Your SlideShare is downloading. ×
UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA

42,425
views

Published on

Published in: Education

5 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
42,425
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
578
Comments
5
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE AGRONOMÍA
    • I. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.
    • II. LATIFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIÓN EN GUATEMALA
    Ing. Agr. Ernesto Palma Urrutia. Especialista en Administración de Tierras Profesor Investigador del Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala, CEUR-USAC. Guatemala, 22 de agosto de 2006.
  • 2. GUÍA DE LA PRESENTACIÓN
    • I. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA.
    • Introducción
    • La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
    • La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Independencia colonial, república y despojo criollo.
    • La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria.
    • La Revolución de 1944-1954 y la Reforma Agraria
    • La contrarrevolución de 1954 y la contra reforma agraria
    • La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situación agraria
    • Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado
    • II. LATIFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIÓN EN GUATEMALA
  • 3. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Introducción
    • Guatemala una sociedad rural y agraria.
    • Economía fundamentalmente agrícola.
    • Alto grado de concentración de la tierra.
    • La pobreza una constante en sociedad guatemalteca, derivada tanto de la distribución desigual de la riqueza económica, en particular de la tierra, como del muy limitado acceso a la educación.
    • La inequitativa distribución de la tierra, en una sociedad eminentemente agrícola como la guatemalteca, es una de las principales causas de pobreza.
    • El régimen de propiedad de la tierra determina el régimen político y administrativo de toda nación La tierra: factor histórico fundamental en proceso de formación de riqueza y poder en Guatemala.
  • 4. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
  • 5. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
    • Diversos pueblos de lenguas mayences formaban ciudades-estado: quichés, cakchiqueles, tzutuhiles, kekchís, mames, pokomames, pipiles, chortís, choltís, choles, e itzáes, entre otros.
    • La ciudad estado: grupo humano cultural lingüísticamente afín, agrupado por conjunto de relaciones políticas, socioeconómicas e ideológico-religiosas, establecidas en los calpules o comunidades agrarias sometidas a la autoridad de un ajawab o gobernante supremo y gobernantes principales, y a la de jefes guerreros o principales, que fungían como administradores de los calpul.
    • Tres ciudades-estado importantes en el occidente y centro de Guatemala (1500): Utatlán de los quichés; Iximché de los cakchiqueles; y Tzololá de los tzutuhiles).
    • Tribu de Balam-Quitzé; Balam-Acab, Yqui-Balam y Mahu-Cutah, llegaron a Guatemala desde costa Golfo de México, en busca de tierras aptas para maíz y otros cultivos.
    • 13 generaciones de la principal dinastía quiché, duración promedio de 400 años desde 1054 hasta invasión española.
    • Como los recién llegados encontraron ocupados los territorios más propios para la agricultura, la lucha por la tierra constituyó la principal tarea.
  • 6. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
      • La propiedad de la tierra, en el sentido jurídico moderno, era un concepto desconocido en la Meso América prehispánica. Sin embargo, existió la noción del derecho a la posesión individual de la tierra, ésta coexistió con la posesión comunal.
      • La ocupación y posesión de las tierras las llegó a regir la ley del más fuerte, se basó en el ejercicio de la autoridad y coacción estatal.
      • Los principales linajes “ eran propietarios de terrenos, que se identifican precisamente con mojones ”, algunos autores refieren que un señor, “ Tamub ”, controló la sección de tierras a miembros del calpul que adquirieron tierras que originalmente no les pertenecían. Según se señala, la nobleza quiché tenía tres tipos de territorios bajo su control:
      • Tinamit : aquellos en los cuales se encontraban asentados los centros urbanos, como Utatlán;
      • Chinamit: los pequeños territorios que rodeaban a esos centros urbanos, administrados por los linajes principales;
      • Calpules: los territorios dispersos más grandes, administrados por los linajes confederados (Nimá quiché, Tamub e Ilocab).
  • 7. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
    • Otra tipología de tenencia de la tierra para el período inmediatamente anterior a la invasión española en el territorio quicheano es:
      • Tierras del Estado: todas las tierras jurisdiccionales de los diversos estados existentes en Guatemala en 1500, adquiridas por derecho de conquista, arrebatadas a pobladores o a comunidades vecinas. Los derechos eran simbólicos ya que únicamente facultaban a los gobernantes a cobrar tributos a los que las poseían o cultivaban. A los gobernantes, como principales representantes del Estado, no les estaba permitido venderlas ni pasar a otro dominio, sino sólo adjudicarlas a instituciones, grupos de parentesco y a miembros de la comunidad.
      • Tierras de los linajes o señoríos: las adjudicadas por los gobernantes estatales cuyos derechos de propiedad adquiría el linaje o una rama del linaje. El “derecho de propiedad” era asignado al linaje principal, pero no podía venderlas ni enajenarlas a otro, ya que su propiedad y posesión real era de todos los miembros del linaje.
      • Tierras de las parcialidades o calpules: eran aquellas que cada linaje distribuía entre sus calpules. Una parte de ellas se destinaba a la caza y para aprovechamiento comunitario, otra era distribuida entre los miembros del calpul, quienes las cultivaban individualmente. Estas tierras eran de propiedad común, no podían ser vendidas ni enajenadas a nadie.
      • Tierras de señores y principales: eran las que éstos poseían y les eran cultivadas por los macehuales o por un tipo de siervo. Eren tierras de cargos y no de personas.
      • Tierras de propiedad privada : éstas si eran poseídas “a título privado” por miembros de la nobleza, podían ser vendidas, legadas o donadas.
  • 8. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tenencia de la tierra en la época Antigua o Prehispánica
    • Después de 1524, descendientes de diversos gobernantes indígenas, ya sometidos por los invasores españoles, se presentaron ante éstos como “cabezas de calpul” y legítimos propietarios de las tierras que cultivaban los campesinos de sus antiguos calpules. No tardaron mucho en comprender que un pedazo de papel con un par de garabatos podía significar un derecho de propiedad a perpetuidad sobre tierras que antaño sólo podían ser poseídas. Los conocidos “Títulos” de antiguos linajes nobles son muy valiosas fuentes de información sobre cómo fueron adquiridas las tierras por los quichés, y cómo fue situación de la tenencia de la tierra en la sociedad quicheana.
    • En Memorial de Sololá: relata disputas entre cakchiqueles y tzutuhiles por las tierras ribereñas del lago Atitlán, y la manera como los gobernantes cakchiqueles, después de establecerse en Iximché, se apoderaron de tierras y pueblos pokomames que hasta entonces habían sido tributarios de los quichés.
    • Los Títulos de los Señores de Totonicapán: describe trazados de mojones, reconocimiento y toma de posesión de “todos los montes y valles y todo terreno y suelo de Quiché-Izmachí” por parte del ajawab Qikab Cavizimah.
    • Los mojones de tierras de linajes quichés que colindaban con tierras tzutuhiles, pueden encontrarse perfectamente trazados en el Título de los indios de Santa Clara la Laguna , donde se dice que después de que los quichés tomaron posesión de los territorios conquistados, los “guardianes de las tierras” sembraron milpa de Qikab, el ajawab. Se desprende aquí por deducción, que las tierras arrebatadas a quienes las ocupaban solían ser colonizadas por campesinos pertenecientes a linajes secundarios.
  • 9. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial                                                                                                                          
  • 10. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Bulas papales de 1493 : la Corona española se adueñó de todos los territorios de la región.
    • Mercedes reales : dádiva o gracia de empleos o dignidades, rentas, etc., que los reyes o señores hacen a sus súbditos. En el caso de América para los conquistadores y a algunos indígenas que aceptaron sumisión y reclamaron derechos sobre la base su linaje y poderío mediante títulos.
    • La encomienda : era el derecho que daba el monarca en favor de sus súbditos españoles, encomenderos, para que pudieran recibir los tributos y servicios que los indios debían pagar al rey, aunque no de forma permanente. Mediante la encomienda, se aseguró el asentamiento español en estas tierras y se garantizó la mano de obra necesaria para explotar las minas. Se establecieron el 20 de diciembre de 1503 en la real Provisión, y decretaron la obligación de convivir con los españoles y de trabajar para ellos a cambio de salario, manutención y educación en la fe cristiana.
    • Reducciones de indios : núcleos de población en la que se debían reasentar los indios en la América española, separados de las ciudades donde vivían los españoles. Ya desde los inicios de la presencia española en América, la Corona se había preocupado por la constitución de pueblos de indios.
    • Mandamientos de Trabajo : Obligaba a todos los hombres mayores de 16 años, por supuesto indígenas, a trabajar durante una semana al mes, como mínimo, en propiedades de los españoles.
