Your SlideShare is downloading. ×
Eventos de los Últimos Días pág. 61
La iglesia adventista del séptimo día debe ser pesada en la
balanza del santuario. Ser...
iglesia, de cada individuo que allá vivido en esta tierra.
También en este libro estaba registrado todo lo que Dios
demand...
estaba escrito en su totalidad, no había lugar para ponerle
una letra más, no había espacio, ni para corregir, ni para
aña...
para la eternidad.
Primeros escritos pág. 280
Había sido decidido todo caso y numerada cada joya.
Detúvose un momento Jesú...
Eventos de los últimos días pág. 16
Los solemnes mensajes que en el Apocalipsis se dieron en su
orden deben ocupar el prim...
y la unión de la iglesia con el mundo se haya consumado en
toda la cristiandad. El cambio es progresivo, y el
cumplimiento...
Satanás no pudo encontrar nada en el Hijo de Dios que le
permitiese ganar la victoria. Cristo guardó los mandamientos
de s...
 
	
  
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Juicio previo a la venida de cristo

244

Published on

Juicios que están aconteciendo en este momento. Juicio investigador, Juicio Adjudicativo y Juicio Ejecutivo

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
244
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Juicio previo a la venida de cristo"

  1. 1. Eventos de los Últimos Días pág. 61 La iglesia adventista del séptimo día debe ser pesada en la balanza del santuario. Será juzgada conforme a las ventajas que haya recibido. Si su experiencia espiritual no corresponde a los privilegios que el sacrificio de Cristo le tiene asegurados; si las bendiciones conferidas no la capacitaron para cumplir la obra que se le confió, se pronunciará contra ella la sentencia: "Hallada falta". Será juzgada según la luz y las ocasiones que le fueron deparadas. A menos que la iglesia contaminada por la apostasía se arrepienta y se convierta, comerá del fruto de sus propias obras, hasta que se aborrezca a sí misma. Si resiste el mal y busca el bien; si busca a Dios con toda humildad y responde a su vocación celestial en Jesucristo; si permanece sobre la plataforma de la verdad eterna, y si por fe realiza los planes que han sido trazados a su respecto, ella será sanada. Manuscrito Vol. 1 pág. 197 Le preguntamos a Juan que fue lo él vio y oyó en la visión en la isla de Patmos y él nos responde. Yo vi en la mano derecha de aquel que estaba sentado sobre el trono un libro escrito por dentro y por fuera y sellado con 7 sellos, y vi un ángel poderoso que proclamaba a gran voz ¿Quién es digno de abrir el libro y de desatar sus sellos?. Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo. Allí en la mano derecha del que estaba sentado en el trono estaba el libro el rollo de la historia de las providencias de Dios y la historia profética de todas las naciones y la
  2. 2. iglesia, de cada individuo que allá vivido en esta tierra. También en este libro estaba registrado todo lo que Dios demandó, su autoridad, su mandamientos, sus leyes, todo el consejo simbólico del eterno y la historia de todos los poderes que han reinado, de todas las naciones en esta tierra desde el principio del mundo hasta el fin. En lenguaje simbólico se contenía en ese rollo, no solo la historia, sino la influencia de cada nación, de cada poder, de cada pueblo y de cada individuo desde el principio de la historia de esta tierra hasta el fin de la historia. Yo lloraba mucho porque no se encontró ningún hombre digno de abrir el rollo, ni de leerlo, ni tan siquiera de mirarlo. La visión como se le presento a Juan hizo una tremenda impresión sobre su mente el destino de cada nación y de cada individuo estaba registrado en ese libro. Juan estaba muy angustiado por la inhabilidad de todo ser humano o aun de la hueste angélica de abrir el libro, de leer sus palabras, ni siquiera de mirarlo. Su alma se angustió de tal manera que estaba al punto de suspenso y agonía, lloraba desconsoladamente, hasta que un ángel poderoso se compadeció de Juan al verlo llorar y colocando su mano sobre él le aseguró, mira el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Juan continuo, Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono. Cuando el libro se abrió y se fue desenrollando, en forma sucesiva se fueron desatando sus sellos, todos los que estaban presentes se llenaron de asombro, no había en el libro ninguna línea en blanco, todo
  3. 3. estaba escrito en su totalidad, no había lugar para ponerle una letra más, no había espacio, ni para corregir, ni para añadir el libro estaba completo. El libro contiene la historia de la humanidad y se abre en el tiempo del juicio. Hogar Cristiano pág. 486 Al trabajar por vuestros hijos, valeos del gran poder de Dios. Confiad vuestros hijos al Señor en oración. Obrad por ellos fervorosa e incansablemente. Dios oirá vuestras oraciones y los atraerá a sí mismo. Luego, en el último gran día, podréis presentarlos a Dios diciendo: "He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová." * Cuando Samuel reciba la corona de gloria, la mecerá delante del trono para rendir honor, y reconocerá́ con gozo que las lecciones que su madre le dio fielmente por los méritos de Cristo le coronaron de gloria inmortal.* Nunca apreciará el mundo la obra de los padres prudentes, pero cuando sesione el juicio y se abran los libros, esa obra se verá como Dios la ve y será recompensada delante de hombres y ángeles. Se verá que un hijo criado fielmente fue una luz en el mundo. Velar sobre la formación del carácter de ese hijo costó lágrimas, ansiedad y noches de insomnio, pero la obra se hizo sabiamente, y los padres oyen al Maestro decir: "Bien, buen siervo y fiel." Joyas de los testimonios tomo II pág. 71 ¿Qué estáis haciendo, hermanos, en la gran obra de preparación? Los que se unen con el mundo reciben su molde y se preparan para la marca de la bestia. Los que desconfían de sí mismos, se humillan delante de Dios y purifican sus almas obedeciendo a la verdad, son los que reciben el molde celestial y se preparan para tener el sello de Dios en sus frentes. Cuando se promulgue el decreto y se estampe el sello, su carácter permanecerá puro y sin mancha
