Your SlideShare is downloading. ×
JEANIENE FROST   FORO AD’   1
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’        2                                      ...
JEANIENE FROST                                                   FORO AD’       3                                         ...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’      4finamente cincelados que podrían cortar ...
JEANIENE FROST                                                          FORO AD’         5instante. Una mano de hierro cer...
JEANIENE FROST                                                 FORO AD’        6          El cuchillo que aun sostenía en ...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        7       ―¿Descansaste lo suficiente, C...
JEANIENE FROST                                                    FORO AD’        8Tuvimos que asegurarnos de que esto no ...
JEANIENE FROST                                                        FORO AD’         9      El salió del auto. Y yo hice...
JEANIENE FROST                                                    FORO AD’        10      ―Soy Ed‖ dijo el vampiro, con un...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’      11somos niñeras ¿sabes? Entonces, cuand...
JEANIENE FROST                                                    FORO AD’        12      La cara de Ed se contrajo, pero ...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’    13                                       ...
JEANIENE FROST                                                         FORO AD’    14mis ojos se habían vuelto verdes bril...
JEANIENE FROST                                                        FORO AD’     15      ―Pero cuerda‖, sumé. Y más segu...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’       16      Y si Bones comenzaba a manifesta...
JEANIENE FROST                                                    FORO AD’       17       ―Sólo me concentro en los deseos...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’        18      Ed y Scratch no hicieron ningún...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’       19      Ed le dio a Bones una mirada ca...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        20el exterior del edificio, intentando...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’        21        ―Llegamos tarde,‖ susurré. Vi...
JEANIENE FROST                                                          FORO AD’     22mesas volcadas y alguna sangre emba...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’        23         ―¿Son Shayne y Harris?‖ pr...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’       24      Tragué. Eso podía ser el resulta...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’        25      Bones se me quedo mirando sin p...
JEANIENE FROST                                                         FORO AD’       26                                  ...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’      27      Bones miró a Tiny, quien me sig...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’      28      "Falsa alarma", repitió su amigo,...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        29       Scratch sonó resignado. Yo at...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’      30      Una sonrisa fantasmal cruzo los ...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’      31caer en una trampa potencial sin tener...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        32significaba que podían merendar de s...
JEANIENE FROST                                                               FORO AD’          33donde me pueden encontrar...
JEANIENE FROST                                                        FORO AD’        34dientes. Lavar el cabello. Goberna...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’      35      En otras palabras, no importa la...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        36                                    ...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’        37espalda de Bones. Entonces, la last...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’       38      Lo empujé, sacando mi mano del...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        39       "Dame un momento, Cat" fue su...
JEANIENE FROST                                                          FORO AD’         40       La ironía en su voz era ...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        41       "Así qué, he oído que no quer...
JEANIENE FROST                                                         FORO AD’     42       La voz de Bones fluyo dentro ...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’      43       "¿Supongo que los médicos van a...
JEANIENE FROST                                                        FORO AD’        44          El suspiro de Don se sac...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’         45      Tragué saliva duramente. El mi...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’        46      La expresión de mi tío dijo qu...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’         47Bones había resucitado a Dave como ...
JEANIENE FROST                                                           FORO AD’          48                             ...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’         49mantenerme unida y concentrarme en l...
JEANIENE FROST                                                       FORO AD’       50comenzara a ingerir la sangre de un ...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’       51      "Mejor aún, trata de tocarme de ...
JEANIENE FROST                                                        FORO AD’         52         Él se dio la vuelta, una...
JEANIENE FROST                                                     FORO AD’        53       Su mirada azul endurecida. "Fu...
JEANIENE FROST                                                      FORO AD’         54Lancé una mirada rápida y suplicant...
JEANIENE FROST                                                                FORO AD’           55        "¡Dios, eres ta...
JEANIENE FROST                                                   FORO AD’        56      Me quedé mirando a los miembros d...
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
(5) this side of the grave - Jeaniene Frost
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

(5) this side of the grave - Jeaniene Frost

5,267

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
5,267
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
116
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "(5) this side of the grave - Jeaniene Frost"

  1. 1. JEANIENE FROST FORO AD’ 1
  2. 2. JEANIENE FROST FORO AD’ 2 This Side of the Grave El peligro esta a ambos lados de la tumba..... La medio-vampiro Cat Crawfield y su esposo vampiro Bones, hanluchado por su vida al igual como han luchado por su relación. Pero justocuando han triunfado sobre su última batalla, las nuevas habilidades de Catamenazan con destruir el equilibrio que han conseguido... Con la misteriosa desaparición de algunos vampiros, los rumores de unaguerra entre especies. Un fanático avivando la tensión entre vampiros y ghouls,si estos dos grupos se enfrentan los humanos podrían pasar a ser dañoscolaterales. Ahora Cat y Bones se ven obligados a buscar la ayuda de unpeligroso "aliado" la reina de los ghouls de Nueva Orleans. Pero el precio de sucolaboración puede resultar más peligrosa que una guerra entre especies... porno hablar de las repercusiones que Cat nunca imaginó.
  3. 3. JEANIENE FROST FORO AD’ 3 Capitulo 1 TRADUCIDO POR BLAIR Y COSS (PORTUGUÉS) CORREGIDO POR REPRISSE El vampiro empujo las cadenas que lo inmovilizaban a la pared de lacueva. Sus ojos brillaban verdes, alumbrando la oscuridad que nos rodeaba. ―¿Realmente crees que puedes sujetarme?‖ Preguntó él, con su seductory desafiante acento inglés. ―Claro que sí‖ respondí. Esas cadenas fueron instaladas y probadas porun vampiro Maestro para que fueran lo suficientemente fuertes. Lo deberíasaber. Una vez yo misma había sido prisionera en ellas. La sonrisa del vampiro reveló colmillos en sus blancos dientessuperiores. No habían estado allí hace algunos minutos, cuando él todavíaparecía humano para el ojo inexperto. ―Muy bien, entonces. ¿Qué es lo que deseas, ahora que me tienesindefenso?‖ Él no sonaba como si se sintiera indefenso, al menos. Fruncí los labiosconsiderando el asunto, dejé que mi mirada lo escaneara. Nada interrumpió mivista, bueno, desde que estaba desnudo. Hace mucho tiempo aprendí que lasarmas podían ser almacenadas en varias partes del vestuario, pero en la pieldesnuda no esconde nada. Excepto que ahora, eso también era una gran distracción. El cuerpo delvampiro era, una hermosa extensión pálida de músculo, hueso y eleganteslíneas magras, todo lo que culminaba en una hermosa cara con pómulos tan
  4. 4. JEANIENE FROST FORO AD’ 4finamente cincelados que podrían cortar la mantequilla. Vestido o desnudo, elvampiro era impresionante, algo de lo que era obviamente consciente. Aquellosojos brillaban verdes en los míos con una mirada de complicidad. ―¿Necesitas que repita la pregunta?‖Él preguntó con un dejo de malicia. Me esforcé por ser indiferente. ―¿Para quién trabajas?‖ La sonrisa se ensanchó, dejándome saber que mi actuación no fue tanconvincente como yo quería que fuera. Él incluso se estiró tanto como lascadenas se lo permitían, Sus músculos ondulando como las ondas de un lago. ―Para nadie.‖ ―Mentiroso‖. Saqué un cuchillo de plata y tracé la punta suavemente porsu pecho, sin cortar su piel, dejando apenas una línea rosada que desaparecióen segundos. Él miró el camino que el cuchillo había trazado. ―¿Eso deberíaasustarme?‖ Fingí que analizaba la pregunta. ―Bueno, he matado a sangre fría en elmundo de los no muertos desde que tenía dieciséis años. Incluso me gané elapodo de Red Reaper, por lo que si tengo un cuchillo al lado de tú corazón,entonces sí, deberías tener miedo. Su expresión seguía siendo divertida. ―Te gusta sonar desagradable peroapuesto que podría liberarme y tenerte sobre tu espalda antes de que pudierasdetenerme‖. Bastardo arrogante. ―Hablar es fácil. Pruébalo‖. Sus piernas se alzaron, sacándome de equilibrio. Salté hacia adelante deuna vez, pero un cuerpo rígido y frío me tiró al piso de la cueva al siguiente
  5. 5. JEANIENE FROST FORO AD’ 5instante. Una mano de hierro cerrada en torno mi muñeca, me impedía levantarel cuchillo. ―Siempre, el orgullo antes de una caída‖ él murmuró con satisfacción. Intenté derribarlo, pero una tonelada de ladrillos hubiera sido más fácilde desalojar. Debería haber encadenado los brazos y las piernas antes de ser tan atrevida, mereprendí mentalmente. Aquella sonrisa arrogante regresó cuando el vampiro me miro.―Continúa retorciéndote, cariño. Frota conmigo todas las partes, hazlo‖ ―¿Cómo lograste liberarte de las cadenas?‖ Por encima de su hombro, viun agujero en la pared de la cueva, en donde solían colgar los gruesos grilletesde titanio. Increíble. Él las arrancó directamente fuera de la pared. Una oscura ceja se arqueo. ―Sabía cuál era el ángulo correcto para tirar.Tú no debes instalar restricciones sin saber cómo salir de ellas. Sólo tomo unmomento; y entonces, ya te tenía sobre tu espalda. Tal como había dicho que loharía‖. Si todavía tuviera latidos cardiacos, ahora estarían acelerados --pero loshabía perdido en su mayor parte-- cuando había cambiado de mestiza avampiro hace ya varios meses. Mis ojos se volvieron verdes brillantes y miscolmillos se deslizaron fuera de mis dientes. ―Presumido‖ Él se inclinó hasta que nuestros rostros estaban apenas a una pulgadade distancia. ―Ahora, mi adorable cautiva, cómo terminaste presa debajo de mí¿qué me impide terminar de una manera vil contigo?‖
  6. 6. JEANIENE FROST FORO AD’ 6 El cuchillo que aun sostenía en mis manos cayó y envolví mis brazosalrededor de su cuello. ―Nada, espero‖. Bones, mi marido vampiro, soltó una baja y pecaminosa risa. ―Esa es larespuesta que quería escuchar, gatita‖. Estar en una cueva subterránea no estaría en la lista de alojamientofavorito de última hora para la mayoría de las personas, pero era el cielo paramí. Los únicos sonidos provenían del movimiento del rio subterráneo. Fue unalivio no tener que controlar el volumen de nuestras innumerablesconversaciones. Si fuera por mí, a Bones y a mí nos gustaría quedarnos aquí porsemanas. Pero teniendo un tiempo límite de nuestras vidas para obtener algo deD&R1, no eran dos tarjetas para nosotros. Lo aprendí de una manera difícil. Loque también aprendí fue aprovechar los momentos de escape, cuandopodíamos. De ahí la parada para descansar la madrugada en la misma cueva,donde hace siete años, comenzó mi relación con Bones. En aquella época, yohabía estado apresada, convencida de que estaba a punto de ser comida por unchupasangre del mal. En lugar de eso, termine casándome con el chupasangre. Mi gato me dio un maullido lastimero en la esquina del pequeñoterreno, arañando la losa de piedra que servía de puerta. ―No puedes explorar‖ le dije. ―Te perderías‖. Él maulló otra vez, pero comenzó a lamer su pata, dándome una funestamirada todo el tiempo. Todavía no me perdonaba por dejarlo con una niñeradurante meses. No culpo a mi gatito por su rencor pero si se hubiera quedadoconmigo, podría haber terminado muerto. Varias personas lo hicieron.1 R&R rest y relaxation: descanso y relajación
  7. 7. JEANIENE FROST FORO AD’ 7 ―¿Descansaste lo suficiente, Cariño?‖ preguntó Bones. ―Hum hum‖ murmure largamente. Me había quedado dormida en unlargo sueño poco después del amanecer, pero no había tenido los instantes deinconsciencia que me habían atormentado durante mis primeras semanas comoun vampiro. Yo había crecido a partir de ahí, para mi alivio. ―Será mejor que te muevas, entonces‖ dijo él. Bien. Tenemos lugares para estar, como de costumbre. ―La única cosa que lamento sobre parar a dormir un poco aquí, es la faltade una ducha normal‖ suspiré. Bones resopló con diversión. ―Ven ahora, el rio es muy refrescante‖. Con cuarenta grados, "refrescante" era una manera de describir el tipo deversión de la tubería al interior de la cueva. Bones movió la losa de piedra delcamino para poder salir de la habitación, poniéndola de vuelta antes que migatito pueda saltar hacia afuera, también. ―El truco es saltar‖ él continuó, tomar las cosas con calma no significaque sean más fáciles. Disimulé mi risa. Ese consejo podría aplicarse también a navegar en elmundo de los no muertos. Bien. Saltamos hacia el helado río apareciendo.Luego llegó el momento de encontrar la verdadera razón por la que habíamosvenido a Ohio. Con suerte, nada estaba sucediendo en mi estado natal, exceptopor algunos casos eventuales de colmillos presos de la violencia. Eso esperaba, al menos. El sol de la tarde todavía estaba alto en el cielo al tiempo que Bones y yollegamos a la fuente del centro comercial Easton. Bueno, a una calle de ahí.