  • 11. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Las leyes de Burgos (27/Dic./1512 ) :pretendían mejorar y regular las encomiendas mediante visitadores, encargados de vigilar el cumplimiento de estas, aunque sin muchos resultados, ya que los abusos continuaron y la población indígena siguió sufriendo un fuerte descenso demográfico. Los indios son libres; Los Reyes Católicos son señores de los indios por su compromiso evangelizador (se podía obligar a los indios a trabajar con tal de que el trabajo fuese tolerable y el salario justo, aunque se podía pagar en especie y no en dinero); Se justifica la guerra esclavista si los indios se negaban a ser cristianizados (para ello se creó la institución del requerimiento (se les requería leyendo un manifiesto, donde se les instaba a convertirse al cristianismo sino quería “guerra justa”); Una conquista sólo estaba justificada si los indios se negaban a ser evangelizados.
    • Leyes Nuevas (20/Nov./1542) : tras el fin de la conquista militar, se promulgan éstas. Fundamentalmente se basan en los mandamientos y empieza a organizar y terminar con la esclavitud; las encomiendas y la anarquía general derivada de las capitulaciones y el poder que acapararon los jefes militares.
    • Uno de los puntos centrales fue el establecimiento de los Pueblos de Indios, esta medida significó para la población indígena la posibilidad de librarse de la opresión en que se encontraba sometida por parte de los encomenderos. Pero adquieren la condición de vasallo real, y por tanto surge la obligación de tributar, viéndose sometidos a una multiplicidad de obligaciones fiscales y laborales de carácter permanente y esclavizantes.
  • 12. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Leyes Nuevas (20/Nov./1542) : Se les obligaba a trabajar en haciendas de españoles o criollos, en obras públicas y religiosas, labranza obligatoria de granos, hortalizas y frutos en tierras ejidales, servicios a autoridades eclesiales y locales.
    • Cuidar la conservación y gobierno y buen trato de los indios; Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebeldía, ni por rescate, ni de otra manera alguna. Que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurídico a mantenerlos en ese estado; Que se acabara la mala costumbre de hacer que los indios sirvieran de cargadores (tamemes), sin su propia voluntad y con la debida retribución; Que no fueran llevados a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas; Que los oficiales reales, del virrey para abajo, no tuvieran derecho a la encomienda de indios, lo mismo que las órdenes religiosas, hospitales, obras comunales o cofradías; Que el repartimiento dado a los primeros conquistadores cesara totalmente a la muerte de ellos y los indios fueran puestos bajo la real Corona, sin que nadie pudiera heredar su tenencia y dominio.
    • A partir de entonces ya no se pudieron establecer más encomiendas y este sistema comenzó a decaer hasta que finalmente se abolió en el año 1718
  • 13. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Así se fundaron alrededor de 90 pueblos indios que permitieron un estricto control poblacional: los concentró; contabilizó y obligó a trabajar y tributar sin evasión posible, por lo que el elemento Pueblo de Indios se constituyó en base y sustento del régimen colonial, que además de tuvo otros elementos de organización política administrativa como fue la Audiencia de Guatemala; las alcaldías mayores y los corregimientos, a través de los cuales se ejercía autoridad política, judicial y militar. recordaron solemnemente la prohibición de esclavizar a los indios y abolieron las encomiendas (dejaron de ser hereditarias y debían desaparecer al morir los encomenderos).
    • Al fundar los pueblos de indios se les dotaba de tierras ejidales señalándosele usos y fines precisos, siendo además inalienables. El ejido era la base material primaria del patrimonio de toda comunidad. Su extensión territorial era de una legua cuadrada (38 Caballerías) tomándose como punto de referencia el centro del pueblo. Se podía ampliar ese patrimonio territorial utilizando los mecanismos de ley (denuncias, titulaciones, composiciones, confirmaciones, compra de tierras, etc). En estos casos la tierra se consideraba comunal y a diferencia de la ejidal, ésta era alienable ya que se conformaba según las posibilidades económicas de cada pueblo (podía venderse, alquilarse o prestarse).
  • 14. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Reformas Borbónicas (a partir de los años cuarenta del XVIII) : reformas en la Nueva España. La legislación así lo sugiere: en cuanto a la Iglesia, la Corona redujo poder del Arzobispado de México y limitó las funciones de los obispos (por pragmática real, 1748), prohibió la intervención del clero en la redacción de testamentos civiles (1754), ordenó la expulsión de los jesuitas (1767), dispuso que la doctrina se enseñase en español (1772), estableció leyes desamortizadoras para enajenar bienes raíces de hospitales y otras obras benéficas (cédula real, 1798).
    • El proyecto borbónico se impulsó en la metrópoli y sus dominios bajo el reinado de Carlos III; deseoso de conocer lo que tenía en la Nueva España, envió al conde José de Gálvez hacia 1765. A pocos años de su llegada, éste reorganizó la educación, el ejército y el sistema aduanal; creó el estanco del tabaco y nuevos impuestos, y estableció lo más importante de las reformas borbónicas: el sistema de intendencias, cuya ordenanza fue promulgada en 1786. Esta real ordenanza, de carácter general y de observancia obligatoria, reunió una serie de disposiciones, destinadas a regular u ordenar homogénea y sistemáticamente las instituciones novohispanas. Su aplicación fue decisiva para la organización integral, y vino a ser una especie de constitución en la época, aunque la ejecución de sus disposiciones tropezaría con problemas.
  • 15. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • Composición de Tierras : Deviene de la nueva legislación borbónica, en la que entre otras cosas, se reglamentó lo relacionado que todas las tierras poseídas sin título legal debían volver al patrimonio de la corona, para evitar esto, los interesados podían legalizar su posesión mediante esta nueva figura jurídica. Se buscaba resolver los intereses de las partes involucradas en el problema de legalización de la tenencia de la tierra, posesión de excesos, no correspondencia entre la superficie física posesionada y titulada; por primera vez surge el mecanismo de pago de un valor por la propiedad de la tierra.
    • Durante todo el período colonial se aplicó este principio jurídico de legitimar todos los casos de individuos y comunidades interesadas por mantener o incrementar su patrimonio a expensas de tierras baldías o estatales, llamadas realengas o realengos (de propiedad real), mediante la Denuncia, Medida, Remate y Adjudicación.
    • Con estas formas de apropiación nacieron también los conflictos agrarios por corrimiento de linderos, sobre-posición y traslape, ocupación de hecho y reclamo de apropiación. Por ello y para garantizar la integridad y derechos sobre la propiedad, se impondría la necesidad de reafirmar -mediante la remedida- tales derechos.
  • 16. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La tierra conquistada y el despojo colonial
    • El Juzgado Privativo de Tierras se encargaba de otorgar en propiedad determinada porción de tierras cercanas a los pueblos de indios, mediante procedimiento rutinario (denuncia, medida, composición y titulación).
    • Se marcan diferencias y privilegios para la dotación de tierras, priorizando a los pueblos de indios; la dotación o reparto de tierras a españoles debía hacerse sin perjuicio de los pueblos de indios. Esta actitud protectora, -tutelar-, por parte del Estado Colonial, para con la población indígena, tenía el interés fundamental de que los pueblos de indios dispusieran de tierra suficiente que les permitiera a sus habitantes hacer frente a las exigencias fiscales y demás contribuciones a que estaban sometidos.
    • La consolidación del pueblo de indios, se da por medio de la consolidación y expansión de su patrimonio territorial comunal, y estos a su vez, por la presión económica-fiscal y social exterior. Los límites reales de este proceso son por un lado, la capacidad económica de cada pueblo de indios para asumir los considerables gastos que implicaban los trámites de adquisición de nuevas tierras; por otro lado, la fuerza y coacción con que se desarrolló la propiedad privada de criollos, mestizos e indígenas, a título personal. Este segundo factor se constituyó e una amenaza creciente pero silenciosa, no fue sino hasta mediados del siglo XVIII cuando principió a destacarse el peso y presencia de éstos fenómenos, así como el establecimiento de pueblos específicamente para ladinos.
  • 17. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. LOS PROCESOS DE OCUPACIÓN DEL ESPACIO Y LA CONFORMACIÓN DE REGIONES DURANTE EL PERÍODO COLONIAL
    • La lógica de la encomienda era que el encomendero captara todos aquellos artículos que la población indígena pudiera no sólo producir, sino también entregar. Es decir, debían producirlos y, también agenciarse de los que no producían. Esta doble exigencia estimuló mucho desde muy temprano las especializaciones productivas territoriales.
    • Se establecieron pronto, distinciones productivas para efectos de regular la tributación, se sentó así el punto de partida de los procesos de diferenciación de zonas productivas, sobre todo en cuanto a la propiedad de la tierra y la presión sobre la fuerza de trabajo indígena.
    • Las encomiendas constituyeron el primer proyecto ordenador de territorio, de sus recursos y población. La lógica básica sobre la que se procedió fue la de organizar a sus habitantes sin desplazarlos necesariamente de sus asentamientos originales. Muchas de estas encomiendas se convirtieron luego en pueblos de indios. No se manifiesta aún un interés primordial por la propiedad de la tierra, interesaba que la población aborigen principiara a tributar, a entregar lo que tradicionalmente producía. Se trataba de una lógica doble: el enriquecimiento inmediato y, garantizar de alguna manera la “seguridad alimentaria” de los colonizadores.
