ARTE BARROCO

1,943 views
1,762 views

Published on

Imágenes para ilustrar los apuntes de 2º Bachillerato - Historia del Arte - Los apuntes os los colgaré en el blog
http://mariairles.blogspot.com.es/

Published in: Education
0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,943
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
84
Actions
Shares
0
Downloads
59
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide
  • El rapto de Proserpina es una escultura de Gian Lorenzo Bernini realizada en 1622. Está en la Galería Borghese de Roma. Pertenece a la primera etapa del gran maestro napolitano, que trabajó al servicio de la corte papal como escultor, pintor y arquitecto durante la mayor parte del siglo XVII. Bernini fue uno de los mejores intérpretes de esa estética teatral, dinámica, grandiosa y naturalista característica del Barroco italiano, que desarrolló en numerosas obras tanto religiosas como mitológicas. A este último género pertenece El rapto de Proserpina , que representa en una agitada composición este conocido mito grecorromano. El término griego mithos quiere decir "ficción, cuento" y se opone a logos , que significa "palabra, razón". Los antiguos griegos utilizaban los mitos cuando querían referirse a relatos ejemplarizantes que habían llegado a ellos de manera anónima, provenientes de una fuente remota y de una época muy lejana. Desde un punto de vista antropológico, los mitos no son sólo fábulas o supersticiones, son intentos imaginativos de resolver los misterios de la vida y del universo, a los que una sociedad recurre cuando no sabe explicar las cosas desde un punto de vista enteramente racional o científico. La mayoría de los mitos indoeuropeos se originaron en historias simbólicas o alegorías que personificaban determinados fenómenos naturales como el día, la noche, el paso del tiempo, la vida y la muerte, etc. La historia de Proserpina (Perséfone, en griego) es un ejemplo muy ilustrativo de esto. Proserpina era la hija de Júpiter y Ceres, la diosa de la agricultura, y fue raptada por Plutón, que se la llevó al inframundo para hacerla su esposa. Entonces Ceres, desesperada de dolor, desatendió los cultivos y se lanzó a la búsqueda de su hija. Atendiendo a las quejas de los hombres y de los dioses, que no tenían la comida ni los sacrificios necesarios por el descuido de los campos, Júpiter permitió a Proserpina regresar al Monte Olimpo con la condición de que cada año se quedara junto a su esposo en el inframundo durante tres meses. Así, cuando Ceres y su hija estaban juntas, la tierra florecía y daba buenas cosechas, pero durante los tres meses que Proserpina permanecía en los infiernos, la tierra se convertía en un erial estéril. Esta historia simbólica servía a los antiguos griegos y romanos para explicar los cambios de estación y los ciclos naturales del campo. La interpretación que hace Bernini de este tema mitológico, no obstante, está muy alejada de la trascendencia y la ejemplaridad que se le suponen. Bernini ha convertido a Plutón en un vulgar secuestrador con la barba y el pelo revueltos, aunque esté coronado como rey de los infiernos, mientras que Proserpina intenta zafarse horrorizada de su abrazo. La agonía que expresa el rostro de la muchacha se contrapone a la procacidad apenas contenida del violador Plutón, que hunde sus dedos como poderosas tenazas sobre la sensual carne de Proserpina. Ello se completa con un estudio hiperrrealista de la anatomía humana en tensión y una composición basada en potentes diagonales, que expresan magistralmente el conflicto de atracción - repulsión sostenido por los personajes. Así, todo el conjunto acusa un fuerte dinamismo tanto físico como dramático. Esta forma de acercarse a la mitología clásica es típica del Barroco. En el siglo XVII los grandes dioses y personajes de la antigüedad fueron representados protagonizando sus historias fabulosas como si se tratasen de situaciones de la vida cotidiana. Artistas como Caravaggio, Ribera o Velázquez gustaron de reducir a estos grandes personajes a la condición de simples humanos, enfatizando sus cualidades físicas, sus defectos y sus vicios al igual que cualquier mortal. Es la quintaesencia del Barroco, un mundo traidor en el que nada es verdad ni es mentira, todo depende del cristal con que se mira.
  • ARTE BARROCO