  8. 8. JEANIENE FROST FORO AD’ 8Tuvimos que asegurarnos de que esto no fuera una trampa. Bones y yoteníamos un montón de enemigos. Dos guerras recientes con vampiros locausaron, por no hablar de nuestras anteriores profesiones. No sentí ninguna energía excesiva sobrenatural, excepto un pequeñocosquilleo de poder en el aire que denotaba uno, o tal vez dos vampiros jóvenesmesclados con la multitud. Sin embargo, ni Bones ni yo nos movimos hasta queuna nebulosa, de una forma indefinida atravesó el estacionamiento hasta dentrode nuestro coche de alquiler. ―Dos vampiros están en la fuente‖ afirmo Fabián, el fantasma que decierta forma adopte. Su contorno solidificando hasta que parecía más a unapersona y menos a una nube espesa de partículas. ―Ellos no me notaron‖. A pesar de ese era el objetivo, Fabian se puso casi triste en esa últimaparte. Al contrario de los seres humanos, los vampiros pueden ver fantasmas,pero en general ellos los ignoran. Estar muerto no significa que las personasautomáticamente se lleven bien. "Gracias, compañero" dijo Bones. "Mantén la vigilancia para asegurarnosde que no tienen cualquier sorpresa desagradable esperando por nosotros‖. Lascaracterísticas de Fabian se fueron borrando hasta que todo su cuerpodesapareció. ―Se suponía que solo conoceríamos a un vampiro‖, reflexione. ―¿Quepiensas de nuestro contacto teniendo un amigo con él?‖ Bones se encogió de hombros. ―Pienso que será mejor que tenga una muybuena sangrienta razón para ello.‖
  9. 9. JEANIENE FROST FORO AD’ 9 El salió del auto. Y yo hice lo mismo, dándole a los cuchillos de plataescondidos en uno de mis guantes, un leve golpe tranquilizador. Nunca salía decasa sin ellos, era mi lema. Cierto, este es un lugar público lleno de gente peroeso no garantiza seguridad. Los cuchillos tampoco, pero inclinaban la balanza anuestro favor. Lo mismo que con los otros dos vampiros estacionados más abajode la calle, listos para entrar en acción si esto terminaba en algo diferente de unacharla. Los aromas me asaltaron cuando me acerque a la fuente del patio.Perfumes, olor corporal, y varios productos químicos fueron los más fuertes,pero en el fondo era otra cosa que yo comenzaba a descifrar mejor. Emociones.El miedo, la ganancia, el deseo, rabia, amor, tristeza… todos… se manifiestan enperfumes que varían del suavemente aromático al amargamente rancio. Nosorprendentemente, las emociones desagradables tenían los aromas más duros.Caso en cuestión: Ambos vampiros sentados en el banco de concreto tenían elolor de frutas podridas del miedo que de ellos emanaba antes de que Bones lesdiera una mirada acallándolos. ―¿Cual de ustedes es Scratch?‖, pregunto con voz nítida. El único con rayas grises en su cabello se levantó. ―Yo soy‖. ―Entonces puedes quedarte, pero él--‖ Bones hizo una pausa para dar unpequeño movimiento de cabeza al otro esquelético vampiro ―--pueden irse‖. ―¡Espera!‖ Scratch bajo la voz y se acercó a Bones. ―Calculo que estasaquí para hablar conmigo acerca de..? El podría tener algunas informacionsobre eso.‖ Bones me miro. Yo levante un hombro, en una media encogida dehombro. ―Puede que esté bien escuchar lo que nuestros invitados inesperadostienen que decir‖, comente.
  10. 10. JEANIENE FROST FORO AD’ 10 ―Soy Ed‖ dijo el vampiro, con una mirada nerviosa sobre el hombro deBones para mí. ―Scratch no me dijo que pensaba conocerlos a ustedes aquí‖. Por la expresión de Ed, imagine que entre mi cabello carmesí, el grandiamante rojo en mi dedo, el acento Ingles de Bones y el hormigueo del aura depoder que emanaba, Ed había descubierto quiénes éramos. ―Eso es porque él no lo sabía‖, Bones respondió fríamente. Susemociones estaban ahora atrapadas detrás del muro impenetrable que usaba enpúblico. Aún así, cualquiera podría entender por el tono de voz de Bones,cuando continuo. ―tomo eso como que las presentaciones no son necesarias? La mirada de Scratch se deslizo hacia mí, entonces soltó. ―No‖, ―tú eresBones, y ella es la Reaper‖. La expresión de Bones no se suavizo pero yo sonreí con mí mejor yo noestoy-yendo-para-matarte. ―Llamame Cat y ¿por qué no buscamos alguna sombra para hablar eh? Un restaurante francés con sillas al aire libre estaba cerca, así que loscuatro encontramos una mesa con sombrilla y nos sentamos como si fuésemosviejos amigos que pasan el rato. ―Dices que tu Maestro fue asesinado hace algunos años, y no dejo a nadiepara cuidar de los miembros de su línea― Bones declaro a Scratch, después elmozo tomo las ordenes de nuestras bebidas. ―Un grupo de ustedes se reunió para vigilarse los unos a los otros.Cuando hiciste el primer anuncio de que algo extraño estaba sucediendo?. ―Hace varios meses, alrededor del año pasado‖ Scratch respondió. ―Alprincipio, solo pensaba que algunos de los muchachos habían huido de laciudad sin avisar a nadie. Hemos mantenido un ojo en eso, pero nosotros no
  11. 11. JEANIENE FROST FORO AD’ 11somos niñeras ¿sabes? Entonces, cuando más de nosotros desaparecieron,personas que normalmente decían algo antes de despegar… bueno. Hizo que elresto de nosotros nos empezamos a preocupar. Yo no lo dudaba. Como vampiros jóvenes, sin maestro, Scratch y otroscomo el estaban en la parte inferior de la jerarquía en el mundo no muerto. Yopodría tener algunos problemas con el sistema feudal vampírico no muerto,pero cuando se trata de proteger a los miembros de su línea, la mayoría de losvampiros Maestros son unos malditos vigilantes. Incluso los malos. ―Entonces, mas ghouls comenzaron a mostrarse en el área‖, continuóScratch. Me tense. Por esta razón, Bones y yo habíamos dejado nuestra casaBlue Ridge después de que apenas hubiésemos desempacado, solo para venir aOhio. ―Hey, es una zona de juegos no muertos aquí,‖ continuó Scratch,ignorando mi incomodidad. ―Muchas ‗líneas Ley‘*(campo magnético terrestre)y divertidas vibraciones, así que no pensamos nada acerca de todos loscomedores de carne apareciendo. Pero algunos actos realmente molestan a losvampiros. Asediar a los sin Maestros, seguirlos hasta la casa, comenzar peleas…eso nos hizo pensar que tal vez ellos estaban detrás de las desapariciones. Elproblema es que no le importa a nadie, ya que no pertenecemos nadie. Estoysorprendido que a ustedes les interese, francamente‖. "Tengo mis razones‖, dijo Bones en el mismo tono impasible. Él nisiquiera me miro. Siglos de fingir desprendimiento hizo de él un especialista eneso. ―Si lo que estas buscando es dinero, no tenemos mucho‖, Ed salto.―Además de eso, pensaba que estabas retirado del asesinato a sueldo desde quete mezclaste con línea del Mega-Maestro, Mencheres". Bones arqueo una ceja. ―Intenta no pensar muy seguido, solo vaslastimarte‖. Respondió amenamente.
  12. 12. JEANIENE FROST FORO AD’ 12 La cara de Ed se contrajo, pero cerró la boca. Escondí una sonrisa. Nomires los dientes de un caballo regalado—especialmente cuando muerde. "¿Tienen alguna prueba de que los ghouls puedan estar envueltos en losdesapariciones de sus amigos?‖ pregunte a Scratch, volviendo al asunto. "No. justamente parece más una coincidencia que siempre que uno deellos desaparece, fueran vistos por última vez en un lugar donde alguno de esosghoul estaban‖ ―¿Que lugares eran esos?‖ Pregunte. ―Algunos bares, discotecas--‖ ―Nombres‖, presiono Bones. Scratch comenzó a nombrarlos, pero de repente, su voz fue reprimidapor un diluvio de otras. ―…cuatro horas más para conseguir un descanso…‖ ―...recordaste pedir el recibo por eso? Por si no encaja, ya estoyvolviendo… ― ―…si ella mira otro par de zapatos, voy a gritar…‖ El súbito silencio de la conversación intrusiva no provenía de loscompradores a nuestro alrededor—Había sintonizado incluso antes de que nossentáramos. Eso venia de dentro de mi cabeza. Me sacudió como un golpe, mimano voló hacia mi frente. Oh mierda. No otra vez.
  13. 13. JEANIENE FROST FORO AD’ 13 Capítulo 2 TRADUCIDO POR GLAD CORREGIDO POR REPRISSE ―¿Qué hay de malo Gatita?‖ pregunto Bones de inmediato. Ed y Scratch también me dieron miradas preocupadas. Forcé una sonrisa,mientras luchaba para concentrarme en ellos en lugar de la gran cantidad deconversaciones que repentinamente habían aparecido en mi mente. ―Solamente, um, un poco de calor aquí‖, murmuré. Maldita fuera si fueraa contarle a dos vampiros desconocidos la causa real de mi problema. La mirada de Bones viajó sobre mi cara, sus ojos marrones oscuros no seperdían nada, mientras esas voces despiadadamente continuaron rechinando enmi mente. …nadie me vio. Espero poder quitar la etiqueta de seguridad… …Voy a darle algo que lo haga llorar pronto… …si ella no se aparece en cinco minutas. Comeré sin ella… ―Yo, ah, necesito un poco de aire‖. Barbullé antes de reconocer laestupidez dentro de esa excusa: Uno, que ya estábamos al aire libre, y dos, yoera un vampiro. Ya no respiraba, y mucho menos, ya no tenia condiciones desalud a las que le podía atribuir mi repentino extraño comportamiento. Bones se puso de pie, tomando mi codo y asintiendo un ‗Quédense aquí‘por sobre su hombro hacia Ed y Scratch. Caminé rápidamente, intentando concentrarme más en la fría presión desu mano que de a dónde iba. Mi cabeza estaba gacha, porque probablemente
  14. 14. JEANIENE FROST FORO AD’ 14mis ojos se habían vuelto verdes brillantes debido a la agitación. Cállense,cállense, cállense, canté hacia la no deseada multitud en mi cabeza. El estruendo en mi mente pareció amplificar los ruidos de la gentearremolinándose a nuestro alrededor, hasta que todo se confundió en una clasede estática. Creció, abrumando mis otros sentidos, haciéndome difícil enfocar laatención en cualquier otra cosa excepto las voces implacables abalanzándosesobre mí desde todos lados. Luché por empujarlos hacia atrás, concentrándomeen cualquier cosa excepto los sonidos que parecieron crecer con cada segundo. Algo duro presionó en contra de mí al mismo tiempo que una rectabarrera, más dura se aplanó a mi espalda. Por debajo del charloteo atronadorque ahora mismo bombardeaba mi mente, oí una familiar voz inglesa. ―…Muy bien, cariño. Oblígalos a retroceder. Escúchame a mí, no aellos…‖ Intenté imaginar las incontables voces en mi cabeza como un canal deTelevisión que solo necesitaba bloquear—con mi fuerza de voluntad siendo elcontrol remoto. Sus dedos acariciaron mi cara, su toque era un ancla del quesaqué fuerza. Con gran esfuerzo, separé mi mente del bullicio, separándome amí misma del ruido que quiso consumir el resto de mis sentidos. Luego devarios minutos de obstinada concentración, el rugido mental se apaciguo en unrefunfuño molesto pero manejable. Era similar a los sonidos de los compradoresa nuestro alrededor, ajenos al hecho de que estaban cerca a mordaces criaturasque se supuestamente no existían. ―Tengo que dejar de beber tu sangre‖, le dije a Bones cuando me sentí ensuficiente control como para abrir los ojos. Una mirada alrededor demostró quenos había apoyado contra un pilar en lo que probablemente parecía un abrazoapasionado, a juzgar por las miradas inclinadas que nos lanzaban. Bones suspiro. ―Te harás más débil‖.