    • La estructura del régimen colonial descansó sobre el pueblo de indios, el cual encerraba y condensaba toda una serie de mecanismos que facilitaban la explotación de su población. Al interior de la comunidad se despertó un gran interés por la tierra ya que era a ella la que permitía amortiguar los efectos de la explotación a que estaban sometidos.
  • 18. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA . Independencia colonial, república y despojo criollo
  • 19. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, república y despojo criollo
    • Hacia 1821, continúa prevaleciendo la estructura agraria y económica de la colonia, o sea que no obstante la independencia, la estructura colonial se mantuvo igual, concentración de tierras y monocultivo de exportación. Se busco una primera salida en la producción y exportación a España, del cacao, luego del añil y posteriormente la grana.
    • Con el advenimiento de la revolución industrial en Europa, la demanda de colorantes naturales por parte de la pujante industria textil, potenció el cultivo de añil. Atraído por las altas tasa de rentabilidad que ofrecían dichas producciones agrícolas, el gobierno republicano concentró sus esfuerzos en satisfacer la demanda internacional de colorantes.
    • Así se impulsa el cultivo del añil luego de la grana, cuyo predominio económico sería la base a partir de la cual se matizaría la estructura agraria prevaleciente, incorporando ciertas modalidades muy particulares que se reflejan en legislaciones sobre cuestiones agrarias que se fueron promulgando desde 1821.
    • Esta legislación agraria estaba dirigida básicamente a incentivar a la población a denunciar y adquirir tierra con el propósito de estimular el desarrollo económico general. Además, se insistió en que ese proceso de apropiación era de carácter individual, privado, fieles a la idea liberal de promoción de la ciudadanía. A partir de 1825, también fueron perfilando, por un lado, la tendencia a ir reduciendo la extensión y existencia de tierras comunales y, por otro, la parcelización de tierras ejidales.
  • 20. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, república y despojo criollo
    • Quizás en cuanto es importante señalar el intento del régimen liberal del Dr. Mariano Gálvez, de 1831 a 1838, por incorporar más tierras a la producción; ello se hacía mediante la explotación de la tierras pertenecientes a la iglesia católica y a las comunidades indígenas. Este intento fue frustrado al ser derrocado el régimen liberal y ser instaurado un régimen conservador, que reforzó aún más el gran poder clerical y reforzó las estructuras coloniales, este régimen fue instaurado por el caudillo Rafael Carrera, quién a la cabeza de un movimiento de campesinos originarios de La Montaña, en el oriente del país, provocó la caída política de Mariano Gálvez. Este alzamiento de 1837 se dio por razones de sobre vivencia económica, motivadas por el desfonde de la región de oriente con la caída del añil como producto de exportación.
    • La emergencia campesina y el separatismo de algunas regiones explica porqué la legislación agraria a partir de esos años (1838-1840) buscó facilitar una relación armónica entre Estado y las comunidades campesinas. Se volvió a permitir a las comunidades indígenas que mantuvieran sus ejidos, y que adquirieran más tierras a título comunal. De manera simultánea, se continuó estimulando a los ciudadanos para que accedieran a la tierra baldía a través del censo enfitéutico ( enfiteusis: Cesión de un predio rústico o urbano mediante una renta que se paga al cedente, quien conserva el dominio directo ), el cual facilitaba el acceso a la tierra a cualquier persona sin la obligación de hacer un desembolso para adquirirla. Se trataba, únicamente, de reconocer el pago anual de una tasa para acceder a su usufructo ilimitado.
  • 21. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, república y despojo criollo
    • En 1845 se revisaron y recordaron los procesos y trámites que se debían seguir para acceder a la propiedad de tierra baldía. En 1852, volvió a reiterarse la vigencia del decreto del 2 de noviembre de 1837, que salvaguardaba los derechos de posesión de los pueblos sobre sus ejidos y a los procedimientos a seguir para la enajenación de los mismos. En 1862, se recordó que la tasa de 3% es el canon anual que se debía pagar por terrenos y ejidos comunes dados en censo enfitéutico aplicable a todo el territorio nacional.
    • Sin embargo desde la década de 1850 fueron reforzadas las practicas de habilitación de mano de obra de las comunidades indígenas, y el Estado impulsó la distribución de tierra a lo largo de la región de la costa del pacífico (especialmente Suchitepéquez y Escuintla) con el propósito de fomentar la producción de café frente a los primeros síntomas de deterioro de la exportación de grana por el surgimiento de nuevos competidores y la invención de los colorantes químicos. Realidad que sería legalizada luego de la Revolución Liberal de 1871.
    • Lo anterior demandaba replantear la orientación de la producción agrícola, bajo un nuevo orden internacional, fundamentalmente liberal, y en función de las teorías de las ventajas absoluta y comparativa, cada país debía especializarse en la producción de bienes en los que su costo de producción fuera menor respecto del costo de esos mismos bienes en el mercado mundial. Al amparo de este nuevo orden a Guatemala le tocaría especializarse en la producción de materias primas de origen agropecuario y en la explotación de recursos minerales.
  • 22. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Independencia colonial, república y despojo criollo
    • Así se impulsa el cultivo del Café y se instalaría por cientos de años el predominio económico cafetalero, a partir del cual se matizaría la estructura agraria prevaleciente, incorporando ciertas modalidades muy particulares que se reflejan en legislaciones sobre cuestiones agrarias que se fueron promulgando desde 1871.
  • 23. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria
  • 24. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria
    • La forma en que se organiza y se perfila el Estado independiente guatemalteco tiene relación directa con las haciendas coloniales, y a partir de la reforma liberal, la finca cafetalera dibuja y define los rasgos fundamentales de la anatomía de la sociedad guatemalteca, la cual se expresó en una forma específica de Estado.
    • Si bien el Estado tiene su propia especificidad, el sentido y el límite histórico de sus acciones se encuentran en las formas de poder que emanan de la sociedad misma. Hasta nuestros días, la finca constituye las estructura de poder fundamental.
    • En 1871 había por lo menos siete tipos de propiedad diferentes, de los cuales sólo una fracción podía considerarse propiedad absoluta en el sentido moderno. Existían tierras adquiridas “con título legítimo”; las tituladas “ad corpus”; terrenos poseídos por personas que “carecían de títulos”; tierras de “ejidos” y “tierras comunales” de los pueblos indios; tierras de “comunidades religiosas”, de “cofradías indígenas”, y de “fundaciones de las festividades religiosas”. A mediados del siglo el 70% de las tierras estaban en manos de comunidades indígenas.
  • 25. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria
    • Para que la economía cafetalera se expandiera y consolidara como sistema dominante serían necesarias profundas transformaciones de la estructura socioeconómica. A diferencia de la grana, la economía cafetalera necesitaba de una liberta de expansión territorial y de apropiación privada del suelo. En aquellas circunstancias ese objetivo solamente se podía lograr mediante un profundo cambio tanto en las formas de tenencia de la tierra y las formas de organización social que les eran orgánicas. En otras palabras, la nueva vinculación con el mercado mundial, el desarrollo de rasgos de una economía agro exportadora, condicionaron el desarrollo de tendencias internas hacia una reforma de la economía que podía lograrse mediante una transformación del Estado.
    • Con la toma del poder de los liberales en 1871, dio inicio una época de reformas que redefinieron el perfil de Guatemala según pautas de un proyecto cafetalero de nación. La piedra de toque fue la reforma agraria liberal. Esta quebró la columna vertebral del régimen tradicional de tenencia de la tierra, y estimuló un proceso de acumulación privada del suelo a costa de la propiedad comunal indígena y del clero.
    • En diez años el país quedó convertido en un conjunto de plantaciones cafetaleras, el café se había convertido casi en el único producto de exportación. En 1880, representó el 92% de las exportaciones; en 1881, el 98%, y el 85% en 1892-1893. La expansión finquera, fomentada por el reparto agrario estatal, siguió la tendencia a su consolidación como núcleo de la economía y las relaciones sociales en las siguientes décadas. La época de privatización eufórica y reparto agrario de los gobiernos liberales llegó a su declive a partir de 1921.
  • 26. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria
    • Después de haber concluido el periodo liberal la concentración agraria en unas cuantas manos no se había modificado: el 87% de la producción cafetalera se ubicaba en 1,722 fincas, siendo que el total de fincas cafetaleras era de 31,000 cuestión que se prolonga hasta la actualidad sin modificaciones sustantivas. Ese 87% de la producción cafetalera se daba en fincas de 10 a más de 200 caballerías, este tipo de finca representaba aproximadamente un 0.2% del total de fincas y concentraba más del 50% de la tierra.
    • El crecimiento de la forma valor de la producción nacional ligado al auge de la economía cafetalera no se tradujo al mismo tiempo en un despliegue de la forma de organización típica del capitalismo: el trabajo asalariado. La finca, el latifundio cafetalero, núcleo de la economía nacional durante el período posterior a la independencia y más aún posterior a la revolución liberal, no era en sí una unidad capitalista sino precapitalista y semi-feudal que utilizaba fuerza de trabajo servil para la producción de grandes volúmenes de mercancía exportable.
