdoñezPARQUES Y RESERVAS NACIONALESSon llamados así, notables por su bellezas naturales y por sus riquezas y que elEstado declaró Reserva Nacional para convertirlas en sagrario de la flora y lafauna.En nuestro país tiene a su cargo este tema, la Dirección de Parques Nacionales yVida Silvestre, dependiente de la Subsecretaría de Estado de Recursos Naturalesy Medio Ambiente, dentro del Ministerio de Agricultura y Ganadería.Mediante un trabajo especial, llamado Plan Maestro, realizado en 1993 por elSistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Paraguay (SINASIP), se handividido las llamadas reservas en distintas categorías. 1- Parques nacionales. 2- Monumentos nacionales. 3- Reservas ecológicas. 4- Reservas científicas. 5 Refugios biológicas.Asimismo, sus formas administrativas difieren pues hay áreas que dependen de: a) Dirección de Parques Nacionales. b) Administración Privada. c) Régimen mixto especial.Dentro de los primeros, incluimos los que son "presupuestos" y que solo depende sudependencia de la capacidad del Estado para ir absorbiéndolos.Algunas de las especies que están en vía de extinción ennuestro país son:Mamíferos como: El Jaguar. Su hábitat es la región selvática de Colombia. Habitadesde el Sur de Estados Unidos hasta el Norte de Argentina, prefiere las selvascon ríos y caños. Principales amenazas: El comercio ilegal de la piel y de las crías, lacacería deportiva, el control de depredadores y la sobreexplotación de sus presas.También, la pérdida de hábitat por deforestación de zonas boscosas con finesforestales y mineros o para su transformación en áreas agrícolas y ganaderas.El Oso Frontino, de anteojos, o andino. Es el único oso de Suramérica, su hábitatson los Bosques altos de los Andes. Este oso es un mamífero que no ataca, sólo lohace cuando se siente en peligro él o sus crías. Lo que más caracteriza a estaespecie, es la presencia de manchas blancas o amarillentas en torno a los ojos, queen ocasiones llegan a la zona de la garganta y pecho, aunque en algunos puedenfaltar totalmente las manchas claras en el rostro. Amenazas: La destrucción y lafragmentación de su hábitat, debido al crecimiento agrícola, es la causa principalde su declinación. La cacería indiscriminada e ilegal.
  • 6. Juan Carlos OrdoñezEl manatí. Conocido como manatí de Las Antillas, tiene una población cada día másescasa. Es una especie declarada como vulnerable. Tiene un ciclo muy lento dereproducción. Es un animal acuático que se alimenta de vegetación.Aves emblemáticas como El Cóndor. Se encuentra a lo largo de la Cordillera de losAndes, y en Colombia se puede encontrar específicamente en los nevados. Es el avemás grande y de mayor anchura de los Andes. Es el que vuela a mayor altura. ElCóndor es un ave grande monógama, es decir que tiene una sola pareja durantetoda su vida.Amenazas: la extinción de los grandes mamíferos latinoamericanos y la reducciónde especies como venados y dantas han contribuido en la disminución de laspoblaciones de estos depredadores, puesto que se alimentan de carroña(animalesmuertos). Adicionalmente, desde el período de conquista ha estado afectado por lacacería e incluso la caza deportiva.Otros animales son, el oso hormiguero, el tapir, caimán de la costa, caimán delOrinoco, perro de agua, distintas especies de tortugas verdes, tortuga carey,Tortuga cardón, tortuga loro, venado, loro orejiamarillo, lince, nutria neo tropical,delfín rosado, armadillo, cocodrilo del Orinoco, guacamaya verde, mono araña, monochorro de cola amarilla, entre otros.Son muchos más animales y plantas que se encuentran en peligro de extinción, poreso, amigos Bogotanitos, debemos hacer esfuerzos para que nuestro impacto en elambiente y entorno natural sea menor y profundizar sobre las medidas que hay quetomar para lograr resultados satisfactorios en el marco de la preservación de lafauna, la flora y los ecosistemas de nuestro país y del mundo entero. o No consumas carne de fauna silvestre. o No compres animales silvestres. o Denuncia ante la Policía Nacional aquellos que comercialicen con especies en extinción. o Haz comprender a tus familiares y amigos sobre la importancia de la fauna, la flora y la naturaleza en general.