  15. 15. JEANIENE FROST FORO AD’ 15 ―Pero cuerda‖, sumé. Y más segura, también, porque si centenares devoces repentinamente se estrellaban violentamente contra mi mente duranteuna batalla, podría ser una distracción suficiente como para ser la causa de mimuerte. Tiré de los cortos y oscuros rizos de Bones hasta que él retrocedió paramirarme. ―Sabes que éstos no pueden ser los residuos de cuándo bebí la sangrede Mencheres; Están ocurriendo más a menudo, no menos‖. Dije suavemente.―Tengo que estar recibiendo esto de ti. Y no lo puedo manejar‖. Había pensado que cambiar de un híbrido a un vampiro completosignificaba un fin a mi singularidad, pero el destino pensó diferente. Medesperté al otro lado de la tumba en posesión de dos cosas sin precedentes en lahistoria de los vampiros—un latido ocasional de corazón y con un deseo porsangre no muerta. El efecto secundario de esto ultimo significaba que absorbíatemporalmente el poder de la sangre de la que había bebido, al igual que losvampiros absorbían la vida de la sangre humana. Eso estaba muy bien, pero sibebía de un vampiro Maestro, también absorbía temporalmente algunashabilidades especiales que este Maestro tenia. Esto era genial cuándo se tratabade realzar mi fuerza, pero no tan genial cuando se trataba de otras habilidadesque estaban fuera de mi profundo control. Como la habilidad de Bones de leerlas mentes humanas. ―No te das suficiente crédito, Gatita‖, él dijo, en voz baja. Negué con la cabeza. ―Hay una razón por la cual lleva siglos para que losvampiros reciban poderes especiales, y sólo si son Maestros. Es demasiadoenfrentarme a eso. Si sigo bebiendo de ti, lo que sucedió hoy sólo empeorará. Túobviamente conseguiste el poder de leer los pensamiento que heredóMencheres, por lo cual yo comencé a recogerlo de tu sangre, también‖.
  16. 16. JEANIENE FROST FORO AD’ 16 Y si Bones comenzaba a manifestar algunas otras habilidades comoresultado del cambio de poder que había recibido de su co-gobernante, yo enrealidad no quería ser parte de ellos. Había bebido de Mencheres una vez pornecesidad, y eso me había frito por más de una semana después. Me estremecídebido al recuerdo. Nunca más, Si podía evitarlo. Las zumbantes voces en elfondo de mi mente parecieron estar de acuerdo. ―Resolveremos eso más tarde, pero necesitamos regresar ahora, si yaestás lista‖. Dijo Bones, dándole a mi cara una última mirada. ―Estoy bien. Volvámonos, antes de que se descontrolen y escapen.‖ Bones lentamente desenrosco su cuerpo del mío. El alboroto en mícabeza ahora era lo suficientemente bajo que noté a varias hembras a nuestroalrededor chequeándolo. Sellé aun más fuerte esas voces interiores. Lo últimoque necesitaba era oír un torrente de imaginaciones lujuriosas que involucrabana mi marido y otras mujeres, eso realmente amargaría mi humor. Para ser justos, no podía culparlas. Incluso en sus pantalones negros de‗marca registrada‘ con un informal suéter blanco, Bones destacaba como unajoya entre las rocas con sus rasgos finamente moldeados y el marco de sualtura, esculpida. Cada movimiento de su cuerpo enviaba ondas a lo largo deesos delgados músculos, y su piel de cristal perfecta prácticamente desafiaba alas personas a ver si se sentía tan buena como lucia—lo cuál era. Aún cuandonos conocimos por primera vez y conspiré para matarlo, la imagen de Bones sehabía metido en mi cabeza. De esa manera, era un depredador perfecto,seduciendo a su presa para acercarse lo suficientemente como para morderla. ―Estas siendo seguido por los ojos de una docena de mujeres mientrashablamos, pero estoy segura de que ya lo sabes‖. Dije en un tono sarcástico. Su boca rozó mi cuello con el más ligero de los besos, haciéndometemblar.
  17. 17. JEANIENE FROST FORO AD’ 17 ―Sólo me concentro en los deseos de una mujer‖, murmuró, el aliento desus palabras cosquilleando en mi oído. Su cuerpo estaba lo suficientemente cerca como para rozar el mío, unrecordatorio tentador de qué tan completamente él podía satisfacer cada una demis inclinaciones lujuriosas, así como de unas cuantas de las cualesprobablemente no había pensado. Sin embargo, aunque el calor comenzó allenarme, teníamos que investigar desapariciones. Cualquier investigacióníntima entre lo dos tenía que esperar. Como si estuvieran de acuerdo, el grupo de voces en mi cabeza se elevonuevamente, cortando la sensualidad afectuosa que esta cercanía habíadesatado en mí. ―No sé cómo puedes estar de pie oyendo esta explosión en tu mentetodos los días‖, murmuré, negando con la cabeza como si eso pudiera aclararla. Él me dio una mirada insondable mientras se apartaba. ―Mientras esoeste siempre allí, es más fácil de ignorar‖. Tal vez fuera cierto. Puede que si no tuviera sólo mis propiospensamientos llenando mi cabeza, fuese menos abrumador escuchar lasfrecuencias mentales de otras personas. No lo sabía. Sin embargo, no quería seguir bebiendo la sangre de Bones paraaveriguarlo. ***
  18. 18. JEANIENE FROST FORO AD’ 18 Ed y Scratch no hicieron ningún comentario acerca de nuestra abruptapartida cuando Bones y yo volvimos a sentarnos con ellos. Sus expresiones eranconvenientemente suaves, pero las miradas furtivas que lanzaron hacia mi lodecía todo. Ellos se preguntaban qué diablos había ocurrido. ―Creo que olí a alguien que conocía‖, ofrecí, vaciando el gin-tónic quehabía llegado junto a las otras bebidas mientras Bones y yo estábamos ausentes. Era una mentira obvia, pero Ed y Scratch hicieron ruidos placenteros yfingieron creerlo. Bones les dio una mirada que no se prestaba a más preguntassobre el tema. ―Entonces, ¿algunos nombres de los lugares que los desagradablescomedores de carne tienden a frecuentar?‖ pregunto Bones, como si no hubierahabido interrupción en la conversación. Scratch codeó al otro vampiro. ―No, pero Ed tiene algo que decirte‖. Ed lucia renuente pero luego enderezó sus hombros. ―Un amigo mío,Shayne, me llamó anoche y dijo que nuestro amigo Harris fue golpeado como lamierda por unos ghouls en un club. Shayne iba a irse a casa con Harris paraevitar alguna otra paliza más contra él. El asunto es que, he estado llamando almóvil de Shayne todo el día, pero no me ha contestado, y él no es así. Cuandose lo conté a Scratch, me dijo que viniera aquí porque él conocía a personas quepodrían ayudarnos‖. ―¿Sabes dónde vive Harris?‖ Pregunté de inmediato. ―Sí, no está muy lejos de aquí, en realidad‖ ―Sin embargo, ¿no fuiste allí para ver como estaba él?‖ pregunto Bonescon pesado escepticismo.
  19. 19. JEANIENE FROST FORO AD’ 19 Ed le dio a Bones una mirada cansada. ―No, e incluso aun no lo haré amenos que pueda obligar a varias personas a ir conmigo. No quiero ser elsiguiente vampiro al que nadie escuchó. Juzga todo lo que quieras, pero notengo un montón de poderes que pateen el culo para protegerme de lo que lesocurrió a Shayne y Harris—si los ghouls que lo hicieron están todavía allí‖. Simpatía fluyó de mí, opacando las voces que todavía resonaban en mimente. Ed y Scratch estaban haciendo lo mejor que podían, mirando desdefuera a sus amigos que vivían en difíciles circunstancias en un mundo dondeestaban cerca de los ciudadanos de segunda clase. Sabía por experiencia comojodía tener la impresión de que nadie cuidaba tu espalda cuando los monstruoshusmeaban alrededor. Por supuesto, técnicamente, Ed y Scratch, también eranmonstruos. No obstante, también lo era yo. Y en este caso, eso era algo ventajoso. Bones me miro y arqueo una ceja. ―Hagámoslo‖. Dije a la pregunta tácita. Él se levantó, haciendo chasquear sus nudillos rápidamente, como unexperto, y luego lanzo varios billetes sobre la mesa. ―Muy bien entonces, compañeros. Vamos a ver si el móvil de Shayne deverdad solo está descargado‖. *** Las palabras de Ed eran verdaderas. El apartamento de Harris estaba asólo veinte minutos. Lo cual encontré irónico ya que estaba a sólo una milla dedistancia del complejo de en el que yo había residido cuando fui a OSU (OhioState University), aparentemente en otra vida. Si Bones noto la proximidad conaquel viejo lugar, no hizo comentarios sobre eso. Él lucia estar más enfocado en
  20. 20. JEANIENE FROST FORO AD’ 20el exterior del edificio, intentando coger cualquier vibra de peligro en suinterior. No podíamos arriesgarnos a enviar a Fabian para hacer unacomprobación. El fantasma se había colado en nuestro coche cuando nosmarchamos, inadvertido para Ed o Scratch, pero si enviáramos a Fabian pordelante, eso atraería la atención hacia nuestro amigo fantasma. Los hormigueos de poder en el aire llegaron desde nuestras espaldas enel estrecho estacionamiento. Ed y Scratch se sacudieron con fuerza pero Bonesno se sobresalto. Ni lo hice yo. Eran Tiny y Band-Aid, nuestros respaldos quenos habían seguido desde el centro comercial. ―Tiny, Band-Aid, mantengan un ojo sobre estos dos por un momento, ¿loharán?‖ Bones dijo antes de caminar a grandes pasos hacia el complejo. Fui conél, encogiéndome de hombros dentro de mi largo abrigo de cuero. No eraporque tenía frío en el último y caluroso día de verano, pero mi abrigo teniavarias libras de cuchillos de plata. Cierto, había metido cuchillos debajo de miblusa, pero estos eran más cortos y eran para lanzarlos contra los vampiros.Sólo la decapitación mataba a un ghoul, lo cual significaba que necesitaba hojasmás grandes por si alguno de estos siniestros miembros de esa especie nosesperaba dentro. Bones inhalo una vez cuando alcanzamos el segundo piso. Yo también lohice. Las puertas principales estaban en una línea frente al estacionamiento, conel aire fresco alejando la mayor parte de los perfumes delatores de susocupantes, percibí un soplo de algo inhumano llegando desde la segundapuerta. También Bones, porque sus pasos se aceleraron. Inhalé otra vez, minariz se arrugo cuando nosotros ya estábamos casi en esa puerta. Bones sedetuvo para darme una mirada sombría. Las persianas estaban bajas y aplanadas, impidiéndonos mirar dentro,pero yo ya sabia lo que íbamos a encontrar. El olor a muerte era inconfundible.