    • El reparto agrario liberal, como se ha visto, liberalizó el acceso a la tierra, en parte como patrimonio adquirido políticamente, así como por la transformación del suelo en mercancía. Sin embargo, los capitales invertidos inicialmente en el establecimiento de las fincas, lejos de llevar a transformar la tierra en parte del capital productivo, fueron un factor que posibilitó la estabilización de la renta, es decir, de un poder basado más en el control de la tierra que en el capital propiamente dicho.
  • 27. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La forma finquera de Estado y la servidumbre agraria
    • Tanto la organización del trabajo como las categorías económicas que expresan esa organización se encontraban en fuerte medida definidas por formas precapitalistas de relación social; la renta y las formas de capital que le hacían posible, y no el beneficio capitalista como forma del capital industrial era lo que definía el carácter de la economía.
    • La economía cafetalera del periodo liberal fue parte de un proceso de formación de ciertas condiciones para el desarrollo del capitalismo en Guatemala, la flexibilidad del sistema para permitir formas más o menos desarrolladas de capital industrial era muy limitada. La expansión de la renta, permitió un desarrollo de las relaciones mercantiles en la economía urbana; pero a la larga la misma forma renta, es decir, la estructura servil del trabajo agrícola, se transformó en el principal obstáculo para la expansión de la forma moderna de capital dentro de la formación social.
    • La reforma agraria liberal no llevó al establecimiento de relaciones capitalistas como forma dominante de las relaciones de producción en el campo.
  • 28. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. L a Revolución de 1944-1954 y la Reforma Agraria
  • 29. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolución de 1944-1954 y la Reforma Agraria
    • La Ley contra la Vagancia fue abolida en 1945, y la Ley de Arrendamiento Forzoso, decretada en 1949, estableció un límite que debía pagarse por tierras arrendadas: el pago no debía ser superior al 10% del valor de mercado del producto cosechado, que en 1951 fue reducido al 5%.
    • Los indígenas y ladinos pobres empezaron a organizar uniones y sindicatos campesinos. La Confederación Nacional Campesina de Guatemala (CNCG) fue formada en 1950 y efectuó su primer Encuentro Nacional al siguiente año.
    • La medida reformista más importante del gobierno progresista de la época 1951-54, fue la Reforma Agraria iniciada en 1952. La constitución adoptada en 1945 prohibió los latifundios (fincas neofeudales con mucha tierra sin cultivar) y la ampliación de las fincas que ya existían, pero la intención de llevar a cabo una redistribución de tierras no alcanzó la cima de la agenda política sino hasta la elección de Jacobo Arbenz, quien tomó posesión de la Presidencia en marzo de 1951. La Ley de Reforma Agraria, Decreto 900. aprobada en 1952 por una abrumadora mayoría del Congreso de Guatemala, tenía la intención, según postulaba, de “erradicar la propiedad feudal en las áreas rurales” y “desarrollar métodos capitalistas de producción agrícola”.
    • El total de área distribuida fue equivalente a cerca del 20% del total de la tierra cultivable de la nación, y la Reforma benefició a cerca del 24% de la población. El propósito de la Reforma Agraria era hacer producir la gran cantidad de tierra fértil que existía sin cultivar y, al mismo tiempo, proveer de parcelas individuales a los campesinos sin tierra.
  • 30. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolución de 1944-1954 y la Reforma Agraria
    • La Ley Agraria estipulaba que la compensación que se les daría a los finqueros expropiados sería en bonos estatales, pagaderos durante veinticinco años, y que el precio a pagar por las tierras expropiadas debía basarse en los valores en que habían sido declaradas las propiedades para propósitos de impuestos (siempre menor al valor verdadero).
    • En 1954, CNCG clamaba tener 400,000 afiliados. La formación de sindicatos condujo, a veces, a huelgas como las de las fincas nacionales, que en 1950 se extendió a las grandes fincas privadas y tuvo como resultado el incremento salarial. Muy importante a destacar es que La Ley de Reforma Agraria llevó a la formación de comités agrarios locales que, cuando lo consideraron apropiado, se encargaron de llevar a cabo las expropiaciones, en respuesta a las demandas de campesinos.
    • Pese a que Arbenz deseaba llevar a cabo una reforma agraria que modernizara la producción agrícola sin alienar a los grupos del sector medio, los políticos y dirigentes laborales de izquierda esperaban radicalizar la Reforma Agraria, a fin de transformar la estructura de clase rural. En particular, los organizadores de los campesinos alentaron y dirigieron ilegales ocupaciones de tierras, especialmente en Escuintla, donde el campesinado estaba bien organizado.
  • 31. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La Revolución de 1944-1954 y la Reforma Agraria
    • Pese a que las diversas medidas reformistas del período de la Ley Agraria fueron relativamente moderadas para los niveles de hoy en día, y a que no amenazaban directamente a los intereses económicos fundamentales de los sectores poderosos, se vio en peligro el sistema de dominación del cual éstos obtenían beneficios, al comenzar los campesinos a reivindicar algo de su poder potencial.
    • “ Indios y ladinos se encontraron con que era posible hallar otras autoridades y fuentes de poder, además del que conocían en el sistema patronal unitario. Mientras que antes el patrón o los ancianos tenían la última palabra, cada vez más se comprendió no solo que ya no eran ellos la autoridad más importante, sino que hasta se les podía ignorar casi a voluntad. La operación de estas nuevas organizaciones demostró que los campesinos podían obtener beneficios sin tener que retribuirle nada al terrateniente o al consejo de ancianos local” (Adams, Richard en 1970).
  • 32. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La contrarrevolución de 1954 y la contra reforma agraria
  • 33. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La contrarrevolución de 1954 y la contra reforma agraria
    • El programa de la “liberación” revirtió los logros de la Reforma Agraria de Arbenz. Virtualmente todos los beneficiarios de la Reforma Agraria fueron expulsados de sus parcelas recién obtenidas, por la fuerza si era necesario, siéndoles devueltas tierras a los finqueros. El principal beneficiado de esta campaña fue la United Fruit Company, que recibió de vuelta todas las tierras que le habían sido expropiadas, además muchas de las antiguas fincas nacionales fueron privatizadas.
    • La contrarreforma de 1954 necesitaba desarrollar una solución alternativa a los problemas agrarios del país. Su respuesta fue el Programa de Desarrollo Rural de Guatemala. Entre 1954 y 1959, los EE.UU. gastaron poco menos de 14 millones de dólares en el desarrollo rural de Guatemala, principalmente en el reasentamiento de campesinos en 19 proyectos de colonización, localizados mayormente a lo largo del declive del Pacífico. En conjunto, Guatemala recibió en 1955 más del 21% de toda la ayuda otorgada a América Latina.
    • Poco después de iniciarse su ejecución, muchas de las mejores tierras ya habían caído en las manos de finqueros ricos y oficiales del ejército. Muy pocos campesinos guatemaltecos sin tierra, o de los campesinos que tenían poca, resultaron beneficiados de los programas de distribución de tierras implementados por los gobiernos establecidos a partir de 1954.
  • 34. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La contrarrevolución de 1954 y la contra reforma agraria
    • El actuar de la contrarreforma agraria puede resumirse puntualmente a los siguiente:
    • 550 mil hectáreas distribuidas por la reforma agraria fueron devueltas a los propietarios anteriores
    • La United Fruit Company recibió de vuelta toda las tierras que le fueron confiscadas en virtud del Decreto 900.
    • Muchas de las antiguas fincas nacionales fueron privatizadas
    • 1956: Se dicta el Decreto Ley N.559 o estatuto agrario, instaura impuesto progresivo sobre tierras ociosas, y la posibilidad de expropiación de las mismas si en 5 años no cambian esta condición. Se impuso a 99,000 hectáreas y no se expropio ninguna. Sobre esta base legal se impuso política de titulación individual de unidades agrícolas familiares.
    • Hasta 1960 habían sido distribuidas 3,800 parcelas de 20 hectáreas en las 21 zonas de desarrollo agrario.
    • De 1954 a 1962 se titularon por la vía antes descrita 364,852 hectáreas
  • 35. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
  • 36. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • LEY DE TRANSFORMACIÓN AGRARIA DE 1962: introduce el Decreto No. 1.551, que viene a sustituir el estatuto agrario de 1956. Con base en esta ley, surgida en el contexto de los planes de la Alianza para el Progreso en Guatemala, así como en virtud de otras leyes dictadas en años posteriores, entre ellas el Decreto No. 1.653 de 1966 (Ley de Fincas Cooperativas) y el Decreto No. 67-84 de 1979 (Ley de Empresas Campesinas Asociativas), se habrían distribuido a 1982 a través de las distintas modalidades, tanto de carácter individual como colectivo, un total de 399.328 hectáreas , bajo las modalidades siguientes:
    • parcelamiento de grandes fincas : extensión promedio 19,6 y 28 hectáreas;
    • micro parcelamiento de fincas de tamaño regular : de 10 ha. promedio; otorgamiento de fincas de gran tamaño en parcelas individuales : para vivienda, cultivos y áreas comunes para el pastoreo;
    • cesión de la propiedad de la tierra a comunidades agrarias , con explotación individual en módulos subfamiliares; de fincas de gran tamaño a grupos de campesinos en patrimonio agrario colectivo ; de tierras en comunidad a entidades campesinas con personalidad jurídica ( empresas campesinas asociativas ); y de tierras de las fincas nacionales a los mozos colonos y a campesinos que trabajaran en ellas bajo la modalidad de fincas cooperativas (un total de 130,518 hectáreas habrían sido entregadas bajo esta modalidad a 26 asociaciones cooperativas); el reconocimiento legal de las tierras poseídas por las comunidades (comunidad legalizada); y la adjudicación de lotes individuales para la construcción de viviendas para la constitución de centros urbanos en asentamientos agrarios.