    1. 1. ARTE BARROCO
    2. 2. ESCULTURA BARROCA ITALIANA: BERNINI
    3. 3. Bernini: grupo de Apolo y Dafne
    4. 4. RAPTO DE PROSERPINA. BERNINI
    5. 5. RAPTO DE PROSERPINA. BERNINI
    6. 6. Bernini, en el siglo XVII, elegirá un nuevo momento para plasmar la historia. El Barroco, entre otras cosas, es el gran arte del movimiento y la inestabilidad, de las esculturas que parecen a punto de moverse, y que aparecen con la máxima tensión posible. Siguiendo estos principios, el momento elegido es el instante preciso en que David está lanzando la honda. Esto permite al artista retorcer la figura al máximo, y dotar al rostro de una expresión de máxima tensión, con los ojos semicerrados y los labios apretados. Realizada entre 1623 y 1624 y se conserva en Roma. David
    7. 7. CAPILLA CORNARO. BERNINI
    8. 8. DETALLE ÉXTASIS DE SANTA TERESA. BERNINI
    9. 9. MUERTE DE LA BEATA LUDOVICA ALBERTONI. BERNINI
    10. 10. Bernini: Sepulcro de Urbano VIII. San Pedro, Roma
    11. 11. Bernini: Cátedra de San Pedro. Roma
    12. 12. Bernini: busto de Constanza Buonarelli
    13. 13. Bernini: San Longino. Crucero de San Pedro. Roma
    14. 14. Bernini: Sepulcro de Alejandro VII. San Pedro, Roma
    15. 15. ESCULTURA BARROCA ESPAÑOLA: ESCUELA CASTELLANA ESCUELA ANDALUZA MURCIA, SALZILLO
    16. 16. Gregorio Fernández: Cristo yacente de El Pardo.
    17. 17. Gregorio Fernández: Cristo yacente del Museo de Valladolid. Detalle. Gregorio Fernandez: Cristo yacente
    18. 18. Cristo yacente. Gregorio Fernandez
    19. 19. Gregorio Fernández: Piedad. Museo de Valladolid.
    20. 20. Gregorio Fernández: Ecce Homo. M. De Valladolid
    21. 21. Cristo de la columna. Gregorio Fernandez
    22. 22. Gregorio Fernandez. Cristo de la columna
    23. 23. Gregorio F. Cristo de la Luz
    24. 24. Martínez Montañés: Inmaculada de la Catedral de Sevilla
    25. 25. Gregorio Fernández. Bautismo de cristo
    26. 26. G.F Santa Teresa
    27. 27. GF Santo Domingo
    28. 28. GF San Martín
    29. 29. Martínez Montañés. Cristo de la Clemencia. Catedral de sevilla
    30. 30. Martínez Montañés: figura de San Jerónimo del retablo de San Isidoro del Campo.
    31. 31. Alonso Cano: Inmaculada de la Catedral de Granada
    32. 32. Martínez Montañés. San Ignacio de Loyola
    33. 33. Martínez Montañés. La Natividad
    34. 34. Pedro de Mena: Magdalena penitente. M. de Valladolid
    35. 35. Pedro de Mena: San Francisco, Detalle. Catedral de Toledo
    36. 36. Pedro de Mena: Dolorosa
    37. 37. Pedro de Mena. Ecce Homo
    38. 38. Fco. Salzillo: La Oración en el Huerto. Paso procesional. Murcia
    39. 39. Fco. Salzillo: Dolorosa
    40. 40. Francisco Salzillo: grupo de las Angustias. Parroquia de San Bartolomé
    41. 41. BELÉN DE FCO. SALZILLO - MURCIA
    42. 42. ARQUITECTURA BARROCA: ITALIA: BERNINI Y BORROMINI FRANCIA: VERSALLES
    43. 43. Pintura
    44. 44. Bernini: Baldaquno San Pedro. Roma
    45. 45. IL GESÚ. ROMA.VIGNOLA I G. DELLA PORTA
    46. 46. SSAN IVO DELLA SAPIENZA (Iglesia Antigua Univ. de Roma)
    47. 47. PINTURA BARROCA ITALIANA: Michelangelo Merisi – IL CARAVAGGIO -
    48. 48. BACO ENFERMO
    49. 49. BACO JOVEN
    50. 50. DESCANSO DE LA HUIDA A EGIPTO
    51. 51. JUDITH Y HOLOFERNES
    52. 52. LA VOCACIÓN DE SAN MATEO
    53. 53. LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO.