  21. 21. JEANIENE FROST FORO AD’ 21 ―Llegamos tarde,‖ susurré. Viendo el candado roto en la puerta, fue casiredundante. Bones empujo la puerta abierta, moviéndose inmediatamente hacia unlado en caso de que un destello de plata acompañara su entrada. Nada semovió, sin embargo. El interior del apartamento era tan silencioso como unatumba. Y justo como una tumba, tenía cuerpos en ella. ―No siento a nadie, pero mantente atenta‖ dijo Bones mientras entraba.Yo le seguí, revisando primero las esquinas, uniéndome a Bones mientrashacíamos un barrido en el interior con tanta cautela como si supiéramos quefuerzas enemigas estaban dentro. Como lo habíamos sospechado, sin embargo,el lugar estaba vacío de todo el mundo excepto nosotros—y dos vampirosmarchitos en el piso del diminuto cuarto familiar. Las malditas voces en mi mente comenzaron a alzarse de nuevo. Nohabía tantas personas en el complejo de apartamentos, como en el centrocomercial, así que no me afectó con el mismo tipo de explosión mental, pero eracomo si mi mente se llenara del zumbido de un nido de abejas enojadas. Frotémi frente, como si eso pudiera atenuarlas, pero por supuesto, eso no sirvió denada. Bones no percibió el gesto. Su atención estaba todavía enfocada en losdos cadáveres marchitos cerca de nuestros pies. ―Luce como una emboscada al amanecer‖ señaló, teniendo en cuenta lafalta de zapatos y cómo ningún cuerpo estaba completamente vestido. ―Pobresbastardos no tuvieron oportunidad de soportar una pelea‖. La falta de desorden en el apartamento era testimonio de ello. Cuándolas criaturas sobrenaturales luchaban a muerte, por lo general obtenías algunas
  22. 22. JEANIENE FROST FORO AD’ 22mesas volcadas y alguna sangre embarrada sobre el tapete. Investigar lasmuertes de los vampiros aún era algo inusual para mí. Cierto, pasé muchosaños trabajando para una rama secreta de Seguridad Nacional rastreandohomicidios paranormales, pero en esas circunstancias, los vampiros usualmentehabían sido los perpetradores. No las víctimas. …si no pago la cuota del coche, tendré suficiente para la hipoteca… …le dije a ese bastardo que no permaneciera fuera de toda la noche otra vez… …estoy tan orgulloso de ella, se graduará con su clase… Frote mi cabeza nuevamente mientras las voces se hicieron más altas.Esta vez, Bones me vio. ―¿De nuevo?‖ ―Estoy bien‖, le dije, intentando un tono casual. Su mirada fija se volvió afilada. ―Y una Mierda‖ ―Lo tengo bajo control; no es nada para preocuparse‖. Enmendé. Eso eracierto. Los cadáveres tenían prioridad por encima de los refunfuños mentalesen mi cabeza. Por su expresión, Bones no iba a comerse mi acto indiferente, pero el relojseguía corriendo en el lugar de los hechos. Teníamos cuerpos que eliminar,evidencia que borrar, y asesinos que encontrar. Bones alzo su voz. ―Ed, ven aquí‖. La cara del esquelético vampiro fue aplastante cuando entró y vio loscuerpos. ―Oh, mierda‖, gimió.
  23. 23. JEANIENE FROST FORO AD’ 23 ―¿Son Shayne y Harris?‖ pregunto Bones, en un tono más apacible queantes. Ed se inclinó, oliendo cada cuerpo. Los vampiros nunca podían lucir undía más viejos de cuando fueron cambiados, pero todo eso terminaba en lamuerte. Después de la muerte, el cuerpo de un vampiro rápidamente sedesintegraba a su edad verdadera, lo que significaba que la mayoría de lasveces, no había nada sobrante además de restos momificados en el interior decualquier ropa con la que ellos muriesen. Estos dos cuerpos no eran laexcepción. Ed se sentó a cuclillas junto al cuerpo vestido de mezclilla. ―esos sonellos‖, dijo en una voz más gruesa. Entonces gruñó, ―¡Jodidos ghouls!‖. ―¿Por qué no sales?‖ Le dije, dándole al brazo de Ed una palmada. Nohabía nada más que él pudiera hacer, pero Bones y yo aun teníamos cosas deque encargarnos. Ed dio otra larga mirada hacia los cadáveres de Harry y Shayne antes deque se levantara y saliera. Suspiré. Esto era malo por tantas razones, y la penade Ed era sólo una parte de ella. ―¿Por qué crees que dejaron los cuerpos?‖ Le pregunté a Bonesquedamente. ―Ed y Scratch no habían escuchado acerca de cuerpos dejados niotras desapariciones. ¿Piensas que los asesinos fueron interrumpidos?‖ La mirada fija de Bones barrio los alrededores del cuarto. No tardódemasiado; el área sólo consistía en una diminuta cocina y un gran cuartofamiliar suficiente para solo un sofá tamaño completo. ―No, cariño‖, dijo al fin. ―Creo que quien fuese que haya hecho esto tuvotiempo para tomar los cuerpos, pero escogió no hacerlo.‖
  24. 24. JEANIENE FROST FORO AD’ 24 Tragué. Eso podía ser el resultado que había visto en el pasado deasesinos que dejaban los cuerpos atrás porque pensaban que eran demasiadolistos para ser atrapados. Pero desafortunadamente, no pensaba que este fuerael caso. En lugar de eso, esto parecía la afirmación de un problema mucho másgrande—asesinos que querían que supiéramos quiénes eran. Sólo un idiota noetiquetaría a los ghouls como sospechosos número uno después de habergolpeado a Harris, la tarde antes de que él y Shayne fueran asesinados. Losghouls sabían que dejando los cuerpos aquí, prácticamente firmaban susnombres sobre ellos. Sólo había una razón que pude pensar—quienquiera que estaba detrásde esto se sentía lo suficientemente fuerte como para salir desde detrás de lascortinas. Este bien podría ser un anuncio de que los ghouls comenzaban laintensificación de sus ataques, y yo no creía que eso fuera una coincidencia yaque habían elegido comenzar a exhibir los cuerpos de los vampiros en la mismazona en la que yo había crecido. No, yo estaba tomando esto como unadeclaración de No nos puedes detener. Reaper, y maldita sea si dejaba que esose interpusiera. Los vampiros podrían ir desapareciendo en otras áreas,también, pero aquí los perpetradores se anunciaban en voz alta dejando loscuerpos. Si no se trazaba una línea en la arena aquí mismo, entonces casiestábamos invitando a que las cosas se pusieran peores en algún otro sitio. ―Pero no hay mucho que cualquier otro haga al respecto, ¿no?‖ Preguntéen un torrente de frustración. ―Mi viejo equipo no se involucrara porque sólointervienen cuando los no-muertos atacan a los humanos. La comunidadvampírica sólo se encogerá de hombros porque Shayne y Harris están sinMaestro. Ed y Scratch no pueden enfrentarse a un montón de ghouls por simismos, y si vamos tras los asesinos y su líder es quién pienso que es…seremosjuguetes en las manos de ese bastardo‖.
  25. 25. JEANIENE FROST FORO AD’ 25 Bones se me quedo mirando sin pestañear. ―Tienes razón con respecto atu viejo equipo, la comunidad vampírica, y cómo no podemos ir abiertamentetras esos ghouls si Apollyon está involucrado‖. Apollyon. Una imagen del ghoul –con siglos de antigüedad, su cuerpoagazapado y su casi ridículo peinado—cruzó por mi mente. Aparentemente—sabelotodo Apollyon, podía estar en el fin de la mierda promedio pero el añopasado, había logrado incitar un infierno de bastantes problemas. Bones casimurió después de que los ghouls nos atacaron en París hace varios meses, yademás los ghouls apoyaron a otro vampiro Maestro en su intento de obligarmea regresar a él. Toda cortesía de Apollyon se volvió retorica. A pesar de queesperaba estar equivocada, sabía que él era el que está detrás de estos ataques,también. Por supuesto, eso significaba que todas estas terribles cosas estabanocurriendo por mi causa. ―No podemos dejar que el o los otros lleguen más lejos con esto‖, gruñí. La boca de Bones se rizo en una depredadora sonrisa. ―Gatita… dije queno podemos ir abiertamente tras ellos‖.
  26. 26. JEANIENE FROST FORO AD’ 26 Capítulo 3 TRADUCIDO POR ARACELI Una gran sombra se asomo cruzando el umbral, tapando el sol cuandoTiny2 entró en el apartamento. El apodo del vampiro era irónico, porque eraenorme en una forma que haría que incluso el mítico Conan se sintierainseguro. "Los policías están llegando", dijo. Yo había oído el gemido de las sirenas aumentando cada vez más cercaen los últimos dos minutos. Supongo que uno de los vecinos había conseguidoponerse muy nervioso al ver a varias personas con aspecto siniestro alrededordel camino de entrada. Ellos obviamente no habían oído la lucha a muerte quehabía tomado lugar varias horas antes o nosotros no hubiéramos sido losprimeros en la escena. "Sigue husmeando por aquí, yo voy a manejarlos", le dije a Bones. Siteníamos suerte, Bones podría reconocer el olor de uno de los asesinos. En susdoscientos veinte y tantos años como un vampiro, se había encontrado unmontón de gente no-muertos, y el olor era tan único como una huella digital. A pesar de todo, no tenía muchas esperanzas de que resolviéramos estosasesinatos tan fácilmente. Bones podía conocer un montón de gente no-muerta,pero los vampiros y ghouls cubrían alrededor de cinco por ciento de lapoblación mundial. Incluso con la extensa historia de Bones, eran demasiadospara que Bones conociera a cada uno de los sin pulso, personalmente. pequeño, pulgarcito2
  27. 27. JEANIENE FROST FORO AD’ 27 Bones miró a Tiny, quien me siguió afuera. No levante mi móvil, perohabía sido mi primer instinto. Usar mis conexiones con el gobierno paraahuyentar a los policías fuera de la escena del crimen se había vuelto un habitodespués de los años en mi antiguo trabajo. Esta parte, sin embargo, era todavíarelativamente nueva. "Oigan" grité cuando los policías llegaron y salieron del coche patrulla."Me alegro de que estén aquí, estaba a punto de llamar". "¿Vive usted aquí, señora? Hemos recibido un informe sobre personassospechosas merodeando en el área" dijo el policía rubio, mirando a Tiny deuna manera cautelosa. La mano de su compañero se movió a su pistola. "Muestra esa piel de nuevo y voy a olvidar que no tengo hambre"murmuró Tiny, tan bajo que los policías no podían oírle. Ahogué una risa y me dirigí a los policías de nuevo. "Yo no vivo aquí,pero el lugar de mi amigo fue asaltado. ¿Pueden echar un vistazo?" El policía me dio otro vistazo mientras subía las escaleras al segundopiso. Me sonrió de una manera inofensiva y me asegure de que mis manosvacías estuvieran bien a la vista. Por supuesto, un policía meticuloso sepreguntaría por qué llevaba una chaqueta larga durante una tarde de verano. Cuando estuvieron a unos tres metros de mí, mis ojos grises se pusieronverde brillante. Los miré fijamente, dejando que el encierro del poder deNosferatu nublara sus mentes. ―Nada está pasando aquí", les dije en una firme y agradable voz". "Den la vuelta y váyanse, la llamada fue una falsa alarma". "Nada está pasando", entonó el oficial rubio.