  • 37. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • PROGRAMAS DE COLONIZACIÓN Y OTORGAMIENTO DE TIERRAS:
    • Una mención especial debe hacerse de los programas de colonización y otorgamiento de tierras desarrollados en este período por el gobierno de Guatemala en El Petén, en la zona norte de Guatemala. Desde 1959 hasta 1978, la Empresa de Fomento y Desarrollo de El Petén (FYDEP) distribuyó un total de 1.980.000 hectáreas a un total de 39.000 beneficiarios en nueve parcelamientos. Si bien una gran cantidad de campesinos sin tierra migró a esta zona, en particular desde la apertura de la carretera en 1969, contribuyendo a disminuir la presión por tierra en otras zonas de Guatemala, no es menos efectivo que el número de personas finalmente beneficiadas por este programa fue reducido en relación a la necesidad de tierra existente. Ello se debió a la forma ilegal en que éstas se otorgaron, beneficiando en muchos casos a profesionales Universitarios, militares, comerciantes, terratenientes de la costa sur, etc., a quienes se adjudicaron once mil parcelas de gran extensión (de entre 5 y 15 caballerías).
  • 38. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • Mucha de la tierra utilizada para los proyectos de colonización (más de cien mil acres), fue donada por la United Fruit Company. Cuando sus tierras le fueron devueltas después del derrocamiento de Arbenz, éstas estaban ocupadas por muchos colonos intrusos que ya las estaban cultivando. El trato que hizo la UFCO fue que a cambio de la donación de tierras de la compañía, le gobierno guatemalteco se encargaría de expulsar a los colonos de las tierras restantes de su propiedad. Para 1963, el proyecto respaldado por los EE.UU. de América había asentado 4,887 familias, a la para que, por otro lado, se le distribuían 16,722 pequeños lotes a campesinos sin tierra. Mientras tanto, entre 1950 y 1962 la cantidad de familias sin tierra que vivían en las fincas había crecido a 140,000.
    • El modelo seguido tenía por objetivo principal “crear propietarios y trabajadores independientes de granjas de clase media”. Había sido pasado por alto el impacto de tales proyectos de colonización en la “estructura de la tenencia de la tierra”. A fines de 1970, los EE.UU. se vieron involucrados nuevamente en un programa de reasentamiento. Esta vez la esquina occidental de la Franja Transversal del Norte, que corre a través del cuello del país. En esta ocasión, la AID otorgó 5 millones 600 mil dólares para financiar un proyecto de reasentamiento piloto en el que participarían 4,000 familias.
    • Sólo el 8.9% de los campesinos necesitados fue beneficiado de 1955 a 1964; el 3.5% de 1965 a 1973; y 5.7% de 1974 a 1981. sin embargo, la mitad de las parcelas distribuidas era de más de 25 hectáreas, teniendo casi toadas más de 100 hectáreas.
  • 39. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • De los resultados del proceso de transformación agraria y de los programas de colonización y otorgamiento de tierras desde 1957 a 1978, excluyendo los actuado por el Estado de Guatemala en base al Estatuto Agrario, puede apuntarse lo siguiente:
    • En 1957 el gobierno creó la Empresa de Fomento y Desarrollo Económico del Petén –FYDEP- la que fue disuelta en 1989. En 1971 se emitió el Decreto 38-71, que normaba el uso, tenencia, y adjudicación de las tierras del Petén. Distribuyó un total de 1’980,000 hectáreas a un total de 39,000 beneficiarios en 9 parcelamientos.
    • 11,000 parcelas otorgadas ilegalmente a universitarios, militares, comerciantes, terratenientes de la costa sur, burócratas, etc…de entre 5 a 15 caballerías.
    • Desde 1959 a 1978:
      • Franja transversal del Norte, Decreto 60-70 de 1970. Declaraba zona de interés todo el norte bajo del país, de Huehuetenango hasta Izabal, pasando por El Quiché y Alta Verapaz.
      • Disponía que los terrenos baldíos fueran inscritos a nombre de la nación conforme a decreto 1551, y que las fincas privadas quedaran afectas a las disposiciones de tierras ociosas y zonas de desarrollo agrario conforme a la misma Ley.
      • Se adjudicaron 500 mil hectáreas bajo diversas formas de tenencia, tanto comunitaria como individual. Para 1978 el Estado sólo conservaba el 9.3%.
  • 40. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • Dado el deterioro del nivel de vida de la mayoría del campesinado no es nada sorprendente que surgieron organizaciones guerrilleras con el objetivo de movilizarlo para llevar a cabo una reestructuración radical de la sociedad guatemalteca. A la par de éstas resurgió con fuerza sistemática la violencia oficial fue utilizada esta vez para machacar cualquier forma de protesta campesina o laboral. Entre 1970 y 1975 fueron desaparecidas 15,000 personas. Así la contrainsurgencia y represión total se expandió crecientemente, hasta que todo el país llegó a prevalecer el reinado de terrorismo de Estado especialmente en el altiplano occidental.
    • Fueron muchas las causas de la movilización y organización campesinas en la década de 1970. entre las más importantes pude mencionarse: las actividades de los catequistas religiosos, en especial, los que participaban EN EL MOVIMIENTO Acción Católica; los esfuerzos iniciados por los expertos en desarrollo rural llegados de fuera; el continuo deterioro de la condición económica del campesinado; la represión gubernamental; y el surgimiento de movimientos guerrilleros izquierdistas.
    • Otro movimiento que promovió la organización campesina fue el de los cooperativistas, este recibió mucho impulso de los religiosos de Acción católica y de l partido Demócrata Cristiano por un lado; por otro lado la AID impulsó modelos diferentes que en un principio fueron rechazados por ser impositivos, pero posteriormente la federación de cooperativas democristianas, la más fuerte del país, también comenzó a recibir ayuda de la AID.
  • 41. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • Paralelamente aumentaba la presión sobre la tierra, cada día eran más las familias que demandaban tierra, las regiones poco pobladas se vieron pronto repobladas por campesinos que bajaban del altiplano buscando una alternativa de sobre vivencia. Una campaña de contrainsurgencia fue iniciada en el norte del Quiché apenas un mes después del terremoto de 1976. Teóricamente pretendían eliminar un pequeño grupo de guerrilleros, pero en la práctica el verdadero objetivo fue muy pronto acabar con el movimiento cooperativista, un año y medio después desaparecieron 200 cooperativistas.
    • En 1978 fue fundado el Comité de Unidad Campesina (CUC), la primera organización que unió a campesinos de agricultura de subsistencia y migrantes a las fincas, con ladinos colonos pobres de las fincas. Sólo durante 1980 fueron asesinados 110 dirigentes obreros, así como más de 300 dirigentes campesinos. Lo más notable en las actividades políticas de los indígenas, fue el apoyo que muchos le dieron a los nuevos movimientos guerrilleros, la alta proporción de los que participaron activamente en la lucha armada revolucionaria.
    • En enero de 1972 apareció en al Altiplano occidental el Ejercito Guerrillero de lo Pobres, EGP, el cual emprendió un lento proceso de educación y movilización, su primer acto militar en 1975, fue la ejecución pública de un terrateniente del Quiché, conocido por la opresión a que sometía a sus trabajadores. En respuesta a ello el ejército inició su campaña contrainsurgente en el norte del Quiché, conforme aumentó la represión, así creció el apoyo y participación de los indígenas en el EGP. Fundada en 1971, en 1979 surge públicamente la Organización del Pueblo en Armas, ORPA, ya para 1982 sus estructuras podían operar libremente en el sur del Altiplano occidental.
  • 42. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • El sistema de control sobre la población indígena, establecido en la colonia y reforzado a lo largo de los siglos XVI al XX comenzó a aflojarse.
    • Crecientemente a lo largo de 1980 y 1981, fueron atacados pueblos claves, a menudo docenas de muertos, en un esfuerzo por quitarles a la guerrilla el apoyo de la población. El resultado, sin embargo, fue todo lo contrario de lo esperado: esa intermitente pero brutal represión a menudo sólo reforzó el apoyo indígena a la guerrilla. Una política de tierra arrasada fue instituida a fines de 1981, cuando miles de soldados barrieron violentamente toda la región, asesinando dirigentes sospechosos, quemando milpas, e intentando meter cuña entre el campesinado y las guerrillas.