    54. 54. LA CRUCIFIXIÓN DE SAN PABLO
    55. 55. LA INCREDULIDAD DE SANTO TOMÁS
    56. 56. CENA EN CASA DE EMAÚS. 1.601. National Gallery . London
    57. 57. CENA EN CASA DE EMAÚS. 1.606 .Pinacoteca de Brera . Milán
    58. 58. EL ENTIERRO DE CRISTO
    59. 59. LA DORMICIÓN O TRÁNSITO DE LA VIRGEN.
    60. 60. PINTURA BARROCA DE LOS PAÍSES BAJOS: REMBRANDT VAN RIJN PETER PAUL RUBENS
    61. 61. Rubens: La Adoración de los Magos (Museo del Prado)
    62. 62. Rubens: El Jardín del Amor
    63. 63. Rubens: El descendimiento (1611,Catedral de Amberes)
    64. 64. Rubens. Saturno devorando a su hijo
    65. 65. Rubens: El juicio de Paris
    66. 66. Rubens: El nacimiento de la Vía Láctea
    67. 67. Rubens: Andrómeda y Perseo
    68. 68. Rubens: Alegoría de la Paz
    69. 69. Rubens: retrato de Isabel Brandt Rubens: retrato de Elena Fourment
    70. 70. Rubens: Las Tres Gracias (Museo del Prado)
    71. 71. Rubens: Venus
    72. 72. Rubens: retrato del Duque de Lerma. Museo del Prado.
    73. 73. Rubens: Paseantes por el campo
    74. 74. Rubens: Autorretratos
    75. 75. Rembrandt: Autorretrato con 23 años Rembrandt: Autorretrato, 1669
    76. 76. Rembrandt: Lección de Anatomía del profesor Tulp. 1631
    77. 77. Rembrandt: Ronda de Noche. 1642. Ámsterdam
    78. 78. Rembrandt: Síndicos del Gremio de Pañeros. Museo de Cassel.
    79. 79. Rembrandt: El Hombre del Turbante
    80. 80. PINTURA BARROCA ESPAÑOLA
    81. 81. Ribera: La mujer barbuda
    82. 82. Ribera: El Patizambo (El niño cojo)
    83. 83. Ribera (El españoleto): San Pablo
    84. 84. Ribera: El sueño de Jacob
    85. 85. Ribera: San Andrés
    86. 86. Ribera: Martirio de San Felipe. (M. Prado)
    87. 87. Zurbarán: San Hugo en el refectorio (Cartuja de Jerez)
    88. 88. Zurbarán: Bodegón
    89. 89. Zurbarán: El cordero Zurbarán: Bodegón
    90. 90. Zurbarán: Exposición del cuerpo de San Buenaventura Zurbarán: San Lucas ante Cristo crucificado
    91. 91. Zurbarán: San Francisco
    92. 92. Zurbarán: Inmaculada Zurbarán: Inmaculada
    93. 93. Murillo: Inmaculada
    94. 94. Murillo: Niños comiendo melón y uvas Murillo: Niño mendigo
    95. 95. Murillo: Los Niños de la concha
    96. 96. Murillo: El Divino Pastor Murillo: Sagrada Familia del Pajarito
    97. 97. Murillo: Visión de San Francisco Murillo: Autorretrato. 1672-74
    98. 98. DIEGO VELÁZQUEZ
    99. 99. Velázquez: El aguador de Sevilla
    100. 100. Velázquez: Vieja friendo huevos
    101. 101. Velázquez: retrato de Góngora
    102. 102. Velázquez: El triunfo de Baco (Los borrachos)
    103. 103. Velázquez: La fragua de Vulcano
    104. 104. Velázquez: retrato ecuestre de Felipe IV (M. Prado)
    105. 105. Velázquez: La Rendición de Breda (M. Prado)
    106. 106. El príncipe Baltasar Carlos a caballo
    107. 107. Velázquez: retrato ecuestre del Conde-Duque de Olivares
    108. 108. Velázquez: Cristo
    109. 109. Velázquez: Lezcano (El niño de Vallecas)
    110. 110. Velázquez: retrato del Papa Inocencio X
    111. 111. Velázquez: La Villa Medici, jardines
    112. 112. Velázquez: retrato de Felipe IV, detalle
    113. 113. Velázquez: La Venus del espejo
    114. 114. Velázquez: La Fábula de Aracne (Las Hilanderas)
    115. 115. Velázquez: La familia de Felipe IV (Las Meninas)

    ×