  28. 28. JEANIENE FROST FORO AD’ 28 "Falsa alarma", repitió su amigo, su mano dejo la pistola. "Eso es correcto. Continúen. Servir y proteger en algún otro lugar". Ambos se dieron la vuelta y volvieron a su coche sin decir una palabra,comenzaron a conducir. Antes de convertirme en un vampiro, esto hubieratomado veinte minutos y dos llamadas telefónicas para obtener el mismoresultado, a menos que Bones mirara verde a los policías locales para que semarcharan. El control mental vampírico claramente hacia fácil acortar lostrámites burocráticos cuando había escenas del crimen. Bones apareció en la puerta del apartamento sosteniendo dos delgadosbultos, cubiertos por una fina sabana. Para cualquiera de aquellos curiososvecinos, él podría estar cargando persianas de forma horizontal en vez de loque yo sabía que eran- los restos de Shayne y Harris. "Tiny, pone esto en tu bota", dijo Bones. Tiny miró a sus pies en la confusión. Yo resoplé. "Se refiere a tumaletero*. El Inglés británico puede ser confuso a veces". "Eso es sólo porque ustedes los yanquis siguen cambiando el nombre delas cosas", respondió Bones con una mirada maliciosa, entregando los cuerpos aTiny. Luego salto por el balcón, aterrizando en el estacionamiento sinproblemas a su paso cuando él se acercó a Ed y Scratch. Ambos vampirosconsideraron a Bones con tristeza. "¿Qué estás haciendo con sus cuerpos?" preguntó Ed. "Enterrarlos en otra parte", respondió Bones. Scratch pasó una mano por su pelo gris-veteado. "Supongo que estasfuera ahora que has descubierto lo que quería saber".
  29. 29. JEANIENE FROST FORO AD’ 29 Scratch sonó resignado. Yo atrapé una leve sonrisa de Bones cuando bajéal estacionamiento por el camino habitual de las escaleras. "Métanse en el coche", muchachos. Tenemos algunas cosas que discutir". Yo estaba luchando por el volante con Bones cuando Ed y Scratch concautela subieron a nuestro asiento trasero. Desde mi espejo retrovisor vi a Tiny meter los restos de los dos vampirosen su maletero, luego, tanto él como Band Aid estaban dispuestos a irse. "¿De regreso al centro comercial?‖ pregunté, saliendo de la entrada. "Eso está bien, Gatita" respondió. Su brazo descansado en el respaldo desu asiento a la vez que se acomodaba para descansar mientras miraba a Ed yScratch. "¿Tratarían de llevar a los asesinos de sus compañero ante la justicia situvieran ayuda?" les preguntó Bones. Una burla vino de Ed. "Por supuesto. Shayne no se merecía acabar así.No conocía muy bien a Harris, pero probablemente él tampoco. "Maldita sea" murmuró Scratch. Le lancé una mirada de reojo a Bones, preguntándome a dónde iba contodo esto y seguía sin poder conectarme a sus emociones para obtener unapista. Se tocó la barbilla, pensativo. "Podría ser peligroso, incluso con ayuda". Otra burla, esta vez vino de Scratch. "Vivir es peligroso cuando estas sinmaestro, a menos que seas uno de los fuertes afortunados, pero no creo que túsepas mucho de eso".
  30. 30. JEANIENE FROST FORO AD’ 30 Una sonrisa fantasmal cruzo los labios de Bones. "Yo sé una cosa o dosacerca de vivir en peligro, de hecho, pero como ustedes no parecen estar tanbien sin maestro, ¿qué dicen de unirse a mi línea?" Mi mirada voló a Bones antes de mirar hacia el espejo retrovisor. TantoEd y Scratch miraron atónitos. Yo también lo estaba. Lo que Bones estabaofreciendo era similar a una adopción. "Piensen antes de contestar" continuó Bones. "Una vez jurado, no sepuede cambiar de opinión y obtener la libertad de nuevo a menos queformalmente lo soliciten y yo resuelva la concesión de esa petición". Ed dejó escapar un suave silbido, "¿Hablas en serio, ¿no?" "Como la muerte" respondió Bones ligeramente. "He oído que eres un hijo de puta, dijo Scratch tras una larga pausa."Pero también he oído que eres justo. Puedo hacer frente a lo mezquino y lorazonable. A estar por mi cuenta tratando de luchar contra todos los imbécilesque piensan matar a los vampiros sin maestros es una manera fácil de hacersede un nombre por sí mismo".Mi cejas se elevaron ante éste análisis contundente,pero Bones no parecía ofendido en lo más mínimo. "¿Y tú, Ed?‖ "¿Por qué estas ofreciendo esto?" le preguntó Ed, mirando a Bones conlos ojos entrecerrados. "Tu conoces nuestros niveles de poder y que nuncavamos a ser maestros. Tampoco puedes estar interesado en nuestro míserodiezmo, así que, ¿qué hay en esto para ti?" Bones encontró la mirada de Ed. "Para empezar, quiero atrapar a estosghouls, y que me ayuden con eso. También debes haber oído que las guerrasrecientes mataron a varios miembros de mi línea. Ustedes fueron leales a suscompañeros incluso después de que su Maestro murió y no tenían ningunaobligación con ellos. Luego, fueron lo suficientemente inteligente como para no
  31. 31. JEANIENE FROST FORO AD’ 31caer en una trampa potencial sin tener apoyo. Podría usar mas de esosindividuos inteligentes cuya lealtad sería hacia mí, mi esposa y mi co-gobernante sin excepción". Ed encontró brevemente mi mirada en el espejo retrovisor antes de mirarotra vez a Bones. ―Muy bien‖ dijo, cada palabra medida. "Estoy dentro". Bones sacó un cuchillo de plata. Retomé mi atención de nuevo a lacarretera antes de que causara un accidente con mis frecuentes miradas portodo el coche. Además, sabía que Bones no estaba a punto de empezar aapuñalar a Ed y Scratch. Él solo lo estaba haciendo oficial. "Por mi sangre" dijo Bones, marcando una línea en la palma de su mano,"Los declaro, Ed y, a ti Scratch, miembros de mi línea. Si traiciono estejuramento, que mi sangre sea mi pena". Entonces Bones le pasó el cuchillo a Ed, su corte sanándose antes de quelas primeras gotas de sangre salpicaran contra su pantalón oscuro. Nonecesitaba mirar hacia atrás para saber que Ed hacia un corte en la palma de sumano, el nuevo aroma tentador de sangre me dijo eso. "Por mi sangre, te reconozco, Bones, como mi Maestro" dijo Ed con vozáspera. "Si voy a traicionar este juramento, que mi sangre sea mi pena". Scratch repitió las palabras y lo acompaño con otro aroma delicioso quelleno el coche. Aparte de mi incomodidad con todo lo relativo respecto a lo de‗Maestro‘, que se incluía con el linaje de vampiro, yo ahora tenía una opresiónen el estómago solo de pensarlo. No me había alimentado desde la nocheanterior y mi próxima comida podría ser difícil de conseguir ya que tenía queencontrar a alguien aparte de Bones para beber de él. Los vampiros normalestenían un montón de opciones a la hora de comer. El poder de su mirada
  32. 32. JEANIENE FROST FORO AD’ 32significaba que podían merendar de seres humanos sin que sus donantesrecordaran que había sucedido o los vampiros intercambiaban alojamiento ycomida con los seres humanos especialmente seleccionados, a cambio desangre. Yo no tenía esas conveniencias. El control mental no funcionaba en otrosvampiros y no conocía de ningún hogar de no muertos que tuviera vampirosdisponibles para alimentarse. Además, todavía estábamos tratando demantener en secreto mi extraña dieta -y sus efectos secundarios- para que no seconvirtiera en conocimiento común. Por lo tanto, no podía pedirle al siguientevampiro que viera si podía tomar un bocado de él o ella. Scratch pasó el cuchillo manchado de sangre de nuevo a Bones una vezque terminó de jurar su lealtad. Resistí una urgencia repentina por lamer la hojay me concentré en la carretera, haciendo un resumen mental del modo quepodría conseguir sangre. Juan, un miembro de mi antiguo equipo, era un no-muerto justo hace un año, por lo que era una posibilidad. Tal vez podríaconseguir que me enviara algo de su sangre, aunque Juan se preguntaría paraqué la querría. Ninguno de ellos sabía de mi dieta extraña, aun. El mejor amigo de Bones, Spade, sabía de lo que me alimentaba y habíatenido antes su sangre, pero no quería hacer de eso un hábito, Spade era unvampiro Maestro, lo que significaba que él era demasiado fuerte. La mayoría delos amigos de Bones eran demasiado fuertes, en realidad. Maldita sea. No beber de Bones sin pasar hambre sería más difícil de loque había imaginado. "Por ahora, no le digan a nadie de nuestra asociación", dijo Bones a Ed yScratch, centrando mi atención en la situación actual. "Encárguense de susnegocios como si nunca nos hubiéramos conocido. Aquí hay un número en
  33. 33. JEANIENE FROST FORO AD’ 33donde me pueden encontrar. A la primera vista de esos ghouls, me llaman deinmediato, pero no los enfrenten. ¿Entendido?" "Lo tengo" y "Seguro‖ fueron las respuestas. Me preguntaba si ellos dehecho lo entendían. Yo lo hice, y no estaba muy emocionada. Dejé a los vampiros cerca de la fuente Easton en la que nos habíamosreunido, esperando hasta que nos alejamos un par de millas de distancia antesde que inclinara un vistazo a Bones. "Los estás utilizando como cebo". Bones se encontró con mi mirada, su mirada de color marrón sin nadaque ocultar. "Sí""Dios", murmuré. "No les permites que digan a nadie que acaban de serascendidos de sin maestro a pertenecer a un poderoso vampiro por lo que losghouls, todavía los considerarán carne fácil. Eso es ponerlos deliberadamenteen peligro". "No más de lo que estaban antes, como dijeron ellos. Pero ahora si sondañados, voy a tener derechos en virtud de nuestras leyes para investigar",respondió con una lógica fastidiosa. "Créeme Mascota, espero que nada lessuceda, y su utilidad proviene de llevarme en dirección a esos ghouls. Pero siApollyon está detrás de estos ataques, necesitamos una manera de llegar a él sinque parezca que somos unos antagonistas irracionales. Por otra parte... " Bones no tenía que terminar la frase. Por otra parte, Apollyon tendríamás combustible para los rumores de que estoy tratando de ser una especie devampiro Stalin*3. Yo mentalmente había terminado. Cierto, porque eso era loque yo ponía en mi lista de ―Cosas por Hacer‖ cada mañana. Cepillar los3 dictador ruso-hombre de acero, causante del mayor índice de muertes en el mundo, inclusosobre Hitle.
  34. 34. JEANIENE FROST FORO AD’ 34dientes. Lavar el cabello. Gobernar el mundo de los no muertos con puño deacero. "No sé por qué los ghouls escuchan a Apollyon sobre que puedo ser unaamenaza de todos modos", murmuré. "Tal vez tenga una dieta loca comovampiro, pero Apollyon ya no puede decirle a las personas que combinare lospoderes de los vampiros con los de ghoul. El cambio se encargo de despotricaresa paranoia de él. La mirada de Bones era amable, pero inflexible. "Gatita, has sido unvampiro por menos de un año. Durante ese tiempo, acabaste con un vampiroMaestro a través de la pyrokinesis y congelado decenas de vampiros en unestupor a través de la telequinesis. Tus habilidades, mas el ocasional latido decorazón, obliga a algunas personas a asustarse." "¡Pero no son mis habilidades!" estallé, "Bueno, el latido intermitente esmío, pero todos los demás fueron poderes prestados. Ni siquiera los tengo ya ysi no hubiera bebido de Vlad y Mencheres, nunca los hubiera tenido en primerlugar‖. "Nadie sabe cómo los conseguiste, o si los has perdido después de untiempo", señaló Bones. "Tal vez deberíamos decirles". Pero incluso mientras lo decía, conocía elerror. Él soltó lo que podría haber sido un suspiro. "Si Apollyon conociera lafuente de tus habilidades, él podría argumentar que puedes manifestar el poderque quisieras con simplemente beber del vampiro que lo tuviera. Mejor quesólo piense que eres extraordinariamente dotada basada en tus propiosméritos".