    • El programa contrainsurgente del gobierno guatemalteco, iniciado a finales de 1981 e inicios de 1982, fue un método continuado y ampliado por los gobiernos posteriores.
    • En 1982 el ejército reorganizó su estructura, a fin de mantener el control que había ganado en el Altiplano por medio de la violencia indiscriminada. De esta manera, y de acuerdo a las fronteras departamentales, el país fue dividido en 22 zonas militares, de 9 que existían antes. Crucial para esta tarea fue la creación de patrullas de Autodefensa civil (PAC), su número alcanzó la cantidad de 700,000 a 1´000,000 de miembros en pocos años, generalmente por medios coercitivos.
  • 43. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • Las PAC en teoría, fueron creadas para proteger a los habitantes de las aldeas de los elementos subversivos, pero eran la práctica eran unidades paramilitares para el control de población, su represión y militarmente apoyo directo a tropas. Sobre esa base y las aldeas modelo, así como con programas como “fusiles y Frijoles” se reconstruyó parte de la sociedad rural hasta antes de la firma de los Acuerdos de PAZ.
    • El sistema político de dominación de la población fue cambiado a mediados de la década de 1980, en 1984 se efectuaron elecciones para la integración de una Asamblea constituyente, realizándose en 1985 elecciones presidenciales relativamente limpias y libres. De esta manera no sólo fue electo como nuevo presidente de la República de Guatemala un civil, sino que éste fue un demócrata cristiano considerado reformista. El ejército se vio obligado a permitir esta “apertura democrática”, debido, especialmente, a que no fue capaz de impedir el agravamiento de la crisis económica.
  • 44. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
    • El gobierno “democrático” de Vinicio Cerezo y su partido, la Democracia Cristiana, le dio un respiro a la economía, se reanudó la ayuda extranjera, incluso la militar, se mejoró la imagen del Estado, y se pretendió fortalecer la institucionalidad democrática, sin embargo se descartó realizar la Reforma Agraria y perseguir los hechos de graves violaciones de los Derechos Humanos, así mientras gobernaba un civil, el ejército ocupando el medio rural con fines contrainsurgentes.
    • Se inició un proceso de distensión a nivel regional , se establecieron conversaciones entre Guerrilla y Gobierno de Guatemala, sobre como alcanzar la Paz, posteriormente pasaron a ser negociaciones concretas y se firmaron finalmente los Acuerdos de Paz, los cuales puntualizan las causas que originaron el conflicto armado interno, entre ellas la injusta estructura de tenencia de tierras, y se sentaron bases para erradicar esas causas, las cuales constituyen plataforma de transformación del Estado y la sociedad guatemalteca, especialmente en el tema agrario.
  • 45. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. La transformación agraria y la contrainsurgencia
  • 46. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situación agraria
  • 47. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situación agraria
    • A. sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas : punto IV. literal F. DERECHOS REALTIVOS A LA TIERRA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, en todos sus numerales y especialmente el subtítulo Regularización de la tenencia de la tierra de las comunidades indígenas. “5. El Gobierno adoptará o promoverá medidas para regularizar la posesión comunal de tierras por las comunidades que carecen de títulos de propiedad, incluyendo la titulación de tierras municipales o nacionales con clara tradición comunal.…”
    • A. para el Reasentamiento de las Poblaciones Desarraigadas por el Enfrentamiento Armado : punto II. GARANTÍAS PARA EL REASENTAMIENTO DE LA POBLACIÓN DESARRAIGADA; el numeral 8. “Un elemento esencial para el reasentamiento es la seguridad jurídica en la tenencia (entre otros, uso, propiedad y posesión) de la tierra.”…
    • A. sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria : Ver punto III.; todos sus numerales y literales. Especialmente el literal E. MARCO LEGAL Y SEGURIDAD JURÍDICA; numeral 37. “Guatemala requiere de una reforma del marco jurídico del agro…” y; en el subtítulo Reforma Legal; el literal a) “Promover una reforma legal que establezca un marco jurídico seguro, simple y accesible a toda la población con relación a la tenencia de la tierra. Dicha reforma deberá simplificar los procedimientos de titulación y registro del derecho de propiedad y demás derechos reales así como simplificar los trámites y procedimientos administrativos y judiciales”
    • A. sobre Fortalecimiento del Poder Civil y Función del Ejercito en una Sociedad Democrática : Ver el punto V. PARTICIPACIÓN SOCIAL, en sus numerales 57. y 59.
  • 48. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situación agraria
    • El cumplimiento de los compromisos relativos a la tierra de los pueblos indígenas es aún insuficiente. Es urgente: integrar en una política nacional agraria la dimensión de la pluriculturalidad, desarrollar normas legales que faciliten la titulación y administración de las tierras de acuerdo con la normatividad consuetudinaria de las comunidades indígenas y, normar la titulación de las tierras municipales o nacionales con clara tradición comunal.
    • Es necesario también, incorporar a la discusión la protección de la biodiversidad y gestión de recursos naturales, particularmente el agua, así como el impacto diferenciado que tienen sobre las mujeres indígenas las prácticas culturales relativas a la herencia de la tierra. Esto es indispensable para superar la grave situación de exclusión social, segregación étnica, y pobreza crónica de la mayoría de los campesinos indígenas del país (MINUGUA, 2000, capítulo VI, párrafo 3).
  • 49. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Los acuerdos de Paz y las esperanzas por mejorar la situación agraria
    • Entre los desafíos pendientes identificados figuran: la promoción de reformas legales para establecer un marco jurídico simple y accesible a toda la población con relación a la tenencia de la tierra; la promoción de acciones afirmativas que faciliten el acceso de las mujeres a la tierra; la promulgación por ley de una jurisdicción agraria y ambiental; la protección de las tierras ejidales y municipales, limitando los casos en que éstas puedan ser enajenadas o entregadas por cualquier título a particulares; el otorgamiento de asesoría jurídica gratuita por CONTIERRA a campesinos que la requieran en casos de conflictos de tierra; el incremento de los recursos de esta entidad; la incorporación a FONTIERRAS de todas aquellas tierras previstas en la ley, en especial en El Petén y la Franja Transversal del Norte; la dotación a esta entidad de mayores recursos; acelerar el proceso de regularización de los expedientes recibidos del INTA; promulgada la ley de registro de información catastral hace falta la implementación del catastro; el establecimiento de una nueva escala impositiva para el impuesto anual sobre tierras ociosas, fijando impuestos más altos a estas tierras y a las subutilizada por particulares; y, la promoción y aplicación de la legislación de un impuesto territorial de fácil recaudación por las municipalidades (MINUGUA, 2000, capítulo VI, párrafo 6).
  • 50.
    • En materia agraria las realidades no son coherentes con los compromisos . Por parte del Estado no se inician todavía procesos sustantivos de reparto agrario y desarrollo rural con las dimensiones necesarias para beneficiar a la amplia población del campo, según el espíritu de los Acuerdos de Paz. Los pocos avances se expresan en preparativos institucionales y administrativos y un débil programa de inversiones para el área rural, sin que se inicie la implementación de la parte medular de la política agraria contenida en los Acuerdos de Paz. Hasta los 3 años y 3 meses después de firmado el acuerdo sobre situación socioeconómica y situación agraria, el Ministerio de Agricultura hace pública la política agraria de largo plazo (MAGA1999), y sus contenidos no corresponden a la dimensión de la problemática por resolver, pues las tensiones sobre la tierra y la pobreza rural continúan siendo elemento de gran conflictividad real y potencial. “
    • La política agraria presenta avances conceptuales coherentes con propuestas de la FAO para América Latina, pero no presenta instrumentos idóneos y suficientes, acordes con la dimensión y heterogeneidad de la problemática agraria, en consecuencia para las necesidades de desarrollo rural de Guatemala.
  • 51. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado
  • 52. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado
    • Firmado el Acuerdo de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca, URNG, predominando a nivel global los sistemas de gobierno y organización social de corte liberal, o de marcada tendencia neo-liberal, se inicia una carrera por aplicar realmente lo que por décadas había sido imposible o no se había querido aplicar, un Modelo político, económico y social denominado social de Mercado.
    • Este Modelo se basa, principalmente en procurar el desarrollo del país sobre la base de fuertes crecimientos económicos, en mercados abiertos y competitivos que, se espera, traigan como consecuencia mejoramientos significativos de los aspectos sociales. Este es el modelo que rige en Guatemala, en la mayoría de países de América y en un número muy importante de países a nivel mundial.
    • En Guatemala este sistema se rige, por encima de todos los Acuerdos de Paz sustantivos que supuestamente son plataforma para construir un nuevo país, una nación, una verdadera democracia y un desarrollo económico y social justo, sostenible. Los Acuerdos de Paz en última instancia matizan y le dan cierto “carácter político propio” al sistema dominante en Guatemala y el mundo. Sistema que tras el colapso de la unión de Repúblicas socialistas soviéticas, se ha convertido en el “paradigma” de las economías del mundo occidental: Europa, América, Oceanía, parte de Asia y parte de África.