  4. 4. para la eternidad. Primeros escritos pág. 280 Había sido decidido todo caso y numerada cada joya. Detúvose un momento Jesús en el departamento exterior del santuario celestial, y los pecados confesados mientras él estuvo en el lugar santísimo fueron asignados a Satanás, originador del pecado, quien debía sufrir su castigo. Eventos de los últimos días pág. 41 Mientras la misericordia de Dios tiene mucha paciencia con el transgresor, hay un límite más allá del cual los hombres no pueden seguir en sus pecados. Cuando se llega a ese límite, se retira el ofrecimiento de la gracia y comienza la ejecución del juicio.-PP 160 (1890). Eventos de los últimos días pág. 46 Los adventistas del séptimo día han sido elegidos por Dios como pueblo particular, separado del mundo. Con el gran instrumento de la verdad, los ha sacado de la cantera del mundo y los ha relacionado consigo. Ha hecho de ellos representantes suyos, y los ha llamado a ser sus embajadores durante esta última fase de la obra salvación. Les ha encargado que proclamen al mundo la mayor suma de verdad que se haya confiado alguna vez a seres mortales, las advertencias más solemnes y terribles que Dios haya enviado alguna vez a los hombres.
  5. 5. Eventos de los últimos días pág. 16 Los solemnes mensajes que en el Apocalipsis se dieron en su orden deben ocupar el primer lugar en el pensamiento de los hijos de Dios. Primeros escritos pág. 280 Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Conflicto de los siglos pág. 661 Y clamó con fortaleza en alta voz diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles." "Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas." Estos versículos señalan un tiempo en el porvenir cuando el anuncio de la caída de Babilonia, tal cual fue hecho por el segundo ángel de Apocalipsis 14:8, se repetirá con la mención adicional de las corrupciones que han estado introduciéndose en las diversas organizaciones religiosas que constituyen a Babilonia, desde que ese mensaje fue proclamado por primera vez, durante el verano de 1844. Eventos de los últimos días pág. 202 Aún no se puede decir:..."Ha hecho que todas las naciones beban del vino de la ira de su fornicación". Aún no ha dado de beber a todas las naciones... La caída de Babilonia no será completa sino cuando la iglesia se encuentre en este estado,
  6. 6. y la unión de la iglesia con el mundo se haya consumado en toda la cristiandad. El cambio es progresivo, y el cumplimiento perfecto de Apocalipsis 14: 8 está aún reservado para lo por venir. ¿Cuándo sus pecados llegan al cielo [Apoc. 18: 2-5]? Cuando la ley de Dios finalmente sea invalidada mediante legislación [dominical]. Eventos de los últimos días pág. 183 El gran asunto que pronto afrontaremos [la imposición de las leyes dominicales], eliminará a todos aquellos a quienes Dios no ha señalado, y él tendrá un ministerio puro, verdadero, santificado, preparado para la lluvia tardía.-3MS 440 (1886). Joyas de los testimonios Tomo II pág. 69 Ninguno de nosotros recibirá jamás el sello de Dios mientras nuestros caracteres tengan una mancha. Nos toca a nosotros remediar los defectos de nuestro carácter, limpiar el templo del alma de toda contaminación. Entonces la lluvia tardía caerá sobre nosotros como cayó la lluvia temprana sobre los discípulos en el día de Pentecostés. Conflicto de los siglos. Pág. 680 Ahora, mientras que nuestro gran Sumo Sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos tratar de llegar a la perfección en Cristo. Nuestro Salvador no pudo ser inducido a ceder a la tentación ni siquiera en pensamiento. Satanás encuentra en los corazones humanos algún asidero en que hacerse firme; es tal vez algún deseo pecaminoso que se acaricia, por medio del cual la tentación se fortalece. Pero Cristo declaró al hablar de sí mismo: "Viene el príncipe de este mundo; mas no tiene nada en mí." (S. Juan 14: 30.)
  7. 7. Satanás no pudo encontrar nada en el Hijo de Dios que le permitiese ganar la victoria. Cristo guardó los mandamientos de su Padre y no hubo en él ningún pecado de que Satanás pudiese sacar ventaja. Esta es la condición en que deben encontrarse los que han de poder subsistir en el tiempo de angustia. Conflicto de los siglos. Pág. 544 Estamos viviendo ahora en el gran día de la expiación. Cuando en el servicio simbólico el sumo sacerdote hacia la propiciación por Israel, todos debían afligir sus almas arrepintiéndose de sus pecados y humillándose ante el Señor, si no querían verse separados del pueblo. De la misma manera, todos los que desean que sus nombres sean conservados en el libro de la vida, deben ahora, en los pocos días que les quedan de este tiempo de gracia, afligir sus almas ante Dios con verdadero arrepentimiento y dolor por sus pecados. Hay que escudriñar honda y sinceramente el corazón. Hay que deponer el espíritu liviano y frívolo al que se entregan tantos cristianos de profesión. Empeñada lucha espera a todos aquellos que quieran subyugar las malas inclinaciones que tratan de dominarlos. La obra de preparación es obra individual. No somos salvados en grupos. La pureza y la devoción de uno no suplirá la falta de estas cualidades en otro. Si bien todas las naciones deben pasar en juicio ante Dios, sin embargo él examinará el caso de cada individuo de un modo tan rígido y minucioso como si no hubiese otro ser en la tierra. Cada cual tiene que ser probado y encontrado sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante.
  8. 8.    

×