  35. 35. JEANIENE FROST FORO AD’ 35 En otras palabras, no importa la forma en que tratemos de arreglarlo,todavía doy la impresión de un monstruo peligroso, tomé una respiraciónprofunda con la esperanza de que el gesto familiar me calmara. No lo hizo.Todo lo que hice fue llevar el olor de la sangre a mis pulmones,comprimiéndome el estómago de una manera casi dolorosa. "Que pena que las visiones de tu co-gobernante aún no hayan vuelto consu máxima fuerza. Con ellas podríamos sacar las conjeturas de lo que esta o nohaciendo Apollyon". Bones se encogió de hombros en asentimiento. "Mencheres ha tenidoalgunos vislumbres más del futuro, pero nada relacionado con esto y todavía nopuede comandar sus visiones a voluntad. Con suerte, sus poderes volverán alcompleto pronto". Pero hasta entonces, estamos por nuestra cuenta. "Así que optamos porno decirle a nadie como absorbo poder de la sangre y usamos a Ed y Scratchpara conducirnos a estos ghouls y ver si Apollyon está detrás de ellos‖. "Así es, cariño". Cerré los ojos. No me gustaba el plan, pero en este momento, era nuestramejor opción. "Eso sólo deja una cosa más" dije, abriendo los ojos para dar a Bones unapálida sonrisa. ―Encontrar a alguien que no seas tú para alimentarme."
  36. 36. JEANIENE FROST FORO AD’ 36 Capítulo 4 TRADUCIDO POR ARACELI CORREGIDO POR REPRISSE No reconocí a los guardias que corrieron sobre la pista de aterrizaje delhelicóptero para escoltarnos a Bones y a mí dentro del complejo controlado pormi ex jefe y tío, Don Williams. Ya que otra vez, no había regresado aquí desde elaño pasado. Tal vez debería haber llamado primero. Anunciarme a la torre decontrol una vez que ya estaba dentro de su espacio aéreo no era realmente unaviso, pero Don necesitaba saber acerca de los problemas que amenazaban. Esetipo de información merecía una actualización cara a cara, en mi opinión.Además Juan estaba aquí, y esperaba que estuviera de acuerdo ante la idea dedejarme tomar algo de su sangre. Por supuesto, si fuera del todo sincera, admitiría que el viajeimprovisado en helicóptero al este de Tenessee era por algo más de informaciónque incluso alimentarme. Los negocios habían hecho que Don cancelaranuestros últimos intentos de reunirnos, por lo que había pasado meses desdeque yo había visto a mi tío. Podríamos haber tenido un comienzo difícil ennuestra relación, pero lo echaba de menos. Este viaje era una oportunidad paramatar tres pájaros de un tiro, que Don debería apreciar. Él era todo enmultitareas. Habíamos llegado a las puertas dobles de la azotea cuando Bones sedetuvo abruptamente, uno de los guardias chocó contra él. ―Sangriento Infierno‖ murmuró Bones. Mi cabeza giro hacia los lados, pero nada inusual estaba sucediendo,excepto por el guardia que lucía avergonzado por haberse estrellado contra la
  37. 37. JEANIENE FROST FORO AD’ 37espalda de Bones. Entonces, la lastima y la resolución se deslizó a través de misubconsciente. Me tensé. No eran mis emociones. "¿Qué?" Le pregunté a Bones. Su expresión pasó a ser tan controlada que el miedo se encendió en mí.Los guardias junto a nosotros intercambiaron miradas desconcertadas, pero siellos sabían cual era el problema, yo no podía decirlo. No podía escuchar lospensamientos de nadie, excepto los míos en este momento. Bones tomó mi mano. Su boca se abrió, pero antes de que pudiera hablar,se abrieron las puertas de la azotea hacia el exterior y un musculoso vampirocon pelo castaño corto se dirigió hacia nosotros. "Cat, ¿Qué estás haciendo aquí?" exigió Tate. Ignore la pregunta de mi ex primer oficial, manteniendo mi atención enBones, "¿Qué?" Le pregunté por segunda vez. Su mano apretó la mía. ―Tu tío está muy enfermo, Gatita‖. Algo frío se deslizó hacia arriba por mi columna vertebral, miré a Tate.Por la forma severa de sus hombros, Bones tenía razón. "¿Dónde está él?" ¿Y por qué no me llamaron? La boca de Tate se torció. "Don esta aquí, en Reconocimiento Médico, yno fuiste llamada porque él no quería que lo supieras". Tate no sonaba como si hubiera aprobado esa decisión, pero la ira estallóen mí. "¿Así que el plan era no decirme a menos que hubiera un funeral al queasistir? ¡Bonito, Tate!".
  38. 38. JEANIENE FROST FORO AD’ 38 Lo empujé, sacando mi mano del agarre de Bones para precipitarmedentro del edificio. Reconocimiento Médico estaba en el segundo sub nivel, unpiso por encima del centro de entrenamiento y dos pisos por encima de dondesolíamos hospedar a los vampiros en cautiverio. Apuñalé el botón de bajada delelevador, golpeando mis pies con impaciencia. Unas pocas miradassorprendidas fueron arrojadas en mi camino por los guardias, pero no meimportaba que mis ojos estuvieran brillantes o mis colmillos presionando contramis labios. Si esos guardias no sabían sobre vampiros antes, Tate se ocuparía dealterar sus memorias para que no lo recordaran después. "¿Cómo infiernos sabes tú de Don?" Oí a Tate exigirle a Bones. "Por la escurridiza actividad de dejarlo presentable para ella" fue larespuesta de Bones. "Lectura de mente, ¿recuerdas?" Las puertas del ascensor se abrieron y entré, sin querer escuchar nadamás. Normalmente yo estaría preocupada de dejar a Bones a solas con Tate yaque los dos juntos, eran como el aceite y el agua. Pero ahora, todos mispensamientos estaban en mi tío. ¿Qué pasaba con él? ¿Y por qué iba a prohibirque alguien me dijera algo al respecto? Yo casi salí corriendo del ascensor cuando se abrió en el segundo piso,corriendo por el pasillo y atravesando las puertas que marcabanReconocimiento Médico. Ignore al personal y seguí el camino, no los necesitabapara decirme donde estaba mi tío. La tos de Don y su murmullo a alguien en laúltima habitación de la derecha me dijo eso. Desaceleré cuando llegué a la puerta, sin querer irrumpir dentro en casode que mi normalmente elegante tío no estuviera vestido. "¿Don?" llamé, sintiéndome vacilante ahora que tan sólo unos metros nosseparan.
  39. 39. JEANIENE FROST FORO AD’ 39 "Dame un momento, Cat" fue su respuesta, sonaba ronco pero no como siestuviera en peligro inminente de morir. El alivio se extendió por mí. Tal vezDon había contraído la gripe porcina o algo igualmente desagradable, peroahora se estaba recuperando. Una enfermera que no reconocí salió de su habitación, y me dio unamirada para la cual no necesitaba tener habilidades para leer la mente parainterpretarla. "Él se esta vistiendo" dijo en un tono crispado, mientras que un olormolesto a amoniaco fluía de ella. "Tomo eso como que ¿él no lo debería estar haciendo?" Le pregunté. ―No, pero eso no lo detiene‖ respondió sin rodeos. "Puedo oírte, Anne" mi tío castañeó. Ella me dio otra mirada acusadora antes de bajar la voz hasta un susurro."No dejes que se esfuerce demasiado". Una ronda de tos precedió a mi tío murmurando "todavía puedo oírte".Mis cejas se levantaron. Lo que sea que estuviera mal con la salud de Don, susoídos estaban tan agudos como siempre. Después de otra serie de topes sonidos, mi tío abrió la puerta. Llevaba unpoco arrugado la camisa de jersey combinada con pantalones de color gris ajuego con el color de sus ojos. Por un segundo, sólo parpadeé, dándome cuentade que esta era la primera vez que había visto a Don con su pelo algoalborotado y vistiendo algo que no sea un traje y corbata. "Cat, me temo que me has tomado un poco por sorpresa".
  40. 40. JEANIENE FROST FORO AD’ 40 La ironía en su voz era familiar, aunque su apariencia no. En los mesesdesde que yo no había visto a mi tío, parecía haber envejecido diez años. Lasarrugas alrededor de la boca y los ojos eran pronunciadas, el pelo gris casiblanco, y su impecable postura estaba un poco inclinada, me tragué el nudo quese abrió camino en mi garganta. "Me conoces" alcancé a decir. "Siempre soy un dolor en el culo". Don alcanzó a apretarme el hombro. "No, no lo eres. Ni siquiera cuandoestás tratando de serlo". La forma en que lo dijo, combinado con la tristeza que se dibujó en suexpresión, casi me hizo perder el control. Justo entonces supe que su condiciónera terminal. De lo contrario, Don me hubiera dicho con cariño sarcástico que sí,que era un dolor descomunal en el culo y siempre lo sería. No aferrándose a mihombro con un apretón que temblaba mientras él intentaba destellar unasonrisa. Todas las cosas que antes había descartado volvieron en un nítidoenfoque. La tos recurrente de Don las últimas veces que había hablado con él,restándole importancia como "un simple resfriado". Los planes de cancelaciónen el último minuto, reprogramándolas sólo para ser canceladas otra vez... Envolví mis brazos alrededor de él, sintiendo la pérdida de peso que suropa ocultaba, tomando una respiración profunda llené mis pulmones con elolor de los antisépticos, el sudor, y la enfermedad. Más lágrimas quemaban misojos así que parpadee para atrás. Cualquier cosa que estuviera mal en él, la sangre devampiro lo curará, me recordé a mí misma, tratando de obtener un control sobremis emociones. Don probablemente solo estaba siendo obstinado y se negababeber, a pesar de que de toda la gente sabía de los poderes increíbles de lasangre de los no muertos. Bueno, me gustaría llevarlo a reconsiderar esa estúpida decisión.
  41. 41. JEANIENE FROST FORO AD’ 41 "Así qué, he oído que no querías que supiera que estabas enfermo" dije,logrando un leve sonido de reprimenda en lugar de preocuparmehistéricamente. Punto para mí. "Has tenido suficiente con que lidiar últimamente", respondió Don. Me desprendí de él y arrastré mi mirada por la habitación. Su cama erauna de esas ajustables donde podrías tener la cabeza y los pies levantados, perocarecía de los rieles normales de hospital a cada lado de ella. Cerca, una laptopestaba abierta sobre una bandeja móvil, junto a varias carpetas apiladas, suteléfono celular, un beeper*(localizador de personas), y un teléfono interno delas instalaciones. "Que típico de ti no dejar de trabajar incluso cuando te ves como si lamuerte estuviera llamándote", dije medio en broma, medio censura. Mi tío me dirigió una mirada perversa."Puede que luzca como si lamuerte me estuviera llamando, pero eres tu quien fue llamada, recuerdas?" Yo podría haber sonreído a su chiste, pero estaba demasiado preocupabapor el tono grisáceo de su piel y la forma lenta y dolorosa en que se movíacuando dio un paso lejos de mí. Mi tío siempre había tenido una presenciaimponente, no importaba las circunstancias, pero ahora, parecía frágil. Eso measustó más que enfrentar a fuerzas enemigas estando desarmada. "¿Qué está mal para que te haya traído aquí?" Le pregunté, de nuevocontrolando mi voz más alta de lo normal. "Tengo una fuerte gripe" respondió Don, sus palabras haciéndoseásperas por la tos. "No le mientas a ella".