  • 53. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado
    • El desarrollo de las economías de los países industrializados y la masificación en la aplicación de este Modelo, ha traído aparejada una fuerte Globalización de la Economía Mundial, la que corresponde al conjunto condiciones en el que una parte en el que una parte creciente de la riqueza se produce y se distribuye sobre la base mundial y en el interior de un sistema de redes empresariales interconectadas (OCDE, 1991). Este Drástico cambio está redefiniendo el rol del Estado guatemalteco, encargándose principalmente: de ser :
    • Normalizador y fiscalizador
    • Fomento a la actividad privada y creación de mercados, aunque distorsionados porque está propiciando grandes monopolios por la forma arbitraria del privatizar empresas estatales.
    • Subsidiario en la medida que cumple algunas funciones mientras el sector privado no es capaz de satisfacerlas, sobre todo a través de fondos sociales que también son financiados a través de Agencias Internacionales de Cooperación para el Desarrollo a través de donaciones y créditos, pues en Guatemala no se ha logrado consolidar un eficiente, adecuado y efectivo sistema de recaudación fiscal.
  • 54. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado
    • Decreto 24-99, el 13 de mayo de 1999 y con vigencia a partir del 24 de junio del mismo año crea el Fondo de Tierras, le antecedió el Fideicomiso fondo de Tierras, creado por acuerdo gubernativo.
    • En abril del 2,002, mediante el Acuerdo Gubernativo 136-2002 fue creada la Secretaria de Asuntos Agrarios que tiene como mandato conducir el diseño de la política de desarrollo rural, dar seguimiento y procurar el avance de los compromisos de paz relacionados con el tema agrario y desarrollo rural, le antecedió la CONTIERRA.
    • En junio de 2005, nueve años después de que se contemplara su creación en los Acuerdos de Paz, , el Congreso de Guatemala aprobó un nuevo registro de Información Catastral, el antecedió la UTJ-PROTIERRA.
    • Actualmente el organismo judicial prepara su propuesta para la implementación de los tribunales agrarios según lo manda la ley del RIC.
  • 55. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado Estado de las Deudas en FONTIERRAS       Monto en Millones de Q. % de Morosidad Fincas pagadas   53.00 Q29.10             Fincas con deuda fuera del período de gracia Créditos con pagos al día 16.00 Q29.80 20.00% Créditos con pagos parciales en mora 25.00 Q46.08 31.25% Créditos en mora 39.00 Q160.25 48.75% Fincas en período de gracia   91.00 Q356.31   Sub-total   171.00 Q592.44 100.00%           Total   224.00 Q621.54  
  • 56. UNA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA. Las esperanzas agrarias truncadas por el mercado Grado de endeudamiento en FONTIERRAS por años Año Fincas entregadas Familias Beneficiadas Extensión en hectáreas Monto del Crédito en Millones de Q. Subsidio otorgado en Millones de Q. Subsidio en Q. por familia Deuda promedio por familia Costo en Q. por hectárea. 1997-1999 30 2,405.00 12,450.60 Q82.50 Q23.60 Q9,812.89 Q34,303.53 Q6,626.19 2000 45 2,583.00 12,276.11 Q64.10 Q41.93 Q16,233.06 Q24,816.11 Q5,221.52 2001 59 5,754.00 26,793.26 Q222.30 Q110.60 Q19,221.41 Q38,633.99 Q8,296.86 2002 20 2,237.00 8,483.44 Q95.01 Q46.60 Q20,831.47 Q42,472.06 Q11,199.47 2003 29 2,423.00 8,991.85 Q85.03 Q59.50 Q24,556.34 Q35,092.86 Q9,456.34 2004 29 2,103.00 7,350.79 Q67.40 Q59.10 Q28,102.71 Q32,049.45 Q9,169.08 2005 12 764.00 4,822.84 Q23.10 Q23.00 Q30,104.71 Q30,235.60 Q4,789.71 Total 224 18,269.00 Q81,168.89 Q639.44 Q364.33 Q21,266.08 Q33,943.37 Q7,822.74
  • 57. REFLEXIONES SOBRE NUESTRA MIRADA A LA HISTORIA AGRARIA DE GUATEMALA
    • El problema agrario -que la República de Guatemala no ha podido hasta ahora resolver- domina todos los problemas de la misma. Sobre una economía capitalista distorsionada por los rezagos semi-feudales y el mercantilismo no pueden prosperar ni funcionar instituciones democráticas y liberales.
      • El problema agrario se presenta, ante todo, como el problema de la liquidación de la feudalidad, esta liquidación debía haber sido realizada ya por un régimen democrático burgués formalmente establecido por revoluciones agrarias o liberales o por las revoluciones democrático-burguesas. Pero en Guatemala no hemos tenido en los casi ciento cincuenta años de república, una verdadera clase burguesa, una verdadera clase capitalista. La antigua clase feudal -camuflada o disfrazada de burguesía republicana- ha conservado sus posiciones. La política de desamortización de la propiedad agraria iniciada por la revolución liberal primero, y por la revolución de octubre después, así como por los procesos de transformación agraria contra-reformistas y contra-revolucionarios auspiciados por los Estados Unidos -como una consecuencia lógica de su ideología-, no condujo al desenvolvimiento de la pequeña propiedad. La vieja clase terrateniente no ha perdido aún todo su predominio. La supervivencia de un régimen de latifundistas ha producido, en la práctica, el mantenimiento del latifundio. Sabido es que la desamortización atacó más bien a la comunidad. Y el hecho es que durante más de un siglo de república, la gran propiedad agraria se ha reforzado y engrandecido a despecho del liberalismo teórico de nuestra Constitución y de las necesidades prácticas del desarrollo de nuestra economía capitalista.
    • Las expresiones de la feudalidad sobreviviente son dos: latifundio y servidumbre, expresiones solidarias y consustánciales cuyo análisis nos conduce a la conclusión de que no se puede liquidar la servidumbre, que pesa sobre el campesinado mayoritariamente indígena, sin liquidar el latifundio.
  • 58. II. LATINFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIÓN
  • 59. II. LATINFUNDIO Y PROCESO DE URBANIZACIÓN
    • Dios y el diablo en la tierra del latifundio
    • Fray Betto
    •  
    • Al principio de la Creación, dijo el Señor a los ángeles: «Esta tierra será bautizada como Brasil». Y dio con ello a ese inmenso territorio un nombre ecológico, tomado de un árbol perfumado. «Será una tierra sin males. No habrá en ella terremotos ni volcanes, desiertos ni huracanes, nieve o heladas. Todo suelo será fértil, y sus frutos, abundantes».
    • Millones de años después, las carabelas de Cabal atracaron en el litoral de Brasil. Y el cronista de a bordo, Pedro Vaz Caminha, confirmó la promesa divina: «Aquí, todo lo que se planta, crece».
    • Mal sabía él que al crear Dios el mar, enfrente el diablo abrió un bar. Y las tierras de Brasil fueron cortadas en retales por la única Reforma agraria habida en toda la historia del país: su división en capitanías hereditarias.
    • Heredero de las capitanías, el latifundio masacró indios, importó esclavos, expulsó posseiros, e impuso, sobre 600 millones de hectáreas, el privilegio de la propiedad privada de unos pocos sobre el derecho a la vida de millones.
    • Dios, sin embargo, no pasó la escritura al latifundio. Había creado la tierra para todos. De esa conciencia nació la indignación, y de ella la reacción. Expulsados de la tierra, los agricultores se negaron a engrosar el cinturón de favelas que cerca las ciudades. Se apostaron en acampadas, promovieron ocupaciones, establecieron asentamientos.
    • El diablo vio crecer sus cuernos. Se hizo grillero, corrompió jueces, eludió impuestos, eligió diputados, arrancó subvenciones, armó pistoleros, lanzó a policías contra los sin tierra, contra los sin techo, contra los sin libertad.
    • Entonces, la tierra llamada Brasil, se convirtió en Santa Cruz. De tantas cruces clavadas en su cuerpo espléndido: Palmares, Vila Rica, Canudos, Constestado... Ahora, Volta Redonda, Candelária, Vigário Geral, Carandiru, Corumbiara, Eldorado dos Carajás...
    • Tierra en la que se entierra al que quiere tierra. Valle de lágrimas para la mayoría, montaña paradisíaca de prosperidad para los latifundistas y sus socios. De lo alto de sus riquezas, ellos contemplan el panorama por el monóculo de la mundialización. Descubren, aterrorizados, que viven en una isla de opulencia cercada de sangre por todas partes.
    • A lo lejos, un pequeño bote navega en dirección a ellos. Grabado lleva en su casco un nombre: Justicia.
  • 60. ESTRUCTURA AGRARIA FUENTE: INE, 2003. IV Censo Nacional Agropecuario de Guatemala . Cuadro 7, Página 17.TOMO I CUADRO 3. Número de fincas censales y superficie en Manzanas, según año del censo agropecuario. 1950-2003 Censo número Año Número de Fincas Superficie I II III IV 1950 1964 1979 2003 348,687 417,344 531,623 830,684 5,315,475 4,926,766 5,875,317 5,315,838
  • 61. ESTRUCTURA AGRARIA FUENTE: Elaboración con base en la Gráfica 9, Página 18 IV Censo Nacional Agropecuario (INE). TOMO I
  • 62. ESTRUCTURA AGRARIA FUENTE: Elaboración propia con base en Cuadro 8, Página 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario . INE, 2003.
  • 63. ESTRUCTURA AGRARIA FUENTE: Elaboración propia con base en Cuadro 8, Página 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario . INE, 2003.
  • 64. ESTRUCTURA AGRARIA FUENTE: Elaboración propia con base en Cuadro 8, Página 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario . INE, 2003.
  • 65. CONCENTRACIÓN / DISPERSIÓN (Censo 2002)
  • 66. CONCENTRACIÓN / DISPERSIÓN (Censo 2002)
    • Una Guatemala muy dispersa en términos de pueblos, aldeas, caseríos:
    • 16,000 con menos de 2,000 habitantes
    • 15,000 con menos de 1,000 habitantes
    • 2,500 con menos de 50 habitantes
    Población Total 11,237,196 Habitantes Población Urbana 5,177,589 Hab. (46% de la población total) Población Departamento de Guatemala 2,541,581 Hab. (49% de la población urbana Población Urbana en 314 Centros Urbanos Menores 2,638,009 Hab. (51% de la población urbana
  • 67. Características de la vivienda Fuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 – abril 1999 Instituto Nacional de Estadística, INE. Guatemala. Cuadro 3. Características de la vivienda. p. 25 Material predominante en el Techo Material Total País Urbano Rural % unidades % unidades % unidades Viviendas encuestadas 100.00 1,997,537.00 43.36 866,067.00 56.64 1,131,470.00 Concreto 9.70 193,761.09 20.90 181,008.00 1.20 13,577.64 Lamina metálica 69.20 1,382,295.60 68.00 588,925.56 70.10 793,160.47 asbesto cemento 2.70 53,933.50 4.80 41,571.22 1.00 11,314.70 Teja 13.30 265,672.42 5.60 48,499.75 19.30 218,373.71 Paja, palma o similar 4.80 95,881.78 0.60 5,196.40 8.00 90,517.60 Otro tipo 0.30 5,992.61 0.10 866.07 0.40 4,525.88
  • 68. Composición de los hogares. Fuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 – abril 1999. Instituto Nacional de Estadística, INE. Guatemala. Ver Cuadro 2. p. 23. Personas por hogar Personas por hogar Total País Urbano Rural 5.28 4.83 5.63 Tamaño del hogar: 1 persona 3.60% 3.80% 3.40% 2 personas 8.80% 11.00% 7.10% 3-4 personas 28.20% 33.30% 24.30% 5-6 personas 31.40% 30.90% 31.70% 7 y más personas 28.00% 21.00% 33.50%
  • 69. Características de los hogares Fuente: ENIGFAM, 1999. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares, marzo 1998 – abril 1999 . Instituto Nacional de Estadística, INE. Guatemala. Ver Indicadores generales de hogares, ingresos y gastos p. 44 y Cuadro 4. p. 27. Hacinamiento y tenencia de vivienda 12.1 Hacinamiento   Total País % Urbano % Rural % Con Hacinamiento 1,104,614.00 55.30 333,739.00 38.54 770,875.00 68.13 Sin Hacinamiento 892,923.00 44.70 532,328.00 61.46 360,595.00 31.87 Total hogares 1,997,537.00 100.00 866,067.00 100.00 1,131,470.00 100.00 12.2 Tenencia de Vivienda Pagada Totalmente 1,453,910.00 72.79 534,087.00 61.67 919,823.00 81.29 Pagando a Plazos 60,725.00 3.04 59,186.00 2.96 1,539.00 0.08 Alquilada 199,210.00 9.97 179,413.00 8.98 19,797.00 0.99 Cedida 269,377.00 13.49 83,061.00 9.59 186,316.00 16.47 Otra Forma 14,315.00 0.72 10,320.00 1.19 3,995.00 0.35
  • 70. LOCALES DE HABITACION POR ÁREA URBANA Y RURAL SEGÚN TIPO DE LOCAL FUENTE: Elaboración propia con base en datos del Instituto Nacional de Estadística XI Censo Nacional de Población y VI Censo Nacional de Habitación 2002.
  • 71. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA
    • el 1% de la población con mayores ingresos recibía el 13.9% del ingreso total de Guatemala;
    • el 10% de aquellos con mayores ingresos recibía casi la mitad de los ingresos totales del país
    • el 20% de la población de menores ingresos, en su mayor parte en situación de extrema pobreza percibía solo el 1.6 % del ingreso total. [1]
    • [1] Ver datos de Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos, ENEI 2002 (segunda fase). Véase también para 1998 y 1999 datos similares en SNU (2201) p 75. Según “Guatemala: una agenda para el desarrollo humano, 2003.” Informe Nacional de Desarrollo Humano Sistema de Naciones Unidas en Guatemala. Guatemala: SNU, 2003. p 11.
  • 72. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: ENIGFAM. Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos Familiares , marzo 1998 – abril 1999. INE. Instituto Nacional de Estadística, Guatemala 1999. Estructura del Gasto   Total País % Urbano % Rural % Alimentación/bebidas/tabaco 1,986,785,279 37.1 1,089,055,722 31.6 897,729,557 46.9 Vestido y calzado 376,136,738 7.0 227,194,996 6.6 148,941,742 7.8 Vivienda/agua /luz 1,159,758,141 21.6 834,643,040 24.2 325,115,101 17.0 Mobiliario y equipo 359,907,615 6.7 221,262,675 6.4 138,644,940 7.2 Salud 393,596,807 7.3 259,361,459 7.5 134,235,348 7.2 Transporte/comunicación 413,064,674 7.7 311,324,033 9.0 101,740,641 5.3 Ocio/Recreación 244,946,775 4.6 185,433,714 5.4 59,513,061 3.1 Educación 178,567,774 3.3 150,407,809 4.4 28,159,965 1.5 Gastos Diversos 247,987,224 4.6 167,039,490 4.8 80,947,734 4.2
  • 73. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA FUENTE: Elaboración propia con base en datos del Instituto Nacional de Estadística XI Censo Nacional de Población y VI Censo Nacional de Habitación 2002. Condición de actividad económica para personas de 7 años y más   Total País % Urbano % Rural % Econ./ activo 4,207,946 50.4 1,828,776 52.7 2,379,170 48.8 Econ./ inactivo 4,133,047 49.6 1,640,764 47.3 2,492,283 51.2 Total 8,340,993   3,469,540   4,871,453  
  • 74. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 75. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 76. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 77. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 78. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA FUENTE: Elaboración propia con base en Cuadro 8, Página 19. TOMO I. IV Censo Nacional Agropecuario . INE, 2003.
  • 79. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 80. APROXIMACIÓN A LA TENENCIA DE LA TIERRA URBANA Fuente: Elaboración propia con base en “Características de la Población y de los locales de habitación censados” . Instituto Nacional de Estadística, INE. Censos Nacionales, XI de Población y VI de Habitación 2002. Ver p. 57
  • 81.  
  • 82. ACOTACIONES FINALES
    • Los obstáculos al propio desarrollo del capitalismo nacional son los retardadores del proceso de urbanización.
    • Las iniciativas productivas, de servicios, comerciales o financieras, no encuentran, generalmente, en este sistema, todos los estímulos indispensables para efectuar los trabajos de perfecta valorización de las tierras que les servirán de soporte, ya sea en propiedad o en arriendo, de sus cultivos e instalaciones. El temor a un aumento de la locación, al vencimiento de su contrato, induce a una gran parsimonia en las inversiones. La ambición de toda iniciativa empresarial urbana o rural es, por supuesto, convertirse en propietario; pero su propio empeño contribuye al encarecimiento de la propiedad de la tierra, tanto en lo urbano como en lo rural, en provecho de los latifundistas.
  • 83. ACOTACIONES FINALES
    • Por ello afirmamos, de acuerdo a la estructura de tenencia de la tierra rural, que la estructura de la tenencia urbana, no puede ser por mucho, menos concentradora, inequitativa e injusta, al menos en términos cualitativos, que la prevaleciente en el campo (las magnitudes territoriales de superficie no son comparables). El monopolio de la tierra, por ningún motivo, y por ninguna evidencia histórica, eventual o trascendental ha dejado de lado su capacidad de ejercicio del poder político, social y cultural que le permite su poder económico, por lo que hay certidumbre de que en el área urbana exista y predomine, por supuesto, mediante mecanismos de mercado más modernos y sofisticados, una situación similar de desigualdad y concentración en la tenencia de la tierra.
  • 84.
    • GRACIAS POR SU ATENCIÓN … .