  42. 42. JEANIENE FROST FORO AD’ 42 La voz de Bones fluyo dentro de la sala, y unos pocos pasos adelante élapareció. Con su oscura mirada de color marrón enfocada en Don, quienvisiblemente se puso rígido. "Tus habilidades no te dan el derecho a---" "Mi linaje lo hace", interrumpí a Don, apretando los puños. "Eres mifamilia. Eso significa que tengo derecho a saber‖. Y si no me lo dices, soloenverdeceré mis ojos a tu enfermera hasta que ella lo haga. Añadí mentalmente. Don se quedó en silencio durante un largo rato, mirando Bones y a mi.Por último, su hombro se levantó en un gesto débil. ―Tengo cáncer de pulmón". Su sonrisa era forzada, pero su ingenio, suaguda ‗marca personal‘ aun estaba a la altura de la ocasión. "Parece que esasadvertencias en los paquetes de cigarrillos son correctas". Todo en mí se tensó tan pronto como él dijo la palabra ‗C‘. "Pero nunca tehe visto fumar". Solté, sorprendida ante la negación. "Lo dejé antes de conocernos, pero por treinta años antes de eso, teníacomo habito un paquete al día‖. Cáncer de pulmón. Avanzado, demasiado para que luciera de esta formay obligarse a sí mismo a permanecer en el recinto de Reconocimiento Médico.Decir que Don era un adicto al trabajo era decirlo suavemente. En todo eltiempo que lo conocía, mi tío no había tenido tiempo libre para vacaciones,feriados o cumpleaños y mucho menos días por enfermedad. Luego, en mediode mi pasmada asimilación de esta noticia, una seria mentalidad empresarialme invadió, piadosamente bloqueando el dolor, que me hizo sentir como si mehubieran dado un disparo en el estómago.
  43. 43. JEANIENE FROST FORO AD’ 43 "¿Supongo que los médicos van a operar? ¿O hacer quimioterapia?¿Ambos? ¿Qué plan de tratamiento te han dado? Suspiró. "Es demasiado avanzado para la cirugía o la quimioterapia, Cat.Mi plan de tratamiento es sacar el máximo provecho del tiempo que me queda". No. La palabra resonó en mi cabeza tan fuerte como esas vocesindeseadas que había tenido antes. Entonces estiré mis manos desde puñoscerrados que había apretado a mis lados, tratando de mantener mi voz muyserena. Llorar y el pánico no ayudarían, pero la calmada lógica lo haría. "Tal vez tu condición ha pasado lo que la medicina tradicional puedetratar, pero hay otras opciones. La sangre de vampiro curaría tus pulmones desufrir un daño mayor, tal vez incluso la remisión del cáncer---" "No" Don interrumpió. "¡Maldita sea!" -Exclamé. Demasiado para un enfoque tranquilo, racional."Estás dejando que la intolerancia estorbe en el camino de tu sentido común. Tuhermano era un idiota antes de convertirse en un vampiro, Don. Cambiar enuno no me hizo malvada, y beber sangre de vampiro para ayudar a tucondición no te volverá malvado". "Lo sé‖ dijo, sorprendiéndome. "Comencé a beber sangre de vampiropoco después de que fui diagnosticado por primera vez hace siete años. Tú lohiciste posible con los vampiros cautivos que traías de vuelta de las misionescuando estabas trabajando para mí. Tienes razón, esta puso al cáncer enremisión, pero el tiempo alcanza a todo el mundo, y lo hizo, por fin, mealcanzo". ¡Siete años! Mi mente se tambaleó. "¿Ocultaste esto todo el tiempo quenos hemos conocido? ¿Por qué?‖
  44. 44. JEANIENE FROST FORO AD’ 44 El suspiro de Don se sacudió en la garganta. "No confiaba en ti cuando teuniste al equipo, como recuerdas. Entonces, yo no quería distraerte de tutrabajo. Después descubriste que eras mi sobrina... en fin. Cosas sucedieron.Has tenido mucho con que lidiar en los últimos dos años, más que la mayoríade la gente tiene en toda su vida. Yo iba a decirte al respecto, pero quería darmetiempo para ordenar algunas cosas primero". Sabía que mi boca colgaba abierta, pero no lograba reunir la fuerza devoluntad para cerrarla. Bones se me acercó y me tomó la mano, sin palabras,apretándola. "Debes de haber tenido una razón importante para venir aquí sin llamar"dijo Don. "¿Qué está pasando?‖ No podía creer que él esperara que yo solo cambiase el tema, como si eltema de su inminente muerte no valiera la pena discutirlo. "La quimioterapia, la cirugía, y la sangre de vampiro puede que no seancapaz de ayudarte, pero yo todavía puedo". Las palabras se derramaronimprudentemente. "Soy un vampiro ahora y puedo hacerte uno también. No medebes ninguna lealtad o nada de esa basura y cambiando todo se curara--" "No"La única palabra era suave pero contundente. Mi farfullante argumento,instantáneamente se desvaneció cuando Don fue preso de una atormentada tos. ―Pero no puedes... tú no puedes solo morir ", le susurré. Se enderezó, controlando la tos. La misma voluntad feroz que habíaordenado a Tate a dispararme el día que nos conocimos aún estaba en sus ojosgrises. "Sí puedo. Se llama ser un humano".
  45. 45. JEANIENE FROST FORO AD’ 45 Tragué saliva duramente. El mismo argumento que había utilizado unavez con Bones para racionalizar por qué una relación entre nosotros no podríafuncionar acababa de ser arrojado en mi cara. Ahora sabía la frustración queBones debió haber sentido en ese momento, porque tenía una urgenciarepentina de sacudir a Don hasta que la ciega terquedad saliera de su cabeza. Pero como no podía hacer eso, probaría con otra táctica. "Eresindispensable para este operación. Si te vas, yo no seré la única que sufrirá.Piensa en el equipo". "Ellos tienen a Tate," me interrumpió Don. "Ha llevado estedepartamento durante los últimos tres meses y está haciendo un trabajoexcelente". "Tate se necesita en el campo, no para la administración", discutíamientras que aun me tambaleaba por esta nueva información. "Sólo tienes unvampiro mas y un ghoul en el equipo además de Tate. Eso no es suficientecuando vas detrás de los no muertos. Además, una grave mierda se estápreparado con los ghouls en este momento." Una tos hizo que Don pausara antes de responder. "Puede que prontotengamos otro vampiro en el equipo". Debe ser Cooper. Él era el siguiente en la línea de perder su pulso. Pareceque un montón de cambios habían sucedido. Incluso si no fuera un ex miembrodel equipo, yo pensaba que ser un amigo y familia significaba mantener unlazo. Hombre, estaba equivocada. "Cristo Todopoderoso", murmuró Bones. Don le lanzó una mirada. "Hablaremos de eso más tarde. Ahora dimequé problemas se están fomentando con los ghouls, Cat‖.
  46. 46. JEANIENE FROST FORO AD’ 46 La expresión de mi tío dijo que proseguir discutiendo las razones obviaspor las que debía salvar su vida sólo sería un sin sentido ahora. Traté demantenerme lo suficientemente completa para centrarme en el por qué habíavenido, pero me sentía como si el suelo acabara de abrirse debajo de mí. "¿Recuerdas que el año pasado un líder ghoul, Apollyon, fue quien dio aconocer la posibilidad de que yo posiblemente cambiaría en un híbridovampiro-demonio? Bueno, no se ha calmado...‖ *** Varios minutos más tarde, yo le había dado a Don todos los detalles quenosotros conocíamos. Él tiraba de su ceja como escuchaba. Cuando hubeterminado, dejó escapar un profundo suspiro. "Esos vampiros reportándose ante ti es un buen comienzo, pero no creoque sea suficiente. Si aumentan las hostilidades entre los vampiros y ghouls, losseres humanos se llevan la peor parte de la lluvia radiactiva. Necesitamos aalguien infiltrado en el grupo de Apollyon. Averiguara todo lo que nosotrosestamos sólo tratando de adivinar". Dejé escapar un gruñido. "Eso sería genial, pero hay un problema.Cualquier ghoul en el que nosotros confiemos para espiar, sería asociado aBones y lo matarían en el acto. Encontrar a alguien fuerte y confiable queApollyon no reconozca será difícil... " Mi voz se fue apagando hasta que Bones enarcó una ceja. Don me dio uncorto asentimiento. "Dave". Cerré mis ojos, odiando la idea de mi amigo en esta situación, pero Donestaba en lo cierto. Dave era inteligente, fuerte, con experiencia y ya muerto.
  47. 47. JEANIENE FROST FORO AD’ 47Bones había resucitado a Dave como ghoul hace más de dos años después deque Dave había sido asesinado en una misión, pero pocas personas en el mundono-muertos había conocido a Dave. Había estado demasiado ocupado comomiembro del equipo de Don para pasar el rato en fiestas de colmillos ocomedores de carne. "Vamos a preguntarle a él" decidí. "Permitámosle que decida si quierehacerlo. Ir encubierto siempre es peligroso, pero ir de incógnito para infiltrarseen un grupo de asesinos fanáticos no-muertos es demasiado arriesgado paraordenarlo". "Ve por él" dijo Don. "Él está en la sala de la ruina". Enfrente la mirada de mi tío intratable, con una igualmente obstinada."Voy a ir por él y vamos a hacer frente a la situación ‗ghoul‘, pero no estoyrenunciando a ti. Piensa en mi oferta. Acerca de todos los cambios positivos quepodrías hacer en el mundo si todavía estuvieras vivo". Él me dio una leve sonrisa. "Yo siempre voy a morir, Cat. Ya sea en unosmeses o unos años, es inevitable. Ya deberías haber aceptado eso, pero no es así.Has pensado con la mente de un vampiro desde el día en que nos conocimos.Tus colmillos son nuevos, pero esa es la única diferencia que veo desde quecambiaste". Me mordí el labio, negándome a reconocer que podría tener razón. "Voya buscar Dave."
  48. 48. JEANIENE FROST FORO AD’ 48 Capítulo 5TRADUCIDO POR ARACELI Bones siguiéndome, tratando de concentrarme en nada, pero la tristezade mi tío, la mirada obstinada. Click-click-click iban mis zapatos en la baldosa.Cáncer de pulmón. Click-click-click, llevándome cerca del ascensor. Más allá del dela cirugía, la quimioterapia o la sangre de vampiro. Click-click-click. Sabido por sieteaños. Una vez dentro del ascensor sin embargo, mi control se agrietó y laslágrimas empañaron mi visión. Aparte de mi madre, Don era la única familiareal que me quedaba. Mis abuelos habían sido asesinados hace varios años y mipadre estaba cumpliendo una nueva definición de "tiempos difíciles" debido aque en varias ocasiones trató de matarme. A pesar de que nuestra relaciónestaba en ninguna parte cerca de lo normal, en los últimos años, Don se habíaconvertido en lo más parecido a un padre que yo hubiera tenido nunca. Y pronto se iría. Para siempre Bones me recogió entre sus brazos. Con su altura, mi cara fue presionadaa su clavícula, su fría chaqueta de cuero contra mi mejilla mientras su manoalisaba mi pelo. Me aferré a él, hundiéndome en el oasis de sus brazos, sentía sufuerza no sólo en la musculatura de la pared de su cuerpo, sino también en elpoder que me envolvía como una nube espesa como si dejara caer el escudo desu aura. Entonces lo alejé, limpiando el rosa de mi visión con varios parpadeos. Siahora permitía que esto se alojara en mí, no sería capaz de manejar lasimportantes tareas que se venían. No estaba renunciando a Don, pero tenía que
  49. 49. JEANIENE FROST FORO AD’ 49mantenerme unida y concentrarme en lo que se necesitaba hacer. Este no era elmomento para caerme en pedazos. "Estoy bien" le dije a Bones, sosteniendo en alto una mano cuando éldebió hablar. "Vamos a buscar a Dave. Una crisis a la vez, ¿verdad?‖ Las puertas del ascensor se abrieron para revelar un oscuro apuestovampiro en el otro lado, el pelo negro recogido en una coleta suelta y sunormalmente expresión traviesa controlada. "Oye, Juan‖ dije, dirigiendo una sonrisa residual. "Querida*" murmuró, abriendo sus brazos. A pesar de que estaba molestacon él, entré en ellos, dándole un abrazo breve. "Lo siento4” susurró cuando lo dejé ir. "Sí, yo también lo siento‖ le respondí con frialdad. "Tu, Tate, Dave--todosUstedes deberían habérmelo dicho" "Don nos hizo prometer que no hacerlo. No quería preocuparte‖. Estaba demasiado molesta para reírme de la ironía de eso. "Ahora esdemasiado tarde" "Bones, mi amigo como está usted?5", dijo Juan de inmediato. Bonesrespondió en el mismo idioma, pero yo estaba demasiado distraída paramolestarme en traducir su español mientras me dirigía a la Sala de la Ruina. Apesar de mi promesa de no pensar acerca de la condición de Don, una parte demí todavía estaba ocupada planeando la manera de salvarlo. Tal vez la sangre devampiro que Don utilizaba para tratar su cáncer no era lo suficientemente fuerte. Si4 En español5 En español
  50. 50. JEANIENE FROST FORO AD’ 50comenzara a ingerir la sangre de un vampiro Maestro---como Bones o de Mencheres--tal vez sus resultados serían diferentes. Más al fondo del pasillo, las puertas dobles para el área de formación seabrieron y Tate salió. Se dirigió directamente hacia mí, pero yo ni siquiera lomiraba mientras me dirigía a grandes zancadas por el pasillo hacia la habitaciónque él acababa de dejar. Tate me tomó del brazo cuando empatamos uno con el otro. "Cat, hayalgo que necesito---" "Guárdatelo" respondí, empujando fuera su mano, "No podías correr losuficientemente rápido para contarme cuando pensabas que Bones me estabaengañando el año pasado, pero cuando se trataba de Don y algo que esrealmente verdad, entonces eres todo respeto y silencio". "Eso no es---‖ empezó, alcanzándome una vez más. Bones agarró a Tate antes de que su mano pudiera rozar mi piel,apareciendo más rápido que si se hubiera materializado del aire que nosrodeaba. "Si te apetece conservar esto‖ dijo en un gruñido, mientras que sus dedosse apretaban en el brazo de Tate. "No trates de tocarla otra vez". En cualquier otro momento me hubiera opuesto, a sabiendas de queBones nunca alardeaba y que él podía rasgar el brazo de Tate, pero hoy no meimportó. Fuera del silencio de todo el mundo acerca de la salud de mi tío. El deTate me lastimaba más. Sí, las cosas habían sido tensas entre nosotros desde queBones volvió a entrar en mi vida, pero durante mucho tiempo antes de eso, Tatehabía sido mi mejor amigo. Enfrentando la muerte juntos en innumerablesmisiones, forjando fuertes lazos entre nosotros pero esto fue el colmo para mí.
  51. 51. JEANIENE FROST FORO AD’ 51 "Mejor aún, trata de tocarme de nuevo y seré yo quien va a rasgar tubrazo" chasquee, dando un paso en torno a él para continuar por el pasillo. "Heaguantado mucho de ti a pesar de tu animosidad hacia Bones y tu negativa aaceptar que tú y yo nunca seremos más que amigos. Pero después de esto,hemos terminado, así que se mantente lejos de mí". Detrás de mí, Juan se aclaró la garganta. "Ah, querida.*." "No te molestes defendiéndolo" respondí, abriendo de un tirón laspesadas puertas de la zona que habíamos llamado Sala de la ruina debido alintenso entrenamiento que teníamos. "Yo no---" Mi voz se desvaneció mientras mis ojos se desorbitaban. Allí, en mediode la habitación, estaba una vampira morena corriendo a través de lo queparecía ser una carrera de nuevos obstáculos, fácilmente esquivando losbloques de cemento que se balanceaban hacia ella. "¿Qué?" jadee. La vampiro no me oyó. Tate murmuró algo que sonó como ‗Intentéadvertirte‘, pero no me di la vuelta. Ella esta usando un uniforme, mi mentevagamente señaló, inmediatamente seguido de ¿Por qué INFIERNOS ella estáusando un uniforme? "¡Mamá!" Le grité. "¿Qué estás haciendo aquí? Su cabeza dio vuelta-y entonces fue golpeada lejos de sus pies por elsiguiente oscilante bloque de cemento. Incluso desde la distancia, Atrapé laagraviada mirada que mi madre me echó mientras volvía atrás. "¡Crawfield descuidada!" Cooper le ladró desde su posición desupervisión en la carrera de obstáculos. "Catherine está aquí" ella respondió, señalando.
  52. 52. JEANIENE FROST FORO AD’ 52 Él se dio la vuelta, una mirada culpable cruzo sus rasgos moca. Misorpresa se desvaneció lo suficiente para marchar hacia el interior, apenasdándome cuenta que Bones murmuraba en voz baja que ellos estabansangrientamente con suerte de que mi temperamento ya no se manifestara enfuego. Él estaba en lo cierto. Si hubiera sido hace tan sólo seis meses antes, elfuego hubiera sido disparado de mis manos por esta nueva sorpresa a mis yavolátiles emociones. Tres meses antes y hubiera enterrado toda actividad en laSala de la Ruina con un apretón furioso de mi mente. Pero con esas habilidadesprestadas ya idas, todo lo que podía hacer era atacar con mi voz. "Tu tienes que estar bromeando" escupí a la sala en general". Pensé que erauna mierda que nadie me dijera acerca de la condición de Don, ¡Pero quiensabría que tenían mas secretos aún bajo la manga!" "Todo el mundo, tómense diez" Dave hablo en voz alta. La docena demiembros del equipo habían parado la extenuante actividad en la que estabaninvolucrados, marchando de la habitación---tomando la puerta opuesta a la queyo estaba más cercana, advertí. En cuestión de minutos, la sala de entrenamiento estuvo vacía de todo elmundo, pero Cooper, Dave Tate, Bones, Juan y mi madre quien era la únicaaparte de Bones que no tenía una expresión avergonzada. "Catherine, deja dereaccionar exageradamente", dijo en una forma de reprimenda mientrascaminaba hacia mí. "Después de todo, no estoy haciendo nada que tu no hayashecho por más de una década". "Y he sido casi asesinada más veces de las que puedo contar" replique,resistiendo la tentación de sacudirla.
  53. 53. JEANIENE FROST FORO AD’ 53 Su mirada azul endurecida. "Fui asesinada", respondió rotundamente."Esconderme de la maldad en este mundo no hizo nada para protegerme. Noentonces y, no las otras veces antes de esto tampoco". La culpa me apuñalo a través de sus palabras, quitando parte de mi ira.Aparte de la noche en que ella conoció a mi padre, cada otra vez que había sidomaltratada por vampiros y ghouls fue por mi culpa. Los monstruos no luchanlimpio, y cuando fueron detrás de mí, también fueron detrás de aquellos queeran cercanos a mí. El último vampiro con el que me había enredado pensabaque forzar el cambio de mi madre sería la cosa justa para darme una lección. Yosolo lamentaba no poderlo matarlo más de una vez. "Grande es la diferencia entre ocultarse del peligro y correr de cabeza asus brazos" señaló Bones en un tono más razonable del que yo había usado. "Nopuedes deshacer el mal que te causaron por tener dominio sobre tu cabeza,Justina". ―Tienes razón, yo estoy más allá del arreglo‖ dijo, una desolaciónintermitente cruzo los rasgos que parecían de unos treinta años en vez decuarenta y seis. "Pero otras personas no", prosiguió. "No puedo cambiar lo quesoy, pero matar a ese vampiro hace unos meses me mostró que al menos puedousarlo para asegurarme de que otros no terminen de esta manera". Es como escucharme a mí cuando era más joven, pensé con incredulidad.Durante mucho tiempo, odie lo que era y descargaba mi ignorancia y odio enotros vampiros, pensando que sería equilibrar la balanza en contra de mi padre.Si no fuera por Bones que me mostró que el mal era una decisión, no unaespecie, puede que aun estuviera atrapada en ese círculo vicioso deautodestrucción. Y esta fue la segunda vez en el día que había estado en el extremoreceptor de los mismos argumentos obstinados que alguna vez había utilizado.
  54. 54. JEANIENE FROST FORO AD’ 54Lancé una mirada rápida y suplicante hacia arriba. En cualquier momento en quedesees suspender los reembolsos, Dios, sería genial. "Podrías matar a cientos de vampiros y ghouls deshonestos, pero aun asíno hará que el dolor desaparezca" dije finalmente, mi sensación de déjà vucrecía mientras repetía algunas de las mismas cosas que Bones me dijo en aquelentonces. "Créeme, lo sé. Sólo aceptándote a ti mismo hará que el dolordisminuya, y eso significa aceptar incluso las partes que no te gustan o noelegiste". Mi madre miró hacia otro lado, parpadeando con un repentino brillorosado en sus ojos, "¿En serio?" Rodney me aceptaba. Mira a dónde lo llevó. "Rodney no sólo te aceptaba, él te amaba", dijo Bones en voz baja. "Deotro modo no habría muerto tratando de salvarte". Ella se giró hasta que su espalda estuvo frente a nosotros, pero a pesar deque su columna estaba recta. Vi temblar sus hombros. Quería abrazarla, perosabía que la simpatía sólo sería sal en la herida. Un abrazo no traería de vueltaal único hombre con el que ella había tenido una relación real."Voy detrás de cada sucio chupasangre que pueda" dijo después de un largomomento, aparentemente ajena al hecho de que se había ofendido así mismapor lo de su comentario de ‗sucio chupasangre. Cuando se dio la vuelta, sumirada estaba desprovista de color rosa y en su lugar se iluminó de verdevampírico. "No tienes control sobre esto. Lo único que puedes controlar es si lohago con el apoyo de tu antiguo equipo, si es que lo hago a través de su versiónde formación básica, o por mi cuenta". "Incluso con su apoyo, probablemente aun conseguirás ser asesinada. Nosabes lo peligroso que es". Dejé escapar un suspiro de pura frustración. "Porfavor, no hagas esto". Su mandíbula apretó hasta que crujír. "Lo estoy haciendo".
  55. 55. JEANIENE FROST FORO AD’ 55 "¡Dios, eres tan terca como Don!" dije harta. "Así de terca como alguien que conozco, también" murmuró Tate en vozbaja. "Cierra la boca, Tate‖ le espeté. "Gatita", Bones puso una mano sobre mi brazo. Las olas de calmaparecían arrastrarse sobre mi subconsciente, calmando mis emocionesretorcidas como un bálsamo aplicado en una quemadura. "Algunas cosas no sepueden enseñar, sólo se aprenden. Pero hay una cuestión que podemos cambiar;detener a estos ghouls radicales6. Si sus números crecen, cada vampiro estará enpeligro, incluyendo a tu madre". Bien. Ese problema no me esperaría para que intentara hacer entrar enrazón a mi obstinada familia sin sentido. Tenía que centrarme en lasprioridades. En primer lugar: Detener la letal propaganda fascista7 en lacomunidad ghoul que había dejado ya un rastro de cuerpos de vampiros sinMaestro. Entonces podría continuar intentando hablar con mi madre y mi tío desus deseos de muerte recién descubierta. Algo cínico en mí se preguntaba si los fanáticos ghouls podrían llegar aser más fáciles.6 La radicalidad en el área política se refiere a cualquier postura política que en su prácticaintente a la consecuencia lógica de sus premisas, o que sus propuestas pretendan un cambioprofundo de las estructuras sociales o políticas vigentes. Puede aplicársele en teoría a cualquiermovimiento o ideología. No debe confundirse con extremismo ni purismo.7 Fascismo: El concepto de «régimen fascista» puede aplicarse a algunos regímenes políticostotalitarios o autoritarios de la Europa de entreguerras y a prácticamente todos los que seimpusieron por las potencias del Eje durante su ocupación del continente durante la SegundaGuerra Mundial.
  56. 56. JEANIENE FROST FORO AD’ 56 Me quedé mirando a los miembros de mi antiguo equipo. "Ustedeschicos están en mi lista de mierda, tanto por ocultar esto y por ocultarme lacondición general de Don, pero tenemos problemas mucho más grande. Venconmigo para enseñarte lo que es velocidad. Mamá". Negué con la cabeza.―Vamos a hablar más tarde." Ella rehízo su cabello oscuro en una tirante cola de caballo mientras sealejaba. "Mucho más tarde. Tengo entrenamiento por las próximas horas".

×